Carta Testamento de Bujarin

    Comparte

    Disidente_del_Capitalismo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 959
    Reputación : 1233
    Fecha de inscripción : 02/08/2010

    Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Disidente_del_Capitalismo el Mar Dic 07, 2010 10:33 pm

    Dejo esta vida. Inclino la cabeza, no bajo el hacha proletaria que debería ser implacable pero también honesta. Me siento impotente ante la máquina infernal que, con métodos aparentemente medievales, tiene un poder titánico e inventa una red de calumnias, actuando descaradamente y con toda seguridad.

    Sin Dzerzhinsky han ido quedando atrás las admirables tradiciones de la Checa, cuando el ideal revolucionario dirigía todos sus actos, justificaba la severidad con los enemigos y protegía al Estado de cualquier movimiento contrarrevolucionario. Por eso los órganos de la Checa merecieron una confianza especial, una autoridad, un respeto y un aprecio especiales. En los tiempos actuales, la gran mayoría de los llamados órganos de la NKVD [Comisariado Popular para asuntos internos] se han convertido en una organización de funcionarios sin ideología, corruptos y satisfechos que, aprovechando la antigua autoridad de la Checa, satisfacen las suspicacias patológicas de Stalin (no me atrevo a decir más) y llevan a cabo sus actos insensatos persiguiendo medallas y gloria, sin comprender, además, que el hacerlo se están autodestruyendo: ¡la historia no tolera testigos de los asuntos sucios!

    Estos organismos “milagrosos” pueden reducir a polvo a cualquier miembro del Comité Central y a cualquier miembro del partido, convirtiéndole en traidores terroristas, saboteadores o espías. Si Stalin dudara de sí mismo, la confirmación seguiría inmediatamente.

    Negras nubes se ciernen sobre el Partido. Mi sola cabeza, que no es culpable de nada, arrastra a otros miles de cabezas inocentes. Porque, después de todo, es necesario crear una organización, "la organización de Bujarin", que en realidad no sólo no existe ahora, cuando hace ya siete años que no siento ni sombra de discrepancia con el Partido, sino que tampoco existía entonces, en los años de la Oposición de derechas. Nunca he sabido nada sobre las organizaciones secretas de Riutin y Uglanov. Junto con Ríkov y Tomski, expuse mis opiniones abiertamente.

    Estoy en el Partido desde los dieciocho años, y el objetivo de mi vida ha sido la lucha por los intereses de la clase obrera, por la victoria del socialismo. En estos días, un periódico que lleva el sagrado nombre de Pravda publica la vil mentira de que yo, Nikolái Bujarin, quise destruir las conquistas de Octubre y restaurar el capitalismo. Es una insolencia nunca vista. Es una mentira que, por su atrevimiento y por irresponsabilidad ante el pueblo, sólo se podrá comprar a decir que Nikolái Románov consagró toda su vida a la lucha contra el capitalismo y la monarquía a favor de la revolución proletaria.

    Si más de una vez me equivoqué en los métodos de construcción del socialismo, que las generaciones venideras no me juzguen con mayor severidad que Vladímir Ilich. Fuimos los primeros en marchar hacia un objetivo común por un camino que todavía no estaba trillado. Eran otros tiempos, otras costumbres. En el Pravda se publicaba una página para la discusión; entonces todos debatían en busca del camino correcto, se enfadaban, hacían las paces y seguían adelante juntos.

    Me dirijo a vosotros, la futura generación de dirigentes del Partido, cuya misión histórica consiste en aclarar la monstruosa red de crímenes que en estos días terribles está creciendo cada vez más, extendiéndose como el fuego y asfixiando al partido.

    ¡Me dirijo a todos los miembros del Partido!

    En los que tal vez sean los últimos días de mi vida, estoy convencido de que, más tarde o más temprano, el filtro de la historia inevitablemente limpiará el barro que cubre mi cabeza.

    Nunca fui un traidor; hubiera dado mi vida por la vida de Lenin sin vacilar. Apreciaba a Kírov16 y nunca tramé nada contra Stalin.

    Pido a la nueva, honrada y joven generación de dirigentes del Partido que lea mi carta ante un Pleno del Comité Central, que se me haga justicia y se me readmita en el Partido.

    ¡Sabed, camaradas, que en el bandera que enarbolaréis en victoriosa marcha hacia el comunismo también hay una gota de mi sangre!

    Fuente: http://www3.rebelion.org/noticia.php?id=78292

    rebelderojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1214
    Reputación : 1438
    Fecha de inscripción : 06/07/2010
    Edad : 22
    Localización : argentina. buenos aires

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por rebelderojo el Mar Dic 07, 2010 10:48 pm

    no es el testamento,es de cuando lo hecharon del partido,ahi abajo se lee

    Disidente_del_Capitalismo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 959
    Reputación : 1233
    Fecha de inscripción : 02/08/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Disidente_del_Capitalismo el Miér Dic 08, 2010 1:47 am

    EL TESTAMENTO DE BUJARIN: “A LA FUTURA GENERACIÓN DE DIRIGENTES DEL PARTIDO”

    La carta-testamento de Bujarin fue guardada durante años en la memoria de Anna Lárina. Sólo después del XX Congreso del PCUS, en 1956, decidió Lárina no destruir el texto que había escrito y que aún conserva. Sí había destruido las copias que había realizado mientras estaba deportada por temor a represalias mayores. El testamento político de Bujarin fue entregado al Comité Central del PCUS en 1961.

    La primera versión, que reproduzco a continuación, aparece en las páginas 412-413 de Lo que no pudo olvidar, las memorias de Anna Lárina. La traducción del ruso es de María García.
    Luego sigue lo que posteé.

    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Demofilo el Miér Dic 08, 2010 10:39 am

    El testamento de Bujarin es otra de las falsificaciones históricas inventadas por el imperialismo. No existió nunca. Bujarin no redactó ningún testamento. Ojo a las manipulaciones que se están colando en este foro.

    "The Renewed"
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 30
    Reputación : 35
    Fecha de inscripción : 06/12/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por "The Renewed" el Miér Dic 08, 2010 10:39 am

    Demofilo escribió:El testamento de Bujarin es otra de las falsificaciones históricas inventadas por el imperialismo. No existió nunca. Bujarin no redactó ningún testamento. Ojo a las manipulaciones que se están colando en este foro.

    Demuestra que no lo hizo.

    javicho II
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 650
    Reputación : 905
    Fecha de inscripción : 30/07/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por javicho II el Miér Dic 08, 2010 11:12 am

    Ese testamento no demuestra nada. Es un Bujarin, por la forma como está escrito, que no puede demostrar que no sea culpable.

    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Demofilo el Miér Dic 08, 2010 12:51 pm

    Tiene narices la cosa: ¿soy yo quien tiene que demostrar que nunca existió tal testamento? ¿O lo tienen que demostrar quienes difunden supuestas copias de él? ¡Qué fuerte!

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por AsturcOn el Miér Dic 08, 2010 12:55 pm

    Disidente esto es un claro ataque contra esta comunidad y creo que se merece toda nuestra atención. A estas alturas no tendríamos que repetir lo que ya ha sido ampliamente debatido con el esfuerzo de los camaradas. Esto demuestra tu actitud estéril al no encontrar argumentos para defender tus tramas. La cuestión es que en estos momentos estas haciendote portador de la propaganda capitalista y eso nos mete en el compromiso de abrir incluso un nuevo debate.

    Como siempre, esta trama sirve a los intereses del capitalismo y tu Disidente prefieres usar estas tramas para debatirlas a falta de argumentos, encima lo haces en una comunidad que lucha contra la falsificación. Por ello me veo obligado nuevamente a mostrar argumentos y archivos que ya han sido debatidos anteriormente y lo hago con la intencion de limpiar lo que tu vas ensuciando con mentiras.

    Declaración de Bujarin en los procesos de Moscu

    Bujarin: Tengo dos súplicas que hacer al Tribunal: primero, ruego se me conceda la posibilidad de efectuar libremente mi exposición ante el Tribunal, y segundo, se me autorice, al principio de mi exposición, a insistir más o menos, en la medida que lo permita el tiempo, en el análisis de los objetivos ideológicos y políticos del criminal bloque de los derechistas y de los trotskistas, y ello por los motivos siguientes: primero, porque se ha hablado del asunto relativamente poco; segundo, porque esta cuestión ofrece un cierto interés público, y tercero porque el ciudadano fiscal planteó esta cuestión en la sesión anterior, si no me equivoco.

    Vychinski: Si el acusado Bujarin tiene intención de restringir de un modo cualquiera el derecho del fiscal a hacer preguntas en el curso de sus declaraciones, estimo que el camarada presidente debe explicar a Bujarin que el derecho que tiene el fiscal a hacer preguntas está fundado en la ley. Por eso pido que esa súplica sea rechazada como está previsto en el código de enjuiciamiento criminal.

    Bujarin: Yo entendía mi súplica de otro modo.

    El presidente: Una primera pregunta al acusado Bujarin: ¿Confirma usted las declaraciones que hizo en la instrucción previa acerca de la actividad antisoviética?

    Bujarin: Confirmo mis declaraciones y sin reserva.

    El presidente: ¿Qué desea usted decir acerca de la actividad antisoviética? El camarada fiscal tiene el derecho a hacer preguntas.

    Vychinski: Permítame comenzar el interrogatorio del acusado Bujarin. Formule brevemente de qué, exactamente, se reconoce usted culpable.

    Bujarin: Primero, de haber formado parte del bloque de los derechistas y de los trotskistas contrarrevolucionario.

    Vychinski: ¿A partir de qué año?

    Bujarin: A partir del momento de la formación de dicho bloque. Y me reconozco culpable de haber pertenecido, desde antes de eso, a la organización contrarrevolucionaria de los derechistas.

    Vychinski: ¿A partir de qué año?

    Bujarin: A partir de 1928, más o menos. Me reconozco culpable de haber sido uno de los principales líderes de ese bloque de los derechistas y de los trotskistas. Por consiguiente, me reconozco culpable de lo que directamente se desprende de ello, culpable de todo el conjunto de crímenes perpetrados por esa organización contrarrevolucionaria, independientemente del hecho de que yo conociera o ignorara tal o cual acto o no la tomara, puesto que respondo como uno de los líderes de esa organización contrarrevolucionaria y no como guardaagujas.

    Vychinski: ¿Cuáles eran los objetivos a que apuntaba esa organización contrarrevolucionaria?

    Bujarin: Esta organización contrarrevolucionaria, si hay que formular brevemente...

    Vychinski: Sí, brevemente por el momento.

    Bujarin: Se proponía como fin esencial, propiamente hablando, sin darse suficiente cuenta de ello, tal vez, por decirlo así, y sin poner los puntos sobre las íes, la restauración de las relaciones capitalistas en la U.R.S.S.

    Vychinski: ¿El derrocamiento del poder de los Soviets?

    Bujarin: El derrocamiento del poder de los Soviets era el medio de alcanzar aquel fin.

    Vychinski: ¿Por qué procedimiento?

    Bujarin: Como se sabe...

    Vychinski: ¿Por el derrocamiento violento?

    Bujarin: Si, por el procedimiento del derrocamiento violento de ese poder.

    Vychinski: Con ayuda de...

    Bujarin: Aprovechando todas las dificultades que surgen en el camino del poder de los Soviets, y especialmente utilizando la guerra cuyos pronósticos aparejaban la perspectiva.

    Vychinski: ¿Cuyos pronósticos aparejaban la perspectiva, con ayuda de quién?

    Bujarin: Con la ayuda de los Estados extranjeros.

    Vychinski: ¿En qué condiciones?

    Bujarin: En unas condiciones que, si hemos de hablar concretamente, preveían numerosas concesiones.

    Vychinski: Entre otras...

    Bujarin: Entre otras, cesiones de territorios.

    Vychinski: Especifique usted.

    Bujarin: Si hay que poner todos los puntos sobre las íes, a condición del desmembramiento de la U.R.S.S.

    Vychinski: ¿De la separación de la Unión Soviética de regiones y de repúblicas enteras?

    Bujarin: Sí.

    Vychinski: ¿Un ejemplo?

    Bujarin: De Ucrania, de la provincia marítima, de Bielorrusia.

    Vychinski: ¿En provecho de quién?

    Bujarin: En provecho de los Estados interesados que, geográfica y políticamente...

    Vychinski: ¿Qué Estados exactamente?

    Bujarin: En provecho de Alemania, en provecho del Japón y, parcialmente, de Inglaterra.

    Vychinski: ¿Y cuál era el objeto del acuerdo concluido con los medios correspondientes? Yo conozco un acuerdo concluido por el bloque.

    Bujarin: Sí. El bloque había concluido un acuerdo.

    Vychinski: ¿Y actuaban también con vistas a debilitar la capacidad defensiva de la U.R.S.S.?

    Bujarin: Ahí tiene usted, esa cuestión no se había discutido aún, al menos en mi presencia.

    Vychinski: ¿Y cuál era la situación desde el punto de vista del sabotaje?

    Bujarin: Tocante al sabotaje, la situación era tal que, finalmente y sobre todo bajo la presión del sector trotskista del bloque, del órgano denominado centro de contacto, constituido allá por 1933, a pesar de los numerosos desacuerdos internos y el mecanismo de las manipulaciones políticas sin interés para la instrucción, después de diversas peripecias, discusiones, etcétera, se adoptó la orientación hacia el sabotaje.

    Vychinski: ¿Eso debilitaba la capacidad defensiva de nuestro país?

    Bujarin: Desde luego.

    Vychinski: Por lo tanto, ¿se orientaban hacia el debilitamiento, hacia la ruina de la capacidad defensiva?

    Bujarin: Eso no se había decidido formalmente, pero en el fondo era así.

    Vychinski: ¿Pero los actos y toda la actividad desarrollada en esa dirección estaban claros?

    Bujarin: Sí.

    Vychinski: Comprendo. Quisiera saber si la actitud de usted respecto al terrorismo era positiva.

    Bujarin: ¿Qué quiere usted decir exactamente?

    Vychinski: Si era usted partidario del asesinato de los dirigentes de nuestro partido y del gobierno.

    Bujarin: Pregunta usted... si yo, como miembro del centro de los derechistas y de los trotskistas era partidario...

    Vychinski: De actos terroristas.

    Bujarin: Sí.

    Vychinski: ¿Contra quién?

    Bujarin: Contra los dirigentes del partido y del gobierno.

    Vychinski: Los detalles después los referirá usted. ¿Y se hizo partidario de ello a partir más o menos de 1929 ó 1930?

    Bujarin: No, creo que fue a partir de 1937, mes arriba o abajo.

    Vychinski: Y en 1918, ¿no era usted partidario del asesinato de los dirigentes de nuestro partido y del gobierno?

    Bujarin: No, no lo era.

    Vychinski: ¿Era usted partidario del arresto de Lenin?

    Bujarin: ¿Del arresto? Hubo dos casos de este género; el primero, yo se lo referí al propio Lenin; del segundo, nada dije por consideraciones de conspiración. Puedo, si usted lo desea, explicárselo con más detalles. Así fue como ocurrió.

    Vychinski: ¿Así fue como ocurrió?

    Bujarin: Sí

    Vychinskí: ¿Así fue como ocurrió?

    Bujarin: Sí.

    Vychinski: ¿Y para matar a Vladimir Ilich?

    Bujarin: En cuanto a la primera vez, se había hablado de detenerle por 24 horas. Había esta fórmula, y luego la segunda...

    Vychinski: ¿Y si Vladimir Ilich no se entregaba?

    Bujarin: Pero Vladimir Ilich, como usted sabe, no luchaba a mano armada, no era un espadachín.

    Vychinski: ¿Contaban ustedes, pues, con que Vladimir Ilich, cuando llegaran ustedes a detenerle, no opondría resistencia?

    Bujarin: Exactamente, y puedo referirme a otra persona. Cuando los socialistas revolucionarios de izquierda detuvieron a Dzerjinski tampoco él opuso resistencia armada.

    Vychinski: Eso depende siempre de la situación concreta. Así, pues, en su caso, ustedes no contaban con ninguna resistencia.

    Bujarin: No.

    Vychinski: Y cuando el arresto del camarada Stalin en 1918, ¿contaban con ella?

    Bujarin: Hubo en aquel momento, varias conversaciones sobre...

    Vychinski: No le pregunto por las conversaciones, sino por el plan de detención del camarada Stalin.

    Bujarin: Pero, como no estoy de acuerdo con usted cuando califica eso de plan, permítame, pues, demostrar al Tribunal lo que ocurrió en realidad. Puede decirse que entonces nosotros no teníamos plan, pero que tuvimos una conversación.

    Vychinski: ¿Con qué fin?

    Bujarin: Tuvimos una conversación relativa a la formación de un nuevo gobierno, compuesto de comunistas de izquierda.

    Vychinski: Yo le pregunto: ¿tenían ustedes, en 1918, un plan de detención del camarada Stalin?

    Bujarin: No de Stalin, había un plan de detención de Lenin, Stalin y Sverdlov.

    Vychinski: ¿De los tres, Lenin, Stalin y Sverdlov?

    Bujarin: Exactamente.

    Vychinski: ¿Puedo antes hacerle dos o tres preguntas de carácter biográfico?

    Bujarin: Desde luego.

    Vychinski: ¿Ha vivido usted en Austria?

    Bujarin: Sí.

    Vychinski: ¿Mucho tiempo?

    Bujarin: De 1912 a 1913.

    Vychinski: ¿No estaba usted en relación con la policía austriaca?

    Bujarin: No.

    Vychinski: ¿Ha vivido usted en América?

    Bujarin: Sí.

    Vychinski: ¿Mucho tiempo?

    Bujarin: Mucho tiempo.

    Vychinski: ¿Cuántos meses?

    Bujarin: Unos siete meses.

    Vychinski: En América, ¿estaba usted relacionado con la policía?

    Bujarin: De ninguna manera.

    Vychinski: De América se trasladó usted a Rusia pasando por...

    Bujarin: Por el Japón.

    Vychinski: ¿Se quedó usted allí mucho tiempo?

    Bujarin: Una semana.

    Vychinski: Durante esa semana, ¿no le alistaron?

    Bujarin: Si le place a usted hacer tales preguntas...

    Vychinski: El código de enjuiciamiento criminal me da el derecho a hacer esas preguntas.

    El presidente: El fiscal tiene tanto más derecho a hacer esa pregunta cuanto que Bujarin está acusado de haber intentado asesinar a los dirigentes del partido, ya en 1918: usted está acusado de haber atentado, ya en 1918, contra la vida de Vladimir Ilich Lenin.

    Vychinski: Yo no me salgo del marco del código de enjuiciamiento criminal. Si tal es su deseo, puede responder no, pero yo puedo interrogarle.

    Bujarin: Eso es absolutamente exacto.

    El presidente: No es necesario el consentimiento del acusado.

    Vychinski: ¿No se trabó usted ninguna relación con la policía?

    Bujarin: Absolutamente ninguna.

    Vychinski: ¿Como Chernov, en el autobús? Yo le pregunto si tuvo usted relaciones con un órgano cualquiera de la policía.

    Bujarin: Ninguna relación con ningún órgano de la policía.

    Vychinski: ¿Entonces por qué se adhirió usted tan fácilmente al bloque que se dedicaba al espionaje?

    Bujarin: Por lo que se refiere al espionaje, yo no sé absolutamente nada.

    Vychinski: ¿Cómo es eso, que no sabe usted nada?

    Bujarin: Como le digo.

    Vychinski: ¿No se interesaba usted en los asuntos de espionaje?

    Bujarin: No.

    Vychinski: ¿Quién se interesaba, entonces?

    Bujarin: Yo no recibía ninguna información sobre actividades de esa índole.

    Vychinski: Acusado Rykov, ¿estaba informado Bujarin de esa actividad?

    Rykov: Entre él y yo, no hubo conversaciones sobre ello.

    Vychinski: ¿Cómo es eso? ¿Y la conversación que tuvo usted con Bujarin sobre las relaciones de espionaje entre la organización de Bielorrusia y los polacos?

    Rykov: Nosotros no hemos indicado expresamente que esa relación estuviera encaminada especialmente al espionaje.

    Vychinski: Hablo de carácter, de la esencia.

    Rykov: Es inevitable que, en esas condiciones, toda relación con los polacos, y eso es comprensible para todos, se transforme automática y rápidamente en una relación de espionaje.

    Vychinski: ¿No sólo debía transformarse, sino que se había transformado ya?

    Rykov: Ciertamente.

    Vychinski: ¿Bajo su dirección?

    Rykov: Esa transformación no se había producido bajo nuestra dirección inmediata, pero no se trata de dirección inmediata: se trata de la dirección general. Está perfectamente claro que nosotros tenemos que responder de todo eso.

    Vychinski: No tiene usted por qué poner esa cara tan tétrica, acusado Bujarin. Hay que confesar la realidad, y la realidad es ésta: usted tenía un grupo de cómplices, de conjurados, en Bielorrusia, y ese grupo estaba dirigido por Golodied, Cherviakov, Charangovich. ¿Es eso exacto o no, Charangovich?

    Charangovich: Es exacto.

    Vychinski [dirigiéndose a Bujarin]: ¿Y usted se considera un ideólogo?

    Bujarin: Entre otras cosas, me tengo por ideólogo del golpe de Estado contrarrevolucionario y por un hombre que lo pone en práctica. Evidentemente, usted habría preferido que dijese que me consideraba un espía, pero yo no me consideraba ni me considero como tal.

    Vychinski: Y, sin embargo, eso habría sido lo más exacto.

    Bujarin: En su opinión, no en la mía.

    [...]

    Vychinski: Permítame citar las declaraciones de Bujarin, tomo 5, folios 95-96: Tomski me dijo que se habían examinado dos variantes: el caso en que el nuevo gobierno fuera organizado en tiempo de paz -y por lo tanto los conspiradores organizan un nuevo gobierno en tiempo de paz- y el caso en que fuera organizado en tiempo de guerra, y en este último caso los alemanes exigen mayores concesiones económicas, concesiones de que ya he hablado, e insisten en lo de las cesiones de territorios. Díganos: ¿es exacto o no?

    Bujarin: Sí, todo es exacto.

    Vychinski [continúa leyendo]: Pregunté a Tomski qué idea nos hacíamos, en esas condiciones, del mecanismo del golpe de Estado. Me dijo que eso concernía a la organización militar que debía abrir el frente a los alemanes.

    Bujarin: Sí, es exacto.

    Vychinski: ¿Tomski estaba de acuerdo o no?

    Bujarin: Había dicho debían, pero el sentido de esa palabra es müssen y no sollen.

    Vychinski: Déjese de filología. Debía quiere decir debía.

    Bujarin: Quiere decir que, en los medios militares existía la idea de que, en ese caso, los medios militares...

    Vychinski: No. No se trata de ideas, sino de que debían. Eso quiere decir...

    Bujarin: No, eso no quiere decir.

    Vychinski: ¿Eso quiere decir que no debían abrir el frente?

    Bujarin: ¿Pero desde el punto de vista de quién? Tomski hablaba de lo que le habían dicho los militares, de lo que le había dicho Enukidze.

    Vychinski: ¿Y usted qué había declarado?

    Bujarin: Yo sé muy bien qué declaraciones hice.

    Vychinski: Tomski dijo que la realización del golpe de Estado concernía a la organización militar que debía abrir el frente a los alemanes. ¿Está la cosa clara?

    Bujarin: Yo había dicho que había preguntado a Tomski: ¿Y qué idea nos hacemos del mecanismo de esta intervención? A lo que él me respondió: Eso concierne a la organización militar que debe abrir el frente a los alemanes. Yo le respondí a eso que...

    Vychinski: No avancemos más por el momento. Debían abrir el frente. ¿Así pues, existía la intención de abrir el frente a los alemanes?

    Bujarin: Sí.

    Vychinski: ¿En qué esferas?

    Bujarin: En las esferas de la organización militar.

    Vychinski: ¿Estaba Tomski completamente de acuerdo?

    Bujarin: No lo dije explícitamente.

    Vychinski: ¿Estaba de acuerdo en las tres cuartas partes?

    Bujarin: Ya le he dicho que de sus palabras se desprendía que, probablemente, estaba de acuerdo con eso.

    Vychinski: ¿Y cuándo le dije eso a usted, opuso usted objeciones?

    Bujarin: Opuse algunas objeciones.

    Vychinski: ¿Y por qué no escribió usted: Opongo algunas objeciones?

    Bujarin: Está escrito más abajo.

    Vychinski: De ninguna manera; más abajo está escrita otra cosa muy distinta.

    Bujarin: Eso quiere decir precisamente que yo pongo objeciones.

    Vychinski: Más abajo está escrito: A eso, yo le respondí que en ese caso... ¿En qué caso?

    Bujarin: En el caso que el frente fuese abierto.

    Vychinski: Exactamente. En ese caso, sería oportuno llevar ante los tribunales a los responsables de la derrota en el frente. Lo cual nos permitiría arrastrar a las masas en seguimiento nuestro, jugando con consignas patrióticas.

    Bujarin: Pero permítame, voy a explicarle eso, si me hace el favor.

    Vychinski: Un instante. Vamos a desembrollar la cosa punto por punto. ¿Es esa la objección de usted?

    Bujarin: Sí.

    Vychinski: ¿Le dijo usted formalmente: No se debe abrir el frente?

    Bujarin: Exacto.

    Vychinski: ¿Pero dónde está escrito eso?

    Bujarin: No está escrito, pero se sobreentiende.

    Vychinski: ¿Y qué quiere decir jugar con consignas patrióticas?

    Bujarin: Eso no quiere decir «jugar» en el sentido odioso de la palabra...

    Vychinski: Debía tomado en otro sentido, y jugar también en otro sentido.

    Bujarin: Debe tiene dos acepciones, en lengua rusa.

    Vychinski: Pero nosotros aquí queremos una sola acepción.

    Bujarin: Eso es usted quien lo quiere, pero yo tengo el derecho a no estar de acuerdo. Sabemos que en alemán sollen y müssen tienen dos significaciones.

    Vychinski: Usted está acostumbrado a hablar alemán, pero nosotros hablamos la lengua soviética.

    Bujarin: En sí misma, la lengua alemana no es odiosa.

    Vychinski: Le pregunto a usted, cuando después de la paz de Brest-Litovsk, se proponían ustedes detener a los camaradas Lenin, Stalin y Sverdlov, era para derribar el poder, lo hacían ustedes en el contexto de una lucha violenta. ¿Le comprendo bien?

    Bujarin: Digo que se presumía que ese acto podía ser realizado de tal forma que fuese violento, sin ser sangriento; de modo que no puede haber en ello...

    Vychinski: ¿Violento sin ser sangriento?

    Bujarin: Usted me ha mandado detener, lo cual es un acto de violencia; pero yo estoy todavía con vida, vivo todavía; quizá no siga viviendo, y hasta estoy persuadido de ello, pero la verdad es que vivo todavía, la prueba está en que hablo desde este banquillo de acusados.

    Vychinski: Hace Usted mal apartándose del interrogatorio

    Bujarin: Digo lo que ha ocurrido.

    Esta es la postura de Bujarin cuando sabia que ya no lo salvaba ni un milagro. La carta que tu denominas falsamente como testamento sigue los mismos pasos que la falsificación del testamento de Lenin.

    Si esa carta fue destruida por la mujer de Bujarin no tiene sentido que años mas tarde le den a Larina una carta que ella misma destruyo. Es mas que sospechoso que sea precisamente el gobierno de Kruschev el que le de una carta que en caso de su existencia, ya habría sido destruida por el gobierno soviético para impedir que se supiera de ella.

    Es el mismo Bujarin el que arrepentido demuestra su implicación en la conspiración contra el estado soviético. Bujarin no reconoce todas las acusaciones que se vierten sobre el. De lo único que se considero inocente fue de tener algo que ver con el atentado de Lenin, del resto de acusaciones confeso que había estado implicado incluso precisando cual fue el grado de su implicación. El resto de acusados coincidieron con Bujarin y guardan una relación directa en el caso que los enlaza. Si la declaración de Bujarin no es suficiente, hay 15 confesiones mas que la reafirman por si eso fuera poco.

    Además me parece casual y anecdótico que el mismo Bujarin que se siente arrepentido no reconoce que quizás parte de ese arrepentimiento se debe a que en una ocasión el mismo voto en el politburó a favor de ejecutar a los 11 de Chajty mientras que Stalin se abstuvo en esa votación.

    Determinante es el hecho de que Bujarin confiesa “haber formado parte del bloque de los derechistas y de los trotskistas contrarrevolucionarios“. y continua añadiendo datos precisos sobre su participación como uno de los lideres contra-revolucionarios.

    “A partir de 1928, más o menos. Me reconozco culpable de haber sido uno de los principales líderes de ese bloque de los derechistas y de los trotskistas. Por consiguiente, me reconozco culpable de lo que directamente se desprende de ello, culpable de todo el conjunto de crímenes perpetrados por esa organización contrarrevolucionaria, independientemente del hecho de que yo conociera o ignorara tal o cual acto o no la tomara, puesto que respondo como uno de los líderes de esa organización contrarrevolucionaria y no como guardagujas”.

    “Se proponía como fin esencial, propiamente hablando, sin darse suficiente cuenta de ello, tal vez, por decirlo así, y sin poner los puntos sobre las íes, la restauración de las relaciones capitalistas en la U.R.S.S”.

    Esta es quizás la parte mas acorde con la realidad de un grupo de opositores de primera línea que aun no tiene estructuradas todas las bases para la restauración del capitalismo como su única salida para la toma del poder, en la que mientras se esperan guerras que les hagan el trabajo duro, se prepara el terreno saboteando la producción y descabezando a los posibles sucesores de Stalin como Kirov quien era un objetivo mucho mas asequible y por eso lo mataron.

    Esta es otra de las declaraciones de Bujarin:

    Tocante al sabotaje, la situación era tal que, finalmente y sobre todo bajo la presión del sector trotskista del bloque, del órgano denominado centro de contacto, constituido allá por 1933, a pesar de los numerosos desacuerdos internos y el mecanismo de las manipulaciones políticas sin interés para la instrucción, después de diversas peripecias, discusiones, etcétera, se adoptó la orientación hacia el sabotaje.

    Última declaración en los Procesos de Moscú
    Nikolai Ivanovich Bujarín

    Me parece verosímil pensar que cada uno, de los que estamos ahora sentados en este banquillo de los acusados tenia un extraño desdoblamiento de conciencia, una fe incompleta en su tarea contrarrevolucionaria. No digo que no existiera esta conciencia, sino que estaba incompleta. De ahí esa especie de semiparálisis de la voluntad, esa lentitud de reflejos. Me parece que somos unas personas cuyos reflejos son hasta cierto punto lentos. Esto no proviene de la ausencia de ideas consecuentes, sino de la grandeza objetiva de la edificación socialista. La contradicción entre la aceleración de nuestra degeneración y esa lentitud de reflejos traduce la situación del contrarrevolucionario, o, con más precisión, del contrarrevolucionario que se desenvuelve en el marco de la edificación socialista en progreso. Se crea entonces una doble psicología. Cada uno de nosotros puede comprobarlo en su fuero interno, pero no quiero entregarme aquí a profundos análisis psicológicos.


    A veces, yo mismo me entusiasmaba al glorificar en mis escritos la edificación del socialismo; pero poco después cambiaba de actitud debido a mis acciones prácticas de carácter criminal. Se formó en mí lo que, en la filosofía de Hegel, se llama una conciencia desgraciada. Esta conciencia desgraciada difería de la conciencia ordinaria porque era al mismo tiempo una conciencia criminal.

    Lo que constituye el poder del Estado proletario no es solamente el haber aplastado a las bandas contrarrevolucionarias, sino también el haber descompuesto interiormente a sus enemigos, el haber desorganizado su voluntad. Esto no ocurre en ningún otro sitio, y no podría existir en ningún país capitalista.


    Me parece que, cuando empiezan a manifestarse dudas y vacilaciones en ciertos sectores intelectuales de Occidente y América, a propósito de los procesos que han tenido lugar en la U.R.S.S., es debido, en primer lugar, a que estas personas no tienen en cuenta una diferencia radical: en nuestro país, el adversario, el enemigo, posee al mismo tiempo esa doble conciencia, esa conciencia desdoblada. Y me parece que esto es lo que hay que comprender ante todo.

    Si me permito detenerme en estos problemas, es a causa de que yo tenía en el extranjero considerables relaciones entre calificados intelectuales, principalmente con científicos. Y debo explicarles lo que cada pionero sabe en nuestro país, en la U.R.S.S.

    A menudo se justifica el arrepentimiento mediante toda una serie de cosas absurdas como, por ejemplo, el polvo del Tíbet, etcétera. En mi caso particular, diré que en la cárcel donde permanecí casi un año, trabajé, estuve ocupado, conservé la lucidez de espíritu. He aquí el mentís práctico a todas las tonterías, a todos los chismes contrarrevolucionarios.


    Se habla asimismo de hipnosis. Pero en este proceso he asumido mi defensa jurídica, me he orientado sobre el terreno y he polemizado con el Fiscal. Y cualquier persona, aunque no tenga mucha experiencia en las diferentes especialidades de la medicina, tendrá que reconocer que no ha existido hipnosis.

    A menudo se explica el arrepentimiento por un estado de espíritu a lo Dostoievski, por las cualidades físicas del alma (el «alma eslava»). Esto es cierto, por ejemplo, para personajes como Aliocha Karamazov, para los personajes de novelas tales como el Idiota y otros tipos de Dostoievski. Ellos están dispuestos a exclamar en público: «Pegadme, ortodoxos, soy un criminal».


    Pero, no es ésta la cuestión. En nuestro país, el «alma eslava» y la psicología de los héroes de Dostoievski son cosas extinguidas desde hace tiempo: pertenecen al pluscuamperfecto. Estos tipos ya no existen en nuestro país, como no sea en los patios de las casas provincianas, ¡o quizá ni ahí! En cambio, esta psicología subsiste en Europa occidental.


    Ahora quiero hablar de mí mismo, de los motivos que me llevaron a arrepentirme. Ciertamente, hay que decir que las pruebas de mi culpabilidad juegan también un importante papel. Durante tres meses permanecí encerrado en mis negativas. Después inicié el camino de la confesión. ¿Por qué? El motivo estriba en que, durante mi encarcelamiento, pasé revista a todo mi pasado. En el momento en que uno se pregunta: «Si mueres, ¿en nombre de qué morirás?», aparece de repente y con sorprendente claridad un abismo profundamente oscuro. No había nada por lo que mereciese la pena morir, si pretendía hacerlo sin confesar mis errores. Por el contrario, todos los hechos positivos que resplandecían en la Unión Soviética tomaban proporciones diferentes en mi conciencia. Esto fue lo que en definitiva me desarmó, lo que me obligó a doblar mis rodillas ante el Partido y ante el país. Cuando me pregunto: «Bien, no vas a morir. Si por cualquier milagro quedas con vida, ¿cuál será entonces tu objetivo? Aislado de todo el mundo, enemigo del pueblo, en una situación que no tiene nada de humana, totalmente alejado de lo que constituye la esencia de la vida ...». Y en seguida recibo la misma contestación a esta pregunta. En estos momentos, ciudadanos jueces, todo personalismo, todo rencor, los restos de irritación, de amor propio y otras muchas cosas caen por sí mismas, todo desaparece. Y cuando llegan a nuestros oídos los ecos de la vasta lucha emprendida por el pueblo soviético, todo esto ejerce su acción, y nos encontramos ante la completa victoria moral de la U.R.S.S. sobre sus adversarios arrodillados. Una casualidad puso en mis manos un libro de la biblioteca de la cárcel, el de Feuchtwanger, donde se hablaba de los procesos de los trotskistas. Me produjo una gran impresión. Pero debo decir que Feuchtwanger no llegó al fondo de la cuestión, se detuvo a mitad de camino. Para él no todo está claro, mientras que en la realidad todo lo está. La historia mundial es un tribunal universal. Los líderes trotskistas han fracasado y han sido arrojados al foso. Es justo. Pero no se puede proceder como lo hace Feuchtwanger, principalmente en lo relativo a Trotsky, cuando lo coloca en el mismo plano que Stalin. En este punto, sus planteamientos son totalmente erróneos, puesto que, en realidad, todo el país está detrás de Stalin. Él es la esperanza del mundo, es el creador. Napoleón dijo en una ocasión: el destino es la política. El destino de Trotsky es la política contrarrevolucionaria.


    Voy a acabar pronto. Estoy hablando, quizás, por última vez en mi vida.

    Quiero explicar cómo llegué a la necesidad de capitular ante el poder judicial y ante vosotros, ciudadanos jueces. Nos alzamos contra la alegría de la nueva vida, con métodos de lucha completamente criminales. Rechazo la acusación de haber atentado contra la vida de Vladimir Ilich, pero reconozco que mis cómplices de la contrarrevolución, conmigo al frente, intentaron acabar con la obra de Lenin, continuada por Stalin con un éxito prodigioso. La lógica de esta lucha, bajo una capa ideológica, nos hacía descender paso a paso hasta el más oscuro cenagal. Una vez más se ha probado que el abandono de la posición bolchevique señala el paso al bandidismo político contrarrevolucionario. Hoy el bandidismo contrarrevolucionario ha sido aplastado; hemos sido derrotados, nos hemos arrepentido de nuestros horribles crímenes.


    En realidad, no se trata de arrepentirse, ni tampoco de mi arrepentimiento. Incluso sin esto, el Tribunal puede dar su veredicto. Las confesiones de los acusados no son obligatorias. La confesión de los acusados es un principio jurídico medieval. Pero se ha producido la derrota interior de las fuerzas contrarrevolucionarias; y hay que ser Trotsky para no rendirse. Mi deber es demostrar aquí que, en el paralelogramo de fuerzas que ha trazado la táctica contrarrevolucionaria, Trotsky ha sido el primer motor del movimiento. Y sus más violentas manifestaciones —el terrorismo, el espionaje, el desmembramiento de la U.R.S.S., el sabotaje— provenían ante todo de esta fuente.


    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Demofilo el Miér Dic 08, 2010 1:27 pm

    1. Bujarin conoció personalmente a Lenin hacia 1912 cuando tenía 23 años. En aquella época, era un izquierdista dentro del partido, opuesto al "programa mínimo". Como decía Lenin, Bujarin era "semianarquista" y por aquellas fechas (1912) se alejó del partido, se fue al exilio y prácticamente no regresó hasta la revolución de 1917. Por lo tanto, tuvo divergencias trascendentales con la línea del partido bolchevique bastante antes de la Revolución de 1917. Cuando volvió del exilio, los militantes del interior ni siquiera le conocían.

    2. Cuando en 1914 estalló la I Guerra Mundial, Bujarin se enfrentó a la consigna leninista de la derrota del gobierno propio en la guerra imperialista, por lo que se tuvo que convocar la Conferencia de Berna, donde las tesis de Lenin fueron apoyadas por todos los delegados excepto por uno, Bujarin, que no aceptó la consigna del Partido de "guerra civil" frente a la guerra imperialista y la exigencia de derrota del gobierno propio. Bujarin también se opuso a que el programa del partido mencionara la crisis del capitalismo como parte integrante de la nueva fase que se abría con la guerra.

    3. Al regresar al interior en 1917, las divergencias de Bujarin reaparecen; se opone al Pacto de Brest-Litovsk, en lo que coincide con Trotski. Para luchar contra Lenin y la dirección del partido, Bujarin crea la facción de los comunistas de izquierda, que aprobaron una resolución por la cual proponían sacrificar la Revolución de Octubre en beneficio de una próxima "revolución internacional". Además de problemas internos con algunos de sus propios militantes, los bolcheviques tuvieron entonces serias divergencias también dentro del gobierno con los eseristas de izquierda, con los cuales gobernaban en coalición. Lógicamente también tenían divergencias con fuerzas ajenas, todo lo cual condujo al intento de golpe de Estado de 1918.

    4. En 1920 Lenin criticó el libro de Bujarin titulado "La economía de la transición", demostrando que era completamente ajeno al marxismo, "pura escolástica" donde la dialéctica estaba ausente. Lo que Lenin dijo de Bujarin no lo dijo de ningún otro: "Nunca ha estudiado dialéctica y creo que no la ha comprendido nunca", añadiendo: "Es muy dudoso que sus concepciones teóricas puedan ser calificadas de marxistas". Y también: "Sus concepciones pueden calificarse de enteramente marxistas con muchas dudas, pues hay en él algo escolástico (jamás ha estudiado y creo que jamás ha comprendido del todo la dialéctica)".

    5. En el debate de 1921 sobre los sindicatos volvieron a aparecer las tendencias semi-anarquistas de Bujarin, quienpreconizaba el "control obrero" y la desaparición del Estado, disuelto en una combinación de soviets y sindicatos. Lenin escribió entonces "Una vez más acerca de los sindicatos, el momento actual y los errores de los camaradas Trotski y Bujarin" en el que califica de eclécticas las tesis de Bujarin y de incurrir en el "sindicalismo".

    6. Las posiciones "semi-anarco-sindicalistas" de Bujarin no son más que la punta del iceberg de otra serie de cuestiones, incluso más importantes, en las que estaba enfrentado al leninismo como la concepción del partido como vanguardia, la dictadura del proletariado y otras.

    7. Al implementarse la NEP, Bujarin da un salto, pasando del izquierdismo al derechismo sin solución de continuidad. Para él la NEP era un retroceso y -curiosamente- la compara con el tratado de Brest-Litovsk (Obras Escogidas de Bujarin, pg.70).

    8. Bujarin está en contra de la lucha de clases bajo el socialismo (Obras Escogidas, pg.263) anticipando las tesis de Krushev en el XX Congreso. Por eso sus Obras Escogidas las publicó la Editorial Progreso en 1990, o sea, por orden de Gorbachov. Según Bujarin la NEP no iba a multiplicar la diferenciación social de las clases en la URSS, sino todo lo contrario: los campesinos se convertirán en campesinos acomodados y "el campesinado desaparecerá" (pgs.201 y 307). A partir de ahí sólo quedará un "trabajo de organización pacífico", la lucha "evolutiva de la formas económicas" y, finalmente, el "declive del Estado, siempre por la vía evolutiva" (pg.121) y el comunismo.

    9. Cuando en 1927 los manejos de Zinoviev y los trotskistas son definitivamente aplastados, Bujarin asume la dirección de la Internacional, donde vuelve a la carga con sus planteamientos con una ligera variante: hay que abandonar la Unión Soviética a la suerte de un próximo levantamiento de los campesinos de Asia. Su internacionalismo se había convertido en tercermundismo. Esa tesis no es una novedad en Bujarin, que ya en su obra "El imperialismo y la acumulación de capital" publicada en 1914 también lo había dicho claramente.

    10. Esa misma postura la volverá a defender luego Bujarin en el debate mantenido con Stalin y con la mayoría del partido en 1928 sobre la industrialización. Stalin afirmó que estaba en cuestión no sólo la construcción del socialismo sino el mantenimiento de la independencia del país, porque era inminente una agresión imperialista contra la URSS. En su informe al VI Congreso de la IC (1928), Bujarin manifiesta su completo acuerdo con la próxima guerra e incluso la configura como el verdadero rasgo carácterístico del momento. Sin embargo, la alternativa que ofrece a ese riesgo no es la industrialización de la URSS sino la confianza en un futuro levantamiento de los pueblos de Asia.

    11. En su informe al VI Congreso de la IC (1928) Bujarin repite su tesis sobre las crisis económicas, con la gran paradoja de que lo hace justo una año antes de la gran crisis de 1929. Bujarin tenía una teoría de las crisis económicas diferente de las marxistas. No concebía que con el imperialismo las crisis tuvieran un carácter general, ni habla de sobreproducción ya que prefiere utilizar el término "desproporción" entre las diferentes ramas de la economía. La sobreproducción es solamente una de esas desproporciones, dice: la que se da entre la producción y el consumo, y solamente sirve para poner de manifiesto que el capitalismo carece de planificación, que está mal organizado, que es anárquico. En el capitalismo monopolista (capitalismo "de Estado" lo llama él) las crisis son imposibles (Obras Escogidas, pg.166).

    12. En su informe al VI Congreso de la IC Bujarin expuso sus tesis sin someterlas previamente al debate con la delegación soviética, en contra de las reglas hasta entonces habituales. Esta situación anómala obligó a los delegados soviéticos a introducir 20 enmiendas a dichas tesis, colocando a Bujarin en una situación más que violenta. Las divergencias internas salieron a la luz frente a terceros de la peor manera posible y Bujarin fue desautorizado públicamente en su condición de responsable de la IC por la propia delegación soviética. Los demás alucinaron del follón interno que tenían los soviéticos.

    13. En su polémica interna contra el partido a causa de la NEP, Bujarin la quiso convertir de una fase transitoria en toda una estrategia universal de la construcción del socialismo: "La integración pacífica del kulak en el socialismo", decía. Todos los países del mundo deben contruir el socialismo bajo las recetas de la NEP. Esto la diferencia del comunismo de guerra, que fue un acontecimiento sólo temporal, propio de Rusia y provocado por una intervención militar extranjera. Sin ello no se hubiera puesto en práctica el comunismo de guerra; se hubiera pasado directamente a la NEP. Quizá otros países no necesiten conocer el comunismo de guerra, afirma Bujarin, pero todos pasarán por la experiencia de la NEP, que abarca un largo periodo histórico.

    14. En una reunión interna de la dirección bolchevique durante el debate sobre la industrialización, Postichev le dijo a Bujarin a la cara que era un "vulgar filósofo campesino", y era cierto: Bujarin se hacía pasar por un defensor a ultranza de todo el campesinado, del campesinado en abstracto, incluso frente a la clase obrera soviética, a la que calificaba como una "clase explotadora de los campesinos". Cuando estuvo claro que la NEP se agotaba, Bujarin escribió: "Hay que liberalizar aún más el comercio, y para ello, hay que hay que conceder más libertad económica a la burguesía agrícola". La manera de introducir al pequeño campesino en el socialismo no era a través de "imposiciones extraeconómicas" sino de "ventajas económicas" (pg.71), los estímulos inmediatos individuales. Por eso habla de "firmar acuerdos" con los capitalistas, que terminarán siendo absorbidos, nuestro capitalismo de Estado perecerá de manera totalmente pacífica y "eso será la victoria final del comunismo" (Obras Escogidas, pgs.73-74).

    15. Como consecuencia de las continuas divergencias políticas, después de varias reuniones para tratar de solucionar el problema, Bujarin salió del Buró Político del partido (donde había sustituido a Lenin tras su muerte en 1924), es decir, no fue expulsado ni siquiera del Comité Central. También tuvo que abandonar la dirección del Pravda y pasó a trabajar en el Ministerio de Industria, donde creó una revista que se llamaba "La construcción del socialismo y la ciencia" y en la que siguió escribiendo y defendiendo sus tesis, junto con el grupo de derechistas. Por lo tanto, desde la polémica de 1928 hasta su condena en 1938 pasan diez años, lo que demuestra que Bujarin no fue condenado por sus divergencias políticas sino por otro tipo de motivos, que hay que buscar en esos diez años posteriores.


    Última edición por Demofilo el Miér Dic 08, 2010 1:36 pm, editado 1 vez

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por gazte el Miér Dic 08, 2010 1:34 pm

    asturcon, te reecuerdo que tu mismo has reconocido de manera implicita que se mintio en los procesos de moscu.

    Al regresar al interior en 1917, las divergencias de Bujarin reaparecen; se opone al Pacto de Brest-Litovsk, en lo que coincide con Trotski
    esto es mentira, una manipulacion bastante barata. trtosky no se opuso a brest litvosk, su postura era alargar lo maximo posible las negociaciones a la espera de un proceso revolucionario que tardo mas de lo que pensaban en llegar, en alemania. por otro lado, los que si defendieron la postura de bujarin de apoyo a la continuacion de la guerra imperialista fueron los "viejos bolcheviques" entre los que se encontraba stalin desde pravda antes de la llegada de lenin a rusia en 1917.

    el resto bueno... aunque contado de una manera un poco tendenciosa es mas o menos cierto.

    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Demofilo el Miér Dic 08, 2010 1:42 pm

    Después de tediosas discusiones, a Trotski le dieron dos órdenes que debió cumplir porque estaba obligado a ello. Una de ellas procedente de la dirección del partido para que firmara lo que los alemanes le pusieran por delante sin ninguna dilación. Trotski formaba parte de esa dirección y se saltó los acuerdos aprobados.
    Segúndo, Trotski recibió una segunda orden idéntica a la anterior por parte del gobierno que presidía Lenin y en el que él era Ministro de Asuntos Exteriores: debía firmar inmediatamente las propuestas alemasn, cualesquiera que fueran.
    Como siempre Trotski se saltó los acuerdos a la torera. Como en tiempo de guerra ese comportamiento constituye un delito de traición, debió ser fusilado en aquel mismo momento.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por gazte el Miér Dic 08, 2010 1:45 pm

    aporta la documentacion por favor. aun asi no es eso lo que estaba diciendo, TROTSKY y BUJARIN NUNCA COINCIDIERON SOBRE LA GUERRA MUNDIAL, como tu has dicho (ergo mientes), PERO STALIN Y BUJARIN SI LO HICIERON.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por AsturcOn el Miér Dic 08, 2010 3:18 pm

    gazte escribió:asturcon, te reecuerdo que tu mismo has reconocido de manera implicita que se mintio en los procesos de moscu.

    Al regresar al interior en 1917, las divergencias de Bujarin reaparecen; se opone al Pacto de Brest-Litovsk, en lo que coincide con Trotski
    esto es mentira, una manipulacion bastante barata. trtosky no se opuso a brest litvosk, su postura era alargar lo maximo posible las negociaciones a la espera de un proceso revolucionario que tardo mas de lo que pensaban en llegar, en alemania. por otro lado, los que si defendieron la postura de bujarin de apoyo a la continuacion de la guerra imperialista fueron los "viejos bolcheviques" entre los que se encontraba stalin desde pravda antes de la llegada de lenin a rusia en 1917.

    el resto bueno... aunque contado de una manera un poco tendenciosa es mas o menos cierto.

    Ya casi no tenia dudas, pero ahora me confirmas lo resentido y podrido que esta tu cerebro. Es mas, pienso que estas reaccionando de la misma forma que Trotsky difamando e interpretando a tu puta bola lo que otros decimos. Ya no es la primera vez que sacas de contexto las frases de otros compañeros y ahora me has demostrado que eres un miserable que a falta de argumentos, tergiversas y manipulas el contexto y fin de mi propio comentario. Mientras los compañeros estudiamos todo lo relacionado con este y otros temas, dando nuestros extensos y personales argumentos, tu siempre intervienes con una corta frase que niega sistemáticamente todo lo debatido y nunca argumentas nada. Además yo no he reconocido de ninguna manera que se mintió en los procesos de Moscu y si tu lo interpretas así, es que no sabes leer o no te da la gana seguir el curso del debate. Gazte eres un sopla gaitas, te recomiendo que sino sabes debatir no te metas, respeta un poco y aprende de los demas.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por gazte el Miér Dic 08, 2010 3:48 pm

    yo tambien te quiero, y todo eso para que? para no reconocer que se mintio en los procesos de moscu, como tu mismo has reconocido de manera implicita.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por AsturcOn el Miér Dic 08, 2010 4:12 pm

    gazte escribió:yo tambien te quiero, y todo eso para que? para no reconocer que se mintio en los procesos de moscu, como tu mismo has reconocido de manera implicita.

    GAZTE LEEME ATENTAMENTE: Yo NUNCA HE DEFENDIDO QUE SE MINTIERA EN LOS PROCESOS DE MOSCU y si en un hipotético y supuesto caso, en el pasado lo dije , ahora lo retiraría enérgicamente. EN CUALQUIERA DE LOS DOS CASOS ERES UN FARSAS.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por gazte el Miér Dic 08, 2010 4:45 pm

    V&R no seas tan simple, todos sabemos lo que pretendía Trotsky y no era precisamente la restauración del capitalismo. Ignoras que sus planes dejaban al país en manos del capitalismo simplemente por el capricho de un tarado embriagado de ira y venganza como Trotsky. Su lucha siempre fue puramente personal.

    o yo no entiendo bien lo que dices o no sabes expresarte, pero ahi pone que trotsky no queria restaurar el capitalismo en la urss, pero que sus acciones llevaban a ello ( Rolling Eyes )



    Bujarin: Primero, de haber formado parte del bloque de los derechistas y de los trotskistas contrarrevolucionario.

    Bujarin: Se proponía como fin esencial, propiamente hablando, sin darse suficiente cuenta de ello, tal vez, por decirlo así, y sin poner los puntos sobre las íes, la restauración de las relaciones capitalistas en la U.R.S.S.

    eso sacado de la declaracion de bujarin, que esta en este mismo hilo, pero podria buscar mas, el caso es que interpretais que cualquier critica al stalinismo es apoyar la reaccion mundial directa o indirectamente, lo cual es una barbaridad.

    Disidente_del_Capitalismo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 959
    Reputación : 1233
    Fecha de inscripción : 02/08/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Disidente_del_Capitalismo el Miér Dic 08, 2010 5:30 pm

    Ahora resulta que la carta testamento es falsa. Todo lo que involucre a Stalin y su glorioso gobierno es falso, son inventos imperialistas-caitalistas-fascistas. Esa carta-testamento la guardó su viuda, si leen el artículo que es la fuente sabrán. Bujarin recién fue rehabilitado en ¡1988! La viuda de Bujarin paso por una serie de GULAGs y otros, para orgullo de los estalinistas.

    Estos documentos son interesantes:
    I. Carta de Bujarin a Anna Mijáilovna Larina

    Mi querida y dulce Annushka, amor mío:

    Te escribo en la víspera del proceso, y lo hago con un objetivo concreto que no me cansaré de subrayar: leas lo que leas y oigas lo que oigas, por terribles que sean las acusaciones que se levanten en mi contra o a lo que yo diga, sopórtalo todo con calma y valor. Prepara a la familia. Ayúdales. Temo por ti y por los demás13, pero especialmente por ti. No guardes rencor por nada. Recuerda que la gran causa de la URSS sigue viva y que esto es lo principal. Los destinos personales son transitorios y miserables en comparación con eso. Te espera una dura prueba. Te ruego, amor mío, que reúnas todas tus fuerzas y que tenses las cuerdas de tu alma, pero no permitas que se rompan.

    No hables con nadie de nada. Comprenderás mi posición. Eres la persona más cercana a mí, la más querida, la única, y te pido por lo mejor que hubo entre nosotros que utilices toda tu fuerza y tu ánimo para ayudarte a ti misma y a nuestros seres queridos a sobrellevar esta época terrible con almas acorazadas. No creo que sea una buena idea que leas los periódicos a tu padre o a Nadia en estos días [los del juicio], déjales vivir como si fuera en un sueño durante un tiempo. Pero tú sabes mejor que yo lo que hay que hacer y decir para que no resulte un sobresalto terrible e inesperado. Si te pido esto, créeme, es porque he sufrido mucho antes de esta petición, y todo lo que ha de ocurrir es por un interés supremo. Ya sabes cómo me cuesta escribirte una carta como ésta, pero la escribo con el profundo convencimiento de que es el único modo en que puedo actuar. Éste es el factor principal, básico y decisivo. ¡Tú misma comprendes cuánto dicen estas pocas líneas!. Haz lo que te digo y mantente firme: sé de piedra, como una estatua.

    Estoy muy preocupado por ti, y si te permiten escribirme o mandarme algunas palabras tranquilizadoras sobre lo que acabo de decir, esta carga desaparecería de mi ánimo. Te pido que lo hagas, mi más querida amiga, te lo ruego.

    Tengo otro deseo, mucho más pequeño, pero muy importante para mí personalmente. Te entregarán tres manuscritos

    1.

    una gran obra filosófica de 310 páginas: Filosofskiye arabeski [Arabescos filosóficos]
    2.

    un pequeño libro de poemas;
    3.

    los siete primeros capítulos de una novela*.

    Hay que volverlos a mecanografiar en tres copias. Mi padre te ayudará a pulir los poemas y la novela (hay un anexo a los poemas, que en apariencia son caóticos, pero aun así es posible orientarse; hay que escribir cada poema en una hoja aparte).

    Lo más importante es que no se pierda el texto filosófico al que tanto tiempo y esfuerzo he dedicado: es una obra muy madura en comparación con mis escritos anteriores y, a diferencia de ellos, dialéctica desde el principio al fin.

    Hay además otro libro (Krizis kapitalisticheskoi kulturi i sotsializm [La crisis de la cultura capitalista y del socialismo]), cuya primera parte escribí cuando todavía estaba en casa. Procura rescatarla: no lo tengo aquí y sería una lástima que se perdiera.

    Si recibes los manuscritos (tú apareces en muchos de los poemas, y a través de ellos te darás cuenta de lo unido que me siento a ti) y si te permiten hacerme llegar algunas líneas o palabras, no olvides mencionarlos.

    No es el momento ahora de extenderme más sobre mis sentimientos. Pero por estas líneas comprenderás que te amo infinitamente. Ayúdame cumpliendo mi primera petición en estas horas tan duras para mí.

    Ocurra lo que ocurra y se cual sea el resultado del proceso, sé que después te veré y podré besarte la mano.

    Adiós, amor mío

    Tu Kolka

    15 de enero de 1938.

    P. S. Tengo tu foto con el pequeño. Dale un beso a Yuri de mi parte. Es una bendición que no sepa leer. También temo por mi hija*. Hazme saber cosas de nuestro hijo**, seguramente ha crecido mucho y ya no me conoce. Dale un abrazo y un beso de mi parte.
    Y la respuesta emotiva de su viuda Anna Larina, pero que nos da algunos detalles muy relevantes:
    ¿Qué se puede decir, querido Kolka [Bujarin], después de que hayan pasado tantos años desde tu muerte, ahora que nuestros hijos son mayores de lo que tú eras entonces? Quizás sólo que has sido tan ingenuo y tan bobo durante toda tu vida (que ahora me parece tan corta). Para mí, “la gran causa de la URSS” por la que sacrificaste tu vida, si no murió ya en esos años, está muerta en cualquier caso. Pero no dices con completa sinceridad lo que acabó contigo al final. No obstante, antes del arresto, luchaste contra la calumnia con extraña perseverancia. Me puedo imaginar con cuántos falsos testimonios te hicieron frente. Ante el creciente fascismo, no quisiste comprometer al "Padre del Pueblo"7.

    Sé que no has olvidado lo que tuvimos que aguantar juntos durante aquel medio año8, cuando todavía no te habían arrestado pero ya te estaban investigando.

    La campana que marcaba las horas que escuchamos desde la Torre Spasskaya del Kremlin medía las horas de vida. Los nervios estaban tan tensos que cada día parecía durar un siglo. Era una ingenuidad pensar que me hubieran dejado recibir tu carta entonces: en ese momento ya llevaba bajo arresto seis meses. No sé por qué motivos humanitarios “Koba” [Stalin] no hizo que me fusilaran, aunque se estaba preparando para hacerlo, y me dictó una sentencia de sólo 25 años de vagar por prisiones, gulags y exilios. Una vez se dictó la sentencia y, mit der deutschen Ordnung9, llegó la nueva sentencia de la enésima resolución de la Asamblea General. Sólo en 1959 fui rehabilitada totalmente, tras una apelación personal a Nikita Jruschov. Volví a ver a nuestro hijo a la edad de 20 años, cuando vino a visitarme a Siberia. Tras mi arresto, él pasó de ser pilar a ser poste. Primero vivió con mi madre, después con tu hermano Volodya, luego con la hermana de mi madre y su marido. Cuando arrestaron a todos, le metieron en un orfanato. Ahora tu hijo es un artista y tu hija una historiadora.

    El juicio contra ti comenzó cuando yo estaba en un gulag en la prisión de Tomsk. Normalmente no nos daban periódicos, y de repente un guardia me trajo un periódico con tu interrogatorio. Gritó: "¡Lee, mira quién eres!".

    Al principio, cuando dictaron sentencia, se me partió el espíritu. Entonces era más fácil. Entendí que tus tormentos habían terminado mientras que yo tendría que seguir llevando esa pesada cruz hasta el final. Una vez volví a Moscú conseguí hacerme con el acta taquigráfica completa del juicio contra el así llamado "bloque antisoviético de la derecha trotskista". Revelaste honradamente tu concepto programático:

    Si define mi postura programática en el campo económico, se encontrará con un capitalismo de Estado, una clase campesina individual fuerte, la reducción de granjas colectivas, concesiones al extranjero, un compromiso en el monopolio del comercio exterior y, como resultado, la vuelta del país al capitalismo (Acta del juicio del caso contra el bloque antisoviético de la derecha antitrotskista, Moscú 1938, página 341).

    Esto no es menos que la continuación de la nueva política económica (NEP), según Bujarin, el camino hacia el socialismo. Solicité repetidamente a distintas altas autoridades tu rehabilitación. En 1961 presenté por primera vez tu carta “A la futura generación de líderes del partido"10 ante el Comité para el Control del Partido. Tuve que esperar cincuenta años para conseguir la rehabilitación tras el horrible juicio. Pero lo conseguí, Kolka, ¿lo entiendes?

    Todos tus libros fueron prohibidos. Por miedo a ser arrestadas, muchas personas los destruyeron. Ahora, todas tus obras más importantes han sido traducidas. No he sido capaz de cumplir dos de tus deseos.

    1) No pude hacerte llegar mi fotografía con el niño. El juez encargado de tu investigación me evitaba a toda costa y no conseguí ponerme en contacto con él ni siquiera por teléfono.

    Me llevé la fotografía conmigo (a la prisión) pero durante el enésimo registro un guardia la rompió, escupió sobre ella, la pisoteó con sus sucias botas y gritó: "¡Y todavía llevas uno de los hijos de Bujarin contigo!". El fotógrafo del que hablabas probablemente llegó hasta ti después de que la casa de Nadia11 fuera registrada.

    2) Me pides que tome precauciones, sabiendo perfectamente bien que eso no va con mi carácter, y en cualquier caso la vida dio tal viraje que no tenía nada que perder. Me quitaron a ti y al niño y me robaron la libertad. Con la ayuda de confidentes reunieron un archivo completo de '"material comprometedor" y me enviaron a Novosibirsk para "la investigación". Allí viví en un sótano húmedo y lleno de ratas: una celda de aislamiento. Poco después de tu juicio comencé a tener alucinaciones. Te me aparecías crucificado

    Es la hora de terminar. La carta es más larga de lo que yo esperaba, pero no hemos hablado desde el 27 de febrero de 1937, durante más de 55 años. Y antes de terminar me queda contarte algo importante. ¿Te acuerdas que durante los difíciles días de la investigación recibiste dos cartas de Leonid Pasternak? En una de ellas venía el comunicado de la Oficina del Fiscal según el cual "'durante la investigación no se han descubierto hechos de naturaleza jurídica que justifiquen la apertura de una causa criminal contra Bujarin y Rykov, por lo que este caso es desestimado".

    Luego, cuando comenzaron de nuevo los ataques venenosos en los periódicos, Pastemak envió otra carta que decía más o menos lo siguiente: "Es igual, porque no creo que seas culpable, y, en cualquier caso, no entiendo lo que está ocurriendo".

    Alrededor del 10 de diciembre, Romain Rolland12 envió un telegrama de felicitación, pero luego ya no volviste a saber de él. Estabas apesadumbrado y creías que Rolland, aparentemente, había dejado de creer en ti. Pero eso no es lo que ocurrió. Rolland habló dos veces con Stalin en favor tuyo. Te cito un párrafo de su última carta: '

    Durante el juicio de Bujarin, y sin mostrarme en absoluto de acuerdo con las acusaciones que se le hacían, apelé a su gran humanidad ya su comprensión de los más altos intereses de la URSS. Un intelecto como el de Bujarin es un recurso para este país, debe perdonársele la vida para beneficio de la ciencia soviética y el desarrollo del pensamiento teórico.

    Pero mejor termino aquí. No te escribiré sobre lo que está ocurriendo hoy en nuestro país, o, mejor aún, "'en nuestros países" (tú, de hecho, no te puedes imaginar que la URSS se haya derrumbado) pero no pierdo las esperanzas de un futuro mejor. No condeno cómo te comportaste en el juicio: era la única salida posible dada la situación. ¡Adiós, Kolka! Debo decirte que jamás me he arrepentido de haber unido mi vida a la tuya. ¡Es imposible olvidarte!

    Sé que para el estalinismo todo esto no es más que propaganda capitalista-fascista-bujarinista, pero el crear esa clase de hipótesis ad hoc habla bastante bien de la clase de gente que defiende a Stalin con uñas y dientes.

    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2541
    Reputación : 3027
    Fecha de inscripción : 19/08/2009
    Edad : 25
    Localización : Galicia

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por RDC el Miér Dic 08, 2010 6:02 pm

    Tema repetido

    http://www.forocomunista.com/union-de-republicas-socialistas-sovieticas-urss-f63/carta-a-las-generaciones-futuras-bujarin-t3384.htm

    Dididente del Comunismo
    : si quieres enmierdar en el foro primero asegurate de que nadie ha enmierdado antes que tú.

    Disidente_del_Capitalismo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 959
    Reputación : 1233
    Fecha de inscripción : 02/08/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Disidente_del_Capitalismo el Miér Dic 08, 2010 6:06 pm

    RDC escribió:Tema repetido

    http://www.forocomunista.com/union-de-republicas-socialistas-sovieticas-urss-f63/carta-a-las-generaciones-futuras-bujarin-t3384.htm

    Dididente del Comunismo
    : si quieres enmierdar en el foro primero asegurate de que nadie ha enmierdado antes que tú.
    Gracias por el Dato, pero mi alias es Disidente_del_Capitalismo, y soy marxista aunque les duela.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por AsturcOn el Miér Dic 08, 2010 6:11 pm

    gazte escribió:
    V&R no seas tan simple, todos sabemos lo que pretendía Trotsky y no era precisamente la restauración del capitalismo. Ignoras que sus planes dejaban al país en manos del capitalismo simplemente por el capricho de un tarado embriagado de ira y venganza como Trotsky. Su lucha siempre fue puramente personal.

    o yo no entiendo bien lo que dices o no sabes expresarte, pero ahi pone que trotsky no queria restaurar el capitalismo en la urss, pero que sus acciones llevaban a ello ( Rolling Eyes )

    Bujarin: Primero, de haber formado parte del bloque de los derechistas y de los trotskistas contrarrevolucionario.

    Bujarin: Se proponía como fin esencial, propiamente hablando, sin darse suficiente cuenta de ello, tal vez, por decirlo así, y sin poner los puntos sobre las íes, la restauración de las relaciones capitalistas en la U.R.S.S.

    eso sacado de la declaracion de bujarin, que esta en este mismo hilo, pero podria buscar mas, el caso es que interpretais que cualquier critica al stalinismo es apoyar la reaccion mundial directa o indirectamente, lo cual es una barbaridad.

    Ya es la tercera vez que te reiteras en descontextualizarme, meapilas.

    Vuelves a mentir de nuevo y lo haces solo para sabotear y cambiar el tema, actitud que tus clones y tu usáis por sistema. Te vuelvo a repetir que sino tienes nada que debatir sobre este tema dejes al menos de incordiar como un puto troll.

    AsturcOn escribió:Sobre la restauración del capitalismo, yo también dudo que ese fuera el objetivo de Trotsky, pero después de ser expulsado del país, ya no le quedaban muchas mas opciones.


    Lo que dejo bien claro en todo mi comentario (el cual ha sido totalmente descontextualizado por ti), es que para Trotsky la restauración del capitalismo era su única salida, además dejo bien matizado que a Trotsky solo le importaba su sed de venganza, el resto solo eran planes cuya motivación personal era en esos momentos mucho menor que la restauración del capitalismo.

    AsturcOn escribió:Después de que lo expulsaran, a Trotsky ya no le importaba una mierda el método para conseguir derrotar a su eterno enemigo. Todas los éxitos de Stalin eran derrotas para Trotsky que lo hundían en lo mas profundo del odio y el rencor. A Trotsky ya no le quedaba ningún cartucho para poder reintegrarse en la vida política de la Unión Soviética. La había cagado tanto, que solo su figura ya era motivo de repudio en todo el país. El único camino que le quedaba a Trotsky era el de pactar con el diablo y la calidad de su propio rencor, después de tantos fracasos, solo le dejo la opción de buscar el apoyo en Alemania y Japón.


    Sino te queda bien claro ahora, esque tienes un cromosoma de mas.

    Lo tuyo ya es mas típico de un pobre miserable al que siempre haces gala con tu escaso, triste y falso debate.


    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Demofilo el Miér Dic 08, 2010 8:00 pm

    La famosa "carta" o "testamento" que supuestamente Bujarin le dicta a su esposa Ana Larina nunca existió; se lo han inventado de cabo a rabo. No está en ningún archivo, legajo ni expediente, ni en la URSS ni fuera de la URSS. ¿Es que hay un montaje más claro? Si lo guardó su viuda celosamente durante décadas, como dice el "Disidente", alguien lo podrá exhibir o fotocopiar para que lo veamos y para taparnos la boca a los mentirosos stalinistas. ¿Por qué no la enseñan? Nos dejarían en ridículo.

    Ningún historiador mínimamente digno habla ya de ese testamento, so pena de caer en el ridículo. Es muy sencillo. No se trata de propaganda ni stalinista, ni antistalinista; simplemente el testamento de Bujarin nunca existió. Es otro de esos fraudes de los imperialistas. No hay los papeles que dicen que hay. Esa famosa carta no existe.

    A Ana Larina, la esposa de Bujarin, en efecto, le dictaron un testamento, pero lógicamente no fue Bujarin. ¿Quién se lo dictaría?

    Todo empezó en 1978 cuando los "eurorrevisionistas" italianos estaban en plena campaña a favor del compromiso histórico, que era como la "reconciliación nacional" de Carrillo en España pero con un poco de retraso. Había que salvar a la burguesía de su debacle. Ese el papel que los revisionistas han jugado siempre.

    Los revisionistas tienen que demostrar que ya no son aquellos viejos stalinistas de los planes quinquenales y tratan de lavarse la cara. Como es su costumbre inician su enésima campaña contra el stalinismo y solicitan a Moscú la rehabilitación de Bujarin. Para demostrar que Bujarin no era un revisionista sino todo lo contrario, el italiano Giuliano Procacci (PCI) escribió en 1978 en "Rinascita" un artículo diciendo que Bujarin había sido un precursor de la táctica maoísta y tercermundista de rodear las ciudades desde el campo y las metrópolis desde las colonias, un precursor de Bettelheim -decía Procacci- y de las reformas económicas implantadas en la URSS en 1965. Alucinante.

    Opuestos a los anteriores, los intelectuales pequeño brugueses "izquierdistas", como el grupo "Il Manifesto", también se apuntaron a la rehabilitación de Bujarin, destacando su papel como promotor de "nuevas formas de organización política" y del "partido de nuevo tipo" que el revisionista Togliatti había impulsado desde 1945, que era el viejo partido de la II Internacional, es decir, el "eurorrevisionismo". Se trataba de liquidar a los partidos comunistas. Ni más ni menos. En "Il Manifesto" Salvatore Secchi tuvo la desfachatez de escribir (27 de julio de 1978) que los herederos de Bujarin eran Mao, Tito, Dubcek, Togliatti y Longo, o sea, un gazpacho de las más queridas "corrientes" auténticamente marxistas. Cualquier cosa vale menos el dogmatismo stalinista y la escolástica soviética.

    Lo más curioso de todo es que a aquella amalgama oportunista se apuntó también el imperialismo por boca nada menos que del Financial Times (artículos de Roger Boyes de 11 de julio de 1978 y Ken Coates tres días después), The Guardian (17 de julio), Sunday Times (23 de julio), Times (28 de julio y 5 de agosto). Con 10 años de retraso "El País" se apuntó a la fiesta con un artículo del tonto-del-haba de Roy Medvedev titulado "El comunismo soviético recupera al favorito de Lenin" (o sea Bujarin) que quienes tengan un estómago a prueba de indigestiones pueden leer aquí:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/STALIN/_JOSEF/BUJARIN/_NIKOLAI/LENIN/_VLADIMIR_ILLICH/TROTSKI/_LEON/UNION_SOVIETICA/COMUNISMO/elpepiint/19880212elpepiint_8/Tes

    Para que hubiera total unanimidad, también estaba la "corriente" Althuser porque esa campaña no era italiana sino simultáneamente internacional. Por ejemplo, en la campaña entró también el Partido Socialista Francés, dirigida por Gilles Martinet, que publicó su correspondiente artículo laudatorio en "Unité" (17 de noviembre de 1978).

    Por supuesto, no podía faltar la cloaca trotskista y en noviembre de 1978 "Rouge" que entonces era el diario de la LCR francesa publicaba nada menos que dos artículos laudatorios. ¿Qué pintaban los trotskistas defendiendo a quien había sido dentro de la URSS su mayor enemigo? ¿Por qué los izquierdistas defendían a los derechistas? ¿Contra quién se coaligaba todo este gazpacho de "corrientes"? ¡¡¡ Contra Stalin !!! ¡¡¡ Contra el dogmatismo !!! ¡¡¡ Contra la escolástica !!!

    La campaña acaba con la postura oficial del PCF, publicada en "L'Humanité" el 28 de noviembre por la pluma de Jean Burles, quizá el mejor de todos los artículos publicados... a favor de Bujarin. Finalmente, Gorbachov rehabilita a Bujarin en 1988 y la Editorial Progreso publica sus Obras Escogidas: era otro de los crímenes de Stalin basado en mentiras, juicios amañados, torturas, etc.

    Había unanimidad, había dogmatismo y lo único que no había eran dudas de ningún tipo. Imperialistas, trotskistas, "eurorrevisionistas"... todos con Bujarin, el niño mimado del partido bolchevique, el favorito de Lenin (ya sabéis lo aficionado que era Lenin a los favoritismos entre sus "hijos") ¡una gozada! ¡Todos contra Stalin! ¡Más gozada todavía!

    A partir de esa cama redonda la campaña se dispara: Le Matin, Le Monde, otra vez "Rouge" y el infumable Pierre Broué (Informations Ouvrières, 13 de diciembre) en un estúpido artículo de los suyos. Fieles a su estilo, los trotskistas se apuntan a la campaña para convertirla en una campaña de rehabilitación de todas las pobres "víctimas" de las purgas, el gulag y los procesos de Moscú (Rouge, 13 de enero de 1979).

    ¿Por qué ese repentino interés por Bujarin en 1978? Formaba parte del intento de promover el "eurorrevisionistas" para apoyar al imperialismo en un momento crucial de crisis: el compromiso histórico. ¿Cómo nos vendían a Bujarin los imperialistas, los trotskistas y los reformistas? Como un revolucionario, el verdadero revolucionario mientras Stalin era un reaccionario. Haciéndose el tonto (quizá lo era) Martinet preguntaba: "¿Que fue la NEP más que una forma de compromiso histórico?" Era delirante.

    Todos estaban "comprometidos" en esa chapuza hasta las cejas y no tuvieron escrúpulos en sacarse un as de la manga: el documento estrella pasó a ser un supuesto "testamento" de Bujarin en el que este precursor de Krushev y de Gorbachov no aparecía como el renegado que había sido sino como un auténtico bolchevique. ¡Pobre Bujarin! Stalin había vueto a hacer otra de las suyas...

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por AsturcOn el Miér Dic 08, 2010 8:14 pm

    Demofilo escribió:La famosa "carta" o "testamento" que supuestamente Bujarin le dicta a su esposa Ana Larina nunca existió; se lo han inventado de cabo a rabo. No está en ningún archivo, legajo ni expediente, ni en la URSS ni fuera de la URSS. ¿Es que hay un montaje más claro? Si lo guardó su viuda celosamente durante décadas, como dice el "Disidente", alguien lo podrá exhibir o fotocopiar para que lo veamos y para taparnos la boca a los mentirosos stalinistas. ¿Por qué no la enseñan? Nos dejarían en ridículo.

    Ningún historiador mínimamente digno habla ya de ese testamento, so pena de caer en el ridículo. Es muy sencillo. No se trata de propaganda ni stalinista, ni antistalinista; simplemente el testamento de Bujarin nunca existió. Es otro de esos fraudes de los imperialistas. No hay los papeles que dicen que hay. Esa famosa carta no existe.

    A Ana Larina, la esposa de Bujarin, en efecto, le dictaron un testamento, pero lógicamente no fue Bujarin. ¿Quién se lo dictaría?

    Todo empezó en 1978 cuando los "eurorrevisionistas" italianos estaban en plena campaña a favor del compromiso histórico, que era como la "reconciliación nacional" de Carrillo en España pero con un poco de retraso. Había que salvar a la burguesía de su debacle. Ese el papel que los revisionistas han jugado siempre.

    Los revisionistas tienen que demostrar que ya no son aquellos viejos stalinistas de los planes quinquenales y tratan de lavarse la cara. Como es su costumbre inician su enésima campaña contra el stalinismo y solicitan a Moscú la rehabilitación de Bujarin. Para demostrar que Bujarin no era un revisionista sino todo lo contrario, el italiano Giuliano Procacci (PCI) escribió en 1978 en "Rinascita" un artículo diciendo que Bujarin había sido un precursor de la táctica maoísta y tercermundista de rodear las ciudades desde el campo y las metrópolis desde las colonias, un precursor de Bettelheim -decía Procacci- y de las reformas económicas implantadas en la URSS en 1965. Alucinante.

    Opuestos a los anteriores, los intelectuales pequeño brugueses "izquierdistas", como el grupo "Il Manifesto", también se apuntaron a la rehabilitación de Bujarin, destacando su papel como promotor de "nuevas formas de organización política" y del "partido de nuevo tipo" que el revisionista Togliatti había impulsado desde 1945, que era el viejo partido de la II Internacional, es decir, el "eurorrevisionismo". Se trataba de liquidar a los partidos comunistas. Ni más ni menos. En "Il Manifesto" Salvatore Secchi tuvo la desfachatez de escribir (27 de julio de 1978) que los herederos de Bujarin eran Mao, Tito, Dubcek, Togliatti y Longo, o sea, un gazpacho de las más queridas "corrientes" auténticamente marxistas. Cualquier cosa vale menos el dogmatismo stalinista y la escolástica soviética.

    Lo más curioso de todo es que a aquella amalgama oportunista se apuntó también el imperialismo por boca nada menos que del Financial Times (artículos de Roger Boyes de 11 de julio de 1978 y Ken Coates tres días después), The Guardian (17 de julio), Sunday Times (23 de julio), Times (28 de julio y 5 de agosto). Con 10 años de retraso "El País" se apuntó a la fiesta con un artículo del tonto-del-haba de Roy Medvedev titulado "El comunismo soviético recupera al favorito de Lenin" (o sea Bujarin) que quienes tengan un estómago a prueba de indigestiones pueden leer aquí:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/STALIN/_JOSEF/BUJARIN/_NIKOLAI/LENIN/_VLADIMIR_ILLICH/TROTSKI/_LEON/UNION_SOVIETICA/COMUNISMO/elpepiint/19880212elpepiint_8/Tes

    Para que hubiera total unanimidad, también estaba la "corriente" Althuser porque esa campaña no era italiana sino simultáneamente internacional. Por ejemplo, en la campaña entró también el Partido Socialista Francés, dirigida por Gilles Martinet, que publicó su correspondiente artículo laudatorio en "Unité" (17 de noviembre de 1978).

    Por supuesto, no podía faltar la cloaca trotskista y en noviembre de 1978 "Rouge" que entonces era el diario de la LCR francesa publicaba nada menos que dos artículos laudatorios. ¿Qué pintaban los trotskistas defendiendo a quien había sido dentro de la URSS su mayor enemigo? ¿Por qué los izquierdistas defendían a los derechistas? ¿Contra quién se coaligaba todo este gazpacho de "corrientes"? ¡¡¡ Contra Stalin !!! ¡¡¡ Contra el dogmatismo !!! ¡¡¡ Contra la escolástica !!!

    La campaña acaba con la postura oficial del PCF, publicada en "L'Humanité" el 28 de noviembre por la pluma de Jean Burles, quizá el mejor de todos los artículos publicados... a favor de Bujarin. Finalmente, Gorbachov rehabilita a Bujarin en 1988 y la Editorial Progreso publica sus Obras Escogidas: era otro de los crímenes de Stalin basado en mentiras, juicios amañados, torturas, etc.

    Había unanimidad, había dogmatismo y lo único que no había eran dudas de ningún tipo. Imperialistas, trotskistas, "eurorrevisionistas"... todos con Bujarin, el niño mimado del partido bolchevique, el favorito de Lenin (ya sabéis lo aficionado que era Lenin a los favoritismos entre sus "hijos") ¡una gozada! ¡Todos contra Stalin! ¡Más gozada todavía!

    A partir de esa cama redonda la campaña se dispara: Le Matin, Le Monde, otra vez "Rouge" y el infumable Pierre Broué (Informations Ouvrières, 13 de diciembre) en un estúpido artículo de los suyos. Fieles a su estilo, los trotskistas se apuntan a la campaña para convertirla en una campaña de rehabilitación de todas las pobres "víctimas" de las purgas, el gulag y los procesos de Moscú (Rouge, 13 de enero de 1979).

    ¿Por qué ese repentino interés por Bujarin en 1978? Formaba parte del intento de promover el "eurorrevisionistas" para apoyar al imperialismo en un momento crucial de crisis: el compromiso histórico. ¿Cómo nos vendían a Bujarin los imperialistas, los trotskistas y los reformistas? Como un revolucionario, el verdadero revolucionario mientras Stalin era un reaccionario. Haciéndose el tonto (quizá lo era) Martinet preguntaba: "¿Que fue la NEP más que una forma de compromiso histórico?" Era delirante.

    Todos estaban "comprometidos" en esa chapuza hasta las cejas y no tuvieron escrúpulos en sacarse un as de la manga: el documento estrella pasó a ser un supuesto "testamento" de Bujarin en el que este precursor de Krushev y de Gorbachov no aparecía como el renegado que había sido sino como un auténtico bolchevique. ¡Pobre Bujarin! Stalin había vueto a hacer otra de las suyas...

    Muy buen trabajo Demofilo. Very Happy

    No creo que les quede mas ganas de fiesta a estos hijos de P.

    Asi sucede con toda la mierda que defienden Gazte, disidente y compañia.

    Haber cual es su siguiente argumento invisible de estos sucios y arrastrados trotskistas.

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15292
    Reputación : 19724
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por SS-18 el Miér Dic 08, 2010 8:45 pm

    ¿ Colaboracionistas de la reaccion ? Quienes.... Rolling Eyes


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    "The Renewed"
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 30
    Reputación : 35
    Fecha de inscripción : 06/12/2010

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por "The Renewed" el Miér Dic 08, 2010 9:52 pm

    No comprendo su grosería, llamar hijos de puta a sus camaradas es algo deleznable, no comprendo AsturcOn ese extremismo hacia la causa de Trotsky y los que siguen su línea, pero yo vengo aquí a formarme no a criticar a nadie.

    No veo que la causa de Trotsky sirva como enfermedad para destruir el comunismo desde dentro, pués yo no me hago precisamente con esa idea en la cabeza.

    En fin, supongo que es la misma historia de siempre... Pero eso harta, porque no venimos aquí a despedazarnos, venimos a debatir sobre el marxismo-leninismo, para poder combatir el mal anclado en el sistema capitalista y su expolio de las civilizaciones.

    Modere su lenguaje, no es precisamente propio del comportamiento de un comunista.


    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por AsturcOn el Miér Dic 08, 2010 10:41 pm

    "The Renewed" escribió:No comprendo su grosería, llamar hijos de puta a sus camaradas es algo deleznable, no comprendo AsturcOn ese extremismo hacia la causa de Trotsky y los que siguen su línea, pero yo vengo aquí a formarme no a criticar a nadie.

    No veo que la causa de Trotsky sirva como enfermedad para destruir el comunismo desde dentro, pués yo no me hago precisamente con esa idea en la cabeza.

    En fin, supongo que es la misma historia de siempre... Pero eso harta, porque no venimos aquí a despedazarnos, venimos a debatir sobre el marxismo-leninismo, para poder combatir el mal anclado en el sistema capitalista y su expolio de las civilizaciones.

    Modere su lenguaje, no es precisamente propio del comportamiento de un comunista.


    Señor Reneweb, lo que es absolutamente deleznable es el hecho de servirse de una falsificación a falta de argumentos y lo hacen porque ya no saben a que agarrarse. Aquí los únicos que debatimos somos nosotros, mientras que esta gentuza, sin verguenza de ningún tipo, se sirven de la falsificación capitalista para sabotear nuestros extensos y documentados argumentos. Lo que es una verguenza es que esta pandilla de carroñeros actúan de manera premeditada interviniendo en todos los hilos sin molestarse lo mas mínimo en argumentar o demostrar algo.

    Yo no he llamado a nadie hijo de puta, si te fijas bien, solo he puesto una P seguida de un punto. Otra cosa es que lo piense y no considero como camaradas míos a Gazte y Disidente, serán tus camaradas, yo a esa gente no la quiero cerca de mi.

    No se si has leído todo el hilo, pero creo que hemos ofrecido sobrados argumentos, mientras ellos siguen su método cotidiano, que es distraer la atención cuando las cosas se ponen feas, cosa que ocurre siempre. Son unos putos perdedores igual que su maestro.

    Yo ya he aportado mi parte en este hilo, si tienes algo que añadir dilo para que podamos debatirlo.


    Contenido patrocinado

    Re: Carta Testamento de Bujarin

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:10 pm


      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 9:10 pm