¿Qué opináis del independentismo?

    Comparte

    Sondeo

    ¿Qué CCAA del Estado Español deberían de independizarse?

    [ 12 ]
    3% [3%] 
    [ 20 ]
    5% [5%] 
    [ 25 ]
    7% [7%] 
    [ 12 ]
    3% [3%] 
    [ 114 ]
    31% [31%] 
    [ 153 ]
    41% [41%] 
    [ 26 ]
    7% [7%] 
    [ 11 ]
    3% [3%] 

    Votos Totales: 373

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Duende Rojo el Vie Oct 31, 2014 12:34 pm

    Camarada Galizanazón

    Ni Cuba ni Corea habrían existido JAMÁS como países socialistas ni la URSS. Habrían durado 3 telediarios o menos.

    Si tu coges ahora mismo Galicia, e instauras ahí un estado socialista, con un bloqueo económico, energético, diplomático y todo lo que vendría, en poco tiempo tienes a la gente muerta de hambre y asco. Es decir, no te sirve el socialismo si no puedes mejorar las condiciones de vida... Para vivir peor, pues sí, es mejor seguir en el capitalismo, y tendrías muy difícil convencer a la gente de lo contrario. Si una España socialista ya sería hartísimo difícil, imagina un terruño.

    En la teoría comunista (me siento como un disco rayado, peor si hay que decirlo hay que decirlo) se aboga SIEMPRE por la unión precisamente para poder hacer un país fuerte, que es lo que garantizará la conquista d elos derechs... Es más, hasta el manido "derecho de autodeterminación" no es más que una manera de dar confianza a los territorios para que formen parte de esa gran nación.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    jordiskim
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 390
    Reputación : 404
    Fecha de inscripción : 28/08/2012
    Edad : 21

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por jordiskim el Vie Oct 31, 2014 12:52 pm

    Aquí Galizanazon  dando un ejemplo práctico de porque la gente le huye al movimiento comunista folk y ortodoxo. Intentar convencer a la gente de hacer una revolución para no mejorar sus condiciones de vida a medio plazo...   gran plan, seguro que cala hondo el mensaje entre la clase obrera.

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Trabant el Vie Oct 31, 2014 1:06 pm

    Galizanazon, separar las luchas democráticas del socialismo no es, de entrada, ni científico. La mejora de las condiciones de la clase trabajadora de este país va de la mano precisamente de la revolución, porque es un todo.

    Galizanazón
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 18
    Reputación : 28
    Fecha de inscripción : 30/10/2013

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Galizanazón el Vie Oct 31, 2014 5:15 pm

    .


    Última edición por Galizanazón el Vie Oct 31, 2014 5:24 pm, editado 1 vez

    Galizanazón
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 18
    Reputación : 28
    Fecha de inscripción : 30/10/2013

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Galizanazón el Vie Oct 31, 2014 5:22 pm

    Duende Rojo escribió:Ni Cuba ni Corea habrían existido JAMÁS como países socialistas ni la URSS. Habrían durado 3 telediarios o menos.

    Si tu coges ahora mismo Galicia, e instauras ahí un estado socialista, con un bloqueo económico, energético, diplomático y todo lo que vendría, en poco tiempo tienes a la gente muerta de hambre y asco. Es decir, no te sirve el socialismo si no puedes mejorar las condiciones de vida... Para vivir peor, pues sí, es mejor seguir en el capitalismo, y tendrías muy difícil convencer a la gente de lo contrario. Si una España socialista ya sería hartísimo difícil, imagina un terruño.

    En la teoría comunista (me siento como un disco rayado, peor si hay que decirlo hay que decirlo) se aboga SIEMPRE por la unión precisamente para poder hacer un país fuerte, que es lo que garantizará la conquista d elos derechs... Es más, hasta el manido "derecho de autodeterminación" no es más que una manera de dar confianza a los territorios para que formen parte de esa gran nación.

    En primer lugar me parece irrespetuoso llamar a Galiza terruño.

    Aparte de esto, una unión no tiene porque ser bajo la misma frontera, diferentes estados socialistas pueden prosperar juntos independientemente de estar bajo el mismo gobierno.

    Y no entiendo muy bien tu postura acerca del derecho de autodeterminación, lo que yo saco a entender de ahí es que tu utilizarías este derecho para acercar a los pueblos a formar federaciones pero sin la posibilidad de salirse de ellas.

    jordiskim escribió:Aquí Galizanazon dando un ejemplo práctico de porque la gente le huye al movimiento comunista folk y ortodoxo. Intentar convencer a la gente de hacer una revolución para no mejorar sus condiciones de vida a medio plazo... gran plan, seguro que cala hondo el mensaje entre la clase obrera.

    Creo que no logré expresarme bien, lo que quería decir es que el socialismo le proporciona al trabajador siempre unas mejores condiciones de vida, pero que estas no siempre tienen porque ser económicas.

    Trabant escribió:Galizanazon separar las luchas democráticas del socialismo no es, de entrada, ni científico. La mejora de las condiciones de la clase trabajadora de este país va de la mano precisamente de la revolución, porque es un todo.

    No se a que te refieres con "separar las luchas democráticas del socialismo, lo que si se es que la lucha de clases es compatible con a lucha por la autodeterminación. Un obrero gallego es explotado por la burguesía gallega pero también por la presión cultural que ejerce el estado opresor sobre él. Vosotros quizás no lo podáis llegar a entender, pero es una opresión muy camuflada, pero presente en todas partes. Os pondré unos ejemplos que provocan la perdida de identidad gallega, principalmente ligada al idioma (aparte de los prejuicios hacia los gallego-hablantes creados en la época franquista):
    - Cuando enciendo la tele tengo todos los canales en español menos uno
    - Cuando voy al cine todas la películas están en español
    - La mayoría de los libros están en español
    - Cuando busco en internet tengo que leer todo en español

    Todo esto y muchas más cosas hacen muy difícil que una persona gallego-parlante como yo pueda desenvolverse en su día a día en su idioma materno, y lo peor de todo, que en tu propio país te llamen tonto o inculto por hablar una determinada lengua.

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Trabant el Vie Oct 31, 2014 5:53 pm

    Cuando veo cine todo son pelis hechas en los EEUU, cuando compro ropa interior está hecha en China o Camboya, cuando como un filete de ternera viene de Rumania, esto es un análisis marxista o es una historieta de Asterix y Obelix ? Por favor, les pido un poco de rigor científico, nada mas. Gracias

    Galizanazón
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 18
    Reputación : 28
    Fecha de inscripción : 30/10/2013

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Galizanazón el Vie Oct 31, 2014 6:24 pm

    Estoy hablando desde un punto e vista cultural, no marxista. Expongo ejemplos e opresión indirecta sobre mi cultura.

    Por otra parte no entiendo eso de rigor científico, tu sueles hablar de rigor científico. Yo cuando de eso pienso en el método científico: un método o procedimiento que ha caracterizado a la ciencia natural desde el siglo XVII, que consiste en la observación sistemática, medición, experimentación, la formulación, análisis y modificación de las hipótesis.

    No se que tiene que ver eso con la opresión cultural sobre Galiza


    Reboiras27
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 38
    Reputación : 68
    Fecha de inscripción : 29/08/2014

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Reboiras27 el Dom Nov 02, 2014 12:38 pm

    Quién no apoya el independentismo de izquierdas de Galiza, Euskal Herria o Catalunya no apoya el del Sáhara, Kurdistán, Palestina, Escocia o en su tiempo Vietnam, China, Corea, Argelia, Cuba et

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15298
    Reputación : 19730
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por SS-18 el Dom Nov 02, 2014 10:35 pm

    Reboiras27 escribió:Quién no apoya el independentismo de izquierdas de Galiza, Euskal Herria o Catalunya no apoya el del Sáhara, Kurdistán, Palestina, Escocia o en su tiempo Vietnam, China, Corea, Argelia, Cuba et


    El idependentismo no lo puede apoyar un comunista si no es con proposito estrategico con algun interes material. Las aspiraciones sentimentales romanticistas nos importan tres pimientos. Lo que podemos apoyar, a lo sumo y si no pone en peligro algun plan superior estrategico, es el derecho de autodeterminación donde un pueblo tiene derecho a decidir que ser o no ser. Por eso en Escocia el pueblo decidio que ser y por lo tanto, los comunistas como representantes de las mayorías , deben de defender los intereses de éstas y no sus propias pasiones romanticistas y pasionales ya que son valores subjetivos, no objetivos.
    De la misma forma pasa en Catalunya lo mismo y en Galicia.


    Comparar regiones de paises y continentes con un desarrollo socio politico economico e historico tan dispares como el Sud Este asiatico, el continente Africano, no solo es un desproposito épico marxista antimaterialista si no un insulto a los pueblos de las naciones oprimidas, masacradas y saqueadas durante siglos de cuya sangre y explotacíon esclavista se han enriquecido las burguesias Españolas, tanto Vascas, Catalanas y Gallegas.

    Lean mas teoria mrxista y dejen de escuchar embobados a los gurus regionalistas que intentan justificar pasiones ancestrales por medio de la manipulacion de las tesis marxistas lo que es completamente reaccionario y atnticomunista.

    Habla de Irlanda reconociendo que allí existe un «dominio por las armas», un «sojuzgamiento», una «esclavización» del país por parte de los británicos, y añade que además «allí aún no está terminada la revolución burguesa». Por lo que critica a los socialistas británicos que no exijan a su gobierno la libertad para las colonias e Irlanda.
    En términos parecidos habla del caso polaco, de los países anexionados por los imperios alemán y ruso (entre otros).

    Por otro lado, sitúa a los grandes estados nacionales occidentales europeos, cuyas revoluciones burguesas habían delimitado -ya entonces-, unas fronteras más o menos estables.
    Dice esto:
    «No hacer esta distinción es señal de la más criticable ignorancia» «Solo perfectos ignorantes pueden comparar»
    «En la Europa continental de Occidente, la época de las revoluciones democrático-burguesas, abarca un lapso bastante determinado, aproximadamente de 1789 a 1871. Esta fue precisamente la época de los movimientos nacionales y de la creación de los estados nacionales. Terminada esta época, Europa Occidental había cristalizado en un sistema de estados burgueses que, además, eran como norma, Estados unidos en el aspecto nacional. Por eso buscar ahora el derecho a la autodeterminación en los programas de los socialistas de Europa Occidental significa no conocer el abecé del marxismo»

    Lenin. «SOBRE EL DERECHO DE LAS NACIONES A LA AUTODETERMINACIÓN»

    También nos dice que se deben distinguir nítidamente dos épocas del capitalismo totalmente diferentes, por un lado «la época de la bancarrota del feudalismo y del absolutismo, y por otra parte la época en que los Estados capitalistas tienen ya su estructura acabada»
    Lenin. «SOBRE EL DERECHO DE LAS NACIONES A LA AUTODETERMINACIÓN»

    En ambos ejemplos deja claro que en el primer caso es progresista la lucha de la burguesía contra el antiguo régimen, y en el segundo caso, es una lucha reaccionaria y contraria a los intereses de los trabajadores el tratar de dividir las unidades nacionales, sino tomarlas como punto de partida en la lucha contra el poder de la burguesía, por la emancipación proletaria y el internacionalismo.

    Lenin, en ningún caso defiende el derecho indiscriminado a la autodeterminación como algunos pretender hacernos creer. Y mucho menos priorizar ese derecho por parte de los comunistas, sino siempre supeditado a la lucha de clases.
    Del mismo modo que se ha de tener en cuenta la ley del desarrollo desigual de los diferentes países a la hora de aplicar la táctica revolucionaria, se ha de abordar la aplicación del derecho de autodeterminación a según qué casos y teniendo en cuenta distintos factores.


    Por otra parte Engels, critica el principio de las nacionalidades que abogan por la independencia de las pequeñas naciones (de Europa) que hayan sido, en menor o mayor grado, asimiladas por otras naciones más pujantes y vitales. Porque ello acarrearía un enorme problema de fronteras que dificultaría aun más la lucha de los proletarios al atomizarlos en miniestados.

    «No hay ningún país en Europa, que no conserve en algún rincón una o varias ruinas de naciones, restos de un antiguo pueblo desplazado o conquistado por una nación convertida más tarde en estandarte del desarrollo histórico. Estos restos de naciones pisoteados implacablemente por la historia, todas estas sobras nacionales, se convertirán y seguirán siendo, hasta su exterminación o desnaturalización final, partidarios fanáticos de la contrarevolución, dado que su entera existencia es, en general, una protesta contra la gran revolución histórica. Por ejemplo, en Escocia, los gaélicos fueron el principal soporte de los Estuardo desde 1640 hasta 1745; en Francia, los bretones apoyaron a los Borbones desde 1792 hasta 1800; en España, los vascos apoyaron a Don Carlos. En Austria, los eslavos paneslavistas del sur, no son más que el residuo nacional de un confuso desarrollo milenario»
    Engels. ( «Hungría y el paneslavismo» Enero 1849. Publicado en la revista Neue Rheinische Zeitung (Nueva Gaceta Renana).

    Ni siquiera en el caso de que existiese una opresión de una parte de la nación sobre la otra, justificaría necesariamente desviar la lucha del proletariado en pro de ayudar a las burguesías regionales a obtener sus parcelas de poder para obtener el derecho a separarse ateniendonos al razonamiento m.l..

    Lenin no tenía ningún motivo para desear el bienestar de la Francia imperialista, mirad, esto lo decía sobre el particular:

    "Marx cubría con crueles sarcasmos «la humanidad » del ciudadano Ruge, mostrándole, según el ejemplo de la opresión del Sur de la Francia por el Norte, que toda opresión nacional no siempre entraña, desde el punto de vista de la democracia y del proletariado, una aspiración legitima a la independencia."
    (Lénine. "La question national dans notre programme"Publié le 15 juillet 1903dans le n° 44 de l'Iskra Œuvres, t. 6, pp. 475-485 - 1903)

    Y abundando sobre lo mismo, Engels:
    Aquí describe un claro ejemplo de lo que él considera un derrotero contrarevolucionario.
    Veamos lo que dice Engels en «Revolución y contrarevolución»:
    «Pero, ¿donde reside la diferencia entre los polacos y los franceses del Sur? ¿Por qué la Francia meridional hubo de ser llevada a remolque por los franceses del Norte como un peso muerto hasta su destrucción final, mientras que Polonia, por el contrario, tiene ante sí, todas las perspectivas de llegar a encontrarse perfectamente a la cabeza?
    Como consecuencia de relaciones sociales que no podemos explicar más ampliamente aquí, la Francia meridional era la parte reaccionaria de toda la nación. Su contraposición a la Francia del Norte, se transformó muy pronto en contraposición a las clases progresistas de todo el país. Fue ella, la Francia meridional, el principal sostén del feudalismo, y ha seguido siendo hasta hoy, la fuerza de la contra revolución en Francia»

    Engels. «Revolución y contrarevolución» Nº 93 de la Nueva Gaceta Renana, publicado el 3 de Septiembre de 1848.

    Aquí algunos ejemplos del denostado centralismo marxista.
    «Marx discrepa de Proudhon y de Bakunin precisamente en la cuestión del federalismo (para no hablar siquiera de la dictadura del proletariado). El federalismo es una derivación de principio de las concepciones pequeñoburguesas del anarquismo. Marx es centralista. En los pasajes suyos citados más arriba no se contiene la menor desviación del centralismo. ¡Sólo quienes se hallen poseídos de la fe supersticiosa del filiesteo en el Estado pueden confundir la destrucción de la máquina del Estado burgués con la destrucción del centralismo! Y bien, si el proletariado y los campesinos pobres toman en sus manos el poder del Estado, se organizan de un modo absolutamente libre en comunas y unifican la acción de todas las comunas para dirigir los golpes contra el capital, para aplastar la resistencia de los capitalistas, para entregar a toda la nación, a toda la sociedad, la propiedad privada sobre los ferrocarriles, las fábricas, la tierra, &c., ¿acaso esto no será el centralismo? ¿Acaso esto no será el más consecuente centralismo democrático, y además un centralismo proletario?»
    Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, «El Estado y la Revolución»Alianza Editorial, Madrid 2006, páginas 97-98.

    «Engels, como Marx, defiende, desde el punto de vista del proletariado y de la revolución proletaria, el centralismo democrático, la república única e indivisible. Considera la república federativa, bien como excepción y como obstáculo para el desarrollo, bien como transición de la monarquía a la república centralista, como un progreso, en determinadas circunstancias especiales. Y entre estas circunstancias especiales se destaca la cuestión nacional. En Engels, como en Marx, a pesar de su crítica implacable del carácter reaccionario de los pequeños Estados y del encubrimiento de este carácter reaccionario por la cuestión nacional en determinados casos concretos, no se encuentra en ninguna de sus obras ni rastro de tendencia a eludir la cuestión nacional, tendencia de que suelen pecar frecuentemente los marxistas holandeses y polacos al partir de la lucha legítima contra el nacionalismo filisteamente estrecho de sus pequeños Estados. [...] no hay ni rastro de renuncia a la crítica de los defectos de la república federativa ni a la propaganda y a la lucha más decidida en pro de la república unitaria, centralista-democrática. Pero Engels no concibe en modo alguno el centralismo democrático en el sentido burocrático con que emplean éste concepto los ideólogos burgueses y pequeñoburgueses, incluyendo entre éstos a los anarquistas. Para Engels, el centralismo no excluye, ni mucho menos, esa amplia autonomía local que, en la defensa voluntaria de la unidad del Estado por las comunas y las regiones, elimina en absoluto todo burocratismo y toda manía de ordenar desde arriba.»
    Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, «El Estado y la Revolución»
    Alianza Editorial, Madrid 2006, páginas 120-121.


    Cuando Lenin envía a Viena a Stalin para recopilar información sobre el tema nacional y lee el trabajo de Stalin , comentó en una carta enviada a Gorki: «Tenemos aquí un maravilloso georgiano, que después de haber reunido todos los materiales austriacos y otros, se ha puesto a elaborar un gran artículo para Prosvetchenie»
    Pues bien, en este escrito -su libro más difundido-, («El marxismo y la cuestión nacional»), Stalin deja también las cosas meridianamente claras. Aludiendo al concepto «baueriano» sobre el particular, escribe:
    «Y no hablemos ya de ese «principio socialista de la nacionalidad» ensalzado por Bauer y que es, a nuestro juicio, la sustitución del principio socialista de la lucha de clases por un principio burgués, -por el principio de la nacionalidad-. Si la autonomía nacional arranca de un principio tan dudoso, necesario es reconocer que solo puede inferir daño al movimiento obrero.
    «Es cierto que este nacionalismo no se transparenta tanto, pues se enmascara hábilmente con frases socialistas; por eso es más dañoso para el proletariado. Al nacionalismo franco siempre se le puede batir: no es difícil discernirlo. Es mucho más difícil luchar contra un nacionalismo enmascarado y no identificable bajo su careta. Protegido con la coraza del socialismo, es menos vulnerable y más vivaz. Como vive entre los obreros, emponzoña la atmósfera, sembrando ideas dañinas de desconfianza mutua y de aislamiento entre los obreros de distintas nacionalidades».

    Stalin. «El marxismo y la cuestión nacional»

    « Bauer, evidentemente confunde la nación, que es una categoría histórica, con la tribu, que es una categoría étnica».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «...bajo el capitalismo ascensional, la lucha nacional es una lucha entre las clases burguesas. A veces, la burguesía intenta arrastrar al proletariado al movimiento nacional, y entonces exteriormente parece que en la lucha nacional participa «todo el pueblo», pero eso solo exteriormente. En su esencia esta lucha sigue siendo siempre una lucha burguesa, conveniente y grata únicamente para la burguesía».
    Stalin. «El marxismo y la cuestión nacional»

    «En este momento difícil, incumbía a la socialdemocrácia una alta misión: hacer frente al nacionalismo, proteger a las masas contra la «epidemia» general . Pues la socialdemocracia, y solamente ella, podía hacerlo contraponiendo al nacionalismo el arma probada del internacionalismo, la unidad, y la indivisibilidad de la lucha de clases. Y cuanto más fuerte fuese la oleada de nacionalismo, más potente debía resonar, la voz de la socialdemocracia en pro de la fraternidad y de la unidad de los proletarios de todas las nacionalidades de Rusia. En estas circunstancias, se requería una firmeza especial por parte de los socialdemocatas de las regiones periféricas, que chocaban directamente con el movimiento nacionalista».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero las naciones postergadas que se despiertan a una vida propia, ya no se constituyen en Estados nacionales independientes: tropiezan con la poderosísima resistencia que les oponen las capas dirigentes de las naciones dominantes, las cuales se hallan desde hace largo tiempo a la cabeza del Estado. ¡Han llegado tarde!».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Los destinos de un movimiento nacional, que es en sustancia un gobierno burgués, están naturalmente vinculados a los destinos de la burguesía. Sólo cuando reine el socialismo, se podrá instaurar la paz completa».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «No cabe duda de que en las primeras fases del capitalismo las naciones se cohesionan. Pero asimismo es indudable que en las primeras fases superiores del capitalismo comienza un proceso de dispersión de las naciones, un proceso en el que se separa de las naciones toda una serie de grupos que salen a ganarse el pan y acaban asentandose definitivamente en otros territorios del estado. De este modo, los grupos que cambian de residencia pierden los viejos vínculos y que adquieren otros nuevos en los nuevos sitios, asimilan, de generación en generación, nuevos hábitos y nuevos gustos, y tal vez, también un nuevo idioma».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «En las primeras fases del capitalismo aún podía hablarse de la «comunidad cultural» del proletariado y la burguesía. Pero, con el desarrollo de la gran industria y con la agudización de la lucha de clases, esta «comunidad» empieza a esfumarse. No es posible hablar seriamente de «comunidad cultural» de una nación, cuando los patronos y los obreros de la misma nación dejan de entenderse unos a otros. ¿De qué «comunidad de destinos» puede hablarse cuando la burguesía está sedienta de guerra y el proletariado declara la «guerra a la guerra»? ¿Se puede, con estos elementos antagónicos, organizar una unión nacional única y común a todas las clases?»
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero admitamos por un momento que la consigna de «¡organizad una nación!» sea una consigna viable. Todavía podría uno comprender a los parlamentarios nacionalistas burgueses, que se esfuerzan en «organizar» la nación con objeto de obtener más votos. Pero ¿desde cuándo los socialdemócratas se dedican a «organizar» naciones, a «constituir» naciones, a «crear» naciones?
    ¿Qué socialdemócratas son esos que, en una época de la más intensa agudización de la lucha de clases, se ponen a organizar uniones nacionales comunes a todas las clases?»

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Las barreras nacionales, lejos de reforzarse se desmoronan y caen. Ya en la década del 40, Marx decía que «el aislamiento nacional y los antagonismos entre los pueblos desaparecen de día en día» y que «el dominio del proletariado los hará desaparecer más deprisa todavía». El desarrollo ulterior de la humanidad, con el crecimiento gigantesco de la producción capitalista, con la mezcolanza de nacionalidades y unificación de los individuos en territorios cada vez más vastos, confirma rotundamente la idea de Marx».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero el daño que causa la autonomía nacional no se reduce a esto. No solo prepara el terreno al aislamiento de las naciones, sino también a la fragmentación del movimiento obrero unido. La idea de la autonomía nacional, sienta las premisas psicologicas para
    la división del partido obrero unido en diversos partidos organizados por nacionalidades. Tras los partidos, se fraccionan los sindicatos, y el resultado es un completo aislamiento. Y así, un movimiento de clase unido se desparrama en diversos riachuelos nacionales aislado».

    «De lo expuesto se desprende que la autonomía nacional-cultural no resuelve la cuestión nacional. Lejos de ello, la exacerba y la embrolla, abonando el terreno para escindir la unidad del movimiento obrero, para aislar a los obreros por nacionalidades, para acentuar las fricciones entre ellos.
    Tales son los frutos de la autonomía nacional».

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «La nación tiene derecho incluso a volver al viejo orden de cosas, pero eso no significa que la socialdemocracia haya de suscribir este acuerdo de tal o cual institución de una nación dada. El deber de la socialdemocracia, que defiende los intereses del proletariado, y los derechos de la nación, integrada por diversas clases, son dos cosas distintas».
    «Por eso, precisamente, el proletariado consciente no puede colocarse bajo la bandera «nacional» de la burguesía».

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «La cuestión nacional del Cáucaso solo puede resolverse en el sentido de llevar a las naciones y pueblos rezagados al cauce común de la cultura superior. Sólo esta solución puede ser progresista y aceptable en la socialdemocracia. La autonomía regional del Cáucaso es aceptable, precisamente, porque incorpora a las naciones rezagadas al desarrollo cultural común, les ayuda a romper el cascarón del aislamiento propio de las pequeñas nacionalidades, las impulsa a marchar hacia adelante y les facilita el acceso a los valores de una cultura superior. En cambio, la autonomía cultural-nacional actúa en un sentido diametralmente opuesto, pues recluye a las naciones en sus viejo cascarones, los mantiene en los grados inferiores del desarrollo de la cultura y les impide elevarse a los grados más altos de la misma».

    «De este modo, la autonomía nacional-cultural, inservible en general, se convertiría, en el Cáucaso, en una empresa reaccionaria absurda».

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Hemos visto que la autonomía cultural-nacional es inservible. En primer lugar, es artificial y no viable, pues supone agrupar artificialmente en una sola nación a gentes a quienes la vida , la vida real, desune y dispersa por los diversos confines del Estado. En segundo lugar impulsa hacia el nacionalismo, pues lleva al punto de vista del «deslindamiento» de los hombres por curias nacionales, al punto de vista de la «organización» de las naciones, al punto de vista de la «conservación» ya cultivo de las «particularidades nacionales", cosa que no cuadra en absoluto a la socialdemocracia».

    «¿Donde está la salida?
    La única solución es la autonomía regional, la autonomía de unidades tan definidas como Polonia, Lituania, Ucrania, el Cáucaso, etc.
    La ventaja de la autonomía regional consiste, ante todo, en que aquí no tenemos que habérnoslas con una ficción sin territorio, sino con una población determinada, que vive en un territorio determinado. Además no deslinda a los hombres por naciones, no refuerza las barreras nacionales, sino que, por el contrario, rompe estas barreras y agrupa a la población para abrir el camino a un deslindamiento de otro género: al deslindamiento por clases».
    «Tenemos, pues, la autonomía regional como punto indispensable para resolver la cuestión nacional».
    «Sabemos a qué conduce el deslindamiento de los obreros por nacionalidades. Desintegración del Partido obrero único, división de los sindicatos por nacionalidades, exacerbación de las fricciones nacionales, rompehuelgas nacionales, , completa desmoralización dentro de las filas de la socialdemocracia: he ahí los frutos del federalismo en el terreno de la organización. La historia de la socialdemocracia en Austria y la actuación del Bund en Rusia, lo atestiguan elocuentemente.
    El único medio contra esto es la organización basada en los principios del internacionalismo.
    La unión de los obreros de todas las nacionalidades de Rusia en colectividades «únicas e íntegras» en cada localidad y la unión de estas colectividades en un partido único: he ahí la tarea»
    «No ocurre así con la organización por nacionalidades.
    Organizados sobre la base de la nacionalidad, los obreros se encierran en sus cascarones nacionales, separándose unos de otros en el terreno de la organización. No se subraya lo que es común a los obreros, sino lo que diferencia a unos de otros. Aquí el obrero es, ante todo, miembro de su nación: judío, polaco, etc. No es de extrañar que el federalismo nacional en una organización inculque a los obreros el espíritu del aislamiento nacional.
    Por eso, el tipo nacional de organización es una escuela de estrechez nacional y de rutina.
    Tenemos, pues, ante nosotros, dos tipos de organización distintos por principio:
    el tipo de la unión internacional y el del deslindamiento de los obreros por nacionalidades».

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.
    ------------------------------

    «En el aislamiento es donde reside la existencia nacional»
    VIII conferencia del Bund.

    «El marxismo y la cuestión nacional», Stalin.
    ----------------------------------

    También aquí, Stalin nos habla de las repúblicas alógenas, muchas de las cuales se convirtieron, tras Octubre, en trinchera de los ejércitos blancos, ejércitos invasores extranjeros y fortines de las burguesías y todo tipo de huestes zaristas y demás morralla. Donde evidentemente, con la falsa excusa del derecho a independizarse, establecieron unilateralmente, gobiernos independientes de facto donde las clases laboriosas no tenían nada que decir, ni nada de qué beneficiarse. Solo padecer las mismas penurias que hasta entonces, por lo que Stalin, en su cargo como comisario para las nacionalidades, tuvo que entablar una lucha titánica reforzando el poder proletario en esas naciones, a la vez que aplastaban a la coalición de fuerzas contrarevolucionarias y entregaban el poder al proletariado de esas naciones, que voluntariamente ingresaban en la nueva y flamante URSS.

    Esto es lo que escribía:
    «Aquí no se trata de los derechos de las naciones, que son indiscutibles, sino de los intereses de las masas populares, tanto del centro como de las regiones periféricas: se trata del carácter -determinado por estos intereses- de la agitación que está obligado a desplegar nuestro partido, si no quiere renegar de sí mismo, si quiere incidir en determinado sentido sobre la voluntad de las masas trabajadoras de las nacionalidades. Y los intereses de las masas populares dicen que la exigencia de la separación de las regiones periféricas es, en esta etapa de la revolución, algo profundamente contrarrevolucionario».
    Stalin: «La política del poder soviético sobre la cuestión nacional en Rusia». Obras escogidas, Madrid, 1977, tomo3, pg.
    -----------------------------------------------------

    Marx y Engels, en sus «Escritos sobre España» dicen lo siguiente:
    «La división de España en estados federales, con administración independiente, equivaldría a la reaccionaria destrucción de la unidad nacional».
    Marx y Engels. «Escritos sobre España" Pag.243
    Mas claro imposible, a ver quién me dice que está sacado de contexto, mutilado etc..
    ---------------------------------------------------------

    Y que decir de las firmas estampadas también por Marx y Engels en el manifiesto «Reivindicaciones del partido comunista de Alemania". Publicado en 1848. Que empezaba así:
    ¡Proletarios de todos los países, uníos!
    1. «Todo el territorio formará una república, una e indivisible»

    Reivindicaciones del partido comunista de Alemania. Publicado en 1848.

    También en su periplo parisien, durante su pertenencia al grupo llamado «La Legión" donde organizaron una incursión (dirigida por Herwegh) atravesando el Rhin y entrando en Alemania para ayudar militarmente a la sublevación, eran estas las principales reivindicaciones que portaban; «...sufragio universal, un ejercito popular, la abolición de las cargas fiscales, la separación de la Iglesia y el Estado, una república indivisible...etc. Es decir, las mismas que se plasman en el texto arriba indicado»

    «Curioso» que un partido comunista, el de Marx y Engels precisamente, haga suyo con tanto énfasis, la consigna de la unidad y el no desmenbramiento de Alemania en pequeños estados nacionales, que hablen siempre de «Alemania», en vez de «Estado» aleman como gusta llamarla a los acomplejados españolitos a España, que se refieran en todos sus textos sobre España como «Nación» española o «Pueblo» español». Y también «curioso» que haya tantos nacionalistas en España que se les llene la boca repitiendo como cacatúas y retorciendo puñeteramente la retórica hasta lo indecible, que la necesaria división de España en minúsculos estados independientes, está avalada por ellos, porque así lo dice la doctrina m.l., y que además es necesaria como paso previo al socialismo.

    El principio de las nacionalidades fue una invención de la Rusia imperial para justificar las anexiones con el pretexto «paneslavista» unas veces, y en otras ocasiones con la excusa de proteger regiones de sus malvados vecinos. Después hábilmente retomado por Luis Napoleon para justificar la «libertad y derecho» de las nacionalidades -pero siempre y cuando fuese para unirse a la gran patria francesa-, ¡faltaría plus! Y ya más tarde por los grandes estados nacionales que fueron surgiendo, con el afán de mantener la cohesión territorial, anexionarse nuevos territorios, o para simplemente, utilizar el exaltado fervor patriótico -previamente inculcado al populacho ignorante-, en sus guerras interimperialistas.
    La formación de los estados nacionales en Europa, tuvo su justificación en un momento determinado. Tras el cual, el imparable desarrollo de la sociedad nos llevará, sin duda, a la desaparición de todo Estado nacional y su sustitución por una sociedad sin estados y sin clases; a una sociedad comunista.
    El derecho de autodeterminación, ha de formar parte necesariamente del programa de mínimos de todo partido comunista. Pero entendiendo que queda supeditado a la lucha por la emancipación de las clases laboriosas y a la consecución del socialismo, con la salvedad de ejemplos similares a los aquí citados y de las colonias. Pero tampoco se trata de darle alas a los independentistas burgueses de esas colonias, allí deberemos apoyar y favorecer a la facción anticolonialista más cercana a nuestros fundamentos comunistas a alcanzar el poder, aquellos que mejor representen los intereses de las clases explotadas.
    Por lo tanto creo, que con estos y otros muchos ejemplos que se podrían extraer de la lectura de los escritos de Engels, Marx, Lenin o Stalin, nadie puede reivindicarse marxista o marxista-leninista, y compatibilizar -al menos en España-, comunismo, con nacionalismos-independentismos sin caer irremediablemente en insalvables contradicciones. Y que además nos hacen mucho más daño que el nacionalismo franco, ese al que aludía Stalin y al que se puede combatir con mayor facilidad por no camuflarse entre nuestras filas como hacen estas criaturitas.
    Se podrán alegar muchas razones legítimas y comprensibles para desear la independencia y separación de cualquier región de esta malparida, casposa y lamentable España actual, pero sin mezclar churras (comunismo) con merinas (nacionalismo).

    http://www.forocomunista.com/t16710-los-nacionalismos-en-espana-y-el-proletariado


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15298
    Reputación : 19730
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por SS-18 el Dom Nov 02, 2014 10:41 pm

    Pare desarrollar el debate y las posiciones ya abordadas se tiene que leer el hilo entero, y plantear una contrareplica a las posiciones ya contestadas y contraargumentadas.

    incidir en las mismas posicones rebatidas se considera sancionable por el reglamento ya que por no invertir uno su tiempo en leer aprender y desarrollar posiciones para proponer un debate mas avanzado, obliga al resto a invertir su tiempo en abordar una y otra vez los mismos debates. Entonces por respeto a las horas y al tiempo de la comunidad, si quiere incidir en un tema, preparese los argumentos y una contrareplica avanzada a las posiciones ya debatidas en este hilo, en argumentos desarrollados en los que se han invertido horas, semanas o incluso meses en conjunto para su elaboración.


    Comparar a Galicia , Catalunya y su "opresion linguistica" con millones de personas masacradas salvajemente por bombardeos de napalm es un despreciable insulto a la historia del socialismo y la lucha por la liberacion de los pueblos. Por el revanchismo romanticista mediaval no se va a permitir en este foro despropositos de semejantes magnitudes para el marxismo.

    Salutaciones.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    Soldado Rojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 578
    Reputación : 762
    Fecha de inscripción : 01/01/2012

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Soldado Rojo el Lun Nov 03, 2014 5:20 pm

    No he seleccionado a ningún Pueblo de España así a priori porque pienso que tras la Revolución y la toma del poder estatal por los trabajadores se implantaría una República Socialista de carácter Confederal dentro de la cual tendrían derecho de autodeterminación aquellos Pueblos que lo deseasen y en cuya tierra se celebrara un referéndum con la victoria del "si" a la autodeterminación. Supongo que eso ocurriría seguro en Euskal Herria y Catalunya y en el resto de Pueblos habría que verlo. De cualquier forma yo no hablo de independencia sino de autodeterminación de los Pueblos integrados en una Confederación de Repúblicas Socialistas como la autodeterminación que tenía Hungría o Azerbaiyan en la URSS.

    ¡VIVA ANDALUCÍA LIBRE Y SOCIALISTA!
    ¡INDEPENDENTZIA ETA SOZIALISMOA EGITEKO EUSKAL HERRIA!
    ¡VISQUIN ELS PAISOS CATALANS!
    ¡VIVA GALIZA LIBRE E SOCIALISTA!
    ¡VIVA CASTILLA COMUNERA!
    ¡VIVA ASTURIES SOCIALISTA!
    ¡VIVA CANARIAS LIBRE Y SOCIALISTA!
    ¡VIVA ARAGÓN LIBRE Y SOCIALISTA!
    ¡VIVA CANTABRIA LIBRE Y SOCIALISTA!
    ¡VIVA LA RIOJA LIBRE Y SOCIALISTA!
    ¡VIVA MURCIA LIBRE Y SOCIALISTA!
    ¡VIVA EXTREMADURA SOCIALISTA Y DURA!

    ¡VIVA LA LIBERTAD, AUTODETERMINACIÓN Y SOCIALISMO PARA LOS PUEBLOS DE ESPAÑA!
    ¡VIVA LA CONFEDERACIÓN DE REPÚBLICAS SOCIALISTAS!

    Soldado Rojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 578
    Reputación : 762
    Fecha de inscripción : 01/01/2012

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Soldado Rojo el Lun Nov 03, 2014 5:32 pm

    ¿Por qué no aparece Andalucía en la lista? Porque tenemos un sindicato clasista que es el SAT cuyo portavoz nacional a nivel andaluz es Diego Cañamero. Tenemos el MAIS (Movimiento Andaluz de Izquierda Soberanista) y los Grupos Armados 28 de Febrero. E incluso tenemos la Junta de Escritores en Andaluz.

    SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores)

    http://www.sindicatoandaluz.org/

    UNIVERSO ANDALUCISTA Junta de Escritores en Andaluz

    http://universoandalucista.blogspot.com.es/2008/09/otoo-de-congresos.html

    MAIS

    http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_Andaluz_de_Izquierda_Soberanista

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Duende Rojo el Mar Nov 04, 2014 7:44 am

    Galizanazón escribió:
    En primer lugar me parece irrespetuoso llamar a Galiza terruño.

    Busca "terruño" en el diccionario de la malvada, percersa e impuesta lengua española, verás que no es una palabra ofensiva... Aunque estoy muy familiarizado con el nacionalismo friki ansioso de agravios.

    Aparte de esto, una unión no tiene porque ser bajo la misma frontera, diferentes estados socialistas pueden prosperar juntos independientemente de estar bajo el mismo gobierno.

    Si hubieras leído algo sobre marxismo entenderías que las grandes naciones se forman con grandes estados y con una estrecha cohesión, no con vomitajos de mapas donde hay presidentes, ministros, leyes, fronteras y demás chufas cada 50 kilómetros como si estuvieramos en el feudalismo. Y menos en base a fantasías y rollito cultureta.

    Y no entiendo muy bien tu postura acerca del derecho de autodeterminación, lo que yo saco a entender de ahí es que tu utilizarías este derecho para acercar a los pueblos a formar federaciones pero sin la posibilidad de salirse de ellas.

    Yo??? Palabra de Lenin, camarada, palabra de Lenin... Es más, según Lenin no habría que dar derecho de autodeterminación a sitios como Galicia, Euskadi o Cataluña, ya que no son ni han sido naciones oprimidas ni responden a situaciones de colonialismo ni nada sililar, si no a fantasías burguesas... Del mismo modo que en la URSS no se dio el derecho a varios territorios.

    Realmente choca, porque mucha gente (la mayoría, por desgracia) con este tema no se ha informado y tiene una concepción folcórica y sentimental, pero la teoría marxista es muy dura con el separatismo y el nacionalismo que lo provoca, precisamente por ser algo completamente reaccionario... No hay más que ver el daño que nos ha hecho esa ideología (URSS y Yugoslavia).



    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    Soldado Rojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 578
    Reputación : 762
    Fecha de inscripción : 01/01/2012

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Soldado Rojo el Mar Nov 04, 2014 2:47 pm

    Cuando un Pueblo está realmente oprimido por un invasor de forma natural se organiza el Ejército de Liberación Nacional que desata la lucha armada sea con atentados sea de guerrilla tradicional o sea de guerrilla urbana y disputa la hegemonía en el territorio al invasor hasta alcanzar la liberación nacional que suele ir acompañada del Socialismo. La Guerra de Liberación Nacional de Corea contra el invasor japonés terminó expulsando al invasor nipón y tras la entrada de Kim Il Sung en Pyongyang dio un discurso en el que declaró la República Democrática Popular y dijo "El que tenga fuerza que aporte fuerza, el que tenga dinero que done dinero y el que tenga conocimientos que colabore con conocimientos"...poco después el US Army al ver otro país socialista en ciernes penetró por la costa sur y avanzó hasta establecer una frontera artificial en el famoso paralelo 38 que le sirvió para usar el sur del país como peón capitalista para tener cercado al enemigo comunista. Entre la frontera norte de Corea del Sur y la frontera sur de Corea del Norte hay una tierra de nadie, un territorio desmilitarizado en el que los norcoreanos han colocado carteles propagandísticos en pos de la reunificación popular. Cuando Kim Il Sung entró triunfante en Pyongyang solo había 9 norcoreanos con estudios superiores y había 2'3 millones de norcoreanos analfabetos. El Líder Supremo planificó un ambicioso plan de formación del pueblo en 7 etapas la primera de las cuales era alfabetizar a toda la población, objetivo que se consiguió entre 1945 y 1949. Actualmente están en la 7º etapa que es lograr que toda la población tenga estudios superiores y cuando Kim Il Sung entró victorioso en Pyongyang solo había 1 universidad en Corea y actualmente hay más de 290 universidades en Corea del Norte y están muy cerca de conseguir el objetivo de toda la población con estudios superiores, hay 2 millones de cuadros con funciones en la ciencia, el medioambiente, la sociología y los frentes de masas. Prácticamente ahora hay tantos norcoreanos con estudios superiores como norcoreanos analfabetos había en la entrada de Kim Il Sung en Pyongyang. China también luchó contra el invasor japonés en una Guerra de Liberación Nacional en la expulsó al invasor japonés y al Ejército Blanco del Kuomingtang de Chian Kai Chek y una vez liberada la nación se instauró la República Popular. También el padrecito Iosif Visarionovich Dugazvili libró la Gran Guerra Patria contra Alemania en la que derrotó al Ejército Nazi y avanzó posiciones hasta que dos soldados del Ejército Rojo hicieron hondear la bandera soviética sobre el Reischtag

    Ifkeys
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 903
    Reputación : 1102
    Fecha de inscripción : 30/05/2014
    Edad : 21
    Localización : Galiza, fogar de Breogán.

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Ifkeys el Miér Nov 05, 2014 6:13 pm

    Duende Rojo escribió:según Lenin no habría que dar derecho de autodeterminación a sitios como Galicia, Euskadi o Cataluña, ya que no son ni han sido naciones oprimidas ni responden a situaciones de colonialismo ni nada sililar


    No digas eso Duende... No han sido oprimidas? Has cogido algún libro alguna vez de historia sobre Galiza? Te has dignado a leer alguna vez documentos históricos sobre ese territorio? Me da que no.

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Duende Rojo el Jue Nov 06, 2014 7:15 am

    Ifkeys escribió:
    Duende Rojo escribió:según Lenin no habría que dar derecho de autodeterminación a sitios como Galicia, Euskadi o Cataluña, ya que no son ni han sido naciones oprimidas ni responden a situaciones de colonialismo ni nada sililar


    No digas eso Duende... No han sido oprimidas? Has cogido algún libro alguna vez de historia sobre Galiza? Te has dignado a leer alguna vez documentos históricos sobre ese territorio? Me da que no.

    No, no lo han sido NUNCA. A lo mejor tú puede ilustrarme de lo contrario.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    Galizanazón
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 18
    Reputación : 28
    Fecha de inscripción : 30/10/2013

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Galizanazón el Jue Nov 06, 2014 10:13 am

    duende rojo escribió:No, no lo han sido NUNCA.

    Aparte de los ejemplos que puse anteriormente de opresión actual, Galiza sufre opresión desde hace más de 400 años.

    Dejo un analisis básico de la situación gallega desde el siglo XV al XIX; información de wikipedia

    Los Siglos Oscuros (Séculos Escuros) es una etapa de decadencia del idioma gallego en cuanto a su dimensión cultural y científica. Se refieren a los siglos XVI, XVII, XVIII y mitad del XIX.

    Historia
    La lengua gallega, durante ese periodo de tres siglos, estuvo ausente de los usos escritos en contraposición con el castellano y el portugués que entran en un proceso de fijación y codificación que les da la categoría de lenguas de cultura. En el caso del gallego, está ausente de dicho proceso, llegándose a considerar como no apta para la ciencia o para la cultura. Sin embargo, seguiría siendo la vía normal de comunicación para casi la totalidad de la población de Galicia.

    La literatura gallega queda así al margen del Renacimiento y del Barroco, contraponiendo esta etapa oscura con el Siglo de Oro de la literatura castellana. De cualquier manera, se tienen algunas cartas, documentos y escasas muestras literarias que nos dejan ver la lengua de la época. Paralelamente a este vacío de literatura erudita, pervive la lírica popular en forma de cantigas de cuna, de ciego, carnavales, adivinanzas, leyendas, romances, cuentos, etc. Muchos de los cuales llegaron hasta hoy únicamente a través de la transmisión oral. En el siglo XVIII surgen las voces de denuncia de los denominados ilustrados, que demuestran su preocupación por el subdesarrollo de Galicia y ofrecen propuestas renovadoras de la vida económica, social y cultural. Se crean además organismos como las Sociedades Económicas de Amigos do País y la Academia de Agricultura do Reino de Galicia.

    Entre este minoritario grupo de intelectuales despunta con fuerza la figura del padre Fray Martín Sarmiento, personaje polifacético (naturista, lingüística, bibliófilo...) que defendió el uso del gallego en la enseñanza, en la administración y en la Iglesia; es decir, apoyaba una normalización como lengua propia de los gallegos. Participaron también el padre Feijoo, el primero en rechazar la condición de dialecto para el gallego; y el padre Sobreira, continuador de la labor lexicográfica de Sarmiento. Su obra constituye la primera llamada de atención a un problema que se manifestaría en toda su extensión en la segunda mitad del siglo XIX.

    Factores
    Fueron varios los factores que provocaron la progresiva decaída del uso del idioma, entre los que cabe destacar:

    El asentamiento en Galicia de una nobleza forastera, instransigente con la cultura y la lengua del pueblo, que sustituye a una nobleza autóctona derrotada después de apoyar a los perdedores en las luchas dinásticas por la corona del Reino de Castilla, primero a Pedro I contra Enrique II de Castilla (1356-1369), y después apoyando a Juana la Beltraneja frente a la futura Isabel la Católica (1475-1479).
    La ausencia de un burguesía capaz de defender sus intereses y los de la región.
    La disminución de la población.
    La pérdida de autonomía de la Iglesia gallega.
    Lo que el historiador Jerónimo de Zurita dio en llamar "Doma del Reino de Galicia"
    Estos hechos y la creciente política centralista e intervencionalista de la Corona de Castilla, fijan gravemente el proceso desgalleguizador en las clases altas de la sociedad e impiden la consolidación del gallego como lengua literaria. Además en el sistema centralizador de la época aparece, junto al concepto de estado nacional, la necesidad de uniformación lingüística del castellano como factor de cohesión de la nueva estructura política.

    A todo esto hay que añadirle la opresión franquista y todos los prejuicios derivados de ello

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15298
    Reputación : 19730
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por SS-18 el Jue Nov 06, 2014 10:47 am

    Creo que, sinceramente y todo a mi pesar, os habeis equivocado pero muy mucho de ideología. El comunismo no tienen nada que ver con vuestras luchas, mientras que no representen algun tipo de necesidad tactica politica que poder explotar y aprovechar.


    Os habeis inventando un marxismo hecho a vuestra medida bajo vuestras aspiraciones politicas.

    «No hay ningún país en Europa, que no conserve en algún rincón una o varias ruinas de naciones, restos de un antiguo pueblo desplazado o conquistado por una nación convertida más tarde en estandarte del desarrollo histórico. Estos restos de naciones pisoteados implacablemente por la historia, todas estas sobras nacionales, se convertirán y seguirán siendo, hasta su exterminación o desnaturalización final, partidarios fanáticos de la contrarevolución, dado que su entera existencia es, en general, una protesta contra la gran revolución histórica. Por ejemplo, en Escocia, los gaélicos fueron el principal soporte de los Estuardo desde 1640 hasta 1745; en Francia, los bretones apoyaron a los Borbones desde 1792 hasta 1800; en España, los vascos apoyaron a Don Carlos. En Austria, los eslavos paneslavistas del sur, no son más que el residuo nacional de un confuso desarrollo milenario»
    Engels. ( «Hungría y el paneslavismo» Enero 1849. Publicado en la revista Neue Rheinische Zeitung (Nueva Gaceta Renana).

    "Marx cubría con crueles sarcasmos «la humanidad » del ciudadano Ruge, mostrándole, según el ejemplo de la opresión del Sur de la Francia por el Norte, que toda opresión nacional no siempre entraña, desde el punto de vista de la democracia y del proletariado, una aspiración legitima a la independencia."
    (Lénine. "La question national dans notre programme"Publié le 15 juillet 1903dans le n° 44 de l'Iskra Œuvres, t. 6, pp. 475-485 - 1903)


    «Marx discrepa de Proudhon y de Bakunin precisamente en la cuestión del federalismo (para no hablar siquiera de la dictadura del proletariado). El federalismo es una derivación de principio de las concepciones pequeñoburguesas del anarquismo. Marx es centralista. En los pasajes suyos citados más arriba no se contiene la menor desviación del centralismo. ¡Sólo quienes se hallen poseídos de la fe supersticiosa del filiesteo en el Estado pueden confundir la destrucción de la máquina del Estado burgués con la destrucción del centralismo! Y bien, si el proletariado y los campesinos pobres toman en sus manos el poder del Estado, se organizan de un modo absolutamente libre en comunas y unifican la acción de todas las comunas para dirigir los golpes contra el capital, para aplastar la resistencia de los capitalistas, para entregar a toda la nación, a toda la sociedad, la propiedad privada sobre los ferrocarriles, las fábricas, la tierra, &c., ¿acaso esto no será el centralismo? ¿Acaso esto no será el más consecuente centralismo democrático, y además un centralismo proletario?»
    Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, «El Estado y la Revolución»Alianza Editorial, Madrid 2006, páginas 97-98.


    «Engels, como Marx, defiende, desde el punto de vista del proletariado y de la revolución proletaria, el centralismo democrático, la república única e indivisible. Considera la república federativa, bien como excepción y como obstáculo para el desarrollo, bien como transición de la monarquía a la república centralista, como un progreso, en determinadas circunstancias especiales. Y entre estas circunstancias especiales se destaca la cuestión nacional. En Engels, como en Marx, a pesar de su crítica implacable del carácter reaccionario de los pequeños Estados y del encubrimiento de este carácter reaccionario por la cuestión nacional en determinados casos concretos, no se encuentra en ninguna de sus obras ni rastro de tendencia a eludir la cuestión nacional, tendencia de que suelen pecar frecuentemente los marxistas holandeses y polacos al partir de la lucha legítima contra el nacionalismo filisteamente estrecho de sus pequeños Estados. [...] no hay ni rastro de renuncia a la crítica de los defectos de la república federativa ni a la propaganda y a la lucha más decidida en pro de la república unitaria, centralista-democrática. Pero Engels no concibe en modo alguno el centralismo democrático en el sentido burocrático con que emplean éste concepto los ideólogos burgueses y pequeñoburgueses, incluyendo entre éstos a los anarquistas. Para Engels, el centralismo no excluye, ni mucho menos, esa amplia autonomía local que, en la defensa voluntaria de la unidad del Estado por las comunas y las regiones, elimina en absoluto todo burocratismo y toda manía de ordenar desde arriba.»
    Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, «El Estado y la Revolución»
    Alianza Editorial, Madrid 2006, páginas 120-121.


    Esto es lo que vosotros haceis. Sustituir, igualar la conciencia de clase, con una tal conciencia nacional. Es decir, reaccion en estado puro que desvia al proletariado de su lucha natural.

    «Y no hablemos ya de ese «principio socialista de la nacionalidad» ensalzado por Bauer y que es, a nuestro juicio, la sustitución del principio socialista de la lucha de clases por un principio burgués, -por el principio de la nacionalidad-. Si la autonomía nacional arranca de un principio tan dudoso, necesario es reconocer que solo puede inferir daño al movimiento obrero.
    «Es cierto que este nacionalismo no se transparenta tanto, pues se enmascara hábilmente con frases socialistas; por eso es más dañoso para el proletariado. Al nacionalismo franco siempre se le puede batir: no es difícil discernirlo. Es mucho más difícil luchar contra un nacionalismo enmascarado y no identificable bajo su careta. Protegido con la coraza del socialismo, es menos vulnerable y más vivaz. Como vive entre los obreros, emponzoña la atmósfera, sembrando ideas dañinas de desconfianza mutua y de aislamiento entre los obreros de distintas nacionalidades».
    Stalin. «El marxismo y la cuestión nacional»


    «En este momento difícil, incumbía a la socialdemocrácia una alta misión: hacer frente al nacionalismo, proteger a las masas contra la «epidemia» general . Pues la socialdemocracia, y solamente ella, podía hacerlo contraponiendo al nacionalismo el arma probada del internacionalismo, la unidad, y la indivisibilidad de la lucha de clases. Y cuanto más fuerte fuese la oleada de nacionalismo, más potente debía resonar, la voz de la socialdemocracia en pro de la fraternidad y de la unidad de los proletarios de todas las nacionalidades de Rusia. En estas circunstancias, se requería una firmeza especial por parte de los socialdemocatas de las regiones periféricas, que chocaban directamente con el movimiento nacionalista».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero las naciones postergadas que se despiertan a una vida propia, ya no se constituyen en Estados nacionales independientes: tropiezan con la poderosísima resistencia que les oponen las capas dirigentes de las naciones dominantes, las cuales se hallan desde hace largo tiempo a la cabeza del Estado. ¡Han llegado tarde!».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Los destinos de un movimiento nacional, que es en sustancia un gobierno burgués, están naturalmente vinculados a los destinos de la burguesía. Sólo cuando reine el socialismo, se podrá instaurar la paz completa».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «No cabe duda de que en las primeras fases del capitalismo las naciones se cohesionan. Pero asimismo es indudable que en las primeras fases superiores del capitalismo comienza un proceso de dispersión de las naciones, un proceso en el que se separa de las naciones toda una serie de grupos que salen a ganarse el pan y acaban asentandose definitivamente en otros territorios del estado. De este modo, los grupos que cambian de residencia pierden los viejos vínculos y que adquieren otros nuevos en los nuevos sitios, asimilan, de generación en generación, nuevos hábitos y nuevos gustos, y tal vez, también un nuevo idioma».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «En las primeras fases del capitalismo aún podía hablarse de la «comunidad cultural» del proletariado y la burguesía. Pero, con el desarrollo de la gran industria y con la agudización de la lucha de clases, esta «comunidad» empieza a esfumarse. No es posible hablar seriamente de «comunidad cultural» de una nación, cuando los patronos y los obreros de la misma nación dejan de entenderse unos a otros. ¿De qué «comunidad de destinos» puede hablarse cuando la burguesía está sedienta de guerra y el proletariado declara la «guerra a la guerra»? ¿Se puede, con estos elementos antagónicos, organizar una unión nacional única y común a todas las clases?»
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero admitamos por un momento que la consigna de «¡organizad una nación!» sea una consigna viable. Todavía podría uno comprender a los parlamentarios nacionalistas burgueses, que se esfuerzan en «organizar» la nación con objeto de obtener más votos. Pero ¿desde cuándo los socialdemócratas se dedican a «organizar» naciones, a «constituir» naciones, a «crear» naciones?
    ¿Qué socialdemócratas son esos que, en una época de la más intensa agudización de la lucha de clases, se ponen a organizar uniones nacionales comunes a todas las clases?»
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Las barreras nacionales, lejos de reforzarse se desmoronan y caen. Ya en la década del 40, Marx decía que «el aislamiento nacional y los antagonismos entre los pueblos desaparecen de día en día» y que «el dominio del proletariado los hará desaparecer más deprisa todavía». El desarrollo ulterior de la humanidad, con el crecimiento gigantesco de la producción capitalista, con la mezcolanza de nacionalidades y unificación de los individuos en territorios cada vez más vastos, confirma rotundamente la idea de Marx».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero el daño que causa la autonomía nacional no se reduce a esto. No solo prepara el terreno al aislamiento de las naciones, sino también a la fragmentación del movimiento obrero unido. La idea de la autonomía nacional, sienta las premisas psicologicas para
    la división del partido obrero unido en diversos partidos organizados por nacionalidades. Tras los partidos, se fraccionan los sindicatos, y el resultado es un completo aislamiento. Y así, un movimiento de clase unido se desparrama en diversos riachuelos nacionales aislado».

    «De lo expuesto se desprende que la autonomía nacional-cultural no resuelve la cuestión nacional. Lejos de ello, la exacerba y la embrolla, abonando el terreno para escindir la unidad del movimiento obrero, para aislar a los obreros por nacionalidades, para acentuar las fricciones entre ellos.
    Tales son los frutos de la autonomía nacional».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «La nación tiene derecho incluso a volver al viejo orden de cosas, pero eso no significa que la socialdemocracia haya de suscribir este acuerdo de tal o cual institución de una nación dada. El deber de la socialdemocracia, que defiende los intereses del proletariado, y los derechos de la nación, integrada por diversas clases, son dos cosas distintas».
    «Por eso, precisamente, el proletariado consciente no puede colocarse bajo la bandera «nacional» de la burguesía».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «La cuestión nacional del Cáucaso solo puede resolverse en el sentido de llevar a las naciones y pueblos rezagados al cauce común de la cultura superior. Sólo esta solución puede ser progresista y aceptable en la socialdemocracia. La autonomía regional del Cáucaso es aceptable, precisamente, porque incorpora a las naciones rezagadas al desarrollo cultural común, les ayuda a romper el cascarón del aislamiento propio de las pequeñas nacionalidades, las impulsa a marchar hacia adelante y les facilita el acceso a los valores de una cultura superior. En cambio, la autonomía cultural-nacional actúa en un sentido diametralmente opuesto, pues recluye a las naciones en sus viejo cascarones, los mantiene en los grados inferiores del desarrollo de la cultura y les impide elevarse a los grados más altos de la misma».

    «De este modo, la autonomía nacional-cultural, inservible en general, se convertiría, en el Cáucaso, en una empresa reaccionaria absurda».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Hemos visto que la autonomía cultural-nacional es inservible. En primer lugar, es artificial y no viable, pues supone agrupar artificialmente en una sola nación a gentes a quienes la vida , la vida real, desune y dispersa por los diversos confines del Estado. En segundo lugar impulsa hacia el nacionalismo, pues lleva al punto de vista del «deslindamiento» de los hombres por curias nacionales, al punto de vista de la «organización» de las naciones, al punto de vista de la «conservación» ya cultivo de las «particularidades nacionales", cosa que no cuadra en absoluto a la socialdemocracia».

    «¿Donde está la salida?
    La única solución es la autonomía regional, la autonomía de unidades tan definidas como Polonia, Lituania, Ucrania, el Cáucaso, etc.
    La ventaja de la autonomía regional consiste, ante todo, en que aquí no tenemos que habérnoslas con una ficción sin territorio, sino con una población determinada, que vive en un territorio determinado. Además no deslinda a los hombres por naciones, no refuerza las barreras nacionales, sino que, por el contrario, rompe estas barreras y agrupa a la población para abrir el camino a un deslindamiento de otro género: al deslindamiento por clases».
    «Tenemos, pues, la autonomía regional como punto indispensable para resolver la cuestión nacional».
    «Sabemos a qué conduce el deslindamiento de los obreros por nacionalidades. Desintegración del Partido obrero único, división de los sindicatos por nacionalidades, exacerbación de las fricciones nacionales, rompehuelgas nacionales, , completa desmoralización dentro de las filas de la socialdemocracia: he ahí los frutos del federalismo en el terreno de la organización. La historia de la socialdemocracia en Austria y la actuación del Bund en Rusia, lo atestiguan elocuentemente.
    El único medio contra esto es la organización basada en los principios del internacionalismo.
    La unión de los obreros de todas las nacionalidades de Rusia en colectividades «únicas e íntegras» en cada localidad y la unión de estas colectividades en un partido único: he ahí la tarea»
    «No ocurre así con la organización por nacionalidades.
    Organizados sobre la base de la nacionalidad, los obreros se encierran en sus cascarones nacionales, separándose unos de otros en el terreno de la organización. No se subraya lo que es común a los obreros, sino lo que diferencia a unos de otros. Aquí el obrero es, ante todo, miembro de su nación: judío, polaco, etc. No es de extrañar que el federalismo nacional en una organización inculque a los obreros el espíritu del aislamiento nacional.
    Por eso, el tipo nacional de organización es una escuela de estrechez nacional y de rutina.
    Tenemos, pues, ante nosotros, dos tipos de organización distintos por principio:
    el tipo de la unión internacional y el del deslindamiento de los obreros por nacionalidades».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.
    ------------------------------

    «En el aislamiento es donde reside la existencia nacional»
    VIII conferencia del Bund.
    «El marxismo y la cuestión nacional», Stalin.
    ----------------------------------

    También aquí, Stalin nos habla de las repúblicas alógenas, muchas de las cuales se convirtieron, tras Octubre, en trinchera de los ejércitos blancos, ejércitos invasores extranjeros y fortines de las burguesías y todo tipo de huestes zaristas y demás morralla. Donde evidentemente, con la falsa excusa del derecho a independizarse, establecieron unilateralmente, gobiernos independientes de facto donde las clases laboriosas no tenían nada que decir, ni nada de qué beneficiarse. Solo padecer las mismas penurias que hasta entonces, por lo que Stalin, en su cargo como comisario para las nacionalidades, tuvo que entablar una lucha titánica reforzando el poder proletario en esas naciones, a la vez que aplastaban a la coalición de fuerzas contrarevolucionarias y entregaban el poder al proletariado de esas naciones, que voluntariamente ingresaban en la nueva y flamante URSS.

    Esto es lo que escribía:
    «Aquí no se trata de los derechos de las naciones, que son indiscutibles, sino de los intereses de las masas populares, tanto del centro como de las regiones periféricas: se trata del carácter -determinado por estos intereses- de la agitación que está obligado a desplegar nuestro partido, si no quiere renegar de sí mismo, si quiere incidir en determinado sentido sobre la voluntad de las masas trabajadoras de las nacionalidades. Y los intereses de las masas populares dicen que la exigencia de la separación de las regiones periféricas es, en esta etapa de la revolución, algo profundamente contrarrevolucionario».
    Stalin: «La política del poder soviético sobre la cuestión nacional en Rusia». Obras escogidas, Madrid, 1977, tomo3, pg.
    -----------------------------------------------------

    Marx y Engels, en sus «Escritos sobre España» dicen lo siguiente:
    «La división de España en estados federales, con administración independiente, equivaldría a la reaccionaria destrucción de la unidad nacional».
    Marx y Engels. «Escritos sobre España" Pag.243
    Mas claro imposible, a ver quién me dice que está sacado de contexto, mutilado etc..
    ---------------------------------------------------------

    Y que decir de las firmas estampadas también por Marx y Engels en el manifiesto «Reivindicaciones del partido comunista de Alemania". Publicado en 1848. Que empezaba así:
    ¡Proletarios de todos los países, uníos!
    1. «Todo el territorio formará una república, una e indivisible»
    Reivindicaciones del partido comunista de Alemania. Publicado en 1848.

    También en su periplo parisien, durante su pertenencia al grupo llamado «La Legión" donde organizaron una incursión (dirigida por Herwegh) atravesando el Rhin y entrando en Alemania para ayudar militarmente a la sublevación, eran estas las principales reivindicaciones que portaban; «...sufragio universal, un ejercito popular, la abolición de las cargas fiscales, la separación de la Iglesia y el Estado, una república indivisible...etc. Es decir, las mismas que se plasman en el texto arriba indicado»

    «Curioso» que un partido comunista, el de Marx y Engels precisamente, haga suyo con tanto énfasis, la consigna de la unidad y el no desmenbramiento de Alemania en pequeños estados nacionales, que hablen siempre de «Alemania», en vez de «Estado» aleman como gusta llamarla a los acomplejados españolitos a España, que se refieran en todos sus textos sobre España como «Nación» española o «Pueblo» español». Y también «curioso» que haya tantos nacionalistas en España que se les llene la boca repitiendo como cacatúas y retorciendo puñeteramente la retórica hasta lo indecible, que la necesaria división de España en minúsculos estados independientes, está avalada por ellos, porque así lo dice la doctrina m.l., y que además es necesaria como paso previo al socialismo.

    El principio de las nacionalidades fue una invención de la Rusia imperial para justificar las anexiones con el pretexto «paneslavista» unas veces, y en otras ocasiones con la excusa de proteger regiones de sus malvados vecinos. Después hábilmente retomado por Luis Napoleon para justificar la «libertad y derecho» de las nacionalidades -pero siempre y cuando fuese para unirse a la gran patria francesa-, ¡faltaría plus! Y ya más tarde por los grandes estados nacionales que fueron surgiendo, con el afán de mantener la cohesión territorial, anexionarse nuevos territorios, o para simplemente, utilizar el exaltado fervor patriótico -previamente inculcado al populacho ignorante-, en sus guerras interimperialistas.
    La formación de los estados nacionales en Europa, tuvo su justificación en un momento determinado. Tras el cual, el imparable desarrollo de la sociedad nos llevará, sin duda, a la desaparición de todo Estado nacional y su sustitución por una sociedad sin estados y sin clases; a una sociedad comunista.
    El derecho de autodeterminación, ha de formar parte necesariamente del programa de mínimos de todo partido comunista. Pero entendiendo que queda supeditado a la lucha por la emancipación de las clases laboriosas y a la consecución del socialismo, con la salvedad de ejemplos similares a los aquí citados y de las colonias. Pero tampoco se trata de darle alas a los independentistas burgueses de esas colonias, allí deberemos apoyar y favorecer a la facción anticolonialista más cercana a nuestros fundamentos comunistas a alcanzar el poder, aquellos que mejor representen los intereses de las clases explotadas.
    Por lo tanto creo, que con estos y otros muchos ejemplos que se podrían extraer de la lectura de los escritos de Engels, Marx, Lenin o Stalin, nadie puede reivindicarse marxista o marxista-leninista, y compatibilizar -al menos en España-, comunismo, con nacionalismos-independentismos sin caer irremediablemente en insalvables contradicciones. Y que además nos hacen mucho más daño que el nacionalismo franco, ese al que aludía Stalin y al que se puede combatir con mayor facilidad por no camuflarse entre nuestras filas como hacen estas criaturitas.
    Se podrán alegar muchas razones legítimas y comprensibles para desear la independencia y separación de cualquier región de esta malparida, casposa y lamentable España actual, pero sin mezclar churras (comunismo) con merinas (nacionalismo).

    empeizo a estar hasta las narices de esta manipulación cancerigena del movimiento comunista en España.

    Todas estas degeneraciones, y vias reaccionarias que intentan someter al movimiento para lastrarlo hay que destruirlo y combatirlo.


    Su prueba de Colonialismo es no incluir el gallego entre las lenguas representativas de la época durante el Barroco y el Renacentismo, eso es la prueba cientifica que le hace a ciertos tipos tener la indecencia de compararse a paises como Cuba, Vietnam donde millones de personas han sido masacradas, exterminadas esclavizadas y calcinadas con napalm por el saqueo y expolio mas visceral imperialista proque se resistian al saquedo del cual han sido participes Gallegos, Vascos, Catalanes y Castellanos por igual.


    Destruir vuestras lineas en cada rincon es una obligacion de cada comunista consecuente, para extinguir este tipo de manipulación y cancer en el movimiento comunista en este pais, para que pro fin tenga algun tipo de utilidad para la clase obrera con capacidad de ser el unico garante que pueda edificar una sociedad superior.

    Lean alguna de las obras que he mencionado en el recorte de las citas, solo ALGUNA de las obras marxistas que hablan sobre la cuestion nacional.

    Vuestra lucha no sirve absolutamente de ninguna manera de forma progresista a la clase obrera, solo la lastrais por luchas pasionalistas, subjetivistas y completamente reaccionarias. Claro que hay y ha habido represion de minorias de alguna u otra forma siempre por una etnia que ha promocionado mas que otra en el feudalismo y mas adelante. ASi es la historia de la humanidad sobre la que se edifica el socialismo. Pero de ahi a llegar al absurdo de manipular de tal forma el marxismo como para inventarse la existencia de COLONIAS Españolas en Europa en pleno siglo XXI es criminal para el marxismo.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    Ifkeys
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 903
    Reputación : 1102
    Fecha de inscripción : 30/05/2014
    Edad : 21
    Localización : Galiza, fogar de Breogán.

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Ifkeys el Jue Nov 06, 2014 4:54 pm

    Por supuesto, nuestro socialismo es inventado. Por eso los primeros estatutos de autonomía que declaran parlamento y gobierno propio fueron dadas durante la II República, nada socialista, qué va!

    empeizo a estar hasta las narices de esta manipulación cancerigena del movimiento comunista en España.

    Todas estas degeneraciones, y vias reaccionarias que intentan someter al movimiento para lastrarlo hay que destruirlo y combatirlo.

    Como el Partido Comunista es la puta clave ahora mismo, lo demás es mierda, no?

    Lean alguna de las obras que he mencionado en el recorte de las citas, solo ALGUNA de las obras marxistas que hablan sobre la cuestion nacional.

    Te propongo a ti leer datos históricos, cuestiones históricas sobre estos territorios para que intentes comprender por una parte el pequeño odio hacia el territorio que oprimió. Adelante, en google encontrarás de todo.
    Si nuestra lucha no sirviera de nada, ahora mismo en cuestiones marítimas, los puertos gallegos serían más mierda de lo que son ahora. Estarían inundadas por la pésima labor española en ellas, su creciente labor capitalista oprimiría aún más a los trabajadores de diversos astilleros, y sus multinacionales serían aún más hijas de puta con ellos. Y créeme, son muy hijas de puta hoy en día

    Danielovich
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 770
    Reputación : 829
    Fecha de inscripción : 18/12/2013
    Edad : 21
    Localización : Galiza , aunque sobre todo en el mundo

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Danielovich el Vie Nov 07, 2014 2:50 pm

    Galizanazón escribió:
    duende rojo escribió:No, no lo han sido NUNCA.

    Aparte de los ejemplos que puse anteriormente de opresión actual, Galiza sufre opresión desde hace más de 400 años.

    Dejo un analisis básico de la situación gallega desde el siglo XV al XIX; información de wikipedia

    Los Siglos Oscuros (Séculos Escuros) es una etapa de decadencia del idioma gallego en cuanto a su dimensión cultural y científica. Se refieren a los siglos XVI, XVII, XVIII y mitad del XIX.

    Historia
    La lengua gallega, durante ese periodo de tres siglos, estuvo ausente de los usos escritos en contraposición con el castellano y el portugués que entran en un proceso de fijación y codificación que les da la categoría de lenguas de cultura. En el caso del gallego, está ausente de dicho proceso, llegándose a considerar como no apta para la ciencia o para la cultura. Sin embargo, seguiría siendo la vía normal de comunicación para casi la totalidad de la población de Galicia.

    La literatura gallega queda así al margen del Renacimiento y del Barroco, contraponiendo esta etapa oscura con el Siglo de Oro de la literatura castellana. De cualquier manera, se tienen algunas cartas, documentos y escasas muestras literarias que nos dejan ver la lengua de la época. Paralelamente a este vacío de literatura erudita, pervive la lírica popular en forma de cantigas de cuna, de ciego, carnavales, adivinanzas, leyendas, romances, cuentos, etc. Muchos de los cuales llegaron hasta hoy únicamente a través de la transmisión oral. En el siglo XVIII surgen las voces de denuncia de los denominados ilustrados, que demuestran su preocupación por el subdesarrollo de Galicia y ofrecen propuestas renovadoras de la vida económica, social y cultural. Se crean además organismos como las Sociedades Económicas de Amigos do País y la Academia de Agricultura do Reino de Galicia.

    Entre este minoritario grupo de intelectuales despunta con fuerza la figura del padre Fray Martín Sarmiento, personaje polifacético (naturista, lingüística, bibliófilo...) que defendió el uso del gallego en la enseñanza, en la administración y en la Iglesia; es decir, apoyaba una normalización como lengua propia de los gallegos. Participaron también el padre Feijoo, el primero en rechazar la condición de dialecto para el gallego; y el padre Sobreira, continuador de la labor lexicográfica de Sarmiento. Su obra constituye la primera llamada de atención a un problema que se manifestaría en toda su extensión en la segunda mitad del siglo XIX.

    Factores
    Fueron varios los factores que provocaron la progresiva decaída del uso del idioma, entre los que cabe destacar:

    El asentamiento en Galicia de una nobleza forastera, instransigente con la cultura y la lengua del pueblo, que sustituye a una nobleza autóctona derrotada después de apoyar a los perdedores en las luchas dinásticas por la corona del Reino de Castilla, primero a Pedro I contra Enrique II de Castilla (1356-1369), y después apoyando a Juana la Beltraneja frente a la futura Isabel la Católica (1475-1479).
    La ausencia de un burguesía capaz de defender sus intereses y los de la región.
    La disminución de la población.
    La pérdida de autonomía de la Iglesia gallega.
    Lo que el historiador Jerónimo de Zurita dio en llamar "Doma del Reino de Galicia"
    Estos hechos y la creciente política centralista e intervencionalista de la Corona de Castilla, fijan gravemente el proceso desgalleguizador en las clases altas de la sociedad e impiden la consolidación del gallego como lengua literaria. Además en el sistema centralizador de la época aparece, junto al concepto de estado nacional, la necesidad de uniformación lingüística del castellano como factor de cohesión de la nueva estructura política.

    A todo esto hay que añadirle la opresión franquista y todos los prejuicios derivados de ello

    Exacto , y este proceso de doma y castración de la que hablaba el cronista aragonés Zurita a finales de la Edad Media , se mantiene hoy en día con el capitalismo , que continúa con su acción colonizadora sobre Galiza , sobre sus recursos económicos y su cultura . Pienso que este es un libro muy ilustrativo de como Galiza pasó a ser una nación colonizada :

    http://es.calameo.com/read/00027227403c8a7a761f9

    Está en galego pero pienso que no es difícil de entender .

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Trabant el Vie Nov 07, 2014 9:18 pm

    La mitología celta ni el romanticismo de Rosalía de Castro van a traer a nuestra nación el Socialismo. Es el idealismo un enemigo profundo del marxismo, ya que no es científico, ni objetivo. Solo la lucha conjunta de los comunistas de naciones y pueblos de España contra el capitalismo, visibilizado en este caso por el régimen del 78, continuista de la dictadura del enano cabrón, va a lograr la emancipación en su plenitud.

    Ifkeys
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 903
    Reputación : 1102
    Fecha de inscripción : 30/05/2014
    Edad : 21
    Localización : Galiza, fogar de Breogán.

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Ifkeys el Sáb Nov 08, 2014 1:03 pm

    Trabant escribió:La mitología celta ni el romanticismo de Rosalía de Castro van a traer a nuestra nación el Socialismo. Es el idealismo un enemigo profundo del marxismo, ya que no es científico, ni objetivo. Solo la lucha conjunta de los comunistas de naciones y pueblos de España contra el capitalismo, visibilizado en este caso por el régimen del 78, continuista de la dictadura del enano cabrón, va a lograr la emancipación en su plenitud.

    Obviamente que no, pero si ayudan y complementan de cierta manera tanto la lucha de clases como la proletaria. No sólo se habla de cómo Castilla, España, trata mal a Galiza en los textos de Rosalía, sino también la mierda que llevaba y lleva hoy en día el obrero gallego, tanto el "ignorante" como el "no ignorante".

    Estos movimientos son muy importantes, al que añado el galleguismo. Son influencias que dan pie a construír un socialismo

    Camarada Navarro
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 233
    Reputación : 315
    Fecha de inscripción : 09/10/2013

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Camarada Navarro el Sáb Nov 15, 2014 1:49 pm

    España es un Estado imperialista, decía José Díaz. El 
    problema nacional no es secundario, sino principal, y no es 
    posible considerar su solución aparte de la solución de los 
    problemas que plantea la revolución proletaria. Cataluña, 
    Euskadi y Galicia son tres nacionalidades con derecho 
    inalienable a resolver por sí mismas sus destinos, a unirse con España, a separarse de España; si ésta es su voluntad. Y nosotros, comunistas, aseguraba José Díaz, tenemos el deber de ayudar a estas nacionalidades a defender su derecho a la autodeterminación, porque un pueblo que oprime a otro pueblo no puede ser libre, y nosotros queremos, de verdad, una España libre.

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Trabant el Dom Nov 16, 2014 9:14 am

    El mal llamado " problema nacional " no se va a resolver desde el idealismo nacionalistoide. Solo cuando nuestros obreros tomen el poder, y los obreros de otras naciones y pueblos de España así también lo hagan, las contradicciones entre burguesías ( que ese es el auténtico sustento de dicha realidad ) irán desapareciendo. Es decir, y resumiendo, solo con la conquista socialista se resolverá cualquier conflicto entre las distintas burguesías...

    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7474
    Reputación : 7884
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por PequeñoBurgués el Dom Nov 16, 2014 9:29 am

    No sé yo si comparar Podemos con el PCE de los años 70, es lo más cuerdo y lo más situado en contexto histórico. Y más aún hablar de traiciones.

    Y me estoy aguantando la risa.

    Neutral

    PD. La añado a mi colección.

    Contenido patrocinado

    Re: ¿Qué opináis del independentismo?

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:55 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 1:55 am