Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Comparte
avatar
Ursssukoy
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 464
Fecha de inscripción : 02/12/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Ursssukoy el Vie Dic 24, 2010 5:47 pm

A diferencia de otros voy a poner mas trabajos que muestran la relación VIH/SIDA
Referencias

- Abrams y col. (1995) Pediatrics 451-458.
- Aldrocandi, G.M. y col. (1993) Nature 363:732-734.
- Barnett, S.W. y col. (1994) Science 266:642-646.
- Blattner, W. y col. (1988) HIV causes AIDS. Science 141:515-516.
- Blattner, W. y col. (1993) Abstract PO-801-0876. International Conference on AIDS. Bethesda, MD, June 1993.
- Bonyhadi, M.L. y col. (1993) Nature 363:728-732.
- Byrn, R.A. y Kiessling, A.A. (1998) J.Reprod.Immunol. 41:161-176.
- Cohen (1994) Science 266:1645-1646.
- Corenelissen, M. y col. (2010) Arch. Virol. DOI 10.1007/s00705-010-0806-x
- Dixon, F.J. y Fisher, D.W. (1983) The Biology of Immunologic Disease. Sunderland: Sinauer Associates Incorporated.
- Donegan y col. 1990 Annu. Intern. Med. 113: 733-739.
- European Collaborative Study (1991) Lancet 337:253-260.
- Fauci, A.S. (1993). Science 262:1011-1017.
- Gallo, R.C. y col. (1983) Science 220: 865-867.
- Gallo, R.C. y col. (1984) Science 224:500-503.
- Gjerset y col. (1994) Blood 84:1666-1671.
- Goedert, J.J. y col. (1986) Science 231:992-995.
- Goedert, J.J. y col. (1989) New Engl J Med 321:11412-11418.
- Grez y col. (1994) J. Virol. 66:2161-2166.
- Guo, H.G. y col. (1991) Nature 349:745-746.
- Hamer y col. (1993) J. Clin. Microbiol. 31:2557-2564.
- Ho, D.D. y col. (1995) Nature 373:123-126.
- Jackson y col. (1990) J. Clin. Microbiol. 28:16-19.
- Jaffe y col., 1985. Annu. Intern. Med. 103:210-214.
- Koch Robert (1884) Mitt Kaiser Gesundh. pp.1-88.
- Koch Robert (1893) Zeitschrift für Hygiene und Infectionskrankheiten 14:319–333.
- Krieger, J.N. y col. (1991) J.Infect.Dis. 163:386-388.
- Le Clair, R.A. (1969) Am. Rev. Respir. Dis. 99:542-547.
- Levy (1993) Microbiol Rev 57:183-289.
- Masur (1982) JAMA 248:3013.
- McKusick, V.A. ed. (1983) Mendelian Inheritance in Man. Baltimore: John Hopkins University Press.
- Mellors, J.W. y col. (1996) Science 272:1167-1171.
- Mosier y col., 1988. Nature 335.256-259
- Mosier y col., 1991. Science 251:791-794
- Mosier y col., 1993 Science 260:689-692.
- Mwaengo, D.M. y November, F.J. (1998) J. Virol. 72:8976-8987,
- Myers G. y col. (1991) Human Retroviruses and AIDS. Los Alamos. Los Alamos National Laboratory.
- National Academy Science Institute Medicine (1988): Confronting AIDS: Update. Washington: National Academy Science Publications.
- Novembre y col. (1997) J. Virol. 71:4086-4091.
- Palca, J. (1992a) Science 255:392-394.
- Palca, J. (1992b) Science 256:1130-1131.
- Piatak, M. Jr y col (1993) 259:1749-1754.
- Plot, P. (1996) Science 272:1855.
- Report del CDC: Morbidity and mortality: weekly report on the Center for Disease Control. (1983) 1992:1-19.
- Sabin y col. (1996) BMJ 312:207-210.
- Safai (1984) Ann. N.Y. Acad. Sci. 437:373-382.
- Schechter, M.T. y col. (1993) Lancet 341:658-659.
- Smith y col. (1993) N. Engl.J Med. 328:373-379.
- Sullivan, J.S. (1995) Nature 378:10.
- Vermund y col. (1993) N.Engl. J. Med. 328:442.
- Wain-Hobson y col. (1992) Science 252:961-965.
- Wei, X. y col. (1995) Nature 373:117-122.
- Weiss, R.A. (1993) Science 260:1273-1278.
- Weiss, S.H. (1988) Science 239:68-71
- Wiltt, A. y col. (1996) Arch. Virol. 141:1833-1846.
- Wolinsky, S.M. y col. (1992) Science 255:1134-1137.
- Xu, C. y col. (1997) J.Infect.Dis. 178:941-947.
avatar
Ursssukoy
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 464
Fecha de inscripción : 02/12/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Ursssukoy el Vie Dic 24, 2010 5:49 pm

n una serie de artículos que podéis encontrar en la serie VIH/SIDA se muestra el virus VIH y sus características moleculares, así como la demostración mediante los postulados de Koch de que el virus VIH es el agente que causa el síndrome denominado SIDA. En este artículo se va a analizar la terapia que hoy día se emplea para combatir el SIDA, su origen, su evolución y perfeccionamiento en paralelo con los nuevos datos que se iban recopilando acerca de la naturaleza del agente causal de la enfermedad.

La historia del uso de antirretrovirales debería separarse en tres fases. La primera abarcaría desde 1981 (primeros casos de SIDA detectados) hasta 1987, etapa en la que no se disponía de ninguna herramienta para combatir el virus. La segunda fase abarca desde 1987 hasta mediados de 1996, donde se emplearon AZT, otros inhibidores de la transcriptasa inversa e inhibidores de la proteasa, pero de forma individual. Y la tercera y última fase abarca desde 1997 hasta la actualidad en la que se actúa con la “triterapia” (ó “2+1”): se suministra de forma conjunta 2 inhibidores de la transcriptasa inversa y 1 inhibidor de la proteasa.

Durante la primera etapa de la epidemia el número de afectados no hacía más que aumentar. Ni siquiera conocer que la enfermedad tenía una etiología vírica permitió combatirla; aquellas personas que manifestaban los síntomas más acusados del SIDA (derrumbe del número de células CD4+ y presencia de una enfermedad oportunista) tenían una probabilidad cercana al 100% de morir en un espacio muy corto de tiempo. Sin embargo el descubrimiento de que se estaba ante una enfermedad infecciosa sí que permitió diseñar dos estrategias de tanto calado e importancia como el uso de fármacos: (i) desarrollar políticas de concienciación ciudadana para impedir el progreso de la epidemia mediante el uso de barreras que impidieran su dispersión, que podían ir desde la abstinencia sexual al uso de preservativos, todo ello dentro de la conducta y filosofía de vida de cada individuo y (ii) mejorar los sistemas de detección, tanto de sustancias contaminada por el virus (como por ejemplo sangre o semen) como de personas portadoras del VIH, lo que permite establecer sistemas de prevención y contención adecuados. Desde la implantación de sistemas de control del VIH en sangre, por ejemplo, ésta ha dejado de ser un vector de la enfermedad, siendo en la actualidad una anécdota como vía de transmisión, frente a los múltiples casos ocurridos en la década de los 80.

En cuanto quedó claro que el SIDA era producido por un retrovirus se empezaron a buscar sustancias cuya diana principal fuera alguno de los constituyentes bioquímicos del VIH. Se sabía (y se sigue sabiendo) que las probabilidades de encontrar algo eficaz eran muy bajas; todavía no hemos desarrollado ninguna herramienta eficaz contra ningún virus, más allá que la inmunización por medio de vacunas, y éstas tampoco son fáciles de desarrollar cuando el microorganismo tiene una elevadísima capacidad de mutar y variar sus potenciales dianas inmunológicas, al igual que ocurre en otros casos, como por ejemplo frente al parásito que provoca la malaria. Contamos con un pequeño arsenal de sustancias antivíricas: antigripales (tamifú), sustancias para combatir los herpesvirus (aciclovir) o de respuesta inmunológica general (interferón), pero todas ellas tienen una eficacia relativamente baja, sólo son eficaces en las primeras fases de la infección y poseen efectos adversos con bastante frecuencia.

El AZT (o zidovudina) fue el primer candidato como inhibidor de la transcriptasa inversa, enzima esencial para la replicación de cualquier retrovirus, para ser empleado contra el virus VIH. Esta sustancia, que es un análogo de la timidina, fue diseñada para combatir el cáncer, pero a la dosis en las que se usaba resultaba ineficaz contra esta enfermedad y tenía una elevada toxicidad por lo que fue descartado por la FDA. Ensayos in vitro realizados en 1985 mostraron que el AZT era efectivo para inhibir la replicación del VIH y también era capaz de incrementar el número de células CD4+ en pacientes con SIDA. Aún quedaban los estudios para comprobar que el AZT era más efectivo que un placebo y los ensayos de toxicidad, sin embargo el rumor de que existía una nueva droga llegó hasta la comunidad gay de EEUU, la más afectada por el SIDA. Ante las fuertes presiones ejercida por estas personas que veían morir a diario a varias personas de SIDA, la FDA aceleraron algunos de los ensayos, que mostraron mayor eficiencia del AZT que el efecto placebo, y se postergaron algunos de los relacionados con la toxicidad del producto. Finalmente una disposición de la FDA que permitía un “sistema de aprobación acelerada de un fármaco” puso en el mercado el AZT a finales de 1985. Ya sea por presiones de las farmacéuticas productoras de este compuesto o porque se pensó que la relación beneficio/riesgo sería adecuada para los pacientes este compuesto acabó en el mercado. Pronto llegaron los primeros reportes de los efectos secundarios de este compuesto a las dosis que se empezaron a administrar: nauseas, dolor de cabeza, cambios en la grasa corporal, anemia, supresión de la médula ósea, y hepatotoxicidad. Muchos de estos efectos fueron consecuencia de que la dosis con la se empezó a tratar el SIDA era excesiva, por lo que se pasó a disminuir ésta en un 25%, observándose que se mantenia su efecto contra el VIH.

Pero aún acertando con la dosis adecuada, que minimizaba la toxicidad, el AZT invitaba poco al optimismo, ya que permitía alargar la vida del paciente entre 6 meses y un año a lo sumo. Muchos se agarraron a esta esperanza confiando que los científicos encontrarían alguna solución en ese período. Esto permitió a muchos enfermos llegar a ver esa solución, otros sin embargo se quedaron en el camino. Además de la toxicidad el AZT tenían un segundo problema añadido: el VIH se volvía resistente con facilidad, esto anulaba el tratamiento. Si la cepa mutaba en el organismo, o bien se contraía una cepa de VIH resistente al AZT no había el menor beneficio en tomar esta sustancia.

Quedaba claro pues que el AZT suponía una victoria pírrica en el mejor de los casos, ya que en muchos otros significó una derrota estrepitosa. Pero el camino estaba marcado y diferentes grupos de investigación, tanto públicos como privados empezaron a desentrañar los misterios del VIH: conocer la secuencia de su genoma, estudiar las proteínas que componían el virus, estudiar a fondo el ciclo vital, las proteínas de célula huésped necesarias para que el virus replique…. Ese conocimiento permitió responder a preguntas que resultaban paradójicas, como ejemplo que existieran portadores del VIH que no desarrollen la enfermedad, que la probabilidad de transmisión del virus no fuese la misma si la vía de transmisión era sanguínea o sexual, que se pudiera tener relaciones sexuales con un portador del VIH sin que eso implique necesariamente infección, que existiese un tiempo de incubación muy variable entre distintos pacientes, que existan cepas de extraordinaria virulencia que puede provocar rápidamente la enfermedad y otras más atenuadas que son mucho menos agresivas, etc. Además también permitió el diseño de nuevas drogas que tenían como objetivo inhibir la actividad de la transcriptasa inversa o la proteasa vírica, ambas necesarias para la replicación y maduración de los virus. Algunas de estas sustancias resultaron ser más eficaces que el AZT, con unos efectos secundarios menores que esta sustancia. En el cuadro se indican algunos de los antiorretrovirales más empleados en la actualidad.



Cuadro que muestra algunas de las drogas empleadas para combatir al VIH, clasificadas según sean sustancias que inhiben la actividad transcriptasa inversa o inhiban la proteasa. En la columna de la izquierda aparece el nombre comercial, en la central el nombre químico dado al principio activo y a derecha la abreviatura con que se conoce.
A mediados de 1996, y sobre todo en 1997, la historia del combate contra la infección por el VIH cambió de forma brusca y radical: junto con la introducción de nuevos fármacos antirretrovirales que cambiaron el modo de empleo. Se pasó de utilizar sólo uno de ellos, lo que implicaba la aparición rápida de variantes resistentes del virus, y una ineficacia del fármaco, a usar combinaciones triples, que incluyen en general 2 inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósidos más 1 inhibidor de la proteasa. Esta estrategia esta basada en la bajísima probabilidad de que aparezcan en el mismo virus un número suficiente de mutaciones para hacer que sea resistente a los tres compuestos a la vez. Esta variación terapéutica ha cambiado espectacularmente el enfoque del SIDA, ya es posible una máxima reducción de la carga viral durante un tiempo muy elevado, a la vez que se incrementa el número de los linfocitos CD4+, lo que aleja a los pacientes de una infección oportunista. Además en las “triterapias” que se usan hoy en día, y gracias al desarrollo de nuevos fármacos, se está abandonando el AZT, en primer lugar por su toxicidad y en segundo lugar porque hay muchas variedades del VIH que ya son resistentes a este producto.

La mejor demostración de que globalmente los tratamientos antirretrovirales funcionan (allí donde se suministran de forma adecuada) es la drástica reducción de la mortalidad, la menor progresión a SIDA en los seropositivos, la reducción de la aparición de enfermedades oportunistas y la minimización de los recursos hospitalarios que se han observado después de instaurada la “triterapia”.

En la siguiente gráfica se muestra la evolución de la mortalidad producido por el SIDA en España, dado como tasa de mortalidad por cada 100.000 habitantes, desde 1981 hasta el año 2008. En conjunto, en ese período se produjeron un total de 52.147 fallecimientos por VIH/SIDA, de los que el 81,2% hombres y el 18,8% mujeres. El máximo de defunciones alcanzó el máximo en el año 1995, con 5.857 muertes. A partir de ese año, los fallecimientos disminuyeron de forma muy importante hasta 1998 (descenso del 68%), desde 1999 el descenso ha sido más lento, aunque sigue descendiendo. La bajada brusca de mortalidad se produce el mismo año en el que se introduce la triterapia de ARV.


Tasa de mortalidad por VIH/SIDA total y por sexos, 1981-2008. Fuente: Registro Nacional de Mortalidad. INE. Elaborado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III
Hay que recordar que los ARV no curan el SIDA, simplemente evitan la replicación del virus. La mortalidad asociada al SIDA que aún existe es debida a personas que no siguen, o no lo hacen de forma adecuada, la terapia con ARV. Otros fallecen (en una proporción mucho menor) debido a la aparición de cepas resistentes, que aunque es muy infrecuente su aparición no se puede descartar por completo que aparezcan (en estos casos se realiza una sustitución por otros ARV que suele contener al virus). Aunque la toxicidad de estos productos es baja comparada con el AZT (que ya ha dejado de usarse) siguen teniendo un ligero efecto hepatotóxico, lo que puede provocar complicaciones fatales en algunos casos.

A día de hoy es lo mejor que tenemos: después de más 10 años de empleo de la “triterapia” contra el SIDA y profilaxis de las infecciones oportunistas, la mortalidad ha sufrido un descenso claro y evidente. Muchos son los especialistas que afirman que últimamente no han perdido a ninguno de sus pacientes de SIDA que siguieron sus recomendaciones terapéuticas. No se ha ganado la guerra, no sabemos si la ganaremos algún día, pero en muchas ocasiones las guerras se ganan después de ir ganando batalla a batalla y conquistando terreno poco a poco. De hecho se sigue investigando en vacunas, tanto preventivas como terapeúticas, en el uso de combinaciones de ARV y potenciadotes del sistema inmune, etc. Pero eso será objeto de otro capítulo de esta serie.

Referencias:

- Secretaría del Plan Nacional sobre el SIDA. VIH y SIDA en España. Situación Epidemiológica, 2001. Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo, 2002.
- Instituto Nacional de Estadística
- Collazo-Herrera y col. (2004) Importancia de la evaluación económica en los tratamientos antirretrovirales para el VIH/SIDA. Rev. Cubana Farm 38 (3)
- WHO (2000). Safe and effective use of antiretroviral treatments in adults; with particular reference to antiretroviral treatments. Geneva. Word Health Organization.
- Yazdanpanah y col. (2004) Clinical efficacy of antiretroviral combination theraphy based on protease inhibitors. Indirect comparison of controlled trials. BMJ 10:11-36.
- Hagmann, M. (2003) Study confirms effetiveness of antiretroviral drugs for HIV patients. Bull. WHO 81:918-919.
- Forsythe, S:S. (1998) The affordability of antiretroviral theraphy in developing countries: what policy markers need to know? AIDS 12:511-518.
- Broder, S. (2009). The development of antiretroviral therapy and its impact on the HIV-1/AIDS pandemic. Antiviral research 85: 1–2.
- Ostertag, y col. (1974). Induction of endogenous virus and of thymidine kinase by bromodeoxyuridine in cell cultures transformed by Friend virus. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 71: 4980-4985.
- Yarchoan, R. y col. (1989). Clinical pharmacology of 3′-azido-2′,3′-dideoxythymidine (zidovudine) and related dideoxynucleosides.. N Engl J Med 321: 726-738.
- Fischl M.A. y col.(1987). The efficacy of azidothymidine (AZT) in the treatment of patients with AIDS and AIDS-related complex. A double-blind, placebo-controlled trial. N Engl J Med 317: 185-191.
- De Clercq, E. (1994). HIV resistance to reverse transcriptase inhibitors. Biochem Pharmacol 47: 155-169
avatar
Dimitri Kalashnikov
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2226
Reputación : 2555
Fecha de inscripción : 04/06/2010
Edad : 24
Localización : Stalingrado

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Dimitri Kalashnikov el Vie Dic 24, 2010 7:42 pm

Me parece que aqui la gente sabe insultar muy bien , ridiculizar y banalizar los temas , eso si , sin aportar ninguna prueba, me he leido todo el hilo y he visto como Demofilo ha argumentado sus afiramciones y no se ha dedicado a hacer copiar y pegar como otros.

¿Ursssukoy , quieres dejar de hacer copy/peste y utilizar falacias ad hominem para argumenat tus afirmaciones?

He probado coger tus articulos , ponberlos en google y resulta que estan en muchas páginas por igual , palabra por palabra, vamos que no falta ninguna , ni una coma , quieres de una vez escribir TU los argumentos y no recurrir al clasico copy/peste?

Acusas a los demas de no saber cuando tu tienes que coger articulos de otros porque posiblemente eres tu el que no tiene ni idea.

Disidente_del_Capitalismo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 959
Reputación : 1233
Fecha de inscripción : 02/08/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Disidente_del_Capitalismo el Vie Dic 24, 2010 7:55 pm

Y si hizo copy/paste ¿eso cambia la validez de los artículos? ¿hace menos fuertes los argumentos a favor que el retrovirus VIH es el causante del SIDA?
avatar
Ursssukoy
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 464
Fecha de inscripción : 02/12/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Ursssukoy el Vie Dic 24, 2010 8:03 pm

Me parece que aqui la gente sabe insultar muy bien , ridiculizar y banalizar los temas , eso si , sin aportar ninguna prueba, me he leido todo el hilo y he visto como Demofilo ha argumentado sus afiramciones y no se ha dedicado a hacer copiar y pegar como otros.

¿Ursssukoy , quieres dejar de hacer copy/peste y utilizar falacias ad hominem para argumenat tus afirmaciones?

He probado coger tus articulos , ponberlos en google y resulta que estan en muchas páginas por igual , palabra por palabra, vamos que no falta ninguna , ni una coma , quieres de una vez escribir TU los argumentos y no recurrir al clasico copy/peste?

Acusas a los demas de no saber cuando tu tienes que coger articulos de otros porque posiblemente eres tu el que no tiene ni idea.

Dices esto porque tu también eres de los que cree que no hay relación entre el VIH/SIDA.

Que lo que pongo son copias de otras webs PUES CLARO. Aquí la gente se cree que sabe mucho pero dudo que ninguno de aquí sea un medico especializado en virologia o cualquier otra especialidad relacionada con el VIH, como podemos empezar a opinar como si fuéramos unos expertos.

Si pone una afirmación que es falsa, y en un articulo científico escrito por un experto se explica porque su argumento es falso, como no voy a poner esta valiosa información, a caso lo que pueda decir yo o cualquiera de vosotros sera mejor? vamos que pensamos que somos expertos de todo.

Es muy bestia decir no argumentas ni aporto datos, cuando todos los estudios que he puesto se deben basar en mas de 100 fuentes (las cuales he puesto).......... claro las mas de 20 fotos del VIH que he puesto no son pruebas, los estudios que he puesto no son pruebas, las gráficas que he puesto no son pruebas.

Y entonces que es una prueba????.

Dar opiniones solo no es hacer ciencia la ciencia es algo que se tiene que demostrar.




avatar
Dimitri Kalashnikov
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2226
Reputación : 2555
Fecha de inscripción : 04/06/2010
Edad : 24
Localización : Stalingrado

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Dimitri Kalashnikov el Vie Dic 24, 2010 8:25 pm

Ursssukoy escribió:
Me parece que aqui la gente sabe insultar muy bien , ridiculizar y banalizar los temas , eso si , sin aportar ninguna prueba, me he leido todo el hilo y he visto como Demofilo ha argumentado sus afiramciones y no se ha dedicado a hacer copiar y pegar como otros.

¿Ursssukoy , quieres dejar de hacer copy/peste y utilizar falacias ad hominem para argumenat tus afirmaciones?

He probado coger tus articulos , ponberlos en google y resulta que estan en muchas páginas por igual , palabra por palabra, vamos que no falta ninguna , ni una coma , quieres de una vez escribir TU los argumentos y no recurrir al clasico copy/peste?

Acusas a los demas de no saber cuando tu tienes que coger articulos de otros porque posiblemente eres tu el que no tiene ni idea.

Dices esto porque tu también eres de los que cree que no hay relación entre el VIH/SIDA.

Que lo que pongo son copias de otras webs PUES CLARO. Aquí la gente se cree que sabe mucho pero dudo que ninguno de aquí sea un medico especializado en virologia o cualquier otra especialidad relacionada con el VIH, como podemos empezar a opinar como si fuéramos unos expertos.

Si pone una afirmación que es falsa, y en un articulo científico escrito por un experto se explica porque su argumento es falso, como no voy a poner esta valiosa información, a caso lo que pueda decir yo o cualquiera de vosotros sera mejor? vamos que pensamos que somos expertos de todo.

Es muy bestia decir no argumentas ni aporto datos, cuando todos los estudios que he puesto se deben basar en mas de 100 fuentes (las cuales he puesto).......... claro las mas de 20 fotos del VIH que he puesto no son pruebas, los estudios que he puesto no son pruebas, las gráficas que he puesto no son pruebas.

Y entonces que es una prueba????.

Dar opiniones solo no es hacer ciencia la ciencia es algo que se tiene que demostrar.





Me parece que Demofilo antes te ha dicho que no se pueden tomar fotos de microscopios electronicos.

Yo no digo que me crea o no esto , sino que yo veo la opinión de uno y otro y la verdad es que solo haces copy/peste.

Esto no quita validez a un artidulo , pero todo lo que diga un cientifico no tiene porque ser cierto y por que sea un experto tampoco lo hace imune a criticas.

Solo veo que demofilo te esta argumentado las cosas y vuelves al mismo punto , no te dedicas a refutar lo que él dice porque has puesto articulos similares ya refutados, para seguir el debate en un sentido constructivo tienes que refutar las refutaciones.
avatar
Ursssukoy
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 464
Fecha de inscripción : 02/12/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Ursssukoy el Vie Dic 24, 2010 8:52 pm

Me parece que Demofilo antes te ha dicho que no se pueden tomar fotos de microscopios electronicos.

El sistema de visualización en un TEM puede consistir en una pantalla de fósforo para observación directa por el operador y opcionalmente en un sistema de registro de imágenes tales como película o una retina CCD combinada con una pantalla de fósforo. Normalmente estos sistemas de visualización pueden ser intercambiados a conveniencia del operador

TEM = microscopio electrónico de transmisión.


Yo no digo que me crea o no esto , sino que yo veo la opinión de uno y otro y la verdad es que solo haces copy/peste.

Esto no quita validez a un artidulo , pero todo lo que diga un cientifico no tiene porque ser cierto y por que sea un experto tampoco lo hace imune a criticas.

Para que después no digan que insulto voy a ponerme a mi de ejemplo.

En un debate de biología que opinión es probablemente mas valida la mía (sin estudios en biología) o la de un catedrático Nobel en alguna temática científica.

Pues lo siento mucho pero es bastante probable por no decir seguro que el premio nobel.

Esto no quita validez a un artidulo , pero todo lo que diga un cientifico no tiene porque ser cierto y por que sea un experto tampoco lo hace imune a criticas


Primero no es lo que diga un científico, con un estudio, es lo que dicen miles y miles y miles de científicos con centenares de estudios y pruebas que son muy rigurosas créeme y que no se hacen de un día para el otro.


Solo veo que demofilo te esta argumentado las cosas y vuelves al mismo punto , no te dedicas a refutar lo que él dice porque has puesto articulos similares ya refutados, para seguir el debate en un sentido constructivo tienes que refutar las refutaciones.

Si después de 6 paginas dices que no he rebatido ningún argumento suyo... te lo digo sin mala fe, o no te has leído nada de lo que he puesto, o solo lees lo que quieres, y lo reitero sin mala fe.

Solo veo que demofilo te esta argumentado las cosas y vuelves al mismo punto , no te dedicas a refutar lo que él dice porque has puesto articulos similares ya refutados, para seguir el debate en un sentido constructivo tienes que refutar las refutaciones.

Si uno dice que el VIH no existe le pongo como 30 fotos el VIH de mil formas diferentes con las fuentes de done las he sacado. Y su argumento es que es Photoshop..... aparte que dice esto sin aportar ninguna prueba....

Realmente que quieres que le diga...?

Si me viene un tio y me dice que la gravedad no existe y yo cojo una piedra la suelto y cae y me dice que es un montaje..... Lo mas probable es que le diga "Si tio lo que tu digas"





avatar
Ursssukoy
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 464
Fecha de inscripción : 02/12/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Ursssukoy el Vie Dic 24, 2010 9:07 pm

Dimitri si demofilo dice que los medicamentos no sirven para nada: a si llanamente sin pruebas ni nada

Si yo le pongo un articulo científico el cual demuestra que esta totalmente erróneo:




Tasa de mortalidad por VIH/SIDA total y por sexos, 1981-2008. Fuente: Registro Nacional de Mortalidad. INE. Elaborado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III


Pues si para ti esto no es dar pruebas y argumentos... pues que quieres que te diga, vale si lo que tu digas.... no se sabes.
avatar
nemonic
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 299
Reputación : 481
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por nemonic el Sáb Dic 25, 2010 12:49 am

Ursssukoy escribió:Dimitri si demofilo dice que los medicamentos no sirven para nada: a si llanamente sin pruebas ni nada

Si yo le pongo un articulo científico el cual demuestra que esta totalmente erróneo:




Tasa de mortalidad por VIH/SIDA total y por sexos, 1981-2008. Fuente: Registro Nacional de Mortalidad. INE. Elaborado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III


Pues si para ti esto no es dar pruebas y argumentos... pues que quieres que te diga, vale si lo que tu digas.... no se sabes.



Esto no demuestra nada camarada,ni las miles de pruebas que hay(por ejemplo un sanitario que se pincha con la aguja de un seropositivo y se infecta,una transfusión con la que se contagian personas,etc....)el estrés oxidativo del grupo de Perth y sus seguidores es una causa mucho más probable(creo que era el grupo de Perth quien decia también que el semen en el recto de forma reiterada provocaba inmunosupresión-o sea que probablemente los griegos eran todos unos putos sidosos,o bien en el siglo XX la cantidad de coitos anales aumentó de forma brutal-.

Con respecto a esta gráfica supongo que te contestarán que disminuyó la mortalidad porque se redujo el uso del AZT(porque esta es otra de sus razones para explicar la mortalidad de aquellos años).Sin embargo,nadie me ha podido explicar de forma medianamente clara el porqué del aumento de la incidencia de enfermedades como el sarcoma de Kaposi,o la infección por P. jirovecii....ah si,es por el stres oxidativo,claro claro....pero es curioso que se produzcan casos de SIDA en paises tan diferentes y que afecte a razas tan diferentes y que, controlando los mismos factores de riesgo, se disminuya la incidencia....

Estoy un poco cansado de que se quiera asociar la negación del VIH-SIDA con ser de izquierdas,o con la lucha anticapitalista.Un saludo.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Sáb Dic 25, 2010 1:02 am

Uno de los capos de la mafia antiVIH es David Baltimore, premio Nobel de Medicina en 1975 por el descubrimiento de la transcriptasa inversa. En 1986 la revista Cell publicó un artículo firmado -entre otros- por Baltimore y Thereza Imanishi-Kari, una investigadora del MIT (Instituto Tecnológico de Massachussets).

Una becaria del laboratorio, Margot O’Toole, descubrió el fraude y lo denunció. Tras varios años de investigación, en los que intervino incluso la CIA, se demostró que, efectivamente, había habido fraude del que exculparon a Baltimore porque se había limitado a firmar el artículo junto con la verdadera autora. Ésta continuó enseñando en la Universidad Tufts, mientras la becaria fue despedida y durante muchos años ningún otro laboratorio la admitió; tuvo que vender su casa y trabajar de telefonista en una compañía de mudanzas propiedad de su hermano (“Bióloga paga caro haber cuestionado un estudio”, New York Times, 22 de marzo de 2007).

Además de rector de la Universidad Rockefeller de Nueva York, cargo del que tuvo que dimitir en 1991, Baltimore también es editor de la revista Science y firmó más de cien artículos entre 1986 y 1990, pero su tarea se limitó a eso, a firmar; no intervino personalmente en la redacción de la mayor parte de ellos y otros ni los leyó siquiera (Daniel J.Kevles: The Baltimore case. A trial of politics, science, and character, W.W. Norton & Co., Nueva York, 1998).

Es un fraude institucionalizado y normalizado para el que el gobierno de Estados Unidos tuvo crear en 1992 un departamento especial, la Office of Research Integrity, que ha imputado por fraude a 1.500 científicos, la mayor parte de los cuales tienen relación con la biología o la medicina.

A ese tipo de artículos es a lo que ellos le llaman "ciencia made in USA".
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Sáb Dic 25, 2010 1:05 am

La manipulación sigue aquí mismo con frases como ésta: "Demofilo antes te ha dicho que no se pueden tomar fotos de microscopios electronicos".

Busquen por ahí si yo he dicho algo así o es una de tantas invenciones de los "científicos made in USA" cuya imaginación es tan sumamente desbordante que la copiosa bibliografía que nos dejan nada tiene que ver con lo que aquí estamoas discutiendo.

USA contagia hasta sus mañas embaucadoras.

Disidente_del_Capitalismo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 959
Reputación : 1233
Fecha de inscripción : 02/08/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Disidente_del_Capitalismo el Sáb Dic 25, 2010 3:08 am

nemonic escribió:Estoy un poco cansado de que se quiera asociar la negación del VIH-SIDA con ser de izquierdas,o con la lucha anticapitalista.Un saludo.
¿En España es parte de la izquierda la negación de la relación entre VIH y SIDA?
Al menos en Chile no llegamos a esos extremos, debe ser que somos muy revisionistas que hasta nos creemos la propaganda burguesa. Bueno, a mí me encantaría ver que uno de los negadores de la relación SIDA-VIH se inocule VIH y lo veamos luego 5 a 8 años después para ver si todo era falso y sólo es parte de un programa de una conspiración yanki.
¿Porqué será que los Cero positivo la mayor parte de las veces desarrollan SIDA? ¿Porqué será que el anticuerpo que demuestra la presencia del VIH es siempre un indicador de SIDA y no otras causas? ¿la transcripción inversa no existe? ¿no hay virus de ARN?
Está bien creen en OVNIS, en el Yeti, en los fantasmas y en el más allá, pero esto es mucho. Si mal no recuerdo hay mucha gente que cree que Dios hizo el mundo e incluso hay quienes niegan que la Tierra sea redonda. No faltar el que aparezca con pruebas sobre alguna otra conspiración extravagante.
avatar
nemonic
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 299
Reputación : 481
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por nemonic el Sáb Dic 25, 2010 1:02 pm

Disidente_del_Capitalismo escribió:
nemonic escribió:Estoy un poco cansado de que se quiera asociar la negación del VIH-SIDA con ser de izquierdas,o con la lucha anticapitalista.Un saludo.
¿En España es parte de la izquierda la negación de la relación entre VIH y SIDA?
Al menos en Chile no llegamos a esos extremos, debe ser que somos muy revisionistas que hasta nos creemos la propaganda burguesa. Bueno, a mí me encantaría ver que uno de los negadores de la relación SIDA-VIH se inocule VIH y lo veamos luego 5 a 8 años después para ver si todo era falso y sólo es parte de un programa de una conspiración yanki.
¿Porqué será que los Cero positivo la mayor parte de las veces desarrollan SIDA? ¿Porqué será que el anticuerpo que demuestra la presencia del VIH es siempre un indicador de SIDA y no otras causas? ¿la transcripción inversa no existe? ¿no hay virus de ARN?
Está bien creen en OVNIS, en el Yeti, en los fantasmas y en el más allá, pero esto es mucho. Si mal no recuerdo hay mucha gente que cree que Dios hizo el mundo e incluso hay quienes niegan que la Tierra sea redonda. No faltar el que aparezca con pruebas sobre alguna otra conspiración extravagante.



Hola,no es que sea parte de la izquierda,pero muchos negacionistas se dicen de izquierdas y presentan el tema como una cuestión de clase...uno de los negacionistas famosos de aquí es Jesús García Blanca:

http://www.kaosenlared.net/noticia/jesus-garcia-blanca-presenta-barcelona-rapto-higea

Aquí un articulo en el que pide que los países antiimperialistas tengan en cuenta que el SIDA es un montaje:

http://www.kaosenlared.net/noticia/desafio-gobiernos-antiimperialistas-ante-montaje-vihsida

En este mismo foro verás gente que defiende que es un invento capitalista.

Sobre lo de inocularse no sé qué te dirán pero espero la respuesta impaciente....Un saludo.
avatar
PCOEmilitantancia-ml
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 33
Reputación : 38
Fecha de inscripción : 22/12/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por PCOEmilitantancia-ml el Sáb Dic 25, 2010 2:01 pm

[quote="Demofilo"]La manipulación sigue aquí mismo con frases como ésta: "Demofilo antes te ha dicho que no se pueden tomar fotos de microscopios electronicos".

Busquen por ahí si yo he dicho algo así o es una de tantas invenciones de los "científicos made in USA" cuya imaginación es tan sumamente desbordante que la copiosa bibliografía que nos dejan nada tiene que ver con lo que aquí estamoas discutiendo.

USA contagia hasta sus mañas embaucadoras.[/quote

Demofilo, yo te apoyo, no hay que tragarse la manipulacion yanqui.
El sida es como la gripe A, otra manipulacion de los capitalistas para hacer negocio, grandes farmaceuticas y los Estados Unidos de America conjuntamente para extender aun más su poder, atraves de nuestras mentes gracias al cine, la teleision, la radio, el periodico etc. crenado todo tipo de manipulaciones en nuestras mentes para que nos creamos todo lo que nos dicen y pensemos que la voces disidentes de los leninistas al seguir un pensamiento cientifico y descubrir la verdad son unos chalados.


Lo que me parece más interesante de lo que dijistes Demofilo, pues tengo poca informacion en el tema, es sobre los activistas homosexuales que trabajan para el sistema capitalista, me podrias informar sobre el activismo homosexual al servicio del imperialismo que mencionas en la primera pagina.

Yo de las pocas cosas que se es sobre Diana Cordero una activista lesbiana y trostkista y ahora pro revolucion bolivariana, socialismo siglo XXI y pro-autogestion; que dice por hay que ``los negacionistas del SIDA son unos tarados conspiranoicos´´ que curioso que los trostkistas digan lo que dicen sus amos imperialistas.


Viva el leninismo
A nosotros nunca nos engañaran
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Sáb Dic 25, 2010 3:28 pm

Los “auténticos científicos” se lamentan de no poder llevar a los hoguera a los herejes como hacían en la Edad Media. A falta de combustible, se tienen conformar con insultar, de los que tienen un variado repertorio: magufos, negacionistas (como los del Holocausto), seudociencias, etc. Muestran las soberbia de quien está con la ideología dominante y pretende hacer pasar esa ideología como “ciencia”.

Los que se llenan la boca con su “ciencia” ocultan datos muy elementales sobre la manera en la que se ha burocratizado la medicina moderna, en la que los profesionales cuentan muy pooco. Las decisiones sobre enfermedades, etiología y terapias están reglamentadas por un conjunto de organismos, que van desde la OMS, hasta los ministerios respectivos en cada país, de los cuales los más conocidos son los gringos FDA y CDC, pasando por los Colegios Oficiales de Médicos, las agencias que legalizan los medicamentos, etc. Si en la Edad Media era la Inquisición quien diferenciaba la “autética ciencia” de la brujería, hoy la Inquisición tiene importantes continuadores en esas instituciones cuya naturaleza es claramente política, por más que las revistan con su “ciencia”.

Naturalmente que detrás de ellas están las multinacionales farmacéuticas. Cualquiera que visite un hospital se dará cuenta de que existen equipos de comerciales de esas multinacionales que para vender sus productos, como cualqueir vendedor ambulante de mercadillo, se pasan las horas en los despacos y oficinas (que son públicos) de los hospitales para “convencer a los médicos”. Esos traficantes de fármacos se llaman “visitadores médicos” y cada uno de ellos viaja con sus artículos “científicos” debajo del brazo para convencer al médico. Si no lo logra con “ciencia” tiene un sistema refinado de sorbornos (aunque se llame de otra forma) para que los médicos receten sus fármacos y convenzan a otros médicos para hagan lo propio. El método es conocido, aunque esté prohibido: regalan viajes, relojes de oro, pluses, etc.

¿Cómo funciona la burocracia seudocientífica?

Se pueden poner muchos ejemplos, pero los más conocidos llegan siempre de USA, que son los que controlan la medicina moderna, la única “científica”. En USA quien autoriza los medicamentos es la FDA, una institución aparentamente pública pero en realidad manejada por las famacéuticas, que son las que la financian. Por lo tanto, la FDA aparece como neutral pero es privada. Sus chanchullos “científicos” son bastante conocidos y uno de ellos, que tiene relación con este hilo, fue la aprobación del AZT en 1987, que no sólo lo hizo para USA sino para todo el mundo. Ellos siempre dejan bien claro quién manda y el papel que nos corresponde a los demás.

Llamado también azidotimidina o zidovudina, GlaxoSmithKline sigue comercializando hoy el AZT como retrovir. Es análogo a la timidina, el primer antirretroviral aprobado por la FDA, desarrollado originalmente en 1964 y usado como quimioterapia para el cáncer. Por su alta toxicidad, nunca se administró a seres humanos, sino sólo a ratas. A partir de 1987 se empezó a recetar a millones de personas etiquetadas oficialmente como seropositivos. Se utilizó como terapia única durante siete años (1987-1993) y aún se sigue utilizando hoy.

La reconversión de la industria del cáncer en la industrial del SIDA


Sin embargo, el AZT ni es un antiviral ni fue creado para el tratamiento del SIDA. Pero es que la industria del SIDA fue una reconversión de la industria del cáncer creada por Nixon en 1970. No sólo los “científicos” como Gallo, sino incluso los fármacos proceden de una década de investigación en torno al “virus que causa el cáncer”. Ese “virus que causa el cáncer” se reconvirtió en 1981 en el “virus que causa el SIDA”. El AZT es un subproducto de aquella reconversión industrial de la era Reagan. Los “científicos” made in USA creyeron (se autosugestionaron) que el cáncer estaba causado por un virus como ahora creen que ocurre con el SIDA. Antes fracasaron durante una década; ahora el chollo lo han alargado un poco más e insisten para que el negocio no se les acabe.

Un lector que sepa un poco de medicina se dará cuenta de lo difícil que era reconvertir el negocio del cáncer en el negocio del SIDA porque el cáncer y el SIDA tienen principios patológicos opuestos: el cáncer es una multiplicación incontrolada de células mientras que el SIDA supone su desaparición. Lo mismo ocurre con el el AZT, un fármcaco que se creó para matar las células que proliferan incontroladamente. Pero en el SIDA se trata de aumentar el número de células T del sistema inmunitario. Pues bien, el AZT destruye las cálulas T del sistema inmunitario. Por eso solamente se debería administrar por periodos de tiempo muy limitados, no a “enfermos crónicos” o de larga duración, como son los seropositivos.

En 1964 los experimentos con AZT en ratas con cáncer mostraron que era tan eficaz para destruir células sanas que las ratas murieron de toxicidad extrema. Como resultado se cerró el asunto y jamás se suministró AZT a ningún ser humano. Pero 20 años después la multinacional farmacéutica Burroughs Wellcome (ahora GlaxoSmithKline) lanzó una campaña para sacar al mercado el AZT como un medicamento contra el SIDA basándose en que el AZT bloquea la formación de las cadenas de ADN del VIH y consiguió la aprobación de la FDA para el AZT como un tratamiento contra el SIDA.

¿Cómo toman las decisiones los burócratas de la “ciencia”?


El AZT es un ejemplo de cómo no se crea un medicamento para una enfermedad sino que se busca una enfermedad para un medicamento que ya existe y que ha fracasado anteriormente, de los que hay tantos ejemplos. Pero, ¿qué documentación científica aportó la multinaciónal famacéutica para que la FDA aprobara el uso de un medicamento tóxico abandonado hacía varias décadas por ser perjudicial para la salud humana?

La aprobación de una quimioterapia tóxica para pacientes con SIDA se basó en un único e incompleto informe que sugería (sólo sugería) que el AZT elevaba el número de células T. El incremento aparente en el número de células T se interpretó como evidencia indirecta (otra indirecta más) de que el AZT erradicaba el retrovirus VIH de esas células. Los defensores de AZT dijeron que, a pesar de su toxicidad, el tratamiento con AZT debía ser continuo y para toda la vida. Los seropositivos eran los enfermos perfectos: consumidores habituales de fármcos.

En contra de las conclusiones en las que se apoyó la FDA en 1987, algunos años después en Europa el estudio Concorde, el más amplio (1.749 sujetos) y más largo (tres años de duración) sobre los efectos del AZT, determinó que el AZT aumenta el número de células T sólo moderada y brevemente. La explicación es la siguiente: las células T que forman parte del sistema inmunitario están en la sangre, formando parte de los denominados “glóbulos blancos” y la sangre se regenera continuamente en la médula ósea. Aparentemente al principio el AZT aumenta el número de células T pero a la larga destruye la médula ósea en la que se forman y, por lo tanto, destruye el sistema inmunitario que se trata de reforzar en los pacientes con SIDA.

Aprueba el tóxico y echa a correr

El AZT se aprobó más rápidamente que ningún otro fármaco en la historia del FDA. Cuando la multinacional farmacéutica Burroughs Wellcome presentó su vacuna a los 11 burócratas de la FDA para su aprobación, había muy poca información sobre el remedio: un único estudio incompleto y nada fiable acerca de un viejo fármaco fracasado en la lucha contra el cáncer. Había mucha incertidumbre al respecto. Los médicos de la FDA sabían que el estudio era defectuoso y que los efectos a largo plazo eran desconocidos. Sin embargo, la multinacional presionaba para que aprobaran el AZT; los enfermos esperaban desesperados ante una supuesta muerte inminente. Para eso habían desatado la correspondiente campaña alarmista.

Como reconoció Ellen Cooper, una directora de la FDA, a la revista Spin de Nueva York: “Aprobarlo representaría dar un considerable y potencialmente peligroso giro con respecto a nuestras exigencias toxicológicas habituales”. A punto de aprobar el fármaco, uno de los doctores del grupo, Calvin Kunin, dijo que utilizar este fármaco de forma generalizada, en áreas en las que no ha sido demostrada su eficacia, con un agente potencialmente tóxico, podría resultar desastroso”.

“No sabemos que pasará de aquí a un año”, dijo entonces el presidente del grupo, Itzhak Brook a la revista. “Los datos son todavía prematuros y las estadísticas no están muy bien hechas, en verdad. El fármaco podría ser, de hecho, perjudicial”. Un poco más tarde, también dijo estar “impresionado por el hecho de que el AZT no detiene las muertes. Incluso aquellos a los que se les cambiaba al AZT seguían muriendo”.

“Estoy de acuerdo contigo”, respondió otro miembro del grupo al mismo medio: “Hay tantas lagunas... Una vez que un fármaco es aprobado, ya no se sabe hasta que punto se abusará de él. No hay marcha atrás”.

Burroughs Wellcome aseguró a los médicos de la FDA que podía proporcionar datos detallados de dos años de seguimientos, y que no permitirían que el fármaco sobrepasase los parámetros que habían prometido: un recurso provisional para los pacientes muy enfermos.

Afortunadamente Brook no se dejó engañar por la promesa: “Si lo aprobamos ahora no tendremos los suficientes datos. Tendremos los que nos han prometido”, predijo, “Pero a partir de ahí, la producción de datos será obstaculizada”. El voto de Brook fue el único en contra de la aprobación del fármaco. “No había los suficientes datos. No había seguimiento suficiente”, recuerda en una entrevista. “Muchas de las preguntas que hacíamos a la compañía eran respondidas con un “no hemos analizado todavía los datos”, o un, “No lo sabemos”. Pensé que algunos datos eran prometedores, pero estaba preocupado por el precio que habría que pagar por ellos. Los efectos secundarios eran tan severos... Era quimioterapia. Los pacientes necesitarían transfusiones de sangre. Eso es cosa seria.

Empiezan las presiones políticas

“El comité se sentía inclinado a darme la razón”, dice Brook,en que debían esperar un poco, ser más cautelosos. Pero empezaron las presiones políticas en cuanto la FDA se dio cuenta de que querían rechazarlo: ”Pasaron a la presión política. Sobre las 4 p.m., el jefe del centro del FDA de biología y farmacología, pidió permiso para hablar, lo cual es francamente inusual. Normalmente nos dejan solos, pero él nos dijo: “Mirad, si aprobáis el fármaco, os aseguramos que trabajaremos en conjunto con Burroughs Wellcome y nos encargaremos que se suministre a la gente adecuada”. Era como si estuviese diciendo “Por favor, decid que sí”. No sólo había que aprobarlo sino que había que hacerlo rápidamente.

Brad Stone, el jefe de prensa de la FDA, estaba presente. Dice no recordar ese discurso en concreto, pero no tiene nada de “inusual” el que los jefes de la FDA den ese tipo de discurso consultivo. “No había ninguna presión política” dice. “Las personas allí presentes aprobaron el fármaco porque los datos aportados por la compañía demostraban que estaba prolongando vidas. Por supuesto que era tóxico, pero llegaron a la conclusión de que los beneficios pesaban más que los riesgos”.

Una bomba de relojería

Todo fue muy rápido. La reunión finalizó. El AZT, sobre el cual algunos miembros de la FDA aún se sentían temerosos de que se convirtiese en una bomba de relojería, fue aprobado; sólo el doctor Brook votó en contra de su aprobación.

Como era de esperar las viejas precauciones se pasaron por alto. Brook señaló que el efecto tóxico más poderoso del AZT era el agotamiento de la médula ósea, lo cual hacía necesarias frecuentes transfusiones sanguíneas a los pacientes. Al ser una forma de quimioterapia, el fármaco debía ser prescrito exclusivamente por médicos que tuviesen experiencia en este tipo de tratamientos.

Otra de las principales recomendaciones era que se utilizase exclusivamente en casos críticos, debido a la extrema toxicidad del fármaco. Brook advirtió que el hecho de que el AZT fuese el único fármaco disponible para tratar a los pacientes de SIDA probablemente haría que su administración se descontrolase. Aprobarla prematuramente, dijo, sería como “dejar en libertad al genio de la botella”.

El genio de la botella se llamaba Anthony Fauci y era director de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos y capo de la NAIAD. No tardó en presionar para extender el radio de las prescripciones. Fauci anunció orgullosamente un experimento que se venía realizando desde hacía “dos años” el cual había “mostrado claramente” que la temprana intervención mantenía el SIDA a raya. “Cualquier persona que tenga anticuerpos del VIH y menos de 500 células T-4, debe empezar a tomar AZT de inmediato”, dijo. Empezó la correspondiente campaña publicitaria en las cabeceras de todos los medios de comunicación del mundo: podemos respirar tranquilos; por fin se había descubierto la vacuna contra el SIDA. Los periódicos y cadenas de televisión publicaron en titulares sensacionalistas que el AZT había demostrado ser eficaz en portadores de anticuerpos del VIH. El AZT se comenzó a recetar indiscriminadamente. Habían descubierto el primer fármaco contra el SIDA; por consiguiente no había lugar para sospechar nada.

Un envenenamiento preventivo


El 17 de agosto de 1989 el gobierno USA anunció que 1,4 millones de norteamericanos seropositivos sanos podrían “beneficiarse” del milagro AZT, incluso los que no mostraran síntomas de la enfermedad. Se propuso suministrar AZT a personas que ni siquiera tenían anticuerpos del VIH pero que eran “vulnerables”. Nuevos estudios habían “probado” que el AZT era eficaz a la hora de frenar la progresión del VIH en casos asintomáticos o en las primeras fases de la supuesta infección. Eso suponía aproximadamente 1,4 millones de norteamericanos que habían sido declarados oficialmente “portadores de anticuerpos del VIH”: al final puede que todos necesiten tomar AZT para no enfermar, sostuvo el genio Fauci.

La Burroughs Wellcome puso en marcha las pruebas de AZT en trabajadores asintomáticos en hospitales, mujeres embarazadas e incluso en niños; estos últimos lo tomaban en estado líquido. Cuando los efectos del AZT parecen tan vagos, resultó simplemente criminal recomendar la extensión de su uso a la gente sana con carácter preventivo, sobre todo si tenemos en cuenta que sólo un pequeño porcentaje de la población “infectada con VIH” ha llegado a desarrollar SIDA.

La noticia de que el AZT es recetado a personas asintomáticas, dejó a muchos de los más prestigiosos doctores del SIDA, anonadados y furiosos. Todos y cada uno de los médicos y científicos fueron entonces de la opinión de que era temerario anunciar un estudio sin datos, haciendo recomendaciones drásticas sobre la salud pública. “Tomar la decisión de decirle a la gente 'si eres seropostivo y tienes menos de 500 células T-4, comienza a tomar AZT' es algo de mucha trascendencia”, según un médico especialista que prefirió permanecer en el anonimato. “Conozco docenas de personas, a las cuales he atendido cada pocos meses a lo largo de varios años, que han permanecido en el mismo nivel durante más de cinco años y no han desarrollado ninguna enfermedad”.

Los enfermos se mueren pero los beneficios se disparan


Todo iba sobre ruedas. Cuando la aprobación del AZT se dio a conocer las acciones de Burroughs Wellcome se dispararon. A un precio de 8.000 dólares por paciente y por año (sin incluir transfusiones de sangre), el AZT se convirtió en el fármaco más caro en la historia del negocio famacéutico. Al año siguiente los beneficios brutos de la Burroughs Wellcome se estimaron en 230 millones de dólares. Los analistas del mercado de acciones predijeron que para la mitad de los 90 la Burroughs Wellcome vendería un promedio dos billones de dólares de AZT al año, bajo la marca Retrovir, lo que equivale a la venta total de todos sus productos en el último año.

La difusión del AZT sobrepasó con creces los parámetros que se pretendían en un principio. Muchos médicos entrevistados por el New York Times en 1987, revelaron que habían estado suministrando AZT a personas sanas con anticuerpos del VIH.

Un solo estudio “científico” provocó esta decisión de la FDA y ese estudio fue declarado inválido hace ya tiempo. Se pretendía que dicho estudio fuese un “estudio controlado de placebo doble ciego”, el único tipo de estudio que puede probar eficazmente si un fármaco funciona o no. En tal estudio, ni el paciente ni el médico saben si al primero se le está administrando fármaco o placebo. En el caso del AZT, el estudio se “descubrió” a las pocas semanas.

Ambas partes contribuyeron a descubrirlo. Para los médicos se hizo obvio quién estaba tomando placebo y quién AZT, debido a los serios efectos secundarios que provoca este último, y que el SIDA no tiene por si mismo. Además, el sistema utilizado habitualmente para las pruebas de sangre, conocido como MCV, que podía mostrar claramente quién tomaba el fármaco y quién no, fue omitido en los informes. Ambos hechos fueron admitidos tanto por la FDA como por Burroughs Wellcome, siendo esta última la que dirigió el estudio.

La mayoría de los pacientes que estuvieron en esa prueba han admitido haber analizado las cápsulas para saber si estaban tomando el fármaco o no. Algunos, al descubrir que les estaban administrando sólo placebo, compraban AZT en el mercado negro. También se suponía que las píldoras eran inidentificables por el sabor, pero sí lo eran. Aunque esto fue corregido más tarde, el daño ya estaba hecho. También hubo informes de que algunos pacientes iban recolectando píldoras para los otros enfermos por solidaridad con ellos. El estudio está tan plagado de faltas que sus conclusiones, bajo el punto de vista de las normas científicas más básicas, deben ser consideradas nulas.

Sin embargo, el problema más serio del estudio original es que nunca fue concluido. A las 17 semanas de comenzarse, cinco meses antes de lo estipulado, cuando habían muerto más pacientes en el grupo de placebo, se detuvo porque se consideró inmoral suministrar placebo a la gente cuando el fármaco podía permitirles vivir más tiempo. Debido a que el estudio se paró prematuramente, todas las conclusiones se atribuyeron al AZT.

En el estudio el único factor que desequilibró la balanza de la FDA fue que el grupo de AZT había sobrevivido al grupo de placebo por lo que parecía ser una aplastante mayoría. El triunfo del estudio, el que canceló el problema de la enorme toxicidad fue el hecho de que en el grupo de placebo habían muerto 19 personas, mientras que en el grupo del AZT sólo había muerto uno. Los receptores de AZT mostraban además menor incidencia de enfermedades oportunistas.

Pero poco después de paralizarse el estudio, el índice de muertes se aceleró en el grupo del AZT. Después de un tiempo no hubo gran diferencia entre el grupo tratado y el no tratado. “El estudio se realizó de una forma tan poco sistemática que en realidad es como si no se hubiese hecho”, dijo en una entrevista el doctor Joseph Sonnabend, uno de los médicos dedicados al SIDA más destacados de Nueva York.

Sólo para conspiranoicos...

No hay ningún original del estudio que permitió a la FDA aprobar el AZT sino sólo un artículo informal de dos páginas publicado por el NIH (Instituto Nacional de la Salud gringo). Cuando años después la revista Spin de Nueva York llamó al NIH solicitando una copia del estudio, les dijeron que “aún se estaba escribiendo”. Preguntaron por las cifras del estudio. Según la publicación oficial, los 3.200 pacientes se habían dividido en dos grupos: uno de AZT y otro de placebo, y se habían seguido durante dos años. Los dos grupos se distinguían por la cantidad de células T-4. Un grupo tenía menos de 500, el otro más de 500. Cada uno de estos dos grupos estaba dividido a su vez en otros tres: dosis alta de AZT, dosis baja de AZT y placebo.

En el grupo con más de 500 células T-4, el AZT no tuvo efecto. En el otros grupo se decidió que la dosis baja de AZT era la más eficaz, seguida de la dosis alta. En resumen, de 900 desarrollaron SIDA un total de 36 en los dos grupos y de los 450 del grupo de placebo lo desarrollaron 38. “Los pacientes seropositivos son dos veces más propensos a desarrollar SIDA si no ingieren AZT”, declaró la prensa. Pero esas cifras son engañosas. Al preguntar cuantos pacientes en realidad habían cumplido los dos años del estudio, el NIH contestó que no lo sabían, pero que le promedio de duración de la participación fue de un año, no de dos.

“La forma en que presentaron las cifras fue muy deshonesta”, dijo el doctor Sonnabend. “De haber habido 60 personas en ese experimento, las cifras hubiesen significado algo. Pero si calculamos el promedio de los 3.200, las diferencias entre los dos grupos resultan insignificantes. No es nada. Es hacerlo a la buena de Dios y a ver que pasa. Sin embargo, lo hacen parecer algo importantísimo”.

El estudio alardeaba de que el AZT es mucho más eficaz y menos tóxico a un tercio de la dosis que se ha venido utilizando durante los tres últimos años. Esas son las buenas noticias. Las malas son que miles de personas ya han sido bombardeadas con 1.500 miligramos de AZT, quizá incluso han muerto de envenenamiento tóxico y ¿Ahora nos enteramos de que un tercio de la dosis hubiera bastado?

“Si, el AZT es una forma de quimioterapia”, dice Jerome Horwitz, el hombre que inventó el compuesto hace un cuarto de siglo. “Es citotóxico y, como tal, provoca intoxicación de la médula ósea y anemia. Existen problemas con el fármaco. No es perfecto, pero no creo que nadie pueda decir que sea inútil. La gente puede vociferar hasta el día del juicio sobre su toxicidad, pero hay que fijarse también en los resultados”.

Veamos pues los resultados...


Algunos estudios sobre los efectos críticos del AZT -incluyendo el que fundamentó la aprobación de Burroughs Wellcome- han llevado a la misma conclusión: el AZT es eficaz durante unos meses, pero luego su efecto desciende vertiginosamente. Incluso el estudio original del AZT mostró que las células T-46 aumentaban durante un tiempo y luego caían a plomo. Los niveles de supuesto VIH disminuían y luego volvían a subir.

Este hecho es bien conocido por los que aprobaron el AZT, entre ellos Stanley Lemon, quien dijo en una reunión de entonces: “No me he quedado tranquilo después de haber visto algunas diapositivas, parece que tras 16-24 semanas -de 12 a 16 semanas, creo-, el efecto parece declinar”.

Dos años después se planteó una reunión de seguimiento del estudio original de la Burroughs Wellcome para discutir la amplia gama de efectos del AZT, así como las estadísticas de supervivencia. Tal y como recuerda uno de los doctores presentes en la reunión de mayo de 1988, “No hubo un seguimiento del estudio. Cualquier efecto beneficioso había desaparecido al medio año. Todo lo que tenían era algunas estadísticas de supervivencia de un promedio de 44 semanas. El nivel de p24 no resultó como se esperaba y no hubo una mejora persistente en las células T-4”.

Los niveles del supuesto VIH en la sangre se miden por medio de un antígeno llamado p24. Burroughs Wellcome afirmó que el AZT disminuía el nivel de p24, es decir, que disminuía la cantidad de VIH en la sangre. En la primera reunión con la FDA, Burroughs Wellcome hizo incapié en la manera en que el fármaco había “disminuido” los niveles de p24; en la reunión de seguimiento no mencionaron el asunto. Al final de la reunión, el doctor Michael Lange, director del programa de SIDA en el hospital Roosevelt de St. Luke en Nueva York, habló al respecto: “Las alabanzas al AZT se basan en la suposición de su efecto antivírico”, dijo dirigiéndose a la Burroughs Wellcome “Pero todavía no hemos visto ningún dato sobre eso... Hay un artículo en 'The Lancet' que dice que tras 20 semanas, más o menos, el p24 reaparece en muchos pacientes. ¿Tienen Vds. datos sobre esto?”. No los tenían. El doctor Lange sugirió que el fármaco quizás era aficaz en la forma en que lo es un antiinflamatorio, como lo es una aspirina, y que un fármaco como la Indometacina, podía servir a la misma función sin los efectos devastadores del AZT.

Sonnabend calificó el estudio de ridículo: “Es obvio que Margaret Fischl, la persona que realizó los dos estudios, no tiene ni la más vaga idea sobre experimentos clínicos. No me fio de ella. Ni de los otros. Sencillamente, no son lo bastante competentes. Hemos sido tomados como rehenes por científicos de segunda clase. Les dejamos escapar con el primer desastre. Ahora, lo están consiguiendo otra vez”.

En Francia al ciencia demostró otra cosa distinta

En diciembre de 1988 “The Lancet” publicó un estudio que ni Burroughs Wellcome ni el NIH facilitaron a la prensa. Era más completo que el estudio original y el seguimiento de los pacientes era más prolongado. No fue llevado a cabo en Estados Unidos sino en el Estado francés, en el hospital Claude Bernard de París, y llegaba a las mismas conclusiones sobre el AZT que el de la Burroughs Wellcome, excepto que esta compañía consideró sus resultados como “extraordinariamente positivos”, mientras que los doctores franceses llamaron a los suyos “decepcionantes”. El estudio francés encontró, una vez más, que el AZT era demasiado tóxico para ser tolerado en la mayoría de los casos, que no tenía efectos duraderos sobre los niveles de VIH en la sangre y que dejaba a los pacientes con menos células T-4 que al principio. A pesar de que al inicio habían constatado una notable mejoría, su opinión final era que “al cabo de seis meses, estos valores retornaban a los niveles anteriores al tratamiento y que tenían lugar diversas infecciones oportunistas, enfermedades y muertes”.

El informe del equipo francés terminaba diciendo: “Los beneficios del AZT se limitan a unos pocos meses en los pacientes de SIDA y ARC”. Tras unos meses, el AZT era completamente ineficaz.

Varios estudios han llegado a la conclusión de que el AZT no tiene efecto alguno sobre las dos infecciones oportunistas más comunes en el SIDA: la neumonía por pneumocystis carinii (NCP) y el sarcoma de Kaposi (SK). La abrumadora mayoría de los pacientes de SIDA mueren de NPC, pera la cual existe tratamiento eficaz desde hace décadas.

La FDA aprobó la Pentamidina Aerosolizada para tratar el SIDA. Un estudio del Memorial Sloan Kettering terminaba con la siguiente observación: durante 15 meses, el 80% de los pacientes bajo tratamiento con AZT que no recibieron Pentamidina, presentaron eppsodios recurrentes de pneumocystis. De los que tomaron pentamidina sólo la mitad presentó episodios recurrentes.

¿Ha alargado la vida el AZT?

Al principio se decía que el AZT prolongaba la vida. En realidad, no hay pruebas concluyentes de que el AZT haya prolongado la vida de nadie. En un estudio extraoficial sobre supervivientes del SIDA a largo plazo se hizo un seguimiento de 24 pacientes que habían sobrevivido más de seis años a la enfermedad. Sólo uno de ellos había empezado recientemente a tomar AZT. Uno de los pacientes que más ha vivido desde el experimento inicial del AZT, de acuerdo con la Burroughs Wellcome, ha muerto recientemente. Cuando murió, había estado bajo tratamiento con AZT durante tres años y medio. En un estudio de conjunto, resulta que el paciente que más tiempo ha sobrevivido al SIDA ha sido alguien que no estaba bajo tratamiento con AZT y ha sobrevivido ocho años y medio.

“En mi opinión el AZT alarga la vida de la mayoría de las personas que lo toman”, dice el doctor Bruce Montgomery de la Universidad del estado de Nueva York en Sony Brook, quien está completando un estudio sobre el AZT. “No hay demasiados pacientes que sobrevivieron durante mucho tiempo, y la verdad es que no sabemos por que sobrevivieron. Podría ser suerte. Pero la mayoría de la gente no tiene tanta suerte”.

“Parece que el AZT ayuda a muchos pacientes”, dice el Doctor Bernard Bahari, médico e investigador del SIDA de la ciudad de Nueva York, “pero es muy difícil determinar si realmente prolonga la vida o no”.

“Muchos de los pacientes a los que atiendo escogen no tomar AZT”, dice el Doctor Don Abrams del Hospital General de San Francisco. “Me ha llamado la atención el hecho de que la supervivencia y la esperanza de vida están aumentando en las personas con SIDA. Creo que eso tiene mucho que ver con la Pentamadina aerosolizada (un fármaco que trata la neumonía pneumocystis carinii). Está también el denominado efecto plaga: La gente se va fortaleciendo cada vez más cuando una enfermedad afecta a toda una población. Los pacientes que atiendo hoy en dia, no son tan frágiles como los pacientes del principio”.

“El hecho de que mueras o no de SIDA, va en función de lo bien que te atienda tu médico, no del AZT”, dice el doctor Joseph Sonnabend, uno de los más reputados expertos en SIDA de Nueva York, entre cuyos pacientes se incluyen muchos supervivientes a largo plazo, a pesar de no haber prescrito jamás AZT. Sonnabend fue uno de los primeros en hacer la sencilla observación de que los pacientes de SIDA deberían ser tratados por sus enfermedades y no por su infección de VIH.

Se desploma el fraude del AZT

Si los pacientes de SIDA soportan problemas como la inmunodepresión, la intoxicación de la médula ósea y la anemia, el hecho de agravar estos trastornos con el AZT ¿Constituye una mejora?

Aunque hoy se sigue utilizando, el mito del AZT no tardó muchos años en caer. “Estoy convencido de que si diésemos AZT a un atleta en perfecto estado de salud, moriría en cinco años”, dice Gene Fedorko, presidente de la “Health Education AIDS Liaison” (HEAL; Coordinadora del SIDA para la Educación de la Salud). “Estoy totalmente convencido de que el que no toma AZT tiene mayor calidad de vida y sobrevive más tiempo”, dijo. “Pienso que es horrible la forma en que la gente es forzada por sus médicos a tomar la droga. La gente viene a nosotros temblando y llorando porque sus médicos les han dicho que morirán irremediablemente si no toman AZT. Eso es mentira”. Fedorko llegó a esta conclusión tras años escuchando (en el grupo semanal de apoyo organizado por HEAL) las historias de personas luchando por sobrevivir al SIDA.

“No tomaría AZT aunque me pagasen”, dice Michael Callen, cofundador de la coalición PWAde Nueva York, de la Iniciativa de Investigación de la Comunidad, y editor de diversas revistas sobre SIDA. Callen ha sobrevivido al SIDA durante siete años sin ayuda del AZT. “Me han dado mucho la vara por decir esto, pero mi opinión es que utilizar el AZT es como apuntar a un mosquito con una cabeza termonuclear. La aplastante mayoría de los supervivientes a largo plazo que he conocido han elegido no tomar AZT”.

Pero el presidente del Gay Men's Health Crisis, Richard Dunne, opinaba de forma distinta. Dijo que ahora la GMHC urgía a “todo el mundo a hacerse pruebas” y, por supuesto, todos aquellos que diesen positivo “debían empezar el tratamiento con AZT”. Duesberg comentó que “esta gente se está precipitando a las cámaras de gas”, dice Duesberg. “Qué feliz se hubiese sentido Himmler si los judíos hubiesen cooperado así”.

Uno de los principales investigadores del SIDA, que formó parte de la FDA, dice: “El AZT ¿Está haciendo algo? Si, algo está haciendo. Pero no existen pruebas de que esté haciendo algo contra el VIH”.

”Siempre ha habido fármacos que utilizamos sin saber exactamente como funcionan”, dijo el Premio Nobel Walter Gilbert. “Lo que primero hay que mirar es el efecto clínico del fármaco y preguntarnos. ¿Está ayudando o no?”.

“Todas esas muertes del estudio del AZT eran tratables”, dice Sonnabend. “No fueron muertes de SIDA, fueron muertes de estados tratables. Ni siquiera hicieron autopsias en ese estudio. ¿Cómo puede uno tener fe en esta gente?”.

”Me siento avergonzado de mis colegas”, se lamenta Sonnabend. “Estoy abochornado. Esta es una ciencia de tres al cuarto. Parece mentira que nadie proteste. Malditos cobardes. El juego se llama -protege tu subvención, no abras la boca-. Se trata de dinero... el pretexto para seguir la línea del partido y no ser críticos, cuando es obvio que hay fuerzas políticas y económicas dirigiendo todo esto”.

“Si existe alguna resistencia al AZT entre la población, es la de la comunidad gay de Nueva York”, dice un doctor acerca de la aprobación del AZT, que preferió permanecer en el anonimato. “El resto del país se ha dejado lavar el cerebro y cree que el fármaco es efectivamente tan beneficioso como dicen. Todos los datos han sido manipulados por personas que han conferido demasiadas virtudes al AZT”.

“Si el SIDA no fuera una enfermedad tan popular -una fábrica de dinero y carreras-, esta gente no hubiera conseguido salir adelante con esta ciencia de pacotilla”, dice el doctor Bialy. “En todos los años que he dedicado a la ciencia jamás había visto algo tan atroz”. Al preguntarle si era posible que algunas personas hubiesen muerto envenenadas por el AZT y no por causa del SIDA, respondió: “Es más que posible”.

Aquí no sólo estamos hablando de ciencia (mejor dicho, de seudociencia) sino de algo aún más serio que concierne a seres humanos enfermos. A la vista de la experiencia ¿alguien cree que la probación del AZT por la FDA tuvo algo que ver con la ciencia? ¿O con otro tipo de asuntos inconfesables que se irán descubriendo con el tiempo? ¿Se descubrirán cuando el asunto ya no interese a nadie? ¿Cuándo ya no pueda ser noticia de cabecera?
avatar
Ursssukoy
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 464
Fecha de inscripción : 02/12/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Ursssukoy el Sáb Dic 25, 2010 10:02 pm

Estoy seguro de que nemonic, podrá contestar mucho mejor de lo que intentare hace ahora, ya que esta mas puesto en el tema.

Nemonic tiene mucha razón al relacionar muchos divulgadores de textos negacionistas del VIH, con personas de izquirdas, ya que es notorio el vocabulario que utilizan, gringos, capitalistas,imperialistas, burgueses, etc etc.

Pero bueno vamos a lo que vamos.

Los “auténticos científicos” se lamentan de no poder llevar a los hoguera a los herejes como hacían en la Edad Media.


Esto es criminalizar a los científicos, acreditándoles cosas que nunca han dicho, esto sera TU opinion, pero a caso los científicos han dicho de "quemar en la hoguera" a los negacionistas. Esto es demagogia, a falta de pruebas científicas, desacreditemos-los para que la gente no les haga caso.


A falta de combustible, se tienen conformar con insultar, de los que tienen un variado repertorio: magufos, negacionistas (como los del Holocausto), seudociencias, etc.

Es normal que al principio de una enfermedad como el SIDA, existan muchas dudas ya que el conocimiento de este era muy escaso, y que al principio se ponga en tela de juicio nuevos descubrimientos, que existan muchas hipótesis diferentes. Esto es totalmente normal, si una persona al conocerse esta nueva enfermedad dice que no es provocada por el VIH, bueno pueda que tenga razón aun no conocemos bien esta enfermedad, pues bueno allí empiezan los estudios científicos, los trabajos, las publicaciones defendiendo la postura de cada uno.

Pero en el momento en que la relación VIH/SIDA se conozca mucho mejor, que existan muchísimos estudios de muchísimas entidades diferentes relacionando VIH/SIDA, que se pueda aislar el virus analizar, conocer su genoma, hacer infinidad de imágenes y muchísimas cosas mas, y por lo tanto refutes los argumentos de los que decían que el VIH no producía SIDA, en este momento lo lógico por parte de los negacionistas pues reconocer este echo, pero claro no lo hacen y que argumentos utilizan para continuar con su idea, sean buscar un complot político-comercial, intentar desacreditar a los científicos que investigan sobre el VIH, diciendo que las pruebas que se han encontrado son falsas (sin ningún argumento científico si no diciendo que son falsas y punto), buscando errores en las previsiones de infectados. En resumen no aportando pruebas sobre sus afirmaciones, si no intentando buscar errores que puedan encontrar y descalificar a los científicos.

Es como el articulo que puse de "Japon gano la guerr" utilizan los mismos metodos.

Cuando ves esto y encima y mas importante sus declaraciones causan centenares de miles de muertes al año por confundir a las personas, pues es lógico que uno acabe por llamarles pseudocientificos o los descalifiquen.


Muestran las soberbia de quien está con la ideología dominante y pretende hacer pasar esa ideología como “ciencia”.

Lo que digo buscar las conspiraciones políticas, estas hablando de un tema científico no ideológico, pero siempre se intenta meter la ideologia por todos los lados.

Pero si cuba es comunista y utiliza AZT....

Los que se llenan la boca con su “ciencia” ocultan datos muy elementales sobre la manera en la que se ha burocratizado la medicina moderna, en la que los profesionales cuentan muy pooco. Las decisiones sobre enfermedades, etiología y terapias están reglamentadas por un conjunto de organismos, que van desde la OMS, hasta los ministerios respectivos en cada país, de los cuales los más conocidos son los gringos FDA y CDC, pasando por los Colegios Oficiales de Médicos, las agencias que legalizan los medicamentos, etc. Si en la Edad Media era la Inquisición quien diferenciaba la “autética ciencia” de la brujería, hoy la Inquisición tiene importantes continuadores en esas instituciones cuya naturaleza es claramente política, por más que las revistan con su “ciencia”.

Mas de lo mismo buscar el complot político comercial, desacreditando a todos sin dar pruebas......

Repito lo de antes, Cuba es comunista y utiliza los AZT, con esto ya tumbas tu argumento de mezclar las ideologías.

Naturalmente que detrás de ellas están las multinacionales farmacéuticas. Cualquiera que visite un hospital se dará cuenta de que existen equipos de comerciales de esas multinacionales que para vender sus productos, como cualqueir vendedor ambulante de mercadillo, se pasan las horas en los despacos y oficinas (que son públicos) de los hospitales para “convencer a los médicos”. Esos traficantes de fármacos se llaman “visitadores médicos” y cada uno de ellos viaja con sus artículos “científicos” debajo del brazo para convencer al médico. Si no lo logra con “ciencia” tiene un sistema refinado de sorbornos (aunque se llame de otra forma) para que los médicos receten sus fármacos y convenzan a otros médicos para hagan lo propio. El método es conocido, aunque esté prohibido: regalan viajes, relojes de oro, pluses, etc
.

Otra vez criminal-izando y desacreditando a los científicos sin pruebas simplemente desacreditarlos, aqui insultas de una forma descarada a todos los médicos y científicos, aportas algún dato que pueda corroborar lo que dices no, pero la gente que lo leea y que se deje convencer con facilidad, ya habrá demonizado a los científicos y médicos.

Hace mucha gracia como ponéis a parir a las empresas farmacéuticas con el argumento de que cobran por algo básico como la salud y habláis de sus acciones que valen micho de sus ganancias etc, pero alguien critica por ejemplo a mercadona? pero hombre si nos hace pagar por algo de vital importancia como la comida!!!.

Haber las dos son empresas que buscan beneficio con la venta de medicamentos y comida, el mundo funciona así, que las farmacéuticas se pasan en ocasiones con el precio de medicamentos si y a mi no me gusta, pero que pensáis que algún día el mundo sera perfecto?


En estos párrafos lo que ha echo no es hablar del sida, VIH, o AZT, si no simplemente descalificar, insultar, hacer demagogia con los científicos y médicos, a aportado alguna prueba de todas estas graves acusaciones ninguna, pero bueno la gente cuando lo lea no pensara en si hay pruebas de esto, ya habrá demonizado a los científicos y médicos.


Se pueden poner muchos ejemplos, pero los más conocidos llegan siempre de USA, que son los que controlan la medicina moderna, la única “científica”. En USA quien autoriza los medicamentos es la FDA, una institución aparentamente pública pero en realidad manejada por las famacéuticas, que son las que la financian. Por lo tanto, la FDA aparece como neutral pero es privada. Sus chanchullos “científicos” son bastante conocidos y uno de ellos, que tiene relación con este hilo, fue la aprobación del AZT en 1987, que no sólo lo hizo para USA sino para todo el mundo. Ellos siempre dejan bien claro quién manda y el papel que nos corresponde a los demás
.

Mas de lo mismo demagogia, no aportas ni pruebas ni referencias ni nada ni hablas de ciencia, estas haciendo política. Si la cuestión es descalificar.

Llamado también azidotimidina o zidovudina, GlaxoSmithKline sigue comercializando hoy el AZT como retrovir. Es análogo a la timidina, el primer antirretroviral aprobado por la FDA, desarrollado originalmente en 1964 y usado como quimioterapia para el cáncer. Por su alta toxicidad, nunca se administró a seres humanos, sino sólo a ratas.

Si la FDA es la que se encarga de regular los alimentos medicinas etc, si la investigación del primer AZT fue abandonada por que en los experimentos se comprobó que era peligrosa, porque dices que fue aprobada por la FDA?.

A partir de 1987 se empezó a recetar a millones de personas etiquetadas oficialmente como seropositivos. Se utilizó como terapia única durante siete años (1987-1993) y aún se sigue utilizando hoy.

Sumando lo anterior citado y lo de ahora das a entender lo siguiente: El AZT aprobado por la FDA en 1964 resulto ser un medicamento mortal y a partir de 1987 se empezó a recetar a los enfermos de SIDA.

Deformas la realidad para apoyar tus teorías.

"Jerome Horwitz de Barbara Ann Karmanos Cancer Institute y de Wayne State University School of Medicine fue el primero en sintetitar AZT en 1964, bajo una subvención del US National Institutes of Health (NIH). La AZT fue originalmente ideada para tratar el cáncer, pero fue archivado después de haber demostrado ser ineficaz en el tratamiento contra el cáncer en ratones siendo altamente tóxico y mortal"

En Febrero de 1985, Samuel Broder, Hiroaki Mitsuya y Robert Yarchoan, tres cientificos del National Cancer Institute (NCI), colaboraron con Janet Rideout y otros varios cientificos en Burroughs Wellcome (GlaxoSmithKline), comenzaron a trabajar en este, como un fármaco contra el sida. Después de mostrar que este fármaco fue un agente efectivo contra VIH in vitro, el equipo se condujo a los ensayos clínicos iniciales que dieron evidencia de que podría incrementar el conteo de CD4 en pacientes con sida.

Todo esto tu no lo mencionas, y es muy importante porque con lo que tu dices parece que el primer AZT mortal se uso en humanos en 1987.... los nuevos estudios que duraron unos 2 años y todas las investigaciones pertinentes no lo mencionas te lo saltas....

[quote]Sin embargo, el AZT ni es un antiviral ni fue creado para el tratamiento del SIDA. Pero es que la industria del SIDA fue una reconversión de la industria del cáncer creada por Nixon en 1970.[quote]

Mas manipulación y mentidas.

Así de directo el AZT no es un antiviral, pim pam a lo ancho sin pruebas cientifas ni nada simplemente lo sueltas, porque la gente se lo creerá. A diferencia de tu que no eres medico ni cientifico virologo, estos si que dicen que es un antiviral... enserio como puedes ser tan manipulador?

Los AZT no llegaron a ser medicamentos contra el cáncer ya que no paso del a fase de investigacion, decir que se reconvirtió la industria del caner, es realmente PATETICO. como va a reconvertirse si ni fue un medicamento manda cojones.

No tengo tiempo para mas, pero ya contestare a todo el texto...

Que básicamente son mentidas manipulaciones falsedades. Como final me quedo con esta frase de tu texto.

"Un lector que sepa un poco de medicina"

Manda cojones decir esto cuando hay mil errores médicos. Después te quejas de que se llama pseudocientificos y se insulta a los que apoyan estas teorías, diciendo estas barbaridades te extraña .

No si me parece que lo de la hoguera no es tan mala idea....























avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Dom Dic 26, 2010 12:36 am

Urssukoy: “Me parece que lo de la hoguera no es tan mala idea”. A todo inquisidor como tú le sale de muy dentro su vena exterminadora. Sólo tienes un problema con tus queridas fogatas: ten cuidado no vayas a ser tú el quemado.

A los inquisidores no os gusta que la gente opine diferente que vosotros. Los demás no tenemos opiniones sino que la única válida es la vuestra, sois los únicos que tenéis “pruebas”, los demás sólo hacemos demagogia, descalificamos, insultamos, rechazamos infundadamente vuestras rigurosas teorías... En fin que nos merecemos la hoguera. Una vez quemados nadie podrá dejaros en evidencia.

Sobre todo hay algo importante en lo que dices: yo hago política y trato de meter la ideología por todas partes. Como bien se ha demostrado a lo largo de la historia, la salud, la enfermedad y la medicina no tienen nada que ver con la ideología; lo metemos artificialmente “desde fuera”. A las multinacionales farmacéuticas no les gusta la política ni la ideología; sólo se basan en la ciencia... ¡Qué nivel el tuyo! No tienes ni las más remota de cómo funcionan las instituciones sanitarias de un país.

Dices que es normal que “al principio” hubiera muchas dudas sobre el SIDA, pero ahora, con tantos estudios, con tanta experiencia, etc., no hay motivos para dudar. Cuentas las cosas al revés. Es al principio cuando no había ninguna duda; a todos nos la metieron doblada y nos costó mucho espabilar; si hubiéramos pensado con nuestra propia cabeza y no con la de Reagan, quizá hubiéramos logrado salvar más vidas. Pero nos engañaron. Yo tardé 15 años en darme cuenta, pero me ha servido de experiencia: ya no me trago esas pandemias “made in USA”, SARS y gripes mortíferas, ni así que las vistan con la bata blanca de laboratorio más impecable. No sólo en el SIDA: el escepticismo hacia la práctica médica oficial está creciendo en todos los terrenos y no le puede extrañar a nadie que proliferen los nuevos druidas y curanderos por los barrios. La campaña contra eso que las multinacionales farmacéuticas llaman “seudociencias” no va a servir de nada. Aumentará la desconfianza.

Lo más gracioso es que os extrañéis de eso y de que las teorías del complot y la conspiración proliferen tanto. Desde El Álamo, la muerte de Lincoln, el Maine y el Lousiana, la política gringa se resume en una conspiración tras otra (en un montaje tras otro) y la gente va espabilando, de manera que (con razón o sin ella) ven conspiraciones por todas partes, y lo más fantástico es que quienes suelen acertar son los conspiradores, no los lameculos del imperialismo.

No te fijas bien en tus afirmaciones; dices que no aporto pruebas sino que me apoyo en los errores de vuestras tesis. Pero eso no os debería enfadar sino todo lo contrario. A una teoría científica correcta que le señalen sus errores sólo puede reafirmarla y reforzarla. ¿Dónde está el problema? Por ejemplo, cuando leo una crítica a mis posiciones yo distingo claramente cuándo me indican un punto débil que no rechaza la teoría pero apunta a ciertas insuficiencias. Pues habrá que reflexionar sobre ellas y, en su caso, buscar otra teoría mejor. Ese es el papel de la crítica y quien está realmente convencido de lo que dice debería dar la bienvenida a cualquier crítica... salvo que sea él mismo quien dude de sus propias afirmaciones.

Los centenares de miles de muertes “al año” que mencionas yo sólo las veo en las tesis oficiales y para encubrirlas se dedican a bucarlas en otro lado, algo por lo demás muy típico: la culpa la tuvo Mbeki en Sudáfrica. No hace falta ir tan lejos; basta conocer USA, sobre la que hay mucha más información.

Cuba utiliza el AZT (según tú) y como es “comunista” no debería incurrir en un “complot capitalista”. Yo he pedido información al respecto y lo único que me han dejado es un enlace de internet. Yo suelo leer una revista cubana sobre biotecnología, en la que no he encontrado hasta la fecha información al respecto. Pero si es así, entra dentro de la misma crítica: peor para ellos. Aunque en materia de enfermedades infecciosas estén sometidos al imperio de la OMS, que tienen la capacidad de imponer sus decisiones a todos los países (incluidos los socialistas). Ya nadie se acuerda de la Trinidad Jiménez el año pasado durante sus ruedas de prensa sobre la gripe A/H1N1, cuyos únicos argumentos eran las órdenes recibidas de la OMS. Lo que viene de la OMS es bueno y lo que escapa a la OMS no vale. A través de la OMS alguien maneja los hilos, ¿o eso también son conspiraciones? Pregúntale a cualquier epidemiólogo cómo funcionan las cosas en el mundo cuando se declara un epidemia, que papel juega la OMS y que papel juega cada Estado.

¿Yo he insultado de una forma descarada a todos los médicos? ¿Es que tú no has estado nunca en una planta de un hospital? ¿No conoces lo que son los “visitadores médicos” o qué? Pues es algo que todo el mundo conoce y sobre lo que se ha realizado recientemente una investigación bastante curiosa de la universidad. ¿Tienes que esperar a que yo te la traiga o serás capaz de buscarla por tí mismo? Las frases no cambian la evidencia: por lo menos el 99 por ciento de los médicos obtienen su información sobre nuevos medicamentos a través de los visitadores médicos, o sea, por las propias multinacionales que los fabrican. Cuando un visitador le proporciona información a un médico sobre un fármaco, ¿se preocupa el médico de contratar esa información? ¿Tiene otra fuente de información al respecto? ¿Hay visitadores independientes de las multinacionales? ¿Cuántos médicos rechazan entrevistarse con un visitador médico? ¿Cuántos médicos rechazan sus regalos, prebendas, etc.? ¿O tenemos que hacernos los tontos?

Comparas a Pfizer con Mercadona. ¿De verdad te lo crees o se te ha escapado?

Me pides pruebas y referencias sobre lo que digo de la FDA. Es como enviarte a que te leas el Boletín Oficial del Estado. Si no recuerdo mal, hasta 1994 la FDA se financiaba con dinero público y a partir de entonces son las multinacionales que pretenden la aprobación de sus fármacos las pagan tasas por cada mercancía que presentan a su aprobación. No lo digo yo; lo dicen las normas de impuesto de USA. Pero si quieres podemos abrir un hilo para hablar de los milagros de la FDA e instituciones afines, los productos que autoriza, los que rechaza, los documentos científicos en los que se apoya, etc.

Es difícil ser un demagogo y exagerar cuando se habla de la FDA. Por ejemplo, no hemos contado aún datos esenciales (políticos, por supuesto) para entender la farsa del SIDA, como que nada más llegar Reagan a la Casa Blanca, lo que hizo fue cambiar al director de la FDA y que en su gabinete entró Rumsfeld, el mismo del Tamiflú, la gripe “mexicana” y otras farsas “científicas” del año pasado. Para que no me califiques de conspiranoico ¿necesito dar más datos? Por ejemplo, que Rumsfeld era y es un capo de la multinacional famafcéutica Searle o que el nuevo director de la FDA era Arthur Hull Hayes, un profesor que estaba contratado como investigador por el Departamento de Defensa. Ese es el personal “científico” (no político) que (junto con otros parecidos) desató la campaña del SIDA en junio de 1981. ¿Debo proseguir con más “política”? Por ejemplo, Hayes fue cesado en 1983 por aceptar sobornos de las multinacionales del sector farmacéutico, pasando a trabajar para la empresa que manejaba las relaciones públicas de Searle...

Yo digo que el AZT no es un antiviral y me ratifico. ¿Soy por eso un demagogo? Yo no tengo ni idea; pues pregúntale a cualquiera que sepa un poco del asunto. Por ejemplo, al famacéutico de la esquina de tu casa. Puedes hacer lo mismo con los científicos (Montagnier, Essex, Gallo) que con el AZT: todo lo que llegó al SIDA lo hizo partiendo de la famosa campaña contra el cáncer de los años setenta. En USA la campaña de Nixon para alcanzar en 1970 la presidencia tenía dos ejes: la lucha contra el comunismo y la lucha contra el cáncer. Léete los periódicos de la época; no pretendas que te lo den todo masticado.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Dom Dic 26, 2010 12:59 am

Por iniciativa de la Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública, en 2008 un grupo de médicos creó la plataforma "No Gracias", para negarse a recibir y aceptar los sobornos legales de los visitadores médicos. En sus consultas pegan el rótulo "No Gracias" advirtiendo a las multinacinoales que ellos no tratan a sus pacientes como máquinas para ganar dinero.

La plataforma, integrada en el movimiento internacional "Nofreelunch", pretendía incidir y cambiar las relaciones entre la Industria Farmacéutica, la Administración pública y los Profesionales de la salud.

La noticia estaba en varios sitios de internet pero desapareció pronto. ¿Por presiones? ¿Por la mano de quién? ¿Por los que no conspiran ni hacen política?

Ha desaparecido de aquí:
http://www.nogracias.eu/v_juventud/apartados/pl_entidades.asp?te=5015

También ha desaparecido de aquí:
http://www.solociencia.es/farmacia/noticias/index.php?m=06&y=08&entry=entry080629-160648

Con respecto a Argentina un médico dice lo siguiente:

Con relación a los dos congresos de psiquiatría argentinos (AAP y APSA): un porcentaje mayor al 90 % de los inscriptos son becados por los laboratorios. La inmensa mayoría del sorprendente número de 250 psiquiatras argentinos que viajaron hace dos meses al Congreso Mundial de Psiquiatría que se desarrolló en Canadá con pasaje aéreo y hotel incluido, lo hicieron gracias al “apoyo” de los laboratorios.

Argentina es un país rentable para los laboratorios. Hace pocos días el Dr. Eduardo Leiderman publicó un trabajo de investigación donde dio cuenta que el 15 % de los encuestados (N 276) de la ciudad de Buenos Aires consumen psicofármacos. Tal cifra de prevalencía es una de las mas altas a nivel mundial, superando el 3.5 % del Reino unido, el 5.5 % de EEUU, el 6.4 % de los países de Europa, el 7.2 % de Canada o el 10.1 % de San Pablo, Brasil. El gasto de medicamentos en la Argentina significa entre el 25 y el 30 % del gasto de salud, casi el doble de países como EEUU, Alemania y Canada.

La industria ha implementado una estrategia eficaz de venta y promoción de sus productos. Philippe Pignarre en su libro “El gran secreto de la industria farmacéutica” revela que este sector es la “joya” de la industria capitalista y por lejos su industria mas rentable: los márgenes brutos giran en torno al 70 y hasta el 90 % y su tasa de ganancias es la mas elevada de todas, por encima de la actividad financiera y las demás industrias. También señala que los “ensayos clínicos”, hoy la única vía oficial de comparar la eficacia y tolerabilidad de un fármaco y de poder comprobar si es mas eficaz que otro, en un comienzo (década del 60) era un instrumento de control por parte del estado hacia la industria farmacéutica. Años mas tarde este control (de la ratio riesgo/beneficio) fue delegado a la industria farmacéutica y lo que antaño fue un elemento de monitoreo pasó a ser (y lo es en la actualidad) una herramienta para introducir nuevos fármacos y extender su uso lo más posible, aumentando progresivamente el numero de pacientes a los que se los prescribe y luego induciendo en los médicos nuevos “hábitos de prescripción”.

Desde los primeros días en el hospital comencé a notar la importancia que tienen los Agentes de Propaganda Medica (APM). Primero son los que te dan muestras gratis para los pacientes, luego te invitan a actividades “formativas” y cuando tienen mas confianza llegan incluso a realizar ofrecimientos explícitos de “retorno”, es decir, (y hablo en primera persona claro) ofrecen una suma de dinero en cambio de una cantidad de recetas de una droga específica que haya lanzado tal o cual laboratorio. A modo de prueba uno tiene que entregar una lista con los pacientes que esta atendiendo y consignar allí la medicación (con la marca claro) que están tomando. Ahora, por fuera de estos ofrecimientos a psiquiatras particulares.

¿Cómo sabe un laboratorio especifico si un psiquiatra receta o no una droga con su marca comercial? También eso tiene una explicación: los laboratorios compran a las farmacias sus registros, violando las leyes vigentes de privacidad, y así confeccionan una “auditoria” con la que hacen un fiel diagnóstico de cuánto, cómo, dónde y qué, receta cada uno de los médicos psiquiatras. Esta es una manera de ponerse en contacto con los grandes prescriptores de drogas, que siguiendo la lógica instalada serán también los mayores receptores (en caso que acepten claro) de regalos, dinero o premios de distintas características. Hace poco un APM me dijo: “Te esta dando mal la auditoria”. El buen hombre me estaba diciendo que estaba recetando poco las drogas del laboratorio al cual representa. Hacia su trabajo. Lo curioso es que en el momento me sentí culpable y hasta casi me disculpo. ¡Hasta ahí llegamos! Cuando uno va ganando experiencia en este terreno comprende algo muy simple: la industria farmacéutica es un negocio y cualquier ayuda, sponsor o beca forma parte de una estrategia sostenida por conceptos teóricos de mercadotecnia que están dirigidos a promover una generación de médicos psiquiatras que “dependan” de los laboratorios.

Los laboratorios no le venden a los pacientes sus moléculas, tienen claro que es a los médicos a quienes tienen que convencer. Entonces son enormes empresas internacionales y nacionales con una necesidad: vender drogas. Tenemos una generación de médicos en pésimas condiciones laborales, victimas del burn out, el cansancio y la frustración cotidiana. Tenemos una compleja estrategia (diseñada por expertos en ventas) para captar a los médicos en un sutil contrato implícito y a veces explicito: “Si vos nos ayudas (recetando una determinada droga) nosotros te vamos a ayudar”. Y tenemos a los pacientes, en el medio.

Esta nota es escrita por alguien que “desde adentro” se siente preocupado por esta modalidad de trabajo. Debo aclarar que estas prácticas que quizá generaran sorpresa en algunos y enojo en otros, están absolutamente naturalizadas en la práctica cotidiana médica aunque solo puedo dar cuenta de mi especialidad, que es la psiquiatría. En mi limitada experiencia en congresos y jornadas no he escuchado hablar de este tema, no he escuchado polémicas ni cruces al respecto. Es un tema que esta ahí, que todos conocen, pero que no se habla. Es un tema tabú. El texto freudiano cobra vigencia. Tabú de las palabras prohibidas : si se habla del tema puede ocurrir algo malo con uno… Nuestra disciplina (la salud mental) es bastante afín a este tipo de situaciones. Me refiero a la práctica psicoanalítica o psiquiátrica ajena a las realidades cotidianas, políticas y culturales. No los voy a cansar con ejemplos. Se de la buena fe y honestidad de muchos de los psiquiatras que aceptan la colaboración de laboratorios para sus viajes o distintas actividades; solo me pregunto en que medida eso incide en la pràctica, en la manera de atender a los pacientes, en la manera de prescribir medicación. Quiero compartir con ustedes lo que dice la Ley 17.132 (1967) de ejercicio legal de la medicina. Esta establece en su artículo 20 una serie de prohibiciones para la práctica médica. Allí se prohíbe vender cualquier clase de medicamentos (inciso 15) así como también inducir a los pacientes a proveerse en determinadas farmacias (inciso 19) y obtener beneficios de laboratorios de análisis o establecimientos que elaboren, distribuyan, comercien o expendan medicamentos (inciso 21). Como en tantos otros escenarios polémicos y complejos existe una ley que podría regular esta situación. Creo que la psicofarmacología ha sido un gran avance de la medicina y su uso racional nos permite aliviar de manera notable el padecimiento psíquico de muchos pacientes. Lo que me preocupa es la incidencia de esta estrategia de venta en nuestra práctica como médicos psiquiatras. La Asociación Medica Argentina (AMA) en el año 2001 publicó el Código de Ética para el Equipo de Salud, que en su articulo 366 dice: “Se considera una falta grave a la conducta ética la inducción por parte de empresas y/o laboratorios de productos medicinales, al uso de ciertos medicamentos o equipos biotecnológicos médicos prometiendo dádivas o recompensas”.

Si para viajar al próximo congreso de psiquiatría en San Diego, USA, en el año 2007, tengo que recetar anualmente 200 antidepresivos de X marca ¿Eso va a incidir en mi prescripción? Profesionales a quienes respeto dicen que no. Yo no estoy tan seguro. O mejor dicho, en mi si podría incidir. Podría tentarme. Por eso escribo este artículo. Como una suerte de exorcismo. De antídoto personal. Y para terminar cito a un amigo, el Dr. Daniel Thierer, que rememorando a Shakespeare y la venganza temible de Shylok en el Mercader de Venecia, alguna vez me dijo: “No dejemos que el paciente deje en nuestro consultorio su libra de carne”.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Dom Dic 26, 2010 1:21 am

Las estrategias que utilizan los visitadores en España para acercarse a los facultativos son similares a las que usan estos profesionales en otros países: presencia periódica, casi constante, en la consulta y halagos de una u otra forma. La diferencia, según señalan los especialistas españoles, es que aquí existe una relación de dependencia ya que es la industria la que financia la mayoría de actividades de formación de los médicos, como los congresos.
Una de las herramientas de los visitadores médicos es conocer al detalle el perfil de las prescripciones que hacen los médicos. De esta forma, el representante puede saber si el facultativo ha recetado su producto después de habérselo presentado. Sin embargo, estos datos son confidenciales. Si llegan a manos del visitador se debe a un fallo en el flujo informativo.
La Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios, un órgano que pertenece al Ministerio de Sanidad y Consumo, se encarga de gestionar la información que resulta después de haber procesado las recetas. Sería el último paso de una cadena que comienza en las farmacias, continúa en los colegios oficiales de farmacéuticos y llega finalmente a cada consejería.
Según el Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Madrid o Andalucía, los datos que les envían los colegios farmacéuticos están carentes de información relativa al médico o al paciente y han sido tratados para la factura final. Existe una base de datos, que depende de las consejerías, sobre prestación farmacéutica, con más información pero protegida y confidencial.
Sin embargo, alguna mella existe en esa cadena ya que son varios los médicos consultados que afirman que los visitadores cuentan con información sobre la cantidad de fármacos que ellos han recetado en un determinado momento. Esta información debería ser confidencial.
En Estados Unidos, esta práctica es legal, de hecho la Asociación Médica Americana vende estos datos a empresas que a su vez se los ofrecen a las compañías farmacéuticas. Sin embargo, según recoge un informe, publicado en la revista 'Annals of Internal Medicine', este mes un tribunal decidirá si se puede prohibir este comercio de datos.
Carlos H., ex visitador médico, señala que existen dos formas de recabar esa información. Una, la legal, que consiste en que una empresa, distinta a la farmacéutica, cuantifica los medicamentos que ha comprado cada farmacia, pero esos datos no están asociados con cada médico. La otra manera, la ilegal, es "tener una buena relación con el farmacéutico y quedar de vez en cuando con él para que te enseñe las recetas. Así, puedo saber si el médico al que le pagué un viaje me hizo caso y prescribió mi fármaco. Si no es así, puedo apretarle más, o no, en función de lo que me interese".
Carlos estuvo trabajando seis meses como visitador médico para una gran compañía farmacéutica, de la que no quiere que aparezca el nombre. Fue antes de la adopción de la versión final, en junio de 2005, del Código de Buenas Prácticas para la Promoción de Medicamentos por el que Farmaindustria se comprometía a cumplir unas normas deontológicas. Según este sociólogo, parece que las tácticas han cambiado algo desde que salió a la luz esta declaración de principios aunque muchas de las estrategias se siguen empleando bajo cuerda.
"Por ejemplo, yo puedo dar dinero a una agencia de viajes para que facture el viaje como un congreso y que al final el médico elija el destino que quiera. Así constaría como que le he financiado el congreso, que está dentro de lo legal", señala Carlos.
Pero este ex visitador apunta que todo lo que conoce de primera mano era lo que se hacía antes del código ético: cenas de 200 euros por comensal, tarjetas de cantidad similar de un gran almacén, regalos como DVD... "Pero por lo que escucho decir a mis antiguos compañeros, todavía se siguen ejerciendo algunas de estas prácticas, eso sí de forma más solapada, como invitar a la pareja del médico al viaje establecido para el congreso".
La actitud de los médicos ante estos profesionales es muy variable. "Hay gente que ni siquiera te recibe, otros son encantadores pero serios y luego están los 'tarugos' o 'chocolateros' que admiten claramente que participan en el negocio", señala Carlos.
Bartolomé Bonet, jefe de Pediatría de la Fundación Hospital Alcorcón (Madrid), reconoce que, aunque un visitador no te puede mentir sobre un fármaco, "las verdades tienen muchas maneras de verse. Pero mi trabajo es quitar ese sesgo".
Aunque tanto él como otros especialistas consultados señalan que no reciben de buena gana a estos visitadores, algunos sí consideran que aportan información necesaria. Y, además, la relación con ellos debe ser cordial porque les financian la asistencia a los congresos médicos.
"Si yo ganara lo que gana un médico en Estados Unidos no tendría que pedir que me pagaran el precio del congreso. Es un mecanismo aceptado en España. Otra cosa es que haya gente que recete el medicamento de su amigo o que en cambio prescriba lo que aconseja la sociedad científica correspondiente", apunta Jaime Sanabria, del Servicio de Otorrinolaringología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.
Ricardo Cubedo, especialista en Oncología de la Clínica Universitaria Puerta de Hierro (en Madrid), explica que ha detectado una nueva estrategia que ha proliferado en los últimos dos o tres años. "Empresas de investigación de mercado venían a evaluar determinadas campañas publicitarias. Nos presentaban varias imágenes o eslóganes para ver cuál recordábamos mejor, cuál nos gustaba más... Pero hace un par de años han empezado a incluir en estas visitas resultados hipotéticos de ensayos clínicos", apunta.
Tras unos 20 minutos, y una remuneración que puede rondar los 40 u 80 euros, se presentan cuatro o cinco escenarios hipotéticos con datos sobre la eficacia, toxicidad o precio de un determinado fármaco. "Da la sensación de que buscan los resultados de un ensayo ideal a partir de los cuales el especialista aceptaría prescribir un determinado medicamento y no otro", señala Cubedo.
Otro aspecto es la influencia que pueden ejercer los visitadores sobre los farmacéuticos y el papel que estos tienen en las ventas de ciertos productos. "Cuando yo trabajaba se hablaba de las ventas 'colocadas', era el clásico tres por dos, es decir, si me compras esta cantidad de este producto te regalo una parte. El dinero extra se lo queda la farmacia. Elegimos aquellas más cercanas a los centros de salud o las que más venden", comenta Carlos H.
Esas acciones también las critica Mª José Álvarez Pasquín, subdirectora de www.vacunas.org y médico de atención primaria. "Yo he visto cómo el farmacéutico te da un medicamento distinto al que pone en la receta, y no se trataba de un genérico. Y también cómo el farmacéutico se toma un café con el visitador".
Según esta médico, existen otras vías para aumentar las ventas o conocer el perfil de las prescripciones. "Hay compañías que realizan encuestas a los profesionales de los centros de salud para saber el tipo de pacientes que has tratado, qué cantidad de producto recetas, etc. Estos datos se los venden a las farmacéuticas. Y a cambio de tu colaboración te dan un regalo", explica.
Héctor Bueno, jefe de la Unidad Coronaria del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, se ha visto en alguna ocasión ante un visitador que le informaba de cuántas recetas había expedido sobre un determinado fármaco. "Me sorprende que tengan esa información que debe ser confidencial. Además esto implica un riesgo porque la industria farmacéutica diseña estrategias individualizadas".
Este especialista señala también que en muchas ocasiones el representante no hace referencia al fármaco sino a las aficiones del facultativo. "En muchas farmacéuticas les forman para que aprendan a realizar fichas de los médicos sobre sus gustos", declara. Por esto hasta cierto punto no sabe si los especialistas se dan cuenta de esa influencia. "Hay una parte que sí lo son, pero muchos creen que controlan más de lo que lo hacen. Yo creo que somos menos conscientes de todo lo que nos influyen".

El Mundo, 22 de mayo de 2007
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2007/05/18/medicina/1179497174.html

(Los 260 laboratorios farmacéuticos autorizados en España tienen una red de más de 16.500 comerciales dedicados a que los médicos receten determinados fármacos)
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Dom Dic 26, 2010 1:30 am

Los médicos tienden a recetar los medicamentos que les promocionan las compañías farmacéuticas y los pacientes terminan pagando más dinero pero no siempre reciben las medicinas más adecuadas para sus problemas, informaron el miércoles investigadores.

Un análisis de 58 estudios realizados en varios países reveló que la información que difunden las empresas farmacológicas influye en las decisiones que toman los médicos, y no necesariamente de una manera positiva.

"Uno no podría decir que la información de las compañías farmacéuticas beneficie la prescripción de los médicos, que es lo que argumentan las empresas", dijo Geoffrey Spurling, de la University of Queensland en Australia, que dirigió el estudio.

"Muchos médicos señalan que no se ven influenciados y haciendo la revisión, eso no se ve respaldado. Uno debe decir que al menos en algunas ocasiones los médicos son influenciados", dijo Spurling en una entrevista telefónica.

Muchos de los investigadores del estudio son miembros de Healthy Skepticism, una asociación benéfica internacional sobre investigación, educación y defensa establecida para "reducir el daño de la información sanitaria engañosa".

El informe halló que los médicos que aceptan charlas u otras formas de información de los laboratorios eran más propensos a recetar esos productos. Treinta y ocho estudios mostraron que la exposición a la información de las empresas farmacéuticas generaba recetas más frecuentes, mientras que 13 no encontraron esa vinculación, escribieron Spurling y sus colegas en el informe publicado en la revista PLoS Medicine.

Ningún estudio halló que los médicos recetaran menos frecuentemente un fármaco debido a material informativo o promocional difundido por las compañías.

Más de la mitad de los estudios se realizó en Estados Unidos, Otros países incluidos fueron Gran Bretaña, Canadá, Dinamarca, Francia, Estonia, Turquía y Australia.

"La mayoría de los médicos reciben la mayor parte de la información sobre fármacos de la industria farmacológica", dijo el doctor Sid Wolfe, de la entidad benéfica Public Citizen.

Los visitadores médicos de los diferentes laboratorios suelen enviar almuerzos o invitaciones a eventos deportivos a los médicos, además de otro tipo de entretenimientos.

"Se requiere más regulación sobre la información promocional. No pudimos hallar ningún beneficio", dijo Spurling.

"Un buen médico se mantiene actualizado leyendo literatura y revistas especializadas", coincidió Wolfe. "Si no tienen tiempo para ello y confían en los visitadores médicos, no están practicando buena medicina", añadió.

Son los laboratorios los que influyen en prescripción de fármacos
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_104628.html
Tan Ee Lyn, Reuters Health, 20 de octubre de 2010
avatar
nemonic
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 299
Reputación : 481
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por nemonic el Dom Dic 26, 2010 1:33 am

Demofilo escribió:Urssukoy: “Me parece que lo de la hoguera no es tan mala idea”. A todo inquisidor como tú le sale de muy dentro su vena exterminadora. Sólo tienes un problema con tus queridas fogatas: ten cuidado no vayas a ser tú el quemado.

A los inquisidores no os gusta que la gente opine diferente que vosotros. Los demás no tenemos opiniones sino que la única válida es la vuestra, sois los únicos que tenéis “pruebas”, los demás sólo hacemos demagogia, descalificamos, insultamos, rechazamos infundadamente vuestras rigurosas teorías... En fin que nos merecemos la hoguera. Una vez quemados nadie podrá dejaros en evidencia.

Sobre todo hay algo importante en lo que dices: yo hago política y trato de meter la ideología por todas partes. Como bien se ha demostrado a lo largo de la historia, la salud, la enfermedad y la medicina no tienen nada que ver con la ideología; lo metemos artificialmente “desde fuera”. A las multinacionales farmacéuticas no les gusta la política ni la ideología; sólo se basan en la ciencia... ¡Qué nivel el tuyo! No tienes ni las más remota de cómo funcionan las instituciones sanitarias de un país.

Dices que es normal que “al principio” hubiera muchas dudas sobre el SIDA, pero ahora, con tantos estudios, con tanta experiencia, etc., no hay motivos para dudar. Cuentas las cosas al revés. Es al principio cuando no había ninguna duda; a todos nos la metieron doblada y nos costó mucho espabilar; si hubiéramos pensado con nuestra propia cabeza y no con la de Reagan, quizá hubiéramos logrado salvar más vidas. Pero nos engañaron. Yo tardé 15 años en darme cuenta, pero me ha servido de experiencia: ya no me trago esas pandemias “made in USA”, SARS y gripes mortíferas, ni así que las vistan con la bata blanca de laboratorio más impecable. No sólo en el SIDA: el escepticismo hacia la práctica médica oficial está creciendo en todos los terrenos y no le puede extrañar a nadie que proliferen los nuevos druidas y curanderos por los barrios. La campaña contra eso que las multinacionales farmacéuticas llaman “seudociencias” no va a servir de nada. Aumentará la desconfianza.

Lo más gracioso es que os extrañéis de eso y de que las teorías del complot y la conspiración proliferen tanto. Desde El Álamo, la muerte de Lincoln, el Maine y el Lousiana, la política gringa se resume en una conspiración tras otra (en un montaje tras otro) y la gente va espabilando, de manera que (con razón o sin ella) ven conspiraciones por todas partes, y lo más fantástico es que quienes suelen acertar son los conspiradores, no los lameculos del imperialismo.

No te fijas bien en tus afirmaciones; dices que no aporto pruebas sino que me apoyo en los errores de vuestras tesis. Pero eso no os debería enfadar sino todo lo contrario. A una teoría científica correcta que le señalen sus errores sólo puede reafirmarla y reforzarla. ¿Dónde está el problema? Por ejemplo, cuando leo una crítica a mis posiciones yo distingo claramente cuándo me indican un punto débil que no rechaza la teoría pero apunta a ciertas insuficiencias. Pues habrá que reflexionar sobre ellas y, en su caso, buscar otra teoría mejor. Ese es el papel de la crítica y quien está realmente convencido de lo que dice debería dar la bienvenida a cualquier crítica... salvo que sea él mismo quien dude de sus propias afirmaciones.

Los centenares de miles de muertes “al año” que mencionas yo sólo las veo en las tesis oficiales y para encubrirlas se dedican a bucarlas en otro lado, algo por lo demás muy típico:
la culpa la tuvo Mbeki en Sudáfrica.
entonces qué pasó con toda esa gente?

No hace falta ir tan lejos; basta conocer USA, sobre la que hay mucha más información.

Cuba utiliza el AZT (según tú) y como es “comunista” no debería incurrir en un “complot capitalista”. Yo he pedido información al respecto y lo único que me han dejado es un enlace de internet

Aquí puedes leer un articulo que te servira para ver qué hacen en Cuba


http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0375-07602000000300012&script=sci_arttext



. Yo suelo leer una revista cubana sobre biotecnología
ten cuidado,pueden engañarte diciendote que los genes existen, en la que no he encontrado hasta la fecha información al respecto. Pero si es así, entra dentro de la misma crítica: peor para ellos. Aunque en materia de enfermedades infecciosas estén sometidos al imperio de la OMS, que tienen la capacidad de imponer sus decisiones a todos los países (incluidos los socialistas). Ya nadie se acuerda de la Trinidad Jiménez el año pasado durante sus ruedas de prensa sobre la gripe A/H1N1, cuyos únicos argumentos eran las órdenes recibidas de la OMS. Lo que viene de la OMS es bueno y lo que escapa a la OMS no vale. A través de la OMS alguien maneja los hilos, ¿o eso también son conspiraciones? Pregúntale a cualquier epidemiólogo cómo funcionan las cosas en el mundo cuando se declara un epidemia, que papel juega la OMS y que papel juega cada Estado.

¿Yo he insultado de una forma descarada a todos los médicos? ¿Es que tú no has estado nunca en una planta de un hospital? ¿No conoces lo que son los “visitadores médicos” o qué? Pues es algo que todo el mundo conoce y sobre lo que se ha realizado recientemente una investigación bastante curiosa de la universidad. ¿Tienes que esperar a que yo te la traiga o serás capaz de buscarla por tí mismo? Las frases no cambian la evidencia: por lo menos el 99 por ciento de los médicos obtienen su información sobre nuevos medicamentos a través de los visitadores médicos, o sea, por las propias multinacionales que los fabrican. Cuando un visitador le proporciona información a un médico sobre un fármaco, ¿se preocupa el médico de contratar esa información? ¿Tiene otra fuente de información al respecto? ¿Hay visitadores independientes de las multinacionales? ¿Cuántos médicos rechazan entrevistarse con un visitador médico? ¿Cuántos médicos rechazan sus regalos, prebendas, etc.? ¿O tenemos que hacernos los tontos?

Comparas a Pfizer con Mercadona. ¿De verdad te lo crees o se te ha escapado?

Me pides pruebas y referencias sobre lo que digo de la FDA. Es como enviarte a que te leas el Boletín Oficial del Estado. Si no recuerdo mal, hasta 1994 la FDA se financiaba con dinero público y a partir de entonces son las multinacionales que pretenden la aprobación de sus fármacos las pagan tasas por cada mercancía que presentan a su aprobación. No lo digo yo; lo dicen las normas de impuesto de USA. Pero si quieres podemos abrir un hilo para hablar de los milagros de la FDA e instituciones afines, los productos que autoriza, los que rechaza, los documentos científicos en los que se apoya, etc.

Es difícil ser un demagogo y exagerar cuando se habla de la FDA. Por ejemplo, no hemos contado aún datos esenciales (políticos, por supuesto) para entender la farsa del SIDA, como que nada más llegar Reagan a la Casa Blanca, lo que hizo fue cambiar al director de la FDA y que en su gabinete entró Rumsfeld, el mismo del Tamiflú, la gripe “mexicana” y otras farsas “científicas” del año pasado. Para que no me califiques de conspiranoico ¿necesito dar más datos? Por ejemplo, que Rumsfeld era y es un capo de la multinacional famafcéutica Searle o que el nuevo director de la FDA era Arthur Hull Hayes, un profesor que estaba contratado como investigador por el Departamento de Defensa. Ese es el personal “científico” (no político) que (junto con otros parecidos) desató la campaña del SIDA en junio de 1981. ¿Debo proseguir con más “política”? Por ejemplo, Hayes fue cesado en 1983 por aceptar sobornos de las multinacionales del sector farmacéutico, pasando a trabajar para la empresa que manejaba las relaciones públicas de Searle...

Yo digo que el AZT no es un antiviral y me ratifico. ¿Soy por eso un demagogo? Yo no tengo ni idea; pues pregúntale a cualquiera que sepa un poco del asunto.
Por ejemplo, al famacéutico de la esquina de tu casa

Zidovudina
RetrovirR

Tras la aparición del primer fármaco antiviral en 1987, la azidovudina (AZT), que en primera instancia se uso como antineoplásico sin resultados alentadores, a partir de este se han identificado varias dianas dentro del ciclo vital viral. La estrecha unión entre el virus y la célula que lo hospeda son los objetivos de los antivíricos: conseguir interferir en el funcionamiento del virus dañando lo menos posible las células del huésped.
Las dianas son: interferir en la adhesión viral a la célula, inhibir procesos
de transcripción o traslación e interferir en el ensamblaje vírico.

Se distinguen 4 grupos de antirretrovirales: inhibidores de la transcriptasa inversa que a su vez son análogos de nucleósidos, análogos de nucleótidos (ITIAN) y no análogos (ITINN), inhibidores de la proteasa (IP), inhibidores de la entrada de virus en la célula e inhibidores de la integrasa.

Los ITIAN actúan inhibiendo a la transcriptasa inversa del VIH-1 y VIH-2. Todos necesitan activarse (incorporar 3 fosfatos) para poder actuar. A pesar de que tiene estructura y farmacodinamia similar, actúan como fármacos diferentes, y la combinación de estos suele ser de sinergismo y así ampliar el espectro de acción.
Los ITINN no necesitan activarse, no son parecidos y solo son exclusivos
para el VIH-1.

La aparición de los inhibidores de proteasa viral y los ITI no análogos y la estrategia de combinarlos con los existentes hizo que surgiera el TARGA (tratamiento antirretroviral de gran actividad o HAART) basado en la combinación de fármacos de diferentes familias.

Los ITIAN poseen similitud estructural con los 2-desoxinucleotidos naturales con los que compiten. Además de incorporarse al ADN vírico nuevamente sintetizado, actúan como terminadores de cadena al carecer del oxidrilo en posición 3`para formar el puente fosfodiéster. La resistencia descrita se ha basado en mutaciones puntuales.
ZIDOVUDINA, AZIDOTIMIDINA ó AZIDOVUDINA

La zidovudina (azidotimidina AZT o 3´-azido-3´desoxitimidina) fue el primer agente antivírico clínicamente eficaz contra el VIH. Se comprobó su efectividad frente al retrovirus de la leucemia murina y en 1985 su efecto en el VIH.
Activa frente al VIH-1, VIH-2, HTLV-1, lentivirus animales y retrovirus
humanos.
Mecanismo de Acción: se necesita del 5´trifosfato de zidovudina, el cual se fosforila mediante 3 enzimas, la cinasa de timidina, la cinasa de timidilato y la cinasa de nucleósidodifosfato que son enzimas que usa su análogo fisiológico timidina. El 5`trifosfato de zidovudina actúa como inhibidor competitivo de la transcriptasa inversa y como finalizador de cadena al incorporarse al ADN provirico,interrumpiendo su prolongación.



. Puedes hacer lo mismo con los científicos (Montagnier, Essex, Gallo) que con el AZT: todo lo que llegó al SIDA lo hizo partiendo de la famosa campaña contra el cáncer de los años setenta. En USA la campaña de Nixon para alcanzar en 1970 la presidencia tenía dos ejes: la lucha contra el comunismo y la lucha contra el cáncer. Léete los periódicos de la época; no pretendas que te lo den todo masticado.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Dom Dic 26, 2010 11:34 am

¿Eso te ha contado el farmacéutico de la esquina? Increíble.
Es insólito que en 1965 se descubriera que el AZT actuaba "como inhibidor competitivo de la transcriptasa inversa" cuando la transcriptasa inversa la descubrió Howard Temin cinco años después.
Causa perplejidad que un fármaco creado para impedir la proliferación celular (cáncer) sirva también para promoverla (SIDA).
Es espantoso que se apruebe el AZT con un único estudio incompleto y una vez en el mercado se demuestre que además de incompleto se fundamentaba en datos erróneos.
Pero lo peor es que ahora, cuando ya está desacreditado, el farmacéutico de la esquina nos quiera hacer comulgar con ruedas de molino. Dale un copia del informe Concorde a ver si se entera.
avatar
Ursssukoy
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 464
Fecha de inscripción : 02/12/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Ursssukoy el Dom Dic 26, 2010 12:57 pm

Nemonic lo siento pero tengo que decírselo.....

¿Eso te ha contado el farmacéutico de la esquina? Increíble.

A diferencia de tu Demofilo que crees saberlo todo sin tener estudios especializados, Nemonic esta apunto de acabar la carrera de farmacia, me parece que de medicamentos sabe mas que tu.

Pero claro aunque estés debatiendo con una persona que lleva 4 años estudiando farmacia tu tienes que llevar la razón en un debate sobre medicamentos. Como tu todo lo ves y todo lo sabes.

Modo irónico ON
Para que engañarnos, Nemonic apoya la teoría VIH/SIDA y los AZT, porque como forma parte del complot mundial perpetrado por estados unidos y las farmacéuticas, le sobornan para que venga a los foros a divulgar esta absurda idea capitalista.

Modo irónico off.

avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Dom Dic 26, 2010 1:06 pm

Nemonic está a punto de acabar la carrera de farmacia y yo a punto de empezar la carrera de la calle, que no te pemite colgar títulos de la pared.
¿Yo creo saberlo todo? Yo lo que estoy aprendiendo en la facultad de la puta calle es a diferenciar la verdad de la mentira, algo que no se aprende en los libros ni en las facultades de farmacia. Hay que tener cuidado con los diplomas, las universidades y las revistas científicas: a veces te cuentan la verdad. Ya sabes lo que decía el canadiense Marshall MacLuhan: en las universidades se concentra el saber porque los estudiantes entran en ellas con las cabeza llena y salen con la cabeza vacía.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Demofilo el Dom Dic 26, 2010 1:25 pm

Es curioso como ante la falta de argumentos, en su desesperación los escolásticos tienden en apoyarse en argumentos de autoridad: en los nombres, las medallas y los diplomas, como hacían en el siglo XV.

Los escolásticos no conocen la hitoria de Milton Humason que entre 1925 y 1964 llegó a publicar unos 120 artículos científicos sobre astronomía sin ninguna clase de título, ni diploma que colgar de la pared. Humason empezó cargando un burro para llevar suministros a los científicos que trabajaban en un observatorio y acabó descubrió el cometa que lleva su nombre y, junto a Edwin Hubble, enunció la ley que lleva el nombre de este último, según la cual las galaxias se alejan más deprisa cuanto más lejos se encuentran.

En 2003 un neozelandés de 27 años, Peter Lynds, que también carecía de titulación, publicó un artículo en la revista "Foundations of Physics Letters" anunciando una nueva teoría sobre el tiempo que impactó a los físicos, cambiando la concepción establecida sobre la naturaleza del tiempo y su relación con el movimiento.

El descubridor de la vacunación, Edward Jenner, no pudo obtener su título de medicina, que a finales del siglo XVIII sólo expedían las Universidades de Oxford y Cambridge en toda Inglaterra a cambio de una importante suma de dinero. Tampoco le dejaron nunca entrar en el Colegio de Médicos. Ya sabéis: las vacunas de Jenner eran seudociencias...

Vuelvo a repetir, para quienes leen, que la ciencia se basa en el principio de no-autoridad: lo que valen son las argumentaciones, las pruebas y los cálculos, no los títulos, ni las medallas, ni las universidades.

Contenido patrocinado

Re: Sobre el SIDA y las teorias conspirativas

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb Nov 25, 2017 6:58 am