ANDALUCÍA: Análisis de Coyuntura (Diciembre de 2010)

    Comparte

    RedWarrior
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 40
    Reputación : 47
    Fecha de inscripción : 11/08/2010

    ANDALUCÍA: Análisis de Coyuntura (Diciembre de 2010)

    Mensaje por RedWarrior el Mar Ene 04, 2011 8:42 pm

    Dejo por aquí este interesante análisis de coyuntura efectuado por Andalucía Comunista de cara al debate.

    EL MUNDO
    En lo fundamental, lo dicho en el anterior informe de coyuntura en cuanto a la evolución de la denominada crisis económica, y sus causas, sigue vigente (http://www.andaluciacomunista.org/documentos/14-general-documentos/24-coyuntura1). Al rescate de Grecia, le ha seguido el de Irlanda, y los rumores sobre la solvencia de las economías española y portuguesa. Pero, al respecto, existe poco análisis sobre por qué están ocurriendo los rescates, y ninguna respuesta a la pregunta cardinal en todo este asunto: ¿a quiénes benefician? La respuesta de que benefician a los mercados no deja de ser una abstracción, una respuesta sencilla y cómoda que no tiene en cuenta todos los elementos que están en juego. Si no tenemos en cuenta cuál está siendo la posición de países como Francia y, sobre todo, Alemania, ni tenemos en cuenta que bancos alemanes eran los principales tenedores de bonos irlandeses y griegos a poco vamos a llegar. Por tanto, las manifestaciones de esta crisis están poniendo de relieve las diferencias entre los estados europeos, sus contradicciones, y qué estado está saliendo ganador en esta batalla: el alemán. Igualmente, estas manifestaciones de la crisis están llegando a poner en peligro no ya al euro, cada vez más difícil de mantener, sino al mismo proyecto de bloque imperialista europeo: para su hegemonía, Alemania tiene que llevar al caos al resto, a los más “débiles”, como ha quedado demostrado, y en este sentido, comparte los beneficios de las operaciones de rescate junto con los Estados Unidos y el Reino Unido, cuyas empresas de calificación se han convertido ya en un instrumento macabro encargado de anunciar las futuras operaciones de rescate que están por llegar. En definitiva, nada nuevo: el pez grande devora al pequeño, es la lógica de la competencia capitalista más elemental, pero mientras eso ocurre las consecuencias son pagadas por los trabajadores y sectores populares. Los ajustes dictados por la UE y el FMI están siendo brutales, en Irlanda prácticamente se ha llegado a un plan de despido masivo en la administración pública, pero con estos ajustes, además, está la grave consecuencia política del desposeimiento de la soberanía nacional de los pueblos; si ya fue grave y dramático en el caso griego, más lo ha sido en el caso irlandés que no ha celebrado ni un siglo de su independencia formal de Gran Bretaña, y cuya lucha de liberación nacional tanto ha inspirado. La predicción hecha por el arxista irlandés James Connolly, a principios del siglo XX, sobre que de nada servía la independencia de Irlanda sino se construía un modelo económico y social distinto (socialista) se han cumplido.

    La conflictividad parece que está creciendo como consecuencia en Europa, desde Grecia, punta de lanza con su poderoso Partido Comunista (KKE), hasta Francia con sus huelgas generales por el retraso de la edad de jubilación, Portugal con una exitosa huelga general, los estudiantes ingleses haciendo frente a la subida de las tasas universitarias, las masivas manifestaciones en Irlanda encabezadas por Sinn Féin, PCI, PSRI, y trotskistas, hasta las protestas anti Berlusconi en Italia.

    Un elemento que no podemos dar de lado es la masiva compra de deuda soberana que está llevando a cabo China. Con esa compra de deuda, China pretende dar un salto adelante más paraconsolidar sus posiciones, de hecho, empresas chinas están adquiriendo empresas griegas a precio de saldo.


    En la lucha por su hegemonía mundial y el control de los recursos energéticos, los EEUU están creando cada vez más zonas de tensión en el planeta, cuyo rival en última instancia es la República Popular China. La tensión que está sufriendo actualmente la Península de Corea es un claro ejemplo de ello: con la provocación del régimen títere del Sur a su vecino del Norte, los EEUU pretenden consolidar su poder en la propia frontera china, propiciando un conflicto con el que se pretende dar lugar a una Corea unificada pero firme aliada de los EEUU, frente a una Corea unificada amiga de China, surgida del dialogo entre ambas Coreas, y del reconocimiento mutuo de ambos regímenes del Sur y del Norte.


    Pero no sólo estamos hablando de la Península de Corea, el mundo se está llenando de “zonas calientes” donde el fondo del asunto es la rivalidad entre los EEUU y China, y como no abortar cualquier intento de los pueblos oprimidos por obtener su soberanía y un desarrollo económico y social más justo. Estas “zonas” abarcan desde el Oriente Medio con Irán en el punto de mira, hasta el Sur de la Península Arábiga con la confusa situación del Yemen, y donde se han producido numerosos bombardeos de la aviación norteamericana; el Cuerno de África; y llega hasta el Sahel africano. En todos estos territorios se alarga la oscura sombra de Al Qaeda con secuestros, atentados, etc., y con ella la más que lógica sospecha de que verdaderamente detrás estén las manos de los servicios secretos norteamericanos e israelíes.


    Otro punto caliente del planeta es la frontera afgano-pakistaní, en la que el Ejército norteamericano actúa a su antojo enojando a las masas pakistaníes, que temen una intervención a gran escala en su propio país con la excusa de la lucha contra los talibanes.


    Es necesario hacer mención a las pasadas elecciones al Senado y a la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. De forma breve, podemos destacar que estas elecciones han terminado definitivamente con las esperanzas del “reformismo liberal” norteamericano, ascendiendo imparablemente las tendencias más conservadoras, reaccionarias, y fundamentalistas cristianas como el Tea Party. Obama concretó los intentos de un sector del imperialismo norteamericano por superar el colapso al que se había llegado con la Administración Bush, nada más y nada menos, aquellas esperanzas de cambio, las ilusiones, fueron eso, ilusiones, a lo sumo reclamos electorales.


    Por último, debemos señalar y denunciar a los imperialistas europeos y su comportamiento tras las elecciones en Bielorrusia que han puesto a las claras los dobles raseros y las diferentes varas de medir. Es fácil, cuando los candidatos del imperialismo salen derrotados, automáticamente se lanzan acusaciones de fraude electoral, y empiezan a movilizarse a las bases de los partidos proimperialistas con el fin de crear un “movimiento ciudadano” que derroque al candidato antiimperialista ganador. Alexander Lukashenko ha obtenido una victoria aplastante no por ningún fraude electoral, sino porque Bielorrusia tiene un desempleo casi simbólico, existe una justa redistribución de la riqueza, una extensa cobertura social heredera de la antigua URSS, fuertes lazos de hermandad con Rusia, aunque últimamente sensiblemente deteriorados, y una política exterior soberana, independiente y antiimperialista.


    EL ESTADO ESPAÑOL
    El Gobierno español de Zapatero ha incrementado desde el pasado informe de coyuntura al actual su nivel de agresividad hacia la clase obrera y sectores populares de los pueblos del Estado. Durante estos meses no han cesado los diversos informes, muchos de ellos contradictorios, sobre la situación tanto de la deuda pública, especialmente del Estado y las autonomías, y la deuda privada, sobre todo de los bancos y cajas de ahorros. En la práctica, se ha llegado a una situación en la que la interpretación de los datos estadísticos tiene un valor por si mismo, provocando caídas y subidas bursátiles, y lo peor, determinando las políticas del Gobierno.


    Desde entonces, se ha concretado la reforma laboral, con el abaratamiento del despido y el primer gran ataque a la negociación colectiva ( Para ver la posición del Partido consultar: http://www.andaluciacomunista.org/comunicados/13-generalcomunicados/37-huelga), que fue respondida con la Huelga General del 29-S, después, más recientemente, el anuncio de la retirada de la prestación de 420 euros a los parados, las privatizaciones en AENA y la Lotería, la declaración sin precedentes del Estado de Alarma y la militarización de las torres de control aéreas, y terminando con la reforma de las pensiones en las que se ampliará el periodo de cálculo a 20-25 años, y se pretende alargar la edad de jubilación hasta los 67 años.


    Es conveniente detenerse brevemente en el actual Estado de Alarma que aún sigue vigente. El precedente creado es muy grave, es decir, resolver un conflicto laboral a punta de metralleta en los puesto de trabajo es un aviso a tener en cuenta, un mensaje claro de que a este Gobierno, y más después de la reforma que encumbró a Alfredo Pérez Rubalcaba, no le va temblar la mano a la hora de aplicar las medidas favorables a los mercados internacionales y a la gran oligarquía española al milímetro, por otro lado, y como hemos venido denunciando, es la confirmación de la deriva cada vez más autoritaria del Gobierno español. Por otro lado, con este ataque a los controladores, el Gobierno quiere allanar el terreno de la privatización, acabando con la situación de un colectivo de trabajadores considerados popularmente como privilegiados, y que iban a suponer un escollo en ese proceso de privatización. En toda esta situación la ayuda prestada con el conjunto de los grandes medios de comunicación ha sido inestimable, como ya ocurrió durante la Huelga General de septiembre.


    Recientemente, el líder de IU, Cayo Lara, afirmaba que Zapatero definitivamente “se había cambiado de bando”, nosotros, muy al contrario, afirmamos que Zapatero siempre ha estado en el mismo bando, es decir, en el bando de un sector determinado de la gran oligarquía imperialista española.


    No se nos puede pasar por alto, la actitud del Gobierno español durante la crisis del campamento de protesta saharaui en El Aiun. El mismo Gobierno español fue claro: las relaciones con Marruecos es cuestión de Estado, por tanto, incuestionable y superior a otras cuestiones, como los derechos humanos y el ejercicio del derecho de autodeterminación. Recientemente, lo hemos comprobado en el acuerdo UE-Marruecos, que, por cierto, perjudica gravemente a la producción agrícola andaluza.


    Tampoco debemos olvidarnos de todo lo que está ocurriendo en Euskal Herria, donde esa misma cuestión de Estado antes citada se pone de manifiesto impidiendo un proceso dialogado para resolver el conflicto, a pesar de los gestos más que claros por parte de la izquierda abertzale, se suceden las detenciones, y ni se da el más mínimo paso correspondiente a esos gestos.


    El Gobierno español, con sus medios de comunicación a la cabeza, especialmente el Grupo PRISA ha continuado con la campaña de difamación del Gobierno bolivariano de Venezuela; es la venganza de PRISA, por ver sus intereses perjudicados, y el odio visceral del imperialismo español por ver como un país latinoamericano actúa soberanamente, lo que propicia esta campaña. No hay moral ni ética, se manipula, se tergiversa, da igual la verdad de los hechos.


    Por último, el panorama dejado por los resultados de las últimas elecciones catalanas no deja de ser preocupante. El que CiU vuelva a Generalitat no es precisamente una buena noticia para Andalucía, ya que desde ahí se ejercerá una presión más dura en contra del PER y subsidio agrario, que tanto molesta a esa burguesía catalana. Catalunya ha girado claramente a la derecha, no sólo por la victoria de CiU, sino también por el ascenso de la derecha españolista del PP con un discurso claramente xenófobo, el mantenimiento de la representación de Ciudadans, y el peligrosísimo ascenso de los fascistas españolistas de Plataforma per Catalunya. El discurso del odio al de fuera parece que cala en la sociedad catalana en la que el exabrupto de Puigcercós hacia Andalucía deja de ser una anécdota electoral para ser algo más de calado visto los resultados electorales, pero lo peor es que ese ascenso del discurso xenófobo está calando en todo el Estado, y también en nuestra, Andalucía.


    ANDALUCÍA
    En nuestro comunicado por el 4 de Diciembre pasado decíamos lo siguiente: “La gran oligarquía imperialista española tiene entre sus planes el acabar incluso con las autonomías, desean una administración directa desde Madrid, como en épocas pasadas, sin intermediarios autonómicos, para el gran capital español el actual marco autonómico sobra y así se lo han hecho saber a Zapatero. Ante ello debemos reaccionar, pero no para defender un régimen autonómico inútil, sino para construir un poder obrero y popular soberano en Andalucía, para construir esa Andalucía verdaderamente libre: la Andalucía socialista. Es el momento de unir fuerzas, es el momento de tener alturas de miras, hay que unir las fuerzas de todos aquellas organizaciones, movimientos
    sociales y personas que entiendan que la solución a nuestros problemas pasa por ejercer el derecho a la autodeterminación y crear unas instituciones nacionales verdaderamente libres y soberanas puestas al único servicio de la clase obrera y los sectores populares andaluces”. Aunque este ataque contra el propio Estado de las autonomías aún no se ha concretado en ninguna decisión política de calado, sí es cierto que desde diversos sectores se está preparando, desde diversas asociaciones empresariales hasta las propias agencias de calificación como la ya famosa Moody´s, o desde el PP hasta el Banco de España por boca de su Presidente.


    Los argumentos se dirigen al gasto que la existencia de las autonomías suponen o también hacia la opacidad de sus cuentas, sin embargo, poco se habla de que las autonomías realizan la mayor parte de gasto social en el Estado español, especialmente en sanidad y educación, por tanto, detrás del ataque a las autonomías se esconde no sólo el españolismo más reaccionario que ha visto la oportunidad de eliminar ese Estado autonómico que se tuvo que pactar con las diversas burguesías nacionales y el reformismo de izquierda, sino también, una manera de acabar con el gasto social, es decir, de llevar hasta las últimas consecuencias el trasvase de recursos hacia sus arcas.


    En este contexto, Andalucía corre ya el riesgo de una brutal regresión, es decir, de recorrer un viaje hacia atrás en el tiempo que nos puede hacer retroceder más de 30 años en todos los sentidos. Debemos tener claro algo: lo poco o lo mucho que Andalucía ha podido mejorar desde los puntos de vista social, económico, o cultural desde 1981 hasta acá, se puede perder. El peligro es más que real y, tal y como decimos en nuestro comunicado, eso no supone hacer defensa alguna del actual marco autonómico, en absoluto, más bien, debe ser la oportunidad para avanzar hacia la construcción de unas instituciones andaluzas libres y soberanas, ya que toda esta situación pone de relieve la inutilidad y fragilidad de las instituciones autonómicas andaluzas surgidas de la Constitución del 78 y del Estatuto.


    Por lo demás, seguimos sufriendo las consecuencias de manera especial de esta crisis: las provincias de Málaga y de Cádiz han sido donde más aumentado el paro en todo el Estado español en el pasado trimestre.


    Pero, sin lugar a dudas, un elemento a tener en cuenta ha sido el Decreto de reordenación del sector público andaluz dictado por el Gobierno de Griñán. Sin poder detenernos exhaustivamente en su análisis, si podemos señalar algunas cuestiones resumidamente:


    • La utilización del Decreto para legislar algo tan importante y estratégico como es la organización del sector público, ya que este Decreto supone un cambio drástico en muchos aspectos: personal, funciones, etc.


    • Este Decreto supone una auténtica y medida privatización del sector público y por otro, un adelgazamiento de la administración pública. Lógicamente, desde el Gobierno títere de la Junta son conscientes de que no pueden proceder a una privatización en masa. En definitiva, es lo mismo de siempre: se presenta un problema, o más bien, se crea, para luego aplicar determinadas medidas salvadoras como las únicas posibles y válidas. Es esa lógica perversa que hay detrás de todas las privatizaciones.


    • De nuevo, la Junta ha actuado de espaldas a la representación de los trabajadores y empleados públicos, hasta en un primer momento actuaron de espaldas a CCOO y UGT, para luego rectificar y acordar con estos sindicatos una leve reforma del Decreto, eso sí, en ese acuerdo entró el reparto oculto de alrededor de 9 millones de euros para ambos sindicatos. En la lucha que los trabajadores y empleados públicos han llevado a cabo se han destacado, por un lado el sindicato USTEA con unas posiciones muy coherentes y llevando a cabo bastantes movilizaciones, y por otro, numerosas plataformas de empleados y trabajadores que han surgido a raíz del descrito absoluto en el que CCOO y UGT han caído. Destacar, sin que ello sea anecdótico, que en esas movilizaciones la bandera verdiblanca ha primado incluso a la de sindicatos y organizaciones.


    También durante este periodo se ha confirmado que ya no habrá una caja única andaluza, tras la intervención de CajaSur y su posterior venta a la vasca BBK, se han desvelado las diferentes apuestas de Cajasol y Caja Granada, y finalmente de Unicaja que terminará aliándose con Ibercaja. En esta cuestión, se han dado la mano la incapacidad de las actuales instituciones andaluzas a la hora de influir en el mundo financiero andaluz, las ansias de poder y los egoísmos de los dirigentes de las diferentes cajas andaluzas y sus mentalidades localistas y provincianas, así como el peso de un Banco de España que de ningún modo tenía entre sus planes ver el nacimiento de una caja única andaluza.


    En el ámbito de la cultura, hemos visto como el Flamenco ha sido declarado como “Patrimonio de la Humanidad”, nuestro análisis al respecto es claro: con esta declaración, uno de nuestros principales y más característicos rasgos identitarios es cada vez más alejado de su pueblo depositario, el andaluz, para ser cada vez más un valor de cambio, una mercancía, un producto comercial, una marca. Con la excusa de la “universalidad” es eso lo que se pretende. Nosotros, como comunistas andaluces apostamos por una identidad andaluza viva, popular, social, y estamos por compartirla con otros pueblos, como es natural, pero ese acto ha de ser precedido por el respeto, el estudio y el reconocimiento de nuestra identidad nacional, cosa que hoy no ocurre.


    ANEXO
    BREVE ANÁLISIS DE LA HUELGA GENERAL DEL 29-S


    Ya en un comunicado al efecto dijimos, por un lado, que llamábamos a la Huelga, pero sin hacerle ningún juego a CCOO y UGT, y por otro, veíamos la oportunidad de que esa convocatoria de Huelga sirviera para un proceso de acumulación de fuerzas.


    La convocatoria de Huelga por parte de CCOO y UGT se hizo mal y a desgana, al respecto, tenemos ya suficientes testimonios concretos recogidos que aseguran la poca movilización llevada a cabo por estos sindicatos en numerosos centros de trabajo de nuestra tierra.


    Numerosos camaradas han sugerido en más de una ocasión que esta Huelga se hizo para perderla, es decir, se hizo para justificarse ante la clase obrera, pero no con la intención de poner a este Gobierno contra las cuerdas y forzar la retirada de la reforma laboral. Por otro lado, son ya muchos años de desmovilización y de desprestigio de los sindicatos CCOO y UGT, y por otro lado, es tanta la debilidad del sindicalismo alternativo que las condiciones subjetivas, a pesar del brutal ataque que se había sufrido, no estaban en absoluto maduras.


    A todo ello se ha unido una intensa campaña desde los medios de comunicación no ya contra CCOO y UGT, sino contra el sindicalismo como forma de organización obrera para defender sus intereses más inmediatos. Aprovechando el descrédito de CCOO y UGT se ha querido atacar toda forma de organización y lucha obrera, entrándose en una espiral peligrosa, muy peligrosa de criminalización de la lucha obrera: que si la violencia sindical, que si los piquetes, que si el derecho al trabajo, que si las coacciones, etc. Cuando aquí las únicas coacciones que han habido han sido la de los empresarios a los trabajadores para que acudieran a sus puestos de trabajo, nada más y nada menos, algo que por supuesto, no ha sido denunciado por esos medios de comunicación, como es natural.


    No se nos escapa algo importante: el hecho de que ya para determinados sectores de la gran oligarquía española la existencia de unos sindicatos cuya misión es la de apaciguar y encauzar al movimiento obrero sobra, es decir, ven ya inútil la existencia de esos sindicatos, ya no los ven necesarios, sobre todo, porque han conseguido ya lo que querían: alienar como nunca al conjunto de la clase obrera y desmovilizarla consecuentemente.


    Algunos partidos comunistas del Estado consideran que el 29-S fue un éxito, no es cuestión de entrar en el debate de si el 29-S fue un éxito o un fracaso, si es cierto, por una parte que comparando el 29-S con otras Huelgas Generales en cuanto a seguimiento, movilización, y objetivos conseguidos, el 29-S fue un fracaso estrepitoso, pero si partimos del hecho de que después de la brutal campaña en contra de los medios y del descrédito de los principales sindicatos convocantes al final hubo un nivel de seguimiento y movilización no despreciable, podemos calificarla de pequeño éxito. El 29-S debería haber sido aprovechado como punto de partida.


    Si han habido en nuestra tierra importantes movilizaciones del SAT con una notable combatividad y buen seguimiento, especialmente en Sevilla, Granada y Cádiz, pero las provincias de Málaga y Huelva, por diferentes motivos no se movilizaron.


    En el horizonte puede planear la convocatoria de otra Huelga General, en Euskal Herria el eje sindical abertzale de izquierdas (ELA-LAB) ya ha convocado para el 27 de enero, mientras CGT pretende hacer lo mismo para el Estado. O somos conscientes de que la lucha es diaria, y de que dado el estado de conciencia existente debemos hacer un paciente trabajo de concienciación y acumulación, o a nada llegaremos, por muchas huelgas generales que convoquemos. Fortalecer día a día nuestra apuesta sindical, el SAT, en los centros de trabajo, soliviantar los barrios obreros y populares e ir hacia una huelga general al margen del sindicalismo oficial en Andalucía debe ser nuestro objetivo estratégico. Mientras tanto, no nos negaremos a ir a la Huelga, no nos negaremos a aprovechar la convocatoria de huelga de los sindicatos oficiales, pero sabiendo a dónde nos llevan: a la nada, mientras no hagamos ese trabajo previo pendiente.

    http://www.andaluciacomunista.org/documentos/14-general-documentos/49-informe2

      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 11:36 am