Stalin, el mito y la realidad - Bill Bland

    Comparte

    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos: 2542
    Reputación: 3027
    Fecha de inscripción: 19/08/2009
    Edad: 22
    Localización: Galicia

    Stalin, el mito y la realidad - Bill Bland

    Mensaje por RDC el Dom Mar 06, 2011 12:24 pm

    Este esbozo tendría que ser presentado originalmente por Bill Bland en la conferencia “International Struggle: Marxist-Leninist” en octubre de 1999, en Paris.

    Este discurso nunca fue pronunciado, porque el camarada Bland no pudo asistir. Sin embargo este discurso es publicado como la síntesis de varias décadas de pensamiento y de sólidas, concretas y objetivas investigaciones marxista-leninistas. Este discurso tiene su origen en otro que el camarada Bland pronunció ante la juventud de la Liga Comunista en 1975 en una escuela de verano. Se distribuyó ampliamente e influenció profundamente al movimiento marxista-leninista.

    Hoy casi todo el mundo que se autodenomina marxista-leninista acepta que, en sus últimos años, el Partido Comunista de la URSS estaba dominado por los revisionistas – esto es, por personas que se proclamaban marxista-leninistas pero que en realidad distorsionaban el marxismo-leninismo para servir a los intereses de una embrionaria clase capitalista.

    Pero sin embargo hay una cuestión en la que aún existen divergencias: ¿cuándo empezó el dominio de los revisionistas sobre el PCUS?

    Actualmente la mayoría apuntan a la fecha del 20º Congreso del PCUS, en 1956, cuando Kruschev se quitó su máscara de marxista-leninista.

    Sin embargo, hay buenas razones para creer que ya muchos años antes de la muerte de Stalin, en 1953, la mayoría de los líderes soviéticos eran revisionistas latentes o camuflados.

    ¿Por qué, por ejemplo, Stalin, que desempeñó un papel activo en el movimiento comunista internacional en la década de 1920, dejó de hacerlo después de 1926?

    ¿Por qué la publicación de las obras de Stalin, programadas para 16 volúmenes, paró en el volumen 13 en 1949, cuatro años antes de su muerte?

    ¿Por qué no le fue pedido a Stalin que entregase el informe del Comité Central en el 19º Congreso en 1952?

    ¿Por qué los últimos escritos de Stalin se limitan a asuntos como la lingüística y la crítica de un libro de economía – asuntos que podrían ser considerados inofensivos para los revisionistas camuflados en caso de que Stalin no los hubiese transformado en ataques a las ideas revisionistas?

    ¿Por qué el gobierno soviético sorprendió a la opinión pública mundial en 1947 al de repente revertir su política internacional para apoyar la propuesta estadunidense para la partición de Palestina que probó ser tan desastrosa para las naciones de Oriente Medio?

    Todo esto tiene sentido si – y yo creo que solamente si – aceptamos el hecho de que algunos años antes de su muerte, Stalin y sus compañeros marxista-leninistas eran una minoría en el liderazgo de la Unión Soviética.

    La existencia de una mayoría revisionista en el liderazgo del PCUS fue efectivamente camuflada por un “culto a la personalidad” que fue construido alrededor de Stalin.

    El propio Stalin criticó y ridiculizó este “culto” en innumerables ocasiones. Sin embargo continuó.

    De esto se extrae que Stalin o era un ultra-hipócrita o fue incapaz de poner fin a este “culto”.

    Quien empezó este “culto a la personalidad” alrededor de Stalin fue, de hecho, Karl Radek, que se confesó culpable por traición en su juicio público en 1937.

    Un ejemplo típico de este “culto” es la siguiente cita de 1936:

    "¡Pigmeos miserables! ¡Ellos han levantado sus manos contra el más grande de todos los hombres… nuestro sabio 'vozhd', el Camarada Stalin!.. Usted, Camarada Stalin, ha alzado la gran bandera del marxismo-leninismo sobre el mundo entero y la ha llevado a lo más alto. Le aseguramos, Camarada Stalin, que la organización bolchevique de Moscú --fiel partidaria del Comité Central Estalinista-- incrementará la vigilancia estalinista todavía más, extirpará los restos trotskistas-zinovievistas, y cerrará las filas de los Bolcheviques del Partido e independientes en torno al Comité Central Estalinista y al gran Stalin"

    El autor de estas palabras era un tal Nikita Kruschev, que en 1956 denunció el “culto” como una muestra de la “vanidad” y del “poder personal” de Stalin.

    Fue Kruschev también quien introdujo el término “vozhd” para Stalin – un término que significa “líder” y equivale al término nazi Führer.

    ¿Por qué los revisionistas crearon este “culto a la personalidad” alrededor de Stalin?

    Fue, en mi opinión, porque esto camuflaba el hecho de que no era Stalin y los marxista-leninistas, si no ellos – adversarios camuflados del socialismo – quienes tenían una mayoría en el liderazgo. Esto les permitió tomar medidas – como la detención de varias personas inocentes entre 1934 y 1938 (cuando ellos controlaban las fuerzas de seguridad) y posteriormente culpar a Stalin de las “violaciones de la legalidad socialista”.

    El propio Stalin en una entrevista dice al autor alemán Lion Feuchtwanger en 1936 que el “culto a su personalidad” estaba siendo construido por sus oponentes políticos:

    ... con el objetivo de desacreditarme posteriormente.

    Claramente, la “sospecha paranoica” de Stalin en relación a algunos de sus colegas, de la cual Kruschev se quejó tan amargamente en su discurso secreto en el 20º Congreso, ¡no era nada paranoica en realidad!

    En un punto tanto Stalin como los revisionistas están de acuerdo – que en la época de Stalin se cometieron algunos errores judiciales en los cuales personas inocentes fueron asesinadas judicialmente.

    Los revisionistas, por supuesto, afirman que Stalin fue el responsable de esos errores judiciales.

    Pero hay una contradicción aquí.

    El propio Kruschev dijo en su discurso secreto de 1956:

    “Este asunto se complica debido al hecho de que lo que acabamos de discutir aconteció durante la vida de Stalin, bajo su mandato y con su aprobación; parece que Stalin estaba convencido de que procedía en defensa de los intereses de la clase trabajadora y contra los enemigos que complotaban y también contra los ataques del campo imperialista. Miraba las cosas desde el punto de vista de los intereses de la clase trabajadora, de los intereses de la gente laboriosa, de los intereses de la victoria del socialismo y del comunismo.”

    Pero solo una persona completamente enferma podría imaginar que la detención de personas inocentes podría servir a la causa del socialismo. Y todas las evidencias muestran que Stalin mantuvo sus facultades mentales hasta su muerte.

    Sin embargo, la contradicción se resuelve si estos asesinatos judiciales hubiesen sido perpetrados no bajo las órdenes de Stalin, si no bajo las órdenes de los revisionistas adversarios del socialismo.

    En su juicio público en 1938, el antiguo Comisario del Pueblo para Asuntos Internos, Genrikh Yagoda, confesó ser culpable de haber organizado el asesinato de su predecesor, Vyacheslav Menzhinsky, para asegurar su propia promoción para un puesto que le daría el control sobre los servicios de seguridad soviética. Él entonces, de acuerdo con su propia confesión, utilizó esa posición para proteger a los terroristas responsables del asesinato de prominentes marxista-leninistas próximos a Stalin – incluyendo al Secretario del Partido de Leningrado, Sergei Kírov, y al famoso escritor Máximo Gorki.

    Y para que los servicios de seguridad no diesen la impresión de estar ociosos, Yagoda dispuso la detención de varias personas que no era conspiradores, pero que habían sido “indiscretas”.

    Después de la detención de Yagoda, los conspiradores tuvieron éxito al sucederlo con otro conspirador, Nikolai Yezhov, que continuó e intensificó este proceso.

    Fue a causa de la sospecha de Stalin y de los marxista-leninistas de que los servicios de seguridad estaban actuando erróneamente – estaban protegiendo a los culpables y deteniendo a los inocentes – que ellos comenzaron a usar el Secretariado personal de Stalin, encabezado por Aleksandr Poskrebyshev, como su agencia particular de detectives.

    Y fue sobre la base de la evidencia descubierta por su Secretariado y enviada directamente al Partido que los revisionistas camuflados, para mantener su disfraz, fueron obligados a apoyar la prisión de genuinos conspiradores, incluido Yagoda y Yezhov.

    Y fue por iniciativa personal de Stalin que en 1938, su amigo, el marxista-leninista Lavrenti Beria, fue trasladado a Moscú desde el Cáucaso para tomar el cargo de los servicios de seguridad.

    En la época de Beria, fueron revisados los casos de los presos políticos que habían sido detenidos por Yagoda y Yezhov y, conforme a lo que los corresponsales de la prensa occidental relataron en aquella época, millares de personas injustamente sentenciadas fueron puestas en libertad y rehabilitadas.

    Los marxista-leninistas de Inglaterra, en particular, no deberían tener ninguna dificultad en aceptar el hecho de una minoría marxista-leninista en el PCUS.

    ¿Cuántos miembros del Partido Comunista de Gran Bretaña se opusieron a la revisionista “Vía británica para el Socialismo”, que predicaba la absurda “vía parlamentaria para el socialismo” cuando fue adoptada en 1951? Yo solo sé de cuatro.

    La cuestión que surge entonces es:

    Si los revisionistas tenían una mayoría en el liderazgo del PCUS a partir de 1930, ¿por qué ellos no hicieron nada para desmantelar el socialismo hasta 1956, después de la muerte de Stalin?

    La respuesta es que ellos lo intentaron pero no lo consiguieron.

    En el inicio de los años 1940, los economistas Eugen Varga y Nikolai Voznsensky publicaron libros exponiendo abiertamente programas revisionistas, pero ambos fueron rápidamente refutados por los marxista-leninistas.

    Claro, es importante no exagerar la extensión de esos errores judiciales.

    En los años 1960, la propaganda anti-soviética originalmente publicada en la Alemania Nazi fue republicada por un ex-agente secreto británico llamado Robert Conquest sobre el respetable disfraz de la Universidad de Harvard. En su libro “El gran terror”, de 1969, Conquest apunta el número de “víctimas de Stalin” entre “5 y 6 millones”.

    Pero en los años 1980 Conquest alegaba que en 1939 había un total de entre 25 y 30 millones de prisioneros en la Unión Soviética, y que en 1950 había 12 millones de presos políticos.

    Pero cuando, en la época de Gorbachov, los archivos del Comité Central del PCUS fueron abiertos a los investigadores, se descubrió que el número de presos políticos en 1939 había sido de 454.000, y no de los millones que pretendía Conquest.

    Si añadimos a estos los presos por crímenes no políticos, llegamos a la suma de 2,5 millones, o sea, 2,4% de la población adulta.

    En contraste, había en los Estados Unidos en 1996, de acuerdo con los números oficiales, 5,5 millones de personas en prisión, lo que corresponde al 2,8% de la población adulta.

    O sea, el número de presos en los EUA en esa fecha era 3 millones más que el del mayor número que hubo en la Unión Soviética.

    En enero de 1953, menos de dos meses antes de la muerte de Stalin, nueve médicos que trabajaban en el Kremlin fueron detenidos acusados de asesinar a ciertos líderes soviéticos – incluyendo a Andrei Zhdanov en 1948, aplicándoles deliberadamente tratamiento médico incorrecto.

    Las acusaciones surgieron a partir de investigaciones basadas en las alegaciones de una médica, Lydia Timashuk. Los médicos sospechosos fueron formalmente acusados por conspiración por asesinato junto con la organización sionista americana “JOINT”.

    Corresponsales de la prensa occidental en Moscú insistían en que algunos de los más prominentes líderes soviéticos estaban bajo la investigación en relación con el caso.

    Pero antes de que el caso fuese llevado a juicio, Stalin murió convenientemente.

    El marxista-leninista albanés Enver Hoxha, un incansable adversario del revisionismo y un hombre no dado a rumores infundados, insistía en que los líderes revisionistas soviéticos admitían – o mejor, que se vanagloriaban – de que lo habían asesinado. Y sabemos que el propio hijo de Stalin fue detenido por declarar que su padre había sido asesinado como parte de un complot.

    Sea como fuera, los doctores que habían sido detenidos fueron inmediatamente puestos en libertad y oficialmente “rehabilitados”.

    A continuación Lavrenti Beria – un cazador de revisionistas que quedaba solo después de la muerte Stalin – fue detenido en un golpe militar, juzgado en secreto y ejecutado.

    El camino quedó abierto a los conspiradores revisionistas para quitar sus máscaras, expulsar a los restantes marxista-leninistas de las posiciones de la dirección del Partido y dar los primeros pasos hacia la restauración del capitalismo.

    CONCLUSIÓN

    Este es la imagen de Stalin que surge de un examen objetivo de los hechos.

    Es el retrato de un gran marxista-leninista que luchó toda su vida por la causa del socialismo y por la clase obrera.

    Es el retrato de un gran marxista-leninista que, a pesar de estar rodeado de traidores revisionistas, consiguió evitar durante toda su vida que esa mayoría revisionista traicionara a la clase obrera que él amaba y que restaurase el sistema capitalista que él odiaba.

    Nosotros que tomamos como tarea la reconstrucción del movimiento comunista internacional debemos de ver la defensa de Stalin como parte de la defesa del marxismo-leninismo.

    No puede haber mayor honor para cualquiera persona que aspira a ser un marxista-leninista que ser llamado estalinista.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos: 1318
    Reputación: 1446
    Fecha de inscripción: 21/04/2010

    Re: Stalin, el mito y la realidad - Bill Bland

    Mensaje por Erazmo el Dom Mar 06, 2011 8:32 pm

    Los hilos de stalin creo debieran fusionarse, este hilo es parecido al de "El triunfo de Stalin (versión trotsky)", los administradores de la página lo deberán evaluar.

    En el intertanto hagamos un comentario por el inserto del Camarada RDC:

    Partamos por el final:

    Suscribo las palabras de Bland, aún cuándo no las hubiese señalado este escritor; "Stalin, Es el retrato de un gran marxista-leninista que luchó toda su vida por la causa del socialismo y por la clase obrera", nunca he tenido otra opinión que esa, la misma que tengo sobre otros revolucionarios contrapuestos a stalin, la crítica no debe nublar el juicio final y dar el reconocimiento que stalin indudablemente merece pulcra y sosegadamente añadamos.

    Solo no comparto lo de marxista-leninista, prefiero socialista científico.


    Hasta ahí lo de suscribir, ahora no comparto para nada estos escritos de Bland;

    El señala, "La existencia de una mayoría revisionista en el liderazgo del PCUS fue efectivamente camuflada por un “culto a la personalidad” que fue construido alrededor de Stalin. El propio Stalin criticó y ridiculizó este “culto” en innumerables ocasiones. Sin embargo continuó.
    De esto se extrae que Stalin o era un ultra-hipócrita o fue incapaz de poner fin a este “culto”.
    Quien empezó este “culto a la personalidad” alrededor de Stalin fue, de hecho, Karl Radek, que se confesó culpable por traición en su juicio público en 1937
    ", o Bland cree se dirige a ignorantes o cree en toda la obnubilidad que escribe, el culto a la personalidad es una línea política de cosmovisión del mundo y radek pudo ser un corifeo pero no organizó esa tontera.

    Yo opino lo siguiente sobre el culto de marras, La primera muestra del culto fue el embalsamamiento de Lenin, que fue sugerido y pedido por Leonid krasin, Krasin era muy amigo de Alexander Bogdanov, un científico y multifacético hombre de saber universal que le disputo a Lenin la dirigencia bolchevique, Bogdanov que era un artista-historiador-filósofo y fué uno de los fundadores del movimiento "Proletkult" proponía una cultura-historia-vida nueva para el proletariado, símbolos nuevos para la nueva humanidad proletaria, el "Proletkult" por su mesianismo y espiritualismo oscuro y estrambótico fue reprendido por Lenin, pero reprendido y criticado no prohibido. Al morir Lenin es embalsamado, sí se analiza con la visión de un revolucionario humanista, así como era Lenin, no se puede más que estar en completo desacuerdo al embalsamamiento, que es una burla a su vida y obra, pero eso cuadra con lo propuesto por el "Proletkult" y por Bogdanov y que Krasin compartía, ya que leonid colaboró como ingeniero en varias propuestas de diseño de los artistas del "Proletkult", después los asesores políticos de stalin y al propio Stalin el trasfondo político del "culto" le agrado y lo mantuvo y con los años se fue excacerbando.

    Pero eso de que no pudo oponerse al culto, teniendo todo el poder que en vida tuvo Stalin, es estar cegado por la sinrazón.


    Esto es pueril, "En su juicio público en 1938, el antiguo Comisario del Pueblo para Asuntos Internos, Genrikh Yagoda, confesó ser culpable de haber organizado el asesinato de su predecesor, Vyacheslav Menzhinsky, para asegurar su propia promoción para un puesto que le daría el control sobre los servicios de seguridad soviética. Él entonces, de acuerdo con su propia confesión, utilizó esa posición para proteger a los terroristas responsables del asesinato de prominentes marxista-leninistas próximos a Stalin – incluyendo al Secretario del Partido de Leningrado, Sergei Kírov, y al famoso escritor Máximo Gorki. Y para que los servicios de seguridad no diesen la impresión de estar ociosos, Yagoda dispuso la detención de varias personas que no era conspiradores, pero que habían sido “indiscretas”.
    Después de la detención de Yagoda, los conspiradores tuvieron éxito al sucederlo con otro conspirador, Nikolai Yezhov, que continuó e intensificó este proceso.
    Fue a causa de la sospecha de Stalin y de los marxista-leninistas de que los servicios de seguridad estaban actuando erróneamente – estaban protegiendo a los culpables y deteniendo a los inocentes – que ellos comenzaron a usar el Secretariado personal de Stalin, encabezado por Aleksandr Poskrebyshev, como su agencia particular de detectives.
    Y fue sobre la base de la evidencia descubierta por su Secretariado y enviada directamente al Partido que los revisionistas camuflados, para mantener su disfraz, fueron obligados a apoyar la prisión de genuinos conspiradores, incluido Yagoda y Yezhov.
    Y fue por iniciativa personal de Stalin que en 1938, su amigo, el marxista-leninista Lavrenti Beria, fue trasladado a Moscú desde el Cáucaso para tomar el cargo de los servicios de seguridad.
    ", desmenuzemos esta tontera;

    1) Stalin "nombra" a su amigo personal Beria jefe de los servicios de seguridad, revelador del grado de poder que stalin tenía.
    2) Yagoda y yevzhov detenían injustamente, y hacían ejecuciones (zinoviev-kamenev-tukhachevsky), pero ¿eran revisionistas?, además yagoda hizo asesinar a Máximo Gorky y menzhinsky, es decir hacían lo que querían y por muchos años, luego tan malos e ineficientes eran los servicios de seguridad soviéticos, eran tan mediocres o todo es mentira y todo es solo la traza de un plan, o quizá yagoda-yezhov y quizá el propio menzhinsky querían el poder y estaban luchando contra Stalin, en un momento y siendo su aliado en otro momento. Bland da una visión personal, por tanto esw tan válida como cualquiera y eso que narra ocurre porque los principios de la moral revolucionaria han sido abandonados y abrogados, se lucha para y por el poder lo demás es accesorio y secundario, que patético como ha terminado la gran revolución bolchevique al final la gesta de octubre es la creación de un solo honmbre, Lenin.

    3) Hay al final del escrito de Bland una alusión a la conspiración de los médicos, pero ya está muy desarrollada en otros hilos en especial en "El triunfo de Staln (versión Trotsky), así que no me referiré a esas letras.


    Stalin alcanzó su grandeza, además de participar en la revolución, administrando y organizando la URSS desde una base tecnológica admirable, la técnica era su fuerte no la política ni menos la ideología.

    Stalin, logro su modesta inmortalidad siendo el padre de la tecnocracia soviética, lo demás es discutible ya que equivocarse contínuamente y muchas veces en el mismo obstáculo debiera ruborizar.

    Dejémos que stalin, el viejo georgiano, pueda descanasar en paz.


    Saludos Revolucionarios




    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos: 2542
    Reputación: 3027
    Fecha de inscripción: 19/08/2009
    Edad: 22
    Localización: Galicia

    Re: Stalin, el mito y la realidad - Bill Bland

    Mensaje por RDC el Dom Mar 06, 2011 9:40 pm

    1. No soy tu camarada.

    2. Te agradecería que no posteases en los hilos que yo cree.

    3. Respeta la memoria de Bland y no tergiverses sus escritos de una forma tan burda.

    Bland cree se dirige a ignorantes o cree en toda la obnubilidad que escribe, el culto a la personalidad es una línea política de cosmovisión del mundo y radek pudo ser un corifeo pero no organizó esa tontera.

    Bland no dice que Radek fuese el inventor de dicho culto, sino que fue el primero en dirigirse a Stalin de dicha forma.

    Yo opino lo siguiente sobre el culto de marras,[...]

    Bland habla del culto a Stalin, no a Lenin.

    Pero eso de que no pudo oponerse al culto, teniendo todo el poder que en vida tuvo Stalin, es estar cegado por la sinrazón.

    Lo de: "teniendo todo el poder que en vida tuvo Stalin" es una falacia que no puedes demostrar. Como bien dijo Bland en su escrito estás llamando a Stalin hipócrita.

    1) Stalin "nombra" a su amigo personal Beria jefe de los servicios de seguridad, revelador del grado de poder que stalin tenía.

    Bland no dice en ningún momento que Stalin nombre directamente a Beria.

    Yagoda y yevzhov detenían injustamente, y hacían ejecuciones (zinoviev-kamenev-tukhachevsky)

    En ningún momento dice que los casos que citas fuesen detenciones y ejecuciones injustas.

    además yagoda hizo asesinar a Máximo Gorky y menzhinsky

    Bland no dice que Yagoda asesinase a Gorki.

    es decir hacían lo que querían y por muchos años, luego tan malos e ineficientes eran los servicios de seguridad soviéticos, eran tan mediocres o todo es mentira y todo es solo la traza de un plan

    Tu debes de ser deficiente mental... Yezhov y Yagoda eran los máximos responsables de los servicios de seguridad soviéticos.

    Hay al final del escrito de Bland una alusión a la conspiración de los médicos

    Ahí, Bland alude a unos hechos que ocurrieron en la URSS pero no hace ninguna valoración personal de dichos sucesos.

    Stalin alcanzó su grandeza, además de participar en la revolución, administrando y organizando la URSS desde una base tecnológica admirable, la técnica era su fuerte no la política ni menos la ideología.

    Igual si leyeras las Obras Completas de Stalin dejabas de decir estas tonterías.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos: 1318
    Reputación: 1446
    Fecha de inscripción: 21/04/2010

    Re: Stalin, el mito y la realidad - Bill Bland

    Mensaje por Erazmo el Dom Mar 06, 2011 10:16 pm

    Haré una réplica y respetaré vuestra decisión de no postear en hilos de vuestra propiedad.

    1) No difamo la memoria de Bland, solo sostengo opiniones en contrario respecto de algunos de sus comentarios.

    2) Leeís muy mal RDC, "Quien empezó este “culto a la personalidad” alrededor de Stalin fue, de hecho, Karl Radek, que se confesó culpable por traición en su juicio público en 1937", ahí no dice "sino que fue el primero en dirigirse a Stalin de dicha forma", escrito está empezó lo que revela que o lo inventó o era parte de los inventores, elemental RDC.

    3) No leeís mal, es comprensión de lectura la falla vuestra, "Y fue por iniciativa personal de Stalin que en 1938, su amigo, el marxista-leninista Lavrenti Beria, fue trasladado a Moscú desde el Cáucaso para tomar el cargo de los servicios de seguridad", ¿que es iniciativa personal y nombramiento después?, elemental RDC.

    4) Mala lectura, peor comprensión, "utilizó esa posición para proteger a los terroristas responsables del asesinato de prominentes marxista-leninistas próximos a Stalin – incluyendo al Secretario del Partido de Leningrado, Sergei Kírov, y al famoso escritor Máximo Gorki", sí protegió a los culpables es colaborador de un asesinato, luego es parte del asesinato, elemental RDC.

    Dejémoslo hasta ahí, seguid practicando el narcisismo político los enemigos de clase están felices de vuestro sectarismo.

    Es una lástima que no haya un hilo con las "obras completas de Stalin", ahí vería que podeís dar, al parecer no mucho.



    Saludos Revolucionarios






    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos: 1026
    Reputación: 1261
    Fecha de inscripción: 26/12/2009

    Re: Stalin, el mito y la realidad - Bill Bland

    Mensaje por AsturcOn el Lun Mar 07, 2011 7:57 am

    Lo del señorito Erazmo es pura provocacion tipica de una mente enferma y profundamente dogmatizada por el capitalismo. Este tipo es un gusano que de comunista solo tiene el "camarada" y los "saludos revolucionarios", palabras que pone siempre en sus participaciones solo para confundir. El resto es pura propaganda anti-comunista.


    ajuan
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos: 5853
    Reputación: 7067
    Fecha de inscripción: 09/05/2010
    Localización: Latinoamerica

    Re: Stalin, el mito y la realidad - Bill Bland

    Mensaje por ajuan el Lun Mar 07, 2011 8:45 am

    Este articulo va para imprimir.Tendira que ir con este

    http://www.forocomunista.com/t9341-la-verdad-sobre-stalin-wilf-dixon

    Una obra magistral tambien.

    Sobre los miembros que andan provocando.Creo que claramente hay una regla sobre la provocacion o polemica que podria ser utilizada en estos casos.



    Muy buenos articulo.Como comente directo a imprimir Wink

    CAMARADA

    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos: 2542
    Reputación: 3027
    Fecha de inscripción: 19/08/2009
    Edad: 22
    Localización: Galicia

    Re: Stalin, el mito y la realidad - Bill Bland

    Mensaje por RDC el Lun Mar 07, 2011 12:20 pm

    No difamo la memoria de Bland, solo sostengo opiniones en contrario respecto de algunos de sus comentarios.

    Tergiversas sus escritos, por lo tanto lo difamas.

    Leeís muy mal RDC, "Quien empezó este “culto a la personalidad” alrededor de Stalin fue, de hecho, Karl Radek, que se confesó culpable por traición en su juicio público en 1937", ahí no dice "sino que fue el primero en dirigirse a Stalin de dicha forma", escrito está empezó lo que revela que o lo inventó o era parte de los inventores, elemental RDC.

    Dice textuelmente que "empezó este “culto a la personalidad” alrededor de Stalin", eso simplemente significa que fue el primero en referirse a Stalin de esa forma aduladora. Nada que ver con tus paranoias del culto como "cosmovisión del mundo", ni del cuerpo de Lenin ni de organizar el culto a la personalidad. Esas son simples y descaradas invenciones tuyas.

    No leeís mal, es comprensión de lectura la falla vuestra, "Y fue por iniciativa personal de Stalin que en 1938, su amigo, el marxista-leninista Lavrenti Beria, fue trasladado a Moscú desde el Cáucaso para tomar el cargo de los servicios de seguridad", ¿que es iniciativa personal y nombramiento después?, elemental RDC.

    Lo que dice Bland es una cosa, la paranoia tuya de que fue nombrado directa y unicamenete por Stalin es otra cosa.

    De todas formas le podríamos dar la vuelta a tu "argumento" y decir que si Yezhov y Yagoda llegaron a ese puesto es una muestra del poco poder que tenía Stalin.

    Mala lectura, peor comprensión, "utilizó esa posición para proteger a los terroristas responsables del asesinato de prominentes marxista-leninistas próximos a Stalin – incluyendo al Secretario del Partido de Leningrado, Sergei Kírov, y al famoso escritor Máximo Gorki", sí protegió a los culpables es colaborador de un asesinato, luego es parte del asesinato, elemental RDC.

    Tú en tu primer post dijiste: "yagoda hizo asesinar a Máximo Gorky". Lo cual quiere decir que fue el autor intelectual mientras que Bland dice: "utilizó esa posición para proteger a los terroristas responsables del asesinato [...] de Máximo Gorki". Creo que cualquiera entiende la diferencia entre mandar asesinar y proteger o encubrir a los asesinos.

    Dejémoslo hasta ahí, seguid practicando el narcisismo político los enemigos de clase están felices de vuestro sectarismo.

    No, los enemigos de clase están temblando porque tu te dedicas a escribir gilipolleces en un foro de internet. Bueno, no me extraña que cualquiera persona después de leer tus tonterías quede acojonado... acojonado de hasta donde puede llegar la estupidez humana.

    Es una lástima que no haya un hilo con las "obras completas de Stalin", ahí vería que podeís dar, al parecer no mucho.

    Para "poder dar algo" primero hay que leerlas, cosa que es más que obvio que tu no has hecho. Pero más grave que no leer a Stalin, es que no hayas leído ni a Marx ni a Lenin, o que si por casualidad has leído algo no hayas comprendido nada.

    Eso sí, estoy seguro de que si hubiera un hilo para las obras completas de Stalin tu posterias igual, porque eso es lo tuyo postear sobre todo sin saber absolutamnte de nada y leyendo cuatro cosas sobre la marcha para poder rellenar espacio. Esa es tu forma de actuar en este foro.

    No se cual es tu motivación para disfrazarte de comunista, pero te digo que no engañas a nadie. Vamos, cada vez que haces un "análisis" histórico ya lo dejas bien clarito pasandote por el forro de los cojones el materialismo histórico y haciendo "análisis" en base a intrigas personales, ansias de poder y demás tonterías que lo único que consigues es que no echemos unas risas cada vez que leemos tus ridículos escritos. Serías un buen historiador burgués a ellos les gusta mucho eso de hablar de las intrigas personales y de las ansias de conseguir el poder, pero los marxistas esos cuentos no nos los tragamos y sabemos que todos esos hechos que sucedieron en la URSS y en el PCUS están relacionados con la lucha de clases, que por algo es el motor de la historia como dijo Marx.

      Fecha y hora actual: Mar Oct 21, 2014 6:16 am