Breve esbozo general sobre el Desarrollo Histórico del Capitalismo y la Lucha de Clases - publicado en 2011

avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9583
Reputación : 18561
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Breve esbozo general sobre el Desarrollo Histórico del Capitalismo y la Lucha de Clases - publicado en 2011 Empty Breve esbozo general sobre el Desarrollo Histórico del Capitalismo y la Lucha de Clases - publicado en 2011

Mensaje por pedrocasca el Jue Sep 29, 2011 9:26 pm

Breve esbozo general sobre el Desarrollo Histórico del Capitalismo y la Lucha de Clases

artículo firmado por Babeuf87 - publicado en julio de 2011

(Atención a los números en negrita que aparecen en el texto, son necesarios para leer las notas)

De 1789 a 1871, teniendo como corolario y punto de inflexión entre una época y otra la Comuna de París, se cubre la época de las revoluciones burguesas. Durante esta época los intereses particulares de la burguesía ascensional, revolucionaria coinciden con el desarrollo histórico objetivo de la sociedad, logrando hacer pasar sus intereses específicos de clase como intereses de todas las clases y capas enfrentadas a la aristocracia terrateniente y al absolutismo feudal(1). Es la etapa de desarrollo pacífico del capitalismo(2), en la que el proletariado, en virtud de las instituciones que la burguesía ha forjado en su lucha revolucionaria contra la nobleza, puede servirse de ellas en su provecho, para destruirlas, para acumular fuerzas y crear las condiciones para llevar a cabo la transformación revolucionaria de la sociedad(3). A dicha fase del desarrollo capitalista le corresponden una determinadas formas de lucha (la prensa legal, el parlamentarismo, etc), unas formas organizativas (el partido masista) y una estrategia revolucionaria (la huelga general política como forma de conquista del poder). La extensión y fortalecimiento de los partidos marxistas (especialmente la socialdemocracia alemana) hizo a sus dirigente absolutizar esas formas de lucha, atando a la clase obrera a dichas expresiones de la lucha de clases.

Entre los años 1900-1903 la gigantesca concentración y centralización de capitales abre el paso a la formación de los grandes monopolios capitalistas, que ponen bajo su férula toda la vida económica y pasan a controlar los principales resortes del Estado. El capital industrial se funde con el bancario, formando el capital financiero, quedando en manos de una reducida oligarquía financiera. El capitalismo entra en su fase última, imperialista, antesala de la revolución socialista. A la concentración económica le sigue la concentración política y, usando palabras de Lenin, la tendencia a la reacción. Al entrar en su etapa descendente, en la que ya no tienen nada progresivo que aportar a la humanidad, las instituciones y leyes bajo las cuales organiza su dominación la burguesía, otrora revolucionarias, se transforman en su contrario, aun cuando conserven su forma externa. Por ejemplo, a partir de 1914 comienzan a proliferar los Tribunales Constitucionales, ante el temor de la burguesía a que el proletariado alcanzase una mayoría parlamentaria y, a través del poder legislativo, transformase el orden social y las relaciones y ordenación capitalista de la propiedad, vaciando a través de ellos al parlamento de todo contenido(4). A esta etapa de desarrollo capitalista le corresponden otras formas de lucha y organizativas(5). Todas las antiguas formas, con el que tan impetuoso avance había logrado el movimiento obrero revolucionario, se tornan estériles, siendo asimiladas y neutralizadas por la burguesía monopolista. La socialdemocracia, incapaz de adaptarse a esta etapa de desarrollo, cae en bancarrota y se convierte en lugarteniente obrero de la burguesía.(6)

Ante las formas exclusivamente legales de la clase obrera, la combinación de las legales e ilegales, supeditando toda labor a éstas últimas; frente a la concepción masista del partido, la creación de destacamentos de vanguardia formados por una minoría de revolucionarios profesionales, de los elementos más conscientes y con una comprensión profunda de la ciencia revolucionaria y de las leyes objetivas que regulan el movimiento de la materia social, que, a través de un aparato clandestino, centralizan todas las multifacéticas tareas del destacamento de vanguardia de la clase de vanguardia, que se liga a las masas a través de organizaciones abiertas, de masas que sirven de correa de transmisión del programa y línea política del partido(7); en lugar de la huelga general política como estrategia para la revolución, la insurrección armada: he ahí las nuevas armas de las que el proletariado se sirve en la guerra del trabajo contra el capital.

En 1917 las masas obreras y campesinas, dirigidas por el proletariado a través de los bolcheviques, hacen añicos el Estado de la burguesía e instauran su dominación de clase. Se abre la época del derrumbe del capitalismo y las revoluciones proletarias. La burguesía imperialista mundial se lanza, furiosa y rabiosa, infructuosamente sobre la joven República Soviética. Una oleada revolucionaria se abate sobre todo el mundo capitalista (trienio bolchevique en el Estado español, bienio rosso en Italia, el pánico rojo en EEUU, la extensión de huelgas en Francia e Inglaterra, etc.). La burguesía monopolista desata el terror blanco para estabilizar su dominio y aplastar las organizaciones obreras y revolucionarias. Comienza la reestructuración de la dictadura burguesa, proceso en el cual quedan liquidados los derechos y libertades democrático-burguesas y que culmina en la instauración de la dictadura terrorista abierta del gran capital, el fascismo, como forma de dominación del gran capital financiero que corresponde a la etapa imperialista del capitalismo, tras la cual no hay vuelta atrás a la democracia burguesa, lo cual no excluye las maniobras de la oligarquía financiera para ampliar su base social y tratar de legitimarse(VIII).

La burguesía mundial extraía sus lecciones de la experiencia de la lucha de clases y actuaba en consecuencia. En el seno del MCI, mientras tanto, no siempre se asimilan de forma correcta estas experiencias y la elaboración de una estrategia revolucionaria justa, lo cual conlleva muchos virajes y cambios bruscos (frente único, clase contra clase, frente popular). Pero todas esas variadas formas no son más que expresiones específicas de la estrategia general insurreccionalista, llegando a imponerse una concepción esquemática, abstracta y doctrinaria sobre la llamada vía de Octubre, obviando por completo las particularidades y condiciones específicas que hicieron posible la Revolución de Octubre(9).

Las intentonas y conatos insurreccionales fracasan y son ahogados en sangre:

Baviera, 1919
Riga, 1921
Hamburgo, 1923
Shanghái; 1927

Se torna una necesidad ineludible y acuciante la elaboración de una nueva estrategia revolucionaria, tarea que llevaron a cabo Mao y el PCCh (omitiremos la exposición minuciosa de todas las vicisitudes y avatares, de los errores y pasos en falso que fueron necesarios para ello), cuya validez corroboraría las experiencias victoriosas de la revolución china, albanesa, coreana, cubana, vietnamita, etc.

Ante los modernos Estados monopolistas, que conculcan las más fundamentales libertades y derechos políticos y civiles, que han sido blindados por todo un arsenal de draconianas leyes de emergencia y excepción, dotados de un monstruoso aparato represivo profesionalizado e instruido en las modernas técnicas de contrainsurgencia y que se valen de revisionistas y reformistas, ya totalmente integrados en dichos Estados como epígonos de la oligarquía financiera, ante esta contrarrevolución organizada de forma permanente, los márgenes y parcelas para desarrollar una actividad legal y amplia se reducen a su mínima expresión, perdiendo casi por completo su relevancia y utilidad para el proletariado; son las formas de lucha ilegales, combinando las pacíficas y violentas, las que pasan a primer plano, siendo destacadas por el propio desarrollo histórico de la lucha de clases y a las cuales deben supeditarse las viejas formas, pasando a formar la lucha armada revolucionaria, dirigida políticamente por el Partido Comunista, parte integrante de la estrategia revolucionaria. A través de la combinación del movimiento político avanzado de las masas (huelgas políticas, ocupaciones, sabotajes, saltos, etc.) y de la lucha armada revolucionaria, que allana el terreno, golpea, desmoraliza y debilita al Estado fascista y donde se va forjando templando y ganando bagaje el embrión del futuro Ejército Popular, es como se lleva a cabo la acumulación de fuerzas revolucionarias y la creación de las condiciones para la insurrección, momento en el que el Ejército guerrillero y las masas obreras y populares confluirán, se fundirán y derrocarán con éxito a la oligarquía financiera, haciendo añicos, no dejando piedra sobre piedra de su órgano de dominación, de su Estado.(10)

La validez universal de esta estrategia, de la Guerra Popular Prolongada, no debe menoscabar el estudio de las particularidades y condiciones concretas, específicas de cada país, a las cuales debe vincularse, evitando en todo momento caer en burdos esquematismos dogmáticos y en extrapolaciones mecánicas y superficiales. Por ejemplo, para los países preponderantemente urbanos, de capitalismo monopolista de Estado, la creación de zonas liberadas o bases de apoyo resulta inocua y no acorde a las condiciones en las que se desenvuelve la lucha de clases en esos países, así como tampoco tienen porqué darse de forma obligatoria las famosas tres etapas de la Guerra Popular Prolongada que sistematizó Mao en 1938(11).

Es a través esta estrategia, que enraiza con todo el acervo de experiencias y múltiples formas en las que se ha ido manifestando la lucha de clases del proletariado en su desarrollo histórico como la clase obrera tomará el cielo por asaltoy dará comienzo a la construcción del Socialismo, como etapa de transición entre el capitalismo y la sociedad sin clases y sin Estado, la sociedad comunista.

NOTAS:

1“La cuestión se plantea así: ¿están ya agotadas las posibilidades revolucionarias que, como resultado de determinadas condiciones de su existencia, encierra en su seno la masa campesina o no lo están? Y, si no lo están, ¿hay la esperanza de aprovechar estas posibilidades para la revolución proletaria, de convertir al campesinado, a su mayoría explotada, de reserva de la burguesía, como lo fue durante las revoluciones burguesas del Occidente y lo sigue siendo en la actualidad, en reserva del proletariado, en aliado de éste?, ¿hay fundamento para ello?” Los fundamentos del leninismo; Stalin

2“Existió la época del capitalismo relativamente «pacífico», en la que venció por completo al feudalismo en los países avanzados de Europa y-pudo desarrollarse con la mayor — relativamente— tranquilidad y armonía, extendiéndose «pacíficamente» a regiones todavía inmensas de tierras no ocupadas y de países no arrastrados de manera definitiva a la vorágine capitalista.” Prefacio al folleto de Bujarin “La economía mundial y el Imperialismo”; Lenin

3“Se vio que las instituciones estatales en las que se organizaba la dominación de la burguesía ofrecían nuevas posibilidades a la clase obrera para luchar contra estas mismas instituciones. Y se tomó parte en las elecciones a las dietas provinciales, a los organismos municipales, a los tribunales de artesanos, se le disputó a la burguesía cada puesto, en cuya provisión mezclaba su voz una parte suficiente del proletariado. Y así se dio el caso de que la burguesía y el Gobierno llegasen a temer mucho más la actuación legal que la actuación ilegal del partido obrero, más los éxitos electorales que los éxitos insurreccionales” Pero, advierte Engels, ante la ofensiva reaccionaria de la burguesía: “Por tanto, si ustedes violan la Constitución del Reich, la socialdemocracia queda en libertad y puede hacer y dejar de hacer con respecto a ustedes lo que quiera. Y lo que entonces querrá, no es fácil que se le ocurra contárselo a ustedes hoy” Prefacio de Engels a La lucha de clases en Francia de 1848 a 1850

4Véase, por ejemplo, Liberalismo y fascismo: dos formas de dominio burgués; Reinhard Kuhnl

5“El imperialismo es la omnipotencia de los trusts y de los sindicatos monopolistas, de los bancos y de la oligarquía financiera de los países industriales. En la lucha contra esta fuerza omnipotente, los métodos habituales de la clase obrera -los sindicatos y las cooperativas, los partidos parlamentarios y la lucha parlamentaria resultan absolutamente insuficientes. Una de dos: u os entregáis a merced del capital, vegetáis a la antigua y os hundís cada vez más, o empuñáis un arma nueva: así plantea la cuestión el imperialismo a las masas de millones de proletarios. El imperialismo lleva a la clase obrera al umbral de la revolución.” Los fundamentos del leninismo; Stalin

6“La bancarrota de la II Internacional es la bancarrota del oportunismo socialista. Este último es producto de la precedente época "pacífica" de desarrollo del movimiento obrero. Dicha época ha enseñado a la clase obrera medios de lucha tan importantes como la utilización del parlamentarismo y de todas las posibilidades legales, la creación de organizaciones económicas y políticas de masas, de una amplia prensa obrera, etc.. Por otra parte, dicha época ha engendrado la tendencia a negar la lucha de clases y a predicar la paz social, a negar la revolución socialista, a negar por principio las organizaciones clandestinas, a admitir el patriotismo burgués, etc.” Resoluciones sobre la guerra imperialista; Lenin

7"La centralización de las funciones más clandestinas por la organización de revolucionarios no debilitará, sino que reforzará la amplitud y el contenido de la actividad de un gran número de otras organizaciones destinadas a las vastas masas y, por ello, lo menos reglamentadas y lo menos clandestinas posible: sindicatos obreros, círculos obreros culturales y de lectura de publicaciones clandestinas, círculos socialistas, y democráticos también, para todos los demás sectores de la población, etc., tales círculos, y organizaciones son necesarios en todas partes, en el mayor número y con las funciones más diversas; pero es absurdo y perjudicial confundir estas organizaciones con la de los revolucionarios, borrar las fronteras entre ellas, apagar en la masa la conciencia, ya de por sí increíblemente oscurecida, de que para "servir" al movimiento de masas hacen falta hombres dedicados de manera especial y por entero a la acción socialdemócrata, y que estos hombres deben forjarse con paciencia y tenacidad como revolucionarios profesionales" Qué hacer; Lenin

VIII“La subida del fascismo al poder no es un simple cambio de un gobierno burgués por otro, sino la sustitución de una forma estatal de la dominación de clase de la burguesía -la democracia burguesa- por otra, por la dictadura terrorista abierta[...]lo cual no excluye que el fascismo, en el momento en que se agudezca de un modo especial su situación, intente extender su base para combinar -sin alterar su carácter de clase- la dictadura terrorista abierta con una burda falsificación del parlamentarismo. ” El fascismo y la clase obrera; Dimitrov; “Hemos de darnos perfectamente cuenta de que el fascismo no es un fenómeno local, temporal o transitorio, sino que representa un sistema de dominación de clase de la burguesía capitalista y de su dictadura en la época del imperialismo y de la revolución social”; Acerca de las medidas de lucha contra el fascismo y los sindicatos amarillos; Dimitrov

9“Condiciones específicas como fueron: 1) la posibilidad de hacer coincidir la revolución soviética con la terminación, gracias a ella, de la guerra imperialista, que había extenuado hasta lo indecible a los obreros y campesinos; 2) la posibilidad de aprovechar durante cierto tiempo la lucha a muerte en que estaban enzarzados los dos grupos mundiales más poderosos de tiburones imperialistas, grupos que no podían unirse contra el enemigo soviético; 3) la posibilidad de soportar una guerra civil relativamente larga, en parte por la gigantesca extensión del país y sus exiguos medios de comunicación; 4) la existencia de un movimiento revolucionario democráticoburgués de los campesinos, tan profundo, que el partido del proletariado hizo suyas las reivindicaciones revolucionarias del partido de los campesinos (del partido socialrevolucionario, profundamente hostil, en su mayoría, al bolchevismo), realizándolas inmediatamente, gracias a la conquista del Poder político por el proletariado; condiciones específicas como éstas no existen ahora en la Europa occidental, y la repetición de estas condiciones o de condiciones análogas no es muy fácil” La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo; Lenin

10“Sólo la lucha armada revolucionaria, combinada con las huelgas políticas, las manifestaciones violentas de las masas en las calles y otras formas de lucha y de organización democráticas de verdad, conseguirán hacer retroceder cada vez más al fascismo, agudizará sus contradicciones internas, irá desarticulando su aparato burocrático militar y creará las condiciones necesarias para la organización de las grandes masas para la lucha[...]La base de este nuevo movimiento, su sostén más firme, lo que garantiza su victoria, se encuentra en las organizaciones armadas y en la lucha de golpe por golpe que practican contra el fascismo. Este tipo de lucha eleva la moral de las masas y, lejos de entorpecer el desarrollo de su movimiento, lo estimula grandemente y le allana el camino” Sobre los métodos de lucha; Arenas

11“La acumulación de fuerzas revolucionarias, su educación y encuadramiento, a diferencia de como se hizo en China y otros países agrarios, [...] se tiene que realizar de un modo diferente, o sea, [...] mediante el Movimiento de Resistencia Popular, en el que se combinan la lucha política de las masas, las huelgas, las manifestaciones, etc., con la lucha armada guerrillera practicada por pequeños grupos, todo ello organizado y dirigido por el Partido proletario[...]De ahí que la misión de la guerrilla no puede consistir en estos momentos en limpiar territorios de enemigos para asentarse y retenerlos durante más o menos tiempo, sino que consiste en desarrollar sus actividades en las ciudades y centros industriales (en combinación con el movimiento huelguístico y la lucha revolucionaria de las masas, así como con el trabajo político, ideológico y organizativo del Partido), a fin de ir creando las condiciones para la insurrección armada general y el propio fortalecimiento de la guerrilla. De modo que, en lugar de tres etapas de la lucha, nos encontramos con dos: una primera (en la que estamos), caracterizada por la lucha del movimiento de resistencia popular dirigido centra el fascismo y la explotación monopolista interior y foránea. En el plano militar, esta lucha de resistencia se orienta por la estrategia defensiva y la táctica ofensiva, los golpes contundentes, rápidos y certeros de los pequeños grupos de combate. El movimiento político de resistencia popular combinado con la lucha militar de estrategia defensiva, irán creando las condiciones para un cambio radical en la relación de fuerzas actualmente existente entre el enemigo y nosotros, lo que hará posible y necesario pasar a una segunda etapa de la lucha, a la etapa insurreccional o de ofensiva estratégica, cuya duración no podemos ahora precisar” Entre dos fuegos; Arenas

    Fecha y hora actual: Lun Mayo 25, 2020 5:33 am