Literatura Social

revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Mar Mayo 28, 2013 10:01 am

Insubordinación endógena de carácter autónomo



El hombre alto, flaco con una camisa blanca y un pantalón negro de vestir, sube las escalinatas que van hacia lo que se denomina Plan de Manzano, allí consiguió juntos con otros sin tierra, invadir esos terrenos para asentar sus condiciones de marginales.

Cuando se acaban las escaleras, camina por la tierra, tierra roja y seca, cruzada por riachuelo de aguas negras, repletas de larvas, con nubes de mosca que elevan el vuelo a su paso, custodiada por perros flacos, perros huesudos con pedazos de mecate amarrado al cuello, su ladrar ensordecedor amenazante, lo acompaña de salto en salto, de charco en charco, la gente lo mira y él a ellos, son toda gente que viene del interior de la República a buscar trabajo a la ciudad, donde encuentran el autoexilio, los ranchos (Barracas) están construidos con material de recicle, material recogido en la desidia publica; desechos orgánicos encontrados en el abandono. Cuando alcanzo la cima, él llegó al Plan de Manzano, una ventada de aire le arrojo arena y polvo encima envolviéndolo en una polvareda, que salado pensó, hacia calor, el sol en el alto de los cielos recalentaba la cabeza, y sus cabellos chicharrón.
Los ranchos se edificaban con las formas más extrañas, meditando pensó; ¿Será una nueva técnica de arte cinético? Torcido enderezado.
Junto al multicolor de colores ocasionales, las mujeres plantaban flores dentro de latas de leche en polvo, flores de intensos colores como sus esperanzas, los niños corrían desnudos elevando un papel amarrado a un hilo, otros perseguían a un perro para amarrarles unas latas a la cola, una mujer fastidiada porque la ventada de polvo le ensucio las sabanas recién lavadas, y con lo que le había costado cargar el agua hasta allí.


Él batió la revista contra la otra mano, “Gaceta hípica” las carreras de caballos, hasta donde alcanzan los sueños de los marginados en su condición periférica de la cultura dominante.
“Cuando pegue esos seis caballos, me compro una casa como se debe y le regalo también a la comadre, y ropa a sus muchachos barrigones que corren con sus pies desnudos en la superficie colorada de la tierra.”
Avanzó por la explanada un grupo jugaba beisbol solo con una pelota roja, llegó hasta el fondo, donde inicia el cerro nuevamente, allí lo alcanzó su realidad en que lo desvían de sus ilusiones. Su realidad de miseria; que diferencia ante lo que creemos que somos y lo que somos en esta realidad. La ilusión de cuando se transita en el centro urbanizado de la ciudad se desvanece delante a la cruda existencia material.
Los niños jugaban a metras (canecas) en el piso de tierra del rancho, las bolitas de vidrio rayadas de tanto uso, caían en los hoyitos de tierra machacada en ese extremo de supervivencia en estado crónico.

Yeleina barría constantemente el piso, infatigablemente.

-Yeleina deja esa escoba tranquila, ya que ese piso no va a cambiar.
-¿Pero como hacen para que sea lucido como el de la abuela?
-A pues, con cemento, arena y otros materiales.
-¿Y cuesta mucho?
-Bueno algo, en lo que pegue este cuadro del cinco y seis, nos mudamos de aquí a una casa de bloque.
-¿Vas a seguir jugándote los reales? Apostando a esos caballos, no juegue chico, no tenemos para comer y te juegas los reales apostando a todos los burros que corren en el hipódromo. ¿Trajiste algo de comer?



-Sí te traje un paquete de harina pan, para que hagas unas arepas.
-¿Eso es todo?
-Bueno no había rebusque allá en el centro.
-¡Sí! ¿Cómo es que, hueles a cerveza?
-Bien, tú sabes como es, en este país te encuentras siempre quien te invita a beber, pero no quien te invite a comer.
-Lara carajo, no podemos seguir de esta manera, no resisto más.
-No te preocupes Mileidi, uno de estos días seremos millonarios dejaremos toda esta pobreza, nos iremos con nuestros muchachos lejos a viajar, viviremos en el este de Caracas, tendremos carros y alguien que te cocine.
-¡¡¡Stas loco!!! Las personas que viven de ilusión mueren de desengaño, y desde que te conozco vives en esa ilusión, que ya estas chiflado.
-¡Mamá! Deja que papá nos cuente, dale sigue entonces.

A falta de televisor, bien valen las fantasía domesticas.

-Iremos a la playa todos los domingos, y comeremos a la orilla del mar, en restaurantes con nombres exóticos.
-¿Nombres exóticos papá?
-¡Sí! Como el rey del pescado frito.
-¡Epa Lara! ¿Negro Lara estas allí?
-¿Asómate por la ventana Mileidi a ver quién es?

La mujer se asoma por el hueco en la pared de cartón, promovido a ventana.

-Es Jaime tú compinche.
-¿El camarada Jaime?
-Sí, el mismito de la guerrilla de los fracasados.
-No hables así, mujer que si hubiéramos vencido, ahora yo tuviera un cargo importante en el comité revolucionario.
-Me lo imagino por lo menos de carretillero en el aseo urbano.
-Que pasa camarada Jaime, pa’ que soy bueno.
-Bien, Negro Lara, estamos convocados a una reunión importante, arriba de Plan de Manzano acompáñame, que es una cosa bien para todos.
-Camarada Jaime, yo me apacigüe tengo familia, hijos; esa guerra ya se perdió, usted sabe que luche duro, y hasta donde me dieron las fuerzas y la conciencia.
-Esta vez es diferente, es para algo bueno, vamos que sí no fuera así, no te llamo, chico.

El hombre asienta con la cabeza, mientras baja la diferencia de nivel que hay entre él y su interlocutor, se ajusta en el bolsillo de atrás del pantalón desteñido, la revista oficial para las carreras en el hipódromo la Rinconada para el día domingo; donde se acaricia el sueño del pueblo.

-¿Cuantos caballos pegaste el domingo Lara?
-4 Caballos, casi pego los otros dos, pero hubo un batacazo.
-Eso, es pura trácala, esos caballos corren dopados, me lo dijo uno que trabaja en el hipódromo, y los caballos buenos los frenan.
-Será drogado, pero los puedo pegar igualito, allí esta el truco.
-Hay, Negro vale, eres porfiado, porque decididamente lo ultimo en morir es la esperanza.
-¿Dime una cosa y cual es el misterio? ¡Suelta el yoyo, ya de una, no joda!
-Deja el yeye y la averiguadera, en lo que lleguemos al sitio se te establece todo.
De esa manera avanzaban uno con su misterio, el otro que no querría saber nada de lo que llamaban política.
En la salida del ahorcado, le indico el sitio de reunión allá están los otros, entraron en una modesta vivienda de bloque gris sin frisar.
Una vez dentro de la habitación dio una breve ojeada, reconoció al Manolo del barrio los Sin Techo, que también había sido compañero de la clandestinidad, Célula Guerrillera Urbana de Bandera Roja.
Más allá estaba el Comandante Jerónimo, entonces por la presencia de él, sintió tranquilidad, el último no lo conocía.
-¿Bueno aquí se conocen todos verdad?
-A este caballero no lo conozco, comandante.
-¿No lo conoces? Ese es ¡Edgarito!
-¿Edgarito?
-¡Sí! Alias el Rey del Joropo.
-Que bien vale, ¡Mucho gusto!
-Comandante Jerónimo, ¿Dígame pa' que soy bueno? Espero que no para tumbar gobierno, porque desde la última paliza, decidí colgar los guantes.
-Camarada Lara, hoy aquí y en este momento nos reúne un problema de Patria Chica.
-¿Patria Chica? ¡Barájame eso comandante que no sé, como se come!
-Aquí los presente menos el Edgarito, pertenecimos a la Célula de Autofinanciamiento Proletario para el Partido Comunista Combatiente.
-¡Eso es positivo mi Comandante!
-Bien ahora cuál es el punto, que fuimos derrotados, el partido no recibe más financiamiento de Cuba, así que quedamos como la guayabera, por fuera.
-¡Entendiste! Lara.
-¡Que va! Soy indio por estas tierras.
-Mire camarada, ahora vamos hacer lo mismo, pero para nosotros, como tú, yo y los otros compañeros estamos en la miseria, no tenemos profesión, estamos ultra fichado en la Digepol, y en la policía judicial, de esa manera nos queda una sola cosa que hacer.
-¿Qué?
-¿Qué, vamos hacer?
-Atracar, un asalto a mano armada, pero para nosotros esta vez, que somos los intereses de la Patria Chica.

El Negro Lara quedo impactado, tuvo una regresión a los tiempos del autofinanciamiento proletario, los asaltos a bancos, a los supermercados, a los blindados porta valores.

El Manolo le interrumpió la memoria.

-¡Mira! ¿Negro Lara cuantas veces atracamos? Más de 40 veces, si esos reales hubieran sido nuestros, ahorita mismo seriamos millonarios, ¿Veldad?
-En cambios estamos en una miseria atrincalabola que no la brinca un venado, ni saltando desde un trampolín olímpico. Camarada tenemos en este momento que luchar por nuestras reivindicaciones sociales y por la dignidad de nuestras familias, ¡Eso es toddy!
-Por eso te convocamos camarada; usted es un elemento que sabe como es la praxis subversiva y como ocupar posiciones de ataque.
-Bueno hermanazo, ahora el pueblo cuenta contigo.

Le vino un sobresalto, él, esperaba ganar el premio millonario de las carreras de caballos, este domingo, como todos los domingos, el gran Derby.

-¡Entonces solo faltas tú Negro Lara, dígalo!

Se levanto con la cabeza baja y luego la alzó vista al frente.
-Bueno compañeros;
“Contra la violencia del sistema violencia del pueblo.”

-Así se habla Camarada, bien, ahora estamos al completo, el armamento lo tengo yo, una ametralladora Uzi y tres automáticas 9 browilin.
-Edgarito tiene dos revólveres, y el plan para asaltar un banco dentro de 10 días.
-El banco en cuestión es el City Bank de la Candelaria.
-¿En pleno centro?
-¡Escucha! Para que veas lo facilito que será: Tiene una salida a la avenida Baralt, al mediodía, antes del cierre tiene un solo policía que le hace la ronda, dos de nosotros tienen que estar ya dentro, dos entran inmediatamente cuando el policía lo hayan desarmado, Manolo se queda al volante del carro, es una cosa que para ustedes es un juego de niños, según el datero, allí seguramente tiene que haber en bóveda 250.000 mil bolívares. De los cuales 25% son del datero y 75% no los repartimos nosotros.

-¿Y los carros?
-Eso esta bajo control ya, los tenemos son dos un Chevrolet Impala y un Lincoln continental para trasbordar en la Pastora.

Los hombres hablaban de los más y de los menos, él, se inició a retirar en sus adentros, y pensar que en todos esos atracos de autofinanciamiento, nunca se le ocurrió tomar una parte para él, estaba así de motivado por la causa que daba por hecho el triunfo de la Revolución Armada.
Fue ya en la tarde noche, que concluidos minuciosamente todos los detalles del plan, bajaron por el callejón, con sus mentes llenas de futuro. No hay como la acción armada para llenarse de estimulo.
Lara, al llegar a su rancho, traía un hambre de esa que llaman de caníbal, hasta a los perros se quería comer, al llegar a su casa, revisó las ollas, pero nada, bueno pensó son solo 10 días, si llegue a esta edad puedo sobrevivir otro poquito, se quitó la camisa, la mujer dormía en un ángulo, en ese momento, viendo a su alrededor, y desde el temor que lo embargaba entro en la claridad de la realidad impactante que lo envolvía y que tomaba dimensiones estupefaciente de la enorme miseria en la que vivía.
Bueno, la lucha de antes, era para salir de la miseria todos, ahora como dice el Comandante Jerónimo se lucha por la patria chica, y esa es mi familia.
Tenía tiempo, hacia mucho tiempo, demasiado tiempo que no rezaba, le parecía que era contrario a sus ideales que debía ser millonario un día por su propio esfuerzo, pero decididamente tomo su escapulario, y dejo que saliera su rezo de extrema marginalidad dentro de la pobreza universal.
Corte celestial, sé que desde hace rato no les rezo, desde que me estaban torturando en los calabozos de la D.I.M. (División de Inteligencia Militar), y saben también que no sé rezar. Así lo que te digo, sencillamente a según como lo siente mi corazón.


Tú me ves padre eterno, que yo ando por allí hecho el loco creyendo en caballos y contando chiste, pero la situación es grave.
A veces ser hombre, va mas allá de ser guapo, es tener la fuerza de aguantar de ver a los hijos con hambre, la olla vacía, sentirse el propio inútil, después de haber demostrado bravura en la subversión armada.
Claro muchos se ganan el sustento, pero Padre Eterno, aquí ya hay una guerra entre pobres, por una chamba (trabajo) se pelean entre hermanos, usted me ha visto que he salido a buscar trabajo, pero cuando te ven así de flaco y desnutrido, lo primero que piensan es que eres un rolo de flojo. Mira como estoy hermanazo mis hijos durmiendo sobre cartón, no hay derecho habiendo tantos recursos en este país, que tú nos has dado para todos.
Te confieso que estoy asustado, y sabes muy bien que esa es la razón porque te rezo, claro tengo valor pero es valor que da el hambre que no se para en dificultad.
Protégeme ese día en especial, aleja la policía, danos ese corone pa' poder comer un día completo, no nos abandones y concédeme la gracia, de ser vencedor antes del ocaso.

Amen.


Se acostó preocupado, tanto era la preocupación que se olvido el hambre, cuando amanecía. Sintió a su mujer que lloraba, cuando aclaro el día se levantó y salió decidido, caminaba apresurado, bajando esas calles de tierra y escaleras rotas, uniformemente asimétricas, llegó a la avenida y fue donde el Portugués.

La bodega estaba repleta de víveres.

-¡Oye Joao! Necesitó que me des un fiado, tengo un negocio dentro de unos días, que té pago hasta los intereses.
-Usted sta mal, me debe ¡ya!
-Lo sé Joao pero es que las cosas no han salido bien como tenían que salir tú ves, pero esta vez, si va a salir bien.

El Portú movía la cabeza y repetía no saber, Lara saco sus últimas fuerzas porque ya empezaba a ver doble.

-Por favor hermano te lo pido de rodillas, que tengo a los muchachos sin comer, hazme este último fiado, por el amor de DIOS.
-¡Sta bien! Pero la última vez carallo.
Toma varios paquetes de harina de maíz, una margarina, varios kilos de caraota (frijoles) y arroz; Dieta dura del proletariado autentico.
Cuando se iba, el Portú lo llamó y le dio un pedazo de queso.
Como alma que lleva el diablo, Lara subió esa cuesta hacia al Plan de Manzano que no se explicaba de donde un hombre saca tanta fuerza.
Los niños lo vieron venir y gritaban;
-¡È Papá, que trae papá!
El hombre entra a la vivienda y pone la bolsa (funda) en el piso.




-¿Yeleina donde esta tú mamá?
-Allá atrás.

Ramoncito él más chiquito repetía continuamente:
-¿Que traes papá?
Cuando abrió la bolsa exclamó en un delirio popular;

¡¡¡È comida, comida!!!

Hubo una mini estampida, pero Lara arrancó la bolsa de la furia colectiva y le pidió al bravo pueblo mantener la calma. La mujer entro como una ráfaga de viento. Tomo un poco de agua de extraño color, pero el hambre no distingue olor, preparo la masa, mientras Yeleina encendía un cartón debajo de una lata de leche con unos hierros cruzados, poco a poco las arepas iban calmando esa hambre que ya era ira popular.
Yeleina empezó a barrer de nuevo el piso, salpicaba gotas de agua y barría. Lara empezó a ponerse nervioso.

-Yeleina deja esa escoba ya, ese piso no va cambiar.
-¡Sí cambia! ahora es mas duro.
-Nunca se ha visto que se haga un piso de esa manera.
-¡Cómo no! La Negra Hipólita tiene uno hecho con tierra que casi brilla.

Siguió barriendo y salpicando agua, hasta que el hombre enfurecido le arrancó la escoba de la mano.

-¡Tú te vas a volver loca hija mía, deja esa vaina ya!
-¡Quiero un piso de cemento! No me gusta vivir aquí.




Empezó a llorar y Lara se angustió:

-Maldita sean todos los gobiernos de este mundo. En aquella ocasión tuvimos que haber peleado más duramente, tuvimos que tener más convicción, por las reivindicaciones populares como de ¡Patria o muerte!

Las lagrimas de su hija, la desesperación de un hombre, la miseria material que embargaba a su familia; la indolencia de una nación, son el marco existencial donde se debate el hombre.
Así se quedo afuera de la barraca, hasta que cayó la noche, viendo el enorme firmamento, del cielo estrellado, que cubre la ciudad de la eterna primavera.
Se llevó la mano al pecho y aferró su escapulario: de nuevo sintió la comunión con DIOS en una correspondencia de tú a tú, Padre todo poderoso;

Padre, me tienes pidiendo cacao desde hace rato, no sé porque me echaste esta vaina, nunca fui un hombre que buscó riquezas, más bien fue lo contrario; esto no es justo que estemos en estas condiciones de miseria extrema, que cuando veo a mis hijos me parecen animalitos, claro, estarás ocupado en mantener el equilibrio de tantas estrellas y constelaciones. A lo mejor me dirás los puse en un paraíso y no quisieron vivir allí, pero el problema es que aquí somos pensantes y mientras unos descansan, otros toman ventajas económicas, no duermen para ver como joden al próximo bien temprano en la mañana.
Espero que el día de la chamba, me pongas todo en orden, no te pido que me des, pero por lo meno déjame agarrar.
Amen

Se quedo mirando hacia el alto de los cielos por si había una respuesta, una señal.
Entró en la casa para recoger una franela; era hora de irse como en los tiempos de la Emancipación Guerrillera antes del 460 se enconchaban (Encerraban) toda la célula por 48 horas antes del Acción Armada.
Yeleina estaba de nuevo barriendo y salpicando agua contra la tierra.

-¡Que vaina mija! ¿Pero te quieres quedar tranquila?
-¿Pero, que estoy haciendo paito?
-Lo que no tienes que hacer, te lo juro Yeleina que si agarro algo de real, lo primero que hago es ese maldito piso de cemento.

Salió de la puerta hacia el callejón del ahorcado, nunca en su vida había estado tan decidido, tanto, que ni los perros le ladraban. Cuando llegó a la casa estaba el Comandante Jerónimo y el Camarada Jaime.
Manolo y el Edgarito habían ido por los vehículos, no había mucho que hablar, los hombres se mantenían en silencio en las horas antes de la acción armada, la tensión aumenta así que cada cuál se concentraba dentro del mismo.
En la noche, llegaron los otros integrantes con los dos vehículos expropiados a la confianza publica, el chevrolet era blanco y techo vinil blanco, fue el que le gusto y se le quedo fijamente mirando.
Dentro de la vivienda el armamento fue expuesto sobre la mesa, la metralleta tenia solamente la mitad del peine lleno con proyectiles, se desmontaron y limpiaron las automáticas, las traqueteo varias veces, como de costumbre, para su correcto funcionamiento.
La estrategia de acción quedó establecida que él y Edgarito, entrarían y desarmarían al policía, luego entraba el comandante Jerónimo y el Jaime, que era quien empuñaba la ametralladora.



En lo individual, cada cuál diseña en su mente su propio croquis.
La mañana cuando llegó como es su costumbre, iluminando el cielo por el oriente, los hombres estaban de pie y dispuestos, no se hablaba, sino meno de lo indispensable, el resto se decía con miradas y gestos.
La Baralt a esa hora esta pocamente transitada, ellos pero se bajaron en la otra calle de frente al Banco Central, entraron al banco, pidieron planillas de deposito, e iniciaron a escribir, el policía entra tranquilo, pero observando a todos, la mano la traía sobre el revolver.
Ambos hombres miraron a polos opuestos, Lara hacia el techo, Edgarito hacia la cajera.
Después se volteo hacia el policía y le pregunto:
-¿Agente usted tiene fósforos? Para encender este cigarrillo.
-¡Sí! ciudadano.
Se llevó la mano al bolsillo de la camisa, mientras Edgarito se le acercaba por el frente.
-Lara desenfundo y le pego el cañón de la pistola en las costillas.
-¡Quieto policía! sino te mando derechito a la ciudad de los acostados.

Breve pausa y el policía en reflejos condicionados, hace un movimiento como para tomar el arma.

Desenfunda Edgarito y Lara, le presionan las pistolas contra las costillas.

-¡No te pongas payaso, policía! ¿Te quieres morir?

Ese fue el instante en que el policía decidió vivir.






-¡No me vayan a matar que tengo hijos!
-También yo tengo los míos.
-No, me veas la cara policía.

En eso entro el comandante Jerónimo y el camarada Jaime, saltó encima de la taquilla del cajero, apuntando con la metralleta, entonces el comandante decreto;

-¡¡¡Quieto Todos!!! ¡Esto es un atraco! Somos de las F.A.L.N. (Fuerzas Armadas de Liberación Nacional).
-¡No queremos hechos de sangre! ¡Ciudadanos!

Al policía lo amarraron como un cochinito, mientras los otros limpiaron la bóveda rápidamente, sincronizados como una verdadera acción armada reivindicadora y popular.
Manolo se hallaba estacionado, frente al banco con el motor encendido, con las puertas recostadas pero abiertas, los hombres entraron como proyectiles dentro de la unidad, pero una patrulla que estaba haciendo la ronda se percató de la acción.
La sirena rompió el ambiente y los hombres en fuga se preocuparon, el comandante ordeno al chofer de seguir al sitio establecido para el trasbordo.

- Son solo dos, no disparen ahora, al llegar a la Pastora Jaime y Lara hagan el enfrentamiento, yo y Edgarito tapamos la retaguardia, Manolo toma el carro y deja el otro trancando la vía, ¡entendido!

Todos callaron, asumiendo mentalmente la posición asignada.




La Pastora es la parte antigua de la ciudad por su arquitectura colonial tiene calles angostas, así que al bajar, tomaron posición e impusieron su respuesta de fuego, dispararon las automáticas y metralleta, los policías hicieron lo mismo, y a la orden del comandante corrieron hacia la unidad, pero Lara recibió un impacto de bala a la altura de las costillas falsa lado izquierdo, se detuvo detrás del vehículo se miró el daño, se quito la franela y tapo el hueco, midió la distancia al vehículo, esperó que el comandante disparará, corrió y se embarco. Los policías delante a lo intenso de la respuesta de fuego, se quedaron cerca de su unidad, pidiendo refuerzos y el comando aprovecho esta acción para huir.
-¿Que te pasó Lara?
-Nada comandante, es solo una herida en la izquierda, allí no hay órganos, además creo que la bala salió, sola por su cuenta.
-Mantengan la calma camaradas, es la orden; creo que ya coronamos.

El carro se desplaza velozmente, sin pararse hasta donde estaba la concha, al bajar del vehículo, Lara afloja la mano del hueco y se ve el agujero.

-¿Estas doblando el ala camarada?
-¡No! que va comandante, creo que es solo de coser.
-Acuéstate en la mesa, de una Lara.

Manolo Junto a Jaime; cargan las latas con gasolina, y parten nuevamente para abandonar e incendiar el vehículo en la carretera vieja Caracas-La Guaira.

La franela llena de sangre intensa y roja, hace presumir intervención quirúrgica, el comandante se le acerca toma el hueco y lo cierra con los dedos, lo presiona y no se hincha.





-Bien es como tú dices no es complicado, solo de coser.

Calienta agua, saca el equipo: aguja curva e hilo de nylon, con el bisturí corta la piel hasta donde encuentras los vasos sanguíneos rotos por el impacto, y después cose.
Encienden la radio como de costumbre, después de una acción armada se sintoniza en radio Rumbo.
Hasta que el chillón (radio) inicia a gritar;

“¡Extra! ¡Extra!”

-¡¡¡Boletín extraordinario!!! Comando guerrillero en una acción relámpago acaba de asaltar al City bank de la avenida Baralt.
-Nuestro reportero entrevista a los valerosos policías que repelieron a los subversivos.
-¿Díganos sargento como se desarrollaron los hechos?
-Pasábamos en nuestra normal rutina, cuando vimos a un auto Chevrolet rojo, que era abordado violentamente por varios hombres fuertemente armados, así que los perseguimos hasta la Pastora donde tuvimos el enfrentamiento, hasta que huyeron.
-¿Díganos cuantos eran?
-Eran aproximadamente 10 y armados con fusiles automáticos.
-¿Tuvieron miedo por sus vidas?
-En esos momentos, el deber es ante todo.
-Bien seguiremos informando, desde donde se produjeron los hechos, en vivo y directo informo para ustedes radio Rumbo.




Manolo y Jaime; que oían las noticias en la radio del vehículo, rieron fuertemente.

-Oíste camarada vieron diez y con fusiles automáticos.
-No hubiera quedado nada de ellos, sí hubiéramos tenido, solo uno de esos fusiles.
-Aquí esta bien, es el sitio ideal para echarle candela al carro.

Sacaron el auto de la carretera, e iniciaron a rociarlo de gasolina, échale bastante donde están las manchas de sangre así no buscan heridos.
Lanzaron una tela prendida en fuego, empapada de gasolina dentro del auto, y del auto salió una bola de fuego que se revoleteaba sobre si misma, luego se disolvió en una nube de humo negro.
Salieron a la carretera y tomaron un autobús de vuelta a Plan de Manzano.
Mientras en la concha, el conteo final del botín dio.

-Comandante hay en total 125.000 mil bolívares.
-¿Sácale el 25% y haz 5 grupos y dime cuando sale?
-Ya, esta, son 19.000 mil que toca a cada uno.

Bien, pensó Lara con ese capital se reorganiza el pueblo.
Se repartieron el dinero y lo ayudaron a bajar a su casa, caminaba por sus propios pies con la mano en la herida.
Al llegar a la casa Yeleina le pregunto que le pasaba.

-¿Que te pasa papá?
-Nada mija me pico una avispa.
-¿Una avispa? ¿Y era grande como un zamuro para hacerte ese hueco?
-Esta Yeleina, siempre suspicaz en todo.



La mujer se quedó fría recordó otros tiempos, otros hechos, otras vivencias, las mismas heridas por donde sangra el pueblo.
Le entrego la bolsa con el dinero a la mujer, esta la abrió y espalanco los ojos ante la suma, tomó varios billetes y mandó a la hija a pagar la cuenta en el abasto y traer alimentos. Yeleina se fue, pero quedo con la curiosidad, al regresar busco la bolsa y la abrió.

-¿Y ese dinero papá?
-Me gane el cuadro del 5 y 6: un día esos caballos me tenían que hacer ganar, ¿No?
-¡Es maravilloso papá! ¿Pero si las carreras de caballos son los domingos y estamos a viernes?
-Yeleina, mijita no molestes a tú papá que se siente mal.
-¡Papá me prometiste! Que si agarrabas real hacías el piso de cemento, ¡Lo prometiste vale!

El hombre se levanta con todo su dolor físico, sale a la vereda y llega donde Antonio el albañil.

-¡Epa Maestro! ¿Antonio estas en casa?
-Si pa que soy bueno, Negro Lara.
-¿Una preguntita cuando cuesta echarle el piso de cemento al rancho?
-Hago un cálculo, como de 300 bolívares.
-¿Usted se encarga de todo?
-Sí me das los reales, mañana mismo.
-Vengase para el rancho.
-Mileidi, toma 300 bolívares de la bolsa, y se lo entregas al maestro.





El maestro albañil, toma el dinero y va a comprar los materiales, mientras tanto Edgarito, llega con su cuatro, Jaime con una caja de cerveza, Manolo con una botella de ron añejo y una de aguardiente (los mejores amigos del pueblo) el Comandante Jerónimo con el arpa, y felicita a su grupo, se prende el joropo como desde antaño, el pueblo celebra sus gestas de la misma manera.

-Como en los viejos tiempo, lo ven; El pueblo unido jamás será vencido.
-Claro así mismo es; como dijo el comandante Sol en su discurso; “Se cierra una página de historia y es hora de abrir otra.”

Del instrumento musical, comenzó a salir la música de boca del cantante la copla sobre la historia y las proezas que hacen del hombre del tamaño de la situación que enfrenta, así que cuando la noche cubrió la ciudad de la eterna primavera con un manto de brillantes estrellas; el Negro Lara apretó su escapulario y le dio gracias a DIOS;

“Gracias padre que no me tiraste a matar, por lo menos.”

Al día siguientes Antonio el albañil llegó con varias personas del barrio y trajo un barril, Mileidi inició a preparar el sancocho, la cerveza y el hielo se colocaron en el barril así inició la gallapa (Arinca) colectiva para hacerle el piso al rancho.

Quien mezclaba el cemento con la arena, quien lo cargaba y quien lo extendía, el pueblo reunido trabajando hombro a hombro.

Yeleina supervisaba la obra y ella pedía que el piso tuviera, el color rojo que fuera brillante y resbaloso para poder bailar.


La radio trasmitía la música, vecinos y amigos pasaban saludando como si fuera una fiesta de los pueblos. Una de esas emociones colectivas en que todos están de acuerdo.

-¿Que lindo quedo el pavimento no es bello? y tan facilito que era hacerlo, claro papá; ahora con esos muros de cartón piedra, todos torcidos, envejecidos, rotos, sucios, el piso no se ve bien.

-¿Vas empezar otra vez Yeleina, con tú tema?

-¿Cuál tema? No se puede vivir así, en una casa de cartón ni que fuéramos ratones.
-¿Cómo has vivido hasta ahora?

-No juegues papá, tú tienes vainas de contrarrevolucionario, como si estuvieras en contra del progreso de los pueblos.

El hombre se puso la mano sobre la herida, la herida por donde sangra la dignidad de mí pueblo.

Acuérdate de auto convocarte para la próxima revolución.
-------Corria el año 1988-------------------[b]
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Jue Mayo 30, 2013 10:26 am

…CRUCE DE CAMINOS…
------0------

Aunque regresaba a casa estaba lleno de incertidumbre.
Aunque la vida se ofrecía abierta y fructuosa se sentía ajeno.
Aunque el día era soleado y batido por la brisa del mar, sentía escalofríos.
Aunque en la calle había jubileo, festejando por dondequiera la nueva democracia, él era escéptico.
Aunque salía de prisión, y caminaba libre subiendo su cerro nativo, admirando esa tierra roja y seca, por donde caminan hileras de bachacos, llevando pedacitos de hojas entre sus tenazas, las casitas pintada con alegres colores, vivaces y brillantes, los niños jugando ajenos al avenir, en él, en sí, había un vació.
Saludó a la comadre, que le dio un efusivo abrazo, que le hacían mover conjuntamente todos sus rollos en la cabeza y ese olor a profundo acetona de las uñas recién pintada de rojo lustroso, olores a canela y arroz con leche, que a él, le recordaban días de fiesta, el sábado, el mercado, a racimo de cambur (bananas) a pisos resplandeciente con kerosén, miró entonces el piso de color rojo, el haragán con el trapo apoyado a la pared, olió, pero era cera, cera Johnson; “Viste sus pisos.”
-Compadre aquí esta su guayoyito bien caliente: con ¡Azuquita pa ti! como a usted le gusta.
Encendió el tocadiscos, una canción de salsa brava inundo la sala, los hijos de la comadre entraron corriendo y se pusieron a bailar, son chiquillos pensó, niñitos, pero como le meten al son, le es espontáneo, les viene natural.
Un hombre de pie dentro de aquella vivienda, con sus indumentarias traídas a arrastras desde un traspasado remoto, sus anteojos de gruesas monturas, una bolsa (funda) grande donde trae sus libros de lecturas, hojas sueltas de su memoria abierta, beve el ultimo sorbo de café, luego se despide.
-¡Compadre! salúdame a maita, después paso por allá, que feliz debe estar.
-¡Sí! Sin dudas.
Volteó e hizo su saludo, continuo a subir las escalinatas de cemento gris, sube un hombre; vestido con un completo de pantalones negro-guayabera de blanco indefinido.
Más arriba se giro, a ver hacia atrás, a lo lejos, a la distancia infinita que les regala el mar de los Caribes.
De las viviendas, que cruzaba la radio de manera chillona, gritaban las últimas noticias; hablaban de pacificación de amnistía dada, a los rebeldes a los que se alzaron en armas contra el poder establecido.
Debajo de la mata de mango, se encontró a un grupo de hombres que jugaban dominó, el Negro Emeterio, se levantó con la mirada fija y le extendió la mano.
-¡Camarada un abrazo, caray! Pa' quien lucho con arrojo y sin más interés que la noble causa de redimir a su pueblo.
El Chingo Luís estaba de espalda y se volteó sobresaltado.
-¡Comandante Sol! a sus ordenes.
-¡Caray varón dese un guamazo de aguardiente no joda, que hoy hay que celebrar!
El hombre; capitulo de historia autónoma, solo delante los advenimientos pasados, se rodeó de admiración de sus vecinos.
-¡Estimado comandante! aquí aunque los alzamientos no dieron sus frutos inmediatos, estamos aún con ganas de luchar, para eso hemos fundado el nuevo Partido del Proletario Global.
-¡Joaquín van a pasar de nuevo el discurso del comandante Sol!
-Tráete la radio pa' aca.
La radio, de caja marrón, de un marrón descolorido, la colocan sobre la mesa, donde las piezas de dominó hacían una figura en Cruz.
La brisa mecía suavemente las hojas de los arboles, el verdor de las plantas subía hasta el alto de la montaña.
Respiro hondo toda aquella naturaleza y el afecto de los propios, aquella hermandad de pueblo.

¡Estimados radios oyentes!
La radio estremece el ambiente de quietud y prepara el oído.


A petición de las innumerables llamadas del público, repetimos por enésima vez el discurso del Comandante Sol, después de ser liberado del cuartel San Carlos.

“Compañeros, militantes, simpatizantes, amigos y parientes del Partido Comunista Combatiente;
Hoy una página de historia patria se cierra, pero también es justo abrir otra.
La derrota sufrida durante la insurrección popular por parte del Brazo Armado de nuestro Partido Comunistas Combatientes, fue una injusta derrota y con ella una perdida para las justas aspiraciones populares, para formar una sociedad basada sobre las igualdades sociales, culturales y económicas de su población.
Hoy las fuerzas conservadoras de la oligarquía han mantenido el poder político y económico de la nación. Como ven la pobreza esta aumentando continuamente, nuestras ciudades de todo el continente, están llenas de niños abandonados a si mismos, mujeres abandonadas sin recursos llenas de hijos, viejos que viven en la miseria más absoluta sin una pensión.
De igual manera, el espacio entre ricos y pobres crece, y aumenta sin medidas, por causas de la monopolización de todos los medios de producción y de cada recurso económico que ellos arbitrariamente controlan en su totalidad. Una hegemonía capitalista salvaje, hoy se abate sobre el continente americano y en todo el planeta, por esta razón reiniciar la lucha es un deber patriótico y moral.
Hoy la historia nos mira, nos fija su atención, buscando en nosotros una respuesta a este hecho.
¡Ni un paso atrás en nuestra justa lucha!
¡Hermanos del sufrimiento, compatriotas de esta nuestra querida patria!
Compañeros de lucha y de la prisión, en este momento delante tantas injusticias, estamos perdiendo tiempo para la lucha y espacio para la Victoria.
Tenemos que formar una Internacional del Proletariado para resistir a la expropiación sistemática de la fuerza trabajo del obrero, del campesino sin tierra, del hombre común que deambula en las grandes urbe sin futuro, en donde las multinacionales de la explotación y del enriquecimiento individual, se apropian de todos los recursos y a máxima explotación de la fuerza trabajo del proletariado y de esa manera continúan a amasar gran cantidad de circulante, dejando enteras áreas del planeta sin recursos económicos naturales y minerales.
Por la homologación de un salario a escala mundial, que permita vivir a cada trabajador con dignidad para el y su familia.
Para oponerse al crecimiento ilimitado de la riqueza individual.
Para definir un nuevo concepto de lo que es el dinero, y su función social.
Para redefinir el uso del dinero; en que su utilizo sea en la constructiva, en el beneficio de las masas y para el beneficio colectivo de los intereses generales.
En este momento lanzamos el reto para un nuevo proceso de subversión contra todos los poderes de los oligopolios de la hegemonía capitalista, del monopolio económico individual, y de cada acción de fomentar los intereses particulares de una minoría.
Por una lucha contra una sociedad de privilegiados, contra la homologación de usos y costumbres.
Por las diferenciaciones culturales y de la autodeterminación de los pueblos; proponemos una lucha continua, y sostenida hacia una nueva conciencia iluminada de clase social y una nueva moral revolucionaria.
Declaramos en este acto y mediante este documento político, constituido el nuevo Partito Comunista del Proletariado Global, para una subversión sistemática de los pueblos, por una continua agitación de las masas que nos guié hacia el desarrollo de la teoría utópica de la sociedad ideal, tramite un socialismo cristiano.

Comandante Sol.
Célula guerrillera de la eterna luz.
Caracas 26 Septiembre 1969.
Primer día del pacto de pacificación.
-Carajo comandante así se habla, contra todos los poderes de la tierra, ¡Na’ guara!
-Nosotros estamos con usted pa' lo que salga.
-Este gobierno es oligarca, de esa manera que la lucha tiene que nacer de nosotros mismos que somos el pueblo.
Así discurría la charla, entre frases efervescente de subversión domestica y guamazos de sólido ron y caña blanca (los mejores amigos del pueblo).
El discurso aunque escrito por él, expresado en la pública plaza por él, y expuesto al público, allí concentrado a su salida de la prisión, le parecía en ese momento demasiado grande para él.
Se despidió, gentilmente entre el emotivo colectivo, como quien no quiere perturbar a nadie, de su normal rutina.
Siguió subiendo las escalinatas, el subir que le costaba adquirir el ritmo, entre saludos de vecinos y miradas de niños ingenuos.
Al llegar al tramo donde se levantaba, la humilde vivienda pintada de un color Lila eléctrico, se abrió paso hacia él, (Quinta mí Horizonte, el nombre que le había colocado, varios años atrás, al lado de la puerta, pequeños gustos de mentalidad pequeña burguesa, pensó, luego de leerlo).
Desde el fondo de la vereda, lanzó una profunda mirada a aquel azul inmenso del mar de los Caribes, las aves que volaban hacia los cocales, la brisa fresca que bajaba desde las montañas aroma, y poesía de mi lar nativo.
Dentro su madre lo recibió con un abrazo de siglos.
-Bueno maita aquí estoy de nuevo.
-Mi carricito rebelde, buena la hiciste, por lo meno no te dejaste joder.

(Le vino una sonrisa simultáneamente con el recuerdo, lo que siempre le decía su padre cuando pedía permiso para salir, corría hacia el con los brazos cruzados, sobre el pecho).

-¡Bendición paito!
-DIOS te bendiga mijo, mire cuando salga por esa puerta, no se deje joder por ninguno, ¿Si no el resto de la pela se la doy yo, oyó?
Sí, afirmativamente, salí del hogar paterno y luche; eso fue una realidad establecida.
-¿Que te sucede Sebastián? No te veo bien.
-No sé, son todos los hechos que un día te alcanzan y te los ves de frente sabes que son tuyos, pero le falta algo donde colocarlos en un discurso coherente.
-¡Hay! ¡Mijito vas empezar con la filosofía otra vez! ¡No juegues chico!
-Sí será filosofía, pero esta vez es diferente, no es la teoría de la formación política, que la podías leer de otros, en estos momento hay un discurso de regreso maita, que me pide a mismo algo más...
-Sí me lo imagino, mira mejor vas a posar esos cachivaches a tú pieza.

Eso le recordó que quería estar solo, o sea consigo mismo, era la fuerza de la costumbre los largos años de cárcel, en la celda de muros desnudos, de la ventanita obstinada en mirar hacia las montañas, pequeños fotogramas que fue el único suspiro de libertad que saboreo en esos años.
Las paredes las había tapizadas de recortes de periódicos, al lado de las imágenes del Che, de Marx y Engel. Un manifestó de la primera internacional socialista. El boletín Molotov, y en esa pared su madre en el tiempo y la soledad, había colocado los recortes de periódicos de su micro gesta, una pared como testimonio de una página de Historia, de quien se atrevió en la tentativa de entrar en ella, en la página autentica de historia patria.
La bolsa (Funda) con los libros y manuscritos, la posó sobre el lecho, a solas, si a solas conmigo, otra vez.
Los acontecimientos se agolpaban en la conciencia, los hechos teóricos, las acciones de facto lucha armada, la formación política, más los hechos futuros que clamaban por él. ¿Donde esta la seguridad? ¿Que es el camino?
Claro la experiencia esta allí no se puede borrar, quien ha llevado el fusil y la mochila, quien ha disparado apuntando para matar, se entiende la captura, la muerte de los compañeros, la tortura, reminiscencia del pasado oculto remoto.
Un hombre inmediatamente dentro de su laberinto, de esa manera avanza el hombre-razón dentro de sí, como lo configura entre los hechos pasados y el presente que se presenta puntual a su encrucijada con los hechos futuros, ir solo para seguir andando.
Donde se abre a si este espacio inconcluso de vida, errante, indeciso, revocando hechos pasados de un vivir hecho con los pasos utópicos en senderos adyacentes.
Entrando en sus recuerdos; vagando en esas montañas de exuberante vegetación en una formación guerrillera, con su fusil al hombro, alzado en armas contra los poderes de la tierra, un sentir efímero, que incluso le producía vértigos, pero de intensa libertad.
Donde se aprecia aquel rayo, que baja del alto, que los enormes árboles dejan pasar entre lo tupido de su follaje, aquel rayo de luz que impacta en las enormes hojas de la vegetación del subbosque tropical, a la sombra de los grandes árboles de almendrones, la humedad de la selva tropical, lo intenso de su colores donde el hombre desaparece con su mochila de ilusiones, senderos angostos, estrechos, de reducidos pasajes al borde de profundos desfiladeros, la tierra húmeda, el riachuelo que escore agua, un ciclo privilegiado, inagotable, continuo, sin conflictos, el agua que se desliza hacia su nivel, el agua que asciende y desciende; así fue que una vez teorizo la dinámica de la sociedad perfecta;

“Hay una clase social que esta en la cima, de esa manera asume una posición progresista en la avanzada de pueblos, hasta que agota su potencial, otra clase la emergente, que forma la base tiene la potencia de subir a la cima, produciendo un movimiento progresista, de esa empuja a la otra que cae a la base mientras la otra toma el relevo en la dirigencia, la decadente baja de donde retoma las fuerzas para poder elevarse otra vez.”

Ocurriría usando la meritogracia, que el mejor vaya adelante como en la guerrilla, el mejor se ve inmediatamente, pero el que es bravo en un enfrentamiento, no lo es siempre, es una condición que hay que probarla en cada situación;

“Para ser bravo hay que probarlo, bien temprano todas las mañanas.”

El campamento le parecía la mejor forma de existencia, estar en un lugar donde el uso empobrece el ecosistema, lo contamina, por esa razón se debe andar a otro lugar trasmigrar.
Sentado en su puesto, haciendo de garitero escribía esas ocurrencias que la experiencia le proponía.
Luego entraba a momentos de olvidos, en que la pluma se convertía en un instrumento de divagación, en que se diseña la prosa que luego la expedía al viento, alargando su brazo para entregarlas en las manos universales del éter como común mortal sujetando su fusil, sí su fusil que lo hacia sentir anacrónico en momento de normal expansión literaria.
Le parecían escritos inútiles que eran solo sentimientos de mentalidad de pequeño burgués, solo prosa de amor a una mujer, con visión en el ideal inmaduro del verbo ser, dentro de aquella necesidad lógica de afecto, que nacía del deseo irrefrenable por la hembra.
Recapacitaba, reflexionaba;
“Que para ser revolucionario no basta la formación política, la militancia, la clandestinidad, la lucha armada, para ser revolucionario se necesita convicción, certeza de lo que se desea aunque no se vea en el horizonte, aunque no este establecido en una realidad palpable, para eso es la lucha para cambiar la realidad objetiva externa establecida.”
Se rascaba la barba, encendía su tabaco, aquella fragancia que se entremezclaba con el aroma de bosque, que daba forma y permanencia en ese paraje que los pensamientos vagaban junto a la armonía que reinaba en aquellos lugares de espesa vegetación, pequeños animales que jamás había visto. Percibía incluso la sabia que subía por los enormes troncos de esos inmensos arboles. Meditaba el hombre inmerso es su utopía natural, hombre presencia que trasmutaba a la esencia del paraje, a lo mágico del momento circunstancial a sola consigo mismo, sustraerse del medio ambiente que lo rodeaba para entrar en la propia dimensión donde albergaba sus intimidades.
Este es el momento y el sitio ideal.
Luego desbotonaba su bolsillo de tela rustica verde oliva militar, y sustraía una libreta del bolsillo de la camisa. Escribía aquel ser que su imagen revocaba sentires distantes, hasta donde alberga el ser.

Sabes hay tiempos en que quisiera comunicar este sentir que vaga conmigo entre parajes mágicos e intensas lluvias.
El vivir cuando tu imagen revoca en mi lo profundo de tu sentir es nostalgia de aquel ultimo beso, aquella caricia que posaste sobre mi piel el día en que entre la oscuridad, cuando entre en la clandestinidad, en la ausencia de tú presencia.
Quisiera que mi vivir fuera al encuentro del tuyo, quisiera un mundo ideal, un mundo lo mejor posible para vivir solo para la intensidad de este sentimiento, más allá aún del propio delirio.
Pero entramos en la bifurcación del camino donde nuestro común ideal nos separa, nos aleja, nos lleva a orillas opuestas y nuestras vidas se alojan en ángulos oblicuo, aunque vagando por estos montes dentro del verde aparecen flores de una belleza exótica, aun de efímera existencia son como pensamiento de hadas, que se le aparecen al hombre que esta en conflicto con otros hombres, para revocar de si todos los odios, todos los rencores tramite la belleza, la luz que emana el sol que se refleja en la intensidad del verde, el vuelo de un ave multicolor, la lentitud de la pereza que escala los árboles, esto es lo que puedo reflejar en mi prosa hacia a ti.
Te guardo en los rincones inasequible de mi mente, como un valioso tesoro y pienso en ti revocando tú imagen solamente en estos momentos de intensa belleza, es lo grandioso de la existencia como decirte;
Gracias por existir, eres un amor divino.

Al garitero lo llaman al improviso, una avanzada reclama alcanzarlos en el término de la distancia.
Se tercia el fusil, se recoge el campamento, las hojas manuscritas guardadas dentro la carpeta que no entra en su posición.
El pasó redoblado, disparos que se oyen retumbando en las cañadas y luego se convierten en ecos de montaña.
Cuando se llega a la ranchería, un perro moribundo nos ve con ojos tristes, como preguntándonos el ¿Porque? de tanta ferocidad que supera a la animal.
Los ranchos humeaban, ¿Para que quemar esos cuatros palos? Hombres ahorcados, mujeres abatidas contra la roca, niños inertes muertos sin causa. Sin haber conocido lo que el mundo les deparaba.
-¿Lo ves lo que hicieron los gobernativos?
-Los acusaron de colaborar con la guerrilla.
-Vainas de gente atroz.
Buscamos como pudimos los pocos sobrevivientes, estos son los momentos trágicos, para el hombre donde se niega a si mismo, donde el odio excava su albergue, en lo profundo, tan profundo que no te imaginas que hay tanto espacio dentro del si mismo.
Son solo momentos negados a la prosa
¿Como se pudiera escribir ante este ultraje? ¿La temática escapa al poder creativo, debido a la situación conflictiva y destructiva que las circunstancias lo rodean?
En un acción que mi ser ve, en el firmamento la luz inequívoca de una armonía donde cada uno de estos seres encuentran justicia después del tormento de lo vivido, donde se apelan a la única ley que gobierna el firmamento la de la relatividad; “Como es abajo a si es arriba.” Sus cuerpos mutilados, la tierra que absorbe su sangre, el tributo eterno, de sangre y sacrificio fin que vida haya.
Donde el shock del hecho lo trae a la conciencia, hay hechos vividos que son superiores a la capacidad de la propia conciencia, se alza saturado de aquel horror que revive sus heridas, que a la vez es catalizador y le impulsa a la lucha armada.
Su retracción que lo embargaba, lo sustrae de la realidad externa.
Organiza sus pertenencias dentro la seguridad de esas paredes, donde hablan de un hombre y de un niño, de un pasado y de un presente, que se repropone de nuevo a el mismo en una continuación de roles asignados, como un libro escrito por diferentes autores.
Abrió la carpeta de marrón descolorido, con el borde abierto, deshilachado, cuantas hojas con escritos misteriosos de un hombre que ya no existía, que evocaban formas y nuevas conciencias.
Un hombre que se forma así mismo, dentro una acción específica, para después revisar su recorrido en base a parámetros inexactos, condicionados a los actos propios, más que a lo impuesto externamente, donde el propio vivir se aleja.
-¿Oye no hay nadie aquí?
La voz que venia de la sala la escuchó en tercera persona, ausente no quiso responder como para no romper ese ambiente que había sido privado de él.
-Estoy aquí en la batea.
-¡Doñita pasaba para saludarla!
-Muchas gracias Yelisa, Sebastián ya esta en casa, debe estar en su pieza.
Sebastián quedo inmóvil, pasado, presente todo corría hacia él, se repitió aquella reflexión suya;
“Cuando los tiempos se avecinan no existe la conciencia sobre los hechos.”
-¿Sebastián estas allí?
La mujer trigueña de sus sueños suspendidos, entra en la habitación, el hombre en pie la detalla más que verla, mientras en su mente se va efectuando la adecuación mental, entre su ideal y la realidad externa objetiva, su piel trigueña se extendía por todo aquel cuerpo generosamente proporcionado, sus pronunciados pechos, su sonrisa franca y abierta.
Aquellos ojos que fueron luz y brillo en los momentos más duros de su pasada existencia.
-¡Que es Sebastián! me miras como a una alucinación, que extraño te ves.
-Son los años Yelisa, son las luchas, son las concepciones, son los discursos entregados en las plazas.
-Sí esta bien comandante, ya entendí, tú revolución antes que todo.
-Claro estamos por la libertad y el desarrollo de los pueblos.
-Mira a mi no me vas a deslumbrar como al resto del barrio, para mi ustedes son solo holgazanes que por no afrontar sus responsabilidades, se van pal monte a hacerse los alzados.
-La verdad, Yelisa tú no cambias, aún antes las realidades de los avenimientos, nuestra lucha es por una nación mas justa.
-¿Más justa? Atracando bancos y matando soldados como si esos muchachos los hubieses parido tú, rolo de sinvergüenza, ve y díselo a Yajaira que su hijo sirviendo en la recluta se lo mataron en el cerro el bachiller, díselo a tantas madre enlutadas, a las cuales no fuiste a sus velorios a cargarles la cruz, su llanto como una agonía de amor de madre, que sabes tú acaso, has parido a un muchacho todo ese dolor, mantenerlo y curarlo por años pa' que llegue el señor revolucionario a matárselo, bien bueno pues tremenda nación.
-Mira Yelisa, también han muertos valientes compañeros, por manos de los cuerpos represivos del estado, que defienden este estado de cosas, por una alineación de clase impuesta se vuelven servos ciegos de sus dictámenes, manteniendo la explotación del hombre por el hombre.
-¡Explotación! muy buena esa, especialmente tú que jamás has trabajado, vente conmigo a la avenida con la olla, la mesa, la cocina de kerosén a vender empanadas en medio del polvo que te arrojan los carros, con el sol recalentándote el coco al mediodía y el aceite hirviendo que te hace arder el pecho y la cara, haciendo fritangas. Mira señor guerrillero, lo ves estas marcas en mi piel son quemaduras de aceite y hierro caliente, de esa manera se levanta una nación, trayéndole de comer a esos niños que ves corriendo desnudos por esas escaleras, rolo de vago.
-Para eso luchamos para que nuestra sociedad sea mas justa, más igualitaria, que los recursos sean equitativos más repartidos.
-Sí luí yo te aviso, más justa, sabes como dice Juan el evangelista, eso de la sociedad justa, lo están proclamando desde los tiempos de la colonia y hoy es el día que aún no se ve al horizonte.
-¿Bueno Yelisa viniste a descargarme entonces? La propia cuaima vale, te vas a rebotar conmigo, todo el barrio esta conmigo menos tú.
-¿Todo el barrio? Cuál barrio, esa cuerda de haraganes que juegan dominó y jalan caña blanca, todo el día debajo la mata de mango, hazme el favor chico.
Sebastián hizo su mueca, ella siempre había sido así, contraria a todo que no fuera de normal rutina, el propio conformismo burgués, luego entre sus voces, desde la parte de atrás de la casa, una voz llamaba a Yelisa.
-¡Yelisa! ¡Yelisa! ¡Yelisa!
-¡Sí maita que sucede!
-Hazme el favor prepara unas arepas que Sebastián no ha comido.
-Muy bien maita ahora se las preparo.
La mujer le da la espalda, un sentido lo impacto, claro no era la misma joven que dejo hace algunos años, pero, su carne madura emanaba sentires eversivos de humanos deseos.
-Sebastián, ayúdame aquí que no llego allá arriba.
Toma el paquete y se lo entrega, ella hábilmente mezcla la harina con el agua y un poco de sal, sus manos de brillante y suave piel como a manteca, las mueve rápidas, precisa dentro del perol, la masa se homogeniza, la toma entre sus manos y la continua amasar, cotidiano quehacer ganas de normalidad se imaginó, de la masa toma un pedazo y forma una arepa redonda, le da forma con las palmas, que es esféricamente perfecta.
-¿Sebastián que piensas hacer?
Se quedo fuera de si abstraído entre los oficios domésticos.
-¿Mijito que te pasa?
-¿Que?
-¿Que vas hacer ahora que el gobierno te perdonó?
-Nada seguir en la lucha política.
-¿Otra vez?
-Sí, salimos del monte, ahora nos damos en lo urbano.
-No van a seguir enguerrillados con el gobierno, que empiezan otra vez a allanarnos el barrio, no jodas.
-¡No! Ahora estamos en la lucha, pero pacifica.
La arepa se cocinaba, ella la levantaba del budare, le daba una palmada y la exponía del otro lado, el color de blanco se volvía dorado con sus puntos negros, los movimientos de Yelisa, le hacían sentir efervescencia de otros tiempos. Su cuerpo y aquella piel brillante y trigueña, esencia ardiente hembra como el sol del mediodía, tomo el agua caliente y la vació en el colador, el café de la tela escurrió agua de café, aroma de mi tierra, que se mezclaba a las atracciones de aquellas carnes que desvían memorias, se volteó con la taza humeante, la arepa con el queso que se derretía, sus movimiento eran de vaivén como las olas del mar, se acerco a él y posó el plato delante y él alzó la vista, para mirar aquella su imagen que mantenía fija por tantos años.
-Que te pasa Sebastián, miras y miras, ¿Desde cuando no comes?
-¡Sta bien! Pues, Yelisa te las sabes todas.
Mordió la arepa y la miró, miró y ella se la devolvió, la mirada envuelta en una sensualidad de intensos matices, aquellas miradas que no se mantenía una dentro la otra, miradas de deseos, miradas añejas, que se van detrás de si como la atracción de dos constelaciones.
-Te vas a quemar niño, no comas tan rápido.
Trago en seco. tomo el café para darse un respiro, eran sus ojos, eran sus pechos, era esa piel embriagante de antiguos dominios, eran sus manos ágiles, sus palabras en doble sentido, que lo impactaban en cada singular sentido para después explotar en un único deseo, sus labios de alta resistencia, carnosos que invitaban al deseo prematuro.
-Sebastián te ves descuidado, ¿Desde cuando no te hacen un cariño?
La arepa y sus sabores, a mantequilla y queso, el café y sus aromas, aquel sentir que le brota intenso, más allá del dominio de la propia razón.
Cuando termino, se paso las manos por el pantalón.
-¡Hay adiós pues! límpiate con este trapo, tienes vainas de Vikingo vale.

Se estrujo el trapo por los labios que estaban secos, allí se rindió, tomando plena conciencia que estaba hechizado.
Se tomaron de las manos en una complicidad de otros tiempos, cuando luego,
Cuando los dos cuerpos se fundieron en uno.
Cuando su piel entro en simbiosis con la de él.
Cuando precipitadamente, sus labios tocaron los de él.
Cuando los movimientos espasmódicos imitaban a los del mar.
Cuando entre ellos estallaron los ardores, como el sol que arde al mediodía sobre el mar de los Caribes, su voz perdió el sonido, las manos acariciaban cada milímetro de aquella extendidas de piel y que era carne, era tierra y que era patria, que era selva y fiera salvaje, aquellos pechos que su generosidad imitaba todos los recursos naturales inagotables de esta tierra, y que él le había entregado luchas y juventud, sueños y esperanzas, alcanzaban cimas las vetas más altas y producían vértigos en el andar de suspiros y quejidos, formas única de la compenetración de carne y alma, el sudor que bañaba sus pieles era emanación de extraños aromas, aceites y bálsamos que imponían ritmo a fases lubricantes, acciones de combates y emboscadas, fiero en la lucha, se batía en ese cuerpo a cuerpo, con la fuerza de la hembra y del varón, donde un suspiro es largo cuando una eternidad, en esa piel aliento de vida, toda esa carne que tenia deseos acumulados en años de luchas, la amó sin descansar hasta que la luna esparció sus rayos encantados de luz plateada en un ejercicio heréticos, donde vagó sin razón dentro el erotismo de esa hembra que sin riendas, sin reglas, se entregaba en cuerpo y alma a él, susurrando palabras de amor donde exigía su potencia, su descarga frenética, donde entregó su ser de fémina al macho, donde entrego sus armas para ser dominada, de esa manera se entregó al fuego que arde dentro de si, inextinguible en las generaciones, en raptus orgásmico en el que fue catapultado, donde el ávido conquistador toma para si todas las riquezas. Ella en cambio se vio desnuda en su naturaleza exuberante, clamando en el delirio de ese su colonizador, todas las fuerzas que excitan la naturaleza que claman ser liberadas desde el profundo de la historia, se lo repitió una y otra vez en su oreja con sonidos de sirena, con sonido de ninfa perdición del hombre que vaga ya sin razón, su cuerpo, sus carnes quedaron extenuadas, sin fuerzas abandonadas al capricho de su amante muy entrada la noche, debajo de los intensos rayos plateados de la luna nueva.
Sebastián, quedo admirando aquella luna de hechizos, grande, inmensa que brillaba en medio de la noche, con su mirada fija, repitiéndose como un sortilegio;

“Rayos argentado de luna plateada, aquel amor que vaga en el éter entre tu corazón y el mío.”

Aquel sentir que te busca entre calles y veredas llenas de soledad, entre un frió intenso, aquel amor inconcluso que tu no llenas, aquel mi amar que busca el tuyo en destellos de rayos intermitente de luz verde esmeralda neón.
De esa manera pudo percibir aquel extraño sentir de lugares lejanos de un traspasado remoto en tiempos de olvido.
La mañana, como todas mañanas tropicales llega en medio del bullicio, de escolares que se levantan, niños que lloran, gallos desafinados, radios chillones, música pegajosa, mujeres que trasportan agua por la escalinata…
Yelisa se levantó, toma la bata y la dejo deslizar por su cuerpo desde los hombros, el tejido se detuvo en la cintura y ella lo tiro hacia abajo, la bata de algodón, no logra esconder sus dotes de atletas en las olimpiadas de los lechos. Él quedo mirando fijo la escena en tercera persona ajena y presente, todo ese sabor, un barco de placidez, aquella mirada de los sentidos, aquel agravio para el pensar, aquel ultraje para la razón.
El aroma del café se expandía por la casa, a primera mañana, salió de la casa al patio, lanzó una mirada hacia el gran azul del mar, con el paño terciado al cuello, se colocó al lado del pipote, (Barril) después con la tapara se arrojo agua sobre su cuerpo, el agua tibia, de esa hora de la mañana.

-¡Sebastián! Te preparé el desayuno, me voy a trabajar para la avenida.
Una voz suave tranquila, calmada, sumisa sin ganas de conflictos, su mirada era llena de él, él era sacio de ella, una sola forma, un solo sentir.
Se vistió y bajando las escalinatas, dejaba sus saludos a tantos que lo conocían y estos le presentaban los nuevos integrantes de sus familias, de nuevo sintió aquel calor fraterno de su pueblo, que lo impulso a la rebelión armada.
Las palmas de coco amarillo, las flores de cayena con su rojo intenso, tantas flores sembradas en sus potes de leche en polvo, el colibrí con su batir incesante de ala que se posaba sobre las rojas cayenas, era el marco de ese vivir.
Al llegar a la avenida tomó un autobús, por la ventana sin vidrio, vio a lo lejos a Yelisa vendiendo empanadas en la acera de la avenida, de frente al gran hotel que impedía ver el mar.
La gente batía las manos y el autobús se paraba, gente que se bajaba con el autobús en marcha, chiquillos que entraban por las ventanas, la gente entraba y se saludaban, el pidió que lo dejaran frente al puerto de la Guaira.
Bajo en el momento que un gran transatlántico había descargado a centenares de emigrantes, Gringos, o los llamaban Musiù.
Atravesó la calle y entro en la sede del partido comunista, seccional Maiquetía.
-¡Epa compañero como están usted?
-Bien mi hermano.
Llegaban y saludaban según como se iban reconociendo dentro de la jerarquía y las acciones que había realizando juntos, abrazos efusivos a los compañeros de la lucha armada, los que habían salido recientemente de la prisión, por la amnistía, los que estaban en el brazo político del partido. Era casi mediodía cuando se sentaron a discutir la estrategia para iniciar en lo inmediato la lucha política.
-Aquí después de nuestra derrota como brazo armado, nos queda solamente la vía de la pacificación a la cuál nos hemos acogidos, que nuestra lucha debería ser además de adoctrinamiento del militante.
-Ordenarnos y sistemáticamente formar un aparato de propaganda para las próximas elecciones, sé que el pueblo nos dará su respaldo.
-Estimado secretario en estos momento vea usted, allá afuera llegan grandes contingentes de extranjeros, que nada saben de nuestra lucha, pues desconocen las realidades nacionales, y tienen una sola prioridad ganarse la arepa, los están nacionalizando, además que reclutan con clientelismo a muchos de nuestros miembros los cuales ceden sus principio, porque tienen que mantener sus familias.
-También personalmente estoy de acuerdo, con la observación que hace el compañero aquí presente, están estableciendo la política de la arepa, no nos engañemos el poder político, da el poder económico y viceversa, y ellos lo están usando.
-Es la realidad, es uso impropio del poder político.
-Como lo llames, pero ellos tienen el sartén por el mango, y lo usan en su favor.
Sebastián se quedo oyendo las intervenciones, su mente vagaba en los años de lucha, aquellos años de vagar por la selva como sin dueño, sin promesa, sin responsabilidades; liberando en lo inmediato las rancherías, asaltando furgones portavalores y bancos, secuestrando camiones de alimentos y distribuyéndolo gratuitamente a la población, expropio y apropio, aquellos momentos fugaces en el interno de la foresta, empleados para escribir algún verso de poesía aunque fuera cursi, no lo hacia sentir dentro del debate político inmediato.
-Escuchen ustedes y escuchen atentamente, la lucha armada es una cosa, la vía de acción política es otra cosa, con el fusil hay que tener coraje, aquí hay que tener elocuencia, poder de convencimiento ofrecer futuro, no es igual.
-Sí, en política hay un punto de envilecimiento, justamente lo que nos llevó a la lucha armada.
Sobre la mesa de discusión había plumas y papel esparcido, tomó un papel y escribió.

“Hoy, mañana, como en el pasado en la lucha X siempre.”

Después pensó es un movimiento romántico este, la lucha que desatamos es siempre para reafirmar nuestro propio ser y se acordó de su frase para ser revolucionario;

“No basta ser militante, gritar viva la revolución, hay que estar convencido, tener la certeza de que es lo justo, tener la convicción de que hay que activar el cambio; si un cambio radical y estructural de la sociedad; aun más hay que desarrollar una iluminada conciencia de clase; hay que implementar una rígida moral revolucionaria en la militancia.
Todos estos atributos son los necesarios para formar ese movimiento que cambiara el curso de la historia”

Después firmo:

“En la lucha armada como en la formación política de la nueva militancia, debe haber un empeño de profundo servicio revolucionario.”

Comandante Sol.

Dentro de la seccional, inicio a hacer calor, tanto que se decidió suspender la reunión, los ánimos estaban efervescentes, había acusaciones contra la clase dirigente del partido, de pactar con la clase política del gobierno, desviacionismo pseudoideológico, toda una serie de conflictos que dejaban encendida una guerrilla interna, pensó él.
Camino una cuadras hasta la plaza Bolívar de Maiquetía, inmediatamente su concentración quedo fija en un carrito que vende chicha, se acerco como hipnotizado.
-¡Una chicha doctor!
-¿Grande o pequeña?
-¡Grande!
-Mira poeta lo de doctor; ¿Es por la bata blanca?
-No, es un decir tú ves.
De pronto sus ojos quedaron atrapados en la mirada del chichero.
-¿Julián?
-¿Sebastián, eres tú?
-Claro hermanazo del alma.
-El mismo que viste y calza (Se echaron a reír).
-¿Caray y como estas?
-Bien, Julián tengo pocos días que salí del cuartel San Carlos.
-Caray sé bien como te sientes, también yo pase por allí.
-Claro camarada, ¿Pero como es que no te has integrado a nuestra lucha?
-En la cárcel, tuve tiempo para leer mucho de historia y doctrinas políticas, una vez leí un filosofo que delante a tantos razonadores y conjeturas decidió de aplicar un revisionismo dialectico; iniciando por el fin primo del hombre y del universo universo y estableció; Que él tenia que suspender el juicio para tener una postura coherente y honrada: De esa manera, inicio por tratarle de encontrar la razón practica al hecho cotidiano, el de porque las cosas, que las motiva, que impone esa dinámica que nos arrastra, no hallándola, determino entonces que su lucha; ¿En que podía cambiar el mundo? cuando ya se había hecho de todo, y que las causas que mueven los acontecimiento son forma intrínseca del efecto. Es decir que hay una gran dinámica con todas las probabilidades de comportamiento preestablecido, que nos inducia en un mecanicismo y que esto le producía un comportamiento descontado delante la historia. Mas leía la historia y mas me daba cuenta que todo era ya estado hecho de una y otra forma, eso sí en cada paso que el hombre intervenía quedaba la destrucción, me horroricé porque en la medida que avanzaba parecía que la historia descubría mis pensamientos, y yo la trama por ella establecida, nuestra lucha era ya estada efectuada tantas veces para mi veía el futuro, el mártir, el creyente, el revolucionario real, que iba al cementerio y el rico se enriquecía nuevamente, porque luego de una lucha las formas oligarcas se reestructuraban nuevamente de esa forma; la utopía regresaba al altar, como el sueño inalcanzable del hombre.
Como lo que ha de hacerse, como el ver del horizonte en el mar.
-O sea que alcanzaste, ¿Una posición de escéptico revolucionario Julián? En que no hay opción autónoma de libre intelecto donde desarrollarse en actos propios.
-¿Escéptico? no más bien los griegos la llamaban Ataraxia: Donde el hombre alcanza una satisfacción intelectual, por la supresión de las pasiones y deseos relacionados con la conciencia fisiológica de esa manera crea una cognición que identifica lo que es y no es, de la condición madura del hombre y su experiencia.
-¿Que bien tú ves? Pero si tienes razón sobre el relativismo y lo efímero de la obra humana individual, pero, ¿Ese puerto alguien lo tiene que construir?, el castillo, las avenidas tú carrito de chichero, creo que te pegó el conformismo burgués, que es entrar en el normalidad de los actos sedentario, compañero de lucha.
-Bien Sebastián, se ve que allá dentro le metiste al coco duro, pero el sabio cambia al mundo sin mover los labios, lo de más entra en el relativismo adjunto de las cosas.
-El mundo de las formas, no es el mundo de los factos, además con esta pila de abusadores que llegan constantemente a la tierra a explotar el ser humano.
-Sebastián; esa es tú razón de ser, amistad.
-Claro, cada quien se tiene que ubicar en el ángulo que le es adyacente, bien me regreso para el partido, tenemos una reunión llena de debate, que desatan encendidas pasiones adversas que alimentan mi contradictorio, toma cóbrate la chicha.
-Que te pasa compañero, consérvate tú locha (12 centésimos y medio) que aquí hay amistad para rato y date un descansito antes del debate, aclara tú posición delante la vida.
-Bien se ve que hiciste escuela, ¿Como es que haces el chichero?
-Por lo mismo que tú, desde carricito siempre me gusto la chicha y lo que allí se hablaba en la esquina, eran hombres de experiencia los antiguos que trasmitían sus hechos de vida a las nuevas generaciones por testimonio oral.
Luego, descendió de nuevo hacia la seccional, con un caminar más pausado viendo con detención el desenvolvimiento de la vida a su alrededor, cuando ingreso a la sala y oyó las primeras disputas se disculpo y se retiro, camino largo rato hasta Punta de Mulato y después tomo de nuevo el autobús, cuando llego a Tanaguarena y bajo del autobús, coincidió con la Yelisa que subía la escalera, la mesa la llevaba en la cabeza, en una mano la cocina, y en la otra mano la olla con los ingredientes, su cuerpo rítmico, su cuerpo cubierto por aquella piel trigueña aceitosa, plasmada de aroma y sabores exóticos, su cuerpo lugares de olvido, aquel cuerpo de noches efusivas de un continuo querer, si de un querer que se eleva a devoción.
Subiendo por las escalinatas dando la mano al pasante, recambiando saludos y sonrisas, alcanzo a Yelisa.
-Pa' darte una mano cariño.
-¿Una mano? mira que esto pesa, mucho más que ese librito que cargas allí, y el esfuerzo te puede hacer daño.
-Este librito es nuestro ideario practico de lucha popular, nenita, son los estatutos del Partido Proletario Global con el cuál iniciaremos la lucha que cambiara esta sociedad.
-Tantas palabra pa’ decir que te quieres meter en líos otra vez, mira chico agarra bien la cocina que allí va la realidad de la supervivencia del pueblo.
-¡Mamá! ¡Mamá!
Una banda de carricitos de diferente colores, la abrazaron y ella con movimientos felinos, abrió la bolsa (Funda) y les entrego caramelos, trate de ver entre tantos como nueve en total, cuál de ellos eran míos. Porque como en el pasado así en el presente, yo también había contribuido a la utopía de la raza cósmica. Marielena con sus cabellos rizados era de piel abronzada permanente y le gustaban los libros, siempre me sonreía.
-No los mires mucho que no lo sabrás nunca, ellos son de la mamá.
-Sí tienes razón, ellos son un solo pueblo, por eso que hay que luchar por todos cuando no sabes cuales los tuyos, los propios.
-Hasta aquí, gracias por ayudarme toma tú recompensa.
Y le dio un beso.
Un beso de Yelisa no es cualquier cosa, de sus labios carnosos aquel contacto fuertemente emocional, hombres de probado valor escapan en delirio, son aquellos deseos y pasiones que cautivan al ser amarrándolo a su deseo atávico, tantas pero tantas noches de hechicería contemplando esa enorme luna plateada de intensos rayos argentados que se reflejan en las aguas del mar de los Caribes.

…Entre tú ser y el mío…
Sustraído del diario del Comandante Sol, en los días en que el pueblo logró soñar.


------------------------Corría el año 1969 año de la pacificación-----------------
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Jun 09, 2013 12:48 am

[b]Patria o Muerte!
Historia entre las peores contrarevoluciones de esta tierra.

Al bajar voltee, para mirar la calle, por la cual había transitado, andando lo ya andado, un extraño presentimiento me embargaba, como si anduviese por senderos bifurcado de carácter obtuso, entonces recuerdo bien que sujete duro el libro que acaba de adquirir, lo examine de nuevo y me detuve en la portada releyendo el título, como si se trátese de aferrar un sueño junto con el tiempo, como si despertara, y comprobara que la pesadilla se esfumo, que la realidad era otra, en cambio tuve el presentimiento que; el libro me proyectaba a un sueño de ingenuos ideales, fue mi sentimiento mientras un escalofrió me recorría el cuerpo y releía el titulo abstracto de la propia acción:
Extranjero en Tierras de Exilio.
¿Se puede, ir sin andar?
¿Se puede, mirar sin ver?
¿Se puede, ser sin estar?
Luego el Subtitulo; Doctrina para el militante del Sueño Utópico de la Sociedad Ideal.
Un título que evoca inmediatamente la gesta que estaba por concluir.
Cuando llegue a la seccional del partido popular de Acción Democrática, mi padre era el centro de un acalorado debate, que por aquellos días en que el compañero Rómulo Betancourt, siendo electo Presidente Constitucional de la República de Venezuela, había iniciado una política económica de extraños matices contrarrevolucionarios, que muchos calificaron de Vende Patria y alta traición a las masas de campesinos y de la recién formada clase obrera, que lo habían llevado al poder.
-Compañeros el futuro de una nación, pasa por la creación de empleo, esto puede ocurrir solo si atraemos a nuestra nación el capital de la Compañías Multinacionales, que invirtiendo generarían ese empleo que tanto necesitamos y de esa manera la riqueza común o generalizada.
Se levantó de improviso, un compañero que estaba sentado en medio de la sala, alzando el brazo con la camisa blanca remangada, recuerdo que hacía calor, me pareció que el debate tenía tonos excesivos, o tonos que no entendía, por estar ajeno a la política doméstica que se estaba fraguando en aquellos tiempos...
-¡Mire compañero! nosotros no hemos luchado contra la dictadura de Juan Vicente, para darle los beneficios a las empresas extranjeras.
-Pero las empresas extranjeras, nos traen el complemento económico de crear fuentes de trabajo, lo que el capital criollo no ha sido capaz de formar.
-Nosotros nos levantamos contra la dictadura, para que haya reparto de tierra equitativa e igualdad social, no ser servos de los Yankees para que se beneficien de nuestros recursos minerales, eso es traición compañeros.
-Mire compañero, yo estuve en primera fila en la lucha contra la dictadura, estuve preso y trabaje con el grillo pegado a la pata, por eso creo en estos momentos en que alcance el rango de clase dirigente, que tenemos la obligación de tomar el mejor rumbo y es el del desarrollo, como la cooperación norte sur.
-Si los mismito que negociaban con el general Jiménez y entonces ¿Cuál sería el cambio?
De allí la muchedumbre dejo de escuchar y un gran murmullo se apodero del atrio de la casa seccional, entonces presentí que no era solo en ese pequeño espacio que el murmullo popular se fomentaba sino en toda la nación, sin ser tomado en cuenta por la política llamada del cogollo, sino que las posiciones se enfrentaban y se antagonizaban en un enfrentamiento generalizado.
Me quede sentado mientras la agitación se apoderaba de los presentes, uno incluso tiraba el carnet del partido, en clara posición de lo irreconciliable de las facciones opuestas de ese clamor popular, que reclamaba mejores condiciones socio-económica.
De allí salí dejando a la militancia del partido, en plena agitación porque asuntos personales impostergables me llamaban.
Cuando llegue al punto de encuentro, junto a las escalinatas del Calvario, que el ilustre americano había construido, y que su arquitectura me llamaba siempre la atención.
Yuleima, estaba tan encantadoramente vestida, que armonizaba con el conjunto arquitectónico y el entorno ambiental natural que nos rodeaban, de allí desde el primer beso ascendí el Edén y comprendía que dentro una misma época, había incidencia que se proponían desde la creación.
La tome de la mano, mientras bajábamos hacia la plaza O’Leary, al llegar nos sentamos al borde las fuentes, de la cual chorros de agua expulsados de las estatuas, formaban juegos de abalorios en el estanque reflejados en las luces de colores, Luego me refleje en el brillo centellante de su mirada, que me trasportaron al paisaje encantado y descendí solo para hablar de lo profundo de un sentir que se avivaba en su presencia y permanecía intenso dentro de mis adentro en su ausencia.
Mientras me reflejaba dentro de sus ojos, captado por el centellar de su mirada, había una parte de mí que se elaboraba en toda la problemática antes expuestas, y de vez en cuanto cuando su mano inmersa en las aguas de la fuente recorría la breve distancia entre nosotros y me arrojaba gotas, encantándome con su espontanea sonrisa ingenua, Despertándome de ese otro que estaba inmerso en una trama política-social, que se hilaba así misma. Mientras mi ser se volcaba hacia Yuleima, con todas las fuerzas irrefrenables de un sentir que no se saciaba con las épocas, ni se limita con el tiempo espontáneamente de mí sentir, doy a ti todo mi sentir en estos espacio inexistentes que creamos para nuestro común prodigio,
Esta es mi prosa escrita, sobre tu piel dorada por la extenuante exposición a los rayos de los astros que iluminan el firmamento, de estas latitudes, que nos abrasa en fuegos inextinguibles, donde nuestro amor corre libre, dentro la espesa vegetación forma el hábitat y el abrigo, y a la sombra de frondosos árboles, envueltos en la exuberancia de flores que emiten aroma y colores para abrirnos a una dimensión de naturaleza incontaminada, de esencia virgen que junto a ti, puede calmar todas las tribulaciones que nos embarga y nos enfrenta que derrama la dicha en el holocausto, bañando la tierra y donándole esta nuestras generaciones.
De sus caricias me envolvía el elixir, me volvía incontinente en sentir su piel, en vivir dentro de su respiro, en compartir nuestros latidos para fundirnos en uno, y volviéndonos a separarnos como las olas del mar, impetuosamente que arremeten contra los arrecifes, o que acarician la fina arena para luego disgregarse sobre tú cuerpo, y adentrase dentro de tus abrazos, dar de mi lo efusivo de mi sangre que es simbiosis, y es hermoso, en lo intenso de vivir en ti y entregarme al culto de tu divinidad, de esa manera volver a las cúspides, escalando las laderas en que fue sembrada la civilización.
De la mano aun, caminamos sin detenernos hasta su casa, en aquellos pasos inscritos en el firmamento, destinados a nosotros y dedicados a la paz y a la armonía de la humanidad.
El beso entre puerta, con tú mano apoyada sobre la tallada madera, el destello de su mirada, mi mano que marchaba a la lejanía, su puerta que se apoyaba al cerrarse sutilmente como cómplice sigilaba ese encuentro que no conoce limite.
El libro lo acomode en la mano derecha, pues la izquierda me sudaba, dejándome sentir un cosquilleo.
Al llegar a casa, entre al zaguán, de su arquitectura colonial mientras estaba siendo avasallada por la arquitectura de líneas rectas, de forma simples que emarginaban los contornos artísticos de nuestras casas, y me vino espontaneo una frase ¡Esos gringos, carajo! ¡Sí esos Gringos! me dije a manera de reflexión; Que derecho tienen de expropiarnos de nuestro quehacer, de nuestra Identidad, esta invasión no es solo económica, es cultural.
A mi padre lo halle leyendo, el periódico al lado del cántaro del cual tome un sorbo de agua. La luz iluminaba sobre las plantas y el helecho en particular tomaba un color verde eléctrico.
-¿Que te pareció el debate, en la Seccional del Partido?
-¡Bien! no sé, confuso, ¿Que querría la gente?
-Esos son unos cabezas calientes, que creen que el socialismo es que nadie tenga, en cambio el Compañero Betancourt en el exilio aprendió las bondades de las naciones industrializadas, que se basan en la libre empresa y esto genera riqueza para todos.
-Si se ve bien, algo así como estimular el individualismo y los intereses personales para plegar a las mayorías, y expropiarlos de su fuerza de trabajo, ¿No es así?
-Tú también, te vas a poner con esos Carlitos, (Eso de Carlitos me sonó a los años, que mi papá era el todo, y que del emanaban todas las circunstancias). Lo que sucede, mijo es que yo estoy luchando, desde los tiempos del Juan Vicente Gómez y además de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, décadas de lucha que empecé a tú edad, y sigo en la lucha; pero como en toda acción, hay una maduración de la experiencia, que es la que nos impone una manera de liderizar, y de hecho optar por las mejores acciones que nuestra época nos impone, como experiencia para el mejoramiento Socio-económico de la población.
-¿Y si a todo lo hecho está equivocado, o habido un desvío de la causas en que se empezó la lucha? ¿No hay que recapacitar?
-¿Mira mijo, crees que una revolución o lucha política tiene una formula, única para realizar el ideario prefijado? Luego la praxis te convence que no es así, en las luchas políticas se va a ciegas, y la realidad se configura por ella misma, pues responde a precisas dinámicas Psico-social y mientras por un lado vas con el ideario, por otro lado explotan los contra revolucionarios, por ello es que parece que hay desviaciones, pero la realidad es que te vas adaptando a la realidad existente.
-Bien y donde está la contradicción actual, porque la mayoría esta hacia otro rumbo diferente de la dirigencia.
-Eso es bien sencillito, nosotros nos prefijamos la lucha de clase, siempre amoldados a los cambios sociales, que se dan en las grandes urbes de los países desarrollados, pues lamentablemente por nuestra formación histórica, somos periferia cultural de donde se gestionan las grandes ideologías, y en cierto punto actuamos como marginados de los grandes cambios sociales que se dan en el mundo, e por tal razón importamos esos modelos sin tener las causas, por ejemplo aquí la clase obrera se está formándose y por lo tanto es incipiente y ya se le da los beneficios que en otras realidades se han formado con la lucha..
-Lo que se llama una realidad doméstica, nuestro quehacer criollo. (Y allí me fui dentro de mí buscando una razón más amplia).
-Por allí va la idea. lo cierto esta, es que todo hay que adaptarlo a la realidad existente, y por ejemplo mientras se hace el reparto de las tierras, según el ideario de la Reforma Agraria, que de paso eso se viene haciendo desde la independencia, y muy pocos saben sacarle provecho económico rentable a la tierra, mientras la mayoría llegan precariamente a la autosuficiencia, en estos momentos se está formando una realidad urbana que no conocíamos, y esto se debe al desplazamiento de masas humanas hacia nuestro continente, desde la guerra civil española hemos sido receptores, después de concluir la segunda guerra mundial, sigue el flujo humano buscando alternativas socio-económicas mejores y antes nuestros propios ojos la realidad de pueblo grande de ambiente rural se está formando en una urbe cosmopolita multicultural.
-Si, no, los Musiús (Extranjeros pero provenientes del otro lado del atlántico) Ellos vienen con otras costumbres. (Entonces entendí lo que acontecía a mí alrededor y de pronto muchas inquietudes encontraron su lugar). Vienen con su bagaje cultural, ¿A enriquecer o desplazar la nuestra?
-Exacto y con iniciativa que a nosotros no se nos ocurren, ellos vienen armados de acción avanguardista, por ello nuestra realidad circunstancial nos impone la creación de la libre empresa, del respecto a la propiedad privada, de estimular con políticas económicas al capitalismo criollo, y este cuestionamiento muchos miembros de nuestro partido, lo ven antagónico a los estatutos del partido que son de formación socialista, pero no entienden que es una formación de Economía Mixta; Libre empresa y Justicia Social, retribución justa, pensión, seguros social, educación gratuita, etc.
-¿La verdad? Es una traición al ideario nacional estimado padre, pues está bien lo antes expuesto, pero el capitalismo es individualismo y formación de intereses privados y esto acareará acumulación de capital en manos de pocos, expropiando a la mayoría de la riqueza de todos.
-No es así pues en el norte, se ha generado una clase media, que posee bienes y tiene la posibilidad de formar a sus hijos, en las mejores universidades. De esta manera las oportunidades forman la igualdad social, cultural y económica y se alcanza el socialismo o sea el desarrollo social de los pueblos por otra vía, que es la Economía mixta...
-Y si esas circunstancias son producto de una cultura específica, y no se adaptan a la nuestra, aquí con la viveza criolla lo que puede ocurrir, es como en los gobiernos pasados, fuerte corrupción y dispersión de recursos, el profesional alienado de clase, trabaja para enriquecer a una minoría.
-En política no hay nada escrito y cada política que se implementa, tiene su propia dinámica, y esta se desarrolla o fracasa según la idiosigracia de los pueblos. Aquí lo que hay es una característica peculiar leen unos tres libritos y sin esperar a digerirlos, se creen dueño del destino de los pueblos, se forman en Pseudosintelectuales, y hacen proclama al desorden público a la confrontación entre clase, que aquí en nuestro país aún no están formadas, y si hay una situación de pobreza generalizada es la herencia de la guerra de arrase y quema que heredamos de la independencia.
- Será, pero hay un malestar que se siente y llama nuestra atención.
- ¡Doña Leticia! (Desde la entrada y recorriendo el pequeño corredor corre una voz dulce y melodiosa que interrumpe nuestra conversación, junto con el trinar de los pájaros en cautiverio, que sus jaulas penden junto a los helechos de las columnas portante que abre al jardín interno de la casa, volteo hacia la puerta que se abre y deja libera el paso a la figura esplendorosa de Yuleima, que asoma saludando con voz melodiosa y mi ser se llena de otras acepciones, mientras avanza, me reconforto en mí, y una ligera brisa nos trae frescor y el aroma del guayoyó, colándose en la cocina, aroma a café, aroma de las flores que penden, aroma del ser amado, aroma de la casa paterna, el idilio que esta por desvanecerse, ¿Porque cambiar, si todo está a nuestro alcance?
Ella se acerca a mi padre, y lo besa luego viene hacia a mí que me levanto y la tomó en mis manos, profundo y suave desliz de su piel fresca, como el roció de la mañana, y su cabello a un bañado de su esplendorosa cabellera color azabache, mis manos al posarse sobre su cintura, apreciaba la otra manera de la teoría en que se desarrollan los pueblos, la fina tela deja entrever todo el fulgor de su joven edad, en mí el profundo de mi albergaba la razón única sencilla, pura en que el centellar de sus ojos como el lucero que despunta por sobre las montaña del oriente, en que mis emociones me trasladan al Edén terreno, la carnosidad de sus labios se posaron sobre los míos, microsegundos del mas deliciosos de los elixires que hombre alguno haya tocado, la tos seca de mi madre nos llama a la compostura, a la urbanidad y buenas maneras, y nos dirigimos a la mesa donde se servía el desayuno, las arepas humeantes esparcidas con mantequilla, el queso blanco, mientras el café se unía con la leche, y las frutas con sus expresivos colores armonizaban aquella vida hecha a la medida del hombre, serenidad y tiempo para el buen vivir, de las buenas costumbre y el respecto por la casa paterna, la luz que iluminaba por el zaguán, hacía de nuestra tertulia, una charla amena, hasta que recobrarnos el sentido del tiempo y de las obligaciones, yo y Yuleima debíamos irnos a la universidad, ya levábamos un buen retraso. Pero dentro de nosotros, albergábamos el infinito amor de nuestros años mozos.
En el camino Yuleima me regalo un dibujo, proyecto como debería ser nuestra casa.
Al llegar a la universidad, me quede mirando el Ávila, mientras una banda de guacamaya volaba sobre nosotros, con su clásico sonar. Mientras Yuleima se dirigía hacia la facultad de Arquitetura, me quede mirando su andar y ella volteo para obsequiarme un beso, distancia de un amor que da correspondencia ilimitada. Mientras pasaba por la Facultad de Arquitectura, me imagine que el patrimonio de la Arquitectura del Periodo de Oro Clásica Griega estará a salvo en sus diseños.
Cuando llegue a la facultad de Ciencias Políticas, había un alboroto que me imagine de inmediato, lo que sintió Adán al ser expulsado del paraíso.
Lo primero que oí fue que; ¡Ese Presidente Betancourt! ¡Es un vende patria! otro; ¡Ese es tremendo traidor! se vendió a los Gringos, el muy H, d… P! Ahora en vez de Socialismo nos quiere meter el Liberalismo Económico, y cederle a los Yankees, todos nuestros recursos económicos.
Para entrar en ambiente me costó algo, aún estaba retraído, en lo dulce de la vida, a cierto punto quise argumentar según lo entendido con mi padre, pero por profundo sentido común me frene, pues el fanatismo, entendí, no se la lleva con la razón.
¿Estaría DIOS drogado cuando le hizo la razón al hombre?
-Compañeros aquí hay que decidirse y elaborar un pliego conflictivo contra este gobierno traidor de las aspiraciones populares.
Así que nos sentamos a redactarlo.

Ciudad Capital de Caracas Marzo 30 del 1960.

Pliego de la Declaración de Conflicto Contra el Gobierno Nacional por parte del Estudiantado de la Magna Casa de Estudio U. C. V.

Tomando en cuenta que en el momento actual de nuestra historia patria, él Compañero Presidente, ha tomado una acción de entreguismo al Imperialismo Norteamericano, sacrificando nuestra soberanía a los intereses del Capital Yankees y de sus aliados el Sionismo Internacional, de sus ansias desmedida de enriquecimiento y dominio de los recursos naturales que yacen en la Pacha Mama o naturaleza que el propósito de estas nefastas organizaciones es la de desculturización de los pueblos, el dominio de los gobiernos, poniendo a la cabeza de la dirigencia títeres ciegos servos de sus ambiciones, a los cuales se arrodillan incondicionalmente en contra de los intereses de las grandes mayoría.
Nosotros declaramos a este gobierno y a los firmatarios del Pacto de Punto Fijo como la máxima traición hecha a Venezuela y Latinoamérica desde que nuestra historia empezó a escribirse.
Por tanto lo declaramos ilegitimo e invalidamos cualquier negociación hecha a espalda de nuestro pueblo.
A) Que el Partido Gobernante Acción Democrática es Socialista en sus estatutos por lo tanto todos los recursos económicos y naturales deben ser socializados.
B) Que la Educación es pública y garantizada a todos los sectores sociales.
C) Que el libre acceso a los hospitales, como a la medicina es derecho inalienable de la salud.
D) Que cada ciudadano de esta nación, nace libre y por ende tiene derecho a congregarse y a luchar contra los Oligopolios y monopolio que quieran adueñarse de los recursos que son de todos.
E) Que es nuestro deber Moral y Patriota, oponerse y luchar contra la Villanía de nuestra Clase Oligarca, que hoy junto al Presidente ha entregado nuestras riquezas al capital Yankees-Sionista.
F) Que la naturaleza incontaminada y que es parte de nuestra herencia ancestral no debe ser alterada por la explotación indiscriminada y contaminada de la potencia del norte.
G) Que nuestra identidad cultural producto implícito de nuestra historia, no está a la venta ni debe ser objeto de discriminación para favorecer intereses foráneos.
Por todo lo antes expuestos: declaramos al gobierno nacional y a los intereses que representa enemigos de las clases populares y del estudiantado organizado en franco repudio al entreguismo que hace de nuestras riquezas y soberanía nacional.

Centro de Estudiante de la U.C.V.


-¡Compañeros! ¡Compañeros! ¿Se enteraron de la última?
El comandante viene para acá.
-¿Que comandante, chico?
-El Comandante Fidel Castro.
-Na guara.
-¿Quién te dijo eso?
-Me entere en la Seccional del nuevo partido el MIR, y va dar un mitin en la plaza O’Leary.
Esa era otra cosita que veces mi mente olvidaba, o trataba de omitir, la épica lucha del pueblo Cubano que a nosotros nos hechizaba peor que el canto de las sirena a Ulises.
-Bueno compañeros, debemos asistir todos para conmemorar la Victoria de la Revolución Cubana.
-Bien, allí estaré, presente y consecuente con la lucha.
A mi padre no le gustó la idea en si y no, de las controversias que estaban creándose en nuestra nación. En si porque la dirigencia había ayudado materialmente al derrocamiento de la dictadura de Batista, además que él era sostenido por el capital Americano y como consecuencia a los intereses americanos, por lo tanto era nuestra reacción alérgica a todo lo que provenía de nuestros amigos del norte, como los llamó el General Bolívar, amigos en sentido estricto de mantenerlos lejos de nuestras tierras. No porque los vendes Patria de Betancourt, Jovito y Caldera se había ido a Nueva York a plegarse a los Intereses de Yankees, Sionista haciendo un pacto, no solamente a espalda del pueblo Venezolano sino que contradictorio que el Ideario Revolucionario, predicado contra las diferentes dictaduras, por lo tanto aceptando la Injerencia Norteamericana y copiando su modelo Socio-económico, la Revolución Cubana era una espina en el costado y una piedra en el zapato que recordaba a nosotros los criollos que el rumbo se estaba perdiendo,
Por ese entonces en que estaba tratando de entender, había una idea que constantemente golpea mi mente y era la posición extrema de crear la conciencia anti norteamericana, que cuando charlaba con mi padre y la guardia vieja del dirigencia, ilustrando las bondades de la sociedad anglosajona me entraba la duda, luego venia los debates con el partido recién creado del Movimiento Independiente Revolucionario, se presumía que la lucha era contra la Elite Económica Americana y el Sionismo que tenía atrapado a ese pueblo dentro de una explotación sin límite y que además los hacían cómplices de la explotación de otros pueblos.
El día del Mitin en la plaza O’Leary bajamos y nos encontrábamos con otros militantes hasta que las calles fueron como ramales de ríos, que sus cauces aumentaban y su volumen se desbordaba, en un fulgor que explotaba en agitar las consignas de profundo sentir revolucionarios, cuando el Líder de la Revolución Cubana Comandante Fidel Castro, se asomó al balcón del Edificio Bloque Nº1 de la Urbanización del Silencio. La ovación rompió el Silencio, Imperante y todos nos unimos en una sola emoción y cuando el Camarada Cubano dijo: regracio al pueblo de Venezuela por la ayuda prestada el delirio colectivo me indico que ese sueño era compartido y que en una forma sutil de romanticismo revolucionario criollo, también nosotros queríamos una gesta Heroica de igual manera. El punto de no regreso del sentimiento popular fue cuando el Comandante Fidel, ajeno al ajetreo de la política doméstica dijo:
-Y al Compañero Betancourt, le damos gracias por la ayuda prestada, a nuestra empresa revolucionaria.
Lo último, lo deduje por que la pitada y las consignas contra el Vende Patria y traidor del ideario Nacional, fueron de un tono que a conciencia me di cuenta de qué lado estaba yo, con todas las contradicciones de ponerme contra mi padre.
La noche avanzó, y yo me replegué hacia la casa de Yuleima, hablamos largo rato en la acera, hasta que su madre, Doña Amelia, protesto;
-Que eso de estar en la calle, es contra las buenas costumbres, que dos comprometidos hablasen en la acera.
Entonces la bese y sus labios al contacto con los míos, me trasportaron más allá del paraje mágico, el breve contacto de su cuerpo con el mío, de la tela de mi traje de lino y su vestido de seda, permitían que las dos pieles percibieran las formas de los dos cuerpos, un sentir que daba la sensación de la simbiosis hombre mujer y que trasladaba al deseo macho y hembra, al oriente del jardín del Edén, formas sublimes en los seres pueden abrazar por un instante todo el universo.
Luego marche bajo su atenta mirada a lugares de Exilio.
La Universidad era un hervidero de ideas contrapuesta y de encontradas emociones, así que las asambleas y marchas llevaron su cauce de protesta a los disturbios estudiantiles, porque ni en la dictadura se había ultrajado la bandera nacional y ni nunca bajo ninguna circunstancia pegado a una Estudiante, este hecho que para nosotros demostraba toda la crueldad del sistema, sin contar a las recién formadas bandas armadas de Acción Democrática de gente sin escrúpulos fieles y ciegos serbos del sistema imperante, y de sus amos los Norteamericanos que habían instalado un sin número de Empresas y que eran blanco de atentados y protestas violentas contra de sus sedes.
Un día en una Asamblea, se propuso la lucha armada como única vía de destronar a los que usurpaba ilegítimamente el Gobierno.
En pocas reuniones los que estábamos de acuerdo con la ideas, empezamos adiestrarnos teóricamente, hacia la idea de la guerrilla en el monte para ello compramos mochilas, cantimploras, cocinitas a gas, tiendas, y nos decidimos aún más cuando recibimos la comunicación de Cuba, nos darían adiestramiento militar en alguna montaña que escogeríamos previamente.
Tomamos los mapas y decidimos que fuera por sus características el Cerro del bachiller.
-Mira Carlitos que haces con tanto equipo de campamento.
-Nada, me estoy preparando para irme unos días a la gran sabana con unos amigos de la facultad de Sociología.
- ¿Seguro? No me estarás escondiendo nada, me imagino.
-¡Nada! ¿De qué?
-De movimiento subversivos, de formación guerrillera.
-No jodas papá, como que se te desató la imaginación.
-¿Tú crees que soy pendejo? Yo, ya he estado en esa, y espero que confíes en mí y no te dejes arrastrar a situaciones más grandes de las que puedas manejar.
-Pero que dices, todo está normal, será un viaje con fines antropológicos de estudio a los indígenas de la Gran Sabana.
-¿Cuándo será el viaje?
-En unos días y antes de partir te aviso.
-Quedo de ti, que me informes.
Pero la frase quedo seca y tajante, luego en mi mente se formaron y se esfumaron a su vez miles de conjeturas; una de la que prevaleció es la de que mi padre usaba la telepatía para saber lo que estaba haciendo.
Los siguientes días se armaron aún más los cuestionamientos y mi padre como que iba siempre un paso delante de mis acciones, y esto me dejaba desarmado, además que de la recién creada célula clandestina para la lucha armada brazo armado del M.I.R.
Todo fue preparado como es debido en la clandestinidad, así que convoque a mi familia y les comunique que partiría para el oriente, en la mañana siguiente con las primeras luces que emite el alba.
-Bien, hijo espero que vaya todo bien, mañana nos levantaremos junto contigo para desayunar y despedirte, ¿Me imagino que vendrá Yuleima a despedirte?
-Pues claro, que ¡Sí!
Me sentí contrariado, porque imaginaba que la lucha clandestina, debería iniciar en la noche, y además que un guerrillero no debería tener compromisos sociales, ya que rompía con todo lo establecido al irse a la clandestinidad.
A la mañana siguiente, estaba despierto antes del alba en realidad no pegue ojo y un sentimiento me embargaba en vez de sentirme un Combatiente, me sentía como cuando salía de campamento como Boy Scout, con mi madre preparándome la mochila y mi padre inspeccionando los arneses. Bien bueno pues, tremenda subversión.
La contradicción, mayor era que quería partir, ya como clandestino desplazarme en la penumbra, pero hasta el loro me llamaba.
Mi padre, me pidió que me sentara pues quería decirme unas cosas, accedí pues podría ocurrirme algo y este sería la última vez que hablaríamos.
-Escucha hijo en la vida cuando somos jóvenes,
(Mi madre interrumpe).
-Toma hijo bébete este guayoyito, para que no te duermas por la carretera.
-Como te decía cuando se es joven, se toman ciertas decisiones que luego en la madurez nos arrepentimos.
Bebía el café y algo me llamo la atención.
-¡Mamá, este café sabe a medicina!
-¡Mijo! está cargado para que te espabiles.
La puerta se abrió y entro Yuleima, en aquel momento entre en un estado de bienestar en el cual mis sentidos se retraían entrando en estupefaciente, ella se acercó y como es su costumbre me beso, desde allí la tome en mis brazos y sentí aquel profundo venir de la herencia ancestral y juntos subimos hasta la cima de las cumbres andinas en la cual me señalo el futuro inmenso e infinito de nuestra descendencia, la espesa neblina que subía por el páramo y el fluir de las primeras gotas que forman el incipiente torrente que junto a ella formamos ese impetuoso cauce hasta llegar a las llanuras y perdernos como nutrientes de la exuberante vegetación tropical y así amarnos libres entre hojas de espeso follaje y despertar en nosotros el fuego inextinguible de nuestro querer arrullados por el cantar de pájaros de plumaje multicolor donde ella entrego a su conquistador la más hermosa flor que por estos paraje halla florecido emanando perfumes de ensueños, delicadas fragancias, aromas y deseos mezclados que fomentaban nuestros amor, mientras de sus ojos resplandecían las cordilleras, las extensas sabanas el ancho mar, la impenetrable selva, allí te amé en aquel instante que fuiste mía y, yo decline mi vigor a ti.
-¡Carlos! Carlos ¿Estas bien?
Sentí la voz y mi vista se abrió nublada, pero alcance a decir;
-¿Que paso?
-Nos tienes asustadas, son tres días que duermes.
-¡Queee!
Me alce de un salto pero la cabeza no respondió.
-¿Cómo pudo pasar?
-Tu madre por orden mía te dio un somnífero.
-¿Porque hicisteis eso? Ahora me siento como un traidor.
-Sì, lee, en los periódicos lo que sucedió en el Cerro el Bachiller.
Me acerco los periódicos, y agrandes titulares decían que habían sido abatidos peligrosos guerrilleros.
-¿Tú lo sabias?
-Si lo sabía y toda la dirigencia, pues ustedes estaban infiltrados.
-Si íbamos adiestrarnos, no teníamos armamento, esto es magnicidio, porque no me advertiste para salvarles la vida.
-A mí me avisan para que salve, mi hijo, y ese es mi deber tu no quieres oír, esto ya lo hemos vivido, ustedes de Cabeza Caliente quieren cambiar al mundo, mientras a nosotros nos ha costado edificarlo.
Me quede mudo, introvertido digiriendo todo aquello, creo que la primera lección de un clandestino; es no confíes, ni en tu padre, justamente el que me salvaba la vida, pero me sentía despedazado, pues mis compañeros habían sido sacrificados sin compasión, y en mi albergaba un profundo sentimiento como si hubiera traicionado la causa.
De esa manera me desperté del romanticismo ingenuo revolucionario, como creía yo, y que en adelante se debería luchar más seriamente y que la clandestinidad, no se inicia proclamándola en Asambleas Estudiantiles.
En la Universidad el asesinato de la Juventud en el cerro el Bachiller, fue una explosión de protesta en mis reflexiones, trataba de imaginarme como esa calaña que era el Presidente de Venezuela, podía asesinar a la gente de esa manera desarmada y personas que habían trabajado para que él fuera elegido.
Hablando con mi padre, le expuse mis motivos de no ser militante activo contra el gobierno.
-Mientras no sea armada lo puedes hacer, la militancia política es un derecho sea del partido que sea.
-Quien te dijo en lo que yo andaba.
-Un amigo del S.I.F.A. me advirtió que estabas en la lista negra, y que ibas para la montaña, por lo tanto tuve que actuar para que no te mataran como a un pendejo.
-Pendejo, porque quiero luchar contra ese Vende Patria.
-Pendejo, porque quieres luchar contra intereses y cosas que no entiendes, pues el que manda ahora, fue porque ganó una guerra.
-¿Cual guerra?
-La segunda guerra mundial y allí se decidió quien iba a liderizar este mundo, quien iba a imponer su pensamiento, su teoría económica.
-Bueno la guerra continúa, porque los rusos que también ganaron la guerra apoyan este tipo de movimientos.
-¿Los Rusos? Si no fuera por la ingente cantidad de armamento y de pertrechos de todo tipo y de alimento, hubieran sucumbido en la primera cañoneada. Allí no hay ni libertad, ni economía, ni alguna forma de libre empresa, solo dictad del politburó que un mando vertical, hace los que le viene en gana, lo que se llama una dictadura con toda de la ley.
-Ellos allá socializaron todos los bienes y hay un reparto equitativo de bienes y recursos no del monopolio de unos pocos.
-Si anda a ver las colas, por lo que aquí consigues en cada esquina, allá tienes que hacer colas por cada cosa, que te sirve el tiempo a la gente no se le va trabajando y produciendo sino haciendo cola. Hazme el favor aquí decidimos que la economía seria de libre empresa y el estado estimularía con la economía y la creación de la infraestructura la riqueza individual.
-Aquí hay mucha pobreza, necesidades en si hay una verdadera política excluyente y de marginalidad de la gran mayoría.
-Eso es relativo el estado crea las posibilidades, después cada uno según su propia iniciativa se crea la oportunidad, hay educación gratuita, salud, derechos y deberes, que las infraestructuras funcionan y basta, esa es la función del Estado.
-No es así, en la práctica en estos momento el capital extranjero se está apoderando de los recursos y la empresa privada está creciendo y es mayor que el Estado, el empleado privado gana más que el empleado del estado y el funcionario está cada día es más corrupto.
La conversación podía seguir hasta el infinito, lo cierto es que junto a mis compañeros, yo trabajaba pintando paredes en las noches consignas subversivas, empecé por el impulso que la gente supiera de la masacre en el cerro Bachiller, pero luego empezamos con una imprenta y por lo tanto iniciamos con acciones mirada, como la quema de carros, y lanzar las molotov en los almacenes extranjeros.
Guerrilla urbana, la llamaban conjuntamente otros realizaban acciones armadas, la tensión crecía y nos organizábamos poco a poco cuidándonos de las infiltraciones. Crecíamos según el gobierno iba radicalizándose en servilismo a los intereses Yankees y del Sionismo internacional, mientras nuestros recursos naturales, los compraban a precios irrisorios los productos manufacturados en sus fábricas era costoso, de la época del General Pérez Jiménez había creado Escuela técnicas de buen nivel profesional especialmente metalmecánica, pero a los Empresarios Extranjero y Criollos nueva clase explotadora, no le favorecía personas formadas, pues a estos debían pagarle un sueldo de acuerdo a su formación técnica, para ello era necesario persona sin formación pues ellos los adiestraba en operar alguna máquina y los etiquetaba como obrero calificado, y los salarios eran viles, insuficiente para mantenerse ellos y su familia dignamente. Un obrero de la construcción detallamos en un estudio, la cantidad del salario que ganaba haciendo una edificación y descubrimos que luego de varios años de trabajo no habían ganado lo que el Capitalista vendía en un metro cuadrado de edificación, a este quehacer de la explotación hombre por hombre lo llamaban Liberalismo.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Jun 09, 2013 12:51 am

Las masas agrarias por los bajos precios de los alimentos, gracias a las tecnologías se desplazaban hacia las ciudades y en santiamén el rio Guaire se convirtió de un manantial de aguas cristalinas donde nos bañábamos y nos remontábamos por sus cauce en cloaca al abierto, hediondo y lleno de basura, los cerros de frondosos árboles, eran arrasados y se construían precarias viviendas de hojalatas, de cartón cualquier material reciclado, como barriles donde se trasportaba la riqueza nacional, era todo lo que les llegaba a las masas y de esa manera se iban envileciendo, los obreros libaban licor dejando a sus familias en el desarraigo, luego de un tiempo los abandonaban, las niñas aun menores iban a trabajar en botiquines de mala muerte dirigidos por extranjeros, allí se prostituían, bebían se abandonaban al vicio, las buenas costumbre y la moral se resquebrajaba y llego a ser de tal magnitud, que un chulo antes repudiado y mal visto, se convirtió en un ejemplo del vivir sin trabajar.
Con todo este panorama, de profundo degrado social, la lucha armada para mí, se convirtió en un clamor de patria.
Todo iba bien, muchos cuadros de oficiales del ejército que aun mantenían un grado de solvencia moral se habían pasado a nuestras filas, el Gobierno del Vende Patria corrupto e inmoral tenia los días contados.
Se pactó en todos los frentes para darle el golpe final, y estalló como previsto, el levantamiento popular por la recuperación de la dignidad y la soberanía nacional estallo, los cuadros del ejercito a favor y en contra se enfrentaron y el pueblo de parte de los rebelde nos apoyábamos, pero un detalle fuera de cálculo, los Americanos había llegado con una flota y participaron activamente bombardeando las posiciones rebeldes, la intervención Yankees volteo la situación a favor del Servilismo que ellos protegían con especial predilección por sus intereses.
Dentro de la Batalla, quede atrapado en una iglesia en Puerto Cabello y viendo al Cristo, me pregunte porque estos diablos nos han vencido, así meditaba cuando un compañero me dijo;
-Combatiente no es hora de rezar, el ejército avanza y las orden son de exterminio.
-¿Que nos queda camarada? sino morir por nuestros ideales.
-No hay que seguir viviendo, para seguir fomentando la subversión, se ha perdido solo una batalla. A la larga ¡Venceremos!
-¡Y a donde ir!
-A Colombia donde el Padre Camilo.
-Bien (Asentí con la cabeza, dentro de mi derrota material, también Bolívar después de la perdida de la primera República se fue para Nueva Granada será la dinámica de las cosas y ¿Hay ritos que se deben seguir?
De esa manera con renovado espíritu de lucha, nos desplazamos en medio de la noche reinante, cómplice de nuestra clandestinidad evitando los puestos de guardia del gobierno, hasta salir de la ciudad.
Fueron días duros internados en el monte, hasta que cruzamos la línea, justamente la línea que separa a pueblos hermanos.
Cuando alcanzamos las posiciones guerrillera y nos dieron el estatus de Combatientes Activos, en la formación me llamo la atención que el llamado a la formación era.
-¡Soldados de Bolívar!
Esto me impacto y me reconcilio con la historia, porque a lo largo de mi formación política, nunca habíamos tomado en cuanta el ideario Bolivariano.
-¡Soldados de Bolívar! “Presente y Siempre consecuente en la lucha por su pueblo.”
Me resonó automáticamente en mi mente, rebotando y expandiéndose al infinito. Dentro de mí en lo profundo de mí, que no concebía la derrota sufrida había un silencio, un silencio que habría dentro de mis espacios, aun no configurados para guardar toda la amargura de haber perdido ese momento histórico. Dolor, soledad, rabia, impotencia, todos esos sentimientos se reunían y clamaban por la dignidad de crecer como ser humano, y de crear una dimensión mayor; pues ninguna gran gesta se ha hecho sin haber probado el polvo de la derrota.
Es la derrota la que te nutre, y te proyecta a formas y conciencias mayores donde el ser encuentra un espacio ideal para renacer.
Y en mi crecía y se fomentaba la Conciencia Antiamericana.
El padre Camilo, como persona me intrigaba, como un cura podía estar en esta, luchando contra los poderes de la tierra, si el Vaticano era un símbolo de poder.
Un día descubrí o me descubrí, que el levantamiento del E.L.N. respondía a dos doctrinas principal Una a la Bolivariana, Dos a la Teología de la Liberación, de esta manera me sentí niño en la excepción del termino; regresar aprender, pues la Teología no la había nunca visto, como ente formador y mientras, avanzaba en el conocimiento de la palabra conjuntamente con el ideario bolivariano, me di cuenta que de la Ideología materialista a las Ideología Idealista, había un buen trecho, y esto me inducia a que una revolución debería tener un fuerte matiz humanista, sino el hombre seria fácilmente absorbido y subyugado por el medio y de nuevo envilecido por los deseos materiales a los cuales un verdadero revolucionario debería ser inmune, por la creación de una estricta moral revolucionaria.
-Cristo nos dijo que delante una ofensa dieran la otra mejilla, pero quien lucha contra el abuso que oprime a los pueblos, se redime así mismo. “Nunca tomen un fusil y digan en nombre de Cristo, pues el no aceptaría jamás la violencia, hágalo en Nombre de Bolívar, en Nombre del Desamparado, en Nombre de los Niños Abandonados.”
-Pero si Cristo no acepta la Violencia, ¿No es anacrónico estudiar la palabra y la Teología?
-No es, pues sino se estudian la corrientes idealistas, te formarías en las corrientes materialistas y ¿Qué futuro le darías a tu pueblo? Si vences, la misma retórica del Liberalismo, sino a la inversa fomentar los bienes de consumo, para su distribución masiva, mientras las entrañas de la tierra son saqueadas y la naturaleza o Pacha Mama es contaminada. Y de nuevo veras al hombre envilecerse, plegarse delante de lo material,
-Pero la lucha del hombre es material, se trata de quitarles a los monopolios cosas materiales y darle al pueblo cosas materiales. Por esa razón nunca hemos buscado fuera del propio contesto ideológico.
-El cristianismo es un método, el Método del Espíritu que traducido; es el desarrollo de la personalidad mediante el conocimiento el sí mismo. Esto es para el dominio de la Conciencia Emocional.
-Y a que le sirve al pueblo, este desarrollo, ni siquiera creo que sería posible a ellos formulárselo como prioridad en la vida.
-No solo de pan vive el hombre, sino de cada palabra que sale de DIOS, conquistad el reino de los cielos y todo se os dará por añaduría.
Muchos los llamados, pocos los escogidos el que tenga entendimiento que entienda. Quizás sea solo para los llamados a dirigir, los cambios radicales y estructurales que la sociedad necesita, para el buen vivir, tú mismo has visto como en pocas década ha habido un deterioro de las costumbre y del ambiente, el buen dirigente nutre a su pueblo con su ejemplo de vida.
Como el Cristo, y mediante de él, obtendrás la luz.
Un campamento en especial el del E.L.N. no era un solo de adiestramiento militar, sino en la formación moral y ética del combatiendo cosa que yo compartía, pues un hombre es libre en la medida de su conocimiento.
Cuando se partía para las acciones armadas de liberar zonas al dominio de los gubernamentales, el fusil era un medio delante de nosotros, estaba nuestro deber patriota pero a la vez moral, noble ideal que nos mantenía incontaminados entre la lucha y el odio, los soldados no eran enemigos sino hermanos, los oficiales aunque poseían un grado de adiestramiento de la escuela Yankees, más bien parecían amaestrado con manuales de perros policías. Los Yankees tenía escuelas de Psicología y estas las empleaban para condicionar y robotizar a sus serbos convirtiéndolos en instrumentos ciegos, fieles incondicionados instrumentos de sus intereses para mantener y fomentar sus privilegios de clase y de lo irrisorios de acumular riquezas en esta tierra, cosas inútiles que cualquier elemento les destruía, bienes que en mi nuevo estado de conciencia, los veía como instrumentos autoescalvizante a bienes materiales que subyuga la Conciencia intelectiva y forma a una Conciencia Emocional que es la causante que nos dobleguemos a todo tipo de decadencia cediendo nuestro dominio intelectual delante la Ilusión Material.
Estas eran mis reflexiones en las largas caminatas en la foresta así ayuntaba el cansancio, la fatiga, el hambre, las picada de zancudo, y todo malestar de una vida privada de estímulos materiales.
Cuando levantábamos un campamento y debía montar guardia, era el momento en que el Mí, se me revelaba con mayor intensidad, desde mi puesto de guardia, al agudizar los sentidos observaba los detalles de la naturaleza como los rayos de sol que lograban traspasar el cielo vegetal impactaba sobre la vegetación en bellos reflejo de verdes esmeraldas, las flores intensificaban sus colores y los aromas se espacian en el ambiente, aromas como elixir de tierra aun húmeda, junto con el murmullo del torrente, el batir de las alas del colibrí, al impresionismo de las mariposas, a las inmensidad de los árboles, que eran mi cobijo y me regocijo, dentro de la incomodad de vivir mojado, dormir en tiendas encharcadas, lo precarios de asimétrico del terreno, ansiando aquellas mañanas, donde el desayuno servido en una mesa, mientras Yuleima me desplazaba sus caricias sobre mi piel.
Entonces para evocar momentos lejanos, tomaba de mi bolsillo la libreta, donde encerraba ciertos sueños de mentalidad pequeño burguesa.
Y escribía aquel ser que guardaba en los lugares inaccesibles de mí ser.
Desde este frente de lucha en que hombre y mujeres nos enfrentamos en una lucha de hermanos.
“Quisiera expresarte que aún conservo tu última caricia, aunque aquella noche en medio de la penumbra toque por última vez tus labios.
Aunque no pude mirar fijamente en tus ojos aquel brillo en que reflejabas todo lo hermoso que un hombre puede hallar.
Aunque no pude expresarte en mis últimas palabras, mi devoción a tu amor de compañera en la que tu imagen y tu recuerdo me representa el aliciente para soportar las duras pruebas de esta existencia opuesta y en contra de todos los poderes de la tierra.
Aunque tú me llamas continuamente al vivir en la normalidad de la vida burguesa, donde mi piel ansia estar junto a la tuya y que cada amanecer este envuelto en tus brazos, cobijados por tus sueños, en que mis ojos se deleiten en tu caminar, mis sentidos se vuelquen hacia ti en recorrer tu cuerpos, donde los ardores de la piel se funden en dulce almíbar de tus besos, mientras la textura de tus largos cabellos seducen a mi cuerpo, en que tu respiro y el mío se funden en uno, y compartimos el latidos de nuestros corazones amantes hasta el delirio, donde la entrega de tus emociones estallan una y otra vez en el ritmo espasmódico de tu vientre, en que mis manos son frenesís, para sujetar toda tu gloria, toda éxtasis de hembra en que susurras en mis oídos intensidades que ti misma no conoces.
Aunque hoy, no pueda despertar a tu lado, y ser tu primer beso, tu primera caricia, tu primer destello de la aurora conservo en mi toda la esencia de tu ser.
Aunque mañana no se puede anunciar con mi regreso, con la simple frase, mañana estaré contigo, espero tener el resto de la eternidad para conjugar tiempo y espacio en amor a correspondencia cercana.
Del vivir añorando cada instante que no he podido estar a tu lado.”
Luego pliego las hojas y me detengo en el firmamento para entregarla en las manos del éter para que en otro espacio se le entregue a la amada.
Son momento de retraimiento de fuerte sentimiento a mentalidad pequeño burguesa, cosa que no comunico a los compañeros pues son lapsos de común querer; En fin solo solamente un hombre que lucha por zafarse de ese condicionamiento impuesto por el poder establecido.
Los segundos, los minutos, horas y días que forman semanas y meses, se festejaba al final de año. Venia el nuevo año y la lucha estaba en pie y nosotros como guardianes de la revolución representando el peligro latente a los poderes y sus ansias del enriquecimiento ilimitado.
-Compañero, creo que la prioridad es crear y fomentar una conciencia antiamericana en toda Latinoamérica.
-Compañero, hay que tomar en cuenta que la lucha no es contra el pueblo norteamericano sino contra sus elites económicas, que subyugan a los pueblos para convertirlos en serbos de sus intereses particulares.
Fue por esos tiempos que detuvimos a un grupo de jóvenes ataviados de mil colores que parecían guacamayas, había varios Yankees y el resto eran latinoamericanos, así que los detuvimos para interrogarlos.
-¿Ustedes a que viene estos parajes?
-Nosotros pertenecemos al Movimientos Antiautoritarismo y estamos contra la sociedad de consumo, y la violencia implícita de sistema que subyuga el ser humano sacrificándolo a los intereses y a la explotación de pocos intereses.
-¿Adónde van?
-Hemos formado una pequeña comuna por los lados del rio la Miel, en la cual queremos experimentar una sociedad autogestionada y autosuficiente.
-A que ideales o formación política responden.
-A la teoría política del Anarquismo, la disolución del Estado por ser fomentador de la explotación del hombre por el hombre y la guerra entre los pueblos.
No hubo más remedios que dejarlos seguir pues la coherencia ideológica era desarmante. Lo de la Teoría Política de la Anarquía la había estudiado según como lo explicaba Baukin, resumido; en Destruir para construir, Formarse en pequeñas sociedades autogestoras autónomas para restar poder centralista al estado, y había varias experiencias de ese tipo en Yugoslavia, En Cataluña hasta el Israel en los kibutz
Aquel día, muy de tarde se nos comunica que el M19 Frente Bolivariano de Resistencia Continental contra los Poderes de la Tierra, se iba a desmovilizar.
La noticia me corrió por el cuerpo helándome, abandonar las armas es como desnudarse delante una muchedumbre.
Unos se fueron a otros grupos de lucha popular, otros aceptamos la Desmovilización, especialmente nosotros pues en Venezuela la guerrilla se habían acogidos al plan nacional de la pacificación y así el plan de trabajo y la desmovilización era para salir de la clandestinidad y presentar un plan político como lucha.
El día prefijado nos presentamos, según las coordenadas que nos dieron y en un breve acto entregamos las armas, nos formamos y oí con renovado orgullo ser llamados:
-¡Soldados de Bolívar!
-¡Presente!
Y dentro de mí recorrió la frese: ¡Presente y siempre consecuente en la lucha por su pueblo!
Dentro de mí en lo más profundo de mi ser me sentía desgarrado, como el día del Magnicidio del cerro el Bachiller, la pérdida del Puertoñazo, y hoy el regreso a la lucha política.
El regreso a casa tenía sus problemáticas, pues estaba indocumentado, en aquellos días, había un flujo humano desde Colombia a Venezuela por los caminos verdes, de esta manera ingrese como clandestino en la propia patria. ¡Sí! Clandestino en tierras de exilio, junto con las masas que se desplazan para encontrar mejores condiciones de vida económica.
Cuando llegué a Caracas, estaba hundida en una total confusión, la que la conocimos en época postcolonial, mansa y serena como era, llamada la sucursal del cielo, no podíamos lograr comparación con tanto malandro suelto; era la antesala del infierno.
Me sentí extraño y expropiado del lugar donde nací.
Mi Padre se había mudado de la Pastora, lo sabía pero decidí primero como acto sacro ver nuestra antigua casa, los colores pasteles eran ocre negro, y sus grandes ventanales estaban sucio y lleno de hollín.
Ni hablar de la casa de Yuleima, ni la encontré todo era basura y sucio, humo de carro y malas manera.
Recordando a mi padre y sus explicación de desarrollo, reflexione; Tremendo Desarrollo de ese Vende Patria, Hijo de la valiente triple H… P… etc….
Pero no la gente; ¿no se da cuenta de lo que viven, del degrado ambiental del Caos Social?
Al llegar a la casa de mis padres, en la Urbanización el Marqués, nuevo estatus que se había creado, en lo que había sido una hacienda me sorprendió que las casas estaban ultra enrejada y el jardín que siempre lo habíamos tenido adentro, ahora estaba afuera de la casa.
-¿Porque esta casa no tiene zaguán?
-Estaba es una nuevo tipo de arquitectura.
-Sí, que buena es, por eso hace tanto calor adentro por que no está el patio interno que la refresque, ni el corredor que corre al borde.
-Así las hacen ahora, ¡mijito!
Mientras me ofrecía el guayoyó, ¡Uhm! aroma a café, a tierra y vegetación que me trasporta a tiempos inmemoriales, en que el hombre y su ambiente estaban incontaminados.
-¡Mira quien llegó a visitarte!
Y me voltee y mis ojos, pudieron admirar lo que era veneración de mis anhelos, me puse de pie y ambos nos miramos con ojos y recuerdos del ayer, mientras que juntos llegábamos a ese momento en que tardábamos en reconocernos, hasta que ambos llegamos a ese presente expropiado por tanta ausencia.
Ella ya madura, con vestido azul con pepas blancas, en que quedaba reflejada, toda su hermosura de hembra criolla, belleza que fue delirio de conquistadores, de colonizadores, en sus ojos la misma luz centellando en que me refleje en mis propias revoluciones, su piel canela dulcemente dorada por el sol del Mar de los Caribes, esa misma piel, en esos momentos me invitaba al extravió de los sentidos, sus manos se levantaron como el vuelo de la garza, sobre los cañaverales lenta y la poso como una no vidente, en que no creía que había llegado el momento de no seguir soñando pues el amado tocaba sus puertas. Pidiéndole; ¡Baja princesa del alto de la torre! Ven a vivir al abierto, pues nuestro amor es culmine y dicha del amor correspondido.
Luego cuando sus labios, se posaron sobre los míos como la más pura oración elevada sobre el altar.
Donde ascendí a espacio en los confines de los sentidos, el largo camino de regreso a casa está concluido, y mi devoción a la hembra que fue adoración y devoción en medio de la batalla era en mí y yo en ella.
Se abre el paréntesis de la lucha, para que nosotros podamos vivir lo propio para clamar los sentidos para alimentarnos de la fuerza del cosmos, para que dentro de todos lo acontecido por los milenios, pueda despertarme a tu lado, junto a tu cuerpo, compartiendo tu piel, arrullado por tu respiro, acariciando tu cabellera color ébano y navegando en el brillo de tus ojos...
Al día siguiendo la familia, estaba sentada a la mesa y éramos tantos, hermanos, primos, amigos una gran familia y me entro el desconsuelo también perderíamos esto, y pronto estaríamos solo en la mesa como esos decrépitos Yankees comiendo una galletica, y tomando un café sin aroma sintético, que solo te da dolor de barriga, y una terrible acidez, sentado solo sin ningún tipo de vínculo afectivo.
Pero es que no se pueden dar cuenta, de lo que estamos perdiendo, nuestra condición humana.
Al otro día, porque siempre en una pesadilla, se espera el día siguiente, o el otro día. Me fui a la ciudad que ya no era como antes el núcleo urbano bien delimitado, de lo rural donde empezaban las haciendas. Hasta que llega a la sede del partido, brazo político me vino en mente, “Un brazo armado no debe nunca tener un brazo político, pues este siempre tiende a pactar a espalda de la lucha armada.”
-¿Buenos días señor que desea?
Me quede absorto viendo a mi alrededor, dejando pasar delante de mi todos los recuerdos los que llegaban primero, porque tenían algún impacto emocional uno superior a otro, luego las imágenes que tenía preferencias, hasta que una voz con un saludo particular, me saco de aquella trasferencia empática en la que lo vivido se presenta así mismo, desde las profundidades de las áreas de olvido.
-¿Carlo hermanazo del alma como estas?
-De pronto no, pero disipando de aquella imagen algunos rasgos añadidos por la madurez, pude desojar a alguien más joven en sus particulares, hasta que puede identificarlo.
-Edgar, el bachiller Edgar.
-El mismo que viste y calza.
Y nos reímos, porque en mi particular tenía tiempo que no oía alguna frase criolla, y es que la sede del partido todavía conservaba aquella arquitectura de antaño, en la cual crecimos,
-¿Cuándo regresaste? Cuéntame, ¿Te vas a reincorporar a la lucha me imagino?
-Regrese hace poco, y me cuesta reconocer los lugares, aun las costumbre de la gente han cambiado.
-Si es lo que el gobierno llama desarrollo, pero la realidad es que, nos están expropiando hasta de nuestra identidad cultural, fíjate el otro día llego a mi oficina en la Universidad, Alias el Rey del Joropo, con una crisis de identidad total, me dijo que le ayudara a conectarse para secuestrar un avión e irse para Cuba.
-¿El joropo? Desde que llegue no he oído en la radio una canción de nuestro folklor.
-Te das de cuenta de este nuevo colonialismo; es cultural, nos expropian de nuestra identidad, para de esa manera obligarnos adoptar modelos pseudoculturales y estereotipos de personalidad ajenas a nuestro hacer, de nuestra forma de ser.
-Y todo esto ocurre delante nuestros ojos, y mientras las fuerzas reaccionarias nos hacen creer que lo nuestro es retrogrado y superado, y lo de ellos es superior.
-Hay mucho que hacer hermanazo del alma, y te invito a que vengas a trabajar con nosotros en la UCV, donde estamos la mayoría, es nuestra roca fuerte, un bastión de lucha, contra esta realidad que se está configurando erróneamente.
-¿En la Universidad?
Entonces un sinfín de imagen y emociones, desbordaron un manantial de recuerdos, de una época de dulce ideal, donde corrimos hacia la realidad de la vida ingenuamente, ajenos a los intereses que mueven a los mayores.
-¿Entonces Aceptas?
-¿Acepto, pero para hacer qué?
-Dar clases, preparación ideológica de las nuevas generaciones, llegan del liceo completamente acondicionados, con la actitud de que el profesor les deba dar todo, sin iniciativas, sin ganas de investigar, no saben razonar, no aplican el contradictorio sino por el contrario aceptan de una lo que se indica.
-Son creyón, creen en todo lo que el poder establecido; da como aceptado.
Luego nos despedimos para encontrarnos en la U.C.V. y culminar detalles para mi ingreso como profesor en la Magna Casa de Estudio. Esa frase desde que la oí por primera vez me impacto, luego con el tiempo y el uso la Universidad para mí ha sido más un Centro de hacer, del vivir, que propiamente de Estudio.
Hay días que son completos, y te marcan la trayectoria, ese día por la tarde regresando a casa me encuentro a mi madre, a Yuleima y a Doña Amelia, estaban en amena tertulia a la cual me invitaron, y hablando de una cosa y haciendo referencias a otras, llegaron al punto, explicado de manera bien argumentada que debido a las circunstancias era hora que nos uniéramos en matrimonio, mientras hablábamos me vino en mente que lo del matrimonio, no era para un revolucionario que quiere sacrificar su vida por un ideal. Pero, porque siempre hay un pero, dando vuelta en la vida, a esta altura no sabía implícitamente hacia donde se debía enfocar la lucha.
-Hijo ya está bueno ya, hiciste lo imposible y no es justo que deje a Yuleima que te ha sido fiel hasta en la lejanía.
-Tiene razón Doña Leticia, es hora de sentar cabeza, y formar un hogar.
En automático del ser asentí, en realidad ¿Qué hay de cierto en la vida cuando su piel clama por la mía?
Al día Siguiente llegue a la oficina de Ezequiel, era el rector de la Universidad, ese día iba con intención aún más decidida a aceptar el cargo, pues me urgía el deseo de casarme, y para ello no bastaba decir sí, a la amada, se necesitaba el sustento.
-Creo Carlos, que por lo que has vivido y de acuerdo a tu carrera la cátedra que te asignare es la Ideologías y Teologías.
-Perfecto si allí me despeñare de acuerdo a mi formación.
-Nos dimos la mano, y salí a caminar por aquellos corredores y jardines donde mucha juventud tejió nuestro ideario de vida.
Al regresar a casa, me encontré a Yuleima que preparaba la comida junto a mi mamá y les di la noticia que tenía trabajo en la Universidad de alegría saltaron y el compromiso se materializo.
-Un hombre llega a un punto de su vida por la circunstancias que lo han moldeado, a vivir en normalidad, de esa manera reproponerse a sí mismo por los tiempos que verán, en donde su experiencia se plasma para unirla a la cadena de evento que forman las sociedades, es decir que adquiría una posición cómoda, delante la existencia que se podía definir de mentalidad pequeña burguesa, de esa manera la lucha contra los poderes de la tierra, se reformulaba para hacerla dentro de los marcos asignado por la sociedad.
El material didáctico que me facilitaron, era el típico de nuestra formación empezaba con el materialismo histórico que era la idea central para luego, hacer una comparación sobre otras ideología como el liberalismo económico, el fascismo, la religión, etc. Mi idea era concentrar el estudio hacia la Lógica en que un hombre necesita conocer para poder tener autonomía de su razón.
Al llegar a plaza Venezuela vi que en la puerta de la UCV había un grupo reunido y que se gestionaba hacer una manifestación, bien me dije todo está normal, en nuestra casa de estudio.
Entrar en aula, para impartir conocimiento es embarazoso, pues humildemente; ¿Que es un hombre para tratar de enseñar a otros hombres? Luego viene la actitud de quien está sentado allí, esperando que de mi por generación espontánea, emane gotas de sabiduría, entonces observo lentamente a las personas y crece una acción emotiva que mis receptores, traducen en embarazo, y que si no se actúa se forma una inmovilidad.
-No es igual ver, que hablar. (Pausa) ¿No Creen Ustedes?
Entonces los estudiantes, ponen cara de extrañez, sonrió ligeramente, y añado.
-Como es arriba, igual debe ser abajo, ¿o no? (conjuntamente hago un movimiento señalando hacia arriba, y lentamente hacia abajo, unos siguen el movimiento otros se quedan fijo, mientras la acción emocional regresa a mí, con mi autocontrol. El primer día de clase, para un alumno es especial para un profesor aún más. Hablar en público no es tan fácil, comunicar es aún más difícil.
-¡Lógica! Sería como razona una unidad de pensamiento más su conjunto.
Como razona el conjunto, o sea por sumatoria progresiva es como razona el universo hasta formar la unicidad mental. Dentro de nosotros en lo Cerebro existe un Plano Lógico Mental: que tiene dos principios básicos; El Sistema Lógico Mental Deductivo y el Sistema Lógico Mental Inductivo. El inductivo esta incluso dentro del deductivo.
Se forma en su inicio por el contradictorio; en el cual de uno se forma dos que se retroalimenta continuamente en su contradictorio, mientras se va radicalizando en su propiedad. De esta acción mental se forma la Conciencia de Razonamiento por Imagen que responde en propiedad al Sistema lógico Inductivo Mental y que se divide en Conciencia Intelectiva y Conciencia Emocional.
Y la Conciencia por Razonamiento por Símbolos que responde en propiedad al Sistema Lógico Mental del Abstracto y que forma la Conciencia Abstracta y no tiene dualidad pues configura un Absoluto.
Para organizar la mente esta posee formas estructurales fija y rígida y extensible dúctiles que en continuas reestructuraciones forman el Yo…
Como la Conciencia Intelectiva usa imágenes para razonar, aun cuando se forman en Absoluto lo hace en traducción de Imagen.
Por ejemplo todos los pueblos tienen la necesidad de crear un DIOS. Como es una necesidad a todos los hombres y a todos los pueblos entonces es una estructura mental necesaria para nuestra organización Mental. Luego DIOS es una necesidad implícita del hombre. En el Dubbio: o sea en la duda que forma el cuestionamiento de la interrogante seria:
¿Cuál es la Necesidad de DIOS?
Siendo un absoluto, no es correcto hacerse una imagen razón, de lo que está en lo alto; comprendiendo esto en la Forma o conciencia del Área Lógica mental del Abstracto. Pero al igual que un sueño si tomamos un símbolo al entrar en el estado de vigilia. le desarrollamos una cronología organizada en imagen lineal y esto razonamiento se repliega al infinito.
Convertir la Estructura mental “DIOS” en descomposición de razonamiento lineal por imagen crea un infinito de imágenes o su supuesta cronología, todo lo que se diga es parte de “DIOS” y es sustancia de este pues “él” es forma y conciencia del inmutable. De esta manera la Estructura principal forma el conocimiento de donde se organizan, las Áreas Lógicas Mentales mediante el aprendizaje Empírico que nuestra continua experiencia nos retroalimenta en nuestro crecimiento...
Con este concepto iniciamos este ciclo de charla, acerca de las ideologías, su necesidad implícita en la mente. Su estructura y significado.
-¿Alguna pregunta?
-No es pregunta, sino un vacío como se forma el Conocimiento.
-Bien tiene una complejidad de sustancia.
A) Cada mente tiene que tener su propia estructuración pues es vital que cada quien lo haga según su propio entendimiento.
B) Cada Mente al formarse busca un inicio para activar la Constante Mental y esta a su vez activa la Variante mental.
C) Cada vez que el pensamiento que es una forma del absoluto, entra dentro de la Conciencia Intelectiva necesita descomponerse de esa manera como vector necesita formular Espacio/tiempo, que en las formas del absoluto no existe, por lo tanto intercambian valores y el Espacio se forma en Constante Mental y el Tiempo en Variante Mental, el Tiempo intercepta el Espacio, cuantas veces argumentación agrega el espacio que es vector tiene valor del Conjunto de esta manera mientras avance en el plano mental configura Espacio dentro de lo inexistente. En el principio había Vacío y la nada.
-¿Alguna pregunta más?
-¿Y todo ello no causa desequilibrio en la mente?
-En el plano mental, no existe desequilibrio, pues el plano lógico mental es perfecto, hay reestructuración y esto puede causar dolor psíquico, pero en fin de cuenta, puede acarrear dolor psíquico por la pérdida de parámetros de orientación dentro del Plano Dado.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Jun 09, 2013 12:52 am

Cuando en la antigua Grecia, se iba a consultar el oráculo de Delfos, había una inscripción en el templo y es “Conócete a ti mismo.”
Hubo una época en la humanidad en que la sabiduría, fue dada a los hombres en su fundamento y pureza.
Conócete a ti mismo, es un principio: En que todo el saber está dentro de uno, que por medio de la propia razón se sale al cosmos, a la verdad universal.
-¿La verdad profesor? ¿Y cuantas verdades hay?
- La verdad es única e inmutable en el tiempo y en el espacio. Lo que varía de ella son realidades, por ejemplo en esta aula creamos a diario, una realidad, pero en la aula continua, hay otra realidad con matices emocionales diferentes a la de aquí.
-Conocerse a si mismo, seria en reconocer las emociones propias o las inducidas, los razonamientos elaborados en autonomía o preconcebido que nos suministra continuamente el Psico-ambiente, es entrar dentro de nuestras Subestructuras mentales e identificarlas por el tipo de razonamientos que nos proporcionan.
-¿Subestructuras mentales profesor?
-¡Sí! Son las que funcionan en el Área Lógica Mental de las herencias Atávica es decir: Las que compartimos conjuntamente con los animales que nos son comunes a ellos y a nosotros.
-¿Cómo se reconocen o cual mecanismo se usa para identificarlas profesor?
-Cierren los ojos e imagínese el Vacío y la Nada, inmediatamente en la oscuridad aparecerá el vector pensamiento, como un cometa que surca el firmamento, y para que este inicie función debe descomponerse, para ello usará un impulso positivo o negativo, cuando el impulso es negativo nuestros mecanismos para desviarlo anteponen un estímulo positivo y de esa manera ingresa al Área Lógica Mental de la Conciencia Intelectiva, donde realizará razonamiento en base a la Constante y Variante mental, si en cambio el estímulo es negativo. Ingresamos por baja de humor a las Subestructuras mentales y esto lo reconocemos, porque la primera que nos encontramos es el Ansia, que normalmente hay un problema de respiración y que nos da una razón de sofocación delante una problemática X, si no la corregimos se tergiversa en angustia que su razonamiento a esquema de razón rígida y fija y es regresiva es la de no poderlo hacer; no logramos solucionar la problemática, y esto nos atormenta tergiversándose en paranoia en la que se intenta escapar, o se le echa la culpa algún elemento extraño que la tiene cogida con uno, y esta a su vez se tergiversa en esquizofrenia, que es un razonamiento destructivo forma como un todo, o sea la solución final destruir o autodestruirse para escapar del dolor psíquico. Luego existen la idea fija, la manía. Todo esto configura un conjunto que controla la psicosis.
La psicosis es una adecuación mental que es la que nos proporciona una creencia es una realidad, de la psicosis nadie te pude liberar si no uno mismo, Mediante el reconocimiento de estar en el Estado Depresivo Mental. Y hay varios métodos para salir de allí.
-Pero profesor disculpe, como se puede llegar al conocimiento del si mismo y adquirir Sabiduría. ¿Mediante el desequilibrio?
-Hay en la Mitología Griega, el relato del laberinto del Minotauro, que se podría salir de allí, mediante el hilo de Ariana.
-¿Cómo eso no es mitología?
-Sí es donde los hombres, hacen un relato para explicar funcionamientos lógicos mentales, donde en procesos abstracto el entendimiento de la razón-imagen no penetrarían.
-Como es Lógico Mental.
-El relato nos cuenta que en el laberinto hay un Minotauro, y que como laberinto las personas que entran allí se extravían no hallando la salida. Ahora bien, el laberinto son nuestros adentro, en la cual entramos con un razonamiento-imagen y te hayas los razonamiento a Esquema fijo y rígido, que inmediatamente influyen sobre el vector de pensamiento causándole impresiones emocionales o sustituyéndoles, el Minotauro son los miedos que nos atacan, el Hilo de Ariana es el mantener la coherencia de los parámetros de orientación espaciales.
A ver organizamos este conocimiento, hay tres formas para ingresar dentro del si mismo.
A) Introspección.
B) Introversión.
C) Autismo.

La Introspección; No se pierden los Parámetros de Orientación Lógicos Espaciales.
La Introversión; Pérdida parcial de los Parámetros de Orientación Lógicos Espaciales.
El Autismo; Pérdida Total de los Parámetros de Orientación Lógicos Espaciales.
Creamos la Imagen razón; entro dentro de mí mismo y me causa una alteración pues los mismos mecanismo de la no conciencia se alteran pues su función es no dar a conocer su funcionamiento, esto se me devela en forma de ansia e inicia la adecuación de la psicosis, si no me dejo afecta sino reconozco el razonamiento sigo adelante pero me encuentro la angustia ella se trata de apropiar de la totalidad del Pensamiento vector para formarlo en divagante mental. En ese momento se agudiza un dolor psíquico, de allí, el vector es atacado con varios mecanismos desde ideas fijas y manías, hasta con pseudoideas sobre la propia capacidad mental.
En ese momento estarías enfrentado al Minotauro o atrapado por este.
Sí es posible develar, la trama existencial, y recuperar la Estructuración Mental de la Realidad Externa Objetiva, reconoceremos que se es en psicosis. Este es formar el Hilo de Ariana una Hilvanación lógica en la cual nos reconocemos a nosotros mismos.
-Profesor disculpe que lo interrumpa, pero hice varios semestres de psicología y ese cuadro: es clínico psicopatología pura.
-¿Psicopatologías? La Mente Lógica es perfecta no tiene patología, lo que hay una serie de mecanismos y el uso de la psicosis para no reconocer la propia trama existencial.
-¿Profesor la psicosis, no es una psicopatología?
-La psicosis es una adecuación mental, el umbral al Estado Depresivo Mental, pero como toda acción mental tiene su función, existe porque debe ocupar el del opuesto lógico. Entonces como cubre una función, esta actúa según la problemática existencial que el individuo se impone. Digamos que el alma, el espíritu y el plano lógico mental, viene a la conciencia para ser probado en este mundo y que la Conciencia Emocional debe ser vencida o canalizada, el mecanismo de la no conciencia esconde las motivaciones o la propia realidad, para de esa manera poder desarrollar su Personalidad, por esa razón no hay psicopatologías, sino la razón, para cualquier situación hay una razón actuante.
-Entonces el psicoanálisis, su teoría se basan en las enfermedades mentales, y las desviaciones del propio individuo.
-El hombre está hecho en base a Imagen y Semejanza de DIOS.
Imagen porque es capaz de razonar por Imagen Razón y Semejanza, porque Tiene una Razón Analítica, razonamiento en base símbolo y por abstractismos. Por ello la Teoría Psicoanalista fue impuesta por el Sionismo y propagandata por el Cine internacional, impuesta como Estereotipo de Ideología Materialistas, pero existían antes del Psicoanálisis la Escuela de las Estructuras Mentales la cual desarrolla una teoría bien diferente.
Por ejemplo, hemos visto como se entra dentro de la mente en base al conocimiento del si mismo. Y si se pierden los Parámetros de Orientación Mentales con la realidad Objetiva, los esquemas mentales de razón fija y rígida se Instauran como razonamiento central y esto como el relato del Laberinto del Minotauro es una prueba, pues esta claro, que no puede no conocer que se halla en esa situación. Por lo tanto el supuesto desequilibrio es en base a no reconocer entre los razonamientos propios y los impuestos, por esa razón como método al conocimiento del si mismo esta romper con el condicionamiento socio-cultural para establecer un Yo.
-¿Un Yo como profesor?
-El Yo, es una Estructura Mental Cultural, o sea desarrollada por el individuo está ligada a la madurez y a las formas autónomas dentro de los límites Psico-Socio-Cultural y de su época. Se configura por aquel pasaje que dice; y dejaras a tu padre y a tu madre y te unirás en una sola carne.
Padre como Estructura de Autoridad y Relación con el poder y Madre como relación o formación afectiva. Para forma el Yo, el que por variadas causa no forma un Yo a personalidad autentica, formaría un falso Yo, o sea el Ego.
-Profesor que complicado no entendí.
La voz sale de la primera fila, bajo la vista y la observo en su cándida naturaleza, en automático le respondería, criatura la poca capacidad de tu entendimiento es por ese desarrollo de la conciencia emocional que te vuelve atractiva a la vista y seductora de mi sentir, si hubiera un gobierno revolucionario deberías estar sembrando en Estado de Internamiento, en una Granja Agrícola de Reeducación Socialista, trabajando en un corte de maíz o de yuca.
-Bien (En un esfuerzo por recobrar mi Conciencia Intelectiva). Lo que no se entendió, hagan un cuestionario y divídanlo entre la duda y la interrogante para la próxima clase. Luego ella se levanta y su figura desata en pleno toda la emanación de energía emocional, donde mis hormonas son afectadas de sobremanera.
-Chaito profesor…
-Hasta la próxima clase Srta. Deborah.
Ella se voltea grácilmente, y con una sonrisa de lo más espontanea, me regalo una sonrisa.
Mientras la cercanía de su cuerpo, me dejo una estela de fragancia a naturaleza de exuberante belleza a extravío de los sentidos, y en que el macho vaga sin rumbo, entre el espeso follaje en busca de la hembra que tomará y subyugara, todo ese ser indómito que se rebela.
Luego, caminando por los jardines rumbo a casa, retomaba la ilación mental ética, seguramente afectada por el sentir donde la moral de una formación de mi Yo Social, me hacía razonar de lo imprudente de la masificación de la educación superior, donde se llega sin la madurez requerida para absorber determinados conocimiento.
La casa lucia sobria y quieta, Yuleima preparaba el almuerzo, la bese y sentí como una interposición emocional, me senté a leer el diario, y en cierta manera, me sobrevino un ataque de pánico, en que el razonamiento me decía que estaba atrapado en la propia mentalidad de pequeño burgués, en el conformismo de la vida y de la cotidianidad, entonces el mecanismo se activa solo, y surgen las imágenes de andar libre entre la montaña con el fusil, si armado contra todo poder establecido.
Esa noche mientras en fulgor de nuestro lecho, nuestros cuerpos se abandonaban a las formas atávicas, donde macho y hembra se despojan de la conciencia intelectiva. Apareció en medio de fulgor de nuestro acto la imagen de la estudiante, dentro de mi mente no me dejaba descargar la acción emocional, y por primera vez en el acto del fruto prohibido la imagen que se tiene no fue de la Yuleima, allí entendí que debía hacer un refuerzo Ético, moral y no dejarme vencer por la atracción química-mental de la casi adolescente. No era ético, y mucho menos moral, que mi posición de Imagen paterno-autoridad que influenciaba a los estudiantes, en la que ellos abrían su mente para adquirir conocimiento fuera como en el caso de Deborah abierta una Empatía; donde tus emociones, son las mías, y esto está influenciada por su naturaleza, pues ella no estaba en las formas de entendimiento sino en época de amor.
De esa manera el profesor se hallaba en su laberinto, tratando de discurrir entre lo propio, lo adquirido y la subyugación en que el transfer emocional-hormonal lo atraía. Me senté cerca de la aula magna a cierto punto, distinguí que estaban destruyendo un mural, y me acerque a preguntar y el que el destructor de aquel mural artístico, me dijo que se iba hacer uno nuevo, pues esto fue hecho en los tiempos de la dictadura.
-Y que el arte no pertenece a un periodo, sino legado para toda la humanidad.
-Profesor usted sabe que el dinero debe ser usado.
He allí el dilema, debes luchar o sucumbir; ceder a los deseos de la carne, como ceder al deseo del enriquecimiento ilimitado, al uso impropio de la autoridad que revestía como profesor o administrador del erario público, la forma Dialéctica retoma la posesión de los actos. De esa manera me imponía una Moral como mecanismo de defensa provisional...
Es cierto que la lengua es el castigo del cuerpo, pues mientras explico Lógica: parecería que tengo un domino total sobre de mí, pero luego en lo cotidiano, en el uso y costumbres me revelo solo un hombre. El Yo como estructura no es inexpugnable, porque para ser retroalimentable el Esquema debes ser de Carácter Dúctil y Abierto, por lo tanto la Ética y la Moral, no son normas blindadas. Ciertamente mientras me desplazo o en cualquier actividad dentro de la actual sociedad, hay una serie de estímulos que impactan y estimulan sobre mi Conciencia Emocional, esto la hace permanecer más tiempo de lo necesario, como acción central de mi mente. Decididamente esta sociedad tiene una incidencia de profundo sentir hedonista. (No sé, porque esta palabra, me trae en mente la imagen de un niño rodeado de excremento y con objeto en boca mientras toca un baño, me lo explico, porque mientras el niño inicia a crear sus Áreas Lógicas Mentales en base a la experiencia que le produce sus sentidos, crea además el inicio, ¿Es el hedonismo una fase infantil de la civilización o regresión mental de esta?). El reino de los sentidos, entendido reino como gobierno, donde la exaltación de los placeres mediante la experiencia vana sensorial, es el fin supremo de la vida, Placer, Abundancia, Saciedad. Entonces el contradictorio de este sería el Dolor, el Padecimiento, la Escases.
Mientras el Dolor fortifica, el Placer desgasta.
Mientras la Escases agudiza el ingenio, la abundancia es despilfarro de recursos.
Mientras el Padecimiento estimula la búsqueda, la Saciedad es conformismo.
Y nada nos indica que es bueno o malo, sino formas en que se desenvuelve la acción mental, o según el propósito; una nación de despilfarro, de corrupción, de placeres, agota su moral y la degeneración se hace generalizada, llega el momento que se debe implantar un nuevo orden moral pues de ella, desde su seno se gestionan los correctivos necesarios.
Desde luego que un hombre son circunstancias especiales en realidad son las dinámicas de los pueblos los que hacen a una sociedad progresiva o decadente…
Al llegar a clase trato que ese momento, sea único, sea nuevo, trato de agudizar mis sentidos para aprender, cada vez que se nos pone alguien en frente, es una lección que debemos aprender, solo que la socio-cultura nos predispone a ciertos y determinados rol de prejuicios, por ejemplo soy profesor y debo enseñar, y no es correcto, lo correcto soy profesor dicto clase pero tengo predisposición a retroalimentar mi conocimiento acerca de un punto determinado. Por ejemplo escuchar detenidamente a quien hace una pregunta, pues muchas veces en ella conlleva implícitamente, un punto no determinado por el propio juicio. El juicio además debe ser abierto, ningún hombre puede emitir un Juicio, pues todo juicio tiene una naturaleza subjetiva predeterminada. Hay que omitir el juicio.
-Buenos días, (Hay que trasmitir un estado de ánimo, impecable, un hombre en la edad madura por lo general, debería tener resuelto su trama existencial). Quedamos en la clase pasada, que ustedes deberían traer un cuestionario, con las dudas y sus interrogantes. (Observando, la alumna Deborah no está, tendré un día sereno, hoy, según mis propias emociones). Desde el fondo del salón se levanta, un joven alzando el brazo.
-Profesor, desde mis conjeturas tengo un poco de confusión, como debería ser la interpretación, sobre el conocimiento del si mismo.
-No hay una interpretación, fija sobre el si mismo pues la estructuración mental, cambia continuamente según el ambiente Psico-socio-cultural, lo que se trata de establecer, un método y este método a su vez debe ser retroalimentable. Interpretación como Hermenéutica, se trata de una forma del absoluto, pues no se trata de una interpretación especifica sino del cómo elaborar una interpretación.
Por ejemplo, ustedes por el modelo educativo, en que se han formado desde la primaria el profesor imponía conceptos, y el alumno los debía aceptar y aprenderlos de memoria, el uso de la propia razón, venia limitado, más de las veces reprimido, o amonestado como una impertinencia. Hoy en cambio se encuentran de pronto en una situación contraria en la que deben usar la razón propia y para esta acción mental tienen limitación intelectual por un fuerte condicionamiento Socio-Cultural, y lo que es aún peor debería elaborar propias definiciones y emitir conceptos y para ello debido al comodismo de solo ser receptores, pues aunque les imponían tareas, o trabajo de investigación la bibliografía esta predeterminada.
-Dentro de este contexto, el Conocimiento del Si Mismo, tiene una escasa importancia, pues debería ser una combinación, en que la duda debería activar la interrogante, y esta a su vez la búsqueda esto agudiza el ingenio, y se adentra dentro de si mismo, buscando las respuestas a las incógnitas.
Busca y encontraras, pregunta y te será contestado, toca y se te abrirá.
Y es que como en la teoría de las ideas innata, el conocimiento está dentro de si mismo.
-¿Alguna otra pregunta?
-Al inicio enfocamos la lógica, como una totalidad, ¿Cómo, se puede haber una centralidad y a la vez, tener el esquema abierto y dúctil?
-La unicidad mental, es porque la mente trabaja por operaciones de sumatoria progresiva del conjunto. Es decir inicia con la formación Epistemológica que uno forma al dos y este al intermedio, Que por la retroalimentación del contradictorio, las partes de uno, se configura según su propiedad por lo tanto la razón-imagen, es la que razona por el Sistema Inductivo Lógico Mental, por lo tanto según su función y propiedad debe descomponer de la Realidad Externa Objetiva, en cuantas partes necesita para elaborar su razonamiento, esto es Razonamiento Inductivo Geométrico pues nuestra Realidad Objetiva Externa es Geométrica, como pueden observar, todo lo que vemos está compuesto de ángulos y cada parte se puede subdividir hasta la infinitesimal de ella, por lo tanto podríamos adelantar el Juicio de que la conciencia intelectiva, en su función de razón-imagen descompone la parte en cuantas parte le son necesarias, para formular un razonamiento, de hecho está usando un Vector a Variante Mental a valor Tiempo, sobre un Vector a Constante Mental a valor Espacio; este razonamiento una vez efectuado se comprime y pasa al analítico que por su propiedad de ausencia del valor Tiempo/Espacio y su función analítica lo traduce en símbolos y lo agrega a la sumatoria en forma de absoluto de lo existente tal que la imagen-razón está incluida en el símbolo…
-Profesor; Si el Tiempo y Espacio se definen como Vector, es porque se desplazan, entonces cabe preguntar: ¿De dónde vienen o donde inicia el Moto (Movimiento)?
-El Espacio se desplaza desde el pasado, a su vez es punto, segmento y línea a 360º o sea se forma el espacio a medida que avanza, por eso existe desde siempre. El Tiempo es un Vector que viene del Futuro, tiene valor del espacio dado; o sea solo cuando se cruza en el punto de intercepción, forma el presente; o sea el Instante que es el único valor de tiempo valido, cada uno de ustedes hagan un ejercicio de Aquí/Ahora y cuantifiquen en Tiempo, cuando pueden medir un presente que es una infinitesimal del instante,
-Profesor, entonces la interrogante seria; ¿Cuándo se forma el Espacio?
-Esa es una inquietud- necesidad de la mente para formar el Inicio, como valor Epistemólogo, (La Teoría del Conocimiento, como se forma o como inicia el conocimiento). Pero, el universo funciona con otras prerrogativas. En el principio existía el Vacío y la Nada, valores inversos del Tiempo/Espacio...
De pronto la clase se interrumpe, y entra muy agitada la Srta. Deborah, en el impacto mis emociones se develan, pues me asombra y su figura me enaltece los sentidos.
-Profesor que pena de llegar a esta hora.
Observándola detenidamente, me vino en mente lo del viernes es sábado chiquito y el lunes extensión del domingo, todo enmarcado dentro del hacer; ¡viva la pepa! dentro de la idiosincrasia de la irresponsabilidad criolla. Bien bronceada su radiante belleza, trajo a mí los aromas del mar Caribe.
-Qué pena Srta. Deborah, pero por donde vino regrésese y en la próxima clase, llegue en horario.
-¡Pero profesor!
-Srta. Está molestando la clase…
Se fue, molesta según ella, en cierto razonamiento; cabe que aunque tarde, aprovechara algo de la clase, pero razonando serenamente con ella y con otros es tiempo y recursos perdidos, solo por tener una posición económica, ella se cree en derecho de hacer lo que se le antoja y manipular a las personas. Un día se graduará y sus influencias le darán un buen cargo, allí denostará su impreparación y todo el sistema sufrirá de ineficiencia, ¿Para qué se trató, de hacer una revolución?
De regreso a casa, reflexionando sobre la sociedad actual, la corrupción de la universidad, la contaminación, el caos social, la incultura que nos invadía, me refugio elaborando mis mecanismos de defensa, añorando los tiempos de la resistencia en la montaña, alzado contra todos los poderes de la tierra, fusil en mano mi respuesta de fuego era objetiva y concisa, luego medito que es un razonamiento a esquema esquizofrénico...
Al llegar a casa Yuleima bella, radiante, con una sonrisa que desarma al más escéptico, me presenta a unos Hermanos de la fe, hermanos en Cristo, los cuales la asisten en el Cursos Bíblicos, y me invitan a sentarme junto a ellos, Un flash recorrió todo mi espacio mental, con una interrogante; ¿Y si esta fuera la solución delante a todo, el caos que está delante a nosotros? Entregarse a la religión…
-Nosotros somos la verdadera religión, no idolatramos ídolos, ni nos arrodillamos delante lo que no sea DIOS, aquí en Apocalipsis donde nos indica donde está la falsa religión, Babilonia la Madre de todas las rameras sentada en una Ciudad asentada sobre 7 colinas, es Roma la Iglesia Católica Apostólica Romana.
-¿Disculpe Hermano, pero a que llama arrodillarse delante, ídolos? Me puede darme un ejemplo específico.
-Sí La Virgen María, ella es la representación del demonio.
Al ir la frase, desde dentro el profundo del cosmos llegó a velocidad luz una emoción en forma de ira, pero un impulso me controlo, “Calma profesor use la cordura.
-Mire hermano, la Imagen de la Virgen no representa DIOS, mire a usted que dice Idolatría, cuando usted tome una Imagen y dice que es DIOS entonces usted hará Idolatría. La Virgen Existió caminó, y habló, además fue una Iniciada y en la Mitología Hebrea relata; Que los ángeles le hicieron la anunciación, fue ella la que incito a Cristo a empezar su ministerio. (Mientras la palabras, discurrían a los compañeros que en la montaña bombardeados por el Imperio, rezaban interminables oraciones a la Virgen, malagradecidos, es la naturaleza de los hombres). Y lo que es bestemiar es pregonar a Cristo, pero decir que su madre es un engendro del demonio, que horror. Además Hermano, resulta ser que ella se la ha aparecido a la humanidad y les ha hablado, les ha entregado cartas, pero como se le aparece solo a los Ortodoxos y Católicos y no a los de cultura anglosajona los Gringos hablan mal de ella, pues ellos propagan las corrientes materialistas del Sionismo Internacional. Y usted es víctima de tener una frágil cultura y por ello son presa fácil de adoctrinamiento de la potencia del Norte; así es que se transculturizan a los pueblos. Otra cosita Babilonia estaba en el medio Oriente y Hamán la capital de Jordania está sentada sobre siete colinas. Otra cosita la Iglesia Católica dejó de ser Romana desde el 1870 con la apertura de la brecha Pía y el Papa perdió su reino temporal. Y si seguimos escrudiñando se les develará que usted tiene una ausencia de Información y lo que está repitiendo es el chisme de la época de las guerra de religión, por ese motivo su identidad cultural siendo aniquilada se hace eco de cuantas pendejadas el Imperio les dice para hacerlos cómplices de sus ansias desmedidas del enriquecimiento saqueando recursos y corrompiendo políticos.
-Hermano, yo también pensaba como usted pero Cristo me convirtió.
En pendejo, me vino a la mente.
-Mire no voy a seguir discutiendo, pero ustedes necesitan una evangelización pero de conocimientos y una buena información sobre la historia...
Me aleje pensando que mejor era hablar con la Srta. Deborah, por lo menos ella despertaba tiernas emociones en mí. Al marcharse los hermanos Yuleima se acercó con una sonrisa.
-¿Te molestaste?
-Dime tú, como puedes oír esas cosas con tú nivel cultural.
-Justamente por ello, hago curso bíblico, con los evangelistas, los testimonio de Jehová, La Iglesia adventista, con los Mormones, etc. Y para mi tesis de graduación tengo elaborado un estudio que llamare; Religión e Ideología, adoctrinamiento para la pérdida de identidad de los pueblos.
-Tienes razón, hay que fijarse en todas estas cosas que parecen inofensivas pero detrás están las doctrinas materialistas.
-Pero tú eres creyente, claro, pero no porque un Yankees me venga a decir de no rezar a imagen o no le prendo velas a la Virgen, pero una cosa es cierto, una nación para levantarse entre su bagaje cultural necesita una religión, un religión coherente que no sea adoctrinamiento para manipular a las masas.
-Sí, son formas estructurales, necesarias para levantar la Sobraestructura Ideológica. No hay que entrar en prejuicio se necesita analizar cada elemento según su contexto y separado de este.
-Decididamente no estamos preparados, según nuestras circunstancias actuales, hay demasiadas divagantes mentales para iniciar un periodo de soberanía ideológica…
-En eso reflexionaba hace unos días, recordando en la lejanía del tiempo una conversación con mi padre, somos periferia cultural de la humanidad marginado, por nuestra formación de donde se producen las grandes ideologías.
-Dentro del contexto global, somos clase emergente y por ello nuestro crecimiento es regresivo.
En aquellos días se sucedieron varias intentonas de golpe militar, una acción que se creía olvidada, los sables volvieron a sonar en los cuarteles, lo extraño a todo, es que la gente apoyaba las intentonas, me acorde la frase de Miranda; “Bochinche, solo bochinche es lo que saben hacer.”
-¡Un proceso funciona en la medida que las personas participan!
La participación colectiva sería la respuesta al caos social y al desarrollo de los pueblos,
De esa manera caminaba, ya con paso cansado, los años y las vivencias corrían paralelas y el otoño empezó algún tiempo atrás.
-¡Profesor! profesor se le olvido su maletín,
-Gracias, es la memoria, estoy tomando unas pastillas buenísimas para la memoria, casi un milagro de la farmacéutica, solo que se me olvida tomarla.
-¡Ah! por cierto profesor lo de contrarrevolución ¿Cómo lo conceptualiza usted?
-¿Cómo? El que asumiendo el rol de dirigencia, de avanguardia de los pueblos, empeora las circunstancias precedente.
-¿Las ideología, profesor hay que seguirla al pie de la letra?
¿Las ideologías estas adentro o estas afuera? Son válidas mientras las retroalimentas según los eventos y circunstancias que las moldean…
-Profesor y esa organización mental, que hemos estudiado con usted, ¿Que valencia tendría?
-La realidad, todo ese tratado de Lógica, es como yo estructuré mi mente, según propio entendimiento, por lo tanto su uso y validez es relativa, a que cada persona debe formarse sus propias Estructuras Lógicas Mentales en base al Iluminismo de las Ideas Innatas, según su propio entendimiento.
-Profesor y la Historia tiene alguna orientación precisa.
-La historia en manera irónica, según mi parecer lo que hace es dar vueltas.
-Gracias profesor, me ha sido muy útil en mi vida.
-De nada Srta. Deborah, también los pueblos pasan por épocas de relajo.
Entonces se acercó y me beso en la mejilla, no con el fuego de pasiones que arden en la hoguera de la concupiscencia para desviar a los pueblos, sino por haber mantenido; mi Ética y mi Moral, según mi función y mis creencias revolucionarias.

“La mejor predica es el ejemplo de vida.”

Sustraído del Diario de Don Andrés Bello, maestro de vida en tierras emergentes.

revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Jun 09, 2013 12:56 am

AÑOS LUX HONOR A LA MUJER


Ella va dentro de mis ojos, con su profundo sentir.

El amor de prolongada insatisfacción emerge en la lejanía, aquella lejanía que se trasforma en cercanía de soledad de facto.
Presencio su final antes de su inicio, pero tuvo que cargar el mismo peso con la misma actitud de fuerza y rectitud todo aquel pedazo que arrastro consigo, el pedazo que ella llamó mi existencia.
Un fuerte grito la despertó durmiendo en su lecho de cartón, el hombre de turno violó a su mama en medio a su ebriedad de furia animal.
Ella se levantó de su lecho de cartón donde dormía, y aferro un pantalón de tejido fuerte color caqui, que no pudiera arrancárselo de encima, después se escondió detrás del barril, rezando a un DIOS lejano, remoto, después vendría por ella.
Llovía, la lámina de zinc trasmitía una dulce melodía con diferentes tiempos, contenedores, latas, frascos diseminados por aquí y por allá, para trancar al cielo, el contacto con el hombre.
El tetero al niñito, agua y azúcar, la comida a los grandes caraotas y azúcar que la perseguían por una vida, lavar la ropa detrás del rancho (Barraca) en el barril lleno de agua de la lluvia, de la lluvia que desnudaba la miseria que la rodeaba.

Con sus pies hundido en el fango, el barro seco hasta los tobillos, la cloaca a cielo abierto, con sus hedores de agua putrefacta que pasan a su lado.
Su mirada que se pierde en la ciudad, termina en la estructura de cemento, aquel rascacielos que desde hace varios años quiere alcanzar el cielo, la ciudad luminosa allá abajo ¡otra vida hay!
Va y regresa se mueve entre cosas feas, cosas viejas un ambiente de degrado, ¿Quien no sabe no ve?
Escapó un día sin fecha de aquella vida, pero la alcanzó el si mismo, escapó con uno que es su igual, a seis meses había ya constituido su propia pesadillas, un rancho (Barraca) un poco mas allá, un poco mas arriba, un poco más pequeño, una barriga soberana y su contenido la constituyó.
Vino el primer chamo, (Niño) y luego llego el segundo, de otro, maltratada de día, violada de noche, el desayuno lo sirve temprano de buena mañana, amasando arepas forjadas con sus amarguras, café colado endulzado con las lagrimas de su noble sentir, en la ilusión esperando aquel, él que la trataría bien, en la búsqueda única de una caricia de la maestra vida.
Después carga a los niños, hace la masa para las fritangas que vende en la carretera, fritanga con café caliente, vende café con una sonrisa llena de sus amarguras.
En silencio camina y llora, sin que los niños la vean, sin que DIOS la sienta, sin que la vida la tome en consideración.

Así conjugaba su ser toda su existencia, con la formula única de tener un hombre a su lado.
El hombre la abandonó y el abandono fue total, a lo mejor a la misma edad y en el mismo momento, que a su mama, y a su abuela.
Los otros hombre que por obligación transitaron por su vida no duraban tanto, su juventud declinaba sustancialmente, así ya tenia 8 hijos, que los llamaba con nombres de fantasía, nombres tomados de una escuálida revista de gente sonriendo.
Con los años ya no apetecía más hombres, sus hijos le daban bastantes fáticas, se levantaba temprano antes del alba los días de visita, encendía la vela al santo protector, un rezo que equivalía a un llanto, un lamento ahogado de quien las sufre todas, en el resistir en la miseria.
Bajando por las escalinatas que la llevan a la ciudad, son las 4 de la mañana, ella ya tiene su puesto en la cola, duermen en la acera, se cuentan sus vivencias son todas cortadas con el mismo patrón, se presiente uno que ha muerto, se oyen voces.
Las madres lo ven pasar, solo ellas son capaces de ver a un hijo muerto, pasa por la cola a dar a su madre un sentir que se pierde en un mar de afecto, ella aprieta el crucifijo, reza adentro de si, reza siempre de continuo interminable.

Pasa por el portón a la requisa, la desnudan en toda su humildad, desnudez de miseria, desnudez de vergüenza de nación.
Algún insulto y ella lleva consigo palabras de esperanzas al hijo, un paquete de harina de maíz, mortadela, margarina que ella ha quita de la boca a sus pequeños, que todavía no conocen al hermano mayor, compensación al afecto robado.
Rápidamente en una soplada de dados, el pequeño tesoro de la madre tendrá el valor de una apuesta, una apuesta contra el destino, amor de madre que resbala por los pisos descolorido de las prisiones, por los pavimentos ensangrentados de todas las cárceles de esta nación.
Se va con un solo deseo regresar a verlo, esta vez las puñaladas non han sido mortales, se lleva las cartas, los mensaje para otras madres, y esposas que non pudieron venir con solidaridad fundida, forjada en la desgracia de un pueblo sin doliente.
El regreso se apaga a si mismo, amasando harina y colando café, su hija la ayuda en todo, busca el agua, corre a la esquina a recriminar al hermano que fuma bazuco, jiparea (Vende) pastillas y ríe a dentadas.

Luego mientras la luz solar desaparece poco a poco la ansiedad se le forma en angustia, porque la noche cubre el barrio con su manto de muerte.

Ella tiene la costumbre de dormir vestida, algunas noches de intenso tiroteo, se trae al hijo, otras veces al nieto, los brazos ensangrentados, las heridas de los propios.



Terror y plomo.

Muerte y dolor.

Sangre y vendas.

La vida en el día a día, la inviste con una corona, compuesta de laureles para una heroína cuotidiana, diaria, sin un reconocimiento, heroínas de verdad de historias anónimas, fundida en acero en las situaciones más adversas.

Así son forjadas las hembras de esta nación.
Así son hechas las mujeres que paren en esta nación.
Así son concebidas las madres que lactan en esta nación.

No son heroínas de papel.

Porque no pueden ser pesadas.
Porque no pueden ser evaluadas.
Porque no pueden ser recompensadas.
Porque no reciben medallas de funcionario alguno.
Porque no pueden ser homenajeadas por mano de ningún mortal.

Ellas existen, pero en la desidia social.
Para glorificar la epopeya en la formación de esta nación.
Para enaltecer su contribución de sufrimiento y angustia a esta nación.
Para admirar su coraje antes las adversidades que son objeto y fundamento de esta nación.

Después llega el momento en que la vida nos separa, nos aleja, nos atrae en situaciones de diversificaciones, donde la presencia es mutaciones del verbo ser, con la conjugaciones en el verbo estar; en el instante cuando sucede se extingue.

Pasan quienes en sus vidas solo se nutrieron es propia humildad.
Pasan los humildes por esta tierra, sin que ninguno los reconozca.
Pasan donde la miseria no es miserable, donde la pobreza es retribución.

A lo mejor parada al borde de la carretera, con niños sucios corriéndole alrededor, la manteca pegada a la piel, la mirada ingenua, la expresión grotesca, no la eleva al prototipo social, pero su alma irradiara una estrella de intensa magnitud para iluminar sobre todos nuestros designios.

Veo hacia el firmamento, me vuelvo hacia la tierra, una es igual a otra, la exclusión del conjunto realizo la totalidad, el vacio del uno hace el dos, los opuestos se configuran en el único, se realiza la parte y la parte funde los destinos en la enormidad del universo, en el mismo momento la proyección fue siempre en identidad absorta, entonces el único limitaba y la parte ascendió al todo, el limite se consolidaba para dar paso al infinito.

La llevaban en hombros eran pocos.
La llevaban en tantos pero eran en pocos
La llevaban a su última morada quién en vida no tuvo techo propio.

Llantos de dolor en una caja de cartón.

No tuvo un sacerdote en su funeral, nadie del sector oficial, solo un evangelista, la siguió cuando pasó por la avenida y predijo sus revelaciones del apocalipsis.

La gente en sus distracciones diarias la encontraron en la vía, en el fin ultimo de su ser y el universo.

Murió callada, como para no molestar, no tuvo música, ni ruidos de motos, ni una larga cola, ni las armas de los malandros dispararon por ella.
La urna se cayó dos veces, la inquilina estaba acostumbrada, la tierra caía y fue su mejor bienvenida, algo fácil de digerir.

Aquella noche en una apartada galaxia, apareció una nueva estrella, años luz de nosotros.

¿Cuando tiempo tardará en llegarnos su luz?

-A nosotros-


_________________
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Jun 09, 2013 12:57 am

Escritos reformados
Acción de la Neurosis helada.

OLIMPIA: Se queda impasible escuchando y percibiendo, la micro historia del Oscarcito;

O sea, lo que tarda en llegar lo que trasporta el emotivo, tramite el éter, la parte más dolorosa del ser humano.

En mi sentir doy a ti, aquel desvío en que la mirada te rinde sacro, Olimpia se gira hacia mí, en el concebir más allá de lo que se ve, el dolor psíquico done no hay herida que se cicatriza, el abandono en el afectivo.

Olimpia a la derecha del si mismo, se trasfigura en sentíres que vagan desde el eterno.

En el extravío queda la mujer, con el niño en faja, este llora, se conmueve hacia él, lo aprieta contra su pecho, un astro pasa errante en el espacio sideral, dentro la soledad universal.

Mira a su alrededor busca un refugio, un albergue, una caverna, una posada, un establo, cualquier refugio, pero todo esta cerrado para sí.

Además, tú eres mi luz, mi querer, mi ser, mi tormento, si tú no existiese, yo seria libre, no tendría atadura.
Llora el bebé en su soledad de cuantas madres son abandonadas hoy.

Llora el bebé, che no siente el calor del día, el afecto materno, solo lagrimas caen encima de sí.

Llora la mujer, su vació materno.



El hombre que escapó, la vació del sentir de madre, le robó el instinto materno, cada rayo de humano amor, donde alojó a aquel sentir la ternura de su primera vez.

Vaga en las plazas, y por las avenidas.
Vaga en las vías desoladas de la gran ciudad.
Vaga como crepúsculo en los corredores de los hospitales.
Vaga bajo la sombra de las estatuas libertadores de América.

Sola con el niño en brazo.
Sola con los miedos en brazos.
Sola dentro de un vació que no abarcan sus brazos.
Sola con el peso de su amor prematuro que aprieta contra su pecho, vaciado de amor prematuro.

Aprieta su angustia, su desasosiego, mira el reflejo de la luz que no brilla.

¿Pero que extraña luz?

No da sombra, no se calienta, no da ni reflejo, ni destello.

Ella esta envuelta en la penumbra helada de la enorme urbe, en la soledad del orbe.

Se asoma desde el puente, alto, sobre el río que atraviesa toda la ciudad, ella con el bebé en faja, se asoma al río vertedero que pasa debajo, sordo a su lamento; acógeme en vuelo tú que eres cloaca.

La desgracia la persigue, ni siquiera el coraje para saltar en al vació, a la nada, estrellarse en el lecho de aquel torrente.

¿Cuanta soledad en medio de una metrópoli puede existir?

El niño llora y ella le crece el ansia, se angustia.
¿De donde encontrar el amor que tú mi niño tienes necesidad?

¿Dónde encontrarlo? Yo que tengo tanta necesidad.

Fruto eres de mi vientre, y de toda forma de luz.

Frío de pequeño, helado de joven, glaciar de hombre, para quien nunca ha sentido una caricia de amor humano.

Ahora lo entiendes, porque no todas las estrellas calientan.

Hace muchos días, ellos vagan errantes, no encuentran morada, no hay un albergue, ni encuentra posada alguna, como anima en pena con las fajas de afecto que se llenan de desesperación.

Angustia que se expande entre los enormes rascacielos que forman la city, que se eleva al nula de su presencia, que puedo hacer, si aún no soy crecida yo.

El joven rostro, tiene profundos surcos que la envejecen a vista, ¿Porque? El tiempo, el dolor, un sentimiento muerto, ha añadido su paso, a la joven madre.

Vaga entre las calles congestionadas de la gran ciudad, tiene frío que le produce la sombra de los rascacielos, una grandiosa opera de la humanidad.

¿Pero, porque tanto frío?

Si es de día, pero, su sentir es helado, se asoma a su soledad las formas de la neurosis helada, ella percibe la enormidad de la nada.


Entre la multitud, deambula en el vacío de la soledad circundante.

Camina, vaga, yerra, ronda sin rumbo, envuelta en desesperación, desasosiego entre los callejones repletos de niños abandonados, viejos abandonados, mujeres abandonadas, sentados sobre el desnudo pavimento, acurrucados sobre envejecidos cartones.

¡No en esta calle no!
¡No en esta plaza no!
¡No en este banco no!
¡No en este parque no!

En la próxima dejare a mi criatura a su suerte, a la merced de la corriente de las aguas del olvido; ¿Cómo a Moisés?

Sé que Dios le dará un destino, él verá por él, él ve por todos.

Cuando se sienta en el banco de la plaza mayor, la estatua del libertador la ve vacía, el prócer esta ausente, come la patria.

Su cuerpo lo siente pesado, muy pesado bajo el peso de sus culpas, la culpa social de una nación que le niega ser.

Un sabor amargo le invade la boca, un sentir de profundo sufrimiento, le da vuelta la cabeza, no sabe dónde esta el sur, y donde esta el norte, se constituye en sentimiento muerto.

Después se levanta, veloz, de un brinco, como arrancarse el corazón en carne viva, sube al carro, el hombre alto, maduro que la toma por mujer no quiere esa heredad, que quede a su suerte en el banco de la plaza a la vista del libertador.




En el vacío de patria.
En la desidia de patria.
En la vergüenza de patria.
En la descomposición de patria.

Pero los leones, son peores, exterminan las criaturas antes de arrebatar a la hembra.

La última mirada antes irse a toda velocidad, las llantas chillan como mil alma en pena, que le arranca el último sentir, se vacían los sentidos, en conciencia autista vivirá el mañana más allá del dolor mayor, a sentimiento muerto.

El ultimo aliento, el último adiós; Lo sabes bebé que tengo que salvarme yo, sino nos hundimos los dos.

Lagrimas no hay, se acabó en el colectivo, entre las calles y avenidas de la enorme urbe.

Corazón de roca en la ciudad de las fieras.

corría el año de 1984
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Jun 09, 2013 1:01 am

<Mundos>

Cuando de nuevo vine en mí, el monasterio lo vi desde afuera, en instante primo en que el pensamiento abre la sucesión en que se descompone en espacio\/tiempo.
Cuando salí de mi, percibí su aire místico que se apreciaba en los parajes, los cantos Gregorianos, sus libros, los pergaminos, la tinta, el incienso el ritual sacro, aún los podía ver y palpar en ausencia del verbo estar, recorrí sus celdas que una vez habían sido destinadas al estudio y la compilación del método del espíritu, “Ora e Labora”
Todo estaba en abandono, los techos desplomados, los ecos de la guerra aún se sentían en la lejanía, en que el tiempo los estaba confinando en áreas de olvido, las plantas crecían en ellas formando matorrales de espinas, de entre las piedras el musgo las cubría.

Algún tiempo después me vi, en el tren que recorría una zona rural, campos intensamente cultivados, hileras de viñas, hileras de árboles de aceitunas, que originaba a su paso un movimiento virtual cinético, casas de piedras plantadas en medios del campo que tenían por inscripción Poder Nº1, Poder Nº2, la reforma agraria del Fascismo (Cuando l’Italia se atrevió a soñar), tierras sustraídas a los latifundistas, herencia feudataria, los señores dominando y abajo los siervos de la gleba, media esclavitud, por milenios bajo el yugo de la explotación del hombre por el hombre, las tierras después de la caída del régimen, habían sido devuelta a los feudatarios, el sueño del proletariado dueños de sus medios de producción y de su fuerza de trabajo, administrando sus recursos de sustento; volvía de nuevo en manos de la oligarquía, bueno me dije quién pierde la guerra pierde el dominio, su emancipación, en aquel tiempo 14 años o más después de terminada la guerra, aún se veía la devastación de que fuera objeto esas tierras, no sé porque me vino en mente que era muy pequeño para razonar sobre esas cosas, porque pequeño si por herencia toda esa vivencia me pertenecía.

Dentro del abarrotado compartimiento solamente las mujeres de cierta edad hablaban.

Lo hacían en un dialecto estrecho, recordaban reminiscencias de la guerra, los diferentes ejércitos, la destrucción, las tragedias con lágrimas a los ojos, el pañuelo lo prepara nuevamente, se lo lleva a sus ojos, y se seca las lágrimas; los niños como una esponjas recogían en ellos todo lo emocional de ese sentir que se trasmite de generación en generación, creando un campo de atracción magnético-tierra que los materializa en esta realidad, la experiencia de vida los hechos lejanos.
La joven en contraste con la abuela con su piel lozana, su mirada cristalina, vive los advenimientos divorciada de la realidad.
Se habla de la emigración, periodo post-guerra somos demasiados en este país, el gobierno de turno, teje alianzas para deshacerse de la mayor cantidad posible de habitantes, creo que fue allí que me quedo impresa una frase para definir al gobierno italiano; Como el artífice de una constante traición a su pueblo.
Los que se marchan lejos, a tierras desconocidas a culturas adversas, contrarias, dejando parientes, amigos, afectos, el propio sentimiento para ser rellenado de temores, de miedos imprecisos, de prejuicios hacia lo nuevo, hacia la nueva tierra, el nuevo compromiso de volver a ser.
Se habla de sueños, de esperanzas, de tragedias, de aprensiones angustiantes; el mal que hay escondido dentro de ellos, por esa razón hay tantos amuletos, conjuros porque se repiten las tragedias continuamente, en un continuo pesimismo, se lamentan aun delante lo bueno para que la mala fortuna vea lo desdichados que han sido, y que son a diario, de esta manera deposite su mal augurio sobre otras personas, el fatalismo mediterráneo acompaña a esta cultura desde los albores de la civilización, en si yo era demasiado pequeño para sentir miedo, para sentir que alguien me pudiera hacer daño, tenia si una calma, una serenidad de aquel presentimiento en el momento que se anuncia una Odisea en sol mayor, larga y sostenida.
Un tren y sus pasajeros, hay tantas cosas bellas que inventa la humanidad, el niño se asoma por la ventana, el viento que se acciona por el movimiento del tren, le mece sus cabellos, se quiere extraer de esa realidad, que no se explican el porqué de tantas desventuras, se deja ir a mundos de creados dentro de su imaginación.

Son cargas emotivas en lo que va implícita la creencia de vida, recalcando esa realidad en cuyo contexto se forma el ser.

No te puedes imaginar cuan larga es la historia de este pueblo y aun anda ciego hacia su destino.
La ciudad que los recibe para embarcarse tiene una visión diferente, hay hoteles que la habitación son individuales, hay otras para dos personas, ellos en cambio en el hotel durmieron en una habitación compartida con 30 personas, se come lo necesario, se come menos del necesario, se come solo lo estrictamente para seguir adelante, se sientan en la plaza, a ver sin participar en nada, dando alguna migaja a las aves que descienden en vuelo, esto los recrea en su simpleza.
Es extraño creía que el mundo era así, con mujeres envejecidas prematuramente, enviudadas a muy temprana edad, con sus vestidos negros, que no se permiten comer en un restaurante, solo entran en las iglesias a rezar con un rosario largo y sus oraciones en latín, caminan con la cabeza cabizbaja, sienten temor delante los uniformes de los gendarmes, se pierden dentro de la ciudad de Nápoles.

Cuando se logra ver la nave en el puerto, al lado del edificio se ve enorme en contraste con este, embarcarse para ir lejos a tierras distantes, él niño se recreaba en su enormidad como se abre aquel enorme barco y el equipaje que se eleva llevándolo en alto por una grúa y después deposita los baúles dentro de la bodega, todo mecánicamente, la gente empuja, se oyen insultos, niños que corren que se adelantan a sus genitores hay en si un aire de fiesta, gente que lanza papelillo, gente que suena piticos, que arrojan bambalinas, gente alegre que hacen del viaje un regocijo.

Pero aquella otra gente, está de fiesta, es alegre, visten vestidos de diferentes colores, trajes de fina gabardina, mujeres trajeadas con vestidos blancos con pintas redondas de azul oscuro, los hombros descubiertos, agitan un sombrero ancho con cintas y se despiden efusivamente.
La nave parte entre quien se despide alegremente y quien hace saludos cortos para después estallar en llantos, llantos desgarradores, lejanías inmedibles, separaciones irremediables, familias enteras deshechas desmembradas por la guerra y por la emigración.
El barco, el puerto, tiene olor a tantos lugares, lugares y soledades; a saludos y bienvenidas, el enorme azul del mar se vuelve sustancialmente y en momento cerca de la borda el agua se ve lejos, la altura es gigantesca.

¿Las cosas que pueden construir los hombres?
¿Las tierras opuestas son tierras desconocidas? El barco recogía pasajeros en diferentes puertos; después de partir de Nápoles, Génova, Barcelona, Tenerife, lugares ajenos a la propia memoria, lugares aparecidos desde el vació del ultramar, detrás de un horizonte en que solo se presentía la nada.

Un viaje en barco será siempre un nuevo avenir donde la memoria recrea nuevos espacios.
Sí hay personas que saludaban alegremente al puerto de partida, también lo hacían al puerto de llegada, en aquella ocasión me era antipática la partida, y me era adversa la llegada, creo que aquel día acepte uno de los principios fundamentales del universo, la responsabilidad de las almas;

Esta vida la escogiste tú, y la trama existencial implícita que necesitas para desanudar una complejidad de situaciones, dentro de lo que se acciona la conciencia universal.

Cuando baje al puerto de llegada, narrar no quise, era en sentires adversos mi llegada era el inicio de situaciones superiores a mi capacidad de ubicación dentro una realidad cualquiera, que no ve claramente su destino, ofuscación de la propia trama existencial.
No quise narrar por lo desgarrador que la propia preposición implícita; allí era.
Las personas en aquellos parajes eran diferente reían, me gustaba ver reír a las personas, pero a cierto punto creí que estaban fingiendo, no se puede percibir lo que es adverso por esencia.
Hay que crecer me decía a mí mismo, tenemos que ir al encuentro de ese hecho en que el Mi exhibía en su frente el Estigma del Caín, era marca ardiente en la frente, invisible para casi todos, pero quien la percibía, en el reflejo del si mismo se maravillaban.
La cuesta es difícil porque es en subida, y si llevas un peso es aún peor, cuando las bajas pero, te precipitas, me imaginaba la vida solamente, o sea no la sentía conmigo ausencia del ser y estar, era como alérgico a lo social, entonces entendí que era a retroalimentación negativa y cuando me costó comprenderlo, donde entraba tenía solo problemas.
La sociedad te califica de problemático, entonces te apartas de ellas porque es el indicio de ser asocial, no encajas por tú propia esencia en el contexto.
De casa me fugue a temprana edad y vague por la urbe, un día cualquiera extraño a ti, ajenos a tu propia visión, al propio entendimiento, como en medio de una isla desierta, las noches cerca de un farol ajeno a toda la colectividad, el sucio que se amontona sobre la piel como polvo de galaxias, en lo cual se hace de todo para la supervivencia, luego para que creas que en el universo todo está planificado te encuentras con los tuyos, van llegando con precisión destinista, alguno que por coincidencias están en el mismo ángulo que tú.

Fuera de casa, concibes que el cielo sea un techo.
Que la calle es un aula de clase.
Que tus compañeros son vacíos y soledad.

Cuando vagas por las calles, sientes toda la fuerza de la exclusión social sobre de ti, en la marginación inicias a ver lo feo de esta existencia, eres pequeño un día, pero al otro te sientes insignificante, en aquella época tenía solo 9 años pocos para un niño, muchos por lo ya había vivido, veía la fealdad, el abandono, mis compañeros del rebusque decían que así era la vida, lo que había vivido hasta ese momento era de esa manera, pero recordaba que había gente que reía, gente que la despedían alegremente y la recibían alegremente.
Todo podía ser me decían.
El niño que vaga en la urbe, tiene la desidia por compañía, y se arrulla en las noches extendido sobre un cartón en el vació de sí mismo, una ilación de fantasías donde duerme su alma infantil, teje historias en realidades llenas de ilusiones distantes, algunos ni siquiera eso.
Una mañana sucedió que Titiarito trajo pega y nos la enseño a usar, no es que cambiaba mucho la cuestión, en el sentido que damos a la vida, pero el hambre lo quitaba.
Hablábamos de todo lo que acontece a nuestros alrededores, todos tenían una visión catastrofista de la vida, pero yo insistía con ellos, que no todo era así de feo, que yo una vez había visto mucha gente que era alegre.

-Si eran muy alegres siempre hablaban de cosas bien.
-Ya yo sé, esos se drogaban, hay una cosa buena que se fuma, los limpiabotas del centro Simón Bolívar me dieron unos jalones y te lo juro Catire me reí por tres días.
-¿De verdad?
-¡Sí! también creo que debe haber alguna cosa que te ponga en algo, ¿Sino como lo logran?
-Bueno panas mano a la obra, a rebuscarnos real, para comprar aquello ¡Que nos ponga bien!

De esta manera decidimos conseguir dinero para poder ser felices.

En aquellos días, éramos aproximadamente 8 menores que dormíamos detrás del Teatro Teresa Carreño, por Bellas Artes, iniciamos a pedir dinero a los pasantes, lemosinas que nos daban después de dar mil explicaciones. Recolectado el dinero fuimos a conectarnos, la papeleta tenía una dosis bastante resuelta de malanga como la llamaban, para fumarla fue un gran problema, pues no sabíamos fumar, pero hicimos lo que pudimos y la verdad que nos reímos por varios días, creía yo que había descubierto por qué hay gente que ríe y gente que no, desde aquella vez el uso de la hierba fue continuo.
El avanzar de la vida, para quien esta en el abandono es inconstante, porque el estado no te deja en paz y a cada momento nos encerraban en el retén de menores de los Chorros.

Nos escapábamos con regularidad sistemática, que no entendíamos el porque nos llevan aquel sitio, cuando nosotros éramos hijos de la calle y nuestra rebeldía era por una forma de intolerancia a la autoridad y mucho más a la disciplina, que nos querían imponer en el retén de menores, cuando no era inmediata la fuga era solo porque estábamos asistiendo a las clases del maestro Brito.
Él era bien, una charla fina de tantas cosas instructivas, sentíamos en él, un ser que nos quería orientar como decía él mismo, lástima que lo demás eran de espanto, lo bueno es corto y dura poco, como lo acotaba el Maestro, venían los otros maestros que eran apestosos, y represivos al máximo y nos obligaban evadirnos de una, zas, saltábamos el muro, corríamos por la quebrada y salíamos a la avenida Rómulo Gallego.
Desde debajo el puente aparecíamos a la luz pública, las personas veían solo carricitos, pero nuestras vivencia nos hacían mucho mayor, de una pedíamos dinero o robábamos a alguna señora que le arrancábamos el cuero (cartera) y de le que son pasteles a conectarnos de nuevo (comprar droga).

-¿La malanga es bien, no es verdad brodel?
-¡Claro nos pone en una de bien!
-¡Sííí, en una de cámara lenta! Ja, Ja, Ja.
Y reíamos mucho, y hay que reconocerlo, parecíamos gafos.
-Esta es bien pana, pero ustedes no han probado ¿El perico? (Coca).
-No men, eso é pa' viejo...
-No que va, es burda de bien, te pone hablar que jode que no te paras.
-¿Pa’ que quieres hablar tanto? ¿No es mejor así y vacilársela de contemplación, en todo?
-Es que te acelera y te pone en órbita de una, a charlar de todo.
-¿A charlar de todo?
-Si de vainas que no sabes.

Cuando iniciamos a usar el perico (Coca) fue por las venas; no te puedes imaginar cómo es ese sube y baja; primero bien, eso te lleva a las nubes, o sea que es burda de bien tú ves; una nota en la que te puedes imaginar todo lo que hay en el mundo y es bien, se ve el mundo más claro, con más luz, es más tienes la respuestas en tú mano, no hay problemas algunos en el universo; pero cuando estas en lo mejor de todo, empiezas a bajar, de pronto hay como una descarga y empiezas a sentirte como atacado, engorilado como ultrafrikeado, la claridad se va en oscuridad, la cara que era bien relajada en una de paz y amor como un hippie, se te pone tiesa, la mirada es de pánico y todo es mal como si te cayeras de una azotea para la cloaca; que quieres subir otra vez y te vuelves a fishar (inyectar) pero no lo logras subir nuevamente, y allí te das cuenta que en este mundo lo bueno dura poco y lo malo dura mucho, y mucho mal, hay bastante por cantidad industrial.
Normalmente nos reuníamos a la orilla del rió Guaire a ver pasar toda esa agua, que no se acababa nunca.

-¿Luís, el que invento los ríos porque los hizo?
-No sé, tenía que jode agua, como pa' ¡vacilar!
-¿Y no se llena? ¿Pa’ donde va toda esa agua, brodel?
-¿Va? ¡Creía que venía!
-Stas drogado Memín, no ves cómo va.
-Sta bien pues, si ya paso a lo mejor viene.
-¡Claro! no ves cuando se desborda.
-Tiene que ser así.

Las altas montañas, las inalcanzables cimas este dolor de abandono y desnutrición afectiva que llevo por dentro, más allá del mí mismo, son los días que regreso al paisaje encantado, aquel lugar que es común a todos los hombres, donde mi extravió se llena de todos mis vacíos.
Son los días del águila errante, de los loros que vuelan hacia el confín, las guacamayas reales y sus impresionables colores, su vuelo majestuoso de alas anchas te hunden en esta miseria de ser y estar.
Hay tanta belleza en la naturaleza que a veces te olvidas de todas estas fealdad.
Los días en que mi vivir trasfigura, donde mi esencia se reconcilia con el divino abandonando aquel cuerpo de niño desposeído de cada afecto aún del materno, un niño que vaga solo, un niño con ojos avizores de contener su llanto, de contener su ser, viendo cuán difícil se le pone la vía cuando angosto es el cruce de los caminos, avanza con su peso, sin equipaje, sin pertenencias, sin adefesios sino con lo estrictamente suyo, lo que no tiene.
Si esos son los días en que el recorrer evita el andar, el andar se opone a lo andado, por el peso de las circunstancias en que se evita los caminos principales. ¿Qué haré entonces cuando solo se vea delante la vida, más camino opuesto al mío?
Cuando el hombre se impone así mismo el deber de luchar, sin la posibilidad de victoria; como luchar tanto y perderla todas.
Son los momentos en que las aves de carroñas sobrevuelan sobre el indefenso, se ve así mismo muerto devorado por los chacales, en una sábana del olvido en el destierro del propio sentir, luchar intensamente para seguir perdiendo.
El sentir alejado que impone tormento, imposición del vencido.
Fue por aquel tiempo que en la criciada que nos daba la coca, atracamos un abasto, el que no ve, es como el que no sabe, nos encontraron donde sabían que íbamos a refugiarnos para inyectarnos, en vertedero del rió Guaire por los lados de los Chaguaramos.
La policía en Caracas no se puede definir del orden público, como se podría imaginar, más bien es de hampa legalizada dentro de la sociedad de cómplice que constituye el Estado como poder establecido, participa activamente en el desorden público, fomenta la injusticia solo que organizadamente como un catalizador, por eso es mejor definirla como; hampa activa con porte de estado.
Sabes que cuando estas en sus manos es patria o muerte, más muerte que patria, o sea de pueblo sin doliente, de patria a merced de las fuerzas de represión, y hacen los que le dan la gana con el pueblo. Una vez en su poder prácticamente es un secuestro de estado; cuando me acordaba del dolor por el castigo infringido, recibía una patada en la cara; el impacto te hace sentir el sabor a sangre aturdido y no ves nada, eran siete días que nos daban la bioenergética activa en el propio abuso de estado, encapuchados y esposados, ni hablar de la pelota que brinca y salta y de cubo rebota.
Cuando me llevaron delante el fiscal, entre la paliza, el hambre y la desintoxicación, lo que entendí es que si firmaba me dejaban tranquilo, les firme; pero la pela no cesó.
Al llegar a la cárcel de mayores, hay una cosa clara; allí debes luchar por todo, hasta por los centímetros cuadrado del pavimento donde estas parado, si no tienes que pagar alquiler.

Muchos sucumben en la primera de cambio.

Nosotros los que vivimos tirados al abandono desde menores, allí somos reyes, para llegar a una cárcel de mayor se necesita la preparación desde menor, no sé porque nos llaman sufridos, se nos ve en los ojos, se nos ve en el pellejo, en la ropa o como dice el poeta en la marca que nos brilla en la frente.

Era los tiempos que en el retén había tanta gente, que ni los pensamientos cabían, por esa razón se desató un motín, pero uno de esos de canibalismo para arriba, muertos, heridos, decapitados, mutilados, quemados, asesinatos vilmente, sin contemplaciones, había una maldad tan intensa que ni el diablo pasaba por allá, ni a recoger las almas.
Estaba yo, allí con mi chuzo en la mano, luchando banda contra banda por varios días, herido, y hambriento de justicia, cuando un grito rompió el ambiente;
-¡La móvil!

Quise mirar dentro de mí, para ver donde cabria tanto dolor, pero no pude ni imaginármelo.

-¡La guardia!
-¡Marea verde! Antimotín.
-¡Alimaña nazi compañeros!

Avanzaban a paso de campeones como se suele decir, el impacto fue contractual, entre una fuerza de choque de la que llaman organizada, con táctica de combate, bien armada, y nosotros que erramos solo chusma, de retirada no se hablaba siquiera, no porque no queríamos, es que en el tranque (muro y rejas) ¿A hacia dónde vas a correr? Allí entendí el dicho; Pa’ tra ni para coger impulso.
En ese momento hay un solo frente y frentiamos a los Nazis, ellos claro respaldados por el Estado nos arrollaron en nuestra condición de pueblo envilecido. ¿Cuándo cuesta vivir debajo del yugo?
La paliza no tuvo límite, yo me cure en salud, porque me acuerdo solo que de los primeros que recibí no sube más de mí, creo que lo último que se me pasó por la mente fue.
“Ya está bueno ¡DIOS! búscate a otro, para torturarlo, ¡no joda más chico!”
El dolor era tan intenso, que hasta se me olvido la trama existencial para lo que vine en misión a la tierra.
Al despertar cosa que no quería en absoluto, estaba todo oscuro, olía a demonio, a azufre con sangre podrida más o menos así, lo sabía me dije, que tenía que parar al infierno.
Pero no era así lamentablemente, aún estaba en el Reten de los Flores de Catia, trate de alzarme, no sé porque en los momentos que más necesitas la locomoción justamente el cuerpo, no obedece a los comandos, y hace lo que le da la gana.
En medio del dolor mayor, nunca jamás soportado en iguales situaciones dentro de estas humanas condiciones, escuche una voz.
Si oí una voz, pero cuando aclare la voz fue tarde.
-¡Aquí hay uno con vida comandante!
-¡Jodelo distinguido!
-¡Sta ya bien jodido! ¡Comandante!
-¡Distinguido! al jodido hay que acabarlo de joder, esa es la orden.
La penilla, si la vi alzarse alta por los aires hacia el cielo, cuando impacto sobre la piel, ya carne viva, el grito salió tan duro que me dije ahora si se fue el alma en esta.
-¡Levántate rata!
No lo podía creer con lo mal que estaba me levante, y no era Lázaro porque en estas circunstancia DIOS no hace milagros, ¿Creo yo?
-Ponte contra la pared, ciudadano.
(¿Ciudadano? Tanta amabilidad me confunde, este rolo de sapo).
-Ni que fuera masoquista, guardia.
-¿Cómo es la cosa delincuente?
-¡Nada chico! si me vas a matar, dame de una vez, que no te voy a dar el gusto.

El tipo se me quedo mirando, en ese momento me vi a mismo desde el aire, en visión paranormal, mi cuerpo estaba vuelto ñoña literalmente, lo que se llama vuelto trizas no podía ser, pero era.
El guardia nacional (divisa sin honor) en esa se dio cuenta que él era pueblo también, y me dijo;

-Dale pal’ pabellón rolo e gallo.
Lento como el aire que me empujaba, me voltee.
-¡Sí!
Le dije;
-¡Gracias amistad!
¿Se le puede decir amistad? ¿A la bota que es el yugo que oprime al pueblo?
Claro, es la misma gente, unos de oprimidos y otros de oprimidores, con todos los dolores de este mundo caminaba entre heridos, moribundos, muchos amputados y los más afortunados que se habían ido ya pa' la ciudad de los acostados.
-Bueno, sí o no, la paliza había sido tan ilimitada, que yo estaba en paz con el universo, como si hubiera pagado el Karma de Hitler, o sea no quería pelear con nadie más en esta vida.
¿Cómo camina uno que esta satisfactoriamente aporreado? De esta manera, cuando la pierna izquierda tropieza con la derecha, la derecha pero circunvaguea en atracción centrifuga, cayendo de un lado para otro, así más o menos es.
Al pasar por el pabellón 3 un cristiano, (se sabe que son porque siempre cargan el libro en la mano), me dice conmovedoramente.
-¡Varón gloria a Cristo! ¡DIOS te ama! Él te escogió entre todos los seres humanos, para que portaras el estandarte de su misericordia.
Nunca lo había visto de aquella manera y me sentí orgulloso que DIOS me hubiera escogido a mí, para su plan universal, y para no dejar al cristiano sin razón le conteste según las circunstancias.
-¡Si lo sé! ¡Me está doliendo que jode!
Cuando me faltaban dos escalones para llegar a mi pabellón, imaginándome que iba a descansar y a fumarme un Bazucó, me recibieron con una patada en el pecho, talla de medida 45 que me puso a rodar hasta el piso de abajo, menos mal que había un pavimento sino continuaba a rodar hasta el infinito, pero esta vez sabia; que era por la misericordia de la humanidad, que alivio es sufrir por una causa muy elevada.
-¿Adónde es que tú vas rolo de lacra?
-Metete pa' ese pabellón, que este lo estamos requisando.
Sin ánimo de discutir, en lo más mínimo con el Gobierno Nacional, me exilie en el pabellón 3, que para el colmo de todas, no era de malandros, o sea no había droga, si no de Evangelistas.
El pastor me dijo que me daba un acomodo de buen cristiano y me llevaron a la celda N°6, los hermanos como se llaman ellos en su comuna: La dicha celestial.
Viendo lo maltrecho que estaba, decidieron darme una colchoneta, que sin ánimo de contradecir a nadie y dada la bondad de los cristianos me acosté, en ese momento la verdad, verdaita uno siente que es de carne y hueso; de carne porque olía a mapurite, de hueso porque todo adentro sonaba a crack, no había lado donde apoyarme una parte dolía más que la otra, me ponía de pie porque la parte de abajo de los pies, era la única parte donde no me habían pegado, menos mal que no se le ocurrió, una vez vi en una película que lo hacían, pero eran Japoneses, esos son desarrollados, a estos la mente no le da para cosas tan sofisticadas.
Haciendo un esfuerzo de esos que llaman supremo, como cuando DIOS hizo al hombre me imagino, logre extenderme no sin antes ver las estrellas del firmamento, de color rojo cobrizo.
En esas condiciones fue que se me aproximó el Hermano Ebarito;
-¡Varón, gloria a Cristo!
-Será.
-Espero de no molestarlo en sus profundos dolores, pero quisiera contarle de un hombre que sufrió todas esas vejaciones, y mucho más por el perdón de los pecados de toda la humanidad.
-¡Caray! si yo por un atraco tengo años agarrando paliza, imagínate los de toda la humanidad, ¿Cómo sería de ganso ciego? (la culpa que no son tuyas).
-Sí, lo que sucedió, fue que él decidió hacerse cargo de todos los pecados que hasta ese día la humanidad había hecho en contra de nuestro Creador.
Le quise responder, pero eran tan grande el dolor que no tenía fuerza ni para respirar, me imagino que el Hermano Ebarito lo interpretó que la historia me interesaba, porque siguió animosamente con su charla.
-Fíjese usted Catire, que él no tenía por qué hacer eso, él era el hijo de DIOS, pero se ofreció en sacrificio lavando de esta manera todos nuestros pecados, de esa manera libero a la humanidad de tener que ir para el infierno.
(Eso si está bien, tú ves, de película, si tuviera una marihuana me la vacilaba, mejor).
-Todo esto está escrito aquí en este libro.
(No sé porque me vino un flash de pergaminos).
-Aquí por ejemplo en el génesis, está escrito como DIOS hizo el Universo; o sea las estrellas, los planetas, las constelaciones. (Con el relato, de una despegue en aquella fantasía, que según el relato bíblico; porque desde niño siempre me gusto ese tema, y veía todas esas obras celestial pero como oliendo pega de zapatero).
-Después hizo las cosas de la tierra, animales y plantas, por fin hizo al hombre, según cuenta porque le faltaba algo en el creado, un fin primo hacia el universo.
(¿Estaría DIOS drogado cuando hizo al hombre?).
-El hombre estaba triste en el jardín del Edén, aunque no le faltaba nada, por esa razón fue que DIOS le hizo una hembra que la llamo Eva, los dos vivían dentro el Jardín del Edén, sin ningún tipo de problema, hasta que la serpiente le dijo a Eva:
“Ten, comete este fruto del Árbol de la ciencia del bien y del mal.”
-¡Pero DIOS dijo que no! que no es bueno.
-No, lo que sucede que DIOS te quiere tener sometida, si tú lo comes serás como él.
-¿De verdad? (dijo ella).
-Si así es.
Ella convenció luego a Adán, y cuando DIOS regreso al jardín ellos se le escondían, DIOS los llamó y descubrió la desobediencia por haber comido del árbol de la ciencia del Bien y del Mal.
-Espera allí hermano Ebarito; ahora recuerdo la trama, si eso que dijiste el árbol ¿Cómo lo llamaste?
-El árbol de la ciencia del Bien y del Mal, ¿Porque?
-Si eso fue lo que vine hacer a la tierra, descubrir el mensaje implícito que hay en el conocimiento de la ciencia del bien y del mal, esa ciencia es la que explica como el hombre alcanza la autorrealización del ser.
-Hermano está usted equivocado eso no lo dice el Libro.
-No, pero es lo que revela el mensaje original que es manifestado al fin de los tiempos, donde se descifra la teoría del conocimiento; Como se forma o tiene inicio el conocimiento.
-La ciencia del Bien y del Mal; Son las dos fuerzas que actúan en la mente.
-El Mal quiere decir; el razonamiento regresivo en lo cual se acciona dentro de la parte hasta la infinitesimal de ella, siempre uno en meno donde el mundo lo descompones en cada una de sus partes donde no existen absoluto y hasta DIOS tiene una razón práctica de ser, o sea lo descompones en todas sus partes según tú entendimiento en la realidad externa objetiva.

-EL Bien quiere significar; El razonamiento progresivo siempre uno más hacia donde se forman los absolutos, donde se conceptualizan en las forma generales, los dos juntos forman los opuestos lógicos en que se retroalimentan en su contradictorio pero al mismo tiempo se radicalizan en su propiedad, y de la misma manera el pensamiento se descompone en espacio y tiempo cuando ingresa en la mente; dentro del área del espacio cognitivo mental, se forma el conocimiento de la descomposición del pensamiento; Espacio\/tiempo (equivale a entendimiento cuando va en retroalimentación), el espacio y tiempo es igual a luz, la luz tiene valor tiempo pero a su vez configura el espacio en el mismo momento que transita en el.

-Que dices hermano estas delirando por la paliza sufrida.

-No, no es delirio, es iluminación; yo era un caballero que regresaba de las cruzadas, luego de luchar por la fe, ingrese en un monasterio de monjes eruditos en el siglo 12, pero no lograba configurarme a esa conceptualización, ¡Es cierto! ahora lo veo claro, entiendes? Ahora me recuerdo de la trama implícito dentro del laberinto de mi propio complejo, de la historia tácita del trascender dentro por realización del método del espíritu para salir del laberinto de mi propio complejo, este es el hilo de Arriana que me conduce al externo, a la vida eterna, ahora lo sé, por esa razón estoy dentro de la relatividad, no hay tiempo\/espacio, es solo luz que avanza en el universo descomponiendo las tinieblas en conocimiento.

Porque el tiempo es equivalente a variante mental que cruza el espacio tantas veces como elementos validos hay.
El espacio es equivalente a constante mental que mantiene el origen cosmogónico desde que el conocimiento se ha formado.

Por esa razón el Yo tiene función y propiedad inductiva, para descomponer la realidad externa tantas veces hasta la infinitesimal de la parte por y en ángulos en razón de imagen.
Igualmente el Mi tiene función y propiedad deductiva, para reestructurar la realidad interna objetiva en las formas generales, en circunferencia en analítico por símbolo.
La misma cuadratura de la circunferencia es como se traduce un Abstractismo en imagen.

-Hermano te estas desviando de la palabra.

-¡No está claro la palabra dice; a ellos no le está dado conocer el misterio del ministerio!

Aunque de mis labios aquel día brotó el manantial de la Verdad, los hombres fueron ciegos, de hecho sordos a la verdad, ellos andan dentro de la profundidad del laberinto del propio complejo en la búsqueda del hilo de Arriana para develar la propia trama existencial.

revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Vie Jun 14, 2013 10:47 pm

apitulo I 
Literatura Social Venezolana 
Narrativa 
LA HISTORIA DEL COMANDANTE SOL.

En las tardes, se reunían en la librería del Sr. Macía, un peninsular que había emigrado de su tierra natal, Cataluña, después que el ejército falangista conservador de los privilegios de clase del Generalísimo Francisco Franco, derrocó, al único estado Anarquista que la historia conoció. 
De esa manera como lo cuenta él, inmerso en la utopía social, inicio a buscar una nueva tierra donde sembrar su bandera roja y negra, los colores que enarbola contra toda forma de poder unilateral, en la formulación teórica para desarrollar la sociedad ideal, en contra de esta realidad que se está configurando erróneamente. 
El hombre y su utopía; pero eran varios siglos que habían desembarcados juntos, en este continente en la búsqueda de la ciudad del Dorado, en la búsqueda de la Fuente de la Eterna Juventud, en la búsqueda del Paraíso Terrestre, en la búsqueda de la Tierra Prometida, un hombre y su sueño. 

El hombre que quiere, sujetar el eterno. 
El hombre que quiere, abrazar el infinito. 
El hombre que quiere, no reconocer límite. 
El hombre que quiere, buscar su desarrollo de ser. 
El hombre que quiere, simplemente trascender junto a su ideal. 

Que va más allá de lo establecido, en el anticonformismo de su común vivir, el hombre que en su formación intelectual, establece oponerse a cualquier forma de poder, que mediante a esta oposición recaba un espacio propio del espacio asignado dentro de la socio-cultura. 
Pero decía el viejo Emeterio, que predicaba en aquellos tiempos por los lados de la plaza mayor: “De esta tierra toman solamente las cosas materiales y nos dejan solo una marea de pre-juicios, eso de las sociedades ideales, son los pueblos primitivos que de paso son las más avanzados; porque usan solo los materiales que la naturaleza da y esta puede digerir después que el hombre se haya ido.” 
Yumare al peninsular Republicano, Revolucionario, Anarquista e Internacionalista, lo veía como un arquitecto que realizaba proyectos ideales de diseños funcionales para sociedades perfectas que armonizaban consigo misma en una proyección futurista; Donde la idea se elevaba sobre la realidad externa circunstante, renaciendo de entre elementos negativos, del conflicto generado por el choque de ideas, como la desastrosa guerra civil en que se perdió la república, para que después el hombre pueda reedificar la sociedad, hacia las formas utópicas ideales, donde el intelecto encuentra su acción del ser, idealizando acciones perfectas en sociedades en que se desarrollan mediante la justicia social. Dentro de lo que acontecerá, la formulación metafísica del sentir de hoy, en el fundamento que cada idea se eleva hacia un tiempo determinado, formando un espacio indeterminado, aún no establecido, donde ampliarse con y mediante el conocimiento del si mismo y que nada se pierde dentro de las Áreas Lógicas Mentales. 
Su terminología política; tenía un preciso rol de inducción en la función para lograr el pleno desarrollo del propio discurso político, en la realidad inmediata de la percepción de lo que sucede dentro de los cambios socio-culturales y de una propia orientación dentro del discurso político individual. 
Era meticuloso al emitir un concepto, de proponer la tesis, de elaborar la teoría y esmerada atención en la palabra, dándole un significado especifico, preciso, retrocediendo si era necesario hasta dos mil años o tres mil años atrás, aún más, hasta el alba de los tiempos, al inicio de la cultura, de la civilización, de la historia, para regresarle a la palabra su significado original, especifico, su definición exacta. 
De esa manera traía a la luz la semántica, para entender el mensaje de los antiguos textos donde los guías de la humanidad han dejado su legado de conocimiento. Por tal razón decía; “Sí conoces el pasado estarás en el presente, reconocerás el camino para ir al futuro.” El camino que te lleva hoy, es solo una alternativa del verbo andar, en el cruce de opciones, circunstancias que al desaparecer los caminos, inician los senderos, los senderos que llevan a ti son los que no ves... 

En su conocimiento se podían revivir los tiempos, las mitologías, el pensamiento de los maestros, de la inclinación que los guías de la humanidad ponen en cada ser, donde la palabra no conocía límites de espacio\/tiempo. Más allá del concepto de la ciencia del bien y el mal, o su traducción griega en deductivo e inductivo. Porque razonaba en lo implícito, lo intrínseco de su terminología dentro del significado original del concepto dualidad, para razonar según forma del contradictorio; 
“Donde los opuestos se retroalimentan en su contradictorio, para posteriormente radicalizarse en sus propiedades,” de esta manera se obtenían nuevas áreas dentro de la Conciencia. Definía la dialéctica: como el discurso y postura capaz de realizar al ser mediante el correcto uso de la razón; Verdad, discurso y método. 
No dejaba alguna duda en su mente, cada interrogante era indagada. Pues el daba a la interrogante el valor moto, el movimiento inicial que incita al análisis crítico e identificaba la acción mental, que hacía que la razón se degradase en una acción mental regresiva, cerrando el esquema y liberando acciones y sentimientos de mezquindad, egoísmo que empobrecían a las sociedades, donde el egocentrismo, manifestado en el individualismo desarrolla una acción monopolista de los recursos, actuando en idea fija del enriquecimiento, continuo de acumulación de recursos financieros, se devolvía en empobrecimiento del intelecto, causando una pérdida de orientación en la realidad externa objetiva. 
-¿Sr. Macía que tipo de organización política y socio-económica tenemos aquí?
-Oligárquica, poder político en manos de pocos, que se organizan en Oligopolios; riqueza, recursos y medios de producción en manos de la explotación del hombre por el hombre, para formar una elite social, una esfera de intereses hermética que arrolla a los intereses generales. 
El republicano como llamaban en la ciudad al Sr. Macía, por la extremada defensa que hacía al proceso político efectuado en su tierra, se había hecho muy popular con su librería, llamada: la “Utopía” Ubicada cerca de la plaza Bolívar, era además un salón para intercambiar ideas, libros antiguos, ediciones especiales, periódicos de ultra mar, filatelia y objetos antiguos. 

El hombre sin edad, que nos abría a la interrogante, reproponiéndonos la realidad circunstante en acción critica, al revisionismo de los propios actos; al porque de ella, en la duda de aceptar las cosas tal como se nos proponía, y de allí partía la necesidad para una lectura nutritiva y de esa manera formarnos a un intelecto de búsqueda, constructiva enfocada a la crítica dialéctica opuesta a los valores de la mentalidad pequeña burguesa que ocasionaba la alineación de clase. 
Nos decía para tal fin a manera de orientación: 
“Estos libros que están aquí; de política económica, social, historia, geografía, filosofía, teología, etc. Son los que se tienen que leer, aquellos de allá novelas, historias romanzadas, las lees pero no llegas a nada, te induce al razonamientos de la divagante mental a la nulidad, no ilustran, no tienen lume (luz) te desvían de la realidad objetiva por ende de interpretar correctamente los advenimientos del pasado que forman al presentes y al futuro, y muchas veces son contraproducentes para la propia formación, en especial cuando se adquieren el conocimiento por el método empírico.” 
-¿Por qué produce ese efecto Sr. Macía? 
-El autor no habiendo resuelto su problemática existencial, te envuelve y te contagia, estableciendo una psicosis de relación mediante surgimiento de una empatía a formación pseudo intelectualismo de esta manera arrastrando al lector mediante un proceso de identificación, hacia una acción de conciencia psicótica de la realidad interna subjetiva. 
-¿Pero cómo se puede ser consciente de un proceso tan complejo, que no es perceptible en el umbral de la conciencia? 
-Muy oportuna tú pregunta jovencito, mediante el conocimiento del si mismo; la acción introspectiva que te reporta a la Epistemología (Donde y como se origina el conocimiento), al concientizar cada acción mental, cada emoción que se forma dentro de uno, identificando en que área lógica mental se acciona el razonamiento, dentro de que estado mental, el de lucidez o el estado depresivo mental. 
-¿Dentro de uno? ¿Cómo se puede reconocer, si se va a ciega? 
-La identificas por su efecto que libera, que eleva, que es constructivo, que es progresista, que es idealista. 
Que posee una acción que orienta a liberarte de los razonamientos de acción emocional; como pasiones, traiciones, celos, mentiras, chismes, etc. 
-Es igual, a la palabra lo que me lee la abuela; 
“Por sus obras lo reconocerás.” creía que se hablaba de los hombres. 
-No, allí se refiere a lo que sucede dentro de ti, eso es válido como conocimiento del si mismo. Podrías interpretarlo de la siguiente manera, según el sentimiento que te produzcan esas acciones, las puedes identificar cuando su razonamiento se acciona. 
-¿Los identifico a que fin, si la mente tiene una propia dinámica? 
-Los identificas para que no se desarrollen en razonamientos regresivos, sino que impones un estímulo a que se desarrollen a razón progresiva. 
A Eleazar, el ejército lo había trasferido a la ciudad, con un alto rango militar y tomó la costumbre de frecuentar la casona en compañía de sus hijos por las tardes. De esa manera informaba a las mujeres de cómo se desenvolvía el quehacer nacional político y social. En esos momentos había un rumoreo en las plazas y en las reuniones sociales acerca de la nueva problemática sindicales. 
Aidé comentó, que había oído en la radio, sobre las huelgas en los campos petroleros, a tal fin preguntaba a que se debía. 
Eleazar cortaba por lo sano, fuertemente en contradicción con lo acontecido. 
-Son locos e ignorantes, que pretenden subvertir la estabilidad de los pueblos, son solo comunistas que arruinan las naciones, fomentando odios entre las clases sociales y promueven la carestía de los productos de primera necesidades, para de esa manera manipular las masas. 
Yumare estaba en el ángulo opuesto de la sala, cerca de la ventana leyendo y reflexionando. Le llamó la atención como Eleazar expresaba sus conceptos de fuerte contenido conservador de formación típicamente reaccionaria; en defensa de sus privilegios de clase que ostentaba. Por esa razón deja a un lado la lectura del Manifiesto, apoyándolo encima de la mesa, y se dirige con decisión manifiesta al centro de la sala. 
-¡Locos! ¡Ignorantes! ¡No es verdad! Luchan por sus rendivicaciones sociales y justas retribuciones salariales, específicamente; lo que ustedes los oligarcas niegan por considerarse dueños de todos los medios de producciones y de cada recurso mineral de la nación, alternándose en el poder y gastando el dinero público en sus privilegios de rango. 
-¿Qué te pasa muchacho, te comiste un tigre por desayuno esta mañana? ¡Yo soy tú padre! 
La luz de la lámpara hacia crecer las sombras, el muchacho en su avanzar por la sala trasfiguraba el espacio. En ángulo metafísico donde Pedro y Yumare, (Los antepasados) interrumpieron su discusión después de 111 años, para oír el acontecer. 
Entonces desde un traspasado remoto de carácter trascendente, dice; 
“Pedro lo ves de nuevo, padre contra hijos, hermanos en bandos contrarios, ¡Caray! se lo dije a mí general Páez, aquel día en los llanos, los llaneros no tenían que pactar con la oligarquía, fuera por lo que fuera.” 
Luego se acercó a la pared de armas, arrancó la lanza y la arrojó en medio de los dos. 
-Tú eres mi padre, pero no has comprado mi conciencia crítica de clase, a lo mejor la del pequeño burgués sí. Pero mi formación política la tengo intacta y en plena facultad de mi discurso social, según coherencia de los hechos presente y de lo que ha conformada nuestra historia en la formación social de esta nación. 
-A ti lo que te hace falta es obediencia y disciplina, al ejército te tengo que llevar, en vez de hacer el vagabundo en el monte. 
Y la lanza cayó entre ellos dos, el muchacho, la recogió como un acto natural, espontáneo de los eventos que se configuran como adversarios, justamente como la dinámica espontánea de los pueblos de donde florece cada reivindicación popular. 
-¡Ir al ejército! Yo no soy serbo del poder establecido, además me he declarado políticamente contestatario y me sustraigo a todo autoritarismo, de la tutela estatal y de este sistema político de máxima explotación de la fuerza trabajo del obrero, del campesino y de su formación en elite de influencia con la que gobiernan. 
-¡Bien bueno pues, se volvió loco este muchacho, lo que hablas son solo sandeces! Incoherencia, que por tú poca edad no puedes tener el entendimiento necesario. No tienes conocimiento de las guerras, que hemos realizado para obtener esta democracia con estado de derecho y las libertades que hoy tenemos y ustedes gozan. Libertades que utilizan en forma impropia. 
-Sepa usted Sr. oligarca que nuestro proceso histórico, el de esta nación en particular, ha sido de lucha continua para lograr mejoras y tener expectativas de desarrollo y en estos momentos, hay solo un grupo que goza de ese bienestar económico, y la gran mayoría de la población vive en ranchos, hechos de láminas recicladas de los barriles donde se trasporta la riqueza petrolera, desechos eso es todo lo que obtienen de la renta del oro negro, ni siquiera tienen acceso a la educación, a la sanidad, al agua, a la luz, y viven marginados alejados de cada tipo de desarrollo social, económico y educativo en lo cuál podríamos lograr una sociedad o un modelo de justicia social. 
-¿No me digas? Tú lo que eres es solo un cabeza caliente, en esta nación hay muchas posibilidades para todos, y también para tantos Musiú, que están llegando continuamente a esta nación y progresan económicamente, trabajando en vez de hablar estupideces. 
-¿Posibilidad de que cosa? Si ustedes monopolizan todos los recursos minerales y todos los medios de producción, además del circulante, los contratos de los supuestos planes de desarrollo de las infraestructuras nacionales. 
-Cada persona puede encontrar como progresar individualmente en esta nación, porque vivimos en una democracia, en libertad de empresa, la cuál nosotros los militares defendemos y protegemos como garante del estado de derecho. 
-¿Democracia? ¡No! Esto es un régimen de facto, en lo cuál una mínima parte de la población puede encontrar la vía, hacia el bienestar económico, solo si están de su parte adulando su condición de predominio en la que se conformaron como Elite de mando. 
-¡Muchacho! ¿Qué quieres afirmar que tú padre usa sus conocidos para adquirir medios económicos? 
-¡Sí! Y también el poder que ejerces como militar, lo usas para tal fin. 
La discusión entre padre e hijo, se forma conflictiva en ángulo obtuso, el muchacho mantenía una posición desafiante con la lanza en mano, desdoblando los tiempos, e incorporándose de una forma radical a la lucha de los pueblos. 
Las mujeres interpusieron sus cuerpos entre los dos hombres, calmando al padre, porque Yumare estaba en pie, como quién no tiene nada que perder, en la vanguardia de los pueblos. Entonces Eleazar enfurecido sale del salón, baja al patio, entra en el carro tirando la puerta. El carro arranca levantado una columna de polvo, que el vehículo arrastra detrás de si, mientras transita por la carretera de tierra, el polvo cae ligeramente depositándose sobre las hojas de las plantas de cacao, como una caricia, mientras en el fondo se alza el majestuoso Ávila, debajo de un cielo crepuscular, con las ultimas luces que desaparecen hacia occidente, cubriendo el valle con un manto de estrellas. 
Candelaria junto a Emperatriz, cerraron el pesado portón, luego buscaron a Yumare que lo encontraron frente al muro de armas mirando el acero, trasfigurando el instante que se abre al más allá de la realidad existente. 
Macumbé, se acercó al muchacho apoyándole las manos sobre la cabeza, encima de sus cabellos rizados amarillos, como el monte cuando se pega el verano. 
-¿Habrá guerra verdad mamá? 
-Sí, hijo ven conmigo porque es hora de prepararte. 
Toma al aún niño y lo lleva de la mano, él reconoce el momento que empezará a caminar forjando sus propias veredas. 

Son los momentos que anteceden a los tiempos. 
Son las causas que forman las acciones futuristas. 
Son las dinámicas espontáneas que activan a los pueblos. 
Son las causas que reportan los advenimientos en lo impostergable. 

En la sala del altar las mujeres preparan las ramas. 
Las mojan en el ungüento para invocar el hechizo del combatiente invencible. 
Se encienden las velas, entonces el lugar se abre y trasciende al místico; No tiempo/no espacio en transfiguración dentro de si. 
Las cachimbas espirituales se preparan para el rezo, invocando entes y situaciones que se alojan en espacios, aún no colonizados por la razón. 
Preparan el tabaco, mientras ella se acuesta para forma el banco por donde el ente trasfigurará el espacio asignado. 
Las velas, los velones hacen más sugestivo el lugar… 







GLORIA A USTEDES; 
CORTE CELESTIAL. 
A ti Padre que todo lo puedes. 
Aquí está el don de nuestras entrañas, las llamas de las generaciones, la contribución sagrada a la nación. 
Protege su carne, desvía de su paso al enemigo. 
De día y de noche interpón tú mano para frenar el acero y poder a la pólvora. 
Dale fuerza a sus manos y alas a sus pies. 
Haz de si noblezas y lealtades auténticas entre sus filas. 
Aleja la envidia y la traición. 
Dale decisión y coraje, que no le falte nunca el respiro en el combate. 
Espíritus de sus antepasados están convocados 
Para que en cada emboscada tenga siempre una salida de vencedor. 
Llévalo sobre la danta contigo María Lionza en medio de la foresta. 
Te cruzo con la fuerza de los 7 guerreros, la potencia Yoruba. 
Y el arrojo de Mr. Vikingo. 
Por intersección del alto; delante de ti caiga cada proyectil y bala de cañón. 
Igualmente se rinda ante ti el bravo y el león. 
AMEN. 

Las velas se encendían entre el llanto y el luto de lo que era el avenir, el muchacho desnudo se le aplica el ungüento, hecho de raíces de hierbas y plantas de fórmulas antiguas de cuando los hombres eran formados de agua y moldeados en arcilla. 
Las marcas de la cruz, que tenía en el interno de su carne se volvieron rojas y ardientes como el hierro que marca a las bestias. 
Las velas, reflejaban extrañas sombras sobre los muros, la cachimba emanaba su olor a tabaco y tierra virgen, reclamando a los espíritus a su presencia, pidiendo abrirse a las formas del inmutable. 

Oración a los eventos del avenir. 
A ti Yumare que eres tierra. 
Que por hierro tú carne no sea herida. 
Que por bala impulsada por pólvora tú carne no sea atravesada. 
Que la boca de hombre o mujer no muevan sus labios para delatarte. 
Fuerza que gobiernan el más allá hazlo invisible, inalcanzable, invencible en la refriega, que no cierre el candado donde a su cuerpo lo quieran apresar. 
Yo te protejo por eso te cruzo, 
Contra la envidia, la traición, la maldad, la habladuría, 
Para que tú sangre no sea vertida, ni caigas en emboscadas, ni en el fragor de la lucha, ni en el más cruentos de los combates. 
Amen. 
Las velas se derretían, formando formas en que se leían los presagios, el humo del tabaco se esparcía con su aroma por la casa, el cordón tricolor se lo puso atravesado, en el pecho el escapulario y la cruz en la espalda. 
El hechizo tardaba en entrar a tomar conciencia, en la forma que gobierna más allá del límite, hasta que el espíritu bajó y habló de grandes advenimientos. 
El ambiente metafísico del valle estaba congestionado porque eran muchos los que estaban pidiendo los cruces a los espíritus guerreros. 
Ese día los altares, dentro de las casas en toda la nación, estaban encendidos delante los tiempos que se revelarán y se sentía la trasmigración de los espíritus guerreros que llegaban a la nación según como los iban convocando. 
El velado continuo durante toda la noche, con las mujeres presentes y las que acudían en ayuda del más allá, como Candelaria y Emperatriz. 
Se comentó muchos años después, que aquel velado hubo la asistencia de 20 espíritus nacionales, una corte completa africana, la corte india y los guerreros Vikingos. 
Del piso el muchacho se levantó del trance a conciencias separadas del conocimiento de la ciencia del Bien y del Mal. 
Donde se configuró delante a si mismo en el Mí y el Yo, frente a frente con el alineamiento de los 7 planetas en formas cognitivas de áreas mentales. 
Aquí está el hombre de frente a la adversidad, germen de generaciones en la concientización del si mismo; que suceda el todo en el positivo o en el negativo de cada circunstancia que desencadenan los eventos. 
No había cumplido los 14 años, cuando ingreso en una célula clandestina de propaganda y autofinanciamiento, para luchar materialmente contra el autoritarismo que los gobernaba. 
El republicano murio un dia lluvioso de abril; donde el sujeto se eleva a prosa que compone la poesia del sublime ideal que alcanzó mediante su dialectica, dejando su semilla, que germina eversivamente en cada rincón del valle, aquellos que lo llevamos a la deportación de su exilio proclamado, porque al cementerio no queria ir, envuelto en su bandera roja y negra, en la configuración de su idealismo para el desarrollo de la Anarquia global, entonces le celebramos un funeral de anticonformista asi como siempre habia vivido, de clandestino en la tierra de ninguno, lo llevamos a la montaña por el antiguo camino de los españoles, notas de nuestros pensamientos de rebelion contra todo lo establecido, notas de ideas subersivas, eversivas, anticonformistas, contestatarias para una continua insurrección se mesclaban con la tierra, ideas y preposiciones que llevadas al más allá, cambiaseron nuestra metafisica para mantenernos en la busqueda de la forma futuristica del autogobierno proletario. 

La utopia del mañana, la sociedad en continua perfeción en el infinito desarrollo del hombre y que haya en la tierra siempre una via alternativa, un cambio costante por siempre. 

Honorancia fúnebre 
Murió Anárquicamente el Sr. Macía, los que asistíamos a sus charlas de filosofía y sus cursos de formación política, hemos tomamos su cuerpo material y lo llevamos por el antiguo camino de los españoles y lo enteramos en la tierra de nadie, extranjero en naciones de exilio, debajo un incesante aguacero, envuelto en su bandera roja y negra que enarbolaba contra todos los abusos de la tierra, así como siempre había vivido en el destierro de sus propias ideas. 
No fue un entierro sino la proposición inmortal del idealismo. 
“No, no se puede llamar muerto al que vive en nuestro sentimiento.” 

Aquel carnaval, Yumare y miembros de su célula clandestina “La Praxis Utópica.” habían disfrazado un camión como carruaje de carnaval, de Indígenas Americanos para trasladar el material y la imprenta para la gestión de la propaganda. 
Yurima hacía de princesa indígena, ella se había integrado a la célula después del secuestro y posterior desaparición de su padre, un profesor universitario de ciencias políticas, que fue torturado en su presencia. Los demás eran varones, compañeros del liceo, haciendo de comparsa, saludando y lanzando caramelos, envueltos en pequeñas notas que incitaban a la subversión. 
Aunque observando a los asistentes al desfile, no podíamos concebir como la gente se divertían viviendo debajo de esta tiranía. En especial los Musiú (extranjeros) que tenía como prioridad bailar y divertirse. Cosa que para nosotros habituados desde niños, nos parecía una cuestión banal, de subdesarrollo social. Como imaginarse que estos que habían incendiado el planeta en la era de las grandes ideologías. Parecían un subproducto de la vanguardia de los pueblos, sin anhelos de particularidad elevación, sino conformistas en busca de un sustento, en ser una avanzada de mentalidad pequeña burguesa. 
Nos desviamos de la caravana y entramos a un galpón. 
Estaba concentrado en hacer la tarea asignada, según lo planeado y en perfecta sincronía con otras células, que al entrar cerramos el portón y rápidamente, redistribuimos la propaganda entre los integrantes, ellos partieron con sus tareas asignadas a destinos prefijados. 
Quedando yo para esconder la imprenta, estaba tan concentrado en llevar a cabo a la perfección la operación clandestina, que cuando la compañera Yurima, bajando del carro y vestida en indumentaria de Indígena Americana, me pregunto que como se veía vestida de princesa indígena, me pareció un acto de extremado narcisismo con alto índice de egocentrismo. 
-¿Yumare respóndeme, como me veo con en este traje de indígena americana? 
Voltee con enfado, pero ella me sonreía y a su alrededor había una luz escarchada que emitía sensaciones eversivas de atracciones reciprocas. 
-Mire compañera, en este instante no tenemos tiempo para externaciones de mentalidad burguesa. 
-Sí, pero mírame, quisiera solo saber tú opinión. 
Mientras se acercaba hacia mí, el sol que reina sobre el mar de los Caribes y las tierras continentales, centelleo mediante su presencia, el vaivén perpetuo de sus olas, los anchos valles, las altas vetas, las inmensas praderas, los Tepúy y la selva que los rodea, todo ese encanto de su tierna edad, me alcanzaban e impactaban en mi humanidad, en aquel momento en que veía una mujer que jamás me imagine que despertará en mi sentimientos y sentires alejados de las tesis revolucionarias, de momento no supe que hacer con todo aquello, en lapsus de normal subversión del intelecto establecido. 
-¿Que sucede Yumare? 
-Compañera en estos instantes veo en ti, a una mujer que jamás vi dentro de este contexto, creo que por lo que tú expones en abierta exposición, la praxis revolucionaria puede esperar. 
Cuando terminó de bajar del carruaje y su acercamiento impacto mi espacio vital, el sentir abarcó todos los límites que antes destinaba al estudio de las teoría económicas y sociales, que habían sido de exclusividad para la formación política, las acciones cesaron en sus funciones y se dispusieron para el evento inmediato, donde los cuerpos adquieren conciencia propia bajo el gobierno de los sentidos. 
Cuando sus labios se posaron sobre los míos, la dialéctica alcanzó otras dimensiones que las tesis políticas desconocían en su función práctica. 
Cuando sus brazos enlazaron mi cuerpo, cuando mis brazos enlazaron su cuerpo, sentí el fragor que desde la tierra adentro clamaban todas mis generaciones. 
De su cuerpo emergían reacciones contestarías de todo lo que tenía como formación real establecida, cediendo a la conciencia emocional bajo el imperio de los sentidos. 
Su cuerpo se juntó con el mío y de allí, la fusión entró en un elevado grado de simbiosis, todo lo que hacíamos era estado inscrito en nosotros en las profundidades donde yace el conocimiento universal. 
Nos hicimos espacio sobre la mesa, donde estaba depositado el material literario, para el adoctrinamiento libertario de los pueblos, y la acción de nuestros cuerpos accionaban el moto en movimiento rectilíneo uniforme, la caída hacia el piso de los panfletos que gritaban consignas contra el régimen, el Das Capital, el Manifiesto de la I internacional socialista, la Dialéctica materialista de la historia, el volumen único de las manipulaciones de las masas. 
Mientras la imprenta yacía al descubierto. 
No, no se les puede confiar ese tipo de tareas a dos adolescentes mientras en ellos se desvelan los actos naturales. 
Los tiempos se separaron, y vivimos en la dimensión única del amor de cercanía correspondido alcanzando un espacio de intensas emociones. 
Desde ese momento nuestros lazos se anudaron y compartimos lugares y cosas que antes eran solo de proyección individual, de esa manera nos íbamos de excursión al Ávila donde permanecíamos por varios días, sin entender como habíamos vivido hasta ese momento, uno sin el otro, incluso la circunstancia de encontrarnos fue un instante fortuito, que demostraba la infalibilidad de los designios universales. 
Desde el intercambio de la literatura, para la formación ideológica e inmersos en nuestro profundo razonamiento intelectivo, nos apartábamos y caíamos en el extravió de los sentidos en la divagación mental, pasando al intercambio de caricias, abrazos y besos en el eterno ciclo de nuestras generaciones de todas nuestras regeneraciones, en la tarde la neblina invadía la cima de la montaña, de esa manera el ambiente nos trasportaba al paisaje encantado, donde el mundo desaparece alrededor de nosotros entrando en la definición primera mujer, primer hombre; donde todo el patrimonio de la humanidad estaba concentrado. 
Bajábamos al Edén; que está en el extremo oriente de nuestras pasiones juveniles, donde nuestros corazones se abrían al contenido conceptual del amor de presencia inmediata. 
Los seres mágicos que habitan en la montaña, nos trajeron a nosotros los eventos y sucesos ocurrido tanto tiempo ha, en el momento mismo que sucedía en la época-inicio de la emersión a la conciencia cuando el valle vivía en el no espacio, non luogo. 
Con esa forma llegaba a nosotros Ipamo, un ser que aparece solo en las noches de luna llena en la fase de plenilunio. Tiene una gran nariz, es diminuto de estatura, y tiene la cualidad que su presencia, llena todo el ambiente en la medida de sus dimensiones siempre con la misma intensidad, habla sin parar, de trato informal como si te conociera desde siempre. Habita en ciertas cuevas que se comunican entre ellas y pueden salir a diferentes épocas a voluntad y como el mismo se autodefine; narrador de épocas. 
Nos contaba muchas historias, pero, tenía una de la época pre-colonial que Yurima la querría sentir continuamente, nosotros acomodados dentro de nuestros sacos de dormir con una pequeña fogata encendida con el calor de nuestros internos, del perenne amor, la cueva en la cima del pico occidental tenía la entrada muy abierta, la neblina que subía desde la costa en las tardes era abundante y esto rendía el lugar a un sentir místico, dentro de un estado mental trascendente. 
Ipamo se sentó encima de la mochila, su voz tierna como un niño era altisonora, la historia que nos cuenta es antigua, afirma que sucedió cuando el valle no estaba abierto a las formas y los seres que allí habitaban formaban núcleos esparcidos, era bien difícil imaginárselo de esa manera, ahora que está lleno de edificios, calles y negocios. 
La historia la intitula; Una fuga de amor. 
Donde las fuerzas de la naturaleza terrena se casaron con las fuerzas del sol. 
Una vez, mucho tiempo ha; este valle como lo ves ahora no existía, su hábitat estaba envuelto siempre en neblina y el sol no penetraba, sucedió que llegaron del mar un grupo de guerreros que guardaban el sol, tenían los cabellos amarrillos o rojos y largas barbas, dejaron custodiando al sol a un hijo de estos seres, mientras los otros buscaban la vía del norte, para llevar el astro y de esa manera calentar sus tierras que habían caído bajo una glaciación, congeladas y frías, por ello decidieron emprender una emigración en busca del astro. Un día el guardián cazaba cerca del estanque, vio un venado, pero cuando lo apuntó con su arco, este se desdobló y apareció un ser que en las noche sin luna se trasformaba en Ottisa; Que son pensamientos sutiles que vagan en la foresta en ausencia de la conciencia. 
Las miradas de ellos impactaron en la forma prima, y de ellos emergió un fulgor de brillo que llamaron intensidad prematura del verbo amar, y escaparon a la montaña donde las fuerzas de la naturaleza formaron la presencia; más allá de la concepción metafísica del ser y estar; dentro de la unicidad mental, a la puerta que conduce al paisaje encantado, más allá de la percepción, más allá de la intuición. 
Ellos tuvieron un hijo y este jugaba con el sol. El niño se perdió en medio de las tinieblas reinantes, Ottisa le pidió al sol que iluminara las tierras de las naciones circundante; Las de los Caracas, las de los Petares, la de los Teques, las de los Maracay, las de los Guaros, las de los Guaiqueri, las de los Guajiros, las de los Chibchas, las de los Guaraní, las de los Auracarì, la de los Incas, la de los Mayas, la de los Aztecas, y el mar de los Caribes hasta la vía del norte y sur. 
Que sí lo hacía lo dejaba libre, el sol se levantó de mañana temprano hacia el alto de los cielos, pero como las diferentes naciones-tribus estaban muy distante entre ellas, tuvo que alejarse mucho y engrandecerse, de esta manera las tierras distante que habitan fuera de la captación de los sentidos por causa de la luz, se formaron a la dimensiones y lo que no se veía apareció evidente, los seres que habitaban estas tierras ante lo innegable, tuvieron que formarse una razón de lo existente, de esa manera elaboraron una génesis a partir de su entendimiento: Entonces crearon una cosmogonía para poder accionar la constante mental de la conciencia. 
Yurima después que entramos en la claridad de los hechos, a la luz del sol, me pregunta; que sí creo. 
-Yumare; ¿Tú le crees a él? 
-¿Cómo que sí le creo Yurima? 
-¿Si crees la historias que nos contó? Como se formó esta tierra a la conciencia. 
-Bueno, sí estábamos juntos ¿Tú también lo has visto? 
-Sí a él lo hemos visto juntos, ¡sí! 
-Bueno, sí lo vistes a él, tiene que ser cierto todo, no puedes aceptar solo una parte de la fantasía, ¿No es así? 
-Buen razonamiento compañero, pero está en contra de la visión materialista de la historia de la ideología que profesamos. 
-Bien, es cierto, pero en la lucha de los pueblos, hay matices de identidad propia las cuáles hay que mantener para no perder el propio entendimiento. 
Día a día, cuando nuestra razón salía de la abstracción del paraje, nos parecía que estábamos allí desde toda la vida. Luego cuando los víveres iniciaban a escasear, la fuerza mayor imperativamente nos obligaba a bajar de la montaña. 
Abajo nos reportaba a la realidad de los acontecimientos, a lo circunstancial de la cotidianeidad la cuál nos identificaba. 
Ninguno sabe, cuando es el momento exacto que un adolescente pierde la fantasía, cuando no percibe más la magia de los lugares y entra de esa manera en la sordera de los sentidos, en el realismo materialista del concepto, en la razón de esquemas fijos que van volviéndose rígidos constituyéndose en estructuras portantes y cerrando el esquema de la razón, con el avanzar de los años. 
Pero una cosa es cierta; sí la fantasía te abandona con la madurez, sí en los lugares que llegues no percibes más magia, búscate una compañera, búscala que tenga poesía, para que pueda acompañarte en la aventura de tú vida. 
De regreso a la ciudad, cuando bajábamos de la montaña, de nuestro lugar no espacio, encantado que los excursionistas llaman Paraíso Perdido, mientras nos acercábamos a ella lentamente en nosotros se abría un sentir de alejamiento. 

Al llegar a la ciudad, llegábamos arrancados parcialmente a la realidad circundante, está en si venía a nuestro encuentro pero tardaba en configurarse en nuestras mentes. Tomados de las manos, con nuestras mochilas a la espalda, recorríamos las calles paralelas a la ciudad fuera de lo dimensional, sumergidos en el subjetivismo del verbo amar en todas sus conjugaciones. Después nos reintegrábamos a la célula, regresábamos a la dinámica eversiva de nuestro movimiento conspirativo. 
De nuevo a la lucha contra la tiranía, a la propaganda clandestina enfocando nuestro ideal hacia la Liberación del Pueblo Oprimido. 
Nuestra estrategia de publicidad, es abrir una rendija dentro del mutismo en que la población era estada segregada por la sociedad de cómplice en que la oligarquía había monopolizado los medios de comunicación de masas. 
En eso consistía la batea (Una imprenta rudimentaria), la tinta discurrida sobre el esténcil diseñaba el texto, la paleta que se movía desde arriba, hacia abajo, espalmando la tinta sobre las hojas de papel, que salían formados como manifiestos de propaganda con las frases cortas que incitaban a la subversión x la lucha. 
El eslogan, era de fácil comprensión y los estudiantes los entonaban en sus manifestaciones. 
“Pueblo haz patria.” 
“Tirano de ti cada pueblo es lejano.” 
“El pueblo unido jamás será vencido.” 
“Gobierno fascista asesino de liceísta.” 
“Pueblo olvidado, hoy la lucha te reivindica.” 
“Allá están, eso son, los que torturan a la nación.” 
“Tortura y violencia son los métodos del gobierno.” 
“Lucha continua y clandestina para definir nuestro destino.” 
“Hoy, mañana como en el pasado, nuestra vocación es nuestra lucha.” 

Definir en el mapa geográfico, los puntos donde distribuir la propaganda, donde pegar los panfletos como pequeños manifiestos, donde escribir sobre los muros nuestros escritos de urbana eversión en contra del orden político constituido. 
Enmarcando la lucha como una meta de vida, en la que el desarrollo de la sociedad sea constante, como los cambios que deben ocurrir en ella, para que las futuras generaciones puedan vivir en un espacio estimulante y gratificante. Donde jamás cese la búsqueda y la oposición a las formas de poder que se constituyen formándose en elites desde las cuáles se organizan en Clases Sociales Oligárquicas que fomentan solo interés de clases dominantes, esquematizando a la entera sociedad en una idea fija; donde no entran nuevas argumentaciones de coexistencias de diversidad culturales, contraculturales, culturas urbanas emergentes, etc... 
Enfrascado en esta tarea, me encontraba, cuando Yurima se acercó, su presencia trasfiguro la mía y entré al instante de tiempo, donde el abstracto convierte las formas-imágenes, en símbolo dentro las cuáles las ideas emergen bajo conceptualizaciones específicas. 
Después el seguir es automático. 
Pertenece en si a la autonomía de los eventos, donde la dinámica es formada y pertenece a lo específico por lo circunstancial en el predeterminismo que embarga a la razón. 
Donde el individuo inicia a configurarse en el si mismo, seguidamente se deja andar por una posición sin frenos, evadiendo los parámetros preestablecidos para formar una complejidad a razón empírica, de esta manera contraponer la experiencia a la constitución formal de la realidad por la concepción de las ideas innatas en que confluyen todas las acciones mentales, persiguiendo un fin practico intrínseco de su función en la búsqueda de la propia emancipación dialéctica. 
Un acto de plena autonomía para auto formularse en su propio discurso político en el tentativo de despegar con una o por una dialéctica critica de autosuficiencia intelectiva, rompiendo la barrera del condicionamiento socio-cultural y del mecanicismo implícito de este. 
Por medio de lo cuál las palabras, salen de su interno mental para dar un significado preciso a un valor implícito en la búsqueda existencial individual y de esa manera enriquecer nuestra lucha colectiva, como una anteposición al autoritarismo; para después asumir la ideología según lo que creemos que sería la formación social antropológica de los pueblos, sin haber todavía constituido el concepto critico formal a la praxis que es consecuencia de todo lo que es separado del discurso retórico y del discurso banal como discurso político diario, cotidiano, jornalero de comunicación precaria. 
Donde se encarcela la expresión en un sentido vago, degradado de su significado. 
Donde la retórica usa la oratoria como simple instrumento de manipulación pisoteado la semántica, vaciando la palabra de su fundamento y del concepto formal de ella, que es causa de alejamiento y de desviación de su contexto originario. Este hecho objetivo nos expulsa de la definición inicial en que la idea central fue forjada perdiendo la conceptualización de los hechos propios y por ello asumimos una posición de búsqueda, una propuesta que reproponga el método epistemológico y de hermenéutica como fin practico de la razón de validación de método de los conceptos exprimidos para liberarse de la periferia histórica en que estamos relegados y subyugados intelectivamente en una subordinación cultural, marginados de donde se producen las ideas que constituyen las grandes ideologías, que es la causa que te catapulta fuera de los eventos macro históricos, para después vagar en abstracción circunstancial, sin un criterio definido, preciso, de madurez intelectual. 
En base a este hecho: 
Reintentar un revisionismo critico de análisis histórico-cultural para exprimir un advenir como consecuencia de ese hecho, promover el desarrollo de la personalidad psíquica, moral, espiritual del individuo, dentro una formación ética idealista, donde un examen exhausto de máximo nivel sea indiscutible en la forma y que parta del gestar una aguda interpretación de la teoría del conocimiento en relación al conocimiento del si mismo y que esto sea la consecuencia de un análisis etimológico, para regresar al correcto significado semántico de la palabra para reapropiarse del concepto formal de esta, y de esta manera formar un léxico depurado de la contaminación del uso y consumo que se hace de ella, y de los elementos psicóticos adquiridos en y por la deformación del lenguaje y de la corrupción de las acciones mentales, inclusas en este proceso a esquemas de razonamientos manipuladores, introducidos dentro de la expresión orales de las estrategias lingüísticas pseudo-intelectivas para la manipulación de las masas. 
Sustrayéndose a este mecanismo y por ende encaminarse hacia la independencia intelectiva en lo cuál se incita directamente a una profundidad de enriquecimiento gramatical y contextual del discurso dialéctico, donde este se eleva a un idealismo configurándose a una conciencia asumida por el propio empeño social de oponerse al poder constituido y de su significado y violencia de sistema implícito, en que cada palabra tenga que reflejar la realidad externa objetiva y la práctica del entorno, cultural usando para ello los recursos de la filología para un mejoramiento sistemático en la evolución de la lingüística y replanteando metódicamente el génesis en su concepción primaria para evitar la formación del conductismo mecanicista de la razón, donde lo trajina el condicionamiento socio-cultural por el cuál el método de desarrollo es degradado a un uso descendido y de esta manera reportar el fundamento originario de la idea primaria en la que se constituyó la cultura en su forma autentica, en que se formó la terminología en su principio como lenguaje formativo para la comunicación de las ciencias y la sabiduría en que se forma el conocimiento, como alternativa de expresión para una vanguardia ideológica didáctica, con el propósito de evolucionar a un conceptualismo para una nueva base teórica utópica autóctona en que las nociones abstracta se puede definir desde el inicio los límites del espacio/tiempo, para trascender a una razón inspirada dentro del conocimiento universal definidas como: ideas innatas. 
Dentro del espacio cognitivo mental que cada cambio revolucionario tendría que realizar al nivel de la sobraestructura y en la formación ideológica del individuo, que infiera a la superestructura para desarrollar de esta manera la enunciación de la teoría utópica de la sociedad ideal y que mediante esta formulación el integrante alcance una autorrealización del ser, mediante una retroalimentación continua entre la superestructura (Instituciones) y él, dentro de un espacio socio-cultural asignado hiperconductivo de cognoscitiva que produzca un razonamiento progresivo, constructivo, positivo, dentro un contexto que concretamente se crea un espacio socio-cultural, estimulante y gratificante altamente conductivo para el progreso de los individuos y de los pueblos. De esa manera evolucionar a un nivel comunicativo auténtico, expandiendo el límite cognitivo mental y del espacio socio cultural asignado, hacia formas de concientización y definiciones conceptuales de entendimiento que aún no han sido propuestas dentro del debate filosófico actual. 
En que el individuo mediante la creatividad e impulsado por hacerse a si mismo con sus propios medios y capacidad, adquiera una autoestima que formaría el motor emotivo para estimular a la formación de una sociedad ideal en los principios humanísticos de valores universales que la humanidad ha labrado en los últimos milenios. 
Dentro de un marco en que la dialéctica sea Forma, Método, Discurso en la Búsqueda de la Verdad. 

Pero los tiempos se reproponen a si mismo, se proyectan hacia el espacio socio-cultural formándose reactivos con el ambiente circundante y cuando las circunstancias se presentan, se combinan los elementos, actuando de proposición entonces los eventos son impostergable y desata la dinámica espontanea social, arrollando cada concepción de tesis formulada dentro de una teoría política social histórica dada, en la proyección futurística dela formación tiempo trascurrido del conjunto, como el tiempo pasado que era mío, pero de eventos que me superaban a mí mismo en la concientización en la velocidad de reacción-adecuación aún en el inmediato de mi ser, como tentativo de elevar la propia micro-historia a un evento histórico de condición universal, dentro de los sucesos internacionales, donde la lucha de clase contra las hegemonías socio económicas era el factor común en donde la sociedades ejercían los cambios necesarios, para pasar a tomar posición en la avanguardia de los pueblos y de esa manera poder salir de la marginalización en que la historia nos había ubicado en la periferia de ella, y de los procesos históricos. Justamente por carecer nuestra sociedad de la conciencia de clase proletaria, su ausencia hacía que el poder subyugara bajo su influjo por esa referencia que necesita cada hombre como orientación dentro de la sociedad. Por ello la lucha tenía un sin número de matices que actuaban como dispersión de la cohesión de grupo. 
El movimiento era sigiloso, de cautela, los panfletos debajo el brazo, las instalaciones de los ministerios estaban vacíos, había poca iluminación, ya habíamos hecho esta acción de propaganda, otras veces, y tantas veces, los sábados por la noche la gente se divierte, el domingo la gente descansa, el lunes de regreso al trabajo tenían que encontrar los muros llenos de escritos y panfletos que cubriesen todos los muros, propaganda eversiva que invitaba a subvertir el orden constituido, entramos por la misma ventana dejada abierta, en el espacio vacío nos movíamos como gatos, callados, cada pequeño ruido parece un cañonazo que se expandía en el espacio silente. 
Entramos en los baños y sumergíamos los panfletos en el agua, así se pegaban mejor en los muros, otros escribían directamente sobre los muros. 
El corredor era largo, del edificio que construyó el general, donde concentraba el progreso mediante las grandes obras de infraestructura, con lo cual estaba cambiando el paisaje urbano radicalmente. Me quede fijo pensando en ese hecho. 
De improviso; Cuando las luces se encendieron, cuando el corredor se iluminó, cuando la luz impactó nuestros ojos. Quedamos inmóviles, impactados como en un shock, sorprendidos en los dos extremos del pasillo, aparecieron hombres armados con bates y revólveres en las manos. Avanzaron con paso decididos una vez que nos alcanzaron sin mediar palabra alguna, iniciaron a pegarnos con armas, puños, patadas a producción industrial, una vez que estuvimos acostados nos arrastraron tomándonos por los pies por el pavimentos y por las escaleras peldaño por peldaño, se hizo interminable el suplicio, mientras atrás de nosotros quedaba una línea de sangre que se expandía sobre el suelo de granito, uniformando el color del pavimento con sangre de ingenuos ideales. 
No se puede tener la idea cierta de cuanto es duro un pavimento hasta que haces uso de el, y de lo largo del suplicio, lo largo de la distancia especifica de un instante en el mismo momento, es un infinito en la circunstancias en que el dolor, se eleva fuera de la capacidad de evaluación y de cuantificación. Mientras la cabeza batía peldaño por peldaño y un ruido seco toc, toc, acompañaba el movimiento dentro del cráneo, hasta que al llegar a planta baja, nos esposaron, nos encapucharon, en el momento que la sangre no me dejaba ver. Nos alzaron y en vuelo y fui a parar dentro de un contenedor de metal, en lo que mi cuerpo se estrelló cuándo arrancó todos los cuerpos se juntaron donde la presión nos oprimía. 
Luego nos arrojaron fuera, siguiendo la misma técnica, algunos fuimos esposados a una barra y con los pies descalzos sobre un ring, otros gritaban estremecidos por el suministro de corriente en sus cuerpos. La tortura podía cesar según los torturadores, bastaba, que hiciéramos alguna declaración en contra de alguien, nos mostraban fotografía de la dirigencia, a los cuáles decíamos de no conocer al límite del dolor físico. 
Miguel murió por la tortura sistemática, cuando le estaban arrancando las uñas con un alicante, su cadáver lo pasaban delante nosotros y nos decían que no la cantáramos sino terminaríamos como él, en una demostración de extremo sadismo. 
La sangre había formado una costra que no me dejaba abrir los ojos, los brazos no los sentía, tenía sed, los labios agrietados me ardían el dolor, era tan grande el suplicio que mi mente, no tenía capacidad de hacerse una imagen del daño general de mi cuerpo, el dolor intenso era tal, que a cierto punto trasmuté, apareció la voz de la abuela Matilde, que me decía que faltaba poco y me aliviaba la sed, pasándome un paño húmedo por los labios, al límite máximo de la suportación humana; la razón que me lleva al delirio: Entendí estoy muerto, una razón que impuso un sentimiento preciso, pero el dolor era tan intenso que no dejaba lugar a esa conjetura, aunque me vino la duda ¿Cómo los espíritu no sienten dolor? Lejano como al final del túnel, empecé a oír una voz que en tono exclamativo de forma imperativa, dominante, ordenaba enfáticamente. Dentro de la confusión generalizada de mis sentidos oía mencionar mi nombre, primero oía solo mare y luego Yumare. 
¿Dónde está Yumare? Preguntaba por mí, la voz que ordenaba abrir los subterráneos, calabozos y tigritos. 
-Sé que está aquí y quiero verlo inmediatamente. 
-¡A sus órdenes mi general! 
-¡Me entregan inmediatamente a Yumare! 
¿Quién es Yumare? 
Entonces Eleazar se acerca a mí con cautela. 
-¿Que le han hecho a este muchacho? ¡Muchacho del carajo en qué problema te metiste! 
Mi padre, nunca pensé que me daría tanta alegría volverlo a ver… 
-Por favor llévame fuera de este infierno. 
-¡Bájelo de allí! 
-Mi general nos disculpa; pero este sujeto es un peligroso subversivo. 
-¡Que subversivo va ser este pendejo! además es mi hijo, quítele las esposas. 
En el momento que fui liberado del acero, mi cuerpo sintió un sentir confortable, me cargaron mis torturadores por órdenes de un superior y razone: son solo serbos del sistema, basta una orden y hacen lo contrario, no poseen una conciencia crítica, me descargaron en una silla en la oficina, mientras sentía la sangre que escurría encima de la que ya estaba seca. 
-Aquí está su muchacho y dele un consejo; el gobierno no lo hace caer ninguno. 
-Yumare, aprende esta regla de política doméstica, el que manda hoy, manda también mañana. 
A la señal de Eleazar, me toman en brazo de nuevo y me depositan en el carro de Eleazar en la parte de atrás, su chofer hizo una mueca de sorpresa. Mientras la luz del mediodía me hería los ojos, fuimos en silencio derecho a la casona. Cuando el portón se cerró detrás de nosotros, me embargó un sentimiento de seguridad, todo lo acontecido me había creado un derrumbe emocional, de tal envergadura que quería estar a solas conmigo mismo, conciliando el antes y después del choque con la realidad externa objetiva, al bajarme del carro mis articulaciones no obedecían a mis comandos, ¿Cuánto pesa un cuerpo que no responde a los comandos? Eleazar me tomó y me cargó ayudándome a mantenerme de pie y subí las escaleras auxiliado por el oligarca de un gobierno autoritario, miembro de una tiránica junta de gobierno y mi progenitor, me preguntaba; ¿Cuánta distancia se puede recabar de un plano dado entre un padre y su hijo? De una generación a otra, esos son los espacios que si los liberó, puedo recabar espacio para desarrollar una personalidad autónoma, sin la sombra del progenitor, y ¿entonces cuanto espacio se necesita recabar dentro una sociedad para estructurar una propia identidad? ¿Será proporcional a las propias expectativas de desarrollo? Entonces la mente se expande en forma conceptual-espacial separando los elementos visuales de los sonidos, de las formas sensoriales para luego reunirlas en un todo dentro del si mismo, en la tentativa de alcanzar la unicidad mental, alternando espacio/tiempo como descomposición del pensamiento. La verdad es que después de la experiencia, donde el dolor había alcanzado el límite máximo de conceptualización, percibía que dentro de mí tenía a mi disposición psíquica suficiente espacio para ampliar y configurar mi mente ad una razón mayor. 
En la tarde llegó Yurima, venía vestida de blanco, su piel canela, su cabello azabache me impacto y de allí me regocijo al sentirla mía, en concordancia con mi imagen de la belleza criolla. Le conté el horror experimentado, la muerte del compañero Miguel y que los demás nos salvamos por la llegada de Ezequiel y de la visión que en extremis recibí de la abuela. 
Mi madre, Macumbé me curaba las heridas, Yurima me reanimaba emocionalmente. El dolor es profundidad y cuando se cierran los ojos se trasciende, se llega a una comunión mayor con el absoluto. Estábamos en la cama, cuando entraron en ella desde un traspasado remoto los bisabuelos, discutían acaloradamente sobre hechos del pasado, que amarra nuestra historia y que son nudos en nuestra vida republicana aún hoy. Intempestivamente entró Boves, se arrancó su camisa blanca de color blanco que resplandecía de luz, para mostrarme las cicatrices que tenía en la espalda, que era una masa de carne y cicatrices cicatrizada con el fuego ardiente, en que los extremos de la carne, habían sido quemado con el mismo hierro con que se marca el ganado y que aún olía a carne chamuscada. 
-Lo ves Yumare son más de 195 años y aún no cicatrizan por culpa del oligarca, no preocuparte por las tuyas; eso es solo sangre, es solo dolor, son solo heridas de pueblo, dolor de patria, una raya más para el tigre… Así que adelante con la lucha, una vez más en contra los que se conforman en elites y tratan de excluir a las mayorías. 
Yurima miraba todo aquel acontecer impresionada, de un avenir que nos alcanzaba desde el pasado, reproponiendose una y otra vez, los aconteceres contemporáneos en una febril lucha desde un tiempo del traspasado remoto que imponía su dinámica a la acción de hoy día. 
Mi madre y mi abuela entran y me comunican que la abuela Matilde acaba de morir. 
-Lo sé paso por la cámara de tortura para aliviarme los dolores y avisarme que estaba cerca de la liberación, yo creía que era en delirio, pero ahora sé que era una aparición. 
-Sí ella fue la que llamó a Ezequiel y le dijo en qué lugar te encontrabas. 
-Mira caricito, tú ya estás crecidito para manejarte solo, pero en vista a los actuales acontecimientos estando ya fichado por la policía, Eleazar me aconsejo la posibilidad que te fueras al exilio voluntario en vista de las actuales circunstancias, creo que es una sabia decisión. 
-No sé abuela, pero tomare en cuenta el consejo. 
-Estoy seguro que lo harás, de todas maneras, antes debemos curarte. 
Pero macumbé insiste que tenía que salir de la nación, además era una visión cierta en la lectura del tabaco, y de allí se pronosticaba un alejamiento, a mí nunca se me había propuesto un alejamiento del suelo patrio, además no se puede dejar una lucha por la mitad, o al inicio, se debe a una coherencia de militancia de empeño social, en el intento de cambiar la sociedad. Pero las circunstancias se reproponen a si misma, desencadenando los eventos, de allí que el hombre a cierto punto concientiza que la razón tiene un trasfondo mecanicista, alienada a los eventos tiene una lucha para despegarse del mecanicismo por quien se siente manipulado. 
Yurima, me hacía de correo trayéndome noticias y mensajes, resulta que también los dirigentes estaban plenamente de acuerdo de mi autoexilio por los momentos, ya que para el trabajo clandestino estaba quemado, en práctica metía en peligro toda la estructura. 
Otros sucesos corrían con la velocidad de la pólvora. 
Sucedió que el gobierno por su parte, considero que la juventud estaba sumergida en mucha teoría, por culpa de tantos libros de circulación clandestina y por esa razón necesitaban vacaciones, entonces empezaron ad allanar lugares de reunión, encontrando imprentas clandestinas, pensiones de estudiantes donde encontraban literatura subversiva, algunos se quedaban en prisión, pero la gran mayoría gracias a las influencias y a los favores de los conocidos salían al exilio, algunos desaparecían por manos de los cuerpos de seguridad del estado, otros se refugiaban en la clandestinidad. 
Un día llega el carro de Eleazar, tocaba la corneta con insistencia, para que abriéramos el portón, luego subió las escaleras de prisa y nos convocó en la sala y se dirigió a mí. 
-Recoge tus cosas, aprendiz de tumba gobierno, porque ahora mismo te llevo al puerto, antes que tenga que pagarte un funeral. 
Mire para mis adentro, irme me hacía sentir como un traidor, pero también había constantes denuncia de parte de gente, que eran torturadas y por tal razón una generación entera se disponía a salir al exilio o entrar en la clandestinidad. 
-Mira Yumare, te tienes que ir, pues con esta represión que se ha desatado, hay cosas que aún yo, no puedo evitar. 
-Te agradezco por todo, pero prefiero ingresar en la clandestinidad que irme sin Yurima, sin ella no voy a ninguna parte. 
-¡No hay problema! los mando a los dos pal carajo viejo. 
El mismo, personalmente nos llevó ad hacernos los documentos, con su alto rango abría todas las oficinas y en todos lados era un: ¡Sí señor! 
Compramos pasajes a una remota región del globo, que para mí era el referente donde se había iniciado las luchas sociales. 
-El miércoles parte el barco, hasta ese día se quedan en la casona, sin hacer nada de subversivo y por ellos les voy a dejar una escolta en la puerta. 
Luego se despidió, la escolta para mi tenía una doble finalidad, de que nosotros no saliéramos o para que ningún cuerpo represivo, me secuestrará en la mitad de la noche. 
Mientras en el cuarto del altar, bajan continuamente la Abuela Matilde contándonos las maravillas del más allá, de cómo había encontrado a nuestros antepasados. Mientras Macumbé instruía a Yurima en el conocimiento de la magia, los secretos del Birongo, que era parte de la Herencia Ancestrales, por ello le enseñaba como hacer pócimas y ungüentos ad interpretar la cachimba espiritual, cuando está encendida a consultar a los espíritus el ritual del velado, luego entró en trance y fue cuando bajo Anexaima. 
Anexaima: Aquel que gobierna sobre lo que dará fruto y prosperará. 
Cuando descendió, lo hizo con tal potencia porque el espíritu era de tal magnitud de luz, que hizo que también Macumbé entrara en trance alcanzando la forma origen, que le dio la planta de cacao, la esencia y forma de mi ser, entonces la corriente de los cuatros vientos le prestó atención, las tierras lejanas, los espacios inconclusos, lo que tiene que acontecer en forma de designios, la preposición del ahora. 
Anexaima: le dio a Yurima su definición: Quien dará el fruto y forma a la nueva generación para la próxima era. 
Cuando entre al salón del altar, la vi sentada en el suelo en trace, moviendo la cabeza sin orientación, con los ojos que miraban sin visión y durante tres días las mujeres quedaron en trance y me preocupe, pues creía que no regresarían, de hecho tuvimos que invocar al espíritu de la tierra donde nace los 7 ríos, para hacerlas regresar en la materia. 
El día señalado, Eliazar llegó con los primeros rayos de la mañana, en un carro con placa oficial, un Cadillac negro flamante que imponía respecto y donde entrabamos todos con todo, especialmente nuestras maletas que estaban lleno de manuscritos, idearios, dibujos que realizaba Yurima, cartas que llevábamos a muchos compañeros que estaban en el exilio. Para llegar al puerto, usamos la nueva autopista que tenía además un puente gigantesco y dos túneles, las obras de la dictadura, las grandes obras para un pueblo que aún soñaba en pequeño. 
Eleazar, durante todo el trayecto enumeraba las grandes obras. ”Que más quiere la gente, el gobierno que tumbamos no hacía nada, solo gastar dinero que terminaba en el exterior, este es un gobierno nacionalista, trabajamos para y por los intereses de la nación, por lo social construyendo casas y apartamentos para aquellos que actualmente viven en ranchos, cuando ustedes regresen no encontraran más pobres, viviendo en ranchos, ni niños mal nutridos. 
El puerto se veía enorme, era una construcción de buena arquitectura, estaba llena de emigrantes con sus equipajes llenos de futuro, de sueños, de esperanzas con sus baúles, y cajas desordenadas hechas con pedazos de maderas reciclada y clavadas, maletas de cartón, amaradas con mecatillo, encimas de ellas etiquetas de destino y partida Palermo, Napoli, Génova, Marsella, Barcelona, Tenerife, las Canarias, La Guaira. Bajaban con las valijas en mano y la mirada perdida, desde el puerto se ven solo montañas secas, desiertas las cuáles esconden la nación según una opinión particular mía, se apretujaban, gritaban, como si no hubiera espacio para ellos, la guardia nacional les daba plan de penilla y les gritaba adelante: ¡Musiú! 
-No se preocupen esta tierra es muy grande, y les da la posibilitad a todos ustedes.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Vie Jun 14, 2013 11:02 pm

revolucion1954 escribió:
Capitulo II
Literatura Social Venezolana 
Narrativa 
LA HISTORIA DEL COMANDANTE SOL.







Le dije a un grupo, pero creo que no me entendieron. Luego me fije que nuestro equipaje era diferente en medida, en contenido, en la dirección que tomábamos, en el destino, teníamos sueños también nosotros, si pero contrarios a ellos, nosotros queríamos cambiar la sociedad, ellos un puesto donde encontrar un trabajo, necesidades de pequeño burgués, mejoras inmediatas como casa, sustento como crecer hijos. Lo que me probaba que hay quien busca y crea nuevos espacios más allá del límite, y hay quienes colonizan esos espacios obtenidos más allá del límite… 
Lo que me sugería que el universo se expandía a medida que la luz avanzaba, pues estaba compuesto del vacío y la nada, es la luz que forma conocimiento y forma el espacio a medida que avanza sobre el vacío y la nada. 
El barco, cuando inicio las operaciones de embarque, prácticamente lo vi abrirse en dos y una grúa, que elevaba por los aires llevando los equipajes dentro sus entrañas, luego iniciaba a cerrarse y se formaban piscinas, salones, me maravillaba del ingenio humano y de las cosas que era capaz de proyectar al realizar un ambiente completamente artificial, ¿Será así el futuro de la humanidad? Viviremos cada vez más en ambientes planificados, no habrá espacios para el desorden y los caprichos de la naturaleza, en el futuro de las civilizaciones ¿y nuestras mentes cómo reaccionarán, al no tener contacto con la masa biofísica de la tierra? 
Un largo y sostenido pitar, anuncia la partida del barco, el cuál me lanza fuera de mis abstracciones del futuro mecánico y artificial de la tierra, la nave parte para el autoexilio, entonces iniciaron los saludos, pero entre lágrimas y alegrías, como una fiesta, me di cuenta que había tanto de saludar, nosotros dábamos el adiós ad una patria, a una entera nación que nos la llevamos encerado en el profundo de nosotros, mientras el barco se alejaba de la costa, hacia un horizonte imaginario, las montañas de la costa desaparecían en ese mismo horizonte, la línea imaginaria que en cierta manera se parecía a la teoría utópica de la sociedad perfecta, que nosotros profesábamos pero que no lograríamos nunca alcanzar, así como no alcanzaríamos ese horizonte, en la praxis nos quedaría solo la distancia recorrida, del compromiso que habíamos suscrito con nosotros mismos. 
Mientras nuestra realidad Venezuela, desaparecía de su influencia geográfica en la lejanía éramos menos nosotros y se limitaba la propia conjetura de ser, a medida que el mar ese inmenso mar que veíamos infinito hasta donde nuestra vista alcanzaba cuando acampábamos en la cima del pico occidental se forma un único elemento junto al cielo; 
¿Cuánto azul es ese mar, cuánto azul es ese cielo? 
¿Y cuánto de mi ser desaparece en mí? Dentro de mis áreas de olvido y ¿luego emergerá un ser uniforme el cuál se repondrá? alejado del conglomerado cultural que lo formó, un largo camino a la formación de la razón autónoma. 
La línea blanca que marca el barco, sobre aquella vastedad de agua azul, el vuelos de las gaviotas alrededor de las embarcaciones, la presencia dulce del amor de cercanía correspondido, cerca de ella mirando de la popa como todo se aleja, la nuestra lejanía se formaba en cercanía, pues no dejábamos de retener en la mente todas nuestras vivencias, la sugestión del paisaje, el confort del hábitat, el sentimiento hacia Yurima, daba un sentimiento de bienestar términos placido de conformismo burgués de vida que ansían a cierto punto rutina sedentaria, Entonces como se forma la preposición en el hombre de buscar más allá del límite de cambiar la sociedad? si dentro de nosotros, late otro impulso el de la normalidad de trabajar por propios intereses. Será que la mujer es sedentaria y el hombre nómada y que las civilizaciones por empuje de la mujer, han creado ciudades cada vez más confortables, para que calmar ese impulso del hombre a ser errante, ese intrínseco deseo que hace la razón busque el conocimiento del si mismo, un gene psíquico se activa de hecho y produce el anticonformismo, donde las cosas, los bienes materiales introducidos como configuración del YO pierden el impacto emotivo y nos catapulta más allá de nosotros mismos, al imponernos formas socio-culturales la superación del si mismo, el cuál no acepta confines, porque hay sociedades inmóviles como la araba, la cual viven cánones estándar por la cual forman una sociedad conformista que la convierten en una cultura sin particulares de búsqueda, pues la organizaron de modo tal, que todo está descontado desde el nacimiento, entonces una sociedad conflictiva con penurias de todo tipo, que está inmersa en el caos social, crea un teatro de lucha y esto hace posible que se active el moto dentro de si, pues no da nunca estabilidad donde asirse, sino inestabilidad que es causa que arrojan al ser a nuevas circunstancias que engendra eventos y estos a las preposiciones del anticonformismo. 
Tres días después, llegamos a una isla nación, donde se habían o habían mandado al exilio a muchos de nuestros compañeros, los cuáles nos recibieron con un cartelón: “Bienvenidos Compañeros de Lucha” y a los cuáles llevamos una abultada correspondencia; Cartas clandestinas, noticias censuradas por el régimen, que en secreto viajaban, noticias de los asesinatos, de los desaparecidos, de los allanamientos, de los exiliados, otros compañeros con una demostración de gran coraje de gran determinación de espontaneo sacrificio, vivían en clandestinidad y de esa manera se hacía la verdadera resistencia en contra del régimen dictatorial del general Marcos Pérez Jiménez. 
En los encuentros que teníamos había una continua insistencia de noticias, sobre la situación política en que vivía la nación, de cómo el pueblo reaccionaba a la dictadura pero después divagábamos en recuerdos y sucesos de urbana convivencia, hasta las banalidades y chismes que en esos momentos se redimensionaban en el furor emocional y que nos contagiaba, algunas mentiras salían así de espontaneas que eran mejores que la verdad, ¿Nostalgia de patria en vez furor revolucionario? 
La mayoría éramos de buenas condiciones económicas, que para mí a cierto punto entraba en contradicción, porque el pueblo estaba de ayuno de todo el potencial de cambio que había en nosotros, la masa y sus reivindicaciones estaban obligadas por su situación económica a buscar en el inmediato y eso era una fuente de trabajo adaptándose a esas circunstancias. Nosotros estábamos en el exilio pero dorado, un turismo obligado, y eso nos limitaba la lucha y nuestro fermento ideológico carecía de la base: necesidad, que es el motor de cambio por ello el movimiento estaba circunscrito a nuestra condición de pequeños burgueses. Era lo que notaba del análisis crítico que efectuaba a mi propio quehacer. 
El barco repartió, lo cual me alegro, hacia rumbos alejados de nuestra geografía clima y cultura, lo había escogido de esa manera, porque estaba interesado en ver donde se habían realizado las guerras sociales y que aún hoy era fermento en las fábricas, donde el obrero en guardia, luchaba por sus reivindicaciones salariales y sociales. Conquistas que nunca están seguras. 
No puede que maravillarme de cómo procedía el barco, dotado de autosuficiencia, la multifuncionalidad de las áreas, las funciones precisas de la tribulación, que me inducia a la planificación, en que las cosas para hacerlas tienen diferentes niveles de razonamiento eso era lo que hacía la diferencia, como se podía planificar una lucha por el mejoramiento de la sociedad, pero eso sería cinismo el cálculo en las luchas sociales, porque estas deben nacer de la dinámica espontanea de los pueblos. 
De las cosas que cambiaron a vista era la comida, aunque había elementos de la misma naturaleza, eran servidos con nombres rimbombantes con acentos extraños que estimulaban nuestra imaginación a imágenes exóticas, pero luego veíamos que era la misma planta o los mismos animales de común existencia, como decir el mismo indio pero con diferentes plumas. 
Notaba además que a medida que nos alejábamos de nuestra realidad, los Musiú, iban tomando más cuerpo, exactamente se redimensionaban, retomando sus características específicas culturales, que en nuestra nación no tenían valencia pero que al acercarse a sus países o a sus lugares específicos de diferenciación cultural se iba configurando en su realidad, mientras la de nosotros desaparecía; es entonces el hombre producto de una geografía específica, su aporte cultural al mundo es sustracción y manifestación de ese lugar inducido, lo que me parecía a mi mecanicismo de la razón y expropio de los actos propios entonces el mecanicismo regresaba a mí con mayor fuerza, ¿éramos manipulados por el Luogo? ¿Y por ello el hombre trataba de crear un Non Luogo? Quizás el ambiente planificado crearía la autonomía de razón que el hombre buscaba para independizarse de cada condicionamiento psico-socio-cultural, pero aún desde ese punto de vista los elementos que componen un ambiente planificado son productos obtenidos de una realidad geográfica-cultural, entonces la lucha utópica es crear un hábitat autónomo de toda injerencia externa al hombre que influya, manipule, limite el uso de la razón. 
En los salones y corredores de este ambiente se oían conversaciones que eran propias de la estrechez del lugar. 
-Aquella no saben todas las riquezas que tienen, si nuestra nación tuviera solo la mitad de lo que ellos tienen en recursos naturales, fuera la primera al mundo. 
-Si es verdad, estos están siempre a hablar de política y no trabajan, con todo lo que hay que hacer en ese país. 
-Cuando llegue a ese país, el gobierno me dio una tierra más extensa que el territorio del municipio donde nací. 
-Adversan al General y ese hombre manda bien, les construye de todo hasta casas, gente que solo sabe vivir en chozas, ¿qué nación hace algo así para su población? 
-La mente de esta gente no está bien, solo saben bailar, ingerir licor, pedir dinero emprestado, después se levantan limpios, endeudados y se la agarran con el gobierno. 
-Con todos esos recursos naturales, no hubiéramos perdido la guerra, en cambio a esa tierra no les falta nada, solo un poco de sentido común. 
-Si es un pueblo mal agradecido, más le dan y más descontentos están. 
-¿Yumare estás oyendo a estos emigrantes, la opinión que tienen de nosotros? 
-Son evaluaciones que hacen, pero son solo campesinos, obreros que razonan de sub proletariado, razonan en su peculiar microcosmo condicionado por necesidades básicas y por ende actúan en consecuencia en calmar sus necesidades inmediatas buscando un bienestar relativo, una acomodación inmediata mínima a sus condiciones de clase alienada. 
-Bueno, se necesita también sentir las opiniones contrarias, para ubicarse desde otro punto de vista, especialmente lo que ellos ven son defectos a vista del pueblo lo exterior de ello. 
-Sí, es la fase del contradictorio, sí un hombre se pudiera verse y sentirse fuera de si, completamente fuera de él, su subjetivismo alcanzaría la posición exacta de la realidad objetiva externa, objetivamente él, en el aquí/ahora en su particularidad individual objetivamente él, dejando a un lado el dominio del Yo, para entrar concientizando en el Mi. 
-¿Cómo se hará para quitar la visión de la realidad subjetiva y ascender a la realidad objetiva? 
-Pero, son reales, Yumare debido a que viven en contacto con la realidad objetiva, en la difícil tarea de arrebatar el sustento a la vida de cada día, así que tiene su valor implícito. 
-Ellos viven en la inseguridad subjetiva, donde el factor económico, a través del trabajo, producción, pan, familia, hogar y los bienes materiales, tienen una conformación como seguridad, como sentimiento de estabilidad en un pseudo-sentido de equilibrio psicológico, y hagan lo que hagan fuera de lo previamente establecido, seria activar un sentimiento de profunda inseguridad, administrado de conformidad con el programa psico-socio-cultural, del sistema político-económico de los conjuntos de dominación que ejercen los dominantes sobre los dominados… 
-La diferencia de un campesino en Europa, es que emigraron a otros países, el campesino nuestro se moviliza hacia la capital como un principio de destino, un amigo me dijo una vez, nuestros campesinos viene sólo con el objetivo de formar clase social de marginados, sin embargo, estos agricultores europeos llegan, formalizan la adquisición de activos la propiedad, tienen el acto formal de la adquisición por lo tanto luego trabajan por revalorizarla y esto los hace progresar. 
-Además estos migrantes son productos de una guerra, que destruyó en gran escala, en general estaban a punto de quemar a todo el mundo y de devastarlo, muchas ciudades fueran razadas al suelo, una destrucción masiva, pero en el mismo momento en caían las ultimas bombas, comenzó la reconstrucción, el lema de ellos ante cualquier adversidad: es más se perdió en la guerra. 
-Sí, como el lema de Bakunin “Destruir para construir” 
-Además todos los siglos pasados como serbos de la gleba, producen una condición sedentaria bien diferente. En esta reconstrucción, luego de semejante destrucción, calmado el razonamiento esquizofrénico, el hombre abre a un espacio más armónico y por ello las formas positivas afloran en solidaridad y reparto equitativo de la riqueza. Es igual que quemar el monte seco, el nuevo monte crece verde y renovado. 
-Entonces seria cuando tarda un ciclo y que capacidad tiene un determinado pueblo en asimilar los cambios que se engendran dentro de las sociedades. 
-Vuelve con la piel quemada por el sol tropical como peón, de trabajador de fábrica regresan con el orgullo de haber construido algo en lugares remotos con los ahorros en sus bolsillo como un bien precioso, un gigantesco sacrificio de grandes privaciones con sus lágrimas secadas cuando partieron desde sus tierra regresan ahora por sus mujeres e hijos, o casarse, gente que ahorro en condiciones de vida miserables, para poder lograr dar un paso en la escala de la reconstrucción. 
-Lógicamente compañera que delante a la vida limitada y los sacrificios para ganarse el sustento diario de estos ciudadanos, me siento como un parasito y me hace resentir de ese aire de revolucionario pseudo intelectual en la que teorizo sociedades ideales, pues la revolución hay que hacerlo con el estómago vacío, esa es la única condición que te hace ver la realidad social al desnudo impactando contra la realidad que se quiere cambiar. 
-Compañero creo que te estas convirtiendo al revisionismo de ti mismo y del movimiento revolucionario que pertenecemos, nuestra lucha tiene sacrificios, tortura martirios en la búsqueda de la sociedad igualitaria, por ello lleva un valor sintomático en su desarrollo. 
-Compañera, muchas veces la historia de un hombre llega a la encrucijada, al cruce de camino en el agotamiento del propio empuje inicial, donde la auto crítica es la compensación por la indigestión teórica de las políticas asimiladas, pero no vividas sin la praxis que debe acompañar la palabra a la acción, por ello el revisionismo es de obligación, no para sustraerse a la lucha de clase, si no para reestructurar esta para que cumpla con el fin especificado, dentro de la Teoría Utópica de la Sociedad Ideal y dentro del desarrollo intrínseco de proyecto a carácter futurístico en que el idealismo, vaya siempre delante del hombre, lejano adventista de su ideal hasta que llegará el tiempo de hacer. 
-Los valores son subjetivos y tienen una connotación a valor reciproco, pero no se puede valorizar una lucha en frente de las retribuciones salariales, por una demanda de oferta de trabajo. 
-Compañera una moneda de ellos, no tiene el mismo valor que una moneda mía, la de ellos tiene un valor emocional implícita, superior impresa dentro di si, un almuerzo en que yo digiero sentado al restaurant, no tiene el mismo valor del sándwich que ellos comen sentado en algún lugar improvisado, pues tiene un plusvalor de sudor, de necesidad, de ahorro a estómago vacío, son causa que producen efectos, porque el trabajo y el ahorro hay que conceptualizarlo dentro del marco revolucionario… 
-Si son elementos validos dentro del debate que se debe proponer, en reconocimiento a quien se levanta con el propio esfuerzo. 
De esa manera, la razón buscaba en automático, las causa de todo ese cambio a nuestro alrededor, mientras mirábamos esa línea blanca que formaban las hélice del barco, que cortaba el mar, el cuál veíamos apoyados a la baranda, mientras su piel tocaba la mía su cabello movido por el viento traían a mi nuevas y ricas sugestiones, nuestros trajes de lino blanco, el reflejo de mi mirada en sus ojos, que me llevaba a posiciones de humano deseo, de aquel sentir que hacia mi ser volcarse en el suyo, desde aquella tarde de carnaval en que Yurima me impacto, con su hechizo de luna, vestida de indígena americano en el marco de la olas azules en que nuestros cuerpos se perdían como en la trayectoria que dejábamos atrás reflejadas en nuestras vivencia, en que nuestras pieles entrelazadas, respirando al mismo ritmo se dejaban arrastrar por los sentires de este profundo amor de cercanía correspondido, donde alcanzábamos la génesis de nuestros seres, momentos circunstanciales tantos instantes ad observar el resplandor de la luna argentada, en aquel marco de luminosas estrellas en que el firmamento abría a nosotros invitándonos ad irnos al espacio sideral. 
Los puertos llegan con el profundo sonido de las sirenas, sus gigantescas cuerdas, el olor a pintura de aceite, el penetrante olor a pescado muerto, el ancla que baja al abismo, el olor a agua marina estancada que se convierte en hediondez al contacto con el olfato, será esta impresión que hace que los puertos sean considerados como ambiente malsanos. 
Nuestra destinación nos dio la bienvenida, con una espesa niebla y un intenso frio que nos endureció las articulaciones, los materiales, los movimientos se hicieron torpes, nos obligó ad abrigarnos con extrema precaución el primer estimulo fue contractual el de regresarnos a nuestro trópico. 
-Yumare, pero como pueden vivir estas personas con este frio. 
-Compañera hay millones de personas que por miles de años han vivido de esta manera, lo lograremos también nosotros. Será cuestión de acostumbrarnos. 
La adecuación mental al duro ambiente se impuso lentamente. 
-Compañero, si el régimen dictatorial nos quería torturar este es el propio sitio, un congelador. 
-Ahora sabes lo que sienten los vegetales cuando los meten en la nevera. 
En la oficina de emigración la cola avanza lentamente, cuando nos tocó nuestro turno nos detuvieron por más de 6 horas, preguntas, certificados de vacunas, otras preguntas revisión de los documentos, les mostramos nuestras destinación a dónde íbamos los recursos económicos, etc. Nos venía la nostalgia de cómo era fácil la entrada en nuestro país. 
Luego tuvimos que comprar pasajes de tren para Alemania, pues allí estábamos en tránsito. Los funcionarios eran celosos de su territorios y daban ninguna prerrogativa un No era seco y tácito no se podía negociar, eso de que el hombre era un animal territorial, esos policía lo demostraron al pie de la letra. 
¿La mente necesita un espacio para razonar? O el espacio forma la razón como acción a si mismo. 
Al fin nos permitieron continuar nuestro viaje, hacia nuestra destinación, hacia la única nación por la cual yo tenía una referencia que me había generado una dependencia emotiva-intelectiva, aquellos que habían escrito el manifestó socialista el primer libro que leí, lo que me demostraba que el lugar referencia formaba el Luogo a espacio/afectivo en el cuál el propio emotivo se identifica y crea una imagen que las vas retroalimentando con conjeturas, en aquellas tierras, buscaba la praxis el momento histórico que hablaba a mi mediante mis percepciones en donde me proponía entender la extensión y profundidad de los personajes que formaron el contrato social, para las reivindicaciones de los emarginados de todos los pueblos de la tierra, algo que me identifica o conceptualizaba como; El hombre y su constante formación política materialista sobre la crítica social, la fuente de aquel saber que se reproponia a si mismo en forma de luchas por abatir estructuras y de esa manera hacer espacio a preposiciones a carácter de valencias universales, me sentía justamente en contraproposición a aquellos descubridores del nuevo mundo que desataron una búsqueda salvaje de enriquecimiento ilimitado. 
¿Por qué siempre hay una motivación implícita en el desplazamiento de un hombre, en el espacio? ¿Será esa la función del tiempo motivar el desplazamiento en el espacio? 
Un día iré a un lugar cualquiera de la tierra, sin ninguna clase de motivación, para ver si aquel lugar se abre a mí. Pero está en si es una motivación. ¿Cómo se podrá liberar la incógnita en este caso? Será la imposibilidad de un hombre de poder moverse, transferirse en un lugar X sin una motivación implícita. 
¿Entonces qué activa el moto, dentro de uno? ¿Entonces el inmóvil es un absoluto? 
Debe ser la nieve y este intenso frio que me catapulta dentro de estos procesos introspectivos. El efecto frio que acciona un mecanismo introspectivo de continua búsqueda del porque y de modelos de perfección e innovación. Por efecto y a causa de la intención de mitigar el frio, ocupando la acción mental, dentro de un área imaginación-razón hacia un sujeto de compensación en lo que la razón recaba una grandeza lógica mayor, en que el sentimiento de frio que hiela mi cuerpo en un momento y para mitigar el sentimiento que lo encierra, la razón abre en un espacio angosto que produce una idea fija y por lo tanto excluye ese sentir de intenso frio, inclusive este razonamiento es implícito en la acción mental de mitigar el frio, creando una acción prioritaria de la razón en la cuál mediante el estímulo de esta desvía los sensores que me afligen del frio. 
Entre nosotros había una confusión que nos hacía reír y templar por el intenso frio, mientras tomábamos un chocolate caliente, sentía el aroma de mis antepasados e imaginaba de nuevo la casona rodeada de las plantas de cacao, ese sentir de nuestra tierra del sol que generosamente la calienta todo el tiempo, en los tiempos que el grano era secado en los patios, su aroma invadía los rincones de nuestra casa, mientras el tren avanzaba por paisaje sepultados por ese elemento blanco, que esparcía con la idea de la horizontalidad relativa pues allana caminos y valles, colinas y paisajes, recorría kilómetros donde las chimenea de las casas humeantes espacian en el ambiente una espesa nube de humo, blanco-gris-negro se expandía en el aire formando caprichosas figuras geométricas, con sus techos exageradamente inclinados, las personas quitando la nieve de sus puertas casi sepultadas por un manto blanco intensamente sugestivo. 
El tren detuvo su marcha en una parada de frontera, los guardias de emigración pasaban con sus miradas inquisitorias buscando en ti semejanzas de otras latitudes, de cómo etiquetarte según sus especificas creencias de lo que era sus experiencias, después cayó el sello en el pasaporte, el regreso de la propia identidad en el bolsillo que era lo que me sugería el pasaporte, regresar al calor al confort del vagón y sentir como el tren partía nuevamente, lentamente con los rieles que resbalaban sobre los rieles de acero, acero contra acero y el paisaje encantado como postales de cuentos de hada entraba de nuevo en movimiento. Alejándose de esas frías estaciones y del puesto de emigración y aduana. La llegada de nuestra estación ponía fin a nuestro viaje por tren ¿pero puede tener fin un viaje de tren? 
Nos alojamos en un hotel, que escogí para estar cerca de los trenes ese medio del trasporte que me había impactado, sus pitos, sus olores, sus marchas lentas para partir, sus locomotoras, sus vagones que se enganchaban unos con otros, era todo tan fascinante que me volví frecuentador de la estaciones de trenes, los viajeros con sus valijas, otros con sacos, maletas amaradas, la espera sobre el andén, el almuerzo fugaz, las despedidas desde la ventanillas, besos profundos, abrazos enormes para superar cualquier distancia, las esperas de aquel tren que los llevaría lejos, muy lejos donde la propia mirada no los alcance, donde se desvían los senderos, donde el automático del ser, se mutua en conciencia ausente, en el exilio de la propia razón, donde no volverá a sentir de si mismo. 
Hay quien tiene una continua busca del ser, y quien huye del si mismo evitando cualquier contacto con sus adentros, con su sentir… 
Los horarios de llegada y partida con sus nombres impronunciables a destinaciones lejanas. 
El silbato de las 6:45 marcaba la hora para levantarse e ir a la academia, para aprender el idioma, pero muchas veces me entretenía delante los trenes que me daban una sensación mística, como el tren a Oriente Express e imaginaba oriente con sus muros antiguos, por el paso del tiempo misterioso, intrigante los vapores que emanaban los saunas donde no me explicaba la gente se reunía a torturarse en aquel calor, seco extremo. 
Aprender el idioma es el punto de partida en la búsqueda de la idea, en que el manifestó y el Das Capital, fueron escritos, buscar el origen del porque parte la idea es específico para tener la idea en su conceptualización, una búsqueda en los ángulos de esa ciudad, en todos los ángulos de esa nación, en todos los ángulos de ese continente pero la encontraba hermética, blindada muchas veces creía que tenía un efecto ilusorio una fantasía producida por la nostalgia con que idealizaba el Sr. Macías el proceso político del que había participado, en las calientas tardes en su librería donde nos impartía el conocimiento de formación ideológica, por esa razón inicie a leer los viejos textos en mi idioma. Un tiempo después entendí la acción inversa, en que había enterado el ideal de carácter sublimatorio de la idea en un proceso de alzamiento de su potencial socio cultural en que en un recorrido de elíptica mental, habían obtenido un estímulo inicial y ahora regresaba a configurarse en un contexto espacial más maduro, objetivo en un conjunto de experiencias y de conjugaciones del espacio objetivo psíquico-socio-cultural, donde todas las estructuras física y todas las estructuras mentales, había sido derrumbadas recabando una grandeza lógico mental, lo que quiere decir un espacio lógico mental donde el límite era estado establecido en el punto máximo de donde había llegado la experiencia y en este momento, se encontraba vacío sin un esquema definido sin estructuras preestablecidas y partiendo de una profunda crisis económica social e ideológica, justamente en la entrada de su potencial destructivo generalizado por el cuál avanzó arrollando otras naciones, esta acción destructiva trabajo como elemento destructivo-autodestructivo, exactamente como razona la subestructura mental de la esquizofrenia, en este caso fue una esquizofrenia altamente elaborada, en la cuál una vez terminada la acción destructiva, se cierra el ciclo depresivo, por un periodo proporcional a la acción destructiva desarrollada, de esta manera se encuentra en el momento de activar la acción constructiva y ensambla el Estado Social sin problema pues todo lo que antes obstaculizaba, había sido abatido. Por lo tanto delante de mí se abría, la visión de analizar a la sociedad y sus particulares trasformaciones; tiempos de teorizar, tiempos de luchar, tiempos de destruir, tiempos de restaurar, y tiempos de reconstruir, aportando los cambios que se proyectaron dentro de una dinámica espontanea social, no condicionada porque los esquemas son dúctiles. De esta manera actúa el ciclo. En esta fase de reconstrucción como si se moviese una magna fuerza se empezaba la reconstrucción lentamente la entera población como un tren, se activaba el moto, según la carga el tren aceleraba la marcha, de esa manera cada ciudadano en su individualidad, quien proyectaba un plano, quien con una carretilla quitaba los escombros, el que plantaba nuevas columnas, socorrer a los pobres, a los inválidos, a los huérfanos, las pensiones a las viudas la solidaridad, las políticas incluyentes, alcanzando el desarrollo social mediante la justicia social, para alcanzar eso configuraba el ciclo que salía de las formas destructivas. 
Eso es lo que llevaban esos emigrantes en su equipaje me dije; era una estatura de gigantes, porque el hombre tiene la capacidad de elevar su estatura, según la problemática que tiene delante. 
Trabajábamos en conjunto Yo y Yurima, mientras tratábamos de traducir y de implementarlos en nuestra realidad tropical, justamente mientras divagábamos fuera de nuestra realidad objetiva, como exiliados de nuestras formas y espacios afectivos. 
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Vie Jun 14, 2013 11:04 pm

revolucion1954 escribió:
revolucion1954 escribió:
Capitulo III
Literatura Social Venezolana 
Narrativa 
LA HISTORIA DEL COMANDANTE SOL.

La lluvia cae incesantemente, larga y abundantemente el silbato del tren indicaba una nueva partida, nosotros debajo de las cobijas con nuestras piernas entrelazadas, nos hundíamos en aquel lecho para reemerger entre nuestros abrazos y caricias momentos de extrema intimidad (Que no deberías tratar de entenderlo mediante la imaginación). Por ese tipo de intrusión lector-protagonista, Yurima corría la cortina, para cerrar a las miradas indiscretas de los intrépidos lectores y de esa manera cerrando la narración a toda imaginación para vivir de hechos propios del amor a sentimiento correspondido en toda la extensión de la naturaleza humana, una paréntesis en que aconsejamos a la población del entero universo, que quien no tiene un amor, tendrá que buscarlo inmediatamente, porque; existe para cada uno de nosotros en la forma en lugar y en la correspondencia deseada. 
Pídelo. 
Configura tu sortilegio que lleve a la amada a encontrar el sentimiento donde lo enceraste para vivir en soledad, en la soledad de tus melancolías. 
El hablar a distancia de cercanías ilimitada, el amor como expresión de si, de las delicias de su piel en el armonioso movimiento de su cuerpo, mientras desaparezco en mi sentir en lo carnoso de sus labios, emergiendo nuevamente dentro de su respiro, como la marcha lenta de un ferrocarril, el cuál espera el pito inicial para adentrarse en el ritmo incontrolado que desata su exuberante naturaleza de hija del sol, esencia exótica, tierra del deseo logrado hombre y mujer alcanzando el sublime sentir de la creación entre sus carne que desbordan en mi sentires forjado desde tiempos atávicos, cuerpo que recorro en tiempos limitados de visión, porque son tiempos de sentir de vivir dentro de los sentidos activando la percepción, donde el instinto se vuelve único mientras desaparecen toda forma de razón. 
Mientras la lluvia incesante, batía en nuestra ventana el sonido nos envolvía en un profunda melodía, la cual nos sugería mantenernos al reparo de la intemperie, y de esa manera nuestro sentir se asimilaba a aquel sentimiento que busca reparo de la intemperie, la noche se apropia de los espacios dejando la ciudad a merced de la luz de los faroles, mientras en nosotros ardían fuegos inextinguibles, mientras la tormenta arreciaba fuera con rayos y truenos que rompían el cielo e iluminaban la noche con fulgores de luz impactando nuestra habitación, se concluía el amor rompiendo las riveras opuestas formando de lo apartado una unión de emociones y sentidos, que son formas que no pueden vivir separadas, en la búsqueda que a veces me separó, me alejo de la vía, usando senderos bifurcados desde donde atiendo su mirada de seductora feminidad, que me lleva a la unión en simbiosis de su sangre con el mío, hasta que pernoctamos al abierto más allá de los muros que albergan las civilizaciones, para expandirme por el cosmos en el alto del firmamento, lejos más allá del bien y del mal, para regresar a ti en tu vientre en espera de esa manera regenerarme de nuevo uno y otra vez, todas las generaciones de todas mis regeneraciones. 
En cada época un amor, que el hombre busque y escoja la compañía justa, habrá una que refleje en ti todo su potencial, que será la compañera justa y que esperará cuando las rejas se cierren detrás de ti. 
-Sabes Yumare que no es la cantidad que llena al hombre, sino la calidad de mi sentir. 
-Lo sé Yurima, lo sé desde el principio de los tiempos, en que la eternidad me puso en la entrada de la vida. 
El sistema de salud, trabajaba en perfecta sincronía como la llegada y las partidas de los trenes, seguras y ordenadas con precisión, el día prefijado con el pitar de llegada del tren expreso de las 5:30 de un viernes lluvioso de septiembre, llegó al andén único, el descendiente, generación de todas mis generaciones. 
Del vidrio que nos dividía, veía aquella proeza de la ingeniera biológica, el milagro continuo de las generaciones de todas mis regeneraciones. 
El hombre que se alcanzó a si mismo, mi semilla esta plantada con los hechos naturales simples y cotidianos, que hasta que no lo ves de cerca, no eres consciente de lo que es la vida y su misterio. 
-Yurima (la saludo con las flores en mano) ¡Misión completada compañera! Te felicito ahora eres madre y proletaria generatriz. 
-Sí el niño nació en buena salud, pesa 4 kilos y es muy despierto. 
Nasciendo en estas lejanas tierras donde el sol no es de casa, contrario a lo que pensaba el niño trajo las marcas, luego salí para llamar a Caracas a mis parientes. Y mi madre me preguntó: 
-¿De qué color es? 
-Es color de la tierra, de la misma tierra es marón. 
-La tierra no descansa, está siempre cambiando y se repropone en las nuevas generaciones. 
La felicidad o su producto menor que es la alegría, tienen muchos matices que se cultivan de día a día y se reconoce o se deja pasar por la propia óptica. 
Los meses pasaron lentamente, alternados y marcados por las estaciones, confieso que de todas las maravillas del universo, no hay nada en comparación con el nacimiento de un hijo por demás cada que vez que quería conceptualizar, el hecho caía en abstratismos en que la razón divagaba a su placer. Admiraba como la carne se llenaba de inteligencia y configuraba la individualidad del ser y pensar que espermatozoides hay a millones en cada uno de nosotros y cada uno de ellos ¿No puede contener un ser? O ¿sí? no sería justo que por cada uno que nace, perezcan millones no sería ni siquiera rentable, ¿Estará en el ovulo? Pero hay muchas mujeres estériles que no paren, entonces debería esperar vanamente para ingresar, podría esperar en el éter en la vía de la fecundidad, me imagino que el misterio de la vida debe ser más dinámico y con igualdad práctica, como razona el universo podría estar dentro de un complejo de causa, si complejo de causa tomaría de modelo el diseño del universo y que estaría de acuerdo con la tesis de las Ideas Innata, el universo es dentro de nosotros, pues todo el organismo posee formas y acciones que se reproducen en macro. 
Mediante la conciencia el hombre trasciende al cosmos… 
Encontrarle un nombre fue una tare ardua, iniciamos con los nombres de familiares, luego con los ideológicos que cambiaron al mundo, pero ninguno nos pareció adapto. 
Después llamamos a casa y Macumbé nos dio el nombre; Arimar, que luego te explico su definición me dijo, solucionado el percance de hallarle nombre, pues los sonidos influencian la vida de los individuos, por lo tanto un nombre puede ser un factor decisivo en sus vidas. Esta es una problemática que existe desde el Génesis ¿Cuál es el verdadero nombre de DIOS? ¡Yahvé! según el anagrama y tiene la utilidad práctica que es de abrir la fuente del conocimiento. Por lo tanto las palabras y los sonidos tienen una función específica. Arimar crecía en un pequeño apartamento del centro-urbano que su rápido crecimiento, nos movía hacia la periferia sin movernos, cuando me fijaba donde vivía me daban sentimientos de culpa, pues yo había nacido en una hacienda con mucha tierras alrededor plantas y animales, ríos y me bañaba debajo la lluvia, andaba descalzo, subía a los árboles para jugar con animales extraños, de pronto me di cuenta que triste era ser un niño en estas latitudes. 
Hasta que un día llegó un telegrama que cambio nuestra vida, era claro y objetivo. 
¡Pueden regresar muchachos la dictadura se cayó, la nación está libre del tirano! 
Me vestí como pude, lo mejor posible, pues el ajetreo no me dejaba controlar mis movimientos y salí para el consulado, donde encontré a otras personas que esperaban noticias, pero el funcionario decía nada oficial, nada oficial. 
La confirmación de la noticia llega a nosotros por un periódico, con una fotografía en la cuál escapaba el tirano, esos periódicos nunca habían escrito nada de nuestra nación, solo pocas líneas en la que se confirmaba la pérdida del poder político de parte del general. Era un avenimiento histórico, el haber tumbado una tiranía, pero no hacia ninguna referencia de profundidad, lo que confirmaba la condición periférica de nuestra nación. Entonces decidí regresar en el primer barco que zarpara, el exilio había terminado para mí para Yurima y para el pequeño Arimar y para tantos compatriotas que en esos momentos estaban en el exilio, me imaginaba el júbilo colectivo en nuestra patria. Pero barcos a destinación no encontraba, entre en varias agencias de viajes con tanta insistencia que parecía una idea fija, hasta que entre en una y una persona que estaba allí oyendo mí reclamo me dijo: 
-Señor disculpe, pero ¿Porque no se va en aeroplano? 
-¿Aeroplano? ¿Pero eso ya existe? 
-Pero Sr. ¿En qué época vive? 
-No sé dígame usted, nunca lo había razonado antes. 
-Los tiempos cambian, ahora con el aeroplano, usted llega casi en el mismo día y si va a Suramérica llega antes del día, estimado Sr. 
-¿Entonces ya nos alcanzó el futuro? 
El tren partía a las 6:45 y nos dejó cerca del aeropuerto, el aeroplano era de color gris, gris aluminio, tenía 4 hélice enormes, sus motores debía producir la suficiente potencia para desafiar las leyes de la física, que hasta ese momento durante milenios nos mantenían pegados a la tierra, desde que descendimos en este planeta. Una preocupación solamente el futuro, pero el miedo no me lo dejaba ver ni siquiera imaginármelo. 
Las formalidades burocráticas esta vez fueron pocas, solo el sello en el pasaporte como si tuvieran prisa para encontrarnos con nuestro destino, partimos a la hora señalada el viaje fue una monotonía de sube y baje, más el ruido ensordecedor de los motores, nada que ver con el viaje en barco surcando el mar azul, las caminatas en las cubiertas los atardeceres con el fondo mágico de las estrellas. Ahora me parece que la gente tuviera prisa, este medio que recorta en un día, el viaje de 15 días es una prueba, es incluso más barato. 
Las distancias se acortan, los tiempos se confunden. 
Desde las ventanillas del aeroplano se veía una hacia la inmensidad, pero con un lecho solo de nubes como motas de algodón esparcidas por todo el camino y me retraía cuando acampábamos en el pico occidental en el inicio de nuestro romance, que duraba desde aquel carnaval que fuimos arrastrados al idilio del tiempo del amor. 
Si un hombre, llega a sentir que su pareja le cierra el espacio, quiere anunciar que los senderos se bifurcan, porque entran en ángulos obtusos. 
Volábamos detrás del sol y el, obstinadamente extendía el manto de estrella, cuando se avisto la ciudad, el capitán nos avisó y desde el aire se veía pequeña, como un pueblo grande, pero reconocí sus diferentes áreas, todo aquel tiempo alejado de este mi espacio ahora me preguntaba, cómo había podido vivir sin estar aquí, si este espacio geográfico era yo mismo, cuando la lejanía es cercanía. 
Luego aterrizamos a pocos minutos de donde habíamos partido, en nuestro viaje transatlántico, diez kilómetros separaban el puerto de partida del aeropuerto de llegada, en ese espacio de diez kilómetros, estaba la síntesis de un viaje en el que habíamos estado, en otro continente largo y corto, en ese espacio estaba condensado objetivamente el tiempo en que estuvimos lejos en si, el viaje era mental porque mi realidad socio-cultural, era el espacio real y regresaba a mí, como una cinta cinematográfica que se corta un pedazo y la película continua sin perder el sentido lógico, como si ese pedazo no hubiera existido demostración de que es el espacio geográfico es quien nos moldea. 
Cuando con gran alivio de nosotros, bajamos del avión el carro de Eleazar estaba esperándonos con el chofer en uniforme militar, pero él no estaba, pero a su puesto había bajado Carolina su hija. 
Carolina era de refinada belleza, correcta en el hablar, en el vestir y en sus modales demostraba buenas maneras, de cultura formal hablaba varias lenguas con una dicción perfecta, poseía una belleza, a la cuál yo definía clásica, su cabello negro con un corte redondo me retraía a tiempos pasados, su extremada cura en la presencia y su piel blanca como porcelana, hacía en su conjunto una vista agradable, tenía ese aire de saber lo suficiente, pero decía siempre menos de lo que sabía, hablaba en el momento oportuno y exprimía juicios equilibrados, cosas justas en el momento necesario, como la explicación que satisface a cada oyente. 
Abordamos el vehículo, yo tenía el ansia que me comía por dentro, pero a la vez tenía algunos temores de oír las noticias. En el recorrido hacia la casona los cambios no se veían y parecía a todos los efectos, que no había cambiado nada, sino la misma rutina ¿pero porque no había cambios visibles? después de todo había caído la dictadura. 
-Yumare si te extraña que Eleazar no vino a buscarte, debes saber que él, se encuentra organizando la junta de gobierno, para la transición democrática hacia las nuevas elecciones en la que se elegirá el próximo presidente. 
Me vino a la mente en automático, aquella frase en las oficinas de la seguridad nacional: 
“El que manda hoy, manda también mañana.” 
Al entrar en la casa, las mujeres habían envejecidas un poco y nosotros éramos adultos, nuestro niño era el centro de la atención, pero al buscarlo estaba ya delante el altar, como quien regresa de un largo viaje y quiere saludar a los conocidos. 
La radio con tonos exagerados como siempre, describía la heroica gesta en que el pueblo desafiando las balas y los cañones sin armas pararon los tanques armados y vencieron las defensas de los militares, obligándolos a rendirse y haciendo huir el tirano, a continuación pusieron el himno nacional, todo de gran valor emotivo. Dentro de mí sentía el vacío por no haber estado presente en esa lucha. 
Carolina me miraba fijamente, sentada en la poltrona del salón tenían un vestido azul con redondeles blanco, un collar doble de perla en el cuello la hacía extremadamente elegante, luego sonríe y serenamente nos dice: 
-Qué pena, hermano pero eso que estás oyendo en la radio, es lo más inverosímiles que he oído en mi vida, esas personas están ebrios de desinformación y de la propaganda del nuevo orden político para la manipulación de las masas. Veras, sucede que estaba en primera fila en los hechos narrados, tanto que ayude a la esposa del ex presidente Pérez Jiménez ad hacer las maletas, que como tu bien sabes son mis padrinos de bautismo, estábamos en la Casa presidencial cuándo una comisión de alto nivel de la junta de gobierno, le informó al presidente que por causa de orden público, habían decidido de alejarlo momentáneamente del mando y sustituirlo, entonces los acompañe hasta el aeropuerto de la Carlota, con una escolta presidencial y partieron en vuelo oficial a los Estados Unidos de América exactamente al estado de la Florida. 
-Pero si dicen que hubo enfrentamiento en el centro de la ciudad. 
-Si hubieron, pero fue en la sede de la Seguridad Nacional, para liberar a los presos políticos, en esa sede como bien sabes por tu propia experiencia se maltrata a los ciudadanos, violando los derechos humanos de forma sistemática, hasta incluso había actos de aberración como la tortura. 
Serena, en una postura sobria desarmaba con su explicación, cualquier precriterio o juicio existente, por ello deduje en resumida cuenta que la caída del régimen fue producto de un agotamiento del empuje del hombre fuerte, demasiadas mujeres, demasiados placeres, demasiado ron, demasiados viajes, demasiadas indulgencias con los golpistas hijos de los amigos, demasiados delegas de responsabilidad, esas fueron las causas de la caída del general Pérez Jiménez ninguna gesta heroica, sino cálculo político de la real politik. 
¡Que desilusión! 
En la cúspide del poder hay que estar sobrio, atento las 24 horas de cada día, porque la política es como una telaraña, que debes tejer todos los días y a cada momento, buscar nuevos puntos de apoyo, en cada instante del día, un día perdido son puntos de referencia que no regresan más. Se debe estar en busca, más allá de la rosca que lo circunda, en busca de quien sufre el peso del sistema, el que está bajo la rueda, el que sufre las injusticias, porque una nación no es un factor estable, sino una realidad cambiante ad alta velocidad. Las pasiones de los hombres las intrigas de salón, el influjo pernicioso del ejercicio del poder, la adulación son los factores que generan la inestabilidad en el que se ejerce el cargo de gobernante. 
La política es el arte de establecer continuas alianzas, mientras las viejas se deshacen... 
-Bueno hermana, como haya sido ahora se trata de aprovechar esta coyuntura, porque hay una nueva posibilidad, que como un nuevo sol que se alza de buena mañana, para terminar la ignorancia del pueblo, sacarlo de los ranchos, darle una profesión calificada, tierras al campesino, y todas las mejoras para alcanzar el desarrollo social. 
-Hermano objetivamente más obras de infraestructuras, hechas por el general Pérez Jiménez son cosas difícil de igualar y menos de superar, fui personalmente a la inauguración de las estructuras para la educación formal, universidad, liceos, técnicas industriales que poseen todos los métodos didácticos, para impartir instrucción especializada con instructores en tornos, electricidad, mecánica, en ciencias, en deporte incluso con piscina, había traído del exterior los mejores profesionales en todos los campos de humano conocimiento, educación que se imparte gratuitamente al pueblo en general. La universidad central se la sueñan en los países del primer mundo, dicho en mi presencia por el rector de una prestigiosa universidad anglosajona, el presupuesto del ministerio de educación es superior a los presupuestos de muchas naciones, incluso naciones europeas. Con el actual plan de emergencia nacional, dando dinero directamente a las personas por subsidiar sin control, están dilapidando una enorme cantidad de recursos financieros que es un derroche inaudito del tesoro nacional, moneda que están siendo convertida en divisas extranjeras y llevadas fuera del país en cantidades ilimitadas y además de la primera devaluación de la moneda, hay en acto una espiral de crecimiento inflacionario y un descrecimiento del producto interno, que mellará el poder adquisitivo de la gente en los próximos meses y por años, sino hay una maniobra correctiva de inmediato en el gasto del estado. 
Escuchaba atentamente y si no fuera mi hermana, creería que era un órgano de propaganda y de desinformación del estado, un elemento contrarrevolucionario, un intelecto reaccionario que delante los cambios tratan de sabotear el proceso popular que teníamos que poner en práctica. Pero la duda de que estaban en el camino correcto me impacto, como un tigre en la selva aferra a un venado. Mientras hablaba y exponía lo que ella daba por una verdad axiomática, le miraba las uñas, me llamaba la atención sus dedos de pianista cruzados, que movía delicadamente tenía una visión de la realidad que exponía con convicción de doctrina, no dejando la posibilidad de alguna argumentación contraria. Hablaba con una entonación perfecta, tenía tiempo de pronunciar cada palabra sin atropellarlas, oírla era como leer un libro apreciando la sintaxis, los puntos, los acentos, las comas, las pausas, era una obra de la oratoria. 
-Hermana, el pueblo de algo debe vivir, en algo debe creer, a alguien deben seguir sino se pierde la orientación. 
-Muy cierto estimado hermano, pero si están construyendo las infraestructuras y contribuyendo con ello al bienestar económico, educativo del pueblo, y realizando lo que los políticos de la oposición señalan como sus programas de gobierno, una vez que sea elegidos ¿porque no lo reconocen? Están entonces estableciendo sus promesas en la mentira. El líder de la democracia cristiana dijo: que la importante vía de comunicación la autopista que comunica a la capital con el litoral central por ende con el puerto y el aeropuerto la hizo el general Pérez Jiménez, para que los ricos pasearan con sus carros de lujos; lo que es falso, porque la antigua vía de comunicación era muy peligrosa y había numeroso accidentes cada año por esa causa, con esas declaraciones se prospectan que estos líder que tomaran el poder político, forman una dirigencia de mentalidad retrograda y anacrónica, de fuerte matices conservadores y con una clara vocación a formarse en elites de influencias… 
- Creo que no se puede adelantar juicios, pues en estos momentos estamos en transición por lo que se ve. 
-Además déjame darte otro dato a propósito de dar vivienda digna al pueblo, resulta que el gobierno derrocado, había realizado el censo de las personas que viven en ranchos un mes antes de cometer la estupidez de quitarle el gobierno al general y había un faltante de solo cinco mil personas para darles una vivienda digna, gracias a la política urbanística social del ocho años anteriores, se construyó una gigantesca urbanización de edificios con todos los servicios necesarios y que era la solución para darles a todos una vivienda digna, en estos momentos hicieron una invasión a esos apartamentos y hay personas sin escrúpulos, que han tomado varios apartamentos y de esta manera se ha desviado la gran solución habitacional, se ve con preocupación la escasez de interés por seguir desarrollando políticas de ese tipo. 
La radio trasmitía en baja voz los festejos en las diferentes plazas del país, la caída de la dictadura tenía sentimientos cruzados y aún cierto punto me disgustaba, lo que había sucedido y por ello estaba lleno de contradicciones. 
Carolina miro detenidamente su reloj y se disculpó, porque tenía que asistir junto a Eleazar a una ceremonia en el palacio del gobierno, pero antes pasó por el salón donde está el altar y tomó a Arimar en brazos y hablaron en un extraño idioma, que yo no había oído antes por el cuál comunicaron afectos y conocimientos de mágica existencia, después de la mano de la tía la acompaño al vehículo, la beso y se quedó mirando su partida desde las ramas de la mata de mango, como hacia yo de niño, Después hizo un gesto como quien comprueba con certeza matemática que no se equivocó de lugar al nacer y subió, aún más para ver el carro que al recorrer la carretera, levantaba polvo que caían encima de las plantas de cacao. 
La otra realidad es que la nación era un hervidero político, como nunca lo había visto antes, la militancia y la dirigencia que regresaba desde diferentes ángulos de la tierra, creía que cada uno había cultivado la óptica justa, para implementarla en nuestro país y resolver sus problemáticas. ¿Pero de verdad teníamos problemas o los estábamos creando? 
El fundamento básico de la democracia eran los partidos, el clima electoral era bastante agitado, pero el candidato que nos ofrecía la continuidad de lucha, fue el de Acción Democrática por tal razón nos sentimos identificado con su mensaje. 
Hombre de acción, había estado en el exilio en diferentes periodos y había sido activista, desde la dictadura de Gómez, por ello era considerado un hombre con coraje, era también un buen orador un hombre que nos trasmitía dinamismo, empeño y creíamos que era el líder perfecto en todos los sentidos.
Los obreros, los campesinos le dieron su masivo apoyo, la nueva era iniciaba en aquel momento, en que la junta militar perdió las elecciones y transfirió el poder político a la sociedad civil. El nuevo gobierno civil, inicio una reforma agraria, expropiando tierras de personas ligadas al régimen militar y en tierras que pertenecían al estado. 
El ideario del nuevo presidente era un “NO” categórico escrito en su programa de gobierno a la construcción de infraestructuras, consideradas manías de megalomanía del dictador en otras palabras, nada de estatalismo, su tesis de Política Económica era simple a la población en general se le concedía absoluta libertad, libertad de libre empresa, libre iniciativa privada y esta fórmula era la que haría activar un ciclo virtuoso de crecimiento que generaría fuentes de empleo e iniciaría el bienestar económico colectivo, de esta manera anunciaba el Liberalismo Económico en todos los sentidos, como era muy elocuente la gran mayoría al principio no hizo caso al desvió del ideario prefijado. Pero la base del partido lamentablemente era de profunda convicción marxista, nosotros estábamos preparados adoctrinado ad una ideología de política económica planificada para la construcción de un socialismo real. Pero Betancourt por sus experiencias personales en el exilio se convirtió al Liberalismo y no reaccionamos a tiempo, porque éramos ebrios de triunfalismo, de propagandismo, porque no hubo lucha concreta sino derrocamiento por complot de Salón, la conciencia de militante no nos alcanzó de inmediato, la realidad se desvanece entre lo que es el momento objetivo y las expectativas de proyección futurísticas de masa, además se empañaba la visión pues desviaban la atención con otras políticas sociales, por ello dentro del contexto de la dinámica que se desarrollaba, teníamos la euforia del militante del día después, mientras la adecuación mental entraba en función en la medida que la retórica y el propagandismo hacia efecto en nosotros, pero despertamos lentamente quienes por tener una formación política, no caíamos subyugados debajo del influjo del poder 
Esto causaba un conflicto interno, por ello la rebelión tardaba a formarse como agente catalizador de cambio, de cómo oponerse a lo que era un evidente desviacionismo y las conjeturas de este, como en toda manifestación de masa, es porque el primer discurso del hombre es el banal y que en muchos casos es solo chisme, mientras se abre paso al discurso dialectico, para formar la base de acción, pero el discurso retorico para la manipulación de las masas que el orador maneja a su antojo, retiene muchas iniciativas especialmente por el poder emotivo cuando proviene del poder político que avasalla las multitudes por su condición de poder establecido y que es imperativo, pues además en lo concreto daba dadivas, activando el clientelismo ad algunos los cuáles entraban en alienación, los que por el contrario habíamos desarrollado una tesis programada de conciencia de clase, éramos arrollados hasta cierto punto por la dinámica partidista. Mis reflexiones eran que gracias a los instrumentos dialecticos que poseíamos, estábamos organizando reuniones continua aunque de allí eran solo debates acalorados que actuaban como terapias, anti subyugación contra del poder establecido, imaginando que fueron elaborados en épocas y latitudes diferente pero con las mismas problemática por lo tanto el Compañero Carlos Marx, en sus escritos nos daba en síntesis el ideario de lucha mediante la tesis y la praxis de las luchas sociales que se deben realizar en diferentes épocas, lugares y contextos culturales. Por esa razón mientras digeríamos todo aquel impacto político acción desviacionista me quede en el automático del ser a la deriva de los acontecimientos. Ósea vas pero en realidad te arrastran las circunstancias que fomentan los acontecimientos como una hoja que las lleva la corriente del rio. 
¿Con estas causas un pueblo, no merece la emancipación? 
Un compañero me dijo esta trasformación política es una locura, ese Sr. Betancourt es un desviador de pueblos y su maniobra en conjunto formara una catástrofe nacional. 
Lo escuche largo rato buscando el verdadero sentir del movimiento popular y de la vanguardia que surgió, en una alianza cívica militar contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y de cómo la derecha endógena de Acción Democrática representada en Rómulo Betancourt traicionó la revolución popular del 1958. Con estas causas ya clarificada, delante la historia se procedió a crear conciencia de disidencia, esta actitud inicia dentro de cada militante al ver la actitud entreguista, esto hizo que un liderazgo opositor declarase refiere Domingo Alberto a un conjunto de hechos que denotan la entrega del gobierno a los intereses mercantilistas de la oligarquía criolla y del imperio norteamericano, traicionando las luchas que el pueblo había dado contra la dictadura de Pérez Jiménez precisamente controlada por esos intereses apátridas tales hechos fueron: La no discusión en el congreso del proyecto de Ley de Bancos, decía: “Ley fundamental para orientar la vida financiera del país, regular el crédito y sobre todo limar ciertos intereses que por opulentos se han hecho contrarios al pueblo venezolano, ley que permitía entre otras cosas que el Gobierno pidiera prestado al Banco Central” Su discusión fue impedida por la banca privada 
La represión contra los campesinos que luchaban por el derecho a la tierra, a quienes se les acusaba de comunista, los latifundistas estaban asociados al comercio y la banca, y demostraron tener mucha influencia en el gobierno, otra prueba de la claudicación del gobierno a favor de los intereses de la burguesía, olvidando el compromiso con los campesinos que en un 90% había votado por AD. De esta manera un estado general de agitación se fraguaba. 
Luego sucedió que los dos jóvenes revolucionarios que derrocaron a la dictadura de Batista, habían conmovido profundamente a un numeroso grupo de nuestra militancia incluyéndome a mí, por la gesta y dentro de las comunes distracciones de la política doméstica idealizábamos ese proceso, el culmine fue cuando Fidel Castro vino a Caracas y dio un mitin en la Plaza O’Leary asomado al balcón del bloque N°1 de la urbanización del Silencio, aquel mitin marcó en mi un símbolo indeleble como forjado en fuego ardiente, hacia la causa revolucionario y en el mismo momento, sin notarlo tuve la certeza que la lucha armada era el instrumento inevitable para el cambio que la sociedad requería, de sus palabras salían un manantial de vida revolucionario, no hay nada más efectivo para la convicción que es la del creer y cuando el Comandante pronuncio al Compañero Rómulo Betancourt se elevó un abucheo de tal magnitud que se tuvo la certeza que la decisión estaba tomada a nivel popular, una de esas raras situaciones en que todos los presente están de acuerdo. 
El comandante que oyó el abucheo creyó oír mal y lo repitió de nuevo, entonces de nuevo hubo abucheo, él entonces entendió y nosotros despertamos del romanticismo pre-revolucionario para entregarnos a la fe de la lucha armada, como instrumento de reivindicación de los pueblos. En ese momento presentí como en el exilio, que algo del proceso real en la conducción política del partido había perdido, quizás dentro del idilio de amor con mi compañera ese estado del ideal-puro ciertas cochinadas de la real politick no tienen cabida dentro de nosotros, sí porque a veces la realidad está delante de nosotros, pero nuestra visión esta empañada, de todas manera el despertar siempre se necesita el momento histórico lo que prueba que el hombre posee matices que se desvelan según como las circunstancias las potencian. 
La coherencia ideológica de lo que se profesa, de lo que se milita, estaba en franca contradicción con las política de ese vende patria, que a todos los efectos era un desviador de pueblos para plegarlo a los intereses no solo de nuestra clase oligarca sino también de los capitalistas mundiales cuyos intereses defiende el Imperialismo Norteamericano. Por tal razón y para eludir una propia responsabilidad de traidores a nuestro movimiento estando nosotros comprometido con el gobierno, decidimos abandonarlo en masa de esa manera nació una corriente ultra revolucionaria, subversiva, nos cancelábamos del partido de AD y nos inscribimos en las filas del M.I.R. dentro del más puro y espontaneo acto de fe revolucionaria. Con el nacimiento de este movimiento se constituyó un comité de base popular que inmediatamente le hizo un proceso político a Betancourt y lo condeno delante el pueblo y la historia por contrarrevolucionario, la traición a los estatutos del partido socialista del cuál había sido electo y se decretaba su derrocamiento como dirigente por déspota, vende patria y de servilismo al imperialismo Yankee. 
Las células de lucha contra la dictadura después del proceso, se reactivan por generación espontánea de forma general, donde se inicia un proceso de dinámica no planificada, en mi particular como tantos jóvenes sentía el llamado a cerrar filas, en una segunda adolescencia por el carácter romántico de nuestro proceso revolucionario en el ideal inmaduro de la búsqueda de la sociedad ideal. En cambio como en todo proceso que se adversa a un oponente genera automáticamente una situación de conflicto, justamente nuestra lucha es por considerarlos una contraofensiva reaccionaria, para mantener los privilegios de clase, de la oligarquía criolla en su relación de subyugación al poder capitalista, y que a su vez inmediatamente esta, hizo cuadrado alrededor de ese vende patria, esclavos incondicionales al dios dinero, fervientes creadores del capitalismo salvaje, manejaban un ansia desmedida de enriquecimiento y ya habían hechos sus cuentas de ganancia para los próximo 15 años, por lo tanto daban el todo por el todo, para mantener la hegemonía en nuestro continente, se aliaron incondicionalmente con los Yankee permitiéndoles a estos cualquier maniobra para incrementar sus intereses, que se pude solo definir el día que leí en un muro la siguiente frase: “Un pueblo lucha por siglos contra la explotación y tú nos traicionas en un segundo de distracción.” 
“Betancourt vendiste tu dignidad y la de una nación para ser solo un serbo del poder.” 
Seguían en los muros apareciendo frases como libros abiertos a la lectura histórica. “Betancourt hoy tu vivir es indigno, mañana tú muerte nos devolverá la dignidad” 
Un hombre no puede escapar a su época, pero lo que si puede hacer es digerir la época histórica, dentro un marco de concientización del actos propios aunque la dinámica era arrolladora y no terminabas de razonar una acción, que se presentaban diez, trate por todos los medios de cuantificar cuál era el punto mayor del malestar colectivo. 
Para pararte contra la historia, contra el designo debes tener una estatura elevada en desmedida contra lo establecido, en contra de quien va la lucha, y de esa manera hablar con los mecanismos non consciente del colectivo, para imponer una línea de lucha e ideológica pero luego estos te preguntan. 
-¿Pero eres tú el electo? 
La verdad no sabía que el universo tenía sus elegidos, me imaginaba que era por meritogracia, que el líder debe emerger del fragor de la batalla, aunque estas consciente que hay determinados cambios, viene un empeoramiento no puedes hacer nada si no eres el elegido. 
Porque puedes tener la totalidad de la comprensión del proceso evolutivo del pueblo, un hombre siempre es la visión condicionada de su momento espacial/temporal una millonésima parte del punto en el segmento de la línea que describe el infinito en el ciclo tiempo, nada en valor aproximativo entonces la lucha es también en contra de la imposición del Espacio/tiempo, una revolución universal para derrocar las formas mecanicistas que modelan al hombre. Por ello el intento seria como encontrarse desnudo delante la historia, porque no basta saber, debes estar incluso dentro del contexto objetivo con el rol asignado 
Ese rol asignado es donde el universo deposita el límite temporal/espacial. Pero si tienes la claridad de los hechos y sus advenimientos, te levantas de buena mañana para profetizar, predicando en medios a las aguas, sobre los tiempos que vendrán entonces serás tú el macho cabrío a sacrificar, pues de lo que profetizas tú muerte sigilaría el mensaje para darle el carácter universal para la nueva era que se abrirá delante de ti, que vendrá en forma de la variante tiempo añadiendo el argumento, a la constante espacio que abre al libro de la vida. 
Entonces entendí; porque en tu época ninguno te escucha, no hay configuración de la realidad que ves y de la visión que divulgas. 
La radio entraba en la casa con gritos y anuncios de la exagerada demagogia del presidente, siendo un buen orador con un buen dominio de la retórica impactaba, lo que no se daba cuenta que la terminología de su léxico se mantenía en un espacio físico mientras en el tiempo nosotros cambiábamos las bases y era la terminología lo que hacía de su lenguaje un mensaje incongruente, de esta manera al catalogarnos de cabezas caliente, nos puso un estigma que los ciudadanos percibieron como bueno, mientras él seguía su política de servilismo al servicio de los intereses de una minoría. 
Mientras en nosotros germinaba una convicción que debíamos hacer una revolución popular y por ellos debíamos despertar las masas a la fe revolucionaria, mediante el adoctrinamiento...





revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Vie Jun 14, 2013 11:08 pm

revolucion1954 escribió:
Capitulo IV

Literatura Social Venezolana 

Narrativa 

LA HISTORIA DEL COMANDANTE SOL.

Mientras en nosotros germinaba una convicción que debíamos hacer una revolución popular y por ellos debíamos despertar las masas a la fe revolucionaria, mediante el adoctrinamiento de la militancia según se forma un credo que la revolución es una prioridad universal y que esta última revolución cueste lo que cueste seria nuestro único y fijo: comandamiento. 
A la reunión fuimos invitado yo y mi compañera, era de noche en la oscuridad del corredor tome de la mano a Yurima, delante del altar estaba Arimar escuchaba historia fantásticas que desde el alba de los tiempos le contaba la tatarabuela Emperatriz, en el salón esta vez además de los tatarabuelos Pedro y Yumare estaba Bolívar (este fenómeno es extraño me dije; pues cuando aparece es porque algo le pasara a su pueblo, alguna agresión de alguna potencia extranjera) envuelto en una manta y junto al fuego había una visión de la junta patriota reunida en aquel día caliente por los lados de la plaza mayor, cuando jugaban a fundadores de naciones, vientos de guerra de grandes proporciones el presagio que nos embargaba, sangre hermana derramada para la fundación de la nueva patria, mientras las invocaciones seguían el aire esparcía el aroma de la hoja del tabaco, la visión me dejo en alerta, esta vez no era un juego, íbamos a luchar contra grandes intereses contra los poderes de la tierra. 
Al bajar de la escalera, Candelaria hablaba con Macumbé del cacao que no había, “se pierden las esencia de las cosas buenas, de las cosas útiles, de las cosas genuinas, estaban sentadas cercas del pilón pasando los calores de la tarde. Al salir al patio dijeron. 
-No, la mujer debe estar siempre un paso atrás, porque el altar tiene necesidad de sus rezos, la prole de sus cuidados, la compañía cuando las rejas se cierren. 
Nos miramos y tomamos el hecho como un acto natural, éramos formados en uno; entonces la compañera de lucha, la cómplice de la clandestinidad, la amante, mujer, madre, la fuerza eversiva de mi ser se regresó, besándome, un beso de común insurrección con su amor y su consentimiento, desde el alto de la escalera la vi con Arimar en brazos, con la certeza que su corazón batía por mí, lo que necesita un hombre para fomentar una revolución tener la guardia cubierta en la retaguardia. De esta manera añadía un sentido más a la lucha por la seguridad de que mi descendencia, mi herencia, estaba al seguro debajo la guía de mi compañera. 
Cuando me monte encima de la moto, sentí la repetición histórica del acto de montarse a caballo, tantos siglos en guerra dando la contribución de sangre y dolor para asegurar los cambios de mañana cambios continuos que forjan el desarrollo de los pueblos. 
De todas manera vaya como vaya irá bien, pues si no vas a la guerra ella viene por ti a tocar la puerta de tu casa, entonces será peor. 
En la reunión éramos casi todos los mismos adolescentes que una vez queríamos tumbar la dictadura, como nueva formación política y con la prueba irrefutable de la traición y el entreguismo de la clase dirigente, al imperialismo americano y al capitalismo mundial, de nuestros recursos minerales y financieros se declaraba el inicio de la lucha armada el unánime juicio de criterio estaba consignado a la opinión publica en los muros de la ciudad, en los panfletos de propaganda. 
Y de la historia contemporánea: 

“Para un Pueblo digno lucha continua” 
“Vendiste la patria de Bolívar al Yankee tu patrón” 
“Desde hoy contra de ti con todos nuestras fuerzas” 
“Dirigencia desviacionista queremos nuestro destino” 
“Tus palabras vil demagogia para engañar toda ideología” 
“Nuestra lucha nuestro brazo armado, no quedará sin respuesta” 
“En contra de ustedes el juicio unánime de la historia y de nuestra revolución” 
“Un pueblo lucha por siglos en contra de la explotación, y tu Judas nos traicionas en un segundo de distracción” 

Esta vez no éramos los niños que nos reuníamos en la librería del republicano Sr. Macías éramos jóvenes adultos, una generación que había madurado en diferentes realidad de este planeta, teníamos crecimiento intelectivo de formación política, pero estábamos deseos de la praxis pues la reuniones en la que solo se hablaba eran ya demasiadas y el discurso estaba agotado entonces teníamos la voluntad firme de iniciar el proceso subversivo, hasta sus últimas consecuencias no queríamos una conspiración, sino un proceso puro y sin límites con el deseo impreso de difundirlo por todo el continente para cortar con el servilismo al imperio de nuestra clases dirigente y a la hegemonía que los poderes económicos mundiales que se estaban apoderando y monopolizando cada medio de producción y de los recursos naturales, de los recursos financieros a escala mundial, un desafío que valía la pena integrar para poder decir un día a la historia; yo luche allí y me opuse a esos poderes. 
Pero estábamos en la inercia del movimiento en cero, todo el caudal todo el potencial no lograba arrancar con una acción práctica como lo reclamaba el momento. 
El compañero Héctor propuso la acción de propaganda pues nosotros sabíamos o estábamos al tanto de los acontecimientos pero la población no. 
Tinta, papel, imprenta se encendía de nuevo la pasión de otra época, de otros tiempos que teníamos en la época de la dictadura, de esa manera organizamos las células con las imprentas clandestinas en que teníamos que preparar los panfletos, en esto también Yurima nos ayudaba a redactar los textos, buscar la pintura para escribir sobre los muros y para este efectos la ciudad se trasformaba en un libro abierto con paginas intercaladas de matices en la que se escribía la gesta Frases libertaria, frases con nuestras verdades, frases del sentir profundo de extracción popular, lo que demuestra que los tiempos cuando son maduros regresan como revisionismo. El joven en un momento de su vida quiere entrar en el hacer por saturación de las tesis teóricas, por ello muchas veces se desborda a situaciones negativas por no encontrar como drenar su capacidad creativa. 
Macumbé me vio sin camisa y me llamó. 
-Ven, esas marcas están demasiadas rojas, vamos a consultar. 
Parecía una simple consulta cuando encendí la cachimba espiritual y ella encendió las velas, el ensalmo se complicó, tanto que tuve que ir a comprar esencias, cordón, velas, para hacer un trabajo con velado. Para invocar conocimientos ancestrales lejanos, profundos de tiempos imperturbables formas y conocimiento de magia que trasciende a la humana razón donde hierbas, raíces, plantas dan los dones para adversar los imposibles. 
En la hoja del tabaco, se anunciaba guerra de hermanos con traiciones, conspiraciones, chismes, envidias; las pasiones humanas se desbordaban. Los espíritus pidieron la presencia de Yurima para preparar los tiempos del advenir; cuando el futuro es presente. 
Se extendió para hacer de banco y en la concentración de espíritus fue tan numerosa que se tardó 7 días, hasta que bajó el que guarda las definiciones y las identidades de los pueblos para dar una definición y fue Yurima; la que mantiene los eventos en la tierra. 
Formas de más allá que se manifiestan, salieron del trance y regresamos a nuestra formulación diaria, mi nuevo escapulario estaba compuesto y cuando el cordón lo tercie en mi pecho, sentí que una fuerte seguridad me embargaba.
Fui llamado por la dirigencia, varios de ellos ya eran clandestinos, me preguntaron si estaba decidido de tomar la lucha armada, como único instrumento revolucionario a disposición, convocaron a Yurima, pero le explique que por motivo familiares la camarada está en servicio pasivo, entonces me asignaron el Grado de comandante y el apelativo Sol. 
Comandante Sol, entonces sentí un resplandor que me proyectaba y entendí que Comandante Sol sería una historia, formaría la historia. Yurima quedo como la camarada Lux. De regreso a casa no hacía sino repetir el grado y el apelativo, a cierto punto tuve la percepción que me hablaba desde el futuro y que incidía en mi comportamiento. 
Formábamos un núcleo de correspondencias de logística, pero de necesaria identificación dentro del proceso psicológico de identificación de la militancia para poderte reconocer a ti mismo, dentro del conglomerado de lucha para el desarrollo sistemáticos no solo de lucha sino cohesión de grupo de los cambios-sociales-culturales-generacionales que era parte de aquella evolución que se extendía y crecía con la ciudad. 
En poco tiempo el movimiento se había convertido en fenómeno de masa, estaba en la universidad, en los liceos, dentro de algunos cuarteles donde los hijos del pueblo custodiaban las armas. La indignación a medida que el gobierno avanzaba crecía, pero, porque siempre hay pero, no todos los que gritaban en contra al gobierno eran revolucionarios, había infiltrados pues siendo en principios un mismo partido y acostumbrado como estaban a la mentira, a la traición y a las viles pasiones infiltraron agentes para contrarrestar la onda expansiva del M.I.R. con la información que obtenían iniciaron los mismos métodos de la dictadura, pero con mayor énfasis pues ellos habían sido clandestinos y militantes e iniciaron los arrestos, allanamientos, secuestros, homicidios y formaron las bandas armadas de Acción Democrática. 
El problema de ser un órgano de propaganda es que te divorcias de la realidad, justamente la que quieres cambiar, fue en la marcha universitaria hacia el parlamento a la cuál asistimos muchos que habíamos manifestado en las marchas estudiantiles contra el régimen de Pérez Jiménez por costumbre llevamos la bandera, cuando llegamos frente a los pelotones de la guardia nacional, algunos estudiantes se envolvieron en la bandera e iniciamos a cantar el himno nacional, la guardia nacional tomó la posición de firme, pero vino una contra orden y tomaron las penillas y empezaron a pegarnos, rompieron el tricolor, incluso le pegaron a las estudiante, lo que nunca había sucedido en la dictadura, en la confusión corrimos, luego reorganizamos las filas tomamos nuevamente las banderas y marchamos de nuevo, y de nuevo nos agredieron como para romper el último vestigio de romanticismo antes de la lucha armada. La sangre que cayó ese día desangrando nuestra tierra. La sangre allí derramada, nuestra sangre ingenua fue el detonante de la violencia en escala nacional. 
El régimen dictatorial siempre respeto la bandera y el canto del himno nacional nunca se le pegaba a una estudiante esto era la parte más difícil de digerir. 
¿Contra que habíamos luchado? 
¿Qué cosa habíamos llevado al poder? nos preguntábamos continuamente. 
Los desaparecidos, los torturados, los mutilados ¿porque habíamos sufrido? 
El proceso subversivo contra los poderes oligarcas, era estado desviado sin nuestro consentimiento, por ello la crítica dialéctica al nuestro proceso de revisionismo histórico era inevitable y abierto al debate. 
Un grupo de jóvenes tomamos la decisión de pasar a la formación militar en un campamento guerrillero ubicado en la montaña el bachiller, era un hecho y un momento tanto esperado. En la mañana temprano cuando salí al patio estaba Emperatriz y Candelaria alternándose en el pilón moliendo las semillas de maíz y cantaban a la tierra de la contribución-sacrificio del hombre a ella. 
El hombre está cubierto de luto como mártir de cada época. 
Va el hombre elegido al sacrificio de la patria. 
Nací de ti tierra y regresaré a ti cubierto de esta vida la cuál donaré. 
Desde el alba al ocaso hago holocausto de esta mis generaciones. 
-Yumare mijo te olvidas de tú cordón que está en el altar Matilde lo está preparando. 
Regrese por la escalera con la percepción del misterio, la interrogante sobre la duda, en el cuarto del altar Matilde invoca a los espíritus y me dijo: 
-Quítate de la camisa. 
Me espalma el ungüento sobre la piel su olor a bálsamo, me envolvió, me dio el cordón y la camisa se adhirió a la piel como una segunda piel, protección y salvaguardia, mientras salía Macumbé me corta el paso y me da un revolver cargado. 
-Esta arma es vieja, pero ha luchado muchas veces, era del general en la época de las guerra civiles, hijo mío no te dejes joder, trata de regresar. (Mientras una lagrima baja por su piel color Ébano) 
Desde el alto del balcón me saluda Yurima. 
-Yumare cuando regreses tendrás otro niño esperándote. 
Un hombre debe hacer, lo que tiene que hacer, en el momento que el tiempo cruza sobre el espacio, porque las circunstancia son testimonio, la mujer queda atrás dando su consenso al hombre en la proposición de expandir el límite, más allá del límite en Cristo. 
Los carros nos llevaron hasta el pie de la montaña, donde un grupo de hombres se adentró en la espesa vegetación dentro del monte rumbo al acampamento, mientras subíamos el paso del ruido urbano dio paso a un silencio, en el cuál el canto de los pájaros eran lo único que interrumpía el silencio. 
Me vino en mente que al salir de la ciudad en un muro leí una frase: 
Compañeros vuestra muerte, la llevaremos por siempre en nuestra lucha. 
Firma el futuro. 
El acampamento lo levantamos según lo que nos indicaron, nos dividimos las obligaciones, pero ninguno se acordó montar la garita y para el colmo dejamos la fogata encendida. 
El sueño era profundo no acostumbrado al vivir en ambiente rural, cuando los primeros disparos desgarraron la noche, hiriendo la obscuridad, sentí que una mano fuerte me oprimía el brazo, como en el desvió de los tiempos y me arrastraba en medio del tiroteo cruzado, hablándome en lengua extraña como murmullo de riachuelo, me recordé de un rezo que jamás había escuchado e inicie repetirla. 
Ánimas que en medio de la oscuridad 
Conservan la luz y mueven la acción. 
Hágame invisible a la muerte, hazme suspiro de aire, cruce de tiempo. 
Espíritu que del más allá conocen la fuerza de los hombres. 
Desvía de mí su mirada, haz perder impulso a la bala, detén la acción antes del inicio. 
Haz de mí una hoja errante, palo de monte, raíz de tierra. 
Que mis pies no toquen el suelo, levántame en medio de la muerte. 
Hazme intangible, que mi piel resista a las balas. 
Soy cruce de fuego, soy cruce de agua, soy cruce de tierra, soy cruce de aire. 
Soy éter que en la mitad de la noche se expande. 
Hazme rodar por las laderas como piedra. 
Advierte al enemigo que los caminos están cerrados, que los senderos no develen mi paso. 
Amen. 
Los compañeros todos jóvenes que habían llevado a ese gobierno al poder, que hoy los masacran sin piedad, pasaron a saludarme uno por uno en el fondo de un barranco, en el cuál me encontraba entre dos árboles en el concebimiento del misterio, uno a uno le di el apretón de mano antes que se trasformaran en luz. 
-Que vaina Yumare sin poder disparar un tiro, ni siquiera uno. 
La tierra estaba esparcida con sus cuerpos, regada con su sangre. 
Tierra y sangre 
Pólvora y fuego 
Angustia y dolor 
Al amanecer me desperté a la vida sin haber pegado ojo, tenía algunas heridas, la camisa estaba acribillada pero mi piel intacta, la herencia ancestral me había salvado, en vida entendiendo para seguir comprendiendo, caminaba sin una motivación precisa, ¿pero qué dirección puede haber quien sufre una masacre? Después me encontré al camarada Héctor en nuestra mirada había un concentrado de cada misterio que impresión al hombre. Nos intercambiamos los cordones de salvaguardia y protección, por si la muerte regresaba con la contra y si nos encontraba éramos imperceptibles. 
-¿Cuándo cuesta despertarse de las tesis a la realidad de la lucha armada? 
-No sé, porque esta aquel que no despierta nunca. 
-Para ser un verdadero revolucionario hay que tener una convicción inquebrantable de la realidad que se va a cambiar. 
A la casona llegue, como anima condenada de quien huye del diablo, caminaba sellando mi paso, escondiendo mí sombra, perseguido por la muerte, con las entrañas que me ardían. 
Le conté a Yurima lo que aconteció y le dije: 
En este mismo momento parto para las montañas del occidente, porque allí hay una guerrilla verdadera, la sangre de nuestros compañeros clama desde la tierra, clama desde el profundo de la noche, clama desde los cuatro vientos de esta nación, honor al caído, honor al pueblo, honor a la lucha armada, ni un paso atrás en nuestra legitima lucha. 
Los periódicos publicaron la foto de los estudiantes, muchos estaban aún en las cobijas, muertos en el sueño, el sueño utópico de la sociedad ideal, después mostraron las armas que no teníamos, así empezaron el exterminio de una generación, así inicio la desinformación, la tiranía déspota de ese vende patria. 
Partí para Occidente, con el alma hipotecada por los eventos cuando salía de la ciudad leí sobre un muro; 
Cada hombre es una lucha, cada caído es una victoria. 
Firma el avenir. 
La célula guerrillera que me incorpore era dirigida por la comandante Camilo el primer problema a solucionar era el auto financiamiento, tomamos la decisión de organizar un brazo armado especializado en asalto a bancos por el auto financiamiento a la lucha armada. Se instruyó a buscar militante que trabajaran en banco, para poder obtener información sobre el movimiento del circulante y de esta manera, desviar el capital del uso impropio que le estaba dando la oligarquía; el acumulo de circulante en pocas manos para de esa manera, poder continuar las clases popular oprimida por no tener acceso a los recursos financieros, por esa razón debíamos darle un uso social al capital para invertirlo en la lucha armada, las reivindicaciones de la clase proletaria, y por la construcción del socialismo real. 
La primera acción de autofinanciamiento fue un banco en Barquisimeto, el comando se constituyó en las F.A.L.N. La banca era in un centro comercial muy abierto en ese momento se habían suspendido las garantías constitucionales, en total éramos seis dos adelante que debían someter a la vigilancia armada, dos que entraban inmediatamente en acción y asaltaban las cajas y dos que debían cubrir la retirada. 
Al entrar en acción se gritaba las siglas de nuestra agrupación: 
-Somos de las F.A.L.N. esta es una acción de guerrilla, ninguno se mueva 
Decomisamos las armas a los vigilantes, mientras los otros dos saltan a tomar el efectivo, el gerente se pone nervioso y tarda en abrir la bóveda salimos justo en el momento, que un camión militar trasporta soldados, entramos en conflicto con ellos, pero el manual dice de abatir al oficial y eso hicimos luego instigamos a los soldados a rendirse y eso hicieron los reclutas, al no ser un ejército profesional son más sugestionables la guardia nacional en cambio no se hubieran rendidos, de todas manera en los panfletos que repartíamos explicábamos a los soldados que no debían oponer resistencia y se les ordenaba de entregar la armas de ponerse de cara al suelo y las manos en el cuello de esta manera evitaban el conflicto a fuego. Un muerto y dos heridos y la recuperación de los fusiles para la causa revolucionaria, las operaciones de autofinanciamiento eran continuos éxitos y se multiplicaban la causa porque ganaba adeptos continuamente, la causa era también que el gobierno no lograba despegar con buenas políticas económicas y a cierto punto creo que los militares mantenían el actual gobierno, solo para vengarse por el derrocamiento del General Marcos Pérez Jiménez en contra sentido; “Querían democracia ahora téngansela, una guerra civil.” Una vez el presidente respondiendo a una acusación de despilfarro y apropiación del dinero público, dijo: “Que se me quemen las manos si toque el dinero público.” Según la noticia oficial fue la dictadura dominicana la que le hizo el atentado, pero sin muchos preámbulos las manos se le quemaron, ese hecho nos dio un nuevo empuje, pues el quedo víctima de sus palabras, pues delito en su régimen había mucho peor que adueñarse del erario público. La acción armada se volvió rutina, asaltábamos pequeños cuarteles, comisarias, prefectura para obtener armas, la lucha armada estaba planificada de pequeña a grande, mientras nos hacíamos fuertes y nos multiplicábamos para derrocar al traidor de los ideales sociales de la nación, coincidió que en la formación urbana se desató la violencia que en cierto punto me afectaba ya que quería ir directo a tumbar al gobierno y no al desgaste del enfrentamiento entre ciudadanos, pero era un subproducto inevitable pues homicidios, secuestros, torturas abundaban y nuestra respuesta de fuego no se hacía esperar, especialmente en los llamados teatros de operaciones donde el combate era directamente contra el ejército y las atrocidades se llevaban a cabo en impunidad y complicidad de los cuerpos represivos como tirar desde los helicópteros a combatientes, previamente torturados de nuevo lucha fratricida y me preguntaba; ¿Cuánta sangre se necesita para fundar una nación? Debido a la represión muchos pasaban directamente a la lucha en la clandestinidad y se daba el caso de denuncia de vecinos por enemistad, envidia, chisme etc. Que minaban la vida del ciudadano común, el dicho no meterse en lio para no aparecer, perdió el sentido pues por variadas razones la policía, arrestaba aún a los que no militaban en las filas de la subversión. Esta acción llevó a la población a ver a la policía como un enemigo y recuerdo una frase escrita en los muros: “Haz patria mata a un policía” lo que demostraba lo degradado del vivir en nuestra sociedad. 
El dinero es un elemento extraño, tiene un crecimiento endógeno se reproduce al contrario de la planta en sentido externo, sino en sentido interno no basta nunca siempre tienes que buscar más y más (¿quién lo habrá inventado, un hombre sin oficio?) así que tuvimos que organizar toda una logística en gran escala para saltar bancos, empresas y todo lo que tuviera circulante. Una logística bien compleja que incluía pistas de aterrizaje en haciendas. Nos movíamos en todas la nación, asaltando bancos, usando técnicas de distracción como quemar carros en puntos diferentes de la ciudad o asaltar una estación de policía de esta manera concentraban sus efectivos en otro lado de la ciudad, mediante pequeños enfrentamientos, ciertamente al poco tiempo me di cuenta que estaba adicto a la adrenalina y que este recurso era completamente emocional, dejando un área lógica mental que se retroalimentaba continuamente de esta acción. 
De nuevo el luto, el llanto de mujer, el abandono del niño, la muerte del hombre, de nuevo el magnicidio la sangre que escurría sobre la tierra, la orgia de dolor y muerte el tributo al ente destructivo donde descendíamos al ciclo esquizofrénico destructivo, es tan fácil me decía hasta de contagio lógico, cuando se desata esta acción de la eliminación física del adversario, pero este mundo está constituido por sangre, desde sus cimientos, las guerras han impuesto las imposiciones violentas han formado las civilizaciones, el dominio del fuerte sobre el débil de quien es avanguardista y de quien es pasivo no puede ser de otra manera, la guerra es renovación de las sociedades si no se enferman, se depravan, se corroen ha sido siempre así en la historia de la humanidad es un decreto natural, cuando se ven los heridos, el dolor que se exprime, los niños huérfanos en su soledad, el cadáver sin aliento de vida hace que se deteste la guerra, pero luego regresa a nosotros con más auge la subestructura mental de la esquizofrenia, está en nosotros seres humanos y está en el conjunto integrada en la socio-cultura, el impulso destructivo-autodestructivo es intrínseco en nosotros, nos contagia impone sus comportamiento basta un impulso puedes estar escribiendo una prosa que eleva el espíritu y a los pocos segundos, estar combatiendo desenfrenadamente sin límites, está en nosotros, es cíclico nos condena a entrar en la espiral de violencia con periodicidad precisa. La vida de un guerrillero sudamericano, está hecha de largas marchas en la foresta húmeda con su uniforme verde, como el color del monte alto, el fusil al hombro, el morral y la compañía de tanos animales que te siguen en el monte, los acampamentos duran pocos días para no ser localizados. Cabe razonar que una guerra, es una guerra pero en las largas caminatas, me enriquecía hacia mis adentros inmersos en aquella exuberante naturaleza, aquellos rayos de sol que penetran la vegetación iluminando su trayectoria, reflexionaba: ¿Cuánto falta para plantar este pueblo? ¿Cómo se forma una guerra civil? son tantas las respuestas que se pueden dar, pero ninguna calma el dolor producido por tantas muertes, el abandono del que queda en vida, marcado por el recuerdo de los eventos, no, no hay respuesta racional por más que me aíslo dentro de este hábitat que su aroma su hábitat me catapulta a la introspección. Porque los animales del monte a cierto punto para alimentarse se apropian del cuerpo de otros animales, esa fuerza destructiva es animal, pero es humana también, además de alimentarnos eliminamos físicamente a nuestros oponente por un concepto político, además del mecanicismo estamos atrapados dentro de los esquemas de razonamientos atávicos fijos, rígidos, cerrados sin la posibilidad de nuevas argumentaciones. ¿La argumentación? Tiene valencia tiempo es la que desbloca el esquema, por ello tardamos tanto en activarnos en la lucha armada y nuestras reuniones por tanto tiempo eran solo revisionista. Es cierto las argumentación son las que permiten que el esquema se ensanche, se vuelva dúctil salga de la idea fija, claro que si en estos momentos a los camaradas le digo que la lucha armada engendra solo odio de clase, divisionismo y no la remisión de las clases populares, me hacen un proceso y me llamarían traidor, por lo tanto el esquema mental no es solo individual es también colectivo, tenemos un contagio lógico nuestro emotivo está conectado y forma un conjunto que a su vez desarrolla una propia dinámica, de la cuál somos subyugado sino mantenemos una independencia intelectiva, el meollo es que el hombre posee una conciencia intelectiva y una conciencia emotiva, las dos son producto de uno pero diferenciadas según su propiedad y función, la emotiva es la que nos conduce a estos desafueros, a las pasiones, a las ideas fijas, nos contagia con elementos psicóticos. Mientras la conciencia intelectiva cuando logra tomar el control lógico de la mente nos eleva en la espiral de la dialéctica Hegeliana; en la acción virtuosa en la que por medios de la razón entramos en proceso de razonamiento progresista, mediante un estímulo positivo en que la razón se desliga de la condición emocional entrando en estado de lucidez mental autosuficiente de estímulos e impulsos para evitar las bajas de humor que condicionan mecánicamente nuestros razonamientos, para razonar formando una estructura a esquema dúctil que evite los procesos excluyentes que producen discriminaciones con el fin de crear una masa crítica que mediante el discurso retorico intenta la manipulación de las masas, más o menos así es. Por ello me explico que el que se eleva por encima del discurso banal y de las conductas alienadas es etiquetado como diferente por ello segregado. Claro que la lucha por formarse en un razonamiento intelectivo y el cambio de conductual que de ello se derriban son desviados por la conciencia emocional en externaciones de desorden moral, en ello el hombre se juega su estructuración del Yo por la configuración de un falso Yo, que es estructurar el Ego. En vista por todo lo antes expuesto un luchador social no es aquel que mediante un comportamiento permisivo en que la bebida, los estimulantes, los privilegios de clase, el uso sistemático del sexo en forma promiscua, el excesivo gasto público, hace un uso indebido del poder político, el cuál le es asignado por el pueblo, para la solución de la problemáticas existente y de en rumbar en lo posible hacia la nueva era, por ello se debe aplicar una iluminada conciencia de clase y una estricta moral revolucionaria. 
Un correo llega distrayéndome de mis distracciones intelectivas. 
-Comandante Sol, el politburó le hace una petición de elaborar una proclama para incitar al pueblo a la lucha armada 
Proclama 
A los ciudadanos de esta nación de parte de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional invita a todos los compatriotas a subvertir el orden constituido ilegalmente por el vende patria Rómulo Betancourt; traidor de los ideales de justicia social, serbo del poder oligárquico, vende patria a las multinacionales de nuestros recursos naturales, de nuestros recursos de producción, de nuestros recursos financieros. 
Asesino de juventudes, Martirizador de pueblo, enemigo declarado de las clases populares. 
Nuestra lucha armada digna y libertaria que en estos días combatimos contra su gobierno déspota, de un gobierno tiránico compuesto con la escoria política que vilmente y a espalda del país pactó con sus amos Yankee el entreguismo de nuestra nación, un pacto indigno de los hijos de Bolívar. 
Esta lucha que combaten contra nosotros los soldados hijos también de esta patria, nos entristece y nos enluta cuando caen abatidos por nuestras armas las cuáles tenemos destinadas con el fin de alcanzar la libertad y de esa manera instaurar un Estado Social de políticas económicas igualitarias y de justicia social, para producir las mayores felicidades que sea posible a la nuestra población. 
A estos soldados les ordenamos por el bienestar de nuestra patria de volver cara y sus armas apuntarlas; Contra los que roban la nación. 
Contra los órganos represivos del estado que torturan, secuestran y asesinan a los patriotas, 
En Contra de los que hoy gobiernan de espalda al querer popular. 
A la policía les ordenamos enfáticamente de suspender las torturas, el asesinatos sistemático de valiosos combatientes que en este momento de profundo dolor patrio luchan contra las injusticias y el degrado moral de este usurpador de la voluntad popular 
Esta lucha dolorosa y fratricida es el sacrificio para alcanzar altos ideales como la formación de un gobierno socialista en que las riquezas sean distribuidas equitativamente a todos, mediante la socialización de todos los medios de producción, los recursos de producción y de los recursos económicos por lo tanto o ricos todos o pobres todos. 
Por lo tanto concordamos que todos aquellos que hoy se enriquecen ilegalmente del hambre y de la desesperación del pueblo, mañana serán expropiados de cada bien y medio de producción. 
Unidos todos en esta lucha le pedimos a la población en general actos de sabotaje en sus puestos de trabajos, en la calle, en los medios de comunicación, de los servicios públicos, quemar, interrumpir, romper cada servicio e infraestructura que sirva para que este gobierno se perpetúe en el poder. 
¡Un pueblo unido jamás será vencido! ******************** ¡Hasta la victoria siempre! 

Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar 

Los escritos son estructuras que tienen varias fases, entra y sale de las subestructuras mentales, además que el discurso posee una estructura progresista tiene también una esquizofrénica de destruir, no se puede desligar una de otra, es una simbiosis. 
Además de la lucha armada, en las zonas rurales dábamos clase de alfabetización, asistencia médica, asistencia agraria para mejorar la producción de los cultivos. Lo curioso es que las personas son refractarias, mientras las enseñas, más aprendes sino es así el instructor entra en la rutina del repetitivo y no se retroalimenta y sus enseñanzas son estéril pues la retroalimentación siendo un aliciente estimula progresivamente el entendimiento y hace que el esquema se mantenga en continuo crecimiento. 
A veces la acción crítica de auto revisionismo se cuela espontáneamente preguntando. 
¿Y cuando tienes un libro en la mano y al lado un fusil, no entras en fase de contradicción del método de la lucha armada? 
Después de ser expropiados del romanticismo pre-revolucionario, la lucha armada tiene una obligación moral dentro del principio ideológico, que cada cambio produce un dolor de inicio por el hecho intrínseco en si mismo de génisis del moto. 
Por lo tanto en la próxima revolución detente en la fase de retroalimentación elevándola a conciencia de clases, antes de fomentar el odio de clases que cierra la razón y se forma en furor de pueblo, ímpetu de ira, pasión a la violencia que ciega la conciencia humana y lleva al homicidio colectivo, tiene que haber una concientización para salir del ciclo destructivo y 
entrar en la espiral virtuosa para construir una sociedad estimulante y gratificante de la creatividad en la que el ciudadano pueda desarrollarse con una adecuada comunicación con sus semejantes mediante la creatividad y sus técnicas artísticas. 
Si nuestra lucha fuera contra una potencia extranjera pero son hijos de esta patria, de estos campesinos que nosotros enseñamos a leer, técnicas de cultivos, asistencia médica para después enfrentar a sus hijos en las trincheras de la violencia. 
Nuestra guerrilla estaba bien organizada y compacta y viéndola desde el punto de vista orgánico creo que este es el sistema de vida que gusta en esta nación, una interminable movilización, en pie de guerra, fusil en mano ejerciendo un autogobierno, comité populares desafiando al imperio, a los poderes económico, para forjar el modelo productivo, social, cultural y sembrarlo en todo el continente como instrumento para abatir las oligarquías que fomentan la explotación que es la causa que la sociedad entra en regresiva donde individualismos, egoísmos fomenta la discriminación entre sus ciudadanos, por ello hay que regresar al inicio al nomadismo donde la sociedades era compacta entre sus miembros eso para mí lo que fomentábamos con esta guerra de guerrilla. 
La estrategia de la guerrilla urbana es diferente, estas siempre con la idea que en cualquier momento te arrestan, ves policías por todos lados, tienes siempre gente a tu alrededor, aun en un conglomerado te sientes solo, se forma una des comunicación entre realidad objetiva y realidad subjetiva y se entra en acción autista. En cambio en el monte, inmerso en el verdor de la foresta aun cuando montas garitas, te sientes acompañado estas abierto a los sonidos de ella, al canto de los pájaros, al chillido de algún animal, al murmullos de riachuelos, ríos y cascadas es simbiosis el uno con el conjunto. Llegar a un centro habitado un pequeño caserío entras en comunicación en interacción en intercambio, impartes instrucción colaboras en sus faenas además de útil era gratificante para el propio ser pues me distanciabas de la acción destructiva. 
Con el contacto con la sociedad agraria, al inicio teníamos una actitud de superior a inferior pues el concepto igualitarios es una visión horizontal y no se proponía pues nosotros le traíamos ellos herramientas para sacarlos del subdesarrollo, pero luego mientras interactúas con el ambiente aprendes a desarrollar el sentido común, la visión práctica de la utilidad productiva de sociedades autosuficiente que poseían en la medida que les era útil y necesario, cuando concientice bien me di cuenta que era yo el propio inútil. Que hacia un sinfín de cosas innecesarias desgastaba energía y recursos en situaciones que no tenían un fin practico inmediato, a las cuáles aduje que eran las causas de tantos fracasos de las políticas del estado o políticas desde lo alto, que solo entendían ellos mientras el pueblo tenía otras necesidades en función de usos y costumbres propias generadas de una acción endógenas de sus propias dinámicas. Dentro de este contexto es descontado que nace el impulso irrefrenable de abandonar las armas, justamente porque se destaca la formación humanística, pero las circunstancias se presentan con matices imperativas. Estábamos de regreso en lo que habíamos determinado Zona Liberadas, cuando estábamos llegando al caserío San Casimiro pero rebautizado Comuna del proceso autóctono eran unas diez chozas de bahareque en el cuál habíamos estado algunos días antes, intercambiando con la población comida y dos burros que traíamos de vuelta que usamos para trasportar armas pesadas, el ambiente lo sentíamos extraño en nuestra percepción entonces nos replegamos pues ni ladridos de perros, ni juegos de niño escuchábamos, rodeamos la zona y al acércanos empezamos a oír lamentos, cuando salimos de los conucos vimos el horror habían sido torturados, masacrados habían muertos y casi muertos otros estaban escondidos en el monte por temor de que las fuerzas gobernativas de represión y exterminio regresaran. ¡Entonces! Delante la historia ¿Cómo se puede hacer para dejar las armas en estas circunstancias? Todo lo contrario hay que entregarse a la lucha armada con más convicción, abandonar los últimos vestigios de sentimientos burgueses para elevar el ser al sacrificio patrio. Empezamos a enterar a los muertos, auxiliar al herido, a cerrar los ojos al moribundo, el delator lo trajeron delante nosotros al consejo popular, nos dijo que lo había hecho por presión de la policía, pero que él estaba arrepentido no querría causar esa masacre. 
-Máteme, no sabía lo que iba a ocurrir. 
-Mire ciudadano, una bala es demasiado costosa para gastarla en usted, si estas arrepentido búscate una cuerda y ahórcate como hizo Judá, tú muerte no regresará con vida a los demás. 
-Comandante con su permiso, necesito hablar con usted. 
-Diga. 
-En privado. 
Nos apartamos. 
-Mire comandante a ese hombre según la praxis hay que fusilarlo, estamos en guerra ¡oyó! 
Sus palabras las sentí distante y me acorde de un relato, cuando Cristo fue llamado a juzgar a una adultera, y llegaron a la conclusión que no había pecado, entonces fue perdonada y por ello no fue lapidada. 
-Ese hombre actuó en baja cognición por temor, no era consciente de lo que hacía. 
-Está bien, pero hay que matarlo por sapo, sino, no ejerceremos la autoridad. 
-¿Usted se hace responsable de esa acción subcomandante? 
-Sí además es el querer del caserío. 
-Hágale el proceso popular. 
Por ello que Cristo fue Cristo, podía ejercer la Justicia, nosotros los hombres no somos justos, habrá siempre una imparcialidad. Nos inclinaremos siempre a uno de los lados. No tenemos la capacidad de emitir un juicio. 
Creo que todo hombre que alcance un intelecto a razón autónoma, suspende el Juicio pues entra en fase de relativismo… 
Además como se podía parlamentar con esos déspotas, asesinos de pueblo, que efectúan sin contemplaciones homicidios de campesinos, de obreros, de sindicalistas o de simples simpatizantes de nuestra causa. La lucha tiene muchos frente, que se van abriendo según propia dinámica y la desinformación era una de esos, los medios de comunicación de masa daban noticias contrarias y tergiversaban la realidad, dándole el sentido contrario a como se desarrollaban las cosas, por ello la propaganda martillaba a la población creando supuestos ficticios, siendo los dueños de los medios parte de la clase explotadora era normal que defendieran sus privilegios de clase. Eleazar hizo varios intentos de comunicarse conmigo para regresarme al exilio, pero no conteste, me sentía maduro de avanzar con mis propios pasos, sin la sombra paterna para conquistarme un propio espacio, mis decisiones y las consecuencias de estos debía actuarlos hasta sus últimas consecuencias, hasta el final del camino debía llegar con mis propias consecuencias. Me entere que continuamente se hacía llegar las listas de los detenidos, de los secuestrados por los órganos de represión del estado, los torturados los que deberían ser lanzado de algún helicóptero. 
Con la intención de poder salvar a su hijo, debe ser doloroso reprimir a la masa y tratar de en medio de ella salvar al propio vástago, en cambio de salvar a todos los obreros, estudiantes, intelectuales en vez de defender a esos vende patria. 
Tendríamos que tomar el ejemplo de quien por la independencia consagro su vida y sus bienes por un ideal. 
Mientras la lucha avanzaba y los comprometidos con ella pasaban a la clandestinidad, sus puestos eran ocupado por reaccionarios y la economía seguía moviéndose, debido que en otras partes del globo donde vencían la revoluciones, los contrarios por no aceptar los cambios emigraban a estas tierras, donde los oligarcas les concedían la posibilidad de seguir con sus actividades de explotar a los trabajadores, además venían también muchos emigrantes que sin ninguna particularidad, ingresaban a trabajar por debajo de los sueldos y salarios fijados por los sindicados, haciendo que sueldos y salarios bajasen, pues la oferta de la fuerza de trabajo superaba ampliamente su demanda y de esta manera se importaba subproletariado; personas que por conseguir un medio de sustento, se alienaban a las órdenes y deseos del empresario pesando injustamente sobre las conquistas ya adquiridas, por ello la emigración debe ser dentro un marco de la dignidad, porque un obrero debe tener un sueldo digno y no que se vea en la obligación de abaratar su fuerza de trabajo, el punto crítico es el individualismo, en el cuál sintiéndose aislado del contexto toma la explotación sobre su persona como un bienestar. Dentro del marco de crecimiento demográfico, la sociedad había pasado de la parte de producción de productos útiles, a la sociedad de consumo de cosas superfluas en la que se hacía un uso indiscriminado de los recursos, las personas eran víctimas de un impulso compulsivo del haber, adquiriendo cosas inútiles como una continua estimulación de la conciencia emocional de sus gustos recién adquiridos a mentalidad de pequeños burgueses, queriendo emular a las clases pudientes, llenando sus casas y sus vidas de cuando perol y cachivache encontraban, alienándose a las formas inducidas del poder político, del poder económico, del poder de rango de clase social subyugados por la propaganda se configuraban en sociedad paralela que iba produciendo una transculturización de la identidad socio-cultural, haciendo decaer los usos y costumbres criollas como atrasado o de bajo nivel. La pérdida de identidad es lo primero que se ataca cuando se va a dominar una población, pues esta acción derrumba el Yo social del conjunto y el mecanismo una vez instaurado, hace perder las referencias espaciales, la orientación cultural, iniciando por falla un razonamiento de inferior a superior con la cultura que se está imponiendo mediante el mecanismo de la pérdida de identidad, que es la que permite identificar y defender los propios intereses, volviendo la población fácilmente manipulados por la propaganda, se fomentaban valores que favorecía la mentalidad de elite, la exteriorización del símbolo de status, mientras avasallaban el estereotipo del criollo como borracho, flojo, pendenciero, incapaz, corrupto y demás adjetivos calificativos que deprimían la autoestima del ciudadano y que era parte del bombardeo en contra de la Estructura del Yo, de esta manera la autoestima del criollo se resentía desde sus raíces produciendo una búsqueda y crecimiento desmedido del modelo social importado. Justamente lo contrario de lo que hizo en su Obra Karl Marx, pues partía en que las clases obreras estando en el último escalón de la escala social, (Tomando en cuenta que el termino romano, de donde nace la definición proletariado; era ultimo entre los libertos, que no tenía derecho ni aun al botín de guerra, todo lo que poseía era la prole, mujer e hijos que podía vender.) debajo de la presión mayor se elevarían mediante la dialéctica a una posición de lucha de antagonismo con las clases dominantes, alcanzando la conciencia de clase instrumento mental que sirve de mecanismo para no caer avasallado por los fulgores y resplandores de sus posesiones, ni de ser subyugados por el poder constituido por lo tanto erigirse en conciencia de clase, en una clase con propios valores que produciría un cambio estructural de personalidad en la que la dignidad del proletariado, formará una condición de clase emergente, las clases pudientes a su vez, envilecidas por los excesivos bienes se forman en clases decadentes. Por lo tanto el Das Capital y su doctrina, era un instrumento no solo de organizar los medios de producción de determinada sociedad, sino activar el desarrollo de la personalidad, mediante el crecimiento dialectico usando la razón como el moto de cambio, la lucha de los interés generales sobre los interés individuales, fomentar la identidad de clase en contra de la alienación de clases a las elites, formación de la propia identidad de cultura popular en contra de las formación del pseudointelectualismo, en que el arte es una mercancía de intercambio en vez de ser el instrumento de reivindicación y desarrollo de la creatividad, donde la expresión artística eleva el propio sentir a un nivel de estética de la visión de la sociedad como ambiente gratificante en el cuál vivir. 
Nosotros habíamos alcanzado según mi apreciación la máxima movilización en la geografía patria se partía a una playa al norte para retirar una carga con armas y municiones, penetrar la selva para salir al llano atravesándolo a caballo o a pie para combatir los abusos de los militares, sorprendidos por un helicóptero atrincherarse para responder el fuego, asaltar los cuarteles, el ruido acudo, rítmico, sostenido del fusil automático ligero, luego los enfrentamientos dentro la selva invadidas por militares el conflictos a fuego, la superioridad de respuesta en la que el fuego aéreo era decisivo, la retirada milagrosa gracias a los rezos que cada quien tenía según los compuesto que le habían preparados, que además eran contradictorios. Según la interpretación ideológica impartida en nuestra doctrina especialmente del politburó: las religiones no estaban en líneas con la ideología de base que practicábamos, pero en estas latitudes de revoluciones tropicales a fuerte concepción de realidad mágica, nuestras creencias son particulares individuales de nuestra herencia ancestrales y se puede tener falta de todo menos de fe manifiesta en DIOS. Pues difícilmente había alguien sin escapularios una cruz, un rezo, un cordón, una oración de protección y salvaguardia es nuestra cultura, cruces, compuestos oraciones que te hacen desaparecer, transmutarse escapar a la devastación de la pólvora. Es un vivir en realidad mágica… 
Nuestras raíces emergían desde el fondo, desde el profundo de nuestra identidad, desde dentro nuestro baúl cultural, son aquella creencias adquirida por acción natural, nos dan la fuerza para continuar hacia adelante, no desfallecer aun cuando no se ve, en estas latitudes no se puede combatir sin Fe, no en estos ambientes, donde la oscuridad de la noche en la intrigada selva, con la luz de las luciérnagas, el canto del grillo, el escándalo de loros y guacamayas, el grito del mono, el deslizar silencioso de las serpientes, los ojos brillante del jaguar, elevan al hombre y su alma en uno con el conjunto que lo envuelve, que lo asimila al contexto haciéndole cambiar la interpretación rígida de la doctrina y de la ideología que se profesa. 
A cierto punto la insurrección armada, pareció madura para tomar las ciudades y de esta manera tumbar el gobierno, a tal punto que una buena parte de la población estaba comprometida, por la vastedad de la operación, era a todos los efectos al nivel de guerra por tal motivo me designaron como jefe, para guiar la toma de una pequeña ciudad de la costa oriental. En las primeras horas de la mañana, entramos en la ciudad y la tomamos por asalto, las jefaturas y cuarteles de policías cayeron rápidamente y cedieron con extrema facilidad, procedimos a liberar a los que estaban presos y arrestar a funcionarios y policías comprometidos con el régimen y sus abusos. 
Los cuarteles del ejército resistieron hasta el mediodía, luego los soldados se rindieron y depusieron las armas. 
Inmediatamente iniciamos a fortificar la ciudad, en los puntos estratégicos de ella, las alcantarillas para el drenaje fueron quitadas y funcionaron como trincheras para limitar el paso, de esta manera en la tarde declaramos la zona libre del dominio oligarca. De las políticas de explotación de la fuerza de trabajo del obrero, del mercantilismo consumista. Empezamos organizar el poder popular de participación socializando, todo lo que estaba al alcance. En las calles los preparativos para recibir en contraataque se hacían en conjunto con las personas que se incorporan a la lucha surgiendo comités y barricadas por todos lados, esto me traía la imagen la gesta de la Comuna de Paris, claro ellos lucharon contra el ejército Prusiano: (El mejor ejército de la época) por lo tanto los procesos en si, que tratan de expropiar a las clases oligarcas del poder, son siempre lo mismo. 
Las barricadas era lo que más me traía a mente el recuerdo de aquella heroica resistencia y como la historia, parece dar vuelta sobre si misma, le puse una especial atención por lo tanto a las barricadas, las hicimos con todos los medios pesados que encontrábamos incluyendo carros y camiones, pues la respuesta de fuego por parte del gobierno seguramente sería con tanques… 
La noche fue de preparativos, con las primeras luces del día llegaron los pescadores de la mar con lo que habían pescado abrieron las redes y las personas tomaron lo que necesitaban, las gaviotas volaban sobre la mar, las mujeres vendían sus pescados en sus puesto de mercado al abierto y me quede observando una que tenía una flor de cayena, grande de color rojo intenso en la oreja y su piel canela daba tonos de fuerte sugestión, los vendedores de fritanga, los ambulantes que vendían dulce de coco de variados colores intensos, llamativos, mientras el sol que anunciaba el nuevo día salía desde el mar hacia occidente las primeras luces del sol libertario que anunciaba el fin del sistema de la explotación del hombre por el hombre, la población entro en normalidad pues pensé el pueblo en si lo que quiere es normalidad, unas muchachas nos trajeron cayenas rojas, el gesto me trajo un fuerte presagio ese intenso color rojo, símbolo de nuestra lucha, lo llevamos dentro de nuestro ideario. 
Al mediodía empezaron a sobrevolar aviones, luego empezó el bombardeo de nuestras posiciones, un combinado de ruido de motor y de bomba que hacía saltar por los aires techos y paredes, la gente empezó a correr y se desató el pánico, buscaban refugios en cualquier lugar, no contábamos con el bombardeo aéreo sobre posiciones de civiles, no sé, serán impresiones mías pero esos aviones los veo extraños, eran jet veloces, precisos, ultrasonidos que a su paso explotaban ventanas, vidrieras, y casas, eran tan veloces que a cierto punto quedamos abismados con su paso. Hasta que alguien grito:


revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Vie Jun 14, 2013 11:12 pm

revolucion1954 escribió:
revolucion1954 escribió:
Ultimo Capitulo




-¡Atentos viene la infantería entrando a la ciudad! 
Entonces regresamos a tierra y nuestra mirada, quedo viendo como avanzaban detrás de los tanques un nutrido grupo de soldados. Un potente e intenso fuego de artillería nos hizo retirar hacia atrás, mientras ellos avanzaban cubiertos por los blindados, retrocedíamos y evaluábamos su potencial de fuego, llegamos delante de la segunda barricada, entonces di la orden de atacar y nuestra respuesta de fuego, los sorprendió luego las bazucas se encargaron de atacar los tanques y me trajo a la mente como algo tan pequeño detenía a un tanque, así debería ser nuestro coraje delante de los poderes mundiales. Los tanques quedaron inutilizados y entonces el conflicto a fuego regreso de hombre a hombre, dentro de mí pero tenía la duda de cuantos recursos disponían los oligarcas para recuperar todos sus privilegios: utilizando el dinero del estado, para crear una estructura militar para que defienda sus intereses. 
La noche trajo la calma, la infantería se replegó hacia las afueras, sin perder tiempo ordene de reforzar las barricadas y de mejorar el ángulo de tiro desde las casas, según la experiencia recién adquirida, se curaban los heridos se enteraban a los muertos, se les hacía preguntas a los prisioneros, una señora que curaba a nuestros heridos me confesó con lágrimas a los ojos: 
-Mi hijo es soldado, espero que encuentre a alguien que lo cure si lo hieren, y si se muere, que alguien le hiciera una oración al lado suyo. 
Después dejo escapar una lágrima sin odio, una mirada sin confines, una frase neutral de concepción Universal: 
“Ni con la oligarquía, ni con la guerrilla.” 
De esas cosas, de esas situaciones que te hacen tragar amargo y en seco, que me hace sentir aislado en la lucha, esta señora y su hijo, este comandante y su padre en barricadas opuestas, de esta destrucción, de esta sangre derramada, también se escribe la historia patria, que desde la independencia se han venido gestando continuas luchas, sin haber encontrado el gobierno justo, aún hoy. 
En la mañana el ataque aéreo fue más intenso, más preciso, más constante, haciendo saltar las barricadas, las calles se llenaron de escombros, a cierto punto mi percepción tuvo confirmación; los aviones eran de una potencia extranjera, los amigos del norte como siempre, luchando para conservar sus intereses. (Estamos luchando contra el ejército mejor equipado de esta época). 
Ya decía yo, que esos aviones eran otra cosa, fue un cálculo que no tomamos en cuenta y nos estaba costando caro, cuando se va en guerra se deben tomar en cuenta todas las variantes posibles. 
Hay que fomentar el ideal del antiamericanismo en nuestra lucha, en nuestra patria y en todo el continente, como materia de estudio a la militancia. 
Entonces empezaron conquistar nuevas posiciones, los de infantería avanzaban cubiertos por los tanques y de la infantería esta vez era superior, por lo tanto la retirada era de obligación aunque peleábamos casa por casa, esquina por esquina, nuestra retirada estaba condicionada, porque las fuerzas eran abrumadoramente mayores y nos tenían rodeados. Entonces se corría la voz de escapar, escapar me dije; 
-Vinimos a combatir. 
-Tengo hijos Comandante Sol, tengo una obligación también con ellos. 
-Los que quieran irse háganlo a conciencia. 
¿Pero no tenía yo también una obligación con Yurima y Arimar? 
Entonces para proteger la retroguardia, me quede con un nutrido grupo de voluntarios, el valor cuando limita con la locura. 
Un cañonazo que cayó atrás de nosotros me regreso al combate, ordené de disparar con la bazuca a los tanques, el primer disparo lo resistió, con el siguientes se logró parar al blindado, los ocupantes salieron mientras se incendiaba el tanque, continuaban ad llegar más tanques y nos hacían perder posiciones. Detuvimos a otro que estalló en medio de las llamas que forma atroz de morir me dije, entonces el sentimiento muerte me embargo. La potencia de fuego por parte de los gobernativos hizo de nuestra posición un punto insostenible, indefendible, así que retrocedimos otra posición, defendíamos metro por metro, por diversas calles, barricada por barricada y cada vez que llegaba a una, me recordaba de las barricadas de la Comuna de Paris y cuantas veces pensé que si llegaba a estar en una situación parecida no me doblegarían. El fuego era también desde el mar, del aire, y por tierra, una respuesta de fuego continua sin parar, que nos hacía retroceder arrastrándonos por el pavimento, ahorrando municiones. Hasta que entramos en una iglesia, y sentí un ligero confort, menos mal que nunca te adverse DIOS mío, el último refugio, erábamos unos veintes hombres llenos de polvo, cansados, heridos. En el confín, entonces entendí que había llegado el momento en que no tenía más espacio dentro de mí, nada que perder y nada que ganar, entonces siendo el Comandante, consulte con los demás la rendición, pero nadie contesto, tomando el no como implícito, pues sus miradas estaba fija en la acción. 
-¡Hasta la última bala compañeros! (Comandante Sol). 
-¡Hasta el último hombre mi comandante! (Combatiente activo). 
-¡Patria o Muerte compatriotas! (Comandante Sol) 
-¡Patria! ¡Patria! ¡Patria! ¡Patria! ¡Patria! ¡Patria! (Toda la insurrección). 
-¡Plomo con el cunaguaro, no joda! (La Insurrección). 
Entonces con renovado orgullo, cada bala que disparábamos era una reivindicación de todas las clases explotadas en la tierra de hoy y del pasado, nuestra lucha iba más allá del estricto enfrentamiento con los soldados, porque los que disparaban era un instrumento ciego de los poderes que dominan la tierra, por esa razón le hicimos frente a las fuerzas que subyugan a los pueblos. Estando dentro la iglesia, rodeados completamente, el ejército concentró todo su potencial de fuego y era tan intenso la respuesta de fuego, que la energía que emanaba el conflicto era de tal magnitud que cuando una bomba cayó detrás de nosotros mi conciencia abandono el cuerpo, y fuera de mi cuerpo vi como en cámara lenta el cañonazo de un tanque disparado directamente a la puerta de la iglesia, y con el y por los reflejos nos lanzamos al piso, la explosión del proyectil que penetro la edificación produjo un ruido ensordecedor de carácter desgastante. Hasta aquí que nos trajo el río. 
¿Porque las armas de la patria nos hieren? 
¿Por qué las armas de nuestra patria nos matan? 
¿Por qué la sangre hermana es derramada en nuestra tierra? 
Sobre la misma tierra que nos ha dado la vida. 
El impacto de una ultracañonada, me hizo saltar todas mis interrogante hacia el alto, hacia la duda y me arrojo hacia atrás cayendo al pie de altar, en aquel momento la enorme cruz de madera se separó de la pared, cayendo encima de nosotros, el fin me dije: Entonces el misterio que embarga a los hombres desde el inicio, se dio y en vez de continuar a caer se paró y trasmitió una intensa luz, pero de luz verdadera, aquella que nos da entendimiento, gotas de su sangre trasfigurado cayeron sobre mi piel, la cruz se elevó hasta colocarse debajo del techo, después yo desvanecí en la nada buscando el origen del hombre y del universo y su impostación como fin último, entrando en áreas de olvido. 
Después cayeron escombros del templo, sobre de nosotros el polvo de cosmos, y de debajo de todos esas ruinas, ruinas que caí yo y toda la nación, cuando el fuego de las armas cesaron y las pasiones destructivas del hombre se calmaron, empezaron a sacarnos de allí, pero no éramos nosotros, sino la patria la que allí yacía muerta, herida, aturdida, masacrada. 
La patria que no entendía como bravos combatientes, caían abatidos por el fuego enemigo imperialista y el pueblo en ese momento no entendía lo crucial de ese conflicto. 
Un pueblo ignorante es ciego instrumento de su propia destrucción… 
Cuando lo dijo Simón… 
Los cadáveres los amontonaban, en la plaza, los cuerpos rígidos ya cadáveres, que toma una pose inmutable, vaciados del aliento divino recubierto sangre seca y polvo de olvido. 
La luz me hería los ojos, lo poco que podía abrir, visión nublada y llena de sombras, sus rayos que abrasan las tierras tropicales golpeaban mi piel emblanqueada, llena de polvo de estrellas caídas, polvo de cal, polvo del templo, polvo de astros errantes, cenizas de expectativas inconclusas, el sueño utópico del socialismo real del anatema de un revolucionario, yacía como escombro, como ruina del ideal inmaduro del verbo ser… 
Un letargo de dolor, un lamento de delirio, un pausado movimiento del cuerpo que no encuentra una ubicación en el momento exacto por lo intenso de la situación, la tos seca del moribundo, un pasante que siente, se detiene husmea, y grita: 
-¡Aquí hay uno que está vivo! 
-¡Remátalo! 
Se acerca el capitán pistola en mano, pasos decididos, actos ya vistos, mira los cuerpos inertes, hay muchos, demasiados. 
Levanto la cabeza, en un movimiento lento en que el cuerpo toma oxígeno, actos en que el cuerpo lo hace en automático, en actoreflejo condicionado en el momento en que escapa a tu dominio, sin poder cuantificar el daño producido al cuerpo, sin nada que perder, ganando cada segundo, gozando cada respiro, intercambiando miradas de indiferencias con el público. 
-¿Estas todavía con vida? Gran carajo, no te remato, solo porque hoy hay tantos muertos, que no hay cupo en el más allá. 
Descanse la cabeza sobre no sé qué cosa, y a manera de ironía razonaba, debía mi vida porque no había cupo en el más allá. Son cosas del tiempo que pide que las acciones no sean olvidadas. 
Al ponerme sobre una camilla improvisada, los dolores eran inimaginables, como sino hubiera suficiente espacio lógico-mental, para cuantificar el dolor en toda su magnitud, pero el dolor había empujado el límite lógico mental y en ese momento sentía que tenía más espacio dentro de mí, espacio que era colonizado por la razón, demostrándome que luego de una intensa experiencia la grandeza lógica mental aumenta, justamente se podía conceptualizar todo lo que había acontecido, además los fuertes dolores calmaban en tal forma la Conciencia Emocional que las pasiones estaban apagadas en forma del no odio, y de un sentir apaciguado con toda la humanidad y de esa manera el proceso intelectivo se efectuase sin su inherencia. 
Más allá del límite, por el límite en la medida máxima en que se puede expandir el límite. 
Una vez prisionero, me fue inevitable que vinieran a mi mente un episodio de nuestra emancipación: “Bochinche, solo bochinche sabed hacer” nos dijo en aquella ocasión el precursor de la independencia americana, al ser consignado como prisionero a las tropas realistas, esa traición, ese pensamiento, nos pesa aún en nuestra historia. 
Son los sucesos, los hechos que nos forman y que a su vez, forman nudos emocionales en nuestras vidas. 
Fui trasportado al hospital y me entro la extraña sensación de seguridad y bienestar, los primeros auxilios, y mientras restaba en convalecencia, la radio trasmitía sus continuas desinformación dentro del estrecho espacio asignado, percibí la totalidad de nuestra derrota. Quien es derrotado asume una cantidad tal de formas emocionales, que recaba un espacio solo para él, y gana porque perdiendo se recupera a sí mismo, mientras el vencedor se pierde a si mismo pues la conquista o permanencia del poder le extrae espacio emotivo y lo vuelve instrumento a su fin… Nadie está exento a sí mismo, y perder es solo una posición de la que nos toca recabar espacio, dentro del marco de la propia configuración de los hechos. Al llegar al cuartel San Carlos, tuve la certeza que el haber perdido, me daría un propio espacio. 
Las noticias se iban calmando, por ello se dice que el tiempo cura todo, estos vende patria me decía son tan indigno que aun teniendo superioridad numérica y técnica se valieron del Imperialismo y sus armas para avasallar al pueblo y sus justas reivindicaciones. 
Fui llamado para la instrucción del proceso penal, la acusa Rebelión Militar en lo que estaba plenamente de acuerdo: Pues estaba franca, autónoma, en abierta hostilidad contra el imperialismo y sus serbos, los oligarcas que ostentaban el poder político en Venezuela y su demagogia guardando en mi ser, aún ganas de luchar por lo tanto en la declaración delante el tribunal penal militar a la pregunta. 
-¿Quiere usted declarar? 
-¡Sí! 
-Se declara culpable. 
-Me declaro prisionero de estado 
-¿Fue usted el responsable de la toma de Carúpano? 
-¡Sí! 
-¿Por qué motivo, realizó semejante acción? 
-Mi responsabilidad política es en todas las fase de la insurrección armada, y nace del profundo desprecio que siento delante el actual gobierno, por las traiciones a las cuáles han sometido a nuestra nación y el servilismo con que defienden los intereses de las clases oligarcas, más el entreguismo que hacen de nuestra patria al imperio, la historia los juzgara. 
-Por lo tanto rectifica en cada una de sus partes su responsabilidad en la rebelión armada. 
-Sí delante el pueblo y la historia. 
El proceso no era formal, la defensa no había y no hacía falta; Un hombre tiene el deber de hacer, lo que debe hacer en el momento que la historia lo llama a capitulo, para entrar en la página de historia, ocupar su posición y asumir la responsabilidad de los hechos que de ello se derivan, en todo su hacer en toda la extensión de los hechos así como en la horizontal y vertical del crecimiento de la experiencia en si, en que el movimiento eversivo significo según propia postura en el cuál participando activamente con una motivación de profunda coherencia ideológica y de convicción revolucionaria. 
Por todo lo antes expuesto, hice una declaración política de la irreductibilidad de nuestra lucha delante los hombres, delante al pueblo y delante la historia en honor a los valerosos combatientes caídos; puedo solo afrontar el juicio de la historia y de mi conciencia: 
“Ni un paso atrás en mi justa lucha, hoy, mañana por siempre lucha continua.” 
La sentencia fue; culpable Pero como todo tiene dos lecturas básicas, y luego otras más. 
¿De que soy culpable? De mis convicciones ideológicas, de luchar para redimir a la humanidad de la explotación continúa del hombre por el hombre, de luchar contra una oligarquía que se apodera de bienes y medios de producción para alcanzar un enriquecimiento ilimitado, luchar por devolverle la dignidad a un país en el cuál la democracia había sido vilmente traicionada en varios de sus capítulos por el Imperialismo y sus serbos, era culpable y eso me liberaba del sentimiento de culpa, que al no haber luchado me hubiera ganado el juicio de la historia como cómplice, por ellos la sentencia me liberaba de responsabilidad y me reproponia para un nuevo tipo de lucha pasiva. 
Por lo tanto la condena era solo fin a mi designo, la condena además era tan en línea que era tan larga, que aun nuestra nación no había vivido tanto. 
El cuartel San Carlos, dentro de esos muros mi razón era solo proyección del Mí, donde mis pensamientos rebotaban en las paredes, hundiéndose en la profundidad de mis reflexiones, entrando en la introspectiva del si mismo, al tratar de liberar la incógnita del fin último del hombre y del universo, estaba delante de mí como el muro de la celda en la inmovilidad espacial de mi cuerpo, alojamiento del tiempo inmóvil. 
Un hombre en su fase crecimiento, pasa: por la formación ideológica idealista, por la militancia, por la acción clandestina, por su declaración política en contra el orden establecido, por el exilio, por la búsqueda del propio ser, por la praxis que en mi caso fue la lucha armada, luego la prisión es de obligación, para conjugar el hacer propio, para iniciar el revisionismo de la propia conducta revolucionaria y de su actuación en el intento de configurar su Yo social. 
En el que la proyección individual de las causas que frenan al hombre a un desarrollo de personalidad, sean abatidas por la formación de una sociedad estimulante y gratificante del potencial del hombre. 
De nuevo a los libros, a las tesis de las teorías sociales, buscando desarrollar el propio discurso político en la formación de una dialéctica critica al revisionismo de los hechos vividos, el cuestionamiento entre el discurso y el método que dentro su temática tienen elementos contradictorios con respectos a los valores éticos y morales que un combatiente por las reivindicaciones populares debe tener y que formará el enriquecimiento de la teoría utópica de la sociedad ideal... 
Yurima poco tiempo después, inicio las visitas en la que pude recuperar ese grado de afecto que el núcleo familiar da. El hombre en su composición lógica divide la conciencia en Conciencia Emocional y Conciencia Intelectiva en cierta manera quisiera conservarme siempre en la Conciencia Intelectiva en el domino de si mismo, pero la Conciencia Emocional tiene una función irremplazable y de esta es el nutrimiento Afectivo/emotivo que necesariamente por una serie de motivación necesitamos y cuya fuente es la mujer. 
Yurima venía a las visitas, era insultada, la desnudaban, la revisaban, la vacilaban con frases; “Vas envejecer, esperando.” “Ese no va a salir más nunca.” “Olvídate del tango que Gardel murió.” “Vive que la vida es una sola.” 
En su intimidad, bajo el fuego cruzado de los enemigos ella se repetía: Este es solamente una prueba, solo una prueba, una prueba nada más. A la salida les hacían esperar formando largas colas, horas interminables de espera, todo soportado con lealtad y humildad. Resistía solo con el estímulo del amor correspondido en espacios de exclusión. 
Un hombre puede edificar un bohío, una casa, un palacio, un castillo, también una nación cuando la mujer que tiene, sepa mantenerse a su lado con firmeza, leal a su compañero, y sepa guardar la hacienda por poca que sea. 
Durante los castigos colectivos, a cada tortura, en cada maltratamiento se unía en mi la concientización de estar en el camino justo, para sembrar un pueblo. Nada se pierde en el Universo, cada pensamiento, cada razonamiento, cada imagen que se tiene en algún momento tendrá asidero dentro de algún contexto y se reformulará para de esa manera florecer, no estamos al caso en esta vida y cada uno, cada acción está conectada con el todo. 
Perder, fallar, morder el polvo de la derrota es solo una condición emocional que reproduce un sentimiento que su evaluación es un producto del condicionamiento socio-cultural, no representa una verdad pues la verdad siendo un absoluto da el mismo valor que a la victoria. La derrota te lleva a confrontarte contigo mismo en lo estrecho de la rígida realidad de la cuál no puedes escapar de la profundidad del análisis, emerge una nueva aceptación del si mismo, del fracaso emerge un nuevo objetivo con un nuevo ideal que ha madurado en ese espacio en que gestiona emotivamente su problemática, el nuevo ideal surge altamente elaborado, proporcionalmente inverso a la magnitud de la derrota, tratando de elevarse a una proyección universal, el perdedor es un vencedor interno, si sabe reconocerse y aceptar a si mismo, si logra caminar con la dignidad la frente en alto en medio de los escombros de su derrumbe. 
Una idea que parte del agotamiento del empuje inicial renovada en la derrota y alimentada de la autocrítica de si mismo perpetuará la revolución, será un cambio en el infinito camino de la evolución psico-social humana, entonces entiendes porque estas solo artífice de los cambios de tu época un fotograma dentro del infinito universo, ¿Lo has entendido ahora? 
En la calle el hombre común no se calmaba, las manifestaciones eran continuas, en la calle, en los liceos y universidades, eso daba la sensación que aún la búsqueda estaba activa. 
Vinieron las elecciones y hubo cambio en el gobierno, el tan odiado vende patria término su mandato... 
Yurima, dio a luz a dos gemelos, un varón que le pusimos de nombre Yumare y una niña que le pusimos de nombre Lux, los dos vinieron con las marcas, lo que presentimos los tiempos que vendrán. Las manifestaciones de los estudiantes producían continuas víctimas, cada año morían decenas de estudiantes por balas vagantes, un sacrificio continúo de la juventud a la patria víctimas inocentes de eventos superiores a ellos mismos, en medio de tanta agitación. 
Luego, dentro de una nota marginal en el lado izquierdo de nuestra página de historia, nos llegó un eco, un grito partía desde la tierra, un rugido angustiante recorrió el entero continente en un sentimiento ahogado por la inercia de los advenimientos contrastantes, el Comandante fue asesinado y mutilado, un escalofrió recorrió desde las cumbres andinas hasta las extremidades del continente americano. El cóndor no piso más la tierra, el jaguar se paralizó en las ramas más alta de los árboles, la guacamaya quitan de vista su multicolor plumaje para endosar el luto, el aire se llenó de pesares una nueva atrocidad en la que el imperio demostraba el poder de aniquilación que poseía, que para dar la caza a un hombre mal armado, pesimamente alimentado, al borde de la inanición, enfermo con su mochila llena de apuntes y sueños emancipadores desataron a sus mejores fieras, te da un pesar, un sentir que sientes como la historia pasa página dejándote en áreas de olvido desactivándote de la contestación de los eventos universales. 
¿Comandante la historia te dejo solo? 
Un año pasó para poder creer, tener la certeza delante de quien se resiste a creer que aquel hombre era mortal, las evidencias, para poder salir de ese estado de shock, irremediable su perdida y me trajo a la mente cuando el libertador dijo, a la muerte del Mariscal Sucre: “han asesinado el Abel de América.” Esta vez han tratado de eliminar el ideal hispanoamericano, pero han inmortalizado al hombre, ha nacido el símbolo del anticonformismo Occidental. 
Pero; No se podrá llamar muerto a quien vive en nuestros ideales. 
¡Hasta la victoria siempre comandante! 
Nos queda tú recuerdo, vaya adelante, muy adelante donde la historia no nos alcance, pues la reescribiéremos en las nuevas gestas. 
Comandante La revolución te saluda y será encendida en tú memoria por siempre. Comandante hoy y mañana tú espíritu de lucha nos guiará a la victoria. 
Mi hermana Carolina, Vino a visitarme para ella ningún tipo de requisa, vino como una ciudadana con todos sus derechos, con todos los derechos de clase dominante. 
-Hermano que lio armaste con eso de la insurrección, la verdad se necesita coraje para afrontar un ejército con esos medios tan rústicos y primitivos de guerras, a un ejército armado con la mejor de las tecnologías, debías tener un profundo ideal y un inmenso anticonformismo de frente a esta realidad. 
-Sabes no todos podemos vivir dentro en el conformismo burgués de la oligarquía criolla, del bienestar alcanzado de la explotación continua de la fuerza de trabajo de otros, usando los medios de producción para apoderarse de cada recurso para transformarlo en capital. 
-Hermano no seas iluso, a los que ustedes han apoyado su cuota de títulos revolucionarios los han ya cedidos en la bolsa de intercambio accionario, según como avanzaban en el mercado las cotizaciones de las participaciones políticas en los ministerio o cargos burocráticos de cómo cada quien es sucumbe en su relación con el poder político, los veo en el palacio presidencial, deslizándose en sus corredores formando ciertas componendas sin ningún tipo de coherencia ni ideológica, ni histórica, mucho menos política. 
-Carolina, tu sabes bien que esta realidad no es la suma de lo real, sino que cada cosa que amaras aquí está amarado allá, más allá del límite, en el límite, por el limite. Los que se niegan a si mismo, traicionan solamente a si mismo, la coherencia ideológica es parte del propio discurso político que te hace reconocer las propias responsabilidad y son inscritas en la constante mental de los pueblos. 
-Ciertamente hermano, el espacio metafísico es retroalimentado de esta coherencia ideológica. 
-Además la lealtad es un dispositivo en el cuál te juegas la credibilidad del alma, pues puede ser que las circunstancias te rodean de traidores, de personas viles, siendo ellos actores pero no protagonistas, pero el que va a pasar la prueba es uno, no se puede perder la eternidad por una dadiva política ¿no te parece? 
-Sí la claridad metafísica, hermano conjuntamente con la responsabilidad del alma. 
-Me basta con la autocrítica, el juicio final que lo emita la historia. 
-Vengo a traerte una oportunidad de parte de Ezequiel, para saber si quieres una amnistía presidencial, con una pequeña formalidad de parte tuya, donde declaras de renunciar a tus convicciones ideológicas y una detracción personal sobre tú participación en la subversión armada. 
La propuesta para una persona que se encuentra en prisión es tentadora y más cuando falta muchas décadas por salir. Pero si se acepta se pierde toda la lucha y la coherencia ideológica aún más la responsabilidad asumida en el proceso. Se necesita alcanzar la posición de irreductible. 
-¿Querida hermana? te lo agradezco pero no puedo acertar la oferta (Ni un paso atrás en nuestra justa lucha) Además sabes bien como me llamo y la definición intrínseca que guardo. 
-Sí Yumare: aquel que conserva las raíces y la identidad de un pueblo, como la misma tierra. Sabes una cosa me consuela, que tú no me desilusionaras, porque es bello tener un hermano revolucionario de verdad, que además presiona el límite. 
-En la referencia conceptual dejo en libre albedrío, por aquel que ha de ser. 
-Sí pero a veces DIOS cambia el diseño mayor y aquello de las definiciones 
-Cuando se viene a la existencia hermana se acepta el encargo junto a la responsabilidad del alma. 
-Me imagino que también no quieres el permiso especial, para Yurima para que no tenga que ser requisada y hacer cola. 
-No, se necesita sufrir junto al pueblo, sino, no habrá configuración para expandir del límite. 
Carolina se levanta y viene hacia mí, yo era sentado cerca del escritorio, me besa en la frente con el sentir metafísico de mi sangre, adonde me alcanzan mis generaciones. 
-Nos vemos Yumare que nuestros antepasados sean orgullosos de ti en el Más allá. 
En los infinitos momentos, donde el tiempo se abre ad una dimensión diferente de su medida, cuando era amarado a la viga mientras allí guindaba soportando la tortura, mi único sostén era la imagen de mis parientes, allá donde el dolor traspasaba el límite máximo de sufrimiento humano, el límite de lo que puedo sentir y creer como cierto, el cuál puedo conformarlo y expresarlo con las palabras también; ¿el dolor tiene un límite? que será paralelo al del conocimiento o directamente proporcional a el. Lo único que producía una resistencia a no morir, a no dejarme ir en el laberinto del propio complejo, para evadir esta vida, fue el momento que el estado de lucidez me trajo la aceptación de la luz en el Cristo; Luz, Camino y Verdad. En ninguna parte podía estar, ninguna otra cosa podía estar sufriendo, desde el inicio del universo este momento fue escogido, detalladamente no podía ser diferente como el fin primo del hombre y del universo, formas progresistas de razonamiento para la conceptualización de crecimiento del conjunto en que mediante la aceptación del castigo y el dolor producido por este, el mensaje pasa del nivel de mensaje común al mensaje universal trascendiendo junto con su muerte, en el conceptual de lo circunstancial de espacio/tiempo pasa a valor infinito/universal 
Por el hecho de no abjurar a la propia doctrina revolucionaria, pero aceptando la luz como desvelador del misterio del dogma de DIOS, de esa manera los cambios internos influencian los cambios externos. 
La palabra de solidaridad de los compañeros en la celda, dentro de la capacidad eversiva en la conjugación inmadura del verbo sufrir (Ser obligados a soportar torturas. Humillaciones, violación de los derechos humanos) También de esa manera con el martirio, se planta una nación, una idea, una generación, una época. 
En la casona Arimar, había llegado a la adolescencia, y todos tenían la certeza que el muchacho iba sobre lo ya andado, tenía una extraña forma de comunicar a lo cual él decía que hablaba con los que proyectaban el futuro, muchos se extrañaban pero él, explicaba que las personas comúnmente configuran una realidad y viven dentro de su límite como su fueran una burbuja de aire y se molestan con quien busca fuera del límite, pues las personas en general tienen miedo que se desvanezca su realidad, por lo tanto los que proyectaban las ideas debía trasportarlas en el tiempo hasta que se pudieran configurar como una realidad. Tenía la costumbre de caminar sobre los techos de las casa que según decía eran como la idea de los hombres que sobre ellas se veía todo mejor… Primera en la búsqueda, luego donde se establece la idea en el núcleo donde se forma la razón, desde donde se establece el moto perpetuo, prima que arranca el devenir formando el pensamiento que se descompone en Espacio/tiempo al ingresar dentro de la conciencia. Tenía la concepción de ver a su padre dormido en la casa del tiempo inmóvil, atrapado en un limbo sin acción en que se activaba solo cuando soñaba, pues él lo despertaba el día de visita, doctrina filosófica de la escuela del devenir paterno
Si alguien le preguntaba, ¿dónde está tú papá? el respondía en la acción del devenir que antecede al moto. Si le preguntaban qué hacía, respondía con toda naturalidad prepara el futuro, amplia el límite, configura la conductividad del espacio cognitivo mental por tal razón tiene la propiedad de no hacerme sombra durante mi crecimiento. 
Según la costumbre a su edad se le hacía un ensalmo de protección y salvaguardia para los tiempos que vendrán. Emperatriz, Candelaria, Macumbé, Matilde, Aidé e Yurima, fueron con él al salón del altar; durante la consulta quedaron maravilladas pues la definición llegó sin interrogantes Arimar; Aquel que dará forma y confirmación al cosmos. 
Después insistió en ir a la montaña allá en luogo primo, del emerger de la tierra sobre las aguas, donde la vista sobre el mar hasta el confín que se junta al cielo donde la mirada se desvanece en el horizonte, en la cueva donde nos desvanecíamos uno dentro del otro, amor correspondido ad alta intensidad afectiva, donde la mujer/madre planta la capacidad de amar en el nivel ideal hombre/hijo de esa manera crear un crecimiento afectivo/emotivo en el cuál forma una personalidad de desarrollo autentico... 
Ipamo, llegó preguntando por Yumare, pues le era extraño que no lo veía aquí y en ninguna época pasada, ni futura. 
La neblina envolvió la montaña, entonces emergió el paisaje encantado se desvelan las visiones de ingenuidad mágico/mística la que trasciende más allá de nosotros mismos dentro la infinitesimal de la parte, la neblina, tomó un color violeta y las luciérnagas iluminaban de amarrillo incandescente los senderos bifurcados, las rocas se encendieron en luz esmeraldas como son en su realidad, la armonía del cosmos desciende dentro del paraje madre/hijo todo lo que se ha de haber… 
De allí parte la proposición en que hijo y madre en su simbiosis emotiva sin límite. 
¿Hasta cuándo una madre puede alimentar afectiva/emotivamente a su hijo y cuando el hijo retroalimenta sus estructuras mentales y su contenido que es fuerza afectiva/ emotiva? 
La cueva se ilumina de aquellas luces en que los contenidos envuelven al ser en los sueños y entramos a nuestros sueños dándote la certeza de formarte en absoluto; Sustancia prima, diseño del creador. 
Mientras bajaban al valle, se encontraban con las trasformaciones que las épocas traen, al llegar a la casona las mujeres estaban comentando el quehacer nacional. 
-Esta nación va como pa´tras, no te parece Macumbé 
-Ciertamente para adelante no va. 
-Evidentemente estos comerciantes de ahora, son todos una pila de vivos adulteran el peso y te venden cosas en mal estado. 
-Se está perdiendo la esencia de las plantas, ya no son productivas, la fruta no tiene sabor, el ganado no está vigoroso como antes. 
-Si esta todo como viejo, desgastado, lleno de polvo, el tiempo huye, y huye, porque hoy quieren todo veloz, por ello es que no hay entendimiento. 
Los primeros rayos de sol que se asoman por oriente encontraban ad Arimar encima del techo jugando con los colores tenues del violeta purpura, que el alba empezaba a pintar en el cielo del valle, antes de ir a la escuela 
Dos problemas encontraba en la escuela uno era la enseñanza sedentaria formal, que lo resolvía jubilándose de clase con sus compañeros para ir a jugar y descubrir sus alrededores subir sobre matas de mamón, de ciruela, nadar en los ríos, jugar con todo lo que su imaginación le proponía, al regresar a casa sucio y golpeado contaba siempre lo que le había hecho al otro. 
El segundo problema era como hacia la tarea, su percepción de la realidad en historia siempre tomaba el modelo de su papá como ejemplo del pasado; la historia como formación del presente, faltaba mucho a clase, pero conseguía pasar gracias a un acudo sentido de la etimología de la palabra, su visión particular del mundo. 
Después de la primaria entro al liceo y sintió un cambio profundo que catalizo su intelecto. 
El ambiente lo catapulto a otra realidad, la vía del medio entre adolescencia recién cumplida y los razonamientos de los adultos. 
Llegó un nuevo cambio de gobierno y este trajo la pacificación, que consistía dar amnistía a todos los prisioneros políticos con la promesa que se reintegrasen en la vida política en forma pacífica. El nuevo presidente demostraba una formación humanística mejor que la de Betancourt. Caldera, también lideraba un partido que había estado a la oposición aunque era uno de los firmatarios del pacto de Punto fijo. El plan de pacificación era simple nos incorporábamos a la vida política de manera pacífica sin el uso de la lucha armada, la aceptamos porque en el plano ideológico teníamos mejores recursos, y nuestro poder de convencimiento aumentaba pues era evidente que el país no mejoraba. Aunque ya estaba establecido el intervencionismo americano que con sus métodos de represión como el secuestro, el asesinato, el desaparecido no luchábamos contra la oligarquía criolla sino contra los poderes económicos mundiales. La sangre de nuestros compatriotas no fue derramada en vano, sino que todo proceso histórico tiene diferentes desenlaces en su larga trayectoria, lo importante es no olvidar. 
Nuestra liberación obedecía a varios intereses para consolidar la democracia, según el ideario expreso en público, uno era que las manifestaciones estudiantiles no cesaban y una de las peticiones constantes era la liberación de los presos políticos, otro era que la propaganda de desinformación del estado nos tenían en un plano que nos satanizaba, por lo tanto reducidos a nuestra mínima expresión, contábamos con pocos medios de información y todos limitados. Reorganizar las filas del movimiento político con nueva militancia era el paso previo, pero de gran desafío, ya que el Capitalismo había penetrado en todas parte y en estos momentos entraba al país a cada casa mediante los medios de comunicación y con ellos usos y costumbre diversas con la intención de derrumbar la identidad cultural del pueblo, una vez desprovista de esta eran fácilmente alienable a sus intereses políticos-económicos. 
Frente al cuartel San Carlos, había un nutrido grupo de personas, parientes, amigos, compañeros de lucha, militantes, simpatizantes, curiosos, periodistas que desde que se había anunciado el pacto de pacificación esperaban a que los prisioneros salieran, pasaron varios días y las expectativas crecían, mientras los tramite burocráticos retardaban la libertad, nosotros frente a la puerta frente a esos muros que significaban: Aislamientos, torturas, vejaciones, humillaciones, el tiempo que allí trascurrió entre lecturas y debates para abandonar o reafirmar la fe revolucionaria. 
La guardia nos decía que no salían hoy, ni mañana pero cada día había más personas, bajo la lluvia o soportando el inclemente sol. La mirada fija en las ventanas, a las rejas, a los años de dura soledad, entrada la tarde mi madre llega con la cena, cuando el Cuartel abrió sus puertas. Un guardia leía los nombres y apellidos y salía el nombrado, inmediatamente estallaban los aplausos y la euforia general abrazos, apretones de mano saludos de alto valor emotivo. 
Volaban los eslóganes en el aire. 
¡Bravos combatientes el pueblo los honra! 
Mi padre fue el ultimo en salir, un oficial llamandolo por su rango le dijo: 
-¿Comandante Sol, con todos esos años de carcel que ganó? 
-Salir con la frente en alto y el saludo del pueblo, oiga esos aplausos valen un imperio, pues no tienen confines historicos. 
Los hombres salen vestidos con guayaberas y pantalones de vestir negro indefinido, las bolsas con sus libros, manoscritos, cabellos cortos, afeitados, hombres que venian de otra epoca; de la casa del tiempo inmovil, punto fijo a espacio mentalmente amplificado. 
Lo veo avanzar en el momento que el devenir paterno se activaba en mí, dentro de la realidad externa objetiva y senti la diferencia, yo tenia el capello largo, la poca barba que me salia, vestia multicolor como las guacamaya en la selva, se habia abierto una brecha generacional entre las dos generaciones, en ese momento tuve la percepción, Yo soy y él es otro yo. Por dinamica espontanea debido al sentimiento emotivo que imperaba empezamos a cantar el himno nacional. 
El himno nacional para quien dio todo por su patria, lo mejor de si mismo, todos los años de su juventud, años arrancados a su familia, al contacto de sus hijos. 
Vino derecho a nosotros y abrazo a mi madre con un momento para llenar todo aquel vacio, tantos sueños, noches enteras en lecho vacio, todos los deseos reprimidos, un abrazo para liberar la angustia que oprimia el alma en nombre de la soledad. 
A un cierto punto, me vio pero su mirada me parecio que no me habia reconocido, me senti apartado sin ser tomado en consideración, entonces lo llame. 
-!Papá! 
El fijo la mirada en mi buscando rasgos familiares y luego exclamó. 
-Arimar que te sucedio, ¿vas a un baile de carnaval? 
Dentro de mí del fondo de la brecha generacional recien abierta, salió en forma de revindicación mi respuesta. 
-Oye viejo despiertate, aqui afuera hay un choque generacional en estos momentos, porque ustedes los mayores lo unico que han sabido es hacer solo guerras y usan los medios del autoritarismo para imponer sus ideologia, nosotros queremos paz y nada de hacernos sombras, pues buscamos senderos alternativos en nuestro crecimiento. 
Ël se quedo tratando de encontrar los tiempos venideros, pues al Arimar que le habia hablado, era aquel que tenia 5 años, aun que lo visite todos estos años al salir de prisión era alojando en areas de olvido. 
-Yurima ¿que le sucede a Arimar? 
-Como bien sabes, cada generación trae su realidad a la tierra. 
-Mira papá, te presento a Yajaira, nosotros nos declaramos politicamente en Anarquia contro todo tipo de convencionalismo de mentalidad burghesa y las hipocresia sociales del centralismo educativo con que condicionan las masas a la violencia fisica, psicologica e ideologica en forma de violencia implicita de sistema. 
El hizo una mueca de perpejilidad, buscando en algun remoto lugar de su mente alguna similitud, luego exclamo. 
-El republicano el Sr. Macias, aún vive los tiempos regresan, entonces el tiempo es ciclico. 
Juntos nos alejamos de aquel sitio y sus recuerdos sus metodos anacronicos de violencia de sistema, sus situaciones de violacion sistematica de los mas elementares derechos humanos, hacia la plaza Bolivar donde tenian planificado un acto, al llegar a la plaza mi padre tomo el manuscrito e inicio a leer su discurso. 
Discurso del comandante Sol en la plaza Bolívar de Caracas. 
Compañeros, hoy que hemos alcanzado la madurez combativa y hemos aceptados el pacto de pacificación por nuestro partido comunistas combatientes, se cierra una página de historia, pero a la vez y en este mismo acto, también es justo abrir una nueva página de historia. 
La derrota sufrida años atrás en la insurrección guerrillera por parte del brazo armado de nuestro partido comunista, fue un fracaso injusto y con ello una gran pérdida para las justas aspiraciones populares en lograr una sociedad basada en la igualdad social, cultural y económica de la población… 
Hoy las fuerzas reaccionarias de la oligarquía tienen el poder político y económico de la nación y como se ve, la pobreza ha aumentado desproporcionadamente, nuestras ciudades de todo el continente, están llenas de niños abandonados a si mismos, mujeres abandonadas con sus hijos a un cruel destino, viejos que viven en la total indigencia y el espacio entre ricos y pobres crece continuamente, por causa de la monopolización y la explotación de todo medio de producción y de cada recurso económico que ellos controlan y manejan a sus antojos. 
Una hegemonía capitalista, hoy se abate sobre nuestra nación, en el continente americano, y sobre todo el planeta, que haciendo expropio y monopolizando todos los recursos posee una riqueza ilimitada e ilegítima. 
Por tal razón reiniciar la lucha es un deber moral, un mandamiento tácito de nuestra militancia revolucionaria. 
¡Hoy! la historia nos mira, buscando una respuesta compatriotas. 
Aunque hemos sacrificado nuestras vidas, la de nuestras familias y de valiosos elementos de nuestras filas, que cayeron abatidos por las balas imperialistas. 
¡Hoy soldados de Bolívar es necesario cerrar filas una vez más! 
Hermanos del infortunio, compañeros de lucha y de la prisión, en este momento delante a tantas injusticias, estamos perdiendo tiempo para la lucha, espacio para la victoria. 
Debemos formar la internacional del proletariado, para resistir a la expropiación sistemática de la fuerza de trabajo, de la cual está siendo objeto el obrero, el campesino, el hombre común, en que las multinacionales capitalistas de la explotación y del enriquecimiento ilegitimo, amasando ingentes cantidades de recursos económicos restringiendo el circulante, dejan enteras áreas del planetas sin recursos naturales, minerales y económicos. 
Por la homologación de un salario a escala mundial, que permita vivir a cada trabajador con dignidad para él y su familia. 
Para oponerse al crecimiento ilimitado de las riquezas individual y contra los intereses individuales de una minoría, para que haya un límite a la riqueza. 
Para definir un nuevo concepto del dinero. 
Para redefinir el uso del dinero, y que su empleo sea para el bienestar colectivo, para el desarrollo del Estado Social. 
Para crear una conciencia virtuosa de clase y una rígida moral revolucionaria 
En este momento lanzamos el desafío para una nueva subversión contra todo poder de oligopolio, de hegemonía capitalista y de monopolio económico individual y contra cada acción para fomentar los intereses particulares de una minoría. 
Por una lucha contra la sociedad de clase y contra la homologación de usos y costumbres. 
Por una diferenciación cultural y la autodeterminación de los pueblos, la identidad cultural y las herencias ancestrales como salvaguardia cultural de los pueblos. 
Declaramos constituido el nuevo partido comunista del proletariado global por la eversión continua de los pueblos, hacia el desarrollo de la forma utópica de la sociedad ideal, trámite un socialismo real… 
COMANDANTE SOL. 
Primer día del pacto de pacificación. 
-Bueno el discurso papá, ¿Por qué fue la derrota? 
-Son motivos de tendencia en la política, hay un ciclo como un algoritmo, unos forman las clases emergentes otros las elites de influencia, tarde o temprano las clases emergentes tomaran el mando. 
-Papá, yo me voy. 
-¿A dónde hijo? 
-A las experiencia psicodélicas, experiencia del antiautoritarismo. 
-¿Y esa época ya llegó? 
-Sí, me marcho junto a Yajaira. 
Entonces me recordé del tiempo de autoexilio, que junto a Yurima nos fuimos lejos aún donde la memoria no nos alcanzase. 
-Bien es otra historia ¿me imagino que la contaras tú? 
-Sí en ascendencia de plenilunio, unidad lógica mental por el límite, en el límite más allá del límite. 
-Entendí, los tiempos que vendrán. 

Fue así que regrese al centro y allí vi a un hombre lleno de polvo, pero era polvo de libros, que envejecidos los había almacenados entre las dos columnas portante de las estructuras principales, donde inicia el monologo en busca de respuestas alternativas... 




Nota: 
Este escrito está libre de elementos psicóticos. 

Esta historia es parte de una novela que se llama Yumare Herencia Ancestral.


revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Lun Jun 24, 2013 1:56 pm

***Diálogos de patria***



Las mañanas que anteceden al invierno son extremadamente frías, tanto que el cuerpo trata de abrigarse sobre si, la intensidad del elemento te proyecta a la acción introspectiva, el ambiente es nítido, límpido, te da la sensación de lo inmaculado, la atmósfera es conductora de los presagios y tendencias mentales de las personas que se desplazan silenciosas, respetuosas, encerradas dentro de sí, alzan la vista y las ves que exhalan vapor, los ojos lucidos, la piel rosácea, al cruzarse basta un saludo cordial.

-¡Gut morgen!
-¡Morgen herr!

Es una comunicación formal, como es el ambiente general en estos parajes, desde la colina que se divisa una parte de la ciudad de Berna, su arquitectura te proyecta a un ambiente ingenuo, como esas tiendas de abalorios donde los juguetes parecen poseer vida, los artesanos que fabrican relojes de madera cucú, hacen del tiempo un objeto inanimado pero presente.

Recorro sus calles, con sus casas con flores de llamativos colores apoyadas en las repisas, sus plazas con sus juegos de ajedrez gigante que hace parecer a los adultos niños.
El ambiente socio-cultural es estimulante y gratificante, no hay un tramite burocrático que dure mas allá del tiempo necesario, inclusive no hay pobres. No los hay en la definición estricta de la palabra, hay personas que viven como bohemios, prácticamente poseen las cosas imprescindible solamente, no compran cosas inútiles sino lo necesario, para vivir de acuerdo a los principios básicos de urbanidad, invierten su dinero, en actividades como la música, viajar, algún hoppy, etc.
En el país de los bancos es donde pasan desapercibidos los banqueros, los que ostentan lujos y posesiones son casi siempre personas del medio oriente.
Me gusta vivir aquí, sí, me integre perfectamente a esta cultura, me maravillo de sus altas cumbres, sus nieves eternas, sus cambios de estaciones, sus lagos de agua cristalinas que como espejos gigantes, reflejan el cielo o sus montañas.
Sentado en una banca, que desde el parque zoológico tengo una vista de postal sobre la ciudad, aún con el intenso frió que esta haciendo, me acomodo dentro de mí, el sentir propio del vivir de acuerdo con normas y aptitudes que llenan las propias expectativas, pausado sin ánimos de enriquecerse, sin el ansia de tener cosas, propiedades. Vivir para nutrir y el crecimiento del intelecto con la sensación que el resto de la sociedad marcha adecuadamente, que las instituciones están para proteger el ciudadano, en el respecto de la convivencia social.

No señor, basta un buen libro, leerlo en biblioteca o en una sala de té room, tomando un chocolate caliente con un dulce, mientras se nutre la mente con la literatura de algún filósofo que nos entrega su tratado sobre dialéctica, o la critica a la razón pura.

-¡Hola que tal!
-¡Hola!

Salude a la señora que tomó asiento a mi lado en la banca del parque, pero inmediatamente reflexioné. ¿Cómo sabe que hablo español? Normalmente iniciar una conversación es algo informal, pero desde el primer momento me causo impacto su presencia, algo así que abarca más allá de lo temporal.

-¿Este día es particularmente frió, no lo siente de esta manera?
-Sí, pero me gusta, me incita a la introspección.
-¿Interesante, el clima crea la acción introspectiva?
-Bueno, no siempre depende del estado del propio humor, a veces me catapulta a la acción introvertida.
-¿Cómo sabes cuando estas introspectivo y no introvertido?
-Por el tipo de razonamientos que hago, si son progresivos o por el contrario si son regresivos.
-¿Y en este momento en que acción mental estas?
-Progresiva, estaba justamente meditando sobre el ambiente socio-cultural en que me encuentro.
-¿Y te sientes bien en esta nación, aunque no es tuya?
-Es relativo porque me depure del sentir posesivo que arrastran a los hombres en las ideas de territorialismo. Sí, no nací aquí, pero me adoptó sin apremios, sin contrastes, me asimile a ella, como si siempre hubiera vivido aquí.
-¿Y la otra patria donde la dejas?
-¿¡Mi patria!? En la acción inconclusa del verbo ser, conjugado en todas sus formas, o sea, no has de ser.
-¿Por qué? ¿Tú rehúyes de la lucha? ¿Escapas de la formación de los pueblos?
-¿Allá no hay lucha? Simplemente son montoneras, comprobado en todos sus periodos históricos. Las propuestas políticas son simples engaños al pueblo, por qué el pueblo en sí, no sabe lo que le conviene, no se enseria dentro el marco de mentalidad progresista.
-¿No sabe lo que le conviene? Tú crees que estos de aquí no pasaron por las mismas situaciones de caos social, que es implícito en la formación de los pueblos. Que cada cultura tiene su periodo de crecimiento, luego de transición, un ciclo endógeno, hasta alcanzar la madurez social, ¿del caos procede el orden?

-Puede ser, pero, en su historia hay una lucha por autonomías, por encarar el futuro con el esfuerzo propio, un orgullo de nacionalidades formando una identidad, tienen suelos que son pocos fértiles y de pocos meses al año, prácticamente cultivan en la roca, hay solidaridad y fraternidad entre sus habitantes.
-Mi estimado ciudadano, cada pueblo tiene recursos y medios de producción que los limita o los proyectas, pero la calidad humana es autóctona, si todos los que tienen capacidad intelectiva escapan del suelo patrio, para ingresar en estados que han alcanzados beneficios sociales, beneficios que por ellos, tú no has luchado, los países en formación quedarían descapitalizados de intelectos, y por ente de los impulsadores de cambios sociales, de igual medida como quedan sin recursos financieros, porqué los exportan a países con más estabilidad políticas.
-Eso es un punto de orden, dentro de las idiosincrasias de los pueblos, pero la lucha y el progreso de los pueblos es una formación de dinámica espontánea social. Una sola persona liderizando se trasformaría en una política personalista, se generaría un culto a la personalidad del típico caudillo, que acciona una política centralista en que arrollaría las individualidades. Las nacionalidades dentro de la propia nación.
Creando una homologación de conductas y comportamientos, personas que perderían su condición de ser, por crear un culto a la personalidad, una condición antropomórfica creando una divinidad en la tierra. Por esa razón abandoné la lucha y me autoexilie dentro la autodeterminación que ejerzo como luchador social.
Recuerda que nací en una nación sin indios porque allí éramos todos Caciques, ahora como hago para reconocerme en ese pseudo proyecto político.
-Sí, es por dinámica espontánea social como aduces, entonces desde las entrañas de la lucha se forma la nueva nacionalidad, de allí parte la nueva formación que es un paso más para alcanzar la justicia social. Del liderazgo personalista es un mecanismo socio-cultural cuando se pierden los parámetros de orientamiento psico-cultural
-¿Donde Venezuela? Solamente con una mirada a su proceso histórico, te das de cuenta que toda acción progresista cae irremediablemente en la forma contrarrevolucionaria. No como la definición que usan los demagogos: que es quien se opone a la revolución, sino por el contrario quien empeora la situación socio-económica-cultural precedente.
-No hay peor diligencia que la que no se hace, y nunca lo sabrás que es así, si no lo intentas, aquí estas al seguro, como tú mismo decías anclado en el conformismo de mentalidad pequeño burgués, con tus lecturas repasadas una y otra vez, que te quita el sentido de búsqueda dentro de la teoría utópica de la sociedad ideal, creo que allá estabas vivo y aquí vegetas.
-No me vas a convencer Venezuela, ¡pa’ esa guarida de locos no regreso! Además para aquella ocasión prometiste 100.000 escogidos, que tomarían el poder para formar una nueva nación, bajo la tutela del eterno, una fuerza progresista que cambiaria la praxis contrarrevolucionaria, que se sucesióna una y otra vez en el entero continente, durante el trascurso de nuestra historia contemporánea.
En cambio de ello, obtuvimos un movimiento reaccionario que lucha incansablemente por sus intereses de clase, como es tradición desde la independencia. Luego se invierten los valores, se forma el asistencialismo, se dispara el caos social, el pueblo se desvía ideológicamente en prácticas de maleficios y hechicerías. Además yo me gane un puesto en la civilización.
-Sabes bien que no hay profecías, que las fuerzas progresistas están llamadas y se autoconvocan en la misma medida que el proceso avance, allí pecas de facilismo, quémate el cuero en la brega, para que en la lucha te idealices. Aquí y ahora, acurrucado dentro de ese abrigo como un morrocoy, no creo que hayas alcanzado un ideal de vida. Estoy segura que aquella tierra que clama por sus hijos, para que se integren al proceso revolucionario, te late en el profundo de tu ser.
Vale la pena solo para escribir una pagina heroica de historia patria.

-Sí, me lo imagino caer en la misma trampa que Miranda, llegar a la lucha y ser traicionado por los que promueven cambios solamente para sus privilegios de clase. Esta historia ya me la conozco Venezuela. Sobretodo conozco mi ganado, allá te elevan y después te lanzan al estrellato, porque siempre aparece el que paga, como mejor postor por sus conciencias de limitado intelecto pequeño burgués. Ni siquiera esta la posibilidad de preparar una militancia seria y decidida. Con una estricta moral revolucionaria y una iluminada conciencia de clase. Esto hace que cualquier movimiento se envilezca a medida que avanza la lucha, donde el pueblo llamado al sacrificio para el progreso de las nuevas generaciones no sea derrotado. El mismo Arturo Uslar Pietri, Rómulo Gallego, Eleazar López Contreras, tantos hombres valiosos y lo más preciado porqué pertenecían a la generación luz, dieron lo mejor de sus vidas y se embarcaron de lleno en la lucha, con su bagaje cultural y hoy sientes a cualquier iletrado despotricar de ellos, esos hombres que fueron de talla universal. El mismo Páez que llevó a los patas en el suelo a ser los artífices de mantener la revolución social, como lo denigran hoy. Gente sin memoria, personas sin un análisis critico de la historia, que por el contrario hacen revisionismos absurdos para la desviación de los pueblos.
-Exactamente en ello consiste, si sigues sus pasos entenderás que ese es el precio justo, por las reinvidicaciones populares que el hombre paga para ascender junto a sus ideales, la historias les dará un justo juicio, de la misma forma que tú en tus individualidades se lo reconoces.
-Reconozco, sí, pero lo que propones Venezuela es de inmolarse, como sí un común ciudadano fuera un profeta, para rendirse en holocausto por la humanidad. No estoy de acuerdo, todos debemos asumir la responsabilidad del cambio, bien sea regional, nacional, continental, global. O de cambio en las formas del metafísico para incidir en el plano del éter.
-Haces, uso y desuso del acontecer histórico, desde la aurora de esta civilización, lo que esta sellado por sangre, por sangre se disuelven los pactos. Desde Adán, Noé, Moisés, Cristo. Cada cambio lleva implícito una contribución de sangre. Sí no el martirio aumentaría hasta límites inimaginables, como pasó en la segunda guerra mundial.
-Esa es otra cosa, el que gobierna desde el éter, en el plano metafísico tiene una tendencia hacia lo sanguinoso, un DIOS castigador y fatalista, si fueron suspendidos los sacrificios, humanos cuando la muerte de Abel, reconfirmado con Abraham, los sacrificios de los animales por Cristo en el templo, ¿Porqué aún hay que dar la contribución por sangre? Basta con el sacrificio redentor hubo uno solo. Venezuela, yo sueño con una avanzada de los pueblos, no retroceder aún más en la retaguardia de los tiempos impropios.
-Ve adelante y veras, que un cambio tiene posibilidades de darse según el mismo cambio se propone hacia los eventos que los desencadena; sí es revolucionario; o sea rápido, radical y estructural de una sociedad, la resistencia al cambio aumenta proporcionalmente, al cambio fijado. Sí el cambio no se da, las fuerzas vivas de la sociedad, aumentan la presión dentro del caos social, cuantos mueren hoy por accidente de transito, en manos del hampa, los suicidios, etc.
Saca las estadísticas de un área de guerra y compara. Es así, es el mismo mecanismo interno de lo que se gesta en el intrínseco de los pueblos, ni más ni menos.
-Combatir en una gesta heroica es una cuestión, ir a integrar filas y a luchar en una caimanera es otra cosa. Por allá, para mi falta una proteína dentro de la acción mental en los que asumen cargos políticos:
Primero: La doble moralidad político y hampón.
Segundo: Esa falta de madurez en la gestión de la autoridad en que asumido el cargo; que se lo apropia y lo gestiona como a una finca, vendiendo los contratos del estado por comisiones, esa es la fase que más mella en la posibilidad de llegar a una sociedad igualitaria.
-En el propósito de los hombres esta el ideal, tesis y teoría que forma el proyecto futurista dentro de un marco de intereses generales. Luego viene la praxis; La diferencia entre lo que propones como cambio o el substrato que degenera prontamente, se repropone en que condiciones mantienes el ideal que se redimensiona delante la formación de los interés individuales.
-Claro en la autoconvocación, predomina el propio punto de vista dado por esa formación empírica, que la propia experiencia condiciona el esquema de la razón, desde allí parte el hombre para saber si los acontecimientos tienen la posibilidad de darse en progresiva o regresiva. Toma como ejemplo, el aluvión del año 2000 mientras un pueblo organizado daría ayuda, solidaridad a sus semejantes. En aquel entonces, allá hubo saqueos, violaciones, atracos, homicidios; con ese pueblo; ¿Pretendes dar el cambio revolucionario que indique el camino a seguir, a los otros pueblos latinoamericanos? Hechos de luto patrio.
-Tú mismo has escrito que el pueblo, reprimido delante el progreso, cuando se pone en marcha en su avanzada es ciego.
-Por esa razón, tienen avances y progreso que se merecen. No hay una claridad de ideas y conceptos en lo que una militancia pueda organizarse, el caso es patético en todo el orbe sí no lanzas a la masa contra un enemigo en un clásico razonamiento paranoico, no logras cohesionar la militancia.
Sucede que luego recoges el fruto, y es más arduo por qué la paranoia al enemigo; crea un razonamiento regresivo por las subestructuras mentales, de esta manera decae el nivel ideológico de elevada conciencia de clase, al odio de clase. Baja sustancialmente la validez intelectual del militante, se cierra el esquema de razonamiento objetivo en idea fija, desatando la caza de bruja o enemigos en el interno que genera la causa de marginar una parte de la población. Concentrando en una rosca a los que formen el círculo de poder. Un grupo de aduladores que si detentas el poder se arrastran. Sí pierdes el poder se desatan en críticas destructivas, por la derrota.
-Demasiado perfeccionismo, si jamás has expuesto tu tesis a la luz publica, como sabes que la reacción popular seria adversa, estas de derrotismo. La dinámica espontánea de los eventos arrolla cada teoría expuesta sobre la base de experiencias individuales en lo que respecta a lo circunstancial y transitorio de las propias vivencias. Lo mismo que haces aquí, crees que maduras ideas pero te falta el trabajo de campo para la ubicación dentro de la realidad objetiva externa. Mientras vivas ajenos a los acontecimientos te vas marginando de la realidad que allá se esta formando.
-“La reacción popular seria adversa.” Esto no es el punto la cuestión es que cuando llegan los cambios, saltan sobre el, los que ven una oportunidad decisiva para obtener mejorías económicas, como allá donde las riquezas de los recursos minerales son cuantiosas. No creo que los eventos me marginen, tengo hoy una convicción madurada, no un oportunismo de ocupar un cargo público, esa es la diferencia básica. No se busca el poder por el poder, sino el poder político para llevar una avanzada progresista. Para generar cambios nacionales para generar una integración continental.
-Bien, entonces depura la línea ideológica, esta es la lucha dada, el trabajo inicial donde en su comprensión no quede lugar dentro de la mente del que se integre, sí no para los beneficios a intereses generales.
-Seguramente hay vida después de la muerte, como un infinito para desarrollar aun lo increíble. De este mundo que me asola en lo cuál me retraigo en parajes elevados sobre cumbres que mantienen un manto de nieve perennemente, el ambiente me proyecto a concepciones propias, una visión de lo relativo que es la vida humana y sus logros.
-¿Dime una cosa porque aprehendiste tanto? ¿Para qué buscaste tanto? Para qué viviste en el degrado social.
-Venezuela, no todo tiene una función práctica, una utilidad inmediata, hay cosa que suceden en lo restringido del recinto del hecho inmediato. Luego nada se pierde en el espacio, lo que hoy atesoro en mi individual, mañana será expuesto en lo general. Aquí en cambio reestructuro ideas y definiciones las elaboro y reviso continuamente, en cambio allá el ambiente degradarían en su nacimiento, dentro del aborto de la razón practica.
-No dejes a otros, lo que puedes hacer tú mismo. El efecto de teorizar y liderizar hace que los cambios se prolonguen y avancen con más robustez, creando las condiciones para que perduren.
-¿Cuantas veces lo intente? ¿En cuantos autofinanciamiento me caí? Buscando errante los instrumentos de comunicar, y propagar la conciencia de saber lo que estaba aconteciendo.
-Es simple mi estimado ciudadano, cosa que reconocistes tú mismo, Esa no era la vía, como por alzarse más temprano no amanece antes. Los tiempos dados, no son los tiempos de hombre, sí no que hay que darse en su justo momento histórico.
-Esa es una fase que nunca me ha gustado, el momento histórico, te usa, te arrolla, te arrastra a una contienda que en muchos de sus componentes son ajenos a ti, momentos circunstanciales o sea actos impropios, acciones mentales inducidas estando fuera de la concientización espaciales de la conceptualización de la gesta, donde te desenvuelves en tiempos adversos. La cuestión seria: ¿Momento histórico o madurez del proceso que adversas? Estas buscando victimas, no luchadores para efectuar los cambios. Recuerda que tengo una herencia, de generaciones de hombres huérfanos de padres, fallecidos en contiendas de grandes dimensiones.
-Sabes bien que tus pasos han sido guardados, que tus actos han sido guiados, que en lo que has andado has tenido protección. Bien sabes que en cada riesgo, has salido vencedor por salvaguardia para los tiempos que vendrán.
-¿Vencedor? Sobreviviente, entonces derecho tengo para depurar la experiencia y configurarme en espacios y tiempos propios. Así como los eventos arrastran a los individuos al holocausto que le es ajeno a sus conciencias. También hay individuos que sabemos o intentamos sustraernos a la propia época. Justamente si tratas de liberar a tus contemporáneo del condicionamiento socio-cultural por el cuál te usan para sus fines los manipuladores de pueblos. Como en la actualidad sucede para convertirlos al consumismo de masa. Hay una razón de peso en pueda el hombre tratar de sustraerse al ciclo catastrofista de sacrificio y muerte.
¡Patria y vida para un nuestro mejor designo! Hoy la lucha global es contra la sociedad de consumo.
-No es así, sabes bien que no es así, para el progreso se necesita espacio para crecer, además de los cambios radicales, ambas cosas crean resistencia y ello engendra una lucha por qué los demás no cederían con facilidad, sus propios espacios o sus propios privilegios, o condición económicas alcanzados. Esto conlleva una paréntesis de transición una lucha y la lucha engendra un aporte de sangre.
-Es cierto Venezuela, tú como las circunstancias que generan los eventos, que se engendra dentro la dinámica espontanea social, se saben las alternativas que se juegan dentro de un determinado momento histórico, y justamente esto; el mecanicismo donde el hombre esta aprisionado, como si la razón fuese programada, y no pudiéramos sustraernos a ella, sí no por ensayo y error o como simple alternativa; cero o uno, un condicionamiento binario que aunque posea una proyección infinita enmarca la razón dentro del calculo predeterminado.
-Que vas hacer es así como razona el universo, estas dentro de él, en una proporción infinitesimal. De hecho nadie escapa a su época sí no que viniste hacer a ella.
-¿Cómo? El hombre ¿Hecho a imagen y semejanza del supremo y no puede proyectarse a una razón autónoma? ¿No puede evadirse del momento circunstancial dado?
-¡Hazlo! Elimina las emociones entonces, por qué por ellas reduces el razonamiento al 15% por ciento de su total potencial, vuélvete solo mente.
Elévate en las formas en que el intelecto gobierna sobre las emociones, hazlo, quisiera ver si en tu cualidad de hombre común cabe la posibilidad, de ascender en los altos de los cielos perdiendo tus comunes rasgos, donde presumes que esta la autonomía de la razón. No entiendes que posees la capacidad de haber la fuente de la sabiduría universal, dentro de la acción introspectiva, que lo que tú consideras que es mecanicismo, es solo la respuesta de acción y reacción a los fenómenos intrínseco al hábitat, con equivalencia binaria 0, 1... Repercute en ti en el traslado desde el abstracto, de cada idea para traducirla en la realidad objetiva inmediata. No puedes conservarla en su forma original el impacto de la fuerza afectiva/emotiva sobre la conciencia seria devastande no teniendo la estructura del Yo la capacidad de hacerse una razón del abstracto simplemente no es su función, no es su propiedad. El hecho mismo que te induce en la búsqueda de un razonamiento autónomo, es ya implícita una alternativa dentro el conjunto total de las razones a nuestro alcance, esta justamente en lo que escribiste una vez; Un día andaré aún lugar sin ninguna motivación previa, lamentablemente esta es ya una motivación en si.”
-Me reduces a un inductivo, a una infinitesimal del conjunto, para proyectarme como una parte de un acumulado del total del cuál no puede sustraerme, me llamas a ti para que forme parte de una acción, no como forma si no como parte que introducido dentro la lucha tenga que perder mi autonomía de razón para ser victima de los empate de las circunstancias, y de la dinámica de la lucha.
-Tan drástico no es, tú autonomía se mantienen puedes gobernar sobre las causas siempre y cuando tú dinámica sea superior a los eventos. Allí consiste que no seas arrollado si no que antecedas a los tiempos.

-Son los eventos, son las circunstancias ajenas a mi razón los que promueven a los hombres.

-Dime, ¿Te recuerdas de nuestros ríos, de lo extensas de nuestras sabanas, de la inmensidad de nuestras montañas, del azul del mar de los Caribes, de lo intenso de nuestro sol, de la fraternidad de sus gentes? ¿Cómo puedes vivir en esta nevera?

Luego se levantó y se marchó dejándome con la interrogante, justo en los cruces de caminos.

Lo que no sabe Venezuela es que no he dejado un solo segundo de pensar en regresar, en la espera de los tiempos que vendrán.

Del momento histórico, en que aislé lo circunstancial del momento.

Sustraído del diario de Miranda, que desde el autoexilio en que fomentaba una subversión iluminada.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Lun Jun 24, 2013 1:59 pm

Elementos subversivos


Aquella vez después de un largo viaje, cuando entre en Moscú quede admirado de sus grandes catedrales, con sus cúpulas bulbosas de gran colorido.
Me despertaban a la fantasía, lo menos que pensé que eran iglesias, luego al ingresar, un ambiente místico con profundo olor a incienso se despertó a mí. Luego aquellas intensas nevadas en que el elemento sumergía a toda la ciudad, sepultaba las aceras y nos hacía mover entre grandes dificultades, todo tan diferente a mi tierra natal.
Aquel día, cuando la policía irrumpió en mi departamento, con rudeza, se rompió aquel idilio con el frente ruso.
Las frías salas de interrogatorios, lo seco de las preguntas, al inicio me desorientaron, hasta que entendí que no era con Rusia el problema, era arrestado por orden los Estados Unidos me requerían en extradición, los cargos eran confusos, pero junto con mi abogado nos negamos a la extradición.
Ellos intentaron todo, absolutamente todo para obligarme a aceptar la deportación, a la cual me negué. Mi abogado me repetía que no lo podían hacer, Rusia no tenía tratado de extradición con Estados unidos.
De buena mañana el jefe de la policía me dijo; o aceptas o aceptas, sino te inyectamos un somnífero y te embargamos en el avión de toda manera.
Acepté ante la única alternativa posible, ser extraditado.
En el avión dentro del caos mental que me embargaba, meditaba en lo que es la delincuencia de estado. A mí me extraditaban por supuestamente violar la ley. Ellos me extraditaban sin haber una ley, seguramente sería condenado por ausencia de ley.
Cuando llegue a New York, los Marshall me informaron de mis derechos, only one way, la que ellos imponían, mientras me esposaban y manateaban reduciendo mi movilidad a solo a caminar con gran dificultad.
Bienvenido a los States me imagine.
Delante la corte, quedó claro que el sistema judicial americano, no posee preámbulo, serás condenado, a la clara.
El fiscal me visitó en la prisión, me trajo un trato muy singular que el cargo por conspiración la pena era de 45 años. La verdad que me preocupe yo había vivido solo 35 años. La consulta con mi abogado, (Que a ese punto era una sociedad de cómplices) arrojó la realidad cruel y palpable, sí aceptaba los cargos, la condena me seria rebajada a 16 años, podía arriesgar pero el veredicto estaba descontado. Que generosidad de estos Yanqui, la verdad que me conmoví, el juicio sería una falsa, el abogado era un nula, si aceptaba y me declaraba culpable, ellos con gran sonrisa dirá lo ven, él era culpable.
¡Se ha hecho justicia!
Los días que medite en declararme culpable, me imaginaba todas esas películas en que surgía un abogaducho de la nada, que creería en mi versión, y que conmovido por mi caso, se batiría contra el establecimiento, en última instancia, haría que el jurado reconociese mi inocencia, recabando una prueba que algún policía había archivado, lo había visto en tantas películas, que los policías serian descubiertos de su complot malévolo contra de mí.
Pero no ocurrió así y fui condenado, tan difícil aceptar 16 años de prisión, claro debía sentirme satisfecho, me habían hecho un gran descuento a buen mercado, en el bazar de la justicia americana; Bueno, bonito, barato. Además tenia el honor de ser un prisionero federal, tenía muchos derechos y me explicaron el plan de rehabilitación; que produciría las rebajas de la pena, que yo ganaría por meritogracia. Estudio, trabajo y deporte. Me di de lleno al estudio y cada año iba sumando diplomas cursos, mucha importancia que elevaban mi autoestima, como traductor jurídico de leyes que en mí país Ecuador nadie conocía.
Aunque La sociedad a la cual yo había infringido la ley, eso sí nunca probado, pero la muy Honorable sociedad, me estaba dando una oportunidad ofreciéndome cursos, terapias de psicología, incluso los cursos de religión hebrea de donde retome mi identidad cultural, por esa razón me sentía, que yo era alguien y estaba renaciendo.
Con el tiempo estudiando leyes, leí, el tratado de Estrasburgo, en el que podía ir a pagar mi deuda adquirida con la sociedad a mi país de origen, entonces inicie los trámites. En ese entonces había cumplido ya 7 años de prisión, cuando accedí al tratado de Estrasburgo, me emocionaba la idea de cumplir lo que me quedaba de condena en mi país, cerca de mis seres queridos. Soñaba despierto con ver a mi familia que por 7 años no la había visto, con la comida que no había probado, con todas esas referencias espaciales en que no había podido ubicarme.
Los trámites delante el Gobierno Imperialista Americano, tardó algunos meses, pero con el gobierno Ecuatoriano se alargaron por 3 años, mis parientes me confirmaban que mi libertad debería ser casi de inmediato al llegar a mi patria. Acariciaba ese sueño de poderme ir del país que me había encarcelado, pero que también me había dado tanto estudio, que me hacía sentir un hombre nuevo e útil a la sociedad.
El día llego y fui trasladado a la Florida, me llevaron en un avión cargo solo para presidiarios, todos con atuendo color naranja, esposado de manos y pies, junto a mí en uno de esos trasbordos, había un hombre con una máscara.
Hablamos inglés, pero resultó ser Venezolano.
-¿Pero qué hiciste que te pusieron esa mascara?
-Mordí un policía.

Razoné que eso no se hace, este hombre no quería rehabilitarse, ser útil a la sociedad, era un salvaje.
-¿Pero porque hiciste una cosa así?
--No me calo este somete de los gringos, ¡vale!
-Pero es peor para ti, no te darán beneficios, ni aprobaras cursos.
-¡No jodas vale! Yo tengo que luchar contra estos carajos, que me quieren someter, ¿Que estudio? ¡Chico!
-Te estas perjudicando inútilmente con esa conducta, tienes que ser dócil así recuperaras tú libertad.
-¡Mi libertad! la cuido yo sin dejarme someter, y “más vale una libertad peligrosa que una esclavitud tranquila” (Simón Bolívar) abajo el imperialismo.
Me alegre de llegar a mi destino, este hombre me perturbaba en mi tranquilidad, yo era un hombre rehabilitado. Me conmovía aquel hombre en su solitaria lucha contra el poder establecido.
En Florida fui consignado a la policía que debía trasladarme al avión.
Pero reclame las violaciones a los derechos humanos, de cómo me aislaron en una celda sin confort, ellos me respondieron;
-Esto aquí es así.
A lo que acote.
-Yo tengo curso de leyes, y hare una reclamación formal de estas violaciones.
La verdad, que me sentía un ciudadano con todos los derechos, me sentía que el conocimiento adquirido era fundamental y esto era lo que hacía de mí, la diferencia por a haber adoptado el Sistema de Rehabilitación Social.
El traslado a Ecuador fue confortable, pague yo el ticket y los gastos de los interpoles que me fueron a buscar, eso demostraba cuando quería a mi patria. En el vuelo estos compatriotas me dejaron tomar vino y luego algunos whiskies, luego de 10 años sin libar licor, el trato sin lugar a duda, era más humano y volaba sin esposas.
Al llegar a Quito se me aguaron los ojos de la emoción, mi tierra querida, brotaba de cada una de mis células el palpitar por mi tierra, hablaba con todos y me enorgullecía de esta nuestra nación, que nadie sabe lo bella que es, hasta que estas en otras naciones, aquí no esposaban de pies y mano, solo de mano por mero formulismo, y el trato era fraternal...
Cuando ingrese en Ex penal García Moreno, exactamente se llama Centro de Rehabilitación Social de Varones de Quito N° 1, (C.R.S.V.Q. N°1), de rehabilitación sabía mucho para ello me había preparado y podía colaborar con mis compatriotas en redimir a los prisioneros del Ecuador que no habían tenido el honor de estar en un sistema muy desarrollado.
El entrar al centro me impacto porque aturdido, me paseaba sin esposa, el edificio eso si un poquito feo, un poquito sucio, un poquito mal oliendo, etc.
La directora Itania Villareal me espero hasta las 11 p.m. y luego se marchó, me confirmó un inspector, pero al día siguiente me recibió en su despacho, es una mujer muy elegante, todo lo contrario a las americanas que se viste más feo que los machos, me hizo tomar asiento y de manera formal me comunico que mientras se solucionaba todo, por mi seguridad me pondría en un lugar aislado. El ingresar por el pasillo, el sucio aumentaba, el olor era nauseabundo, y no era nada a medio pasillo entre internos que pedían dinero sin cesar, me ingresan en un cuartucho, que llamaban la breykera.
Feo era poco, sucio no le quedaba, hediondo ni hablar, no me arrepentí de venirme de los State, porque siendo mi país lo debería querer entrañablemente. (Bueno, no inmediatamente).
En el cuartucho había un Israelita, que me explico que estaba allí por su seguridad, pues tenía muchas deudas y lo querían extorsionar.
-¿Es peligroso vivir allá dentro?
-Si allá dentro hay muchos extorsionadores.
-¿Pero la policía no hace nada? Kaif
-Ellos extorsionan juntos, a los detenidos.
-¿Pero cómo puede ocurrir una cosa así? (No creí a su versión, pensé que como extranjero interpretaba erróneamente la situación)
-¿Oye tienes cinco dólares? Para mandar a conectar un perico (cocaína).
-¡Sí tengo! como así, ¿Pero cómo la venden?
-¡Dame los 5 dólares!
Se los di, pero un temor me embarcó, mi auto rehabilitación se venía abajo, pero me dije; “En este sucio antro, sin baño y con una marea de cables eléctricos quemados, con los muros envejecidos grasientos y mugrientos, sin pintar, ¿No era mejor drogarse?
-¡Hey! señor inspector me hace un favor.
El guía lo vi acercarse y este le dio el dinero, murmurándole algo, espere que este se alejara y luego le pregunte.
-¿Cómo le diste el dinero al guía?
-Él nos trae el polvo.
-¿Cómo así?
-Ellos la comercian.
Al rato nos trajo, unas bolsitas. Nos retiramos a un ángulo y con la punta de una tarjeta telefónica inhalamos el polvo, de su aspiración, luego que el alcaloide impacto mi cerebro, me hizo percibir que el sitio no era tan malo, a lo que entendí drogarse es una alternativa de sobrevivencia.
Los días pasaban y un virus me atacó, una diarrea de grandes proporciones sin antecedentes previos, me daban continuos dolores de barriga, para salir y tener acceso a la taza, tenía que pagar, incluso una vez pague 5 dólares, claro a veces pensaba en lo bien que estaba en los States, estas cosas allí no pasaban, pero cuando empecé a recibir visita de mi familia todo cambio.
Las visitas que no había recibido en años, y aquí es verdad, que era sucio y mal oliente, pero las visitas eran como una fiesta, y tantas horas que a veces te aburrías porque no sabías que más decir.
Luego aceptaron las autoridades que me trasladara al pabellón D.
Una vez allí me presente al caporal, le mostré todos los certificados de los cursos que hice en los Estados unidos, el me dio acceso a la oficina del pabellón donde me encontré con Español Álvaro Farré que insistía que él era Catalán y no español. Allí se llevaban a cabo reuniones del comité de Personas Privadas de la Libertad. El ambiente era confuso, mientras por la oficina del comité desfilaban numerosos funcionarios gubernamentales.
La droga rodaba como querían, ellos dentro la oficina hablando del nuevo sistema de rehabilitación social, de las nuevas leyes, fuera de la puerta fumaban crack, heroína, mariguana y hasta aráñatela, etc.
El pabellón D estaba sucio y descuidado, no había implementos de aseo, lo debían comprar los detenidos, así como las medicinas, la gasolina para traslados, el papel y la tinta para hacer los oficios. Solo con recordar cuando estaba en los States, allá nunca falló nada, ni medicinas, ni implementos de aseo, ni jamás falto el agua o sufrimos de apagones.
Razonaba que las problemáticas aquí, era de carencia estructural mientras en el Norte, los funcionarios se sentaban a resolver las cuestiones prácticas para que todo funcionara, por el contrario aquí mientras más se reunían a hablar y hablar, para luego lograr que las cosas funcionaran peor.
Por ejemplo el lugar destinado a observación está constituido por ley, que toda Persona Privada de libertad al ingresar al penal, sea conocido por los guardias y el detenido se ambiente, pero, (siempre hay un pero) el lugar destinado para ello es un cuartucho con dos literas en cemento, de escasos 3 metros y medio por 1 metro cincuenta, allí almacenan hasta 25 personas y más, imposible sentarse siquiera. Las depositan junto a internos que están refugiadas por deudas y consumen droga todo el día, que te drogas aun no queriendo, porque se forma una cámara de gas, droga de paso que los mismos guía les traen. Ellos al ser trasferidos desde el C.D.P. donde han estado en un hacinamiento brutal hasta por un año, este edificio esta contiguo al penal, cualquier ser medianamente inteligente, hasta de escasos recursos encefálico, deduciría que el tiempo trascurrido allí vale como observación, además de las serias violaciones de derechos humanos. Sin contar que al llegar allí son robados, extorsionados y demás desviaciones de un sistema corrupto que es contradictorio con las leyes que se aprueban a continuación.
¿Que hace que este sistema funcione de manera degradante?
Luego de conocer el penal un poco mejor decidí, trasladarme a otro pabellón de mejor condición, que funcionaba bastante bien, este es el pabellón C.
Se desató una guerra en contra mi persona, por parte de la directiva del pabellón “D” William Reyes me dijo de todo, luego esparcieron la voz que yo era de la D.E.A. esto aunque suena folklórico aquí en Quito, en una cárcel como la de Guayaquil me hubiera costado la vida.

En el pabellón “C” entre a trabajar en las oficina, en ese lugar empecé a coordinar cursos, logramos llevar a cabo varios aplicando la auto rehabilitación social, como; Introducción a la Sociología, Periodismo, operador básico de computador, medicina naturista con expositores de la sociedad civil, y yo dirigí un curso de Marketing.
Los cursos internos contaron con una asistencia masiva, sin importar que la oficina fuera pequeña en su espacio físico. En estos días me sentí que todo lo que había hecho en mis años de cautiverio en el norte, estaba dando sus frutos, la rehabilitación aquí se convertía en auto rehabilitación social y esto me enorgullecía que a pesar de las dificultades salíamos adelante.
Al terminar los cursos coincidimos con la semana cultural, todo incentivado y financiado por los detenidos, delante el descaro de los funcionarios que lo único que aportaban era nada, pero se llevaban los honores delante a los funcionarios de mayor jerarquía. La semana estuvo llena de emotividad la entrega de certificados variaba desde deporte, estudio, cursos, participación a concurso de literatura y pintura. A cierto punto pensé que si en este cárcel no hubiera guía y funcionarios el penal funcionaria igual, igual no, extremadamente mejor, sin lugar a duda.
El único elemento discordante son las bandas, grupos de muchachos que por estar juntos, combaten el miedo que tienen de afrontar la cárcel, miedo y cobardía eran los elementos que los unían, se vestían según prototipos adquiridos en las películas importadas del norte.
Junto con el Abogado, con el cuál compartía la celda, hacíamos diferentes escritos a diferentes organismos, además de defensa y petición de indultos, dado por la Asamblea Nacional Constituyente a los que trasportaban pequeñas cantidades, (Hasta 2.000 gr.) rebajas de la pena, porque como el del conjunto la parte no se sustrae a lo general, la oficina del jurídico que debía hacer todo estos trámites no funcionaba en sus funciones asignadas.

Aquí el sistema mostró todo su incongruencia, Tribunales que se refutaban dar lo que la Asamblea había aprobado, personas que por haber sido detenidas en el aeropuerto el mismo día, les sumaban las cantidades individuales halladas y en el acta del organismo que debía hacer la experticia no aparecía el peso neto, sino que dejaban el peso bruto que la ley especificaba que debía obtenerse, de la experticia hecha en el CONSEP.
La explicación estaba, en una clausula firmada con la potencia del norte, donde se debía incautar el 10% más cada año y a la vez esto generaba prebenda, a los policías, siempre dada por la potencia del norte, o sea que los funcionarios tenían un segundo sueldo. Subordinación a una potencia extranjera en detrimento de la propia población, ¿Vende patrias?
El penal era un crisol de nacionalidades, entre ellos había muchos Colombianos unos eran para militares (paracos) y otros guerrilleros, pero convivían.
En la oficina del pabellón “C” trabajaba un Colombiano llamado comandante Antonio, perteneciente al E.L.N. y un Venezolano de definición política Anarquista perteneciente a la lucha contra el autoritarismo y anti Chavista.
El ambiente era en si subversivo, enfocado hacia la lucha social, aunque el Colombiano apoyaba el Chavismo y el Venezolano no, había una afinidad de ideas en cuando a la lucha que liberan los pueblos contra el neocolonialismo. Toda esta actividad se desenvolvía en una ambiente de intenso trabajo, las tres computadoras compradas con el propio peculio, no cesaban de funcionar. Entre imágenes del Che y Alfaro, estantería de libros, nos sumergíamos en ambiente completamente divorciado de la realidad del penal. Aunque hacia mí, había dos rechazos. Uno era de parte de Guillermo, por lo que siempre yo exponía mi experiencia, en Los Estados Unidos, y Guillermo (Comandante Antonio) siendo del Ala Extremista Radical de la Izquierda Insurgente Latinoamericana, poseía una aversión a todo lo que era del norte.

El otro rechazo era del Venezolano Expósito, este escribía a continuación ensayos, historias, poemas de carácter de literatura social alternativa, etc. Este me contradecía, porque decía que la rehabilitación dándoseme en los States era un acondicionamiento, debido a que los nórdicos manejaban propias escuelas de psicología, como el conductismo de Watson y esto lo empleaban para estructurar conducta servil al sistema, para formar personas que fueran servos de la sociedad de consumo.
-¿Pero cómo puedes afirmar una cosa así sino has estado bajo ese régimen?
-Porque basta con verte, además he estado en prisión en el norte Europa y tienen la misma escuela.
-¿Con verme? Y que detallas de mi comportamiento.
-Por ejemplo, que en toda reunión con funcionarios gubernamentales, tú tratas de imponer ese sistema gringo, porque ves que aquí nada funciona, pero la única diferencia es que aquí te dejan ser, de esa manera tú gestiona el propio proceso interno.
-Pero así fue en Estados Unidos, incluso recibíamos terapias colectivas.
-Esas no son terapias, son inducción a un comportamiento servil que incluye violencia implícita de sistema. A ver cómo sabes tú que el psicoterapista o el psicólogo ¿Han resuelto la propia trama existencial? y que ellos no están experimentando contigo de ensayo y error.
-Porque allá el sistema está hecho, para reinsértate en la sociedad, ser útil a ti y a la sociedad, es práctico.
-Ves allí está el meollo, si una persona se forma en contra cultura o en conducta antisocial, es porque, lo que el sistema le ofrecía, no le era de agrado o incluso le había generado una psicosis de relación. Fue capturado en hecho delictivo que la potencia del norte dice que es ilegal, te aplica un secuestro de estado, luego te extorsiona haciéndote aceptar una culpa bajo diktat, luego te somete a una terapia intensiva, como puedes pretender que todo esto se configura armoniosamente dentro de tú mente, solo por la imposición de violencia implícita en la represión de tus perspectivas de visión de la realidad externa objetiva, en la cual el poder ejercido por el estado te impone parámetros de ordenamientos fuera de tú propia gestión y no un unilateralismo de personalidad prefijada, esquematizada, etiquetada.
-Oye vivir dentro un sistema que funciona, que cumple con lo que el programa de rehabilitación específica, que te instruye y te da las herramientas para perfeccionarte y conseguir un empleo no creo que sea mal.
-La diferencia, está que mientras el Estado no te da, tú puedes hacer más, y de ello recabas un espacio, en que tú ser se amplía a una propia razón, que de otra manera se te es negado, mira está oficina por ejemplo, aquí el estado no ha aportado nada, las baldosas, las ventanas, la pintura, las computadoras, la instalación eléctrica, está hecha por nosotros a nuestro propio autofinanciamiento, aquí y ahora, nosotros somos el estado, en autogestión; que es la fase más avanzada de la rehabilitación social. Indiferentemente de lo que hagas al salir.
-Es el estado que debe proporcionar los equipos y los insumos, debe diseñar programas, incentivar al detenido, ese es el rol del estado.
-Ves estas, tan acondicionado por ese sistema que no reconoces, entre lo que el estado te limita y cuando la ausencia del estado te deja ser.
-Pero siempre funcionaras dentro del Estado, no te puedes sustraer al estado porque este es presente en cada cosa.
- El estado puede estar presente o brillar en ausencia, como ocurre en toda Latinoamérica, porque la corrupción que impera en nuestra socio-cultura, si se analiza de fondo, sin prejuicio para mí es un mecanismo en que el mismo funcionario intercepta los tentáculos del estado restándole efectividad, eso se revierte en que el ciudadano recaba un espacio dentro de esta imposición, como veras, hay quien lo usa para autodestruirse o sea implementa la política que el estado le fijo destruirse, hay por el contrario quien se implementa a una forma progresiva en desarrollarse en el Yo social, otros se dedican al individualismo a trabajar y acumular dinero, hoy tienen negocios aquí adentro, algunos no colaboran ni siquiera en pagar la encuartelada. No pagan; Ni luz, ni agua, ni alquiler, ni impuesto e imponen precios superiores a los de afuera, cuando salgan y tengan que formalizar su actividad, tendrán problemas de reinserción. El ser individualista es una forma de egocentrista, todo para ellos. En ese sentido se lucha por crear un Yo social en contra del individualismo, que forma el estado para poder manipular las masas creándolos intereses individualistas.
-¿O sea la corrupción tendría una excusa?
-No es una excusa, para todo hay una realidad inmanente y otra trascedente, todo lo que está en la tierra tiene una razón de ser, una acción práctica dentro de la dinámica espontanea de los pueblos. Por lo tanto si una conducta se propaga dentro una sociedad, debe tener una tendencia implícita una causa endógena que hace que se practique ampliamente.
-El crear interés particulares es lo que hace que progresen las naciones, allá en el norte todo es ordenado, todo funciona, aquí es el caos, ya los griegos habían deducido que todo tenían que estar ordenado.
-Escucha los griegos decían; que el caos del cosmos, procede al orden universal, el orden te arrastra a un conformismo, este a su vez te impone una rutina, que inicia por quitarte la iniciativa y la creatividad. Es la limitación que te impone el sistema, por ser parte y para ello te individualiza.
-¿No sé cómo pueden funcionar en este caos, agudizada por esta profunda corrupción administrativa?
-Fácil es lo mismo que tengas sobre tú escritorio un montón de cosas, papeles, documentos, notas, etc. Ese desorden aparente tú lo gestionas, porque se ha ido formando dentro de tú dinámica de trabajo específica, hay dentro del desorden aparente una relación de orden sistemático generado por ti mismo.
Desde que inicie a tramitar mi libertad descubrí que el sistema es desarticulado, no hay una vía legal y eso que el tratado de Estrasburgo es claro; que puedo usufructuar tanto de los beneficios de Estados Unidos como los de Ecuador. En Ecuador está aprobada desde hace poco la mitad de la pena meritoria o sea estudio, deporte, trabajo y actividades culturales, de todas estas actividades tengo una buena documentación, además yo de 16 años que es mi condena, he cumplido 10 años, he pedido los beneficios de la prelibertad que con 16 años debo cumplir solo 6 años 4 meses y 24 días, y aún nada, mis peticiones van de un lado a otro, de una oficina a otra, de un organismo a otro, de un tribunal a una corte, no saben qué hacer y eso demuestra que firman los tratados y no implementan los mecanismos para que funcionen.
Para mí, aquí falta una proteína que haga que se articule el funcionamiento entre las diferentes parte de este estado desarticulado, de un anti funcionamiento encefálico, a veces entiendo el razonamiento indígena, mejor volver a la naturaleza y desmantelar este aparataje estatal que no estamos en grado de hacer funcionar.
Imagínate, ya estoy razonando como el Venezolano.

Sustraído del diario de Francis, de la experiencia vivida en las cárcel del imperio.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Jue Jul 04, 2013 1:11 am

Huellas de sombras en espacios de luz.


Las que yo marque sobre la superficie de tú destino, recorriendo rincones en los extremos de aquellos confines desconocidos aún para ti.
Avance hacia los viejos clamores, con renovado espíritu.
De aquel avanzar que estremece aún el olvido, son simple miradas como destellos del avenir en que me renuevo con verte, al pasar.
Los pasos que te negué, las palabras que no llegue a pronunciar, los arrullos que no llegaron a tú vida.
Todo lo que no supe dar porque era ausente en mí.
Son las que hoy forman las cicatrices que emergen desde mi alma.


Mientras baja hacia la avenida, por la asimétrica escalinata volteo varias veces, dentro de si lo hizo aún más, y más.
De la mano llevaba una bolsa grande dentro algunos prendas de vestir, varias veces estuvo a punto de arrojarla, por que esta le asemejaba a su memoria, se aleja mientras se hunde en el fondo de si.

En la superficie solo deja la esencia de su piel.
En la superficie solo se ve la visión no configurada del verbo ser.
En la superficie solo emergen los gritos de angustia ante lo inevitable.



Búsquese a sí mismo.

Hombre síntesis, que lleva en si los inconvenientes de andar por la existencia sin preámbulo.
Un hombre que va a merced de los tropiezos de los embates y eventos sin la posibilidad de ser.
Un hombre del común, se desplaza hacia su destino, sin un haber, todo lo que posee cabe en su bolsillo.
Hombre sin visión futurista, se adapta a las corrientes que encuentra y que lo arrollan en su diario común vivir.
Hombre flaco, de color indefinido dentro la policromía nacional, todero de profesión, albañil o cualquier oficio.
Hombre sin identificación social que las circunstancias y el avatar de la vida lo etiquetan como marginal crónico.
Un hombre que transita por la urbe, con la bolsa agarrada fuertemente, la camisa remangada hasta los codos.

Decididamente encerrado en su individualismo.

Cuando llega al centro, donde lo expulsa el medio de trasporte urbano, sube varias cuadras, a esa hora no esta al tope la avenida, aún la ciudad esta en penumbra, aunque los primeros destellos del nuevo día, ya se ven en la lejanía.

Se detiene frente al edificio en construcción, sintió un poco de frío, mientras espera que el vigilante perezosamente, le abra la puerta hecha con laminas de zinc, que se arrastra y exhala un chillido agudo en las coyunturas.
Mientras saluda a sus iguales, que llegan aisladamente a formar esa realidad, gente que es habituada al trabajo de albañilería, a la faena dura, que huelen a arena y cemento.
Hombres de diversas procedencias, ajenos en identidad, se les reconoce por que la piel es dura, como cuero.

Esta vez en la bolsa de plástico blanca, no lleva las arepas, hay solo unos pantalones y unas camisas, y la decisión:
Al rancho (Barraca) no vuelvo más.

Tiró el abandono.

Hombre que agotó sus propias fuerzas.
Hombre de físico fuerte que sobrelleva carga ulterior a su pasado.
Hombre fuerte sin miedos ve como lo intangible lo expropia su hombría.
Entra en un ángulo de la construcción para cambiarse, la ropa de trabajo que al contacto con su cuero, la siente como una lija, el cemento endurecido, se asemeja a sus sentimientos.

-¡Compae,’ tome, dese un guamazo de caña!

El hombre se queda fijo, mirando como la botella se acerca, llena del liquido transparente, la sujeta, quita la tapa y se la empina, el aguardiente baja velozmente dentro de él, siente el ardor que se le deposita en el estomago, toma otro, con la certeza que lo necesita.
Reflexiona; que DIOS sabe lo que hace, menos mal que están el mejor amigo del pueblo; ron, aguardiente y cerveza, para acompañarlo en esta vida.
-Hoy me rasco, nos vamos al botiquín Claro de Luna.
-Sí, no faltaba mas compae’, tengo unas ganas de tirarme una pea, que no aguanto el deseo.
-¿Jacinto, tú aún vives en la pensión de la plaza Concordia?
-¡Sí! ¿Porque, te votó la cuaima?
-¡Que va! Le tire el abandono, mi amistad.
-¿Eso esta mal, y tus muchachos?
-Que se críen solos, también yo me crié sin papá, y aquí estoy.
-Tome compae’ dese otro guamazo, lo entiendo y comparto su situación, por que yo también pasé por allí y es duro tirar el abandono a los propios.
-Sí. Uno simple obrero, ¿Que puede hacer en esta vida?
Un trago, para escribir páginas de olvido, letras sordas de diseño impreciso.

Luego se quedo fijo mirando a un lugar impreciso y se dijo;

“Los obreros no deberíamos tener problema existenciales, eso es para ricos, nosotros el común pueblo que nos hacemos de esas problemática, es injusto”
¿Si no tenemos tiempo ni para vivir lo cotidiano?

Bajan y cargan los sacos de cemento, no hay electricidad, por lo tanto les toca subirlos por las escaleras, dos a la vez, los sacos cruzados sobre los hombros, trasportado al lomo, ponen a dura prueba la resistencia del obrero, luego la arena, se acomoda el bulto varias veces encima de los hombros, los dolores de la espalda inician a molestar.

Entonces en el descanso de la escalera de nuevo toma otro trago, acciones circunstanciales en el recodo de la existencia, de esa manera el dolor baja de intensidad mediante el aturdimiento de los sentidos.

Es media mañana, hay bloques, cemento, arena y agua; ahora la fatiga será más simple, se dice.
Del puesto de las fritangas trae Jacinto unas empanadas y café.

Se sientan sobre asientos improvisados.
Viven sobre circunstancias improvisadas.
En casas de elementos improvisados.
Con familias de facto en hechos improvisados.

-Compae’ esa situación familiar suya, ¿No tiene un arreglo?
-No que va, en estas circunstancias, la cuaima lo que hace es amargarte todo el tiempo.
-¿Pero por los muchachos?
-Mire Jacinto, cuando el hombre no esta seguro que son suyos, ve difícil el convive con la cuaima. ¿No hay firmeza me entiendes?
-Mire amistad, yo también hice lo mismo, les tire el abandono, pero aún me da dolor cuando me da el recuerdo y cuando lo mismo le sucede a un conocido.
-Da dolor, pero es una decisión, además me canse de darle carajazos a la Elisa, mujer pa` bruta.

El Jacinto, abre la botella como un ritual sacro, sin estar en el templo, sin oraciones especiales, toma y en el mismo acto se recuerda de sus hijos.
De su niña; porque cada padre, tiene un hijo especial, una adoración predilecta, un cariño que no se olvida, un hijo que su venida lo lleno de felicidad.
El trago brusco, tosco le derrama el vital liquido, a veces se le han aguado los ojos, pero son cosas que sus circunstancias no las admite, simplemente no hay lugar para ellas, cuando en si no hay lugar para ciertas acciones de intenso sentimiento.
Los hombres se levantan, toman la pala para preparar la arena, en el mismo momento que llega el contratista.

-¡Están de holgazán! ya es media mañana, y no han pegado un bloque, carajo.
-¡Que el cemento, los bloques, la arena, el agua las trajo usted no jose!
-Mire usted a mi no me conteste, porque lo despido.
Tragó en seco, amargo y despacio, además del bajo sueldo, el arduo trabajo, sus problemáticas latentes, debe aguantar la descarga del contratista, el que menos hace y el que más dinero gana, solo porque tiene conocidos en los puestos de política.
-A trabajar, que allá afuera hay decenas de albañiles mejores que ustedes, que sí quieren trabajar.
Siguieron alargando la arena hasta formar un cono, luego la pala perfora el papel del saco y el fino polvo gris se precipita fuera. Agarra el saco y lo sacude esparciéndolo encima de la arena, el trabajo arduo y sostenido los hace sudar.
Mientras el agua inicia a mezclarse con la arena y el cemento.
Los dolores a la cintura otra vez, y la botella se acabó, pensó;

“Que es injusto que siendo obrero tuviera dolores, eso esta bien para los ricos, que ellos tienen tiempo para descansar, pero un obrero si no trabaja ese día no come.”

Se empina sobre si mismo y siente como la cintura se queja.

Luego se reparten la mezcla y empiezan a pegar bloque, tiende la liana de bloque a bloque, bloque de arcilla roja, y con movimientos bien prácticos le agrega cemento abajo, los coloca sobre el pavimento y los golpea con el manco de la cuchara.
Voltea la cuchara y toma el cemento que se desborda por los flancos, descarga el cemento en el balde y hecha un ojo a que quede bien alineado, en pocas horas levanta una pared, siente orgullo y a la vez malestar. Su trabajo queda, pero el salario es menos que una miseria.
Se acuerda del sindicalista, que le explicaba que su salario estaba debajo del límite de la esclavitud; que no era suficiente para mantenerse y menos mantener una familia dignamente.

¿Una familia? se detuvo a reflexionar; Para mantener una familia se necesita tener una hembra que sea firmeza y ¿Donde te la consigues una mujer que sea firmeza, que honre al hombre de trabajo?

Al mediodía, el sol esta envolviendo el lugar en sus calores, el cemento se calienta.

-¿Vas ordenar la comida José?
-¿Que tienen hoy?
-¡Pabellón criollo!
-Sí, tráeme uno, con dos cervezas.
-Aja, acuérdese que hoy es sábado, y como agarre la paga estaré allí para que me cancele.
-No se preocupe, hoy no tengo compromiso.
-Así dicen todos.

La mujer se aleja, huele a fritanga; aceite y kerosén.
Se extrae del balde la mezcla con la cuchara, se rasga hasta la ultima parte del cemento, ¡Tuf¡ y la pega del bloque rojo de arcilla.
Los demás bajan para comer juntos, se extienden los cartones para aprovechar y dormir la siesta.
Juntos comen, algunos de lo que han traídos en un esfuerzo de economía domestica, otros de lo que le cocina el kiosco. Se habla de todo, del partido de béisbol, de política o del chisme de ella, que llegan siempre a la misma conclusión;

“Esos políticos piensan solo en ellos en como llenarse, al pueblo no le dan nada.”

Algunos están ya extendidos sobre los cartones, las articulaciones se resienten con la tendida, se voltea y trata de conciliar el sueño. Inmerso dentro de la explotación del hombre por el hombre, emerge el sueño, dentro del sueño de la utopía de los pueblos.
El pito que anuncia el reinicio de la labor lo arroja de un profundo letargo.

Se reincorpora sintiendo toda la musculatura adolorida.
Se pasan la botella de aguardiente en solidaridad de clase explotada.
Se lleva las manos a la cabeza, se la pasa por la cara y luego se levanta como se levanta el día, como se levanta esta nación todos los días en la máxima explotación del hombre por el hombre.

De nuevo al cemento, la pared levantada hay que frisarla mientras le agrega el cemento, este salpica por dondequiera, se llena la cara, el periódico que se puso por sombrero, la camisa, el pantalón, los brazos, hora y horas de un trabajo duro, y forzado.
Cuando suena el pito que anuncia el fin del día laboral, lo primero que le viene a la mente es el botiquín. (Bar).

Los demás están de júbilo, sacan renovadas fuerzas.

Inician asearse, se hacen comentarios, se lavan las herramientas, la pala con el cemento duro, la cuchara con la mezclilla, el azadón, hay que dejarlo limpios para el mañana. Aun que sea ajeno a ellos.

Al bajar, para ser pagados delante la oficina la cola ya es larga.
Hombres en fila de diversos colores, con los brazos descubiertos, las manos abiertas, esas mismas manos que mueven una nación, para recibir un bajo salario que pronto lo despilfarran, buscando alguna gratificación.
Del sobre se descuentan los vales de anticipo, el fiado del Quiosco.
Aún queda algo, hoy no volverá al rancho de esta manera todo el dinero es para él.
Bajan hacia el centro, con el salario dentro del bolsillo, se sienten reyes por un día.
Se detiene en una tienda, que tiene el aparador lleno de maniquí con prendas de vestir que están sujetas a nailon y muy iluminado. Compra un pantalón y una camisa, de tela burda, que pronto se deshará en las primeras lavadas.

De allí toman hacia la avenida Baralt para ir al Night Club Claro de Luna. Siempre el mismo botiquín con olores de excesiva bebida, las ficheras con la libreta en mano, ropas recortadas de brillantes colores, con los rollitos de grasa saliéndole de entre la licra.
Toman asiento, el dueño los ve, sabe quienes son, la fichera también; son incautos para deshuesarlos.

-Vayan trayendo unas cervezas, y dejen las botellas sobre la mesa.

El dueño los trata con reverencia, las ficheras se vuelven melosas, con voz melodiosas.
Él, de obrero mira al dueño, como esta vestido y piensa; Que no hay una cosa mas ridícula que un botiquínero con corbata.
Ellos se alzan a los cielos, hacen chistes, le pasan la mano por el cuerpo a la fichera, carne de publico manoseo, ellas voltean diciendo que no, con picardía inclusa retorciéndose como una mapanare…

Escenas de común olvido con trazos de claroscuro, con luces intermitentes de variados matices, tilde grises de vivencia impropia con música efusiva intercalada con palabras soeces, invitando a beber a la fichera, mientras cerro arriba, en la humilde vivienda su prole ven la olla vacía, mañana comerán los hijos de la fichera.
A medida que se liba licor, ellos van sintiendo un alivio, deciden entonces cambiar a ron.

-No mi compae’ vamos a celebrar, ¡Mesonera traiga güisqui del importado!
-Muy bien mi patroncito, usted si sabe vivir.

Se aleja la fichera contorsionándose haciendo piruetas de hechicera, él se siente bien, porque es bien tratado, esta mujer le dice solo palabras dulce, esta si sabe tratar un hombre.
Beben a sorbos completos del licor importado.

-Esto si Jacinto, es calentarse las tripas.
-Ni lo diga compae’ con este licor me siento optimo.
-Ja, Ja.

El grupo se ríe a carcajada. Mientras el dueño del bar saca cuentas, y cuando estos deciden de irse, les manda una ronda gratis, de whisky mezclado con agua.
Otra vez inician las rondas, la fichera a esta altura se deja pasar la mano por la cintura, y él le dice palabras de deseos ocultos, ella se ruboriza, se hace la no entendida, él se lo cree, le cree ciegamente, ella lo ha practicado tanto, que todo lo que dice, todo lo que hace, le sale tan natural, que luce completamente espontáneo.
Cuando le pregunta ya con los sentidos bien alterados por el licor:

-¿Que hace una mujer tan especial como tú, en un lugar como este?
-¡Hay! He tenido una existencia cruel, fui abandonada por un sinvergüenza que me dejo a cargo 4 hijos, por ellos lo hago.
-Verdad que hay hombres sinvergüenza, en este mundo, yo con una mujer como tú, no la dejaría nunca.
-Lo sé, se te ve que eres un hombre cumplidor, vamos a bailar.

Lo invita a bailar, después que entendió las señas que le hace el dueño del bar.
Cuando ya calcula, el anfitrión que han dejado más de la mitad del salario, les pasa la cuenta con el pretexto que van a cerrar caja.

-Mira cariño esta es la cuenta, paga así estamos sin que nos molesten.

Le pasa la mano por el pecho, él entiende lo que ella da entender.
Luego de pagar con pretexto, y escaramuzas desaparece de la escena.
Cuando salen del bar, aún la noche esta fresca y siguen siendo reyes, con el fuerte poder de adquisición que tienen, en los instantes fugaces de una existencia expropiada al sentido común.
Caminando de un bar al otro, llegan a la pensión, se les cobra por adelantados la semana.

Se hecha en la cama y se siente estupefaciente, contento, lleno, satisfecho.
Dos veces se reincorporo, para ir al baño sin conciencia de si, hizo como mejor pudo, donde pudo.

Al día siguiente se levanta a tarda hora de la tarde, sale de la pensión en busca de un lugar donde comer, pero encuentra todo cerrado, la ciudad esta desierta y hay aire de lluvia.

El viento pasa levantando, ese fino polvo negro que parece hollín, papeles que vuelan por los aires, luego caen las primeras gotas decide regresar a la pensión, siente un escalofrió y trata de buscar abrigo.

Entonces aparece el lunes, sin percatarse, hay que ir a trabajar todo su cuerpo le dice que no, pero entre el Jacinto y Pedro se hacen fuerzas, y se encaminan al trabajo.
El martes, debe pedir vales, esta sin un centavo, el contratista le da el anticipo, pero les dice:

-Esta es la historia de todas las semanas, irresponsables y borrachos.

Un día va hacer una diligencia laboral al centro.
Unos niños se acercan a pedirles dinero, pero reconocen que es su papá.
-¡Papá! ¡Papá!

Lo exclaman como quien encuentra a un ser querido, él duda, se siente contrariado, un improviso.
Sus hijos le cuentan que su mamá los hecho de casa, que otro hombre esta en el rancho.

-¿Los votó? Que desalmada.
-Sí papá, y ahora vivimos en la calle pidiendo.
Los miro a uno a uno, sucios cubiertos de harapos, andrajosos y mugrientos.
-Escuchen hijos, en este momento tengo que ir al trabajo, quédense por aquí que vuelvo a buscarlos.
-Llévanos contigo, ¡ahora!
-No ahora no, luego más ratico.
-¿Nos vas abandonar otra vez?
-No, vuelvo luego, a la tarde.

Se paro y se fue.
-Sintió que la hija inicio a llorar, pero no voltio, siguió su camino, ensordeciéndose aún más.
Mas arriba compro una carterita de aguardiente.

Beber para seguir ausente
Beber para vivir inconsciente.
Beber para borrar la existencia.
Beber para continuar olvidándose.

Camino varias cuadras y de pronto se sintió desorientado, y se detuvo a preguntar donde estaba el edificio en construcción, en el cuál trabajaba.
Siguieron días, de profunda conmoción, cuando caminaba por las calles y veía niños pidiendo, se atemorizaba, más adelante sentía voces que lo llamaban.
En las noches las mismas voces y risas insistentes lo despertaban en medios de sofocantes calores.
Tomaba la botella y bebía, no podía darse el tiempo de interrogar a su conciencia. Que su razón le repropusiera la propia conducta.

Sin detenerse; Hay que seguir, sin poderse detenerse, hay hombres que juegan a desaparecer, que no soportan el dolor psíquico.

En las noches entraba en las taguaras que pueblan la avenida Baralt, donde se liba licor constantemente, se baja a sótanos por escaleras empinadas, como descendiendo a los antros, hay poca luz, pero allí él ve mejor, olores fuertes a licor y cerveza, en los ángulos esperando clientes, están sentadas las ficheras. Mujeres adulteradas en imagen, reducida al público uso.

Él habla, ella escucha, otras cosas.
Ella habla él escucha, cosas que no son.
Ellos están y en la ausencia de ellos, es que no son.
Luego la pregunta de obligación reemerge.
-¿Como una mujer bonita y tan joven, trabaja en un antro como este?

La misma respuesta espero oír y a cierto punto creyó escuchar, que lo hacia por los hijos, mientras agachaba la cabeza y luego ingería su trago de ron que a ese punto era esencia de vida.


-Ella desde su mirada lanzó un destello, luego se puso mano bajo la barbilla, y le dijo:
-Era muy pequeña, cuando mi padre nos abandono, mi madre consiguió otro marido, este pero la condiciono a que nos dejara, que nos abandonara, por que la quería sola a ella. (Luego suspiro para sacarse el dolor que la acompañaba). De esa manera nos dejo en la avenida a mí y a dos hermanitos, que vagamos entre las más tristes penurias que se puede arrastrar en esta existencia.

Ese día no oyó más, se formo en conciencia autista, le era imposible, cuando salió del antro bar, camino, deambulo hasta la plaza Miranda, pernocto en un banco esa noche, la siguiente noche también, y los días sucesivos, en que sus ropas se volvieron harapos, amasados con el hollín que los carros le depositaban encima.

Veía la avenida que se llenaba de carros y que dejaban ese fino hollín que se le depositaba en la piel, se orinaba encima, defecaba en algún rincón, apestaba a alcohol, a vomito, a excremento social.

La gente atestaba aceras y la plaza, eran transeúntes que luego se disolvían en la nada.

La estatua del precursor de la independencia americana, era su único interlocutor desde un traspasado remoto.

Miraba y no veía, hablaba y no era escuchado, oía sí, voces que lo atormentaban, sin poder dilucidar la trama que él había tejido.

De una trama existencial que lo aferraba desde el inicio, que hizo de él un asocial de conciencia autista.

Días que deseo, el sentir diáfano de una existencia terrena dentro la cuál se disolvió en formas ausentes, en hombre olvido, hombre sin destino, hombre tiniebla, hombre tormento en que vivió ajeno a su propia vida.

Sustraído del diario del Albañil Antonio, que el día a día le trajo la traición a sí mismo.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Jul 07, 2013 4:07 am

Very Happy La búsqueda del reino del eterno sonreír Very Happy 



En la Guaira las tardes son calurosas, la piel se vuelve pegajosa, de manera muy especial en la escuela, demasiado calor para estar dentro una jaula (aula) tan cerca del mar y nosotros encerrados aquí, oyendo a la maestra Pina sus charlas de educación primaria, que son más aburridas que quitarles las espinas a un fruto de cactus, el que invento la escuela sedentaria tenia serios problemas mentales sinceramente.

Por aquellos tiempos, yo había desarrollado una técnica, muy buena para complementar mi educación formal, la de ausente-presente; o sea evasión del contexto, dejaba la maestra hablando y mientras ella veía mi envoltura material, y era tan sutil la acción mental que no era percibida, ni siquiera por el tiempo.
Mientras tanto, yo vagaba por las forestas cazando y bañándome en sus ríos, como debería ser la educación integral para mi desarrollo psico-motriz.

Eso ocurrió en los días en que andaba indagando sobre el reino del eterno sonreír, el grupo expedicionario estaba bien complementado y bien armados, los integrantes eran Juan el Explorador, Julián el Conquistador; José el Navegante; Justiniano el Baquiano, Julio el Traficante, Jacinto el Bonguero y yo El Aventuroso.
Decidimos después de estudiar detenidamente todas las cartas geográficas de las Américas que hallamos en el archivo de Indias.

Por esa razón deducimos con una claridad aritmética que el reino del eterno sonreír, tenía que estar en las tierras al inicio del río Orinoco.
El río Orinoco, claro está, en aquellos tiempos no era como lo conocemos hoy, era más ancho, más largo, inmenso que no se le encontraba el inicio, los caimanes eran mucho más grandes que ahora y había unos que tenían más de 300 años de existencia, las anacondas median hasta 200 metros.

Estaba todo inmerso en una majestuosidad natural, exactamente todo lo que los hombres necesitábamos para la existencia, el primer campamento lo instalamos en un caserío que tenía por nombre Barrancas del Orinoco.

Desde allí decidimos que partiría nuestra expedición al descubrimiento del reino del eterno Sonreír; se comentaba entre los nativos, que sus calles eran hecha con placas de oro puro, los muros de las casas con lingotes de platas, las puertas con cristales incrustadas en piedras preciosas, sus gentes bebían en copas de esmeraldas, comían en platos de fino platino, no había ejército y sus mujeres eran las más bellas de la tierra.

Las piraguas las cargamos con nuestros equipos; y al alba emprendimos la navegación, al salir del caño, había más de 20 piraguas, cuando gire a contarlas a ambos lados, me extraño el número, no pensaba que podíamos ser en tantos, el manso caudal ceso al entrar en esa vastedad de agua, remamos en contra corriente dentro del padre de todos los ríos; era un remar rítmico y la avanzada era satisfactoria.

En la rivera se formaban espectáculos que nos dejaba impresionados por su hábitat en ciertos puntos de remanso, los manatí se bañaban con sus gráciles movimientos, los monos nos arrojaban frutos; bien pensé yo, dejen que estén en un zoológico y se le quitará la manía, los caimanes millones de ellos nos veían con sus ojos asomados entre las aguas, cuando abrían las trompas era de terror, garzas millares de ellas, guacamayas de intensos colores, loros chillones; que hermosura era toda aquella geografía, comparada con lo aburrida que era descrita en clase.

Fue entonces que nuestras piraguas se encontraron en la unión donde desemboca el Arauca uniéndose al Orinoco, y nuestras embarcaciones fueron arrojadas hacia la orilla del río que da hacia los llanos, algunos caímos a las aguas tempestuosas, y una vez dentro las aguas como pudimos nadamos precipitadamente para alcanzar la orilla.

-¡Hasta aquí nos trajo la canoa caballeros!

Así que decidimos seguir a pie; medio de trasporte que consideramos más seguro. Caminar por la selva no es fácil, hay que abrirse camino a machetazos, por esa razón decidimos dividirnos en grupos de a cuatro que iban limpiando veredas y abriendo senderos.

La vegetación era variada tan increíble como indescriptible, árboles gigantes que no se les veía la cima por su altura y eran tan anchos que al rodearlos se perdían horas.

En un claro de selva, vimos una comitiva de Indígenas, venir hacia nosotros, preparamos las armas, pero ellos nos hicieron señales de paz, no nos convencimos inmediatamente, luego entre señas y explicaciones entendimos su idioma y los seguimos, nos fuimos detrás de ellos en fila india por entre la foresta que conocían muy bien, pero en guardia por si querían hacernos una emboscada.

De pronto se abrió un claro de bosque, donde una enorme Churuata era la edificación única, donde vivía la comunidad indígena que se llamaban los Piaroa.
Las hamacas puestas en hileras atadas a los palos columnas, parecían barcos de velas meciéndose con las olas.

Los hombres que vinieron a nuestro encuentro no eran muy altos, la comunidad se dedicaba a las más diversas actividades, los niños jugaban con animales exóticos.

Las mujeres no eran correctamente vestidas, por eso creímos que habíamos llegado a la sala de baño. Pero estábamos equivocados, eran mujeres en todo su esplendor en traje de Eva, sin pudor, sin inhibiciones, aún en estado inocente-ingenuo, mucho antes de comer del fruto del árbol de la ciencia.

¡No! me dije un honesto caballero castellano no pueden ver estas cosas.

-¡Hey tú jefe! estas criaturas ¿Porque no se visten?
-Si lo hacen, justamente en la fiesta que tendremos en honor a ustedes, esta noche.
-Muy bien.

Fue aquella vez que probé el casabe, (pan hecho del tubérculo de la mandioca o yuca) aunque no sabe a Na’ lo comíamos con gusto, junto a exquisitos frutos jamás existidos.

Al atardecer aún estábamos bañándonos en el caño del río, cuando los pájaros se reunieron e iniciaron un extraordinario espectáculo en honor al sol ya que se iba a otros continentes.

La noche llegó serena, no sin antes invadirnos con un ejército de zancudos que nos extraían la sangre como si tuvieran inyectadora, de pronto un enorme telón nos catapulto en una oscuridad sin precedentes, la foresta se volvió inquietante, tenebrosa, extraños aullidos salían espeluznantes de ella, que nos hacían erizar la piel.

En el centro de la Churuata encendieron una fogata, la luz que de ella emanaba proyectaba nuestras sombras hacia el espacio sideral, las mujeres iniciaron un baile muy sugestivo, eran vestidas como dijo el jefe, pero solamente de plumas parecían unas guacamayas enrazada con garza, extraños sonidos de un cantar ancestral, sugestivos movimientos nos retraía a ciertas formas de heredad atávica, donde hombre-animal-planta; el universo en un todo.

Al amanecer cuando se aclaró la jungla, el panorama apareció tal y cual nos lo imaginábamos de día, el recuerdo quedaba como un vació de aquellas tinieblas, en que la conciencia se refleja al límite apreciando la profundidad del cosmos.

Nos organizamos de nuevo, y decidimos reiniciar la expedición, la tribu nos hizo acompañar por baquianos en el interior de la foresta, hasta el punto extremo que ellos frecuentaban, aunque no conocían donde quedaba el reino del eterno sonreír, nos hicieron señas hacia el punto norte-sur-este-oeste, hacia cualquier lado era bueno, la selva no es quietecita como podrías imaginarte y para demostración; a un cierto punto un extraño olor muy penetrable nos detuvo, Julio dijo;

-¡Na’ guara de hediondez! ¡Debe ser una guarida de tigres!

En ese momento una banda de jaguares nos saltó encima.

-¡¡¡Patita pa’ que te tengo!!!

Corrimos como pudimos, nos encaramamos a árboles como alcanzamos, que aunque eran inmensos los escalamos en cuestión de fracciones de segundos; el miedo no conoce ni de medidas, ni obstáculos.

Allí nos sorprendió el atardecer, toda esa noche no pudimos dormir, extraños animales trataban de atraparnos, una anaconda gigante que se deslizaba hacia la cima del árbol, la hicimos trizas con más de 350 machetazos, arañas peludas nos paseaban por encimas grandes como gatos. Escorpiones que tenían aguijones que parecían lanzas; después para completar llego una manada de orangutanes, que decían que el árbol era de ellos, que allí dormían desde que el árbol no estaba, mediamos una solución pacífica y decidieron de mal grado compartir esas ramas y gajos con nosotros de esa manera guindamos, (dormimos en lenguaje orangután) como pudimos.

La mañana en la selva amazona es un despertar adelantado, hay tantos pájaros y animales que inician a cantar; empiezan con una melodía afinada, cadenciosa, sonora y luego se trasforma en un escándalo estrepitoso de tal proporción que parece una festival de heavy-metal satánico rock, por eso deduje que el sol no llega, ellos lo despiertan.
¿Si no para que hacen tanto ruido?
Los orangutanes nos dieron algunos frutos que habían recogido y nos despidieron.

Al bajarnos del árbol, entendí que la evolución humana, fue un acto de gran coraje; no es fácil bajarse de la mata (árbol) especialmente sí hay una banda de tigre esperándote debajo de este para almorzarte, pero sí nuestros antepasados lo hicieron, lo teníamos que hacer nosotros también.

Caminamos por días sin mucha orientación, hasta que llegamos al pie de monte Andino, las montañas se abrieron delante nosotros al salir a un claro de selva.

No sé porque imaginábamos que el reino de la eterna sonrisa no podía estar en la selva, sino en una cima elevada, a lo mejor por la ausencia de zancudos, porque con esas picaduras, creo yo, que no sé sí se podría ser feliz; ¿o sí?

Las cascadas era cubiertas de una vegetación verde neón y azul lapislázuli, había flores de Orquídeas de todo tipo, moradas, violetas, lilas, rosadas, turquesas, menos rojo. La neblina envolvía la exuberante foresta trasportándonos al paraje mágico, más allá del metafísico, por esa razón acampamos a la orilla de la cascada; que de por su sonido abre a la condición del todo saber.

Luego, apareció antes nosotros, el anciano sabio; que de su cabello plateado se irradia la luz sobre el conocimiento.
En aquel momento nos alzamos y entramos en el reino del eterno sonreír.

Personas de eterna presencia, vinieron hacia nosotros llenándonos de una paz jamás sentida en universo alguno.

-¿Que sitio extraño es este?
-El que tú estabas buscando poeta.

Me voltee porque la voz me parecía conocida

-¿Quién eres?
-La princesa Anahis de la tierra de los Guaraní.
-Que bien encontré lo que estaba buscando.

Luego desde lo profundo de la selva sentía voces. Que procedían de otra realidad.

¡Castellano! --- ¡Castellano!! ------ ¡Castellano!!!

¡Responde! ¿Que estas durmiendo otra vez?

-¡No! (un no condicional como de pretérito de un traspasado remoto).

La respuesta: No, salió antes que mi mente del reino del eterno sonreír, eso sí en medio de la risa de mis compañeros de clase.

-¡Castellano! ¿Entonces me puedes responder la pregunta?

Mire a mi alrededor, esperando que alguien me soplara la respuesta, pero nadie lo hizo, me sentí en medio de la nada por falta de apoyo popular, tú ves.

-¡Ven aquí! ¡Niño desobediente, cuando no te jubilas estas evadido, adentro de tus fantasías infantiles!

(¿Pero aún no es un derecho del niño? La libertad de fantasía).

-¡Maestra Pina! ¿Ya va empezar con la represión?
-¡No niño! te voy a dar solo dos reglazos, sino me contestas inmediatamente la pregunta.

Avance, calmadamente entre la fila de pupitre, esperando que alguien me dijera algo; la maestra era allí de pie, detrás estaba la pizarra: Donde estaba escrito, Conmemoración del día del árbol.

“Al árbol debemos solicito y amor, jamás olvidemos que es obra de DIOS.”

Me frene delante de ella.

-Entonces recítame todo el tema.
-¿Todo, maestra?
-¡Sí niño, todito!
-Bien, sucede entonces, que paso, cuando vino, en que llegando a este punto, tenemos que considerar la cuestión, tal cual, y de esa manera, según los hechos antes expuestos.

Una enorme risotada de carácter colectivo estalló detrás de mi espalda, me voltee para ver quien tenía el chalequeó en mi contra, todos reían y quien no reía porque se contenía de no explotar de la risa, los cachete los tenían rojos.

-Sigue, sigue carricito que te voy a premiar.
Ringgg –º- ringggg -º-º- Ringggggggg !!!!!!!!!!!!!!
(La caballería, caballeros).

-Maestra ahora que me acuerdo, mi papá me está esperando afuera de la escuela, porque mi mamá está hospitalizada, debo irme inmediatamente.

-Castellano no te vas a salvar, hoy te salvó la campana, pero para el lunes me traes el tema que puse de tarea, y escrito correctamente en castellano vigente, sino te doy 15 reglazos sobre los dedos.

-Si maestra seguro, ¿El tema? Pues me lo sé de memoria.
-Muy bien lo espero, cuantos reglazos te dije.
-15 solamente, maestra.
-¡Hasta mañana, niños pueden salir!

Una manada de muchachos, se alzaron de sus pupitres, como en una estampida, que en la confusión me empujan hacia atrás y no me dejaban tomar mis útiles escolares.

Saliendo le pregunte a mis compañeros.
-¿Julián de que hablaba la maestra?
-Que voy a saber yo, si estaba contigo en medio de la selva.
-¿José cuál es el tema de la tarea?
-Qué te pasa yo estaba contigo. ¿No te acuerdas?
-¿Justiniano, anotaste la tarea para mañana?
-Me quede en el campamento, compañero.

¿Todos? ¿Por eso que en esa expedición había tanta gente?

-Oye ¡Aventuroso!
-Porque no le preguntas a la Giovanna, que ella siempre es aplicada, no tiene fantasías.
-Hola compañera me puedes decir; ¿Cuál es el tema, para mañana?
-¡No te vayas a creer que te hago la tarea otra vez!
-¡No, Chica! solo quiero saber cuál es el tema.
-Es el de Bolívar.
-¡De Bolívar! ¿Pero cuál?
-Que andaba por allí haciéndose el revolucionario. Es un tema libre.
-Bien, una de guerra y libertario, fenomenal.

-Deja ese tema Aventuroso que el lunes nos jubilamos para irnos a Playa Verde, o ¿Piensas hacer la tarea?
-¡Sii! ese tema es bien.
-¿De verdad vas hacer la tarea?


Yendo para mi casa; me vino en mente, que la escuela seguro la inventó un viejo obstinado, que no sabía cómo hacer para infringir un castigo a los niños que se burlaban de él.
De esa manera les quito el aprendizaje práctico y les aplico la educación sedentaria, para que cuando crecieran fueran cascarrabias como él y de esa manera se explica porque los adultos son así…

¿Porque no puede ser educación libre, cada quien aprende lo que quiere como siempre ha sido?

La Guaira 26 septiembre 1966.

Escuela; Eugenio María de Hostos.

TEMA

Simón Bolívar el rebolucionario.

Este Bolívar era un ciudadano normal, hasta que un día se amotinó contra el gobierno, no le gustaba la esclavitud, ni el somete en que lo tenían oprimido, así que inició un ciclo de conspiraciones, contra lo que estaban establecidos en una de poder, el tenía un sueño rebolucionario, que todas las cosas tenían que ser de todos, nada de malamañosos que se apilonaban todos los objetos, o sea que las cosas tenían que estar en medio la plaza y quien tenía necesidad las usaba, el dinero igual, de todo el mundo y de libera circulación.

Por eso habló con sus panas y les explicó sus ideas livertarias; estos le dieron toda la razón, así que se armaron como pudieron y se abrieron en una de hostilidad contra el imperio.

La cosa no fue fácil, porque la gente es burda de caleta con las objetos materiales, por eso había que despegárselas a juro, iniciando con una guerra del arrafeque; arrasa y quema, después lo que quedaba lo repartían, hasta que toda la gente se quedó sin nada, y quedando de esta manera libres de las cosas que los tenían sometidos, subyugados.

Igual a los indios que no tienen propiedades y viven una de natural. Mucha gente no se acostumbraba a ese estilo de vida rebolucionaria en especial las mujeres, que no querían andar como las indias a lo natural pues, de esta manera se envolvían en hojas de plátanos como las hallacas.

Al poco tiempo la felicidad regreso al pueblo, no había envidia pues nadie tenía nada. Además en las mañanas se quedaban como los indios meciéndose en las hamacas, mientras las mujeres se iban pal monte a sacar la yuca, el ñame, el banano del conuco, (huerto).

Al mediodía eran peleas de gallos por todos lados, en las tardes se bañaban en el rió, y al atardecer se comían una arepa con mantequilla, café con leche y se prendía el Joropo llanero; Con Arpa, cuatro y maracas, bailando a la luz de las fogatas y cantando bellas canciones de esta gesta livertadora.
Canto

Son las coplas señores y señoras, que esta noche yo compongo en una rápida improvisación, para relatar la gesta histórica de nuestra soberana nación.
De Simón el Livertador; Hombre gallardo, bueno con la espada; majestuoso con la pluma; macho con las mujeres.
¡Si señores Bolívar el Livertador! puso a correr el imperio entero, solo con su valor, nos dio a nuestro pueblo honor y gloria, para ser gente independiente otra vez, como el tigre en la foresta.
¡Si caray! Bolívar el livertador varón entre los varones, donde el pasaba las tropas enemigas huían, la pólvora no disparaba en su contra, el acero perdía su temple delante su presencia, los puñales no herían, todos callados oían con respecto, porque infundía valor a los patriotas, miedo a los realistas, devoción a los ciudadanos.
¡Aquí estoy yo pues! con este canto popular, afinando mi voz para acompañar mi copla con arpa, cuatro y maraca, componiendo estrofas que salen del corazón para cantarle a Simón a ese gran varón, hombre de arrojo; letras y gran honor.
¡¡¡Esta es tú patria Simón!!!
¡¡¡Vuelve cuando quieras!!!
Para armar una sampablera, rebolucionaria.

Que tú presencia nos recuerde, los días gloriosos de nuestra emancipación. Fin.

Bien, ahora que termine la tarea, me voy a ver las comiquitas.
De mañana temprano, estaba bien peinado y con la camisa limpia. (Limpia porque era lunes).
La maestra al verme se sorprendió.

-¡Caray! Castellano, no lo puedo creer, que estas hoy lunes en clase, no me digas deja que adivine, ¿Te trajo la policía?

-¡No, maestra! ¿Cuál es el sarcasmo y el burloneo? traje la tarea.
-Bien, dame el cuaderno, oigan niños la primera tarea de Castellano en tres años.

Me sentía muy feliz ese día, como quien se quita un gran peso de encima, eso sí cuando pase cerca del pupitre de la Giovanna, me dijo:

-Me lo hubieras dado para corregírtelo, chico.
-¿Qué te pasa nena? Aquí hay un escritor.
-Sí Castellano, me lo imagino, no más.

Después de los preliminares y la zoquetearía de pasarnos la lista, como si fuéramos ganado en un potrero, pa’ contarnos, la maestra me grito.

-¡Castellano! ¿Qué historia es esta?
-La de Bolívar.
-¡La! ¿De quién?
-De Bolívar maestra, él mismo me la contó hace unos días que me jubile.
-¿Que dije yo el viernes?

Entonces mire a la Giovanna, como diciendo; ¿Entonces?
Ella entendió y se levantó, abrió su cuaderno. (Muy bien conservado por cierto, porque el mío estaba un poquito descuidado, un poco desbaratado y algo sucio, parecía como si lo hubiera salvado de entre una merienda de caimanes).

-El tema para la tarea del lunes será; Simón Bolívar el revolucionario; tema libre.
-¡Bueno! eso fue lo que hice.
-Este muchacho del carrizo, esta no es la historia de Bolívar.
-¿Cómo? ¡No! maestra Pina, él mismo me la contó allá en Punta de Mulato, se la pasa en el mercado y se la cuenta a to’ er mundo de verdaita, y canta también.
-¿Y se llama Simón Bolívar mijito?
-¡Si! el negro Simón lo conocen todos los del mercado, es tan viejo que estuvo hasta en la colonización.
-Hazme el favor mijito, la historia era la que yo dicte la semana pasada en clase, que seguramente estabas inexistente y oyendo cuentos de borracho en el mercado.

-El tema me dijo que era libre, además no puede usted saber más que él, que la vivió.
-Era mejor que te jubilaras Castellano, sinceramente y ¿Este hilera de doble punto y comas que pones a que sirven?
-Para no perder el hilo constitucional del discurso, son bien ¡tú ves!
-La verdad que por ser tú primera tarea, te la voy aceptar para no desanimarte, otra cosita niñito desobediente; se escribe revolucionario y libertador.
-Pero va a saber más que él, y así lo pronuncia el pueblo y las reboluciones son populares o ¿No?
La maestra puso una mala cara, regrese a mi pupitre y me sentí orgulloso de mí.
-¡Niños atención! Hoy hablaremos de moral y cívica; Tienen que saber lo importante de esta formación en el ciudadano.
Julián, José, Justiniano, Jacinto y Julio nos miramos.
-Bien pa’ ¿Dónde vamos?
-Pa’ una de vaquero chamo.
-¡Cuantos somos?
-Los mismos de siempre.

Mientras más aburrido es el tema en clase, en que se trata de introducir los razonamientos de adulto en el educando, más fértil es la imaginación del infante.

Pero antes de partir hacia los confines de la realidad.

Mire luego a la Giovanna y le dije;

-¡Pendiente de la clase jeva! que nos vamos de evasión.
-Sí ya lo veo que están idos.

Ella solo lanzó un suspiro.

¿Cuándo le costará ser cómo es? me vino de preguntarle, cuando cuesta liberarse de todo este sistema impuesto, dentro de la violencia implícita de sistema, pero ya mis compañeros habían partido.

Sucedió; que la caravana que nos llevaba al lejano west, más allá de la tierra prometida, a cierto punto fue atacada por los pieles rojas.

Rápidamente nos formamos en círculo, mientras el sol tomaba su posición en el alto de los cielos, en el cenit, las flechas se encajaban en las maderas de los carruajes, y respondíamos disparando nuestras pistolas en todas las direcciones, la tierra prometida estaba detrás de aquellas montañas, debíamos solo resistir a estos hostiles amotinados, que guardaban las puertas hacia ella.




Historia sustraída del diario de la Giovanna, que no voló a las tierras de la fértil imaginación de los sueños infantiles, por estar pendiente de la maestra Pina.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Mar Jul 16, 2013 5:19 pm

Lluvias de abril.

Corría el año 1996
Primera parte


Después, una mañana se perciben las primeras gotas de lluvia, y el terreno se vuelve resbaloso, en el momento que Marisela y la Doñita, salían del rancho (barraca) con sus cacerolas montadas en la cabeza, la Doñita resbalo dejando caer las cosas que rodaron por el suelo, cuando se levanto tenia un dolor en la pierna, y dijo:

-¡No! mijito sí el día inicia así es mejor dejar pa’ otra vez.
Como siempre el buen día, se ve desde la mañana.

Caía una lluvia fina, que llamábamos moja pendejos, crees que no es nada, pero después te encuentras bien empapados.

La mesita botada en el suelo, la cocina de kerosén, el aceite, la masa, el cazón, la carne molida, el perro que olía, el gato que masticaba, el niño que los azuzaba.

Miraba la ciudad desde la azotea, que estaba poco a poco desapareciendo detrás de la neblina que avanzaba, sobre el techo de zinc, las primeras gotas de lluvias imponían el ritmo al ambiente; una autentica sinfonía natural.

Que cosa estas mirando siempre Catire,
¿Crees que esa ciudad se moverá de allí?

Después inicio a llover con mayor intensidad, con mayor potencia, la China Hung, y Matilde la Desventurada se saludan.
Mirando al cielo se persignan.

-Esperemos comadre que termine rapidito
-Si la cosa no se ve bien.

Después corrieron como dos pajaritos, que vuelan a posarse sobre su gajo.

Marisela empezó a preparar el alimento para el pelotón, niños de diversos colores, orígenes desconocidos que deambulaban por calles baldías, en la soledad de la urbe, yo le llevo el desayuno a la doñita, todavía tenía el dolor en la pierna, así que la encontré en su lecho.

“Mira tu, las guerreras también descansan.”

Regresando a la barraca, era una lluvia propiamente constituida, que cayendo sobre las láminas de zinc, resonaba con un profundo acorde, arrancando una dulce melodía que se difundía en el día. Me senté en la puerta del rancho, eran meses que no llovía, agua no había, los barriles estaban secos, teníamos que irla a buscar a las cisternas, y acarearlas hasta nuestras viviendas, era justo que un día viniese ella a nosotros. Por eso las lluvias de abril, trae agua a la tierra que brama seca, reseca y resquebrajada, partida bajos los intensos rayos del sol tropical. Los chamos salen de casa en short o desnudos, a danzar debajo la lluvia por la bendición recibida. Las mujeres salen detrás del rancho, a llenar los barriles, tobos, frascos, baldes todo lo que puede almacenar al máximo el indispensable precioso líquido, la mana del cielo, bendición del divino, pero lejos se advierte una tormenta.

Con prisa, rápidamente se lava la ropa, se extienden las sabanas, se exprimen medias y franelas, no hay un atimo de instante que perder, una gota para malgastar, con mucho afán se mueve la vecina, veloz lava Leticia, exprime los paños también Irma y todas mis vecinas. Un perro huesudo se alza flojamente, para buscar algo seco, ajeno a la dicha humana.

Los pajaritos vuelan posándose en un árbol, a su refugio bajo las hojas, pronosticando mayor intensidad cuando la tempestad esta ya en el horizonte.

Los cables de la corriente eléctrica que pasan en alto, entre torre y torre explotan, en blanco cintillar, los zapatos, los papagayos, las atarrayas, guindados se mecen desafiando la gravedad.

El agua bendita que calma la sed al humano, al perro, al gato y alguna rata, embellece a los árboles, enverdece el monte, en su abundancia se reúne para acumular fuerzas, que hace temer a los viejos, alarma a las ancianas que han asistido con Matusalén al diluvio universal.

Los niños se acuestan en la tierra bañada para frenar el paso del agua, otros obstruyen con la mano el canal, que emite chorros salpicando aquí y allá.

Las mujeres miran al cielo, ya preocupadas por que no se ve el final de aquella ducha divina, se van angustiadas y prenden una vela a San Alejo; pidiendo un milagro que se lleve el desastre bien lejos, cruzan dos cuchillos sobre la silla en el patio, tratando de alejar la tormenta, el eminente evento que conforma el designo, lo inevitable que se refleja en la faz de Chascaría de Tomas y de Elvira.

¡Es la lluvia de abril!

Mágico sentir que cae sobre el techo di zinc, entonando formas desconocidas de canto lírico, composiciones de notas musicales a carácter cosmogónico, una dulce melodía que invita al hipnótico, simplemente girarse para regresar a dormir.

Pero el agua que se acumula en las quebradas, y corroe la tierra, invade callejones, las escalinatas y cada pendencia se vuelve su tributario, contribuyentes de ella, que se encuentran en un mismo punto, afluentes de torrentes, allá mandan el precioso líquido en frenética compañía.

El agua limpia se mezcla con la tierra, se forma fango, se forma barro, formándose con la misma tierra, la misma naturaleza que lavando el terreno, las aguas malsanas estancadas en las quebradas, que era llena de latas, colchones, bolsas de basuras, miles de corotos, centenas de botellas con mensajes imprecisos al naufragio escriben. Las aguas estancadas frenadas por tanto coroto, derroca hacia la avenida, donde reversan aquella infinita de objetos inservibles para la entera humanidad.

El torrente es incontrolable, se desborda por todos los margen, abajo donde desvía el trafico automotor, los carros son arrollados, el chofer al no poder frenar el vehículo, se lanza a nadar, ahora es el agua que lo quiere llevar y a todos los humanos desafía, se sabe que ella busca a cada precio su nivel.

Desde lo alto, se ve como una lavadora lucha por mantenerse a flote, una silla rota hace una carrera junto a la mesa en medio del cauce incontenible, entre botellas y latas una rata se agarra a un barril, desesperada por la situación y no habituado a estas mudanzas de violencia inaudita, que le arranca una lamina a un rancho (barraca) que derrumba paredes, dejando a sus habitantes desguarnecidos a la vista del publico desastre.

Las ratas sorprendidas en sus subterráneos, escapan atemorizados de tanta bestialidad, buscan las alturas, pero es agua que baja desproporcionadamente de arriba para abajo, que tumba todo, en todas las direcciones, piden refugio a los humanos, pero entre gritos y palazos niegan la solidaridad a las nobles ratas, obligándolas a lanzarse en la crecida de agua brava.

Después, más tarde entendida la situación, hombres, mujeres, y niños quién con una pala, quién con un pico o chícora, tratan de desviar esa naturaleza fuera de cauce, venida del cielo en proporciones Diluviana. Ahora se vacía una olla, después un balde, de todas manera se anega todo el rancho, el callejón mi Delirio, las escalinatas mi Desdicha, el pavimento y todo el vecindario es colada de fango.

Con la escoba, Matilde, Beatriz, y la China tratan de desviar el curso de agua, desde la puerta de casa miran al cielo, pidiendo a ti Señor con voz Pía en este sufrido día de non tumbarme el rancho de la vida mía...

Los dos cuchillos aún persisten cruzados encima de la silla, para conjurar el aguacero, los mira de reojo Lisia la Adivina, pero todos los rezos hechos para tener un poco de agua, cuando la tierra seca bramaba por una gota de agua, llevan la mejor y la iniciativa.

El torrente se vuelve un rió, y las calles agua desbordada de cauce enfurecido, las pequeñas grietas se vuelven barrancos, y como todos los años se derrumban los cerros, se caen los ranchos es un aluvión que mueve un balde, arrastra un barril, derrumba casa y barrios enteros, que sumerge la city en un amaso de agua y fango. Las casas de allá abajo están sepultadas, las casas de aquí arriba están en peligro de derrumbe. Todo el barrio es un caos, casi por desaparecer, con saltos mortales se salva un hombre, cuando somos pequeños delante la naturaleza.

Una grieta abierta en la calle, mete en peligro una casa, después la lluvia corre al mutuo socorro y abre mas grietas que se vuelven barrancos, devoran al rancho, la quinta Lila, el ambulatorio y cuantas cosas el hombre se le ocurrió construir en el cauce del natural rio, un muro se desvanece como licuado. Toda la estructura se recuesta de lado, la mujer se lleva las manos a la cabeza, después mira al cielo y le exclama;

-¿Tú gran Divino también estas en contra? Bien bonito pues.

El árbol pone una tenaz resistencia en la inmovilidad de su tronco, el agua es persistente lo mueve, lo erradica, descubriendo cada una de sus raíces que penetran en la tierra aquellas mas profundas, arrancándolo de cuajo. No hay lugar en que el agua no entra, lamina que no arrastra la corriente, rancho que no sea inundado, una familia entera reseñada con los brazos cruzados bajo lluvia torrencial, con el agua hasta la cintura, mira a su alrededor su casa verde oliva derrumbada sobre si misma.
Un niño llora para no hacerse el baño, pero esta vez es una imposición de la naturaleza, lo impone al viejo, a la anciana, a la mujer, al niño a todo el vecindario, los otros niños juegan todavía sin saber de la magna catástrofe que los rodea, gira, gira todo el agua que esta en el mundo, derrumbándose el entero fabricado, lluvia persistente que arrastra consigo los colores, la pintura diluida se cuela por el callejón y las escalinatas estirando sus colores, dibujando un rio multicolor.

El agua busca su salida, busca su nivel, grita el viejo Eusebio, pero ya es dueña de la situación, de la circunstancias, y se lleva consigo casas, bloques y esperanzas, dejando desilusiones, el amargo de su paso es un fragor que allana el espacio.

Abajo en la avenida, el rió se desborda convirtiéndose en un lago, es tanta el agua que inunda quintas, jardines, cantinas y también los dos caminos, que se convierte en pantano, sumergiendo, autopistas, puentes, hospitales, y todos los caminos.

La seca quebrada se convirtió en una estrepitosa cascada, que ya no es capaz de contener el líquido, así que los tributarios se la deben gestionar como pueden, así que desvían el excedente hacia los vivientes.

La arena se la llevo, los carros estacionados en la calle son arrastrados, por una extraña inercia de estas impetuosas aguas, que los lanza a velocidad inaudita contra una casa, el motor en la sala, la maleta en la acera.

Sin dudas es tiempo de lluvia y ninguno se mueve sin grandes fatigas, todo se mete en discusión especialmente las obras del hombre.

Bajo a mi altar, a fumarme una cachimba espiritual un rezo infinito, a fin que los espíritus protejan a cada viviente por haber desafiado a la naturaleza.

¿Porque nada quiere dejar en pie esta incesante lluvia de Abril?

Después de muchas horas de danzar bajo la lluvia los niños entra temblando en la casa, con la piel erizada, llenas de arrugas como viejitos prematuros, entre los cabellos bañados se cuela el agua, ellos son extraños a este diluvio, no tienen memoria de aguacero así largo y extravagante.

En su inocencia comentan los derrumbes, y señalan hacia las luces brillantes de colores excitantes de ruidosas señales acústicas que se ven en la distancia, mientras los mayores augurando que los auxilios llegue aquí cerca, salvan a alguno que se cayó en un pozo por querer tomar el desvió. La lluvia torrencial reduce la vista, así también la city desaparece de la mirada, come una ilusión de tiempos antiguos.

Así quedamos aislados todo el vecindario, porque el tiempo es agua, el espacio es agua, la velocidad de los socorros es la velocidad del agua.
Debajo la lluvia torrencial me encontré prestando ayuda inmerso en el fango, con el agua a la cintura, trasportando mujeres, ancianas y niñitas.

Nada quedaba seco, las grietas abrían las paredes, se caía el frisado, las rejas cedían al atropello de las aguas, así que en ese peculiar momento el perro aprendía a nadar y el gato a volar.

Los potes de leche en polvo Klim, Nido, anegados de agua colaban la tierra, y la flor cándida encendía sus vivos colores, los muros cansados de combatir contra el elemento subversivo, cedían uno a uno sus colores de tantas veces que eran estados pintados, regresando a la luz símbolos de viejas campañas electorales todas esas promesas nunca mantenidas, cada pintada atrás en el tiempo, como paginas de libro encantado, nos relataba todo desde cuando el hombre abusivo había puesto los pies en esta tierra baldía.

La noche llego sin nunca verse el día, y la lluvia perseveraba en su dominio esta vez parecía para siempre, arreciaba sin frenos, los obreros que a las primeras horas de la mañana salieron de su casa con las primeras aguas, les pareció gracia divina, ahora saben que no fue luz divina, no hay casa, ni tierra donde ellos habían dejado a su mujer adivina.

La noche angustiosa entre gritos, y llantos de niñitos, de cuentos de espanto por la ausencia de la luz, la electricidad cortada por los ventarrones entonces se enciende la vela, en la oscuridad dejados nos hace de guía en mitad de la tempestad que la oscuridad rompía, con rayos y truenos en aquella noche de fantasmas, temores y de mágicos adivinos, en que el pueblo resignados querían solo una promesa que aquel diluvio, no fuere obra del divino.

El hombre temerario va caminando en medio de la calle para alcanzar el otro lado, con el agua que empuja sus pies hacia abajo, acumula tierra, fango, trapos y una piedra que lo hace saltar en el aire y en el intenso dolor le arranca un alarido maléfico contra toda la natura.

La gente se reúne en un refugio improvisado en la bodeguita del portugués, pidiendo un café con leche, sintiéndose responder;
-Negativo señol se corto la luz.

La señora a su lado degusta el ultimo sorbo de la caliente bebida.
Los escolares regresan de clase divertidos de tanta naturaleza, se auto anhelan un futuro inmediato de catástrofe mayor, que le cierran la escuela por un entero siglo.

En la esquina que da a la calle los Dos Cerritos un hombre se come su arepa, convencido que su casa se fue del sitio donde la dejo, mirando en la lejanía un regreso imposible.

Alguno todavía iluso se aprieta el periódico con ambas mano en la cabeza, aun si es bañado de la cabeza a los pies, se cuela la tinta desde el papel mojado con breve noticias del trágico desastre con todas las debidas advertencias muchas veces anunciadas.

La hierba y las plantas gozan del dichoso fenómeno y despuntan de la tierra con redado verdor.

Mientras tanto en la larga noche en que todas estas imágenes de la larga invasión de agua, fango y tierra en que entre los damnificados se extiende la fraternidad, se escapa en alto del cerro, halla arriba donde el agua no hace perder el equilibrio, y ser arrastrados al valle a predicar su homilía.

Cada extraño rumor lo traducen en un nefasto dolor, un vaticinio, quien encontró refugio en las casas que resistieron por ser sembradas en roca dura, les trae la angustia que les ha llegado también a ellos la hora, para ser trajinados al valle por voluntad de esta alocada naturaleza.

Este pueblo que de trabajos y fatigas pasa continuamente a ti Sacrosanto Señor, te pide solo un rayo de esperanza mañana a primera hora de la mañana, orando después que las duras tareas las enfrenta solo, con noble empuje de ti luz divina.

Las casas iluminadas con vela caen por intervalos en tinieblas, por culpa del viento que las apaga con continuas ráfagas, llevándose consigo, laminas y vestidos, con paciencia sabia Laura la Iluminada prende la vela, en su faz se refleja una profecía con seriedad adivina. Después en la lejanía a la ciudad regresa la luz y se enciende también aquí arriba todas las esperanzas que duermen en el olvido.

Del cielo todavía cae una perseverante, libera lluvia para hacer concluir un su comanda mentó, no desafiar la naturaleza soberana, que después regresa a recoger su celeste domino. La tierra bañada hasta los cimientos es la prueba mas dura, ahora nos hundimos en el fango, que cede bajo nuestros pies al fango argilloso. El alba llega desvelando a los ojos incrédulos la visión nefasta, de la catástrofe aportada apocalíptica, las casas arrancadas de las bases y convertidas en curso de agua. Escalinatas canceladas debajo una marea de fango, rocas gigantes gobiernan las calles, a lados permanecen muebles descoloridos y laminas oxidadas.

Así a esa hora de la mañana llega a nosotros Jonás el Evangelista, con grandes amaso de fango pegados a los pies, que su excesivo peso le dificulta la avanzada a la tierra prometida.

Lo saludamos con fuertes aplausos, son las 7 de la mañana y es el primero que regresa después del desastre.

¡Agarra Jonás la botella caray! De mi mano y date un guamazo de ron y llévatela toda la botella contigo.

Después nos saluda, abajo de la lluvia incesante con su ¡ALELUYA! Porque su fe la lleva en su corazón que es una oración viva, nos dice con voz emocionada;
-Me voy al rancho de la ¡vida mía!

La lluvia cae incesante, sin pausa, como único aviso de obstinado prevaler de quien osó delante a la rebelde naturaleza oponerse a su designo. Hombres con palas y picos con el dorso desnudo y el esfuerzo sobrehumano, tardan en restituir un dominio proclamado de orden humano. Quien resbala, quien cae en una trampa de fango esparcida en el camino, así se promueve socorro con el último aliento de fraterna justicia. Naturaleza indómita te vengas del pobre, pero tenaz se opone a ti el hombre y la mujer que en la pérdida de todas sus pertenencias, hacen un último y sobrenatural esfuerzo reiniciando a excavar.

Viene de abajo y se hace gigante delante el fracaso, su dignidad crece en la lucha que le opone el destino, solo la esperanza le ilumina el camino haciéndole de guía.

Los niños regresan a jugar debajo la lluvia, juntan fango, hacen figuras humanas que las gotas de lluvia disuelven a vista de ojo, como es inútil la obra del hombre, predice el predicador y manifiesta el evento.

Las guacamayas, los loros y otros pájaros, vuelan sobre de nosotros con su extraño cantar, pueden irse lejos, pero no lo hacen, se quedan aquí en el valle a hacernos compañía.

Los barriles que desde el techo recogen agua de lluvia, la única que quedo limpia donde el hombre fatigado lava su piel de la tierra endurecida.

El agua de lluvia, ahora hierve en el perol de leche, convirtiéndose en perfumado café, que el humano se saborea parando el trabajo recostándose de la pala, el único instrumento para frenar ese desastre, sintiendo como el líquido caliente deja un bienestar dentro del cuerpo, así espanta el hambre, y otras necesidades de humano vivir.
La pala pesa más del normal, el fango no se despeja inmerso en el líquido acuoso, pero el hombre insiste para retomar su antigua autoridad y no desfallecer por la adversidad. En la mañana se observa desde el alto del cerro, el valle, el rió desbordado que ha inundado avenidas, urbanizaciones y todos los caminos, como una enorme culebra marrón invade parques, jardines, palacios y condóminos.

No hay espacio que el agua no invade, pero el hombre sabe que en el tiempo el agua no perdura, las nubes incesante mañana estarán vacías de su multifacético elemento.

Augurios, nefastos como de adivinos anuncia un eminente desastre de diluvio universal; es el borrachito No e’, denunciando al mundo la venganza divina por pecaminosa conducta de humano respiro.

Recorre en forma oral, parábolas de sabiduría celestial, que recuerda a los pasantes sucesos ya olvidados, en que el pueblo es culpable de su humano desvió, con extraños gestos nombra un tribunal que en el cielo anida, una sentencia suprema que al pueblo destina, donde la lluvia se convierte en una forma de castigo que guía cada singular destino, preanunciando el fin de la Apocalipsis; de truenos y relámpagos, de agua y fango, de lluvia y granizo.

Así el natural elemento se vuelve ira del cielo, donde humaniza el sentir de la catástrofe que a todos envuelve, para hacerse venganza y golpear al humano en cada desviación, siendo el borrachito; No e’, artífice anunciador de un desastre jamás visto por ojo de humano alguno, hasta que se pueda enderezar todas las desviaciones que atraen las fatalidades.

Lo escucha con atención el niño, la mujer no, entretenida compra el alimento, habituada está, que desde su boca siempre han salida maldiciones, sandeces, necedades, sortilegios, maleficencias de forma inclemente y esa atroz pestilencia, que esparce en todo el vecindario, por causa de la enorme hediondez de su infinita embriaguez. Evitando el incomodo obstáculo, llama al niño a su mano abierta, para desafiar a la tempestad y llevar el esencial alimento rápidamente.

El niño sorprendido por el extraño personaje, lo cree verdadero y da certeza a cada una de sus palabras, que lo hace crecer en sus blasfemias escuchando su predecir, imagina aquel fantástico ser que es la verdad, es él, el artífice de aquel espectacular fenómeno, que él tiene conocimientos a todos los demás desconocidos, abrió las fuentes del cielo y así en posesión de ritos mágicos de formulas secretas, tiene el poder para crear las descargas de rayos y truenos que por causa de sus explosiones, le han ensuciado su traje y ennegrecieron su barba, piel y traje. En su cara se denota, una expresión de tierno temor por estar delante la magnificencia que controla los cielos, corre debajo el refugio materno, el niño que resbala en el pavimento por el impulso imprevisto del bañado cemento.
Después mirando al borrachito No e’, con gran curiosidad, pregunta, como un filosofo antiguo delante la ciencia del bien y del mal.

-¿Quien es mamá?

Esperando con mirada fija la confirmación de aquel mágico ser.
Pero la mujer, habiendo vivido en una cruel realidad, faltándole la fantasía en todos sus géneros, delante a aquel absurdo personaje que grita, que el hace milagros y posee los prodigios típico de los profetas, responde al niño con radical afirmación;
-¡Ese! lo que es, es solo un loco de carretera, mijito, que espero que la lluvia se lo lleve bien lejos, a un lugar seco de sobria existencia.

Voltea hacia atrás llevado de la mano materna, debajo el torrencial aguacero, el niño desilusionado del mágico ser, el único que habla de mundos fantásticos, acciones mágicas que a todos los adultos le son desconocidas, así lo ve desde lejos bañado completamente, agitando su botella de aguardiente, y declamando promesa venidas del más allá, el negro hollín que se le cuela por la piel, como licuándolo se disuelve en la distancia igual que a una figura de arcilla, mezclándose a los otros materiales que arrastra el torrente, a la pintura que se lleva de las paredes, las historias que cuelan continuamente desde los muros como el desojar de un libro abierto, a la arena, a la tierra que el agua reúne en
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Mar Jul 16, 2013 5:22 pm

[quote="revolucion1954"]
Lluvias de abril.

Corría el año 1996
Segunda parte


único caudal desenfrenado. La lluvia incesante ella encuentra refugio en una puerta abierta, desde el zaguán emana una voz amiga.

-¡Entra comadre! Que esto es un aguacero de portada épocal.
-No puedo, ahora mí estimada amiga, llevo el alimento a mis pequeños.

Entra en la calle con firme decisión, con fuerza y firmeza, pero le llega una onda de agua que le expulsa una rueda del público servicio. Pero continua la mujer su humano desafió, contra todos los elementos que al humano desafía, ¡sí! porque tiene que acudir a su prole, va así contra el designo y cada litigio que encuentra en el camino, pisando con firmeza la tierra bañada que hunde a sus pies en el fango, que le envuelve los pies como dulce de pana. El niño descalzo ve al fango entre sus dedos, sonríe escapando de la mano protectriz.

-Ojo mijito, ¡alerta con lo que haces! (Como ultimo consejo al chamo salvaje).

Todavía en mente el niño tiene el cuento del borrachito Non e’, contándole a sus amiguitos, el extraño personaje que esta en la vía publica y tiene en mano la llave que abre los chorros de agua que cae desde los cielos.

Atónitos escuchan su mágico cuento, entendiendo el porque del torrencial aguacero, alguno desnudo corre apartándose del grupo y se lanza panza en tierra para quedar cubierto en el pozo de agua hasta la nariz.

En el seco refugio, el agua tibia se junta a la harina de maíz, para hacer una masa se le añade un poco de sal para hacer una arepa y comerla con margarina, salen humeantes del horno de María, para donarlas a las familias, a quién excava desde temprana mañana, apurándose para encanalar el subversivo elemento.

Todavía derrumbes, erosión, todavía agua, que cae del cielo, todavía paredes que ceden, todavía ranchos con sus laminas que se desmoronan sobre de ellas mismas, apoyándose a su lado como elefantes durmientes, que el hombre insiste en alzar de nuevo no aceptando al natural designo de terminar sin techo en medio de la tempestad.

El afluente conducido por una canal construido al improviso, llevan el agua a la obstruida quebrada de montaña, cuando se siente un ruido ensordecedor causada del agua que rompe la diga artificial, hecha con desechos de vida humana de una inmane inconsciencia, la presión que ahora rompe la diga que se lleva todo hasta la próxima estación lluviosa en que reprenderá los trabajos para liberar su cauce.

La basura que en el medio de la quebrada frenaba el incontenible elemento, ahora presiona empujando todo aquellos objetos de humano rechazo, inservibles a la entera humanidad que navegan formando una masa de tierra, aguas negra que se lleva todo y va creciendo en furia, arrastra casas al borde del barranco, arrastra latonería, y a su paso cada cosa que encuentra en el curso de su natural cauce que desde que se tiene memoria es su normal desembocadura.
Y pareciera decir;
Quítense hombres sino me los llevo vía, (se presiente por causa del ruido hecho por el sordo estrépito) o los sepultos vivos, parece decir la furia del agua que desencadena con inusual violencia, que el incauto pierde la vida, contraria a cada cosa que encuentra en su camino que es su dominio, corriente que quiere llegar a su ramal principal, que ahora gobierna la vida, y que sumerge la autopista, casas, quintas y todos los edificios gobernativos.

La gente que escampó la tragedia anunciada con fatiga llega a la cima, como naufrago de sus vidas, que aun es en vivo todo su amargo designo, girándose a ver como su rancho, y toda su vida la arrastra la lluvia por la vía, yendo a parar abajo en el valle para edificar un amaso impreciso de tragedia sin fin, algunos a intervalos se recuerda de la Sabia Inés que cada día decía; limpiemos la quebrada ahora que esta seca, antes que se llene y nos niega la existencia, algún día.

Ahora que se creen haberla escampada, que por pocos milímetros han salvado la vida se consuelan, preguntándose ¿Porque tantas desgracias se amalgama en una sola vida?

Escure el agua, Escuren las lagrimas, escure la rabia en el rostro de Livia, escuren las lagrimas también en los ojos de Yarima, sus gotas de dulce liquido hacen colmar la quebrada desbordada, como una dulce contribución al inmenso líquido que desborda el arroyo, que rebosa el riachuelo y sale de la orilla del rio.
La crecida de las aguas han invadido el hospital, así los enfermos a nado se dan de alta como galenos prudentes ante el magno evento, unos salen a nado y otros flotando en sus camas cubiertas de blancas sabanas.

No perdona a nadie, ni nada, es como una bárbara invasión que no ahorra ningún dolor.

La gente allá abajo donde el río invadió la avenida, y todas las vías, calles y caminos, corren asustados hacia la plaza mayor de Petare, y encuentran como buen auspicio la iglesia con las puertas esparrancadas de par en par, aquel santo refugio comúnmente olvidado por el ajetreo de lo cotidiano y cuando las pujanzas de la vanidad humana de todas esas costumbre vanas que lo convirtió en lugar de olvido, ahora que las previsiones humanas han fallado, mira allí al pueblo reunido en oración, como inocentes niños arrodillados delante de las estatuas en ferviente plegaria al santo de su predilección, con las manos cruzadas frente al altar, pidiendo con extrema devoción clemencia y perdón por cada pecado hecho o debido, tomando a un santo de abogado, santo de su probada lealtad, a la virgen María pidiéndole la gracia a gritos, suplicando de terminar con las hostilidades celestiales, contra nuestro humilde colectivo.

Los mas necesitados por pecaminoso andar, encienden una blanca vela, pidiendo angustiados en baja voz sabiéndose culpable por el castigo divino, piden el propio perdón por todas las trasgresiones pasadas, haciendo votos de recto vivir.

Pero la lluvia, incesante aguza el castigo y lo dice categóricamente un enorme rumor que arrastra el barrio entero hacia la quebrada, Que las personas la elevan a ser antropomórfico, que dice; de esta manera aprenderán a no cerrarme el paso con tanto cachivache, ahora me llevo todas sus cosas para dejarlos en ruinas desolada, desprovistos de techo y aun del sustento.

La destructora cañada de imponente portada, hace recordar a todos el cuento bíblico, en que el agua cayó por 40 días y 40 noches sin pararse, arrebatada por la angustia y la desesperación explota en llanto Sor María, Sor adolorada, Sor Angustia y Sor Esperanza.

En estos momentos todas las vías están inundadas, y son solo caminos de socorros, los bomberos hace lo imposible, también el ejercito llega en ayuda una vez sin fusiles, pero armados con pala y picos, en ayuda del pueblo llegan, los cuales sorprendidos los mira con desconfianza, como parte de un gobierno hostil.
El anciano, Gregorio el Alzado, muy cansado, cae exhausto y mira sentado desde arriba del cerro, maravillado al ejercito que llega sin fusiles, le asoma una lagrima que se le escapa de la vista, después reza a DIOS porque es justo el divino: “Gracias DIOS mío, por no hacerme morir y así ver un único DIOS, y una vez mi pueblo unido, aunque sea en medio de tanta ruina, al ejercito en ayuda del pueblo.”

Se trabaja en todas partes con noble intención, se trata de ayudar quien se puede a la anciana Josefina que del rio trajina, a bajar a los niños del tejado, al gato de la letrina, cuando el diván flota en el torrente Tirano.

Vuela en el cielo un helicóptero, un rico constructor ve en el desastre pingues ganancias, si porque es ganancia de licitación, se hace la cuenta de cuantos negocios se harán mañana, el que lo ve desde abajo, sabe que nos es ayuda que del cielo llega, siempre esta el que prospera porque gana con la desgracia ajena.

Todavía nubes se amontonan en la distancia y encima de las montañas, rayos y truenos la hacen de patrona, la gente grita y excava abajo haciendo canalones, pero el agua de lluvia empieza a caer de nuevo en forma de chaparrón, un aguacero con furia descarga en la espalda del hombre agua y granizo, el hombre sorprendido del derrumbe que se acerca, salta del borde al barranco, teme por su vida al ver en vuelo lo alto del precipicio.

Oyendo la radio que anuncia desastres sin tregua dando cifra del inmenso desastre, donde cada habitante del valle lleva consigo la deuda del gasto, que las aguas dejan a su paso.

Alguno se recuerda todas las protestas por el agua, que faltaba durante la prolongada época de sequía, las súplica alzadas con clamor al divino, por el líquido deseado, que aquel chorro seco se obstinaba a no dispensar, la piel seca con el sudor pegado, los platos en la cocina dentro del tonel, acumulados entre una nube de moscas y zancudos clamaban por agua y jabón. La sed calmada con bebidas gaseosas, las largas colas en fila india entre baldes de vistosos colores, para buscar agua precaria y no siempre segura. La tierra partida, tostada, seca y agrietada, por los inclementes rayos del sol, que como Lázaro en purgatorio pedía una gota de agua en aquel inclemente calor, que los niños inocentes mojaban haciéndose pipí, rellenando aquella pequeñas grietas que hoy se trasforman en precipicios. Los perros con un pedazo de cuerda alrededor del cuello, flacos y llenos de garrapatas, buscaban desesperados una gota del líquido, un poco de sombra para escapar de aquel martirio de rayos solares. El viento seco y caliente, que al pasar levantaba el polvo, para fastidiar a los pasantes y vecinos, antes de ir a ensuciar las sabanas extendidas en las cuerdas de Lucia, la que se enfuriaba porque acabadas de lavar, con lo que le costó acarrear el preciado líquido. Ahora que la quebrada de agua es abundante para calmar la sed, a los amigos y enemigos, lavar los platos, barrer con la hediondez del pipí seco, las cacas de los perros blanqueadas por los rayos solares, las aguas negras llenas de larvas y gusanos, que poblaban las quebradas, almacenadas dentro de tarros, latas y botellas.

¿Que cosas tiene este pueblo, que pide cuando le falta, y se desespera cuando nada en la abundancia?

La lluvia se hace mas densa y fuerte, se lavan las palas y los picos, lo humano esta ya hecho, esperemos que aguante para el mañana.

Las gotas que les caen de los cabellos, las facciones son reflejo de cansancio, se ve un hombre probado al extremo de la fatiga, que ve a su humilde familia hundida en la desidia que proyecta el caos urbano.

Después desde debajo del improvisado techo alarga la mirada al cielo, pero sabe que no hay salvación, que su casa es como estar en el monte Olimpo, envuelto en las nubes, envuelta en el fango y llena de inmundicia. La noche no cambia la situación, solo el color de las nubes un cielo sin estrellas y sin luna, como si nosotros estuviéramos suspendidos en el espacio sideral dentro una nave espacial escapando al fin del mundo.

Por eso toda la noche fue lluvia incesante, sonando una dulce melodía sobre las láminas del rancho de Mileidi.

No hay tiempo para perder, al amanecer llaman a todos los hombres en armas, por eso pico y pala pasan de manos, en manos la tierra partida se rebela de nuevo y expulsa desde su interno un continuo torrente de fango-liquido unido en complot contra el humano, cada hueco excavado se llena de agua, que se trasforma en fango, que hunde al excavador y ensucia al pasante. A dorso nudo no cesa de excavar, pero a cada palada y picotada salpicada de fango, que después se cuela por su piel con el agua de lluvia, se trasforma en un esfuerzo inútil delante el avanzar continuo del rebelde elemento.

La radio apagada en silencio morboso, ¿Para que sentir la tragedia de otros? Cuando podemos arrastrar la propia homilía, la que el destino confiere a Sofía, a Josefina y a todos sus vecinos.

Después al improviso, se siente un calor sobre la piel, al mismo tiempo que las gotas disminuyen de cantidad, todos posan las herramientas sobre la tierra y dirigen las miradas hacia el alto, el sol resplandeciente se asoma de entre las nubes y calienta la atmósfera. Se abre un paréntesis entre las nubes, es el Catire (sol) que aparece en la cima del cielo alumbrando el valle, en forma de arco iris multicolor, todos lo miran, fijamente como cuando reaparece un estimado amigo que se había enojado con nosotros, y regresa a hacer la paz.

El pájaro sacude el pico, y hace un primer canto que después es seguido por los otros volátiles, como un conjunto musical, dando una serenata al pueblo olvidado debajo de cada inclemencia. Pico y chícora empieza de nuevo a romper la tierra con nuevo vigor, rompe el agua, y arrastra la tierra creando un pozo parte de un canal profundo. El sol crece en la inmensidad del cielo, así hace más grande la esperanza, las nubes ahora vacías, descargadas, corren entre las montañas, entre los árboles, en el ondulado del terreno, de pronto aparece el profundo azul del cielo entre nubes y montañas. Desde la tierra entonces sale una extraña calentura, llena de humedad, es el sol tropical que seca todo inmediatamente, la tierra, la ropa, al hombre y todas sus pertenencias.

Desde lo alto se anuncia;
Venganza consumada la nubes se reúnen en el alto de la montaña y nos saludan con sarcasmos; ¡adiós hasta la próxima estación de lluvia!

Una rata aturdida, es atacada por los perros, se zambulle de nuevo en el canal allanado de aguas tumultuosas.

Ninguno es capaz de hacerse una conciencia de la totalidad del desastre.

La Doñita Amelia empuja hacia arriba con un palo, la lamina de zinc abombada de agua, el agua que cae hace girar la cabeza a las gentes, que teme un nuevo aguacero, aun no se confían del radiante sol.

-¡Mira muchacho tráeme ese palo!

Así fija la lamina de zinc que cedió bajo el peso de las aguas, es la primera señal de la reconstrucción que tendrá que advenir, como la paloma que regreso al arca del profeta Noel con una ramita de oliva en el pico, volviéndose símbolo de paz por todos los siglos, en este preciso momento inicia de nuevo el desafió para plantar el mañana, que hoy, no es negado por este mal destino.

Todo las cosas, cada coroto es agrupado y llevado a secar, roba, colchones, mesas, se lava dentro de lo que quedo en pie, más agua aun para sacar el fango, el sucio, la tierra acumulada como infausto designo.

Ve el hombre los derrumbes y la tierra que el agua disolvió, el sol la seca y la consolida de nuevo. Los hombres llegan poco a poco, ninguno llama pero se auto convocan, se congregan y se reúnen todos los hombres con un fin común, alzar de nuevo el suburbio que se desplomó bajo el caprichoso invierno. Las mujeres lavan todo en un esfuerzo incesante para meter orden y limpieza a la desordenada naturaleza.

Luisa la Patriota que afuera de su barraca, ha llevado todas sus pertenencias, en un amaso de trapos rotos y enfangados en el peor de los desastres, encuentra una bandera, que la hace reflexionar y toma la bandera entre los harapos enfangados del desastre nacional, este deshilachado tricolor a bandas horizontales se dice así misma:

Rojo por la sangre de los patriotas.

Azul por el cielo y el mar de los Caribes.

Amarillo por las inmensas fortunas minerales que tiene la nación, pero que goza solo algunos.

No le gusta al guerrillero Andrés que exclama; Mejor el amarillo por el sol que nos da sus rayos a todos como en un socialismo real,

¡Abajo el gobierno carajo!
Cuando a su alrededor todo es destrucción.

Toma Luisa la bandera llena de barro y lodo, la enjagua en un barril de agua de lluvia y busca desesperadamente donde izarla, mirando a su alrededor es todo derrumbe y queda solo desolación, todas las cosas esta derribado a tierra, entonces me mira a mí, que estoy en la azotea ajustando las laminas de zinc, y me grita, a viva voz.

-¡Entonces Catire enarbólala tú! en la platabanda de tú rancho (barraca), que quedo en pie, porque la edificaste en la dura roca, allá arriba en la parte mas alta de estas escalinatas que llevan al cielo.

Me la trae amarada a un palo de escoba, después se asoma desde mi techo y grita;

¡SI LA NATURALEZA SE OPONE HAREMOS QUE NOS ¡OBEDEZCA!

¡VIVA EL BRAVO PUEBLO!

Sorprendido le dije; Mira Marisela esta tipa como que se arrebata.

-Cállate mijo que es una frase de Bolívar (no el de los billetes).

En ese momento del profundo de nuestro emocional con una intensa conmoción de mi colectivo, mi pueblo duramente probando, por cada calamidad que nos depara el destino, se expandió en el ambiente de mi barrio una fraternidad de hermano cristiano, junto a la radio iniciamos a cantar el himno nacional de una patria; que puntualmente nos ha da la espalda todas las mañanas, con intensa agitación que hoy alcanzo su delirio en este vecindario, donde llegue a sentir que mi destino es la lucha de hoy, que será el triunfo del mañana.

Después se acerco Jonás con la Biblia en mano, leyó la palabra de DIOS.

“Lo ves yo plante mi tienda en la roca firme por eso quedo en pie.”

También nosotros tenemos que ser la roca, en que se cemente una nueva sociedad, donde todos tendremos lo necesario para nuestro sano vivir, distribuyendo la riqueza con igualdad;

No mentir, no robar, no emborracharse, no holgazanear.
Lo ves jeva nuestra casa no cedió, porque esta plantada en la roca y la roca es firmeza, cuando hay firmeza a la mujer no le faltara el marido.

Las comadres constituyentes del comité viudas y victimas del hampa buena y mala no lloran, ¡No!

Las huérfanas de patria y de todas las carencias de las políticas sociales, saben levantarse solas.

Se reúnen para programar el mañana, rodeado de una tropa de niños aun en primeros pasos infantiles, desgastadas por la lucha dentro de las más injustas sociedades que en la tierra se haya constituida y se ven en la cara, que les reflejan solo un turbio destino.
Porque el que no ve es como el que no sabe y no saber muchas veces las depara de sentir la angustia delante a tanta marginalidad, de vivir en la periferia donde la exclusión social las mantiene ajenas a todo tipo de desarrollo social, levantaran las laminas de zinc, las apuntalaran con estacas rotas, remendadas, reconstruirán sus viviendas con materiales reciclados, objetos desechados, donde la abundancias de otros las arrojo. Vivirán con maridos ajenos, sufrirán nuevos abandonos, mientras la vejez les cubrirá con arrugas prematuras su piel multicolor brillante de manteca, vivirán resignadas murmurando en sus precarios léxicos frases incoherentes de una vida sin entendimiento.

Luego regresaran las lluvias de Abril y darán renovado vigor a la tierra y florecerán flores silvestres, como homenaje de la naturaleza a tanta desidia.

El fin



…Sustraído del diario de Doña Matilde, del libro; historias de vida común de las escalinatas que llevan al cielo...

Corría el año 1996...
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Ago 11, 2013 2:32 pm

¡Cuando la revolución me llame!

Un día era aún muchacho, tanto que aún robaba mamón de las plantas del jardín ajeno y me escabulliva de la rutina diaria explorando lo que todo el mundo sabia pero que aun era ajeno al mi.
Me divertía volando papagayos (Cometas) y me gustaba mucho cuando se iban a la hila, lejos, muy lejos llevados por el viento como estrofas de canciones tejidas en el cielo.
Sabes noble dama, maestra vida: un joven no sabe, cuando es el día en que inicia a madurar.
No lo sabe, pero lo presiente ante la muerte de un compañero estudiante, antes la angustia de una madre con su cocina de kerosén apagada y su perol de leche vacía, delante a la desdicha de no poder acceder a los procesos incluyentes socio-culturales de su entorno.
¿Tú me llamas a mi Venezuela?
Pero yo quería jugar trompo, perinola y jubilarme de la escuela para bañarme en tus mares, en tus ríos, vagar entre tus selvas vírgenes, cabalgar en tus llanos.
Mientras son los días en que la patria es vendida, saqueada, ultrajada, menospreciada, donde lo criollo estorba, aunque aun están los cantores que resisten con sus coplas, recordando gestas de historia heroica pasada.
Avanzas y retrocedes, porque no sabes con certeza donde esta el predominio oligarca, los intereses imperialistas que ve un valor añadido donde solo ves naturaleza que preservar, mientras los Medios de Desinformación de masas nos bombardean con sus productos de estereotipo burgués altamente alienantes y perversivos que causa intencionalmente inclinaciones individualistas, avaricias, egoísmo, y falta de solidaridad para formarse a la praxis de una verdadera moral revolucionaria para el desarrollo social de los pueblos.
Esos compañeros que han usado la revolución para sus enriquecimientos particulares están identificados y serán objeto de las purgas socialistas, (No se donde oí eso).
Si manifiestas contra el imperio, tiras piedras contra esos vende patria, son solo vainas de muchachos; gritas consignas con todo lo que tienes adentro;
¡allá están esos son los que roban la nación!
Después llega ese grito de dolor que baja desde los andes, corre por las sabanas, estremece la selva;
¡El che ha muerto!
El otro Abel de América ha sido sacrificado.
Ese día te encuentras con tus libros debajo del brazo con el llanto reprimido, porque percibes que algo que no puedes concebir pero ha ocurrido, ¿es la historia que se esta escribiendo?
Son los años de cruel despotismo, donde el pueblo cae en el olvido de si mismo, se dispara al vecino, se roba al obrero, se expropia a la doñita.


Plomo y venda.
Sangre y pólvora.
Plan y droga.
Esos son los métodos de violencia del sistema.

Te acabas de asomar a la vida y ya te piden un compromiso social, no te puedes quejar, en la hermana República de Colombia a tu edad hace rato que los niños andan con un fusil terciado en la espalda.
¿En la hermana República de Colombia?
¿Que le pasa a este mundo?
¿Porque tanta discordia?
Claro hay una oligarquía que hegemoniza en el mundo, formando oligopolios, monopolizando inmensas cantidades de recursos y medios de producción, subyugando pueblos, solo para satisfacer sus deseos materiales individuales.
Es el momento en que los libros inician a pesarte, te sientas en la colina, sobre la tierra roja desnuda que llaman cerro, a ver ese inmenso espacio del mar de los Caribe, y yo que pensaba que era todo elevar papagayo (Cometa) jugar perinola y trompo.
Son años de luchas y de traiciones porque descubres que hay hombres que se venden en lo más precioso la patria, la propaganda que te martilla a conciencias adversas y Venezuela;
Que te pide que te formes.
Pues los tiempos apremian, los sucesos son de acción inmediatos, las circunstancias te arrastran al teatro de operaciones, son tus épocas en condición inapelable, ¿Decide tú de que lado lucharas?
Defendiendo los privilegios de clase de una minoría, los intereses individualista del enriquecimiento ilimitado.
O por el contrario luchar por la justicia social, del reparto equitativo de los recursos y las oportunidades para el desarrollo social de los pueblos,
No te das ni cuenta, pero la lucha hace rato que escapó del lar domestico y se forma en una complejidad la situación, no encuentras tú lugar en el frente de combate, ni donde formarte en la retaguardia literaria, para esa lucha que ves venir, que es ineludible, impostergable, inevitable.
Una cosa si se ve a la clara, si entras en una revolución, tienes que estar convencido, porque en el frente no se puede titubear, la Victoria se puede ganar en un segundo y perderla por un micro segundo.
Así me viene de cantar y componer una copla a ese heroico pueblo que es llama de la revolución y la no dejará apagar.
Lo ves me dijo un anciano, ese proceso fracasó, ese pueblo emigra y sin conciencia de clase, se aliena a cualquier sistema que le asegure bienes de gustos pequeños burgueses, las mujeres se prostituyen como en antaño, ese hombre ha fracasado.
Pero para que haya una generación de relevo, no es para darle nueva carga,
¿A ese sueño utópico de la sociedad ideal?
Una revolución no se conquista en una o dos generaciones; pero eso si, la lucha es luchando.
Por quién supo mantener la dignidad del pueblo latinoamericano...
Lo decimo como lo sentimos, hoy nuestra lucha es crear esa conciencia de clase iluminada y de una estricta moral revolucionaria...
Sí hoy, hay un grito revolucionario que parte de nuestra nación y es deber de patria, cerrar fila contra la reacción y dar lo mejor de cada uno por una causa justa que es redimir a esta inmensidad llamado pueblo latinoamericano.

General Simón Bolívar;
Aquí estamos para consagrar a la patria.

Comandante Che Guevara;
En la lucha ¡estamos presentes!

Cuando ustedes quieran pa' lante.

Corría el año 1968, creo yo, dentro del ideal inmaduro del verbo ser, que inviste a los pueblos en el marco de designar su propio destino.

Formación a la literatura épica heroica...

_________________
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Ago 11, 2013 2:34 pm

Poema Lucifer

Son los días que me envuelven.
Son las horas que me arrastran.
Son los tiempos que me arrollan.

Donde el ser se niega a el mismo, en una forma del no estar.
Ausencia cierta del transitar entre espacios amorfos de muros altos, y cielos inalcanzables.

Cadenas & cadenas.

Rejas y candados.

¿A dónde van mis ideas?

¡¡¡A fijar en el muro las experiencias!!!

Mientras se caen los dientes y se encanecen los cabellos, la mirada de convicción del hombre, se hace divagante en el viejo.

Los otoños no llegan en vano, mientras las primeras hojas secas caen lejos, por la acción del viento, la naturaleza se desnuda, el frió abarca la piel, en los ángulos obtusos del plano adyacente los hombres polillas, los seres sabandijas se fuman la existencia, el humo analgésico, el olor vinagre-ocre se expande en el ambiente.



¡Si!

¡Degrado y miseria!

¡Abandono y desidia!

Forman los matices que se estampan en las paredes.
Los hombres sombras se desplazan por el pasillo, se mueven en el anonimato de narraciones prohibidas.

Se sustraen al pergamino de la vida, como fracciones de poesías rotas, la rima que quebrantada la sintaxis.

Forma dimensiones paralelas al margen de lo existente, se unen a los hombres zombi, muertos vivientes con miradas del más allá, con revelaciones apocalípticas, el que justamente no ve el aquí, como el fin ultimo del hombre y del universo.

Todo ello trata el pintor de plasmar en el lienzo, con suaves trazos de pinceles que luego el tiempo lo trasporte a un futuro remoto.

Usa sí, el gris para inmortalizar a quién se niega en el día a día, quien no ve colores, ni aún la luz del día, quien se esfuma junto al humo que exhala de la pipa, una llamarada avivada de un intenso respiro, donde quema el crack y el alma en un solo haz, de suspiro agonizante, sus pómulos sobresaliente exageradamente marcados, sobre una faz que expresa angustias percibidas de un mundo interior, pierde el brillo de piel lozana en sus pómulos.

Ogros y demonios; ¿Algún ángel caído? misterio del advenimiento.

Denotan facciones fuertemente marcadas por el vicio, hasta perder la expresión dada, su razón de ser, su forma del abandono, una fisonomía impropia, se alojan sentires distantes, la vida que se roba a sí misma...

El pincel trasmite en aquellas imagen el reflejo de la desidia, soledad, días aún van, noches firmes continuas con los ojos abiertos sobre si mismo no le hace posible ver la aurora.

El alba de un nuevo día, aquel rayo de primera mañana que el gallo entona en su cantar, allá detrás de los talleres, un sentir que me vuelve a la humanidad dentro de este mundo gris-cemento, de muros y paredes que como paginas vacías, como letra suelta de tinta indeleble, vana de emociones escondidas, persistente que afloran imágenes espontáneas en mi mente, al tratar de transponerme a la realidad existente.

Lucifer; el primer destello que surge en el horizonte al amanecer.

Poema: con licencia poética.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Ago 11, 2013 2:39 pm

°-CAOS URBANO-°



Sucede en las esquinas, como en las calles, en las veredas, en los callejones, en las escalinatas rigurosamente asimétricas de las periferias suburbanas de todo el continente.
Situaciones y lugares que conforman el estar, un hacer que envuelve lo social, donde se exponen formas expresivas en la comunicación alrededor del habitado que da vida, al alma del sitio al sentido del “YO” social, de la posición espacial de donde se vierten las instancias que dan paso al cotidiano a la esencia del lugar a la creatividad de sus pobladores, a esa forma por labrar una propia identidad dentro del colectivo.
Donde se forma el día a día del que transita, en que se desplaza hacia obligaciones impuestas, del que se alza en autonomía, de emancipador, forjando una propia realidad desde el espacio asignado, llega el otro pueblo el que esta, aquel que no es transitivo, aquel que se autoconvoca sin gobierno, exento de rendir tributo al poder establecido.
Los sientes decir; dame un dinero a uno y otro pasante, para comprar la botella; ron, anís, y aguardiente; los mejores amigos del pueblo, los licores y las esencias que los ponen, en una, lo que quieren ir para seguir viendo, viendo para seguir yendo, yendo para seguir existiendo, dinero expropiado al uso cotidiano.
El Efraín, cuando se despierta en medio de la traba del ayer, busca inmediatamente, la traba con sincronía y sintonía en el hoy, se voltea a un entre los ensueños que nublan su visión, hacia la trompeta, sobresaltado que no sea un sueño que esta allí, su vida no existe sin ella, es idolatría pura, sin limite, que hace de aquel objeto.
En la calle llamada por el malandreo; “Conga social club” se desplaza el gentío, las colas que se forman para tomar el trasporte periférico son cortas a estas horas, el pueblo del turno diurno esta desalojando.
De la escalinatas Baja El Edgar con su bajo, El Edgarito trayendo su Bongó.

Mientras alguien patea las latas de cervezas, tira mas allá las botellas de licor vacías del día de ayer, desalojando el lugar de cosas inservibles, la basura acumulada en un rincón esperando al recolector que brilla por su ausencia, con sus filas de gusanos y los roedores que disputan a los gatos algún objeto de roer, ellos se van acomodando sobre la acera, que hace de tarima a ilusiones imprevistas, dentro de ellos se forjan escenarios esplendidos, luminarios, multitudes en estado estupefaciente, efervescentes arrebatadas por la música.
-¡Mira Comodín agarra tus pastillas y ve a Jibariar (vender droga) para la otra esquina!
-¡Aquí no queremos enchavez! (cosas malas).
-¡Así es, el Jibareo para el otro lado de la Bodega!
-Caballeros aquí en esta esquina, es pura música y vacilón.
Mientras la palma rebota sobre el cuero, logrando un ruido seco, la trompeta expulsa notas llenas de melodía, un son meliodoso que nació en épocas lejanas, debajo de palmeras mecidas por el viento, arrullando el nacimiento del Son montuno, que posee aun mucha letra y sabor rural, hoy el Son disputa el caos urbano de la marginalidad periférica de las urbe latinoamericana y algunas del norte.

Canta:

Yo soy el cantante y lo mío es cantar, traigo lo mejor del repertorio que a ustedes vengo a brindar.
Me paran siempre en la calle, hay gente que siempre me dicen; ¡Hey Héctor! Estas hecho siempre en fiestas y con hembras.
Pero nadie me pregunta sí sufro o sí lloro.
Yo soy el cantante, cuando río y cuando lloro, soy un humano cualquiera.
La “Conga Social Club” ya repercute con su orquesta la salsa brava de malandreo encendido, se apodera del espacio, los instrumentos armonizan entre ellos, Julito en la charasca, Benitin de cantante, Efraín en la trompeta, el Edgarito en la conga, los demás sienten y mueven el esqueleto.

Las canciones llenan ese momento vital, en que las personas se van dentro de si repitiendo la letra, revocando algún hecho de su vivir, identificando su existencia con el acontecer del diario vivir de quien en una letra compone una canción con un expreso sentimiento de hechos acaecido a cada quien y este cada quien la convierte en suya dentro del espacio propio de sus individualidades e intimidades, la botella pasa intermitente, después la hierba que perfuma el lugar, tremendo arrebato, el cantante tose, el percusionista se da en el pecho.
Lucy la Coqueta, baja con su bolsa trae lo suyo Chire y pastilla, junto con la Betty, que trae malanga para la subsistencia inmediata de autofinanciamiento estrictamente proletaria, rodeadas de chiquillos que espontáneamente gritan saltan y bailan.
Los motorizados, se frenan de repente contratan y arrancan con la dosis, no sin darse un guamazo de Ron, ofrecido a la selecta clientela.
Arranca en primerazo, el motor suena forzado, largo y tendido, hasta que cambia, el tubo de escape lo proyecta al ambiente y se confunde con la música.
La música se para, hay un cuchicheo entre los músicos de la espontaneidad colectiva. Después el Efraín, le dice a la Lucy que el jibareo lo sacudan de allí.
-¡Quee è! ¿Es lo que te pasa chamo?
-¿Que pasa, de que jeva? Zapateen PA’ allá con su negocio, que si llega la jara (policía) nos arrastra a todos.
-¿Que nos va arrastra, no ves los gariteros allá arriba?
El Efraín se voltea y ve al Chicho y a Ojo de Águila con las escopetas montadas.
-Aja, bien bueno de paso nos tienes montado en la olla.
-¿Que montado Efraín? Stas drogado, con ustedes no hay nada en contra, vacilen la música y que a conciencia bastante malanga le hemos fiado.
-Mira jeva con garitero y sin; se tienen que ir PA’ la otra esquina, no queremos enchavez.
-No hay enchavez estamos en la jugada, pendiente de todo, la caleta si la tenemos allá, aquí estamos pa’ sentir la música de ¡Corazón panita!
-Sta bien, déjala que esas jevas son bien, no nos vas a poner como el gobierno a dar ordenes.
-¡Claro! Vamos a seguir en la melodía, antes que se nos corten ¡la nota! ¡Brodel!

Los instrumentos vuelven a lo suyo, el son es requintado, te obliga a darle a la cadera.

La descarga musical inicia de nuevo con las canciones como; Piraña: La mujer que todo lo daña; “Por una tierra duramente abatida, por la luz del sol, cruce, solo para volverte a ver, mujer que todo lo dañas.”
”El Periódico de ayer; ¿y para que leer un periódico de ayer? fuiste noticia en la madrugada, en la tarde noticia olvidada, periódico que nadie trata ya de leer, te tuve, te mantuve, te abandone.”
”Bartolomé! no esta llorando los martirios de su vida, nunca ha sido mujer buena de amable corazón, mujer falacia impostora de cariño, en tus ansia un corazón de piedra, con la falsedad que encierra la codicia.
Traidora, hechicera, me engañaste y hasta me robaste la cartera aléjate ¡Bandolera!”

La Betty, tiene cara de seriedad, empieza un cuchicheo con la Lucy, no se entiende lo que dicen, porque su voz es amortiguada por la intensidad del Son.
Hasta que las mujeres se van de amotinamiento, se les paran enfrente a la banda musical y les gritan.
-¡Paréenla¡ Paren ya esa descarga contra las jevas (Chicas) parranda de cc…é Mae… ¿Que ustedes son santos?
-Que te pasa ¡Betty! ¿Cual é el rebote? ¿Stas contra la música?
-¿Contra la música? ¡No! ¡Contra ese descargue con las hembras, que parecen una banda de despechado pues! ¡Ni un botiquín de carretera se dispara una descarga así!
-¡Así son la canciones chica, rolo de iletrada!
-¡Quee! ¡Sta bien poeta! Tú crees que no tengo música en mi casa, piazo de vagabundo, nos están poniendo por el suelo de traidora y todo.
-Bueno es que, eso ¡é! Te da la pálida, porque a conciencia eres una traidora.
-Mire usted caballero, me recuerdo bien clarito, que yo no le importaba, y que me sacudiera con quién ¡Quisiera! Así que no te retractes, con ratón moral.
-¿No, no retracto? De hecho; “A mi no me importas tú, ni diezmiles como tú, como veras yo sigo siempre en el bonche (fiesta) y la del ritmo no eras tú.”
-¡Que vaa! se ve que esa espina, cada vez que te acomodas molesta, y molesta ¡Porque puya! Puya ¡Porque duele! y duele ¡porque allí en ese corazón todavía manda mi persona!

-No J-O-D-A-S, eres solo periódico de ayer que nadie mas procura ya leer, y ¡la que esta revirando eres tú!
-¡Claro! con esa descarga ¿Quién no? ¡Además a la prole quién los mantiene? mientras tú lo que haces es soplar ¡Esa vaina! Dale a conciencia una melodía bien PA’ que aquí jiparos y concurrentes podamos vacilar una, de bien chamo, ¿Tú ves?
-Claro que sí, mi amiga tiene razón una de romántica, y para que dejen el despecho! Que lo que parecen es una banda de gay, en una, contra las jevas.
-¡Sta bien pues! delante el amotinamiento femenino hay un cambio de Son Caballeros.
-Esta dice asi;
-“Déjame esconder nena bajo de tu saya para huir del mundo, pretendo también suavizar el enredado de tus cabellos y dale una transfusión de sangre a este corazón que es tan vagabundo, y ven a curar a tú nene que llego borracho de la bohemia.”
La Betty se mueve aprobando el cambio de Son, a canciones que no sean de descargas, y empieza a suspirar cuantas caricias con las mismas melodías compartió con él, después agarra un tubo de chire (Bazuco) lo espalma sobre el tabaco lo enciende, se lo pone en sus labios con la candela pa’ dentro
-¡Vaya Benitin! ¡Dale!
El hombre le da un jalón, un profundo jalón, el tabaco se pone rojo tizón, el humo violeta deja escapar un olor a amoniaco, sus ojos se fijan en los de ella, y parte en una mirada que va dentro, mas allá del alma y revive removiendo duras cicatrices de ambos bandos de largo alcance, curando lo que parecía inevitable, removiendo la costra aun viva, sintiéndolo cerca se prende ese calorcito divino, dentro de ella.

Extiende el brazo la palma de su mano lentamente llega al cachete, como toda bandolera, sabe donde están los botones de comando del varón que aunque es indomable cede al cariño ofrecido, después baja de la tarima (acera) moviéndose con todo lo que tiene de adorno alrededor del esqueleto, los pasantes la miran y se imaginan a una gandola (camión con remolque) cargada de mil sabores.

Su cabello, greñudo negro azabache, brillante como manteca, deja caer escarchas brillantes de intensos deseos de normal subversión periférica sensorial, desearla hasta perder el control.
-¡¡¡Chirre—bazucó!!! El que se fuma uno se fuma tres.
-¡¡Arrebátate!! ¡¡¡Mi raza!!!
Un motorizado, llega como alma perseguido por el demonio.
-¡Epa panita! ¡Esa Lucy! Son tres pepas, dámelas de velocidad que voy soplado, la jara esta subiendo por la principal.
Ella mete la mano en la bolsa y entrega las pastillas. Mantra, 747 la irrompible, la cosa es de conmoción general.

-¡¡¡LA JARA CABALLEROS!!!

La agitación es efervescente, la música se para, los gaiteros matraquean las escopetas, Los músicos montan los hierros (pistolas).
La Lucy se para en medio de la calle.
-¿Que van a correr? ¿No son malandros, pues?
-Aquí no corre nadie, las calle son del pueblo y no de la policía.
-¡No queremos gobierno en nuestro suburbio!

Así una seriedad se refleja en el habitado, cuando las unidades para la represión del bravo pueblo llegan, el reflejo de las miradas, la música que no suena, las manos debajo de la camisa, hace chillar las ruedas, las luces intermitentes azul, rojas, blancas arrancan de una, porque en las miradas se ve donde esta el destino.
Porque allí percibieron la tierra de nadie.
El comandante con su aire de vende patria, no entiende, no esta en la jugada, es el sargento que da la orden y los policías obedecen sin chistar.
Ellos entienden, porque una vez también fueron pueblo, hasta que se convirtieron en servos del poder establecido.

El pueblo les grita; De sucios para arriba.
-¡Lo ven!
¡¡¡Cuando el pueblo es serio el gobierno no tiene efecto!!!

Las pistolas son desmontada una a una, las escopetas sueltan el cartucho, parecieran decir; nunca te abandones a la tutela del estado.

La música arranca de nuevo, con melodía de un bravo pueblo.
Pueblo bravo y soberano; sin indios, porque en este barrio somos todos ¡Cacique!

El orgullo de ser.

Después por las escalinatas bajan las gatas, Lidia La Bonita, Carmencita La Arrebatada, Julia La Melodiosa, Gabby la china, junto al barrio, en la calle, por esas escalinatas asimétricas de geometría variable, empiezan a bailar.
La Betty se acerca de nuevo como el jaguar que asecha a su presa.
-¡Que Benitin! ¿Otro jalón de Chire?
-No Jodas nenita; pasa un perico.
-¡Hay mijo! No se te puede dar cuerda, ese vicio es para ¡burgueses!
-Pasa una vaina bien, PA’ los panas de seriedad.
Saca del liguero, el pitillo de plástico, lo abre y le da un pase, él lo jala repetidamente mientras el polvo blanco de alcaloide viaja rápidamente por el torrente sanguíneo, hacia el sistema nervioso central para que el alcaloide impacte todo el frontal.
Ella le pide bailar.
-Vaya Benetin a conciencia cántame una de bolero.
-Un trancacito como en antaño.
-Sí llévala suave y tráetela pegadita, que es un bolero.
En la calle sin luz, cuando pasa algún vehículo y la luz proyectada, deja al descubierto cuerpos que se mueven en un solo Son, escaleras llenas de botes, donde niños y jóvenes sentados o acostados duermen, esperando los días para actuar de ellos mismos. La bodeguita del Portu, iluminada con vela esparcidas aquí y allá, unas sobre latas de atún o encajonada en una botella de guarapitá.
La melodía que habla de sueños de poder y ambición que se juegan la vida por dinero.

De Juanito alimaña; que tiene un primo en la policía.
De una chica plástica; que sueña casarse con un doctor porque la puede mantener mejor.

Una pareja plástica; él pensando solo en dinero, ella de la moda en Paris; donde no se ve el amanecer donde nadie ríe, gente que vendió por comodidad su manera de ser.
“Gente de poliéster, recuerda (Dice el poeta de la salsa) se ven las caras, pero nunca el corazón gente que acepta modelos importados de tiranías lejanas, que vende su manera de ser, a un poder establecido.”

Así trascurre la noche para quien se atreve a fantasear.
Cuando llega el amanecer muchas situaciones se han replegado a su verdadera dimensión, en la esquina queda solo, El Efraín en un solo de trompeta.
La Lucy se despide, ya vendió el material, se rebusco, paga a los gariteros recoge a sus hijos, medios dormidos en los escalones y los de Betty, que se desapareció con el Benitin en una de paz y amor.
-Chaito Efraín; que te vaya bonito, date un descanso.
-Que va, yo un día me convierto en viento y me voy esparciendo una nota por todo el espacio sideral.
Entonces entona algo suyo, que lo compuso del profundo de su existencia, y suena como a su himno nacional de su propia nación.
A lo lejos un borracho canta una ultima estrofa.

“El ultimo verano estuve en España, allí deje sembrado casi mi vida, tuve la oportunidad de ir a Sevilla, donde comencé una historia de amor, ella era bailarina de una posada, y bailando sobre ese tablao, salió mi vida pude conocerla en la madrugada, donde dejo clavada una cruz de amor que aun llevo encajada.”
Canta estrofas luminosas de canciones mágicas, que forman vidas resplandecientes en universos lejanos.
Luego se acerca el amanecer, la luz de día que rompe los hechizos fabricados bajo los rayos de luna, bajo los intensos rayos de luna plateada.
El día se sabe que inicia, porque se ve salir al otro pueblo, el que trabaja, el que ordenadamente con su arepa baja el brazo, se para en la parada del trasporte periférico, mientras la fila crece, y el jeep los carga como saco de papa, para bajarlos a la city a hacerla funcionar.

Baja la recepcionista erguida en sus tremendos tacones, bien vestida de buena presencia, envuelta en perfume, perfumada a mil sugestiones, de aroma que desvanecen, saluda con su sonrisa de fresca mañana.
Llega el obrero con su camisa remangada, que muestran sus brazos fuertes, como los de una cabilla de hierro macizo.
Se acerca el estudiante con sus formulas de química, rondándole en la mente en medio de la inutilidad practica de su vida cotidiana.
Camina el policía, mirándose por los alrededores de cuantos enemigos tiene hoy.
Baja la enfermera con se vestido blanco novia.
Mientras el malandreo, aun discute en las escalinatas de sucesos, y de alucinaciones en medio de poderosa traba.

Es tarde y es temprano.

Es tarde para el trompetista, que con sus últimas notas se marcha despacio.
Es temprano para Julián el Albañil, que trae sus herramientas para construir alguna pared.
Él cabizbajo con su trompeta mágica de sueños extraviados en las imágenes recreadas de aquella bailarina que pisotea sobre el tablao, trajeada con un vestido rojo y pepas blancas; ¿Donde existirá una hembra así? (Se pregunta a si mismo).
Julián vista al frente y en alto PA’ delante por si hay problemas.
-¿Epa El Julián vas PA’ la chamba?
-Claro Efraín la lucha por la arepa del cada día.
-¿No joda, tanto lió por una piazo de arepa hermanazo?
-Es la arepa y son otras cosas, es la escuela de la calle y sus enseñamientos, son las hojas del libro de la vida que pasa página y te ves en la obligación de actuar.
-Mira Julián a usted lo que le falta es valor para no seguirse calándose ese somete.
-Mira nené no soy sometido, me alzo todo los días sin gobierno, a mi no me manda nadie, me levanto solo para ser útil, como verdaderamente importante es, ¿Ahora lo de valor muchacho?
Lo mío esta probado entre las peores cárcel del mundo: A carajazo (puño) o a chuzo (cuchillo) nadie me ha visto, ni correr o vivir de refugiado. Tengo en mi prontuario, una modelo de Caracas, 8 Flores de Catia, una Planta, un Junquito, una cárcel de Yare y un bojote de prefecturas, así que de amotinado contra lo establecido tengo un historial de lucha, ¡Amistad!
Se mira para sus adentros, ante la exposición del viejo.

-Así es Julián eres de los nuestros.
-Claro, en esa esquina cante y baile, cuando tú dormías en las escalinatas, hoy es diferente, no demuestro, porque soy.
-¡Na guara! maestro de vida, ¡Mi amistad se le reconoce y se le respecta!

Los hombres se estrechan la mano con solidaridad de pueblo llano, vulgo como dicen por allí.
El hombre maduro con sus años de lucha llevando del bulto duro.
El hombre joven con sus sueños de fantasías infantiles, querer ser para seguir entendiendo.
Se va con sus sueños deshilachados, que los remienda con ilusiones.
Su trompeta bajo el brazo alucinando con estadios llenos de gente que van a oír al cantante.





Homenaje a Héctor Lavoe; el malandro de la salsa.

Que desde Los barrios Neoyorquinos, a las calles de San Juan de Puerto Rico, a las escalinatas de Caracas, a las veredas de Cuba, a los senderos andinos, se oyen sus melodías de orgullo hispano.

De la misma gente.


…Sustraído del diario de la Betty; una jeva, de esas que andan por allí haciendo de padre y madre mientras cruzan las épocas…

Desde el compromiso social
Corria el año 1985
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Sep 08, 2013 3:39 pm

Quebrantos de cristal

Dentro del accionar de las sombras, se revela las fisonomías indelebles que se mueven exentas de luz.

-¡Pedrito! ¡¡Pedrito carajo levántate!!

El niño se alza del cartón que le sirve de cama, levanta el cartón que cubre la tierra desnuda, batida, aplanada por sus cuerpos de niños dolientes de patria, infancia seria de miradas en brillos de vacíos, aquel que mira lo estrictamente necesario, acción de alta resistencia cuando lo que le rodea; esta hecho de cosas feas, de hechos innobles, de ranchos (Barracas) choretos.
El cartón lo dobla contra su cuerpo, mientras lo dobla lo siente aun caliente, el sueño lo embarga pero no tiene donde, tierra y polvo caen de este, así como sus pensamientos fraccionados de sus fantasías infantiles, que caen al pavimento, sobre tierra pisataria y desnuda cristalizadas de hechos marginales en procesos excluyentes volviéndose añicos.

Son movimientos automáticos de todos los días, el piso del rancho (Baraca) esta esparramado de cuerpecitos, infancia que duerme sus sueños utópicos, la Doñita ya vieja del cuerpo seco, camina vigilante entre ellos para no pisarlos, iluminada con la luz de la vela que arde en el altar de sus creencias ingenuas se persigna. Pedrito recoge su cordón del altar con la cruz y el escapulario, el cordón de azul, amarillo y rojo los colores de la bandera de una patria que les da la espalda bien temprano todas las mañana, huérfanos de padres, huérfanos de nación, huérfanos de sueños, vacíos de ser.
Sale del rancho mientras las mujeres recogen los cachivaches, para ir a la carretera a vender fritangas, el sale asomándose al barranco, allá abajo brillan las luces de la enorme urbe, millones de centellantes luces si un mundo mejor es posible.
Se percata que hace frio, se cruza sus manos sobre su desnudo pecho, de los otros ranchos, salen hombres y mujeres envueltos en la oscuridad de la primera mañana, caminan suave como ánimas del purgatorio, temiendo la ira irracional del malandro, caminan con pasos suaves con cautela para no despertar a nadie, ni siquiera aquella humilde tierra, desnuda en que quedan marcados sus pasos.
-¡Gloria a DIOS! buenos días. Pedrito.
-¡Buenos días mayor!
Ve pasar a Juan el evangelista con su biblia en la mano y su bolsa con la arepa en la otra.
Las Mujeres cargan la mesa en la cabeza, los peroles en las manos, se van a trabajar, después la Doñita se acuerda del hijo mayor.
-¡Caray! Pedrito anda a buscar al Jalado que no ha regresado aun.
Se levanta, llega al callejón en las escalinatas, ve los cuerpos de los malandros durmiendo la pea, en los escalones pasa tranquilo, aunque los conoce; sabe bien que cuando están en gorilados estos no creen en religión, entre ellos no está Jalado tendrá que bajar aún más, cruza en las escalinatas al otro pueblo, a los pobladores ausentes, los que trabajan, los que ponen a funcionar la ciudad, una raza extraña de hombres y mujeres que viven al filo de todas la injusticias sociales, personas en que su mirada están llenas de fortaleza, son los que bajan y suben las escalinatas antes que el malandro se despierte, personas que trabajan por salarios bajos, que generan una gran riqueza, pero son maltratas mal por la policía, atracados por los malandros, explotados por el empresario, viven una vida que no es suya, como emprestada, pero puntualmente llenan las paradas de los trasportes colectivos periféricos, son un ejército de hombre y mujeres desarmados, personas que no tiene como elegir su destino, que están a merced de los elementos y cambios climáticos, el confín de la sociedad.
Cuando llega abajo al estacionamiento, donde malandros y motorizados todos los días forman la pachanga, donde venden pastillas, chirre, malanga y cuanta sustancia activa para la mente haya.
Encuentra al Jalado durmiendo encima del capot de un carro, con la botella en la mano, con la guardia abajo se dice Pedrito, así cualquier enemigo lo suena de una que locura.
Lo despierta con repetitivos jalones.
¡Epa! ¡epa Jalao! Despiértate mano, este se voltea pronunciando frases soeces, incoherentes, expulsando una pestilencia de alcohol y vicio, se le cae el revolver Pedrito lo recoge, es un 38 especial cromado, todo poder y decisión se dice, se lo pone al cinto, el metal frio impacta con su piel, le pesa en la cintura, le jala el short hacia abajo, el elástico se estira.
Ayuda al Jalado a incorporarse.
Este habla de cosas discordantes, pero dentro un barrio que todo es asimétrico, choreto, inurbano, lo que él diga, como lo diga es coherencia de hechos.
La vieja Trina sala de su rancho, garita bóveda y refugio de malandro.
-Agarra Pedrito, dale esa droga a Jalado, que es la que no se vendió ayer.
Bien bueno pues tengo que cargar al Jalado, el hierro (revolver) que pesa más que una gandola (Camión) y también la droga.
Subir las escaleras con aquel peso, es cosa de bravos, el sol salió por los lados de oriente y la claridad le da miedo, es la hora de la policía, de las redadas así que le da mayor fuerza a la salida contra esa gravedad que lo empuja hacia abajo, cada escalón es una conquista, cuando se apoya al muro siente lo duro del estómago pegado entre piel y piel, ni siquiera se imagina comer es una ilusión, un deseo que no puede ser, son condiciones de dificultad material nada de materializarse.
-Dale manito pon de lo tuyo que las escalinatas son empinadas! ¡No j-o-d-a-s-!
-Está bien vale, vamos a darle. Al llegar al alto está el grupito de la bandita de los Tupamaros, medios dormido medio despiertos malandriando hasta cuando sueñan se dijo.
Cuando de pronto el ambiente es roto, siente ruidos de motos que truenan desde la parte de arriba como una tempestad, el castigo del alto que se abate sobre los hombres. Las motos cayeron como lanzas sobre el callejón. Los pantaneros azotes de los azotes de barrio; exterminio de malandros.
-¡Quieto allí! ¡¡No se mueva ninguno!! ¡¡Es la ley!!
Juanacho saco el revólver, pero la balacera fue increíble él y el Gorila Tití no se levantaron del piso, la sangre corría escalinatas abajo y Pedrito se pegó del muro, agarrándose el escapulario e inició el rezo que la Bruja Matea, le escribió en el papel que lleva dentro del escapulario.

Anima bendita que penas en el purgatorio.
Socórreme en esta ocasión de gran necesidad anula la visión al policía.
Hazme invisible en medio de estas tribulaciones que se abaten sobre los hombres.
Protégeme del adversario y del gobierno, hazme parte del circundante.
En este momento desde cuando se origina la acción.
Amen…



-¡Sargento aquí quebramos a dos y hay un herido!
Cucaracha se retorcía del dolor, tanto que no sabía si estaba despierto o soñaba una de sus drogadas.
-¡Todos al piso y manos a la nuca!
Pedrito quiso tirarse al piso, pero una fuerza mística descomunal lo mantuvo pegado de la pared de cartón que tenía a sus espaldas.
Después la policía los levantó uno a uno, los puso contra la pared por decir pared, y les paso raqueta, cuando Pedrito vio que al Jalado, le sacaron los reales del bolsillo, le vino una angustia, al ver que el policía se los metía en su bolsillo, bien bueno pues pueblo robando pueblo; así vio con una lagrima reprimida en sus ojos como el desayuno volaba y sin saber hasta cuándo.
Hasta hace poco no sabía a qué servían las redadas, imaginaba que era un ejercicio público, que hacia el gobierno para despertar al malandro, porque cuando llegaba la policía a ellos se le pasaba toda la nota.
Hoy viendo a Juanacho, al Gorila Tití con los ojos esparrancados y la sangre roja que corría, entendió que el gobierno si viene, y armado de las más viles intenciones, como el saqueo, y hasta los zapatos les quitaron. Después los esposaron, y golpeándolos se los llevaron.
Varios policías quedaron esperando la morgue, para el levantamiento forense de los cadáveres del enfrentamiento, Juanacho tenía una pistola en la mano, así que el sargento le dijo al capo métele un arma también al otro, este saco de la bota un pequeño revolver y se lo metió en la mano.
-Así está bien, no hay problema pero tiene que parecer todo legal, ¿entiendes?
-Si es positivo mi sargento; ¿y con aquel que vamos hacer?
-¿Con quién chico?
-¡Con ese carricito, que se está haciendo el invisible allá!
El sargento se volteó y vio a un niño con una cara de yo no fui, agarrándose el escapulario, vestido solo con pantaloncito rojo tierra, descalzo.
-¿Déjalo ese es solo un niño asustado?
-¡Sí! Hoy, mañana es otro día.
-¿Bueno entonces que vas hacer?
Pedrito no se movía.
-Mira carajito! Dele que son pasteles.
-Vete pa’ tu rancho muchacho ¿no oíste?
Entonces entendió que era ahora o más nunca, de esa manera arrancó con lo que pudo, como pudo, les paso entre los dos policías como el viento y lo que se llevó, el policía le lanzó una patata, pero Pedrito era más ligero que el aire.
Cuando llego al rancho entro corriendo, y escondió la droga y el revolver en una cueva de rata en el fondo del improvisado rancho.
Los otros estaban asomados al barranco y corrieron a pregustarle que había sucedido, entonces el narró la balacera en que murieron los dos malandros, mientras las escalinatas se llenaban de dolientes especialmente madres, hermanas, vecinas a llorar para el valle como se suele decir, los hombres por esos ajetreos no se acercan ¿tú ves?
Los policías dispararon al aire, pero las mujeres del barrio no creen en tiros, porque desde pequeñas aquí las balaceras son como la arepa y el jamón cosa de todos los días (a veces).
Iniciaron a decirle que porque los habían matado.
-Me mataste a mi muchacho, ¿porque?
-Resistencia a la autoridad, además cobran peaje a los que por aquí pasan.
-¿Tú los has vistos?
-No, pero hay muchas denuncias de la asociación de vecinos y además venden drogas.
-¿Venden drogas donde esta esa droga?
-Ya se la habían consumido.
Las otras mujeres iniciaron también con la subversión y a llamarlos asesinos, martirizadores de pueblo, policía sin familia, eso era lo más bonito que le dijeron, después voló una botella y ellos dispararon, pero las mujeres son fieras y nada que se movían, la lluvia comenzó más seguida de palos, piedras, tierra, peroles.
Hasta que el sargento disparando al aire, prendieron la moto y abandonaron el barrio, al cual entran sin permiso y de paso son bien mal vistos.
-¿Que pasó Pedrito?
-Encanaron a Jalado y a casi toda la banda de los Tupamaros, quebraron a Juanacho y al Gorila Tití. a Cucaracha lo detonaron feísimo, que con la rolitronco de traba que tenian no sentía ni el dolor, pa’ más el rolo de sucio del policía se quedó con los reales que tenía Jalado pal desayuno.
-Eso si está mal con el filo (hambre) que tengo.
-¿Pedrito no se salvó nada?
-Bien el hierro que por casualidad lo llevaba yo y una droga.
-¿Que droga es?
-Pepa creo yo.
-Unas pastillas chamo eso está bien quita el hambre.
-Carlitos tú lo que haces es solo pensar en comida?
-¿Bien, y en que entonces? Sí no lo que tengo es hambre de realidad.
-¿Pedrito cómo fue que te saliste del tacle?
-¡Ah! bien eso fue una Odisea.
-¿Una qué?
-Bien, una de esa que cuentan por la televisión.
-Ve al habla chamo cuenta, como es que.
-Bueno venia trayendo al Jalado, cuando te pronto oigo, el rugir de las alimañas que venían desprendidos de una pal entrompe, entonces les canto la zona a los panas, pero esto estaban hasta los teque-teque y no oyeron la voz, así que de una me apodere del botín y del armamento frentie a la comisión del gobierno en un tiroteo encendido que bien tú ves, allí fue que el Guanacho acciono el armamento pero ¡que! nada, lo descocieron a plomo, en cambió yo estando pila emprendí la retirada y me tire por el barranco, así colee la emboscada de las fuerzas del desorden público.
-Pedrito tremenda hazaña usted es un macho.
-A pues la situación que te expone en una de arrebató, tu vez.
-¿Cómo le disparaste? ¿A la jara? ¿Y dónde aprendiste a disparar?
-Chamo usted si es galfaro de verdad, eso es puro instinto en la supervivencia, gallardía de hombre.
-¿Ahora que vamos hacer?
-Esperamos a la vieja Inés así comemos.
-Bien no hay pa’ nadie.
Las mujeres rescataron los cadáveres y prepararon el funeral, en las humildes vivienda el llanto se mezclaban al café, las angustia de tantas noche en velas para criar aquellas creatura, entre noches enteras de tiroteo cuando los herían, cuando los aporreaba la policía, cuando lo apuñalaba algún enemigo, curarlos sin descanso para ahora asistir a su fin, en vez de ellos enterarnos a nosotras somos nosotras que los enteramos a ellos, se decían y se compadecían unas a otras, al velorio iniciaron a llegar los otros menores del barrios, uno trajo la música así que los lamentos se ahogaron por el ritmo de la sala, la música empezó a salir y alguien bailaba, un hermano de la víctima le dijo que no lloraran más que este era un velorio de malandro, dicho y hecho empezaron a disparar al aire, y los presente cambiaron asistencia quien le ponía un tabaco de mariguana en la boca al difunto, quien proyectiles en los bolsillos por si tenían algún problema en el más allá con alguno, le respondiera de guerra, cocaína, así el difunto lo iban adobando, lo ves dijo uno así se le rinde homenaje a uno que supo enfrentar al gobierno sin miedo, como el bravo pueblo.
-Si mayor yo estaba presente, el Juanacho se batió a tiro duramente con la justicia.
-Sí ya me contaron, que usted es un machito así se hace, el varón se tiene que ver desde que sale el día, bien tempranito en la mañana.
-¿Mire mayor y que le contaron?
-Que te batiste a tiro en un enfrentamiento con los gobernativos.
-¿Buenos es que la situación usted ve, quien se lo conto?
-Eso lo sabe todo el barrio que Pedrito el machito se enfrentó a una comisión de los pantaneros hartas ratas sucias.
-¡Caray!
En ese momento Pedrito, se vio crecer más allá de lo que podía imaginar.
Al mediodía el velorio era ya un bonche (Fiesta), lo único que faltaba que el muerto bailase, eso sí tenía de todo para que hiciese una fiesta al llegar paraíso.
Muchos llegaban y mandaban ofrenda como droga, ron, caña blanca, aguardiente, tabaco, perfume a la corte malandra de Caracas, todos esos espíritu de muchachos muertos violentamente o por sobredosis y que en el barrio el malandraje los alumbraba en sus altares y llevaban el carnet con sus figuras en las carteras.
-Pedrito de la que te salvaste podías estar allí tú también frio.
-Pero es bien que los funerales lo celebren a uno así, es bien todo una alegría después de vivir en esta peladera por lo menos el funeral con una buena música, ¿O no?
-¿Mira Pedrito el machito que vamos hacer?
-¿Hace de que Carlitos?
-Chamo tengo burda de hambre, la vieja Inés no va llegar todavía.
-¿Bueno y qué? Yo no soy el abasto que tengo la papa (Comida).
-No Pedrito lo que te quiere decir el Carlitos de que nos des unas pastillas, de las Mandrax pa’ quitarnos el hambre chamo.
-Dale Pedrito que estoy mal de tanto tragar saliva.
-No sé, tu sabes que esas pepas (Pastillas) no son mía son del Jalado, en lo que salga de la cana va a querer lo suyo.
-Esas te las ganaste tú ya, por bravo.
-Cuando salga de la cana ¿quién el Jalao? ese ni se acordará donde vive, Chamin.
-Bueno, bien pero solo dos a cada uno.
Entra en el ranchito, metió la mano en el hueco, dentro la tierra hasta que saco la bolsa, llena de tierra y polvo, abrió tomó el revólver y se quedó tomándole el peso, todo pesado, cromado puro poder luego tomó las pastillas y salió de nuevo.
Carlitos y el Negro lo esperaban cerca del barranco, las pastillas blancas un poco opacas sobre las palmas de sus manos se ven grande, las toman y las tragan les cuesta que bajen sin agua, Pedrito traga en seco pero le viene la duda.
-¿Negro cuando tardará en hacer efecto esto?
-Primero no me llames Negro, segundo en lo que la pastilla te encuentre la mente.
-¿Bueno y tú no eres negro? (Carlitos).
-Que encuentre la mente, ¿porque viaja?
-¡Mira Carlitos, yo no soy Negro!
-¿Dónde está la mente Negro?
-¿No y que color eres muchacho?
-Eso nos así brodel, que me vas a disparar una de negro, yo soy un Mandinga manito, usted lo que sucede que no saben de Historia.
-¿La mente chamo donde está la mente?
-¿Historia? No j-o-d-a-s pues, ¿dónde estudiaste tú? Si nos hemos criado junto por estas calles rolitranco de cobero.
-Me lo conto la Negra Matea, que lo vio en una visión cuando estábamos en el velado.
-¿Mira me vas decir donde esta esa mente pues?
-No le hagas mente Pedrito, que está en el coco.
-¿En el coco? Entonces la nota explota rápido.
-¿Quien la bruja Matea te conto eso que eras Mandinga?
-Si ella me dijo que ese día, bajo un Ochun de la corte africana y dijo que yo era un legítimo Mandinga, por esa razón no me llamen más negro manito.
-¡Esta bien negro Mandinga!
La conversación se orientaba en lo más diversos rincones, pero constantemente se sobresaltaban por los continuos disparos que venían del velorio.
-¿Explícame una cosa Pedrito cuando murieron los dos difuntos tú los vistes salir del cuerpo?
-Bueno vi un sangrero pero por lo demás no me fije pa’ donde se encaminaron porque estaba ocupado con los policías.
-Eso seguro que fueron pal cielo, porque así lo dijo hace ratico la mamá.
-¿Pal cielo? ¿Y que van hacer allá?
-No sé pero Juan el Evangelista dice que allá es bien, viven en una de paz y amor y no hay policía, ni gobierno que ofenda al pueblo.
-Entonces è una nota brodel, ¿Es bien ir pa’ allá?
La noche en los cerros de Caracas llega lentamente, los demás niños de la humilde vivienda, salieron corriendo cuando vieron que al callejón entraba la Doñita Inés, Marielita y Mileidy.
La mujer se angustió, cuando supo que el hijo estaba en prisión, se lamentó de esa cruel situación todo el día trabajando para ganarse los 4 reales y ahora en vez de descansar, tenía que ir a la prefectura para que soltaran a su hijo.
Llamó a Los tres más grandes, Carlitos, Mandinga, Pedrito.
-Mira Carlitos y Mandinga vayan a la bodega a comprar harina, sardina y arroz para poder comer algo, váyanse derechito y vuelvan volando.
-Pedrito quédate aquí a custodiar el rancho.
-La mujer fue para atrás del rancho, alcanzó a tomar un poco de agua del pipote que recoge el agua de lluvia, se acomodó como pudo en todo su humildad y empezó a bajar el cerro, entre angustia y lágrimas cuando paso delante el velorio, se persigno.
Carlitos y Mandinga se fueron a la bodega del Portú hablando y jugando…
Aprovecharon de pedirle al Portú chapita de refresco para poder jugar, al salir de la bodega en la esquina estaba una bandita de malandros de esos que llaman la guardia vieja, porque ya han ido y regresado varias veces de la cárcel.
-¡Epa! Chamin ven acá.
-Dime Casi-casi ¿qué es lo que?
-Que lo que de qué y que me vas a malandrear muchachito.
-No a malandrear no, el Carlitos es un Chamin bien tú ves.
-¿Que tú eres el padrino del negro?
-No, padrino no, ¡es que somos amistad!
-Bueno que è Casi-casi ¿qué es lo que?
-¡Na!
Se les acerca y les arranca la bolsa con los alimentos, los dos reaccionaron rápidamente, pero este saco una pistola y los amenazó.
-Pero que pasa Casi-casi nos vas atraca a nosotros brodel.
-¡Sí! Decomiso del hampa están tumbados los dos, y eso es dándole de una.
-¿Panita estamos sin comer desde la última vez, mano?
-Bien sigan así, prendan la moto y le dan, le dan de una.
Los dos se fueron volteando a mirar a los que estaban en la esquina.
Al llegar al rancho fueron donde Pedrito y le narraron los sucesos.
-Sí Pedrito el malavidoso de Casi-casi nos tumbó el alimento.
-Que rata chamo y ¿ahora?
-¿Y ahora qué? mira Pedrito agarre el hierro del Jalado y frentea la situación.
-¡¡¡¡Stasss loco!!!! Esos son malandros viejos fuertemente armados y con todas las malas intenciones del mundo.
-¡Queeeeeeee! brodel si usted esta mañana se batió a tiro con una comisión de los Pantaneros que son hartos alimañas, ¿nos vas a entrompar a cuatro viejitos lacriados?
Entonces volteó y vio como los demás niños escuchaban la conversación eran en más de 15 que dependían de ese alimento;

Cuando un niño no juega; es hora de combatir.
Cuando un niño no juega; hasta DIOS esta triste.
Cuando un niño no juega; es porque el hambre es grave.

-Claro Pedrito el machito, todo el barrio sabe que tú eres una infancia seria y desbordada.
-Está bien vale, las pastillas hicieron efecto, entendí, coraje y decisión.
Corrió al rincón y metió la mano en la cueva de ratas saco la bolsa de plástico, tomo el revólver.
-¿Ustedes vienen conmigo?
-Claro manito nosotros mismos somos la comisión popular, que es lo te pasa somos é pa' lante.
-Así mismito es Pedrito, hasta donde el pueblo se atreve.
-Bueno mi amistad coraje y decisión así mismo é.
-Bien pa´ lante Mileidy mosca allí, con los muchachos.
-Cuídense esos son unos malvados.
La comisión de los menores parte alta del callejón del Niño Bueno del Nazareno; Pedrito el Machito, Carlitos el terrorista y el Negro Mandinga, van a destino.
Avanzaron hasta la calle principal, calle Real de los Dos Cerritos.
-¿Que Pedrito estas asustado?
-Que va el hambre no cree en miedo, manito estoy cristalizado.
La calle estaba animada, Los jeep del trasporte periférico traían a los trabajadores desde la avenida, perros que ladraban, mujeres que hacían las compras y hablaban locuazmente del ultimo capítulo de la telenovela.
Nadie se fijó en ellos, hasta que llegaron delante el grupo, un motorizado les estaba comprando una dosis de bazuco, y después partió.
-¡Epa! Casi-casi disculpa que interrumpimos la tertulia, pero queremos el alimento del pueblo!
-¡Sí! ¿y quién lo va a rescatar rolo de becerro?
-Sin ofensa oyó, ustedes están jipariando (Venden drogas) y son mayores se pueden rebuscar, ese alimento es del pueblo desamparado.
-Arránquese de aquí parranda de palurdos.
-Mira danos la bolsa y nos vamos, esa por ley es de nosotros.
-Será la ley pero te faltan los abogados.
-¿Los abogados? (entonces saco el revolver) ¡está bien aquí está la constitución pues!
Mandinga sintió un frio que le corrió por la espalda y espalango los ojos, el Carlitos conto días después; que los pies no los sentía por eso que no corrió.
-¡Mira niñito, yo tengo 3 tres modelo encima oyó! harto cartel. Además esta mañana vi todo como fue, el tiroteo, así que no creo en tú cartel de malandreo de nueva infancia.
-Bien, (este no sabe que ahorita estoy empastillado) muy bien, pero se ve que no te dieron el diploma en la modelo de Caracas, porque saliste burda de equivocado a la calle.
-Te voy a quitar ese hierro muchacho.
Dio un paso, pero al Pedrito no le templo el pulso, ni culipandeo así que lo detonó, con toda la seriedad que da el hambre, un proyectil a una velocidad supersónica lo impacto en la barrica, el segundo impacto lo perforo en el pecho y cayó.
-Quietos los demás si no los detono igual, Vaya Mandinga agarre lo nuestro!

Salto ágil sobre el escalón al abrir la alforja vio una pistola y otros paqueticos.

-¡Pedrito aquí hay botín!
-Bien tráigaselo todo, están atracados!
-¡Epa! que lo que é, mano eso es de nosotros.
-Mira Chipilín ahora es nuestro, si eres doliente sabe lo que tienes que hacer.
Se retiraron sin más preámbulos, con el alimento y las ganancias.
-Pedrito la verdad, que te conozco desde hace una vida, ¿no sé de donde sacaste tanto valor?
Al callejón regresaron y el pueblo se auto agasajó con el alimento, Pedrito estaba sentado a la orilla del Barranco, cuando Mileidy le llevó la arepa con mantequilla.
-Pedrito suelta ese hierro un rato para que comas, ¡chico!
-Tú no has entendido como funciona esto, ahora que nos volteamos contra el orden, establecido por ellos, ellos vendrán a descopársela, así que tenemos que montar guardia.
-¿Pero tú solo no, van hacer por turnos?
Mientras se llevaba la arepa a la boca, sitio su calor y después el sabor a mantequilla, pensó; “Es todo un día que lucho por esta bendita arepa, pecado que el agasajó se termine.”
La Doñita Inés al regresar dijo que al hijo lo estaban procesando por la ley de vagos y maleantes, así que tenía que volver el lunes para hablar con el prefecto.
La noche se calmó porque a un cierto punto, las mujeres se concentraron en la temática de la novela, la hora de la novela en el barrio es un momento muy conmovedor, una onda conmociónal embarga a todos los habitantes del barrio que delante al drama de esa cruel realidad que viven los protagonistas en sus mansiones, que por culpa de un padre que no quiere que la hija se case con el jardinero se desata una tragedia con una gran llorona, ¡un melodrama pues!
-Lo ves Mileidy (dice Doña Inés) las desgracias que le sucede a esa pobre muchacha, por tener tanto dinero no puede logra el amor de su vida.
-Hay mamá, pero el otro actor que está enamorada de ella, es más buenmozo y además es graduado, que va hacer ella con ese Jardinero, se muda para una casa sin jardín ¡y ya!
-¡¡Tu no entiendes mijita las cosas que pasan en el mundo!!
-¡La verdad que no maita!
Juan el Evangelista regresa al barrio, después de una jornada de duro trabajo, trae solo la biblia en la mano, la arepa se la comió.
-¿Pedrito que haces todavía sentado allí?
-¡Sí, estoy gariteando maestro!
-¿Gariteando?
-Sí gariteando a la vida, pa’ ve que se ve.
-Entiendo; torre de guardia, el hombre debe vigilar para que el mal no lo acorrale.
-Así mismito mayor; entendiendo para seguir comprendiendo.
-Está bien gloria a DIOS varón.
-¡Sí gloria a DIOS mayor!
Lo vio como aquel hombre descendía por el callejón a su ranchito todo torcido, todo choreto, una vida de trabajo y sacrificio, ¿para hacer funcionar esa ciudad que sentido tenia?
¿Todo para poderse comer una arepa?


Allí se quedó viendo la ciudad con sus millones de luces brillantes, centelleantes en la oscuridad.
Mientras de sus ojos a visión infantil corrió una lagrima donde se concentra todas las injusticias amasada en las política excluyente, el la borro de su faz para no mostrar debilidad delante el ambiente, pero de esa lagrima se alimenta el alma de las luchas sociales.


¡¡¡Sí un mundo mejor será posible!!!

¿Cómo funcionará?

Sustraído del Diario de Pedrito, de historia de vida común de las escaleras que llevan al cielo.

Corría el año 1977
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Sep 08, 2013 3:55 pm

Dieciséis en aplicación, cero en conducta.

***
Cuando se remonta el cerro, alejándose del mar, cuyas orillas los baña el mar de los Caribes. Subir la cuesta te hace sudar y voltear atrás para admirar el mar que cada vez se extiende más, la tierra aún permanece desnuda es seca, semidesértica, las piedras quedan al descubierto, no hay vegetación que las cubra, la tierras es rojiza en algunos lugares amarilla, los escasos árboles son espinosos.
Abundan variedades de cactus, unos ofrecen sus frutos de intensos colores, pero a costa de encajarse fastidiosas espinas velludas que se internan dentro la piel, las espinas se encajan en los pies desnudos o te rasguñan los brazos, la vida en estos parajes es agreste aun en lo social donde el humano es reflejo de su habitad, la brisa marina refresca la piel y deja en los labios su salina.
Hay lagartijas a montón que cruzan rápidamente son de todo tipo, son de variados colores, las iguanas con su perfil arcaico, la primera vez que la vi me espante, habían caído dentro un hueco eran como 20 y me dio terror, me impresione y corrí imaginándome seres infernales, luego con el tiempo avanzando con el trato con las iguanas, las aprecias mejor, son dócil, como arte ingenua prehistórica, son de un verde intenso que limita con el amarillo, en la cabeza tienen una cresta que la da un toque de elegancia real, son mansas si logras agarrarlas en su veloz carrera, Hay también hormigas grandes de color marrón que parece como rojo oscuro llamados bachacos, cuando los observo en su diaria labor parece que tienen la intención de crecer aún más.
El empinado y erosionado cerró. Cuesta escalarlo por el sofocante calor, para alcanzar la antigua vía de tren que llegaba hasta Maiquetía.
Llegaba justamente detrás del antiguo pueblo de Maiquetía, esta piedra azul una hondonada entre dos cerros que un hilo de agua que viene desde las montañas permite que crezca una abundante vegetación.
En estos lugares, son en los que vagamos, cuando decidimos jubilarnos de la escuela, lugares que sabemos por indicaciones de otros que después devienen lugares comunes de nosotros.
De Piedra Azul, salimos a una calle detrás de la iglesia, que está frente a la plaza de Maiquetía, evoca este ángulo arquitectónico a la época colonial por lo menos a mí, porque me viene en mente una imagen de loa mantuanos apeándose de sus carruajes para entrar en la iglesia.
Por la calle que hace esquina al cine, se baja hacia el puerto, antes pero esta unos de nuestros objetivos; el mercado.
Somos tres, que particularmente siempre vamos juntos; Ríos, Edgar y yo.
Al llegar al mercado actuamos según lo planeado, hemos desarrollado la correcta técnica de expropiación de juguetes para el correcto crecimiento psico-emotivo de los niños. (Con severos problemas de conducta, a los cuales ni el niño Jesús, ni San Nicolás, ni los reyes Magos les dejan algún presente),
El Edgar toma su posición avanza entre los quioscos yo dejaba caer los juguetes al pavimento, luego me apoyo a Ríos y los recojo introduciendo en una bolsa (Funda) rápidamente, precisos, riéndonos. Sí nos llaman corremos, como los buenos entre reproches y respuestas de grueso calibre.
Edgar tiene una pierna mala por esa razón lo llamamos pata de corchete, y a él le toca distraer, al que comercia con el artículo de primera necesidad para niños, no supervisados por el orden establecido.
Luego vamos al puerto, bueno, vamos no, voy es porque me llevan, ese puerto me trae malos recuerdos, por allí ya he embarcado dos veces y desembarcado una vez, en lo que llevo de existencia,
La emigración gente que viene desde lugares remotos y gente que va a lugares preescogidos, hay un predeterminismo en mí; sino vas a usar el lugar no ir, como espacios de formas existenciales.
Luego pero me asomo al muelle, las grandes naves que me evocan a hábitat artificiales llenas de confort, (Las cosas como las quiere el hombre y no como se los propone la naturaleza) Un olor penétrate a pintura fresca y a peces muertos me sustrae de mis pensamientos, que a la vez me evoca a reminiscencias en páginas de olvido, me viene un deseo arrebatador de abordar y viajar a lugares remotos, allá donde no me alcance mi propia memoria.
Una vez de las tantas veces que escape de casa me compre una máscara de sub y unas chapaletas para entrar en la nave como polizón, pero la cuestión no funcionó y se debe que para muchas cosas para hacerlas, son más complicadas de lo que aparentan, detalles técnicos que escapan a mi comprensión actual, siempre hay algo más que aprender y es como el horizonte mientras más avanzas siempre falta una distancia igual para alcanzarlo, me imagino que así es el conocimiento siempre habrá igual distancia entre lo aprendido y lo que falta por conocer…
Las personas que transitan en estos lugares, tienen un aspecto extraño, transitorios, pasantes, ajenos, siendo ellos de otros lugares su aspecto aún no está traducido en este.
Luego avanzan en pareja los guardias nacionales con sus fusiles y sus penillas, mirada inquisitoria, amenazante, autoritarios. Por esa razón nos movemos, bajamos a las taquillas de cambios de divisa y pedimos el sencillo de monedas extranjeras y jugamos con ella adivinar a que país pertenece, en algunas logramos leer el país que pertenece, otras están en idioma ajeno a nosotros, de esa manera imagino lugares exóticos, porque la mente siempre debe hallar un lugar en ella a una interrogante o una preposición, sea el que fuere es una cuestión intrínseca en su funcionamiento.
Al salir de la parte techada, el sol recalienta la espalda de manera exagerada, levanto la vista y deduzco que es mediodía, hora de regresar a casa, es tarde. Entonces decidimos colearnos en los autobuses, por la puertas de atrás o por la ventana pues vidrio no hay, el chofer se molesta ¿Pero para que hay trasporte sino se puede usar?
Es muy fácil, cuando los pasajeros bajan nosotros nos quedamos agachados, en el primer peldaño de entrada, hasta que otras personas entren, el chofer trata de vernos por el espejo, pero no logra vernos además debe cobrar a los que ingresan, si él se levanta para echarnos corremos para adelante y tomamos el sencillo, por esa razón entre ver y no ver lo mejor es dejar estar. En el trayecto nos metemos con todos, vamos como se dice vacilando, algunos adultos ríen otros nos enfrentan, pero a ellos cuando le toca bajarse les damos de cocotazos, no siempre la llevamos vencida, otras veces el chofer nos baja con la policía, por eso si vemos a un Tombo (Policía) en la parada, nos bajamos espontáneamente, otros pasajeros a su vez cuando niños, han sido mala conducta, ellos se ríen con nuestras ocurrencia, se comunican con nosotros y nos imponen su seriedad, con ello no hay vacile, simplemente. Como venimos de Maiquetía, a mi toca bajarme de primero, por lo tanto lo hago en un descuido de los míos, sino cobro abundantes cocotazos. Salto del autobús en movimiento burlándome de ellos a la vez que me despido.
Al llegar a casa después de tantas vivencias, empiezan los regaños, pero no por lo de hoy, sino por cosas viejas de la semana pasada, el lio de hoy es que el viento arrojo desde el techo, boletas de citación al representante, bien es solo Martes pero es de la otra semana,
-¿Porque no me lo has dicho?
-Porque son viejas, además hay tengo una para hoy en la tarde, que me dieron ayer en la tarde.
-¡Además!
Quiere agredirme con el palo de escopa e inicio a correr alrededor de la mesa.
-¡Párate sino será peor carajo!
Pararse no tiene sentido porque se pierde la ventaja, esta vida la concibo por meritogracia, sí corro y soy más ágil ¿Porque he de detenerme? ni a la policía me le freno.
Mi madre es neurótica, no tiene mecanismos para frenar sus impulsos agresivos que emergen desde su interior, agudizados por vivir en los teatros operativos de la segunda guerra mundial, además que son problemáticas emocionales que arrastra por generaciones.
Esta tarde no podré jubilarme tendré que asistir a clase con la citación del representante, debería ser solo una cuestión de adultos, ¿Que tengo que hacer yo allí? Absorber sus imposiciones emocionales, la violencia de sistema implícita que ellos aceptan, pero que yo estoy exento, de sus razonamientos de adultos.
Salir de casa para la escuela, de una imposición de sistema a otro queda la paréntesis que es la calle, hay tanto que aprender allí, cuando no hay una pelea que atender, que es casi todos los días, desde la calle se ve el mar ese elemento de intenso azul, su oleaje constante me calma es inmenso, inmensurable, me gustaría ir a pasar la tarde en la playa, bañarme en sus playas prohibidas, que son la mayoría aquí en el litoral central, pero, hoy la problemática es de ultimátum.
Mientras llego a la escuela nos reunimos en la sólida lomita debajo una planta de Cují, los demás niños van llegando y aumentando el caudal como los afluentes de un río, con sus camisas blancas, los útiles con sus forros de plástico, que hacen sudar el brazo, caminamos por diferentes senderos internándonos detrás de los bloques que sirven de viviendas, llegando al mismo fin, ¿Pero la vida no funciona de esa manera? Las personas transitan por senderos diferentes y llegan a sus fines pre determinados, el mío ya a mi corta edad me pesa, sustancialmente aunque también me distraigo y juego a las formas infantiles, sé que me acecha, hay una constante prueba que me catapulta a las acciones adversas, lo sé por todas las circunstancias que me pasan, tengo que estar constantemente peleando a puñetazos con uno, con dos y muchas veces con más que yo, hay una indicación precisa que soy diferente y por algunas situación se me pide más a mí, en cambio yo hago un esfuerzo para ser normal para pasar desapercibido, pero no lo logro y debo imponerme.
¿Cómo podría ser un niño normal?
Cada tanto tiempo termino en el hospital por accidentes con fuertes dolores, a veces incluso extraños los dolores no son siempre iguales, la diferencia la hace la intensidad, hay una profundidad en ellos, a veces me arrancan lágrimas, este es mi punto donde no acepto críticas, lloro cuando quiero y al que no le gusta lo entrompo.
Sé que no es normal, toda esta vivencia, hay otros niños que nunca pelean, que viven ajenos a todas estas cosas, están sobreprotegidos tienen horarios y compañías que los llevan y traen de la escuela por esa razón son fines diferentes.
Nos reunimos en el patio, antes de que cierren la puerta principal, formamos las filas según el grado y el aula, como siempre hacemos todo lo posible para que la fila no sea derecha, más o menos bien torcida, donde me gano el cocotazo de la maestra, me lo da con el anillo de su graduación, cantamos el himno nacional, y marchamos a los salones respectivos.

Educación sedentaria imposición de razonamiento de adulto, sobre el educando; mientras deberíamos estar corriendo por cerros y praderas, por ríos y cañadas, nadando en mar abierto, observando a pájaros e iguana, jugando a trompo y metras (canecas) gurrufrios o elevando cometas para ampliar nuestro desarrollo psicomotriz, como siempre lo hemos hecho desde tiempos remotos.

Estoy en 6 grado con la maestra Isabel, ella es bastante elástica, dentro de lo que pueda ser una enseñante, además que la mayoría somos mala conducta.
Al verme me saluda con sarcasmo.
-Expósito creo que erraste el camino hoy.
-No, maestra tengo citación de representante hoy.
-Claro tú representante viene más que tú a la escuela.
-Bueno maestra, tampoco es para tanto.
Justamente es la entrega de las boletas con las notas, hoy, que algunas son entregadas a los representante y otras a los alumnos para que las firmen los representantes.
-Expósito ¿Tú boletas de notas se la entregó a tú representante?
-No se la llevo yo personalmente, maestra.
A veces, estoy seguro que la maestra sabe que las firmas, las hago yo mismo.

El intercomunicador anuncia;
-La maestra Isabel, presentarse a la dirección del plantel acompañando al alumno Expósito.
-Maestra no me vaya a mal informar, mire que hice la tarea dos veces esta semana, respondí el examen oral y además hice la manualidad.
La maestra le escapa una sonrisa de lo más espontanea, está de buen humor me dije.
-Expósito, eso no era una manualidad, más bien parecía un objeto no identificado.
-Es que esa pega, era bien pegajosa y el papel bien caprichoso, pero se veía bien.
-Sí niño muy saludable.
Y vuelve a reír.
Al entrar a la dirección la directora platicaba aunque más bien parecía un chismeo de esos de casa de vecindad.

Al anunciarme la maestra la Cuaima (directora) se vuelve hacia mí.
-Este niño se la pasa peleando.
(Ni que peleara solo).
-Es un falta de respecto a las alumnas.
(Y ellas que me provocan).
-Se la pasa fuera de clase, lo vieron en Maiquetía, en el Lazareto, en Mare Abajo, en Pariatá, con otros asaltando un camión de refresco, también en Catia la Mar.
(Ni que fuera DIOS).
-Hay señora directora, me canso de decirle las cosas, le pego pero no me hace caso.
-Disculpe (interrumpe la maestra) el niño es inteligente, en los examen orales responde a todas las preguntas, debe haber alguna problemática que le molesta, usted debería ser más comunicativa con su hijo.
-Pero hago todo lo posible.
(Lo único que hace es pegarme).
-Maestra Isabel, regrese a su aula con el alumno, que tengo una conversación con la señora.
Allá las dejamos a las dos con sus chismes.
-Bueno, expósito no puedo hacer más, esta semana vuelves con las mismas notas 16 en aplicación cero en conducta.
-¿Más o menos cuando da eso?
-¡Hay! Expósito, da malo ¡Chico!

Desde ese entonces sabía que la vida no me iba hacer descuento, tanto que al contrario de la opinión general cero en conducta era un elogio, pues para obtener nota buena, (o sea mediocre) hay que estar sentado en el pupitre como un robot, ciego, sordo y mudo a sus mandatos, en cambio para la nota del cero, hay que ganárselo haciendo muchas cosas que no son fácil de que salgan mal y de recompensa el castigo físico a punta de correazos.
Además en clase tenía un gran problema, siendo la mayoría mala conductas, había uno en especial que habíamos peleado varias veces, pero mientras todos teníamos 12 o 13 años él tenía 16, era más alto del normal y había que enfrentarlo a peñones, al Muñoz.
Al salir de la escuela los niños retomábamos nuevo vigor, salíamos de ese estado de sumisión impuesta, y como bandas de pájaros nos agitábamos y nos separábamos poco a poco, unos se van juntos, otros se aglomeran en la esquina de la escuela, y se forman subgrupos, estos se retan entre sí a la final me toca pelear.
-Agárrame la camisa y los cuadernos (o lo que queda de ellos) ¡Edgar!
Me cuadro con los puños en alto, la mirada clavada en los ojos del otro, allí se pierde la pelea, si no eres capaz de mantener la tensión, el primero que baja la vista, claro que no es definitivo el contrincante a veces baja la mirada para que no le entiendas que golpe va a lanzar, mientras algunos mayores que nosotros nos incitan a pelear. Nunca se gana por completo, debe ser muy novato el contrincante, pero la suma de los recibidos deben ser superior a los dados, de esa manera te declaran vencedor, pero los golpes dados le duelen a él, ¿Los recibido me duelen a mí donde es la ganancia? A veces te caen a gallapa siendo ellos más recibes golpes de todos lados, ese día te retiras bien aporreado, pero con la moral por lo alto, los próximos días cuando los encuentre les peleo uno a uno, les gano porque hoy ya han demostrado cobardía.
Llegando a casa después de detenerme a realizar algunos juegos como trompo, jugar barajitas, metras, etc., y tratando de olvidar que ni siquiera me quería imaginar lo que me esperaba en casa, seguramente por lo bajito una cueriza de esa de Pedro Moreno que quita lo malo y pone lo bueno. Pero al llegar a la calle me calmo al ver que el carro no está, quiere decir que llegará tarde después de la 11 p.m. cuando finaliza el turno nocturno ya que es profesor. Pero entrando en casa recibo un ataque de escoba, la cual esquivo con marcas de campeón, pero atrás van las amenazas de duro castigo cuando llegue el padrastro seré azotado.
Me cambio de ropa, rápidamente, es la época de los vientos, así que los demás niños van a elevar papagayo (Cometa), desde la calle de arriba veo como en todas las lomas del litoral central hay cientos de papagayos elevados con lo más pintorescos colores, el mío lo preparo en sociedad con otros, no soy tan bueno en manualidades, se me pega mucho el papel demasiado en el pabilo, la cola la hacemos de tela de algún trapo, en la punta le ponemos una quilla hecha de hojilla para cortarle el pabilo a los demás, es una guerra aérea y me gusta cuando lo papagayos se van a la hila, cortado por un golpe certero de un papagayo que se remonta luego cae como en picada a cierto punto lo hala, el remonta y la cola hace las veces de látigo enchancha y luego al llegar al final la hojilla corta el pabilo, la carrera inusitada para recuperarlo entre espinas y cardos, sobre techo y arboles al borde de quebradas y cañadas, mientras otros lanzan las atarrayas (Dos piedras amaradas para enlazar a las cometas y traerlas de vuelta a tierra).
El papagayo (Cometa) se remonta con el viento por encima de los cerros desnudos, de tierra seca y pedregosa, se ha ido a la hila, ¡A la hila! Gritan e inmediatamente me embarga un sentimiento de libertad, los demás están molestos, porque se perdió, yo no digo nada, pero me repito se liberó uno y lo veo volar sin estar sujetado a nada.
Muy de mañana, antes del amanecer se lleva el maíz que se dejó de remojo desde la noche anterior al molino, la cola es grande, pero el molino es eléctrico y muele velozmente, formando una masa con que se hacen las arepas que son muy apetitosa, su olor con cocinando que se desprende sobre el budare con mantequilla y el aroma del café con leche, dan inicio al nuevo día y es cuando siento como en el ambiente algo mágico, pero es solo un instante, junto al canto insistente del gallo y las risas de las vecinas.
Me voy más temprano, diciendo que tengo que terminar la tarea, pero la realidad es que quedamos en ir para la playa la de Mare Abajo, mientras llego a la esquina un grito me alcanza que rompe la quietud de la mañana.
-¡No te vayas a jubilar hoy! porque voy a la escuela en la mañana para vigilarte.
Me volteo hacia la casa, mi madre sobre la escalera; ¿Que comerá que adivinas? Me gustaría no regresar más pero todos mis tentativas de fuga han sido vanas, unas veces me encuentran, otras me regresa la policía, otras veces me regreso yo.
A mis compañeros, me los encuentro en el cruce de la avenida, donde inicia el Liceo José María Vargas, de allí nos encaminamos hacia Mare Abajo, mientras nos acercamos al mar.
Observo que las playas del litoral central, son como la tierra que lo circunda, la mar brava, llenas de resacas y remolinos, que al improviso se chupa a la gente, las olas llegan de repente y te revuelcan, llenas de piedras y arrecife de coral, que aún que te vaya bien te cortan, las playas son sucias, un hábitat agreste, rudo, hostil; más o menos como es la gente que habita por aquí.
Mare Abajo, es feo en todo, hasta el nombre no me gusta, las casas están mal hechas, no hay acera y la calle llena de basura arena y piedras, los quioscos de ventas de comida, son grasientos y mal oliente, la playa para bañarnos, solo con verla es un desafío, las olas chocan con dureza contra los arrecifes, una y otra vez como queriéndolo quitar. Nos bañamos en una poza formada por el coral y no podemos salir al mar abierto para nadar, pero la diversión es espontanea en los niños, aunque tenemos que estar pendiente de nuestras pertenencia porque nos las roban, aunque los choros (ladrones) no se despiertan tan temprano.
Pasamos horas surfeando con las olas que logran pasar la barrera.
-Hubiéramos ido hasta playa verde, allá las olas son más continuas.
-Muchas ganas de caminar, esta, está mucho más cerca.
-Vamos mañana, ¿Cuál es el problema? Ni que fuera a moverse de allí.
-Bien ya tenemos algo que hacer mañana, me voy a comer una empanada.
-¿Tú solo?
-Claro ni que hubiera nacido acompañado.
-¡Invita rolo de pichirre!
-No Joda pues ni que fuera tú mamá.
-Salimos juntos y tenemos que convivir, no te vayas de rompe grupo vale.
-Sta, bien pues, bájense de la mula ustedes también con lo que tengan, cero caleta.
El puesto de las fritanga lo atiende la negra Rosaría, que con un cartón atiza el fogón y con el mismo se da aire de abanico, mientras nos acercamos la oigo discutir, pero aquí no se sabe cuándo las personas discuten o vacilan.
-Mira desgraciado depravado, homosexual buscando niños, ¿No te da pena?
-Que voy hacer Rosaría, estoy ¡Hecha así!
-¿Que vas hacer? Vete con los que están enfermos como tú, en vez de contagiar a los niños.
-¿Pero qué mal hago?
-¿Qué mal haces? Que los amarriqueas como eres, estas, mal hecho mijito, si fuera gobierno a palos lo sacaría de aquí.
La escena en Marea Abajo es normal, vienen los depravados desde Caracas a pescar menores de edad y contagiarlos con sus mariqueras, a nosotros como andamos en bandados no se nos acercan, buscan a los solitarios, a los que no se integran a la moral colectiva, son formas que nos protegen, te forman duro contra la adversidad, contra los males que te acechan y se visten como cosas buenas.
A veces lo malo es lo que te fortalece, lo bueno no solo no te forma, te debilita.
Mientras el pervertido o pargo como lo llaman por estos lados, nosotros nos acercamos, ella se vuelve hacia nosotros mirándonos fijamente, sé que nos dirá algo y yo la siento con afecto de madre.
-Miren niñitos, no se dejen convencer por esos diablos con la cola pa´lante, sean hombrecitos, amárense los pantalones bien arriba, que siempre es preferible un hijo ladrón que maricón.
-Claro que sí doñita, nosotros somos es varones. (Dice Ríos)
-Nosotros no caemos en esas zoqueteadas Doña Rosaría. (Dice Edgar).
Mientras ella nos da las empanadas en papel que toma de un saco de papel de los que trasportan la harina, a mí la escena me quedó fija, como lección de vida, que es diferente es la escuela de la calle; que te enseñan cosas útiles de acción inmediata a la escuela formal con sus cosas inútiles. La malicia que me enseñan en estos lados, agudiza el ingenio para quien te viene a engañar.
-¡Este mundo carajo! Esos depravados, corrompiendo menores y el gobierno que no hace nada.
Dentro de la moral colectiva, esa conducta está mal, por eso que cada quien marca su hombría, como puede, de esa manera aprendes a formarte a una propia moral, donde carácter y voluntad predomine sobre las emociones.
Nos retiramos a donde teníamos nuestros uniformes a vestirnos, la sal en nuestra piel hace que la tela de los pantalones las sientas como cartón, luego caminando vuelve a la normalidad.
Me despido de la negra Rosaría, que la presiento como demostración de la sabiduría popular, caminando por la vía que nos lleva a la avenida de cajón la conversación se va hacia los homos.
-Ellos te dan dinero si le haces el favor.
-¿Sí? Pero después se te pega la amaneradera.
-El que va con ellos, también se vuelve así.
-¿Se pega? Es contagiosa.
-Claro que es contagiosa, ¿Sino de donde crees que sale tanto bicho raro?
-Sí se multiplican porque uno convencen a los otros, y el que es débil de mente cae en la trampa de ellos.
Debe ser este calor que corrompe, esta vida llena de contradicciones. ¿Pero qué sentido tiene ser algo que no se es? ¿Imitar el comportamiento de una mujer, si no se es?
Subiendo después de la avenida nos cruzamos con la Morillo, ella tiene el cabello negro, negro azabache que le brilla al contacto con los rayos del sol, y es trigueña clara, los ojos achinados y es de las que te quita cualquier duda, porque es irresistible, va siempre cuchicheando con la Yaritza que es de pelo bachaco pero de piel bronceada.
-Muchachos la directora pregunto por ustedes.
-¡Sí que emoción!
-Préstame la tarea.
-¿Y sino te la presto?
-Te meto mano.
-Atrévete y se lo digo otra vez a la directora para que te expulsen.
Luego cedieron los cuadernos y copiamos como pudimos, entre risas y manoseos, insinuaciones y reproches, al final la Morillo se dejo dar un beso.
-Con ustedes no se puede, se le hace un favor y piden lo que no deben.
-Ja, Ja no te gusto, no.
Se fue molesta, ondulando su cabello color azabache al viento, como para quitarle la mariquera a un batallón de gay.
Este detalle de copiarnos la tarea, fue el que me salvo en casa, pues lo presente como prueba de mi asistencia.
-¿Y porque estas así de bronceado?
-Hoy tuvimos gimnasia.
-Ve hacer la tarea que ahora te la reviso.
-Pero tengo que ir a elevar papagayo (Cometa).
-Después de la tarea.
-No joda todo el día en clase y de paso aún hay que hacer la tarea, quien habrá inventado esa vaina.
-Sin chistar porque te pego.
La tuve que hacer, por cierto bien supervisado con la correa en mano.

Educación represiva verdadera violencia de sistema sobre el educando.

Al día siguiente trate de ver a la Morillo, pero me encontré solo a la Yaritza y le di el cuaderno para que lo llevará a clase.

-Hay Catire ¿No sé porque tengo que hacer esto?
-Porque; las mujeres nacieron para hacerle la segunda a los hombres.
-¿Quien dijo eso? Esos son inventos tuyos.
-A pues lo ves, vas a la escuela y no aprendes.
-De esta manera, eres tú el que nunca vas aprender, Expósito.
-Todo el mundo lo sabe, a ustedes las hicieron porque nosotros le dimos unas costillas.
-Que fantástico eres, no te lo crees ni tú mismo.
-Como no, lo vi por televisión en la universidad estudian con sistema a distancia, eso de la escuela ya fue superado.
-¿A distancia?
- ¡Sí! o sea, mientras haces otras cosas, te lo valen como asistencia.
-¿Sin ir al plantel?
Me alejaba cuando me dice a lo lejos.
-La Morillo dice que esta tarde pasa por aquí.
Eso lo sentí bien en mi corazón, sabía que en toda esa ricura algo había para mí.
-Bien me copiare la tarea otra vez.
Ese día decidimos irnos a comer frutas al Lazareto, el sendero esta frente a la escuela, al otro lado de la avenida, después de cruzar un pequeño puente, empezaban los conucos (Huertos), ellos los internados rara vez se asoman y cuando en el camino se topan con uno, se paralizan como si tuvieran un impacto, nosotros pasábamos como si nada haciéndolos que no los veíamos.
Pero con lo poco que los veíamos, se parecían a monstruos, eran deformes en la cara y en las manos, pensábamos que eran gente mala,
Recuerdo un día a un hombre que trabajaba en su conuco, nosotros llegamos por la vereda, él no se percató, yo me quede petrificado mirándolo.
¿Qué habrá hecho? ¿Por qué DIOS permite algo así? La verdad que a DIOS se le pasó la mano con ellos, de castigo y todo, el propio ensañamiento.
Luego salimos de la vegetación al claro, la casa hospital donde curan a los Lazaros, está cerca de la pista de aterrizaje del aeropuerto, ellos se sientan afuera a tomar el sol y ver a los aviones aterrizar, De las cosas terribles de la vida, estaba daba horror.
Ese día estábamos sobre un árbol, comiendo ciruela de huesito, cuando un leproso se nos acercó a reclamarnos el porque nos comíamos sus frutas.
-Todas esas ciruelas las toque con mis manos.
Y nos alzó las manos, eran como fundidas solo quedaba algún dedo y lo demás era muñones.
-Ahora se van a contagiar.
Las soltamos y nos lanzamos del árbol corriendo como pudimos, hacia la avenida.
-Nos jodimos ahora vamos a ser como ellos.
-No le creas lo dijo para asustarnos.
-Guillo, no vuelvo más a ese sitio.
-Ja, Ja, tremendo varones enseguida agarraron miedo.
Cuando llegamos a la avenida, había una batalla entre los estudiantes del liceo José María Vargas y la policía con carros incendiándose y humo lacrimógenos que nos aguarrón los ojos, los pelotones de policías rodeando a los estudiantes.
Miren lo que nos espera el próximo año, si no nos aplazan estaremos en el liceo,
-No, yo no iré al liceo, mi padre me pre-escribió en el licenciado Aranda (Edgar).
-A mí en la técnica industrial. (Ríos).
Me sentí mal, son los caminos bifurcados que se abren delante de nosotros, que nos separan por sendas predestinadas divorciada de nuestro querer, luego de tres años desde el 4 grado lo que augura que la vida tiene su propia dinámica.
Yaritza y la Morillo nos esperaban cerca del bloque, conversando nos hacían pregunta de que hacíamos en la calle todo el día, y nosotros les contábamos con lujo de detalle todo lo que nunca había acontecido y ellas se maravillaban.
Aún recuerdo el brillo en la mirada de la Morillo, sentía por ella cosas que aún no habían nacido en nosotros.

-Ustedes, ¿Dónde van a estudiar el próximo año?
-En el licenciado Aranda, queremos ser secretarias.

No te digo yo, esta vida lo que hace es llevarte la contraria todo el tiempo. En ese tiempo creía que los niños éramos niños desde siempre y los adultos eran así desde siempre, eso de crecer no me cabía en la imaginación aún,
El examen final estuvo duro pasarlo, teníamos las peores notas jamás existidas en esa escuela según la directora, la maestra Isabel con su sonrisa, me decía que todo no estaba perdido, algún apunte me lo dio la Morillo y la Yaritza me corrigió alguna tarea de aritmética.
Pero una cosa es cierta al mala conducta es mejor promoverlo, de esa manera se quitan esa problemática y lo mandan a otro plantel.
La maestra Isabel me llama aparte en el examen oral saliste muy bien, el escrito con lo poco que pudimos entender esta bien, ahora tienes que hacer una manualidad entiendes.
-Escucha bien caricito, es tú última oportunidad para no ser aplazado.
-Sí maestra, ¿Qué hago?
-No sé toma una botella y pégale recortes de papel de revista y haces una composición.
Fue arduo el recortar el papel y la pega que enrollaba todo, hasta que termine sin entender el fin práctico, salió bastante bien en lo que cabe la definición. Las tres pruebas dieron 18 en oral, 14 en la prueba escrita y 12 en la manualidad en total 16 en aplicación, la conducta pesaba pero la directora no la toma en cuenta, con tal de no vernos el próximo año.
El día de la fiesta fin de año nos encontramos por última vez la banda de los 007 como nos llamaban. Para celebrar, decidimos no ir a la fiesta de fin de curso que daban en la escuela, como buenos antisociales, ese día reunimos más de dieciocho compañeros, camino a Maiquetía, nos dedicamos a asaltar camiones de refrescos, revistas de comiquitas, juguetes, golosinas, fue un verdadero saqueo de ida y de vuelta. De regreso nos pusimos a dividir el botín, cerca de un abasto, y allí había una radio encendida, donde un grupo de mayores oían música. La radio de vez en cuando, detenía la emisión de música para trasmitir un extra de noticia en forma alarmante.
En eso todos prestaron atención.
-¡Extra! ¡Extra! del informador la Digepol (Policía) acaba de apresar una banda de atracadores, cuando asaltaban el banco Unión, en una intensa balacera, donde murieron dos hampones, y tres quedaron heridos que están siendo atendidos en periférico de Catia.
-El informador tomó declaraciones a uno de ellos.
-¿Dígame como empezó usted a robar?
-Cuando era pequeño, golosinas, refrescos, robaba cambures (Bananas) que los abastos guindaban los racimos afuera,
-Usted, hoy que está mal herido ¿Se arrepiente?
-Sí.
-Qué consejo le daría a la juventud de hoy.
-Que estudien, de no ir con malas compañías, que le hagan caso a sus papás.
Todos escuchamos el relato, para mí fue promisorio, con fundamento en el advenir.
Edgar dijo; Eso no me va a ocurrir a mí.
Ríos dijo; Le pasa por Webones.
Yo no dije nada, me quede solo mirando el futuro, ese relato era mío, pero me dije; Prometo que jamás me voy arrepentir, esta vida la vivo para adelante para lo que venga.

Al día siguiente; Fin de año escolar 1968 de la Escuela Eugenio María de Hostos, nos reunimos en la escuela y la saquemos, rompimos todo lo que pudimos, derramamos la tempera de vivaces colores, abrimos el armario metálico de las maestras y botamos todo al piso, de esa manera nos descobramos la violencia implícita de sistema que por 6 años nos acosó.

Los meses de vacaciones, fueron de cambios nos mudamos a Playa Grande, la urbanización era de veraneo, hay pocos que viven allí, por esa razón la pase bien, tan bien que era bien malo y solo, no había un alma y el sol era implacable que hacía más desolado el paraje, tanto que cuando empezaron las clase me alegre.

Cuando llegue al Liceo José María Vargas, estaba desorientado eran pocos los conocidos uno de ellos era Mata con el que pelee varias veces unas las gane otras las perdí creo que al final quedamos tablas.
El liceo es extenso, tiene arboles jardín botánico, arboles de almendrón una edificación de tres pisos, canchas y campo de futbol, aunque en vez de césped tiene espinas, detrás está la calle que lleva a la playa de Mare Abajo.
No había una maestra sino materias con diferentes profesores, esto la volvía impersonal que me alejaba aún más de la educación formal.
Un día de esos vitales para el normal curso de la existencia, un amigo me convoca y me invita a pertenecer al partido comunista.
Como siempre cuando no tengo nada bueno que decir le respondí que sí, sin saber cosa era, ingrese como activista. Con el brazalete rojo y las siglas de la J.C.V. (Juventud Comunista Venezolana) además de la boina roja y las latas en que recogíamos los fondos.
En las tardes calurosas de la Guaira entrabamos a la vieja seccional del partido y nos sentábamos a asistir a las clases de adoctrinamiento.
Una cosa en especial me quedo grabada; “La conciencia de clase” aunque por muchos años la tuve presente, no logre conceptualizarla hasta hace poco.

“Es aquella acción mental en la que el individuo se eleva a una iluminada conciencia, donde elimina los beneficios materiales personales e individualismos para consagrarse al bien colectivo para el desarrollo y el progreso de los pueblos.”

Fue por aquellos tiempos que me divorcie completamente de la educación formal que la definí;
Como la educación impuesta para hacer del hombre un ser servil al servicio de la sociedad de consumo, para fortalecer una clase dominante, mediante el condicionamiento socio-cultural.
Allí me asumí como anarquista...

Aquella edad los 14 años, hay un despertar en todos los sentidos a las compañeras, que antes excluías de tus juegos ahora las incorporabas, las atracciones que antes no sentías, se volvían esencia del ambiente.
En las horas libres, la costumbre era caminar alrededor del edificio, algunos en una dirección otros en otra con las compañeras intercambiábamos miradas cuando nos las cruzábamos en el extremo norte del Edén, entre el árbol de la ciencias del Bien y del mal y aquel de la vida eterna, sonrisas, aromas, destellos de miradas, perfumes con fragancias y esencias de aquellas flores y árboles de colores intensos en el trinar del ruiseñor
.
Algunos años después cuando fui apresado, soporte la paliza que me dieron en los calabozos de la policía, las palizas colectivas en prisión, lo sucio de los calabozos, lo insalubre de la cárcel, cuando llegue al retén donde ni el diablo mete la cola, tuve que probar de lo que estaba hecho y a puño o a chuzo marque mi espacio, ni un paso atrás, ni un paso adelante, entre a esos espacio angostos, donde el ser se prueba a sí mismo, entre como un varón y salí de hombre...

En esos espacios de fuerte hacinamiento enfrente a la soledad.

Entendí el porqué de mi niñez, lo que me enseñaba la maestra vida, solo eran herramientas rudimentaria para enfrentar el advenir.
Soportando para seguir entendiendo.
Entendiendo para seguir comprendiendo.

Sí no estamos acaso en la vida, hay una conciencia superior que fragua nuestra existencia.

Sustraído del diario del Edgar de la Guaira, un compañero de asuntos infantiles.
revolucion1954
revolucion1954
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 284
Reputación : 302
Fecha de inscripción : 28/05/2013
Edad : 65
Localización : Caracas Venezuela

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por revolucion1954 el Dom Sep 08, 2013 3:58 pm

Rimbaud

Luego, algún tiempo después, retirado de la realidad existente, alejado de sí, irrumpió en una acción autónoma, que abarcó límites de futuro...
Iba viajando a las tierras del perenne sol, días de luz intensa, en que la piel se abrasa en una continuidad de ardores, de sentires divagantes, donde la razón no halla asidero.
Al llegar lanzó las amarras al muelle, que ondea el rio, y se quedó observando fijamente, el caudal de agua, que se internaba en esa impenetrable foresta, que le imponía automáticamente un límite a su visión…
Los sacos que contenían la mercancía se bajaban a hombro, se acumulaban los bultos, que pesaban merecidamente; así que al terminar la faena, se retiró a la choza, y se colgó en la hamaca, encendió la pipa, aspiro dando un jalón profundo dentro de sí, aquel humo que evocaba aroma y sabor de plantaciones tropicales, miró, pero su mirada iba más allá de aquel recinto, más allá del espacio asignado, más allá del concepto formal, aún más allá de la común visión.
En si había una prosa que rondaba en su mente...
Un estigma que brillaba en su frente.
Una fuerza que encendía su nostalgia.
Un sentir que abarcaba todo su ser.

Se levantó con su propio peso a cuesta.
¿Cuánto Pesa un Universo Vacío?
Se dirigió al centro de la habitación.
En la mesa estaba el tintero, la pluma de garza blanca sobresalía, de aquel pomo que le servía de pedestal, dentro la tinta esperaba para exprimirse, un movimiento que desplaza la inercia mental. Entonces fue un hecho ajeno, distante, inmortal...

Dibujó sobre la superficie del pergamino unas iníciales, y así desbordó su sentir en la superficie, el intenso de su drama, lo profundo de aquel sentir, convertido en nostalgia por la distancia no correspondida...
¡Oh! Destino; tú que me has arrastrado lejos de aquellas miradas, en que viví la plenitud celestial; tú que me alejas de aquellas caricias que colmaron la propia soledad, tú que me anclas a estos parajes de selva vírgenes, donde son traídas mujeres encadenadas y sometidas a mi más cruentas pasiones, lujurias y deseos liberados en presencia.
Aquel rio que escore y no logra detenerse, aquella masa armónica, que desemboca entre escollos y embates de furiosas olas.
Sabes, cuando en mi arde perenemente aquella imagen de mujer, abandonada en aquellas frías tierras nórdicas, en la soledad del bosque donde en las noches el aullar del lobo, emitido desde la profundidad de la penumbra marca el confín de la razón.
Aun cuando en estas carnes de intenso color ébano, halló cobijo, aun cuando en sus pieles húmedas de fragancias y aceites de embriagantes olores, de sugestiva seducción y erotismo, donde mi razón desaparece para emerger en noches avanzadas con el respiro suspendido, en esta profunda oscuridad de tiempos y de olvidos, de acciones mágicas y cuerpos encarnados, donde se desvanecen sueños y arrogancias, donde el vivir es memoria y olvido, donde desaparece cada uno de mis deseos.
Como busque aquel rayo de luna, aquel claro de luz, aún me hallo sin hallarte, aún sin poder fijar tú imagen en mí conciencia, percibí por memoria aquellas palabras que llevo tatuada indeleblemente, como reliquia en mi piel de mil caminos bifurcados en mares infestados de piratas.
Son esas noches de intensos cantos, de un trillar de tambor, que se perpetua noches y días, donde las mujeres danzan arrebatadas en sortilegios evocando ritos milenarios, poseídas por espíritus, vagan en la jungla entre los árboles, como suspiro de tierra, desde el profundo de la impenetrable selva, como aliento de pantera, hostigando a quien no quiere perder la razón, sí, la razón aquí no tiene sentido, porque esta es tierra de Vudú, donde fui condenado a permanecer; porque una vez fui tocado por tú mágico encanto...
La noche calurosa, desde la impenetrable foresta, surgen rugidos de fieras al asecho, la luz de la lámpara palidecía, regresó a la hamaca, mientras la nave estaba siendo cargada con la mercancía; hombres y mujeres, que debían ser trasferido a otro continente.
El mañana traerá nuevas visiones, la luz del sol aclara las conjeturas de la noche, da forma y contorno a lo que eran sombras e incomprensión.
La nave zarpa con la alta marea, las amarras se retiraron, la proa indicó el rumbo, el navegante movió el timón, vadeando los escollos, luego en alta mar, las velas se izaron para navegar en contra de su destino, más allá del horizonte...
Cuando azul es este mar. Cuando azul es este cielo...
El pergamino culminado con las últimas gotas de tinta, entonces fue expedido a destino, con el viento que cubre la ruta del norte, mientras él seguía la ruta de los mares del sur...

Contenido patrocinado

Literatura Social  Empty Re: Literatura Social

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Jun 01, 2020 1:48 am