Foro Comunista - El foro oficial de Acción Comunista

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.


8 noticias falsas sobre el coronavirus para refutar - Varios autores pertenecientes al Instituto Chongyang para Estudios Financieros, Universidad Renmin de China - 25 de febrero de 2020

avatar
RioLena
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 10246
Reputación : 20002
Fecha de inscripción : 24/03/2011

8 noticias falsas sobre el coronavirus para refutar - Varios autores pertenecientes al Instituto Chongyang para Estudios Financieros, Universidad Renmin de China - 25 de febrero de 2020 Empty 8 noticias falsas sobre el coronavirus para refutar - Varios autores pertenecientes al Instituto Chongyang para Estudios Financieros, Universidad Renmin de China - 25 de febrero de 2020

Mensaje por RioLena el Lun Mar 02, 2020 8:17 pm

8 noticias falsas sobre el coronavirus para refutar

Varios autores: Wang Wen, Jia Jinjing, Bian Yongzu, Cao Mingdi, Liu Ying, Liu Yushu, Yang Fanxin, Guang Zhaoyu, Wang Peng, Liu Dian, Chen Zhiheng, Zhang Tingting, Zhang Yang, del Instituto Chongyang para Estudios Financieros, Universidad Renmin de China

Martes 25 de febrero de 2020 por CEPRID


La epidemia de COVID-19 en China ha comenzado a disminuir fuera de la provincia de Hubei, mientras que está aumentando en algunos países. Esto demuestra completamente que la epidemia es un desafío que enfrenta toda la humanidad y debe ser enfrentado por todos los países. La experiencia de China en la lucha contra la epidemia muestra que la divulgación oportuna, precisa y autorizada de información es crítica. Sin embargo, los argumentos de "energía negativa" dentro de la opinión pública, que socavan la solidaridad y la cooperación entre los humanos e incluso crean pánico de la nada, dañarán los esfuerzos para combatir la epidemia y pueden llamarse "tumores" en el contexto de la opinión pública durante la epidemia. Aquí, resumimos ocho argumentos típicos de "energía negativa".

1. La "recesión económica" ignora todo el panorama

Bajo la epidemia de coronavirus, las calles de las ciudades chinas han permanecido vacías por un tiempo y no hay duda de que la economía sufrirá en cierta medida. Sin embargo, decir que los fundamentos de la economía china han cambiado y que el crecimiento se desplomará de una velocidad media-alta a cero o incluso será negativo es una exageración. Por ejemplo, el 11 de febrero, el New York Times publicó un artículo titulado "Al igual que Europa en la Edad Media: el virus desacelera la economía china" afirmando que la epidemia ha provocado que China paralice su marcha.

Esta epidemia de coronavirus se ha generalizado y muchas industrias, como la hostelería, el turismo, el cine y la televisión, se han visto gravemente afectadas. Sin embargo, cabe señalar que el impacto de la epidemia en la economía china se refleja principalmente en la restricción de la demanda, lo que resulta en un desequilibrio estructural a corto plazo entre la oferta y la demanda. A la larga, los medios de producción todavía están allí y el equipo y la tecnología de producción no se han visto afectados por el brote. Entonces la epidemia no afectará la dinámica interna de la economía china. El portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice, dijo en una conferencia de prensa el 13 de febrero que "a mediano y largo plazo seguimos confiando en que la economía china será resistente". El FMI espera una recuperación en forma de V para la economía china, en la que una fuerte caída en la actividad económica sería seguida por una rápida recuperación. Con las mejoras en la contención de la epidemia, el lado de la oferta volverá gradualmente a la normalidad y, al mismo tiempo, la demanda potencial suprimida durante la epidemia se liberará y habrá un gran repunte en el crecimiento económico futuro.

La transformación estructural le ha dado a China una economía fuerte y resistente. En primer lugar, el consumo se ha convertido en el principal motor de crecimiento. En 2019, el gasto del consumidor contribuyó con 57’8 % al crecimiento económico. En segundo lugar, el porcentaje proporcionado por la industria de servicios continúa aumentando y el porcentaje del valor agregado de la industria terciaria al PIB en 2019 es del 53’9 %. El tercero es pasar de un exceso de ahorro a una absorción de ahorro, lo que ha llevado a un aumento continuo del consumo de los hogares. Cuarto, desde la introducción de la innovación hasta la innovación independiente, la digitalización actual y la transformación inteligente de varios sectores ha llevado al rápido desarrollo del negocio en línea.

2. Improbable "desacoplamiento China-Estados Unidos"

Con la epidemia de coronavirus, la reanudación del trabajo en muchas fábricas en China se ha retrasado, lo que ha afectado la cadena de suministro global. Pero puede ser delirante hablar de "compañías internacionales que huyen de China" y pensar que las economías de Estados Unidos y China se "separarán" después de la epidemia. Por ejemplo, el Secretario de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo a Fox Business Channel el 31 de enero que la nueva epidemia de coronavirus ayuda a "acelerar el regreso de los empleos en América del Norte, algunos en los Estados Unidos y probablemente incluso en México", agregando que factores como este empujarán a las compañías estadounidenses a revaluar los riesgos, como la cadena de suministro de actividades relacionadas con China.

Cabe señalar que ante la epidemia, el gobierno chino ha demostrado su firme creencia en ganar la batalla. No se espera que el brote dure mucho, ni causará daños permanentes a la economía. La confianza empresarial en el futuro no ha desaparecido. La experiencia de la epidemia de SARS en 2003 también muestra que después de la epidemia, el deseo de consumo de las personas explotará y la economía verá un rápido crecimiento.

En comparación con los Estados Unidos, donde la industria terciaria representa el 85% de la economía total, la industria terciaria china representa solo un poco más del 50%. Hay aún más espacio para el desarrollo. Por supuesto, las compañías no lo perderán de vista y abandonarán un gran espacio de desarrollo para ir a un lugar donde la competencia es feroz.

El impulso del gobierno de EEUU para el retorno de la producción no es nuevo. Comenzó durante la administración de Obama, pero los resultados reales han sido pobres. Esto se debe a que China es la base de producción más grande del mundo con una cadena industrial ascendente y descendente más completa y un mercado de consumo amplio y diversificado. Solo estando cerca del mercado chino, las empresas pueden sentir la demanda a la vanguardia, tener una mayor velocidad de producción y garantizar una calidad de producto más confiable.

Por supuesto, la industria china se encuentra en un período de transformación y mejora y algunas compañías que ya no pueden adaptarse al mercado chino se irán. Esta es la ley natural del desarrollo económico, y no es en absoluto el éxodo del que habla Ross.

3. ’Colapso de la imagen china’ sin fundamento

Con la epidemia de coronavirus, algunos rumores en la opinión pública internacional han enturbiado la imagen de China.

Por ejemplo, el 6 de febrero, bajo el título "Esto no es un coronavirus, es un virus oficial", un artículo de Deutsche Welle en Putonghua dijo que el sistema de gobierno chino no es un sistema de gobierno moderno, por lo que era vulnerable frente a la epidemia. En algunas redes sociales extranjeras, algunas personas han argumentado que "la imagen nacional de China se ha derrumbado" para denigrar la imagen de China como poder responsable. También dijeron que China no habría podido construir una sociedad moderadamente próspera en todos los aspectos, como se esperaba.

Está claro que la calumnia antes mencionada es infundada y se basa en un juego de palabras. La "teoría de la amenaza china" es un virus en el campo de la opinión pública internacional.

Después del brote de la epidemia de coronavirus, el gobierno chino rápidamente creó equipos especiales para enfrentar la epidemia, los desplegó ampliamente en todo el país y ayudó a los países interesados ​​a evacuar al personal. Resultados que solo pueden lograrse mediante un excelente sistema moderno de gobernanza y capacidad de gobernanza, y han sido ampliamente elogiados internacionalmente.

En comparación con el desempeño de algunas economías avanzadas, China también ha hecho un trabajo mucho mejor al reducir el riesgo de propagar la enfermedad a nivel mundial. El 16 de febrero, en respuesta a las deficiencias y debilidades en la respuesta a la epidemia, el gobierno chino una vez más llevó a cabo un despliegue "a dos manos", incluida la mejora de la ley de bioseguridad, el sistema nacional de gestión de emergencias y el despliegue, así como la capacidad de producción de materiales clave. La comunidad internacional ha elogiado las medidas de prevención de brotes en China. El presidente francés Macron expresó su admiración por las medidas efectivas de China y por la apertura y transparencia del país en la lucha contra la epidemia. El gerente general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, elogió a China por adoptar muchas medidas de prevención y contención que van mucho más allá de los requisitos relevantes para responder a emergencias. Esto estableció un nuevo punto de referencia para la prevención de epidemias en todos los países. La velocidad, el tamaño y la eficiencia de las acciones chinas reflejan las fortalezas de su sistema.

4. "Enfermo de Asia" revive el siglo de la discriminación

Con el estallido de COVID-19, gobiernos, empresas y personas de docenas de países han donado ayuda humanitaria a China para apoyar la lucha del país contra la epidemia. Mientras tanto, algunas personas han aprovechado traviesamente la oportunidad de difundir la discriminación contra China: el 3 de febrero, el Wall Street Journal publicó un artículo titulado "China es el verdadero enfermo de Asia", que afecta los sentimientos del pueblo chino. No solo debemos refutar este absurdo con una victoria mundial sobre la epidemia, sino también continuar aumentando los servicios de salud pública y las capacidades nacionales de China, lanzando esas acusaciones a la pila de basura para siempre.

China alguna vez fue débil debido a su soledad y fue explotada por las potencias occidentales, que de manera despectiva llamaban a China "el paciente de Asia". Tales palabras despectivas han sido una cicatriz en la mente del pueblo chino. Con esfuerzos incansables durante más de 100 años, China es mucho más fuerte que antes, con la salud general de las personas alcanzando un nuevo máximo.

Después de la fundación de la República Popular de China en 1949, el país mejoró su estado de salud pública al eliminar enfermedades infecciosas malignas como la viruela y el cólera y al desarrollar una cura para la esquistosomiasis que una vez había amenazado a los chinos durante mucho tiempo.

Se ha establecido un sistema médico global en China, que cubre todas las áreas rurales. China también envió equipos médicos para ayudar a los países africanos a combatir epidemias como el ébola. Mientras China está completando la construcción de una sociedad moderadamente próspera, el país está aumentando rápidamente su presupuesto para atención médica y salud pública, proporcionando un seguro médico básico para los residentes de la ciudad y el país.

Actualmente, la esperanza de vida promedio de los chinos, que continúa creciendo, ha excedido la de los estadounidenses. A través de la cooperación médica y sanitaria internacional, incluida la construcción de una Ruta de la Seda hacia la salud, la experiencia china en el campo de la atención médica y la salud pública ha sido ampliamente reconocida y aceptada.

5. Puro racismo de la histeria del peligro amarillo.

El 1 de febrero, el semanario alemán Der Spiegel tenía un título de portada que indicaba que el nuevo coronavirus fue "Hecho en China". En un momento crucial en el que el mundo está luchando conjuntamente contra la epidemia, la revista alemana ha extendido la histeria del peligro amarillo de una manera inhumana, cuyo núcleo es el temor de Occidente por Oriente.

El mundo occidental considera que el mundo oriental es una amenaza, y el miedo en sí mismo va a la zaga, y por lo tanto se niega a aceptar el hecho de que el mundo oriental se ha vuelto más desarrollado y mucho más fuerte de lo que alguna vez fue. Occidente quiere salvaguardar su dominio en el mundo.

Siendo ese el caso, algunos nacionalistas en Occidente aprovecharon la epidemia de COVID-19 para propagar esta histeria.

En la era de la globalización, la civilización humana ya no debería participar en juegos de suma cero entre Oriente y Occidente y entre razas, sino en la construcción de una comunidad de futuro compartido, en la que las personas puedan coexistir y desarrollarse conjuntamente. Ante esta emergencia de salud pública, nadie puede realmente escapar y permanecer aislado. Solo la cooperación, la solidaridad y la ayuda mutua pueden ayudar a las personas a ganar la lucha contra el virus.

Ha llegado el momento de poner fin a la farsa de la histeria del peligro amarillo que alienta a las personas a jugar un "juego del hambre".

6. Comparaciones con la novela ’1984’ para oscurecer la realidad.

Para combatir COVID-19, China ha adoptado varias medidas de alta tecnología, como Big Data e inteligencia artificial, para controlar el flujo de población y reducir el riesgo de infección cruzada. Sin embargo, algunos medios occidentales parecen haberse asustado por la capacidad de gobernanza de China. Real Clear Politics publicó un artículo el 20 de febrero que decía "El gobierno chino es como algo de 1984". Hay dos razones por las cuales esta visión puede tener eco en Occidente.

Primero, es más probable que las personas crean las historias con las que están familiarizadas. La novela distópica de George Orwell de 1984 es bien conocida, pero no mucha gente conoce la verdadera China. Por lo tanto, los chinos tienen dificultades para convencer a sus amigos occidentales de que China no es algo de ’1984’. Es como darle a un amigo, que nunca ha visto un panda real, un juguete de panda; la próxima vez que mencione pandas, este amigo probablemente recordará el juguete en lugar de un panda real.

Segundo, los medios siempre brindan a sus suscriptores artículos que llaman la atención, incluso si sus puntos de vista son anormales. Para esos medios, una China aterradora es obviamente más efectiva que una China normal para atraer audiencias.

Usando ’1984’ como metáfora, esos medios de comunicación occidentales pueden difundir el miedo de China entre los occidentales y, por lo tanto, ganar más. Es por eso que una historia muy ordinaria con un título cautivador puede ser forjada en algo aterrador y extraño para China. Dado que muchos medios de comunicación occidentales están impulsados ​​por intereses comerciales, no es difícil entender el estereotipo del oeste hacia China.

Lo que describe ’1984’ puede suceder en cualquier lugar donde viva la gente. La novela estaba destinada a ser una advertencia, no un manual de instrucciones. La obra maestra de George Orwell no está prohibida en China. En cambio, sus libros estuvieron entre los más vendidos en China después de la reforma y apertura del país. China está avanzando ampliamente utilizando la experiencia acumulada por el pueblo chino en lugar de algo basado en una novela.

7. Fantasía de conspiración: ’arma bioquímica’

Las teorías de conspiración son una realidad constante en el campo de la opinión pública internacional. Cuando hay disturbios, saldrán a la superficie.

El 31 de enero, el senador norteamericano Tom Cotton tuiteó que "es más urgente que nunca dejar de viajar entre China y EEUU" y envió un "MENSAJE A TODOS LOS AMERICANOS EN CHINA: vete - ahora". También afirmó que el virus puede haberse originado en un "súper laboratorio" en Wuhan.

El 29 de enero, el Ministerio de Salud de la Federación de Rusia publicó una guía para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la nueva infección por coronavirus. Según este documento, se descubrió que COVID-19 se recombinó a partir de un coronavirus de murciélago y otro coronavirus de origen desconocido, lo que provocó la especulación de que el virus había sido desarrollado por los Estados Unidos como un arma biológica.

Aunque tales temas han sido frecuentes, incluso en la opinión pública occidental tradicional, hay pocos expertos que estén de acuerdo.

El 29 de enero, el Washington Post publicó un artículo titulado "Los expertos han desmantelado la teoría marginal que vincula el coronavirus chino con la investigación de armas", con entrevistas con cinco expertos de prestigiosas universidades e institutos de investigación de EEUU. Todos "rechazaron la idea de que el virus pudiera ser creado por el hombre".

Un experto en armas químicas dijo que él y otros analistas de todo el mundo "habían discutido la posibilidad de que el desarrollo de armas en el laboratorio de Wuhan podría haber provocado el brote del coronavirus", pero ninguno de ellos "había encontrado pruebas convincentes para apoyar esa teoría ".

Un profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts también señaló que "una buena arma biológica en teoría tiene una alta letalidad pero poca, no [alta], comunicabilidad" y difundir esta "desinformación" es "increíblemente irresponsable".

The Lancet, la principal revista médica general del mundo, publicó una "Declaración en apoyo de científicos, profesionales de la salud pública y profesionales de China que luchan contra COVID-19", firmada por 27 científicos líderes en salud pública en todo el mundo el 19 de febrero.

La declaración "condena enérgicamente las teorías de conspiración que sugieren que COVID-19 no tiene un origen natural" y muestra que los científicos de varios países "concluyen abrumadoramente que este coronavirus se originó en la vida silvestre". También hace un llamado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para "promover evidencia científica y unidades sobre desinformación y conjeturas".

8. Cuestionar la imparcialidad de la OMS es destructivo

Los esfuerzos y resultados de China en la lucha contra la epidemia son obvios para todos. Cualquier persona con una actitud realista hará una evaluación justa. Sin embargo, algunos miembros de la comunidad internacional miraron a China a través de lentes distorsionadores e incluso difamaron a las entidades e individuos que elogiaron a China.

La declaración del Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, sobre el desempeño de China ha sido descrita por algunos medios como "distorsionada a favor de China".

Se le preguntó a Tedros el 12 de febrero si "el gobierno chino se ha acercado a la OMS para pedirle que se levante y diga que China está haciendo un buen trabajo". Ha habido presión sobre esta organización para que diga ese tipo de cosas. .. “porque sé lo importante que es salvar la cara en China". Él lo refutó: "China no necesita pedir elogios ... porque hemos visto estas cosas concretas que deberían ser apreciadas".

Claramente ha visto los enormes esfuerzos de China para detener la propagación del virus al resto del mundo, incluida la notificación a otros países de aquellos casos confirmados con historial de viajeros salientes.

Los líderes estatales y expertos en salud pública de varios países aplaudieron los esfuerzos y la transparencia de China. Tedros también pidió a la comunidad internacional que deje de "estigmatizar un país" y apoye la "solidaridad en la lucha contra el enemigo común, COVID-19".

Del mismo modo, la ex directora general de la OMS, Margaret Chan Fung Fu-chun, también fue criticada en 2015 por "ponerse del lado" de Corea del Sur en la lucha contra el MERS.

Las observaciones y acciones de la OMS se basan en la información comunicada por el gobierno al epicentro, en los últimos datos generados por la organización y en las sugerencias proporcionadas por el Comité de Emergencia de Normas Internacionales de Salud. Aclarar y disipar rumores y desinformación también es parte de su trabajo.

Junto con China, el gobierno de Singapur también está instando a los ciudadanos a que dejen de difundir rumores. Además, la OMS ya ha tomado medidas para evitar que la epidemia de coronavirus desencadene una "infodemia" peligrosa en las redes sociales alimentada por información falsa" y ha pedido que se contengan rumores, mentiras e información errónea.



    Fecha y hora actual: Miér Dic 02, 2020 7:44 am