[Egipto] Disturbios y actividad politica

Comparte
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9294
Reputación : 11011
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por ajuan el Vie Feb 11, 2011 1:47 am

Si eso es bueno.Odio que los putos (perdon la palabra) yankis les rompan las bolas a el pueblo revolucionario.
Me da pena que no sea comunista pero algo es algo
Wink


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
pecile
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 117
Reputación : 131
Fecha de inscripción : 15/04/2010
Localización : Rosario, Argentina

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por pecile el Vie Feb 11, 2011 6:08 am

esta todo dado para una revolucion..
avatar
pecile
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 117
Reputación : 131
Fecha de inscripción : 15/04/2010
Localización : Rosario, Argentina

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por pecile el Vie Feb 11, 2011 6:28 pm

renuncio mubarak
avatar
osip1984
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 366
Reputación : 459
Fecha de inscripción : 09/09/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por osip1984 el Vie Feb 11, 2011 6:33 pm

Victoria!! El pueblo Egipcio acaba de derribar la dictadura de Mubarak en Egipto.

La alegría es inmensa en las calles del Cairo, sin embargo está todo por hacer...
avatar
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Dzerjinskii el Vie Feb 11, 2011 7:05 pm

osip1984 escribió:Victoria!! El pueblo Egipcio acaba de derribar la dictadura de Mubarak en Egipto.

La alegría es inmensa en las calles del Cairo, sin embargo está todo por hacer...

Así es, no se trata solo de echar un presidente, se trata de afrontar la guerra civil y seguro la intervención militar del imperialismo que viene luego, si se quiere ir más allá y no aceptar otro gobierno burgués. Por eso no hay que cansarse de insistir en la necesidad del partido, de su organización clandestina, de su profundo vinculo con el pueblo através de organizaciones de masas, del trabajo se zapa en el ejercito, de la formación de las guardias rojas, de reunir bajo la dirección de este partido a un Frente Popular democrático y antiimperialista que no dude en ir a lecciones sabiendo que eso solo sirve para denunciar, imponer consignas y medir fuerzas, pero que la cuestión se resolverá en la lucha insurrecional.

Saludos
avatar
igualdad
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 145
Reputación : 197
Fecha de inscripción : 11/11/2009

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por igualdad el Sáb Feb 12, 2011 6:33 am

No hay nada de que alegrarse, salio un títere yankee y entra otro, esta es la información que conseguí del nuevo títere yankee:


Mohamed Hussein Tantawi



De Wikipedia, la enciclopedia libre

Mohamed Hussein Tantawi Soliman (en árabe: محمد حسين طنطاوى, nacido el 31 de octubre de 1935) es un oficial militar egipcio y político que se convirtió en presidente interino de Egipto el 11 de febrero de 2011[1] . Él tiene el rango de Mariscal de Campo y ha servido en el gobierno de Egipto como Ministro de Defensa y Producción Militar desde 1991, él es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Egipto[2] .


Tantawi recibió su comisión el 01 de abril 1956 sirviendo en la infantería, y participó en las guerras de 1956, 1967 y 1973. Ocupó varios comandos y fue asignado como agregado militar a Pakistán. Tras la destitución del teniente general Yousef Sabry Abo Taleb, Tantawi fue nombrado como Ministro de Defensa y Producción Militar y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Egipto el 20 de mayo de 1991; se convirtió en el primer egipcio desde 1989 con el rango de Mariscal de Campo. En ese período, también participó en la Primera Guerra del Golfo al lado de la coalición encabezada por Estados Unidos.

A partir de 2011, Tantawi es visto como un posible contendiente a la presidencia de Egipto.[3] En medio de las protestas de Egipto 2011, Tantawi fue ascendido al rango ministerial de Vice Primer Ministro, mientras que conservo la cartera de Defensa, el 31 de enero de 2011.

El 11 de febrero 2011 el presidente Hosni Mubarak, renunció y transfirió la competencia al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, dirigido por Tantawi[4] . El Consejo se pronunciará con el Presidente del Tribunal Constitucional Supremo, Farouk Sultan, y puede disolver el Parlamento de Egipto.

Tantawi se ha desempeñado como Comandante de la Guardia Presidencial y Director de la Autoridad de Operaciones de las Fuerzas Armadas.
avatar
Zakhal
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 883
Reputación : 1106
Fecha de inscripción : 03/01/2011
Localización : Espiando a contrarrevolucionarios.

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Zakhal el Sáb Feb 12, 2011 9:58 am

VICTORIA!!!!!! ahora a ver como transcurre todo.
avatar
sorge
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 4983
Reputación : 5716
Fecha de inscripción : 15/12/2009

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por sorge el Sáb Feb 12, 2011 11:39 am

Como que no podemos alegrarnos igualdad? era esperable este resultado, pero que el pueblo derrote al principal valedor del imperialismo en el mundo arabe es una gran noticia, ahora queda mucho por hacer, los camaradas egipcios estan en una ocasión de oro para reconstruir el partido y avanzar en las tareas para conseguir el socialismo.
¡FELICIDADES PUEBLO EGIPCIO!
avatar
Erazmo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1305
Reputación : 1446
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Erazmo el Sáb Feb 12, 2011 1:15 pm

La lucha recién da início, 18 días de movilizaciones son nada, es verdad que derribar al atorrante de mubarak es un logro pero al yanquisionista es el sistema el que le interesa y no quién muestre las fauces.

El pueblo de Irán estuvo 24 meses en las calles antes de conquistar su auténtica soberanía e independencia, lo de Egipto solo comienza ahora lo demás es el chocolate "envenenado" para cazar incautos, la organización "Hermandad Musulmana" tiene la palabra, o son ellos o los imperialistas no hay más organizaciones de verdad en el seno del pueblo egipcio.


Saludos Revolucionarios
avatar
RicardoTresFlechas
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 756
Reputación : 920
Fecha de inscripción : 04/10/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por RicardoTresFlechas el Sáb Feb 12, 2011 4:00 pm

Claro que es una victoria;
y la mas importante es que el pueblo egipcio se ha dado cuenta de algo: Es posible cambiar la realidad politica de su pais.
Han derrocado a alguien que llevaba 30 años en el poder; podran con otros tiranos tambien de ser necesario
avatar
Felagund
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 132
Reputación : 132
Fecha de inscripción : 05/03/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Felagund el Dom Feb 13, 2011 4:17 am

Una gran victoria del pueblo egipcio, una pequeña luz de esperanza para todos los pueblos de la region; esperemos que esto no se trunque que no pongan otro titete mas de los EE.UU., que los egipcios sigan gritando esa voz tan fuerte que se escuchó en todo el mundo.

Los egipcios nos demostraron una vez mas que contra un pueblo unido y decidido ni todo el capital yanqui puede derrotarlo.
avatar
magoya
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 973
Reputación : 1189
Fecha de inscripción : 24/11/2010
Localización : Argentina

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por magoya el Dom Feb 13, 2011 12:51 pm

Analizado con frialdad, el desenlace político era previsible, si estamos atentos al lastre religioso que acumulan estas sociedades (aunque en el caso de Egipto se note menos) y a la ausencia de una dirección revolucionaria.

De todas maneras, lo auténticamente rescatable es:

1] Esta movida tiene alcances regionales y seguirá encendida o latente mientras se profundiza la crisis capitalista mundial, porque el cierre de las fronteras por parte de Europa, a la mano de obra emigrante de estos países es un dato a tener en cuenta.

2] El ánimo de las masas que participaron es triunfalista y el salto de cantidad en calidad que experimentaron, no tiene parangón y nos tendríamos que remitir a la época de la lucha anti-colonial para encontrar antecedentes cercanos.
Mientras se referencien y sean solidarios con sus hermanos de Clase vecinos en lucha, ese ánimo seguirá nutriéndose.

3] Esta lucha desde las bases se mantuvo, enfrentamientos con las bandas lúmpenes de Mubarak mediantes,durante más de una semana sin desmayos.
Se vivió una fase insurreccional consecuente sin ningún tipo de dudas.
De seguro, porque está la historia para demostrarlo, y aunque le corresponda ahora una fase de reflujo:

a la hora de retornar a las barricadas, las masas siempre retoman las luchas en el lugar de máxima conciencia y organización que se dieron la última vez.

De seguro esto parirá nuevos dirigentes de la Clase Trabajadora, todos deseamos que puedan darse una organización LAICA que sea el germen del futuro Partido Revolucionario de Egipto.

Están dando, ellos y el resto de los pueblos insurrectos, un gran paso de avance histórico.

La lucha que, casi en solitario, estuvo dando el valiente pueblo Palestino hasta el dia de hoy; por fin comienza a tener hermanos.

LA SANGRE OBRERA ES LUCHA Y ES BANDERA.

Saludos.

avatar
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Dzerjinskii el Lun Feb 14, 2011 1:57 am

Comparto una respuesta que dí a una camarada española ante los acontecimientos en Túnez y Egipto, y las afirmaciones que los catalogaban como "revoluciones de colores" y los temores de aquellos que se preocupaban por la situación de Libia.

XXX, he leído atentamente todos los materiales que nos has mandado con respeto a los acontecimientos en el norte de África. Coincidimos plenamente en denunciar la lucha interimperialista que hoy se disputa el control de esa región. Sin embargo, y basado en la experiencia de mi propio país, que es también un territorio en disputa por los bloques imperialistas, sé que lejos de provocar semejantes manifestaciones, las facciones del imperialismo llevan a delante una lucha más constante, cotidiana y de zapa, que trata de no poner nunca en duda la dominación burguesa. Más aun al tratarse del imperialismo de EEUU y el de la UE donde los acuerdos han mantenido la estabilidad. Seguramente la actual crisis capitalista agudiza las contradicciones, pero no solo las interimperialistas, sino, y particularmente, las de clase. Pienso que Egipto y Túnez se suman al ciclo de insurrecciones populares, donde la espontaneidad es una característica importante, ciclo que se iniciara allá por el año 1997 en Albania y que sacudiera Indonesia, a casi todos los países de America Latina, a Grecia y a más de uno de estos países varias veces, obligando a la burguesía y al imperialismo a discutir y ensayar una nueva estrategia de acumulación y dominación. Pienso que no hay por que sospechar de que las insurrecciones en distintos países de un misma región se den casi simultáneamente. El acertado análisis que ustedes hacen sobre la deslocalización y en fin, de la “globalización” del imperialismo, y con él, la de los ciclos capitalistas de crisis, explica esto. Estoy convencido que el mismo desarrollo del capitalismo esta generando las bases materiales de la revolución mundial, que aunque siga tendiendo un formato nacional, exige cada vez más del internacionalismo proletario; ya no solo como fruto de la heroica lucha de los comunistas y de su grado de conciencia, sino como una necesidad inmediata, concreta y objetiva de los trabajadores, hasta en su nivel sindical, más espontáneo o “natural”. Los hechos mismos que analizamos quizás sean la prueba de esto, así como las huelgas, los sabotajes etc. fueron creación propia de las masas antes de que siquiera existieran los comunistas, hoy quizás estemos ante nuevas formas de lucha que debemos asimilar y lograr que se hagan más concientes. ¿Cuántas de las empresas imperialistas están explotando hoy a trabajadores egipcios y tunecinos al mismo tiempo? ¿Cuantos de los planes imperialistas fueron soportados simultáneamente por estos dos pueblos? ¿Qué pasaría si cada medida antipopular en un país atentara contra la estabilización de toda una región?
Seguiremos denunciando juntos las maniobras del las facciones imperialistas, pero no quiero restar meritos a la lucha de los pueblos. Pienso la situación ocurrida en el norte de África, primero, como una insurrecciona popular legítima, y que luego sí, esta siendo sometida a la manipulación de las facciones imperialitas, que aprovechan para ganar posiciones ante sus rivales.
Sobredimensionar o poner como origen de las insurrecciones populares las manipulaciones del imperialismo atentan contra el lugar fundamental de la lucha de los pueblos en el desarrollo histórico. La derrota nos ha llevado a pensar que la historia se decide allá arriba, que la deciden ellos, nos hemos pasado años analizando sus maniobras, sus tácticas y estrategias, pero esto tiene que terminar. Debemos multiplicar nuestra confianza en los pueblos, en los trabajadores. Pensar solo en las acciones y contramedidas del imperialismo, en sus luchas intestinas, nos petrifica, nos condena al quietismo. ¿Cuál es la opción si esto se trata principalmente de una lucha de los bloques imperialistas? ¿Acaso no participar a riesgo de beneficiar a una u otra facción? Pienso que no. Nuestra revolución guía, la gran revolución bolchevique, demuestra que se desarrollo justo en medio de las contradicciones interimperialistas. Hasta el mismo Lenin fue liberado de sus carceleros imperialistas alemanes para desestabilizar el imperio zarista. ¿Acaso no era esa una táctica similar a las “revoluciones de colores” de hoy? Todavía se están arrepintiendo…
Pienso además, que este error de apreciación se sienta también sobre la confianza en que sectores burgueses nacionales, puedan acompañar un procesos democrático, antiimperialista y de un capitalismo autónomo, que se enfrente a la hegemonía de EEUU y EU. No pocos sectores de las fuerzas progresistas se preocupan por defender todo vestigio de un proceso de este tipo en cualquier país y ante cualquier gesto que les simpatice. Las sangrienta historia de mi país y de los países subordinados al imperialismo en general, demuestra que los burgueses locales, apenas aprovechan las crisis para renegociar su asociación con el imperialismo, para obtener algunas concesiones, una participación un poco mayor en la explotación y el saqueo de los pueblos. Y lo hacen montados sobre la lucha de los pueblos, estimulándola muchas veces, para poner estas luchas en la balanza a la hora de negociar con los imperialistas, pero han demostrado que son vacilantes y terminan siendo cómplices de la masacre de sus propios pueblos.
Sin duda hay que enfrentar todo tipo de acción imperialista que atente contra las libertades democrático burguesas o contra las conquistas económicas de los trabajadores. Pero hay que saber muy bien que nuestro objetivo es preservar las mejores condiciones económicas, de libertad de prensa, de asociación etc. para la clase obrera y el pueblo, para su organización y formación ideológica con la teoría del marxismo leninismo, sea ante un régimen títere del imperialismo o un régimen nacionalista que esté rediscutiendo los términos de la dependencia.
Los intereses de los trabajadores y los pueblos cada vez coinciden menos con la defensa de los regimenes nacionales que hoy discuten, con un discurso antiimperialista, contra los monopolios y mañana están entregándonos a las dictaduras genocidas dirigidas por el imperialismo.
Si hoy el imperialismo esta ajustando cuentas con sus socios y cómplices en los países subordinados, no hay por que apoyarlos ciegamente.
Las mejores condiciones económicas y políticas para la vida y la organización de los trabajadores es responsabilidad de los trabajadores mismos, algo que consiguen y defienden los trabajadores mismos. Estas condiciones se las arrancaran tanto a los imperialistas como a los regimenes nacionalistas o más independientes. El próximo régimen en Egipto o Túnez, sea del signo que sea, más pro imperialista o menos, tendrá que gobernar con la espada de Damocles sobre su cabeza. La espada del pueblo que defiende sus intereses en la calle.
El peligro del seguidísimo, y del oportunismo acecha detrás del simplismo que pregona que todo enemigo de EEUU es mi aliado.
La única certeza que tenemos los marxistas leninistas, es la de la necesidad del partido, de que este se preserve clandestinamente, pero se ligue fuertemente a las amplias masas mediante organizaciones de superficie y un Frente Popular del que nunca puede renunciar a su dirección y a la participación en elecciones, pero siempre al servicio de la insurrección y la dictadura del proletariado.
Espero se comprenda el tono fraternal de estas líneas y que provienen de un camarada que padece y ve todos los días como las facciones locales de la burguesía preparan la celada contra le pueblo y sus nuevos acuerdos con el imperialismo.
Un abrazo.

Dzerjinskii
avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2847
Reputación : 3426
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Chapaev el Vie Feb 18, 2011 9:08 pm


Lo que no se conoce sobre Egipto

Vicenç Navarro
Público


La caída del dictador Mubarak como resultado de la movilización popular es un motivo de alegría para toda persona con sensibilidad democrática. Pero esta misma sensibilidad democrática debería concienciarnos de que la versión de lo ocurrido que ha aparecido en los medios de información de mayor difusión internacional (desde Al Yazira a The New York Times y CNN) es incompleta o sesgada, pues responde a los intereses que los financian. Así, la imagen general promovida por aquellos medios es que tal evento se debe a la movilización de los jóvenes, predominantemente estudiantes y profesionales de las clases medias, que han utilizado muy exitosamente las nuevas técnicas de comunicación (Facebook y Twitter, entre otras) para organizarse y liderar tal proceso, iniciado, por cierto, por la indignación popular en contra de la muerte en prisión, consecuencia de las torturas sufridas, de uno de estos jóvenes.

Esta explicación es enormemente incompleta. En realidad, la supuesta revolución no se inició hace tres semanas y no fue iniciada por estudiantes y jóvenes profesionales. El pasado reciente de Egipto se caracteriza por luchas obreras brutalmente reprimidas que se han incrementado estos últimos años. Según el Egypt’s Center of Economic and Labor Studies, sólo en 2009 existieron 478 huelgas claramente políticas, no autorizadas, que causaron el despido de 126.000 trabajadores, 58 de los cuales se suicidaron. Como también ocurrió en España durante la dictadura, la resistencia obrera democrática se infiltró en los sindicatos oficiales (cuyos dirigentes eran nombrados por el partido gobernante, que sorprendentemente había sido aceptado en el seno de la Internacional Socialista), jugando un papel clave en aquellas movilizaciones. Miles y miles de trabajadores dejaron de trabajar, incluidos los de la poderosa industria del armamento, propiedad del ejército. Se añadieron también los trabajadores del Canal de Suez (6.000 trabajadores) y, por fin, los empleados de la Administración pública, incluyendo médicos y enfermeras (que desfilaron con sus uniformes blancos) y los abogados del Estado (que desfilaron con sus togas negras). Uno de los sectores que tuvo mayor impacto en la movilización fue el de los trabajadores de comunicaciones y correos, y los del transporte público.

Los centros industriales de Asyut y Sohag, centros de la industria farmacéutica, energía y gas, también dejaron de trabajar. Las empresas en Sharm El-Sheikh, El-Mahalla Al Kubra, Dumyat y Damanhour, centros de la industria textil, muebles y madera y alimentación también pararon su producción. El punto álgido de la movilización obrera fue cuando la dirección clandestina del movimiento obrero convocó una huelga general.

Los medios de información internacionales se centraron en lo que ocurría en la plaza Tahrir de El Cairo, ignorando que tal concentración era la cúspide de un témpano esparcido por todo el país y centrado en los lugares de trabajo –claves para la continuación de la actividad económica– y en las calles de las mayores ciudades de Egipto.

El ejército, que era, y es, el ejército de Mubarak, no las tenía todas consigo. En realidad, además de la paralización de la economía, tenían temor a una rebelión interna, pues la mayoría de los soldados proceden de familias muy pobres de barrios obreros cuyos vecinos estaban en la calle. Mandos intermedios del ejército simpatizaban también con la movilización popular, y la cúpula del ejército (próxima a Mubarak) sintió la necesidad de separarse de él para salvarse a sí misma. Es más, la Administración de Obama, que al principio estuvo en contra de la dimisión de Mubarak, cambió y presionó para que éste se fuera. El Gobierno federal ha subvencionado con una cantidad de 1.300 millones de dólares al año al ejército de aquel país y éste no podía desoír lo que el secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, estaba exigiendo. De ahí que el director de la CIA anunciase que Mubarak dimitiría y, aunque se retrasó unas horas, Mubarak dimitió.

Ni que decir tiene que los jóvenes profesionales que hicieron uso de las nuevas técnicas de comunicación (sólo un 22% de la población tiene acceso a Internet) jugaron un papel importante, pero es un error presentar aquellas movilizaciones como consecuencia de un determinismo tecnológico que considera la utilización de tecnología como el factor determinante. En realidad, la desaparición de dictaduras en un periodo de tiempo relativamente corto, como resultado de las movilizaciones populares, ha ocurrido constantemente. Irán (con la caída del Sha), el Muro de Berlín, la caída de las dictaduras del Este de Europa, entre otros casos, han caído, una detrás de otra, por movilizaciones populares sin que existiera Internet. Y lo mismo ocurrió en Túnez, donde, por cierto, la resistencia de la clase trabajadora también jugó un papel fundamental en la caída del dictador, cuyo partido fue también, sorprendentemente, admitido en la Internacional Socialista.

El futuro, sin embargo, comienza ahora. Es improbable que el ejército permita una transición democrática. Permitirá establecer un sistema multipartidista, muy limitado y supervisado por el ejército, para el cual el enemigo número uno no es el fundamentalismo islámico (aunque así lo presenta, con el fin de conseguir el apoyo del Gobierno federal de EEUU y de la Unión Europea), sino la clase trabajadora y las izquierdas, que son las únicas que eliminarían sus privilegios. No olvidemos que las clases dominantes de Irán, Irak y Afganistán apoyaron el radicalismo musulmán (con el apoyo del Gobierno federal de EEUU y de Arabia Saudí) como una manera de parar a las izquierdas. Una de las primeras medidas que ha tomado la Junta Militar ha sido prohibir las huelgas y las reuniones de los sindicalistas. Sin embargo, esta movilización obrera apenas apareció en los mayores medios de información.

Vicenç Navarro es Catedrático de Políticas Públicas de la Universitat Pompeu Fabra y profesor de Public Policy
en The Johns Hopkins University
avatar
Francesc
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 23
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 13/08/2010

La semilla de Nasser.

Mensaje por Francesc el Sáb Feb 19, 2011 12:59 pm

Lo más positivo de estas revoluciones democráticas, es que ha resurgido el sentimiento panarabista.

Una nación, la Arabe, ha rescatado su dignidad, esto ya no lo podrá parar nadie

Nasser dijo un día: " si perezco, volveré, reencarnado en el Pueblo, en miles de jóvenes !!".

Y creo que ha vuelto... esos estudiantes que se han echado a las calles o los miles de obreros que llevaban haciendo huelgas desde el año 2006 en Mahalla, no han peleado por el Reino de Alláh ". Hubo un lema , repetido hasta el hartazgo:

HURRIYA, HURRIYA, IGTIMÁYA A.DALÁ!!( LIBERTAD, LIBERTAD Y JUSTICIA SOCIAL !!). :che2:

O sea, se han levantado en reivindicación de los derechos que aún nos quedan a nosotros y que no somos capaces de movilizarnos en su defensa.

Nos han dado una lección de coraje, jugándose la vida en las calles.
Mientras nosotros no somos capaces de ir a la huelga contra la jubilación a los 67, ellos han sido capaces de hacer una Revolución !!

Nos han mostrado que SI, SE PUEDE !!, tumbar a un dictador títere de EEUU e Israel.

Eso, es en si mismo una victoria que debe alegrar a todos los revolucionarios del Mundo entero.
Ahora vendrá lo más dificil: el pueblo egipcio acaba de protagonizar su propia versión del febrero-1917, en la Rusia zarista...de ellos depende que también llegue el Octubre Rojo del pueblo árabe. :cccp:2

AL SHAÁB, YURÍD, ISKÁT AL.NIZAN !!
( El pueblo quiere la caida del Sistema !!)
avatar
Neobolchevique
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 37
Reputación : 48
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Neobolchevique el Sáb Feb 19, 2011 2:06 pm

Una insurrección popular ha derrocado al gobierno de un tirano, Mubarak.

Después, este tirano ha sido sustituido por otro, Mohamed Hussein Tantawi, de carácter también reaccionario y burgués.

¿Creen que el pueblo es estúpido? ¿Creen que los que derrocaron a Mubarak no pueden ni van a derrocar a otro títere?

En Rusia ya pasó algo parecido: un tirano feudal (el zar) fue sustituido por otro tirano burgués (Kerenski). Sin embargo, el pueblo sabía que estaba en la misma situación, y por eso ese gobierno no sobrevivió.

En manos del partido comunista está en Egipto el que se haga una nueva revolución verdadera, y que no cambie a un títere por otro. No será fácil, pero mientras el pueblo siga teniendo habre, se puede hacer.
avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2847
Reputación : 3426
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Chapaev el Sáb Feb 19, 2011 2:55 pm

Buena informacion hoy en el noticiero meridiano de telesur.

Como se suele decir ... De las que hacen aficion
avatar
Francesc
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 23
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 13/08/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Francesc el Dom Feb 20, 2011 11:56 am

En Egipto, aparte de los comunistas ( que han sido muy reprimidos y su partido es pequeño), hay que contar con los nasseristas !!

Creo que deberían formar un FRENTE AMPLIO de todas las fuerzas antiimperialistas, no solo de cara a posibles elecciones a medio plazo, sinó sobretodo, para continuar la lucha.
La Revolución da sus primeros pasos y ahora se pondrá cada uno en su sitio, se abrirán las LINEAS DE CLASE, :cccp:2 tanto entre la población como entre el Ejército.

Los trabajadores protagonizan una oleada de huelgas, los estudiantes exigen autonomía universitaria y educación científica, las mujeres :fem: exigen el respeto a sus derechos...
Si, en cierto modo, es como Rusia en febrero de 1917, cayó el Zar Mubarak, pero los Kerenskys siguen en el poder.
avatar
Admin
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 5403
Reputación : 7669
Fecha de inscripción : 01/08/2009

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Admin el Dom Feb 20, 2011 1:30 pm

Otra vez Soros metiendo las narices.


------------------------------
avatar
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Dzerjinskii el Dom Feb 20, 2011 6:42 pm

Francesc escribió:En Egipto, aparte de los comunistas ( que han sido muy reprimidos y su partido es pequeño), hay que contar con los nasseristas !!

Creo que deberían formar un FRENTE AMPLIO de todas las fuerzas antiimperialistas, no solo de cara a posibles elecciones a medio plazo, sinó sobretodo, para continuar la lucha.
La Revolución da sus primeros pasos y ahora se pondrá cada uno en su sitio, se abrirán las LINEAS DE CLASE, :cccp:2 tanto entre la población como entre el Ejército.


El tema es que los nasseristas fueron los que diesmaron a los comunistas marxistas leninistas de Egipto.
avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2847
Reputación : 3426
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Chapaev el Dom Feb 20, 2011 9:39 pm

Lo que no estoy seguro es de si al final lo que se quiere es una CIA y un Mossad que funcionen

Egipto: los movimientos sociales, la CIA y el Mossad

James Petras
Rebelión

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=122735

Traducido por S. Seguí


Los límites de los movimientos sociales

Los movimientos de masas que obligaron a la retirada de Mubarak revelan a la vez la fortaleza y las debilidades de los levantamientos espontáneos.

Por una parte, los movimientos sociales han demostrado su capacidad para movilizar a cientos de miles de personas, quizás millones, en una exitosa lucha sostenida que culminó con el derrocamiento del dictador de una manera que los partidos de oposición y las personalidades preexistentes no pudieron o no quisieron hacer.

En cambio, por otra parte, a falta de un liderazgo político nacional, los movimientos no fueron capaces de tomar el poder político y hacer realidad sus demandas, lo que permitió a los altos mandos militares de Mubarak tomar el poder y definir el post mubarakismo, garantizando la continuidad de la subordinación de Egipto a los EE.UU., la protección de la riqueza ilícita del clan Mubarak (70 millones de dólares), el mantenimiento de las numerosas empresas en propiedad de la élite militar y la protección de las clases altas.

Los millones de personas movilizados por los movimientos sociales para derrocar a la dictadura han sido excluidos en la práctica por la nueva junta militar, autoproclamada “revolucionaria”, a la hora de definir las instituciones y las políticas, por no hablar de las reformas socioeconómicas necesarias para atender las necesidades básicas de la población (el 40% de la población vive con menos de dos dólares al día y el desempleo juvenil asciende a más de 30%). Egipto, como en el caso de los movimientos sociales y estudiantiles populares contra las dictaduras de Corea del Sur, Taiwán, Filipinas e Indonesia, es una demostración de que la falta de una organización política de ámbito estatal permite que personajes neoliberales y conservadores “de oposición” reemplacen al régimen. Estos personajes proceden a establecer un régimen electoral que continúe sirviendo a los intereses imperiales dependientes y defienda el aparato estatal existente. En algunos casos, sustituyen a los viejos compinches capitalistas por otros de nuevo cuño. No es casual que los medios de comunicación alaben la “espontánea” naturaleza de las luchas (no las demandas socioeconómicas) y presenten bajo una luz favorable el papel de los militares (sin tener en cuenta los 30 años en los que han sido un baluarte de la dictadura). Las masas son alabadas por su “heroísmo” y los jóvenes por su “idealismo”, pero en ningún caso se les reconoce como actores políticos centrales en el nuevo régimen. Una vez caída la dictadura, los militares y la oposición electoralista “celebraron” el éxito de la revolución y se movieron rápidamente para desmovilizar y desmantelar el movimiento espontáneo, con el fin de dar paso a las negociaciones entre los políticos liberales electoralistas, Washington y la élite militar en el poder.

Mientras la Casa Blanca puede tolerar o incluso fomentar movimientos sociales que conduzcan al derrocamiento (“sacrificio”) de las dictaduras, tienen todo el interés en preservar el Estado. En el caso de Egipto, el principal aliado estratégico del imperialismo de EE.UU., no es Mubarak, es el ejército, con el que Washington ha estado en constante colaboración antes, durante y después del derrocamiento de Mubarak, asegurándose que la “transición” a la democracia (sic) garantice la permanente subordinación de Egipto a los intereses y las políticas para Oriente Próximo de EE.UU. e Israel.

La rebelión del pueblo: los fracasos de la CIA y el Mossad

La revuelta árabe demuestra una vez más varios fallos estratégicos en instituciones tan cacareadas como la policía secreta, las fuerzas especiales y las agencias de inteligencia de EE.UU., así como en el aparato estatal israelí, ninguno de los cuales fue capaz de prever, no digamos ya intervenir, para evitar esta exitosa movilización e influir en las políticas de sus gobiernos hacia los gobernantes lacayos que estaban en peligro.

La imagen que la mayoría de escritores, académicos y periodistas proyectan de la imbatibilidad del Mossad israelí y de la omnipotente CIA ha sido sometida a una dura prueba, con su fracaso en reconocer el alcance, la profundidad y la intensidad del movimiento de millones de personas que ha derrocado la dictadura de Mubarak. El Mossad, orgullo y alegría de los productores de Hollywood, presentado como un “modelo de eficiencia” por sus bien organizados compañeros de viaje sionistas, no fue capaz de detectar el crecimiento de un movimiento de masas en un país vecino. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se mostró sorprendido (y consternado) por la precaria situación de Mubarak y el colapso de su cliente árabe más prominente, precisamente a causa de errores de inteligencia del Mossad. Del mismo modo, a Washington, con sus 27 organismos de inteligencia además del Pentágono, lo pillaron desprevenido, a pesar de los centenares de miles de agentes pagados y sus presupuestos de miles de millones de dólares, los masivos levantamientos populares y los movimientos emergentes.

Varias observaciones teóricas se imponen. Se ha demostrado que la idea de unos gobernantes ferozmente represivos que reciben miles de millones de dólares de ayuda militar de EE.UU. y que cuentan con cerca de un millón de policías, militares y paramilitares para garantizar la hegemonía imperial no es infalible. La suposición de que mantener vínculos a gran escala y largo plazo con tales gobernantes dictatoriales salvaguarda los intereses imperiales de EE.UU. ha sido refutada.

El globo de la arrogancia de Israel y la presunción de superioridad judía en materia de organización, estrategia y política sobre “los árabes”, ha sido seriamente pinchado. El Estado de Israel, sus expertos, sus agentes encubiertos y sus académicos de las mejores universidades estadounidenses permanecieron ciegos a las realidades emergentes, ignorantes de la profundidad del descontento e impotentes para evitar la oposición masiva a sus clientes más valiosos. Los publicistas de Israel en EE.UU., que no suelen resistirse a cualquier oportunidad de glosar la “brillantez” de las fuerzas de seguridad de Israel tanto si se trata de asesinar a un líder árabe en Líbano o Dubai o bombardear una instalación militar en Siria, se quedaron temporalmente sin habla.

La caída de Mubarak y el posible surgimiento de un gobierno independiente y democrático significarían que Israel podría perder su principal aliado policial. Una opinión pública democrática no va a cooperar con Israel en el mantenimiento del bloqueo de Gaza ni condenar a los palestinos a morir de hambre para quebrar su voluntad de resistir. Israel no podrá contar con un gobierno democrático para respaldar sus violentas ocupaciones de tierras en Cisjordania y su régimen títere palestino. Tampoco podría contar EE.UU. con un Egipto democrático para respaldar sus intrigas en Líbano, sus guerras en Iraq y Afganistán o sus sanciones contra Irán. Por otra parte, el levantamiento de Egipto ha servido de ejemplo para otros movimientos populares contrarios a otras dictaduras clientes de EE.UU. en Jordania, Yemen y Arabia Saudí. Por todas estas razones, Washington apoyó el golpe militar con el fin de dar forma a una transición política de acuerdo con su gusto y sus intereses imperiales.

El debilitamiento del principal pilar del poder imperial de EE.UU. y del poder colonial israelí en el Norte de África y Oriente Próximo ponen de manifiesto el papel esencial de los regímenes colaboradores del Imperio. El carácter dictatorial de estos regímenes es un resultado directo del papel que desempeñan en defensa de los intereses imperiales. Y los grandes paquetes de ayuda militar que corrompen y enriquecen a las élites dominantes son las recompensas por su buena disposición a colaborar con los estados imperiales y coloniales. Dada la importancia estratégica de la dictadura egipcia, ¿cómo explicar el fracaso de las agencias de inteligencia de EE.UU. e Israel para anticipar las revueltas?

Tanto la CIA como el Mossad colaboraron estrechamente con los servicios secretos de Egipto y se basaron en ellos para su información, confiando en sus conformistas informes, según los cuales todo estaba bajo control. Los partidos de oposición son débiles, están diezmados por la infiltración y la represión, sus militantes languidecen en la cárcel o sufren fatales “ataques al corazón” a causa de severas “técnicas de interrogatorio”, afirmaban. Las elecciones fueron manipuladas para elegir a los clientes de EE.UU. e Israel, de modo que no hubiera sorpresas democráticas en el horizonte inmediato o a medio plazo.

Los servicios secretos egipcios son entrenados y financiados por agentes israelíes y estadounidenses, y tienen una natural tendencia a complacer la voluntad de sus amos. Eran tan obedientes para producir informes que complacieran a sus mentores, que ignoraban cualquier información sobre un creciente malestar popular o la agitación vía Internet. La CIA y el Mossad estaban tan incrustados en el vasto aparato de seguridad de Mubarak que fueron incapaces de obtener cualquier otra información sobre los movimientos populares, descentralizados y florecientes, todos ellos movimientos independientes de la oposición electoral tradicional que controlaban.

Cuando los movimientos de masas extraparlamentarios estallaron, el Mossad y la CIA contaban con el aparato estatal de Mubarak para tomar el control a través de la típica operación de la zanahoria y el palo: dar concesiones simbólicas transitorias y sacar a la calle al ejército, la policía y los escuadrones de la muerte. A medida que el movimiento crecía de decenas de miles a cientos de miles y a millones de personas, el Mossad y los principales congresistas estadounidenses partidarios de Israel instaban a Mubarak a “aguantar”. La CIA se limitó a presentar a la Casa Blanca los perfiles políticos de funcionarios militares fiables y de personajes políticos flexibles, “de transición”, dispuestos a seguir los pasos de Mubarak. Una vez más, la CIA y el Mossad demostraron su dependencia del aparato estatal egipcio para conseguir información sobre quién podría representar una alternativa viable pro estadounidense e israelí, haciendo caso omiso de las exigencias elementales de las masas. El intento de cooptar a la vieja guardia electoralista de los Hermanos Musulmanes a través de negociaciones con el vicepresidente general Omar Suleiman fracasó, en parte debido a que los Hermanos Musulmanes no tenían el control del movimiento y en parte debido a que Israel y sus seguidores estadounidenses se opusieron. Por otra parte, el ala juvenil de los Hermanos presionó para que la organización se retirara de las negociaciones.

Los fallos en materia de inteligencia complicaron los esfuerzos de Washington y Tel Aviv de sacrificar el régimen dictatorial para salvar el Estado: ni la CIA ni el Mossad tenían vínculos con ninguno de los nuevos líderes emergentes. Los israelíes no pudieron hallar ningún “nuevo rostro” que tuviera un seguimiento popular y que estuviera dispuesto a desempeñar el poco decoroso papel de colaborador de la opresión colonial. La CIA había estado totalmente comprometida en el uso de los servicios secretos egipcios para torturar a sospechosos de terrorismo (las “entregas extraordinarias”) y en la vigilancia de los países árabes vecinos. Como resultado, tanto Washington como Israel buscaron y promovieron el golpe militar para adelantarse a una mayor radicalización.

En última instancia el fracaso de la CIA y el Mossad para detectar y prevenir el surgimiento del movimiento democrático popular pone de manifiesto la precariedad de las bases del poder imperial y colonial. A largo plazo, no son las armas, los miles de millones de dólares, la policía secreta, ni las cámaras de tortura las que deciden la historia. Las revoluciones democráticas se producen cuando la gran mayoría de un pueblo se alza y dice “basta”, toma las calles, paraliza la economía, desmantela el Estado autoritario y exige libertad e instituciones democráticas sin la tutela imperial o la sumisión colonial.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rEV
avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2847
Reputación : 3426
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Chapaev el Mar Feb 22, 2011 9:06 pm

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=122862


Ver como pdf 21-02-2011

Huelga en la mayor fábrica de Egipto a pesar de las advertencias

AFP


Los trabajadores de la fábrica más grande de Egipto se mantendrán en huelga, según declaró el sábado un sindicato independiente, desafiando las advertencias de la junta militar de que no tolerará más protestas.

Alrededor de 15.000 trabajadores de la Compañía Hilos y Tejidos de Egipto —que emplea a 24.000 personas en la ciudad Al-Mahalla al-Kubra, en el delta del Nilo— están llevando a cabo una concentración por cuarto día consecutivo frente al edificio de la administración”, informa el Centro de Sindicatos y Servicios de los Trabajadores (CSST) en un comunicado.

“Los trabajadores se han negado a poner fin a su protesta hasta que se vea satisfecha su demanda principal que consiste en la destitución del presidente de la empresa Fuad Abdel Alim”, acusado de corrupción.

El viernes, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que tomó el poder tras la renuncia del presidente Hosni Mubarak el 11 de febrero, declaró que las huelgas dañan la seguridad nacional y no serán toleradas, tras dos advertencias más suaves emitidas previamente.

Algunos grupos “organizan protestas que obstaculizan la producción y crean condiciones económicas críticas que pueden conducir a un empeoramiento de la economía del país”, afirmó el Consejo Militar en un comunicado. “El mantenimiento de la inestabilidad y sus consecuencias provocarán perjuicios a la seguridad nacional”, añadía. “El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas no permitirá la continuación de tales actos ilegales que constituyen un peligro para la nación y se enfrentará a ellos tomando medidas legales para proteger la seguridad de la nación”.

Los aproximadamente 24.000 empleados de la Compañía Hilos y Tejidos de Egipto se manifestaron el 10 de febrero en apoyo de las manifestaciones contra Mubarak, expulsado al día siguiente tras más de dos semanas de protestas masivas en todo Egipto.

La huelga fue suspendida brevemente tras la renuncia de Mubarak pero se reinició el miércoles, 16 de febrero, reivindicando los trabajadores salarios más altos y una nueva administración.

La Compañía Hilos y Tejidos de Egipto es la fábrica más grande de la industria textil egipcia que emplea al 48% por ciento del total de la fuerza laboral del país, según el CSST).
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9294
Reputación : 11011
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por ajuan el Dom Sep 04, 2011 1:42 am



------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2847
Reputación : 3426
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Chapaev el Lun Nov 21, 2011 9:04 pm

avatar
RicardoTresFlechas
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 756
Reputación : 920
Fecha de inscripción : 04/10/2010

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por RicardoTresFlechas el Lun Nov 21, 2011 9:25 pm

Al parecer el Pueblo Egipcio no se conformo con el mero cambio de dirigentes por la Burguesia; se hace necesario que un Partido Comunista entre al ruedo.

Contenido patrocinado

Re: [Egipto] Disturbios y actividad politica

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom Nov 19, 2017 12:18 am