STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Red Soldier
Red Soldier
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 206
Reputación : 232
Fecha de inscripción : 02/07/2010
Localización : Madridgrado

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Red Soldier el Mar Mayo 24, 2011 6:34 pm

Pero qué falacia más grande, si no tienes más que coger las actas de los congresos y demás para ver que estas mintiendo. Bueno, tienes que cogerlas y leerlas. Si no, no sirvfe.
Kalashnikov
Kalashnikov
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 246
Reputación : 291
Fecha de inscripción : 10/11/2010
Edad : 100
Localización : Российская Советская Федеративная Социалистическая Республика

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Kalashnikov el Miér Ago 03, 2011 2:05 am

gazte escribió:
Red Soldier escribió:¿Te crees que has descubierto América con el tanque Iosif Stalin 2? ¿Qué te crees, que Stalin tenía un único objetivo en la vida, guiado por su afán de protagonismo, y ese objetivo era ponerle el nombre a un tanque? Tú eres tonto y en tu casa no lo saben. Menos mal que el resto del mundo sí.

PD: También había una ciudad llamada Stalingrado, no sé si te suena.

claro que no creo haber descubierto nada, a mi todas esas citas y la realidad no me demuestran mas que mucha falsa modestia y ningun intento por atajar eso, que no empezo con el mismo, sino con lenin, citandole de manera descontextualizada como fuente de la verdad absoluta y utilizando su nombre para justificar cualquier cosa evitando un debate previo.

Pensé que leería chorradas así en el País o aberraciones similares...pero aquí...
gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por gazte el Miér Ago 03, 2011 2:03 pm

camarada, podria señalarme que tiene de chorrada, gracias.
Kalashnikov
Kalashnikov
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 246
Reputación : 291
Fecha de inscripción : 10/11/2010
Edad : 100
Localización : Российская Советская Федеративная Социалистическая Республика

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Kalashnikov el Miér Ago 03, 2011 2:14 pm

gazte escribió:camarada, podria señalarme que tiene de chorrada, gracias.

Primero, decir que las cifras y las acciones no te demuestran nada (Salvo falsa modestia) ya dice mucho de tu disertación...Si no es en hechos o en cifras...¿En qué basas tu opinión? ¿En la propaganda revisionista?

Y segundo, decir que Lenin citaba a Stalin para evitar debates...No creo que sea nueva la postura crítica (Que no contraria) que tenía Lenin con los dirigentes del Partido Bolchevique. Es más, creo que esa capacidad crítica fue una de las claves de su eminencia revolucionaria...Por tanto, decir que Lenin citara a nadie como fuente de "Verdades absolutas" es una falacia monumental...
gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por gazte el Miér Ago 03, 2011 3:22 pm

Y segundo, decir que Lenin citaba a Stalin para evitar debates...No creo que sea nueva la postura crítica (Que no contraria) que tenía Lenin con los dirigentes del Partido Bolchevique. Es más, creo que esa capacidad crítica fue una de las claves de su eminencia revolucionaria...Por tanto, decir que Lenin citara a nadie como fuente de "Verdades absolutas" es una falacia monumental...
alreves, queria decir justo lo contrario, que tras la muerte de lenin se utilizo su nombre de forma para evitar debates y tenerlo todo bien controladito, recurriendo a el para evitar toda critica de forma dogmatica y emcanicista. ejemplo:

(habla de las modificaciones de 1935)La necesidad de un nuevo programa de las Juventudes Comunistas fue justificada en estos términos por el ponente: “El antiguo programa contiene una
afirmación errónea, profundamente antileninista, según la cual ‘Rusia no puede
llegar al socialismo más que por la revolución mundial’. Este punto del programa es radicalmente falso, impregnado de ideas trotskistas” —las mismas
ideas que Stalin defendía aún en abril de 1924—. ¡Queda por explicar por qué
un programa escrito en 1921 por Bujarin y atentamente revisado por el Buró
Político con la colaboración de Lenin, se reveló “trotskista” al cabo de quince
años, y necesitó una revisión en un sentido diametralmente opuesto!



y mi argumentacion de falsa modestia la baso en hechos donde en mi opinion stalin si podria haber intervenido como evitar que saliera en el himno, que eso tiene mas de culto a la personalidad que muchas otras cosas que se hicieron.
SS-18
SS-18
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 16249
Reputación : 20741
Fecha de inscripción : 16/06/2010

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por SS-18 el Miér Ago 03, 2011 4:21 pm

Gazte. De hecho eres la mejor propaganda antitroskista. Eres el vivo reflejo de Troski macho.

Vaya gilipollez lo del JS-2, lo tuyo es que es puro troskofolk macho. Tocar las pelotas por cultura troskofolk. Laughing

¿ donde has dicho que los hechos y los datos no son importantes ? bueno, bueno bueno...


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.
SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
Obligatorio leerse las reglas del foro
http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm

https://lamayoria.online/
Shenin
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Shenin el Miér Ago 03, 2011 6:07 pm

gazte escribió:recurriendo a el para evitar toda critica de forma dogmatica y emcanicista. ejemplo:

(habla de las modificaciones de 1935)La necesidad de un nuevo programa de las Juventudes Comunistas fue justificada en estos términos por el ponente: “El antiguo programa contiene una
afirmación errónea, profundamente antileninista, según la cual ‘Rusia no puede
llegar al socialismo más que por la revolución mundial’. Este punto del programa es radicalmente falso, impregnado de ideas trotskistas” —las mismas
ideas que Stalin defendía aún en abril de 1924—. ¡Queda por explicar por qué
un programa escrito en 1921 por Bujarin y atentamente revisado por el Buró
Político con la colaboración de Lenin, se reveló “trotskista” al cabo de quince
años, y necesitó una revisión en un sentido diametralmente opuesto!


[...]

que no empezo con el mismo, sino con lenin, citandole de manera descontextualizada como fuente de la verdad absoluta y utilizando su nombre para justificar cualquier cosa evitando un debate previo

Colectivo Fénix escribió:Los resultados de la evolución del pensamiento de Lenin en el tema del modo en que debería tener lugar el proceso revolucionario mundial nunca llegaron a ser expuestos de una forma sistemática. Lenin cae enfermo en mayo de 1922 y no pudo reincorporarse al trabajo hasta octubre. Pero en marzo de 1923 sufre una recaída que le apartará definitivamente de la política. Morirá el 21 de enero de 1924. Sin embargo, los elementos materiales que sirvieron de impulso al pensamiento leninista estaban ahí, formando parte de la experiencia común del partido bolchevique como colectivo. Las conclusiones a las que Lenin se había acercado no tenían porqué ser patrimonio de un individuo. Es más, la necesidad histórica iba a obligar a un sector de la dirección del PC(b)R a recorrer el mismo camino que Lenin y a extraer las pertinentes consecuencias. Efectivamente, en el verano y en el otoño de 1923, tuvieron lugar sendas intentonas insurreccionales por parte del Partido Comunista de Bulgaria y del Partido Comunista de Alemania que terminaron en derrota. A partir de aquí, el empuje internacional de la revolución proletaria iniciada en 1917 se apaga definitivamente. Cada vez más resulta evidente que la necesaria ayuda del proletariado occidental para la supervivencia de la Rusia soviética no llegaría, al menos bajo la forma de revoluciones proletarias; cada vez más se ponía en el orden del día de la agenda política del Comité Central del PC(b)R el problema de cómo afrontar la nueva situación de repliegue general de la Revolución Proletaria Mundial. En esta tesitura, sólo era una cuestión de tiempo que la historia y el partido bolchevique ajustaran cuentas con la teoría de Trotsky, no sólo como instrumento para comprender el pasado, sino como punto de apoyo para afrontar el futuro.

Es importante señalar el carácter objetivo y prácticamente inevitable de este desenlace y denunciar la interpretación conspirativa y maniquea sobre los enfrentamientos que tuvieron lugar en el seno de la dirección del partido bolchevique tras el fallecimiento de Lenin, interpretación muy en boga entre los intelectuales orgánicos y filotrotskistas. Es importante resaltar que, bajo la apariencia de una lucha por el poder –que expresaba sólo el aspecto secundario del hecho, aunque tristemente sea el único aspecto que contempla la historiografía burguesa–, el debate sobre la táctica y la teoría general de la Revolución Proletaria Mundial que tuvo lugar en la dirección del partido a partir del otoño de 1924 –debate cuya altura intelectual rara vez ha sido igualada por ningún otro grupo dirigente en el mundo– fue la legítima expresión ideológica y política de la lucha de clases que se estaba desenvolviendo en la Rusia soviética reflejada en el interior del partido comunista.

Fuente: http://www.nodo50.org/mai/Documentos/Fenix/TroskyyLenin/Trosky8.htm

Para ver la evolución del pensamiento de Lenin sobre el problema de la mecánica de la Revolución Proletaria Mundial: http://www.nodo50.org/mai/Documentos/Fenix/TroskyyLenin/Trosky7.htm

Por otra parte, llama la atención que, mientras Stalin cita a Lenin al pie de la letra, incluso con tomo y página de sus obras escogidas, Trotsky lo haga "de memoria", es decir, afirmando cosas como "Lenin decía esto" o "Lenin decía aquello". ¿Quién es el manipulador?
gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por gazte el Jue Ago 04, 2011 12:56 am

que quieres decir con el parrafo que has citado?
avatar
relojandante
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1064
Reputación : 1214
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Localización

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por relojandante el Jue Ago 04, 2011 12:08 pm

Me parece muy mal por Jruschev... no Evil or Very Mad puedes decir que el lider anterior era un ogro malo malísimo... porque la gente, no nos engañemos, no podía criticar abiertamente a Stalin y si ahora su sucesor dice eso piensan.. ¿y si este también lo es y el siguiente dice lo mismo? Creas inestabilidad. Vale con decir: "Stalin fue una gran persona que hizo grandes cosas por la revolución, pero nosotros nos vamos a distanciar de su política porque se ha avanzado más en la revolución.. es conveniente un cambio etc etc.


Dicho esto, lo que das son conversaciones que seguramente sean ciertas y le dan puntos a Stallin, pero según tengo entendido ibas por la calle en la URSS y véias carteles con su cara.. eso no me parece bien. También he visto carteles de propaganda con él o Lenin dibujados en grande mientras la gente en pequeñito.. En fin son detalles que no me gustan pero saber realmente si era culto lo sabrían los propios soviéticos coetáneos
Shenin
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Shenin el Sáb Ago 06, 2011 1:09 pm

gazte escribió:que quieres decir con el parrafo que has citado?

gazte escribió:evitando un debate previo

Colectivo Fénix escribió:Es importante resaltar que, bajo la apariencia de una lucha por el poder –que expresaba sólo el aspecto secundario del hecho, aunque tristemente sea el único aspecto que contempla la historiografía burguesa–, el debate sobre la táctica y la teoría general de la Revolución Proletaria Mundial que tuvo lugar en la dirección del partido a partir del otoño de 1924 –debate cuya altura intelectual rara vez ha sido igualada por ningún otro grupo dirigente en el mundo– fue la legítima expresión ideológica y política de la lucha de clases que se estaba desenvolviendo en la Rusia soviética reflejada en el interior del partido comunista.

1) Quiero decir que sí hubo debate. Y, de hecho, fue de los debates teóricos de mayor trascendencia en la historia del Movimiento Comunista Internacional. Otra cosa es que los que lo perdieran no acataran los acuerdos y la lucha de líneas terminara por volverse antagónica no solo en lo ideológico, sino también en lo político y orgánico. Ya sé que saldrás con que fue un debate viciado y que Stalin se hizo con el poder de forma mafiosa. Es decir, con la versión de los que perdieron el debate. Cosa que ocurre y ha ocurrido siempre los partidos comunistas. Las líneas derrotadas acusan a las vencedoras de todo tipo de artimañas (como si las derrotadas no las utilizasen).

2) Quiero decir que Lenin varió sus planteamientos respecto a la dinámica de la revolución mundial y sobre la construcción del socialismo en Rusia/URSS. Evolución que se refleja bastante bien en sus artículos "Más vale poco y bueno" y "Sobre las cooperativas" de 1923, en los que Lenin ya plantea las concepciones básicas de la teoría del socialismo en un solo país. Stalin, por su parte, sigue la misma evolución y ésta se refleja en su escrito "La Revolución de Octubre y la táctica de los comunistas rusos" de diciembre de 1924 en el que rompe definitivamente con las tesis sobre la imposibilidad de organizar la producción socialista contando únicamente con las fuerzas del país soviético. Así que sacar a colación el programa al respecto de 1921, cuando aun Lenin y Stalin no había culminado esa evolución, es sencillamente enturbiar la cuestión.

3) Quiero decir que respeto, aunque no comparta y trate de criticar, las opiniones críticas hacia Stalin, si están fundamentadas en un análisis materialisa y dialéctico. Pero no respeto la calumnia y la mentira. Y afirmar que no hubo debate en los años 20 en el Partido Bolchevique tras la muerte de Lenin (y más cuando los debates se prolongan hasta los años 50 con motivo del Manual de Economía Política) es mentir y nada más.


Última edición por Shenin el Sáb Ago 06, 2011 6:17 pm, editado 1 vez
avatar
relojandante
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1064
Reputación : 1214
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Localización

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por relojandante el Sáb Ago 06, 2011 3:45 pm

No solo Stalin: Fidel castro, Chavez, Mao, Tito... ¿Por qué duran tanto todos? No entiendo porque pasa esto en el socialismo. Debe haber rotación de cargos, porque nadie es importante. Si no al final la cosa acaba convirtiéndose en una mafia rara, terminando en culto a la personalidad.

Y por supuesto que el pueblo elija, no me vale eso de "representamos al pueblo, somos obreros".

Shenin
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Shenin el Sáb Ago 06, 2011 7:14 pm

Chávez no es un líder socialista, sino antiimperialista. Y, bueno, esto último empiezo a dudarlo. Tito no fue un líder comunista, sino revisionista, que convirtió a Yugoslavia en una cuña contra el campo socialista.

Por otra parte, el liderazgo personal de Fidel, Mao, Stalin, etc., debe ser entendido en las condiciones sociales que lo determinaron, en lugar de recurrir a la ambición o avidez de poder personal (que no es más que el modo burgués de abordar el asunto). Si se analizan detenidamente las condiciones de las revoluciones soviética, china o cubana, se puede ver claramente que esos países eran todavía con resquicios feudales en el momento en el que la clase obrera se hizo con el poder.

El carácter semifeudal de esos países no solo determinó el atraso económico, sino también el atraso cultural, sobre todo en el campo. En estas condiciones, fenómenos como el "culto al líder" al "papá" están profundamente arraigados en las masas obreras y populares, sobre todo campesinas. A menudo el Partido Comunista se ve obligado a recurrir a este tipo de mecanismos para movilizar a las masas para edificar el socialismo. Pero esto es un arma de doble filo. Detrás del "culto al líder" se enmascaran también los oportunistas, aduladores y carreristas.

A esto hay que añadir que el atraso económico y cultural conlleva una escasez crónica de cuadros, ya sean técnicos o políticos. Formar dirigentes en un contexto en el que el analfabetismo está extendido a una parte importante (o mayoritaria) de la población no es fácil, pues hay que partir desde cero. Además, la formación de toda una generación de dirigentes no puede realizarse de la noche a la mañana, sino que requiere precisamente eso, de toda una generación de educación comunista.

Por tanto, hay que darse cuenta de que este tipo de fenómenos pueden volverse inevitables en determinadas circunstancias. La cuestión está en cómo pasar de esta forma de liderazgo a una forma más colegiada cuando esto se haga no solo necesario, sino también urgente.
suridentidad
suridentidad
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 17
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 31/08/2011

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por suridentidad el Mar Nov 01, 2011 5:41 pm

Camaradas, les dejo una carta del Partido comunista Chino sobre la cuestión de Stalin y el mal llamado culto a la personalidad impulsado por el revisionismo Jrushchovista en contra del gran camarada.
Saludos.




SOBRE LA CUESTIÓN
DE STALIN

Segundo comentario sobre la carta abierta del Comité Central
del PCUS

Por los departamentos editoriales de Renmin Ribao
(El diario del pueblo) y Hongqi (Bandera Roja)


(13 de septiembre de 1963)





La cuestión de Stalin es una cuestión de importancia mundial con repercusión en el seno de todas las clases en todos los países y que sigue siendo, hasta hoy, asunto de intenso debate en el que las diferentes clases y sus partidos y grupos políticos vienen adoptando diferentes posturas. Es probable que no se pueda llegar a ninguna conclusión definitiva sobre esta cuestión en el presente siglo [el texto se refiere al siglo XX]. No obstante, existe verdadero acuerdo en el seno de la mayoría de la clase obrera internacional y de los revolucionarios en desaprobar la completa negación de Stalin y en defender, cada vez más, su memoria. Esto también es cierto de la Unión Soviética. Nuestra polémica con los dirigentes del PCUS es con un grupo de personas. Esperamos poder convencerles con el fin de hacer avanzar la causa revolucionaria. Éste es nuestro propósito al escribir el presente artículo.

El Partido Comunista de China siempre ha sostenido que cuando el camarada Kruschov negó completamente a Stalin so pretexto de "la lucha contra el culto a la personalidad", cometía un grave error y tenía segundas intenciones.

El Comité Central del PCCh señaló en su carta de 14 de junio que la "lucha contra el culto a la personalidad" viola las enseñanzas integrales de Lenin en materia de relaciones entre dirigentes, partido, clase y masas, y socava el principio comunista del centralismo democrático.

La carta abierta del Comité Central del PCUS evita dar respuesta a nuestros argumentos de principios, limitándose a etiquetar a los comunistas chinos como "defensores del culto a la personalidad y vendedores ambulantes de las ideas erróneas de Stalin".

Cuando luchaba contra los mencheviques, Lenin dijo: "No responder a un argumento de un oponente sobre una cuestión de principio e imputarle sólo 'pathos', no es argumentar sino recurrir al insulto [1]". La actitud mostrada por el Comité Central del PCUS en su carta abierta es exactamente igual a la de los mencheviques.

A pesar de que la carta abierta recurre a los insultos en lugar de al debate, nosotros, por nuestra parte, preferimos responderla con argumentos de principios y referencia a un gran número de hechos.

La gran Unión Soviética fue el primer Estado de la dictadura del proletariado. En un principio, el principal dirigente del Partido y el Gobierno de ese Estado fue Lenin. Después de la muerte de Lenin, lo fue Stalin.

Después de la muerte de Lenin, Stalin se convirtió no sólo en el principal dirigente del Partido y el Gobierno de la Unión Soviética, sino también en el líder reconocido del movimiento comunista internacional.

Hace sólo cuarenta y seis años desde que la Revolución de Octubre dio nacimiento al primer Estado socialista. Durante casi treinta de esos años, Stalin fue el principal dirigente de ese estado. Tanto en la historia de la dictadura del proletariado como en la del movimiento comunista internacional, las actividades de Stalin ocupan un lugar extremadamente importante.

El Partido Comunista chino ha sostenido firmemente que la cuestión de cómo juzgar a Stalin y qué actitud tomar hacia él no se reduce sólo a valorar a Stalin en sí mismo; es más importante aún: se trata de cómo evaluar la experiencia histórica de la dictadura del proletariado y del movimiento comunista internacional desde la muerte de Lenin.

El camarada Kruschov negó completamente a Stalin en el XX Congreso del PCUS. No consultó previamente a los otros Partidos hermanos sobre esta cuestión de principio que afecta al movimiento comunista internacional en su conjunto y, más tarde, trató de imponerles un hecho consumado. Quienquiera que haga una valoración de Stalin distinta de la de los dirigentes del PCUS es acusado de "defensa del culto a la personalidad", así como de "injerencia" en los asuntos internos del PCUS.

Pero nadie puede negar la importancia internacional de la experiencia histórica del primer Estado de la dictadura del proletariado, o el hecho histórico de que Stalin fuera el líder del movimiento comunista internacional; en consecuencia, nadie puede negar que la valoración de Stalin es una cuestión de principio importante que afecta al conjunto del movimiento comunista internacional. ¿Sobre qué base, pues, prohiben los dirigentes del PCUS a otros Partidos hermanos hacer un análisis y una valoración concretos de Stalin?

El Partido Comunista de China ha insistido invariablemente en la necesidad de llevar a cabo un análisis general, objetivo y científico de los méritos y deméritos de Stalin siguiendo el método del materialismo histórico y la presentación de los hechos como efectivamente ocurrieron, y se ha opuesto a la negación subjetiva, tosca y completa de Stalin por el método del idealismo histórico así como a la distorsión y alteración deliberadas de la historia.

El Partido Comunista de China ha sostenido con firmeza que Stalin cometió ciertamente errores que se derivaban de causas ideológicas así como sociales e históricas. Es necesario criticar los errores que efectivamente Stalin cometió, no los que se le atribuyen sin base, y hacerlo desde una postura correcta y con métodos correctos. Sin embargo, nos hemos opuesto firmemente a la crítica incorrecta a Stalin, hecha desde posiciones erróneas y con métodos equivocados.

Stalin luchó contra el zarismo y propagó el marxismo durante toda la vida de Lenin; después de que se convirtiera en miembro del Comité Central del Partido Bolchevique encabezado por Lenin tomó parte en la lucha para allanar el camino a la Revolución de 1917; tras la Revolución de Octubre, luchó para defender los frutos de la revolución proletaria.

Stalin dirigió el PCUS y al pueblo soviético tras la muerte de Lenin en lucha resuelta contra los enemigos internos y externos, y en la salvaguardia y consolidación del primer Estado socialista en el mundo.

Stalin dirigió el PCUS y al pueblo soviético defendiendo la industrialización socialista y la colectivización agraria y logrando grandes éxitos en la transformación socialista y en la construcción del Socialismo.

Stalin dirigió el PCUS, al pueblo soviético y al ejército soviético en ardua y amarga lucha hacia la gran victoria de la guerra antifascista.

Stalin defendió y desarrolló el marxismo-leninismo en la lucha contra diversos tipos de oportunismo, contra los enemigos del leninismo, los trostkistas, zinovievistas, bujarinistas y otros agentes burgueses.

Stalin realizó una contribución indeleble al movimiento comunista internacional en una serie de escritos teóricos que son obras inmortales del marxismo-leninismo.

Stalin dirigió el Partido y el Gobierno soviéticos desarrollando una política exterior que, en su conjunto, respondía a los principios del internacionalismo proletario; contribuyó asimismo enormemente a la lucha revolucionaria de todos los pueblos, incluido el pueblo chino.

Stalin se mantuvo a la vanguardia de la marea de la historia dirigiendo la lucha; fue un enemigo irreconciliable de los imperialistas y de todos los reaccionarios.

Las actividades de Stalin estuvieron íntimamente vinculadas a las luchas del gran PCUS y del gran pueblo soviético, y fueron inseparables de las luchas revolucionarias de los pueblos de todo el mundo.

La vida de Stalin fue la de un gran marxista-leninista, un gran revolucionario del proletariado.

Es cierto que junto con hechos meritorios para el pueblo soviético y el movimiento comunista internacional, Stalin, un gran marxista-leninista y revolucionario del proletariado, también cometió algunos errores. Algunos fueron errores de principio y otros, errores cometidos en el curso del trabajo práctico; algunos podrían haberse evitado y otros eran difícilmente evitables en un momento en que la dictadura del proletariado carecía de precedentes para guiarse.

En su forma de pensar, Stalin se alejó del materialismo dialéctico en determinadas cuestiones, cayendo en la metafísica y el subjetivismo; en consecuencia, a veces, estuvo divorciado de la realidad y de las masas. En algunas luchas tanto dentro como fuera del Partido, en determinadas ocasiones y sobre determinadas cuestiones, confundió dos tipos de contradicciones que son de diferente naturaleza: las contradicciones entre nosotros y el enemigo, y las contradicciones en el seno del pueblo; también confundió los diferentes métodos necesarios para resolverlas. En el trabajo dirigido por Stalin para eliminar la contrarrevolución, muchos contrarrevolucionarios merecedores de castigo lo fueron debidamente, pero al mismo tiempo hubo personas inocentes que fueron injustamente condenadas; en 1937 y 1938 se cometió el error de ampliar el alcance de la represión de los contrarrevolucionarios. En materia de organización del Partido y el Gobierno, no aplicó en toda su amplitud el centralismo proletario democrático y, en cierta medida, lo infringió. En el tratamiento de las relaciones con los Partidos y países hermanos cometió algunos errores. También dio algunas orientaciones equivocadas en el seno del movimiento comunista internacional. Estos errores causaron algunas pérdidas a la Unión Soviética y al movimiento comunista internacional.

Los méritos y errores de Stalin son materias de la realidad histórica y objetiva. Una comparación entre ambos muestra que sus méritos superan sus errores. La obra de Stalin fue principalmente correcta y sus errores fueron secundarios. En la valoración de la totalidad del pensamiento de Stalin y su obra, todo comunista honesto, con respeto por la historia, observará en primer lugar, sin duda, lo principal en Stalin. Por lo tanto, una vez valorados, criticados y superados correctamente los errores de Stalin, es necesario salvaguardar lo principal de la vida de Stalin, salvaguardar el marxismo-leninismo que defendió y desarrolló.

Sería beneficioso que los errores de Stalin, que sólo fueron secundarios, se tengan por lecciones históricas para que los comunistas de la Unión Soviética y de otros países pudieran aprender esas enseñanzas y evitar la repetición de los errores o cometer menos. Las lecciones históricas, tanto positivas como negativas, son beneficiosas para todos los comunistas, siempre y cuando se interpreten correctamente, se ajusten a los hechos históricos y no se distorsionen.

Lenin señaló en más de una ocasión que los marxistas eran totalmente diferentes de los revisionistas de la Segunda Internacional en su actitud hacia el pueblo, marxistas como Bebel y Rosa Luxemburgo quienes, a pesar de todos sus errores, fueron grandes revolucionarios del proletariado. Los marxistas no ocultaron los errores de estas personas, sino que gracias a estos ejemplos aprendieron a "evitarlos y a cumplir con las exigencias más rigurosas del marxismo revolucionario [2]". Por el contrario, los revisionistas "graznaron" y "cacarearon" sobre los errores de Bebel y Rosa Luxemburgo. Para ridiculizar a los revisionistas, Lenin citaba cierta fábula rusa que venía a propósito: "A veces las águilas pueden volar más bajo que las gallinas, pero las gallinas nunca pueden elevarse a la altura de las águilas [3]". Bebel y Rosa Luxemburgo fueron "grandes comunistas" y, a pesar de sus errores, siguieron siendo "águilas", mientras que los revisionistas eran una bandada de "gallinas" "en el patio trasero del movimiento de la clase trabajadora, entre montones de estiércol [4]".

El papel histórico de Bebel y Rosa Luxemburgo no es en modo alguno comparable al de Stalin. Stalin fue el gran dirigente de la dictadura del proletariado y del movimiento comunista internacional durante toda una etapa histórica, y al valorar su obra se debe proceder con mayor cuidado.

Los dirigentes del PCUS han acusado al Partido Comunista chino de "defender" a Stalin. Sí, por supuesto que defendemos a Stalin. Cuando Kruschov distorsiona la historia y niega por completo a Stalin, naturalmente que tenemos el deber ineludible de dar un paso adelante y defenderlo en interés del movimiento comunista internacional.

Al defender a Stalin, el Partido Comunista chino defiende su parte correcta; defiende la gloriosa historia de lucha del primer Estado de la dictadura del proletariado que se creó con la Revolución de Octubre; defiende la gloriosa historia de lucha del PCUS; defiende el prestigio del movimiento comunista internacional entre los trabajadores de todo el mundo. En resumen, defiende la teoría y la práctica del marxismo-leninismo. No sólo los comunistas chinos llevan a cabo esta tarea; todos los comunistas entregados al marxismo-leninismo, todos los revolucionarios inquebrantables y todas las personas con sentido de la imparcialidad hacen lo mismo.

Defendemos a Stalin, pero no defendemos sus errores. Hace mucho tiempo que los comunistas chinos tuvieron la experiencia de primera mano de algunos de sus errores. De las erróneas líneas oportunistas de "izquierda" y derecha surgidas en el Partido Comunista chino en un momento o en otro, algunas aparecieron bajo la influencia de ciertos errores de Stalin, por lo que hace a sus fuentes internacionales. A finales de los años veinte, los años treinta y principios y mediados de los cuarenta, los marxistas-leninistas chinos, representados por los camaradas Mao Tse-Tung y Liu Shao-Chi, se resistieron a la influencia de los errores de Stalin; gradualmente derrotaron a las líneas erróneas del oportunismo de "izquierda" y de derecha, y condujeron, al fin, a la Revolución China a la victoria.

Pero, dado que algunas de las ideas equivocadas de Stalin fueron aceptadas y aplicadas por algunos camaradas chinos, nosotros, los chinos debemos asumir la responsabilidad. En su lucha contra el oportunismo de "izquierda" y de derecha, por lo tanto, nuestro Partido criticó sólo a sus propios camaradas errados y nunca culpó a Stalin. El propósito de nuestra crítica era distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, aprender las lecciones oportunas y hacer avanzar la causa revolucionaria. Sólo pedimos a los camaradas equivocados que corrigieran sus errores. Si no lo hicieron, esperamos hasta que gradualmente su propia experiencia práctica les fuera despertando, siempre que no organizaran grupos secretos para llevar a cabo actividades clandestinas y liquidacionistas. Nuestro método es el método adecuado en términos de crítica y autocrítica en el interior del Partido; partimos del deseo de unidad y llegamos a una nueva unidad sobre una nueva base a través de la crítica y la lucha. De este modo se lograron buenos resultados. Sostuvimos que se trataba de contradicciones en el seno del pueblo y no entre el enemigo y nosotros, y que, por lo tanto, debíamos utilizar el método indicado más arriba.

¿Qué actitud han adoptado el camarada Kruschov y otros dirigentes del PCUS para con Stalin a partir del XX Congreso del PCUS?

No han efectuado un análisis histórico y científico completo de su vida y obra sino que se han limitado a negarle completamente sin realizar distinción alguna entre lo correcto y lo incorrecto.

Han tratado a Stalin no como a un camarada sino como a un enemigo.

No han adoptado el método de crítica y autocrítica para valorar su experiencia sino que se han limitado a culpar a Stalin de todos los errores o a atribuirle los "errores" que han inventado arbitrariamente.

Ni han expuesto los hechos ni han resuelto las cuestiones sino que se han limitado a lanzar demagógicos ataques personales contra Stalin con el fin de envenenar las mentes de las personas.

Kruschov ha insultado a Stalin tildándolo de "asesino", "criminal", "bandido [5]", "jugador", "déspota al estilo de Iván el Terrible", "el mayor dictador de la historia rusa", "estúpido [6]", "idiota [7]", etc. La obligación en que nos vemos de citar estas palabras repugnantes, vulgares y malintencionadas, nos hace temer que puedan ensuciar nuestra pluma y nuestras cuartillas.

Kruschov ha calumniado a Stalin calificándolo como "el mayor dictador de la historia rusa". ¿No significa esto que el pueblo soviético ha vivido durante treinta largos años bajo la "tiranía" del "mayor dictador de la historia rusa" y no bajo el sistema socialista? ¡El gran pueblo soviético y los revolucionarios de todo el mundo están en total desacuerdo con esta infamia!

Kruschov ha calumniado a Stalin calificándolo de "déspota al estilo de Iván el Terrible". ¿No significa esto que la experiencia que el gran PCUS y el gran pueblo soviético han prestado durante más de treinta años a los pueblos de todo el mundo no ha sido la experiencia de la dictadura del proletariado sino la de la vida bajo el dictado de un "déspota" feudal? ¡El gran pueblo soviético, los comunistas soviéticos y los marxistas-leninistas de todo el mundo están en total desacuerdo con esta infamia!

Kruschov ha calumniado a Stalin calificándolo de "bandido". ¿No significa esto que el primer Estado socialista del mundo estuvo dirigido durante un largo periodo de tiempo por un "bandido"? ¡El gran pueblo soviético y los revolucionarios de todo el mundo están en total desacuerdo con esta infamia!

Kruschov ha calumniado a Stalin calificándolo de "estúpido". ¿No significa esto que el PCUS, que libró heroicas batallas revolucionarias en los últimos decenios, tenía a un "estúpido" por líder? ¡Los comunistas soviéticos y los marxistas-leninistas de todo el mundo están en total desacuerdo con esta infamia!

Kruschov ha calumniado a Stalin calificándolo de "idiota". ¿No significa esto que el gran ejército soviético que triunfó en la guerra antifascista tenía a un "idiota" por comandante supremo? ¡Los gloriosos comandantes y combatientes soviéticos, y todos los luchadores antifascistas del mundo están completamente en desacuerdo con esta infamia!

Kruschov ha calumniado a Stalin calificándolo de "asesino". ¿No significa esto que el movimiento comunista internacional tuvo durante décadas como maestro y guía a un "asesino"? ¡Los comunistas de todo el mundo, incluyendo los comunistas soviéticos, están en total desacuerdo con esta infamia!

Kruschov ha calumniado a Stalin calificándolo de "jugador". ¿No significa esto que los revolucionarios de todo el mundo tenían a un "jugador" como abanderado en las luchas contra el imperialismo y la reacción? ¡Todos los revolucionarios del mundo, incluido el pueblo soviético, están en total desacuerdo con esta infamia!

Los dicterios proferidos por Kruschov contra Stalin son gruesos insultos contra el gran pueblo soviético, gruesos insultos contra el PCUS, contra el ejército soviético, contra la dictadura del proletariado y el sistema socialista, contra el movimiento comunista internacional, contra los revolucionarios de todo el mundo y contra el marxismo-leninismo.

¿En qué posición se sitúa a sí mismo Kruschov, que participó en la dirección del partido y el estado durante el periodo de Stalin, cuando se golpea el pecho, da puñetazos en la mesa y vocea a grito pelado insultos contra Stalin? ¿En la posición de cómplice de un "asesino" o de un "bandido"? ¿O en la posición misma de un "estúpido" o un "idiota"?

¿Qué diferencia hay entre los insultos contra Stalin proferidos por Kruschov y los insultos lanzados por los imperialistas, los reaccionarios de diversos países y los renegados del comunismo? ¿Por qué tal odio inveterado contra Stalin? ¿Por qué se le ataca con más ferocidad que al enemigo?

Al insultar a Stalin, Kruschov lo que hace en realidad es denunciar furiosamente el sistema y el Estado soviéticos. Sus palabras, a este respecto, no son en modo alguno más comedidas sino todo lo contrario: son realmente más fuertes que las de renegados como Kautsky, Trotsky, Tito y Djilas.

Todo el mundo debería citar el siguiente pasaje de la Carta Abierta del Comité Central del PCUS y preguntar a Kruschov: "¡Cómo pueden decir estas cosas sobre el Partido del gran Lenin, sobre la patria del socialismo, sobre quienes fueron las primeras personas en el mundo en llevar a cabo una revolución socialista, que defendieron sus grandes logros en feroces batallas contra el imperialismo internacional y la contrarrevolución interna, que están realizando milagros de heroísmo y dedicación en el esfuerzo por construir el comunismo, que están cumpliendo fielmente con su deber internacionalista para con los trabajadores del mundo!"

En su artículo "El significado político del insulto", Lenin dijo: "El insulto en política a menudo encubre una absoluta carencia de contenidos ideológicos, la incapacidad y la impotencia, la perturbadora impotencia de quien insulta". ¿No resulta esto aplicable a los dirigentes del PCUS que, atormentados de contino por el espectro de Stalin, tratan de encubrir su carencia total de principios, su incapacidad y perturbadora impotencia mediante el insulto contra Stalin? La gran mayoría del pueblo soviético desaprueba estos insultos contra Stalin y defiende cada día más su memoria. Los dirigentes del PCUS se han aislado gravemente de las masas. A cada paso sienten la amenaza del terrible espectro de Stalin, que es, de hecho, la enorme insatisfacción de las masas debida a la negación completa de Stalin. Hasta el momento, Kruschov no se ha atrevido a permitir que el pueblo soviético y los demás pueblos del campo socialista vean el informe secreto que niega por completo a Stalin, informe que el propio Kruschov presentó ante el XX Congreso del PCUS. Y ello porque es un informe que no puede soportar la luz del día, un informe que le alejaría peligrosamente de las masas.

Especialmente notable es el hecho de que mientras insultan a Stalin de todas las formas posibles, los dirigentes del PCUS consideran a Eisenhower, a Kennedy y a personajes por el estilo "con respeto y confianza [8]". Insultan a Stalin calificándolo de "déspota al estilo de Iván el Terrible" y "el mayor dictador de la historia rusa", pero felicitan a Eisenhower y a Kennedy por tener ¡"el apoyo de la mayoría absoluta del pueblo norteamericano [9]"! Insultan a Stalin llamándolo "idiota", pero alaban a Eisenhower y a Kennedy calificándolos de ¡"sensatos"! Por un lado, atacan brutalmente a un gran marxista-leninista, un gran revolucionario del proletariado y un gran líder del movimiento comunista internacional, y por el otro, alaban a los caciques del imperialismo poniéndolos por las nubes. ¿Existe alguna posibilidad de que la conexión entre estos fenómenos sea meramente accidental y que no sea consecuencia, con lógica inexorable, de la traición al marxismo-leninismo?

Si su memoria no es demasiado corta, Kruschov debería recordar que en una manifestación masiva celebrada en Moscú en enero de 1937, él mismo condenó, con toda razón, a quienes habían atacado a Stalin, diciendo: "¡Cuando levantaron la mano contra el camarada Stalin, la levantaron contra todos nosotros, contra la clase obrera y el pueblo trabajador! ¡Cuando levantaron la mano contra el camarada Stalin, la levantaron contra las enseñanzas de Marx, Engels y Lenin!" Kruschov mismo exaltó repetidamente a Stalin refiriéndose a él como "íntimo amigo y camarada de armas del gran Lenin [10]", como "el mayor genio, maestro y guía de la humanidad [11]" y como "el gran mariscal, siempre victorioso [12]", como "el amigo sincero del pueblo [13]" y como su "propio padre [14]".

Entre las palabras pronunciadas por Kruschov cuando Stalin vivía y las proferidas después de su muerte resulta llamativo comprobar el giro de 180 grados que Kruschov ha dado en su valoración de Stalin.

Si su memoria no es demasiado corta, Kruschov debería recordar, sin la menor duda, que durante el periodo de liderazgo de Stalin, él mismo, en especial, apoyó activamente la ejecución de la política entonces prevaleciente encaminada a la eliminación de contrarrevolucionarios.

El 6 de junio de 1937, en la Quinta Conferencia del Partido de la provincia de Moscú, Kruschov declaró:

«Nuestro Partido aplastará sin piedad a la banda de traidores y eliminará los últimos deshechos del derechismo trotskista... La garantía de esto es el liderazgo inquebrantable de nuestro Comité Central, el liderazgo inquebrantable de nuestro líder, el camarada Stalin... Vamos a aniquilar totalmente a los enemigos -hasta el último hombre- y a esparcir sus cenizas a los cuatro vientos.»

El 8 de junio de 1938, en la Cuarta Conferencia del Partido de la provincia de Kiev, Kruschov declaró:

«Los Yakyirs, Ealyitskys, Lyubehenkys, Zatonskys y demás escoria querían traer a Ucrania a los terratenientes polacos, querían traer aquí a los fascistas alemanes, a los feudales y a los capitalistas... Hemos aniquilado un número considerable de enemigos, pero no a todos aún. Por lo tanto, es necesario mantener los ojos bien abiertos. Deberíamos tener en mente a cada instante las palabras del camarada Stalin, cuando dice que mientras exista el cerco capitalista, habrá espías y saboteadores infiltrados en nuestro país.»

¿Por qué repudia Kruschov -que estuvo en la dirección del partido y el estado en el periodo de Stalin, que apoyó activamente y ejecutó con firmeza la política de eliminación de contrarrevolucionarios- por qué, preguntamos, repudia todo lo realizado durante este periodo y culpa de todos los errores únicamente a Stalin, sustrayéndose él por completo a cualquier responsabilidad?

Cuando Stalin hacía algo mal era capaz de criticarse a sí mismo. Por ejemplo, dio algunas orientaciones erróneas con respecto a la Revolución china. Tras la victoria de la Revolución china, admitió su error. Stalin también admitió algunos de sus errores en el trabajo de depuración de las filas del Partido en su informe al XVIII Congreso del PCUS (B) de 1939. Pero, ¿Kruschov? Sencillamente desconoce qué sea la autocrítica; se limita por entero a culpar a los demás de todo y exige que se le otorgue completa credibilidad.

No es sorprendente que estas feas acciones de Kruschov hayan tenido lugar coincidiendo en el tiempo con una agitación creciente del revisionismo moderno. Como dijo Lenin en 1915 cuando criticó a los revisionistas de la Segunda Internacional por su traición al marxismo:

«No es en absoluto sorprendente en días como éstos de palabras caídas en el olvido, de principios perdidos, de filosofías pisoteadas, de resoluciones y solemnes promesas desechadas [15].»

Como el curso de los acontecimiento ha demostrado plenamente desde el XX Congreso del PCUS, la negación completa de Stalin por la dirección del PCUS ha tenido consecuencias muy graves.

Ha proporcionado a los imperialistas y a los reaccionarios de todos los países una munición de anticomunismo y antisoviétismo acogida con sumo agrado. Poco después del XX Congreso del PCUS, los imperialistas comenzaron a sacar el jugo del informe secreto de Kruschov contra Stalin para, así, desencadenar un maremoto a nivel mundial contra la Unión Soviética y contra el comunismo. Los imperialistas, los reaccionarios de todos los países, la camarilla de Tito y oportunistas del más variado pelaje no dejaron pasar la oportunidad de atacar a la Unión Soviética, al campo socialista y a los partidos comunistas; de esta manera se ha puesto en graves dificultades a muchos Partidos y países hermanos.

La frenética campaña contra Stalin llevada a cabo por la dirección del PCUS ha permitido a los trotskistas, cadáveres políticos desde hacía mucho tiempo, volver a la vida nuevamente y clamar por la "rehabilitación" de Trotsky. En noviembre de 1961, al concluir el XXII Congreso del PCUS, el Secretariado Internacional de la llamada Cuarta Internacional afirmaba en una carta dirigida al XXII Congreso del PCUS y a su nuevo Comité Central que en 1937 Trotsky había dicho que se erigiría un monumento en honor de las víctimas de Stalin. "Hoy", continuaba, "esta predicción se ha hecho realidad. Antes de su Congreso, el Primer Secretario de su Partido ha prometido la construcción de ese monumento." En esta carta se solicitaba específicamente que el nombre de Trotsky quedara "grabado en letras de oro en el monumento erigido en honor de las víctimas de Stalin". Los trotskistas, sin ocultar su alegría, declararon que la campaña contra Stalin iniciada por la dirección del PCUS había "abierto las puertas al Trotskismo" lo cual "sería de gran ayuda para el avance del Trotskismo y de su organización: la Cuarta Internacional".

Al negar completamente a Stalin, los dirigentes del PCUS tienen motivos que no pueden soportar la luz del día.

Stalin murió en 1953; tres años más tarde, los dirigentes del PCUS le atacaron virulentamente en el XX Congreso; ocho años después de su muerte, una vez más, volvieron a hacer lo mismo en el XXII Congreso, exhumando y cremando sus restos. Al reiterar sus violentos ataques contra Stalin, los dirigentes del PCUS pretendían borrar la influencia indeleble de este gran revolucionario del proletariado entre los ciudadanos de la Unión Soviética y de todo el mundo, y allanar el camino a la negación del marxismo-leninismo, que Stalin había defendido y desarrollado, y a la aplicación generalizada de una línea revisionista. Su línea revisionista comenzó precisamente con el XX Congreso y alcanzó su plena sistematización en el XXII Congreso. Los hechos demuestran cada vez con mayor claridad que su revisión de las teorías marxistas-leninistas sobre el imperialismo, la guerra y la paz, la revolución proletaria y la dictadura del proletariado, la revolución en las colonias y semicolonias, el partido del proletariado, etc., está inseparablemente ligada a su negación completa de Stalin.

So color de "la lucha contra el culto a la personalidad", la dirección del PCUS intenta negar a Stalin completamente.

Al proclamar "la lucha contra el culto a la personalidad", los dirigentes del PCUS no pretenden restaurar lo que ellos llaman "criterios leninistas de vida dentro del Partido y sobre los principios de dirección". Por el contrario, están violando las enseñanzas de Lenin en materia de relaciones entre dirigentes, partido, clase y masas, y contraviniendo el principio del centralismo democrático en el Partido.

Los marxistas-leninistas sostienen que si el partido revolucionario del proletariado ha de servir realmente como Cuartel General del proletariado en lucha, debe éste articular correctamente las relaciones entre dirigentes, partido, clase y masas, y debe estar organizado bajo el principio del centralismo democrático. Un Partido como ése debe mantener un núcleo ciertamente estable de dirigentes: debe estar constituido por un grupo de dirigentes templados a lo largo del tiempo y con capacidad de integrar la verdad universal del marxismo-leninismo con la práctica concreta de la revolución.

Los líderes del partido proletario, ya sean miembros del comité central o de los comités locales, emergen de las masas en el curso de las luchas de clases y de los movimientos revolucionarios de las masas. Son infinitamente leales a las masas, mantienen estrechos vínculos con ellas, son capaces de adoptar correctamente las ideas de las masas y, a continuación, llevarlas a la práctica. Esos dirigentes son auténticos representantes del proletariado y las masas los reconocen como tales. Es signo de la madurez política de un partido proletario el disponer de ese tipo de dirigentes y en ello reside la esperanza de victoria para la causa del proletariado.

Lenin tenía toda la razón al decir que "ni una sola clase a lo largo de la historia ha alcanzado el poder sin producir a sus dirigentes políticos, sus prominentes representantes capaces de organizar un movimiento y conducirlo [16]". También dijo:

«La formación de un grupo de dirigentes del Partido experimentados e influyentes es una tarea difícil y a largo plazo. Pero sin esto, la dictadura del proletariado, su "unidad de la voluntad", no será más que una frase [17].»

El Partido Comunista de China siempre se ha adherido a las enseñanzas marxistas-leninistas sobre el papel de las masas y del individuo en la historia y sobre las relaciones entre dirigentes, partido, clase y masas; asimismo, ha defendido el centralismo democrático en el Partido. Siempre hemos mantenido una dirección colectiva; al mismo tiempo, estamos contra la minusvaloración del papel de los dirigentes. Al igual que otorgamos la importancia debida a ese papel, estamos en contra del elogio deshonesto y excesivo de individuos concretos y contra la exageración de su papel. Ya en 1949, el Comité Central del Partido Comunista chino, a sugerencia del camarada Mao Tse-tung, tomó la decisión de prohibir las celebraciones públicas de cualquier tipo con ocasión de los cumpleaños de los dirigentes del partido así como la atribución de sus nombres a lugares, calles o empresas.

Este enfoque nuestro, coherente y correcto, es esencialmente diferente de la "lucha contra el culto a la personalidad" preconizada por la dirección del PCUS.

Resulta cada vez más claro que cuando los dirigentes del PCUS preconizan la "lucha contra el culto a la personalidad" no pretenden, como afirman, promover la democracia, practicar la dirección colectiva y oponerse a la acumulación de funciones en un solo individuo: en realidad, tienen segundas intenciones.

¿Cuál es, en concreto, la esencia de su "lucha contra el culto a la personalidad"?

Para decirlo sin rodeos, no es nada más que lo siguiente:

1. So pretexto de "la lucha contra el culto a la personalidad", contraponer a Stalin, el líder del partido, a la organización del partido, al proletariado y a las masas populares;
2. So pretexto de "la lucha contra el culto a la personalidad", mancillar el partido del proletariado, la dictadura del proletariado y el sistema socialista;
3. So pretexto de "la lucha contra el culto a la personalidad", crearse una buena reputación y, a un tiempo, atacar a los revolucionarios leales al marxismo-leninismo con objeto de allanar el camino a la usurpación de la dirección del Partido y el Estado por parte de intrigantes revisionistas;
4. So pretexto de "la lucha contra el culto a la personalidad", interferir en los asuntos internos de los Partidos y países hermanos, y tratar a toda costa de subvertir su liderazgo para que sigan su ejemplo; y
5. So pretexto de "la lucha contra el culto a la personalidad", atacar a los Partidos hermanos que se adhieren al marxismo-leninismo y provocar una escisión en el seno del movimiento comunista internacional.

La "lucha contra el culto a la personalidad" desencadenada por Kruschov es una intriga política despreciable. Como alguien a quien describió Marx, "se encuentra en su elemento intrigando, pero es una nulidad en el ámbito de la teoría [18]".

La Carta Abierta del Comité Central del PCUS sostiene que "a la vez que rechazan el culto a la personalidad y combaten sus consecuencias" tienen en "alta estima a los dirigentes que... gozan de prestigio merecido". ¿Qué significa esto? Significa que, mientras pisotean a Stalin, los dirigentes del PCUS ponen a Kruschov por los cielos.

Describen a Kruschov -que no era aún comunista en el momento de la Revolución de Octubre y que fue un activista político de bajo nivel durante la guerra civil- como un "activo creador del Ejército Rojo [19]".

Atribuyen por completo a Kruschov la gran victoria en la batalla decisiva de la Guerra Patria soviética, diciendo que en la batalla de Stalingrado "se escuchaba con mucha frecuencia la voz de Kruschov [20]" y que fue "el alma de los combatientes de Stalingrado [21]".

Atribuyen por entero a Kruschov los grandes logros en materia de armamento nuclear y cohetería, calificándolo de "padre cósmico [22]". Sin embargo, como todo el mundo sabe, el éxito de la Unión Soviética en la fabricación de bombas atómicas y de hidrógeno fue un gran logro de los científicos y técnicos soviéticos, y del pueblo soviético bajo la dirección de Stalin. También se sentaron las bases de la cohetería en la época de Stalin. ¿Cómo es posible omitir estos importantes hechos históricos? ¿Cómo es posible dar crédito a Kruschov?

Alaban a Kruschov, que ha revisado las teorías fundamentales del marxismo-leninismo y que sostiene que el leninismo está anticuado, tildándolo -a Kruschov- de "brillante modelo que ha desarrollado y enriquecido creativamente la teoría marxista-leninista [23]".

Lo que están haciendo los dirigentes del PCUS bajo capa de "la lucha contra el culto a la personalidad" es exactamente lo que Lenin dijo:

«...en lugar de los viejos dirigentes, que sostienen sobre los asuntos ordinarios puntos de vista de hombres ordinarios, se presentan nuevos líderes... que dicen sandeces confusas y anormales [24].»

La Carta Abierta del Comité Central del PCUS calumnia nuestra posición de adhesión al marxismo-leninismo, al afirmar que "estamos intentando imponer a otros Partidos el orden de cosas, la ideología y la moral, las formas y métodos de dirección que florecieron en el periodo del culto a la personalidad". Esta observación muestra nuevamente el absurdo de la "lucha contra el culto a la personalidad".

Según los dirigentes del PCUS, después de que la Revolución de Octubre acabase con el capitalismo en Rusia siguió un "periodo del culto a la personalidad". Parecería como si el "sistema social" y "la ideología y la moral" de ese periodo no hubiesen sido socialistas. En ese periodo el pueblo trabajador soviético estaba sometido a una "pesada carga", se impuso una "atmósfera de miedo, sospecha e incertidumbre que envenenó la vida del pueblo [25]", y se obstaculizó el desarrollo de la sociedad soviética.

En su discurso en la reunión de amistad soviético-húngara de 19 de julio de 1963, Kruschov se extendió en lo que llamó el gobierno del "terror" de Stalin, diciendo que Stalin "mantuvo su poder con un hacha". Describió el orden social de la época en los siguientes términos: "...en ese periodo un hombre que iba al trabajo a menudo no sabía si volvería a casa, si vería de nuevo a su esposa e hijos."

En "el periodo del culto a la personalidad", según lo describe la dirección del PCUS, la sociedad era más "odiosa" y "bárbara" que en el periodo del feudalismo o del capitalismo.

Según la dirección del PCUS, la dictadura del proletariado y el sistema socialista de la sociedad que se establecieron como resultado de la Revolución de Octubre no eliminaron la opresión sobre el pueblo trabajador ni impulsaron el desarrollo de la sociedad soviética durante varias decenios; sólo después de que el XX Congreso del PCUS emprendiese la "lucha contra el culto a la personalidad", se liberó al pueblo trabajador de la "pesada carga" y se "aceleró", repentinamente, "el desarrollo de la sociedad soviética [26]".

Kruschov dijo, "¡Ah! ¡Si Stalin hubiese muerto tan sólo diez años antes! [27]" Como todos sabemos, Stalin murió en 1953; diez años atrás habría sido 1943, el mismo año en que la Unión Soviética comenzó su contraofensiva en la Gran Guerra Patria. En ese momento, ¿quién quería que Stalin muriese? ¡Hitler!

No es algo nuevo en la historia del movimiento comunista internacional que los enemigos del marxismo-leninismo difamen a los dirigentes del proletariado y traten de socavar su causa mediante el uso de proclamas del tipo de "la lucha contra el culto a la personalidad". Es un truco sucio que el pueblo ha calado hace tiempo.

En el periodo de la Primera Internacional, el intrigante Bakunin utilizó un lenguaje similar para denostar a Marx. En un primer momento, para ganarse la confianza de Marx, le escribió, "soy su discípulo y me siento orgulloso de ello [28]". Más tarde, cuando fracasó en su artero propósito de usurpar la dirección de la Primera Internacional, insultó a Marx y dijo: "como alemán y judío, es autoritario de la cabeza a los pies [29]" y lo tildó de "dictador [30]".

En el periodo de la Segunda Internacional, el renegado Kautsky empleó un lenguaje similar para denostar a Lenin. Difamó a Lenin comparándolo con "el Dios de los monoteístas [31]", que había reducido el marxismo "a la condición no sólo de religión de Estado, sino de fe medieval u oriental [32]".

En el periodo de la Tercera Internacional, el renegado Trotsky utilizó, de modo similar, ese lenguaje para denostar a Stalin. Dijo que Stalin era un "tirano [33]" y que "la burocracia estalinista ha creado un repugnante culto al líder, atribuyendo a los dirigentes cualidades divinas [34]".

La moderna camarilla revisionista de Tito también empleó palabras similares para denostar a Stalin, diciendo que Stalin era el "dictador" "de un sistema de poder personal absoluto [35]".

Es evidente, por lo tanto, que la cuestión de la lucha "contra el culto a la personalidad" planteada por la dirección del PCUS se remonta a los Bakunin, Kautsky, Trotsky y Tito, todos los cuales la emplearon para atacar a los líderes del proletariado y socavar el movimiento revolucionario del proletariado.

Los oportunistas en la historia del movimiento comunista internacional fueron incapaces de negar a Marx, Engels o Lenin difamándolos, como tampoco es capaz Kruschov de negar a Stalin difamándolo.

Como señaló Lenin, una posición privilegiada no garantiza el éxito de la difamación.

Kruschov pudo utilizar su posición privilegiada para remover el cuerpo de Stalin del Mausoleo de Lenin, pero por mucho que lo intente, jamás logrará borrar la gran imagen de Stalin de las mentes del pueblo soviético y de los pueblos del mundo.

Kruschov puede utilizar su posición privilegiada para revisar el marxismo-leninismo de una u otra forma, pero por mucho que lo intente, jamás logrará desbaratar el marxismo-leninismo que Stalin defendió y que defienden los marxistas-leninistas de todo el mundo.

Nos gustaría dar un consejo sincero al camarada Kruschov. Esperamos que reconozca sus errores y regrese de su camino equivocado al camino del marxismo-leninismo.

¡Larga vida a las grandes enseñanzas revolucionarias de Marx, Engels, Lenin y Stalin!





[1] V. I. Lenin, "Algunas observaciones sobre la 'respuesta' de P. Maslov", Obras Completas, ed. inglesa, FLPH, Moscú, 1963, vol. XV, p. 255.
[2] V. I. Lenin; "Prefacio para el folleto de Voinov (A. V. Lunacharski) sobre la actitud del Partido para con los sindicatos", Obras Completas, ed. inglesa, FLPH, Moscú, 1962, vol. XIII, p. 165.
[3] V. I. Lenin, "Notas de un publicista", Obras Escogidas, ed. inglesa, International Publishers, New York, 1943, Vol. X, p. 312.
[4] Ibíd., p. 313.
[5] N. S. Kruschov, Conversaciones con la delegación del Partido Comunista chino, de 22 de octubre de 1961.
[6] N. S. Kruschov, Discurso en la recepción del Primero de Mayo de 1962. Dado por el gobierno soviético.
[7] N. S. Kruschov, Conversaciones con la delegación del Partido Comunista chino, de 22 de octubre de 1961.
[8] N. S. Kruschov, Carta de respuesta a. J. F. Kennedy, de 28 de octubre de 1962.
[9] N. S. Kruschov, Respuestas a las preguntas de los editores jefes de Pravda y Izvestia, en Pravda, de 15 de junio de 1963.
[10] N. S. Kruschov, "Stalin y la gran amistad de los pueblos de la Unión Soviética", Pravda, de 21 de diciembre de 1939.
[11] N. S. Kruschov, discurso en el XVIII Congreso del PCUS (B), Pravda, de 15 de marzo de 1939.
[12] N. S. Kruschov y otros, Carta a todos los oficiales y hombres del Ejército Rojo soviético, Pravda, de 13 de mayo de 1945.
[13] N. S. Kruschov, "Stalin y la gran amistad de los pueblos de la Unión Soviética", Pravda, de 21 de diciembre de 1939.
[14] N. S. Kruschov, "La amistad stalinista entre los pueblos: garantía de la invencibilidad de nuestra patria", Pravda, de 21 de diciembre de 1949.
[15] V. I. Lenin, "Prefacio al folleto de N. Bujarin, "El imperialismo y la economía mundial", Obras Completas, ed. inglesa, Moscú. Editorial Progreso, 1964, vol. XXII, p. 104.
[16] V. I. Lenin, "Las tareas urgentes de nuestro movimiento", Obras Escogidas, ed. inglesa, International Publishers, New York, 1943, vol. II, p. 13.
[17] V. I. Lenin. "Carta a los comunistas alemanes", Obras Completas, ed. rusa, SPPL, Moscú, 1950, vol. XXXII, p. 492.
[18] "Marx a F. Bolte", Obras Escogidas de Karl Marx y Federico Engels, ed. alemana, FLPH, Moscú, 1950, vol. II, p. 438.
[19] "Vida para el pueblo", Vostoka de Zarya, 17 de diciembre de 1961.
[20] "Creados y criados por el partido", Agitador, Nº 2, 1963.
[21] V. I. Chuikov, Discurso de la manifestación del XX aniversario de la Gran Guerra Patria de la Unión Soviética, Pravda, de 22 de junio de 1961.
[22] G. S. Titov, Discurso en el XXII Congreso del PCUS, de 26 de octubre de 1961.
[23] R. N. Kosygin, Discurso en el XXII Congreso del PCUS, de 21 de octubre de 1961.
[24] V. I. Lenin, "'El izquierdismo' enfermedad infantil del comunismo", Obras Escogidas, ed. inglesa, International Publishers, Nueva York, 1943, Vol. X, p. 82.
[25] Carta Abierta del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética a todas las Organizaciones del Partido, a todos los comunistas de la Unión Soviética, de 14 de julio de 1963.
[26] Ibíd.
[27] N. S. Kruschov, Discurso en la Reunión de Amistad soviético-húngara de Moscú, de 19 de julio de 1963.
[28] Carta de M. A. Bakunin a Karl Marx, de 22 de diciembre de 1868, Die Neue Zeit, Nº 1, 1900.
[29] Franz Mehring, Karl Marx, Historia de su vida, ed. inglesa, Covici Friede Publishers, Nueva York, 1935, p. 429.
[30] "Engels a A. Bebel, 20 de junio, 1873", Obras escogidas de Karl Marx y Frederick Engels, ed. inglesa, FLPH, Moscú, 1951, vol. II, p. 432.
[31] Karl Kautsky, Socialdemocracia versus comunismo, ed. inglesa, Rand School Press, Nueva York, 1946, p. 54.
[32] Ibíd., p. 29.
[33] León Trotsky, Stalin, una valoración del hombre y su influencia, ed. inglesa, Harper y Brothers, Nueva York y Londres, 1941, p. 490.
[34] León Trotsky, "La burocracia estalinista y el asesinato de Kirov", Sobre el asesinato de Kirov, ed. inglesa, Pioneer Publishers, Nueva York, 1956, p. 17.
[35] Edvard Kardeli, "Cinco años más tarde", Borba, de 28 de junio de 1953.
Confron
Confron
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 244
Reputación : 313
Fecha de inscripción : 22/04/2011

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Confron el Jue Abr 05, 2012 3:38 pm

Justificar el culto a la personalidad de Stalin que SÍ se dio digan lo que digan y ponerlo en segundas y terceras manos es un acto tan infantil como pensar que Franco no fusilaba a nadie, sino que se lavaba las manos. Si tan contrario al culto al líder era, ¿por qué consentía esto?
STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 20070717klphisuni_236.Ies.SCO
Francesc 57
Francesc 57
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 254
Reputación : 307
Fecha de inscripción : 19/08/2011
Edad : 62
Localización : Barcelona

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Francesc 57 el Lun Mayo 21, 2012 9:21 pm

Confron escribió:Justificar el culto a la personalidad de Stalin que SÍ se dio digan lo que digan y ponerlo en segundas y terceras manos es un acto tan infantil como pensar que Franco no fusilaba a nadie, sino que se lavaba las manos. Si tan contrario al culto al líder era, ¿por qué consentía esto?
STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 20070717klphisuni_236.Ies.SCO

Camarada Confron, primero de todo tendríamos que precisar algunas cosas y plantearnos otras. Me admira tu afirmación tan rotunda "que SÍ que se dio". Normalmente cuando se hace este tipo de afirmaciones se tiene que argumentar. Personalmente pienso que es lógico pasar el culto a la personalidad a segundas o terceras manos, a menos que estemos hablando de personajes como Calígula y otros gobernantes altamente narcisistas. Te hago la misma pregunta que se hace el filósofo italiano Losurdo (Stalin. Historia y crítica de una leyenda negra. p. 50), y creo que es una pregunta fundamental en el debate que estamos llevando a cabo: "¿tiene que ver [el culto a la personalidad] con la vanidad y el narcisismo de un único líder político, o con un fenómeno de carácter más general que hunde sus raíces en un contexto objetivo determinado?", y más adelante sigue "... En situaciones de crisis aguda, la personalización del poder tiende a entrelazarse con la transfiguración del lider que lo detenta." Y nos pone los ejemplos de dos líderes estadounidenses Wilson, que condujo EE.UU. durante la I GM, al que se le confirieron poderes de dictador, se le ensalzó y se intentó instalar en el pueblo sentimientos casi serviles hacia él (en palabras de Bujarin); y Roosevelt (presidente desde la Gran crisis a parte de la II GM), al que se le llamaba "una persona providencial", "un hombre enviado por Dios" y que debía "estar colocado en el Panteón de los inmortales junto a Jesús".
Con la revolución de febrero de 1917, Kerensky era idolatrado por sus soldados, quienes llegaban a besar su mano, su coche (!!), lo alzaban en hombros y lo vitoreaban, caían postrados de rodillas delante de él (vamos, como a un Julio César del s. XX -otro con culto a la personalidad-).
Si el llamado "culto a la personalidad" de Stalin fue originado por su narcisismo y su vanidad, ¿por qué al acabar la II GM declinó tajantemente el título de "Heroe de la Unión Soviética"?, ¿por qué cuando Stalin llegó a Postdam no quiso ningún recibimiento: ceremonia de bienvenida, banda militar, guardia de honor, etc.?
Normalmente los líderes que se sienten fascinados por el culto a au persona (véase Hitler), no suelen discutir las tácticas militares con sus generales y mariscales, pero curiosamente a Stalin le ocurría todo lo contrario "apreciaba especialmente a aquellos camaradas que pensaban por su cuenta y no dudaban en expresar su punto de vista sin ambages" (citado del almirante Nicolai Kuznetsov). ¿Dónde se ha visto que un lider adepto al culto a su persona anime a sus interlocutores a expresarse sin rodeos y discuta con sus generales la estrategia a seguir y les haga caso?
Que había culto a la personalidad hacia Stalin, claro, pero yo diría que un culto sano, el pueblo soviético lo adoraba, y contra esto ni el propio Stalin podía hacer nada.
El culto hacia el lider, como te he dicho al principio, es más propenso que se dé en épocas de crisis, y no me negarás que Stalin y el pueblo soviético tuvieron que superar muchísimas crisis: la lucha por el poder, la colectivización, un incremento de la lucha de clases, los planes quinquenales, las mal llamadas purgas, el aislamiento por parte de los estados capitalistas, la Gran Guerra Patria, la Guerra fría, etc., etc, etc.
En la URSS ¿no hubo un desmesurado culto a la personalidad a Lenin después de su muerte? En la Cuba socialista ¿no hay culto al camarada Fidel? ¿Es que no hay un gran culto a la persona del Ché, al que los comunistas casi lo tenemos idolatrado? Sin embargo, sigo pensando que estos cultos son sanos, a diferencia de lo que podríamos llamar cultos "insanos", que son los que realmente otorgan poderes ilimitados y sin ningún control a sus líderes. Y con ello, no quiero decirte que el "culto" que podamos rendir los comunistas a nuestros líderes sea bueno y el de las otras ideologías sea "malo"... pero esto, si quieres, lo podemos discutir en otro momento.

:stalin::lenin:sovflag:
Francesc 57
Francesc 57
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 254
Reputación : 307
Fecha de inscripción : 19/08/2011
Edad : 62
Localización : Barcelona

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Francesc 57 el Lun Mayo 21, 2012 9:31 pm

Se me olvidaba, camarada Confron, lo que te he dicho en mi anterior entrada no es para justificar nada que no sea justificable, por tanto no creo caer en el infantilismo. Sin embargo, la comparación que haces en ella me parece simplista y cargada de un fuerte reduccionismo histórico, claro está, a menos que argumentes lo que dices.

:stalin::lenin:sovflag:
Yeremenko
Yeremenko
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1180
Reputación : 1789
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Localización : En Lucha

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Yeremenko el Dom Sep 09, 2012 8:34 pm

De Kirov Vassili (Traducción)

SOBRE EL DICHOSO "CULTO A LA PERSONALIDAD" DE STALIN.Conseguir que la gente deje de odiarte es bastante difícil; puedes intentar ser amable con ellos; eso podría funcionar. Pero ¿qué ocurre cuando la gente te aprecia --e incluso te ama? ¿Es posible hacer que dejen de albergar ese sentimiento? Seguramente es posible, pero ¿con qué finalidad haría alguien una cosa así?

El 14 de febrero de 1956, el político revisionista soviético Nikita Jruschev [2] , entonces Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, de manera pública pero oblicua atacó a Stalin en el XX Congreso del Partido: "Es de importancia suprema restablecer y reforzar por todos los medios posibles el principio leninista del liderazgo colectivo. El Comité Central... condena enérgicamente el culto individual como ajeno al espíritu del marxismo-leninismo". (N.S. Jruschev:, Report to the Central Committee, 20th Congress [Informe al Comité Central; XX Congreso del PCUS] febrero de 1956; Londres; 1956; p. 80-81). En su 'discurso secreto' al mismo Congreso el 25 de febrero (que se filtró al Ministerio de Asuntos Exteriores de los EEUU, pero no fue publicado en la Unión Soviética) Jruschev atacaba a Stalin de forma más directa, afirmando que "el culto individual adquirió un tamaño monstruoso principalmente porque el mismo Stalin, utilizando todos los métodos concebibles, apoyó la glorificación de su propia persona" (Instituto Ruso, Columbia University (Ed.): The Anti-Stalin Campaign and International Communism [La Campaña Anti-Stalin y el Comunismo Internacional]; Nueva York; 1956; p. 69).

Muchos anti-comunistas y anti-estalinistas han escrito extensamente sobre el "culto a la personalidad", propagando siempre los mismos rumores y opiniones sin fundamento como si fueran hechos probados. De hecho, numerosos testigos dan fe de la sencillez y modestia de Stalin. Así pues, veamos lo que dicen diversos testigos oculares de todas las ideologías políticas, testigos que no tenían NINGUNA RAZÓN para mentir.

Comencemos por las declaraciones de testigos oculares neutros y\u hostiles sobre la persona de Stalin.

El diplomático americano Joseph Davies [3] hizo hincapié en las maneras sencillas y amables de Stalin: "Me asusté un poco cuando vi la puerta... abierta y el Sr. Stalin entró en el despacho solo.... Su comportamiento es amable, sus maneras despreocupadamente sencillas... Me saludó cordialmente con una sonrisa y con gran sencillez, pero también con auténtica dignidad.... Sus ojos castaños son de mirada sumamente amable y apacible. A un niño le gustaría sentarse en su regazo y un perro se acercaría furtivamente hasta él". (J. E. Davies: Mission to Moscow [Misión en Moscú]; Londres; 1940; p. 222, 230).

Isaac Don Levine [4] escribe en su biografía hostil de Stalin: "Stalin no busca honores. Aborrece la pompa. Es contrario a todo tipo de demostraciones públicas. Podría llevar en el pecho todas las insignias nominales de un gran estado. Sin embargo, prefiere mantenerse en un segundo plano" (J. D. Levine: Stalin: A Biography [Stalin: una Biografía]; Londres; 1931; p. 248-49).

Otro crítico hostil, Louis Fischer [5], señala 'la capacidad de escuchar' de Stalin: "Stalin... es una fuente de inspiración para el Partido por su firme voluntad y su calma. Los individuos en contacto con él admiran su capacidad de escuchar y su habilidad para mejorar las sugerencias y propuestas de subordinados sumamente inteligentes" (L. Fischer: Artículo publicado en The Nation, Volumen 137 (9 de agosto de 1933); p. 154).


Eugene Lyons [6]
, en su biografía titulada Stalin: Czar of All the Russias [Stalin: Zar de Todas las Rusias], describe el sencillo modo de vida de Stalin: "Stalin vivía en un apartamento modesto de tres habitaciones.... En su vida diaria sus gustos fueron siempre sencillos, casi hasta el extremo de la crudeza.... Incluso los que le odiaban con un odio desesperado y le atribuían sádicas crueldades nunca le acusaron de excesos en su vida privada... Los que miden el 'éxito' por los millones de dólares, los yates y las amantes encuentran difícil de entender cómo el poderoso puede encontrar placer en la austeridad… No había nada ni remotamente parecido a la actitud de un ogro en su aspecto o en su conducta, nada teatral en sus maneras. Un hombre agradable, serio y maduro --evidentemente dispuesto a ser amistoso con el primer extranjero que había admitido a su presencia en años. 'Es una persona agradable desde cualquier punto de vista', recuerdo que pensaba mientras estábamos allí sentados, y ese pensamiento me causaba asombro" (E. Lyons: Stalin: Czar of All the Russias [Stalin: Zar de Todas las Rusias]; Filadelfia; 1940; p. 196, 200).

Lyons le preguntó a Stalin: "¿Es usted un dictador?"; Stalin sonrió, dando a entender así que la pregunta era absurda. "No", dijo con lentitud, “no soy ningún dictador. Los que usan esa palabra no entienden el sistema soviético de gobierno ni los métodos del Partido Comunista. Ningún hombre o grupo de hombres puede dictar nada. Las decisiones son tomadas por el Partido y aceptadas por sus órganos, el Comité Central y el Politburó" (E. Lyons: ibíd.; p. 203). (Comentario Editorial: recordemos que Lyons fue uno de los reporteros occidentales que colaboraron con los nazis en la elaboración de la mentira del "hambre de la colectivización").

El revisionista finlandés Arvo Tuominen (1894-1981), fuertemente hostil a Stalin, comenta en su libro The Bells of the Kremlin [Las Campanas del Kremlin] el deseo de Stalin de pasar inadvertido: "En sus discursos y escritos Stalin siempre se retiraba a un segundo plano, hablando sólo del comunismo, del poder soviético y del Partido, y acentuando que él era simplemente un representante de la idea y de la organización, nada más... Nunca advertí la más mínima señal de vanagloria en Stalin" (A. Tuominen: The Bells of the Kremlin [Las Campanas del Kremlin]; Hanovre (New Hampshire, EE. UU); 1983; p. 155, 163).

En este punto el mismo autor expresa su sorpresa por el contraste entre el verdadero Stalin y la imagen de propaganda que se había extendido sobre él: "Durante mis muchos años en Moscú nunca dejó de maravillarme el contraste entre el hombre y las semblanzas colosales que se habían hecho de él. Aquel caucasiano de altura media, ligeramente picado de viruela y con un gran mostacho, se hallaba todo lo lejos que uno pudiera imaginar del estereotipo de un dictador. Pero, al mismo tiempo, la propaganda proclamaba sus capacidades sobrehumanas" (A. Tuominen: ibíd., p. 155).

El mariscal soviético Georgy Zhukov [7] habla de la 'carencia de afectación' de Stalin: "sin afectación y sin manierismos, él (Stalin) se ganaba el corazón de todos los que le trataban" (C. K. Zhukov: The Memoirs of Marshal Zhukov [Memorias del Mariscal Zhukov]; Londres; 1971; p. 283).

La hija de Stalin, Svetlana Alliluyeva [1926-]
es lo bastante crédula como para aceptar casi cualquier difamación contra su padre, pero incluso ella rechaza la acusación de que el propio Stalin tramase el 'culto' a su personalidad. Svetlana describe un viaje en tren con Stalin de Crimea a Moscú en 1948: "Al pararnos en una estación dimos un paseo por el andén. Mi padre llegó hasta la locomotora, saludando a los trabajadores del ferrocarril con los que se encontraba. No pudimos ver a un solo pasajero. Era un tren especial y no se permitió que nadie subiera al andén.... ¿Quien había ideado tal cosa? ¿Quien había ideado todas estas estratagemas? Desde luego, mi padre no. Era el sistema en que él mismo estaba preso y en el que sufrió la soledad, el vacío y la falta de compañerismo humano... Hoy en día, cuando leo u oigo en algún sitio que mi padre se consideraba a sí mismo prácticamente como un dios, me asombra que personas que le conocían bien puedan decir tal cosa.... Él jamás pensó en sí mismo como en un dios". (S. Alliluyeva: Letters to a Friend [Cartas a un Amigo]; Londres; 1968; p. 202-03, 213).

Stalin y su hija Svetlana en 1936
Svetlana describe el dolor de los criados (que eran trabajadores con un salario) de la dacha cuando Stalin murió: "Estos hombres y mujeres que eran criados de mi padre le amaban. Él no era difícil de complacer. Al contrario, era cortés, modesto y directo con los que dependían de él... Hombres, mujeres, todos sin excepción le lloraron... Nadie estaba haciendo teatro. Todos se conocían desde hacía muchos años... Nadie en esa habitación le consideraba un dios o un superhombre, un genio o un demonio. Ellos le amaban y le respetaban por las cualidades humanas más ordinarias, aquellas cualidades de las que los criados son los mejores jueces de todos" (S. Alliluyeva: ibíd; p. 20, 22).

Además, los hechos demuestran que en numerosas ocasiones el mismo Stalin denunció y ridiculizó el 'culto individual' por ser totalmente contrario al marxismo-leninismo. Por ejemplo:

Junio de 1926: "Debo decir sinceramente, camaradas, que no me merezco ni la mitad de las cosas lisonjeras que se han dicho aquí sobre mí. Soy, al parecer, un héroe de la Revolución de Octubre, el líder del Partido Comunista Soviético, el líder del Comunismo Internacional, un caballero-guerrero legendario y todo lo demás. Esto es absurdo, camaradas, y la exageración completamente innecesaria. Éste es el tipo de cosas que por lo general se dicen en el funeral de un revolucionario difunto. Pero no tengo ninguna intención de morirme todavía. En realidad yo era, y continúo siendo, uno de los aprendices de los obreros especializados de los talleres del ferrocarril de Tiflis". (J. V. Stalin: Obras, Volumen 8; Moscú; 1954; p. 182).

Octubre de 1927:
"¿Y quién es Stalin? Stalin es sólo una figura menor" (J. V. Stalin: Obras. Volumen 10; Moscú; Moscú; 1954; p. 177).

Diciembre de 1929: "Vuestras felicitaciones y saludos únicamente los merece el gran Partido de la clase obrera que me dio a luz y que me forjó a su propia imagen y semejanza. Y solamente porque los merece nuestro glorioso Partido Leninista, me atrevo a daros mi agradecimiento como bolchevique" (J. V. Stalin: Obras, Volumen 12; Moscú; 1955; p. 146).

Abril de 1930: "Hay quienes piensan que el artículo 'El Vértigo del Éxito' fue resultado de la iniciativa personal de Stalin. Esto, desde luego, es absurdo. No es de recibo que la iniciativa personal en un asunto como éste sea tomada por una persona sola, quienquiera que sea, pues tenemos un Comité Central" (J. V. Stalin: Obras, ibíd.; p. 218).

Agosto de 1930: "Me habláis de vuestra 'devoción' hacia mí... Os aconsejaría que desechárais el 'principio' de la devoción a las personas. Ése no es el camino bolchevique. Sed únicamente devotos de la clase obrera, de su Partido, de su estado. Ésta es una cosa buena y útil. Pero no la confundáis con la devoción a las personas, esa fruslería vana e inútil propia de intelectuales de escasa voluntad". (J. V. Stalin: Obras, Volumen 13; Moscú; 1955; p. 20).

Diciembre de 1931: "En cuanto a mí, soy solamente un discípulo de Lenin, y el objetivo de mi vida es llegar a ser un discípulo digno de él... El marxismo no niega por completo el papel desempeñado por individuos excepcionales o que la historia esté hecha por las personas. Pero... las grandes personas sólo pueden hacer cosas valiosas en la medida en que son capaces de entender correctamente las condiciones reales, de entender cómo cambiarlas. Si no logran entender estas condiciones y pretenden cambiarlas según los impulsos de su imaginación, se encontrarán en la situación de Don Quijote. Las personas individuales no pueden decidir. Las decisiones de los individuos son siempre, o casi siempre, decisiones unilaterales.... En cada grupo colectivo, hay personas con cuya opinión debe contarse... A partir de la experiencia de tres revoluciones, sabemos que de cada 100 decisiones tomadas por personas individuales sin ser puestas a prueba y corregidas colectivamente, aproximadamente 90 son unilaterales. Nunca, bajo ninguna circunstancia, nuestros trabajadores podrán tolerar que el poder se concentre en las manos de una sola persona. Con nosotros, los personajes de mayor autoridad se reducen a la inexistencia, se convierten en meras cifras, en cuanto las masas de los trabajadores pierden la confianza en ellos". (J.V. Stalin: ibíd.; p. 107-08, 109, 113).

Febrero de 1933: "He recibido su carta concediéndome su segunda Orden como recompensa por mi trabajo. Le agradezco mucho sus cálidas palabras y su regalo de camaradería. Sé de lo que usted se está privando para hacerme este favor y aprecio sus sentimientos. Sin embargo, no puedo aceptar su segunda Orden. No puedo y no debo aceptarla, no sólo porque únicamente puede pertenecerle a usted, pues usted solo se la ha ganado, sino también porque yo he sido ya ampliamente recompensado por el aprecio y el respeto de mis camaradas y, por consiguiente, no tengo ningún derecho a robarle a usted. Las Órdenes fueron instituidas no para los que ya son conocidos, sino principalmente para las personas heroicas que son poco conocidas y que merecen darse a conocer a todos. Además, debo decirle que ya tengo dos Órdenes. Esto es más de lo que uno puede necesitar, se lo aseguro" (J. V. Stalin: ibíd.; p. 241).

Mayo de 1933: Robins a Stalin: “Considero un gran honor tener la oportunidad de hacerle una visita”. Stalin a Robins: “No hay nada de particular en eso. Usted exagera”. Robins a Stalin: “Lo que me parece más interesante es que en todas partes de Rusia he encontrado los nombres Lenin-Stalin, Lenin-Stalin, Lenin-Stalin, siempre juntos”. Stalin a Robins: “Eso también es una exageración. ¿Cómo se me puede comparar con Lenin?” (J. V. Stalin: ibíd.; p. 267)

Febrero de 1938: "Estoy absolutamente en contra de la publicación de las Historias de la Niñez de Stalin. El libro abunda en una masa de inexactitudes de hecho, de alteraciones, de exageraciones y de alabanzas inmerecidas. Pero... lo importante reside en el hecho de que el libro muestra una tendencia a grabar en las mentes de los niños soviéticos (y de la gente en general) el culto a la personalidad de los líderes, de los héroes infalibles. Esto es peligroso y perjudicial. La teoría de los héroes y la 'multitud' no es bolchevique, sino una teoría social-revolucionaria (esto es, anarquista). Sugiero que se queme ese libro" (J. V. Stalin: ibíd.; p. 327).

Y de fuentes amistosas:

El escritor francés Henri Barbusse (1873-1935)
describe la sencillez del modo de vida de Stalin: "Cuando se sube a la primera planta, se ven cortinas blancas en tres de las ventanas. Estas tres ventanas son el hogar de Stalin. En el diminuto pasillo una larga capa militar cuelga de una clavija debajo de un gorro. Además de este pasillo hay tres dormitorios y un comedor. Los dormitorios están sencillamente amueblados, como los de un hotel respetable de segunda clase. El hijo mayor, Jasheka, duerme de noche en el comedor, sobre un diván que se convierte en cama; los más pequeños duermen en un hueco diminuto, una especie de nicho abierto.... Stalin gana quinientos rublos al mes, que constituyen el magro sueldo máximo de los funcionarios del Partido Comunista (entre 20 y 25 libras esterlinas)... Este hombre franco y brillante es... un hombre sencillo.... No emplea a treinta y dos secretarios, como el Sr. Lloyd Jorge; tiene sólo uno.... Sistemáticamente, Stalin otorga el mérito de todo el progreso realizado a Lenin, cuando una parte importante del mérito le corresponde a él" (H. Barbusse: Stalin: A New World seen through One Man [Stalin: un Mundo Nuevo visto a través de Un Hombre]; Londres; 1935; p. vii, viii, 291, 294).

Ciertamente, Stalin tenía una dacha o casa de campo, pero aquí su vida era igualmente sencilla, como relata su hija Svetlana: "Era igual en la dacha de Kuntsevo... Mi padre estaba instalado en la planta baja. Vivía en una habitación y lo hacía todo en ella. Dormía en el sofá, dispuesto como cama improvisada por la noche". (S. Alliluyeva: Letters to a Friend [Cartas a un Amigo]; Londres; 1967; p. 28).

El líder albanés Enver Hoxha [8] describe a Stalin como 'modesto y considerado': "Stalin no era ningún tirano, ningún déspota. Era un hombre de principios; era justo, modesto y muy amable y considerado con la gente, los cuadros y sus colegas" (E. Hoxha: Con Stalin: Memorias; Tirana; 1979; p. 14-15).

Los fabianos británicos Sidney y Beatrice Webb [9] rechazan enérgicamente la acusación de que Stalin ejerciera el poder de forma dictatorial: "A veces se afirma que... el estado entero es gobernado por la voluntad de una sola persona, Josef Stalin. Primeramente debemos señalar que, a diferencia de Mussolini, Hitler y otros dictadores modernos, Stalin no está investido legalmente de ninguna autoridad sobre sus conciudadanos. No tiene ni siquiera el extenso poder que la Constitución Americana otorga durante cuatro años a cada sucesivo presidente.... Stalin no es y nunca ha sido el Presidente de la URSS....No es ni siquiera un Comisario del Pueblo, o un miembro del Gabinete.... Él es el Secretario General del Partido... No pensamos que el Partido esté gobernado por la voluntad de una sola persona, o que Stalin sea la clase de persona capaz de reclamar o desear tal posición. Él ha negado de manera muy explícita cualquier dictadura personal, en términos que coinciden exactamente con nuestra propia impresión de los hechos. El Partido Comunista de la URSS ha adoptado para su propia organización el modelo que hemos descrito.... En este modelo, la dictadura individual no tiene lugar alguno. Desconfían de las decisiones personales y se protegen escrupulosamente contra ellas. Con el fin de evitar los errores debidos al prejuicio, la ira, la envidia, la vanidad y otros males... es deseable que la decisión individual se vea siempre compensada por la necesidad de lograr el asentimiento de los colegas e iguales, que éstos discutan con sinceridad el asunto y se hagan conjuntamente responsables de la decisión… Stalin ha señalado con frecuencia que él realmente no toma las decisiones del Comité Central del Partido Comunista... La sencilla verdad es que, inspeccionando la administración de la URSS durante la década pasada bajo la presunta dictadura de Stalin, las decisiones principales no han mostrado ni la prontitud, ni el grado de azar, ni aun la obstinación intrépida que a menudo se reclaman como ventajas de una dictadura. Al contrario, la acción del Partido con frecuencia se llevaba a cabo tras una deliberación muy prolongada, y como resultado de discusiones a veces tan acaloradas y ásperas que llevaban en su formulación las señales de la vacilación y la carencia de seguridad... Esta política revela... el estigma del control por parte del Comité". (S. y B. Webb: Soviet Communism: A New Civilisation [El Comunismo Soviético: Una Nueva Civilización]; Londres; 19; p. 4231, 432, 433, 435).

Tal vez Barbusse, Hoxha y los Webbs puedan considerarse testigos parciales. Pero incluso los observadores que son sumamente críticos con Stalin están de acuerdo con el testimonio de los anteriores testigos.

Así pues, el ‘culto individual’ o ‘culto a la personalidad’ erigido en torno a Stalin era opuesto al marxismo-leninismo, y su práctica contraria a los deseos expresados por Stalin.

Ello suscita una pregunta importante.

Hemos visto que, aunque Stalin expresó una fuerte oposición al 'Culto a la Personalidad', la leyenda de un 'culto a la personalidad' continuó. De aquí se sigue irrefutablemente que: 1) Stalin era incapaz de pararlo, o 2) no quiso pararlo y era, por tanto, un hipócrita mezquino y mentiroso, y de ningún modo un "marxista-leninista", o 3) no era completamente consciente de ello, o 4) la leyenda fue fabricada después de los hechos y\o a sus espaldas; ¿cuándo fue la primera vez que alguien oyó hablar de ella? ¿Era Stalin como Elvis Presley? Elvis era un "HIT". Todos sabían que Elvis era un hit EN SU ÉPOCA, y no después de los hechos.


Los Iniciadores del 'Culto'


El 'culto a la personalidad' en torno a Stalin no fue promovido por Stalin, sino que fue contrario a sus deseos. Entonces, ¿por quién fue promovido?

Los hechos demuestran que los exponentes más fervientes del 'culto a la personalidad ' de Stalin eran revisionistas como Karl Radek, [10] Nikita Jruschev y Anastas Mikoyan [11].

Roy Medvedev [12] señala que "la edición del Pravda de enero de 1934 contenía un artículo de dos páginas escrito por Radek, con una avalancha de orgiásticos elogios hacia Stalin. Radek, antiguo trotskista que había encabezado la oposición a Stalin durante muchos años (!), ahora le llamaba 'el mejor discípulo de Lenin, el modelo del Partido Leninista, la carne de su carne, la sangre de su sangre'.... 'Es tan previsor como Lenin', etcétera, etcétera. Éste parece haber sido el primer artículo de prensa expresamente dedicado a la adulación de Stalin, y rápidamente fue reeditado como folleto con una tirada de 225.000 copias, una cifra enorme para la época" (R. A. Medvedev: Let History Judge: The Origins and Consequences of Stalinism [Que la Historia Juzgue: Orígenes y Consecuencias del Estalinismo]; Londres; 1972; p. 148).

Fue Jruschev quien introdujo el término 'Vozhd' ('Líder', correspondiente a la palabra alemana 'Führer'). En la Conferencia del Partido de Moscú en enero de 1932, Jruschev terminó su discurso diciendo: "Los bolcheviques de Moscú, reunidos alrededor del Comité Central Leninista como nunca antes en su historia, y alrededor del 'Vozhd ' de nuestro Partido, el Camarada Stalin, marchan con alegría y seguridad hacia nuevas victorias en la batalla por el socialismo, por la revolución proletaria mundial". ('Rabochaya Moscova ', 26 de enero de 1932, citado en: L. Pistrak: The Grand Tactician: Jruschev's Rise to Power [El Gran Estratega: la Subida de Jruschev al Poder]; Londres; 1961; p. 159).

En la XVII Conferencia del Partido en enero de 1934, fue Jruschev, y sólo Jruschev, quien llamó a Stalin 'vohzd' y 'genio' (XVII Vsesoiuznoi Kommunisticheskoi Partii s'ezd (B.); p, 145, citado en: L.Pistrak: ibíd.; p. 160).

En agosto de 1936, durante el juicio por traición a Lev Kamenev [13] y Grigory Zinoviev, [14] Jruschev, en su cargo de Secretario del Partido en Moscú, dijo: "¡Pigmeos miserables! ¡Ellos han levantado sus manos contra el más grande de todos los hombres… nuestro sabio 'vozhd', el Camarada Stalin!.. Usted, Camarada Stalin, ha alzado la gran bandera del marxismo-leninismo sobre el mundo entero y la ha llevado a lo más alto. Le aseguramos, Camarada Stalin, que la organización bolchevique de Moscú --fiel partidaria del Comité Central Estalinista-- incrementará la vigilancia estalinista todavía más, extirpará los restos trotskistas-zinovievistas, y cerrará las filas de los Bolcheviques del Partido e independientes en torno al Comité Central Estalinista y al gran Stalin" (Pravda, 23 de agosto de 1936, citado en: L. Pistrak: ibíd; p. 162).

En el VIII Congreso de los Soviets de toda la Unión en noviembre de 1936, fue otra vez Jruschev quien propuso que la nueva Constitución Soviética, que se presentaba al Congreso para su aprobación, se llamase 'Constitución Estalinista', porque "fue escrita de principio a fin por el Camarada Stalin" (En realidad, no fue escrita por el mismo Stalin) (Pravda, 30 de noviembre de 1936, citado en: L. Pistrak: ibíd.; p. 161).

Hay que señalar que Vyacheslav Molotov, [15] entonces Primer Ministro, y Andrey Zhdanov, [16] Secretario del Partido en Leningrado, no mencionaron ningún papel especial de Stalin en la redacción de la Constitución.

En el mismo discurso Jruschev acuñó el término 'estalinismo': "Nuestra Constitución es el Marxismo-Leninismo-Estalinismo que ha conquistado una sexta parte del globo" (Ibíd).

El discurso de Jruschev en Moscú ante una audiencia de 200.000 personas, en el momento del juicio por traición a Grigori Pyatakov [17] y Karl Radek en enero de 1937, iba en una línea similar: "Al levantar sus manos contra el Camarada Stalin, las han levantado contra todo lo mejor que la humanidad posee. Pues Stalin es la esperanza; es la expectativa; es el faro que dirige a toda la humanidad progresista. ¡Stalin es nuestra bandera! ¡Stalin es nuestra voluntad! ¡Stalin es nuestra victoria!" (Pravda, 31 de enero de 1937), citado en: L. Pistrak: ibíd; p., 162).

Stalin fue descrito por Jruschev en marzo de 1939 como:
"Nuestro gran genio, nuestro amado Stalin" (Visti VTsVK, 3 de marzo de 1939, citado en: L. Pistrak: ibíd; p. 164).

Y en el XVIII Congreso del Partido en marzo de 1939 como: "El mayor genio de la humanidad, maestro y 'vozhd', que nos conduce hacia el Comunismo, nuestro muy amado Stalin" (XVIJI s'ezd Vsesoiueznoi Kommunisticheskoi Partii (B), p. 174, citado en: L. Pistrak: ibíd; p. 164).

Y en mayo de 1945 como: "Gran Mariscal de la Victoria", (Pravda Ukrainy, 13 de mayo de 1945, citado en: L. Pistrak: ibíd.; p. 164).

Con motivo de la celebración del quincuagésimo cumpleaños de Stalin en diciembre de 1929, Anastas Mikoyan acompañó sus felicitaciones con la siguiente petición: "Que nosotros, aceptando la demanda legítima de las masas, comencemos finalmente a trabajar sobre su biografía y la hagamos disponible para el Partido y para toda la gente trabajadora de nuestro país" (Izvestia, 21 de diciembre de 1929, citado en: L. Pistrak: ibíd; p. 164).

Diez años más tarde, con motivo del sexagésimo cumpleaños de Stalin en diciembre de 1939, Mikoyan todavía defendía la publicación de la "biografía científica de Stalin" (Pravda, 21 de diciembre de 1939, citado en: L. Pistrak: ibíd.; p. 158).

La biografía fue finalmente publicada en 1947, compilada por "G. F. Alexandrov, M. R. Galaktionov, V. S. Kruzhkov, M. B. Mitin, V. D. Mochalov y P. N. Pospelov". (Joseph Stalin: una Biografía Corta; Moscú; 1947).

Sin embargo, en su 'discurso secreto' al XX Congreso del PCUS de 1956, basándose en el 'culto a la personalidad' que él y sus colegas habían promovido en torno a Stalin, Jruschev atribuyó la paternidad literaria del libro al mismo Stalin: “Uno de los ejemplos más característicos de la auto-glorificación de Stalin y de su carencia de la modestia más elemental es la edición de su Biografía Corta... Este libro es un ejemplo de la adulación más disoluta” (Instituto Ruso, Universidad de Columbia (ed.): op. cit.; p. 69).

Esto nos demuestra que los ADULADORES se oponen así a los deseos de sus ídolos que nunca quisieron ser idolatrados en absoluto, y cuando los ídolos los rechazan, o cuando ellos mismos terminan yéndose, CULPAN a los ídolos de obligarles a adularlos durante todo ese tiempo.


Los Motivos para la creación del 'Culto Individual'


Desde luego, muchos ciudadanos soviéticos admiraban a Stalin y expresaban esta admiración. Pero, con toda claridad, el 'culto a la personalidad' en torno a Stalin fue promovido principalmente por los revisionistas ocultos, en contra de los deseos expresos de Stalin. ¿Por qué? Motivos posibles:

En primer lugar, disfrazar el hecho de que los revisionistas ocultos empezaban a controlar el Partido y la Internacional Comunista, y presentar la ficción de que estos órganos estaban dominados personalmente por Stalin; de este modo, las culpas por las rupturas de la legalidad socialista y por las desviaciones de los principios marxistas-leninistas serían más tarde atribuidas a Stalin;

En segundo lugar, proporcionar un pretexto para atacar a Stalin más adelante (bajo el disfraz de la realización de un programa de 'democratización', que sería de hecho un programa de desmantelamiento del socialismo, sustituyéndolo por el capitalismo estatal).


Estatua de Stalin en el Canal del Volga-Don

El mismo Stalin no era inconsciente de que los revisionistas ocultos constituían la fuerza principal que se hallaba detrás del 'culto a la personalidad'. El revisionista finlandés Tuominen, en 1935, describe cómo, cuando en una ocasión Stalin fue informado de que se habían colocado unos bustos suyos en lugares prominentes de la galería principal de arte de Moscú, el Tretyakov, Stalin exclamó: "¡Esto es sabotaje directo!" (A. Touminen: op. cit.; p. 164).

El escritor alemán Lion Feuchtwanger [1884-1958] confirmó en 1936 que Stalin sospechaba que el 'culto a la personalidad' era directamente promovido por 'saboteadores' con el objetivo de desacreditarle: "Evidentemente es muy molesto para Stalin ser adorado como algunos le adoran, y de vez en cuando se mofa de ello. De todos los hombres con poder que conozco, Stalin es quien alberga menos pretensiones. Le hablé francamente sobre el culto vulgar y excesivo hacia su persona, y él contestó con igual franqueza. Piensa que es posible que los 'saboteadores' puedan estar detrás de dicho culto, en una tentativa de desacreditarlo" (L. Feuchtwanger: Moscow 1937 [Moscú 1937]; Londres; 1937; p. 93, 94-94).

Para concluir, el ataque hecho por los revisionistas al 'culto a la personalidad' en la Unión Soviética fue un ataque no sólo contra la persona de Stalin, como marxista-leninista destacado y principal defensor del socialismo, sino que fue la primera etapa de una ofensiva contra el marxismo-leninismo y el sistema socialista en la Unión Soviética.

Quizás el mejor comentario sobre este asunto sea el brindis sarcástico que, como registra el revisionista finlandés Tuominen, fue propuesto por Stalin en la fiesta de Año Nuevo de 1935: ¡"Camaradas! Quiero proponer un brindis por nuestro patriarca, vida y sol, libertador de las naciones, arquitecto del socialismo (recitó de carrerilla todos los calificativos que se le aplicaban en aquel momento), Josef Vissarionovich Stalin, y espero que éste sea el primer y último discurso pronunciado en honor de ese genio en esta velada" (A. Tuominen: op. cit.; p. 162).



(Me faltan las notas de pie de página que no he encontrado).

Un saludo.
avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9585
Reputación : 18562
Fecha de inscripción : 31/05/2010

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por pedrocasca el Vie Oct 05, 2012 1:38 pm

Muy bueno y recomendable el texto presentado por tovarich Yeremenko en el mensaje nº 117.

Abundando en el tema:

El culto a la personalidad de Stalin: ¿existió en realidad y fue permitido?

publicado el 7/06/2012 en "En Marcha", Órgano de expresión del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador - PCMLE

Apenas tres años después del fallecimiento de J.V. Stalin (1953) el movimiento comunista internacional y, sin exageración alguna, el mundo entero se estremecieron al conocer que al interior de Partico Comunista de la Unión Soviética se había hecho conocer un informe que echaba tierra sobre la personalidad de quien condujo a la URSS por los caminos de la victoriosa construcción del socialismo y del aniquilamiento al ejército nazi fascista en la Segunda Guerra Mundial, asegurando de esa forma la paz mundial.

Nikita Jrushov, que en base a oscuros movimientos y a la eliminación inclusive física de sus oponentes políticos al interior del partido alcanzó la primera secretaría del PCUS, al finalizar los trabajos del XX Congreso del PCUS en el marco de lo que denominaron como “sesión secreta” (25-02-56), presentó a nombre del Comité Central el informe titulado “Sobre el culto a la personalidad y sus consecuencia), en el que afirmaba que "el culto individual adquirió un tamaño monstruoso principalmente porque el mismo Stalin, utilizando todos los métodos concebibles, apoyó la glorificación de su propia persona". El informe no fue debatido, no se aceptaron preguntas y menos apreciaciones al respecto.

Lo “extraño”, o simplemente parte de la estratagema de los revisionistas que asaltaron el poder, es que el discurso secreto de Jrushov no se publicó en la URSS pero inmediatamente fue conocido en el Ministerio de Asuntos Exteriores de los Estados Unidos y publicado en una revista de ese país. Así conoció el mundo.

Con supuestas “pruebas” salidas desde la misma Unión Soviética, la campaña anticomunista se intensificó, no solo en torno al “culto a la personalidad”, sino también sobre “los horrores” cometidos en ese tiempo en contra del pueblo soviético y de militantes comunistas disidentes de la línea “impuesta” por Stalin. Campaña en la que los revisionistas jrushovistas y los trotskistas marcaban el mismo tono junto a la burguesía internacional.

El famoso culto a la personalidad no fue promovido por Stalin, como lo demostraremos en líneas posteriores; lo hizo el mismo Nikita Jrushov y otros elementos descompuestos que de esa forma intentaron ganar posiciones al interior del partido o mantener las que ya habían logrado.

En la biografía escrita sobre Stalin, Roy Medvedev1 señala que el antiguo trotskista Karl Radek publicó en Pravda, en enero de 1934, un artículo lleno de elogios a Stalin, en el que lo calificaba como “el mejor discípulo de Lenin, el modelo del Partido Leninista, la carne de su carne, la sangre de su sangre”, que “es tan previsor como Lenin”. Al parecer fue el primer artículo de prensa expresamente dedicado a la adulación de Stalin.

Pero Jrushov no se quedaba atrás en adulos. Fue él quien introdujo el término vozhd (líder) para referirse a Stalin. En la Conferencia del Partido en Moscú en enero de 1932, Jrushov terminó su discurso diciendo: "Los bolcheviques de Moscú, reunidos alrededor del Comité Central Leninista como nunca antes en su historia, y alrededor del ’Vozhd ’ de nuestro Partido, el Camarada Stalin, marchan con alegría y seguridad hacia nuevas victorias en la batalla por el socialismo, por la revolución proletaria mundial".2

Cuando se desarrolló el juicio por traición en contra de Lev Kamenev y Grigory Zinoviev (agosto de1936), Jrushov se pronunció de la siguiente manera: "¡Pigmeos miserables! ¡Ellos han levantado sus manos contra el más grande de todos los hombres... nuestro sabio ’vozhd’, el Camarada Stalin!.. Usted, Camarada Stalin, ha alzado la gran bandera del marxismo-leninismo sobre el mundo entero y la ha llevado a lo más alto. Le aseguramos, Camarada Stalin, que la organización bolchevique de Moscú –fiel partidaria del Comité Central Stalinista- incrementará la vigilancia stalinista todavía más, extirpará los restos trotskistas-zinovievistas, y cerrará las filas de los Bolcheviques del Partido e independientes en torno al Comité Central Stalinista y al gran Stalin" 3

En la misma línea, en el juicio por traición a Grigori Pyatakov y Karl Radek (enero de 1937) se refirió en estos términos: "Al levantar sus manos contra el Camarada Stalin, las han levantado contra todo lo mejor que la humanidad posee. Pues Stalin es la esperanza; es la expectativa; es el faro que dirige a toda la humanidad progresista. ¡Stalin es nuestra bandera! ¡Stalin es nuestra voluntad! ¡Stalin es nuestra victoria!"4

Ese esbirro que inició el proceso de restauración capitalista, culminado por Gorvachov, fue justamente uno de los promotores del denominado “culto a la personalidad”, contra el que luego dijo levantarse. En realidad, al golpear la imagen, la autoridad política de Stalin los revisionistas jrushovistas lanzaban sus dardos en contra del marxismo leninismo, en contra del movimiento comunista internacional y de la lucha de los trabajadores a nivel mundial por la revolución y el socialismo.

“Usted habla de su fidelidad hacia mí. Es, a lo mejor, una frase que se le ha escapado por casualidad. Le aconsejaría rechazar el principio de fidelidad hacia las personas. Esto no es bolchevique. Sea fiel a la clase obrera, a su Partido, a su Estado. No confunda esto con la fidelidad hacia las personas, es palabrería intelectual, vacía e inútil.

Saludo comunista. José Stalin”.

Carta a Shatunovski, agosto de 1930.

PatriaAndaluza
PatriaAndaluza
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 301
Reputación : 315
Fecha de inscripción : 07/08/2012

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Stalin y el culto a la personalidad, ¿qué hay de cierto?.

Mensaje por PatriaAndaluza el Mar Nov 13, 2012 9:58 pm

Más que interesante artículo.

http://www.elecodelospasos.net/article-stalin-y-el-culto-a-la-personalidad-que-hay-de-cierto-78414922.html
ajuan
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9395
Reputación : 11118
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por ajuan el Mar Nov 13, 2012 11:58 pm

Fusiono, por favor busquen antes de abrir.


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
AlejoSola
AlejoSola
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 929
Reputación : 1145
Fecha de inscripción : 02/02/2012
Edad : 23
Localización : Baza y/o Granada

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por AlejoSola el Vie Mar 01, 2013 5:55 pm

Este es uno de los temas con mas fuentes históricas esclarecedoras sobre Stalin que jamás haya leído en mi vida :0
Ojalá pudiese aportar algo más que felicitaciones :p
Salud!

Contenido patrocinado

STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO? - Página 5 Empty Re: STALIN Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Jul 22, 2019 5:12 am