PROCESO DE CAMBIO Y “GASOLINAZO”

Comparte
avatar
Bolche
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 149
Reputación : 166
Fecha de inscripción : 23/10/2010
Localización : Bolivia

PROCESO DE CAMBIO Y “GASOLINAZO”

Mensaje por Bolche el Jue Ene 06, 2011 10:05 pm

02-01-11
Pronunciamiento Político No. 142.

(Especial)





PROCESO DE CAMBIO Y “GASOLINAZO” (*)



NuestroPartido Comunista (MLM), tiene como premisa fundamental la defensa, profundización y radicalización del proceso de cambio que vivimos y esa nuestra premisa mayor no puede cambiarse por posturas coyunturales y de oportunismo político.

Consideramos al Imperialismo Norteamericano y sus lacayos criollos, la oligarquía boliviana, principalmente cruceña y también los fascistas de todos los rincones de la Patria, así como sus furgones de cola trotskistas, como el enemigo principal, porque tiene como objetivo supremo la derrota del proceso de cambio y la implantación en Bolivia de un nuevo gobierno neoliberal o una dictadura militar fascista.

Es en este contexto político e ideológico irrenunciable que analizamos y tomamos posición clara en cuanto a las políticas que desarrolla el Gobierno del Presidente Morales y en este caso concreto el D.S. 0748.

En primer lugar constatamos, de acuerdo a todas nuestras apreciaciones anteriores, que el sector de hidrocarburos fue y es el peor manejado por el gobierno del MAS. La improvisación, la incapacidad y la corrupción impidieron que se llevara adelante una correcta política de desarrollo del sector de acuerdo a los intereses nacionales supremos. En consecuencia se impone una institucionalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB).

De igual modo el sector de finanzas y hacienda pública, es decir el sector económico del gabinete, fue entregado íntegramente a elementos de clara tendencia reaccionaria y neoliberal que no tienen en cuenta la microeconomía, es decir la economía popular con el argumento de que las medidas antipopulares son “dolorosas, pero necesarias”.

Finalmente, en cuanto al Ministerio de Gobierno responsable de la seguridad del Estado y del Gobierno, tenemos que su titular Sacha Llorenti, se extravió completamente. La falta de formación política revolucionaria
del dignatario de Estado, puso al Gobierno y al Proceso en un serio impasse político al atribuir equivocadamente a Juan del Granado, un “mérito” que no le corresponde de tener en su dominio ideológico a toda una inmensa movilización popular que se manifestaba por objetivos correctos y legítimos (sus necesidades básicas).



La ciudad de “El Alto” es un factor político decisivo en la hora presente y como esas fuerzas sociales
poderosas se mueven en torno a aspiraciones esenciales como la alimentación, el trabajo, el hambre y la pobreza extrema, su manejo e interpretación precisa elementos de alta capacidad política. El Alto puede, por circunstancias equivocadas que no tomen en cuenta esa realidad, convertirse en una fuerza que derroque a cualquier gobierno y posibilite sin desearlo, un régimen reaccionario fascista, militar o neoliberal.

Nuestro Partido trató, por todos los medios, de diferenciar claramente su oposición al Decreto Supremo referido, de la oposición claramente reaccionaria, provocadora, trotskista, oportunista y radicaloide que se hizo presente en todos los departamentos y que fue encabezada precisamente por elementos descalificados como: Jaime Solares (el tira) en Oruro, Sabina Cuellar (la indígena fascista de Chuquisaca), Rubén Costas, autoproclamado como líder de la oposición, jefe supremo de la resistencia al D.S y eventual “sucesor” de
Evo Morales después de una asonada nacional y generalizada.

¡¡De ninguna manera nosotros los maoístas, haremos causa común con las manifestaciones que encabezaron y encabezan estos elementos reaccionarios que pudieron movilizar a gruesos sectores populares de Oruro, El Alto, La Paz y otros departamentos!!


Nuestro camarada Mao, nos ha enseñado que una vez identificado el enemigo principal no debemos errar en cuanto a nuestra posición política.

Por su parte el camarada Stalin, nos ha enseñado que se debe identificar, aplastar y rechazar todo intento de
fascistización de los procesos cuando las masas extraviadas pueden llevar al fascismo a la conquista del poder sobre las espaldas del pueblo (Hitler, Mussolini, etc.).

Planteamos en su momento con toda seriedad en niveles internos como el ARA, no solamente la abrogación del Decreto sino una profunda autocrítica respecto a la conducción general del
proceso y sobre todo en cuanto de refiere a los sectores nombrados arriba.

Nosotros, los marxistas, leninistas y maoístas veíamos que con el pretexto de rechazar un decreto que era, efectivamente, un grueso error del Gobierno, se venía una repulsa muy grande que ponía en peligro la prosecución del propio proceso de cambio.


Junto a las fuerzas francamente derechistas, se movían los provocadores falsamente radicales como furgones de cola de la derecha, los trotskistas y filotrotskistas, oportunistas y resentidos que pretendían efectivamente
derrocar al Gobierno, romper con Venezuela quemando su bandera, con Cuba, quemando las efigies y afiches del Che Guevara, de Hugo Chávez y de Evo Morales.

Detodas formas, una cosa es el Sr. Morales y su gobierno, otra cosa es el MAS, diferente cosa es el CONALCAM, empero algo totalmente mayor e irrenunciable ES EL PROCESO DE CAMBIO AL CUAL LOS REVOLUCIONARIOS (mlm), DEFENDEREMOS CON NUESTRAS PROPIAS VIDAS.

Fue oportuna la medida tomada por el Presidente Morales al abrogar el D.S. 0748, pero ahora, como un corolario a la abrogación exigida por el pueblo, se debe proceder a un radical cambio de políticas sobre todo económicas que beneficien directamente a los sectores menos favorecidos, incluso postergando algunos proyectos faraónicos que no corresponden con la situación precaria de los más necesitados.

Las principales causas de la crisis hidrocarburífica son:

1. La gran brecha producida por efecto de la caída de la producción de líquidos y el aumento vertiginoso de la demanda, brecha que se amplía con el transcurso del tiempo.

2. La errada política implementada por el sector que ha conducido al acrecentamiento de la indicada brecha.

3. El contrabando masivo de Gasolina y Diessel.

4. La elevación del precio internacional del petróleo.

Las medidas para combatir la crisis petrolera son las siguientes.

1. Políticas de inversión estatal masiva en exploración, perforación y desarrollo de campos (producción de líquidos), acelerando la construcción de las plantas separadoras de líquidos.

2. Sustituir masivamente la matriz energética nacional convirtiendo una gran parte del parque automotor a gas sobre todo en las ciudades de geografía regular.


3. Lucha general y sostenida contra el contrabando.

(*) Nuestro Partido emitirá prontamente otro documento explícito sobre los aspectos técnicos
de la problemática hidrocarburífica.


Camarada Jorge Echazu Alvarado


Comisión Política del PARTIDO COMUNISTA de BOLIVIA (mlm)



    Fecha y hora actual: Sáb Nov 25, 2017 6:58 am