Foro Comunista - El foro oficial de Acción Comunista

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.


"La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes

avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9583
Reputación : 18561
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes Empty "La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes

Mensaje por pedrocasca el Jue Ene 17, 2013 1:04 pm

La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente
(Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)


24 de febrero (9 de marzo) de 1917

Fuente: De las memorias del General Alexander Pavlovich Balk, Gobernador de la ciudad de Petrogrado, reproducidas en Daly y Trofimov (ed.), “Russia in War and Revolution, 1914-1922. A Documentary History”, Hackett, 2009, pp. 38-42.

tomado del blog Revolución bolchevique 1917, en donde lo han traducido.

A las 8 a.m., mi secretario A.A. Kutepov y yo, hicimos un recorrido en carro por la capital. […]

Bajé de mi auto en el puente [Liteiny] y fui directamente hacia la multitud que consistía en su mayoría de gente ordinaria parada y observando las patrullas policiales. Les pregunté en voz alta: “¿Por qué no están trabajando en lugar de estar parados aquí inútilmente? Después de cierta duda, en respuesta, cuatro personas de las que estaban paradas al frente, iniciaron una conversación conmigo de forma correcta. Decían que estaba llegando suficiente harina a la capital, que no era entregada a la población sino que era vendida a los especuladores. La gente estaba hambrienta mientras los especuladores se hacían más ricos. “No es verdad”, les dije y ofrecí llevarlos inmediatamente a la Oficina del Gobernador de la Ciudad, para que vean por sí mismos los libros del Departamento de Alimentos y los comprobantes de entrega diaria de pan. Uno de ellos podía tomar asiento en el carro, ir conmigo a la Oficina del Gobernador de la Ciudad y esperar la llegada de los otros. Pero estos me dieron las gracias y dijeron que irían pero no se atrevían a ir conmigo, pese darse ánimo mutuamente. […]

Pronto, las plazas Liteinaya y Znamenskaya, la avenida Nevsky desde estación del tren Nikolayevsky hasta el puente Politseisky, y la calle Sadovaya estuvieron completamente llenas de gente. El tráfico de los tranvías se detuvo y la multitud obligó a los pasajeros a bajarse de los droshkies [carruajes]. Mientras, cerca de la estación del tren Nikolayevsky y cerca de [la calle] Ligovka, los vándalos sacaban la carga de los vagones. El tráfico a través del Neva crecía cada minuto. En las calles principales, las masas se hacían más numerosas y las patrullas policiales eran tragadas por la muchedumbre. La multitud podía salirse de control en cualquier momento, pero igual que ayer no había líderes y hasta entonces solo ocurrieron actos vandálicos dispersos.

Dejar las cosas para más tarde era peligroso. A las 12:30 p.m., informé, por teléfono al General [S.S.] Jabalov, que la policía era incapaz de impedir el movimiento y la concentración de gente en las calles principales y que, si las tropas no tomaban bajo su custodia las instituciones gubernamentales y públicas, yo no iba a ser capaz de mantener el orden en la capital, especialmente en la noche.

A eso, el General Jabalov respondió inmediatamente: “Entonces, las tropas entrarán inmediatamente en [alerta de] tercer nivel. Indique a su personal que se subordinarán a los comandantes de los distritos militares relevantes: deberán obedecer sus órdenes y asistirlos en el despliegue de las tropas. Estaré en la Oficina del Gobernador de la Ciudad en un hora”. […]

El informe diario al Zar… decía, en adición a un breve recuento de lo que pasó, que el mantenimiento del orden en la capital había sido transferido al Comandante de las fuerzas militares. El informe diario a Su Majestad Imperial se escribía siguiendo un modelo tradicional especial, establecido por Nicolás I. Empezaba con el movimiento en los hospitales, seguía con la lista de accidentes que involucraban a hombres en servicio militar, y solo al final se mencionaban brevemente los sucesos en la capital. Un funcionario especial, con una letra increíblemente bella, estaba a cargo de escribir el informe. Yo lo firmaba siempre después de las 12 de la medianoche. El funcionario se sentía ofendido cuando yo hacía el informe más largo que lo usual, lo que estaba contra la tradición.

Aunque el movimiento de la gente terminó temprano, el Jefe del Buró de Seguridad me informó un hecho que me consoló poco: si la muchedumbre se concentra de nuevo, al día siguiente, entonces los líderes izquierdistas planean utilizar la situación con fines de agitación y –si la calle responde positivamente– realizar disturbios, incluso una insurrección armada, dependiendo de las circunstancias. No era claro qué consignas iban a lanzar a la multitud; eso también dependía de las circunstancias. Parecía que los líderes mismos no entendían o no tomaban consciencia de la situación favorable que les había caído del cielo.

Informé de esto al General Jabalov. Sin embargo, el liderazgo militar decidió, por el momento, no recurrir al uso de las armas.


"La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes Images?q=tbn:ANd9GcRmlpwIfRBss_zH5jyghKzF87YfP3J5S41h-yqZZXhC5LfYnw61
manifestación en Petrogrado
a comienzos del verano de 1917


Última edición por pedrocasca el Jue Ene 17, 2013 2:08 pm, editado 2 veces
avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9583
Reputación : 18561
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes Empty Re: "La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes

Mensaje por pedrocasca el Jue Ene 17, 2013 2:01 pm

"Esa actividad era inusual... porque era premeditada"
(Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)

23 de Febrero (8 de marzo) de 1917


Fuente: De las memorias del General Alexander Pavlovich Balk, Gobernador de la ciudad de Petrogrado, reproducidas en Jonathan Daly y Leonid Trofimov (ed.), “Russia in War and Revolution, 1914-1922. A Documentary History”, Hackett Publishing Company, 2009, pp. 38-42.

Traducción realizada por el blog Revolución bolchevique 1917, en donde se ha publicado el texto.

Este día no hubo indicios funestos. El día empezó normalmente. El clima era excelente, era un día soleado, con una temperatura de menos 5-6 grados [Celsius] y sin viento.

A las 10 a.m., mientras recibía los informes en mi oficina, empecé a recibir información por teléfono de la animada actividad en los puentes Liteiny y Troitsky, así como en las avenidas Liteiny y Nevsky. Muy pronto quedó claro que esa actividad era inusual porque era premeditada. Los puntos de atracción: la plaza Znamenskaya, Nevsky, la Duma de Estado. Había muchas damas en la multitud, pero más mujeres ordinarias y estudiantes, y –comparado a otros incidentes parecidos– pocos obreros. El movimiento del tránsito y de los tranvías era normal. En la tarde, llegaron informes de actividades similares en la Sección de Petrogradskaya [cruzando el río Neva], en las avenidas Bolshoi y Kamenovstrovsky. Una gruesa y calmada multitud se movía a lo largo de las aceras, conversando y riendo. Hacia las 2 p.m. se escucharon voces lastimeras y deprimentes que gritaban: pan, pan…

Esto pasó en todos los lugares. La multitud coreaba doliente: “pan, pan”. Sin embargo, los rostros eran vivaces, alegres y aparentemente complacidos con –lo que les parecía– una forma astuta e ingeniosa de protestar […]

Inmediatamente di la orden –de acuerdo a un plan largamente establecido– de ocupar, al día siguiente, todos los puntos estratégicos de la ciudad, movilizando todas las fuerzas de la policía, reforzándolas con los regimientos de Cosacos y de Reserva de Caballería y la División de Gendarmería. […]

Terminada la reunión, todos se retiraron en calma. Los comandantes militares tenían plena confianza en que sus tropas restaurarían el orden si eran convocadas. Al retirarse, el Gen[eral Konstantín] Goblachev me informó, una vez más, que la manifestación del día era un completo misterio para él y que era posible que nada ocurriera al día siguiente.

La noche estaba en completa calma.
avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9583
Reputación : 18561
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes Empty Re: "La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes

Mensaje por pedrocasca el Jue Ene 17, 2013 2:07 pm

Soldados: "No queremos ir contra el pueblo"
(Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)

25 de febrero (10 de marzo) de 1917


Fuente: De las memorias del General Alexander Pavlovich Balk, Gobernador de la ciudad de Petrogrado, reproducidas en Jonathan Daly y Leonid Trofimov (ed.), “Russia in War and Revolution, 1914-1922. A Documentary History”, Hackett Publishing Company, 2009, pp. 38-42.

Traducción realizada por el blog Revolución bolchevique 1917, en donde se ha publicado el texto.

[…] Hoy las fábricas funcionaron menos que los días previos. Los obreros salieron del trabajo en grupos, realizando mítines mientras se iban. El Jefe de la Policía del Segundo Distrito, General Grigoriev, informó que en las cercanías de la planta Putílov, masas obreras fueron dispersadas varias veces por las patrullas de la policía montada.

A la 1 p.m., en la plaza Znamenskaya, una muchedumbre enarboló banderas rojas.

El capitán del distrito Aleksandrovskaya, Capitán Kirilov, un brillante oficial, se metió entre la multitud junto a una pequeña patrulla de policías, capturó al portador de la bandera, se la quitó de las manos y empezó a salir con el individuo arrestado hacia la estación del tren Nikolaevsky. La multitud los siguió y los rodeo estrechamente. Un desconocido vino por detrás, le quitó el sable que tenía en la vaina y le dio un golpe mortal en la cabeza. Aunque se le dio asistencia médica inmediata en la estación del tren, el Capitán Kirilov murió minutos más tarde, sin recuperar la consciencia. Una patrulla grande de cosacos se encontraba cerca pero no prestó ninguna ayuda, ni siquiera cuando se convocó a la policía montada y se empezó a dispersar a la multitud en la plaza.

Los agitadores aparecieron por todas partes llamando al derrocamiento del gobierno “criminal” que se había “pasado al lado de los alemanes”. También urgieron a las tropas a que volteen sus bayonetas contra los “traidores” y ataquen a los oficiales de policía.

La multitud ya no coreaba “pan, pan” y carecía del espíritu festivo de los días anteriores. […]

En el canal Ekaterininsky, cerca de la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, un destacamento del Regimiento de Guardias Pavlovsky […] se detuvo e inició un mitin de protesta. Cuando la patrulla de la policía montada llegó, los soldados les dispararon, matando dos caballos e hiriendo dos policías. Cuando el comandante del Batallón de Reserva del Regimiento de Guardias Pavlovsky, Coronel Eksten, llegó, los soldados le gritaron que ellos […] no querían ir contra el pueblo. El Coronel Eksten quiso razonar con ellos, pero alguien de la multitud le disparó por detrás, con un revólver, hiriéndolo gravemente en el cuello. El coronel fue llevado a las barracas del regimiento, mientras que el destacamento continuó manifestándose durante un largo tiempo, y solo el capellán del regimiento pudo convencerlos de regresar a sus barracas.

Las cosas se hicieron claras. El impune ataque tuvo grandes consecuencias. Los líderes [izquierdistas] comprendieron en qué medio deberían concentrar todos sus esfuerzos. Como se supo después, ellos utilizaron todos los métodos posibles, incluyendo diputados de la Duma haciendo propaganda entre los soldados, en las barracas de los Regimientos Volynsky y Preobrazhensky, en la noche del 26 de febrero, y obtuvieron un resultado decisivo: la grande e incruenta revolución rusa fue ganada con la bayoneta de los soldados. […]


Contenido patrocinado

"La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes Empty Re: "La policía es incapaz de impedir el movimiento de la gente (Memorias del Gobernador de la ciudad de Petrogrado)" - marzo de 1917 - otros dos textos de interés de la misma fuente en los mensajes

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér Dic 02, 2020 11:35 pm