Algunos espías.

    Comparte

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Algunos espías.

    Mensaje por Ereshkigal el Dom Dic 12, 2010 7:46 pm

    ¿Por qué hubo personas que espiaron para la Unión Soviética? Las causas son variadas, ideología, creer acertadamente que los Estados Unidos no debían tener el monopolio exclusivo sobre la bomba atómica, por avaricia, etc.

    En el Proyecto Manhattan trabajaban desde 1942 científicos americanos, británicos y fugitivos alemanes e italianos. La primera bomba atómica estalló en Alamogordo, Nuevo Mexico en 1945 y algunas semanas después Fat man caía sobre Nagasaki y Little Boy sobre Hiroshima.

    En 1949 los soviéticos hicieron explotar su primer ingenio atómico. El hombre que traicionó al Plan Manhattan y al monopolio de Estados Unidos sobre la bomba atómica fue Klaus Fuchs,un físico teórico, ex miembro del partido comunista alemán y que fue el que informó a Stalin de lo que acontecía en los Álamos.

    Venona era el nombre en clave del proyecto secreto que llevaban a cabo las agencias de inteligencia de Estados Unidos y del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial. El proyecto que primero se denominó Signal Intelligence Service fue iniciativa del coronel Carter Clarke ya que en 1943 había rumores de que la URSS podía intentar firmar la paz por separado con Alemania. No descubrieron ninguna convsrsación secreta entre soviéticos y alemanes pero sí que la KGB había infiltrado agentes secretos en los Estados Unidos.

    A Fuchs lo descubrieron en 1950, fue condenado a catorce años de prisión y después de cumpli nueve años de condena se trasladó a la RDA y dirigió el Instituto Central de Física Nuclear de Rossendorf.

    Julius y Ethel Rosenberg eran un matrimonio de comunistas covencidos que tras la detención de Fuchs en 1950 fueron detenidos por el FBI. El hermano de Ethel Rosenberg trabajaba en Los Alamos y el matrimonio pasaba los secretos a los soviéticos, aunque no por dinero porque el natrimonio tenía una situación económica desahogada. Fueron condenados a muerte y ejecutados en 1953, en plena Caza de brujas del senador Joseph McCarthy.

    Julius Rosenberg dijo: “ Esta sentencia no es sorprendente, tenía que existir un caso Rosemberg para intensificar la histeria norteamericana y justificar así la guerra de Corea. Se tenía que lanzar un mensaje de miedo para justificar el aumento de los presupuestos militares.


    Melita Norwood: Gran Bretaña durante la Guerra Frñia también estuvo implicada en el proyecto nuclear que recibía el nombre de Asociación para la Investigación de Metales no Ferrosos. Melita Norwood una secretaria de dirección fue la encargada de informar a los soviéticos pero no fue descubierta hasta 1992, cuando ya era una anciana y no fue procesada por el gobierno británico.

    Harold Philby: algunos lo consideran el mejor espía del siglo XX.

    En 1938 Franco le impuso la Crus Roja al Mérito Militar porque Philby era miembro pro- nazi de la hermandad anglo-alemana y cubría la Guerra Civil española para The Times desde el bando franquista. Nadie hacía sospechar que Philby que escribía artículos exaltando la labor de Franco fuera en realidad un comunista. Uno de los estudiantes que a finales de los años veinte y principios de la década de los treinta los servicios secretos soviéticos habían reclutado en la Universidad de Cambridge con el objetivo de que cuando estuvieran perfectamente integrados en la sociedad pasaran información a la URSS.

    Durante la Segunda Guerra Mundial Philby entró en el M16. Los británicos sospechaban de él por su ideología pro nazi.

    Philby informó a los rusos que los ingleses habían conseguido descifrar el código Enigma con el que los nazis encriptaban sus mensajes.

    Tras la Segunda Guerra Mundial, Philby se convirtió en el enlace entre la CIA y el M16 en la embajada británica en Washington. Advirtió a los soviéticos que el códifo Venona había sido descifrado y que los norteramericanos no tenían intención de emplear bombas atómicas en la guerra de Corea.

    La suerte acompaño durante un tiempo a Harodl Philby: un espía de la KGB que había desertado estaba dispuesto a dar el nombre de la persona que espiaba para los rusos por una importante cantidad de dinero pero el hombre que fue encargado de hablar con el sovietico en algún lugar del Oriente Medio fue el propio Philby, quien alegaría que el desertor no acudió a la cita.

    A principios de la década de los cincuenta fueron descubiertos dos de sus compañeros del Círculo de Cambridge y comenzó la presión y los interrogatorios para Philby, que fue cesado de todos sus cargos. No pudo demostrarse nada durante más de una década. En 1963 la información obtenida de otro desertor de la KGB lo implicó de lleno. Philby confesó pero tuvo tiempo de huir a la URSS. Allí se instaló en Moscú, le concedieron la Orden de Lenin y se convirtió en maestro de futuros espías de la KGB.

    Aldrich Ames: en 1984 el jefe de la CIA encargado del contraespionaje con la URSS no estaba pasando por un buen momento, se estaba divorciando de una diplomática mexicana que lo había llevado a la ruina. Aldrich sabía las cifras astronómicas que se ofrecía a los agentes de la KGN por traicionar a la URSS. Aldrich Ames ofreció sus servicios a los rusos, los cuales le pagaron muy bien.

    Por medio de Aldrich Ames la URSS se enteró de que no teniía secretos para la CIA, se descubrieron en 1985 a veinticinco agentes de la CIA infiltrados en Moscú de los cuales diez fueron ejecutados.

    Finalmente, Aldrich Ames fue descubierto por la vida lujosa que llevaa con su esposa, gatsaban tanto dinero que empezaron a sospechar porque vivian muy por encima de sus posibilidades. Las cuentas de Ames no cuadraban. Lo descubieron por una cinta de impresora lanzada a la basura. La esposa de Ames fue condenada a cinco años de prisión porque conocía las actividades de su marido y las alentaba para que consiguiera más dinero y él fue condenado a cadena perpetua.

    http://www.rfc.org/caseoverview

    http://www.callejondelpau.es/HISTORIA/II%20GUERRA%20MUNDIAL/Espionaje/Agentes/Circulo%20de%20Cambridge.pdf

    Me pregunto que hubieran hecho los estadounidenses de haber descubierto ellos veintico espías soviéticos infiltrados. ¿Invitarlos a la fiesta del 4 de Julio? ¿Hubo realmente tantos casos de traición dentro de la Unión Soviética?


    Saludos, camaradas.

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 3:27 am