U n fantasma recorre Europa (por Yuri Kulakov Vladimirovich)

Comparte

kosolapov
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1457
Reputación : 1907
Fecha de inscripción : 17/12/2010
Localización : Aunque no estuviese en la oficina nadie lo notaría

U n fantasma recorre Europa (por Yuri Kulakov Vladimirovich)

Mensaje por kosolapov el Mar Ene 11, 2011 3:12 pm

En 1991, la Unión Soviética, el primer Estado socialista de la historia, llegó a su fin, fruto de las políticas revisionistas-reformistas, promovidas por Mijail Gorbachov, entre otros.

En todo el mundo “libre” se celebró con júbilo la caída del gigante socialista, las potencias occidentales, catalogaban la disolución de la URSS y la caía del muro de Berlín, como un triunfo de la democracia, la libertad y la paz mundial, pero, casi veinte años después de estos acontecimientos, ¿qué hay de cierto en esas afirmaciones?...

Pues, sí que llegó la libertad a muchos de los ex países soviéticos, en Rusia, llegó la libertad para las mafias, los zares del siglo XXI. Según estudios recientes, se ha informado que entre 30.000 y 40.000 jóvenes mueren al año en la Rusia actual, a causa de las drogas, ni más ni menos que el doble de soldados pertenecientes al Ejército Rojo, muertos durante la operación militar en Afganistán. En Europa, Rusia, es el mayor mercado de la heroína, con 1,5 millones de adictos a dicha droga, que mueve 13 millones de dólares en este país.

Según un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito "tras la caída de la Unión Soviética, el consumo de heroína creció con rapidez en la Federación Rusa…". Curiosamente, apenas existen incautaciones de grandes cantidades de heroína por parte de las autoridades rusas.

En temáticas sociales, la caída del socialismo, también propició grandes “éxitos”, el ministerio de Salud de Rusia reveló que casi todos los niños de ese país sufren de alguna enfermedad crónica y muchos de ellos estarían en camino de tener problemas de alcoholismo. Según este informe cuando un joven cumple los 17 años, sólo uno de cada diez menores puede considerarse saludable.

El informe también resalta que la incidencia de disfunciones mentales en la población infantil ha incrementado en 20 por ciento en los últimos cinco años.

Y es que, en la Rusia actual, más de 2,5 millones de niños viven en las calles, en un gran porcentaje, abandonados por sus propios padres, así mismo, de cada 100.000 menores, 760 están clasificados como adictos a alguna sustancia ilegal. Tras la caída del bloque soviético, una escena de un niño pidiendo limosna en la calle, se ha vuelto algo natural de ver hoy día. La salud de la población rusa es algo que está en enorme riesgo, según datos publicados por UNICEF:
La cifra oficial de personas que viven con VIH/SIDA es de 300.000, es muy probable que el número real oscile de 420.000 a 1.400.000. Uno de cada cinco niños y niñas nacidos de madres VIH-positivas son abandonados al nacer.
La cifra oficial de personas que viven con VIH/SIDA es de 300.000, pero debido a que el estigma del SIDA es tan grande, es muy probable que el número real oscile de 420.000 a 1.400.000. Uno de cada cinco niños y niñas nacidos de madres VIH-positivas son abandonados a nacer.
La mayoría de los progenitores y muchos médicos carecen de conocimientos básicos sobre las necesidades de desarrollo de la infancia. Por ejemplo, menos de la mitad de los niños y niñas reciben amamantamiento durante sus primeros tres meses de vida.
Las tasas de violencia doméstica son alarmantes. Los cálculos indican que miles de mujeres mueren a manos de miembros de la familia todos los años, y aproximadamente 30.000 niños y niñas huyen de sus hogares. Medio millón de niños y niñas se encontraban en instituciones en 2004; la terminación de los derechos de paternidad y maternidad es una de las principales razones.
En Rusia no existe una política nacional de la juventud. Los jóvenes participan cada vez más en conductas arriesgadas como el abuso del alcohol y las drogas, y las actividades sexuales sin protección. Muchas veces se utiliza el aborto en lugar de la anticoncepción.
La tasa de suicidio entre adolescentes (45 por cada 100.000) es tres veces superior a la de Europa occidental.
Miles de niños y niñas viven en las calles, donde son vulnerables a la explotación sexual y a la trata.
La situación en Chechenia e Ingushetia es especialmente sombría. Las tasas de pobreza y de mortalidad infantil son dos veces más elevadas que el promedio nacional. Los niños y niñas están expuestos a la guerra y a la violencia sexual, y las minas terrestres son un peligro diario.

La prostitución ilegal y el tráfico de personas contempla un gigantesco auge en los países que pertenecieron al bloque soviético, prueba de ello, es el gran número de población pertenecientes a países del este, que caen en manos de las mafias para ejercer la prostitución ilegal en diferente países europeos, entre los que se incluyen, como no, España.

Siguiendo con las encuestas, el 64% de la población rusa actual, se avergüenza de su país, según una encuesta del Fondo de la Opinión Pública. Entre los factores que provocan este descontento, podemos encontrar, la escasa calidad de vida y las diferencias sociales. Las diferencias entre las clases sociales han aumentado de forma alarmante, los ricos, aumentan día a día de forma brutal sus riquezas, mientras que las clases medias y pobres, se ven abocados a pasar cada vez más dificultades económicas y sociales. Esto no involucra únicamente a Rusia, según diversas encuestas: El 81% de los serbios asegura que su vida fue mejor en los tiempos del socialismo, según el diario “Danas”. En un sondeo realizado por la empresa IRES, anuncia que, si Ceausescu se presentara hoy a unas hipotéticas elecciones contra Traian Basescu, Crin Antonescu y Víctor Ponta, los candidatos de los principales partidos procapitalistas, sería el expresidente socialista el próximo presidente de Rumanía.

La libertad sigue su curso, y en Polonia, la famosa ley que prohíbe la utilización de simbología comunista, ya está en vigor desde el pasado Junio. Según esta ley y cito textualmente: Toda persona que “con fines propagandísticos, produzca, registre, importe, compre, venda, regale, transporte o envíe” simbología comunista, podrá ser condenada a “multa, restricción de la libertad o privación de libertad por un plazo de hasta dos años”. Las políticas ultranacionalistas de tintes fascistas (como es natural), afloran en varios países del este, como es el caso de Hungría y la propia Polonia.

Claro, que la “democracia” también llegó a la actual Rusia, en una votación, celebrada en la asamblea rusa, la Duma, 88 diputados, ejercieron el voto de 450 diputados, esto quiere decir que votaron por sus compañeros de partido, que casualmente, se encontraban ausentes durante dicha votación.

¿Es esta la “libertad”, la “mejor calidad de vida” y la “paz” que anunciaban las potencias occidentales?, esto es, ni más ni menos, capitalismo.

http://www.larepublica.es/spip.php?article22774

    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 4:42 am