Sir Winston Churchill y el Fascismo

Deacero
Deacero
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 55
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 31/12/2013

  Sir Winston Churchill y el Fascismo - Página 2 Empty Re: Sir Winston Churchill y el Fascismo

Mensaje por Deacero el Sáb Jun 07, 2014 7:18 am

Winston Churchill, fascistoide que usó armas química contra la URSS. Además soñaba con usar esas mismas armas contra otros pueblo que deseaba sojuzgar.

Winston Churchill's shocking use of chemical weapons. TheGuardian
Slacker
Slacker
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 93
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 10/05/2013
Edad : 24
Localización : Argentina

  Sir Winston Churchill y el Fascismo - Página 2 Empty Re: Sir Winston Churchill y el Fascismo

Mensaje por Slacker el Vie Oct 16, 2015 9:54 pm

Ludo Martens dijo:
[..] ¿Por qué tantos renegados han <<descubierto la verdad sobre Stalin>> (para mejorar al movimiento comunista, desde luego) pero ninguno de ellos no ha intentado <<descubrir la verdad sobre Churchill? ¡Descubrimiento que sería muchísimo más importante para <<mejorar>> el combate antiimperialista! Teniendo en su activo un medio siglo de crimenes al servicio del Imperio británico (guerra en África del Sur, terror en la India, Primera Guerra Mundial interimperialista seguida de la intervención militar contra la joven República soviética, la guerra contra el Irak, el terror en Kenia, el estallido de la guerra fría, la agresión contra Grecia antifascista,etc.etc.), Churchill es sin duda el único político burgués de este siglo que no sólo ha igualado, sino que ha superado a Hitler.


Guerra de Africa del Sur:
Si bien seguía siendo corresponsal de guerra, Churchill obtuvo una comisión en la caballería ligera de Sudáfrica. Luchó en la Batalla de Spion Kop y fue uno de los primeros en entrar en Ladysmith y Pretoria. Churchill y su primo, el Duque de Marlborough, lograron ser los primeros en entrar en Pretoria, obteniendo la rendición de los guardias bóeres que vigilaban el campo de prisioneros británicos en esa ciudad.


Primera Guerra Mundial interiimperialista:
Durante la Primera Guerra Mundial, Churchill, primer lord del Almirantazgo, tenía claro que la flota de su país debía bloquear al enemigo para hacerle pasar hambre. El resto del trabajo lo harían los aliados franceses, con su poderoso ejército de tierra. En palabras del historiador Geoffrey Regan, la política del gobierno británico “apuntaba directamente contra los civiles de los Imperios Centrales”.
El propio Churchill no tuvo inconveniente en reconocer que su objetivo no era otro que la muerte por inanición de los hombres, mujeres y niños de Alemania hasta que por fin se vieran obligados a capitular. Parecía pasar por alto que su despiadada estrategia constituía un crimen de guerra. Así lo establecía la Convención de La Haya de 1907 al hablar del bloqueo naval, siempre que estuviera destinado, como sucedía en este caso, a privar de alimentos a los civiles, no a los ejércitos enemigos.
¿Era el bloqueo un arma de destrucción masiva? De hecho, así lo entendió Alemania, que reaccionó con la guerra submarina. En Londres, mientras tanto, no existían remordimientos de conciencia. Se tomaban medidas crueles, cierto, pero estaban justificadas. Porque Gran Bretaña era una democracia y el Segundo Imperio alemán no. Es más, procurar la completa destrucción de la población enemiga equivalía a luchar por la paz. A personajes en apariencia respetables, como el fundador del scoutismo, lord Baden-Powell, no les parecía mal que los teutones sucumbieran ante las privaciones.
La situación, en efecto, era terrible tanto en Alemania como en el Imperio Austro-húngaro. Una tremenda escasez se desató en estos países durante el invierno de 1916-1917, tras la pérdida de la cosecha de patatas. La dieta promedio alcanzaba sólo las 1.000 calorías, frente a las 3.400 de los comienzos de la guerra. La tasa de mortalidad, por tanto, se disparó, sobre todo entre las mujeres, al privarse éstas de lo más elemental en beneficio de unos hijos que de todas formas morían desnutridos. En esas circunstancias trágicas, las clases trabajadoras no tenían más remedio que basar su alimentación en los nabos, el único producto que sobraba.
De entre los niños que pasaron hambre entonces surgirían muchos futuros dirigentes nazis. Así lo sostiene Paul Vincent en The Politics of Hunger.

Terror en la India:
No  es un episodio extraordinario ni atípico el hecho de que el genocidio moderno de millones de seres humanos sea totalmente desconocido para el gran público. Es la sistemática habitual de los poderes fácticos que controlan hollywood y las productoras de televisión: hablarnos del supuesto holocausto judío como el mayor genocido jamás cometido y el único en crueldad.  Lo que si puede ser sorprendente es constatar la total inexistencia de fuentes de información para estudiar el genocidio de entre 6 y 7 millones de indios bengalíes por influencia de Winston Churchill entre 1943 y 1945.  Hablar de este hecho histórico aportando datos objetivos y pruebas objetivas resulta difícil.

El Secretario de Estado para la India Leo Amery, exiguió al Gabinete de Guerra británico tomar medidas para paliar la hambruna que se estaba produciendo en la India por la decisión de suspender el envio de convoyes y transportes hacia la colonia británica.  No podemos considerar a Leo Amery un hombre excesivamente preocupado por los derechos mas básicos de los indios. Ademas,  él  mismo llegó a delcarar que “el problema de la crisis India reside en su superpoblación” como consolación por los primeros efectos de la hambruna , pero pasados varios meses del cambio de política del imperio británico hacia la India, el propio Amery instó al gabinete de guerra dirigido por Churchill a tomar cartas en el asunto para resolver una catástrofe humanitaria de proporciones endémicas.

Pero Churchill se mostró cruelmente indiferente. A partir de  la rápida popularización de Gandhi,  su estado de ánimo en relación a la política imperial hacia la India se había oscurecido progresivamente …..   se opuso firmemente a cualquier envío de alimentos.  Declaraba que los barcos se necesitaban desesperadamente para el desembarco en Italia.  Además, Churchill sentía que no serviría de nada y  dijo: “Con hambre o sin hambre, los indios se reproducen como conejos”. Amery  insistió y suplicó para conseguir al menos una cuarta parte de suministros. Churchill diría mas tarde: “Nosotros esperábamos apoyo de la India en la guerra contra Hitler”

El castigo que tuvieron que pagar los Indios por su simpatía por la alemania nazi fue la vida de un mínimo de 6 millones de compatriotas bengalíes que fallecieron por la voluntad británica de aislar las zonas mas sensibles de la India.


Intervención militar contra la URSS:
La Guerra Civil Rusa dió otra nueva oportunidad a Churchill como militar en la Cartera de Guerra, enviando una ayuda al Ejército Blanco de 14.000 soldados británicos. Las tropas inglesas se batieron bien en Rusia contra el Ejército Rojo, sin embargo no pudieron frenar la victoria comunista. Tras su fracaso en Rusia, Winston probó suerte administrando los cambios territoriales en las fronteras de Oriente Medio con la delimitación de países como Irak, Palestina, Transjordania, Siria, Arabia Saudí y Emiratos Árabes. Sin embargo abandonó su labor en 1922 cuando el Gobierno de Llyod Geroge cayó y Churchill con él.


Guerra contra Irak:
Henry González, Congresista de los EE.UU., se refirió a esto en la Cámara de Representantes el 24 de marzo de 1992:

“Pero hay más, ¿dónde está el derecho moral? El primero en utilizar el gas contra los árabes fue Winston Churchill, los británicos, a principios de 1920. Lo utilizaron contra los iraquíes”

Declaración de Churchill en 1919

“No entiendo este rechazo  sobre el uso de las armas químicas. Definitivamente hemos adoptado la posición en la Conferencia de Paz de argumentar a favor de las armas de gas como una forma permanente de la guerra (…)

Estoy totalmente a favor del uso de gas venenoso contra tribus incivilizadas.”


En 1917, tras la derrota del Imperio Otomano, los británicos ocuparon Irak y estableció un gobierno colonial. El árabe y el pueblo kurdo de Irak resistió a la ocupación británica, y en 1920 este se había convertido en una completa revolución a escala nacional, que le costó muy caro a los británicos. A medida que la resistencia iraquí se fortaleció, los británicos recurrieron a medidas cada vez más represivas, incluyendo el uso armas químicas contra la población civil de iraq.

Winston Churchill, como secretario colonial, era sensible a los costos que causaba tener una policía del Imperio en las colonias propiedad de los británicos, y estaba muy dispuesto a explotar el potencial de la tecnología moderna. Esta estrategia tuvo especial importancia para las operaciones en Irak. El 19 de febrero de 1920, antes del inicio de la sublevación árabe, Churchill (entonces Secretario de Guerra y el Aire) escribió a Sir Hugh Trenchard, el pionero de la guerra aérea.

¿Sería posible para Trenchard  tomar el control de Irak? Esto implicaría  la prestación de algún tipo de bombas asfixiantes (…) para su uso en las operaciones preliminares contra las tribus turbulentas .

En 1993 todavía había iraquíes y kurdos que recordaban  ser bombardeados y ametrallados por la RAF en la década de 1920. Un kurdo de las montañas Korak comentó, setenta años después del evento: * Ellos estaban bombardeando aquí en el Khoran Kaniya … A veces la aviación atacaba 3 veces al dia .* Comandante Lewis del  30º escuadrón de la RAF recuerda que muy a menudo recibía señales de orden de bombardear determinadas aldeas kurdas. Los pilotos de la RAF tenian la orden de bombardear cualquier kurdo que pudiera parecer hostil. En el mismo sentido, el líder de escuadrón Kendal, recuerda que, si las tribus estaban haciendo algo que no debería estar haciendo, entonces se les atacaba desde los aviones.

Comandante supremo Sir Arthur Harris (más tarde Bombardero Harris, jefe del Comando de Bombarderos de guerra) estaba feliz de hacer hincapié en que:

“Los árabes y kurdos ya saben lo que significan en términos de víctimas y daños un bombardeo auténtico. En cuarenta y cinco minutos un pueblo de tamaño completo puede ser prácticamente eliminado y de un tercio de sus habitantes muertos o heridos .”

Era un asunto fácil bombardear y ametrallear una tribu, porque no tenían medios de defensa o represalia. Irak y el Kurdistán también fueron convertidos en laboratorios para las nuevas armas, especialmente para los dispositivos desarrollados por el Ministerio del Aire para su uso contra los pueblos tribales. El Ministerio elaboró una lista de armas, algunos de ellos los precursores de napalm o misiles aire-tierra:

Las bombas de fósforo, los cohetes de guerra, fuego líquido, retardo-bombas. Muchas de estas armas fueron utilizadas por primera vez en el Kurdistán siguiendo los deseos de Churchill de buscar herramientas mas prácticas y económicas de someter poblaciones tribales sin la necesidad de requerir costosas unidades de policias coloniales.


Agresión contra Guerra antifascista(1944-1946):
El gobierno monárquico que regresó del exilio se enfrentó a los partisanos comunistas por el control del país tras la derrota y retirada de los alemanes en octubre de 1944. A pesar de la potencia bélica de las guerrillas del ELAS –subordinadas al KKE– los oficiales monárquicos de la Resistencia impusieron su gobierno, basándose en veteranos del EDES gracias a la ayuda del Reino Unido, y consiguieron conservar Atenas y Salónica bajo su firme control. El mismo Winston Churchill viajó a Atenas para coordinar la ayuda británica.

Es por eso que Ludo Martens afirma-con mucha razon- que Churchill supero a Hitler

Saludos
Helvete
Helvete
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 273
Reputación : 270
Fecha de inscripción : 07/07/2012

  Sir Winston Churchill y el Fascismo - Página 2 Empty Re: Sir Winston Churchill y el Fascismo

Mensaje por Helvete el Sáb Oct 17, 2015 2:52 am

Churchill era un sujeto que al igual que su padre estuvo marcado por fracasos políticos, celoso por naturaleza y bastante prepotente. Lo cierto es que él no quería ver el declive del Imperio Británico, ese que cada vez estaba más decadente. (Aquí se puede ver que era devoto del imperialismo y la permanencia de las colonias)

(Considerando también que muchos aristócratas británicos eran íntimos del régimen alemán...)

De por sí trató bastante con los alemanes al comienzo y les permitió moverse en todo lo posible, su verdadero enemigo era la Unión Soviética. Si bien él mismo alegaba que la guerra continuaría después de 1945 pero de otra forma, no sería una guerra abierta contra los soviéticos; su afirmación fue verídica, se trataba de la guerra fría.





Contenido patrocinado

  Sir Winston Churchill y el Fascismo - Página 2 Empty Re: Sir Winston Churchill y el Fascismo

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb Mayo 30, 2020 1:26 pm