Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Comparte

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Dom Abr 03, 2011 1:50 am

    La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo


    La desaparición de la Unión Soviética fue durante largos años objeto de un encendido debate, como no podía ser de otra forma. La izquierda revolucionaria precisaba una urgente recolocación ideológica y algo se iba consiguiendo. Mas el camino que se había escogido era un tanto peligroso para la apología capitalista. Poco a poco, las causas que motivaron el desplome soviético exigían esfuerzos de temple y de comprensión, a la vez que imponía un talante innovador y vivificante. El comunismo internacional se escindió en principio, en virtud de la explicación que hallaba a acontecimiento tan extraordinario, entre los que afirmaban que la URSS pereció por sus propios defectos (autodestrucción del socialismo) y entre los que encontraban apoyo para sus tesis de la destrucción del socialismo en la intervención foránea, como elemento primordial y determinante. Posteriormente, la estricta observancia de la dialéctica obligó al empleo de ambos supuestos en sus justos términos, algo que ha costado lo suyo, en tiempo y en polémica, pero que al final ha arbitrado el raciocinio preciso. En la desaparición de la Unión Soviética han intervenido factores internos y externos. Llegar a tal resolución fue un paso decisivo y extraordinario, para extraer conclusiones realmente beneficiosas que puedan ser manejadas en la tarea de desbrozar el camino que nos ha de conducir al anhelado futuro. Y se llegó a convenir por una inmensa mayoría de comunistas, que el momento clave lo marca el XX Congreso del PCUS, sin duda el colofón de las luchas intestinas que se libraron en la sociedad soviética hasta entonces. La correlación de fuerzas se había deslizado hacia el lado de los reformistas. Y estas circunstancias evidenciaban que Stalin, sin olvidar sus defectos y sin desdeñar sus virtudes, se encontraba en la orilla opuesta, de otra forma es impensable hallar la razón lógica de una crítica tan desaforada por el oportunismo y simultáneamente, tan celebrada por la propaganda burguesa, a la que se le abrió las puertas de la calumnia y de la exageración. Por fin, en el Movimiento Comunista Internacional, y como reflejo del mismo en el comunismo doméstico (en este caso el español) se acercaban las posturas mas dispares, alimentando sólidas esperanzas de una unificación superadora de inveterados desencuentros. Una consecuencia extraordinaria de las discusiones clarificadoras nos la muestra el reconocimiento universal a Cuba de los partidos comunistas, que se erige también, en elemento dinamizador y aglutinante del Movimiento Comunista Internacional.

    En la actualidad son pocos los partidos (revolucionarios) que la cuestiona (salvo partidos trotskistas) Ambos razonamientos, es decir, el conocimiento de las causas que indujeron a la desaparición de la Unión Soviética y el reconocimiento a Cuba, se convierte en un esplendido acicate para sanear el malherido Movimiento Comunista. Pero, lo que es bueno para el comunista no puede serlo para el burgués. Por pura deducción, la vuelta atrás en las discusiones, incidir en las viejas heridas, desviar la atención de las fuerzas revolucionarias, equivale a fortalecer las posiciones imperialistas y a mantener incólume el actual estado de cosas. En definitiva, solo beneficia al imperialismo en momentos de crisis como el presente. Y he aquí, que Trotski, delegando en sus acólitos modernos, fieles a su patrón ideológico, después de muerto, vuelve a actuar como quintacolumnista dentro del comunismo internacional, sacando del apuro a la ideología burguesa, que pese a sus inusitados esfuerzos, veía como de nuevo sus enemigos de clase encontraban puntos de reencuentro. De nuevo, el antiguo empeño de la apología burguesa de querer enterrar el leninismo, centro vital sobre el que continua gravitando el comunismo de nuestros días, encuentra asiento en el trotskismo contemporáneo, estableciendo al unísono una polémica tan falsa como desviadora: Trotsky o Stalin, se nos quiere imponer a los partidos comunistas, cuando el planteamiento correcto es: oportunismo o leninismo. Hoy arrecian artículos, informes, simposios, seminarios que versan sobre los horrendos crímenes de Stalin y sobre las excelencias de Trotski al que consideran hermano gemelo de Lenin. Se nos presenta a Trotski como el mejor continuador de las ideas de Lenin, con quien lo compartió todo y por supuesto, se evoca a un Stalin antileninista y antisoviético. Ante tal disyuntiva el comunista poco avezado, puede, al menos, caer en la tentación de fomentar las discusiones, que a la postre tienen por objetivo evitar que los partidos consoliden su identidad ideológica y que además se entreguen a la tarea de penetrar en el movimiento obrero y popular. El triunfo del trotkismo sobre el “stalinismo”, sería, como veremos, la derrota del leninismo. Celia Hart, Ted Grant y Alan Woods, entre otros, se envalentonan tras las muchas posibilidades que ofrece la burguesía, que siempre ha ofrecido, para difundir a través de sus medios los postulados oportunistas. Unas cuantas preguntas bastarían para delatar las múltiples formas que adopta el trotkismo para arremeter contra Lenin. La fundamental, es atribuir a Stalin los tres principios que desenmascaran al trotskismo como comunismo ultrarrevolucionario y pequeñoburgués, que fueron defendidos, primero por Lenin:

    -La construcción del socialismo en un solo país

    -La refutación de la revolución permanente

    -La Paz de Brest-Litovsk

    La identidad Lenin-Trotskismo es una táctica oportunista moderna, que aún muchos grupos trostkistas no acaban de digerir, pues siguen odiando a Lenin y atacando a Cuba (véase España), y fotografía fielmente al trotskismo de todas las épocas “Trotski jamás ha tenido una opinión firme en un solo problema serio del marxismo, siempre “se ha metido por la rendija” de tales o cuales divergencias, pasándose de un bando a otro. En estos momentos se halla en la compañía de bundistas y liquidadores. Y estos señores no tienen muchos miramientos con el partido. “El derecho de las naciones a la autodeterminación.- Lenin”. El trotskista moderno carece de escrúpulos a la hora de tergiversar los acontecimientos históricos, con tal de demostrar la homogeneidad ideológica de Lenin y Trotski. Refiriéndose a los sucesos de Hungría del 1956, Ted Grant (Rusia de la Revolución a la contrarrevolución Pag. 259) dice: “Inmediatamente después de la denuncia de Stalin por Kruschev, estalló la Revolución Húngara de Octubre de 1.956. Los trabajadores organizaron comités revolucionarios, a los que no llamaron soviets porque el dominio estalinista había hecho que la palabra apestara. Sin embargo, de manera instintiva trataron de volver a las ideas de Lenin y Trotsky” Pero lo que el trotskismo defiende como revolución obrera, no es mas que el intento de restauración del capitalismo por parte de la burguesía: La victoria relativamente pacífica de la revolución socialista dio a la burguesía húngara la siguiente ventaja: aunque fue liquidada su base económica, su poder, como resultado de la expropiación, conservó no obstante, en un amplio sentido, sus cuadros y un papel político activo. A ello contribuyó el hecho de que, dado el carácter específico de nuestro desarrollo, no destruimos inmediatamente después de 1945 el aparato estatal burgués, salvo la policía y el ejército, sino que lo fuimos transformando. De este modo, durante un período relativamente largo y en forma considerable, la burguesía pudo conservar incluso su influencia en la administración estatal y en las decisiones de problemas económicos y culturales. He ahí por qué, después del 23 de Octubre de 1956, la burguesía supo, en unos cuantos días y de forma suficientemente eficaz, organizar de nuevo sus filas y actuar como una fuerza política activa (Janon Kadar –Artículos y discursos escogidos, 1957-1960) El mimetismo trotskista llega a extremos insospechados, tal es la conducta inescrupulosa de Celia Hart cuando enarbola el simbolismo popular de los cubanos para rodear de argumentos creíbles a su increíble defensa de Trostky. Vivir en Cuba y citar a José Martí es un argumento demasiado magro para atraer la atención de los comunistas, pero ni por esa. Porque la revolución cubana, niega la idea de la “revolución permanente”. Pero, tanto empeño en reivindicar a Lenin, por quienes lo han considerado en otras épocas enemigo mortal, nos suscita una pregunta cardinal. ¿Por qué no se llaman marxistas-leninistas, en vez de trotskistas? Porque en el fondo no es a Stalin, sino a Lenin a quien se quiere refutar, a quien se quiere relegar a su mínima expresión: a simple instigador de la revolución. Para el trotskismo actual, Lenin nace y muere en el 1.917, pues si no hubiese existido, Trotski, su alma gemela le hubiese sustituido sin advertir su ausencia. Otros compañeros y autores han expuesto ya con total claridad, cual fue el comportamiento de Trotski en relación con el partido bolchevique, los sindicatos, etc. y cual era el concepto que Lenin tenía de él. Eh aquí, algunas frases de Lenin, solo con ánimo recordatorio:

    “Por eso creemos que ha de aumentar inevitablemente el número de marxistas polacos que se reirán de la inexistente contradicción que ahora exacerban Semkovski y Trotski” “Trotski era partidario del boicot ¡Bravo, camarada Trotski! “Y cuanto mas frecuentes sean en Rusia los intentos liberales y liquidadores incluido, claro está, Trotski) de trasladar a nuestro país esta excelente cualidad, mas resuelta debe ser nuestra réplica) “Cuantos se interesan por el movimiento obrero y el marxismo en Rusia saben que en Agosto de 1912 se formó un bloque integrado por los liquidadores, Trotski, los letones, los bundistas y los caucasianos” Basta recordar estos hechos notorios para ver la escandalosa patraña que Trotski difunde”

    Los veteranos del movimiento marxista en Rusia conocen bien la figura de Trotski y para ellos no vale la pena describirla. Pero la joven generación obrera no la conoce y es preciso hablar, porque es una figura típica para los cinco grupitos del extranjero que, de hecho, vacilan también entre los liquidadores y el partido”….. etc. etc. Es evidente, que Lenin es la antítesis de Trotski, ahí están sus libros. Toda presunción de asimilarlos es un vano intento de disipar el leninismo, para condenar sus principios en la persona de Stalin. Esto es inapelable. Si Trotski y Lenin es una misma persona ¿por qué razón los trotskistas emplean tácticas reaccionarias y no leninistas? Su inclusión en los partidos socialdemócratas es una de las muchas muestras claras de que cuanto dicen y predican, son frases para la confusión. Mi intención no es defender a Stalin, frente al trotskismo, otros lo han hecho con gran tino imposible de superar, lo que me propongo es que los leninistas, dirijamos la discusión hacia los verdaderos planteamientos: Oportunismo (Trotski) o Leninismo ( Lenin). Una última cuestión, si se lee a Stalin, se puede comprender el leninismo sin haberlo leído. Si se lee a Trotski sin conocer a Lenin se puede llegar, mejor dicho se llega a odiar el leninismo.

    Partido Comunista Obrero Español

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por gazte el Dom Abr 03, 2011 12:33 pm

    deja de colgar textos de mierda, en que momento lenin "refuto la revolucion permanente"? a ver, acusaciones concretas y menos gilipolleces, texto concreto y aqui pegado lo quiero.

    y sobre la paz de brest litvosk tienes un puto hilo entero, donde se analiza el contexto social sovietico:

    aqui un discurso de lenin sobre la paz ante los soviets en las gloriosas jornadas de octubre: http://www.forocomunista.com/t9327-programa-para-la-paz-del-p-bolchevique-1917

    y aqui el hilo sobre brest:
    http://www.forocomunista.com/t7746-brest-litvosk

    todos estos textos son iguales, otra vez nada explicado, todo sentencias absolutas y esta vez de la mano de la enesima autentica vanguardia marxista leninista del proletariado, que lucha contra viento y marea por la ortodoxia y contra la conjura trotskysta-zinovievista-fascista-radekista-bujarinista-nazi-capitalista-kruschevista-yeltsinista y un largo etc


    tartesico
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 443
    Reputación : 887
    Fecha de inscripción : 26/03/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por tartesico el Dom Abr 03, 2011 2:08 pm

    para el señor gazte, si son textos contrarios al canalla criminal Trosky, entonces son "textos de mierda". Solo si van contra su lider maximo (ironicamente estos que luego critican el "culto a la personalidad")

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Dom Abr 03, 2011 2:12 pm

    Sabia que no resistirias la tentacion de entrar al trapo en este tema y encima has sido el primero.

    Bueno, de momento ponte comodo y respira hondo Gazte, pues te veo tan lanzado como perdido. Podriamos empezar por hacer un resumen al repaso de la historia del trotskismo y necesitariamos muchos tomos para resumirlo todo, porque tanto de Trotsky como de su escuela hay cientos de capitulos llenos de oscuras tramas. Señorito Gazte, son tantas tramas y conspiraciones a las que tendriamos que aludir que te invito a que te pases por los hilos que hay en este foro, el cual esta lleno de los mejores ejemplos reaccionarios de la historia del trotskismo que demuestran la verdadera cara de su maestro. Asi nos dariamos cuenta rapidamente de que en ninguna de las revoluciones como la sovietica, la cubana, la china, la norcoreana y muchas otras han seguido precisamente los pasos indicados por la teoria de la revolucion permanente y despreciando a Trotsky y al trotskismo, todos los lideres comunistas con el apoyo de sus pueblos, se han situado en la linea teorica marxista-leninista, rechazando como nefasto para los intereses de todas estas revoluciones, cualquier parentesco con la linea reaccionaria del trotskismo.

    Aunque supongo que como no eres comunista te importara poco o nada lo que digan o hayan dicho Lenin, Stalin, Castro, Mao y el tio Ho Chi Minh sobre Trotsky y el trotskismo. Pero aqui lo dejo para que no le falte a nadie estas opiniones que yo creo son importantisimas, pues todos coinciden en calificar de traidor y reaccionario este pensamiento degenerado del marxismo y ven a Trotsky como algo ajeno y contrario al marxismo-leninismo. Lo ven todos los comunistas menos Gazte y cuatro pelagatos como el.

    Te sorprendera saber lo que ya pensaba Ho Chi Minh en 1939 sobre Trotsky el trotskismo.

    El Tio Ho nos habla sobre el trotskismo y los trotskistas.


    Kwelin, 10 de mayo de 1939

    Queridos camaradas:En el pasado, según mi opinión y la de un buen número de camaradas, el trotskismo nos ha parecido una cuestión de lucha entre las tendencias en el seno del Partido Comunista chino. Por eso casi no le prestábamos atención. Pero, poco antes del estallido de la guerra, más exactamente desde finales del año 1936, y sobre todo durante la guerra, la propaganda criminal de los trotskistas nos ha abierto los ojos. Después, nos pusimos a estudiar el problema. Y nuestro estudio nos ha llevado a las siguientes conclusiones:

    1 - El problema del trotskismo no es una lucha entre las tendencias en el seno del Partido Comunista chino. Porque entre comunistas y trotskistas no hay ningún lazo, absolutamente ningún lazo. Se trata de un tema que concierne al pueblo entero: la lucha contra la patria.

    2 - Los fascistas japoneses y extranjeros lo saben. Por eso buscan crear desacuerdos para engañar a la opinión y perjudicar el renombre de los comunistas, haciendo creer a la gente que comunistas y trotskistas son del mismo campo.

    3 - Los trotskistas chinos (como los trotskistas de otros países) no representan un grupo, mucho menos a un partido político. No son más que una banda de malhechores, de perros de caza del fascismo japonés (y del fascismo internacional).

    4 - En todos los países, los trotskistas se dieron buenos apelativos para enmascarar su sucia tarea de bandidos. Por ejemplo, en España, se llaman Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM). ¿Sabían ustedes que son ellos los que constituyen los nidos de espías en Madrid, en Barcelona y en otros lugares, al servicio de Franco? Son ellos los que organizan la célebre «quinta columna», organismo de espionaje del ejército de los fascistas italianos y alemanes. En Japón, se llaman Liga Marx-Engels-Lenin (MEL). Los trotskistas japoneses atraen a los jóvenes a su liga, luego los denuncian a la policía. Buscan penetrar en el Partido Comunista japonés con el objetivo de destruirlo desde adentro. Según mi opinión, los trotskistas franceses, actualmente organizados en torno al grupo Revolución Proletaria se fijaron como meta sabotear el Frente Popular. Sobre este tema, pienso que ustedes estarán mejor informados que yo. En nuestro país de China [se refiere a Indochina, N. del E.], los trotskistas se agrupan en formaciones tales como La Lutte, Guerra contra los japoneses, Cultura y Bandera roja.

    5 - Los trotskistas no son solamente enemigos del comunismo, sino también enemigos de la democracia y el progreso. Son los traidores y los espías más infames.Quizás han leído las actas de acusación de los procesos en la Unión Soviética contra los trotskistas. Si no las han leído, les aconsejo que lo hagan y que se las hagan leer a sus amigos. Es una lectura muy útil. Les ayudará a ver el verdadero rostro repugnante del trotskismo y de los trotskistas. Aquí, me permito extraerles algunos pasajes concernientes directamente a la China. El verdadero rostro repugnante del trotskismo.

    Frente al tribunal, el trotskista Rakovsky confesó que en 1934, cuando estaba en Tokio (como representante de la Cruz Roja soviética) un alto personaje del gobierno japonés le había dicho: «Tenemos el derecho de esperar de los trotskistas un cambio de estrategia. No quiero entrar en detalles. Solamente quisiera decirle que esperamos de parte de los trotskistas, acciones que favorezcan nuestra intervención en los asuntos de China».Respondiendo a este japonés, Rakovsky decía: «Le escribiré a Trotsky respecto a esto». En diciembre de 1935, Trotsky le envió a sus partidarios en China, instrucciones en las que destacaba varias veces esta frase: «No crear obstáculos a la invasión japonesa a China».Y ¿cómo han actuado los trotskistas de China? Están apurados por saberlo, ¿no es cierto?Pero, amados camaradas, no podré responderles más que en mi próxima carta. ¿Ustedes no me recomendaron escribir cartas cortas? Espero verlos pronto.


    1939: Acerca del trotskismo (Carta al Partido Comunista de Indochina)



    Tambien te dejo la Opinion de Fidel Castro sobre este tema para que veas que no hay un solo lider comunista que quiera asociarse lo mas minimo a Trotsky. Todo esto conincide plenamente con la opinion de muchos investigadores que han desenmascarado a la quinta columna trotskista en las conspiraciones contra todos los gobiernos comunistas del mundo.

    EL TROTSKISMO: INSTRUMENTO VULGAR DEL

    IMPERIALISMO Y LA REACCIÓN



    FIDEL CASTRO

    Extracto del discurso del Comandante en Jefe Fidel Castro en la clausura de la
    Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de áfrica, Asia y América:
    pronunciado el 15 de enero de 1966 en el teatro Chaplin.

    Los imperialistas yanquis contra nosotros no sólo han usado el bloqueo económico, no sólo han usado de las agresiones armadas, no sólo nos han amenazado mortalmente en determinadas circunstancias, no solo han perpetrado contra este país todo tipo de sabotajes, filtraciones de espías, ataques piratas, sino que el imperialismo yanqui ha acudido contra nuestro país a armas más sutiles, como son las armas de la propaganda y de la calumnia. Y no solo eso, sino que el imperialismo yanqui y sus agentes han tratado de destruir el prestigio de la Revolución Cubana al margen de las luchas revolucionarias de este continente, y han tratado-de las maneras más vil y más calumniosa- de desacreditar a la Revolución. Y se han valido de todo los medios, se han valido de todos los hechos, se han valido de todas las armas.

    Desde luego que a los imperialistas les interesaría una discusión en concreto de estos problemas. A un irresponsable cualquiera, a un charlatán cualquiera, a un fantoche cualquiera, no le importa afirmar cualquier irresponsabilidad, cualquier calumnia. Bien es sabido que solo al enemigo el interesaría de que forma se lleva a cabo en la practica esa palabra que se llama solidaridad, no solo con los pueblos revolucionarios de este continente, sino de todo el mundo.

    Pero ¿qué ha ocurrido? Hay un hecho que voy a tomar como ejemplo para demostrar como trabaja el imperialismo y sus agentes, y que es un hecho extraordinariamente interesante. Me refiero a la campaña realizada por el imperialismo yanqui y sus agentes en relación con la partida de nuestro compañero Ernesto Guevara.

    Creo que esto es un asunto que hay que “tomar por los cuernos” para esclarecer algunas cosas. El compañero Ernesto Guevara, unos cuantos revolucionarios de este país y unos cuantos revolucionarios fuera de este país saben cuando salió, que ha estado haciendo en este tiempo y, desde luego, los imperialistas estarían muy interesados en saber, con todos los detalles, donde esta, que ha hecho, como lo hace y, desde luego, al parecer no lo saben y si lo saben lo disimulan mucho.

    Pero desde luego, estas son cosas que el tiempo, cuando las circunstancias lo permitan, permitirá su esclarecimiento. Pero los revolucionario no necesitamos esos esclarecimientos; es el enemigo quien se vale de estas circunstancias para tratar de intriga y para tratar de confundir y para tratar de calumniar.

    El compañero Guevara se unió a nosotros cuando estábamos exiliados en México, y siempre, desde el primer día, tuvo la idea, claramente expresada, de que cuando la lucha terminara en Cuba, él tenia otros deberes que cumplir en otra parte, y nosotros siempre le dimos nuestra palabra de que ningún interés de Estado, ningún interés nacional, ninguna circunstancias, nos haría pedirle que se quedara en nuestro país, obstaculizar el cumplimiento de ese deseo o de esa vocación. Y nosotros cumplimos cabal y fielmente esa promesa que le hicimos al compañero Guevara.

    Naturalmente, que si el compañero Guevara iba a salir del país, era lógico que lo hiciera clandestinamente, era lógico que se moviera clandestinamente, es lógico que no haya estado llamando a periodistas, es lógico que no haya estado dando conferencias de prensa, es lógico que dadas las tareas que se propuso debiera hacerlo en la forma en que lo hizo. Y, sin embargo, ¡cuanto provecho han tratado de sacar los imperialistas de estas circunstancias y cómo lo que han hecho!.

    Es por eso que yo traje algunos papeles. No se vayan a asustar ustedes pensando que les voy a leer todos los papeles que aquí hay, solo lo que han escrito todos los periódicos imperialistas y burgueses con relación al caso del Comandante Guevara, lo que han escrito los periódicos de Estados Unidos, sus revistas, sus agencias cablegráficas, los periódicos burgueses de América Latina y de todo el mundo. Y vamos a ver quienes han sido precisamente los principales voceros de la campaña imperialista de intriga y de calumnia contra Cuba con relación al caso del compañero Guevara. En primer termino, ciertos elementos que han sido utilizados en las últimas décadas de manera constante contra el movimiento revolucionario. Y así ustedes me dan un poquito de tiempo, entre tantos datos voy a buscar uno muy interesante.

    ¡Ah! Lo encontré. Es un cable de la UPI, de diciembre 6 de 1965, que dice: “Ernesto Guevara fue asesinado por el Primer Ministro cubano Fidel Castro por orden de la URSS-declaro Felipe Albuaguante, jefe de los troskistas mexicanos en declaraciones a El Universal-. Agrega que el Che fue liquidado por insistir en poner a Cuba en la línea china”. Esto, naturalmente, venia a tono con una campaña que comenzaron a desatar los elementos troskistas en todas partes simultáneamente.

    Y así, con fecha octubre 22, en el semanario Marcha, se publica un articulo en que un conocido teórico del troskismo, Adolfo Guil, afirma que el Che salió de Cuba debido a discrepancias con Fidel por el conflicto chino-soviético y que el Che no pudo imponer su opinión en la dirección.
    Dice que el Che, en forma confusa, propugnaba la extensión de la revolución al resto de América Latina, en oposición a la línea soviética. Dice que la Dirección Cubana estaba dividida entre un ala conservadora, que incluye a viejos dirigentes del PSP, los partidarios del Che y Fidel y su equipo en una posición de oscilación centrista conciliadora. Dice que el Che salió de Cuba por carecer de medios para expresarse y que Fidel temió enfrentar a las masas para explicar el caso Che. Este mismo teórico del troskismo, el 31 de octubre de 1965, como reportero del Nuevo Mundo, un periódico italiano, escribe un artículo calificando a la Dirección Cubana de filosovietica y acusando a Fidel de no haber explicado políticamente al pueblo lo ocurrido con el Che. Dice que el comandante Guevara fue derrotado por el PSP y el equipo castrista; Critica al Che por no haber llevado a las masas la lucha por imponer su tesis y concluye que el Estado cubano, paralizado por su propia política no apoyo abiertamente a la revolución dominicana. Y sobre estoy me voy a referir mas extensamente un poco mas adelante.

    En el número de octubre de 1965, el periódico Batalla, de los troskistas españoles, declara que el misterio que rodea el caso del Che Guevara debe ser aclarado. Dice que amigos del Che suponen que la carta leída por Castro es falsa y se pregunta si la Dirección Cubana se oriente hacia una sumisión a la burocracia del Kremlin.

    Por la misma fecha, aproximadamente, el órgano oficial troskista de Argentina publica un articulo en el que asegura que el Che esta muerto o preso en Cuba. Dice que “entro en conflicto con Fidel Castro por el funcionamiento de los sindicatos y la organización de las milicias”. Agrega que “el Che se oponía a la integración del CC con los favoritos de Castro, especialmente oficiales del ejercito, seguidores del ala derecha de Moscú.

    Pero uno de los escritos más sucios, más groseros y más indecentes es el que escribió el dirigente del Buró Político Latinoamericano de la Cuarta Internacional en el periódico Lucha Operaria, de Italia. Sobre este articulo, largo por cierto, solo voy a leer tres párrafos. Empieza diciendo:

    “Un aspecto de la agudización de la crisis mundial de la burocracia es la expulsión de Guevara. Guevara ha sido expulsado ahora, no desde hace ocho meses ha durado la discusión con Guevara y no han sido ocho meses que pasaron bebiendo café, han luchado duramente y quizás ha habido muertos, quizás se ha discutido a golpes de pistola. No podemos decir si han matado o no a Guevara, pero existe el derecho a suponer que lo hayan matado.

    ¿Por que Guevara no aparece? No lo han presentado en La Habana por temor a las consecuencias, a la reacción de la población, pero en definitiva al esconderlo producen el mismo efecto. La población dice: por que Guevara no sale, no aparece.

    No hay ninguna acusación política, existen elogios políticos en relación con él. ¿Por que no han presentado a Guevara? ¿Por que no ha hablado? ¿Como es posible que uno de los fundadores del Estado obrero cubano, que hasta hace poco tiempo recorría el mundo en nombre del Estado obrero, imprevistamente diga: me he aburrido de la Revolución Cubana, voy a hacer la revolución en otra parte? Por otra parte, no dicen donde ha ido y no se presenta. Si no hay ninguna divergencia por qué no se presenta. Todo el pueblo cubano comprende que hay una lucha enorme y que esta luchando no se ha terminado.

    Guevara no estaba solo ni esta solo. Si toman estas medidas contra Guevara es porque hay una gran tendencia, muy grande, que esta de su parte. Y además de una tendencia muy grande, hay una enorme preocupación del pueblo.

    Hace poco tiempo, el gobierno cubano publico un decreto bastante severo: es necesario restituir todas las armas al Estado. En aquel momento la cuestión era un poco confusa, ahora esta claro que fin tenía esta resolución: era contra la tendencia Guevara. Tienen miedo de un levantamiento.

    Otro párrafo: “¿Por que han hecho callar a Guevara? La Cuarta Internacional debe llevar adelante una campaña publica en ese sentido, exigiendo la aparición de Guevara, el derecho de Guevara a defenderse y discutir, a hacer apelaciones a las masas, a no fiarse de las medidas tomadas por el gobierno cubano, porque son medidas burocráticas y quizás de asesinos. Han eliminado a Guevara por callar su lucha, han hecho callar a Guevara. No obstante que su posición no fuese consecuente desde el punto de vista revolucionario, porque tendía a la armonización de sus posiciones en le tendencia revolucionaria”.

    Y mas adelante dice: “Esto demuestra, no la potencia de Guevara o de un grupo guevarista en Cuba, sino la madurez de las condiciones en el resto de los Estados obreros para que en breve tiempo estas posiciones fructifiquen. No se engañan a la burocracia con maniobras y medidas de este género. La eliminación de Guevara significa para la burocracia la tentativa de liquidar una base de posible reagrupamiento de tendencia revolucionarias que continúan el desarrollo de la revolución mundial. Esta es la base de la liquidación de Guevara y no sólo por el peligro que representa a Cuba, sino porque incluye el resto de la revolución latinoamericano.

    “Al lado de Cuba esta Guatemala, al lado de Cuba esta Guatemala con el programa de la revolución socialista y, no obstante su fuerza y los discursos de su líder máximo Fidel Castro, no ha podido impedir que el Movimiento “13 de Noviembre” se transforma en un movimiento revolucionario y que lucha directamente por el socialismo”.

    No es absolutamente casual, ni mucho menos, que este señor, dirigente de la Cuarta Internacional, mencione aquí muy ufano el caso de Guatemala y del Movimiento “13 de Noviembre”, porque precisamente con relación a este Movimiento el imperialismo yanqui ha usado una de las tácticas más sutiles para liquidar un movimiento revolucionario, que fue filtrarle los agentes de la Cuarta Internacional que-por ignorancia, que ignorancia política del dirigente principal de este Movimiento-, lo hicieron adoptar nada menos que esa cosa desacreditada, esa cosa antihistorica, esa cosa fraudulenta que emana de elementos tan comprobadamente al servicio del imperialismo yanqui, como es el programa de la Cuarta Internacional.

    ¿Cómo ocurrió esto? Yong Sosa era, sin duda, un oficial patriótico; Yong Sosa encabeza el movimiento de un grupo de oficiales del ejército en cuyo aplastamiento por cierto participaron los mercenarios que después invadieron Girón-, y a través de un señor que era comerciante, que se encargo de la parte política del movimiento, la Cuarta Internacional se las arreglo para que ese dirigente, ignorante de los problemas profundos de la política y la historia del pensamiento revolucionario le permitiera a ese agente del trotskismo-acerca del cual nosotros no tenemos la menor duda que es un agente del imperialismo- que se encargara de redactar un periódico en el cual se copiaba “de cabo a rabo” el programa de Cuarta Internacional.

    Lo que la Cuarta Internacional cometió con eso fue un verdadero crimen contra el movimiento revolucionario, para aislarlo del resto del pueblo, para aislarlo de las masas, al contagiarlo con las insensateces, el descrédito y la cosa repugnante y nauseabunda que hoy es el campo de la política el troskismo.

    Porque si en un tiempo el trostkismo represento una posición errónea, pero una posición dentro del campo de las ideas políticas, el trostkismo paso a convertirse en los años sucesivos en un vulgar instrumento del imperialismo y de la reacción.

    De tal manera piensan estos señores que, por ejemplo, con relación a Vietnam del Sur, donde un amplio frente revolucionario ha unido a la inmensa mayoría de la población, a distintos sectores de la población, los ha unido estrechamente alrededor del movimiento de liberación en la lucha contra el imperialismo, para los trotskistas esos es absurdo, eso es contrarrevolucionario, Y estos señores llegan a la osadía, a la cosa insólita frente a los hechos y a las realidades de la historia y del movimiento revolucionario, a expresarse de esa forma.

    Afortunadamente, en Guatemala el movimiento revolucionario se salva. Y se salva gracias a la clara visión de uno de los oficiales que junto con Sosa había iniciado el movimiento revolucionario y que comprendiendo aquella insensatez, aquella estupidez, se separa del Movimiento “13 de Noviembre” y con otros sectores progresista y revolucionarios organiza las Fuerzas Armadas Rebeldes de Guatemala. Y ese oficial joven que tuvo tan clara visión de la situación es quien ha representado al movimiento revolucionario de Guatemala en esta Conferencia, el Comandante Turcios.

    El Comandante Turcios tiene en su haber el mérito no solo de haber sido uno de los abanderados de la lucha armada por la liberación de su pueblo oprimido, sino el mérito de haber salvado al movimiento revolucionario guatemalteco de una de las estratagemas más sutiles y más pérfidas del imperialismo yanqui y levantar las banderas revolucionarias de Guatemala, y de su movimiento antiimperialista, rescatándola de las manos sucias de estos mercenarios al servicio del imperialismo yanqui.

    Y tenemos la esperanza de que Yong Sosa, cuyas intenciones patrióticas al iniciar la lucha nadie duda, y cuya condición de hombre honrado nadie duda –a la vez que sí tenemos muy serias razones para dudar de su actitud como dirigente revolucionario de Guatemala, pero ya este vez bajo otra dirección bajo otra guía que si demostró, en momentos como esos, claridad de visión y actitud de dirigente revolucionario.

    Esta posición de los trostkistas es la misma que adoptaron todos los periódicos y agencias publicitarias del imperialismo yanqui, la misma con relación al caso del compañero Ernesto Guevara; toda la prensa imperialista de Estados Unidos, sus agencias cablegráficas, la prensa de los contrarrevolucionarios cubanos, la prensa burguesa en todo el Continente y en el resto del mundo. Es decir, que esta campaña de calumnia y de intriga contra la Cuba Revolucionaria en relación al caso del compañero Guevara hizo coincidir de una manera exacta a todos los sectores reaccionarios imperialistas, burgueses, a todos los calumniadores y a todos los intrigantes contra la Revolución Cubana.

    Porque es incuestionable que solo a la reacción y solo al imperialismo les puede interesar desacreditar a la Revolución Cubana, destruir la confianza de los movimientos revolucionarios en la Revolución cubana, destruir la confianza de los pueblos de América Latina en la Revolución Cubana, destruir su fe.

    Y por eso, no ha vacilado en el empleo de las armas más sucias y más indecentes.

    Ese mismo señor Guil, que de vez en cuando posa entre otros intelectuales norteamericanos en la revista Monthly Review, de Estados Unidos, tuvo la villanía de escribir el siguiente párrafo, que vale la pena analizar, con relación a la crisis de Santo Domingo: Dijo así”: Un punto culminante de esta crisis tiene que haber sido la Revolución Dominicana, donde el Estado obrero cubano quedo paralizado por su propia política, sin apoyar abiertamente a la Revolución, mientras en Cuba había una tremenda presión interior para una política de apoyo activo. Si la crisis era muy anterior a Santo Domingo, indudablemente Santo Domingo precipito la Revolución”.

    Este señor tiene la villanía de acusar a la Revolución Cubana de no haber dado un apoyo activo a la Revolución Dominicana. Y mientras los imperialistas acusaban a Cuba; mientras los imperialistas trataban de pretextar su intervención diciendo que elementos izquierdistas y comunistas, entrenados en Cuba, estaban allí al frente del levantamiento; mientras el imperialismo acusaba a Cuba y presentaba a la Revolución Dominicana no como un problema interno, sino como un problema externo, este señor acusa a la Revolución de no haber dado un apoyo activo.

    ¿Y que se entiende por apoyo activo? ¿Acaso se pretendía que Cuba, cuyas armas, cuyos recursos se sabe cuales son sus características, podía impedir y debía impedir el desembarco de las tropas norteamericanas en Santo Domingo? Tiene Cuba armas para defenderse a sí misma y en una correlación infinitamente inferior a los imperialistas, armas defensivas. Y son tan miserables estos señores, tan desvergonzados, que intentan responsabilizar a Cuba de no haber impedido… Porque ¿qué otra cosa quiere decir apoyo activo? Porque todo cuanto Cuba podía hacer dentro de aquellas circunstancias, todo cuanto Cuba podía hacer y debía hacer, lo hizo. Y pedirle a Cuba que impidiera el desembarco es como pedirle a Camboya, en el sudeste de Asia, que impida los bombardeos a Vietnam del Norte y que impida la ocupación por la infantería de Marina yanqui, de Vietnam del Sur.

    Desgraciadamente, las fuerzas de Cuba son limitadas. Pero en la medida de esas fuerzas, y de la manera óptima posible, y de la manera decidida, a la vez que más adecuada a las circunstancias, presta y prestará a la Revolución su máximo apoyo.

    A aquellos que crean que este país teme a los imperialistas, a aquellos que crean –con espíritu de superioridad o con insolente delirio de superioridad sobre nadie- que este país teme a los imperialistas, bien les valdría haber vivido una hora aquí en este país, cuando la Crisis de Octubre y cuando por primera vez un pueblo pequeño como este se vio amenazado con una andanada masiva de cohetes nucleares sobre su territorio, la actitud que tuvo este pueblo y la actitud que tuvo el Gobierno Revolucionario.

    Muchas tonterías y muchas boberías se escriben y, sobre todo, se escriben por los irresponsables, cuando ciertos documentos no pueden ser dados a la luz. Pero algún día la humanidad sabrá y algún día la humanidad conocerá todos los hechos. Será ese día, cuando los miserables vean que no hubo ningún compañero Guevara asesinado, cuando se conozca igualmente cual fue la posición de Cuba en aquellos días difíciles y cual fue la serenidad de este pueblo. Cuando se comprenda, no habrá nadie, por insolente que sea, por provocador que sea, que se atreve a poner en duda el sentimiento de solidaridad de este pueblo y el valor de este pueblo.

    Valor que lo demuestra el hecho de su conducta. No obstante ser este un país que esta a noventa millas de la metrópoli imperialista, sobre cuyas cabezas en los venideros pesaran enormes peligros en la misma medida en que el movimiento revolucionario crezca. Movimiento revolucionario que crece sobre todo a partir del ejemplo de la Revolución Cubana; movimiento revolucionario que crece, que se agigante, por el ejemplo de Cuba, por las victorias de Cuba, por la posición de Cuba frente al enemigo.

    Y hay que tener en cuenta que cuando este país desafía ese peligro, este no es un país que posea millones de hombres sobre las armas, este no es un país que posea armas termonucleares, porque aquí nuestros cohetes son morales; y el numero de millones no es lo infinito, el numero de hombres no es lo infinito, sino la dignidad y el decoro de este pueblo.

    Y serán los años venideros los que hablen por nosotros, y serán los años venideros quienes se encarguen de aplastar a los calumniadores; no a esto, que son agentes conocidos de los imperialistas, sino a los confusos, a los intrigantes, a quienes se dejan intrigar y sirven de instrumento a las mentiras contra nuestra Revolución.

    ¿Acaso te crees que Fidel Castro y Ho Chi Minh mienten?

    ¿Porque todos los lideres comunistas han rechazado las teorias de Trosky para ser aplicadas en sus paises?

    ¿Porque ninguno de ellos se ha declarado trotskista jamas?

    ¿Porque todos ellos repudian tanto a Trotsky como a sus sectarios seguidores?

    Contesta a estas preguntas Gazte y no me pidas que te vuelva a copiar y pegar aqui todo lo que no has sido capaz de rebatir en otros hilos.

    Te seguire mostrando con gusto la nefasta opinion que tienen otros muchos lideres sobre Trotsky y sus radicales seguidores, para que las debatas si eres valiente.


    Última edición por AsturcOn el Dom Abr 03, 2011 3:00 pm, editado 1 vez

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Dom Abr 03, 2011 2:44 pm

    Lucha Consecuente contra los trotskistas

    En 1936 el gran comunista catalán Joan Comorera redacta la declaración de principios para la unificación de 4 partidos revolucionarios que dará lugar al Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) excluyendo explícitamente a los trotskistas.

    En marzo de 1937 Stalin acusa al trotskismo de pasar de corriente política de la clase obrera a “banda cínica y sin principios de saboteadores, agentes de diversión, espías y asesinos”. En 1937 Ho Chi Minh indica al PC de Indochina que no hay que aceptar absolutamente ningún compromiso con los trotskistas. Según Santucho, los trotskistas vietnamitas se enfrentaron abiertamente al PC justamente cuando éste comienza a desarrollar la guerrilla. El Pleno de su C.C. de marzo de 1938 señala que se ha subestimado el peligro trotskista y la colaboración sin principios con los trotskistas. En marzo de 1939 este PC llama en un manifiesto a barrer a los trotskistas. En los años 40 las publicaciones ilegales del Partido y del Frente Viet Minh luchan contra “los trotskistas provocadores y saboteadores”. En Octubre de 1938 Mao Tse tung afirma ante el C. C. del PCCh que “los servicios secretos del imperialismo japonés tratan constantemente de minar nuestro Partido y de hacer que, disfrazados de activistas, se infiltren en él colaboracionistas, trotskistas, elementos pro japoneses, degenerados y arribistas” .

    A finales de los años 30 el Partido Comunista de Chile expulsa de sus filas a los trotskistas, que crean el “Partido Comunista de Izquierdas” y comienzan a luchar contra el Frente Popular que termina por fracasar en 1940-41.

    El Ché Guevara escribió que “Consideramos que el partido trotskista actúa contra la Revolución” . La oposición sistemática del trotskista “Partido Obrero Revolucionario” (POR) a la Revolución Cubana fue perseguida: en 1961 fue destruida una edición en español de La Revolución permanente de Trotsky, en 1962 un trotskista fue detenido mientras difundía un panfleto, un mitin en honor a Trotsky fue prohibido en Guantánamo y su secretario general Idalberto Ferrera Acosta fue detenido durante 48 horas. En 1965 un grupo de trotskistas fue procesado. La represión cesó y los detenidos fueron liberados cuando los trotskistas se comprometieron a cesar en su actividad contrarrevolucionaria. En 1966, Fidel Castro, acusó al trotskismo de ser “instrumento vulgar del imperialismo y de la reacción”.

    Las fuerzas revolucionarias mexicanas tomaron medidas para combatir la influencia contrarrevolucionaria del trotskismo. La Liga Comunista 23 de septiembre (LC23S) ejecutó al dirigente del PRT Alfonso Peralta Reyes en 1976 e informó que no toleraría la propaganda trotskista.

    Respondiendo a calumnias de un trotskista irlandés, el presidente nacional del Partido Comunista de Irlanda (PCI) Michael O'Riordan escribe que “Los hechos son testarudos y testimonian que el trotskismo, teórica y prácticamente, ha sido un fracaso en la historia y en ninguna parte ha podido instaurar el poder de la clase obrera” .

    El traidor Gorbachov rehabilitó a Trotsky poco antes de la liquidación de la URSS.

    En septiembre de 1993 el Partido de la Liberación (P.L.) de Argentina sale al paso de la política reformista y anticomunistas de los trotskistas argentinos con el importante documento “Nuestra confrontación con el trotskismo”.

    La lucha de los comunistas contra el trotskismo sigue en el siglo XXI. El líder de la Coordinación Comunista que lucha contra la degeneración del PC de Francia Jean-Luc Sallé estima que “la destrucción programada del PCF crea las condiciones para un reforzamiento de las corrientes trotskistas. Aprovechan su gran ocasión: la de impedir la emergencia de un partido comunista auténtico y crear un partido trotskista que conduciría a la clase obrera al impasse... y reforzaría el dispositivo socialdemócrata, apoyo social del capitalismo. Las tácticas varían. LO y LCR quieren a partir de sus éxitos electorales, crear una formación a “la izquierda” del PCF mutado. El Partido de los Trabajadores (PT) practica el entrismo en el PCF... Para la coordinación comunista los dos adversarios de la reconstrucción del partido son los liquidadores reformistas y los troskistas”.

    Fuente:

    http://www.fotolog.com/materialismorojo/56532379

    Señorito gazte disfruta de toda esta informacion, pero no te olvides de que estoy esperando respuestas. Very Happy

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Dom Abr 03, 2011 2:58 pm

    Dejo tambien este analisis como complemento a este tema.

    El verdadero rostro del Trotskismo: Historia de una Farsa

    José Antonio Egido

    Trotsky fue de 1904 a 1914 un declarado “enemigo” de Lenin dentro las filas partidarias. En 1904 le acusó de ser un dictador, autócrata asiático, revolucionario burgués y escisionista fanático en su folleto “Nuestras tareas políticas”. Se opuso a la teoría leninista del partido. Trotsky fue un dirigente menchevique opuesto a los bolcheviques. Se opuso a la tesis de Lenin sobre la transformación de la revolución democrático-burguesa en socialista oponiéndole su teoría sobre la “revolución permanente”. Eso le llevaría a negar la construcción del socialismo en la URSS si no triunfaba una revolución socialista en Occidente. La Revolución de la clase obrera europea occidental en los años 20 y 30 fué aplastada en sangre (Finlandia, Hungría, Polonia, Bulgaria, Baviera, Berlín, Milán, España) y el tiempo quitó completamente la razón a Trotsky.

    Otra discrepancia grave de Trotsky con el leninismo es negar el papel revolucionario del campesinado y en 1905 lanzó la consigna “¡No al Zar, gobierno obrero!” que olvidaba por completo a este importante sector social.

    En 1913 escribió al menchevique Chjeidze que “el leninismo descansa por completo en estos momentos en la mentira y la falsificación y lleva en su seno el elemento emponzoñado de su propia desintegración” .

    En la conferencia de Zimmerwald de 1915 se sigue oponiendo a Lenin.

    Hasta 1917 mantiene una posición ante la cuestión nacional opuesta a la de Lenin y similar a la de Rosa Luxemburgo, negando el derecho de autodeterminación.

    En julio de 1917 el Partido Comunista de Rusia (es decir, tres meses antes de la revolución) acepta el ingreso del grupo heterogéneo que lidera Trotsky llamado Meyrayontsi formado por 4 mil militantes. Trotsky no se opuso al plan de Lenin de desencadenar la insurrección pero propuso aplazarla hasta el II Congreso de los Soviets. Se vuelve a oponer en la cuestión de la paz de Brest-Litovsk de diciembre de 1917, lo que le lleva a dimitir de su puesto de Comisario del Pueblo para las relaciones internacionales.

    En 1919 tiene el principal momento de gloria de su vida al dirigir y organizar el Ejército Rojo aunque una llamada “oposición militar” comunista le critica por dar empleo y mando en el mismo a 50 mil ex oficiales zaristas.

    El 5 de marzo de 1920 Trotsky ordena el exterminio de los marinos revolucionarios de Kronstadt levantados contra el gobierno bolchevique.

    En el X Congreso del partido vota por la prohibición de las corrientes internas aunque después de muerto Lenin, proclama la libertad de fracciones para “intentar socavar la unidad del Partido” .

    Se opone a la “Nueva política económica” (NEP) lanzada por Lenin y escribe su folleto Nuevo Curso.

    En 1921 defiende al partido menchevique de Georgia pasado a la contrarrevolución.

    En 1924 el Partido Bolchevique lanza una primera campaña contra el trotskismo.

    En 1936 escribe su libro La Revolución traicionada afirmando que “no existe el menor socialismo en la URSS”, convocando el derrocamiento violento del poder soviético y vaticinando la derrota soviética en la inminente guerra contra la Alemania nazi. Obviamente el libro es acogido por todas las fuerzas reaccionarias dispuestas a destruir la Unión Soviética.

    Como dice un francés, “la última cosa que le pasó por la cabeza fué un piolet enviado por correo certificado por Stalin”. El antiguo resistente comunista francés Raymond Casas sostiene que su asesino fue Ramon Mercader, “Monard”.

    Formación de la corriente trotskista.

    El trotskismo es una corriente política-ideológica oportunista pequeño-burguesa hostil al Marxismo Leninismo. Surgió en 1903 como reacción a la etapa leninista de desarrollo del marxismo, al nacimiento en Rusia del partido revolucionario de tipo nuevo, y reflejaba el talante de cierta parte de la intelectualidad urbana pequeño-burguesa proclive al revolucionarismo retórico” .
    En 1929 Trotsky niega que vaya a crear una IV Internacional diciendo “que no hay en el mundo ningún sitio para ella”. Trosky fue el primero en lanzar el slogan comunismo = fascismo. La corriente trotskista se opone a la construcción del socialismo en la URSS en los años 30.

    En esa década pequeños grupos se unen a Trostky. El 6 de abril de 1930 se crea en Paris un secretariado formado por Andreu Nin, el francés Alfred Rosmer, el hijo de Trotsky Leon Sedov y algún otro. El 3 de septiembre de 1938 proclama la creación de la IV Internacional trotskista en una conferencia en Montreuil, en las afueras de París.

    En 1938 los tribunales soviéticos juzgaron a los troskistas soviéticos. Según Raymond Casas el “famoso proceso de Moscú del 2 al 13 de marzo de 1938, seguido por observadores y periodistas de los países capitalistas, ha revelado la actividad de los agentes de Trotsky con las redes reaccionarias preparando la invasión de la URSS y el derrocamiento del poder soviético, lo que no pudo nunca hacerse por la fuerza sino sólo por el entrismo y la descomposición interna del stalinismo, después del Marxismo-Leninismo,lo que ha tenido como resultado entregar la URSS a la mafia actual salida del “gulag””.

    En el sentido metodológico y gnoseológico es caracteristico del trotskismo un extremado subjetivismo y voluntarismo, un tosco esquematismo y el empleo de la sofística. La base ideológica del trotskismo fue la “teoría de la revolución permanente” que, nutrida parasitariamente de la idea de la revolucion permanente expresada por Marx y Engels, apuntaba contra la doctrina leninista de la transformación de la revolución democrático-burguesa en revolución socialista.

    En mayo de 1940, en vísperas de la invasión nazi de la URSS, la IV afirma en un manifiesto ser partidaria a la vez de la defensa de la URSS y el combate contra la “oligarquía de Moscú” (es decir el Partido bolchevique).

    El grupo más numeroso estaba en los USA, el Socialist Workers Party (SWP), creado en 1938. Sus dirigentes Max Shachtman (que visitó a Trotsky en su exilio de Turquía y en abril de 1930 había formado parte del primer buró internacional trotskista en compañía de Andreu Nin, el hijo de Trotsky y otros) Albert Glotzer y Martin Abern salen del mismo en 1940 para fundar pomposamente el Workers Party (WP) que apenas tiene 323 miembros.

    Abern muere en 1947. Evolucionando siempre a la derecha en 1949 el grupo se declara abiertamente socialdemócrata y pasa a llamarse Independent Socialist League (ISL) y en los 50 se disuelve. Shachtman defiende la tesis del “colectivismo burocrático” relativo a la URSS. Él y sus colaboradores ingresan en el ala más anticomunista del partido demócrata. Defienden a la burocracia sindical anticomunista de George Meny en la AFL-CIO (un declarado agente de la CIA).
    Apoya la invasión norteamericana de Cuba en Bahía de Cochinos y la agresión USA contra el Pueblo de Vietnam. Fue asesor del sindicato de maestros de la “AFL-CIA” que funciona como brazo del departamento de estado USA apoyando y financiado a gansters anticomunistas en Europa Occidental y grupos fascistoides en el campo socialista. Muere en 1972.

    Otro compañero de Shachtman y Abern en el comité de dirección del SWP en los años 30, James Burnham, afirma que la URSS es una sociedad de clases, manifiesta públicamente su desprecio por el marxismo y se convierte en el principal ideólogo de la CIA en la guerra fría. Burnham y Sidney Hook crearon el Partido Socialista Obrero que más tarde daría lugar al SWP.
    En 1944 escribió un informe que llamó la atención de la recién creada CIA que le invitó a dirigir la división de guerra política y sicológia de su oficina de coordinación política. Una brillante intervención suya fué la creación del Congreso para la Libertad de la Cultura, plataforma de propaganda anticomunista y de creación cultural reaccionaria y pro imperialista. En dicho congreso ocupó puestos el troskista Max Sachtman.
    En una reunón de dicho “congreso” financiado por la CIA en Berlín en 1950, defiende la posibilidad de un ataque nuclear contra la URSS. En 1953 insiste en la necesidad de atacar militarmente la URSS en su libro Contención o Liberación. Escribe la Revolución gerencial en 1941 y en su libro Los Maquiavelistas ataca las teorías a favor de la igualdad social. Interviene de manera crucial en 1953 en la operación de la CIA para derrocar y asesinar al presidente iraní Mossadeg. En los años 70 es reconocido como una autoridad entre los círculos intelectuales más reaccionarios y belicistas. En 1983 el presidente Reagan le dio la medalla presidencial de la Libertad en premio a su larga carrera trotskista, fascista e imperialista. Murió en 1987. A pesar de esta trayectoria los troskistas del Marxist Internet Archive aseguran que Burnham es “marxista”.

    Una fracción del WP reingresa en el SWP. La formaban Johnson y Forest que decían que la URSS era “capitalismo de estado”. Johnson era el seudónimo del especialista en cricket C.L.R.James y Forest era la ex secretaria de Trotsky Raya Dybayevskaya que fundó una secta matriarcal en Detroit.

    El antiguo colaborador ruso de Trotsky, Sol Levitas, tras exiliarse en USA se convirtió en agente de la CIA, colaborador del “Congreso por la Libertad cultural” y director de una de sus revistas paraoficiales, New Leader.

    Los trotskistas Philip Rahv (huído con su familia de Ucrania al triunfar la Revolución de Octubre) y William Phillips se apoderan de la revista Partisan Review de Nueva York, en su origen en 1934 vinculada a Partido Comunista de los USA y una de cuyas principales tareas era la defensa de la Unión Soviética, y la convierten en un órgano troskista y antiestalinista. Se convirtió en un importante órgano de propaganda anticomunista internacional financiado por la CIA. James Burnham envió informes confidenciales a Trotski sobre la evolución de la revista y uno de sus redactores le invitó en 1937 a colaborar con la misma .

    El trotskista que había militado en la misma célula que Burnham, Daniel Bell, antiguo estudiante del City College de Nueva York, se convirtió en el ideólogo conservador de la sociedad de consumo yanki. Miembro del Comité Americano por la Libertad Cultural financiado por la CIA, se negó a condenar el macartismo.

    El POUM español de influencia trotskista tiene una triste historia (el mismo leon Trotski muestra desprecio y desconfianza por el Poum). De un lado en Aragón expropia en 1936-37 a modestísimos semi-proletarios y pequeños campesinos, implantando sobre ellos una auténtica dictadura fascista en nombre de “la revolución socialista”; por el otro, cuando van a Madrid en noviembre de 1936 a luchar contra el fascismo manifiestan mucha cobardía y debilidad huyendo del frente de la Ciudad Universitaria. Impulsó patrullas incontroladas que asesinaron a los comunistas, socialistas y republicanos que se les opusieron, según Arthur London .
    El 7 de diciembre de 1936 pide a la Generalitat que conceda el derecho de asilo a Trotsky. Este grupo con la CNT da un golpe de estado en Barcelona en mayo de 1937 contra la República que se salda con la muerte de 500 personas y que favorece objetivamente al fascismo. Diversas pruebas documentales implican a dirigentes del POUM con los franquistas. Su dirigente Andreu Nin es detenido, interrogado y ejecutado por los servicios de seguridad de la República. Su dirigente Maurín al ser detenido por los franquistas en lugar de ser fusilado, como hacían con los simples oficiales del Ejército Popular y con los mas modestos líderes sindicales de cualquier aldea remota, es liberado a los pocos años y aparece en el exilio en una bien saneada situación económica.

    Su otro dirigente Julián Gorkín (de verdadero nombre Julián Gómez García-Ribera), expulsado del PCE en 1929, se convirtió en un relevante agente de la CIA en América Latina hasta el punto de ser nombrado delegado latinoamericano del llamado “congreso por la libertad cultural”. Otro de sus dirigentes, Pere Pagès (alias Victor Alba) colaboró también con el congreso por la libertad cultural, plataforma anticomunista de la CIA.

    El veterano inglés de las Brigadas Internacionales (que fueron calumniadas por los troskistas, que acusaban a su jefe francés André Marty de ser el “carnicero de Albacete” y de estar al servicio de Stalin) Frank Grahan denuncia a los trotskistas por hacer circular el bulo que Stalin iba a dejar de enviar armas a la República española después de que Mussolini empezó a hundir barcos soviéticos.

    El antiguo voluntario internacional del POUM y participante en los combates contra la República en Barcelona en 1937, el trotskista inglés George Orwell fue un activo colaborador del imperialismo. Produjo obras usadas por la CIA para la propaganda anticomunistas (Rebelión en la granja y 1984), entregó al servicio secreto británico listas de comunistas y cobró dinero por escribir artículos anticomunistas. Escribió sobre la obra de Burnham The Managerial Revolution tres artículo laudatorios.

    En la 2ª guerra mundial algunos trotskistas aplican mecánica y dogmáticamente los mismos análisis que hacían los marxistas en la 1ª guerra mundial. El resultado es que algunos de ellos “fraternizan con los soldados del ejército de ocupación” hitleriano, que, según ellos, son “trabajadores de uniforme” y condenan como “terrorismo” la resistencia armada de los partisanos.

    Mientras fraternizaban con las tropas invasoras los trotskistas luchaban en Francia “contra los estalinistas y los gaulistas”.

    Profundizando su traición se opusieron a la “insurrección nacional” antinazi y al Frente Popular .

    En Francia y Grecia la resistencia fusila a varios trotskistas acusados de colaborar con el ejército hitleriano. En Francia el grupo Barta, entre los que está David Korner, ideólogo de Lutte Ouvrière, se negó a ninguna actividad resistente argumentando que la invasión alemana correspondía a una guerra entre “dos imperialismos”. En Italia el primer grupo trotskista fue creado por soldados británicos y norteamericanos en la citada guerra.

    En 1944 los grupos trotskistas ingleses Liga Marxista, Grupo Marxista y Liga Obrera Internacional (muy infiltrados por los servicios británicos) se unificaron dando lugar al PC revolucionario que contaba con 500 miembros. En 1949 se dividió en varios grupitos irrelevantes.

    En 1952 el secretariado internacional de la IV Internacional dirigido al fin por el gran revolucionario Michel Raptis “Pablo” ‘entonces secretario general) expulsó al grupo francés de Lambert-Bleitbreux-Lequenne (financiado por la CIA) que creó el Partido Comunista Internacionalista (PCI) y el Comité Internacional de la IV Internacional.

    En abril de 1952 las milicias armadas de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia derrotan al ejército burgués pero se niegan a tomar el poder perdiendo una ocasión extraordinaria de hacer la Revolución socialista y liberar al oprimido pueblo indígena obrero y campesino. Uno de los principales responsables es el POR troskista, entonces con cierta influencia en los sindicatos, que decidió dar “apoyo crítico” al gobierno burgués de Paz Estenssoro que, lógicamente, reconstruyó el ejército hasta que éste pudo dar un golpe de estado en 1964 y aplastar a la Central Obrera Boliviana (COB).

    En 1962 los trotskistas latinoamericanos liderados por el demente Posadas (teórico del socialismo extra-planetario) crearon su propio buró latinoamericano negándose a seguir las órdenes del secretariado internacional.

    En los años 60 el SWP norteamericano tiene, según el revolucionario argentino Mario Roberto Santucho, “algunos miles de militantes de origen pequeño burgués, intelectuales, profesionales y estudiantes…constituyen el ala derecha de la IV Internacional”.

    En 1973 el heroico PRT argentino, que fue exterminado por la dictadura argentina de 1976 a 1983, abandona la IV Internacional denunciando que esta corriente tiene “enormes limitaciones y una tradición escasamente reivindicable” y que incluye en su seno a “aventureros contrarrevolucionarios”.

    El trotskismo presta buenos servicios al imperialismo patrocinando grupos anticomunistas que lucharon contra el régimen socialista del Este europeo, apoyando la contrarrevolución lanzada desde el poder gorbachoviano de 1989 a 1991 y apoyando a todas las fuerzas proimperialistas y anticomunistas responsables de la liquidación de la Federación Socialista Yugoslava, de las terribles guerras civiles que allí se produjeron y de la intervención militar y política del imperialismo euro-norteamericano.
    Como dicen los militantes del Partido de la Liberación (P.L.) Argentino, los trotskistas son “camaradas de ruta” del proceso contrarrevolucionario inspirado por Margaret Thatcher, Ronald Reagan, George Bush, Helmut Kohl y Juan Pablo II”.

    La lucha de los comunistas (pro soviéticos) contra los trotskistas.

    (J.A. Eguido) En 1914 Lenin escribió en su folleto sobre el derecho a la autodeterminación que “¡Trotski es mas peligroso que un enemigo!”.

    Ese mismo año, el 9 de mayo escribe:”Los viejos militantes marxistas rusos conocen bien a Trotski y no hace falta hablarles de él. Pero la joven generación obrera no le conoce y es necesario hablarles de él. Porque es una figura típica de los 5 grupos extranjeros que flotan entre los liquidadores y el Partido” .

    El pleno del Comité Central (C.C.) del Partido Comunista (Bolchevique) de Rusia de enero de 1925 estima que “el conjunto de las intervenciones de Trotski contra el partido puede ser definido ahora… como el deseo de transformar la ideología del PCR en una especie de “bolchevismo” sin leninismo “modernizado” por Trotski. Eso no es bolchevismo. Es una revisión del bolchevismo”. El documento repasa las cuatro discusiones que el partido ha debido mantener con Trotski:
    sobre la paz de Brest,
    sobre los sindicatos,
    Sobre el aparato del partido,
    La que lleva en ese momento en la que “Trotski ha emprendido ya la cruzada abierta contra los fundamentos de la concepción bolchevique del mundo”.

    El XV Congreso del Partido (1927) caracteriza al trotskismo como “instrumento de la tercera fuerza contra el régimen de la dictadura del proletariado”.

    El 8 de junio de 1926 el Presidium del Comité ejecutivo de la Internacional Comunista (I.C.) aprobó un documento que denunciaba las posiciones sectarias de los trotskistas.

    El pleno conjunto del CC y de la CCC del PC(b) de la URSS de agosto de 1927 recuerda que “el partido y la KOMINTERN… condenaron en 1923 a la oposición trotskista, caracterizando sus opiniones como una desviación pequeño-burguesa”. El XV congreso del PC(b) de la URSS en diciembre de 1927 considera que la oposición trotskista-menchevique calumnia a la URS calificándola de Estado termidoriano degenerado, niega la dictadura del proletariado en la URSS y entabla una lucha contrarrevolucionaria contra ella. “La oposición trotskista ha roto por completo con el leninismo y defiende una plataforma menchevique-liquidadora, ayuda a los enemigos de la URSS con sus calumnias y realiza una labor escisionista inaudita”. En febrero de 1928 el IX Pleno del mismo órgano aprobó las resoluciones del XV Congreso soviético y declaró la pertenencia al trotskismo incompatible con la afiliación a la I.C.

    El 27 de octubre de 1928 los miembros de la dirección del PC Norte Americano (PCA) Max Schachtman y Martín Abern que declararon su total apoyo a Trotsky fueron expulsados y crearon la Liga Comunista de América (LCA). En 1934 el PCA se enfrenta a la fusión de la LCA con el Partido Obrero Americano (AWP). En 1937 denuncia a la revista Partisan Review que invita a colaborar a Trotsky y que terminaría como un órgano de propaganda casi-oficial de la CIA. El dirigente comunista norteamericano William Z. Foster escribió que la lucha contra el trotskismo en los años 30 “decidía no sólo el destino de la Revolución en Rusia sino también el del Movimiento Comunista mundial. La victoria de las fuerzas trotskistas significaría el éxito decisivo de la reacción mundial” .

    En 1.927 el secretario del Partido Comunista Chino (PCCh) Chen Duxiu es destituido y expulsado del Partido por sus posiciones trotskistas y capitulacionistas. Intenta conspirar contra el nuevo secretario del Partido Wang Ming. Éste escribe que “en el verano de 1927 fue derrotado el oportunismo de derecha de Chen Duxiu,… en el otoño de 1929 fracasó el grupo de liquidadores trotskistas-chenduxiuistas”. Considera que los trotskistas son “cómplices activos de la reacción imperialista” .

    De 1928 a 1930 el Partido Comunista Brasileño (PCB) expulsa a los troskistas que formaron la “Liga Comunista Internacionalista” que, tras criticar la insurrección popular en 1935 de la Alianza Nacional Libertadora (ANP) y a su jefe, el mitico líder socialista y guerrillero Luiz Carlos Prestes, desapareció en 1936.

    La Historia del Partido del Trabajo de Albania señala como en 1934, en los comienzos del comunismo albanés, se desató una lucha entre comunistas y trotskistas en el seno del “Grupo Comunista” de la ciudad de Korça: “Los elementos trotskistas se lanzaron con furia contra la línea seguida por Ali Kelmendi y contra la parte mas estalinista del Grupo, esforzándose en obstruir por todos los medios la ampliación de la labor y la influencia de los comunistas entre las masas en vez de centrar sus ataques contra la burguesia. Su representante principal, Niko Xoxi, ambicionaba tomar la dirección del Grupo para luego obligarlo a que aceptase los puntos de vista trotskistas”. La lucha se saldó con el desenmascaramiento y la expulsión de N. Xoxi del comité directivo del grupo, terminando por reforzar la labor del estalinismo que conviene al juego del imperialismo .

    En 1935 el fundador del Partido Comunista de Bélgica (PCB) Joseph Jacquemotte derrota a los trotskistas en la Conferencia del Partido de Charleroi .

    En fecha indeterminada el “Amauta” José Carlos Mariátegui, fundador del PC peruano y gran pensador marxista escribe:”El trotskimo sabe de un radicalismo teórico que no logra condensarse en fórmulas concretas y precisas”.

    En 1936 el gran comunista catalán Joan Comorera redacta la declaración de principios para la unificación de 4 partidos revolucionarios que dará lugar al Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) excluyendo explícitamente a los trotskistas.

    En marzo de 1937 Stalin (el zorro sabe por zorro) acusa al trotskismo de pasar de corriente política de la clase obrera a “banda cínica y sin principios de saboteadores, agentes de diversión, espías y asesinos”.

    En 1937 Ho Chi Min indica al PC de Indochina que no hay que aceptar absolutamente ningún compromiso con los trotskistas que hacen frente comun con el colonialismo..
    Según Mario Roberto Santucho, lider del PRT-ERP, los trotskistas vietnamitas se enfrentaron abiertamente al PC justamente cuando éste comienza a desarrollar la guerrilla. El Pleno de su C.C. de marzo de 1938 señala que se ha subestimado el peligro trotskista y la colaboración sin principios con los trotskistas. En marzo de 1939 este PC llama en un manifiesto a barrer a los trotskistas. En los años 40 las publicaciones ilegales del Partido y del Frente Viet Minh luchan contra “los trotskistas provocadores y saboteadores”.

    En Octubre de 1938 Mao Tsetung afirma ante el C. C. del PCCh que “los servicios secretos del imperialismo japonés tratan constantemente de minar nuestro Partido y de hacer que, disfrazados de activistas, se infiltren en él colaboracionistas, trotskistas, elementos pro japoneses, degenerados y arribistas” .

    A finales de los años 30 el Partido Comunista de Chile expulsa de sus filas a los trotskistas, que crean el “Partido Comunista de Izquierdas” y comienzan a luchar contra el Frente Popular que termina por fracasar en 1940-41.

    El Ché Guevara escribió que “Consideramos que el partido trotskista actúa contra la Revolución” . La oposición sistemática del trotskista “Partido Obrero Revolucionario” (POR) a la Revolución Cubana fue perseguida: en 1961 fue destruida una edición en español de La Revolución permanente de Trotsky, en 1962 un trotskista fue detenido mientras difundía un panfleto, un mitin en honor a Trotsky fue prohibido en Guantánamo y su secretario general Idalberto Ferrera Acosta fue detenido durante 48 horas. En 1965 un grupo de trotskistas fue procesado. La represión cesó y los detenidos fueron liberados cuando los trotskistas se comprometieron a cesar en su actividad contrarrevolucionaria. En 1966 Fidel Castro acusó al trotskismo de ser “instrumento vulgar del imperialismo y de la reacción”.

    Respondiendo a calumnias de un troskista irlandés, el presidente nacional del Partido Comunista de Irlanda (PCI) Michael O’Riordan escribe que “Los hechos son testarudos y testimonian que el trotskismo, teórica y prácticamente, ha sido un fracaso en la historia y en ninguna parte ha podido instaurar el poder de la clase obrera” .

    El traidor Gorbachov rehabilitó a Trotsky y a la economia “libre” de mercado poco antes de la liquidación de la URSS.

    La lucha de los comunistas contra el trotskismo sigue en el siglo XXI. El líder de la Coordinación Comunista que lucha contra la degeneración del PC de Francia Jean-Luc Sallé estima que “la destrucción programada del PCF crea las condiciones para crear un partido trotskista que conduciría a la clase obrera al impasse… y reforzaría el dispositivo socialdemócrata, apoyo social del capitalismo. Las tácticas varían. LO y LCR quieren a partir de sus minusculos éxitos electorales, crear una formación a “la izquierda” del PCF mutado. El Partido de los Trabajadores (PT, secta militarizada de Pierre Lambert, financiada con fondos de la CIA) practica el entrismo en el PCF… Para la coordinación comunista los dos adversarios de la reconstrucción del partido son los liquidadores reformistas y los troskistas”.

    En el seno del Partido Comunista de Filipinas (CPP) se produce una crisis política en 1991. Una parte de sus miembros, considerados traidores por el Partido, abrazan el troskismo y crean en 1998 el “Partido revolucionario de los trabajadores de Filipinas”. Uno de sus cuadros será ejecutado en el 2001 por el Partido.

    En el 2002 el líder de la Coordination Communiste pour la reconstruction du parti communiste revolutionnaire, que en 1999 habia abandonado ya el PCF, Maurice Cukierman declara: “Hace falta recordar que a menudo el trotskismo es la escuela de formación política de los dirigentes socialdemócratas?
    El anticomunismo y antisovietismo que destilan dan prueba del callejón sin salida en el que intentan encerrar a la clase obrera”. También en el 2002 Raymond Casas, antiguo cuadro del PCF, uno de los fundadores del PC Marxista-Leninista de Francia, escribe que “el trotskismo es un peligro serio para un partido revolucionario aunque puede convertirse en una comedia ridícula. Los comunistas sinceros y lúcidos tienen que estar seguros que la reconstrucción de un verdadero partido revolucionario exige la vigilancia más grande en relación al trotskismo, cáncer mundial de todo Partido serio. La experiencia debe convertirnos en implacables en este punto, bajo pena de no conocer nunca un partido sólido”.

    En el 2003 el comunista belga Johnny Coopmans imparte un curso titulado “El trotskismo, una doctrina antimarxista?” en la universidad marxista de verano del PTB. Afirma que “analizar el trotskismo es aprender a construir hoy un movimiento socialista””.

    El presidente del PC de la Federación Rusa (PCFR) Guennadi Ziuganov escribe en el 2004 que “Haremos lo posible para no permitir en nuestras filas el espíritu del trotskismo, o lo que es lo mismo, los intentos de determinados activistas engreídos, que se sienten superiores, “superhombres, por encima del CC, de sus reglas, de sus decisiones, dando de este modo la excusa a determinada parte del partido a hacer un trabajo de desgaste que haga perder la confianza de ese mismo CC”.

    Los progresistas y revolucionarios contra la farsa trotskista.

    (por José A. Eguido) El profesor universitario y líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) Vicente Lombardo Toledano en los años 30 consideraba el programa de Trotsky contrarrevolucionario.

    En 1938 el periodista progresista norteamericano Malcolm Cowley, miembro del comité de redacción del The New Republic, denunció a la revista Partisan Review de lanzar una “campaña antisoviética bajo la bandera de la cuarta internacional”.

    Según Chomsky (La Jornada, México, 3 septiembre 2000) el gobierno trotskista-laborista de la Bolivia de los años 50 fue eliminado por los USA mediante la cooptación:

    “Lentamente los integraron al sistema estadounidense y terminaron subordinados al poder estadounidense”.

    El MAS argentino en 1999 pide la intervención de tropas extranjeras en los Balcanes. Mucho antes, a principios de los 80, bajo la dictadura militar, los morenistas del PST-MAS colaboraron con el general Viola, al cual consideraban como un “democratizador”. La presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo Hebe de Bonafini les considera cobardes.

    El sociólogo James Petras escribe que “algunas sectas trotskistas llegaron a proponer que se compraran armas para los tratantes de blancas, traficantes de drogas y autores de limpiezas étnicas del ELK. Un caso de reacción política combinado con una psicosis”

    El escritor de origen soviético residente en Israel Israel Shamir escribe en el 2004: “’stalinista’ es jerga trotskista para decir comunista, la palabra que utlizan para tratar de congraciarse con los anticomunistas… Los trotskistas en Rusia constituyen una fuerza pro-occidental y pro-estadounidense y son incluso más anti-rusos de lo que era León Trotsky. Lo mismo vale para muchos (aunque no todos) grupos trotskos en Europa”.

    En el 2005 en una página progresista de la ciudad francesa de Lille un militante escribe que “combatir a los troskistas es enfrentarse a la socialdemocracia neo-liberal en su conjunto” .

    Lastima que ya no existen mas las ediciones en lenguas extranjeras de moscu para reescribir la historia en favor de Josip Dzugasvili ( Joshep Stalin )


    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Dom Abr 03, 2011 4:40 pm

    Mas documentacion en relacion al tema principal de este hilo.

    Marxismo-leninismo o trotskismo

    Partido de la Liberación

    Buenos Aires, noviembre de 1987

    Parte 1

    Vamos a tocar en este trabajo el tema de las diferencias que tenemos con las concepciones de León Trotsky y, si el tiempo lo permite, también con las diferencias que tenemos con quienes defienden esas concepciones en la Argentina.

    En primer lugar, creo que se impondría una aclaración. En general, los trotskistas en nuestro país, siguiendo en este punto al mismo Trotsky, han tratado de presentar las cosas como si la gran divisoria de aguas se planteara entre Trotsky y Stalin. Y en realidad nosotros, que reivindicamos muchas cosas de Stalin (otras no), creemos que esa presentación de la polémica es falsa. Lo cierto es que el choque o confrontación, que venía de mucho tiempo atrás, estaba planteado entre Trotsky y Lenin.

    Vamos a tratar de demostrar por qué afirmamos tal cosa. En este sentido queremos hacer referencia también a que otras de las mentiras giran en torno al comúnmente llamado "testamento de Lenin". O sea, una de las últimas cartas que escribe Lenin, dirigida al Comité Central, en el año 1923, donde -según los trotskistas- el fundador del estado soviético criticó duramente a Stalin.

    Es cierto que en ese documento (recién fue publicado oficialmente 30 años después) Lenin criticó en algunas líneas a Stalin. Dijo que éste era un hombre de mal genio, autoritario y que no sería la persona más adecuada para ser el secretario general del Partido. Pero yo digo que hay contrabando de los trotskistas, porque en ese mismo documento Lenin criticó a Trotsky, de quien dijo que si bien era un hombre capaz, a menudo se desviaba ideológicamente. Y le destinó unos cuantos párrafos con observaciones no ya de tipo metodológico sino político. Lenin le hizo críticas ideológicas a Trotsky y dijo de él que tampoco podía ser el dirigente del partido bolchevique.

    Quiere decir, entonces, que en este testamento se criticaba a los dos. Y no sólo a uno, como dicen los trotskistas.

    Y, en segundo lugar, contra Stalin -si no conté mal- en ese testamento Lenin dedicaba 9 líneas en total. Sin embargo aquí tenemos el tomo I y el tomo II de "Contra el Trotskismo", con recopilación de citas de Lenin contra Trotsky, que suman más de 400 páginas. Y eso que ésto es solo una selección de algunos párrafos, o sea que no es una publicación completa de las obras en las que Lenin criticaba enérgicamente a Trotsky, tratándolo de todo menos de bonito. Le decía Judas, derechista, liquidador, menchevique, charlatán, etc.

    Para quienes tienen interés en estos temas que vamos a tocar someramente hoy, recomendaría como material de lectura estos trabajos: tomos I y II de la selección de las polémicas de Lenin con Trotsky.

    Hecha esta aclaración y yendo directamente al grano, me parece que hay cinco grandes temas a tocar. Demostrarían que en definitiva Trotsky y el trotskismo, en primer lugar, no suponen un sinónimo, sino todo lo contrario, algo opuesto al leninismo. El primer cargo que haría es que el trotskismo no es el leninismo. En segundo lugar, que los trotskistas no son revolucionarios. Tercer tema: los trotskistas no son unitarios. Cuarto tema: no son socialistas y, en quinto lugar, que no son objetivos, sino una corriente que cultiva el subjetivismo como método de análisis y para la toma de decisiones políticas.

    El trotskismo es opuesto al leninismo

    Esto habría que analizarlo en tres puntos. En primer lugar, las diferencias que ambos tuvieron a propósito del análisis del imperialismo; en segundo lugar, acerca de la etapa de la revolución y finalmente sobre qué tipo de partido político construir. Son tres grandes temas que a mi juicio demuestran algunas de las divergencias de principios entre el leninismo y el trotskismo.

    Vamos por partes. Es sabido por todos que en el análisis leninista del imperialismo se apunta a la ley de desarrollo desigual del imperialismo, como la norma que caracteriza la esencia del imperialismo. Desarrollo desigual en los ritmos de crecimiento económico, en la expansión política, en la lucha por los espacios y los mercados, etc.

    Esa ley de desarrollo desigual que caracteriza al capitalismo monopolista, o sea al imperialismo, fue definida por Lenin como ley principal. En función de ella se explica el desarrollo a saltos que la historia ha comprobado tanto en el imperialismo como en la revolución proletaria. Primero estuvo al tope Inglaterra como la punta de lanza del imperialismo, en algún otro momento lo fue Alemania, luego EU. Hoy existen diferencias, hay un mayor desarrollo en Japón y Alemania, etc. Es decir, hay un clima de alteración permanente en el "ranking" de los países imperialistas. Y eso ha conducido a las guerras y también a las revoluciones, digamos entre paréntesis.

    En función de este concepto del "desarrollo desigual" apareció en el pensamiento leninista la otra idea clave, que fue la del "eslabón débil". El mapa del imperalismo ofrecía a la revolución proletaria mundial una cadena que tenía, en algunos puntos (por razones de orden económico, político, histórico, militar y sus crisis) los eslabones débiles que podían ir rompiéndose con el avance de la revolución socialista.

    Y el remate lógico, coherente, de esta teoría leninista fue el de la revolución que comenzaba no de manera simultánea en todos los países, o en grupos numerosos de países, sino en uno o en pocos países. O sea, la vituperada -por los trotskistas- teoría del "socialismo en un solo país" que le achacan a Stalin.

    Lenin en su trabajo "El programa militar de la revolución proletaria", en setiembre del 16, dijo lo siguiente: "En tercer lugar, el socialismo triunfante en un país no excluye, de modo alguno, de golpe todas las guerras en general. Al contrario, las presupone. El desarrollo del capitalismo sigue un curso extraordinariamente desigual en los diversos países. No puede ser de otro modo bajo el régimen de producción de mercancías. De aquí la conclusión indiscutible de que el socialismo no puede triunfar simultáneamente en todos los países. Triunfará primero en uno o varios países, mientras los demás seguirán siendo, durante algún tiempo, países burgueses o preburgueses. Esto no sólo habrá de provocar razonamientos, sino incluso el intento directo de la burguesía de los demás países a aplastar el proletariado triunfante del Estado Socialista" (Editorial Cartago, tomo III, página 551).

    Esta es la concepción leninista. En cambio, la idea trotskista se tocó en este punto con ideas como las de Rosa Luxemburgo, Hilferding y Kautsky, quienes llegaban a la teoría del "ultraimperialismo".

    O sea que ellos no advertían que en el imperialismo existe una doble tendencia que es contradictoria: por un lado a la competencia y a la lucha; por otro lado a la monopolización. Y esta monopolización genera ciertos niveles en que los países imperialistas se van emparejando entre sí. Pero justamente esta monopolización y esta tendencia a la nivelación entre los países imperialistas (una tendencia cierta), lejos de suponer la desaparición de las contiendas, agudizaba el fenómeno de la lucha interimperialista. No le quitaba vigencia, sino todo lo contrario, a la denominada "ley del desarrollo desigual".

    En cambio, Trotsky planteaba concretamente que la ley del desarrollo desigual era más vieja que el imperialismo, que el capitalismo en los distintos países se desarrollaba de manera desigual en extremo. Pero en el siglo XIX, afirmaba él, esta desigualdad era más considerable que en el siglo XX. Y que debido precisamente al capital financiero, que era una forma más vieja del capitalismo, el imperialismo desarrollaba más las tendencias "niveladoras" que en el capitalismo pre-monopolista.

    En función de este mundo monopolista "nivelado", con un fuerte desarrollo de las fuerzas productivas, es que Trotsky fundamentaba en definitiva su teoría de la "Revolución Permanente". Ella debía abarcar al conjunto de países industrializados o, al menos, en forma simultánea (y por eso lanzó la consigna de los "Estados Unidos Socialistas de Europa"), a la Europa avanzada, occidental y capitalista.

    En su trabajo "Las lecciones principales, qué es la Revolución permanente, tesis fundamentales", publicado en 1946 por la revista "Octubre", de los trotskistas argentinos, Trotsky decía textualmente que "el triunfo de la revolución socialista es inconcebible dentro de las fronteras nacionales". Y al fundamentar una visión que en definitiva era derrotista -como cuando la Unión Soviética se quedó sola, allá por los años 19 y 20, luego del reflujo y de la derrota de la Revolución en Hungría y en Alemania-, insistía en esta visión: o había revolución en el conjunto de Europa o no tenía sentido la Revolución en un país aislado (como se había producido en Rusia). Afirmaba en este mismo trabajo que "la división mundial del trabajo, la subordinación de la industria soviética a la técnica extranjera, la dependencia de las fuerzas productivas de los países avanzados de Europa respecto de las materias primas asiáticas, hacen imposible la edificación de una sociedad socialista independiente en ningún país del mundo".

    Entonces reitero la primera conclusión. Lenin apostaba a la Revolución Socialista Proletaria Mundial; con un criterio en absoluto estrechamente nacionalista, sino internacionalista. Entendió que este avance de la revolución tenía que ser a saltos, rompiendo las cadenas por los eslabones débiles, primero en algunos puntos antes que en otros, etc. Y mantuvo firmemente una posición no derrotista, de ofensiva, aún en los años en que la Unión Soviética se quedó casi totalmente sola.

    Frente a estas concepciones, el trotskismo elucubró las suyas rayanas en el ultraimperialismo, sobre los Estados Unidos Socialistas de Europa. Cuando estas ideas no se hicieron realidad, se tornaron profundamente derrotistas, de derecha, liquidadoras, con respecto a la posibilidad y las perspectivas de que el régimen soviético se pudiera consolidar.

    Etapas de la revolución

    Otro punto en que se produjo el choque entre Lenin y Trotsky fue el de las etapas de la revolución.

    De acuerdo al leninismo vivimos en la época del imperialismo y de la revolución proletaria mundial, tanto de los países que han podido hacer una revolución socialista, cuanto en su alianza con los movimientos de liberación nacional y social.

    De esta concepción surge la necesidad de prever y de tener en cuenta las distintas etapas o fases de la revolución en los distintos países.

    Hay mucho escrito por Lenin al respecto. Yo les recomendaría el trabajo "Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática", porque creo que es uno de los textos donde más sintética y fundamentadamente se expone su teoría sobre las etapas de la lucha.

    Al efecto de ilustrar esta concepción, vemos que en el tomo IX de las obras completas de Lenin, éste planteaba el siguiente punto de vista: "De la revolución democrática comenzaremos a pasar enseguida, y precisamente en la medida de nuestras fuerzas, de las fuerzas del proletariado con conciencia de clase y organizado, a la revolución socialista. Somos partidarios de la revolución ininterrumpida, no nos quedaremos a mitad de camino".

    Así proponía Lenin esa concepción que nosotros defendemos, la revolución ininterrumpida que distingue fases y etapas. Y, en cada una de las mismas, blancos, fuerzas motrices, programas y objetivos políticos, económicos y militares, diferenciados de acuerdo a cada correlación de fuerzas y a cada etapa de la revolución, siempre bajo dirección del proletariado y su partido revolucionario.

    Inclusive, y sintetizando más aún el debate, en noviembre del 18 Lenin recapitulaba: "Las cosas ocurrieron tal como dijimos que ocurrirían. La marcha de la revolución confirmó la exactitud de nuestro juicio. Primero, junto con todos los campesinos, contra la monarquía, los terratenientes, contra el medievalismo. Y, hasta ese punto, la revolución sigue siendo burguesa, democrático-burguesa. Después, junto con los campesinos pobres, con los semiproletarios, con todos los explotados, contra el capitalismo, incluyendo a los ricos del campo, los kulaks, los especuladores, y es en ese punto donde la revolución se convierte en socialista".

    Y esta definición de la etapa la completó, desde el punto de vista leninista, planteando que debía ser la clase obrera la que encabezara la revolución democrática. Así marcó la gran diferencia que tenía con los mencheviques -y de hecho con Trotsky, en aquella época emblocado con ellos-, en cuanto a una revolución democrática que la clase obrera no debía dejar en manos de la burguesía, sino acaudillarla. Debía golpear junto a la burguesía y marchar separado de ésta; tratar de hegemonizar esa revolución democrática para luego, cuanto antes, "en la medida de nuestras fuerzas", pasar a la etapa de la revolución socialista.

    De más está decir que este planteamiento de la revolución democrática de parte de Lenin fue una innovación. Uno de los grandes aportes que hizo a la cuestión, tomando en cuenta que, hasta ese momento, el movimiento comunista internacional se seguía manejando con la táctica esbozada en el capítulo de cierre del Manifiesto Comunista por parte de Marx y Engels. En general, ellos planteaban una táctica de apoyo crítico a tal o cual fracción de la burguesía, para desgastarlas, en tanto esperaban que sonara la hora de la clase obrera para pasar a derribar a la última fracción de la burguesía que ya estuviera desmoralizada, dividida y, sobre todo, desprestigiada ante las masas (ver capítulo titulado "Actitud de los comunistas ante los diferentes partidos de oposición" del Manifiesto Comunista. Obras Escogidas Marx-Engels, tomo I, página 139-140).

    El enfoque de Lenin es diferente. En la época del imperialismo, vista la aceleración de las contradicciones, las guerras, la maduración de las contradicciones objetivas y subjetivas -y éste es uno de los aportes fundamentales de los bolcheviques al arsenal teórico del marxismo- el proletariado debía encabezar la revolución democrática, y luego pasar de modo ininterrumpido, sin etapas intermedias de dominación burguesa, a la lucha por el socialismo.

    La consigna que sintetizó esta idea leninista fue la de un "gobierno democrático-revolucionario de los obreros y campesinos".

    Frente a ésto se alzaron los puntos de vista del trotskismo, que planteó en los años de la Revolución de 1905 la errónea y sectaria consigna de "Sin Zar, por un gobierno obrero". El Trotsky que agitaba esa consigna formaba el bloque con los mencheviques desde 1901 hasta 1905.

    Sobre esto hay que recordar algunas citas críticas en los trabajos de Lenin, que nos ayudan a situar la historia del personaje que venimos criticando: "Trotsky representa únicamente sus vacilaciones personales, y nada más. En 1903 fue menchevique, abandonó el menchevismo en 1904, volvió al menchevismo en 1905, haciendo gala de una fraseología ultrarrevolucionaria; en 1906 se apartó de nuevo; a fines de 1906 defendió los acuerdos electorales con los Kadetes (es decir, de hecho estuvo de nuevo con los mencheviques). Y en la primavera de 1907, dijo en el Congreso de Londres que divergía de Rosa Luxemburgo más sobre ´matices individuales de las ideas que sobre tendencias políticas´. Trotsky plagia hoy los bagajes ideológicos de una fracción, mañana de otra y como consecuencia, se proclama ubicado por encima de ambas fracciones. En teoría Trotsky no está de acuerdo en ningún punto con los liquidadores y otzovistas, pero en la práctica está en un todo de acuerdo con ellos". (V.I. Lenin, Contra el trotskismo, tomo I, página 92).

    En una carta a Máximo Gorki, Lenin escribió el 13 de febrero de 1908: "Yo personalmente, por ejemplo en el período 1903-1905, cuando Trotsky era menchevique, tuve con él choques que llegaron a convertirse en verdaderas batallas".

    En otra carta al mismo Gorki, el 11 de abril de 1910, el jefe de la revolución rusa añadió que "Solamente un charlatán como Trotsky supone que este rechazo (al liquidacionismo y otzovismo) puede evitarse".

    En 1911, lo calificó de "Judas Trotsky" en estos términos: "En el pleno del CC el Judas Trotsky se deshizo en ataques contra el liquidacionismo y el otzovismo. Juró y aseguró que era fiel al Partido. Le fue concedido un subsidio. Después del pleno del CC se debilitó y se fortalecieron los de Vperiod, que ahora tienen dinero. Se robustecieron los liquidadores que a la vista de Stolipin escupían a la cara del partido ilegal. El Judas expulsó de Pravda al representante del CC y comenzó a escribir artículos liquidacionistas en Vorwats".

    La posición del trotskismo era en aquellos años -y luego sus herederos lo continuaron- la de "Sin Zar, por un gobierno obrero". Según él era errónea y reaccionaria la consigna bolchevique de un "gobierno de unidad obrero-campesina".
    Muchos años después, en "La Revolución Permanente", Trotski afirmó textualmente: "La tendencia de la Internacional Comunista de imponer actualmente a los pueblos orientales la consigna de la dictadura democrática, superada hace años por la historia, no puede tener más que un carácter reaccionario".

    Su concepción era la no distinción de las etapas dentro de la Revolución. La suya fue una crítica a todos aquellos que plantearan una línea de alianza obrero-campesina (como la quería primero Lenin y luego Mao, Ho Chi Minh, Fidel Castro y el Che Guevara), afirmando que renegaban de la lucha por el socialismo.

    Lenin era enemigo de la teoría de la Revolución Permanente y mantuvo una posición concluyente con respecto a ella. Dijo irónicamente: "Trotsky mantiene su ´original´ teoría de 1905, negándose a reflexionar sobre las causas por las cuales durante 10 años la vida ha pasado de largo ante esta magnífica teoría. La ´original´ teoría de Trotsky copia de los bolcheviques el llamamiento al proletariado a una lucha revolucionaria resuelta y a la conquista del poder político, y de los mencheviques, la negación del papel del campesinado". (V.I. Lenin, "Las dos líneas de la revolución", noviembre de 1915).

    El tema del campesinado constituyó una diferencia con Lenin que no data solamente de aquellos años, 1905/1912/1917. Inclusive después del 17 Lenin siguió enfatizando acerca de la necesidad de la unidad de los obreros con los campesinos. Máxime en un país como Rusia, donde había una abrumadora mayoría de campesinos. Por eso el jefe de la revolución soviética hizo concesiones a los campesinos y al partido de los campesinos -que era el de los Socialistas Revolucionarios-, no sólo en las polémicas de 1905, sino cuando tomó el poder y firmó el Decreto de la Tierra. Ese fue el primero del nuevo poder soviético, junto con el Decreto de la Paz que firmaron Lenin y el Consejo de Comisarios del nuevo Gobierno del Pueblo.

    El 30 de diciembre de 1920, Lenin observó: "Se trata de que (el poder soviético) no es un Estado completamente obrero. Aquí es donde el camarada Trotsky comete uno de sus errores fundamentales. En primer lugar el nuestro no es, en realidad un estado obrero sino un estado obrero y campesino". ("Los sindicatos, la situación actual y los errores del camarada Trotsky").

    En cuanto a la tierra, justamente, Lenin fue flexible frente a los campesinos, abandonó su consigna de "nacionalización de la tierra" por la cual luchó durante 15 años, y tomó en cuenta el mandato campesino inspirado por los Socialistas Revolucionarios de izquierda. En suma planteó una consigna de reforma agraria que entregaba la tierra a los campesinos, promoviendo luego la cooperativización.
    Incluso en polémicas que sostuvo con Bujarin y el mismo Trotsky, en el VI y VII Congreso del partido bolchevique (en el 17 y 18 respectivamente), Lenin definió al poder soviético como un estado obrero y campesino. Lo hizo hostigado por los insultos de Bujarin y Trotsky, a quienes les parecía inconcebible una definición de esas características.

    Con esto quiero significar que no se trataba de una mera discusión teórica, sino algo práctico y trascendente. Fue en base a la alianza obrero-campesina que Lenin pudo hacer y sostener la Revolución. Por tener una línea para los campesinos después de tomar el poder, fue que pudo mantener el poder soviético en momentos en que -todos lo sabemos- se desarrollaron las dificultades ocasionadas por la intervención extranjera, la Guerra Civil, la injerencia militar de los alemanes, japoneses, ingleses, franceses, etc. contra el naciente poder soviético.

    Creo que esta discusión, hoy, que han transcurrido muchos años, se da en términos generales, cuando ya están maduras las condiciones para evaluar -a la luz de la práctica- quién tuvo la razón.

    La realidad ha demostrado, después de transcurridos muchos años, que la razón la tuvo Lenin. Desde 1902, desde el "Qué hacer" en adelante, él sostuvo hasta 1917 -hasta "Las Tesis de Abril", del 17- la necesidad de la Revolución Democrática y del Gobierno Obrero y Campesino.

    En "Las Tesis de Abril" fue cuando Lenin planteó el cambio de las etapas de la Revolución y reclamó que todo el poder debía pasar a los soviets. De allí en adelante, sobre todo desde la represión del gobierno burgués de Kerensky en junio-julio de 1917, orientó al partido para poner a la orden del día la preparación de la insurrección armada y el planteamiento de la Revolución Socialista.

    Eso tenía que ver con que en febrero del 17 el zarismo había sido derribado por una revolución popular y se había creado una dualidad de poderes. Por un lado Kerensky y la burguesía, y por el otro los Soviets o consejos de delegados obreros, soldados y campesinos. Esto debía dar lugar a una resolución por medio de una revolución socialista que pusiera todo el poder en manos de los obreros.

    La vida ha demostrado lo correcto de las teorías leninistas en general sobre las distintas etapas de la revolución. Esta verdad general y esta conclusión histórica también deben traerse a colación en la Argentina.

    Aquí, donde no hemos hecho la Revolución, también chocan dos concepciones.

    La de los trotskistas, que conducen al aislamiento. No son revolucionarias, son sectarias, debilitan y aislan a la clase obrera; en nombre del socialismo abandonan las reivindicaciones democráticas y antiimperialistas en manos de la burguesía y de la pequeña burguesía.

    Por otro lado nosotros, que humildemente intentamos ser herederos de los bolcheviques, queremos hacer también una revolución cuya primera etapa sea democrática, antimonopolista, antioligárquica, antiimperialista, profundamente popular y dirigida por la clase obrera. Una revolución cuyas dos tareas centrales -que para Lenin fueron paz, pan y tierra- sean en la Argentina las de forjar una revolución democrática seguida por la expropiación y confiscación de los 300 monopolios nacionales y extranjeros como Bunge & Born y Pérez Companc. Esto significa en nuestro país una Revolución Democrática. Y que, simultáneamente, se destruya, desde los cimientos hasta el techo, el edificio fascista de las Fuerzas Armadas, que es justamente el que asegura esta dominación oligárquico-imperialista. Esta es la gran tarea popular siguiendo las concepciones leninistas para la revolución en un país capitalista dependiente como el nuestro. Así se abrirá paso al socialismo.

    Entendemos junto a Lenin y por oposición a Trotsky que hubo una etapa democrática de la revolución en Rusia, pese a que era un país imperialista (atrasado dentro de los países imperialistas).

    Lejos de lo que planteaba Trotsky, cuando decía que estaba superada por la historia, la vida demostró que en China hubo dictadura democrática de obreros y campesinos, con etapas de la revolución; en Nicaragua la hay; en Europa Oriental las hubo con las Democracias Populares. No conocemos caso algunos de las revoluciones que no hayan atravesado en su lucha esa etapa preparatoria de la revolución socialista en base a aquella alianza obrero-campesina que tanto repugnaba a Trotsky.

    Que los sectores reformistas (los "mencheviques" de la Argentina, los Juan B. Justo y los Victorio Codovilla) hayan hecho seguidismo detrás de la burguesía nacional y hasta de la gran burguesía, en nombre de la "etapa democrática", no significa que el leninismo haya perdido vigencia. Ni que el trotskismo tenga razón con su estrecha propuesta de "gobierno obrero".

    En los países avanzados como Francia, Alemania y EU, por supuesto, habrá que plantear las cosas directamente como revolución socialista. Pero en las revoluciones que hubo hasta ahora, incluso en algunos casos como el de Rusia, que no era un país típico del Tercermundo, colonial o semi-colonial, hubo etapas.

    Construcción del socialismo

    En cuanto a la construcción del socialismo, yo trataría de sintetizar en dos grandes puntos estas diferencias, aunque hay muchas más por supuesto. Pero veamos estos puntos fundamentales: uno, el tratado de paz de Brest-Litovsk; otro, la polémica acerca de los sindicatos.

    El caso de Brest es muy sencillo: el imperio alemán, apoyándose en que Rusia no tenía casi fuerzas armadas, que estaba construyendo el socialismo sin clase obrera -como lo expresó paradojalmente el mismo Lenin en alguna oportunidad-, presentó una serie de reclamos territoriales y económicos. Frente a ésto Lenin dijo que había que ganar tiempo. Trotsky fue como canciller soviético a estas negociaciones, procedió de acuerdo con Lenin durante algún tiempo, y luego lo desobedeció. No firmó la paz con los alemanes y desmovilizó al ejército. Esto creó condiciones para que los alemanes avanzaran y la Rusia soviética tuviera que pagar con más territorio y más dinero, aparte de tener que ceder Ucrania, Finlandia, Estonia y otros territorios que los alemanes reclamaban. Ahí se armó un gran debate de política internacional en el VII Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso.

    La discusión sacudió a todo el partido. Trotsky afirmó que era una traición haber firmado la paz de Brest. La oposición "de izquierda" se coaligó contra Lenin-Stalin a propósito de esta cuestión. Habló de que se traicionado la revolución alemana, entregado Finlandia, etc. Lenin le contestó indignado diciendo que eran como los niños, que pensaban que quien firmaba un pacto se vendía a Satán y al infierno. Que eso era sencillamente ridículo, pues la historia militar demostraba con claridad que la firma de un pacto después de una derrota era un recurso para unir fuerzas. "Hicimos todo lo que se podía hacer. Con la firma del tratado salvamos a Petrogrado, aunque más no sea por unos pocos días". Trotsky, Bujarín y toda la oposición "de izquierda" dijo que era una traición. Afortunadamente Lenin ganó esa votación en el Comité Central, aunque ajustadamente. Y en el VII Congreso partidario ganó con 30 votos contra 12 y 4 abstenciones.


    Las concepciones de esta oposición se ligaban a lo que decíamos antes sobre la Revolución Permanente, y a lo que dijimos sobre la no distinción de etapas en la revolución. ¿Por qué? Porque Lenin quería firmar la paz para salvar Petrogrado "aunque más no sea por unos pocos días", porque esta ciudad era la base o la posibilidad para salvar luego por un largo período ese poder soviético que, por el reflujo de la revolución en Europa, se veía condenado a un aislamiento temporal.

    Los hechos probaron que hubo socialismo durante muchas décadas. Y que en definitiva vino la revancha soviética, conducida por Stalin, cuando los ejércitos rusos llegaron hasta Berlín, en la 2° Guerra Mundial, aplastando al hitlerismo y liberando a media Europa.

    En cambio Trotsky, con su concepción del "todo o nada", "Revolución Permanente", "Estados Unidos Socialistas de Europa o nada", en la medida en que no había habido revolución en Alemania ni en el resto de Europa, se veía profundamente deprimido. Ya no tenía sentido para él mantener un poder soviético aislado, una sola Rusia atrasada que supuestamente nada podía hacer sin la ayuda de los obreros avanzados de Europa Occidental.

    En ese VII Congreso del partido bolchevique, Trotsky planteó abiertamente: "Si el proletariado revolucionario no puede librar todavía un combate decisivo contra el imperialismo, decid que el poder Soviético es, para el proletariado revolucionario, una carga demasiado pesada, que nosotros nos hemos presentado demasiado temprano y que ahora debemos pasar a la clandestinidad".

    Por eso Trotsky, a quien no le preocupaba rifar el poder soviético, disolverlo y "pasar a la clandestinidad", fue quien se opuso a la firma de la paz de Brest. Lenin le pegó duro: "El camarada Trotsky dice que eso será una traición en el sentido cabal de la palabra". (V. I. Lenin, Contra el trotskismo, tomo II, página 96).

    La otra polémica importante en esos años fue a propósito de los sindicatos. Lenin retrucaba a Trotsky en su trabajo (citado más arriba) y desarrollaba el concepto del sindicato como escuela del comunismo; como organismo de las masas. El sindicato -aun en organismos soviéticos- no debía ser como un departamento oficial del Gobierno, del Partido o del Estado, sino como una correa de transmisión. El Partido debía dirigirlo pero como un organismo de la masa.

    Por lo tanto, no se debían confundir los sindicatos con el Partido de vanguardia, con el Partido Bolchevique. Este debía tener una táctica flexible y de masas hacia los sindicatos para hegemonizarlos, por línea, por trabajo, y no dictando órdenes burocráticas. En cambio Trotsky, junto a Bujarín y Krestinski, plantearon a Lenin una proposición que decía: "Es necesario proceder ahora mismo a la reorganización de los sindicatos. Es necesario, ante todo, realizar una selección de funcionarios desde este ángulo".

    Lenin se burló de eso y dijo que no era posible. Aparte Trotsky propuso la consigna: "Sacudir los sindicatos desde arriba". Lenin lo criticó diciendo que confundía lo que era un sindicato. Dijo que era inverosímil la cantidad de errores teóricos que podía llegar a cometer Trotsky al no distinguir un sindicato del Partido, un sindicato del Gobierno, un sindicato del Estado.

    Y aquí Lenin puntualizó que "justamente, las diferencias que tenemos con Trotsky giran en torno a cómo abordar las masas, cómo vincularnos con las masas".

    En definitiva, la polémica hacía a la política de masas que tenía que darse al Partido. Lenin advertía acertadamente que si los bolcheviques corrían peligro de ser derribados del poder que habían logrado instaurar, solamente podría suceder no por la intervención del imperialismo, al que no le tenía miedo. Estaba convencido de que un gobierno soviético que le daba pan y paz al obrero y al campesino, no podía ser derribado por la guerra civil desde adentro o la intervención imperialista desde afuera. Estaba convencidísimo de eso. Lo que Lenin opinaba es que ese poder soviético podía ser desbancado sólo si se rompía el vínculo entre el Partido y las masas.

    Y ahí, una vez más, Trotsky puso en peligro el poder revolucionario. Antes, llevándolo al peligro de una guerra prematura contra los alemanes, dejando la criatura inerme frente a una potencia como la prusiana, a la que "se le hacía agua la boca" esperando liquidarla. Y, después, poniendo en riesgo el vínculo entre el Partido y las masas obreras y campesinas, lo que podía conducir a la derrota a ese naciente y aún débil poder.

    Esta diferencia acerca de cómo abordar a las masas, qué línea de masas darse, por qué había que trabajar con paciencia y no "sacudir los sindicatos" desde arriba, no militarizar los sindicatos, tenemos que conectarla con la actitud de Trotsky hostigando a los campesinos.

    En tanto, la política leninista era amistosa hacia los campesinos, retomaba el mandato de la tierra que no le pertenecía, hacía concesiones a los campesinos y modificaba su consigna agraria, con tal de consolidar su alianza con ellos. Y, aparte de entregarles tierras, les daba cargos en el gobierno. Por eso él aceptó el programa agrario de los SR de izquierda que se dividieron de los SR de derecha (aliados de los mencheviques, de Kerensky y demás) y vinieron a formar parte, por lo menos un año, del primer gobierno soviético.

    Entonces, la línea de masas vino a ser un debate central que se desarrollaba, sobre la línea que debía darse hacia el movimiento obrero y hacia los campesinos. ¡Nada, casi nada!


    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Dom Abr 03, 2011 4:42 pm



    Parte 2

    Acerca del Partido

    El cuarto punto se refiere a la teoría del Partido.

    El planteo leninista es muy conocido. Ustedes lo pueden ver especialmente en libros como "Qué hacer?", "Un paso adelante, y dos atrás", en el artículo "Por dónde empezar?", etc. Esos son algunos de los trabajos donde Lenin fundamentó la necesidad de una organización de vanguardia, capaz de conducir la lucha obrera, de luchar por el poder, de destruir al zarismo y expropiar a los capitalistas.

    Una organización superior de la clase obrera, de cuadros, de revolucionarios profesionales. Así lo planteó Lenin en un momento crucial del debate con los economistas y mencheviques. Le daba un carácter conspirativo, a pesar de que sabía que lo iban a "chicanear" diciendo que su propuesta era una reunión de agentes, un complot de conspiradores. No obstante, planificaba estas características para el partido de vanguardia.

    En contra de Lenin, los economistas libraron batalla durante los primeros años del siglo XX. Luego, más abiertamente y constituídos como fracción política, lo hicieron los mencheviques, después del II Congreso del POSDR. A lo largo de esa década fueron cambiando sucesivamente de nombres: liquidadores, oztovistas, bloque de agosto de 1912, etc.

    Trotsky no se perdió ninguna, se anotó en todas esas fracciones antileninistas, y ello no fue casual. ¿Por qué se sumó a esas fracciones de derecha? Lo hizo desde el primer gran debate que se armó en 1903 en el II Congreso del Partido, a propósito del artículo 1° de los Estatutos. Allí Lenin defendió una concepción del partido revolucionario de vanguardia, o sea que selecciona a los militantes. Por otro lado, la concepción "movimientista", "amplia", de los economistas, de los mencheviques, en definitiva del reformismo, al que se sumó alegremente Trotsky. Estos sectores planteaban que cualquier "huelguista" podría ser miembro del partido. Es decir, un partido abierto, supuestamente de masas. Y ésta fue una diferencia básica entre uno y otro.

    O sea que en el debate principal sobre el tipo de partido a construir, Trotsky se unió a los mencheviques y enfrentó a Lenin.

    Esta concepción antileninista es una constante que constituye uno de los puntos de diferenciación que tenemos con los trotskistas de la Argentina. Nosotros humildemente queremos ser herederos de los bolcheviques y nos mantenemos, aún con muchas inconsecuencias y errores, en el modelo del partido bolchevique como organización de avanzada.

    En tanto que los trotskistas como Nahuel Moreno y el Movimiento Al Socialismo (MAS), o sea lo que era antes el PST, se inclinan ante la masa y la concepción reformista del "partido de masas".

    En el artículo necrológico sobre Nahuel Moreno, el MAS rescató cuatro puntos que parecen ser las principales lecciones que les dejó su dirigente. La conclusión sería esta: "Les decimos a los obreros que no crean en patrones, que no crean en guerrilleros, y que no crean ni siquiera en nosotros", -dice el MAS- "sino que confíen solamente en su lucha".

    Es la misma concepción espontaneísta que Trotsky tenía sobre el partido, del que podían formar parte todos "los huelguistas". Una definición que no planteaba fronteras entre la vanguardia y la masa. Ellos plantean permanentemente -los trotskistas actuales, reivindicándolo a Trotsky- que lo fundamental es la movilización democrática "autoorganizada" de las masas.

    En cambio, para contraponerse a estas concepciones espontaneístas, oportunistas y "masistas", Lenin advirtió: "Pero no se puede ejercer la dictadura del proletariado a través de una organización que abarque la totalidad de esta clase, porque en todos los países capitalistas y no sólo en el nuestro, uno de los más atrasados, el proletariado está aún dividido, tan degradado y tan corrompido en algunas partes -por el imperialismo, en algunos países-, que una organización que englobe a la totalidad del proletariado no puede ejercer directamente la Dictadura del Proletariado. Sólo puede ejercerla la vanguardia que concentra la energía revolucionaria de la clase. El conjunto es algo así como un sistema de engranajes. Tal es el mecanismo básico de la Dictadura del Proletariado y la esencia de la transición del capítalismo al comunismo".

    Por eso, en síntesis, quería plantear estas diferencias sobre la organización. Está la concepción bolchevique de un partido que, abarcando la vanguardia, tenga mil vínculos con las masas. Y está la idea de una organización de la cual puede ser miembro "todo huelguista" (y que a la vez les dice a los que no son huelguistas que no crean en los patrones ni en los guerrilleros, ni en "nosotros", sino solamente en "ustedes mismos"). O sea, la demagogia más barata, el obrerismo más bajo.

    Otra expresión de lo mismo es la consigna trotskista de "que la base decida". Esto estaría bien a condición de que quienes se reivindican como fuerza de vanguardia (el MAS, por ejemplo) le hicieran propuestas a la masa. Que se jueguen y arriesguen una posición frente a un tema candente, antes que hacer la fácil de "tirarle el problema" a la gente.

    Si el partido bolchevique hubiera dicho "que la base decida" en 1917, muy probablemente no hubiera habido revolución. Lenin ni siquiera aguardó el inicio del II Congreso de los Soviets sino que lanzó la insurrección unos días antes y llevó a ese Congreso los primeros decretos del nuevo poder sobre la paz y la tierra.
    En los momentos críticos, jugar a los plebiscitos y asambleas puede ser la derrota de la revolución socialista. Y suelen ser también el recurso de rehuir responsabilidades políticas de parte de los partidos que quieren "borrarse" de la lucha.

    El trotskismo no es revolucionario

    Otro tema que quería abordar es porqué los trotskistas no son revolucionarios. Aquí lo voy a dejar de lado a Lev Davidovich Bronstein quien, a diferencia de sus herederos, participó en 1917 de la revolución de Octubre. De sus seguidores no se puede decir que hayan tenido una actitud similar. O sea que en esto Trotsky los supera ampliamente no sólo porque no han tenido tal actitud, sino que -frente a las revoluciones triunfantes- tuvieron siempre un política de hostigamiento, denuncia y contradicciones.

    Y creo que no son revolucionarios porque, en primer lugar, no se plantean la necesidad de una fuerza combativa para luchar seriamente por el poder. O sea que el horizonte estratégico del MAS y de otros partidos que tienen filiación trotskista y trotskizante, es -como alguna vez lo dijo su líder Luis Zamora-: "El MAS es un partido de obreros para luchar contra los patrones". Es decir, una rueda de auxilio de la mera lucha gremial. Lo sindical, en la medida en que se plantea mejorar las condiciones de trabajo y por un salario digno, supone en definitiva luchar por vender en mejores condiciones la fuerza de trabajo, pero no va más allá.

    Por tal motivo, el horizonte del MAS, que gusta definirse como partido de los obreros para luchar contra los patrones, tiene como "techo" el bono para el fondo de huelga, la olla popular y algún otro planteo gremial, cuando no abiertamente reformista, como su apoyo al programa burocrático de los "26 puntos" de la CGT de Saúl Ubaldini-Lorenzo Miguel.

    Nosotros creemos que, en cambio, un atributo para aquel que quiera hacer la revolución es definir claramente que la vía para alcanzarla es la lucha revolucionaria por el poder. Y eso supone la construcción de las organizaciones adecuadas a tal fin.

    El congreso realizado en 1982 por la LIT (Liga Internacional de los Trabajadores -IV Internacional), organización fundada por Nahuel Moreno y dirigida hegemónicamente por el MAS, consideró muy importante que una de sus primeras resoluciones fuera la "Tesis contra el guerrillerismo", como documento constitutivo. Parece que el guerrillerismo en Nicaragua y El Salvador suponían un grave peligro para las posiciones del trotskismo.

    En esas tesis la LIT caía en posiciones absolutamente reformistas. Afirmaba, por ejemplo, que la insurrección no es una lucha de un ejército contra otro, sino una lucha por el ejército. Como si se pudiera luchar por destruir, dividir y atraer una parte del ejército enemigo sin algo que lo golpee, lo derrote y le imponga bajas como para que se precipite su crisis.

    Lenin evidentemente se quedó con militares zaristas, con unidades que se pasaron de bando. Pero, ¿sobre la base de qué? Sobre la base de la insurrección, del Comité Militar-Revolucionario de Petrogrado, la Guardia Roja, el asalto al Palacio de Invierno iniciado tras los cañonazos del crucero Aurora, etc. Sobre esta base pudo dividir al ejército zarista, semidestruído previamente por la guerra imperialista iniciada en 1914.

    La LIT se preguntaba, en esta resolución, cuáles son las condiciones en que se puede formar un ejército; y su posición fue concluyente. La cito textualmente: "La necesidad de construir un ejército sólo se plantea a partir de la constitución del Estado Obrero". O sea, primero habría que tomar el poder y sólo después formar un ejército para defenderlo.

    Es una posición teóricamente derechista y oportunista. Y por supuesto, no se quedaron allí sino que en política pasaron a juzgar las revoluciones existentes. Por ejemplo, a la Revolución Sandinista. Este era un ejemplo más que les quería dar de porqué entiendo que los trotskistas no son revolucionarios.

    Repito: porque no se plantean formar fuerza propia para tomar el poder. Porque a las revoluciones que aparecen, como la Sandinista, las descalifican con estas palabras: "Otras direcciones como las guerrilleras se oponen al avance de las masas hacia el socialismo. El sandinismo, por ejemplo, luchó heroicamente para derrotar a la dictadura de Somoza, pero después no permitió que su pueblo siga adelante quitándole las tierras y las fábricas a los explotadores. Dedicó el sandinismo todo su prestigio, influencia y fuerza a impedir ese paso al socialismo".

    Y no son sólo estas las cosas que quería comentarles, sino que volviendo al documento programático de línea de la LIT, sigue diciendo textualmente acerca del tema militar: "Las acciones que la guerrilla efectúa no acercan al proletariado a las masas, sino lo alejan de ellas. La guerrilla es un obstáculo absoluto para este programa militar trotskista para el armamento del proletariado. Es, por el contrario, imprescindible denunciar a la organización guerrillera y sus acciones ante el movimiento de masas, si verdaderamente queremos que los trabajadores se armen".

    Creo que está claro y que no hacen falta mayores comentarios. Una posición similar de virulencia tienen contra Cuba, aunque la isla se mantiene firme en el socialismo pese al bloqueo del imperialismo declarado totalmente en febrero de 1962.

    Por eso repito que a mi juicio queda demostrado que la propuesta y dirigencia trotskista no son revolucionarias. Naturalmente me refiero a la mayoría de sus dirigentes, reconociendo que en su base y sectores de direcciones intermedias hay muchos luchadores honestos y revolucionarios.

    Trotskismo y divisionismo

    Este problema, de que el trotskismo es divisionista, es en general un valor bastante entendido. Creo que de todas las críticas que le hacemos al trotskismo, es la más comprendida por los militantes populares porque la izquierda argentina lo ha vivido en carne propia. Veamos: hace algún tiempo, antes de que el Partido Comunista argentino los echara -cosa que el PC quería hacer- el Movimiento Al Socialismo dividió el Frente del Pueblo (FP), y en este punto coincidió con el Partido Obrero (PO), que ya lo había dividido anteriormente por la sencilla razón de que no había confluído a su conformación. Allí tenemos un ejemplo concreto de divisionismo y de por qué esas direcciones no son unitarias.

    Rastreando algunos antecedentes en opiniones y puntos de vista de Trotsky, está su posición respecto a los frentes populares, los cuales, como todos sabemos, fueron planteados para enfrentar al nazismo. Lo hizo la III Internacional comunista en su VII Congreso de 1935 a través del informe del dirigente búlgaro Jorge Dimitrov, titulado "Fascismo y Frente Único".

    En oposición a los planteos de la III Internacional, Trotsky dijo en el documento de la IV Internacional del año 1938: "La primera condición necesaria para la lucha revolucionaria contra el fascismo es el desenmascaramiento de la teoría y práctica del Frente Popular". Les pido que asociemos esto con los dichos del PO, que decía que para unir la izquierda, primero había que destruir al FP.

    Cuando los frentes populares, a pesar de la advertencia de Trotsky, se fueron formando y jugando su papel en la lucha antifascista, este sentenció: "Los frentes populares por una parte y el fascismo por otra, son los últimos recursos políticos del imperialismo en la lucha contra la revolución proletaria".

    Pero la vida demostró que los frentes populares servían para luchar contra el fascismo. Así se probó en España, China, Vietnam, Europa Oriental, etc. Los frentes no sólo eran antagónicos con el fascismo sino que desementían rotundamente a Trotsky, para quien sólo representaban maniobras del imperialismo. La verdad fue que el imperialismo se benefició con la labor escisionista de los trotskistas.

    ¿Son socialistas?

    El cuarto punto a tocar es que los trotskistas no son socialistas.

    Hay muchas razones para esgrimir al respecto. Pero esencialmente una: ¿cómo podemos calificar de socialista a quienes, en la tesis de fundación de la LIT (Cuarta Internacional) dijeron:

    "Por un lado, todas las burocracias que regentean a los Estados obreros, sin excepción -desde Brezhnev a Deng Xiao Ping, desde Fidel Castro a Kim Il Sung- sean cuales fueran sus diferencias políticas, coinciden en el mantenimiento del statu quo, es decir, en defender el mantenimiento del capitalismo a escala mundial. Son contrarrevolucionarios por todos sus costados y sin ´doble´ naturaleza alguna. El poderío que tienen (...) lo usan para impedir que el capitalismo sea expropiado en el conjunto del planeta"?

    Agregaron: "Por otro lado las burocracias están hundiendo a los estados que gobiernan en el pantano sin fondo de la crisis capitalista mundial. La dirección burocrática, que antes era un obstáculo relativo para el desarrollo de las fuerzas productivas en los estados que dirige, hoy se ha convertido en una traba absoluta para el desarrollo de las economías planificadas. Las únicas ´salidas´ a las que atina la burocracia son, por un lado, la imposición de planes de hambre y superexplotación, peores que los de las más bárbaras dictaduras capitalistas. Y, por otro lado, la creciente dependencia que está en tren de convertir a muchos estados obreros burocráticos en virtuales semicolonias de la banca imperialista" (Tesis de Fundación de la LIT, aprobadas en enero de 1982, página 19).

    Tenemos muchas críticas que hacer al proceso de construcción del socialismo. En la URSS de hoy, a la "perestroika" de Mijail Gorbachov; hace unos años y en el pasado a las políticas revisionistas aplicadas por Nikita Kruschov y Leónidas Brezhnev. Las tenemos, inclusive, como diferencias -en algunos casos graves- con respecto a lo que pueda hacer Deng Xiao ping en China.

    Pero de ahí a sumarnos a un ataque a esos países socialistas con las mismas palabras, los mismos enfoques que el imperialismo; calificar a esos países como que son peores que los países imperialistas, decir que son "virtuales semicolonias de la banca imperialista", etc. hay una distancia muy grande.

    Estoy convencido de que los dirigentes trotskistas, con puntos de vista como los que acabo de citar, se ubican en el campo del imperialismo, objetivamente hablando. Esto más allá de las buenas intenciones y las reservas revolucionarias de mucha buena gente que milita en partidos trotskistas, en particular en el MAS -que es un partido con influencia de masas, etc.- y también de la que hay en el PO.
    Pero más allá de las reservas de esos socialistas honestos, este tipo de puntos de vista de sus direcciones los lleva a coincidir en los puntos claves con el cuestionamiento del imperialismo a los países socialistas. Que son, justamente, su supuesto escaso desarrollo económico; que para los trotskistas es peor aún: es retroceso hacia la virtual semicolonia.

    Y su segunda crítica, que no figura en la cita que hemos dado acá, pero que ustedes ya conocen, es el tema de la democracia. Que en Cuba no la hay, que en Rusia y en China tampoco, etc. Y en este sentido, las dos críticas que hace el trotskismo a los países socialistas son las dos críticas que hace el imperialismo: la supuesta falta de bienestar material y de desarrollo económico, y la presunta inexistencia de democracia política.

    Subjetivismo del trotskismo

    Pasando, por último, al quinto punto, quiero plantear que lo que caracteriza al trotskismo es su condición de fuerza política subjetivista. No hace análisis objetivos y científicos de las cosas, de los procesos y, por lo tanto, tiene una política errónea. A veces de "izquierda", muchas veces de derecha -en definitiva errónea-, que le hace mucho daño al movimiento revolucionario. Y lo voy a ilustrar con dos o tres ejemplos.

    Un caso de subjetivismo: los trotskistas critican a la URSS afirmando que no pone en marcha los planes económicos que ellos proponen (lo cierto es que no se sabe cuáles son). Y que, por no prestarle atención a sus planes económicos, la Unión Soviética está estancada y no consigue darle trabajo a su gente. Y más aún: si se llevara el apunte a lo que ellos plantean, la Unión Soviética estaría en condiciones de darle trabajo a los millones de desocupados que hay en Europa capitalista, con lo cual se demostraría la superioridad del mundo socialista frente al capitalismo. O sea que ellos terminan criticando a la Unión Soviética por no resolver los problemas de desempleo que el capitalismo les depara a sus trabajadores.

    Nosotros, en cambio, creemos que el socialismo debe construir la nueva sociedad en un país y ayudar política, económica y materialmente a los pueblos, incluyendo a los trabajadores europeos afectados por la desocupación, para hacer la Revolución; cosa que tal vez los soviéticos no hagan bien. Y ahí, entonces, hay que criticar fraternalmente a los dirigentes de aquellos países socialistas que no apoyan, o no lo hacen suficientemente, a las revoluciones obreras y populares.

    Pero hay que criticarlos porque no ayudan, o no ayudan lo suficiente; y no porque no le dan trabajo a los millones de desocupados. Esto es lo que la burguesía europea querría: que la URSS les saque de encima a esos 30 millones de desocupados. Estos constituyen la principal fuente de conflicto, de lucha y, por ende, de factor revolucionario interno, que está muy lentamente fermentando en Europa occidental.

    El segundo ejemplo del subjetivismo que quería marcar es que en una de las lecciones en que "Solidaridad Socialista" sintetizó la herencia que les dejó Nahuel Moreno se fundamentaba el por qué de un Partido Revolucionario Mundial. Cuando lo planteaban (para ellos es la LIT), se preguntaron a propósito de la dictadura de Pinochet: "¿Cómo echar de una vez por todas al siniestro Pinochet?". Y se contestaron: "Tenemos que unirnos en todas partes para declarar un boicot. Que no llegue un buque ni un avión, que no suene un teléfono en Chile mientras esté este asesino en el gobierno. Caería inmediatamente".

    Esa es la acendrada subjetividad de los trotskistas. No entienden que si Pinochet sigue firme en Chile, es porque tiene Fuerzas Armadas que están con él, tiene apoyo del imperialismo yanqui, está bancado por la oligarquía, el reformismo tiene mucho peso en las fuerzas de izquierda, hubo una derrota de la cual éstas se están recuperando, etc. En fin, estas son las razones por las que no cayó Pinochet, además de la falta de un partido revolucionario internacional. Y estas razones básicas no van a desaparecer inmediatamente gracias al recurso mágico de formar un "Partido Revolucionario Mundial".

    El tercer ejemplo que serviría para demostrar el subjetivismo de los trotskistas se refiere a su crítica fácil contra la burocracia en general, a los "Estados obreros burocráticos o degenerados", como los llaman ellos.

    Acá confunden una primera cuestión, al identificar a Gorbachov con Lorenzo Miguel. No es mi intención seguir aburriendo con citas, pero el punto 3 de "Las lecciones" de Nahuel Moreno ("Democracia obrera", "Por qué y para qué") identificó literalmente a Gorbachov y Fidel con Lorenzo Miguel. Veamos: "En la URSS, igual que en Cuba y en el sindicalismo de Lorenzo Miguel, hay lista única, no se permite hacer asambleas, y se impone una dictadura totalitaria para mantener los sueldos millonarios y los privilegios de la casta administradora". Está clarito: Gorbachov, Fidel Castro y Lorenzo Miguel serían casi lo mismo.

    Yo creo que es monstruoso confundir la burocracia de Lorenzo Miguel (secretario vitalicio de la Unión Obrera Metalúrgica), a sueldo de los patronales, vehículo no sólo teórico sino también fuerza de choque de las clases dominantes de un país capitalista dependiente, con los problemas reales de burocracia -en este caso agrandados por los trotskistas- que existen en los países socialistas.

    Los trotskistas deberían ser honestos y confesar que no están polemizando con Gorbachov hoy, como antes con Stalin. Están polemizando con Lenin, porque fue el hombre que a la cabeza del partido bolchevique organizó ese Estado obrero y campesino en la Rusia atrasada donde se consiguió tomar el poder.

    En el tomo II de sus escritos contra Trotsky, Lenin reconoció en primer lugar que se necesitaba la burocracia y los especialistas, y que había que pagarles sueldos mejores porque los precisaba para estructurar el poder soviético. El reconocía que apostó a que los obreros avanzados de Europa vinieran en auxilio de la naciente sociedad soviética para enseñar cómo hacer determinadas cosas. "Pero como esa revolución se atrasó", -decía Lenin- "es que tenemos que acudir dentro de Rusia y fuera de Rusia, en el país y en el extranjero, al auxilio de los intelectuales y especialistas burgueses, pagando".

    Con ello planteaba abiertamente que era un impuesto que tenía que pagar para que la burguesía, los organizadores de trusts, de monopolios y de empresas, les enseñaran cómo hacer para organizar grandes empresas soviéticas.

    Luego de este período, Lenin mismo reconoció que el problema de extirpar la burocracia era un complicado y muy difícil proceso. Concretamente advirtió: "Pasarán décadas antes de que podamos superar los males de la burocracia. Es una lucha muy difícil, y cualquiera que afirme que podremos librarnos de golpe de las prácticas burocráticas adoptando plataformas antiburocráticas, no es más que un charlatán con inclinación a las palabras bonitas. Por supuesto que los excesos burocráticos deben corregirse de inmediato. Una cosa son los excesos que se pueden evitar, y otra cosa es el mal de fondo de la burocracia que, lamentablemente, pasarán décadas antes de que podamos conjurarlo".

    Y más preciso todavía -esto en respuesta a trotskistas que hablan del Estado burocrático o de deformación burocrática-, Lenin más adelante dijo: "Cuando hombres como Kutuzov dedican parte de un discurso práctico a señalar los excesos burocráticos de nuestro aparato, respondemos: Eso es cierto, nuestro Estado tiene una deformación burocrática. Invitamos a los obreros y apartidistas a unirse a nosotros para luchar contra eso".

    ¿Cuál es la razón de la aparición de la burocracia, por ejemplo en la Unión Soviética? Creo que la razón de fondo es de orden objetivo, junto con los errores políticos que pueden haber cometido y que cometen hoy los dirigentes de países socialistas. Existen razones objetivas, que explican el por qué de esa aparición de fenómenos de burocracia y también de hegemonismo. Para mi sorpresa, en un trabajo de Lenin de 1922, hablando del imperialismo y del hegemonismo leí: "Otra cosa es cuando nosotros mismos caemos, aunque más no sea en pequeñeces, en actitudes imperialistas hacia nacionalidades oprimidas, quebrantando con ello por completo nuestra sinceridad de principios, toda la defensa que -con arreglo a los principios- hacemos de la lucha contra el imperialismo". ("Acerca del problema de las nacionalidades", Lenin, 30/12/1922).

    O sea que el mismo jefe de la revolución soviética, que reconocía que el Estado Socialista tiene deformaciones burocráticas, admitía también que a veces se cae en algunas actitudes hegemonistas o imperialistas, frente a las nacionalidades oprimidas. En este caso se trataba de la Unión Soviética y creo recordar que se refería a Georgia, criticando la actuación que allí tuvo Stalin.

    El dato concreto es que aún en el socialista aparecen o se mantienen la burocracia y otros fenómenos de características profundamente criticables. Eso tiene muchas raíces. Las vueltas de la historia y las condiciones de lucha contra el imperialismo determinaron que la revolución socialista se pudiera realizar primero no en las avanzadas de Washington, Londres o Berlín. Por esos recodos que caracterizaron siempre el camino recorrido por la lucha de clases, los comunistas nos alzamos con el poder en la atrasadísima Rusia, medievalista, bárbara, asiática, la de Petrogrado y de Moscú. Y hete aquí que los revolucionarios luego vencimos en la semicolonial China, más tarde en La Habana y en Managua.

    Este es el rumbo que siguió la Revolución Socialista y la causa de la liberación nacional y social en estos últimos 70 años. Resulta claro que en estos países atrasados desde el punto de vista de su desarrollo económico, existe también "atraso" en lo científico, tecnológico y en el resto de la superestructura ideológico-política.

    No sólo reconocemos estos atrasos, sino que también afirmamos que hubo, y siguen habiendo errores, de derecha y de "izquierda", en el tratamiento de esos atrasos.

    Nos preocupa en este momento el desarrollo de concepciones oportunistas de derecha, reformistas, en el interior del movimiento comunista internacional. Entre otras consecuencias negativas, dichas concepciones afectan y rebajan la consigna del internacionalismo proletario.

    En cuanto a los planes para la construcción del socialismo en cada uno de estos países se están produciendo reformas profundas, como es el caso de la "perestroika" de la Unión Soviética. Al respecto reconocemos como necesidad un aspecto de dicha "renovación": lo que tenga que ver con una mayor democracia, agilización de los planes económicos, descentralización de organismos y administradores, eficientización de los resultados económicos, etc.

    Pero ello no nos impide plantearnos toda una serie de dudas e interrogantes sobre los otros aspectos del problema; no estamos de acuerdo con quienes dicen que es necesaria una tasa determinada de desempleo en un sistema socialista; no estamos de acuerdo con ataques unilaterales contra la obra de Stalin; no estamos de acuerdo con la visión de un "mundo integrado, más allá de las ideologías, un mundo humano", etc.

    Pero una cosa son estas opiniones críticas, y otra muy distinta es un balance liquidador, unilateral, enfatizando sólo los "errores" de la "burocracia degenerada", tal como gustan llamarla los trotskistas.

    Por otro lado, la pregunta que deberíamos hacer a estos señores es: ¿entonces no debíamos tomar el poder de estos países atrasados?¿Qué tenían que hacer los sandinistas?¿Acaso esperar que los Robelo y Chamorro se encargaran de desarrollar las fuerzas productivas en Nicaragua y recién entonces tomar el poder?¿Y si se hacía demasiado tarde?

    En definitiva. Los trostskistas coinciden con los mencheviques en que el enfoque leninista de "crisis revolucionaria" y asalto del poder sería "aventurerismo" y "terrorismo". Había que aguardar el turno de la burguesía, decían los mencheviques, para que ésta "europeizara" la Rusia atrasada. Con desarrollo económico, fuertes sindicatos, mucho parlamentarismo, abundante democracia, educación obrera, etc., recién entonces los trabajadores podrían comenzar a pensar en algo diferente y socialista.

    La respuesta más contundente a este razonamiento reformista fue dado por Lenin en su trabajo "Nuestra Revolución", escrito en 1923 para hacer un balance de la revolución bolchevique.

    Dijo allí: "Por ejemplo, no puede ser más estereotipada la argumentación empleada por ellos, y que han aprendido de memoria durante la época del desarrollo de la socialdemocracia de Europa Occidental, de que nosotros no hemos madurado para el socialismo, que no existen en nuestro país -como se expresan varios señores eruditos que militan en sus filas- las premisas económicas objetivas para el socialismo. Y a ninguno de ellos se les pasa por la imaginación preguntarse: ¿Pero no podía un pueblo que se encontró con una situación revolucionaria como la que se formó durante la guerra imperialista, no podía bajo la influencia de su situación desesperada lanzarse a una lucha que le brindara por lo menos alguna perspectiva de conquistar para siempre condiciones no del todo habituales para el mejor incremento de la civilización?. ´Rusia no alcanzaba tal desarrollo de las fuerzas productivas que haga posible el socialismo´. Todos los héroes de la II Internacional, entre ellos naturalmente Kautsky, van y vienen con esa tesis como chicos con zapatillas nuevas. Esta tesis indiscutible la repiten de mil maneras y les parece que es decisivo para valorar nuestra Revolución. Pero, qué hacer si una situación peculiar ha llevado a Rusia primero a la 1° Guerra Mundial imperialista, en la que intervienen todos los países más o menos importantes de Europa Occidental y ha trocado su desarrollo al borde de las revoluciones de Oriente, que comienzan y que en parte han comenzado ya, unas condiciones en las cuales hemos podido llevar a la práctica, precisamente, esta alianza de la guerra campesina con el movimiento obrero, de la que, como una de las probables perspectivas, escribiera Marx en 1856, refiriéndose a Rusia. Si para implantar el socialismo se exige determinado nivel cultural, pero nadie me puede decir cuál es ese nivel cultural, ya que es diferente en cada uno de los países de Europa Occidental, porqué entonces no podemos comenzar primero por las conquistas, por vía revolucionaria, de las premisas para este determinado nivel, y luego, ya a base del poder obrero y campesino, ponernos en marcha para alcanzar a los demás pueblos".

    En definitiva los pueblos que han hecho la revolución, Rusia, China y Cuba, entre otros, se han encontrado con mil problemas. Creo que muchos de ellos son de base objetiva, o sea que tienen que ver con el tipo de sociedades en las que triunfó la revolución y se pudo tomar el poder.

    Reitero que lamentablemente no fueron los EU, Alemania, Francia, Japón o Inglaterra. Si hubiéramos tomado el poder en cualquiera de estos países, por supuesto que tendríamos un montón de cosas mucho mejor resueltas. Porque en la Unión Soviética el primer tractor recién salió fabricado en 1930. Si hubiéramos tomado el poder en Inglaterra o en EU, evidentemente el progreso técnico, organizativo y material hubiera sido mucho más rápido, porque habríamos partido de otro nivel inicial.

    Hay razones objetivas, repito, ligadas con el tipo de sociedades en las que se conquistó el poder y se comenzó a forjar el socialismo.

    En segundo lugar, otras de las razones de orden objetivo son las guerras que sufrieron estos países socialistas.

    En el caso de la Unión Soviética hay que tener en cuenta que el país perdió en los cuatro años de la guerra imperialista de 1914, y entre 1918 y 1922, 8 millones de habitantes entre la población civil, y un millón de combatientes del Ejército Rojo en la época de la Guerra Civil. Estas cifras deben tenerse en cuenta, así como lo que los soviéticos sufrieron en la llamada Gran Guerra Patria, entre 1941 y 1945. Porque allí perdieron 20 millones de hombres y el 40% de la industria que habían alcanzado a levantar desde 1930 en adelante. Perdieron enteras 1.700 ciudades, 70 mil aldeas, más de dos mil sovjoses y koljoses, miles de kilómetros de vías férreas.

    Y desde ya reconocemos que también hay razones de tipo político, ya que no todas las causas son de tipo objetivo. Es en el campo político donde debemos preguntarnos: ¿estuvo bien o mal la "Revolución Cultural Proletaria en China"?; ¿es correcto enfatizar tanto en los países socialistas los aumentos de salarios y otros beneficios o "incentivos" materiales?; ¿por qué ingresó Polonia en el FMI?; ¿está bien arrendar a familias las tierras públicas e incluso empresas estatales?

    Como podrán apreciar ustedes, nuestro Partido no es consulado político de nadie y tiene su opinión independiente acerca de estos temas. Pero lo discutimos a fondo, fraternalmente, dentro del movimiento comunista internacional, sin pelos en la lengua. Es una cosa muy distinta a lo del MAS, que propone para Cuba "un gobierno de trabajadores" porque supuestamente el Partido Comunista y Fidel Castro no permitirían la democracia.

    Confío en que haya quedado en claro porqué el Partido de la Liberación se basa en el marxismo-leninismo y no en el trotskismo, corriente ideológica y política con la que libra una lucha de principios, táctica y estratégica.

    Dejo tambien unas frases escritas por Lenin en las que se refiere a Trotsky, (frases recopiladas en el libro "Contra el trotskismo").

    1914 V.I Lenin:

    "Los viejos participantes del movimiento marxista en Rusia conocen bien la figura de Trotski y para ellos no vale la pena hablar de ella. Pero la joven generación obrera no la conoce y es preciso hablar, porque es una figura típica de los cinco grupitos que hay en el exterior [de Rusia. Ed.] que de hecho vacilan también hoy entre los liquidadores [partidarios de la liquidación partidaria. Ed.] y el Partido."

    1925-1926 V.I.Lenin:

    "Ese es Trotsky: siempre el mismo. Se agita, se porta como un pícaro, hace gestos de izquierdista y ayuda a las derechas mientras puede" [ver carta del 19 de febrero de 1917, en este tomo]. "El más infame de los oportunistas y fraccionistas", el Judas Trotski, Tartarín de Tarascón de la frase vacía, kautskiano más dañino aun, Balalaikin (charlatan), son juicios lapidarios vertidos por V.I.Lenin y que el lector encontrará en las extensas citas que reproducimos a continucación.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por gazte el Dom Abr 03, 2011 11:05 pm

    muy bien, sabes utilizar el copiar y pegar, ahora, sabes entender todo lo que es eso? sabes de sobra que no puedo contestar a todo eso yo solo, no tengo tiempo, y tampoco hay un ejercito de "pensadores" dedicado a esas chorradas.

    sabes que cuando quieras podemos tener una discusion teorica de las diferencias, pero la has rehuido constantemente, asi que cuando te de por dejar las discusiones panfletarias de corta y pega y pasar a algo serio estoy dispuesto a hacer algo, mientras sigue a lo tuyo, que se te da muy bien mentir y manipular, por cierto, varios de los textos aqui expuestos tienen un hilo propio y han sido discutidos, que pretendes repitiendolo? mentir y manipular.

    Maqui
    Gran colaborador/a
    Gran colaborador/a

    Cantidad de envíos : 3754
    Reputación : 4851
    Fecha de inscripción : 09/10/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Maqui el Dom Abr 03, 2011 11:12 pm

    Enorme!.

    Ahí tenemos al tío Ho y al Comandante.

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15287
    Reputación : 19719
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por SS-18 el Dom Abr 03, 2011 11:36 pm

    gazte escribió:muy bien, sabes utilizar el copiar y pegar, ahora, sabes entender todo lo que es eso? sabes de sobra que no puedo contestar a todo eso yo solo, no tengo tiempo, y tampoco hay un ejercito de "pensadores" dedicado a esas chorradas.

    sabes que cuando quieras podemos tener una discusion teorica de las diferencias, pero la has rehuido constantemente, asi que cuando te de por dejar las discusiones panfletarias de corta y pega y pasar a algo serio estoy dispuesto a hacer algo, mientras sigue a lo tuyo, que se te da muy bien mentir y manipular, por cierto, varios de los textos aqui expuestos tienen un hilo propio y han sido discutidos, que pretendes repitiendolo? mentir y manipular.

    jajajajajajjja Gazte, de boca de Fidel y de su propia experiencia. No miente , y esta más que claro lo que son el troskismo y las ratas que infunden propaganda anticomunista en la izquierda.


    Yo te lo repito colega:

    Sabia que no resistirias la tentacion de entrar al trapo en este tema y encima has sido el primero.

    Bueno, de momento ponte comodo y respira hondo Gazte, pues te veo tan lanzado como perdido. Podriamos empezar por hacer un resumen al repaso de la historia del trotskismo y necesitariamos muchos tomos para resumirlo todo, porque tanto de Trotsky como de su escuela hay cientos de capitulos llenos de oscuras tramas. Señorito Gazte, son tantas tramas y conspiraciones a las que tendriamos que aludir que te invito a que te pases por los hilos que hay en este foro, el cual esta lleno de los mejores ejemplos reaccionarios de la historia del trotskismo que demuestran la verdadera cara de su maestro. Asi nos dariamos cuenta rapidamente de que en ninguna de las revoluciones como la sovietica, la cubana, la china, la norcoreana y muchas otras han seguido precisamente los pasos indicados por la teoria de la revolucion permanente y despreciando a Trotsky y al trotskismo, todos los lideres comunistas con el apoyo de sus pueblos, se han situado en la linea teorica marxista-leninista, rechazando como nefasto para los intereses de todas estas revoluciones, cualquier parentesco con la linea reaccionaria del trotskismo.

    Aunque supongo que como no eres comunista te importara poco o nada lo que digan o hayan dicho Lenin, Stalin, Castro, Mao y el tio Ho Chi Minh sobre Trotsky y el trotskismo. Pero aqui lo dejo para que no le falte a nadie estas opiniones que yo creo son importantisimas, pues todos coinciden en calificar de traidor y reaccionario este pensamiento degenerado del marxismo y ven a Trotsky como algo ajeno y contrario al marxismo-leninismo. Lo ven todos los comunistas menos Gazte y cuatro pelagatos como el.

    Te sorprendera saber lo que ya pensaba Ho Chi Minh en 1939 sobre Trotsky el trotskismo.

    El Tio Ho nos habla sobre el trotskismo y los trotskistas.


    Kwelin, 10 de mayo de 1939

    Queridos camaradas:En el pasado, según mi opinión y la de un buen número de camaradas, el trotskismo nos ha parecido una cuestión de lucha entre las tendencias en el seno del Partido Comunista chino. Por eso casi no le prestábamos atención. Pero, poco antes del estallido de la guerra, más exactamente desde finales del año 1936, y sobre todo durante la guerra, la propaganda criminal de los trotskistas nos ha abierto los ojos. Después, nos pusimos a estudiar el problema. Y nuestro estudio nos ha llevado a las siguientes conclusiones:

    1 - El problema del trotskismo no es una lucha entre las tendencias en el seno del Partido Comunista chino. Porque entre comunistas y trotskistas no hay ningún lazo, absolutamente ningún lazo. Se trata de un tema que concierne al pueblo entero: la lucha contra la patria.

    2 - Los fascistas japoneses y extranjeros lo saben. Por eso buscan crear desacuerdos para engañar a la opinión y perjudicar el renombre de los comunistas, haciendo creer a la gente que comunistas y trotskistas son del mismo campo.

    3 - Los trotskistas chinos (como los trotskistas de otros países) no representan un grupo, mucho menos a un partido político. No son más que una banda de malhechores, de perros de caza del fascismo japonés (y del fascismo internacional).

    4 - En todos los países, los trotskistas se dieron buenos apelativos para enmascarar su sucia tarea de bandidos. Por ejemplo, en España, se llaman Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM). ¿Sabían ustedes que son ellos los que constituyen los nidos de espías en Madrid, en Barcelona y en otros lugares, al servicio de Franco? Son ellos los que organizan la célebre «quinta columna», organismo de espionaje del ejército de los fascistas italianos y alemanes. En Japón, se llaman Liga Marx-Engels-Lenin (MEL). Los trotskistas japoneses atraen a los jóvenes a su liga, luego los denuncian a la policía. Buscan penetrar en el Partido Comunista japonés con el objetivo de destruirlo desde adentro. Según mi opinión, los trotskistas franceses, actualmente organizados en torno al grupo Revolución Proletaria se fijaron como meta sabotear el Frente Popular. Sobre este tema, pienso que ustedes estarán mejor informados que yo. En nuestro país de China [se refiere a Indochina, N. del E.], los trotskistas se agrupan en formaciones tales como La Lutte, Guerra contra los japoneses, Cultura y Bandera roja.

    5 - Los trotskistas no son solamente enemigos del comunismo, sino también enemigos de la democracia y el progreso. Son los traidores y los espías más infames.Quizás han leído las actas de acusación de los procesos en la Unión Soviética contra los trotskistas. Si no las han leído, les aconsejo que lo hagan y que se las hagan leer a sus amigos. Es una lectura muy útil. Les ayudará a ver el verdadero rostro repugnante del trotskismo y de los trotskistas. Aquí, me permito extraerles algunos pasajes concernientes directamente a la China. El verdadero rostro repugnante del trotskismo.

    Frente al tribunal, el trotskista Rakovsky confesó que en 1934, cuando estaba en Tokio (como representante de la Cruz Roja soviética) un alto personaje del gobierno japonés le había dicho: «Tenemos el derecho de esperar de los trotskistas un cambio de estrategia. No quiero entrar en detalles. Solamente quisiera decirle que esperamos de parte de los trotskistas, acciones que favorezcan nuestra intervención en los asuntos de China».Respondiendo a este japonés, Rakovsky decía: «Le escribiré a Trotsky respecto a esto». En diciembre de 1935, Trotsky le envió a sus partidarios en China, instrucciones en las que destacaba varias veces esta frase: «No crear obstáculos a la invasión japonesa a China».Y ¿cómo han actuado los trotskistas de China? Están apurados por saberlo, ¿no es cierto?Pero, amados camaradas, no podré responderles más que en mi próxima carta. ¿Ustedes no me recomendaron escribir cartas cortas? Espero verlos pronto.


    1939: Acerca del trotskismo (Carta al Partido Comunista de Indochina)



    Tambien te dejo la Opinion de Fidel Castro sobre este tema para que veas que no hay un solo lider comunista que quiera asociarse lo mas minimo a Trotsky. Todo esto conincide plenamente con la opinion de muchos investigadores que han desenmascarado a la quinta columna trotskista en las conspiraciones contra todos los gobiernos comunistas del mundo.

    EL TROTSKISMO: INSTRUMENTO VULGAR DEL

    IMPERIALISMO Y LA REACCIÓN



    FIDEL CASTRO

    Extracto del discurso del Comandante en Jefe Fidel Castro en la clausura de la
    Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de áfrica, Asia y América:
    pronunciado el 15 de enero de 1966 en el teatro Chaplin.

    Los imperialistas yanquis contra nosotros no sólo han usado el bloqueo económico, no sólo han usado de las agresiones armadas, no sólo nos han amenazado mortalmente en determinadas circunstancias, no solo han perpetrado contra este país todo tipo de sabotajes, filtraciones de espías, ataques piratas, sino que el imperialismo yanqui ha acudido contra nuestro país a armas más sutiles, como son las armas de la propaganda y de la calumnia. Y no solo eso, sino que el imperialismo yanqui y sus agentes han tratado de destruir el prestigio de la Revolución Cubana al margen de las luchas revolucionarias de este continente, y han tratado-de las maneras más vil y más calumniosa- de desacreditar a la Revolución. Y se han valido de todo los medios, se han valido de todos los hechos, se han valido de todas las armas.

    Desde luego que a los imperialistas les interesaría una discusión en concreto de estos problemas. A un irresponsable cualquiera, a un charlatán cualquiera, a un fantoche cualquiera, no le importa afirmar cualquier irresponsabilidad, cualquier calumnia. Bien es sabido que solo al enemigo el interesaría de que forma se lleva a cabo en la practica esa palabra que se llama solidaridad, no solo con los pueblos revolucionarios de este continente, sino de todo el mundo.

    Pero ¿qué ha ocurrido? Hay un hecho que voy a tomar como ejemplo para demostrar como trabaja el imperialismo y sus agentes, y que es un hecho extraordinariamente interesante. Me refiero a la campaña realizada por el imperialismo yanqui y sus agentes en relación con la partida de nuestro compañero Ernesto Guevara.

    Creo que esto es un asunto que hay que “tomar por los cuernos” para esclarecer algunas cosas. El compañero Ernesto Guevara, unos cuantos revolucionarios de este país y unos cuantos revolucionarios fuera de este país saben cuando salió, que ha estado haciendo en este tiempo y, desde luego, los imperialistas estarían muy interesados en saber, con todos los detalles, donde esta, que ha hecho, como lo hace y, desde luego, al parecer no lo saben y si lo saben lo disimulan mucho.

    Pero desde luego, estas son cosas que el tiempo, cuando las circunstancias lo permitan, permitirá su esclarecimiento. Pero los revolucionario no necesitamos esos esclarecimientos; es el enemigo quien se vale de estas circunstancias para tratar de intriga y para tratar de confundir y para tratar de calumniar.

    El compañero Guevara se unió a nosotros cuando estábamos exiliados en México, y siempre, desde el primer día, tuvo la idea, claramente expresada, de que cuando la lucha terminara en Cuba, él tenia otros deberes que cumplir en otra parte, y nosotros siempre le dimos nuestra palabra de que ningún interés de Estado, ningún interés nacional, ninguna circunstancias, nos haría pedirle que se quedara en nuestro país, obstaculizar el cumplimiento de ese deseo o de esa vocación. Y nosotros cumplimos cabal y fielmente esa promesa que le hicimos al compañero Guevara.

    Naturalmente, que si el compañero Guevara iba a salir del país, era lógico que lo hiciera clandestinamente, era lógico que se moviera clandestinamente, es lógico que no haya estado llamando a periodistas, es lógico que no haya estado dando conferencias de prensa, es lógico que dadas las tareas que se propuso debiera hacerlo en la forma en que lo hizo. Y, sin embargo, ¡cuanto provecho han tratado de sacar los imperialistas de estas circunstancias y cómo lo que han hecho!.

    Es por eso que yo traje algunos papeles. No se vayan a asustar ustedes pensando que les voy a leer todos los papeles que aquí hay, solo lo que han escrito todos los periódicos imperialistas y burgueses con relación al caso del Comandante Guevara, lo que han escrito los periódicos de Estados Unidos, sus revistas, sus agencias cablegráficas, los periódicos burgueses de América Latina y de todo el mundo. Y vamos a ver quienes han sido precisamente los principales voceros de la campaña imperialista de intriga y de calumnia contra Cuba con relación al caso del compañero Guevara. En primer termino, ciertos elementos que han sido utilizados en las últimas décadas de manera constante contra el movimiento revolucionario. Y así ustedes me dan un poquito de tiempo, entre tantos datos voy a buscar uno muy interesante.

    ¡Ah! Lo encontré. Es un cable de la UPI, de diciembre 6 de 1965, que dice: “Ernesto Guevara fue asesinado por el Primer Ministro cubano Fidel Castro por orden de la URSS-declaro Felipe Albuaguante, jefe de los troskistas mexicanos en declaraciones a El Universal-. Agrega que el Che fue liquidado por insistir en poner a Cuba en la línea china”. Esto, naturalmente, venia a tono con una campaña que comenzaron a desatar los elementos troskistas en todas partes simultáneamente.

    Y así, con fecha octubre 22, en el semanario Marcha, se publica un articulo en que un conocido teórico del troskismo, Adolfo Guil, afirma que el Che salió de Cuba debido a discrepancias con Fidel por el conflicto chino-soviético y que el Che no pudo imponer su opinión en la dirección.
    Dice que el Che, en forma confusa, propugnaba la extensión de la revolución al resto de América Latina, en oposición a la línea soviética. Dice que la Dirección Cubana estaba dividida entre un ala conservadora, que incluye a viejos dirigentes del PSP, los partidarios del Che y Fidel y su equipo en una posición de oscilación centrista conciliadora. Dice que el Che salió de Cuba por carecer de medios para expresarse y que Fidel temió enfrentar a las masas para explicar el caso Che. Este mismo teórico del troskismo, el 31 de octubre de 1965, como reportero del Nuevo Mundo, un periódico italiano, escribe un artículo calificando a la Dirección Cubana de filosovietica y acusando a Fidel de no haber explicado políticamente al pueblo lo ocurrido con el Che. Dice que el comandante Guevara fue derrotado por el PSP y el equipo castrista; Critica al Che por no haber llevado a las masas la lucha por imponer su tesis y concluye que el Estado cubano, paralizado por su propia política no apoyo abiertamente a la revolución dominicana. Y sobre estoy me voy a referir mas extensamente un poco mas adelante.

    En el número de octubre de 1965, el periódico Batalla, de los troskistas españoles, declara que el misterio que rodea el caso del Che Guevara debe ser aclarado. Dice que amigos del Che suponen que la carta leída por Castro es falsa y se pregunta si la Dirección Cubana se oriente hacia una sumisión a la burocracia del Kremlin.

    Por la misma fecha, aproximadamente, el órgano oficial troskista de Argentina publica un articulo en el que asegura que el Che esta muerto o preso en Cuba. Dice que “entro en conflicto con Fidel Castro por el funcionamiento de los sindicatos y la organización de las milicias”. Agrega que “el Che se oponía a la integración del CC con los favoritos de Castro, especialmente oficiales del ejercito, seguidores del ala derecha de Moscú.

    Pero uno de los escritos más sucios, más groseros y más indecentes es el que escribió el dirigente del Buró Político Latinoamericano de la Cuarta Internacional en el periódico Lucha Operaria, de Italia. Sobre este articulo, largo por cierto, solo voy a leer tres párrafos. Empieza diciendo:

    “Un aspecto de la agudización de la crisis mundial de la burocracia es la expulsión de Guevara. Guevara ha sido expulsado ahora, no desde hace ocho meses ha durado la discusión con Guevara y no han sido ocho meses que pasaron bebiendo café, han luchado duramente y quizás ha habido muertos, quizás se ha discutido a golpes de pistola. No podemos decir si han matado o no a Guevara, pero existe el derecho a suponer que lo hayan matado.

    ¿Por que Guevara no aparece? No lo han presentado en La Habana por temor a las consecuencias, a la reacción de la población, pero en definitiva al esconderlo producen el mismo efecto. La población dice: por que Guevara no sale, no aparece.

    No hay ninguna acusación política, existen elogios políticos en relación con él. ¿Por que no han presentado a Guevara? ¿Por que no ha hablado? ¿Como es posible que uno de los fundadores del Estado obrero cubano, que hasta hace poco tiempo recorría el mundo en nombre del Estado obrero, imprevistamente diga: me he aburrido de la Revolución Cubana, voy a hacer la revolución en otra parte? Por otra parte, no dicen donde ha ido y no se presenta. Si no hay ninguna divergencia por qué no se presenta. Todo el pueblo cubano comprende que hay una lucha enorme y que esta luchando no se ha terminado.

    Guevara no estaba solo ni esta solo. Si toman estas medidas contra Guevara es porque hay una gran tendencia, muy grande, que esta de su parte. Y además de una tendencia muy grande, hay una enorme preocupación del pueblo.

    Hace poco tiempo, el gobierno cubano publico un decreto bastante severo: es necesario restituir todas las armas al Estado. En aquel momento la cuestión era un poco confusa, ahora esta claro que fin tenía esta resolución: era contra la tendencia Guevara. Tienen miedo de un levantamiento.

    Otro párrafo: “¿Por que han hecho callar a Guevara? La Cuarta Internacional debe llevar adelante una campaña publica en ese sentido, exigiendo la aparición de Guevara, el derecho de Guevara a defenderse y discutir, a hacer apelaciones a las masas, a no fiarse de las medidas tomadas por el gobierno cubano, porque son medidas burocráticas y quizás de asesinos. Han eliminado a Guevara por callar su lucha, han hecho callar a Guevara. No obstante que su posición no fuese consecuente desde el punto de vista revolucionario, porque tendía a la armonización de sus posiciones en le tendencia revolucionaria”.

    Y mas adelante dice: “Esto demuestra, no la potencia de Guevara o de un grupo guevarista en Cuba, sino la madurez de las condiciones en el resto de los Estados obreros para que en breve tiempo estas posiciones fructifiquen. No se engañan a la burocracia con maniobras y medidas de este género. La eliminación de Guevara significa para la burocracia la tentativa de liquidar una base de posible reagrupamiento de tendencia revolucionarias que continúan el desarrollo de la revolución mundial. Esta es la base de la liquidación de Guevara y no sólo por el peligro que representa a Cuba, sino porque incluye el resto de la revolución latinoamericano.

    “Al lado de Cuba esta Guatemala, al lado de Cuba esta Guatemala con el programa de la revolución socialista y, no obstante su fuerza y los discursos de su líder máximo Fidel Castro, no ha podido impedir que el Movimiento “13 de Noviembre” se transforma en un movimiento revolucionario y que lucha directamente por el socialismo”.

    No es absolutamente casual, ni mucho menos, que este señor, dirigente de la Cuarta Internacional, mencione aquí muy ufano el caso de Guatemala y del Movimiento “13 de Noviembre”, porque precisamente con relación a este Movimiento el imperialismo yanqui ha usado una de las tácticas más sutiles para liquidar un movimiento revolucionario, que fue filtrarle los agentes de la Cuarta Internacional que-por ignorancia, que ignorancia política del dirigente principal de este Movimiento-, lo hicieron adoptar nada menos que esa cosa desacreditada, esa cosa antihistorica, esa cosa fraudulenta que emana de elementos tan comprobadamente al servicio del imperialismo yanqui, como es el programa de la Cuarta Internacional.

    ¿Cómo ocurrió esto? Yong Sosa era, sin duda, un oficial patriótico; Yong Sosa encabeza el movimiento de un grupo de oficiales del ejército en cuyo aplastamiento por cierto participaron los mercenarios que después invadieron Girón-, y a través de un señor que era comerciante, que se encargo de la parte política del movimiento, la Cuarta Internacional se las arreglo para que ese dirigente, ignorante de los problemas profundos de la política y la historia del pensamiento revolucionario le permitiera a ese agente del trotskismo-acerca del cual nosotros no tenemos la menor duda que es un agente del imperialismo- que se encargara de redactar un periódico en el cual se copiaba “de cabo a rabo” el programa de Cuarta Internacional.

    Lo que la Cuarta Internacional cometió con eso fue un verdadero crimen contra el movimiento revolucionario, para aislarlo del resto del pueblo, para aislarlo de las masas, al contagiarlo con las insensateces, el descrédito y la cosa repugnante y nauseabunda que hoy es el campo de la política el troskismo.

    Porque si en un tiempo el trostkismo represento una posición errónea, pero una posición dentro del campo de las ideas políticas, el trostkismo paso a convertirse en los años sucesivos en un vulgar instrumento del imperialismo y de la reacción.

    De tal manera piensan estos señores que, por ejemplo, con relación a Vietnam del Sur, donde un amplio frente revolucionario ha unido a la inmensa mayoría de la población, a distintos sectores de la población, los ha unido estrechamente alrededor del movimiento de liberación en la lucha contra el imperialismo, para los trotskistas esos es absurdo, eso es contrarrevolucionario, Y estos señores llegan a la osadía, a la cosa insólita frente a los hechos y a las realidades de la historia y del movimiento revolucionario, a expresarse de esa forma.

    Afortunadamente, en Guatemala el movimiento revolucionario se salva. Y se salva gracias a la clara visión de uno de los oficiales que junto con Sosa había iniciado el movimiento revolucionario y que comprendiendo aquella insensatez, aquella estupidez, se separa del Movimiento “13 de Noviembre” y con otros sectores progresista y revolucionarios organiza las Fuerzas Armadas Rebeldes de Guatemala. Y ese oficial joven que tuvo tan clara visión de la situación es quien ha representado al movimiento revolucionario de Guatemala en esta Conferencia, el Comandante Turcios.

    El Comandante Turcios tiene en su haber el mérito no solo de haber sido uno de los abanderados de la lucha armada por la liberación de su pueblo oprimido, sino el mérito de haber salvado al movimiento revolucionario guatemalteco de una de las estratagemas más sutiles y más pérfidas del imperialismo yanqui y levantar las banderas revolucionarias de Guatemala, y de su movimiento antiimperialista, rescatándola de las manos sucias de estos mercenarios al servicio del imperialismo yanqui.

    Y tenemos la esperanza de que Yong Sosa, cuyas intenciones patrióticas al iniciar la lucha nadie duda, y cuya condición de hombre honrado nadie duda –a la vez que sí tenemos muy serias razones para dudar de su actitud como dirigente revolucionario de Guatemala, pero ya este vez bajo otra dirección bajo otra guía que si demostró, en momentos como esos, claridad de visión y actitud de dirigente revolucionario.

    Esta posición de los trostkistas es la misma que adoptaron todos los periódicos y agencias publicitarias del imperialismo yanqui, la misma con relación al caso del compañero Ernesto Guevara; toda la prensa imperialista de Estados Unidos, sus agencias cablegráficas, la prensa de los contrarrevolucionarios cubanos, la prensa burguesa en todo el Continente y en el resto del mundo. Es decir, que esta campaña de calumnia y de intriga contra la Cuba Revolucionaria en relación al caso del compañero Guevara hizo coincidir de una manera exacta a todos los sectores reaccionarios imperialistas, burgueses, a todos los calumniadores y a todos los intrigantes contra la Revolución Cubana.

    Porque es incuestionable que solo a la reacción y solo al imperialismo les puede interesar desacreditar a la Revolución Cubana, destruir la confianza de los movimientos revolucionarios en la Revolución cubana, destruir la confianza de los pueblos de América Latina en la Revolución Cubana, destruir su fe.

    Y por eso, no ha vacilado en el empleo de las armas más sucias y más indecentes.

    Ese mismo señor Guil, que de vez en cuando posa entre otros intelectuales norteamericanos en la revista Monthly Review, de Estados Unidos, tuvo la villanía de escribir el siguiente párrafo, que vale la pena analizar, con relación a la crisis de Santo Domingo: Dijo así”: Un punto culminante de esta crisis tiene que haber sido la Revolución Dominicana, donde el Estado obrero cubano quedo paralizado por su propia política, sin apoyar abiertamente a la Revolución, mientras en Cuba había una tremenda presión interior para una política de apoyo activo. Si la crisis era muy anterior a Santo Domingo, indudablemente Santo Domingo precipito la Revolución”.

    Este señor tiene la villanía de acusar a la Revolución Cubana de no haber dado un apoyo activo a la Revolución Dominicana. Y mientras los imperialistas acusaban a Cuba; mientras los imperialistas trataban de pretextar su intervención diciendo que elementos izquierdistas y comunistas, entrenados en Cuba, estaban allí al frente del levantamiento; mientras el imperialismo acusaba a Cuba y presentaba a la Revolución Dominicana no como un problema interno, sino como un problema externo, este señor acusa a la Revolución de no haber dado un apoyo activo.

    ¿Y que se entiende por apoyo activo? ¿Acaso se pretendía que Cuba, cuyas armas, cuyos recursos se sabe cuales son sus características, podía impedir y debía impedir el desembarco de las tropas norteamericanas en Santo Domingo? Tiene Cuba armas para defenderse a sí misma y en una correlación infinitamente inferior a los imperialistas, armas defensivas. Y son tan miserables estos señores, tan desvergonzados, que intentan responsabilizar a Cuba de no haber impedido… Porque ¿qué otra cosa quiere decir apoyo activo? Porque todo cuanto Cuba podía hacer dentro de aquellas circunstancias, todo cuanto Cuba podía hacer y debía hacer, lo hizo. Y pedirle a Cuba que impidiera el desembarco es como pedirle a Camboya, en el sudeste de Asia, que impida los bombardeos a Vietnam del Norte y que impida la ocupación por la infantería de Marina yanqui, de Vietnam del Sur.

    Desgraciadamente, las fuerzas de Cuba son limitadas. Pero en la medida de esas fuerzas, y de la manera óptima posible, y de la manera decidida, a la vez que más adecuada a las circunstancias, presta y prestará a la Revolución su máximo apoyo.

    A aquellos que crean que este país teme a los imperialistas, a aquellos que crean –con espíritu de superioridad o con insolente delirio de superioridad sobre nadie- que este país teme a los imperialistas, bien les valdría haber vivido una hora aquí en este país, cuando la Crisis de Octubre y cuando por primera vez un pueblo pequeño como este se vio amenazado con una andanada masiva de cohetes nucleares sobre su territorio, la actitud que tuvo este pueblo y la actitud que tuvo el Gobierno Revolucionario.

    Muchas tonterías y muchas boberías se escriben y, sobre todo, se escriben por los irresponsables, cuando ciertos documentos no pueden ser dados a la luz. Pero algún día la humanidad sabrá y algún día la humanidad conocerá todos los hechos. Será ese día, cuando los miserables vean que no hubo ningún compañero Guevara asesinado, cuando se conozca igualmente cual fue la posición de Cuba en aquellos días difíciles y cual fue la serenidad de este pueblo. Cuando se comprenda, no habrá nadie, por insolente que sea, por provocador que sea, que se atreve a poner en duda el sentimiento de solidaridad de este pueblo y el valor de este pueblo.

    Valor que lo demuestra el hecho de su conducta. No obstante ser este un país que esta a noventa millas de la metrópoli imperialista, sobre cuyas cabezas en los venideros pesaran enormes peligros en la misma medida en que el movimiento revolucionario crezca. Movimiento revolucionario que crece sobre todo a partir del ejemplo de la Revolución Cubana; movimiento revolucionario que crece, que se agigante, por el ejemplo de Cuba, por las victorias de Cuba, por la posición de Cuba frente al enemigo.

    Y hay que tener en cuenta que cuando este país desafía ese peligro, este no es un país que posea millones de hombres sobre las armas, este no es un país que posea armas termonucleares, porque aquí nuestros cohetes son morales; y el numero de millones no es lo infinito, el numero de hombres no es lo infinito, sino la dignidad y el decoro de este pueblo.

    Y serán los años venideros los que hablen por nosotros, y serán los años venideros quienes se encarguen de aplastar a los calumniadores; no a esto, que son agentes conocidos de los imperialistas, sino a los confusos, a los intrigantes, a quienes se dejan intrigar y sirven de instrumento a las mentiras contra nuestra Revolución.

    ¿Acaso te crees que Fidel Castro y Ho Chi Minh mienten?

    ¿Porque todos los lideres comunistas han rechazado las teorias de Trosky para ser aplicadas en sus paises?

    ¿Porque ninguno de ellos se ha declarado trotskista jamas?

    ¿Porque todos ellos repudian tanto a Trotsky como a sus sectarios seguidores?

    Contesta a estas preguntas Gazte y no me pidas que te vuelva a copiar y pegar aqui todo lo que no has sido capaz de rebatir en otros hilos.

    Te seguire mostrando con gusto la nefasta opinion que tienen otros muchos lideres sobre Trotsky y sus radicales seguidores, para que las debatas si eres valiente.


    Más claro agua. Laughing Laughing Laughing Laughing


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por gazte el Dom Abr 03, 2011 11:46 pm

    otro, si quieres hacer algo util hablame de la teoria, estoy cansado de estos textos novelescos, nunca he visto una critica solida y fundada a las teorias que defendio trotsky, todo son paranoias sobre mentiras o sobre lo que hicieron otros en su nombre. sabeis lo que es una critica constructiva?

    venga va, a que no hay huevos de hacer una critica con sentido.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Shenin el Lun Abr 04, 2011 12:17 am

    Aquí hay un texto con una crítica bastante argumentada de Trotsky y de su teoría de la revolución permanente:

    http://www.nodo50.org/mai/Documentos/Fenix/TroskyyLenin/Trotsky_y_el_Leninismo.pdf

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por gazte el Lun Abr 04, 2011 12:37 am

    gracias, le echare un ojo

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15287
    Reputación : 19719
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por SS-18 el Lun Abr 04, 2011 12:56 am

    Vamos a ver, colega.

    Hablamos de Troskismo, y Troskistas y lo que son. ¿ Textos novelescos ??? Que te parece un Texto novlesco el de Fidel ? pero tu que necesitas para ver la mierda que ha gestado el Troskismo y su putrida labor constante anticomunista que da de comer al imperialismo en su lucha contra la revolución.

    ¿ paranoias ??? ¿ mentiras ???? ¿ no me jodas que estas desacreditando de esta forma tan pueril el texto de Fidel sobre el asunto ?

    Criticas constructivas sobre lo que es el Troskismo y los Troskistas tienes de sobra, y no solo eso, si no la experiencia de primera mano que hemos visto uno tras otro.

    Y queda confirmadisimo, ratas, auteneticas ratas al servicio de la contrarevolución.

    Sobre Troski y su grandiosa labor , leete al camarada Thiago si te hace falta en el foro de "Troski" por que te mete un buen repaso

    http://www.forocomunista.com/t9166-el-triunfo-de-stalin-escrito-de-trotsky

    Y otro

    http://www.forocomunista.com/t2981p100-preguntas-para-un-trosko


    ya tienes ahi suficiente para intentar seguir retorciendote en una batalla más que perdida en el plano comunista, que solo se mantiene por que se azuza desde el anticomunismo esa infestación propagandistica llamada Troskismo.

    Te faltan dos telediarios para denunciar publicamente el Troskismo, si no lo has hecho aun es por simple cabezoneria.


    Que malditas ratas, acusando a Fidel de haber asesinado al Che cuando lo habían hecho los Imperialistas y sus esbirros . Asi es como la propaganda anticomunista del imperialismo se da de comer en base a usar fuentes supuestamente "comunistas".

    Esto es la labor del Troskismo en su maxima esencia, la intoxicación propagandistica del movimiento comunista.

    Que indignación, vaya ratas de cloaca. Me ha dejado de piedra las palabras de Fidel y lo que el expone sobre la actuación de estos degenerados respecto a lo que paso en AL con la revolución y el Che.

    Menos mal que tu ya rehuyes de identificarte como Troskista por que este asunto ya apesta más que nunca.

    Criticas constructivas ya las tienes del engendro llamado Troskismo. Traidores al proletariado, por eso se les trata como enemigos. Así tienes el ejemplo en las experiencias Historicas citadas por Fidel con el mismo , Cuba y el Che y nosotros lo tenemos de experiencia en este foro, como son el medio y la herramienta que usa el imperialismo para infestar de propaganda anticomunista el movimiento.

    Ya tenemos clarisimo que aquí somos todos o nos consideramos o creemos ser "marxistas leninistas" o "socialistas cientificos". Solo te hace falta condenar el Troskismo y denunciarlo publicamente ante la evidencia como herramienta y medio propagandistico anticomunista. Wink

    Animate, sobre todo por la responsabilidad acaecida en que esto sirva de ejemplo ( una de todas y la mas contundente ) para los chavales y no tan chavales , de lo que es el Troskismo y los Troskistas, que en nada tienen que ver con lo que es un Socialista Cientifico que defiende la historia de Troski en su labor con el socialismo.

    Si has tenido el valor de equivocarte y predicar con propaganda anticomunista en el foro ten valor para condenar de una vez por todas la labor zapadora y contaminadora del Troskismo , ese engendro creado a raiz de la labor mas o menos acertada de Troski.
    Sobre todo para ahorrarle a la gente , nocos (etc) el tener que considerar "vias" que en nada ofrecen una solución al analisis de la historia del socialismo.

    Esta claro, Stalin es la figura central de los ataques del anticomunismo, y Troski es la figura , el martir , el pobre mesias sacrificado por la sed insaciable de sangre de los individuos que produce el comunismo puesto en practica.

    Así es como se ejemplifica que el socialismo es buena idea ( Troski, Marx, etc ) pero en la practica , es imposible llevarla a la practica ( Stalin, Ho Chi Minh, Fidel , Nao , Kim , etc )

    Este es el razonamiento que pretende la proapganda anticomunista y perpetuar la esclavitud del capitalismo, por medio de infundar terror y miedo a las masas sobre cualquier otra opción fuera de su servidumbre. Así es como inculcan el "miedo" a los esclavos a ser Libres usando para ello toda esta parafernalia que denuncia el Camarada Fidel.



    Veamos que la gusanera de Miami solo le hace falta citar a una de esas ratas Troskistas para asi "demostrar" sus constantes ataques sobre Fidel y el Socialismo.


    EN el foro Internacional en el asunto de Libya lo tenemos igual, esa labor Troskista, atacando a Gadafi como si fuese él, el problema del comunismo internacional y el proletariado africano.

    Asi es como hacemos en un foro comunista una movilización contra la encuesta del entierro de Lenin y aparecen Troskistas votando a favor como reinvindica la Burguesia.

    En serio, los amos absolutos.

    Gazte, en los links antes indicados tienes los pos del gran camarada Thiago expuestos a tu debate y contra-argumentación Laughing . Si te queda ya algo donde rascar claro sobre la rastrera actuación de Troski en su época y como él fue el instigador de ese monstruo que creo llamado Troskismo.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Erazmo el Lun Abr 04, 2011 1:28 am

    El camarada gazte no resiste el participar, "Sabia que no resistirias la tentacion de entrar al trapo en este tema y encima has sido el primero", bueno de eso se trata el foro de participar ¿o no?

    Lo curioso es enojarse porque gazte participa, tiene el camarada gazte su opinión y nada hay de malo, tampoco nada tiene de malo que AsturcOn tenga su opinión; después de todo trotsky y stalin están muertos y la revolución que los unió un segundo y los separo por años también está muerta, luego este es un hilo sobre la antiguedad, lo más curioso es que no hay conclusiones y nada que mostrar a las jóvenes generaciones.

    Un muchacho de 15 años con inquietudes intelectuales podría preguntar ¿como era la URSS? y AsturcOn le diría, "El 1° estado socialista, con éxitos inmensos, que salvó a la humanidad de la barbarie nazi y que fue formado por Stalin" a riesgo de que el jóven de 15 años le replíque cándidamente "¿y entonces porqué ese estado tan poderoso duró tan poco y sus mismos habitantes lo botaron y nada hicieron para mantenerlo?", ¿que respondería AsturcOn a eso? no podría decirle "trotskista o revisionista" es solo un muchacho con inquietudes intelectuales, tampoco podría darle un texto de blank-furr-martens lo confundiría con tanta información, ¿que diría AsturcOn?

    Se arriesgaría a decir que para el socialismo se requiere conciencia, una a toda prueba, una conciencia creada por la educación y el ejemplo tal cual aprendieron los revolucionarios de toda época, y esa conciencia ausente estuvo en la formación de la URSS.


    Y esta última idea es parte de la temática del hilo, es correcto que la polémica stalin-trotsky es falsa, y por ende sirve a los planes divisorios del enemigo, el imperialismo.

    Pero lo que se rehuye es que stalin-trotsky, ambos dos perdieron, sus "itsmos" son cazadores de mitos y fantasmas, grandes aradores de mar.

    El problema no es stalin-trotsky, el problema es que no fueron formadas conciencias, aquellas que formó Cuba que 20 años trás morir la URSS ahí está y no porque Fidel esté vivo, porque ceausescu estaba vivo e igual lo fusilaron, la diferencia estriba en que en Cuba había un pueblo conciente y en rumania y la URSS no.

    También falso es, según yo, escribir que la falta de experiencia le jugó en contra a la URSS, en Cuba tampoco había experiencia pero otra intencionalidad había y ahí hay una gran diferencia.

    Y para terminar supongamos que todo el copy&paste de AsturcOn es verdad, trotsky es la vívida representación de la maldad y stalin es lo opuesto.

    Porqué nadie creyó en Stalin y a tres años de su muerte nadie públicamente fué capaz de defenderlo, porque las fuerzas armadas soviéticas cerraron filas con kruschev y sus adeptos y lincharon públicamente a stalin.

    Sí stalin era lo correcto porqué nadie le creyó, y volvemos al tema de la conciencia, algo que Stalin y su gobierno fueron incapaces de crear.


    No dejeís a un técnico las labores de la ciencia.



    Saludos Revolucionarios

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15287
    Reputación : 19719
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por SS-18 el Lun Abr 04, 2011 5:16 am

    Erazmo lo que me flipa es que digas lo mismo una y otra vez pese a haberse arugmentado ya.

    Que tipo de marxiso o analisis cientifico es decir que las "experiencias socialistas fallidas o trinfantes" de nada sirven ni nada aportan ni nada pueden enseñar.


    En serio, que es que algunos os mereceis premios. De tanto material intelectual que traeis al foro y debatis para despues quedaros en argumentaciones o afirmaciones tan simples y infantiles.

    Y como en otras cosas, te quedas en la interpretacion superficial de todo. No entiendes el significado de las experiencias socialistas ni para que se usan por parte del anticomunismo ni para que han servido.

    Cosas tan increiblemente simples y tan sorprendentemente dificiles de entender para ciertos individuos.

    Yo ya te lo he dicho, y me molesta repetirme. Tu debes a la experiencias socialistas no tener la carne reventada a latigazos por algun NAZI al servicio de uan multinacional. El que hayas vivido y vivias en un "bienestar" en las sociedades capitalistas es unicamente fruto a que la burguesia tuvo que hacer concesiones al proletariado para mitigar la lucha de clases y sobrevivr como clase ante el riesgo a su existencia que significaba la existencia del sistema socialista manifestado en una superpotencia como la URSS en este caso. Gracias a eso tu has disfrutado de cierto bien estar, que tus hijos o nietos no podrán soñar, pro que precisamente, ese "bienestar" esta en retroceso desde la caida de la URSS acentuando las diferencias de clases.

    Lo que significa esto es que tus hijos cuando les enseñen a ser mano de obra barata y ignorantes, igual se enteran de que existe una esperanza a que dejen de ser esclavos durante generaciones.

    me flipa como tu , que te considero de cierto nivel, acabes con cierto tipo de afirmaciones tan simples y superficiales. Como es posible que desde la perspectiva del analisis marxista se pueda decir que "los sucesos y hechos historicos no son influenciados ni influencian al curso de la historiografia y las sociedades" que es lo que viene siendo tu afirmación.

    El problema es que el tema Stalin Troski infesta a los lumpenes y al proletariado occidental por aprte de la proapganda anticomunista. Si esta no existiese, y no existiese la intncionalidad constante de la Buerguesia por enterrar todo recuerdo y conciencia en las masas del sistema que pone en riesgo su existencia como clase, entonces, ASTURCON y el marxismo , no tendria la OBLIGACIÓN de recordar la verdad de la URSS, de STALIN, TROSKI, y la VERDADERA historia y experiencia del socialismo.Por que alomejor si no te has dado cuenta, el dominio de los medios y la información por parte de la Burguesia es la que constantemente defenestra al socialismo para mantener su esclavización sobre el trabajador y autoconvencerse que es mejor su miseria cultural y material en el capitalismo que los Gulags, Siberia , Habrunas, Genocidas , Katyn y comisarios politicos, del socialismo.


    Es más, tu propia postura ante el tema es falta completamente de todo entendimiento estrategico de la información, y lo que significa la proapgada anticomunista, y sobre todo, EL PARA QUE esta hecha.

    Si prohiben el comunismo en algunos paises del este y la propaganda anticomunista se hace completamente atroz , no es precisamente por que Asturcon le cuente la verdad a un niño de 15 años sobre la URSS, si no para evitar que se propaguen Asturcones y niños d e15 años interesados en la URSS y la experiencia del socialismo.

    vamos, creo que es algo evidente y completamente logico que no termino de entender tu problema de analisis sobre esta cuestión.

    Defenderé la historia del socialismo ( MI HISTORIA) mientras que exista la infamia de la propaganda anticomunista. EL dia que desaparezca esa mierda de la faz de la tierra me dejare de preocupar en que no se responda correctamente a un niño de 15 años lo que fue la URSS y lo que fueron y significaron para la humanidad las experiencias de nuestra historia socialista.



    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Lun Abr 04, 2011 12:00 pm

    Señorito Erazmo, tu crees que no hay conclusiones y nada que mostrar a las jovenes generaciones y lo dices tan tranquilo, como si tus pestilentes frases fueran las frases de un eminente cientifico.

    Tu no eres marxista-leninista, no eres estalinista, no eres castrista, ni maoista, solo eres (segun tus propias palabras) un "socialista cientifico", cuando en realidad no eres mas que un oportunista, un revisionista burgues.

    Vuelvo a preguntarte aqui:

    ¿Eres cientifico?

    No lo eres, pero vas de ilustrisimo cientifico por la vida simulandolo en todo momento y creyendo que los demas no nos damos cuenta de que ya conocemos tus dos caras. ¿No te parece pedante el hecho de que te proclames a ti mismo cientifico?, a mi si me lo parece, aunque muchos sabemos que esa es la unica posicion que te sirve para tratar de enmascarar tu anti-comunismo. Pero Ya es un poco tarde para esconder toda esa montaña de frases anti-comunistas y pro-trotskistas que has dejado en esta comunidad.

    Eres tu el que ha dicho en una de tus clonicas frases que Trotsky fue el elegido de Lenin y eso, por mucho que ahora lo disfraces, ya ha dejado bien claro tu posicionamiento anti-comunista. Decir una cosa asi ya te hace bastante sospechoso, sabiendo que esa es una de las mas grandes mentiras con las que trata de defenderse el trotskismo. Preguntale a todos los lideres revolucionarios por que razon todos ellos rechazaron a Trotsky y al Trotskismo. Bueno, ya tienes las respuestas, ahora solo prenguntate a ti mismo, si realmente crees que a estas alturas nos vas a convencer.

    Como comprenderas, tus argumentos oportunistas se basan en el informe "secreto" del XX congreso del PCUS al que cedes totalmente la palabra en tus ataques contra el estalinismo. Desde esa posicion revisionista que defiendes, es casualmente desde donde se ha restaurado a Trotsky y se paso el testigo de la desestalinizacion que termino con el primer estado socialista del mundo. Asi fue señorito Erazmo, a menos Stalin, mas capitalismo. Y sino Observa el panorama politico mundial antes y despues de la muerte de Stalin.

    No deberiamos estar hablando en este hilo sobre el revisionismo, pero me estas obligando a hacerlo y al final se que terminaria inundando este hilo con investigaciones y documentos de todo tipo que cerrarian tu boca de igual forma que ya te la cerraron en otros hilos.

    ¿No es ya demasiado casual que te repitas tantas y tantas veces con el tema del revisionismo en hilos que nada tienen que ver con ese asunto?

    En todos los hilos en los que participas, haces repetidas alusiones al XX congreso, dando credito a Kruschev para enterrar a Stalin y eso señorito Erazmo es tan visible como denunciable. Ademas ya te lo hemos dicho muchas veces, pero no haces caso. Y no solo es denunciable que repitas lo mismo una y otra vez, apesar de que los camaradas como Thiago te han mostrado todo tipo de argumentos, documentos y pruebas que te desmienten por completo, el problema esque aparte de repetir con insistencia tus cuatro clonicos argumentos, usas la propaganda de los elementos reaccionarios, sin importarte lo mas minimo que todo con lo que atacas esta lleno de y mentiras, medias verdades y falsificaciones.

    Ya has tenido tiempo suficiente para reflexionar sobre tu actitud, pero sabemos que tu objetivo esta ya determinado desde el dia que entraste en esta comunidad.

    Has dicho cosas muy fuertes que no dejan lugar a dudas de tu verdadera cara, pero siempre tratas de compensarlo haciendo pequeñas concesiones en las que si estamos todos de acuerdo. Esas concesiones son defender a la revolucion cubana para poder atacar libremente al epicentro del comunismo. Es un gesto verdaderamente oportunista que no se aleja nada del estilo oportunista de Trotsky y de otros parasitos como el, gestos que tu usas con una limitada frecuencia.

    Ya veo que sigues insistiendo en el mismo tema machaconamente, lo cual demuestra tu falta de argumentos y tu actitud reaccionaria a lo que es de sobra evidente para cualquier comunista honrado. Has vuelto a repetir que el pueblo sovietico no movio un dedo para impedir la desestalinizacion iniciada por el XX congreso por Kruschov. Este es un tema que ya te hemos debatido repetidas veces.

    En primer lugar, Kruschev presento para el XX congreso del PCUS un informe que el mismo denomino como "secreto", esto fue asi por peticion del propio Kruschev, y tenia motivos para preocuparse e impedir que su propio pueblo no pudiera saber nada de lo que se estaba tramando en ese informe, informe al que tu le das tanta credibilidad.

    Por este motivo demuestras tu cinismo, cuando alegas que el pueblo no hizo nada para rechazar el informe "secreto" de Kruschev.

    ¿Como pueden los ciudadanos sovieticos rechazar el informe "secreto" si todo se habia hecho a puerta cerrada y a sus espaldas?

    ¿Que motivo llevo a Kruschev para tomar la decision de hacer de ese informe un secreto para su pueblo?

    En realidad fan hecho falta mas de 40 años para poder saber la verdad de ese informe "secreto". 40 años son muchos ¿verdad?

    Tambien te olvidas de las promesas que hizo kruschev a su pueblo diciendo que ya no era necesario seguir las etapas marcadas por Lenin y que el comunismo ya estaba en la vuelta de la esquina. Kruschev le prometio al pueblo que en 1980 el pais entraria en la fase de comunismo y lo unico que sucedio fue justamente lo contrario.

    Sobre este tema te recomiendo que leas a Mijail Kilev, mas que nada para que dejes de molestar a los camaradas con las mismas preguntas de siempre. En ese libro encontraras todas las respuestas a tus preguntas. El libro se llama Kruschov y la disgregacion de la URSS y esta basado en fuentes de primera mano. Mientras tanto, te adelantere que en la preparacion de ese iforme sucedieron demasiadas irregularidades que ayudaron en mayor y menos medida a que saliera adelante.

    En la preparacion de ese informe "secreto" Kruschev propuso introducir un capitulo sobre el culto a la personalidad, pero esta propuesta fue rechazada por Molotov, Malenkov, Vorochilov y Kaganovich entre otros. Aun asi, Kruschev estaba resuelto a incluir esto en el informe y lo metio apesar de las negativas de los camaradas.

    Tambien hay que decir, que Kruschev sustituyo a una parte importante del Comite Central por carne fresca buscando apoyo y tambien rehabilito a viejos y conocidos reaccionarios que mas tarde resultaron dar apoyo a Kruschev.

    Una prueba de que el tema del culto fue rechazado por los camaradas citados mas arriba, esta en las propias palabras de Kruschev:

    “Cuando el Congreso empiece sus trabajos, los órganos
    dirigentes pierden su poder y únicamente el Congreso tiene el poder de
    resolver los problemas importantes. Puedo no decir nada sobre el culto
    a la personalidad de Stalin y sus consecuencias en el informe de
    actividad del C.C. del PCUS. Pero nadie me puede prohibir hablar de
    este tema como un delegado ordinario a una sesión del Congreso. Si los
    miembros del Presidium siguen impugnando, me dirigiré directamente
    a los delegados pidiéndoles que escuchen una intervención”.

    Por lo tanto, es mentira eso de que nadie movio un pelo para impedirlo y me estas obligando a copiarte y pegarte una cantidad ingente de informacion que en este hilo no tiene lugar.

    "El informe había sido presentado ante un nuevo equipo del Comité
    Central, elegido en el XX Congreso según las recomendaciones y las
    propuestas de Jruschov. Con este hecho, estaba asegurado el apoyo del
    informe por los nuevos miembros del C.C. del PCUS" (Mijail Kilev)

    "Es de subrayar que los dirigentes de los partidos comunistas y
    obreros hermanos no fueron invitados y no asistieron a la “sesión
    secreta” del Congreso. No es una casualidad. Jruschov era consciente
    de que la participación en la “sesión secreta” de dirigentes tan
    conocidos como Maurice Thorez, Palmiro Togliati, Mao Tse-tung, así
    como otros, habría puesto en peligro su plan. Seguramente no
    aprobarían el informe de Jruschov sobre “el culto a la personalidad” de
    Stalin" (Mijail Kilev).

    Otra cuestion que no se le escapa a Mijail kilev es el hecho de que no se taquigrafiaran las conversaciones que dieron lugar a puerta cerrada en la sesion del XX congreso, dato significativo para un movimiento tan trascendental como ese, pero este no es el unico misterio que deja evidencias de las numerosas irregularidades que se iban produciendo en pleno desarrollo de los acontecimientos.

    El imforme secreto no se hizo publico en los medios de comunicacion a peticion del propio Kruschev quien dijo:

    “no se puede sacar este problema fuera del Partido,
    menos aún en la prensa. Debemos ser comedidos, no dar carnaza a
    nuestros enemigos, no exponer nuestras debilidades ante ellos”.

    En realidad, este informe solo fue leido en los comités centrales de las repúblicas, en algunas fabricas y empresas estatales donde era casi seguro que obtendria el apoyo de oportunistas y demas candidatos al pasasitismo. Se trataba de ir concienciando poco a poco al aparato burocratico del partido, de ir blindando lentamente el fermento necesario para el devenir de la nueva era al retorno del capitalismo.

    El hecho de que no fuera de dominio publico este informe y de que no se mediatizara ante la sociedad sovietica, demuestra que le habria sido imposible en aquel momento, cambiar la mentalidad de todo un pueblo acostumbrado a Stalin.

    "La paradoja de la decisión del Presidium del Comité Central
    del PCUS de no publicar el informe Jruschov consiste en la gran ilusión
    de que sólo puede ser leído ante todas las organizaciones del partido,
    del activo de los sin-partido, incluso en reuniones cerradas, partiendo
    de la imperdonable subestimación de la capacidad de los servicios
    secretos extranjeros de apoderarse del informe." (Mijail Kilev)

    "Efectivamente: “No se ha taquigrafiado durante la sesión, pero
    al día siguiente el informe había sido comentado detalladamente en el
    mundo entero en la prensa no-comunista. Jruschov realizó algunos
    desmentidos en cuanto a la existencia de este documento histórico, pero
    nadie le creyó. Algunas semanas después del Congreso, el
    Departamento de Estado de los Estados Unidos divulgó el texto
    completo del informe Jruschov, traducido al inglés. Desde entonces ha
    sido publicado cientos de veces en casi todos los países del mundo.
    Pero en la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) no ha
    sido publicado hasta 1990”.21 Y en Bulgaria, hasta 1991".

    Esto nos lleva de nuevo al referendun en el que por mayoria aplastante el pueblo voto a favor de conservar la Union Sovietica. Se voto en todas las republicas y las votaciones llegaron a alcanzar incluso el 90%. Pero apesar de este enorme tropezon de los revisionistas, ya era demasiado tarde y las cartas estaban echadas para el desmantelamiento definitivo y la transformacion del primer pais socialista en un estado capitalista. Y esto a su vez nos lleva a aquellas imagenes en las que es el propio pueblo el que rompe 4 cordones policiales en las manifestaciones contra Gorbachov y Yeltsin.

    Hay mucha informacion sobre este tema que podria trasladar aqui, pero repito que este no es el lugar adecuado. Ya te lo hemos discutido muchas veces y no veo motivos para que te repitas tanto.

    Por otra parte, comparto lo dicho por mi camarada SS-18. Estoy seguro de que sino fuera por la propaganda anti-comunista, muchos de los camaradas incluyendo a SS-18 tendriamos tiempo para debatir sobre distintos temas.

    Un saludo.

    Maqui
    Gran colaborador/a
    Gran colaborador/a

    Cantidad de envíos : 3754
    Reputación : 4851
    Fecha de inscripción : 09/10/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Maqui el Lun Abr 04, 2011 12:25 pm

    gazte escribió:otro, si quieres hacer algo util hablame de la teoria, estoy cansado de estos textos novelescos, nunca he visto una critica solida y fundada a las teorias que defendio trotsky, todo son paranoias sobre mentiras o sobre lo que hicieron otros en su nombre. sabeis lo que es una critica constructiva?

    venga va, a que no hay huevos de hacer una critica con sentido.


    ¿Teoría, teoría?, yo creo que ya se demsotró la práctica, quedó desarmada la teoría.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por AsturcOn el Lun Abr 04, 2011 12:33 pm

    Maqui escribió:
    gazte escribió:otro, si quieres hacer algo util hablame de la teoria, estoy cansado de estos textos novelescos, nunca he visto una critica solida y fundada a las teorias que defendio trotsky, todo son paranoias sobre mentiras o sobre lo que hicieron otros en su nombre. sabeis lo que es una critica constructiva?

    venga va, a que no hay huevos de hacer una critica con sentido.


    ¿Teoría, teoría?, yo creo que ya se demsotró la práctica, quedó desarmada la teoría.

    Camarada Maqui, me alegro de verte de nuevo por aqui. Llegue a pensar que nos abandonaste. Very Happy

    Maqui
    Gran colaborador/a
    Gran colaborador/a

    Cantidad de envíos : 3754
    Reputación : 4851
    Fecha de inscripción : 09/10/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Maqui el Lun Abr 04, 2011 12:37 pm

    AsturcOn escribió:
    Maqui escribió:
    gazte escribió:otro, si quieres hacer algo util hablame de la teoria, estoy cansado de estos textos novelescos, nunca he visto una critica solida y fundada a las teorias que defendio trotsky, todo son paranoias sobre mentiras o sobre lo que hicieron otros en su nombre. sabeis lo que es una critica constructiva?

    venga va, a que no hay huevos de hacer una critica con sentido.


    ¿Teoría, teoría?, yo creo que ya se demsotró la práctica, quedó desarmada la teoría.

    Camarada Maqui, me alegro de verte de nuevo por aqui. Llegue a pensar que nos abandonaste. Very Happy

    Se echaban de menos por aquí mis gulags y tuve que volver jajajaja.

    Plaza
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 473
    Reputación : 720
    Fecha de inscripción : 05/12/2009
    Edad : 26
    Localización : Barcelona (igualada)

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Plaza el Lun Abr 04, 2011 12:58 pm

    El camarada Asturcon nos seduce de nuevo con discursos "antitroskistas" y pedazos de citas de Lenin en las que critica a Trotsky, pero a pesar de todo esto no es capaz de hablar ni con Gazte ni con nadie acerca de la teoria de la revolución permanente o de nada sin faltar al respeto (ese respeto que tanto se les demanda a otros).

    No necesitais nada mas que un par de discursos de Ho Chi Minh y de Castro para conformaros una opinión sobre Trotsky, ¿eso es lo que podeis argumentar sobre el? ¿Es que acaso Castro o Ho son dioses bajados a la tierra? Son pensamientos bastante poco marxistas por vuestra parte otorgar la verdad absoluta a personajes que os caen bien. De Ho Chi Minh mejor no hablo lo que pienso.

    El camarada SS-18 se dedica a insultar continuamente a los que no profesan su postura cayendo en los mismos argumentos de siempre que son "mirate los otros hilos", pero es que en esos otros hilos no veo debate teorico como el camarada Gazte demanda, veo insultos y mierda propagandistica hacia las posiciones de los demás.

    Maqui
    Gran colaborador/a
    Gran colaborador/a

    Cantidad de envíos : 3754
    Reputación : 4851
    Fecha de inscripción : 09/10/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Maqui el Lun Abr 04, 2011 1:01 pm

    Plaza escribió:

    No necesitais nada mas que un par de discursos de Ho Chi Minh y de Castro para conformaros una opinión sobre Trotsky, ¿eso es lo que podeis argumentar sobre el? ¿Es que acaso Castro o Ho son dioses bajados a la tierra? Son pensamientos bastante poco marxistas por vuestra parte otorgar la verdad absoluta a personajes que os caen bien. De Ho Chi Minh mejor no hablo lo que pienso.



    ¿Acaso no tratáis así a Trotsky?.

    Català-internacionalista
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 497
    Reputación : 669
    Fecha de inscripción : 19/05/2010
    Localización : Barcelona, Catalunya

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Català-internacionalista el Lun Abr 04, 2011 1:10 pm

    Plaza escribió:El camarada Asturcon nos seduce de nuevo con discursos "antitroskistas" y pedazos de citas de Lenin en las que critica a Trotsky, pero a pesar de todo esto no es capaz de hablar ni con Gazte ni con nadie acerca de la teoria de la revolución permanente o de nada sin faltar al respeto (ese respeto que tanto se les demanda a otros).

    ¿No es lo mismo que hacéis los trotskistas con Stalin? Sólo opináis sobre él en base a los textos sagrados del Dios Trotsky, y todo lo que se aparte de lo que dice él es de sátrapa y totalitarista para arriba.

    Estáis finos para hablar. Evil or Very Mad

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por gazte el Lun Abr 04, 2011 1:12 pm

    Maqui escribió:
    gazte escribió:otro, si quieres hacer algo util hablame de la teoria, estoy cansado de estos textos novelescos, nunca he visto una critica solida y fundada a las teorias que defendio trotsky, todo son paranoias sobre mentiras o sobre lo que hicieron otros en su nombre. sabeis lo que es una critica constructiva?

    venga va, a que no hay huevos de hacer una critica con sentido.


    ¿Teoría, teoría?, yo creo que ya se demsotró la práctica, quedó desarmada la teoría.

    y donde esta esa practica? la urss no existe, china es mas liberal que media europa, etc... igual es que algo fallo, las cosas no pasan porque si, y culpar de todo a unos malvados revisionistas ya huele un poco.

    Contenido patrocinado

    Re: Artículo del PCOE: La falsa polémica Stalin-Trotski y los intereses del imperialismo

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:16 am


      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 9:16 am