PO- Partido Obrero.

    Comparte

    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Mar Feb 15, 2011 3:10 am

    En vistas de que en muchos therds la cosa siempre se va por el tema de "trozkista", o que el PO muebe gente, o que no tiene gente y bla blaa...

    Abro este therd para hablar de una de las tantas fracciones, de una de las tantas cuartas intrenacionales que existen.

    Dejo el link...

    http://po.org.ar/



    Mi punto de vista, ya lo saben, el Trozkismo no es nada màs ni nada menos que facistas con traje de ovejas........ la degeneracion del movimiento obrero, una ideologìa que deja de lado las luchas de Liberaciòn Nacional. Siempre en pos de beneficiar al imperilismo.

    Aparte que con su pesima polìtica de construccion, le queman la cabeza a muchos pibes y los alejan del la polìtica.

    Abrazos!.

    -NICO-
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 309
    Reputación : 472
    Fecha de inscripción : 25/11/2010
    Edad : 24
    Localización : SALTA

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por -NICO- el Mar Feb 15, 2011 3:54 am

    El Partido Obrero es un partido del proletariado,yo fui militante y por eso lo afirmo. Más allá de que se pueda discrepar con ellos por su posición trostkysta,no se puede negar su tradición de lucha y su apoyo constante a los trabajadores.
    A mi no me quemaron la cabeza,si bien por ahí discerní en cuanto a la idea de revolución permanente en algunos puntos,es un espacio de contrucción del pensamiento y de la lucha revolucionaria.
    De la izquierda argentina,es uno de los más respetables,a diferencia del Partido Comunista argentino que está de lado de la burguesía o del Partido socialista de Binner,que se convirtió en un antro de la burguesía.

    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Mar Feb 15, 2011 1:07 pm

    -NICO- escribió:El Partido Obrero es un partido del proletariado,yo fui militante y por eso lo afirmo. Más allá de que se pueda discrepar con ellos por su posición trostkysta,no se puede negar su tradición de lucha y su apoyo constante a los trabajadores.
    A mi no me quemaron la cabeza,si bien por ahí discerní en cuanto a la idea de revolución permanente en algunos puntos,es un espacio de contrucción del pensamiento y de la lucha revolucionaria.
    De la izquierda argentina,es uno de los más respetables,a diferencia del Partido Comunista argentino que está de lado de la burguesía o del Partido socialista de Binner,que se convirtió en un antro de la burguesía.


    Es una provocación, compañero, es un tema señuelo para "pisar el palito".

    El forista que lo cuelga, que uno de aquí insospechado de trotskysta llamó Lumpen; se aburre en Chile desde hace años y se cruza la cordillera para hinchar las pelotas un ratito.

    Ahora, en minuto más minuto menos, se cuelga el nieto de Pereyra y ya podemos poner a cocinar los fideos.

    Saludos.

    PD:La Prensa semanal la suben al link que generosamente figura en el primer mensaje, entre la 8.00 y las 9.00hs, recién salida del horno todos los días JUEVES.

    Es el mejor periódico de la Izquierda en Argentina, todos lo consultan, pero no todos lo confiesan.

    Entre ellos, Che. Muchas gracias por la promoción.

    Si el link, por alguna razón extraña se "cae", lo vuelvo a subir yo.

    Gracias nuevamente.




    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Mar Feb 15, 2011 5:15 pm

    magoya escribió:
    -NICO- escribió:El Partido Obrero es un partido del proletariado,yo fui militante y por eso lo afirmo. Más allá de que se pueda discrepar con ellos por su posición trostkysta,no se puede negar su tradición de lucha y su apoyo constante a los trabajadores.
    A mi no me quemaron la cabeza,si bien por ahí discerní en cuanto a la idea de revolución permanente en algunos puntos,es un espacio de contrucción del pensamiento y de la lucha revolucionaria.
    De la izquierda argentina,es uno de los más respetables,a diferencia del Partido Comunista argentino que está de lado de la burguesía o del Partido socialista de Binner,que se convirtió en un antro de la burguesía.


    Es una provocación, compañero, es un tema señuelo para "pisar el palito".

    El forista que lo cuelga, que uno de aquí insospechado de trotskysta llamó Lumpen; se aburre en Chile desde hace años y se cruza la cordillera para hinchar las pelotas un ratito.

    Ahora, en minuto más minuto menos, se cuelga el nieto de Pereyra y ya podemos poner a cocinar los fideos.

    Saludos.

    PD:La Prensa semanal la suben al link que generosamente figura en el primer mensaje, entre la 8.00 y las 9.00hs, recién salida del horno todos los días JUEVES.

    Es el mejor periódico de la Izquierda en Argentina, todos lo consultan, pero no todos lo confiesan.

    Entre ellos, Che. Muchas gracias por la promoción.

    Si el link, por alguna razón extraña se "cae", lo vuelvo a subir yo.

    Gracias nuevamente.






    Che pedazo de pelotudo.....

    Si vas a andar boludiando y chicaniando andá a otra parte, acan hice un therd para que deabatn sobre tu inmundicia de partido...... o fraccion, o como carajo se llamen.


    Dale boludin..... hacenos un favor, y "deleitanos", sobre tu mierda de Trozkismo......

    O sino cerra la boca.

    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Mar Feb 15, 2011 5:43 pm

    Dejo un texto PAUPERRIMO de Jorge Altamira....


    b]Cuba, sí[/b]19-02-08
    En Cuba se están haciendo ver los síntomas de un gran proceso popular, después de casi medio siglo -cuando los yanquis fueron derrotados en playa Girón. En este caso, América Latina pasaría a tener en Cuba su principal escenario político.

    La BBC y Youtube difundieron generosamente una vigorosa interpelación de los estudiantes de la Universidad de Informática al presidente de la Asamblea Nacional, Raúl Alarcón. El video circula ampliamente en Cuba. El estudiante Eliécer Ávila presentó sus posiciones con toda energía, sencillez y claridad, y fue acompañado en más de una oportunidad con aplausos entusiastas. Alarcón respondió como un burócrata fosilizado; al reclamo por el derecho a salir del país respondió que si todos los habitantes del planeta pudieran viajar se congestionarían los espacios aéreos. Alarcón, sin embargo, no ha dejado de viajar incesantemente durante cuarenta años. Los medios imperialistas se apresuraron a informar que Eliécer había sido detenido; sólo era una noticia falsa e interesada: luego de su intervención el joven no podría ser sancionado sin suscitar una movilización popular.

    Pero Eliécer no inventó la pólvora: se limitó a recoger una posta. En las recientes elecciones, con plancha única, el 20 de enero pasado, "varios secretarios generales (del partido comunista) encabeza(ro)n la lista de los menos votados en sus territorios" (El País, 1/2). O sea que el repudio a la burocracia y al régimen de cercenamiento de las libertades ciudadanas ya ha tenido una expresión masiva. Antes de esto, en una asamblea informativa con los trabajadores de ACOREC, "una empresa estatal que contrata personal cubano a compañías extranjeras", uno de los empleados reclamó, seguido por el aplauso de sus compañeros, "que el Estado les pague en divisas", como le cobra a las compañías extranjeras, y "no en pesos cubanos". Lo mismo reclamó Eliécer hace diez días, añadiendo que el poder adquisitivo de la moneda-salario es una veinticincoava parte de los precios dolarizados. Una burocracia que cobra en dólares a los capitalistas extranjeros y paga en pesos desvalorizados a los trabajadores está procediendo, en su función intermediaria, a una confiscación sin atenuantes de los trabajadores, que comparte con los pulpos foráneos. En otra línea, los cantautores Pablo Milanés y Silvio Rodríguez han reclamado mayores libertades en los últimos meses. El universitario Eliécer Ávila no se limitó a reclamar el derecho de entrada y salida del país: denunció que el pueblo ignoraba el carácter y las propuestas de los que ejercían su representación política y que era obligado a votar por desconocidos, o sea que los representantes eran designados a dedo por una burocracia que se encuentra por encima de cualquier control. El punto culminante del planteo fue cuando señaló expresamente al Consejo de Estado por no informar al pueblo acerca de sus proyectos estratégicos, por lo tanto de no discutirlos con las masas, lo cual convierte a las acciones del Estado en un proceso anárquico que maneja con exclusividad una minoría descontrolada, que tampoco rinde cuenta de su cumplimiento. No es de ahora que se hacen estas denuncias, ni mucho menos; lo que está ocurriendo es que son articuladas y responden a movimientos colectivos.

    ¿Por qué ahora? Porque Cuba ha conocido en los tres últimos años una importante recuperación de la economía y ha sido beneficiada por inversiones extranjeras, en particular de Venezuela, China, Rusia y, como siempre, España. El reanimamiento de la economía no solamente echa más luz sobre las injusticias y desigualdades, también hace vislumbrar a los trabajadores un abanico de posibilidades sociales que estaban soterradas durante la escasez extrema del llamado ‘período especial'. La sistemática acción despolitizadora del régimen se encuentra agotada; las nuevas generaciones no recogen las consignas desgastadas. Aunque parezca contradictorio, la emergencia del proceso nacional venezolano o incluso boliviano ha tenido un efecto revulsivo sobre Cuba, porque ha mostrado procesos antiimperialistas donde se combinan los reclamos sociales con la movilización de las masas, y por sobre todo por una implacable actitud crítica hacia las direcciones políticas. Por eso Stalin combatía los procesos revolucionarios fuera de Rusia -porque podían tener un carácter ejemplificador para las masas rusas.

    No cabe duda de que el cambio en la situación objetiva de Cuba, los cambios en la lucha de América Latina y en el conjunto de la situación internacional, también suscitan debates en los círculos oficiales. La homosexualidad, antes combatida con dureza, ahora es vista como un derecho. En las altas esferas se abre paso la convicción de la necesidad de una transición al capitalismo, que es la única salida para la capa superior de la burocracia. Pero con esa convicción crece el temor ante la reacción popular, en especial dado el marco de luchas populares en América Latina.
    Abrir las válvulas de la discusión, desde arriba, apunta a producir una diferenciación de intereses en la masa de la población, que permita oponer unos contra otros, y que permita tomar el pulso de la reacción de los trabajadores. En lo inmediato, sin embargo, empieza a progresar la deliberación política.

    Si en efecto ha comenzado en Cuba un proceso popular, los principales problemas están hacia delante. Varias de las reivindicaciones democráticas que se están esgrimiendo, en la práctica representan aspiraciones de las capas superiores de la sociedad cubana - como por ejemplo el derecho a salir o entrar del país. Dentro de estos límites puede convertirse en la palabra de orden de un planteo de restauración capitalista. La responsabilidad y la revocación de los funcionarios y legisladores, la paridad de salarios con la burocracia; la libertad de reunión, asamblea y manifestación; la apertura de las cuentas de las empresas privadas internacionales y de las empresas estatales, el control obrero - estas consignas, por el contrario, chocan sin remedio con la burocracia imperante y con las tentativas de restauración del capitalismo.

    Si el proceso popular progresa y se fortalece, Cuba volverá a convertirse en la vanguardia de la revolución latinoamericana. Al imperialismo no le hace ninguna gracia que las críticas al proceso cubano dejen de ser el monopolio de una ‘disidencia' que no esconde su vocación capitalista e incluso cipaya y pasen al campo de las amplias masas que trabaj
    .surrealista_fede dijo en 19-02-08 03:28 PM
    an y estudian en la gran isla del Caribe.

    Jorge Altamira




    -NICO-
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 309
    Reputación : 472
    Fecha de inscripción : 25/11/2010
    Edad : 24
    Localización : SALTA

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por -NICO- el Mar Feb 15, 2011 8:12 pm

    Cuba ha atravezado procesos que están ayudando a intentar derrotar al socialismo,especialmente desde que Raúl Castro está en el poder,el texto de Altamira debe ser entendido en ese sentido.

    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Mar Feb 15, 2011 8:40 pm

    -NICO- escribió:Cuba ha atravezado procesos que están ayudando a intentar derrotar al socialismo,especialmente desde que Raúl Castro está en el poder,el texto de Altamira debe ser entendido en ese sentido.

    Nico, todos sabemos y somos concientes que Cuba esta en un proceso de "perstroika" ( la misma que fue apluadida por el Trozkismo), pero todas las criticas de Cuba son PUERTAS PARA ADENTRO.....

    Altamira en este texto esta casi que insentivando a una contra-revolucion... nosotros sabemos que la direccion del PCC esta podrida, pero será el Centralismo Democratico quien deba cambiar el rumbo... no una contra-revolucion que caira si o si en el fin de la Revolucion cubana y la reimplantacion del Capitalismo mas bestial.....

    Acordate cuando los Trozkos le tiraban flores a Yelsin, y despues cuando se le termino de caer la careta.... dijieron que empeso a "tomar posturas Stalinistas".....

    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Mar Feb 15, 2011 10:47 pm

    Che escribió:...Che pedazo de pelotudo.....

    Si vas a andar boludiando y chicaniando andá a otra parte, acan hice un therd para que deabatn sobre tu inmundicia de partido...... o fraccion, o como carajo se llamen.


    Dale boludin..... hacenos un favor, y "deleitanos", sobre tu mierda de Trozkismo......

    O sino cerra la boca.


    Ehhhhhhh! qué trato preferencial, no me lo merezco.

    Lo que subiste no está linkeado, lo sacarte de un blog pedorro que tampoCO linkea a la fuente original.

    Muuuuuuy mal.

    Voy a tratar de ubicarlo, y lo subo por vos.

    Ahora en lo conceptual, no se de donde surge tanta ira contenida:

    EL PLANTEO CON RESPECTO A CUBA ES EL MISMO QUE TIENEN USTEDES, STALINOS RESIDUALES, CON RESPECTO AL PERONISMO.

    UNA COSA ES PERÓN O KIRCHNER, Y OTRA SON LA BASES QUE CONFORMAN EL MOVIMIENTO.

    ¿NO ES CIERTO? ¿NO ES ESE EL EJE DE INTERVENCIÓN?.

    BUENO:

    UNA COSA ES LA BUROCRACIA CASTRISTA Y OTRA LA REVOLUCIÓN CUBANA ENCARNADA EN SUS BASES.

    PARA PROFUNDIZAR LA REVOLUCIÓN LAS BASES DEBEN BARRER A LA BUROCRACIA CASTRISTA RETARDATARIA Y RESTAURACIONISTA DEL CAPITALISMO.

    ¿EL COMANDANTE NO DECLARÓ, PÚBLICAMENTE, QUE LA VÍA CUBANA ESTABA AGOTADA; CUANDO ESTABAN POR RAJAR A 500.000 TRABAJADORES ESTATALES HACE UNOS MESES?

    Viste, como podemos coincidir programáticamente, como podemos:

    "GOLPEAR JUNTOS Y MARCHAR SEPARADOS".

    Saludos.



    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Mar Feb 15, 2011 11:40 pm

    Che escribió:...todos sabemos y somos concientes que Cuba esta en un proceso de "perstroika" ( la misma que fue apluadida por elTrozkismo),


    ¿Donde, cuando y con qué documentos probatorios?



    Che escribió:Acordate cuando los Trozkos le tiraban flores a Yelsin,

    ¿Donde, cuando y con qué documentos probatorios?


    Ojo al piojo que este es un hilo para "garrotear" al PO, que lo abriste vos y que para tu fortuna hay bastante material digitalizado.

    Buscalos.

    Lo de más te lo contesto en otra entrada con documentos en la mano, no sólo con el documento que subiste, sino con material más viejo.

    Saludos

    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Mar Feb 15, 2011 11:51 pm

    Che escribió:...nosotros sabemos que la direccion del PCC esta podrida, pero será el Centralismo Democratico quien deba cambiar el rumbo...

    Una cortita, después la sigo:

    ¿Ustedes?, ¿quienes?, ¿la diminuta secta a la que adherís en Chile?.

    Y por que no se dirigen orgánicamente y públicamente a través de la Prensa oficial una Carta Abierta que le diga al CC del PCC:

    CAMARADAS USTEDES ESTÁN PODRIDOS Y DEBEN ABANDONAR EL VERTICALISMO PARA ABRAZAR EL CENTRALISMO DEMOCRÁTICO DEL HISTÓRICO BOLCHEVISMO.

    ¿Tendrán pelotas?

    Háganlo, por favor, así discutimos en un mejor pie de igualdad.

    ¿De quienes son las críticas PUERTAS PARA ADENTRO?

    Las de este lado, las encontrás en la Red fácilmente, es más:

    Te dan la oportunidad de provocar gratuítamente por un rato.

    ¿Y las de Ustedes al respecto?, ¿donde se consultan?.

    Saludos.

    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Miér Feb 16, 2011 12:24 am

    Muy intresante...

    UNA COSA ES LA BUROCRACIA CASTRISTA Y OTRA LA REVOLUCIÓN CUBANA ENCARNADA EN SUS BASES.

    Lo que para vos es la bucrcia, para nosotros es la estructura del Centralismo Democratico, esta podrido... SI.... ahora, segun tu masturbante teoria, estas casi que llamando a una segunda Revolucion..... son tan injenuos ustedes, los pichones de Trozky, que no se dan cuenta que lo unico que estan logrando es delitar los oidos de los facistas mas recalistantes, y los reaccionarios mas derechistas que GASTAN MILLONES, para que vuelva un regimen como el de Batista......

    Pero bueno... quiero pensar que pecan de ignrantes, y no de oprtunistas.... como su padre y guia, Leon Trozky, cuando recibia alagos de William Hert.





    Sobre la perstroka y Yelstin.

    "La Glasnost es trotskismo..."
    En el momento que la burguesía internacional reconocía que la restauración del capitalismo ya era un hecho, Mandel recibía los honores de la prensa anticomunista de la Unión Soviética. Su desvergüenza llega a tal extremo que lo llevó a declarar que Gorbachov era un gran revolucionario, retomador de las teorías trotskistas. Dice Mandel: ahora pueden ver todos los comunistas del mundo quienes son los verdaderos revolucionarios y contrarrevolucionarios. Trotski, los trotskistas, Gorbachov y los seguidores de Gorbachov se encuentran en el campo de la revolución, Stalin y los estalinistas están en el campo de la contrarrevolución. Mandel declara en Managua que Stalin representa una "contrarrevolución violenta" (Cool. Felizmente, gracias al esfuerzo de Mandel y Gorbachov, hemos avanzado en 1990 hacia la verdadera revolución.
    He aquí le declaración de Mandel a Temps Nouveaux: "Temps Nouveaux: Declara Gorbachov que la perestroika es la nueva revolución auténtica? Ernesto Mandel: Si, efectivamente el dice eso, y esto es en realidad muy positiva. Nuestro movimiento ha defendido durante 55 años esta tesis, por lo cual se le denominó contrarrevolucionario. Hoy en día se comprende bien, en la Unión Soviética y en el seno de la mayoría de los movimientos comunistas internacionales, donde se encontraban en realidad los verdaderos contrarrevolucionarios." (9)
    No hubo que esperar dos años, para ver caer la Unión Soviética en manos de la mafia pro-norteaméricana y zarista, para ver florecer las fuerzas fascistas y zaristas en Rusia y las otras repúblicas, y para ver diferentes guerras civiles reaccionarias entre las diferentes fracciones burguesas de la población civil. Esto descubre la verdadera faz de los "revolucionarios" de la Glasnost y la Perestroika; esto demuestra también para qué fuerzas políticas Mandel trabaja, este profesional del anticomunismo.
    Catherine Samary, la otra estrella de la IV-Internacional, confirmó a la prensa soviética, que Gorbachov aplicó el programa desarrollado por Trotski. Ella hace el elogio de la Glasnost: "En vuestro país aun no se ha publicado nada acerca de la plataforma de izquierda que luchó contra Stalin y que propuso un camino alternativo para la construcción del socialismo. Pero están ustedes en vía de adoptar esas ideas: construir una democracia socialista auténtica y la autogestión." (10)



    El apoyo de Mandel a Yeltsin
    Mandel, ferviente partidario de la Glasnost de Gorbachov, considera como obligación propia el apoyo a las fuerzas más a la "izquierda" de Gorbachov, ¡convirtiéndose así en el vocero de Yeltsin y Sakharov!
    A comienzos de 1989 Mandel presenta a Yeltsin como el representante de los trabajadores, el hombre de la democratización, que interpreta las ideas de la clase política consciente de la URSS! Mandel escribe en su libro sobre Gorbachov: "La destitución de Yeltsin (el 11 de noviembre de 1987) como dirigente del PCUS es un retroceso grave en el proceso de democratización de la URSS." (11) "Yeltsin es hoy la personalidad política más popular entre los trabajadores soviéticos. Espontáneamente se hicieron miles de etiquetas con el eslogan 'Que regrese Yeltsin'. Todo esto señala la voluntad de una clase política consciente, dispuesta a conservar y ampliar las libertades democráticas parciales obtenidas durante el período 19861988." (12)
    El 3 de abril de 1989 Mandel da la bienvenida "Al nacimiento de una izquierda más radical y masiva, con tres líneas directivas y progresistas que sobresalen en la plataforma de Yeltsin y Sakharov: contra los privilegios de la burocracia, por más igualdad y por un sistema multipartidario." (13)
    Sakharov el representante de la "izquierda radical" tenía ya hace muchos años la reputación de agente oficial de la C.I.A. en la Unión Soviética. El apoyó con entusiasmo la agresión norteamericana contra Vietnam. Compartía la idea de que los norteamericanos hubieran ganado la guerra "si hubiesen actuado con más decisión en el campo militar y sobre todo en el campo político." (14)
    La prensa internacional ha comentado la admiración de Yeltsin por el capitalismo norteamericano y reconoció los contactos de Yeltsin con la C.I.A., durante su primer viaje a los E.E.U.U. Incluso un periódico belga de derecha como De Gazet van Antwerpen, reconocía que Yeltsin exageraba al declarar: "El capitalismo no está en declive, al contrario florece. Con poco dinero se puede comprar todo. En las calles no hay ningún peligro durante la noche. Incluso los desamparados tienen una visión positiva de la vida." (15) Después de estos propósitos abiertamente antisocialistas Mandel seguía considerando a Yeltsin como ¡"la izquierda radical democrática" del partido comunista de la URSS!
    A principios de 1990 continuaba la prensa trotskista demostrando su apoyo a la "democracia radical", y a la oposición en la Unión Soviética: "El Moskovkja Pravda del 23 de febrero de 1990 publicó 'la plataforma democrática' de la oposición radical democrática dirigida por Yeltsin. La plataforma exige: el ejercicio del poder por los soviéticos, elegidos en base a un sistema multipartidario, la abolición del "rol" dirigente del PC y la aprobación de una ley que legalice el sistema multipartidario." (16)
    Está claro que los trotskistas permanecen apoyando esos puntos de vista de Yeltsin, al coincidir con su línea "revolucionaria".
    Mandel llega a un extremo tal, que declara a Yeltsin como el nuevo Trotski: "En este momento Yeltsin representa la tendencia que está por la enorme reducción del aparato burocrático. El camina sobre las huellas de Trotski." (17)
    Mientras en 1991 Yannaviev trató de improvisar un golpe de Estado, Yeltsin por su parte preparó un golpe de Estado auténtico que destruía toda la legalidad del sistema existente: fue apoyado por una mobilización internacional desenfrenada de todas las fuerzas imperialistas. Mandel y los trotskistas estaban por supuesto al lado de Yeltsin. "La mobilización, la nueva vida propagada por Yeltsin y el rechazo al sistema anterior muestran el fracaso de lo que más parece un cambio de ruta, que un golpe de Estado. Hay que oponerse contra los cabecillas, y estar al lado de Yeltsin para que desarrolle la autoorganización, el pluralismo político y la libertad de opinión, que son las únicas garantías de los cambios que se aproximan. Somos partidarios de la nacionalización de las propiedades del Partido Comunista y de los sindicatos oficiales." (18)
    Para todos los anticapitalistas honestos era claro que Yeltsin representaba las fracciones ultra-liberales y pro-norteamericanas de la nueva burguesía rusa, que conservaba con mucho honor la herencia zarista. Sin embargo los trotskistas aplaudieron el golpe de Estado contrarrevolucionario de Yeltsin, porque este abría camino a la "autoorganización", es decir la autoorganización de las masas contra el partido comunista, ya que el pluralismo introducía la libertad para los partidos liberales, socialdemocratas, fascistas y zaristas. La libertad para todos los partidos burgueses, acompañada de la inevitable represión contra las organizaciones comunistas, incluso llegando a su prohibición, lo que es propio de todo sistema burgués-pluralista.
    Un año más tarde nadie podía negar, incluso la gran burguesía internacional, el carácter de extrema derecha y proimperialista de Yeltsin.
    Como verdaderos provocadores anticomunistas, los trotskistas se atrevieron a titular: "¿Sigue Boris Yeltsin las huellas de Josef Stalin?" (19). Este ejemplo nos muestra que estos anticomunistas no retroceden ante ninguna bajeza. Ellos apoyaron hasta el final al liberal Yeltsin en su lucha anticomunista y lo compararon con su respetado jefe revolucionario, el gran Trotski; y después de algunos meses, cuando la restauración capitalista fue un hecho, luego que Yeltsin honró la memoria de los viejos Zares, los trotskistas declararon que Yeltsin, se parece a su peor enemigo: Stalin.



    http://www.wpb.be/doc/doc/trotskes.htm




    La diminuta celula..... :0

    Que un trozko me diga eso, lo tomo como un bonito chiste, gurda con perder la elecciones en la FUBA ehh!!



    Puetas para adentro mi estimado, todo MARXISTA SABE QUE NOS VAMOS AL CARAJO.... TODOS, no hace falta ser una mente iluminada..... pero parece que ustedes nesesitan ENFATISAR EN ESO, Y EN QUE LAS BASES DEBEN BARRERR LA BUROCRACIA..... ojo, no valla a ser que entre esas bases alla un par de mersenarios de EEUU... ehh!, no quiero imaginarme ver a una Yoani Sanches en esas BASES.... ojito nomas, un simple consejo Stalo..... mira que ustedes de contra revolucionarios, tienen bastante historia........

    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Miér Feb 16, 2011 12:47 am

    Sos un pobre diablo.

    Abrís un hilo para pegarle al PO y subís un texto de un belga sobre el Mandelismo.

    ¿Que tiene, o tuvo, que ver el PO con Ernest Mandel?

    No lo sabés, entonces: Shhhhhhhhhhhhhhhh!.

    Buscá documentos del PO, ¿entendés?.

    Que avalen las gansadas que estás diciendo.

    Y subime documentos públicos de tu secta chilena, donde digan que el PCC está podrido y que se debe retornar al Centralismo Democrático.

    Mientras los buscás, yo cambio de canal.

    Saludos.






    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Miér Feb 16, 2011 1:06 am

    Yo nunca jamas dije que el PO hablo textualmente, pero Mandel no era un Trozkista como ustedes??.... o era de una "fraccion enemiga"???

    Y vos estas bien en pedo si pensas que el PC(AP), va a sacar una nota contra-revolucionaria.... esa es tarea de los pichònes de Trozky....

    Chau, suerte con la Revolucion Permanente.

    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Miér Feb 16, 2011 1:58 am

    Che escribió:...El apoyo de Mandel a Yeltsin

    PO 533 - 3/4/97

    Huelga general contra Yeltsin

    Más de veinte millones de trabajadores respondieron al llamado a la huelga y a manifestar contra el gobierno de Boris Yeltsin, en reclamo del pago de los salarios atrasados. Según la Federación Sindical independiente, que convocó a la protesta, más de 29.000 empresas, en 700 grandes ciudades rusas, a todo lo ancho de doce husos horarios, fueron paralizadas por la huelga.

    La suma de 12.000 millones de dólares (con salarios promedio de 100 dólares mensuales), que el régimen restauracionista adeuda a sus trabajadores, da una exacta medida, a la vez, del derrumbe económico ruso y del carácter confiscatorio del proceso de la restauración capitalista.

    Según las informaciones periodísticas, los manifestantes reclamaron, además, la renuncia de Yeltsin y la caída del gobierno encabezado por el primer ministro Chernomyrdin y el llamado ‘regente’ Anatoly Chubais, el hombre que llevó adelante el proceso ‘privatizador’ y entregó –a precios de regalo– los grandes medios de producción rusos a un pequeño puñado de bancos.

    Hace unas pocas semanas, precisamente, fue reestructurado el gabinete y Chubais fue, otra vez, promovido al cargo de responsable de la economía con el objeto de elevar la recaudación impositiva, castigando a los grandes pulpos de la energía, hasta ahora virtualmente exentos de impuestos; el representante del gran monopolio gasífero Gazprom en el mismo gabinete es, sintomáticamente, el primer ministro Chernomyrdin. El ascenso de Chubais (al gabinete) significa que varios colosos económicos –empezando por el Gazprom, la electricidad y los transportes– se dividirán, como ocurrió en 1992 con el petróleo … se recuerda que varias de (estas) sociedades petroleras fueron vendidas a precios de saldo a Boris Berezovski y sus congéneres (banqueros asociados a Chubais), y se puede estar seguro que las nuevas empresas de gas y electricidad no se les escaparán a los mismos compradores y también a bajo costo" (K. S. Karol, especialista francés en cuestiones del Este de Europa, en El País, 16/3). Mientras el país se hunde y los trabajadores se levantan, la lucha por la propiedad entre las distintas mafias restauracionistas se hace más furiosa que nunca.

    Rusia y el ‘síndrome albanés’

    La masividad de la huelga general y el vigor de los piquetes y las manifestaciones populares indican la ‘pesadez’ del ‘ambiente’ social en Rusia, y revelan que se incuba un gigantesco levantamiento popular contra los restauracionistas.

    Tres semanas atrás, a las pocas horas del levantamiento popular albanés, en Prensa Obrera señalamos que "los puntos de contacto entre la situación en Albania y en Rusia son evidentes" y que la insurrección popular en Albania "está revelando la dirección que pueden tomar los acontecimientos rusos" (n° 530, 13/3). No fuimos, sin embargo, los únicos que encontramos un ‘paralelo’ entre ambos países.

    " … ‘¿Conocerá Rusia en un futuro próximo una revuelta antigubernamental como la de Albania?’ Esta pregunta –informa el ya citado K. S. Karol– se la planteó el diario Izvestia, incluso antes de que Boris Yeltsin, tras 246 días de ausencia, dirigiera el pasado 6 (de marzo) un colérico mensaje a las dos cámaras del Parlamento y decidiera desafiar a la opinión pública nombrando al frente del gobierno a Anatoly Chubais, el hombre más odiado del país. La hipótesis planteada por Izvestia toma cuerpo porque en Rusia, como en Tirana, hay un presidente elegido de mala manera, poco considerado y que piensa que todo le está permitido, mostrando con ello que sólo una explosión popular puede hacerle entrar en razón … Es cierto que los rusos tienen más paciencia que los albaneses … pero da la impresión de que ya no están dispuestos a seguir esperando una mejora de sus vidas que se les promete con regularidad y que no llega jamás" (El País, 16/3).

    "¿Es posible un escenario albanés en Rusia?" vuelve a preguntarse Karol. "Un periodista de Izvestia –sigue informando– ha interrogado a los responsables militares y a los del FSB (ex KGB) sobre la seguridad de los depósitos de armamentos, sobre todo en el sur, donde las divisiones que se han retirado de Chechenia siguen viviendo en tiendas de campaña y en condiciones deplorables. Le han respondido al unísono que todo está bajo control por doquier. (El periodista de Izvestia) ha publicado finalmente estas declaraciones añadiendo una frase: ‘en agosto de 1996, los mismos responsables me aseguraron que los chechenos no tenían ninguna posibilidad de recuperar Grozny y todo el mundo sabe lo que pasó’ … Al leer –concluye Karol– es fácil comprender que ‘el contagio del síndrome albanés’ es de gran actualidad en Rusia" (ídem).

    La preocupación del diario ruso revela que en las entrañas de la propia burocracia gobernante anida un enorme temor a la irrupción de una revolución contra los ‘nuevos ricos’ y las mafias restauracionistas.

    LUIS OVIEDO

    Volver a la página principal de Prensa Obrera

    http://archivo.po.org.ar/po/po533/huelga.htm



    ¿En 1997 que edad tenías Chapulín Colorado?

    Este es una muestra, si tengo ganas, sólo si tengo ganas te sigo posteando documentos.

    FUENTES de acceso público, tio; FUENTES de acceso público.

    El resto es chamuyo.

    Saludos.


    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Miér Feb 16, 2011 2:06 am

    Che escribió:Yo nunca jamas dije que el PO hablo textualmente, pero Mandel no era un Trozkista como ustedes??.... o era de una "fraccion enemiga"???

    Y vos estas bien en pedo si pensas que el PC(AP), va a sacar una nota contra-revolucionaria.... esa es tarea de los pichònes de Trozky....

    Chau, suerte con la Revolucion Permanente.

    Conmigo no te hagás el pelotudo.

    Este es un sub-foro de la actualidad Argentina y vos entraste a provocar con el tema del PO.

    Ahora paseamos por Cuba y por la Perestroika de la ex-URSS.

    ¿Nos estás tomando el pelo?

    Si no tenés espaldas, no te cargés ninguna mochila.

    ¿El PC(AP)? ¿Quienes son? ¿Eso no va en la sección chilena?.

    Ay¡ ¿Y el PCCh no era stalinista como ustedes?

    ¡Por Favor!

    Andate al mazo, y el mazo como en Truco; lo tenés a la derecha.

    Saludos.



    Última edición por magoya el Miér Feb 16, 2011 2:09 am, editado 1 vez

    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Miér Feb 16, 2011 2:08 am

    Yyy???....

    Te guse o no, la perstroika fue apoyada por el Trozkismo.... DUELA A QUIEN LE DUELA. ¿Que carajo tienen que ver las marchas en 1997?........... si para ustedes Yelstin era un "stalinista", para esos años...

    ¿Che, como era eso que decia Trozki... algo de que para que vuelva el capitalismo va a tener que morir màs del doble de los que murioeron en la Revolucion Rusa?.......


    PA-TE-TI-COS.


    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Miér Feb 16, 2011 2:15 am

    magoya escribió:
    Che escribió:Yo nunca jamas dije que el PO hablo textualmente, pero Mandel no era un Trozkista como ustedes??.... o era de una "fraccion enemiga"???

    Y vos estas bien en pedo si pensas que el PC(AP), va a sacar una nota contra-revolucionaria.... esa es tarea de los pichònes de Trozky....

    Chau, suerte con la Revolucion Permanente.

    Conmigo no te hagás el pelotudo.

    Este es un sub-foro de la actualidad Argentina y vos entraste a provocar con el tema del PO.

    Ahora paseamos por Cuba y por la Perestroika de la ex-URSS.

    ¿Nos estás tomando el pelo?

    Si no tenés espaldas, no te cargés ninguna mochila.

    ¿El PC(AP)? ¿Quienes son? ¿Eso no va en la sección chilena?.

    Ay¡ ¿Y el PCCh no era stalinista como ustedes?

    ¡Por Favor!

    Andate al mazo, y el mazo como en Truco; lo tenés a la derecha.

    Saludos.


    No me contesta papau...

    ¿No era un Trozko Mandel?.... ¿no era un refernte del Trozkismo?........

    Vamos, seamos buenos. Ustedes, defendieron todo proceso contra-revolucionario.... desde la RDA, hasta Yelstin........


    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Miér Feb 16, 2011 2:32 am

    PO 553 - 20/8/97

    Rusia:
    Capitalismo de ladrones‘made in USA’


    por Luis Oviedo

    La prensa internacional no ahorra elogios para el gabinete que se instaló en Rusia hace cinco meses. Para Le Monde (10/Cool, "las reformas empiezan a dar frutos". Otros señalan el ‘boom’ de la Bolsa de Moscú. Para el Financial Times (3/Cool, la última privatización de importancia, la del monopolio de las telecomunicaciones Svyazinvest, fue "la primera subasta relativamente libre de una de las joyas de la corona del Estado". El inversor George Soros asegura que "hay un serio intento de progresar de un ‘capitalismo de ladrones’ a un capitalismo legítimo" (ídem, 30/7).



    Fractura

    El ascenso del nuevo gobierno Chubais-Nemtsov, sin embargo, marca la fractura del grupo de grandes banqueros que se habían apoderado de las principales empresas del país gracias a las privatizaciones de Yeltsin. Vladimir Potanin, del Oneximbank, abandonó su puesto de viceprimer ministro; Boris Berezovski, del grupo Logovaz, mantuvo su puesto en el Consejo de Seguridad.

    Esta fractura se hizo evidente en las últimas grandes privatizaciones. Berezovki logró derrotar a Potanin en la privatización de la petrolera Sibneft. En las siguientes, sin embargo, Potanin, asociado con Soros, Deutsche Morgan Grenfell y la banca Morgan, se apoderó de Norilsk (el mayor productor mundial de níquel) y de Svyazinvest, el monopolio de telecomunicaciones ruso.

    Potanin obtuvo los fondos para apoderarse de la telefónica, de las ganancias de las anteriores privatizaciones, de las que se hizo a precios de regalo, y del manejo de la aduana, que el gobierno le entregó a cambio de préstamos. En cuanto a Norilsk, Potanin –que ya administraba la empresa desde hace dos años– pagó 8,85 dólares por cada acción … que se cotiza a 15 en la Bolsa.

    Como se ve, la propiedad se sigue obteniendo por medios mafiosos y por las ‘conexiones’ y el entrelazamiento entre los ‘nuevos capitalistas’ y el aparato del Estado.

    La "guerra de los banqueros" (Le Monde, 9/Cool entraña una fractura de la base social del régimen de Yeltsin. El propio Nemtsov "advirtió que esta lucha puede llevar a un realineamiento de las fuerzas políticas, con algunos de los grandes bancos cambiando su apoyo del presidente Yeltsin a ‘comunistas y fascistas’. Incluso sugirió que Chernomyrdin, el primer ministro, podría romper con sus dos viceprimeros ministros y hacer jugar su influencia detrás de este nuevo agrupamiento" (Financial Times, 3/Cool. En otras palabras, desde el propio gobierno se anuncia una severa crisis política, como consecuencia de la agudización de esta lucha por la apropiación de los grandes monopolios del Estado.



    Penetración imperialista

    En su lucha con los restantes banqueros, Potanin se asoció al gran capital financiero internacional, que juega un papel cada vez más predominante. Otra expresión manifiesta de la penetración imperialista es el ‘boom’ de la Bolsa de Moscú, cuya valorización en los últimos doce meses supera la de cualquier otra Bolsa del mundo. Se trata de un ‘boom’ puramente especulativo –"las grandes ganancias (en la Bolsa de Moscú) son un producto del dinero barato que está inflando los precios de las acciones desde Wall Street a Varsovia"– y "artificial", porque "la producción continúa cayendo en muchas industrias; la escasez de capital de trabajo es rampante y las empresas no han sido reestructuradas" (Business Week, 24/3).

    El ingreso de capitales externos ha servido para ‘estabilizar’ el rublo, pero la ‘pinchadura’ de la burbuja moscovita –"que puede ocurrir si las tasas de interés aumentan en los Estados Unidos o si los inversores abandonan los mercados emergentes" (ídem)– llevaría, inmediatamente, a un nuevo derrumbe del rublo.

    Lo que mejor demuestra, sin embargo, el papel que está jugando el imperialismo, es el escándalo que se ha desatado con los ‘asesores’ de Harvard. Los dos principales encargados de la más importante misión de ‘asesoramiento’ enviada por el gobierno norteamericano a Rusia, acaban de ser despedidos después de comprobarse que habían utilizado sus "estrechas conexiones" con los más altos escalones del gobierno, en especial con Chubais, para su enriquecimiento personal. Mientras se llenaban los bolsillos, estos profesores de Harvard diseñaron el programa de privatizaciones –que les permitió a los grandes banqueros apropiarse de las principales empresas a precios de regalo–, y pusieron en pie los mercados de acciones y de bonos del gobierno, además de diseñar el sistema legal que defendería a los nuevos propietarios (The Wall Street Journal, 13/Cool.

    El escándalo, reconoce otro profesor de Harvard, "alimenta las peores fantasías de los rusos: que todo el esfuerzo de la reforma es un intento de robo y pillaje" (ídem). ¿‘Capitalismo de ladrones’? Sí, pero ‘made in USA’.



    Catástrofe económica

    El Estado ha dejado de pagarles a sus trabajadores y a sus proveedores, quienes a su vez han dejado de pagar impuestos. Por esta sencilla razón es imposible medir el déficit fiscal: la cifra oficial, que lo sitúa en el 9% del PBI, carece de sentido, porque el Estado se encuentra desde hace meses en cesación de pagos. Algunos pequeños pero publicitados pagos de jubilaciones atrasadas se han financiado con préstamos externos.

    El derrumbe productivo no cesa: el PBI volvió a caer por octavo año consecutivo. Según los expertos del Banco Mundial, Rusia necesitaría dos décadas de crecimiento a una tasa anual del 7% para recuperar el potencial económico perdido bajo el régimen de Yeltsin (Le Monde Diplomatique, agosto de 1997).

    En el campo, las cosechas del 96 y el 97 fueron las peores de varias décadas; las importaciones de carne, harina y otros comestibles crecen año a año. "El resultado más visible de las reformas en la agricultura ha sido la creación de una nueva clase sumergida de pobres rurales, ligados a la tierra porque no tienen dinero para irse, con menos esperanza de libertad o bienestar que la que tuvieron sus antecesores siervos un siglo atrás. De alguna manera, los ‘nuevos siervos’ de Rusia están incluso peor que sus antecesores …" (Los Angeles Times, 2/4).

    En cuanto a la industria, no logra siquiera defenderse frente a la creciente penetración de mercancías importadas.

    Las privatizaciones no han logrado echar raíces en la estructura económica del país: así como los decretos de Yeltsin, el ‘mercado’ no ha logrado avanzar más allá de la capital y San Petersburgo. El ‘progreso’ del capitalismo en Rusia se centra en las pocas empresas que pueden ser ligadas fácilmente al mercado mundial como proveedoras de materias primas. Pero es precisamente por esto, que las ‘reformas’ no han logrado, todavía, definir la transición en Rusia.

    Rusia es un Estado en disolución, sometido a un brutal saqueo del imperialismo y de los propios burócratas.

    ‘Marcha federal’
    y ‘cortes de ruta’

    No pasa un día sin que el atraso en el pago de los salarios y las jubilaciones desate una nueva huelga o una nueva marcha de protesta en los más diversos puntos de la extendida geografía rusa.

    Osetia del Norte es una república del Cáucaso, una de las regiones más pobres de Rusia. A principios de julio tuvo lugar una ‘marcha federal’ de todas las regiones de la república hacia su capital, Vladikavkaz, en reclamo de los nueve meses de salarios adeudados.

    Pocos días después, a miles de kilómetros, en la región minera de Kuzbas (Siberia), fue convocada una huelga general; la marcha organizada por los huelguistas reunió a 10.000 personas. Además del pago de los salarios atrasados, se reclamó la restauración del servicio sanitario gratuito.

    A mediados de julio, columnas de manifestantes arribadas a Moscú desde las distintas regiones de Rusia, fueron impedidas de entrar a la capital por las tropas del Ministerio del Interior. Los manifestantes, reclamando su derecho a manifestar en el centro de Moscú, organizaron un ‘corte de ruta’ en una de las principales autopistas de acceso a la ciudad.

    El movimiento obrero ruso no ocupa el centro de la escena política nacional, pero la sistemática emergencia de huelgas, marchas y manifestaciones de protesta muestra un cuadro muy lejano a la "apatía" y "resignación" que pinta habitualmente la prensa capitalista.

    Volver a la página principal de Prensa Obrera

    http://archivo.po.org.ar/po/po553/rusia.htm



    ¿Qué edad tenías en 1997, Chapulín Colorado?

    Gracias por permitir compartir estos viejos archivos con el resto de los lectores.

    Gracias al PC(AP)

    Saludos.



    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Miér Feb 16, 2011 2:34 am

    De nada.

    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Miér Feb 16, 2011 2:35 am

    Por sierto... en Rusia, sus "hermanos de clase", andan con la fotito de Stalin a todos lados.... ojito, eh..

    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Miér Feb 16, 2011 2:42 am

    Che escribió:De nada.

    No faltaba más:

    PO 567 - 4/12/97

    Rusia en la crisis mundial

    por Luis Oviedo



    Uno de los epicentros de la crisis financiera internacional es Rusia. Desde principios de setiembre, la bolsa de Moscú perdió el 40% de su valorización —el equivalente a unos 65.000 millones de dólares— y los títulos de la deuda pública rusa "cayeron con la fuerza de una piedra" (Buenos Aires Económico, 11/11).

    Moscú se había convertido en los últimos meses en uno de los centros más activos de la especulación internacional. Desde fines del año pasado, entraron en la bolsa varias decenas de miles de millones de dólares —el 80% provenientes del exterior, de fondos de inversión y de pensión norteamericanos, asiáticos y hasta latinoamericanos. Esto infló un 140% el índice bursátil en los primeros seis meses de este año, en lo que constituyó un auténtico récord mundial.

    Esta orgía especulativa constituyó un verdadero ‘pulmón’ para el capitalismo mundial. Los enormes beneficios especulativos que se acumularon en esos meses fueron un ‘salvataje’ para los especuladores mundiales que debían levantar sus cuentas de resultados.



    Derrumbe

    El golpe de la crisis internacional fue demoledor para Rusia. Cuando los inversores coreanos empezaron a vender sus tenencias de acciones y títulos de deuda rusos para cubrir las pérdidas en su propio país —en un movimiento que el Financial Times (13/11) describe como "brutal"— comenzó la catástrofe: se derrumbaron la bolsa y los títulos y comenzó una implacable fuga de capitales. Los bancos extranjeros aceleraron esa caída, especulando a la baja de las acciones.

    Con todo, coincide la prensa, "lo peor está por venir". Los inversores externos se deshicieron del 20% de los títulos de la deuda pública en su poder. Esta huida, sin embargo, parece ser apenas la ‘punta del iceberg’: como la ley rusa establece que las ventas de títulos públicos deben ser informadas con un mes de anticipación, muchos temen que esos 4.000 millones que ‘volaron’ sean tan sólo un "anticipo" de la venta de "otras decenas de miles de millones más" (International Herald Tribune, 28/11). Por eso, "muchos corredores de bolsa temen que los compradores no cumplan los contratos" (The Wall Street Journal, 5/11). Esto, en realidad, ya está sucediendo, y los primeros en hacerlo han sido los bancos internacionales que operan en Moscú.

    Lo que pinta la situación de cuerpo entero es la afirmación de The Wall Street Journal (5/11) de que las acciones y los títulos no han caído todavía más por la "aguda falta de liquidez". Las órdenes de venta se acumulan sin que nadie quiera comprar.



    Devaluación

    El derrumbe bursátil ha puesto a Rusia —ya en cesación de pagos interna— al borde de la cesación de pagos internacional. El banco central ya perdió el 10% de sus reservas; lo que todavía queda en su poder —unos 21.000 millones de dólares— apenas alcanza para cubrir los títulos de deuda pública en manos de los inversores externos. Los rusos —principalmente los bancos— tienen a su vez títulos por otros 40.000 millones; en caso de que comiencen a venderlos, "las reservas del banco central no serían suficientes" (International Herald Tribune, 28/11).

    Para evitar la fuga de divisas, el banco central ruso elevó las tasas de interés del 21% al 28%, con lo que automáticamente elevó la ya colosal deuda pública en un 33% ... precisamente en momentos en que la recaudación impositiva "es la más baja de todas las épocas" (Le Monde, 13/11).

    Todo esto plantea la perspectiva de la devaluación del rublo. Los bancos rusos —que tienen contratos de compra de dólares por miles de millones para los próximos meses y que ya han pérdido enormes sumas en la especulación bursátil y de títulos— "son particularmente vulnerables a una devaluación" (International Herald Tribune, 28/11).

    Como última salida para evitar una devaluación, Yeltsin envió a Washington a dos ‘emisarios especiales’ para "buscar el apoyo norteamericano a un amplio programa de asistencia occidental" (ídem).



    Rusia profundiza la crisis internacional

    La función de este ‘paquete’ es ‘salvar’ a los especuladores internacionales atrapados en el derrumbe ruso.

    La devaluación del rublo significará la desvalorización de capitales por un monto de 100.000 millones de dólares, la valorización actual de la bolsa de Moscú. Semejante deflación tendrá un efecto demoledor para los fondos de inversión internacionales. El Cronista (28/11) caracteriza que una devaluación del rublo podría ser el ‘golpe final’ que lleve a los especuladores internacionales a retirarse, en masa y sin distinciones, de todos los ‘mercados emergentes’ de los cinco continentes.



    Derrumbe y restauración

    Para algunos observadores, como Le Monde (13/11), el derrumbe de las bolsas inviabiliza el programa de privatizaciones de Yeltsin, porque el gobierno ruso no podría vender en la bolsa las acciones de las empresas que todavía retiene en su poder.

    Así, la crisis bursátil propinaría un rudo golpe a la perspectiva del desarrollo capitalista de Rusia. Las privatizaciones realizadas hasta ahora, según el ‘esquema’ de ‘deuda por acciones’, permitieron a los bancos rusos apropiarse a precios de regalo de los principales activos industriales y yacimientos del país. Estas características de las privatizaciones revelaron la incapacidad para desarrollar un mercado de capitales que sirviera para canalizar como capital a una parte del ahorro nacional. Al mismo tiempo que se apropiaban de las empresas, los burócratas fugaban masivamente el ‘ahorro nacional’ al exterior. Las fábricas, las minas y los yacimientos, en consecuencia, han cambiado jurídicamente de mano pero no hay inversiones, y los nuevos dueños se limitan a saquear la riqueza social de la que se han apropiado.

    Para otros observadores, como el Financial Times, en cambio, la crisis bursátil servirá para acelerar las privatizaciones, porque el gobierno está "desesperado" por obtener fondos para financiar la deuda pública. En un primer paso en esa dirección, Yeltsin derogó el decreto que establecía un límite del 15% a la propiedad de inversores externos en las empresas de gas y petróleo. Inmediatamente, las rivales Shell y British Petroleum se asociaron con empresas rusas para competir en la privatización de la Rosneft, la última petrolera en manos del Estado.

    Pero estas nuevas privatizaciones son otra manifestación, más grave aún, de la incapacidad para desarrollar un mercado de capitales en Rusia.

    El gas y el petróleo, repite la prensa, son el único sector de la economía rusa que podría ‘atraer’ a los inversores externos. En consecuencia, la perspectiva de desarrollo capitalista que diseña la entrega de los yacimientos energéticos al imperialismo es la de una economía dedicada a la explotación de los recursos naturales, con destino al mercado mundial y virtualmente sin ninguna conexión con la economía interna.

    Semejante perspectiva es inviable en un país que, como Rusia, ha alcanzado un elevado grado de desarrollo social, industrial y tecnológico. Sólo podría avanzar a través de brutales crisis políticas y sociales, choques nacionales, guerras y revoluciones.

    Volver a la página principal de Prensa Obrera


    http://archivo.po.org.ar/po/po567/rusiaen.htm



    ¿Medio superficial el análisis, cierto?

    Lástima que el "gurí" Luis Oviedo se nos muriera hace un año.

    ¿Qué edad tenías en 1997, Chapulín Colorado?

    Gracias por permitir compartir estos viejos archivos con el resto de los lectores.

    Gracias al PC(AP)

    Saludos.

    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Miér Feb 16, 2011 3:08 am

    Che pero subi alguno donde el PO critique las posturas contra-revolucionarias de los Trozkistas y la IV Internacional...

    magoya
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 973
    Reputación : 1189
    Fecha de inscripción : 24/11/2010
    Localización : Argentina

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por magoya el Miér Feb 16, 2011 3:28 am

    Che escribió:Che pero subi alguno donde el PO critique las posturas contra-revolucionarias de los Trozkistas y la IV Internacional...

    Vos lo pedís, vos lo tenés:

    EDM 16 - Marzo 97


    La cuestión del programa

    Luis Oviedo

    El Partido Obrero ha entablado un debate con la Oposición Trotskista Internacional (ITO) sobre el carácter de las diversas corrientes trotskistas, o sea, sobre la apreciación de sus programas y políticas. Semejante discusión remite a una cuestión más general —el carácter del programa para reconstruir la IVa Internacional. El pasaje de las organizaciones trotskistas tradicionales al campo democratizante (repudio de la dictadura del proletariado) significa que son contrarrevolucionarias y un lastre para la reconstrucción de la IVª Internacional.

    Dictadura del proletariado

    La dictadura del proletariado y la progresiva desintegración del Estado, son las conclusiones estratégicas de toda la teoría social de Marx. Tanto que, para Marx, "lo que yo hice de nuevo fue demostrar ... que la lucha de clases conduce necesariamente a la dictadura del proletariado; (y) que esta misma dictadura no es más que la transición a la abolición de todas las clases y a una sociedad sin clases" (1). Para Lenin, por su parte, "Marxista sólo es quien hace extensivo el reconocimiento de la lucha de clases al reconocimiento de la dictadura del proletariado. En ello estriba la más profunda diferencia entre un marxista y un pequeño (o un gran) burgués ordinario. Esta es la piedra de toque con la que debe comprobarse la comprensión y el reconocimiento reales del marxismo" (2).

    La dictadura del proletariado está íntimamente ligada a todas las cuestiones cardinales de la política revolucionaria del marxismo, tales como el internacionalismo proletario y el partido revolucionario. El internacionalismo proletario, según Lenin, es la lucha por la dictadura del proletariado en el propio país y en los restantes países. El partido revolucionario es el instrumento para la toma y el ejercicio del poder por el proletariado. Su misión histórica es la de educar y estructurar a los obreros y a las masas explotadas en la conciencia de la necesidad de la conquista del poder político. En otras palabras, si está ausente la estrategia de la dictadura del proletariado, no hay internacionalismo proletario ni hay partido revolucionario.

    El planteamiento de la dictadura del proletariado es, en definitiva, el contenido elemental y último del marxismo. Precisamente, por esta razón, como en el pasado, la cuestión de la dictadura del proletariado –es decir, la disyuntiva entre dictadura del proletariado y dictadura de la burguesía– es la divisoria de aguas entre los trotskistas "reales" (para utilizar las palabras de Lenin) y quienes no lo son … aunque por ‘tradición’, contrabando político o ambas cosas continúen declarándose partidarios de la IVa Internacional.

    La cuestión de la dictadura del proletariado, es decir, la de "la comprensión y el reconocimiento reales del marxismo", está en el núcleo de la posibilidad de la reconstrucción de la IVa Internacional. Las corrientes tradicionales que se reclaman del trotskismo, tales como el Secretariado Unificado de la IVa Internacional (SU) o los lambertistas, han abandonado —tanto en la teoría como en la práctica— la estrategia y el programa de la dictadura del proletariado. En otras palabras, han abandonado el terreno del proletariado y del marxismo, y se han colocado en el campo del Estado burgués y del régimen social que éste defiende.

    El Secretariado Unificado en el campo de la democracia burguesa

    A mediados de la década del 70, comenzó un pronunciado giro derechista de la izquierda europea, cuya vanguardia fueron los llamados partidos ‘eurocomunistas’. En las ‘usinas de ideas’ del PC italiano, bien alimentados burócratas comenzaron a ‘descubrir’ las ‘virtudes’ de la ‘democracia’ … tutelada por el Vaticano. Las proposiciones democratizantes que levantaban los ‘eurocomunistas’ eran, apenas, la expresión pública del recurso ideológico fundamental del imperialismo para imponer la restauración del capitalismo en la URSS y en Europa oriental. Los PC ‘eurocomunistas’ fueron, en este sentido, los auténticos precursores del gorbachovismo.

    Por la misma época, el SU calificó como progresivos a los precursores ‘eurocomunistas’. Las tesis sobre "Democracia Socialista y Dictadura del Proletariado", aprobadas en 1977, reflejan el esfuerzo por convergir con los ‘eurocomunistas’, es decir, con los planteos ideológicos del imperialismo ‘democrático’. Estas tesis pusieron al SU en el campo de la democracia burguesa.

    "Para el SU, la dictadura obrera significa, por sobre todas las cosas, la ‘extensión’ de las libertades democráticas y afirma que el aplastamiento de la contrarrevolución burguesa debe estar limitado por el respeto de las libertades individuales. Se trata de un abandono del planteamiento marxista, puesto que el Estado obrero debe subordinar las libertades democráticas a la acción directa de las masas y al aplastamiento de la contrarrevolución. Este ha sido el curso seguido por todas las revoluciones (Cromwell, Robespierre, Lenin)" (3).

    La concepción del SU de que la dictadura del proletariado es la "extensión de las libertades" contrasta con la de Lenin, para quien "La dictadura del proletariado, es decir, la organización de la vanguardia de los oprimidos como clase dominante con el fin de aplastar a los opresores, no puede dar como resultado sólo la ampliación de la democracia. Simultáneamente con la enorme ampliación de la democracia, que por primera vez se convierte en democracia para los pobres, en democracia para el pueblo, y no en democracia para los ricos, la dictadura del proletariado impone una serie de restricciones a la libertad de los opresores, de los explotadores, de los capitalistas. Debemos reprimirlos para liberar a la humanidad de la esclavitud asalariada; hay que vencer por la fuerza su resistencia; es evidente que no hay libertad ni democracia allí donde hay represión; donde hay violencia" (4). O más claramente: "Democracia para la inmensa mayoría del pueblo y represión por la fuerza, es decir, exclusión de la democracia, de los explotadores y opresores del pueblo: ésta es la modificación que sufrirá la democracia en la transición del capitalismo al comunismo" (5).

    Los mandelianos, a diferencia de Lenin, sostienen que la dictadura del proletariado debe garantizar la libertad de acción y de agitación política a la contrarrevolución burguesa. "La constitución y el código penal de la dictadura del proletariado —dice el SU— impedirán y castigarán los actos de insurrección armada, las tentativas para derrocar el poder de la clase obrera mediante la violencia, los atentados terroristas contra representantes del poder de los trabajadores, los actos de sabotaje, de espionaje a favor de potencias extranjeras, etcétera. Pero solamente deberán ser castigados los actos comprobados de esta índole y no la propaganda general explícita o implícitamente favorable a la restauración del capitalismo. Esto significa que se deberá acordar la libertad de organización política a todos los que, en los hechos, respeten la constitución del estado obrero, incluidos los elementos proburgueses …" (6). El SU, de antemano, le otorga a la contrarrevolución burguesa un certificado de ‘legalidad obrera’.

    Para el SU, "la libertad de organización de grupos, tendencias y partidos sin restricciones ideológicas (es decir, incluidos los contrarrevolucionarios, LO) constituye una condición previa para el ejercicio del poder político por la clase obrera" (7). Es decir, que esa condición previa no es la dictadura del proletariado, sino la democracia burguesa, o sea, el código penal de los capitalistas. Continúa el SU: "La verdadera alternativa es la siguiente: o bien democracia obrera con el derecho de las masas a elegir a todos los que escojan y la libertad de organización política para todos los que han sido elegidos (incluidas las personas con ideologías o un programa burgués o pequeñoburgués), o bien, una restricción decisiva de los derechos políticos de la clase obrera, con todas las consecuencias que se derivan de ello" (Cool.

    Para justificarse, el SU sostiene que "en ningún escrito de Marx, Engels, Lenin o Trotsky, ni en ningún documento programático de la IIIa Internacional bajo Lenin, apareció nunca (una) defensa del sistema de partido único" (9). Falso. Incluso Kautsky defendió la dictadura del Comité de Salud Pública de Robespierre.

    El SU sostiene que no se puede proscribir a la contrarrevolución burguesa, porque, entonces, "¿por dónde trazar la línea de demarcación? ¿Se prohibirán a los partidos que tengan una mayoría de miembros de extracción obrera pero al mismo tiempo tengan una ideología burguesa? ¿Cómo se puede conciliar tal posición con el concepto de elección libre de los consejos de trabajadores? ¿Cuál es la línea de demarcación entre el ‘programa burgués’ y la ‘ideología reformista’? ¿Se deben prohibir, entonces, los partidos reformistas? ¿Se suprimirá la socialdemocracia?" (10). Semejante planteamiento delata a una corriente ajena al movimiento obrero. Cualquier obrero huelguista sabe que los campos se determinan por sí mismos por medio de la lucha. ¿Cómo? Tomemos una sencilla asamblea sindical: la asamblea es democrática porque en ella todos pueden dar su opinión … pero una vez que vota ir a la huelga, la propia lucha determina cuál es el campo en el cual los obreros permitirán el ejercicio de la democracia —los huelguistas, que discuten cómo llevar la lucha a la victoria— y quiénes están excluidos del ejercicio de la democracia: los rompehuelgas —a los que no se les respeta, piquetes mediante, el derecho individual a carnerear— y los patrones. Los huelguistas tampoco permitirán, digamos de paso, la propaganda contra la huelga. La asamblea obrera consagra la supremacía de los derechos colectivos de los trabajadores no sólo sobre los patrones sino, incluso, sobre los propios obreros individualmente considerados. Lo mismo hace la dictadura del proletariado. Por el contrario, cuando eleva la legalidad de los partidos burgueses a la categoría de un principio programático, lo que el SU presenta como dictadura del proletariado no es más que la versión idealizada de la democracia burguesa.

    El abandono del planteamiento marxista de la dictadura del proletariado lleva al SU, naturalmente, a desconocer el papel del partido revolucionario, cuya función histórica no es para los mandelianos la conquista del poder político, sino "la lucha por conquistar a la mayoría en el seno de la clase para sus propuestas …" (11). La concepción parlamentarista que tiene el SU acerca de la toma del poder justifica la denuncia que formulara la Tendencia Cuarta Internacionalista en su Declaración de Fundación (1979): "Tanto el SU como el CORCI hablan con frecuencia de gobierno obrero y campesino y lo hacen para encubrir su propia debilidad política y programática. Para ellos, gobierno obrero y campesino no es sinónimo de dictadura proletaria, sino, más bien, una fórmula que equivale a un gobierno transitorio en el proceso revolucionario. Como quiera que esa fórmula es presentada como finalidad estratégica, hay que entender que en los países atrasados se la presenta como el equivalente de un gobierno burgués … Dicho de otra manera, el gobierno obrero y campesino, en boca de los renegados del trotskismo, no es otra cosa que una versión modernizada de la fórmula de la dictadura democrática de obreros y campesinos" (12).

    El sandinismo nicaragüense fue quien más concienzudamente llevó a la práctica la ‘democracia socialista’ mandeliana, lo que explica que el SU lo apoyara hasta el final. En nombre de la democracia, el sandinismo permitió la libre propaganda y hasta la organización política y la participación electoral de la contrarrevolución. Los resultados son conocidos: la ‘democracia socialista’ es el camino más directo para la entrega de una revolución.

    Con sus tesis sobre la "Democracia Socialista y (la) Dictadura del Proletariado", el SU se pasa por entero al campo de la democracia burguesa, es decir, de la dictadura del capital. La política crudamente derechista seguida por el SU a partir de entonces —en Brasil (donde el grupo del SU se convirtió en la ‘policía política’ de la dirección contrarrevolucionaria del PT contra las tendencias de izquierda, apoyo irrestricto al frente popular); en Irlanda y Medio Oriente (apoyo a los ‘procesos de paz’ impulsados por el imperialismo); en Estados Unidos y Gran Bretaña (apoyo a la burocracia sindical en los procesos de formación del Labor Party y del Socialist Labour Party, contra sus alas izquierdas); en México, donde se ha colocado a la rastra del zapatismo— está, por así decirlo, ‘contenida’ en las tesis de 1977, que consagraron su abandono definitivo de la estrategia de la dictadura del proletariado.

    Pablismo, foquismo

    La degeneración del SU es el resultado de un largo proceso político cuyo punto de arranque fue el pablismo.

    Efectivamente, fue el primer intento serio y orgánico dentro de las filas de la IVa Internacional de abandonar la estrategia de la dictadura del proletariado. Para Pablo y sus seguidores, la expropiación del capitalismo en Europa del Este y Yugoslavia planteaba que el stalinismo se había convertido, a pesar suyo, en un factor revolucionario, que se orientaba a construir Estados obreros. Entre el capitalismo y el socialismo se abría, para los pablistas, un período caracterizado por los Estados obreros deformados.

    Semejantes posiciones llevaron al Secretariado Internacional a abandonar el planteamiento de la revolución política que, en la concepción de Trotsky, era la herramienta para la regeneración revolucionaria de la dictadura del proletariado en la URSS. Paralelamente, como en la ‘teoría’ pablista la burocracia soviética reemplaza al proletariado como el agente de la revolución social, la construcción de un partido revolucionario —la propia IVa Internacional— es considerada ‘superflua’.

    El pablismo cubrió de vergüenza el nombre de la IVa Internacional cuando se opuso a los levantamientos de los obreros de Berlín oriental (1953) y de Hungría (1956), con el argumento de que el derrocamiento de la burocracia stalinista llevaría a esos países a abandonar el ‘campo socialista’. Para los pablistas, la restauración del capitalismo en los Estados obreros degenerados provenía de la acción de las masas contra la burocracia...

    Para los pablistas, el socialismo sólo podía ser el resultado de una ‘auto-reforma’ de los regímenes burocráticos, lo que explica que, habiéndose opuesto a los levantamientos obreros de Berlín oriental y Hungría, apoyaran, en cambio, el de Polonia, encabezado por una fracción de la propia burocracia, la de Gomulka, cuyos planteamientos ‘reformistas’ antecedieron a los de Gorbachov en más de 30 años. No hace falta decir que Gomulka hundió el levantamiento polaco.

    Las posiciones pablistas hicieron ‘escuela’ en la IVa Internacional, aun entre aquellos que se declararon sus opositores. Durante su efímero matrimonio en 1981/82, Moreno y Lambert, por ejemplo, sostuvieron que la "norma general y exclusiva en el curso y después de la Segunda Guerra Mundial" fue que "las direcciones pequeñoburguesas, burocráticas y contrarrevolucionarias se han visto obligadas a romper con la burguesía, expropiarla y tomar el poder" (13). O más llanamente: "el ascenso revolucionario es tan grande que la burguesía puede ser expropiada sin partido revolucionario" (14). Como criticaban Altamira y Magri en aquel entonces, "si esto es cierto, estamos en presencia de dos novedades: 1) los partidos trotskistas no tienen viabilidad; 2) reformistas y stalinistas no están en el campo del orden burgués, sino en el de la revolución proletaria, con sus propios métodos … Se llega a la misma conclusión de Michel Pablo: hay, primero, un gran período de Estados burocráticos y el papel de los trotskistas no es dirigir sino impulsar" (15). Más cerca en el tiempo, mandelianos, morenistas y lambertistas no tuvieron empacho en caracterizar como progresiva a la perestroika gorbachoviana, es decir, a la primera etapa de la política abiertamente restauracionista de la burocracia soviética.

    El pablismo significó la liquidación política de la IVa Internacional, porque importó el abandono del planteamiento y de la estrategia de la dictadura del proletariado.

    • • •

    Con relación a la Revolución Cubana (1959), el pablismo postuló como ley histórica la representación parcial que tenían de ella algunos intelectuales pequeñoburgueses y elevó al foquismo al rango de programa de la IVa Internacional.

    El foquismo sustituye al proletariado como clase dirigente de la revolución por la pequeñoburguesía. En otras palabras, la adhesión al foquismo no significa un ‘desvío militarista’, como suponen algunos de sus críticos; significa, por sobre todo, la adopción del programa político de una clase social hostil al proletariado (la pequeñoburguesía), cuyos intereses históricos son opuestos al comunismo.

    Quien más claramente expresó esta sustitución foquista fue Nahuel Moreno, que a mediados de la década del 60 integraba el SU. Para Moreno, "cualquier país, cualquier clase brutalmente explotada puede, por el programa y el método de la revolución permanente, plantearse la acumulación primitiva socialista y adquirir el desarrollo económico, cultural y técnico moderno … así como hemos descubierto (!) que no sólo la clase obrera puede acaudillar la revolución proletaria, lo mismo podemos decir de los movimientos políticos: no sólo los obreros pueden organizar y dirigir las primeras etapas revolucionarias, pueden hacerlo los movimientos y organizaciones democráticas y agrarias" (16). De un plumazo, Moreno —en nombre de la IVa Internacional— arroja a la basura toda la teoría de Marx sobre el papel revolucionario del proletariado.

    También aquí, el SU hizo ‘escuela’: la sustitución del proletariado por otras clases sociales como caudillo de la revolución, derivó en la ‘teoría’ de las ‘nuevas vanguardias’ (pequeñoburguesas, nacionalistas, estudiantiles, siempre antiproletarias), con la que no sólo los mandelianos, sino también el morenismo y el lambertismo quisieron reconstruir la IVa Internacional en los últimos veinte años. Y todavía hoy, cuando todas esas ‘nuevas vanguardias’ se han pasado con armas y bagajes al campo proimperialista de la democracia, estos ‘trotskistas’ nos quieren seguir vendiendo a las ‘nuevas vanguardias’ como ‘la’ vía para reconstruir una ‘nueva Internacional’. Esto lo han dicho claramente tanto los lambertistas como la principal sección de la LIT morenista, el PSTU brasileño, y los mandelianos (17).

    El paso del aventurerismo foquista al democratismo de las tesis de la ‘Democracia Socialista’ es un complemento necesario. El FSLN de Nicaragua —un ‘niño mimado’ del SU— es la expresión de la perfecta complementariedad entre foquismo y democratismo.

    Durante sus más de cuarenta años de trayectoria política —con sus sucesivos congresos, escisiones y reagrupamientos—, la corriente que hoy representa el llamado Secretariado Unificado de la IVa Internacional ha abandonado la estrategia de la dictadura del proletariado para defender, sistemáticamente, la política —y los intereses sociales— de clases hostiles al proletariado. Se trata de una corriente ajena a la IVa Internacional y, por lo tanto, irrecuperable para luchar por su reconstrucción. Cualesquiera hayan sido sus debilidades, a la Tendencia Cuarta Internacionalista le cabe el indudable mérito político de "acabar con el equívoco mantenido por la OCI (lambertista) de Francia, la que evitó decir con toda claridad que el SU no era solamente una desviación ideológica, sino que había pasado a representar intereses extraños a los del proletariado" (18).

    El democratismo trotskista

    El giro ideológico democratizante de la izquierda mundial de mediados de los 70/principios de los 80 —en consonancia con la ofensiva democratizante del imperialismo y con las primeras formulaciones de la política gorbachoviana— encontró poca oposición a la hora de tomar por asalto esa débil fortaleza política que eran los partidos de la IVa Internacional.

    Ya se ha señalado que las tesis de unificación de las tendencias de Lambert y Moreno reprodujeron, con tres décadas de atraso, los planteos fundamentales del pablismo. "Esto implica —señalaba entonces Política Obrera— que la OCI, y con ella el CI, se ha autodesheredado de su único, pero valioso, elemento de tradición revolucionaria de lucha contra la liquidación de la IVa Internacional" (19).

    La entente Lambert-Moreno también reprodujo, lo que no es poco, el planteo democratizante del SU. La base política de su unificación fue el apoyo al frente popular, encabezado en Francia por Mitterrand. En este sentido, el ‘récord’ del Comité Internacional es verdaderamente impresionante … si se considera que apenas sobrevivió nueve meses: apoyo al frente popular francés encabezado por Mitterrand (del que la OCI decía que pretendía destruir la Va República, es decir, que le atribuía un objetivo revolucionario); apoyo al frente con la burguesía en Nicaragua; pidió el ingreso (del PST) a la ‘multipartidaria’ de los principales partidos patronales de la Argentina; el planteamiento de que la Constituyente peruana (es decir, el parlamento burgués —en el cual, un frente único que integraban los partidos del CI había sacado el 12% de los votos) tomara el poder para "resolver las contradicciones del pueblo explotado". La lista sigue: Bolivia, El Salvador, Brasil … (20).

    Roto el Comité Internacional, el lambertismo entró en un acelerado proceso de desintegración política y organizativa. Su único grupo significativo en América Latina, O Trabalho de Brasil, que actúa en el PT, "consiguió zafarse de la expulsión de las corrientes trotskistas de dicho partido a través de la adhesión de principios a la estrategia de la dirección lulista democratizante, ejerciendo en el PT una especie de oposición consentida (sin hablar de omisión cómplice frente a la expulsión de los trotskistas, ni de su exaltación del caudillismo de Lula)" (21). En cuanto a la OCI, se ha auto-disuelto en un fantasmagórico Partido de los Trabajadores.

    El morenismo —que en el pasado había sido peronista y foquista— formó la LIT, que debutó como plenamente democratizante: su planteo estratégico era el "socialismo con democracia" … o sea, la ‘democracia socialista’ mandeliana.

    El ‘socialismo con democracia’ es una contradicción en sus propios términos: el socialismo es un régimen social en el cual el Estado ha desaparecido; la democracia es una forma de Estado. Donde hay democracia no puede haber socialismo; donde hay socialismo, ya no existe la democracia. No se trata, sin embargo, de una confusión inocente. Significa que, para el morenismo, el ‘socialismo’ puede ser alcanzado en el marco de la democracia, es decir, sin la destrucción del Estado burgués. "A esta ‘revolución social’ en el marco del Estado burgués, el documento del Mas ("Documento sobre situación nacional", aprobado en el IIIº Congreso del Mas, 1988) la denomina ‘cambiar el carácter del Estado’, es decir, cambiar el contenido de clase del Estado, pero no destruir a éste como aparato de opresión de la burguesía, no hacer la revolución. Este cambio ‘social’ se produce ‘derrotando’ (pero no derrocando) a los partidos burgueses; llevando a la clase obrera al ‘gobierno’ (pero no al establecimiento de un régimen proletario); y a hacerlo a través de ‘sus partidos e instituciones’, todos democratizantes y puntales del Estado burgués (y no a través de nuevas organizaciones revolucionarias de masas)" (22). En el citado documento, el morenismo propone la reorganización completa del Estado a través de una Asamblea Constituyente (y no su destrucción por medio de la revolución y la dictadura del proletariado). El subsiguiente planteamiento morenista de un "gobierno obrero y popular" —sin la necesidad de la destrucción del Estado burgués— es, típicamente, el "gobierno obrero-burgués" que denunciaron tanto la IIIa como la IVa Internacionales. Este conjunto de planteamientos democratizantes justifican plenamente la caracterización que formula Causa Operaria criticando el programa del grupo morenista brasileño: "El ‘socialismo con democracia’ es, en realidad, la democracia pura transportada al escenario de la revolución, es decir, el estrangulamiento de la revolución por medio de la democracia" (23).

    Efectivamente, el ‘gobierno obrero’ en su versión morenista no es la dictadura del proletariado, sino una trasposición idealizada del parlamentarismo. Así, los morenistas brasileños sostienen —copiando casi letra por letra la tesis mandeliana de la ‘Democracia Socialista’— que "nuestra lucha consiste en que la clase obrera y los sectores aliados tomen el poder político a través de sus organismos y no que el partido tome el poder … eso significa que la disputa política central entre los sectores revolucionarios y reformistas y las varias alas que pueden existir dentro de una determinada organización, se da dentro de estos organismos" (24). Aquí, la lucha a muerte entre la revolución y la contrarrevolución queda reducida a un ‘debate’ parlamentario en el ámbito de los ‘organismos de poder’. Pero ningún ‘organismo de poder’ puede reemplazar al partido revolucionario, que concentra en su programa los intereses históricos del proletariado como clase internacional.

    El ‘partido no toma el poder sino los organismos’ significa, simplemente, que el morenismo sólo está dispuesto a tomar el poder si es acompañado por los partidos contrarrevolucionarios.

    Las tendencias trotskistas y la restauración del capitalismo en la URSS

    Ya se ha señalado que el planteamiento democratizante fue el carro de guerra político-ideológico del imperialismo para preparar la restauración del capitalismo en la URSS y en Europa del Este. Los tratados internacionales de la década del 70 (Alemania Federal-URSS de 1970; Alemania Federal-Polonia de 1972; Tratado de Helsinki) garantizaron la intangibilidad de las fronteras establecidas y transformaron el derecho internacional (capitalista) en derecho nacional de la URSS y de las llamadas ‘democracias populares’ —la libertad de comercio, la libre circulación económica (que se encubría con la libre circulación de personas … es decir, la circulación de las personas en calidad de mercancías; en otras palabras, fuerza de trabajo). La literatura‘democrática’ acompañó al fenómeno internacional más amplio de la restauración capitalista en la URSS.

    "Ese fue el servicio de la ‘teoría’ de la democracia como valor universal, del predominio de la sociedad civil y de la ciudadanía. Cumplía la función ideológica, es decir, encubierta, de un planteo donde el imperialismo y la burocracia andaban del brazo. Estos tratados no sólo mostraban un esquema internacional dirigido a la instauración del régimen capitalista en la URSS y en Europa del Este, sino que estaban revelando un hecho aún más profundo: la tendencia a la restauración capitalista de la propia burocracia, la cual procuraba apoyos legales, de derecho, diplomáticos e internacionales, para proceder ella misma al proceso de restauración capitalista" (25).

    El carácter democratizante de las principales corrientes trotskistas reside en no haber comprendido —con la excepción parcial de la OCI— que estos acuerdos políticos estaban delatando la tendencia de la burocracia stalinista a la restauración del capitalismo. Peor aún, caracterizaron este curso como progresivo … porque significaba la ‘ampliación de la democracia’.

    El hundimiento de los regímenes burocráticos destruyó las últimas ilusiones socialistas de las tendencias democratizantes del trotskismo. El XIIIº Congreso del SU votó una resolución cuyo corazón político consistía en la siguiente afirmación: "Terminó la época en que el movimiento obrero internacional se determinaba en función de la victoria y de la degeneración de la revolución rusa (que) ya no representa una referencia estratégica central en función de la cual se definen los revolucionarios de todo el mundo" (26). En otras palabras, para el SU ha terminado la época histórica de la revolución proletaria y ha desaparecido la dictadura del proletariado como ‘referencia estratégica central’. La última ‘elaboración’ morenista, por su parte, sostiene que la URSS habría dejado de ser un Estado obrero prácticamente a poco de nacer (a mediados de la década del 20) y hasta niega que en China, Cuba o Vietnam hayan tenido lugar revoluciones y Estados Obreros. Este retroceso —verdadera estampida— en el terreno de los planteamientos políticos y programáticos, se complementó con crisis organizativas mayores, como la que llevó al estallido del morenismo.

    Se trata de un resultado curioso para tendencias que se auto-proclamaban herederas políticas de Trotsky, quien había pronosticado —con más de sesenta años de anticipación— que si una revolución no derrocaba a la burocracia, la restauración del capitalismo en la URSS, más tarde o más temprano, sería inevitable. Que caracterizaba a la burocracia como una capa social restauracionista y, como tal, estaba ‘condenada’ a intentar transformar sus privilegios en propiedad. ¿Por qué estas organizaciones se derrumban —política y organizativamente— cuando los pronósticos del fundador de la tendencia política a la cual decían pertenecer encontraban su más negativa verificación práctica?

    Lo que explica esta aparente contradicción es que, en realidad, para ninguna de estas corrientes, la URSS y los restantes Estados obreros degenerados eran, como había caracterizado Trotsky, regímenes sociales transitorios entre el capitalismo y el comunismo, cuyo destino final sería resuelto en la arena de la lucha de clases mundial. Para todos ellos, el capitalismo no podía restaurarse en la URSS. Consideraban que la estatización de la propiedad era irreversible, porque la burocracia stalinista actuaba como su ‘guardiana’. Una ‘guardiana’ totalitaria que actuaba en su propio interés … pero ‘guardiana’ al fin. Citemos a Mandel: "Nosotros pensamos que la restauración del capitalismo es, a corto, mediano y largo plazo, imposible" (27).

    Fueron incapaces de comprender las enormes contradicciones, de toda índole, acumuladas por el ‘socialismo en un solo país’, y que la integración de la burocracia al mercado mundial —por la vía del endeudamiento externo— había llevado a un punto de explosión. Esas contradicciones debían llevar, obligadamente, a una situación revolucionaria, como la que estalló en Polonia en 1980.

    Frente al hundimiento de los regímenes burocráticos —y a la disyuntiva de dictadura del proletariado o restauración del capitalismo que abría este hundimiento—, los planteamientos de la ‘democracia socialista’ y del ‘socialismo con democracia’ que levantaban mandelianos y morenistas no eran otra cosa que el utópico llamado a la ‘autorreforma’ de estos regímenes por las fracciones ‘progresivas’ y democratizantes de la propia burocracia. Como para los morenistas y los mandelianos, la burocracia no era restauracionista, su crítica al stalinismo se limitaba a su aspecto totalitario y antidemocrático... Una ‘inyección’ de democracia debería alcanzar, entonces, para completar positivamente el desarrollo histórico de los regímenes burocráticos. Por eso aplaudieron cuando Gorbachov anunció que su objetivo era alcanzar un "estado socialista de derecho", sin percibir —a excepción del PO— que el planteo de la burocracia apuntaba a establecer el derecho a la propiedad privada, es decir, el marco jurídico de la restauración.

    Las consignas de ‘democracia socialista’ y de ‘socialismo con democracia’ se limitaban a pretender el establecimiento de instituciones ‘representativas’ (parlamentarias), en el marco de un régimen al que caracterizaban como ‘socialista’. Como la expropiación del capital (‘socialismo’) no significa que la democracia deje de ser una forma de Estado con su correspondiente burocracia estatal, el ‘socialismo con democracia’ es, en última instancia, el régimen abstracto, e imposible en la práctica, de la dominación de la burocracia.

    Para Trotsky, el derrocamiento de la burocracia debía salvar al Estado obrero de la restauración del capitalismo; para los mandelianos y morenistas, por el contrario, la democracia debía salvar, no al Estado obrero, sino al régimen burocrático. Frente al derribamiento del Muro de Berlín por las masas sublevadas contra la burocracia, los morenistas opusieron a la consigna de la "Unidad socialista de Alemania", el "socialismo con democracia" … en la RDA.

    Si, como consecuencia del abandono de la estrategia de la dictadura del proletariado, la consigna del ‘gobierno obrero’ se convierte en un ‘gobierno obrero-burgués’, en los Estados obreros degenerados, el abandono de la estrategia de la dictadura del proletariado convierte la consigna de la revolución política en un planteamiento democratizante. El Vo Congreso del Partido Obrero caracterizó que los planteamientos de ‘revolución política antiburocrática’ (morenista) y de ‘revolución política democrática’ (Pierre Broué, ex dirigente de la OCI) se "limitan a desalojar a la burocracia del poder, por la vía de la democratización de las instituciones del Estado. Es decir, no plantean la expropiación de los derechos políticos de la burocracia como categoría social, ni de los medios económicos que ha acumulado … lo cual sólo puede significar, de un lado, un camuflage de la burocracia —que conserva su dominación económica— y, del otro lado, un camuflaje de la restauración capitalista" (28). La aberración del ‘socialismo con democracia’ y de la ‘democracia socialista’ no se refiere, sin embargo, tan sólo a la ‘democracia’, sino también al llamado ‘socialismo’. Sin dictadura del proletariado, la estatización de la propiedad no equivale, ni mucho menos, a un ‘socialismo con o sin democracia’, sino a un capitalismo de Estado.

    La regeneración revolucionaria de los Estados obreros no se limita a una tarea puramente política —reinstauración del poder de los soviets, exclusión de la burocracia. Implica una profunda reorganización social. El planteo de que la democracia podría salvar al socialismo ignora la interrelación dialéctica que existe entre el avance de la socialización y la dictadura del proletariado.

    Pero esto no es todo, porque el socialismo sólo puede triunfar como un régimen social internacional. El aislamiento de la revolución lleva a la burocratización y a la degeneración del Estado obrero.

    El planteamiento de la dictadura del proletariado expresa la unidad del proletariado internacional como clase y el carácter inseparable de la lucha por el poder en los Estados capitalistas con el desarrollo socialista en los países en que el capital fue expropiado.

    Qué es el centrismo en la IVa Internacional

    El centrismo está determinado por la oposición de extremos irreconciliables: revolución - contrarrevolución; burguesía - proletariado; marxismo - revisionismo. Las formaciones centristas son aquellas que oscilan —ora a la derecha, ora a la izquierda— entre estos dos extremos.

    La caracterización de que la IVa Internacional estaría formada por un conjunto indiferenciado de "organizaciones centristas de tipo especial" (y un único agrupamiento revolucionario —los trotskistas consecuentes, la propia ITO) (29), coloca en el polo derechista de la ecuación a los partidos comunistas y socialistas.

    Esta caracterización significa que, para la ITO, todas las organizaciones que se reclaman de la IVa Internacional se encuentran en el mismo terreno de clase, y que las divergencias y crisis que la desgarraron durante medio siglo tienen un carácter puramente ideológico o político. La ITO no logra establecer las diferencias de contenido de clase de la política y del programa de las diversas tendencias que se reclaman trotskistas.

    Siguiendo el mismo método de análisis, la ITO debería ubicar a Lenin y a Kautsky, en 1918, en el mismo terreno de clase, si es cierto que Kautsky "continuaba emparentándose positivamente" (30) con el marxismo (se declaraba a sí mismo marxista) y si es cierto que Kautsky "programáticamente todavía permanecía en la perspectiva de la dictadura del proletariado" (31). Ocurre que, a mediados de 1918, Kautsky publicó su folleto La Dictadura del Proletariado, al que Lenin calificó como "un perfecto modelo de tergiversación pequeñoburguesa del marxismo y una ruin negación de éste en los hechos, mientras se lo reconoce hipócritamente de palabra" (32). ¡Como Kautsky no había renunciado, de palabra, formalmente, a la dictadura del proletariado, debería ser considerado en el mismo terreno de clase que Lenin! La ITO no formula una caracterización, sino que solicita una declaración jurada ...

    La ITO no establece los diferentes contenidos de clase que se han manifestado en la crisis de la IVa Internacional. Por eso no logra avanzar más allá de una definición extremadamente vaga: "la tarea de los trotskistas ortodoxos es desarrollar una tendencia internacional orientada estratégicamente hacia la reconstrucción de la IVa Internacional por medio de la ligazón, el apoyo y la organización de toda lucha por el trotskismo, en favor de todo desarrollo genuinamente trotskista en el mundo, tanto dentro como fuera de las grandes ‘organizaciones centristas’" (33).

    No es cierto, sin embargo, que estas ‘organizaciones centristas’ "no han producido una completa y decisiva ruptura con las bases programáticas de la política proletaria revolucionaria. Esas organizaciones continúan emparentándose positivamente, de varias maneras, con el Programa de Transición de 1938. Programáticamente, todavía permanecen en la perspectiva de la dictadura del proletariado basada en la democracia soviética, todavía rechazan formalmente el frentepopulismo, todavía declaran su pertenencia al internacionalismo proletario, y todavía —con cierta confusión y ciertas significativas excepciones— mantienen el análisis trotskista de los regímenes stalinistas y de la necesidad de las formas de propiedad colectivizada contra el imperialismo —incluso mientras revisan y distorsionan estos principios y se adaptan a corrientes hostiles a ellos" (34).

    A lo largo de todo este artículo hemos demostrado que estas corrientes han perseverado en una política hostil a la dictadura del proletariado, han sido y son el vehículo del programa y los intereses de clases hostiles al proletariado, son abiertamente frentepopulistas y han abandonado el planteamiento de la revolución política (dictadura del proletariado) para los Estados obreros degenerados. Son, para usar las palabras de Lenin refiriéndose a Kautsky, "un perfecto modelo de tergiversación pequeñoburguesa del marxismo y una ruin negación de éste en los hechos, mientras se lo reconoce hipócritamente de palabra". Estamos autorizados, entonces, a caracterizarlos como Lenin caracterizó a Kautsky: como renegados. El mandelismo y el lambertismo no son ‘centristas’; son el ala derecha de la IVa Internacional y están ubicados en un terreno de clase hostil al proletariado. Su trayectoria de décadas, los ha ‘endurecido’ en sus posiciones antiproletarias y los hace irrecuperables para la lucha por la reconstrucción de la IVa Internacional. En cuanto al morenismo, ha estallado; no existe más. Los grupos que han surgido del estallido morenista manifiestan las posiciones políticas más diversas.

    El SU y el lambertismo no son ‘centristas’, pero lo que sí es típicamente centrista es la tentativa de ‘recuperarlos’ y de reconstruir la IVa Internacional reuniendo a todas las tendencias, por el hecho de que se reclaman del trotskismo. Estas tentativas han fracasado en el pasado y no podían más que fracasar, porque significan la fusión, en una organización común, de tendencias y partidos con diferente contenido de clase. El fracaso de estas tentativas confirma el pronóstico formulado por la Tendencia Cuarta Internacionalista hace más de quince años: "La concepción de la reconstrucción de la IVa Internacional, como una reunificación con los revisionistas por medio de la recuperación del SU, está condenada al fracaso. Los grupos que caracterizan al SU como centrista, con la finalidad de postular su recuperación, se estrellarán contra la pared" (35).

    "Hay que luchar políticamente contra el revisionismo y sus nuevos aliados —continuaba entonces la TCI—, no para recuperarlos o reformarlos, sino para destruirlos políticamente" (36).

    La destrucción política del democratismo y el revisionismo es la vía para reconstruir la IVa Internacional.

    La reconstrucción de la IVa Internacional, una tarea inmediata

    La experiencia revolucionaria de las últimas seis décadas —años de grandes victorias y amargas derrotas— confirma que no existe ninguna posibilidad de estructurar un partido revolucionario de la clase obrera que no sea la IVa Internacional. Su programa concentra la experiencia de las tres Internacionales que la precedieron y la experiencia de la victoria y de la derrota de la Revolución Rusa. Toda esta experiencia histórica está resumida en la consigna cardinal del marxismo, que preside el Programa de Transición: la dictadura del proletariado. Fuera del programa de la IVa Internacional, dominan las posiciones proimperialistas. La reconstrucción de la IVa Internacional exige diferenciar a las corrientes que actúan en nombre de la IVa Internacional desde un punto de vista de clase.

    Por la vía de la delimitación y la clarificación política, mediante el debate y la experiencia de una intervención común en la lucha de clases, será posible reconstruir la IVa Internacional como el partido mundial que lucha por la dictadura del proletariado y el comunismo.

    Notas



    1 . "Carta de Marx a Joseph Weydemeyer (5 de marzo de 1852)", en Carlos Marx - Federico Engels, Correspondencia; Editorial Cartago, Buenos Aires, 1973.

    2 . Vladimir Lenin, El Estado y la Revolución; Editorial Cartago, Buenos Aires, 1974 (cursivas en el original).

    3 . Pablo Rieznik, "Sobre el libro ‘La dictadura revolucionaria del proletariado’, de Nahuel Moreno", en Internacionalismo n° 2, Lima, diciembre de 1980.

    4 . Vladimir Lenin, El Estado y la Revolución; Editorial Cartago, Buenos Aires, 1974 (diferenciadas por mí, LO).

    5 . Idem anterior.

    6 . "Democracia Socialista y Dictadura del Proletariado (Resolución del Secretariado Unificado de la IVa Internacional)", en Jornadas de Estudio sobre la IVa Internacional, Ediciones Prensa Obrera, Buenos Aires, setiembre de 1988 (diferenciadas por mí, LO).

    7 . Idem anterior (cursivas en el original).

    8 . Idem anterior (cursivas en el original, subrayado por mí, LO).

    9 . Idem anterior.

    10 . Idem anterior.

    11 . Idem anterior.

    12 . "Declaración de Fundación de la Tendencia Cuarta Internacionalista" (abril de 1979), en Internacionalismo n° 1, Lima, junio de 1980.

    13 . "Tesis para la reorganización (reconstrucción) de la IVa Internacional" (Comité Internacional), Tesis I; reproducidas por Jorge Altamira y Julio N. Magri, "Las ‘tesis’ del Comité Internacional", en Internacionalismo n° 3, Lima, 1981.

    14 . Idem anterior, Tesis XII.

    15 . Jorge Altamira y Julio N. Magri, "Las ‘tesis’ del Comité Internacional", en Internacionalismo n° 3, Lima, 1981.

    16 . Nahuel Moreno, "La revolución latinoamericana"; citado por Julio N. Magri en El revisionismo en el trotskismo; Ediciones Política Obrera, Buenos Aires, 1971.

    17 . Ver "Resolución sobre la lucha por la reconstrucción de la IVª Internacional (aprobada por el VIIIº Congreso del Partido Obrero)", en En Defensa del Marxismo n° 15, Buenos Aires, diciembre de 1996; Osvaldo Coggiola, "El PSTU se afilia a la LIT y propone disolverla", en En Defensa del Marxismo n° 11, Buenos Aires, abril de 1996; Osvaldo Coggiola, "El XIII° Congreso del Secretariado Unificado de la IVa Internacional", en En Defensa del Marxismo n° 4, Buenos Aires, setiembre de 1992.

    18 . "Resoluciones de la 4a Conferencia de la TCI (31 de julio al 2 de agosto de 1981)", en Internacionalismo n° 4, Lima, enero-abril de 1982.

    19 . Jorge Altamira y Julio N. Magri, "Las ‘tesis’ del Comité Internacional", en Internacionalismo n° 3, Lima, 1981.

    20 . Para una crítica detallada de la política frentepopulista del Comité Lambert-Moreno, ver Jorge Altamira y Julio N. Magri, "El desbande del Comité Internacional", en Internacionalismo n° 4, Lima, 1982.

    21 . Osvaldo Coggiola, El Trotskismo en América Latina, Ediciones Magenta, Buenos Aires, 1993.

    22 . Jorge Altamira, La estrategia de la izquierda en la Argentina, Ediciones Prensa Obrera, Buenos Aires, 1989.

    23 . Rui Costa Pimenta, "Convergencia Socialista y su ‘defensa del socialismo’", en En Defensa del Marxismo n° 2, Buenos Aires, diciembre de 1991.

    24 . Joao Ricardo Soares, "La actualidad del partido revolucionario", en revista Desafío n° 2.

    25 . Jorge Altamira, "Marx, Engels y la democracia de este fin de siglo", en En Defensa del Marxismo n° 2, Buenos Aires, diciembre de 1991.

    26 . Citado por Osvaldo Coggiola, "El XIIIo Congreso Mundial del Secretariado Unificado de la IVa Internacional", en En Defensa del Marxismo n° 4, Buenos Aires, setiembre de 1992.27 . Ernst Mandel, Conferencia dictada en Buenos Aires, poco tiempo antes de su muerte, reproducida en la revista Razón y Revolución n° 2, Buenos Aires, 1996.

    28 . Jorge Altamira, "La crisis mundial. Informe internacional al V° Congreso del Partido Obrero", en En Defensa del Marxismo n° 4, Buenos Aires, setiembre de 1992.

    29 . Oposición Trotskista Internacional, "La crisis de la IVa Internacional y las tareas de los trotskistas consecuentes", en En Defensa del Marxismo n° 14, Buenos Aires, setiembre de 1996.

    30 . Idem anterior.

    31 . Idem anterior.

    32 . Lenin, Op. Cit., cursivas del original.

    33 . Oposición Trotskista Internacional, "La crisis de la IVa Internacional y las tareas de los trotskistas consecuentes", en En Defensa del Marxismo .n° 14, Buenos Aires, setiembre de 1996.

    34 . Idem anterior.

    35 . "Resoluciones de la 4a Conferencia de la TCI (31 de julio al 2 de agosto de 1981)", en Internacionalismo n° 4, Lima, enero-abril de 1982.

    36 . Idem anterior.

    Volver a la página principal de En defensa del marxismo

    http://archivo.po.org.ar/edm/edm16/lacuesti.htm



    ¿Medio superficial el análisis, cierto?

    Lástima que el "gurí" Luis Oviedo se nos muriera hace un año.

    ¿Qué edad tenías en 1997, Chapulín Colorado?

    Gracias por permitir compartir estos viejos archivos con el resto de los lectores.

    Gracias al PC(AP)

    Chau, pibe; si te gusta leer tenés para un rato.

    Pero no creo que ese sea tu caso.

    Saludos.


    Che
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 451
    Reputación : 653
    Fecha de inscripción : 19/05/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Che el Miér Feb 16, 2011 3:41 am

    ¿Segun el texto, estan a favod de levatamienos armadaos contra.revolucionarios?......


    Este texto solo demuestra el fraccionamiento del Movimiento Trozkista.

    Fran-PRT
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 710
    Reputación : 973
    Fecha de inscripción : 06/12/2010

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Fran-PRT el Miér Feb 16, 2011 4:26 pm

    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-159354-2010-12-26.html

    Los trabajadores tercerizados de la línea Roca que negocian su incorporación plena a la empresa ferroviaria no participaron en el corte de vías del jueves a la altura de Avellaneda. El acampe en las vías fue organizado por un pequeño grupo de dirigentes del partido “Obrero”, que trajo para ello a trabajadores tercerizados de otras líneas. El corte interrumpió el servicio y dio lugar a bien preparados disturbios en Constitución, cuando los obreros que intentaban regresar a sus casas llegaron a la terminal y fueron informados de que no corrían los trenes. Un compacto grupo de jóvenes comenzó la pedrea, a la que luego se sumaron algunos pasajeros, indignados por la imposibilidad de viajar. No queda claro si los primeros atacantes pertenecían al mismo grupo que los responsables del corte, porque actuaron sin ninguna identificación ostensible y porque en general el partido “Obrero” reivindica sus acciones.

    Contenido patrocinado

    Re: PO- Partido Obrero.

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:40 pm


      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 5:40 pm