Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Comparte

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Erazmo el Vie Abr 08, 2011 3:02 am

    AsturcOn, para que insertaís las minibiografías de estos señores, en que aporta al debate.

    Tanto defendeís a estos parásitos traidores.

    Muy brevemente diseccionemos a cada uno de ellos:

    Molotov, en 1921 ingreso al comité central y en 1926 al politburó; es decir trabajó directamente con stalin 32 años y lo secundó en todas y cada una de las políticas llevadas a cabo por tanto sabía muy bien que era mentira y que verdad respecto del accionar de Stalin; martens lo señala como el causante del arresto y ejecución de beria, lo mismo hace furr; y coinciden en que actuó junto a kruschev y malenkov ¿que es eso? muy simple lucha por el poder personal, no es lucha de clases ni lucha de tendencias, ahorremos eufemismos es virtualmente golpes de mano al estilo delictual, no hay moral revolucionaria no hay nada de nada solo el desquiciamiento por lograr el poder.

    Kaganovitch, el judío ¿sionista? del grupo de stalin, su hermana rosa había sido la última esposa de stalin, miembro del politburó desde 1930, 23 años colaborador de stalin y mentor del ucraniano (como el) kruschev. Un fascista sionyanqui llamado stephan kahan escribió un libro llamado "el lobo del kremlin" donde incluye una entrevista con lazar y este reconoce que participó en el asesinato de stalin, un infundio pero que bill bland recoge y reafirma que stalin fue asesinado y bland es director de la "sociedad stalin de estudios" en inglaterra.

    Malenkov, fue desde 1939 miembro del cc y del politburó como suplente y desde 1946 como titular, era el más joven del grupo de estrechos colaboradores de stalin y por su participación en la 2° gm se transformó en amigo y protegido de beria. Al encargarle stalin la secretaria del XIX Congreso en la práctica lo nombraba su sucesor, bajo stalin la posición y nombramiento volvieron a ser importantes en la jerarquía de poder y eso es una vieja práctica rusa, del folklore ruso.

    Beria, este era el 2° más jóven y el más "extraño", por su efectividad como jefe de la nkvd en georgia stalin lo llevó a moscú y lo puso como 2° de yezhov pero este tuvo un problema y fue detenido y fusilado (hay varias versiones que no interesa comentar), sin duda stalin lo conocía de mucho antes pero no tengo más información, sin embargo martens lo califica como un "bonapartista desquiciado" e incluso escribe que stalin le tenía miedo (una ridiculez total pero martens así lo escribe), furr es más amable pero señala que el sectarismo y dogmatismo de beria molestaba a todos, excepto stalin, como fuese todos se unieron para acabarle y esa lucha por el poder no solo arroja lodo sobre el gordinflón y los otros sino también sobre beria, lo que era agente inglés revela lo bajo que caian los que fueron el grupo de estrechos colaboradores de stalin. Tranquilo AsturcOn no atacó a stalin y este párrafo lo explicaré después.

    Shepilov-bulganin-voroschilov no son importantes, y vishinsky murió antes por tanto lo exculpo, además era intelectualmente muy superior a los demás en los juicios de moscú literalmente desarmaba a los condenados, una declamación y uso del lenguaje extraordinaria, creo que habría sido el único en oponerse a kruschev.


    Ahora porque no fueron capaces de defender a stalin (no al humano sino la obra de stalin, de la cual ellos eran co-gestores y parte, no fueron capaces de desmentir las infamias del obeso) simplemente porque su mentalidad no era comunista, eran individuos sin conciencia, todo era un barniz los típicos arrastrados que esperan por décadas su oportunidad, eran seres de pensar doble, la doble vida de los hipócritas.

    Luego es correspondiente con esa mentalidad el abandonar, no lograron defenestrar a kruschev y aceptaron yéndose para la casa o para las labores que les asignaron, malenkov es un ejemplo lo mandaron a una hidroeléctrica y allí se quedó hasta su muerte.

    Son como el panameño noriega los yanquis lo apresaron y encarcelaron y jamás se quejó, solo un ruin delincuente; diferente a saddam hussein al que tuvieron que matar para terminar la farsa de juicio y dejarlo callado, eso tiene que ver con la formación del individuo, lo que me extraña es donde llegaron, tengo una teoría al respecto pero la expondré después que vos sigaís.

    También algo que decir sobre beria.


    Saludos Revolucionarios

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Vie Abr 08, 2011 6:02 pm

    Erazmo escribió:AsturcOn, para que insertaís las minibiografías de estos señores, en que aporta al debate.

    Tanto defendeís a estos parásitos traidores.

    Pues en contra de tu "desinteresada" opinion, yo creo que es necesario buscar una relacion cronologica entre todas estas celebres personalidades que resultaron ser victimas del engaño de Kruschov entre los años 1952-1957. Es necesario conocer el historial politico de todos los personajes citados entre esas fechas, con el animo de buscar respuestas de su presunta pasividad ante la desestalinizacion iniciada por Kruschov. Por eso me ha parecido oportuno "insertar" las "minibiografias" de todos a los que acusas de "parasitos traidores".

    De momento, debo decirte que no me parece extraño que trates de "parasitos traidores" precisamente a los unicos que se opusieron al informe "secreto" presentado por Kruschov en el XX congreso del PCUS. Tampoco me parece extraño el hecho de que nuevamente te situes en la misma linea de Kruschov, acusando igual que hizo el, a los citados Molotov, Kaganovich, Voroshilov, Malenkov, Bulganin, Vyshinski, Shepilov, Beria y el resto de "parasitos traidores". Yo no pondria la mano en el fuego por ninguno de ellos y seguro que no todos fueron dignos de ocupar puestos de importancia en el pasado.

    No se porque extraña razon, te situas nuevamente atacando con energia a este grupo de celebres dirigentes bolcheviques, aunque sospecho que lo haces simplemente por el hecho de que todos ellos se opusieron a Kruschov formando un bloque en defensa de Stalin. Esto es lo que te descompone, sobre todo despues de tanto asegurar que nadie hizo nada para rechazar la desestalinizacion. Un buen detalle de lo que digo, esta en que todos ellos fueron calumniados mediaticamente en todo el pais justo en el momento en el que todos ellos se opusieron a la desestalinizacion revisionista, lo cual demuestra lo errado que estas al decir que en la Union Sovietica nadie hizo nada para impedir el "linchamiento" de Stalin. Si se hizo, y los que lo hicieron fueron degradados de sus cargos, desplazandoles fuera de la vida politica. Esto es un hecho, un hecho que pareces ignorar por completo.

    La prueba de que existia un bloque opositor a Kruschov la podras encotrar a raiz de su informe "secreto" en sus propias palabras. El fue quien denomino a este bloque como "grupo Anti-partido". Por lo tanto y al contrario de lo que tu has dicho, si existia una "fuerte" resistencia contra la desestalinizacion iniciada por Kruschov en su oportuno movimiento tactico que dicho sea de paso, pillo por sorpresa a todos en el XX congreso.

    Para Kruschov presentar el informe como Secreto de estado, suponia una ventaja tactica que dejo marcado el territorio para impedir que los estalinistas hicieran publico las verdaderas causas y los objetivos de este informe. De esta manera Kruschov se aseguraba que nadie se atreviera a cometer actos de reveldia. Ademas de impedir cualquier intento de oposicion en este asunto, el imforme fue redactado para satanizar a Stalin como comienzo de una serie de movimientos politicos destinados a entregar la Union Sovietica al capitalismo, y asi fue.

    Afirmas a grito pelado que nadie hizo nada para impedir el linchamiento contra Stalin, pero te sorprendera saber que este bloque de conocidos veteranos preparo un golpe de estado que resulto fallido, debido al esfuerzo de Kruschov por desplazarlos de los cargos desde los cuales quizas habrian podido hacer algo. Y sino mira las sustituciones que se hicieron antes y despues del informe.

    Desde la muerte de Stalin hasta el informe secreto pasaron 3 años en los que se fue consolidando el bloque revisionista, 3 años en los que Kruschov fue planificandolo todo. Tiempo atras el gordinflon no podia hacer nada mas que intentar trepar haciendo la pelota para llegar a lo mas alto. Muchos de los que formaron el bloque anti-partido contra el, demostraron antes del informe que le habian ayudado en mayor y menor medida a alcanzar "el trono".

    ¿Por que motivo los que habian estado a su lado antes del informe secreto, estaban en contra de Kruschov y de ese informe despues de haberlo conocido?

    ¿Por que Molotov, Kaganovich, Voroshilov, Malenkov, Bulganin, Vyshinski y Shepilov se negaron a linchar a Stalin?

    Es a partir de la presentacion del informe sobre el culto a la personalidad que todos ellos se dan cuenta de que Kruschov les habia engañado con el objetivo de columpiarse en el "trono". Si Kruschev buscaba apoyos en su ascenso, no habria conseguido nada presentando este informe antes del XX congreso. Asi pues, Febrero de 1956 era la fecha establecida en la que ya se daban las condiciones para presentar el infame informe. Es precisamente despues de este congreso que los representantes de distinros partidos comunistas protestan contra la desestalinizacion de Kruschov. En Georgia se produjeron manifestaciones populares en contra de la desestalinizacion revisionista.

    ¿No te parece casual el hecho de que Kruschev haya degradado a los viejos dirigentes como Molotov y compañia y que por el contrario, haya rehabilitado a numerosos enemigos?

    Para mi, ninguna de las personalidades citadas estan a la altura de Lenin o Stalin, pero eso no quita que debamos reconocer su participacion en los grandes exitos del primer estado socialista del mundo. Todos ellos tienen medallas y distinciones sovieticas, todos ellos fueron marxistas-leninistas y desde luego, la participacion de todos ellos a sido ampliamente superior a la de otros personajes que encima de no haber hecho nada para ayudar, lucharon en contra del marxismo-leninismo. (como en el caso de Trotsky)

    Sobre Zhukov tambien hay que decir unas cuantas cosas. La primera esque el no era un teorico, su terreno no era la politica y como todos sabemos era un gran conocedor de las artes belicas que demostro quizas el papel mas destacado de entre todos los cuadros militares en la segunda guerra mundial. Por su calidad de militar estaba subordinado a acatar las ordenes de sus superiores. Desde luego, este hecho no le quita cierto grado de responsabilidad en la pasividad que demostro ante la desestalinizacion, pero hay un dato significativo que demuestra como fueron manipuladas sus memorias:

    En 1971 se editaron las memorias de Zhukov y en ellas describe la personalidad de Stalin y hace un extenso analisis que lo situa como un gran lider del que resalta incluso sus dotes durante la segunda guerra mundial como un buen estratega. El problema esque ese analisis sobre Stalin no tenia nada que ver con la descripcion que hizo Kruschov en el XX congreso sobre el culto a la personalidad. Lo que llama verdaderamente la atencion es que en 1990 se realizo una nueva edicion de las memorias cuando Zhukov ya estaba muerto, y en esa nueva edicion se añadieron muchos textos que no figuran en la edicion de 1971.

    Al leer las dos versiones se puede ver todo lo añadido en la edicion de 1990 y casualmente todo son extrañas criticas hacia Stalin, justo lo contrario al contenido agrupado en su primera edicion. Estamos hablando de una falsificacion mas con el objeto de difamar a Stalin.

    Te pondre un solo ejemplo, aun cuando hay muchos mas en los dos tomos de la edicion de 1971 y en la edicion de 1990:

    Edicion de 1971

    Aquí paréceme oportuno decir unas palabras sobre la función del propio Gran Cuartel General y de I. V. Stalin.

    En julio de 1941, por decisión del Buró Político del CC del PC(b) de la URSS, fue reajustado el sistema de dirección estratégica de las fuerzas armadas. El 10 de julio, el Comité Estatal de Defensa trasformó el Cuartel General del Alto Mando en Cuartel General del Mando Supremo. Pasaron a integrarlo I. V. Stalin (presidente), V. M. Molotov, los mariscales S. K. Timoshenko, S. M. Budionny, K. E. Voroshilov y B. M. Shaposhnikov y el general G. K. Zhukov. El 19 de julio es nombrado I. V. Stalin Comisario del Pueblo de Defensa, y el 8 de agosto, Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la URSS. Desde ese momento, el organismo superior de dirección estratégica pasó a llamarse Cuartel General del Mando Supremo.

    La designación de Stalin para tal cargo —habida cuenta el gran prestigio de que gozaba— fue acogida por el pueblo y las tropas con entusiasmo.
    Se restructuró también el Comisariado del Pueblo de Defensa, precisándose las funciones de cada uno de sus departamentos y formándose nuevos órganos.


    Edicion de 1990

    En 10 de julio de 1941, con el fin de mejorar la dirección de las Fuerzas Armadas, por decisión del Comité de Defensa del Estado, el Cuartel General del Alto Mando fue transformado y el 8 de agosto convertido en Gran Cuartel General del Mando Supremo39. Desde entonces y hasta el fin de la guerra Stalin fue Jefe Supremo.

    Con la formación del Comité de Defensa del Estado y la creación del Gran Cuartel General del Mando Supremo, al frente de los cuales se encontraba una misma persona, el Secretario General del CC del PC(b) y Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo, terminó la creación de la estructura de la dirección militar y estatal de la guerra. El Comité Central del Partido aseguraba la unidad de acción de todos los órganos del Partido, del Estado, militares y económicos.

    Si bien el papel de Zhukov durante la segunda guerra mundial fue destacado, tampoco hizo grandes esfurzos para impedir la desestalinizacion. Apesar de esto, sus palabras escritas en sus memorias de 1971 desmienten al informe secreto de 1956 en el que se presenta a un Stalin sediento de narcisismo. Esto demuestra en cierto modo que Zhukov se vio obligado a permanecer en silencio durante mucho tiempo.

    "Stalin llevó siempre una vida ordenada, metódica y austera, tanto en la clandestinidad como a la cabeza del Partido bolchevique. Jamás aceptó ningún regalo. Los innumerables y lujosos obsequios los entregó a un museo, donde podían ser contemplados por toda la población. Vivía con su mujer y sus dos hijos en una casita en las afueras de Moscú. Pudiendo vivir de una manera suntuosa, en el Kremlin apenas ocupaba tres modestas habitaciones de la primera planta, precisamente las que antes de la Revolución habitaba la servidumbre del zar. Las fotos que de él se tomaron muestran también una extraordinaria modestia, siempre cubierto con el mismo capote gris de los soldados del Ejército Rojo."

    Sabemos que no todos los que trabajaron con Stalin permanecieron a su lado como defensores del marxismo-leninismo. No podemos ignorar que los enemigos burgueses gastan millones de dolares para penetrar en las estructuras comunistas y hasta Stalin sabia que esto era asi. Pero te vuelvo a repetir que apesar de tus superficiales argumentos, todos los citados se negaron en mayor o menor medida a linchar la figura de Stalin. Lo cual desmiente el argumento que tan machaconamente has escrito en distintos hilos.

    Saludos.


    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Erazmo el Vie Abr 08, 2011 7:38 pm

    AsturcOn, así que ¿esto creeís?, "yo creo que es necesario buscar una relacion cronologica entre todas estas celebres personalidades que resultaron ser victimas del engaño de Kruschov entre los años 1952-1957", molotov-malenkov y los otros engañados como pequeños infantes por el cruel pedófilo que era el barril de grasa. Ese es vuestro análisis dialéctico de esas "célebres personalidades".

    Y algún comentario por el asesinato de beria, tal cual proceden los pandilleros; y de que lo acusaran de agente inglés nada teneís que grafiar, ¿sería trotskista beria?, esa acusación de espía es la misma que le colgaron a Trotsky ¿curioso no? el operador logístico del asesinato de trotsky el abjasiano beria muere en oscuras circunstancias, transcurridos 58 años no se sabe bien como muere ¿un pioletazo, un francotirador, el pelotón de fusileros, una soga alrededor del gaznate? elegid una AsturcOn, y además es denigrado de agente del imperialismo, tal cual denigraron a trotsky. Será acaso justicia del devenir, los tachyones cobrando existencia en el cosmos quántico.

    Lo anterior tiene una fácil explicación ¡paranoia de conspiradores! el secretismo de décadas actúa psicológicamente como procedimiento de acción la solución son medidas radicales, la persona que es conocida de décadas debe morir y para destruir los lazos afectivos que indefectiblemente nacen de relaciones interpersonales largas, estas deben ser disueltos de manera drástica, la muerte no es el final la degradación debe actuar como reforzador es decir el rival debe ser transformado en el peor enemigo y así el subconciente asumirá la mentira que sea.

    Esa es la forma en como preparan a los asesinos fascistas de las tropas especiales, es un método de comportamiento y como cualquier método no tiene ideología ya que es un mercenario.

    Tampoco comentaís lo que dicen que dijo kaganovitch, y que Bland repitió: Los antipartido aliados al gordinflón asesinaron a stalin.

    La Señorita Ereshkigal escribió esto en el hilo "La muerte de Stalin", post Nª12.

    Yo sí creo la hipótesis que lo enveneraron con warfarina por orden de Beria.

    http://english.pravda.ru/history/29-12-2005/9457-stalin-0/

    Sin duda los anti-partido y los revisionistas eran desde el XIX Congreso íntimos aliados ¿y porqué? por esto que insertó el camarada shenin en el hilo "Informe secreto de kruschev en el XX Congreso" post Nª61.

    En el Pleno que siguió al XIX° Congreso, Stalin aún fue más duro en las críticas que dirigió a Mikoyan, Molotov y Vorochilov; estaba virtualmente en conflicto con Beria. Todos los miembros de la dirección comprendieron perfectamente que Stalin exigía un cambio radical en la cúspide. Khruschev había comprendido claramente el mensaje, y, como los otros, le volvió la espalda y se encogió de hombros: "Stalin tenía, evidentemente, el deseo de acabar con todos los antiguos miembros del Buró político. A menudo había declarado que el Buró político debían ser reemplazado por hombres nuevos. Su propuesta, formulada después del XIXº Congreso y por la elección de 25 personas al Presidium del Comité Central, pretendía eliminar a los antiguos miembros del Buró político y hacer entrar a personas menos experimentadas. (...) Podemos suponer (!) que también tenía como objetivo la liquidación futura de los antiguos miembros del Buró político, lo que habría permitido cubrir con un velo de silencio todos los actos vergonzosas de Stalin.", corresponde al libro de martens "otra mirada a stalin".

    Lo anterior significa que ante lo evidente de ser "depurados" y perder el poder todos se unieron y eliminaron a stalin, y luego pelearon por el poder como lo que eran, oportunistas-traidores-desleales-mercenarios.

    Por zhukov, un mísero cobarde no sabía de política y sí del arte bélico pero también sabía de conspiraciones, las rehabilitaciones dan inicio porque exigió la de tukhachevsky y blücher el 31-01-1957.

    Quereís taparos el entendimiento ante lo evidente AsturcOn.

    Que solitaria la existencia del viejo georgiano, no hubo pena que la vida no le ahorráse, todos los hombres con los cuales trabajo por la revolución los vio morir y muchos de ellos por las ordenes que dio, esposas e hijos lo dejaron, su hija predilecta huyó al exterior y lo difamó, al final de su vida no tenía nada inteligente y desconfiado de seguro adivinaba el profundo resentimiento de "sus estrechos colaboradores" y muy posiblemente ya cansado se quedó quieto y aguardó el final, que dado lo azaroso de su existencia sí quizá le pareció un maravilloso descanso.


    Lo siento AsturcOn, así se escribió la historia.



    Saludos Revolucionarios

    leooonidas
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 851
    Reputación : 1084
    Fecha de inscripción : 12/08/2010
    Edad : 30

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por leooonidas el Vie Abr 08, 2011 7:59 pm

    Con respecto a esto ultimo de las manipulaciones de la obra de Zukhov podriamos remitirnos a lo que un usuario llamado Rubiera hizo en el Foro Rebeldemule (foro que no es de mi agrada para nada por muchos problemas que hubo ahí).

    dejo enlace: http://www.nodo50.org/rebeldemule/foro/viewtopic.php?f=19&t=5461

    En la segunda respuesta podrán ver lo que Rubiera señala como manipulación del libro de Zukhov.

    Espero les sirva.

    Saludos.

    P.D. Los enlaces de emule en dicha pagina aparece con año de 1969, en realidad esa es la versión que se hizo en 1990 o sea la reedición del libro de Zukhov. Al parecer los de ese foro quieren vender gato por liebre.

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Ereshkigal el Vie Abr 08, 2011 8:18 pm

    Este hilo al final se está llenando de off topics pero sí, es cierto que escribí eso y lo sigo manteniendo, una presión de 140 por 80 no es tan elevada como para darle un derrame cerebral repentino. Tengo una abuela de ochenta y ocho años que es hipertensa y alcanza picos de tensión máxima de 230 y todavía no le ha pasado nada aunque según el médico ese es el problema, los cambios de presión arterial demasiado fuertes y repentinos. Volviendo a Stalin, por lo que he leído nada parece indicar que no tuviera una tensión arterial estable. La hipotésis de asesinato para mí no es descartable, de hecho estoy segura de que hubo varias conspiraciones ideadas por la CIA para eliminarlo.

    De todas maneras, Erazmo, usted sigue sin comprender nada desde mi punto de vista: individualiza como la mayoría de las personas educadas bajo el capitaiismo, su falsa lástima hacia Stalin le impiden ver la lucha de clases que hay detrás de todo esto y que si no me equivoco y no lo he soñado, usted niega en otro mensaje. Stalin representa la esencia del marxismo-leninismo, sólo con su muerte ( fuera asesinado o no) se pudo dar el giro revisionista de 180º que acabarían con la caída de la Unión Soviética. Hay diversos textos que aseguran que Stalin se dio cuenta de esto poco tiempo antes de su muerte.

    No deja de sorprenderme lo sensacionalista que es usted, Erazmo, como escritor de Best sellers si no tuviera un estilo tan enrevesado, tendría un gran éxito, sin duda. Todas sus teorías son del gusto burgués.

    Erazmo escribió:Que solitaria la existencia del viejo georgiano, no hubo pena que la vida no le ahorráse, todos los hombres con los cuales trabajo por la revolución los vio morir y muchos de ellos por las ordenes que dio, esposas e hijos lo dejaron, su hija predilecta huyó al exterior y lo difamó, al final de su vida no tenía nada inteligente y desconfiado de seguro adivinaba el profundo resentimiento de "sus estrechos colaboradores" y muy posiblemente ya cansado se quedó quieto y aguardó el final, que dado lo azaroso de su existencia sí quizá le pareció un maravilloso descanso.

    ¿Qué clase de analísis histórico es ese, Erazmo? Ya no le hablo de lo que debe ser un socialista científico, como usted gusta en llamarse si no que me refiero a que cualquier análisis histórico debe de ser objetivo. Yo a usted solo le veo subjetividad, es como el dicho ese de que un solo árbol puede impedir ver el bosque.



    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Shenin el Vie Abr 08, 2011 8:23 pm

    Completamente de acuerdo con Ereshkigal. Si Erazmo dice "no dejemos las cuestiones de la ciencia a los técnicos" (refiriéndose a Stalin) yo digo: "no dejemos las cuestiones de la historia a los trovadores" (refiriéndome a Erazmo).

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Shenin el Vie Abr 08, 2011 8:47 pm

    Volviendo a Stalin, por lo que he leído nada parece indicar que no tuviera una tensión arterial estable. La hipotésis de asesinato para mí no es descartable, de hecho estoy segura de que hubo varias conspiraciones ideadas por la CIA para eliminarlo.

    Eso es cierto, pero también tengamos en cuenta que la salud de Stalin quedó bastante tocada tras la Gran Guerra Patria. Además, Stalin muere con 74 años, una edad bastante normal para le época. Él mismo estuvo barajando en sus últimos días la posibilidad de retirarse. Por lo que tampoco es descartable la muerte natural.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Vie Abr 08, 2011 9:08 pm

    Señorito Erazmo, me parece que estas perdiendo el horizonte.

    ¿Es aqui donde querias llegar?

    Si te vas relajar hablando de Beria por mi no te cortes, pero me habria gustado que al menos te centraras de nuevo en tu posicion sobre el tema en el que tu mismo te has metido sin tener la mas remota idea.

    Sobre Beria estoy seguro que he leido mucho mas que tu a lo largo de todos estos años, pero es un tema en el que no me veo capacitado para asegurar nada, pues todo lo que rodea este asunto es puro misterio. Ya has visto la cantidad de versiones que hay sobre la muerte de Beria. Por eso estamos aqui, porque no quieres hacer frente a tu batalla perdida por salirte de un tema cambiando de direccion segun sople el viento.

    Tu cometido en este y otros hilos ha sido el de demostrar que nadie hizo nada para impedir la desestalinizacion. Por ello estamos aqui señorito Erazmo. Estamos aqui metidos entre Beria y Stalin porque no has encontrado el mecanismo que de credito a tus especulaciones.

    ¿Que mataron a Beria?

    ¿Lo asesinaron?

    Si, lo asesinaron y una vez mas estas demostrando que compartes con Kruschev la misma idea de culpar a Beria en la muerte de Stalin.

    ¿Que casualidad verdad?

    Que casualidad que esta sea de tu parte, una aproximacion mas hacia Kruschev.

    No me cuentes pelicuas Erazmo, deja de manipularlo todo para evitar reconocer que has mentido.

    ¿He señalado yo al asesino de Beria en algun momento?

    Tengo mis propias hipotesis sobre Beria, pero al contrario que tu (sin pruebas), yo no puedo asegurar que mi version sea la correcta. Tambien pense hace tiempo que fue Beria el que mato a Stalin, pero tengo tanta fe en eso, como en la posibilidad de que fuera Kruschev el que lo asesinara. Ten en cuenta que el que mas gano con la muerte de Stalin fue precisamente Kruschov. No soy precisamente de los que piensan que Stalin se murio de muerte natural y en ninguno de los 3 casos vas a encontrar pruebas que demuestren algo. Ademas, se nota que no tienes muchos argumentos y que estas sometido por el mismo afan de Trotsky en demonizar a Stalin.

    Mi conclusion despues de tu ultimo post es que no has reconocido que te equivocaste al afirmar con tanto enfasis, que nadie hizo nada para impedir la desestalinizacion. Te he demostrado que eso es mentira con hechos consumados, como lo es el grupo anti-partido y un golpe de estado contra Kruschov y asi es como te has contrariado y te has perdido llegando a Beria.

    Lee de nuevo mi post anterior y relajate un poco que te va a dar algo.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Shenin el Vie Abr 08, 2011 9:21 pm

    Erazmo escribió:Molotov, en 1921 ingreso al comité central y en 1926 al politburó; es decir trabajó directamente con stalin 32 años y lo secundó en todas y cada una de las políticas llevadas a cabo por tanto sabía muy bien que era mentira y que verdad respecto del accionar de Stalin; martens lo señala como el causante del arresto y ejecución de beria, lo mismo hace furr; y coinciden en que actuó junto a kruschev y malenkov ¿que es eso? muy simple lucha por el poder personal, no es lucha de clases ni lucha de tendencias, ahorremos eufemismos es virtualmente golpes de mano al estilo delictual, no hay moral revolucionaria no hay nada de nada solo el desquiciamiento por lograr el poder.

    Si somos dialécticos en nuestros análisis podremos darnos cuenta de que las luchas por "el poder personal" y las luchas "de tendencias" y de clases aparecen entremezcladas en innumerables ocasiones. Muy probablemente los "anti-Partido" debido a la nociva influencia que ejercieron sobre ellos las ventajas económicas de la vida en las altas esferas acabaran transformándose hacia los años 50 en oportunistas carreristas. Pero esto no quiere decir que sus concepciones sobre como dirigir la URSS fueran las mismas que las de Jruschov ni que coincidieran con él en su política. El ejemplo de Molótov es muy claro. Un análisis dialéctico sobre su figura permite descubrir las contradicciones que lo recorrían. Contradicciones entre el comunismo y el oportunismo. Él era ya un dirigente apoltronado, pero también era un cuadro forjado en los difíciles momentos de la Revolución, de la Industrialización socialista y de la Gran Guerra Patria. No olvidemos que Molótov entra en el Partido Bolchevique antes de alcanzar la mayoría de edad, siendo nada más que un joven idealista. Dejo aquí un fragmento de un texto que colgué hace tiempo sobre la sucesión de Stalin que explica bastante bien esta cuestión:

    Se empezó entonces a murmurar que el compañero Stalin se había vuelto excesivamente “caviloso” y “receloso” y que ostentaba preocupación por su cada vez más debilitada salud. Pero nadie planteó abiertamente el problema, ni habría podido hacerlo. No solamente porque todos le tenían un miedo terrible al líder, que todavía a su avanzada edad sabía tener en mano la situación y que en los asuntos de Estado sobrepasaba en varias veces a sus colaboradores. En realidad, en lo profundo de sus almas, estos últimos reconocían lo correcto de las solicitudes de Stalin aunque eso sí, como sucede a muchos, no querían extraer de ello las necesarias y voluntarias “conclusiones organizativas”. Es difícil renunciar a los altos cargos, a los honores y a los privilegios.
    La preparación del termidor en la URSS. Stalin había preparado la sucesión, Jruchov se la sacó de encima.

    Aunque no acabaron como Beria, los "anti-partido" acabaron adoptando una actitud vacilante que determinó su caída posterior. Cuando se enfrentan a Jruschov ya es demasiado tarde.


    Última edición por Shenin el Vie Abr 08, 2011 9:27 pm, editado 1 vez

    JMenéndez
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 115
    Reputación : 122
    Fecha de inscripción : 01/06/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por JMenéndez el Vie Abr 08, 2011 9:25 pm

    leooonidas escribió:Con respecto a esto ultimo de las manipulaciones de la obra de Zukhov podriamos remitirnos a lo que un usuario llamado Rubiera hizo en el Foro Rebeldemule (foro que no es de mi agrada para nada por muchos problemas que hubo ahí).

    dejo enlace: http://www.nodo50.org/rebeldemule/foro/viewtopic.php?f=19&t=5461

    En la segunda respuesta podrán ver lo que Rubiera señala como manipulación del libro de Zukhov.

    Espero les sirva.

    Saludos.

    P.D. Los enlaces de emule en dicha pagina aparece con año de 1969, en realidad esa es la versión que se hizo en 1990 o sea la reedición del libro de Zukhov. Al parecer los de ese foro quieren vender gato por liebre.

    La polémica con un manipulador y farsante como Erazmo no me interesa, hago un paréntesis solamente para hacer algunas aclaraciones con respecto a lo que escribe leoonidas ya que yo estoy involucrado directamente en la situación por haber sido el usuario en rebeldemule con el nombre de rubiera.

    Tal como dice leoonidas los enlaces que aparecen en el primer post no pertenecen a la edición de 1969 sino a la versión perestroika de 1990 y no fueron manipulados por rubiera sino por los administradores de ese foro que me expulsaron (al igual que a otros compañeros) por no ceder a la línea anarcotrotskofascista que imponían ellos en rebeldemule. Ya que mi ip ha sido baneada de ese foro y no puedo acceder, algún compañero podría, no para hacerme un favor personal a mi sino para denunciar la manipulación, dirigirse a ese foro y aclarar que en el primer post la obra que han retitulado como la versión de 1969 de Memorias y Reflexiones es en realidad la versión que se denuncia como manipulada en el segundo post y que corresponde a la de 1990.

    En realidad Zhukov publicó su obra en ruso en 1969, en Cuba se hizo en 1971 la traducción de ésta y se publicó, y tal versión es la que se comparó con la publicada por la editorial progreso en 1990.

    Sé de fuentes directas por personas que estudiaron en la URSS durante la perestroika, que cuando fue publicada la edición de 1990 la hija de Zhukov protestó y denunció la manipulación. Si alguien que sepa ruso puede encontrar alguna información sobre esto se le agradecería.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Vie Abr 08, 2011 10:04 pm

    JMenéndez escribió:
    leooonidas escribió:Con respecto a esto ultimo de las manipulaciones de la obra de Zukhov podriamos remitirnos a lo que un usuario llamado Rubiera hizo en el Foro Rebeldemule (foro que no es de mi agrada para nada por muchos problemas que hubo ahí).

    dejo enlace: http://www.nodo50.org/rebeldemule/foro/viewtopic.php?f=19&t=5461

    En la segunda respuesta podrán ver lo que Rubiera señala como manipulación del libro de Zukhov.

    Espero les sirva.

    Saludos.

    P.D. Los enlaces de emule en dicha pagina aparece con año de 1969, en realidad esa es la versión que se hizo en 1990 o sea la reedición del libro de Zukhov. Al parecer los de ese foro quieren vender gato por liebre.

    La polémica con un manipulador y farsante como Erazmo no me interesa, hago un paréntesis solamente para hacer algunas aclaraciones con respecto a lo que escribe leoonidas ya que yo estoy involucrado directamente en la situación por haber sido el usuario en rebeldemule con el nombre de rubiera.

    Tal como dice leoonidas los enlaces que aparecen en el primer post no pertenecen a la edición de 1969 sino a la versión perestroika de 1990 y no fueron manipulados por rubiera sino por los administradores de ese foro que me expulsaron (al igual que a otros compañeros) por no ceder a la línea anarcotrotskofascista que imponían ellos en rebeldemule. Ya que mi ip ha sido baneada de ese foro y no puedo acceder, algún compañero podría, no para hacerme un favor personal a mi sino para denunciar la manipulación, dirigirse a ese foro y aclarar que en el primer post la obra que han retitulado como la versión de 1969 de Memorias y Reflexiones es en realidad la versión que se denuncia como manipulada en el segundo post y que corresponde a la de 1990.

    En realidad Zhukov publicó su obra en ruso en 1969, en Cuba se hizo en 1971 la traducción de ésta y se publicó, y tal versión es la que se comparó con la publicada por la editorial progreso en 1990.

    Sé de fuentes directas por personas que estudiaron en la URSS durante la perestroika, que cuando fue publicada la edición de 1990 la hija de Zhukov protestó y denunció la manipulación. Si alguien que sepa ruso puede encontrar alguna información sobre esto se le agradecería.

    Un placer conocerte Rubiera.

    Gracias a tu post he podido darme cuenta de que la version que yo he leido sobre las memorias de Zhukov es diferente a la version editada durante la perestroika y es presisamente de tu post de donde he sacado las referencias entre una edicion y otra.

    Te felicito por el gran trabajo que has hecho sobre ese tema en esa comunidad y te animo a que copies y pegues aqui tu trabajo para compartirlo con nosotros.

    Saludos.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Erazmo el Vie Abr 08, 2011 10:10 pm

    AsturcOn, asturcon; al final un altar levantaís por esos truhanes, al parecer las minibiografiaís las insertasteís y no las leisteís ¿porque?

    Antes señalemos que por la muerte de stalin, eso lo escribió bill bland y ese texto lo insertó AsturcOn en el hilo "El triunfo de stalin (según trotsky)", post Nª73.

    En un punto tanto Stalin como los revisionistas están de acuerdo – que en la época de Stalin se cometieron algunos errores judiciales en los cuales personas inocentes fueron asesinadas judicialmente.
    Y todavía esto, en el mismo post.

    En enero de 1953, menos de dos meses antes de la muerte de Stalin, nueve médicos que trabajaban en el Kremlin fueron detenidos acusados de asesinar a ciertos líderes soviéticos – incluyendo a Andrei Zhdanov en 1948, aplicándoles deliberadamente tratamiento médico incorrecto.
    Las acusaciones surgieron a partir de investigaciones basadas en las alegaciones de una médica, Lydia Timashuk. Los médicos sospechosos fueron formalmente acusados por conspiración por asesinato junto con la organización sionista americana “JOINT”.
    Corresponsales de la prensa occidental en Moscú insistían en que algunos de los más prominentes líderes soviéticos estaban bajo la investigación en relación con el caso.
    Pero antes de que el caso fuese llevado a juicio, Stalin murió convenientemente.
    El marxista-leninista albanés Enver Hoxha, un incansable adversario del revisionismo y un hombre no dado a rumores infundados, insistía en que los líderes revisionistas soviéticos admitían – o mejor, que se vanagloriaban – de que lo habían asesinado. Y sabemos que el propio hijo de Stalin fue detenido por declarar que su padre había sido asesinado como parte de un complot.
    Sea como fuera, los doctores que habían sido detenidos fueron inmediatamente puestos en libertad y oficialmente “rehabilitados”.
    A continuación Lavrenti Beria – un cazador de revisionistas que quedaba solo después de la muerte Stalin – fue detenido en un golpe militar, juzgado en secreto y ejecutado.
    , quién señala que Beria complotó contra Stalin es martens, y el propio martens señala que a beria lo hacen caer molotov-kruschev-malenkov.


    Ahí vuestras célebres personalidades ArturcOn.

    ¿Anti-Partido? ¡NO! Anti-comunistas ¡SI!, pero como esos parásitos llegaron a esas posiciones.

    Una explicación personal que debía y que acá dejo;

    Sostengo que ideológicamente, dialécticamente, creativamente la revolución, en cuanto espíritu humano de progreso y superación, de pasar de la prehistoria mental a la historia de la conciencia, esa poderosa fuerza muere con Lenin ese 21-01-1924; y solo quedó forma-método-procedimiento es decir técnica, y de eso stalin sabía mucho, de lo otro no.

    ¿Y que hace un técnico genial sin duda y con poder?, pués lo rigidiza todo, no acepta que le contradigan porque golpeará la mesa.

    ¿pero teniendo todo el poder armado, es necesario ser rígido?, sí porque la rigidez engendra el sectarismo y el dogmatismo, es la psicología de la vieja aula, el profesor castiga a los revoltosos y premia a los que se portan bien, no acepta a los creativos porque no los entiende, solo acepta a aquellos que siguen sus métodos, prácticas y enseñanzas.

    Apartir de ello lo demás se da por añadidura, y esto es así:

    1) Reglamentación del arte.
    2) Culto a la personalidad.
    3) Castigo a los revoltosos.

    Pero el profesor requiere sus ayudantes, ¿quiénes pueden ser estos?, los aduladores, los que llevan la manzana, los que hacen-dicen-obran lo que el profesor señala.

    Molotov-malenkov-Kruschev son de esa estirpe obedientes-aduladores-arrastrados-lisonjeros, y stalin "el profesor" confía en sus colaboradores, después de todo son décadas con el.

    Pero acá el análisis clásico de lucha de clases no sirve, acá sirve más freud y frömm, un arrastrado es por lo general un resentido, resiente lo que el jefe tiene ¡PODER!, podra alabar y ejecutar cualquier labor que le manden pero no es leal, es el característico empleado que habla mal del jefe y lo enlodará todo lo que pueda.

    Y con los otros empleados como el primero libaran copas y hablaran del jefe, y después de muchos años se tendrán la confianza suficiente para complotar y aspirar al poder del jefe que además es mucho más viejo que ellos.

    Martens lo escribe, todos estos parásitos iban a ser purgados, es decir jubilados o cesanteados, y envalentonados por 20 años de conocerse actuaron.

    Lo demás es historia; que los antipartido ¡pamplinas! solo cobardes, a molotov y voroschilov los readmitieron en el CC bajo brezhnev, el premio por quedarse callados, otros más atontados, como malenkov, simplemente se quedaron en el rincón asignado.

    A esos tipejos llamaís "célebres personalidades".

    El propio Bland lo escribe, "el revisionismo tenía el pcus desde 1930 pero no lograba tomar el poder" revelador no, stalin era el obstáculo, y estaba solo.


    Y ello ocurrió porque Lenin también lo estuvo y murió demasiado pronto, pero Lenin era un pensante y creativo y no tuvo tiempo de lograr formar un equipo gubernativo y polìtico que también lo fuese.

    Así se escribió el drama del poder bolchevique.


    Saludos Revolucionarios

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Ereshkigal el Vie Abr 08, 2011 10:29 pm

    El tema se ha llenado de off topics gracias al señorito Erazmo porque como ya dije es un experto en llevar a la gente a su terreno pero sigue sin contestar a las preguntas que le ha hecho el camarada AsturcOn en relación al tema que abrió el hilo.

    Me he encontrado con un texto de Antony Sutton sobre Trotsky y el trotskismo que no deja de ser curioso:



    TROTSKY DEJA NUEVA YORK PARA COMPLETAR LA REVOLUCIÓN
     
    Tendrá usted una revolución, una terrible revolución. El curso que tomará dependerá mucho de lo que el Sr. Rockefeller le ordene hacer al Sr. Hague. El Sr. Rockefeller es un símbolo de la clase gobernante norteamericana y el Sr. Hague es un símbolo de sus herramientas políticas.
    Leon Trotsky, en el New York Times del 13 de Diciembre de 1938 (Hague era un político de Nueva Jersey).
     
    En 1916, el año anterior a la Revolución Rusa, el internacionalista Leon Trotsky fue expulsado de Francia, oficialmente por su participación en la Conferencia de Zimmerwald pero también, sin duda, por sus inflamados artículos escritos para Nashe Slovo, un diario en lengua rusa impreso en Paris. En Septiembre de 1916 Trotsky fue amablemente escoltado por la policía francesa hasta la frontera con España. Pocos días más tarde, la policía de Madrid arrestó al internacionalista y lo alojó en una “celda de primera clase” a un costo de una peseta y media por día. Más tarde Trotsky fue llevado a Cádiz, luego a Barcelona para ser finalmente puesto a bordo del vapor español Monserrat. Trotsky y familia cruzaron el Océano Atlántico y arribaron a Nueva York el 13 de Enero de 1917.

    Otros trotskistas también se abrieron camino hacia el Oeste cruzando el Atlántico. Tanto es así que un grupo trotskista llegó a tener suficiente influencia directa como para escribir la Constitución de Querétaro para el gobierno revolucionario de Carranza de 1917, dándole así a Méjico el dudoso honor de tener el primer gobierno del mundo que adoptó una constitución de tipo soviético.

    ¿Cómo hizo Trotsky – que sólo hablaba alemán y ruso – para sobrevivir en la Norteamérica capitalista? De acuerdo con su autobiografía, Mi Vida, “Mi única profesión en Nueva York fue la de un socialista revolucionario.” En otras palabras, Trotsky escribió artículos ocasionales para Novy Mir, el diario socialista ruso de Nueva York. No obstante, sabemos que el apartamento de la familia Trotsky en Nueva York contaba con una heladera y con teléfono y, siempre de acuerdo a Trotsky, la familia ocasionalmente viajaba en una limusina con chofer. Este modo de vida desconcertaba a sus dos hijos. Habiendo entrado en una casa de té, los dos muchachos le preguntarían a la madre: “¿Y por qué el chofer no entra con nosotros?” [1] El elegante estándar de vida tampoco se condice con los ingresos informados por Trotsky. Los únicos fondos que admite haber recibido en 1916 y 1917 son 310 dólares y, según él: “distribuí los 310 dólares entre cinco emigrantes que estaban volviendo a Rusia.” Así y todo, Trotsky había pagado por una celda de primera clase en España, la familia había viajado cruzando Europa hacia los Estados Unidos, se habían conseguido un excelente apartamento en Nueva York – pagando el alquiler de tres meses por adelantado – y disponían de una limusina con chofer. ¡Todo esto con los ingresos de un revolucionario empobrecido, fruto de unos pocos artículos publicados en diarios rusos de baja circulación como el Nashe Slovo de París y el Novy Mir de Nueva York!
    Joseph Nedava estima el ingreso de Trotsky para el año 1917 en $12 por semana “suplementado por algunos honorarios por discursos.” [2] Trotsky estuvo en Nueva York durante 1917 por tres meses, desde Enero hasta Marzo, lo que daría un ingreso de $144 de Novy Mir y, digamos, otros $100 por honorarios de disertación, lo cual da un total de $244 De estos $244 Trotsky fue capaz de regalarle $310 a sus amigos, pagar el apartamento de Nueva York, proveer a su familia – y hasta encontrar los $10.000 que le quitaron en Abril de 1917 las autoridades canadienses en Halifax. Trotsky alega que quienes dicen que tuvo otras fuentes de ingresos son “difamadores” que diseminan “calumnias estúpidas” y “mentiras”; pero a menos que haya estado apostando a los caballos en el hipódromo de Jamaica, los números no cierran. Es obvio que tenía una fuente de ingresos no explicitada.

    ¿Cuál fue esa fuente? En el libro The Road to Safety su autor, Arthur Willert, dice que Trotsky se ganó la vida trabajando como electricista para la Fox Film Studios. Otros escritores han citado ocupaciones diferentes, pero no hay evidencia de que Trotsky haya realizado alguna actividad remunerativa aparte de escribir y de hablar.

    La mayor parte de la investigación se ha centrado en el hecho verificable de que, cuando Trotsky abandonó Nueva York en 1917 para dirigirse a Petrogrado con el fin de organizar la fase bolchevique de la revolución, lo hizo llevándose 10.000 dólares. En 1919 el Comité Overman del Senado de los EE.UU. investigó la propaganda bolchevique y el dinero alemán en los EE.UU. e, incidentalmente, mencionó el tema del origen de los 10.000 dólares de Trotsky. El testimonio del Coronel Hurban, ataché en Washington de la legación checa, ante el Comité Overman produjo lo siguiente:

    CORONEL HURBAN: Trotsky quizás tomó dinero de Alemania, pero lo negará. Lenin no lo negaría. Miliukov demostró que recibió 10.000 dólares de algunos alemanes mientras estuvo en norteamérica. Miliukov tenía las pruebas pero él lo negó. Es decir, Trotsky lo negó a pesar de que Miliukov disponía de las pruebas.

    SENADOR OVERMAN: Se ha afirmado que Trosky recibió 10.000 dólares aquí.

    CORONEL HURBAN: No recuerdo cuanto era, pero sé que se trató de una cuestión entre él y Miliukov.

    SENADOR OVERMAN: Miliukov lo demostró, ¿no es cierto?

    CORONEL HURBAN: Sí señor.

    SENADOR OVERMAN: ¿Sabe usted de dónde los consiguió?

    CORONEL HURBAN: Recuerdo que eran 10.000 dólares pero eso no importa. Hablaré de la propaganda de ellos. El gobierno alemán conocía a Rusia mejor que nadie y sabía que, con la ayuda de esa gente, podrían destruir al ejército ruso.

    (A las 17:45 el subcomité levantó la sesión hasta el día siguiente, Miércoles 19 de Febrero a las 10:30) [3]
    No deja de ser notable que el comité levantara la sesión abruptamente antes de que la fuente de los fondos de Trotsky pudiesen incluirse en las actas del Senado. Cuando el interrogatorio continuó al día siguiente, Trotsky y sus 10.000 dólares ya carecieron de interés para el Comité Overman. Más tarde desarrollaremos la evidencia relacionada con el financiamiento de actividades alemanas y revolucionarias por parte de las casas financieras de Nueva York. Los orígenes de los 10.000 dólares de Trotsky quedarán bajo la lupa.

    Un monto de 10.000 dólares de origen alemán se menciona también en un telegrama oficial británico dirigido a las autoridades navales canadienses en Halifax, las que solicitaron que Trotsky y su grupo en tránsito hacia la revolución fuesen desembarcados del S.S. Kristianiafjord. También podemos saber, gracias a un informe del Directorio Británico de Inteligencia [4] que Gregory Weinstein, quien en 1919 habría de convertirse en un prominente miembro de la Oficina Soviética en Nueva York, recolectó fondos para Trotsky en Nueva York. El origen de estos fondos fue Alemania y los mismos se canalizaron a través del Volkszeitung, un diario alemán publicado en Nueva York y subsidiado por el gobierno alemán.

    Mientras los fondos están oficialmente catalogados como alemanes, Trotsky estuvo activamente comprometido en la política norteamericana inmediatamente antes de abandonar Nueva York para irse hacia Rusia y la revolución. El 5 de Marzo de 1917 los diarios norteamericanos titulaban la cada vez mayor posibilidad de guerra con Alemania. Esa misma tarde Trotsky propuso una resolución durante la reunión del Partido Socialista del Condado de Nueva York “instando a los socialistas a fomentar huelgas y resistir el reclutamiento en el caso de una guerra con Alemania.” [5] El New York Times se referiría a Leon Trotsky como “un revolucionario ruso exiliado”. Louis C. Fraina, quien apoyó la resolución de Trotsky, escribió más tarde – bajo seudónimo – un libro muy poco crítico sobre el emporio financiero Morgan titulado House of Morgan (La Casa Morgan). [6]La moción de Trotsky-Fraina fue enfrentada por la facción de Morris Hillquit y luego el Partido Socialista votó oponiéndose a ella. [7]

    Más de una semana después, el 16 de Marzo, al producirse el derrocamiento del Zar, el Novy Mir le hizo un reportaje a Leon Trotsky en las oficinas del diario. Esa entrevista incluyó una afirmación profética sobre la revolución rusa:
    “... el comité que ha ocupado el lugar del depuesto Ministerio en Rusia no representa los intereses ni los objetivos de los revolucionarios y probablemente tendrá corta vida debiendo renunciar a favor de hombres que llevarán adelante la democratización de Rusia con mayor seguridad.” [8]

    Estos “hombres que llevarían adelante la democratización de Rusia con mayor seguridad” – es decir: los mencheviques y los bolcheviques – estaban en ese momento exiliados y aun tenían que volver a Rusia. El “comité” temporal, por lo tanto, fue llamado Gobierno Provisional, un título que – bien vale la pena notarlo – fue utilizado desde el comienzo de la revolución en Marzo y no aplicado “ex post facto” por los historiadores.
     
    WOODROW WILSON Y UN PASAPORTE PARA TROTSKY

    El presidente Woodrow Wilson fue el hada madrina que proveyó a Trotsky de un pasaporte con el que podría retornar a Rusia para “llevar adelante” la revolución. El pasaporte norteamericano estaba acompañado de un permiso de entrada ruso y una visa de tránsito británica. Jennings C. Wise, en Woodrow Wilson: Disciple of Revolution, (Woodrow Wilson: Discípulo de la Revolución) hace el comentario pertinente: “Los historiadores nunca deben olvidar que Woodrow Wilson, a pesar de los esfuerzos de la policía británica, hizo posible que Leon Trotsky entre en Rusia con un pasaporte norteamericano.”

    El presidente Wilson le facilitó a Trotsky el pasaje a Rusia mientras, simultáneamente, los puntillosos burócratas del Departamento de Estado, preocupados por el ingreso a Rusia de semejantes revolucionarios, estaban unilateralmente tratando de hacer más estrictos los procedimientos relacionados con el otorgamiento de pasaportes. La legación de Estocolmo cablegrafió al Departamento de Estado el 13 de Junio de 1917 – justo después de que Trotsky cruzara la frontera entre Finlandia y Rusia – “Legación ha informado confidencialmente a oficinas de pasaportes rusas, inglesas y francesas en la frontera rusa. Tornea considerablemente preocupado por el pasaje de personas sospechosas portando pasaportes norteamericanos.” [9]

    A lo cual el Departamento de Estado contestó el mismo día, “El Departamento está ejerciendo especial cuidado en el otorgamiento de pasaportes para Rusia”. Además, el Departamento autorizó gastos de la legación para establecer una oficina de control de pasaportes en Estocolmo y emplear a “un ciudadano norteamericano absolutamente confiable” para que ejerciera dicho control. [10] Pero el pájaro ya había volado de la jaula. El menchevique Trotsky, junto con los bolcheviques de Lenin, ya estaban en Rusia preparándose para “llevar adelante” la revolución. La red de control de pasaportes implementada sólo capturó a pájaros más legales. Por ejemplo, el 26 de Junio de 1917, Herman Bernstein, un prestigioso periodista de Nueva York que se dirigía a Petrogrado para representar al New York Herald, fue detenido en la frontera rusa negándosele el ingreso. Algo tardíamente, a mediados de Agosto de 1917, la embajada rusa en Washington le solicitó al Departamento de Estado (y éste consintió en hacerlo) que “impida la entrada a Rusia de criminales y anarquistas ... varios de los cuales ya han ido a Rusia,” [11]

    Consecuentemente, en virtud de un tratamiento preferencial, cuando el S.S. Kristianiafjord dejó Nueva York el 26 de Marzo de 1917, Trotsky se hallaba a bordo portando un pasaporte norteamericano – y en compañía de otros revolucionarios trotskistas, financistas de Wall Street, comunistas norteamericanos y otras interesantes personas, pocas de las cuales habían embarcado por cuestiones de negocios legítimos. Esta mezcolanza de pasajeros fue descripta por Lincoln Steffens, el comunista norteamericano:

    La lista de pasajeros era larga y misteriosa. Trotsky estaba al frente con un grupo de revolucionarios; había un revolucionario japonés en mi cabina. Había un montón de holandeses volviendo apresuradamente a casa desde Java; la única gente inocente a bordo. El resto estaba constituido por mensajeros de guerra, dos de Wall Street para Alemania .... [12]
    Cabe notar que Lincoln Steffens se hallaba a bordo y en camino a Rusia gracias a una invitación específica de Charles Richard Crane, un partidario y ex-presidente del comité de finanzas del Partido Demócrata. Charles Crane, vicepresidente de la Crane Company, había organizado a la compañía Westinghouse en Rusia, era miembro de la misión Root a Rusia, y visitó ese país entre 1890 y 1930 no menos de 23 veces. Richard Crane, su hijo, era el asistente confidencial del entonces Secretario de Estado, Robert Lansing. De acuerdo con el ex-embajador en Alemania, William Dodd, Crane “hizo mucho para que la revolución de Kerensky cediera ante el comunismo.” [13]De modo que los comentarios que hace Seffen en su diario personal sobre las conversaciones a bordo del S.S. Kristianiafjord resultan altamente pertinentes: “... todos están de acuerdo en que la revolución está tan sólo en su primera fase; en que debe crecer. Crane y los radicales rusos sobre el barco piensan que estaremos en Petrogrado para la re-revolución.” [14]

    Crane regresó a los Estados Unidos cuando la Revolución Bolchevique (es decir “la re-revolución”) había sido completada y, a pesar de ser un ciudadano privado, recibió informes de primera mano sobre el progreso de los bolcheviques a medida en que el Departamento de Estado recibía los cables. Por ejemplo, un memorándum fechado el 11 de Diciembre de 1917 está titulado: “Copia de informe sobre sublevación maximalista para el Sr. Crane”. El informe original proviene de Maddin Summers, cónsul general norteamericano en Moscú, y la carta que lo acompaña dice en parte:

    Tengo el honor de adjuntar aquí una copia del mismo (del informe mencionado) con la solicitud de que sea enviado para información del Sr. Charles R. Crane. Se presume que el Departamento no tendrá objeción a que el Sr. Crane vea este informe... [15]

    En resumen: el cuadro extraño y sorprendente que emerge aquí es que Charles Crane, un amigo y partidario de Woodrow Wilson y un prominente financista y político, tuvo un conocido rol en la “primer” revolución y viajó a Rusia a mediados de 1917 en compañía del comunista norteamericano Lincoln Steffens quien estaba en contacto tanto con Woodrow Wilson como con Trotsky. Este último, a su vez, estaba portando un pasaporte emitido por orden de Wilson y 10.000 dólares provenientes de supuestas fuentes alemanas. A su regreso a los Estados Unidos después de la “re-revolución”, a Crane se le permitió acceder a documentos oficiales concernientes a la consolidación del régimen bolchevique. Esta trama de eventos interrelacionados – aunque sorprendentes – requiere una mayor investigación y sugiere, sin brindar evidencia por el momento, algún nexo entre el financista Crane y el revolucionario Trotsky.
     

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Vie Abr 08, 2011 10:32 pm

    Erazmo escribió:AsturcOn, asturcon; al final un altar levantaís por esos truhanes, al parecer las minibiografiaís las insertasteís y no las leisteís ¿porque?

    Antes señalemos que por la muerte de stalin, eso lo escribió bill bland y ese texto lo insertó AsturcOn en el hilo "El triunfo de stalin (según trotsky)", post Nª73.

    En un punto tanto Stalin como los revisionistas están de acuerdo – que en la época de Stalin se cometieron algunos errores judiciales en los cuales personas inocentes fueron asesinadas judicialmente.
    Y todavía esto, en el mismo post.

    En enero de 1953, menos de dos meses antes de la muerte de Stalin, nueve médicos que trabajaban en el Kremlin fueron detenidos acusados de asesinar a ciertos líderes soviéticos – incluyendo a Andrei Zhdanov en 1948, aplicándoles deliberadamente tratamiento médico incorrecto.
    Las acusaciones surgieron a partir de investigaciones basadas en las alegaciones de una médica, Lydia Timashuk. Los médicos sospechosos fueron formalmente acusados por conspiración por asesinato junto con la organización sionista americana “JOINT”.
    Corresponsales de la prensa occidental en Moscú insistían en que algunos de los más prominentes líderes soviéticos estaban bajo la investigación en relación con el caso.
    Pero antes de que el caso fuese llevado a juicio, Stalin murió convenientemente.
    El marxista-leninista albanés Enver Hoxha, un incansable adversario del revisionismo y un hombre no dado a rumores infundados, insistía en que los líderes revisionistas soviéticos admitían – o mejor, que se vanagloriaban – de que lo habían asesinado. Y sabemos que el propio hijo de Stalin fue detenido por declarar que su padre había sido asesinado como parte de un complot.
    Sea como fuera, los doctores que habían sido detenidos fueron inmediatamente puestos en libertad y oficialmente “rehabilitados”.
    A continuación Lavrenti Beria – un cazador de revisionistas que quedaba solo después de la muerte Stalin – fue detenido en un golpe militar, juzgado en secreto y ejecutado.
    , quién señala que Beria complotó contra Stalin es martens, y el propio martens señala que a beria lo hacen caer molotov-kruschev-malenkov.


    Ahí vuestras célebres personalidades ArturcOn.

    ¿Anti-Partido? ¡NO! Anti-comunistas ¡SI!, pero como esos parásitos llegaron a esas posiciones.

    Una explicación personal que debía y que acá dejo;

    Sostengo que ideológicamente, dialécticamente, creativamente la revolución, en cuanto espíritu humano de progreso y superación, de pasar de la prehistoria mental a la historia de la conciencia, esa poderosa fuerza muere con Lenin ese 21-01-1924; y solo quedó forma-método-procedimiento es decir técnica, y de eso stalin sabía mucho, de lo otro no.

    ¿Y que hace un técnico genial sin duda y con poder?, pués lo rigidiza todo, no acepta que le contradigan porque golpeará la mesa.

    ¿pero teniendo todo el poder armado, es necesario ser rígido?, sí porque la rigidez engendra el sectarismo y el dogmatismo, es la psicología de la vieja aula, el profesor castiga a los revoltosos y premia a los que se portan bien, no acepta a los creativos porque no los entiende, solo acepta a aquellos que siguen sus métodos, prácticas y enseñanzas.

    Apartir de ello lo demás se da por añadidura, y esto es así:

    1) Reglamentación del arte.
    2) Culto a la personalidad.
    3) Castigo a los revoltosos.

    Pero el profesor requiere sus ayudantes, ¿quiénes pueden ser estos?, los aduladores, los que llevan la manzana, los que hacen-dicen-obran lo que el profesor señala.

    Molotov-malenkov-Kruschev son de esa estirpe obedientes-aduladores-arrastrados-lisonjeros, y stalin "el profesor" confía en sus colaboradores, después de todo son décadas con el.

    Pero acá el análisis clásico de lucha de clases no sirve, acá sirve más freud y frömm, un arrastrado es por lo general un resentido, resiente lo que el jefe tiene ¡PODER!, podra alabar y ejecutar cualquier labor que le manden pero no es leal, es el característico empleado que habla mal del jefe y lo enlodará todo lo que pueda.

    Y con los otros empleados como el primero libaran copas y hablaran del jefe, y después de muchos años se tendrán la confianza suficiente para complotar y aspirar al poder del jefe que además es mucho más viejo que ellos.

    Martens lo escribe, todos estos parásitos iban a ser purgados, es decir jubilados o cesanteados, y envalentonados por 20 años de conocerse actuaron.

    Lo demás es historia; que los antipartido ¡pamplinas! solo cobardes, a molotov y voroschilov los readmitieron en el CC bajo brezhnev, el premio por quedarse callados, otros más atontados, como malenkov, simplemente se quedaron en el rincón asignado.

    A esos tipejos llamaís "célebres personalidades".

    El propio Bland lo escribe, "el revisionismo tenía el pcus desde 1930 pero no lograba tomar el poder" revelador no, stalin era el obstáculo, y estaba solo.


    Y ello ocurrió porque Lenin también lo estuvo y murió demasiado pronto, pero Lenin era un pensante y creativo y no tuvo tiempo de lograr formar un equipo gubernativo y polìtico que también lo fuese.

    Así se escribió el drama del poder bolchevique.


    Saludos Revolucionarios

    Me hace gracia ver como en tu ultimo comentario usas tu estilo anti-comunista manipulando y correteando como una loca por viejos topicos burgueses, para que al final te vuelvas a escapar del debate.

    Demuestra algo, no se, quizas algo que se sostenga por si mismo.

    ¿De verdad que eres comunista-cientifico?






    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Ereshkigal el Vie Abr 08, 2011 10:36 pm

    DOCUMENTOS DEL GOBIERNO CANADIENSE SOBRE LA LIBERACIÓN DE TROTSKY [16]

    Los documentos sobre la corta estadía de Trotsky bajo custodia canadiense se hallan ahora desclasificados y están disponibles en los archivos del gobierno canadiense. De acuerdo con estos archivos, Trotsky fue desembarcado del S.S. Kristianiafjord en Halifax, Nova Scotia, por personal naval británico, el 3 de Abril de 1917. Se lo listó como un prisionero de guerra alemán y lo internaron en la estación para prisioneros alemanes de Amherst, Nova Scotia. También fueron sacados del barco e internados su esposa, sus dos hijos, y otros cinco hombres descriptos como “socialistas rusos”. Los archivos canadienses registran los nombres como:  Nickita Muchin, Leiba Fisheleff, Konstantin Romanchanco, Gregor Teheodnovski, Gerchon Melintchansky y Leon Bronstein Trotsky (los nombres están escritos aquí tal como figuran en los documentos originales canadienses). A Trotsky se le completó el formulario LB-1 del ejército canadiense, con el número de serie 1098 (incluyendo impresiones digitales), con la siguiente descripción: “37 años de edad, exiliado político, ocupación periodista, nacido en Gromskty, Chuson, Rusia, ciudadano ruso.” El formulario fue firmado por Leon Trotsky y su nombre completo está consignado como Leon Bromstein (sic) Trotsky.

    El grupo de Trotsky fue desembarcado del S.S. Kristianiafjord bajo instrucciones oficiales recibidas de Londres por cablegrama del 29 de Marzo de 1917, presumiblemente procedente del Almirantazgo y dirigido al oficial de control naval de Halifax. El cablegrama informaba que el grupo de Trotsky se hallaba sobre el "Christianiafjord" (sic) y debería ser “desembarcado y retenido a la espera de instrucciones”. Las razones que se le dan al oficial de control naval de Halifax fueron que “estos son socialistas rusos que han partido para iniciar una revolución contra el actual gobierno ruso, para lo cual se ha informado que Trotsky posee 10.000 dólares suscriptos por socialistas y alemanes.”

    El 1 de Abril de 1917, el oficial de control naval, Capitán O.M. Makins envió un memorandum confidencial al oficial general comandante de Halifax, a los efectos de informarle que había “examinado todos los pasajeros rusos” a bordo del S.S. Kristianiafjord y había encontrado a cinco hombres en la sección de segunda clase: “Son todos socialistas confirmados y, si bien profesan un deseo de ayudar al nuevo gobierno ruso, pueden muy bien estar coligados con socialistas alemanes de América y es muy probable que representen un gran obstáculo para el actual gobierno en Rusia.” El Capitán Makins agrega que procederá a desembarcar el grupo, así como a la esposa de Trotsky y a sus dos hijos, e internarlos en Halifax. Una copia de este informe le fue enviada desde Halifax al jefe del Estado Mayor General en Ottawa, el 2 de Abril de 1917.

    El siguiente documento en los archivos canadienses lleva la fecha del 7 de Abril, y es del jefe del Estado Mayor General en Ottawa dirigido al director de las operaciones de internación. Acusa recibo de una carta anterior (que no está en los archivos) sobre la internación de socialistas rusos en Amherst, Nova Scotia: “... en relación con esto, debo informarle que se ha recibido ayer un largo telegrama del Cónsul General ruso, MONTREAL, protestando contra el arresto de estas personas puesto que estaban en posesión de pasaportes emitidos por el Cónsul General ruso de NUEVA YORK, USA.”

    La respuesta a este telegrama de Montreal fue a los efectos de aclarar que las mencionadas personas habían sido internadas “bajo sospecha de ser alemanes”, y serían liberadas sólo después de haberse comprobado fehacientemente su nacionalidad y su lealtad para con los Aliados. En los archivos canadienses no hay telegramas del cónsul general ruso en Nueva York y es sabido que esa oficina era renuente a emitir pasaportes a exiliados políticos rusos. No obstante, hay un telegrama en los archivos procedente de un abogado de Nueva York, N. Aleinikoff, dirigido a R. M. Coulter, por entonces vicedirector general de correos de Canada. La oficina del director general de correos no tenía conexión alguna, ni con el internamiento de prisioneros de guerra, ni con actividades militares. De acuerdo con ello, la naturaleza de este telegrama es de la índole de una intervención personal no oficial. Dice lo siguiente:

    DR. R. M. COULTER, Dirección General de Correos, OTTAWA Exiliados políticos rusos en regreso a Rusia detenidos en Halifax internados en el campo de Amherst. Tenga a bien investigar e informar causa de detención y nombres de todos los detenidos. Confío en que como campeón de la libertad intercederá en su favor. (...) NICHOLAS ALEINIKOFF

    El 11 de Abril, Coulter cablegrafió a Aleinikoff: “Telegrama recibido. Le escribo esta tarde. Debería recibirlo mañana por la tarde. R.M.Coulter”. Este telegrama fue enviado por el Pacific Railway Telegraph canadiense pero con costo a cargo del Departamento de la Oficina de Correos canadiense. Normalmente, un telegrama de negocios privado hubiera tenido el costo a cargo del destinatario y el mencionado no era un documento oficial. La subsiguiente carta de Coulter a Aleinikoff es interesante porque, después de confirmar que el grupo de Trotsky estaba siendo mantenido en Amherst, afirma que los detenidos estaba siendo sospechados de realizar propaganda en contra del gobierno ruso de ese momento y “se supone que son agentes de Alemania”. Coulter luego agrega: “... no son lo que representan ser”; el grupo de Trotsky “... no ha sido detenido por Canadá sino por las autoridades imperiales”. Después de asegurarle a Aleinikoff que se les brindarían comodidades a los detenidos, Coulter agrega que cualquier información “en su favor” sería transmitida a las autoridades militares. La impresión general de la carta es que, si bien Coulter simpatiza con Trotsky y es completamente consciente de los vínculos pro-alemanes de éste, no desea verse involucrado en el asunto. El 11 de Abril Arthur Wolf, domiciliado en 134 de East Broadway, Nueva York, le envió un telegrama a Coulter. A pesar de haber sido enviado desde Nueva York, también el costo de este telegrama fue cargado a la cuenta del Departamento de la Oficina de Correos canadiense.

    Las reacciones de Coulter, no obstante, reflejan más que una puntual simpatía, evidente en su carta a Aleinikoff. Las cartas deben ser consideradas bajo la luz del hecho que las misivas en favor de Trotsky provenían de dos norteamericanos residentes en Nueva York e involucraban cuestiones militares canadienses o imperiales de importancia internacional. Más allá de eso, Coulter, en su condición de vice-jefe general de correos, era un empleado público de cierta importancia. ¡Reflexiónese un momento sobre lo que sucedería si alguien interviniese de un modo similar en los asuntos de los Estados Unidos! En el caso de Trotsky tenemos dos residentes norteamericanos manteniendo correspondencia con un vice-jefe general de correos a los efectos de intervenir a favor de un revolucionario ruso internado.

    La actuación subsiguiente de Coulter también sugiere algo más que una intervención casual. Después de acusar recibo de los telegramas de Aleinikoff y de Wolf, Coulter le escribió al Mayor General Willoughby Gwatkin del Departamento de Milicia y Defensa en Ottawa – un hombre de significativa influencia en el ámbito militar canadiense – y le adjuntó copia de los telegramas de Aleinikoff y Wolf:

    Estas personas fueron hostiles a Rusia debido al modo en que se trataba allí a los judíos y ahora, por lo que sé, están fuertemente a favor de la actual administración. Ambos son personas responsables. Ambos son hombres de buena reputación y le envío sus telegramas por lo que puedan valer y para que Usted los presente a las autoridades inglesas si lo estima conveniente.

    Obviamente Coulter sabe – o sugiere que sabe – una gran cantidad de cosas sobre Aleinikoff y Wolf. Su carta fue, en efecto, una referencia a la honorabilidad de ambos y apuntó a la raíz del problema de la internación: Londres. Gwatkin era bien conocido en Londres y, de hecho, se hallaba en Canadá en calidad de préstamo por parte del War Office londinense. {[17]}
    Posteriormente, Aleinikoff le envía una carta a Coulter para agradecerle muy calurosamente por el interés que Usted se ha tomado en el destino de los exiliados políticos rusos ... Usted me conoce, estimado Dr. Coulter, y también sabe de mi devoción a la causa de la libertad rusa ... Por fortuna, conozco al Sr. Trotsky, al Sr. Melnichahnsky y al Sr. Chudnowsky ... íntimamente.

    Podríamos apuntar como nota al margen que, si Aleinikoff conocía a Trotsky “íntimamente”, entonces también es probable que fuera consciente de que Trotsky había declarado su intención de regresar a Rusia para derrocar al Gobierno Provisional e instaurar la “re-revolución”. Tras recibir la carta de Aleinikoff, Coulter inmediatamente (el 16 de Abril) la reenvió al Mayor General Gwatkin, agregando que había conocido a Aleinikoff  “en conexión con asuntos departamentales concernientes a documentos de los Estados Unidos en idioma ruso” y que Aleinikoff estaba trabajando “sobre los mismos lineamientos que el Sr. Wolf ... quien había sido un prisionero escapado de Siberia”.

    Previo a eso, el 14 de Abril Gwatkin envió un memorandum a su contraparte naval en el Comité Militar Interdepartamental de Canadá repitiendo que los internados eran socialistas rusos con “10.000 dólares suscriptos por socialistas y alemanes.” El párrafo final afirmaba: “Por el otro lado están quienes declaran que se ha cometido un acto de injusticia por parte de altas autoridades.” Luego, el 16 de Abril, el vicealmirante C. E. Kingsmill, director del Naval Service, tomó la intervención de Gwatkin al pié de la letra. En una carta dirigida al Capitán Makins, el oficial de control naval en Halifax, el vicealmirante manifiesta: “Las autoridades de la Milicia solicitan que se acelere la decisión sobre su estado (es decir: el de los seis rusos)”. Una copia de esta instrucción le fue enviada a Gwatkin quien, a su vez, se la reenvió a Coulter. Tres días más tarde Gwatkin ejerce presión. En un memorandum del 20 de Abril al secretario naval, escribió: “¿Puede usted decir, por favor, si la Oficina de Control Naval ha tomado, o no, una decisión?”

    El mismo día (20 de Abril) el capitán Makins le escribe al almirante Kinkgsmill explicando las razones por las cuales ha hecho desembarcar a Trotsky. Se niega a ser presionado a tomar una decisión, afirmando: “Cablegrafiaré al Almirantazgo informándoles que las autoridades de la Milicia están requiriendo una pronta decisión sobre la materia”. Sin embargo, al día siguiente Gwatkin le escribe a Coulter: “Nuestros amigos, los socialistas rusos, han de ser liberados; y se están haciendo arreglos para su pasaje a Europa.” La orden dirigida a Makin para liberar a Trotsky provino del Almirantazgo en Londres. Coulter acusó recibo de la información “que agradará inmensamente a nuestros interlocutores en Nueva York”.

    Mientras, por un lado, podemos concluir que Coulter y Gwatkin estaban intensamente interesados en la liberación de Trotsky, por el otro lado no sabemos por qué. Había poco en la carrera del vice-jefe general de correos Coulter o del mayor general Gwatkin que explicase una urgencia en la liberación del menchevique Leon Trotsky.

    El Dr. Robert Miller Coulter era un doctor en medicina, de ascendencia escocesa e irlandesa; un liberal, un francmasón y un Odd Fellow. Fue designado vice-jefe general de correos de Canadá en 1897. Su única aspiración a la fama derivaba de haber sido delegado a la Convención de la Unión Postal Universal en 1906 y delegado por Nueva Zelanda y Australia en 1908 para el proyecto “All Red” (“Todo Rojo”). “All Red” no tenía nada que ver con revolucionarios rojos; fue sólo un plan para barcos a vapor rápidos “all-red” o “íntegramente británicos” entre Gran Bretaña, Canadá y Australia.

    El mayor general Willoughby Gwatkin provenía de una larga tradición militar británica (Cambrige y luego Staff College). Un especialista en movilización, sirvió en Canadá entre 1905 y 1918. Tomando en cuenta solamente los documentos existentes en los archivos canadienses, no podemos sino concluir que las intervenciones de estas dos personas a favor de Trotsky constituyen un misterio.
     
    LA INTELIGENCIA MILITAR CANADIENSE ESTUDIA A TROTSKY


    Podemos aproximarnos a la liberación de Trotsky desde otro ángulo: la inteligencia militar canadiense. El teniente coronel John Bayne MacLean, un prominente publicista y hombre de negocios canadiense, fundador y presidente de la MacLean Publishing Company, en Toronto, operaba numerosos diarios de negocios, incluyendo al Financial Post. Además, McLean tenía también una asociación de larga data con la inteligencia militar canadiense. [18]

    En 1918 MacLean escribió para su propia revista MacLean’s, un artículo titulado “¿Por Qué Dejamos Ir a Trotsky? Cómo Canadá Perdió Una oportunidad Para Acortar la Guerra” [19] El artículo contiene información detallada y poco usual sobre Leon Trotsky, aunque su segunda mitad se va por las nubes subrayando cuestiones que poco y nada tienen que ver con el asunto. En cuanto a la autenticidad de la información, tenemos dos claves. En primer lugar MacLean era un hombre íntegro, con excelentes conexiones en la inteligencia estatal canadiense. En segundo lugar, documentos que en el ínterin han sido liberados por Canadá, Gran Bretaña y los Estados Unidos, confirman las afirmaciones de MacLean en un grado significativo. Algunas de las cosas dichas por MacLean todavía deben ser confirmadas, pero la información disponible a principios de 1970 no es necesariamente inconsistente con el artículo del coronel MacLean.

    El argumento inicial de MacLean es que “algunos políticos y funcionarios canadienses fueron los principales responsables por la prolongación de la guerra (la Primera Guerra Mundial), por la gran pérdida de vidas, las heridas y los sufrimientos del invierno de 1917 y las grandes operaciones de 1918.”

    Más allá de ello, afirma MacLean, estas personas estaban haciendo (en 1919) todo lo posible para impedir que el Parlamento y el pueblo canadienses conocieran los hechos relacionados. Los informes oficiales, incluyendo los de Sir Douglas Haig, demuestran que, de no ser por el quiebre de 1917, la guerra hubiera terminado más de un año antes y que “el principal responsable por la defección de Rusia fue Trotsky ... actuando bajo instrucciones alemanas.”

    ¿Quién era Trostky? Según MacLean, Trotsky no era ruso sino alemán. Por más extraña que parezca esta afirmación, coincide con otras piezas sueltas de información de inteligencia, a saber: que Trotsky hablaba el alemán mejor que el ruso y que era el ejecutivo ruso de la “Agrupación Negra” (“Black Bund”) alemana. De acuerdo con MacLean, Trotsky había sido “ostentosamente” expulsado de Berlin en Agosto de 1914 [20] y finalmente arribó a los Estados Unidos en dónde organizó a revolucionarios rusos como así también a revolucionarios del Oeste de Canadá, quienes “en gran medida eran alemanes y austríacos viajando como rusos.” MacLean continúa:

    Originalmente los británicos descubrieron a través de asociados rusos que Kerensky [21], Lenin y algunos líderes menores estaban prácticamente a sueldo de los alemanes ya en una fecha tan temprana como 1915 y averiguaron en 1916 las conexiones con Trotsky que entonces estaba viviendo en Nueva York. Desde ese momento, Trotsky fue estrechamente vigilado por ... el escuadrón antiexplosivos (Bomb Squad). A principios de 1916 un funcionario alemán se embarcó hacia Nueva York. Oficiales de la inteligencia británica lo siguieron. Al alemán lo demoraron en Halifax pero, por instrucción de los británicos, lo dejaron seguir después de amplias disculpas por la necesaria demora. Después de mucho maniobrar, llegó a una pequeña y sucia oficina periodística en los barrios bajos y encontró a Trotsky para quien traía importantes instrucciones. Desde Junio de 1916 hasta que se lo pasaron a los británicos, el escuadrón antiexplosivos de Nueva York nunca perdió el contacto con Trotsky. Descubrieron que su verdadero nombre era Braunstein y que era alemán y no ruso. [22]

    Semejante actividad alemana en países neutrales resulta confirmada por un informe del Departamento de Estado (316-9-764-9) que describe la organización de los refugiados rusos con propósitos revolucionarios.

    Continuando, MacLean afirma que Trotsky y cuatro asociados se embarcaron en el "S.S. Christiania" (sic), y el 3 de Abril estuvieron ante el "Captain Making" (sic) siendo desembarcados en Halifax bajo la dirección del teniente Jones. (De hecho, un grupo de nueve personas, incluyendo seis hombres, fueron desembarcados del S.S. Kristianiafjord. El nombre del oficial de control naval en Halifax era Capitán O. M. Makins, R.N. El nombre del oficial que bajó al grupo de Trotsky del barco no figura en los documentos canadienses; Trotsky dijo que era “Machen”.) De nuevo, según MacLean, el dinero de Trotsky provenía “de fuentes alemanas en Nueva York”. Y también:

    en general, la explicación que se ofrece es que la liberación tuvo lugar a pedido de Kerensky pero, meses antes de eso, oficiales británicos y un canadiense de servicio en Rusia y que hablaba el idioma ruso, informaron a Londres y a Washington que Kerensky estaba al servicio de los alemanes. [23]

    Trotsky fue liberado “a pedido de la embajada británica en Washington ... (la cual) actuó a pedido del Departamento de Estado norteamericano que, a su vez, actuaba para alguien más”. Los funcionarios canadienses “recibieron instrucciones de informar a la prensa que Trotsky era un ciudadano norteamericano viajando con un pasaporte norteamericano y que su liberación fue especialmente exigida por el Departamento de Estado en Washington”. Más aún, escribe MacLean, en Ottawa “Trotsky tenía, y sigue teniendo, una fuerte influencia subterránea. Su poder fue tan grande allí que se libraron órdenes en el sentido de que deberían brindársele todas las consideraciones posibles”.

    El tema del informe de MacLean es, de modo bastante evidente, que Trotsky tenía relaciones íntimas con, y probablemente trabajaba para, el Estado Mayor alemán. Mientras relaciones de esa índole han quedado establecidas para Lenin – hasta el punto en que recibió subsidios y su regreso a Rusia fue facilitado por los alemanes – parece ser cierto que Trotsky fue asistido de un modo similar. Los 10.000 dólares que Trotsky traía de Nueva York provenían de fuentes alemanas y un documento recientemente liberado en los archivos del Departamento de Estado norteamericano dice lo siguiente:

    Marzo 9, 1918 a: Consul Americano, Valdivostok de Polk, Secretario de Estado Actuante, Washington D.C.

    Para vuestra información confidencial y pronta atención: lo siguiente es la esencia del mensaje del 12 de Enero de von Schanz del Banco Imperial Alemán a Trotsky, cito: el banco imperial accede apropiación del crédito de personal general de cinco millones de rublos a efectos de enviar asistente jefe comisionado naval Kudrisheff a Lejano Oriente. 

    Este mensaje sugiere algún vínculo entre Trotsky y los alemanes en Enero de 1918, un tiempo en el cual Trotsky estaba proponiendo una alianza con Occidente. El Departamento de Estado no indica la procedencia del telegrama, sólo que su origen es el “War College Staff”. El Departamento de Estado de hecho trató al mensaje como auténtico y actuó sobre la base de su asumida autenticidad. Y es consistente con la temática general del artículo del Coronel MacLean.
     
    LAS INTENCIONES Y LOS OBJETIVOS DE TROTSKY


    En consecuencia, podemos inferir la siguiente secuencia de acontecimientos: Trotsky viajó de Nueva York a Petrogrado con un pasaporte emitido gracias a la intervención de Woodrow Wilson y con la declarada intención de “llevar adelante” la revolución. El gobierno británico fue el promotor inmediato de la liberación de Trotsky de la custodia canadiense en Abril de 1917, pero pueden muy bien haber habido “presiones”. Lincoln Steffens, un comunista norteamericano, actuó como vínculo entre Wilson y Charles R. Crane y también entre Crane y Trotsky. Más allá de ello, si bien Crane no ocupaba ningún puesto oficial, su hijo era el asistente confidencial del Secretario de Estado Robert Lansing y Crane padre tenía a disposición informes actualizados y detallados sobre el progreso de la revolución bolchevique. Más aún, el embajador William Dodd (embajador norteamericano en Alemania durante la era de Hitler) dijo que Crane tuvo un papel activo en la fase de la revolución que presidió Kerensky. Las cartas de Steffens confirman que Crane consideraba a la fase Kerensky solamente como un paso hacia una revolución que proseguía.

    La cuestión interesante, sin embargo, no es tanto la comunicación entre personas tan disímiles como Crane, Steffens, Trotsky y Woodrow Wilson sino la existencia de al menos cierta medida de consenso en cuanto al procedimiento a seguir – esto es: al Gobierno Provisional se lo consideraba “provisional” y la “re-revolución” era lo que estaba por venir.

    Del otro lado de la moneda, una interpretación de las intenciones de Trotsky debería hacerse con cautela: el hombre era amigo de partidas dobles. La documentación oficial claramente demuestra acciones contradictorias. Por ejemplo, la División de Asuntos del Lejano Oriente del Departamento de Estado norteamericano recibió el 23 de Marzo de 1918 dos informes relacionados con Trostky; ambos son inconsistentes entre si. Uno de ellos, fechado el 20 de Marzo en Moscú, tiene su origen en el diario ruso Russkoe Slovo. El infome cita una entrevista con Trotsky en la cual afirma que una alianza con los Estados Unidos es imposible:

    La Rusia de los Soviets no puede alinearse ... con la América capitalista porque esto sería una traición. Es posible que los norteamericanos busquen tal acercamiento con nosotros, impulsados por su antagonismo hacia Japón, pero en cualquier caso no puede haber una cuestión de alianza de ninguna naturaleza entre nosotros con una nación burguesa. [24]

    El otro informe, también originado en Moscú, es un mensaje fechado el 17 de Marzo de 1918 – vale decir, tres días antes – y proviene del embajador Francis: “Trotsky requiere cinco oficiales norteamericanos como inspectores del ejército ahora bajo organización para defensa y requiere también personal ferroviario operativo y equipamiento.” [25]

    Esta solicitud a los EE.UU. es, por supuesto, inconsistente con el rechazo de una “alianza”.

    Antes de dejar a Trotsky, debemos hacer alguna mención a los juicios stalinistas escenificados de los 1930 y, en particular, a las acusaciones de 1938 y el juicio al “Bloque antisoviético de derechistas y trotskystas”. Estas forzadas parodias de proceso judicial, casi unánimemente rechazadas en Occidente, pueden arrojar alguna luz sobre las intenciones de Trotsky.
    El núcelo central de la acusación stalinista fue que los trotskystas eran agentes pagados por la internacional capitalista. K. G. Rakovsky, uno de los acusados en 1938, dijo, o fue inducido a decir: “Éramos la vanguardia de la agresión extranjera, del fascismo internacional, y no solamente en la URSS sino también en España, China y a lo largo del mundo.”  El resumen de la “corte” contiene la afirmación: “No existe un solo hombre en el mundo que haya traído tanta pena y desgracia al pueblo como Trotsky. Es el agente más vil del fascismo .... [26]

    Ahora bien, es posible que éstos no sean más que insultos verbales rutinariamente intercambiados entre los comunistas internacionales de los años 1930 y ’40. Pero también es notable cómo las pistas subyacentes a la auto-acusación son consistentes con la evidencia presentada en este capítulo. Y más allá de ello, como veremos más adelante, Trotsky fue capaz de generar apoyos entre capitalistas internacionales quienes, incidentalmente, también apoyaron a Mussolini y a Hitler. [27]

    Mientras consideremos a todos los revolucionarios internacionales y a todos los capitalistas internacionales como enemigos implacables entre si, estaremos perdiendo de vista un hecho crucial: que ciertamente ha habido alguna cooperación operativa entre capitalistas internacionales y revolucionarios, incluyendo a fascistas. Y no hay ninguna razón a priori por la cual debamos descartar a Trotsky como formando parte de esta alianza.

    Esta revisión tentativa y limitada quedará detalladamente iluminada cuando revisemos la historia de Michael Gruzenberg, el principal agente bolchevique en Escandinavia quien, bajo el alias de Alexander Gumberg, también fue asesor confidencial del Chase National Bank de Nueva York y más tarde del Floyd Odium de la Atlas Corporation. Este rol dual fue conocido y aceptado tanto por los soviets como por sus empleadores norteamericanos. La historia de Gruzenberg es un caso histórico ejemplar de la revolución internacional aliada con el capitalismo internacional.

    Las observaciones del coronel MacLean en cuanto que Trotsky tenía “una fuerte influencia subterránea” y que “su poder fue tan grande que se libraron órdenes en el sentido de que deberían brindársele todas las consideraciones posibles” no son para nada inconsistentes con la intervención de Coulter y Gwatkin a favor del detenido. Ni tampoco, si vamos al caso, con las posteriores acusaciones stalinistas en los juicios escenificados durante los años 1930. Por el otro lado, el único vínculo directo conocido entre Trotsky y la banca internacional es a través de su primo Abram Givatovzo, quien era un banquero privado en Kiev antes de la revolución rusa y en Estocolmo después de la revolución. Si bien Givatovzo se declaraba antibolchevique, de hecho actuó a favor de los soviets en 1918 con transacciones en divisas.

    ¿Es posible tejer una red internacional a partir de estos hechos? Por de pronto, allí está Trotzky, un revolucionario internacional ruso con conexiones alemanas quien recibe la asistencia de dos supuestos partidarios del gobierno del Príncipe Lvov en Rusia (Aleinikoff y Wolff, residentes en Nueva York). Estos dos encienden la acción de un funcionario liberal de correos canadiense quien a su vez intercede ante un prominente militar británico cumpliendo servicio en Canada. Todos estos son vínculos verificables.

    En resumen, los compromisos pueden no ser siempre tales como se los describe, ni como parecen ser. Sin embargo, podemos deducir que Trotsky, Aleinikoff, Wolf, Coulter, y Gwatkin, acuando en pos de un limitado objetivo común, también poseían alguna finalidad superior a las lealtades nacionales o a las etiquetas políticas. Habrá que enfatizar que no existe una prueba absoluta de que esto sea así. Por el momento, es tan sólo una suposición lógica derivada de los hechos.  Una lealtad superior a la forjada por un objetivo inmediato común no necesariamente tiene que haber sido más que la emanada de la amistad; si bien esto exige demasiado de nuestra imaginación considerando lo políglota de la combinación. Puede haber sido promovida también por otros motivos. El cuadro está todavía incompleto.
     


    [1] )- Leon Trotsky, “My Life” (New York: Scribner's, 1930), Cap. 22.
    [2] )-Joseph Nedava, Trotsky and the Jews (Philadelphia: Jewish Publication Society of America, 1972), p. 163.
    [3] )-Senado de los EE.UU., Brewing and Liquor Interests and German and Bolshevik Propaganda (Subcommittee on the Judiciary), 65° Cong., 1919
    [4] )- Special Report No. 5, The Russian Soviet Bureau in the United States, Julio 14, 1919, Scotland House, London S.W.I. Copia en el Departamento de Estado de los EE.UU. Decimal File, 316-23-1145
    [5] )- New York Times, 5 de Marzo, 1917
    [6] )- Lewis Corey, House of Morgan: A Social Biography of the Masters of Money (New York: G. W. Watt, 1930).
    [7] )- Morris Hillquit. (originalmente Hillkowitz) había sido el abogado defensor de Johann Most, después del asesinato del Presidente McKinley, y en 1917 era el líder del Partido Socialista de Nueva York. Durante los años 1920s Hillquit se estableció en el mundo bancario de Nueva York al hacerse director y abogado del International Union Bank. Bajo el presidente Franklin D. Roosevelt, Hillquit colaboró en diseñar los códigos NRA para la industria del vestido.
    [8] )- New York Times, 16 de Marzo, 1917
    [9] )- Departamento de Estado de los EE.UU. Decimal File, 316-85-1002
    [10] )- Ibid.
    [11] )- Ibid., 861.111/315
    [12] )- Lincoln Steffens, Autobiography (New York: Harcourt, Brace, 1931), p. 764. Steffens era el "intermediario" entre Crane y Woodrow Wilson.
    [13] )- William Edward Dodd, Ambassador Dodd's Diary, 1933-1938 (New York: Harcourt, Brace, 1941), págs. 42-43
    [14] )- Lincoln Steffens, The Letters of Lincoln Steffens (New York: Harcourt, Brace, 1941), p. 396
    [15] )- Departamento de Estado de los EE.UU. Decimal File, 861.00/1026
    [16] )- Esta sección está basada sobre archivos y documentos del gobierno canadiense.
    [17] )- Los memorándums de Gwatkin en los archivos del gobierno canadiense no están firmados sino inicializados con una marca o símbolo críptico. La marca ha sido identificada como perteneciente a Gwatkin porque una carta suya (la del 21 de Abril) conteniendo esa marca críptica fue confirmada.
    [18] )- H.J. Morgan, Canadian Men and Women of the Times, 1912, 2 vols. (Toronto: W. Briggs, 1898-1912).
    [19] )- Junio 1919, págs. 66a-666. La Librería Pública de Toronto tiene una copia; el número de MacLean's en el cual apareció el artículo del Coronel MacLean's no es fácil de encontrar y se ofrece un breve resumen más adelante.
    [20] )- Véase también, Trotsky, My Life, p. 236
    [21] )- Véase Apéndice 3
    [22] )-  Según su propio testimonio, Trotsky no llegó a los Estados Unidos hasta Enero de 1917. El verdadero nombre de Trotsky era Bronstein y se inventó el seudónimo de “Trotsky”. "Bronstein" es alemán y "Trotsky" es más polaco que ruso. Su primer nombre generalmente se indica como "Leon"; sin embargo, el primer libro de Trotsky, que fue publicado en Ginebra, tiene la inicial "N." y no "L."
    [23] )- Véase el Apéndice 3. Este documento fue obtenido en 1971 del Foreign Office Británico pero, aparentemente, MacLean tenía conocimiento del mismo.
    [24] )- Departamento de Estado de los EE.UU. Decimal File, 861.00/1351
    [25] )- Departamento de Estado de los EE.UU. Decimal File, 861.00/1341
    [26] )- Report of Court Proceedings in the Case of the Anti-Soviet "Bloc of Rightists and Trotskyites" Heard Before the Military Collegium of the Supreme Court of the USSR (Moscow: People's Commissariat of Justice of the USSR, 1938), p. 293
    [27] )- Véase más adelante. Thomas Lamont de los Morgan fue un temprano sostenedor de Mussolini

    http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Sutton_Anthony/WallStreet/WallStreet_02.html
     

    ¿Por qué poner un texto de este señor? Pues porque sí, total en este foro desvirtuamos los hilos, se hace demagogia sobre la figura de Stalin, se sigue creyendo en la veracidad del testamento de Lenin y del informe secreto de Kruschev... es decir, siguen creyendo los trotskistas porque son unos maestros en el arte del oportunismo y del doble juego como su gran maestro y porque todos los trotskistas se han desviado del tema pero ninguno ha respondido a las tres preguntas que les plantea el camarada AsturcOn si no que se han ido por la tangente.

    ¿Porque todos los lideres comunistas han rechazado las teorias de Trosky para ser aplicadas en sus paises?

    ¿Porque ninguno de ellos se ha declarado trotskista jamas?

    ¿Porque todos ellos repudian tanto a Trotsky como a sus sectarios seguidores?

    Saludos.


    Última edición por Ereshkigal el Sáb Abr 09, 2011 1:58 am, editado 1 vez

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Erazmo el Vie Abr 08, 2011 11:04 pm

    AsturcOn, Erazmo no escapa de ningún debate, que el gordinflón y los antipartido fuesen parte de la misma estercolera no es mi culpa, eso reprochadselo a Stalin que los reunió en torno a sí, y todos por igual lo apuñalaron por la espalda.

    Señorita Ereshkigal, trotsky tuvo facilidades para volver a Rusia del exilio en yanquilandia, y Lenin y zinoviev para volver a Rusia desde el exilio en suiza.


    Análogamente stalin cae por la delación malinovsky, pero este rufián trabajo varios años con stalin.

    Luego que concluye vuestro post y las líneas que le he insertado, ¿todos eran traidores?, Lenin es el mejor demócrata porque el ingreso de Trotsky y sus "miroiantsi" al partido bolchevique fue por su iniciativa, porque Lenin sabía que en la revolución solo vale el saber sumar.

    Y sin Lenin la revolución habría sido imposible, el sectarismo y dogmatismo solo es carne de derrota e implosión la URSS es el eterno muestrario de ello.


    Así como Cuba Trinitaria es lo opuesto, el gobierno de Cuba sabe de aplomo la meretriz yoani y otros parásitos y ahí están; críticos de la gestión de la revolución como camila piñeiro harnecker o pedro campos y nadie los molesta, y celia hart trotskista y que publicaba sin problema.

    ¡Eso es Revolución!

    Disculpad el off topic, creo fue necesario.

    Saludos Revolucionarios


    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Erazmo el Sáb Abr 09, 2011 2:33 am

    Señorita Ereshkigal, mucho copy&paste y ninguna lectura de lo expuesto en el hilo os hace zancadillas a su escrito.

    Erazmo respondió lo que afanosamente preguntaís, leed el post N°95 moza, porque allí vuestras respuestas están.

    Pero las respuestas de Erazmo permanecen incontestadas, aún así la historia ya las respondió y un brumoso y lejano eco es todo lo que aparentemente quedó.


    Saludos Revolucionarios

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Ereshkigal el Sáb Abr 09, 2011 2:35 am

    Señorito Erazmo, no se ofenda pero usted en ningún momento ha contestado al tema del hilo ni a las tres preguntas que plantea el camarada AsturcOn


    ¿Porque todos los lideres comunistas han rechazado las teorias de Trosky para ser aplicadas en sus paises?

    ¿Porque ninguno de ellos se ha declarado trotskista jamas?

    ¿Porque todos ellos repudian tanto a Trotsky como a sus sectarios seguidores?

    Usted se ha salido por la tangente con Kruschev, el revisionismo, la muerte del camarada Stalin y su falsa compasión hacia él que es de una hipocresía impresionante pero eso es otro tema que daría lugar a otro off topic. ¿Dónde ha respondido? Porque tal vez me he pasado por alto su respuesta aunque he repasado varias veces el hilo.¿ Me equivoco?

    Usted se esconde tras una retórica vacía de contenido, y superficial, muy del gusto burgués, abordando una y otra vez los mismos temas y me sorprende que siendo tan amigo de dar sus opiniones personales y subjetivas aún no lo haya hecho. ¿Por qué? Aquí no han planteado a los trotskistas preguntas metafísicas, a mí me parecen bien concretas.

    Deje por un momento a Stalin y responda a que cree usted que se debe ese rechazo de los líderes comunistas hacia Trotsky?

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Erazmo el Sáb Abr 09, 2011 2:41 am

    Señorita Ereshkigal, post N°95 ahí las réplicas que tanto buscaís, responder es fácil el libro de la historia se puede mirar.

    Aún así permitidme deciros que es un agrado debatir con vos, pese a que enojaís de tanto en tanto con este humilde forero.

    Saludos Revolucionarios

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Sáb Abr 09, 2011 11:37 am

    La camarada Ereshkigal tiene razon, Erazmo no ha contestado todas las preguntas planteadas, solo ha creado una cortina de humo para evadirlas nuevamente. Su cortina de humo es la demagogia cuando alega que ninguno de los lideres se ha declarado estalinista, demostrando asi su incapacidad para contestar las preguntas, y su excasa nocion para comprender que Stalin al igual que todos los lideres coministas, fueron fieles al marxismo-leninismo y por tanto, marxistas-leninistas.

    La cuestion es ¿marxismo-leninismo o trotskismo?, ese es el fondo de esas preguntas. De esta manera, todos los lideres de los paises socialistas decidieron seguir el camino de la primera opcion, despreciando todos ellos y por simple deduccion, al trotskismo. El rechazo de todos los lideres comunistas al trotskismo tambien evidencia su rechazo hacia Trotsky.

    Las preguntas fueron las siguientes:

    pregunta 1

    ¿Porque todos los lideres comunistas han rechazado las teorias de Trosky para ser aplicadas en sus paises?

    Pregunta 2

    ¿Porque ninguno de ellos se ha declarado trotskista jamas?

    Pregunta 3

    ¿Porque todos ellos repudian tanto a Trotsky como a sus sectarios seguidores?

    Y las respuestas fueron las siguientes.

    Respuesta 1

    Erazmo escribió:esto es muy genérico, responderé por líderes de procesos revolucionarios victoriosos, Mao-Ho-Kim fueron refractarios al trotskismo, no se respecto de trotsky (no es lo mismo trotsky que trotskismo); Fidel también fue refractario al trotskismo pero pensadores trotskistas se desenvolvieron en Cuba (celia hart, al mismo nivel de woods y muy superior al limitadísmo grant); El Presidente Chávez en cambio ha homenajeado públicamente a trotsky y sus ideas, nunca ha mencionado a Stalin.

    NO CONTESTADA

    Respuesta 2

    Erazmo escribió:porque el trotskismo no les interesa, lo que encuentro más que razonable, ahora Fidel tampoco se declaró stalinista y Ho-Kim tampoco, por Mao tampoco lo he leído declarandose stalinista. El Presidente Chávez alabó a trotsky pero tampoco se ha declarado trotskista.

    CONTESTADA

    Respuesta 3

    Erazmo escribió:en el caso de mao-Ho-Kim seguramente detestaban al trotskismo por su cercanía con stalin y su tiempo; por Fidel ya os señalé que Celia Hart nunca tuvo problemas para escribir y desenvolverse, tampoco los tiene Camila Piñeiro Harnecker que ha tomado la bandera que Celia dejó. Respecto del Presidente Chávez sin duda a los trotskistas les tiene bastante aprecio, el hecho que Alan Woods sea una especie de asesor algo revela.

    Pero es nada en Venezuela lo que vale es el movimiento bolivariano al socialismo.

    NO CONTESTADA

    Erazmo no ha querido contestar a las preguntas porque evidentemente habria tenido que salir en defensa de Trotsky, lo cual le habria obligado a criticar la decision de todos los lideres comunistas que rechazaron las teorias de Trotsky.

    En relacion a la segunda pregunta me gustaria saber porque motivos dices que "el trotskismo no les interesa"

    ¿Que razones tienes para pensar que el trotskismo no ha interesado a ningun lider marxista-leninista?




    JMenéndez
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 115
    Reputación : 122
    Fecha de inscripción : 01/06/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por JMenéndez el Sáb Abr 09, 2011 12:22 pm

    Ya que nadie ha respondido a las últimas tergiversaciones de Erazmo que son bastante dañinas por tocar también a Cuba, me permito hacer algunas aclaraciones. Evidentemente para el señor Erazmo la falsa democracia burguesa es su punto de referencia "revolucionario". Este señor nos quiere hacer entender que las revoluciones tienen que ser tolerantes con sus enemigos, claro, por eso Lenin era un demócrata al aceptar a Trotski, y Stalin al contrario el antidemócrata por oponerse a la puta del fascismo, todo fuera de su contexto histórico y explicado a través de los supuestos designios de los líderes, y para colmo cuela a Cuba en su rollo mental metafísico. Solo un gran manipulador puede tratar de hacer creer que Lenin era contrario a la represión de los traidores, tratando de edulcorarlo de ideología burguesa para separarlo de Stalin. Su condena a la explusión de Trotski del Partido, no por Stalin sino por la dirección del Partido Bolchevique, haciendo entender que Lenin no lo hubiera hecho, tergiversa la esencia de la teoría leninista de la organización del Partido, evidentemente jamás se leyó "Un paso adelante, dos pasos atrás". Para colmo después le echa en cara a Stalin las traiciones sucedieron después de su muerte. Es decir, se haga lo que se haga, Stalin siempre es culpable de todos los males.

    Con respecto a su comparación con Cuba "trinitaria" (no se entiende a qué viene ese adjetivo catolicón), los ejemplitos que ha puesto intentan dar a enetender que la Revolución cubana es democrática por tolerar a sus enemigos, a sabiendas de que Cuba, cuando la Revolución se ha puesto en peligro, no se han tenido contemplaciones con la contrarrevolución, como debe hacer toda Revolución que se sepa defender. En la situación de acoso mediático que vive hoy Cuba, que ya sabemos por experiencia que siempre es el preludio de una agresión imperialista, claramente hay ciertos personajes que se toleran, pero insinuar que no se les combate es una enorme falacia. Ese es el caso de la mercenaria de Yoani y también el caso del oportunista desvergonzado de Pedro Campos, que por cierto su antiestalinismo y sus tergiversaciones no difieren en gran medida a las de Erazmo, por eso para Erazmo no es más que un simple "crítico". Celia Hart, al menos de palabras defendió a la Revolución cubana, sin embargo fue expulsada del PCC.

    Por cierto, en la URSS de Stalin siempre hubo debate público y crítico, en el mismo Pravda se publicaban muchos de estos debates en los que alguna vez participó el mismo Stalin. Tiempo al tiempo, ya veremos como estos "demócratas" que denostan a Stalin hoy, mañana también harán lo mismo con Fidel (Campos es un buen ejemplo de esta transformación).

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Sáb Abr 09, 2011 2:23 pm

    JMenéndez escribió: Ya que nadie ha respondido a las últimas tergiversaciones de Erazmo que son bastante dañinas por tocar también a Cuba, me permito hacer algunas aclaraciones. Evidentemente para el señor Erazmo la falsa democracia burguesa es su punto de referencia "revolucionario". Este señor nos quiere hacer entender que las revoluciones tienen que ser tolerantes con sus enemigos, claro, por eso Lenin era un demócrata al aceptar a Trotski, y Stalin al contrario el antidemócrata por oponerse a la puta del fascismo, todo fuera de su contexto histórico y explicado a través de los supuestos designios de los líderes, y para colmo cuela a Cuba en su rollo mental metafísico. Solo un gran manipulador puede tratar de hacer creer que Lenin era contrario a la represión de los traidores, tratando de edulcorarlo de ideología burguesa para separarlo de Stalin. Su condena a la explusión de Trotski del Partido, no por Stalin sino por la dirección del Partido Bolchevique, haciendo entender que Lenin no lo hubiera hecho, tergiversa la esencia de la teoría leninista de la organización del Partido, evidentemente jamás se leyó "Un paso adelante, dos pasos atrás". Para colmo después le echa en cara a Stalin las traiciones sucedieron después de su muerte. Es decir, se haga lo que se haga, Stalin siempre es culpable de todos los males.

    Esa es la tonica de los derechistas en cualquier lugar del mundo, es parte de la politica burguesa de desgaste y Erazmo no puede ser menos. Su problema esque esta lleno de topicos y aunque muchas veces trata de esconderlos, no puede evitar mostrar sus coletazos.

    JMenéndez escribió:Con respecto a su comparación con Cuba "trinitaria" (no se entiende a qué viene ese adjetivo catolicón), los ejemplitos que ha puesto intentan dar a enetender que la Revolución cubana es democrática por tolerar a sus enemigos, a sabiendas de que Cuba, cuando la Revolución se ha puesto en peligro, no se han tenido contemplaciones con la contrarrevolución, como debe hacer toda Revolución que se sepa defender. En la situación de acoso mediático que vive hoy Cuba, que ya sabemos por experiencia que siempre es el preludio de una agresión imperialista, claramente hay ciertos personajes que se toleran, pero insinuar que no se les combate es una enorme falacia. Ese es el caso de la mercenaria de Yoani y también el caso del oportunista desvergonzado de Pedro Campos, que por cierto su antiestalinismo y sus tergiversaciones no difieren en gran medida a las de Erazmo, por eso para Erazmo no es más que un simple "crítico". Celia Hart, al menos de palabras defendió a la Revolución cubana, sin embargo fue expulsada del PCC.

    Por cierto, en la URSS de Stalin siempre hubo debate público y crítico, en el mismo Pravda se publicaban muchos de estos debates en los que alguna vez participó el mismo Stalin. Tiempo al tiempo, ya veremos como estos "demócratas" que denostan a Stalin hoy, mañana también harán lo mismo con Fidel (Campos es un buen ejemplo de esta transformación).

    100% de acuerco con lo expuesto por los camaradas JMenéndez y Shenin.

    proleinternacionalista
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 211
    Reputación : 272
    Fecha de inscripción : 19/02/2011

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por proleinternacionalista el Sáb Abr 09, 2011 3:11 pm

    Repliegue y ocaso de la revolucion bolchevique La lucha interna en el partido ruso


    La historia no le entra al hombre por la cabeza, ni por tal vía le conduce a actuar, aunque el pobrecito se ilusione creyendo que es él quien la manipula a ella. Es por esto que, en el saborear y digerir las lecciones históricas, cada pobrecito de nosotros no puede resistir al prurito de cambiar lo que fue el inexorable acontecimiento, y sólo después de repetidas masticaduras y rumiaduras consigue sacar lo construido de aquello que fue, porque así debía ser.

    Los aplastantes acontecimientos del drama social no son como algunas producciones de Pirandelo y algunos films producidos para el comercio, que tienen el doble final, de modo que, en las filas del público, el histerismo de las niñas y de los niños peras e incluso maduros, puede elegir lo que le hace vibrar mejor.

    Por tanto, no tiene mucho sentido el preguntarse «cómo se habría debido hacer» para impedir que Stalin, que el estalinismo, hubiesen vencido la partida; y que el partido que había vencido con la revolución de Octubre, el Estado que había fundado, tuviesen el miserable final que hemos demostrado en todo el curso.

    La impresión es tan dura que hoy, hasta los apologistas acérrimos de aquella solución, que la historia ha archivado, han sido obligados a no poder seguir diciendo que todo había ido lo mejor posible en la mejor de las revoluciones posibles, que una constelación de errores, de ignominias, de difamaciones, de inútiles y alucinantes estragos se ha concatenado al proceso de los hechos.

    Si más razonablemente nos preguntamos por las causas que han influido en las diversas vías que el movimiento en aquel entonces ha tomado, podemos ante todo distinguir. la principal en la derrota del proletariado de los países occidentales que, repetidamente batido, mostró claramente no estar en condiciones de vencer en la lucha por el poder. Europa había entrado ya, desde hacía varios años, en una situación desfavorable para todos los partidos comunistas, y el poder burgués se había consolidado en todas partes después del difícil período de la posguerra, habiendo recogido la alternativa entre la dictadura obrera y la capitalista, empleando sin vacilar los medios de represión, a los que claramente cualquier país sin excepción habría recurrido en la emergencia de evitar un poder comunista, y sin excepciones.

    Con el estancamiento de la revolución en el extranjero, el problema de la revolución rusa mostraba todas sus dificultades, para entenderlas no es necesario en efecto modificar en absoluto la segura visión sostenida por Lenin en las largas etapas que otras veces hemos descrito. Aquella estaba a caballo sobre dos fuerzas en las que una, la proletaria, estaba todavía minorada cuantitativamente por la descomposición de la industria después de la guerra nacional y civil, la otra, enorme cuantitativamente, la campesina, se sabía que cualitativamente tenía eficiencia revolucionaria sólo en una fase pasajera, mientras tuviesen que desarrollar postulados no socialistas, sino postulados propios de una revolución burguesa extrema: revolución sí, pero burguesa. Siempre se había dicho (y hemos probado cuándo y cómo) que, en la fase ulterior, el aliado se habría transformado necesariamente en enemigo. El campesinado interno como aliado no podía sustituir al aliado natural de la revolución bolchevique, o sea, a la clase obrera del exterior: era un sustituto inferior, y eficiente sólo en el plazo que permitiese recobrar un respiro, para devolver la preponderancia de masa a los proletarios

    El gran choque de 1926

    Estaba claro que, para sostener la energía proletaria en las ciudades, hacía falta reconstruir la industria y aumentarla: esto estaba claro desde antes de la muerte de Lenin, que nosotros no alineamos de ningún modo entre las «causas» de lo que sobrevino. En esto todos estaban de acuerdo. Pero en el campo se estaba obligado, en substancia, si se quería tener la ayuda de los campesinos en la guerra civil y en la economía general, a no proceder en la dirección de una proletarización rural. Lenin había admitido duramente haber tenido que apoyarse en el programa de los socialistas revolucionarios, batidos por el bolchevismo en doctrina y en los campos de batalla social. En efecto se debió actuar de modo que aumentó el número de los trabajadores agrícolas que tenían a disposición personal y familiar tierra cultivada disponiendo del producto. De esto brotó el enorme poder revolucionario de la quebrada disposición del producto por parte de los señores terratenientes, semifeudales y semiburgueses, y sin esta separación de fuerzas no se habría vencido en la guerra civil: no hay lugar para arrepentimientos. Como hemos demostrado y vamos demostrando, escaso remedio es la teórica declaración de que la tierra fue nacionalizada, propiedad del Estado obrero, porque no es la propiedad jurídica sino la gestión económica la que con sus constantes relaciones provoca los reflejos sociales de la actividad política y combativa.

    Ni Lenin había callado nunca que, una vez batidas las incursiones capitalistas con las armas en la mano, para acelerar la reconstrucción industrial, oxígeno de vida revolucionaria, era necesario obtener de la industria extranjera, maquinaria, expertos técnicos, y finalmente capitales en varias formas, que no se podían obtener sin la oferta de contrapartidas (concesiones), que no podía consistir en otra cosa más que en fuerza de trabajo interna, y materias primas internas.

    La parte sana y proletaria, la izquierda (para expresarnos con brevedad), la izquierda del partido ruso fiel a las tradiciones de clase, planteó la cuestión en los discursos ya citados (y leídos en citas sugestivas en la reunión a la que nos hemos referido) de Zinóviev, Trotski, Kámenev (también éste particularmente decidido, explicito y valientísimo, contra los aullidos de rabia de la reunión), ante la sesión de diciembre de 1926 del Ejecutivo Ampliado de la Internacional Comunista, como ya sucedió en la XV Conferencia del partido ruso en noviembre.

    Con decisivas citas sobre el argumento de la revolución internacional (especialmente concluyentes en el discurso de Zinóviev), estos grandes compañeros nuestros probaron que, hasta la victoria de la dictadura obrera en al menos algunos de los países capitalistas desarrollados, la revolución rusa no podía más que permanecer, en un plazo más o menos largo, en la fase de tareas transitorias. Y esto no sólo en el sentido en que iba rechazada la fórmula de Stalin de «construcción del socialismo en un solo país», sino, y peor aún, en un país como Rusia. En efecto, con el retraso de la Europa proletaria no sólo no podía aparecer en Rusia una sociedad, una forma de producción socialista, sino que incluso las relaciones de clase no habrían podido ser las de una dictadura proletaria pura, o sea, dirigida contra toda clase superviviente, burguesa y semiburguesa. Tarea del Estado proletario y comunista habría sido la de edificar un capitalismo industrial de Estado, indispensable incluso para los fines de la defensa armada del territorio, y la de conducir en la agricultura una política social apta para asegurar a las ciudades los géneros de primera necesidad y para desarrollar, luchando contra el peligro de una acumulación capitalista rural, hacia una industria agraria de Estado, que estaba todavía en los primeros albores.

    En el «Diálogo con los muertos», el centro del debate esta asi resumido:
    «Particularmente vigorosa fue la contrademostración de Trotski, Zinóviev y Kámenev, que repetimos, es aún hoy, digna de un cuidadoso estudio. Ellos declaran de modo incontrovertible la doctrina de Marx y Lenin sobre aquellos puntos: aquí la recordamos sin más.»

    «1. El capitalismo aparece y se desarrolla en el mundo con tiempos y ritmos desiguales. 2. Sucede otro tanto para la formación de la clase proletaria y su fuerza política y revolucionaria. 3. La conquista del poder político por parte del proletariado no solamente puede llegar en un sólo país, sino también en uno menos desarrollado que otro, en los que se mantenga el poder capitalista. 4. La presencia política proletaria ya llegó, acelera al máximo la lucha revolucionaria en todos los otros. 5. En la fase ascendente de esta lucha revolucionaria es posible que intervengan en la defensa y en la ofensiva de las fuerzas armadas de los Estados proletarios. 6. Cuando las guerras civiles y estatales proletarias sestean, un sólo país puede completar solo los pasos permitidos por el desarrollo económico que en él se haya alcanzado «en la dirección» del socialismo. 7. Si se tratase de uno de los grandes países más avanzados, antes de su plena transformación económica socialista, en doctrina no imposible, tendría lugar la guerra civil y estatal general. 8. Si se trata, como para Rusia, de un país recién salido del feudalismo, este país con la victoria política proletaria no podrá dar otros pasos más que poner las «bases» del socialismo, lo que quiere decir una progresiva y fuerte industrialización; definiendo su programa como una espera trabajando por la revolución política exterior y como una construcción económica de capitalismo de estado con base material».

    «Sin la revolución mundial, el socialismo en Rusia era entonces como hoy imposible».

    Los «cincuenta años» de Trotski


    No sólo insistimos ahora sobre la alta misión revolucionaria del truncado discurso de Trotski, el cual mostró con magnífica claridad como el desarrollarse de la primordial economía rusa hacia formas más modernas habría hecho cada vez más tremendas las influencias económicas y políticas del capitalismo mundial, y esto habría constituido una amenaza siempre capaz de atentar contra la vida misma de la Rusia roja, hasta que su proletariado no le hubiese batido en algunos frentes.

    Insistimos aquí una vez más sobre el hecho ya consolidado de que en los discursos de Bujarin y de Stalin (fuera de las protestas de los diversos chapuceros centristas), ensalzando como posible el advenimiento del socialismo integral en una Rusia cercada por el mundo burgués, no se excluyó en absoluto, sino por el contrario se consideró segura en la previsión de la doctrina de Lenin, una guerra mortífera entre la Rusia socialista y el occidente burgués, y se estableció la línea a seguir en tal guerra, apuntando hacia la revolución mundial: guerra de clases y de Estados, a la que Stalin ha hecho referencia después, tanto en el umbral de la II guerra imperialista de 1939, como en su «testamento» de 1953, que el XX Congreso ha arrojado con todo lo demás al basurero.

    Trotski y los otros mostraron sin dudar (ver en particular a Kámenev) que la jactancia de construir socialismo no era más que el retorno al peor oportunismo, y que quien hubiese levantado tal bandera (Stalin y anti-estalinistas de hoy) habría acabado de hecho en los brazos del capitalismo imperialista, como sucedió. Puestos ante la pregunta insidiosa de que «habría hecho» en el caso de una larga estabilización del capitalismo, respondieron que en aquella viril y no hipócrita posición podía el partido, aún admitiendo dirigir, con el propio Estado político, una economía todavía capitalista y mercantil, resistir sobre la trinchera de la revolución comunista incluso decenios y decenios.

    A algún compañero le había parecido que un término similar hubiese sido formulado por Lenin en sólo veinte años, y esto a propósito de nuestra aceptación de los cincuenta años de Trotski que conducen a 1976, fecha aproximada a la que nosotros atribuimos el posible ádvenimiento de la próxima gran crisis general del sistema capitalista en el mundo, o bien la III horrenda guerra imperialista. Por tanto fue necesario aportar las citas relativas a dicha cuestión. No es grave que el revolucionario vea la revolución más próxima de lo que está: nuestra escuela la ha esperado ya tantas veces, 1848, 1870 y 1919. Visiones deformadas la han esperado en 1945. Es grave cuando el revolucionario pone un término para obtener la prueba histórica: jamás el oportunismo ha tenido otro origen, jamás ha conducido de otro modo sus campañas de sofistificación, de las que la del socialismo en Rusia es la más venenosa.

    Trotski había hablado en la XV Conferencia del Partido Comunista Bolchevique, defendiendo las tesis de la oposición. En la sesión del Ejecutivo Ampliado, Stalin respondió a su discurso de entonces. Trotski había llegado en su réplica a este punto - observando que, si alguna vez hubiese sido verdadera la alternativa planteada por Stalin en su discurso contra la oposición
    («o nosotros podemos construir el socialismo llevándolo hasta el final, en definitiva, la construcción venciendo a nuestra burguesía nacional - y entonces el partido tiene la obligación de mantenerse en el poder y dirigir la construcción socialista del país en nombre de la victoria del socialismo en el mundo entero; o bien, nosotros no estamos en condiciones de vencer a nuestra burguesía con nuestras fuerzas - y entonces, teniendo en cuenta que nos falta el apoyo inmediato del exterior, el apoyo de la revolución victoriosa en los otros países, debemos honesta y abiertamente abandonar el poder, apuntando hacia la organización de una nueva y futura revolución en la URSS»),
    tal conclusión derrotista se le habría debido imputar a todo el partido (comprendido Stalin hasta 1924), a toda la Internacional y en particular a Lenin, habiendo sido siempre «verdad elemental» para todos el lazo indisoluble entre «pasaje de Rusia al socialismo» y revolución mundial - cuando le fue retirada despiadadamente la palabra. Estamos obligados a volver a encontrar la tesis de Trotski en las palabras de su adversario.

    La posición de Stalin


    Stalin, en aquella ocasión, como sabemos, atenuó la tesis económica (prueba de qué ésta ha sido desde el inicio un postizo demagógico) diciendo - aún desmintiéndose repetidamente - que su fórmula de construcción del socialismo significaba la victoria sobre la burguesía y la sucesiva edificación de las bases económicas del socialismo. Los adversarios probaron con exceso cuán obligado estaba él, por la prueba aplastante de que su fórmula no está en Lenin y ni siquiera en el mismo Stalin u otros antes de 1924, hipócrita y disfrazado (hoy podemos decir) de molotovismo.

    Stalin prefirió entonces, como era su costumbre, ponerse a difamar al contradictor con argumentos tan banales cuanto de fácil efecto sobre el público: los opositores no sólo no creían en el socialismo en Rusia, sino ni siquiera en la revolución no lejana en los países capitalistas, por lo tanto eran pesimistas y liquidadores; estos querían admitir un desarrollo capitalista en Rusia, y por lo tanto simpatizaban con el capitalismo extranjero.

    Un Trotski no podía responderlo como un bufón. Como gran dialéctico dijo que habría creído y luchado por la revolución europea incluso en un futuro cercano; pero que si esta no hubiese estallado o no hubiese prevalecido, la Rusia bolchevique podía resistir sin falsificar tradiciones, doctrina y programa revolucionario, incluso cincuenta años.

    Desde la reunión de Génova nosotros pusimos de relieve, entre las risotadas del auditorio, que entre los fieros estigmatizadores del «pesimismo» de Trotski hacia la revolución estuvo entonces, entre otros fariseos, Ercoli, que garantizó una revolución cercanísima; allí donde Ercoli no es más que Togliatti y allí donde ya el año pasado, pero con un aplatanamiento más charro que hoy, después de haber escupido incluso sobre Stalin, hizo y hace planes históricos constitucionales y legalitarios en el seno de la república italiana actual y en colaboración con la democracia negra con plazos ultracincuentenales a partir de hoy, ¿qué podemos decir? ¡asegura al unísono con la banda de Moscú, al mundo burgués, una ilimitada existencia, en la pacífica y emulativa coexistencia!

    Así que citemos a Trotski, por boca de Stalin:
    «La sexta cuestión concierne al problema de las perspectivas de la revolución proletaria. El compañero Trotski ha dicho en su discurso a la XV Conferencia del partido: «Lenin consideraba que en veinte años no habríamos podido construir el socialismo de ningún modo; dado el atraso de nuestro país, no lo construiremos ni siquiera en treinta años. Pongamos 30-50 años como máximo». Debo decir, compañeros, que esta perspectiva imaginada por Trotski no tiene nada en común con la perspectiva del compañero Lenin sobre la revolución en la URSS. Y un poco más adelante él mismo comienza a polemizar con esta perspectiva. Es su problema» (Stalin, Opere Complete, vol. IX p. 53-54, la cita anterior p. 34-36).

    Es evidente que Trotski no se había contradicho, sino que había auspiciado ante todo una rápida revolución exterior. Había añadido después que el retraso de ésta no prohibía al Partido tener su posición integral, sin la tonta alternativa de Stalin: pongamos en práctica enseguida el programa máximo socialista, o dejamos el poder, volviendo a la oposición, persiguiendo una nueva revolución.

    Trotski había destruido la insidiosa alternativa con la autoridad de Lenin que, aún habiendo siempre y a cada instante declarado que la transformación social rusa habría podido proceder rápidamente después de la revolución obrera europea, e incluso sólo alemana, había formulado la clara eventualidad de la sola Rusia, y previsto el tiempo que necesitaría en decenios y decenios, ¡no para construir el socialismo, sino para cosas todavía mucho menores y preliminares!
    [«Lenin habla de 10-20 años de buenas relaciones entre proletariado y campesinos. Esto significa que, según Lenin, de aquí a veinte años nosotros no habremos edificado el socialismo. ¿Por qué? Porque por socialismo se debe entender un régimen en el que no existe ni proletariado ni campesinado, en el que no existen clases. El socialismo hace desaparecer el antagonismo entre campo y ciudad (...) y de esta meta, nosotros estamos aún muy alejados. Podemos estar orgullosos con los resultados obtenidos, pero no tenemos derecho a falsificar la perspectiva histórica. El nuestro no es un verdadero y propio desarrollo de la sociedad socialista: no son más que los primeros pasos serios sobre el inmenso puente que une el capitalismo al socialismo» (Trotski, discurso a la XV Conferencia, n° especial de los «Cahiers du Bolchévisme», 20 de diciembre de 1926, p. 2.258, 2.262),
    puente que el proletariado ruso habría podido recorrer enteramente solo «cogido de la mano» con sus hermanos de más allá de las fronteras].

    No pudimos leer en la reunión todo el discurso expuesto en la XV Conferencia, limitándonos a ofrecer como prueba el pasaje de Lenin, en cuanto que es el mismo Stalin quien lo cita un poco después.

    Los «veinte años» de Lenin


    He aquí las palabras de Lenin, como están taquigrafiadas en el discurso de Stalin del 2 de diciembre de 1926, que no es necesario ir a buscarlas en el texto de origen, por lo elocuentes que son, y de importancia colosal para disipar dudas a cualquiera. Corresponde al volumen IV p. 374 de las Obras Completas en ruso de Stalin:
    «Diez, veinte años de buenas relaciones con los campesinos y la victoria está asegurada a escala mundial (incluso con un retraso de las revoluciones proletarias que maduran); de otro modo, veinte o cuarenta años de sufrimiento bajo el terror de los guardias blancos».

    Aquí le rogamos a Stalin que se retire a un lado con la risible glosa que pone a continuación, aún no queriendo ni por ensueño ser tan villanos como los del XX Congreso, como prueba el hecho de que no hayamos retirado sus textos fuera del archivo. En efecto, Stalin deduce que los veinte años son un lapso de tiempo para hacer todo el socialismo. ¡Oh, qué Nenni!

    Lenin dice esto. Son necesarias buenas relaciones con los campesinos y muy a largo plazo. No obsta a esto el hecho manifiesto de que cuando hay campesinos, relaciones con los campesinos, y peor aún relaciones buenas, no existe ni el socialismo ni su base completa. Pero mientras tanto, es la única vía para resistir, con el apoyo armado de los campesinos, respetados en sus intereses burgueses, a los conatos del mundo capitalista cercadores y agresores, no derrotados todavía por la revolución occidental.

    No se puede hacer otra cosa, y si se tuviese escrúpulos doctrinales o sentimentales de abrazos con el campesinado, destinado (citamos cien pasajes de Lenin a propósito) a futura tarea contrarrevolucionaria, nuestras fuerzas armadas serían abatidas por la reacción burguesa y zarista y nos tragaríamos los 40 años de terror blanco.

    Pasados veinte años, Lenin admite que entonces el enemigo armado externo e interno ya no será el peligro número uno. Entonces, dice Stalin¡He aquí el socialismo hecho! Pero no, desgraciado ídolo hoy quebrado: entonces se pasa a otra fase que ni siquiera - siempre en la hipótesis del retraso revolucionario occidental - puede llamarse socialismo. Se denuncia toda buena relación con los campesinos, se ponen, como compañeros de la dictadura, bajo la dictadura, y sobre la base de la potente industria urbana de Estado, se inicia una nueva fase de capitalismo de Estado total, también en la agricultura. En otras palabras, también los campesinos empresarios son expropiados y convertidos en auténticos proletarios. Lo que las noticias de la «Associated Press» atribuían a propósitos actuales del régimen soviético: en teoría es justo, porque los cuarenta años han pasado: ¡pero aquel poder ya está desclasado y es burgués, y tampoco la estatización burguesa de la agricultura ya es facultad suya!

    La perspectiva de Lenin es, como siempre, imponente de fuerza y de coraje. Se liga a la antigua previsión: dictadura democrática del proletariado y de los campesinos. O sea, declara: si no viene la revolución de Europa, nosotros no veremos en Rusia el socialismo. No por esto abandonaremos el poder, no por esto diremos, con una fórmula tan descaradamente menchevique de 1903 cuanto estalinista de 1926 (¡puramente polémica!):
    «burguesía, gobierna pues, y nosotros como buenos chicos pasamos a la oposición»;
    pero seguiremos nuestra luminosa vía: algunos decenios aliados con los campesinos (que, si se subleva antes el aliado obrero exterior los arrojaremos al río en cuarta velocidad) y lucha dirigida por el proletariado contra las revueltas en el nuevo Estado, contra los ataques del exterior, y para echar las bases industriales del futuro socialismo. Luego, después de esta primera fase transitoria pero sin otras revoluciones políticas, fase del capitalismo de Estado total, urbano y rural. De este clásico y último peldaño de Lenin al socialismo (no mercantil, más allá del enigma del «intercambio» entre industria y agricultura, reducido a la obvia colaboración de dos ramas industriales, en el plano general y social) se ascenderá un día al lado de los trabajadores victoriosos de toda Europa.

    Y de aquí el centelleante corolario de León Trotski: ¡aún después de 50 años, si hace falta, porque ni siquiera la mitad de un siglo nos verá jamás, si no es derrotado con las armas en la mano, abdicar el poder conquistado por una generación de mártires proletarios - y campesinos -, o dar el paso todavía más vil de arriar la bandera de la dictadura y del comunismo!

    Como sucede hoy, clavado en la vergüenza el mismo Stalin con la deshonrada oferta de paz al capitalismo universal.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Erazmo el Sáb Abr 09, 2011 4:38 pm

    AsturcOn, vuestras preguntas están respondidas ahora sí no las quereís leer con entendimiento eso no es culpa de Erazmo.

    Y como el caballero que se debe ser, contestaré otro interrogante que dejasteís, "¿Que razones tienes para pensar que el trotskismo no ha interesado a ningun lider marxista-leninista?", vos lo escribís ¿un líder marxista-leninista? eso se traduce en el mundo real como líder stalinista y es obvio que siempre refractarios al trotskismo serán, sin embargo es lógico que no sean trotskistas ¿el trotskismo no existe como orgánica real?, en europa las organizaciones trotskistas eran fachada o manipuladas por la cia; en el resto del planeta son una minoría ínfima o inexistente en la realidad. En AL solo en argentina han sido orgánica de base y con líderes honestos y mártires como lo fueron santucho y gorriaran merlo.

    En chile en tiempos de la UP estuvieron a punto de crecer, ya que la dirigencia "ultrista" del PS lo era y el MIR marchaba en esa dirección pero la debacle del 11-9-1973 abrogó todo.

    Pero eso es parte del pasado, y esas pelaes tontas en parte provocaron el desastre, hoy no interesan a casi nadie. De hecho la misma expresión ML no se usa la expresión correcta es "socialismo científico" ese es el futuro, aún cuando enojeís y desespereís.


    Para JMenéndez, que es esta mendacidad "la falsa democracia burguesa es su punto de referencia "revolucionario"", Erazmo no ha escrito eso lo que revela que el manipulador.... Ahora obviando el despecho señalemos que, Celia Hart del PCC se fue sola ya que por sus postulados esa orgánica le era extraña, y siguió publicando y haciendo talleres en Cuba nunca nadie la molestó y llevó a Cuba a disertar a Alan Woods, no pudo organizar nada porque sus propuestas bien intencionadas pero enrevesadas no las entendía nadie, ni ella misma creo.

    Por la meretriz yoani, ahí está porque sus supinas estupideces que ni ella es capaz de escribir son un insulto a la inteligencia, esa homúncula o las meretrices de blanco se matan solas, se autodesprestigian (saliendo con regalos y paquetes de la sección yanqui), el gobierno de cuba detectó eso y aplicó ¡aplomo! y paciencia, eso que no existió bajo el gobierno de stalin, y el aplomo es muy saludable.

    Campitos es un panegírico a la tontera, a tal punto que sus pocos adeptos se burlan de el, el 2010 disertó en un taller en santa clara y en medio de la disertación y por beber demasiada agua tuvo que salir corriendo al baño, en medio de las burlas de sus propios adherentes ¡esos son los enemigos de la revolución! leed JMenéndez aplomo es la solución.

    Por trotsky y su expulsión del PCUS en 1927, no he mencionado ese tema; señale que Lenin auspició el ingreso de trotsky y sus adherentes al partido bolchevique, y con Lenin pudiendo haber vivido más el mundo hoy mismo sería muy diferente ¿o vos lo dudaís JMenéndez?



    Saludos Revolucionarios

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por NSV Liit el Sáb Abr 09, 2011 5:06 pm

    JMenéndez escribió: yo estoy involucrado directamente en la situación por haber sido el usuario en rebeldemule con el nombre de rubiera.

    Hombre, pues encantado de que tenerte por aquí, camarada JMenéndez-Rubiera. El caso es que leyéndote a tí en Rebelde Mule fue cuando empecé a darme cuenta del nivel de manipulación que existe sobre la historia de la URSS en Occidente (sabía que existía manipulación pero no que llegara al grado al que llega). De hecho gracias a tí empecé a replantearme todo lo que pensaba sobre Stalin o la URSS de los años 30 (por ejemplo), y fue entonces cuando empecé a investigar por mi cuenta sobre la época libre de los prejuicios que nos ha inculcado (al menos a muchos) el anticomunismo.

    Así que solo puedo darte las gracias por haberme abierto los ojos en esa época (hace ya unos cuantos años) - yo no participaba en Rebelde Mule, pero sí leía el foro con asiduidad.

    Perdón por el Offtopic, pero esto tenía que decirlo.

    Salud


    Contenido patrocinado

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:19 pm


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 8:19 pm