El caminante Obrero, un ejemplo de dignidad.

    Comparte

    Ama_y_Lucha
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 10
    Reputación : 14
    Fecha de inscripción : 09/11/2010
    Edad : 31
    Localización : España

    El caminante Obrero, un ejemplo de dignidad.

    Mensaje por Ama_y_Lucha el Jue Nov 11, 2010 2:54 pm

    Un comunista recorre 600 kms a pie desde Sevilla a Madrid para exigir a Zapatero su “derecho al trabajo"
    José Campaña Rivas, miliante comunista de Mairena de Alcor (Sevilla), se dirige a Madrid a pie desde su localidad para exigir el derecho al trabajo. Rivas ha pedido a las familias en paro que no sientan vergüenza, “porque quien tiene que sentir vergüenza es el Gobierno que ha creado y alimenta estas bolsas de miseria”.

    Campaña Rivas empezó su marcha de protesta el pasado 18 de octubre en Mariena del Alcor (Sevilla), donde vive con su mujer y dos hijos -de cinco años y catorce meses- hasta el Palacio de la Moncloa, en Madrid, adonde tiene previsto llegar el miércoles o el jueves, en demanda del derecho al trabajo que recoge la Constitución.
    Ayer partió desde Toledo, donde, antes de emprender la marcha hasta la capital de España, y acompañado por José Damián García-Moreno López, Secretario de Organización Regional de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha y Jorge Vega, Secretario Regional del Partido Comunista de España, comentó con los periodistas su experiencia y sus reivindicaciones.

    “En este país se están generando unas bolsas de miseria que están ocultas, pero están ocultas por las propias personas que están en esa situación porque sienten vergüenza y de que en su entorno conozcan las condiciones en las que viven”.

    “Pero no son ellos los que tienen que sentir vergüenza, sino el Gobierno, que ha creado y alimenta esta situación y deja al ciudadano desprotegido, cuando los ciudadanos, con su esfuerzo y su trabajo diario, son los que generan la riqueza de un país”, ha señalado el “caminante obrero”.

    Rivas ha tachado de inadmisible que se desaloje de una casa a una familia porque no puede pagarla por no tener trabajo cuando, “de nuestro dinero, se le da a la Familia Real nueve millones de euros, o a los arzobispos, ocho millones de euros”, y mientras, “a las familias se les corta la luz y el agua, no pueden comprar ropa a sus hijos y no tienen apenas para comer”.

    “Eso, en el siglo XXI, en un estado de derecho y de bienestar es inadmisible e intolerable”, ha lamentado.

    José Campaña Rivas perdió su empleo de jardinero en 2007 y desde entonces sólo consigue trabajo de forma esporádica.

    “Somos cuatro y vivimos como el resto de las familias del pueblo, no vivimos, subsistimos indignamente. No se puede dar un subsidio de 421 euros al pueblo, que es el que genera la riqueza de este país”, ha lamentado.

    Rivas ha recorrido a pie las provincias de Sevilla, Córdoba, Jaén, Ciudad Real y Toledo, y asegura que el viaje se lleva, “no con cansancio, sino con dolor, te duelen las llagas de los pies, los tobillos, las rodillas, pero lo que más duele son las llagas del alma al tener a mi familia allí sola”.

    En su camino se está encontrando “mucha solidaridad y amor por parte de los compañeros del Partido Comunista e Izquierda Unida”, que le dan cobijo en la medida de lo posible, pero también se ha topado con esa bolsa de miseria que se está creando.

    Cuenta como en un albergue social un matrimonio le relató que se quedaron en paro, agotaron la prestación por desempleo, el subsidio y, como no tenían para pagar la casa, les echaron, y como no tenían para mantener a sus hijos, les quitaron a sus hijos de ocho y doce años; “eso es intolerable”,dijo.

    Cuando llegue a la Moncloa, el miércoles o el jueves, espera que le reciba el presidente del Gobierno para hablar con él y “contarle la situación real del pueblo”, pero ha precisado que su destino “no es llegar a la Moncloa sino que se me conceda el derecho al trabajo y a vivir”.

    José Campaña Rivas se ha despedido mandando un saludo a su hijo de cinco años que, al ir al colegio, ha sacado la cabeza por la ventanilla del coche y le dicho: “buenos días, papi, que tengas suerte en tu búsqueda y que te quiero mucho”.

    Cuando su mujer le ha preguntado al pequeño por qué hacía eso, le ha respondido: “para que el viento lleve la voz a mi padre”.

    “Pues el viento me ha traído la voz. Sé fuerte, cariño”, le ha dicho el “caminante obrero” a su hijo.

    Enlace al vídeo del 'Caminante Obrero', un ejemplo de dignidad.
    http://www.youtube.com/watch?v=KLX71THy8nk&feature=player_embedded

      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 12:47 pm