Foro Comunista - El foro oficial de Acción Comunista

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.


Revolución Cubana y Reformas en el Socialismo

flacofabrizio
flacofabrizio
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 1
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 01/01/2012

Revolución Cubana y Reformas en el Socialismo Empty Revolución Cubana y Reformas en el Socialismo

Mensaje por flacofabrizio el Dom Ene 08, 2012 2:56 pm

El siguiente es un artículo que confluye un viaje personal hecho a Cuba para Mayo del 2011 con una delegación uruguaya de sindicatos del PIT-CNT y que significó mucho, ya que recién había finalizado el Congreso del Partido Comunista de Cuba donde se anunciaban importantes transformaciones.
Tuve la oportunidad de conocer las 2 Cubas; la turística y la otra, la que vive, lucha, cuestiona, trabaja y hace andar el socialismo en Cuba.

Mucho se ha debatido acerca de la esencia de los cambios que se están implementando en Cuba, a partir del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, finalizado en Mayo de 2011.
Algunos intelectuales de izquierda, comprometidos con la Revolución y con la lucha de sus pueblos, han manifestado su preocupación entendiendo que con estas reformas se abre paso al capitalismo. En esta posición se puede encontrar al compañero argentino Néstor Cohan. Se puede ver el informe en el sig. link https://youtu.be/SQZj95_oBrQ.
La intervención de Raúl Castro en de que "no levanten la mano mecánicamente... les pido que piensen", a los delegados del VI Congreso del PCC es bastante significativo, o al menos, pone de manifiesto la relevancia de las definiciones que tendrían que tomar para el futuro del socialismo en Cuba.
Cohan (ver el citado link) pone en la discusión aspectos muy interesantes y reales, como por ejemplo que el mercado como tal es mucho más antiguo que la planificación socialista, por lo tanto no es nada nuevo lo que se presenta como tal. Tras ese eufemismo, según él, se oculta la “línea mercantil” de PCC, contraria, según él, a las ideas de Ernesto Che Guevara.
Ahora bien, es un buen razonamiento el que utiliza Cohen y bien elaborado el silogismo, pero creo que él deja afuera muchos otros aspectos para nada poco importantes.
Por ejemplo, plantea que la sociedad cubana se “ha quejado mucho” acerca de la implementación de estos cambios. En primer lugar, esto puede ser cierto pero también lo es que hay grandes sectores, especialmente jóvenes, que cuestionan el régimen actual y no precisamente desde una óptica guevarista, sino ilusionados con ese capitalismo que la mayoría de los 2.5 millones de turistas se encargan de propagar. Esa gran mayoría de turistas que aman la democracia liberal republicana de sus países, que aman el consumo y el capitalismo (aunque se pongan remeras del Che o estrellas rojas), operan sobre la conciencia de la población, sobre todo los más jóvenes.

El sector turístico es el que más ha crecido en Cuba estos últimos diez años, es el que más mano de obra ha empleado y el que ha permitido obtener más dinero a los trabajadores, sobre todo porque adquieren directamente el CUC (Peso Convertible Cubano). Esta razón es la que lleva a miles de profesionales a trabajar en torno a la actividad turística, dejando de lado su formación académica. Esto es, al menos, un problema.
Por otro lado, muchos de los cambios que recoge el Congreso y otros que se vienen desarrollando en la isla desde años anteriores no hacen más que reconocer y darle una legalidad a algo realmente existente. Qué quiere decir esto? Por ejemplo el trabajo por cuenta propia, que se ha masificado considerablemente. Antes estaba “ilegalizado” por el régimen, pero siempre se hizo. Ahora se le dio un marco jurídico y las garantías para normalizarlo. Esto es capitalista? No, ya que no se concentra la propiedad (es individual) y no se acumula plus valor.

Y en las nuevas reformas? Tampoco, NO ES CAPITALISMO, PORQUE COMO ASEGURA EL LINEAMIENTO 03 DEL MODELO DE GESTIÓN ECONÓMICA: “EN LAS FORMAS DE GESTIÓN NO ESTATALES NO SE PERMITIRÁ LA CONCENTRACIÓN DE LA PROPIEDAD EN PERSONAS JURÍDICAS O NATURALES”
Por lo que esto garantiza que la ley fundamental del capitalismo, la acumulación y el consiguiente plusvalor, no se cumple. Creo que esto N. Cohen lo sabe, por eso habla de “socialismo mercantil”.
En la oportunidad que tuve de estar en Cuba en mayo de 2011, el hombre de la casa en que me alojé trabajaba de taxista en la empresa estatal Cuba Taxi, de matrícula azul. Un hombre de unos 55 años, muy solidario, que había estado en Angola como tantos cubanos que cumplieron servicio militar ayudando en las luchas de liberación de África. Dicho hombre, con una gran cultura general y una admiración por Artigas, apenas charlamos acerca del Uruguay me dijo “Ah, Uruguay, el país de las vacas y de la carne de res. Deben vender carne como acá vendemos café!!!” Esta afirmación me causó mucha gracia y a su vez indignación por lo que pasa en nuestro país con la carne. “Si te dijera que hay niños que comen una vez al año carne no me creerías”. El cubano abrió los ojos incrédulamente, como si hubiese visto un marciano.
Este trabajador del taxi estatal me dijo que estaba impulsando, junto a otros trabajadores, formar una cooperativa y que su salario no estuviera atado a un presupuesto justo por el Estado, sino que también estuviese relacionado con la producción. Quizás los “puros” defensores del Estado pongan el grito en el cielo. Pero para el que conoce cómo funcionan hoy los taxis estatales en Cuba, no estaría para nada mal la propuesta que hacía el hombre. Hoy en día un taxista de Cuba Taxi percibe un salario fijo de alrededor de U$20 dólares mensuales, cerca de 400 pesos cubanos. Ese dinero es el que puede llegar a realizar un taxista en sólo un viaje, desde La Habana hasta el aeropuerto por ejemplo, que el costo ronda entre los 20 y 25 CUC.
Está clarísimo que el taxista de 40 viajes mensuales, factura al Estado 20 y se apropia del resto para mejorar de esa forma su salario real. Esto es así, más allá de las discusiones intelectuales sobre el carácter ético, y etc. Así como con este ejemplo, existe en Cuba toda una red de mercado informal que es el que “invisiblemente” hace andar la economía local. Raúl Castro lo ha reconocido y esto es uno de los fundamentos de las reformas. (Que son necesarias)
Lo demás, y esto lo digo yo, es pura discusión coloquial.

En este sentido, se aprueba el siguiente lineamiento: “Se crearán las cooperativas de primer grado como una forma socialista de propiedad colectiva en diferentes sectores, las que constituyen una organización económica con personalidad jurídica y patrimonio propio, integradas por personas que se asocian aportando bienes o trabajo, con la finalidad de producir y prestar servicios útiles a la sociedad y asumen todos sus gastos con sus ingresos”

Otra de las reformas, muy anheladas por la población cubana y a su vez quizás la más controversial, tiene que ver con la política cambiaria. Actualmente coexisten 2 monedas; el peso cubano y el CUC, regulado por el Banco Central de Cuba, equivalente aproximadamente a un dólar americano o a 1.3 Euros.
Para la elaboración del lineamiento aprobado se recogieron 276 opiniones en 14 provincias, además de recibirse 12.658 planteamientos asociados. Esto pone de manifiesto la preocupación que tiene en la gente este tema.
El lineamiento aprobado (N°54) dice: “Se avanzará hacia la unificación monetaria, teniendo en cuenta la productividad del trabajo y la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos. Por su complejidad, este proceso exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo”
Es cierto que este lineamiento, tan complejo, es poco claro. Lo único que se puede sacar en limpio es la intención de avanzar en la unificación monetaria, sin explicitar si eso será hacia el peso nacional o hacia el convertible. Cómo están dadas las cosas en Cuba en la actualidad, todo parece indicar que hacia el segundo, pero eso no es más que suposiciones personales. En ese caso habría que profundizar en el debate con elementos que no están al alcance de quien escribe.

Por último, otra de las reformas que la prensa internacional más ha recogido y sembrado duda y críticas en gente de izquierda, ha sido la referida a la “libreta”. Esta medida, al igual que el recorte en 500.000 puestos de trabajo en el Estado, han sido totalmente manipuladas por la prensa. En primer lugar, ese cambio en la masa de trabajadores del Estado anunciado en Cuba no ha causado ninguna inquietud en la población cubana. Pensemos en Grecia, España o cualquier país del mundo que ha despedido trabajadores estatales y los conflictos que se desataron. Totalmente diferente es el caso cubano (utilizado mediáticamente por medios neoliberales de derecha e “izquierda”). No es por un tema “represivo” que la gente no se ha manifestado, sino porque primero que su aplicación será gradual y estará basada en una política de pleno empleo que caracteriza a Cuba. Entonces volvemos al ejemplo anterior del taxista. ¿Se negará un cubano a trabajar en los servicios vinculados al turismo ganando un sueldo doblemente superior al que obtiene en su puesto en el Estado?
Con respecto a la libreta el tema es un poco más complejo, pero el gobierno ha anunciado que se sostendrá en los ciudadanos con más bajos recursos.

Otro de los cambios anunciados y reclamados popularmente por la población, tiene que ver con la libre salida de los cubanos al exterior. Este tema también ha sido atendido en el lineamiento aprobado, N° 244: “Estudiar una política que facilite a los cubanos residentes en el país viajar al exterior como turistas”.

Como en muchos de los temas que se hablan acerca de Cuba, hay que estar atento para no caer en la mentira. Recuerdo una tarde en la feria artesanal de La Rampa, el La Habana, donde hablando con un joven vendedor acerca de Uruguay y el fútbol éste me decía “Lo que pasa que aquí el fútbol nunca andará bien…” A lo que yo le respondo “pero por qué dices eso, si ustedes andan muy bien para bailar, juegan beisbol y basket y tiene excelentes equipos. Es una cuestión cultural pero pronto Cuba tendrá una excelente selección en fútbol, te lo dice un uruguayo de un país de apenas 3 millones de habitantes”. Él, con cara algo triste, me dice “pero no hermano aquí el problema no es futbolístico, tú me entiendes, el problema es que los jugadores no pueden salir” Inmediatamente le dije “Eh!?, pará, ustedes no salen en el beisbol, no ganan en boxeo y atletismo medallas de oro en las olimpíadas?” - “Si hermano, pero en el fútbol es un problema político” me dice, a lo que inmediatamente le respondo “pará, pará. Ustedes jugaron por las eliminatoria para Sudáfrica” Sí, me responde. “Cómo salieron?” “Últimos”, me dice, a lo que riendóme le digo “Ahh, entonces ustedes no fueron porque son espantosos y no le ganan a nadie, no por problemas políticos” a lo que el cubano larga una carcajada cómplice. De estas anécdotas hay varias y muchos se vienen convencidos de esas “picardías” que no son tales.

Ya en el S. XIX Marx y sobre todo Engels hablaban de que el socialismo en un solo país era inviable, una misión utópica que sería arrasada por el mundo capitalista.
Cuba sigue en pié a pesar de las inmensas transformaciones que ha sufrido el mundo. Ha sobrevivido a la caída de la URSS y al llamado “período especial”, donde se sostuvo el régimen en una crisis económica histórica.

Actualmente sostiene un sistema social de acceso y gratuidad en la educación y la salud único en latinoamérica y de los pocos en el mundo.
Mantiene, en cifras de UNICEF, un índice de Desarrollo Humano alto (IDH) , ocupando el lugar 51 y por encima de potencias como México o como Brasil.

A pesar de las reformas, la planificación estatal seguirá siendo la característica del modelo que exige, en momentos de la humanidad tan particular, innovar, crear, construir y mejorar un sistema mucho más justo, humano y fraterno que sin dudas es el socialismo.

Salud Revolución Cubana!!!
Por siempre FIDEL!!!
Fabrizio Beorchia, 1° Enero 2012


    Fecha y hora actual: Vie Oct 30, 2020 12:10 pm