Foro Comunista - El foro oficial de Acción Comunista

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.


Comunismo 2.0

igualdad
igualdad
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 145
Reputación : 197
Fecha de inscripción : 11/11/2009

Comunismo 2.0 Empty Comunismo 2.0

Mensaje por igualdad el Sáb Abr 03, 2010 10:54 pm

Comunismo 2.0

Resulta evidente que Un manifiesto hacker de McKenzie Wark podría ser definido como una especie de tecno-comunismo o bien un ensayo para el despliegue de una izquierda virtual. Efectivamente, el libro de Wark se articula como una suerte de nieto del Manifiesto comunista de Marx y Engels (1848) y un primo hermano del Manifiesto GNU de Software libre de Richard Stallman (1985). De alguna manera, la continuidad comunista-GNU-Hacker tiene enemigos comunes y finalidades análogas: la propiedad pública, la libre circulación de información y la subversión de las condiciones de producción del conocimiento son tres constantes que aparecen en los tres manifiestos y en particular en el texto recientemente publicado por Alpha Decay.

Al día de la fecha ya podemos delimitar un corpus de textos claramente anclados en el cruce de la filosofía política de izquierda y la filosofía de la tecnología; en este aspecto el libro de Wark entra en diálogo explícito o implícito con los libros que lo conforman, a saber: Imperio y Multitud de Toni Negri y Michael Hardt, La quinta columna digital de Cibergolem (Alonso y Arzoz), Multitudes inteligentes de Howard Rheingold, Crítica de la información de Scott Lash, Cultura libre de Lawrence Lessig y Rhythm Science de DJ Spooky. Este corpus textual comparte a su vez cierto zeitgeist con las acciones de sabotaje en la net de colectivos artivistas digitales como Wu Ming / Luther Blisset Project, eToy Corporation o 010010111101011101.org. En este marco Un manifiesto hacker se consustancia con los principales planteos para el desarrollo de una globalización alternativa que subvierte las herramientas que el propio sistema provee, siendo el uso lo más revolucionario.


Marx remix


En primer lugar, Un manifiesto hacker es claramente un libro de filosofía marxista. Un libro que se embebe de la maquinaria conceptual marxista más ortodoxa, pero también que resignifica la totalidad de las categorías en el marco del universo virtual gracias a ciertos elementos tomados de la filosofía de Gilles Deleuze y Toni Negri. En este sentido, podríamos encolumnar teóricamente a McKenzie Wark como un marxista post-deconstrucción. Esto implica que su desarrollo es una actualización de las categorías marxistas en clave tecno, o bien un marxismo virtual. De alguna manera, el comunismo que aquí aparece, al igual que en la tradición, pondrá el foco en el status perverso de la propiedad, pero particularmente en el modo de ser de la propiedad intelectual, tema central de debate en la última década gracias a los dispositivos de downloading de productos culturales (desde el affaire Napster al e-mule).

Algo bien interesante que se detecta en el comienzo de Un manifiesto hacker es la analogía con el manifiesto comunista: “Un doble atemoriza el mundo, el doble de la abstracción. El destino de estados y ejércitos, empresas y comunidades depende de él. Todas las clases contendientes, sea dominantes, sea las que son dominadas lo veneran…pese a temerlo”. Este doble de la abstracción quizá pueda entenderse como el “fantasma del comunismo que atraviesa Europa”, lo fantasmático de Marx que Jacques Derrida señalara a propósito de los estertores comunistas en Espectros de Marx.

Según Wark la clase hacker se encuentra en el mismo estamento que los trabajadores y agricultores y su acción tendrá la finalidad de liberar los recursos productivos del mito de la escasez que sostiene el esquema capitalista. Aquí se ve el core netamente marxista del manifiesto: las clases productivas (agricultores, trabajadores y hackers) luchan contra las clases expropiadoras (pastoralistas, capitalistas y vectorialistas) quienes a su vez luchan entre sí por el monopolio total del poder. Lo intrínseco de la “clase hacker” será liberar la información. En este sentido hay un señalamiento tremendamente lúcido por parte de Wark donde demarca que el hacker mantiene una relación ambivalente con la educación. Es decir, el hacker busca conocimiento, no educación. La educación no es conocimiento sino que es condición de posibilidad de volver a los sujetos simples objetos del poder de la clase. En tanto que el conocimiento fluye por otros canales por fuera de la educación institucionalizada, el hacker como sujeto subversivo buscará la liberación de la información.


El hackeo como categoría política


Hackear, entonces, es expresar conocimiento en cualquiera de sus formas; esto es: información libre, aprendizaje libre.

Ahora bien, lo virtual es el territorio del hacker. Virtual como categoría que Gilles Deleuze ha desarrollado largamente, en tanto potencia. El hacker quiere ser libre para hackear por hackear. El hackeo “produce futuro”, pero no sólo eso, sino una ilimitada cantidad de futuros. Hackear es abstraer. Abstraer los componentes y diferenciarlos. Disponerlos en forma libre para todo el mundo que desee conocer. De todos modos, si bien el hackeo encuentra su expresión en el campo virtual, no se restringe sólo a este, sino que puede aplicarse a otras esferas como las agricultoras u obreras. Hackear tierras también funciona con la misma lógica que en el campo virtual. La dinámica de la lucha de clases en la que se circunscribe Un manifiesto hacker implica la superación de toda forma de propiedad.

La clase hacker tiene su contrapartida en la clase vectorialita, quien lucha por establecer un monopolio de la información (una forma de propiedad más abstracta que la tierra o el capital) para luego expandir su poder sobre las demás clases dominantes. En este aspecto, la funcionalidad operativa del hacker pasa por colar o deconstruir el propósito vectorialita en el marco de la red.

Un manifiesto hacker, sin embargo, es un texto excesivamente dogmático en muchos aspectos. A menudo queda preso y condicionado por la ontología marxista que no se resiste a dejar. En este sentido, es mucho más versátil, sutil y potencialmente innovador aunar en otros pensadores como Spinoza (así lo hacen Deleuze, Negri o Virno) que liberan de la ortodoxia dura de las categorías marxistas. De hecho, como señala Scott Lash en Crítica de la información, el mundo contemporáneo requiere otros conceptos que permitan pensar por fuera de la dicotomía opresores-oprimidos. Precisamente, la virtualidad y la circulación de información genera socialidades novedosas que escapan a esos parámetros; allí es donde vemos que el poder es más mutante y el mero sabotaje tiene que ser diseño de alternativas concretas para no morir en mero petardismo.

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
marki-punk
marki-punk
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 653
Reputación : 1236
Fecha de inscripción : 27/09/2009
Edad : 25
Localización : La gloriosa Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

Comunismo 2.0 Empty Re: Comunismo 2.0

Mensaje por marki-punk el Sáb Oct 09, 2010 5:41 pm

Si a mí me pone los pelos de punta leer este manifiesto porque es 100% aplicable a mí.

Por otra parte si en mi opinión el hacking, software libre, peliculas online etc es comunismo informático.

    Fecha y hora actual: Dom Ago 09, 2020 1:29 am