Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Comparte

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por NSV Liit el Vie Nov 26, 2010 11:57 am

    Discutiendo con Petrakov, salió el tema de Pasternak y el premio Nóbel que recibió, ya dejé entonces clara mi postura, pero ahora he encontrado un par de artículos sobre el tema:

    La concesión del Nobel a Pasternak fue la más rápida y rocambolesca de la historia
    ABC El poeta y novelista, premio Nobel de 1958, Boris Pasternak

    CARMEN VILLAR MIR | ESTOCOLMO

    Lunes, 05-01-09
    Nunca la Guerra Fría hizo más difícil una elección. En 1958, la Academia Sueca concedió el premio Nobel de Literatura a Boris Pasternak «por su importante aportación tanto a la lírica moderna como a la tradición narrativa de la literatura rusa». Ha pasado medio siglo desde entonces y la institución hace públicos los documentos, diarios y promemorias referentes a las discusiones de aquel galardón, hasta ahora casi un «secreto de Estado» cultural.
    En su junta del jueves 25 de septiembre de 1958, el Comité Nobel votó por unanimidad a Boris Pasternak. Le seguían el italiano Alberto Moravia y la danesa Karen Blixen (Isak Dinesen). La elección de Boris Pasternak, tomada con rapidez inusual, hizo poner el grito en el cielo al primer ministro y «padre de la Patria», el socialdemócrata Tage Erlander. En una reunión con su Gobierno el 23 de octubre de 1958, Erlander exclama malhumorado: «¡Maldita la Academia y la demostración contra la Unión Soviética que supone su elección del premio de Literatura».
    En sus comentarios oficiales, el entonces Secretario permanente, Anders Österling, con especial apoyo de los miembros Sigfrid Siwert y Hjälmar Gullberg, escribe: «Durante nuestros estudios sobre su obra (refiriéndose a Boris Pasternak) hemos reforzado la convicción de que Pasternak es uno de los autores contemporáneos más importantes gracias a su dinámica atrevida y refinamiento artístico». Österling dio un giro de 90 grados ya que en 1957, al aparecer Pasternak entre los cuatro últimos candidatos, opinaba agriamente que «ese ruso es impensable» y que «aunque en términos generales parece más cercano que Juan Ramón Jimenez, no consigue como éste la misma resonancia pública. Darle el premio después de Jimenez sería una elección singular ante la opinión pública».
    El motivo del cambio de opinión del secretario permamente, personaje que lleva la voz cantante en las discusiones e influye en sus colegas, fue la publicación de «Doctor Zhivago». Österling leyó ese relato en italiano y, comparándolo con «Guerra y Paz» de Tolstoi, escribió en el Diario de Estocolmo con admiración ante una obra que «con alma pura y sin propósito de caracter político, completa los criterios necesarios para un premio Nobel».
    Tras la proclamación, la Union Soviética condenó a Pasternak y le prohibió que aceptara el premio. El autor telegrafió a Estocolmo con un escueto «no merezco tanto honor», mensaje que causó perplejidad entre los académicos y les causó nuevos quebraderos de cabeza.

    Otro:



    «Uno de los miembros de la Academia sueca trabajaba para la CIA en 1958»
    6-1-2009 02:54:21
    «Uno de los miembros de la Academia sueca trabajaba para la CIA en 1958»

    ABC

    RAFAEL M. MAÑUECO

    CORRESPONSAL

    MOSCÚ. Iván Tolstói, nieto del escritor Alexéi Tolstói y pariente también de Lev, el autor de «Guerra y Paz», ha investigado las circunstancias en torno a la concesión del premio Nobel de literatura a Borís Pasternak en 1958. Iván nació ese mismo año en San Petersburgo, entonces Leningrado, es periodista, filólogo y bibliófilo.

    El pasado 24 de noviembre publicó el libro «La Novela Blanqueada de Pasternak. «Doctor Zhivago» entre el KGB y la CIA», libro que actualmente se traduce al inglés y del que espera «que pueda hacerse una película». Una de Espías. Iván trabaja en Praga para Radio Liberty y Radio Free Europe.

    -Háblenos del libro sobre Pasternak que acaba usted de publicar.

    -Ante todo, debo decir que no soy un especialista sobre la obra de Pasternak, sino un historiador de la literatura en general y de la «guerra fría» en particular. La «guerra fría» hizo que muchas obras de la literatura rusa tuvieran que ser editadas en Occidente.

    -¿Como «Doctor Zhivago»?

    -Sí, cada libro tiene su propia vida y la de «Doctor Zhivago» es una de las más interesantes. Tuve la suerte de cruzarme en ese camino y por pura casualidad. Hace 20 años, recalé en Munich, en donde conocí en la redacción de Radio Liberty a Grigori Danílov, el tipógrafo que hizo los moldes para imprimir la primera edición en ruso de «Doctor Zhivago». Durante los años 50, trabajó en una editorial llamada Unión Central de Emigrantes Políticos (TsOPE). Fue creada por la CIA y sus colaboradores eran fundamentalmente exiliados rusos. Su misión era editar libros y propaganda antisoviética. Danílov fue quien me contó la historia relacionada con las primeras ediciones de «Doctor Zhivago» y la concesión a Pasternak del premio Nobel. Después, durante casi dos décadas, me he dedicado a documentar la historia y el resultado ha sido el libro que acabo de publicar.

    -Antes de entrar en materia, háblenos del contexto.

    -Corrían los años de la «guerra fría», con lo que ello implica de enfrentamiento ideológico entre la URSS y Occidente. Pasternak terminó de escribir «Doctor Zhivago» en 1955 y, obviamente, no encontró editor en su país para su publicación. Pero EE.UU. necesitaba propinar un golpe al régimen soviético en el terreno de la cultura y Pasternak, sin saberlo, se convirtió en el instrumento. La CIA decidió tomar cartas en el asunto.

    -¿Qué hizo Pasternak con el manuscrito?

    -Se lo envió a un editor comunista llamado Giangiacomo Feltrinelli de Milán. El problema es que su intención era editar la obra en italiano y hacía falta que fuera en ruso, la lengua del escritor, para poder optar al premio Nobel. La concesión del prestigioso premio a Pasternak era precisamente el sopapo que Washington quería atizar en la cara de Nikita Jrushiov y para ello empleó todos los medios y el dinero necesarios. Le diré como primicia para su periódico, ahora que se han desclasificado los documentos sobre el asunto, que la CIA tenía una persona entre los miembros de la Academia sueca.

    -¿La CIA se las arregló para que Feltrinelli les entregara el manuscrito en ruso de «Doctor Zhivago»?

    -Sí, pero no lo consiguió, digamos por las buenas. Así que se organizó una operación para capturar la copia. No sé si fue el propio Feltrinelli el que llevó personalmente el manuscrito en avión a Roma, en donde iba a ser traducido al italiano, o lo hizo alguien de su confianza. Puede incluso que se tratase sólo de un paquete enviado por correo aéreo. Lo cierto es que los servicios secretos americanos se las ingeniaron para que el avión se pasase de largo varios centenares de kilómetros y aterrizase en Malta. Allí habían preparado una habitación especial en el aeropuerto con lámparas especiales y las cámaras para fotografiar los folios. La operación duró dos horas y después la copia fue devuelta a su lugar en la bodega. Esto sucedió en 1956.

    -¿Después entró en acción Danílov e hizo los moldes para la impresión?

    -Sí y, ya en el verano de 1958, se envió a una imprenta holandesa llamada «Mouton». Fue todo clandestino. Ni siquiera el dueño de «Mouton» se enteró de lo que estaba pasando. La tirada fue de 1.160 ejemplares y terminó de prepararse en agosto de 1958. Era la primera edición en ruso. En italiano apareció en 1957 y en francés y alemán en 1958, pero antes del mes de agosto. La rusa, por tanto, era la cuarta edición y la quinta fue la inglesa, que vio la luz en septiembre, el mes en el que se falló el premio Nobel.

    -¿El lugar de la edición era Amsterdam, pero en el libro figuraba Milán?

    -El que tenía los derechos era Feltrinelli y su editorial estaba en Milán. La CIA recurrió a una hábil estratagema. Se encargaron de hacer que a oídos de Feltrinelli llegase la información de que en Holanda había aparecido la edición rusa. El editor, indignado, viajó a Amsterdam y amenazó con llevar a todos ante los tribunales por piratear su copia. La CIA logró convencerle de que el Nobel sería para Pasternak y de que los libros, al no llevar en la portada el lugar, año de impresión ni el nombre de la editorial, impedían presentar cualquier demanda. Al final, tras comprobar que el manuscrito utilizado era efectivamente el suyo, Feltrinelli aceptó poner su nombre y Milán como lugar de impresión. El editor italiano, sin embargo, no puso el signo del copyright, por lo que la edición era ilegal.

    -¿Cómo añadieron los datos si los libros estaban ya impresos?

    -Arrancaron las portadas de los 1.160 libros y cosieron las nuevas.

    -¿Qué se hizo con esa edición?

    -Primero sirvió para satisfacer el requisito de la Academia sueca de que el libro estaba editado en ruso. Todos los ejemplares fueron distribuidos gratuitamente entre los asistentes a la EXPO-58 de Bruselas. El reparto se hizo junto a la puerta del pabellón del Vaticano, que estaba justo enfrente del soviético. Así que prácticamente la mayoría de las personas que se hicieron con un ejemplar eran rusas.

    -¿Qué ciudadanos soviéticos se encontraban entonces en Bruselas en una época en la que nadie podía salir de la URSS?

    -Eran funcionarios soviéticos, diplomáticos, agentes del KGB, exiliados y los miembros de la tripulación de las embarcaciones rusas que atracaban en el puerto de Amberes. Mi padre, que era físico y estaba allí por ser políglota, trajo a casa uno de esos libros, pero desapareció un día y no sabemos cómo.

    -¿Pasternak nunca estuvo al corriente de la trama?

    - Cuando se fraguó, no llegó a saber nada.

    Bueno, son dos artículos del ABC, así que tampoco podemos esperar gran cosa, pero hombre, hasta el ABC reconoce que en el premio Nóbel de 1958 metió las manos la CIA y mucho.

    Enlaces a los artículos:

    1: http://www.abc.es/20090105/cultura-cultura/concesion-nobel-pasternak-rapida-20090105.html
    2: http://www.abc.es/20090106/cultura-cultura/miembros-academia-sueca-trabajaba-20090106.html

    PD: por cierto, pobre Pasternak, el lío en que le metieron los criminales de la CIA...

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    Re: Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por Yeremenko el Vie Nov 26, 2010 2:55 pm


    Saludos.

    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por Demofilo el Vie Nov 26, 2010 7:42 pm

    La fuente de la noticia no es ABC sino indirectamente ya que la información se basa en una investigación de Iván Tolstoi, que en 2007 escribió un libro sobre el tema cuyo título podría traducirse literalmente como "La novela blanqueada". De esa manera Tolstoi, que trabaja como corresponsal para Radio Libertad en Praga, se refiere a "Doctor Zhivago".

    Según el reglamento del Premio Nóbel, para optar al premio de literatura, una novela tiene que estar editada en su idioma original en su propio país; en 1958 “Doctor Zhivago” estaba aún sin publicar. A causa de ello, para que le dieran el premio que tenía apañado de antemano, la CIA robó el manuscrito del avión en el que Pasternak la remitía unos amigos occidentales. Los espías obligaron al avión a aterrizar en Malta durante dos horas, fotografiaron el manuscrito, que luego editaron en ruso con el sello de la editorial Mutón de La Haya. Para evitar sospechas, utilizaron el mismo papel de imprenta que era corriente en la Unión Soviética. Asimismo, emplearon un tipo de letra especial, común en Rusia, e imprimieron los capítulos de que consta la novela en diferentes lugares con el fin de que no se descubriera la falsificación.

    Fue así de peliculero. El libro fue presentado justo a tiempo al comité de los Nobel y los miembros de la Academia Sueca se mostraron muy sorprendidos de que les obsequiaran con varios ejemplares de una novela en ruso cuya existencia hasta entonces desconocían. Ni siquiera sabían ellos, como no sabía casi nadie, que un poeta como Pasternak hubiera escrito una novela. Fue la primera y la única. Para un poeta como él debió resultar frustrante que le premiaran por una novela y cuatro días después del anuncio rechazó el galardón.

    “Doctor Zhivago” fue la única novela de Pasternak, un escritor cuyo punto fuerte no es la narrativa, sino la poesía. Es uno de las más grandes poetas rusos del siglo XX, pero no recibió el premio gracias a sus versos, que al imperialismo le importaban un bledo, sino a una novela y sólo por el contenido político contrarrevolucionario de la misma.

    La intoxicación propagandística de la guerra fría dijo (y aún dice) que Pasternak rechazó el Premio por la presión de la burocracia soviética. En 1994, ya sin la asquerosa burocracia soviética, Perelman hizo lo propio con otro premio en matemáticas así que ya nadie le puede culpar el rechazo a la repugnante burocracia soviética.

    Pero los mercachifles de la cultura burguesa, que se venden por un plato de lentajeas, no entienden que aún queda gente digna en el mundo que hace algo tan sencillo como rechazar un Premio por razones que ellos deberán explicar, si les da la gana.

    En 1958 no hubo ninguna presión de la burocracia soviética; las únicas presiones fueron las de la CIA, que manejaba los asuntos de la guerra fría a su antojo. Los Premios Nobel son los galardones más manipulados y corrompidos que existen y por eso la propaganda imperialista les da un realce que no tienen. El caso del “Doctor Zhivago” no es una excepción.

    En 1965 el británico David Lean rodó una película basada en la novela, con Omar Shariff (Yuri Zhivago), Julie Christie (Lara) y Geraldine Chaplin (Tonia) en los papeles principales, con una soberbia banda sonora de Maurice Jarré. La película fue rodada en la España franquista, que no puso más que facilidades para que pudiera realizarse, con gigantescos decorados en el camino de Canillas en Madrid que simulaban al Petrogrado de 1917 y los campos de Soria como magnífica estepa siberiana. Se tradujo a 18 idiomas y obtuvo cinco Óscar de Hollywood.

    Incluso lanzaron colecciones de cromos para que los niños de todo el mundo aprendieran a odiar al socialismo en una operación propagandística que hasta entonces nadie había sido capaz de poner en marcha.

    Aunque ha pasado más de medio siglo, la manipulación contra la URSS no se ha detenido ni un instante: una noticia de la BBC de 22 de febrero de 2004 decía que Pasternak había sido un autor prohibido durante 30 años en la Unión Soviética y que sus obras completas iban a ser publicadas por primera vez al año siguiente, es decir, en febrero de 2005, para conmemorar los 115 años del nacimiento del escritor. Es completamente falso. Ya en 1933 se publicaron todos sus poemas en un volumen.

    Así sufrían los autores prohibidos y perseguidos en la URSS.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por AsturcOn el Vie Nov 26, 2010 8:35 pm

    Muy interesante camaradas, con ustedes siempre se aprende algo.

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por Ereshkigal el Jue Dic 16, 2010 12:36 pm

    Camaradas, todos los grandes premios literarios, especialmente el Nobel se dan por pura estrategia política. Siempre. Personalmente en lo que a literatura se refiere lo único que me interesa es la calidad de la obra y hace mucho que dejé de fiarme porque no es sinonimo de calidad. A uno de los grandes escritores del siglo XX, J.L. Borges no se le concedieron nunca. No sabía todo lo que había detrás del premio Nobel de Pasternark pero tampoco me sorprende, Doctor Zhivago me pareció un libro malísimo, claro que yo llegué a él después de leer a los grandes( Gógol, Tolstoi, Chejov, Dostoievski) y dicen que las comparaciones son odiosas. Lo cierto es que parece digno de una película de cine negro.

    Por cierto, eso de que comparasen Doctor Zhivago con Guerra y Paz me ha dolido, eso es una blasfemia.

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por Ereshkigal el Sáb Dic 18, 2010 2:07 am

    Sigo pensando lo mismo, lo de la nanipulación no me sorprende y menos con el Nobel ni en la época que se lo concedieron pero que comparen a Tolstói con Pasternark eso no tiene perdón.

    El motivo del cambio de opinión del secretario permamente, personaje que lleva la voz cantante en las discusiones e influye en sus colegas, fue la publicación de «Doctor Zhivago». Österling leyó ese relato en italiano y, comparándolo con «Guerra y Paz» de Tolstoi, escribió en el Diario de Estocolmo con admiración ante una obra que «con alma pura y sin propósito de caracter político, completa los criterios necesarios para un premio Nobel».

    Shocked Shocked Shocked



    Kalashnikov
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 246
    Reputación : 291
    Fecha de inscripción : 10/11/2010
    Edad : 98
    Localización : Российская Советская Федеративная Социалистическая Республика

    Re: Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por Kalashnikov el Sáb Dic 18, 2010 1:46 pm

    Gracias por la aportación camaradas. Muy interesante.

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por NSV Liit el Miér Ene 11, 2012 12:10 am

    http://rusiahoy.com/articles/2011/10/18/el_triunfo_secreto_de_la_cia_12989.html

    El triunfo secreto de la CIA


    18 de octubre de 2011
    Anatoli Koroliov, RiA Novosti
    La Academia Sueca establece que los archivos relacionados con los premios Nobel pueden abrirse 50 años después de la entrega de los premios. Los documentos de octubre de 1958 han sido desclasificados hace poco. El año 1958 es emblemático para la cultura rusa: la Academia otorgó el premio Nobel de Literatura al poeta soviético Borís Pasternak.
    El triunfo secreto de la CIA
    Borís Pasternak en su casa en Peredélkino. Foto divulgación

    Finalmente podrán estudiarse los detalles del mayor escándalo en la historia de los premios Nóbel.



    La historia de la concesión del prestigioso galardón a Pasternak ha sido coronada por una noticia verdaderamente detectivesca: se ha sabido que la propia CIA influyó en la decisión de la Academia. La agencia de inteligencia estadounidense estuvo implicada en la primera impresión de la versión rusa de Doctor Zhivago sin la cual no habría sido posible postular a Pasternak para el premio ya que el Comité del Nobel sólo analiza obras de ficción en su versión original.



    No es necesario aclarar que Pasternak no tenía vinculación alguna con la CIA. Fue su genio literario el que fue utilizado como una arma en la Guerra Fría. Hasta hace poco esta historia había estado rodeada por un halo de misterio. Solamente gracias a la insistencia del filólogo Iván Tolstói (descendiente del famoso escritor) se ha podido desvelar el secreto. El estudioso ha tardado veinte años en resolver el enigma.



    Borís Pasternak comenzó a escribir su emblemática novela poco tiempo después de que finalizara la II Guerra Mundial, en 1946, y la terminó diez años después. En enero de 1956 Pasternak comenzó a preguntarse cuál sería el siguiente paso. La novela que se llamaría Doctor Zhivago (el título original era “La vela encendida”) se oponía a los principios de la literatura soviética. ¿Debía simplemente archivarla hasta que llegasen tiempos mejores? Pero, ¿cuándo llegarían esos buenos tiempos, si es que llegaban? Por otro lado, el escritor ya no era un hombre joven.



    Pasternak decidió que intentaría obtener el permiso para la publicación y llevó la novela a la famosa publicación literaria Novy Mir. Al mismo tiempo, entregó una inmensa carpeta con el manuscrito al joven periodista italiano Sergio D’Angelo. El italiano iba en búsqueda de nuevas novelas soviéticas para Giangiacomo Feltrinelli, en aquella época un joven y ambicioso editor italiano con ideas comunistas que residía en Milán. Tras enterarse de la existencia de la obra el periodista italiano viajó de inmediato al poblado de Peredélkino, en las afueras de Moscú, donde vivía el escritor. Pasternak le entregó el manuscrito sin dudarlo.



    Al enterarse Zinaida, segunda esposa del escritor, casi le dio un ataque de llanto. No sabía cuáles podían ser las consecuencias: arresto, campo de trabajos forzados, separación. El poeta trataba de mantener una mirada positiva y de transmitir confianza a su familia, aunque sentía que el mundo se le venía abajo. Sin embargo, decidió meterse de lleno en el asunto y entregó otras dos copias más: una al ensayista y filósofo Isaiah Berlin y otra a Helene Peltier, especialista francesa en estudios eslavos.



    Poco después la CIA se enteró de la existencia de la novela y la sección rusa de la Agencia comprendió muy bien los beneficios políticos que podrían obtenerse publicando una novela que sería prohibida en su país de origen. Sólo faltaba obtener el texto. Es precisamente en este momento donde tiene lugar el episodio más misterioso. Se ordenó que el avión que transportaba a D'Angelo aterrizara en el aeropuerto de Malta. El piloto se disculpó por dicha escala. Los pasajeros estaban molestos y se dirigieron a la sala de embarque mientras unos agentes de la CIA encontraron el maletín que contenía la novela. La fotografiaron página a página y la volvieron a colocar. Dos horas después el avión despegó. Los pasajeros llegaron a su destino, mientras que el italiano ignoraba por completo lo que acababa de suceder.



    Casi al mismo tiempo, la KGB se enteró de que la novela de Pasternak había viajado al exterior y comenzó a formarse una bola de nieve. La revista Novy Mir rechazó la obra y reprendió al poeta por el inadmisible texto. La KGB y el Comité Central del Partido Comunista Soviético ejercieron presión sobre el editor milanés a través del Partido Comunista italiano para que no publicara la novela, aunque Feltrinelli se negó y la publicó e incluso, a modo de protesta, renunció al partido.



    El 23 de noviembre de 1957 se agotó la versión italiana de la novela y se superaron todas las expectativas. La primera edición, de 12.000 ejemplares, se vendió en cuestión de días. Se imprimían copias cada dos semanas y la expectación no paraba de crecer. La novela se haría famosa en todo el mundo y sería traducida al inglés, al alemán, al español y al francés. En la primavera de 1958, Albert Camus propuso a Pasternak para el premio Nobel.



    Sin embargo, de acuerdo con las normas del Comité del Nobel, la novela debía presentarse en su versión original, para lo cual la versión copiada por la CIA venía bien. En esta situación contrarreloj cada hora que pasaba era muy valiosa. La CIA aportó fondos para la urgente publicación de la novela en ruso. Con el fin de ocultar los rastros del robo, la Agencia de Inteligencia crearía manuscritos de las fotocopias y, en agosto de 1958, imprimió la versión rusa en la editorial Mouton de La Haya, sin pagar los correspondientes derechos de autor.



    De modo que la Academia Sueca ya no tenía obstáculos para otorgar el Premio a Pasternak y el reconocimiento llegaría al Gobierno soviético el 23 de octubre de 1958. Borís recibió el Nobel por “sus sobresalientes méritos en la poesía lírica moderna y por continuar las tradiciones de la gran novela rusa”.



    El escritor envió un cable en respuesta en el que decía estar: “Inmensamente agradecido, conmovido, orgulloso, sorprendido, avergonzado”.



    El escritor tenía la esperanza de ir a Estocolmo y recibir el premio Nobel de manos del Rey de Suecia, pero las autoridades “convencieron” a Olga Ivínskaya, la mujer que él amaba y sobre la que se basó el personaje de Lara de la novela, para que no fuera. Pasternak, entristecido por las consecuencias y temiendo lo que pudiera ocurrirle a su amada, envió otro cable a Estocolmo rechazando el premio.



    La operación de la CIA fue un éxito. La Unión Soviética recibió un sonoro golpe. La historia de Pasternak mostró el demoledor poder de la literatura antisoviética en Occidente. El escritor había allanado el camino a toda una serie de publicaciones que serían coronadas por el sensacional Archipiélago Gulag, por el cual el disidente Alexánder Solzhenitsyn también obtendría el prestigioso premio de la Academia Sueca.

    Sin comentarios...



    Contenido patrocinado

    Re: Pasternak, el premio Nóbel de literatura de 1958

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:04 am


      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 5:04 am