Mentiras sobre la historia de la Unión Sovietica. ¡¡¡Obligatorio!!!

    Comparte

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    Re: Mentiras sobre la historia de la Unión Sovietica. ¡¡¡Obligatorio!!!

    Mensaje por Yeremenko el Mar Nov 23, 2010 11:43 pm

    Hoy a la noche me gustaría seguir incidiendo sobre este punto, cito
    .- El comunismo, o el comunismo cientifico, no tiene nada que ver con los crimenes de Stalin.
    Lo primero que habría que decirle a este señor sería que se tomase un poco de tiempo para leer y documentarse sobre las aportaciones teóricas con las que Stalin se planteó el análisis del desarrollo histórico del marxismo en el “Método”, entre otras, pero como este señor no conoce ni ha leído las mismas, se dedica a la fácil descalificación procedente de la propaganda burguesa dominante, acerca de los supuestos crímenes de Stalin. Cuales ¿los del palacio de Invierno en 1905 en los que asesinaron a cientos de manifestantes que libremente ejercieron su derecho de reivindicar la penosa situación del pueblo ruso ante un zarismo que abdicaba a favor de una democracia burguesa para darle una nueva forma de poder político a sus sucesores adinerados?
    Vamos a leer algunos de los crímenes de Stalin de los que jamás hablan los medios y foros burgueses:
    En su «Stalin» el conocido escritor francés Henri Barbusse, poco después de haber conocido a Stalin en el Kremlin, hizo de él la siguiente descripción: «Se sube al piso que tiene visillos blancos. Estas tres ventanas son las de la vivienda de Stalin. En el reducido vestíbulo tropiézase uno con un capotón de soldado colgado bajo una gorra. Hay tres habitaciones, más un comedor. Las habitaciones son sencillas, como las de un hotel -decoroso- de segundo orden. El comedor es de forma ovalada y en él se sirve una comida que traen de un restaurante o que prepara una sirvienta... Un chiquillo juega en el local. El hijo mayor, Jascheka, duerme por la
    noche en el comedor, en un diván que se transforma en cama. El hijo menor en un pequeño reducto que se abre allí a manera de alcoba. Terminada la comida, el hombre fuma su pipa junto a la ventana, sentado en un sillón cualquiera. Siempre viste lo mismo. ¿De uniforme? Seria mucho decir. Es más bien una evocación de uniforme, simplificación del indumento de un soldado raso: botas altas, y pantalón y guerrera de color caqui. Repasa uno la memoria, pero no, nunca le ha visto de otro modo, a
    no ser en verano, de blanco. Gana al mes los escasos cientos de rublos que constituyen el exiguo sueldo máximo de los funcionarios del Partido
    Comunista». Desde estas sencillas habitaciones del Kremlin a partir de 1927 y durante los años 30 el hombre que allí habitaba dirigió la más colosal transformación social y económica que jamás la historia había conocido. El XV Congreso había tomado la decisión de lanzar el Primer Plan Quinquenal. Se trataba de una inversión de 64.400 millones de rublos en la industria, la agricultura y los transportes. Pero esa cifra de por si no refleja cabalmente la magnitud de las transformaciones planteadas. Se trataba de transformar en el plazo de cinco años a un país atrasado, esencialmente agrícola (atrasado también en el plano agrícola), con una industria escasa, anticuada y mal distribuida, en un país moderno, industrial; se trataba de construir literalmente desde la nada, ramas enteras de la producción; se necesitaba equiparlo con la base técnica necesaria para esta transformación; se trataba de colectivizar la agricultura y proporcionarle los instrumentos técnicos necesarios para ello; se trataba de hacer todo esto absolutamente sin ninguna ayuda del exterior, basándose en las propias fuerzas. ¿Se trataba de un milagro? ¿De un desesperado esfuerzo voluntarista con el cual se pretendía obtener en pocos años lo que el mundo capitalista había alcanzado a través de decenios? No se trataba de eso. Se trataba de una confianza total, pero lúcida, en la absoluta superioridad del sistema socialista sobre el capitalista, con la seguridad de que a través de una movilización consciente, centralizada, armónica de los hombres y de los recursos, la URSS podrá alcanzar un poderío económico comparable al de los países industriales, y ello sin explotar ni saquear a otros pueblos como habían hecho los países capitalistas. Y se trataba de alcanzar tales índices sobre la base de la construcción del socialismo, es decir, liquidando las bases explotadoras, desarrollando el bienestar general, garantizando el poder del proletariado y su alianza con las grandes masa campesinas.
    El primer Plan Quinquenal se cumplió en cuatro años. Veamos algunas cifras: en esos cuatro años la URSS se convirtió en la segunda potencia industrial del mundo (después de los Estados Unidos) En 1934 (con respecto a 1928) la producción nacional se había triplicado. El peso de la industria en la producción global había pasado del 48 por 100 al 70 por 100. Entre 1928 y 1932 se crearon las siguientes ramas industriales de la producción que antes no existían: siderurgia, tractores, automóviles,
    máquinas herramientas, industria química, aeronáutica. La participación del sector socialista en la producción industrial global alcanzó el 99,93 por 100. La renta nacional aumentó en un 85 por 100. El monto total de salarios de 8.000 a 30.000 millones de rublos. El número de obreros de
    9.500.000 a casi 14 millones. El paro fue aniquilado. La revista Norteamérica «The Nation» escribía en 1932: «El rostro del país se transforma literalmente, al punto de ser hoy irreconocible. Esto es cierto en lo que se refiere a Moscú con sus centenares de calles y avenidas recientemente asfaltadas, con sus nuevos edificios, sus barrios y un cinturón de nuevas fábricas en la periferia. Es también cierto en lo que se refiere a las ciudades menos importantes. Nuevas ciudades han surgido en
    las estepas y en los desiertos, y no unas pocas, sino por lo menos cincuenta, con una población de 50.000 a 250.000 habitantes. Todas ellas han surgido en los últimos cuatro años, y cada una es el centro de una nueva empresa o de una serie de empresas construidas para la explotación de las riquezas
    naturales del país. Centenares de nuevas centrales eléctricas locales y algunas gigantescas, como la central eléctrica del Dnieper convierten en realidad la fórmula de Lenin «El socialismo es el poder soviético más la electrificación»... La Unión Soviética ha organizado la producción en serie de un número de objetos que Rusia antes jamás había producido: tractores, segadoras-trilladoras, aceros extrafinos, caucho sintético, rodamientos, motores Diesel, turbinas de más de 50.000 kilowatios, material telefónico, máquinas eléctricas para la minería, aviones, automóviles, bicicletas y centenares de nuevas máquinas... Por primera vez en su historia Rusia
    produce aluminio, magnetitas, apatitas, yodo, potasa y muchos otros productos. Los puntos de referencia en las llanuras soviéticas ya no eran las cruces y las cúpulas de las iglesias, sino los elevadores de trigo y las torres de los silos. Los koljoses construyen establos, casas. Los obreros aprenden a trabajar con las máquinas más modernas».

    Está claro que igualito que durante el zarismo o el tardofranquismo, admirado éste último por el eminente escritor de los gulags Solzhenitsyn.

    Está claro que resulta más fácil adherirse al discurso historiográfico dominante, porque la figura de Josef Vissarionovich Dzhugashvili, parece desprender un halo de prejuicio que impide establecer cualquier mínimo debate. Estalinismo es pues, sinónimo de terror y de totalitarismo. La mayoría de historiadores anticomunistas no citarán jamás la existencia de documentos desclasificados en los que se refleja claramente que Lenin, en sus últimos momentos de vida, fue relegando sus tareas a Stalin con total normalidad, como tampoco que la mujer de Lenin ocupará durante toda su vida la dirección de un ministerio; sólo importa pues, la puntual polémica con Lenin enfermo, haciendo especial énfasis en ese puntual suceso, magnificándolo de sobremanera, sin incidir en absoluto en el transcurso de la vida y la posición que Krupskaya ocupó durante años posteriores.

    Siguiendo con la serie de conjeturas sensacionalistas, parece ser que Stalin se impuso asimismo el cargo de secretario General del Partido en 1923, en vez del Comité Central del partido –representado por los bolcheviques de siempre-, que era quien realmente llevó a cabo el nombramiento.

    Respecto a los rasgos de personalidad a los que hace referencia el que tilda de “paranoico” al líder soviético, la mayoría de descripciones de Stalin, han tenido en cuenta versiones de historiadores que han tenido de referencia los testimonios varios revisionistas entre los que se halla Jruschev – en su diario editado y manipulado por el norteamericano Edward karshwak-, olvidándose por completo de las memorias escritas por personas tan cercanas a él como Molotov o Zhukov, o incluso personalidades de la diplomacia de exteriores, americana o británica como Elton, que nos describen a un Stalin bien diferente.

    Me gustaría realizar en este momento una cita de E. Núñez :
    La descontextualización general de la realidad concreta a la que tuvo que hacer frente el poder soviético desde sus orígenes es la olvidada reiteradamente en el modelo totalitario. El socialismo soviético desde su comienzo, tuvo que hacer frente a grandes dificultades: luchar contra la reacción interna y externa, remontar el desastre económico tras la guerra civil apoyada en la intervención extranjera (1918-1922), más el heredado del zarismo propiamente. El Estado Soviético tuvo que defenderse de conspiraciones occidentales casi que desde sus inicios. Los historiadores que escriben la historia dominante de la URSS no entran, por ejemplo, en la función social que, en las décadas de los años 20 y 30, ejercieron los reaccionarios de toda índole para acabar con el Estado Soviético y sólo hablan del fracaso del URSS, del agotamiento del Sistema, mostrando tan sólo un tipo de violencia burocrática-estalinista en una sóla dirección contra una masa de “inocentes”.

    Esta es la tónica predominante de este tipo de historiografía que hoy domina los Mass Media.

    Respecto a esto:


    2) La "Masacre de Katyn" "Los comunistas habían usado balas alemanas vendidas por la República de Weimar a los bolcheviques para intentar implicar a los alemanes. Pero se les olvidó algo: los asesinatos habían tenido lugar en un territorio ocupado por los comunistas en abril-mayo de 1940..."

    Creo que poco puedo aportar de lo ya escrito en el foro a lo largo de todas las páginas de este hilo:
    http://www.forocomunista.com/union-de-republicas-socialistas-sovieticas-urss-f63/camaradas-que-saben-de-la-verdera-historia-de-katyn-t702.htm

    Sobre los Tártaros de Crimea, creo que el camarada NSV Litt ha profundizado en un excelente análisis con cifras reales y más ajustadas a la realidad que las de la propaganda burguesa antiestalinista y /o fascista.

    Hablan de "los millones de personas asesinadas por la URSS".
    Esta es una frase demagógica y ambigua, la URSS no asesinó a nadie como todos sabemos. Poco hay que contestar.

    Más sobre los gulags: recientes estudios desclasificados por Gorbachov demuestran que la naturaleza real de los gulags y las deportaciones fueron intencionadamente deformadas, que las víctimas fueron infladas para ajustarlo al modelo de terror que desde la visión de occidente se tenía de este asunto. Además, se ha constatado que la mayoría de personas recluidas en eses lugares eran delincuentes del tipo homicidas, ladrones, violadores, estafadores, etc…

    Antes de terminar mi intervención, me gustaría incidir sobre la insinuación de que Stalin apenas sí conocía y había reflexionado sobre el marxismo leninismo, pues era un “criminal” con otra cita


    “No es cierta la afirmación de que Stalin negó los aportes de Lenin a la filosofía marxista y la necesidad de exponerlos como parte de una fundamentación completa del leninismo. Quienquiera que haya leído Los fundamentos del leninismo, tiene que saber que, precisamente, subrayó todo lo contrario: "Quizá la expresión más clara de la alta importancia que Lenin otorgaba a la teoría, sea el hecho de que fuera precisamente él quien asumió el cumplimiento de una tarea tan grande como la de sintetizar, desde el punto de vista de la filosofía materialista, los más importantes adelantos de la ciencia en el período comprendido desde Engels hasta Lenin y de someter a profunda crítica las tendencias antimaterialistas entre los partidarios del marxismo. ’Cada descubrimiento trascendental -decía Engels- obliga al materialismo a cambiar de forma’. Es sabido que fue precisamente Lenin quien, en su notable libro Materialismo y Empiriocriticismo, cumplió esta tarea en relación con su época". Por eso precisó: "es natural que mis conferencias no puedan ser consideradas como una exposición completa del leninismo. Serán tan sólo, en el mejor de los casos, un resumen sucinto de los fundamentos del leninismo. No obstante, estimo útil hacer este resumen, a fin de ofrecer algunos puntos fundamentales de partida, necesarios para estudiar con fruto el leninismo". Entre paréntesis, en la primera cita de este párrafo el término “teoría” está utilizado como sinónimo de filosofía, y es en este mismo sentido que Stalin utilizó el término en el Compendio de Historia del Partido Comunista (bolchevique) de la URSS, cuando afirmó que el libro Materialismo y empiriocriticismo es “una defensa de los fundamentos teóricos del marxismo, del materialismo dialéctico y del materialismo histórico. Por eso Stalin consideró la teoría de la revolución proletaria en general y la teoría de la dictadura del proletariado en particular como el lugar donde centralmente había que ir a buscar el desarrollo del marxismo. Y es en relación a esta verdad fundamental que cobra su exacto significado esta aserción suya: “La teoría es la experiencia del movimiento obrero de todos los países, tomada en su aspecto general” (Los fundamentos del leninismo).”

    Para terminar, siempre resulta más fácil y cómodo estar de acuerdo con la verdad que se pone de moda, aquella que asume verdades escritas en libros de texto de los colegios, o que defienden columnistas burgueses desde su cómodo sillón pagado por los políticos, o contaminado por el adoctrinamiento franquista, que aquellas que, con pocos medios y gracias a las nuevas tecnologías, constituyen una contrainformación veraz, alternativa, sólida y argumentada.

    Seguirá…

    Saludos comunistas.


    Última edición por Yeremenko el Miér Nov 24, 2010 1:07 am, editado 1 vez

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    Re: Mentiras sobre la historia de la Unión Sovietica. ¡¡¡Obligatorio!!!

    Mensaje por Yeremenko el Miér Nov 24, 2010 12:45 am

    Me olvidaba de esta perla, cito:

    8 ) "Los análisis realizados por el Komintern –III Internacional- tenían bastante poco de Marxistas –crítico por definición-, y bastante de escolásticos.

    Lo que faltaba por leer, cito textualmente de Lenin:
    La III Internacional fue fundada bajo una situación mundial en que ni las prohibiciones ni los pequeños y mezquinos subterfugios de los imperialistas de la "Entente" o de los lacayos del capitalismo, como Scheidemann en Alemania y Renner en Austria, son capaces de impedir que entre la clase obrera del mundo entero se difundan las noticias acerca de esta Internacional y las simpatías que ella despierta. Esta situación ha sido creada por la revolución proletaria, que, de un modo evidente, se está incrementando en todas partes cada día, cada hora. Esta situación ha sido creada por el movimiento soviético entre las masas trabajadoras, el cual ha alcanzado ya una potencia tal que se ha convertido verdaderamente en un movimiento internacional.
    De hecho, la III Internacional fue creada en 1918, cuando el largo proceso de la lucha contra el oportunismo y el socialchovinismo condujo sobre todo durante la guerra a la formación de partidos comunistas en una serie de naciones. Formalmente, la III Internacional ha sido fundada en su I Congreso, celebrado en marzo de 1919 en Moscú. Y el rasgo más característico de esta Internacional, su misión, es cumplir, llevar a la práctica los preceptos del marxismo y realizar los ideales seculares del socialismo y del movimiento obrero. Este rasgo, el más característico de la III Internacional, se ha revelado inmediatamente en que la nueva, la tercera "Asociación Internacional de los Trabajadores" ha comenzado a coincidir, ya desde ahora, en cierto grado, con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
    Le recomendamos encarecidamente la lectura de esto:
    http://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/iv-19.htm

    Salud camaradas.

    RATA RABIOSA
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 59
    Reputación : 62
    Fecha de inscripción : 07/08/2010
    Edad : 26

    Re: Mentiras sobre la historia de la Unión Sovietica. ¡¡¡Obligatorio!!!

    Mensaje por RATA RABIOSA el Lun Dic 27, 2010 10:31 am

    gracias por la información la estaba buscando un saludo camarada Very Happy

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: Mentiras sobre la historia de la Unión Sovietica. ¡¡¡Obligatorio!!!

    Mensaje por pedrocasca el Vie Jul 19, 2013 1:25 pm

    Un link para descargar el texto de Mario Sousa titulado Mentiras sobre la URSS, por cortesía del interesante blog Pulmyouui Yoksa:

    http://www.mediafire.com/?pu0zph5zp408m0f

    Es un excelente trabajo de investigación compilado en un breve resumen histórico de las grandes mentiras sobre la Unión Soviética y sus autores, de la peor calaña reaccionaria, nazi y fascista. Obligada lectura, para abrir los ojos, los oídos y el cerebro.

    granados
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 721
    Reputación : 757
    Fecha de inscripción : 15/01/2012

    Re: Mentiras sobre la historia de la Unión Sovietica. ¡¡¡Obligatorio!!!

    Mensaje por granados el Vie Jul 19, 2013 2:04 pm

    vamos a ver el texto de sousa, hace mucho tiempo que lo tengo, está bien pero creo que ahora lo más actual es el libro de Grover furr,"kruschev lied" que acaba de ser traducido al gallego por la editorial Benigno alvarez como las "mentiras de kruschev".

    Contenido patrocinado

    Re: Mentiras sobre la historia de la Unión Sovietica. ¡¡¡Obligatorio!!!

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:50 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 7:50 am