La CIA y sus manipulaciones sobre los “gulag” soviéticos - P. Recife - publicado en la web del PCEml

avatar
RioLena
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 10246
Reputación : 20002
Fecha de inscripción : 24/03/2011

La CIA y sus manipulaciones sobre los “gulag” soviéticos - P. Recife - publicado en la web del PCEml Empty La CIA y sus manipulaciones sobre los “gulag” soviéticos - P. Recife - publicado en la web del PCEml

Mensaje por RioLena el Dom Mayo 17, 2020 8:34 pm

La CIA y sus manipulaciones sobre los “gulag” soviéticos

P. Recife

publicado en la web del PCEml



Para quienes no lo sepan, la Agencia Central de Inteligencia (Central Intelligence Agency, CIA) es la principal agencia de espionaje del Gobierno federal de los Estados Unidos. La CIA tiene sus cuarteles generales en Langley (Virginia), a pocos kilómetros de la capital estadounidense, Washington D.C. Sus empleados, por lo general, operan en las embajadas de Estados Unidos de todo el mundo. Es la única agencia de inteligencia estadounidense que goza de independencia, pues solo debe rendir cuentas al Director Nacional de Inteligencia. Por el poder del que goza la agencia, ha llegado a ser considerada como un Estado dentro del Estado.

Los presupuestos y el número de empleados de la CIA son información clasificada. En 2013, último año del que se tiene registro, gracias a las revelaciones sobre vigilancia mundial de Edward Snowden, extrabajador de la CIA y la NSA, se pudo conocer el presupuesto de las grandes agencias estadounidenses, incluyendo a la CIA, que para 2013 tenía a su disposición 14.700 millones de dólares y la integraban unos 21.575 empleados. Esto la sitúa como la agencia de inteligencia con mayor presupuesto, superando a la NSA, en casi un 50%. La agencia posee la entidad de capital riesgo In-Q-Tel, que ayuda a financiar y desarrollar tecnologías de interés para la agencia, como aviones de reconocimiento y satélites espía. La CIA con sus operaciones encubiertas y paramilitares, posee divisiones específicas para la lucha contra el “terrorismo” u operaciones cibernéticas, como la Information Operations Center (IOC).

No es de extrañar que la CIA fuera y sea el principal baluarte anticomunista del gobierno yanqui y que su principal tarea sea exactamente denigrar, desvirtuar, manipular la lucha de los comunistas del mundo entero. En el período de 1948 a 1960 su actividad anticomunista estaba centrada contra la Unión Soviética de Stalin de manera feroz y hoy documentos desclasificados de la Agencia ponen en evidencia sus rastreros y criminales métodos de manipulación. Lo que aquí exponemos deja claro como las mentiras “humanitarias” sirven para lavar el cerebro a la población y apoyar las guerras imperialistas. Alimentados por la propaganda de extrema derecha, y financiados por la CIA, los principales medios de comunicación de “noticias” describen los campos de trabajo soviéticos, también conocidos como “Gulag”, como los medios de Stalin para reprimir a los disidentes “pro democracia” (burguesa) y esclavizar a las masas soviéticas. Sin embargo, la misma CIA que, a través de la Operación Mockingbird, le dio al ejército estadounidense el control casi total sobre la prensa convencional para fomentar la desinformación antisoviética (Tracy, 2018), ha publicado recientemente documentos desclasificados que invalidan las calumnias que rodean al Gulag. Nos vamos a centrar en uno de ellos, de 1957, titulado “Campos de trabajo forzado en la URSS: Transferencia de prisioneros entre campos” sobre el Gulag, donde se evidencia la manipulación y distorsión de la realidad para sus fines.

Si bien las duras condiciones existían en los campos del Gulag, al igual que con cualquier sistema de prisiones en el mundo, el objetivo de este artículo es arrojar luz sobre los siguientes hechos: uno, la dureza de las prisiones ha sido deliberadamente exagerada por la prensa occidental, con numerosas mentiras inventadas; dos, las estadísticas con respecto a la población del Gulag han sido interesadamente infladas; tres, hubo un esfuerzo genuino del gobierno soviético por mejorar las condiciones de la prisión cuando se tuvo la oportunidad; y cuatro, los estándares de la prisión eran mucho más altos que los de muchos países capitalistas.

En ese documento (páginas dos a seis) se revela la siguiente información: uno de los aspectos que más divulgó la CIA fue el de que los prisioneros se morían de hambre porque no les daban de comer. Sin embargo, el documento reconoce que en 1952 los prisioneros de los campos recibieron siempre una cantidad garantizada de alimentos, además de alimentos adicionales por el cumplimiento de buena conducta. Que de 1952 en adelante, el sistema Gulag operó sobre la “responsabilidad económica”, de modo que cuanto más trabajaban los prisioneros, más les pagaban. Para el cumplimiento excesivo de las normas en un 105%, un día de sentencia se contabilizó como dos, lo que reducía el tiempo empleado en el Gulag en un día. Además, debido a la reconstrucción socialista de la posguerra, el gobierno soviético tenía más fondos y, por lo tanto, aumentaron el suministro de alimentos a los prisioneros.

Hasta 1954, los prisioneros trabajaban 10 horas por día, mientras que los trabajadores libres trabajaban 8 horas por día. A partir de 1954, tanto los presos como los trabajadores libres trabajaron 8 horas por día. Un estudio de la CIA de un campamento mostró que el 95% de los presos eran delincuentes reales. En 1953, se otorgó una amnistía (cuando llegó el anticomunista de Jruschev al poder y empezó a atacar a Stalin) al 70% de los “delincuentes comunes” de un campamento de muestra estudiado por la CIA. En los siguientes tres meses, la mayoría de ellos fueron arrestados nuevamente por cometer nuevos delitos.

Los hechos niegan el relato de que los prisioneros del Gulag hacían trabajo no remunerado. El trabajo, de hecho, fue forzado; sin embargo, se proporcionaron recompensas materiales (algo inaudito en las prisiones occidentales: si comparamos el sistema soviético con el de los Estados Unidos, la enmienda 13 de su constitución permite la esclavitud en prisión -cuestión que aprovechó el presidente Clinton, que tuvo esclavos en el estado de Arkansas-, por no hablar de los prisioneros víctimas de la xenofobia). Los prisioneros fueron pagados a partir de 1952 y recompensados con alimentos antes de ese año. Al mismo tiempo, el hecho destacable es que los delincuentes, no los “revolucionarios pro democracia (burguesa)”, fueron enviados al Gulag. Como todos los sistemas de justicia, ciertamente hubo errores y algunas personas inocentes fueron enviadas a las cárceles. Empero el hecho es que todo ello fue exagerado por la prensa imperialista yanqui y sus adláteres anticomunistas en el mundo. La CIA potenciaba su propaganda anticomunista dando pábulo a fascistas como Solzhenitsyn, que nunca quiso reconocer que a él, en el Gulag, le trataron y le curaron un cáncer de estómago y nunca le faltaron alimentos.

En otro documento de la CIA de 1989 titulado “El sistema laboral soviético: una actualización”, se estima que el número de prisioneros en el Gulag “aumentó a unos 2 millones” durante la época de Stalin, cifra que coincide con las estadísticas soviéticas de documentos soviéticos desclasificados. En uno de esos documentos de 1954 (Pyakhov) podemos leer: “Durante el período comprendido entre 1921 y la actualidad, por delitos contrarrevolucionarios fueron condenadas a 3.777.380 personas, incluida la pena de muerte a 642.980. Personas recluidas en los campamentos y prisiones durante un período de 25 años o menores: 2.369.220. En el exilio y la expulsión 765.190 personas.”

“Del total de convictos, aproximadamente 2.900.000 personas fueron enjuiciadas -Colegio de OGPU, NKVD y triples Reunión especial 877.000 personas- por tribunales militares y el Colegio Militar Spetskollegiev.”

“Se debe tener en cuenta … lo establecido por el Decreto … el 3 de noviembre de 1934 Reunión Especial de la NKVD que duró hasta el 1 de septiembre de 1953: 442,531 personas fueron condenadas, incluida la pena capital. 10.101 personas a prisión. 360.921 personas a exilio y expulsión (dentro del país): 57.539 personas. Y por otros castigos (tiempo de detención, deportación al extranjero, tratamiento obligatorio): 3.970 personas…
Fiscal General R. Rudenko, Ministro del Interior S. Kruglov, Ministro de Justicia K. Gorshenin.”

Los archivos soviéticos permanecieron clasificados durante décadas, para ser publicados cerca o después del colapso de la Unión Soviética. Tras la muerte de Stalin, el jefe de la NKVD (Ministerio del Interior soviético), Lavrenty Beria, ya había sido ejecutado por Jrushchev, un acérrimo revisionista y antiestalinista que traicionó la causa del socialismo. Por todo ello, es muy poco probable que la inteligencia soviética tenga un sesgo a favor de Stalin en esos documentos.

Michael Parenti, historiador italoamericano (1997, pp. 79-80), analiza más a fondo los datos proporcionados por los archivos soviéticos: “En 1993, por primera vez, varios historiadores obtuvieron acceso a archivos de la policía soviética que anteriormente eran secretos y pudieron establecer estimaciones bien documentadas de las poblaciones de prisiones y campos de trabajo. Descubrieron que la población total de todo el gulag a partir de enero de 1939, cerca del final de las Grandes Purgas, era de 2.022.976. Alrededor de ese tiempo, se inició una purga de los purgadores, incluidos muchos oficiales de inteligencia y de la policía secreta (NKVD) y miembros del poder judicial y otros comités de investigación, quienes de repente fueron responsables de los excesos del terror a pesar de sus protestas de fidelidad al régimen.”

“Los campos de trabajo soviéticos no eran campos de la muerte como los que construyeron los nazis en toda Europa. No hubo exterminio sistemático de reclusos, cámaras de gas o crematorios para disponer de millones de cuerpos …"La gran mayoría de los prisioneros de los gulags sobrevivieron y finalmente regresaron a la sociedad cuando se les concedió la amnistía o cuando terminaron sus sentencias. En cualquier año dado, de 20 a 40 por ciento de los internos fueron liberados, de acuerdo con los registros del archivo. Sin tener en cuenta estos hechos, el corresponsal en Moscú del New York Times (31/7/96) continúa describiendo el gulag como “el mayor sistema de campos de exterminio en la historia moderna”.

“Casi un millón de prisioneros del gulag fueron liberados durante la Segunda Guerra Mundial para servir en el ejército. Los archivos revelan que más de la mitad de todas las muertes del gulag durante el período 1934-53 ocurrieron durante los años de la guerra (1941-45), en su mayoría por desnutrición, cuando la privación severa era la suerte común de toda la población soviética. (Unos 22 millones de ciudadanos soviéticos murieron en la guerra.) En 1944, por ejemplo, la tasa de mortalidad en los campos de trabajo era de 92 por 1000. Para 1953, con la recuperación de la posguerra, las muertes en los campos habían disminuido a 3 por 1000.”
“¿Deberían todos los presos del gulag ser considerados víctimas inocentes de la represión roja? Contrariamente a lo que se nos ha hecho creer, los detenidos por delitos políticos (“delitos contrarrevolucionarios”) eran del 12 al 33 por ciento de la población carcelaria, que variaba de un año a otro. La gran mayoría de los reclusos fueron acusados de delitos no políticos: asesinato, asalto, robo, bandidaje, contrabando, estafa y otras violaciones punibles en cualquier sociedad “.

Así, según la CIA, aproximadamente dos millones de personas fueron enviadas al Gulag en la década de 1930, mientras que según los archivos soviéticos desclasificados, 2,369,220 hasta 1954. En comparación con la población de la URSS en ese momento, así como las estadísticas de un país como los Estados Unidos, el porcentaje de Gulag en la población de la URSS a lo largo de su historia fue inferior al de los Estados Unidos hoy o desde la década de los noventa. De hecho, según la investigación de Sousa (1998), hubo un mayor porcentaje de prisioneros (en relación con toda la población) en los Estados Unidos que en la URSS.

En una noticia bastante pequeña que apareció en los periódicos de agosto de 1997, la agencia de noticias FLT-AP informó que en los EEUU nunca antes había habido tanta gente en el sistema penitenciario como los 5,5 millones retenidos en 1996. Esto representa un aumento de 200.000 personas desde 1995 y significa que el número de delincuentes en los Estados Unidos equivale al 2,8% de la población adulta. Estos datos están disponibles en el Departamento de Justicia de América del Norte. ¡El número de convictos en los Estados Unidos hoy en día es 3 millones más alto que el número máximo jamás obtenido en la Unión Soviética! En la Unión Soviética, hubo un máximo de 2,4% de la población adulta en prisión por sus delitos. ¡En los Estados Unidos la cifra es de 2,8% y sigue aumentando! Según un comunicado de prensa publicado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos el 18 de enero de 1998, el número de convictos en los Estados Unidos en 1997 aumentó en 96%.

Al considerar EEUU a la URSS como un importante desafío ideológico, social, militar y económico, el imperialismo yanqui y sus aliados occidentales demonizaron a Stalin y la Unión Soviética. Sin embargo, después de décadas de propaganda –que aun hoy continúa, la más reciente: la infame resolución del Parlamento Europeo equiparando el nazismo al comunismo-, los archivos desclasificados de la CIA en EEUU y los de la URSS desacreditan a estos calumniadores anticomunistas. Merece especial atención el hecho de que la CIA -una fuente ferozmente antisoviética y anticomunista- haya publicado documentos desclasificados que desmienten los mitos antisoviéticos que promovió y continúa promoviendo en los medios de comunicación tradicionales e internet. Junto con los archivos soviéticos desclasificados, los archivos de la CIA han demostrado que la prensa burguesa, capitalista e imperialista ha mentido sobre el Gulag. Como en todo cuando están en la cuerda floja los intereses de la rapiña capitalista mundial, y en particular la yanqui.


•Notas:

1. Agencia Central de Inteligencia (CIA). (2010, 22 de febrero). 1. Campos de trabajo forzado en la URSS. 2. Transferencia de prisioneros entre campamentos 3. Disminuye la liberación del trabajo forzado 4. Actitud de los oficiales de prisión soviética hacia sospechosos de 1945 al final de 1955. https://www.cia.gov/library/readingroom/docs/CIA-RDP80T00246A032000400001-1.pdf
2. Hillary y Bill usaron el “trabajo esclavo”. (2017, 08 de junio): https://www.news.com.au/technology/online/social/hillary-and-bill-clinton-used-black-prisoners-for-forced-slave-labour-in-the-arkansas-governors-mansion/news-story/9af23848a5d44770b538c931c62460fe


Fuentes:

13a Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos: Abolición de la esclavitud. (Dakota del Norte): www.archives.gov/historical-docs/13th-amendment
•Agencia Central de Inteligencia (CIA). (1989). El sistema de trabajo forzado social: una actualización (GI-M 87-20081). Consultado el 12 de febrero de 2018, en www.cia.gov/library/readingroom/docs/DOC_0000500615.pdf
•Parenti, M. (1997). Camisas negras y rojos: el fascismo racional y el derrocamiento del comunismo. San Francisco, California: libros de luces de la ciudad.
•Sousa, M. (1998, 15 de junio). Mentiras sobre la historia de la Unión Soviética. http://www.mariosousa.se/LiesconcerningthehistoryoftheSovietUnion.html
•La muerte de Lavrenty Beria. (2015, 23 de diciembre): www.historyinanhour.com/2010/12/23/lavrenty-beria-summary
•Tracy, JF (2018, 30 de enero). La CIA y los medios de comunicación: 50 hechos que el mundo necesita saber: www.globalresearch.ca/the-cia-and-the-media-50-facts-the-world-needs-to-know/5471956
•In-Q-Tel: https://es.wikipedia.org/wiki/In-Q-Tel
•Resolución 2019/2819(RSP) del Parlamento Europeo “Importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa” http://www.europarl.europa.eu/doceo/document/TA-9-2019-0021_ES.html



    Fecha y hora actual: Mar Jun 02, 2020 1:35 am