La teoría del "Todo es ETA" acorrala al PSOE: Denuncian a varios militantes por colaboración con banda armada

    Comparte

    *n0_l0g0*
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 667
    Reputación : 1105
    Fecha de inscripción : 18/03/2010
    Localización : Leganes, Castilla

    La teoría del "Todo es ETA" acorrala al PSOE: Denuncian a varios militantes por colaboración con banda armada

    Mensaje por *n0_l0g0* el Jue Mar 31, 2011 8:52 am

    La teoría del "Todo es ETA" acorrala al PSOE: Denuncian a varios militantes por colaboración con banda armada

    La organización neofascista "Manos limpias" denuncia por "colaboración con banda armada" a Eguiguren, Moscoso y Gómez Benítez, los tres negociadores del PSOE durante la anterior tregua. Como le viene ocurriendo a Garzón, "Quien se acuesta con niños, amanece meado", podríamos decir...



    La publicación de las actas sobre la negociación con el Gobierno de Zapatero empieza a producir sus primeros efectos colaterales. La oferta de excarcelar presos aun con delitos de sangre, el reconocimiento de que se intentó detener la operación policial del Faisán o el empeño del Ejecutivo por recuperar los contactos con ETA hasta 11 meses después de la T-4, según la versión de las actas de ETA ahora conocidas, fueron algunos de los motivos que esgrimió ayer en el parlamento español el portavoz del PP para, poco menos, que acusar a Rubalcaba de ser el jefe de algún comando secreto de la organización armada. Pero hay más, y mejor, que diría algún gracioso.

    El seudo sindicato y organización neofascista Manos Limpias ha presentado hoy miércoles una denuncia contra los tres enviados del Gobierno del PSOE para negociar con la organización armada ETA. Manos Limpias acusa a Jesús Eguiguren,Javier Moscoso y José Manuel Gómez Benítez de encubrimiento y, lo que es más significativo, de colaboración con banda armada.

    En definitiva, Manos limpias acusa de varias actuaciones delictivas a los mediadores en la fallida negociación del Gobierno de Zapatero con ETA. En su querella, de la que hoy se han hecho eco varios medios de la extrema derecha mediática española, se detallan estas acusaciones, todas ellas sujetas a parámetros parajudiciales, pero que en otras ocasiones han sido usadas ya, y esto es lo verdaderamente significativo del caso, para actuar contra miembros de la izquierda independentista vasca, a los que han procesado y hasta condenado por ello. Aunque no vamos a reproducir aquí los argumentos esgrimidos por esta basura fascista para presentar la querrella, animamos a los lectores interesados a que acudan a algunas de las fuentes habituales de la extrema derecha para conocer los detalles, ya verán como no le son extraños.

    Todo esto, por otro lado, podría tomarse a cachondeo, de no estar sucediendo en el estado español. Que una organización fascista denuncie a los representantes legítimos de un gobierno, autorizado por el propio Parlamento español para negociar con la organización armada, por colaborar con banda armada, en cualquier lugar con una mínima calidad democrática, no pasaría de ser una broma macabra. Sin embargo, España es diferente.

    En España, los facistas pueden denunciar y llevar ante los tribunales a jueces que pretenden investigar crímenes de lesahumanidad causados precisamente por esos mismos fascistas. En España, para colaborar con banda armada no es necesario ser militante de una organización armada, o haber realizado alguna actividad delictiva relacionada con la misma. En España, escribir en un medio de comunicación abertzale, dar información de primera mano de lo que ocurre en Euskal Herria, tener pegatinas en tu casa de una organización juvenil ilegalizada, o participar en un acto político junto a determinadas personas "contaminadas", puede ser ya, como han determinado sus propios tribunales en múltiples ocasiones, prueba de esta colaboración. No digamos ya, entonces, compartir mesa con militantes de ETA.

    Esa es la doctrina que los tribunales españoles, con el apoyo y el amparo del PP y el PSOE, han impuesto en el sistema jurídico español. Y esa esa la doctrina que ahora, como también le pasó en su momento a Garzón, van a tener que enfrentar quienes, pese a compartirla, ampararla, defenderla y contribuir a su legitimación mediática y social, no son del agrado del fascismo español. Es lo que tiene ir de la mano con los fascistas durante décadas.

    El caso "Faisán", como el caso Garzón, y como esta misma denuncia contra tres representantes del PSOE, si algo demuestran es una cosa: el fascismo español no se detiene ante nada ni ante nadie. La legitimidad en la que viven instaurados los fascistas, les hace tener un sentimiento de poder tal, que cualquier cosa es posible para ellos. Tanto Garzón, como el PSOE (pese a Eguiguren), han permitido, han apoyado y han querido que esto sea así. ¿Pagarán ahora por ello?

    No descarten nada, pues en los tribunales que juzgan, lo malo no es que estén juzgando a la gente sobre la base de esas doctrinas jurídicas aberrantes, lo preocupante es que los propios que juzgan, muchos de ellos, son fascistas. Así que ya saben nuestros "amigos" del PSOE, el señor Garzón y similares, como dice el refrán popular, "quien se acuesta con niños, amanece meado". Tal vez deberían empezar a estar preocupados. Mearon hacia arriba y puede que ahora les vaya a caer encima. El fascismo, como Roma, no paga a traidores.

    Disfruten lo creado.

    Extraído de Kaos en la Red.

      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 1:32 pm