Teología de la Liberación

    Comparte

    Sondeo

    ¿ Crees que la religión puede constituir un arma más en la lucha por la Revolución?

    [ 46 ]
    53% [53%] 
    [ 40 ]
    47% [47%] 

    Votos Totales: 86

    IonaYakir
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1868
    Reputación : 2199
    Fecha de inscripción : 14/09/2010
    Localización : Incierta

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por IonaYakir el Miér Mar 21, 2012 5:30 am

    SIOUX 89 escribió:bien aventurados los pobres porque de ellos sera el reino de los cielos. (mateo 5:13)

    Claro Cool . Así que ya saben pobres del mundo, ni se les ocurra rebelarse, que tienen el paraíso asegurado!

    relojandante
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1064
    Reputación : 1214
    Fecha de inscripción : 25/06/2011
    Localización : Localización

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por relojandante el Miér Mar 21, 2012 1:14 pm

    IonaYakir escribió:
    SIOUX 89 escribió:bien aventurados los pobres porque de ellos sera el reino de los cielos. (mateo 5:13)

    Claro Cool . Así que ya saben pobres del mundo, ni se les ocurra rebelarse, que tienen el paraíso asegurado!

    Eso más que nada sirve para desahogarse, hoy en día no se lo cree nadie o acaso el 2%.

    josedig
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 70
    Reputación : 97
    Fecha de inscripción : 29/11/2011

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por josedig el Jue Mar 22, 2012 2:57 am

    Bueno yo por lo menos me quedo con una frase de allende : "nosotros respetamos el pesamiento cristiano, cuando ese pensamiento representa el verbo de cristo y no a los mercaderes del templo"
    :allende: :allende: :allende:

    ChicaSiniestra
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 57
    Reputación : 63
    Fecha de inscripción : 07/05/2012
    Localización : Solidaridad orgánica

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por ChicaSiniestra el Lun Jun 10, 2013 12:40 am

    Me despierta muchísimo interés la corriente de la Teología de la Liberación

    1º) Porque Jesús de Nazaret(independientemente de que exista o no) en los Evangelios tiene tendencias libertarias y comunistas, además de promulgar el ascetismo y el desprendimiento de los bienes materiales, la repugnancia por una élite económica o autoritaria, la igualdad dignidad de todos los seres (vale que tiene parábolas que no hay por dónde cogerlas, pero bueno a grandes rasgos es un revolucionario, profeta sí, ¿pero acaso en aquella época había otro tipo de pensadores proletarios que no fueran profetas?)...

    Vamos que su mensaje es TOTAL y RADICALMENTE contrario a la Iglesia Católica de Roma, al Vaticano y a sus esbirros, a Jesús le repugnaban los Fariseos (gentes que se jactaban de su fe, iban con ropas ceremoniales y salían en medio de la gente para que todos vieran lo religiosos que eran, vamos que los está describiendo bien)


    2º) Porque dicho ésto cualquier cristiano crítico vería en el marxismo una herramienta material para realizar el mensaje de Cristo. Y así son los postulados de la Teoría de la LIberación, que exista un Paraíso en el cielo no significa que debamos vivir y conformarnos con que en la Tierra nos opriman y exploten unos cuantos "listillos". La Religión en lugar de ser el opio se transforma en el estímulante, la búsqueda de un mundo mejor.


    3º) Porque la Iglesia Católica ha eliminado y condenado a todos los sacerdotes de estas corrientes Sad no hace más que constatar mi repugnancia hacia esa Institución de Opresión Organizada y mostrarles todo mi apoyo a esta Corriente que por cierto creo que tiene mucha aceptación en Latino América (aunque el Vaticano la intente frenar, veáse el Nuevo Papa Argentino)




    Respuesta del Vaticano a la Teología de la Liberación

    El Papa Juan Pablo II solicitó de la Congregación para la Doctrina de la Fe dos estudios sobre la Teología de la Liberación, Libertatis Nuntius de 1984 y Libertatis Conscientia de 1986. En ellos se argumentaba básicamente que, a pesar del compromiso radical de la Iglesia con los pobres, la disposición de la Teología de la Liberación a aceptar postulados de origen marxista o de otras ideologías políticas no era compatible con la doctrina, especialmente en lo referente a que la redención sólo era posible alcanzarse con un compromiso político.

    En ese momento el Prefecto de la Congregación era el entonces Cardenal Ratzinger (hoy Papa Benedicto XVI), crítico de la Teología de la Liberación. Señaló en dichos documentos lo que consideraba "errores de algunas formas de la Teología de la Liberación", que según conclusiones de la Congregación bajo su dirección son:


    1. Desde un punto de vista teológico, el análisis marxista no es una herramienta científica para el teólogo, que debe, previo a la utilización de cualquier método de investigación de la realidad, llevar a cabo un examen crítico de naturaleza epistemológica más que social o económico.

    2. El marxismo es, además, una concepción totalitaria del mundo, irreconciliable con la revelación cristiana, en el todo como en sus partes.
    3. Esta concepción totalitaria impone su lógica y arrastra las "teologías de la liberación" a un concepto de la praxis que hace de toda verdad una verdad partidaria, es decir, relativa a un determinado momento dialéctico.

    4. La violencia de la lucha de clases es también violencia al amor de los unos con los otros y a la unidad de todos en Cristo; es una concepción puramente estructuralista, para legitimar esa violencia.

    5. Decir que Dios se hace historia, e historia profana, es caer en un inmanentismo historicista, que tiende injustificadamente a identificar el Reino de Dios y su devenir con el movimiento de la liberación meramente humana, lo que está en oposición con la fe de la Iglesia.

    6. Esto entraña, además, que las virtudes teologales de la fe, la esperanza y la caridad reciban un nuevo contenido como "fidelidad a la historia", "confianza en el futuro", y "opción por los pobres" que en realidad les niega su sustancia teológica.

    7. La politización de las afirmaciones de la fe y de los juicios teológicos lleva a la aceptación de que un hombre, en virtud de su pertenencia objetiva al mundo de los ricos, es, ante todo un enemigo de clase que hay que combatir.

    8. Todo eso lleva a un clasismo intolerable dentro de la Iglesia y a una negación de su estructura sacramental y jerárquica, 'hendiendo al Cuerpo Místico de Cristo en una vertiente "oficial" y otra "popular", ambas contrapuestas.

    9. La nueva hermenéutica de los teólogos de la liberación conduce a una relectura esencialmente política de las Escrituras y a una selectividad parcial y mendaz en la selección de los textos sacros, desconociendo la radical novedad del Nuevo Testamento, que es liberación del pecado, la fuente de todos los males.

    10. También entraña el rechazo de la Tradición como fuente de la fe y una distinción inadmisible entre el "Jesús de la Historia" y el "Jesús de la Fe", a espaldas del magisterio eclesiástico».[11]

    Los procesos y sanciones contra destacados teólogos de la liberación como Leonardo Boff, a partir de 1985 o Jon Sobrino en 2007, han concretado y continuado los ataques contra la Teología de la Liberación.


    lairy
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 228
    Reputación : 252
    Fecha de inscripción : 11/08/2013

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por lairy el Lun Sep 09, 2013 11:58 am


    Mil teólogos piden al Papa que rehabilite a los castigados por Ratzinger
    La asociación Juan XXIII espera de Francisco esa prueba de aperturismo
    Juan G. Bedoya Madrid 8 SEP 2013 - 22:11 CET24
    Archivado en:

    Asociación Teólogos Juan XXIII
    Benedicto XVI
    Papa Francisco
    Hans Kung
    Juan José Tamayo Acosta
    Asociaciones
    Iglesia católica
    Cristianismo
    Sociedad
    Religión

    El congreso de la Asociación de Teólogos Juan XXIII se ha celebrado este fin de semana en Madrid. / SANTI BURGOS
    Recomendar en Facebook 205
    Twittear 69
    Enviar a LinkedIn 0
    Enviar a Tuenti Enviar a Menéame Enviar a Eskup
    Enviar Imprimir Guardar

    “Pedimos la suspensión de las sanciones y la rehabilitación de los teólogos y teólogas represaliados, sobre todo durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, especialmente represivos en cuestiones de teología moral y dogmática”. Este es el último punto del manifiesto del 33 congreso de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, que ha reunido este fin de semana a mil personas para debatir sobre la vigencia de la Teología de la Liberación. Según los reunidos, la rehabilitación de sus colegas “es exigencia de justicia”, pero, también, “condición necesaria de la tan esperada reforma de la Iglesia y prueba de la autenticidad de la misma”. Se refieren al recién estrenado pontificado de Francisco, argentino, jesuita y compañero de religiosos de esa corriente de pensamiento cristiano cuando era el provincial de la Compañía de Jesús en Buenos Aires.

    Durante el pontificado del polaco Juan Pablo II, con el cardenal Joseph Ratzinger como presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que es como se llama ahora el siniestro Santo Oficio de la Inquisición, fueron condenados o expulsados de sus cátedras cientos de pensadores católicos, en la mayoría de los casos por su vinculación con la teología de la liberación e incluso por seguir orientaciones del Concilio Vaticano II. Entre las execraciones más sonadas, figuran las condenas del suizo Hans Küng, el francés Jacques Pohier, el belga Jacques Dupuis, el brasileño Leonardo Boff y los españoles Marciano Vidal, Juan José Tamayo, Benjamín Forcano, José Arregi, Jon Sobrino, José María Castillo y Juan Antonio Estrada.

    Este congreso sobre la Teología de la Liberación ha contado con la participación del obispo mexicano Raúl Vera y del jesuita Juan Masiá, castigado por su teología bioética. Vera era auxiliar de Samuel Ruiz, el mítico prelado de Chiapas, y fue ‘exiliado’ a Saltillo por sus simpatías con el movimiento indigenista, acusado incluso de connivencia con los zapatistas. Ha hablado en Madrid sobre ‘La Iglesia de los pobres’. Muy crítico con las jerarquías, alejadas de los pobres, relacionadas con el poder, cuando se le preguntó qué esperaba del papa Francisco, dijo: “Espero un Papa con libertad evangélica, que hable directo, que no tenga miedo. Jesús no tuvo miedo. Me gustó su primer discurso. Nos advirtió sobre la Iglesia que tiene poder. Le dije al obispo que estaba a mi lado: Oye, qué bien, este Papa viene a por nosotros”.

    El congreso se cerró con la colecta de 11.300 euros para proyectos solidarios y se abrió con este mensaje del obispo emérito Pedro Casaldáliga, uno de los padres del catolicismo iberoamericano. “¿Quién le tiene miedo a la Teología de la Liberación? Con la llegada de Francisco se ha agitado el tema y nos hemos confirmado en la convicción de que la teología es Teología de la Liberación o no es teología, ciertamente no lo sería del Dios de Jesús. Para que seamos libres Él nos liberó. Os envío un abrazo del tamaño de nuestra utopía, el Reino”.

    También ha estado presente en el congreso la voz del brasileño Leonardo Boff, de 75 años y franciscano exclaustrado, a quien publicó la tesis doctoral Ratzinger cuando el futuro Benedicto XVI era profesor de teología en Alemania y veía en el joven estudiante brasileño una cabeza privilegiada para catolicismo americano. Años más tarde, acabaron rompiendo y protagonizando un sonado y largo proceso, que el inquisidor romano zanjó con una severa condena y la quema de algunos textos. Sostiene ahora Boff, en una conferencia leída por el secretario general de la Asociación Juan XXIII por la obligada ausencia del autor por un problema de salud: “La teología de la Liberación nació escuchando el grito del oprimido, de las mujeres bajo siglos de patriarcalismo, de las etnias destrozadas, de los afrodescendientes humillados y de millones de otros marginados de nuestra convivencia”.

    La presencia de los pensadores católicos en Madrid –el congreso se desarrolla desde hace años en la sede central del sindicato Comisiones Obreras- ha sido aprovechada para celebrar la asamblea general de la Asociación Juan XXIII. En la misma han sido reelegidos para un nuevo mandato de cuatro años su actual presidente, Federico Pastor, y el secretario general, Juan José Tamayo.
    La teología de la Liberación, hoy

    Este es el mensaje aprobado por el 33 Congreso de Teología celebrado este fin de semana en Madrid:

    “Del 5 al 8 de septiembre hemos celebrado en Madrid el 33 Congreso de Teología sobre “La teología de la Liberación, hoy”, que ha reunido a mil personas procedentes de los diferentes países y continentes en un clima de reflexión, convivencia fraterno-sororal y diálogo interreligioso, intercultural e interétnico.

    1. Vivimos en mundo gravemente enfermo, injusto y cruel, en el que la riqueza se concentra cada vez más en menos manos y crecen las desigualdades y la pobreza. Entre 40.000 y 50.000 personas mueren al día por hambre y guerras, cuando existen recursos suficientes para alimentar al doble de la población mundial. El problema no es, por tanto, la escasez, sino la competitividad, la acumulación desmesurada y la injusta distribución, generadas por el modelo neoliberal. Los gobernantes dejan que gobiernen los poderes financieros y la democracia no ha llegado a la economía. La crisis europea actual tiene como efecto el desmantelamiento de la democracia.

    2. La crisis económica se ha convertido en una crisis de los derechos humanos. Los llamados eufemísticamente “recortes” en educación y salud son, en realidad, violaciones sistemáticas de los derechos individuales, sociales y políticos, que habíamos conseguido con tanto esfuerzo a lo largo de los siglos precedentes.

    3. Pero esta situación no es fatal, ni natural, ni responde a la voluntad divina. Se pueden romper las inercias cambiando nuestro modo de vivir, de producir, de consumir, de gobernar, de legislar y de hacer justicia y buscando modelos alternativos de desarrollo en la dirección que proponen y practican no pocas organizaciones hoy en el mundo

    4. Estos días hemos escuchado los testimonios y las voces plurales de las diferentes teologías de la liberación, que se cultivan en todos los continente y que intentan colaborar en la respuesta a los más graves problemas de la humanidad antes descritos: en América Latina, en sintonía con el nuevo escenario político y religioso y con las experiencias del socialismo del siglo XXI; en Asia, en diálogo con las cosmovisiones orientales, descubriendo en ellas su dimensión liberadora, en África, en comunicación con las religiones y culturas originarias, en busca de las fuentes de la vida en la naturaleza.

    5. Hemos comprobado que la teología de la liberación sigue viva y activa frente a los intentos del pensamiento conservador y de la teología tradicional de condenarla y darla por muerta. La TL es histórica y contextual y se reformula en los nuevos procesos de liberación a través de los sujetos emergentes de transformación: mujeres discriminadas que toman conciencia de su potencial revolucionario; culturas otrora destruidas que reivindican su identidad; comunidades campesinas que se movilizan contra los Tratados de Libre Comercio; jóvenes indignados, a quienes se les niega el presente y se les cierra las puertas del futuro; naturaleza depredada, que grita, sufre, se rebela y exige respeto; migrantes maltratados que luchan por mejores condiciones de vida, religiones indígenas y afrodescendientes que renacen tras siglos de silenciamiento.

    6. La TL es teología de la vida, que defiende con especial intensidad la vida más amenazada, la de los empobrecidos, que mueren antes de tiempo. Hace realidad las palabras de Jesús de Nazaret: “He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”. Llama a descubrir a Dios en los excluidos y crucificados de la tierra: esa es la misión fundamental de las Iglesias cristianas, de la que han estado muy alejadas

    7. Los reformadores religiosos han abierto y siguen abriendo caminos de compasión y liberación integral, que deben traducirse política, social y económicamente en cada momento histórico, de manera especial Siddharta Gautama el Buda y Jesús de Nazaret el Cristo (tema de la última conferencia del Congreso.

    8. Denunciamos la falta de ética en las políticas gubernamentales que presentan los recortes como reformas necesarias para la recuperación económica. Nuestra denuncia se extiende a los bancos, las multinacionales y los poderes financieros como verdaderos causantes de la actual crisis en connivencia con los gobiernos que lo permiten. Optamos por otro modelo económico cuyos criterios sean el principio del bien común, la defensa de los bienes de la tierra, la justicia social y el compartir comunitario.

    9. Denunciamos el uso de la violencia, el militarismo, el armamentismo y la guerra como formas irracionales y destructivas de solución de los conflictos locales e internacionales, a veces justificados religiosamente. Optamos por un mundo en paz, sin armas, donde los conflictos se resuelvan por la vía del diálogo y la negociación política. Apoyamos todas las iniciativas pacíficas que vayan en esa dirección, como la jornada de ayuno y oración propuesta por el papa Francisco. Rechazamos la teología de la guerra justa y nos comprometemos a elaborar una teología de la paz.

    10. Denunciamos el racismo y la xenofobia, que se manifiesta de manera especial en las leyes discriminatorias, en la negación de los derechos de los inmigrantes, en el trato vejatorio a que son sometidos por las autoridades y en la falta de respeto a su estilo de vida, cultura, lengua y costumbres. Optamos por un mundo sin fronteras guiado por la solidaridad, la hospitalidad, el reconocimiento de los derechos humanos sin discriminación alguna y de la ciudadanía-mundo frente a la ciudadanía restrictiva vinculada a la pertenencia a una nación.

    11. Denunciamos la negación de los derechos sexuales y reproductivos y la sistemática violencia contra las mujeres: física, simbólica, religiosa, laboral, ejercida por la alianza de los diferentes poderes: leyes laborales, publicidad, medios de comunicación, gobiernos, empresas, etc. Dicha alianza fomenta y refuerza el patriarcado como sistema de opresión de género. En la discriminación y el maltrato a las mujeres tienen una responsabilidad no pequeña las instituciones religiosas. La teología feminista de la liberación intenta responder a esa situación reconociendo a las mujeres como sujetos políticos, morales, religiosos y teológicos.

    12. Pedimos la inmediata suspensión de las sanciones y la rehabilitación de todas las teólogos y los teólogos represaliados (de quienes han visto sus obras prohibidas, condenadas o sometidas a censura, de quienes han sido expulsados de sus cátedras, de aquellos a quienes se les ha retirado el reconocimiento de “teólogos católicos”, de los suspendidos a divinis, etc.), sobre todo durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, que fueron especialmente represivos en cuestiones de teología moral y dogmática, en la mayoría de los casos por su vinculación con la teología de la liberación e incluso por seguir las orientaciones del Concilio Vaticano II. Dicha rehabilitación es exigencia de justicia, condición necesaria de la tan esperada reforma de la Iglesia y prueba de la autenticidad de la misma. Reivindicamos, a su vez, dentro de las Iglesias, el ejercicio de los derechos y libertades de pensamiento, de reunión, de expresión, de cátedra, de publicaciones, no respetados con frecuencia, y el reconocimiento de la opción por l@s pobres como criterio teológico fundamental.

    Con don Pedro Casaldáliga afirmamos que todo es relativo, incluida la teología, y que solo son absolutos Dios, el hambre y la liberación.

    Madrid, 8 de septiembre de 2013”

    stalingrado en la memoria
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1588
    Reputación : 1835
    Fecha de inscripción : 09/12/2012
    Edad : 22
    Localización : Uruguay

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por stalingrado en la memoria el Lun Sep 09, 2013 12:52 pm

    Si la religión no le establece a los pobre, que el esperar un milagro divino es la unica opción para salir de la pobreza, entonces jugara un papel negativo para la revolución proletaria, en cambio si aboga a que los pobres tengan una mejor vida, sin tener que ser explotados por burgueses, ntonces si

    Chus Ditas
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2862
    Reputación : 5821
    Fecha de inscripción : 24/03/2011

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por Chus Ditas el Lun Sep 09, 2013 10:10 pm

    Hay que saber de qué se está hablando y utilizar las palabras en su significado real y no en lo que nos creemos que son o en lo que nos parece. En un chat o entre coleguillas tomando unas cervezas, puede valer, pero en un foro en el que se supone que se quiere aprender y opinar para que los demás aprendan, hay que ser riguroso. No hay católicos marxistas. Es imposible. Ni desde el punto de vista católico ni desde el punto de vista marxista. El que es católico debe obediencia a la Iglesia católica, apostólica y romana, tanto en los preceptos como en las recomendaciones que se hacen cada poco tiempo. ¿Hay que concretar acerca de lo que significa la secta cristiana más numerosa, de lo que ha supuesto en la historia de la humanidad, de su filosofía e ideología política puramente medievales y de su negación de la conciencia del ser humano, sustituyendo el raciocinio por la obligación de seguir el dogma dictado por un pontífice vitalicio, con sede en Roma, en el Vaticano?. Recordemos que en plena guerra fría, en 1949, la Iglesia católica excomulgó (expulsó) a los comunistas de su seno.

    Realmente yo no se lo que es el cristianismo, más allá de una especie de histeria individual en lo político que acalla muy bien la propia conciencia y que la ideología pequeñoburguesa considera molón y sinónimo de respetabilidad, pero dado que está extendido en muchas partes del mundo como supuesto enfoque político progresista, en determinadas situaciones históricas algunos partidos comunistas, malinterpretando en muchos casos la opinión de los maestros que hablaban de que la religión debería pertenecer al ámbito de lo puramente personal y privado, han intentado atraer a aquellos que se consideran cristianos hacia posturas reformistas, revisionistas y simplemente electoralistas en la mayoría de los casos. Bueno, así les fue a los partidos comunistas europeos que defendían aquello de cristianos por el socialismo.

    ¿La teología de la liberación?. No deja de ser una manera de intentar abordar la contradicción entre idealismo y materialismo, de manera tal que no llegan a dar el definitivo y necesario paso de integrar las filas marxistas. Más bien debería conceptuarse como un compañero de viaje útil que pudo tener relevancia entre las clases populares de América de haber prosperado y que hoy en día parece bastante agotado.

    lairy
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 228
    Reputación : 252
    Fecha de inscripción : 11/08/2013

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por lairy el Mar Sep 10, 2013 4:24 pm

    Chus Ditas escribió:
    Hay que saber de qué se está hablando y utilizar las palabras en su significado real y no en lo que nos creemos que son o en lo que nos parece. En un chat o entre coleguillas tomando unas cervezas, puede valer, pero en un foro en el que se supone que se quiere aprender y opinar para que los demás aprendan, hay que ser riguroso. No hay católicos marxistas. Es imposible. Ni desde el punto de vista católico ni desde el punto de vista marxista. El que es católico debe obediencia a la Iglesia católica, apostólica y romana, tanto en los preceptos como en las recomendaciones que se hacen cada poco tiempo. ¿Hay que concretar acerca de lo que significa la secta cristiana más numerosa, de lo que ha supuesto en la historia de la humanidad, de su filosofía e ideología política puramente medievales y de su negación de la conciencia del ser humano, sustituyendo el raciocinio por la obligación de seguir el dogma dictado por un pontífice vitalicio, con sede en Roma, en el Vaticano?. Recordemos que en plena guerra fría, en 1949, la Iglesia católica excomulgó (expulsó) a los comunistas de su seno.

    Realmente yo no se lo que es el cristianismo, más allá de una especie de histeria individual en lo político que acalla muy bien la propia conciencia y que la ideología pequeñoburguesa considera molón y sinónimo de respetabilidad, pero dado que está extendido en muchas partes del mundo como supuesto enfoque político progresista, en determinadas situaciones históricas algunos partidos comunistas, malinterpretando en muchos casos la opinión de los maestros que hablaban de que la religión debería pertenecer al ámbito de lo puramente personal y privado, han intentado atraer a aquellos que se consideran cristianos hacia posturas reformistas, revisionistas y simplemente electoralistas en la mayoría de los casos. Bueno, así les fue a los partidos comunistas europeos que defendían aquello de cristianos por el socialismo.

    ¿La teología de la liberación?. No deja de ser una manera de intentar abordar la contradicción entre idealismo y materialismo, de manera tal que no llegan a dar el definitivo y necesario paso de integrar las filas marxistas. Más bien debería conceptuarse como un compañero de viaje útil que pudo tener relevancia entre las clases populares de América de haber prosperado y que hoy en día parece bastante agotado.
    no es un tema que conozca en profundidad, sin embargo me ha llamado la atención el artículo que he colgado, sobre todo por descubrir que estan siendo excomulgados, lo cual me hace creer que es un movimiento con ámplio poder de comunicación todavía.No se puede obviar que hay millones de creyentes en todo el mundo, especialmente en Sudamérica, así que, como dices, quizás sí que es un compañero útil (bueno, también perverso porque es la cara amable de la iglesia y personalmente no me parece demasiado liberalizador la necesidad de una iglesia y el funcionamiento de las grandes iglesias me parece aberrante en grado sumo, a parte de lo que opino sobre las explicaciones que dan las grandes religiones sobre el mundo ).

    succo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 694
    Reputación : 795
    Fecha de inscripción : 31/12/2010
    Edad : 37
    Localización : Andalucia

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por succo el Lun Ene 06, 2014 11:39 pm

    Bakunin decía que la religión había que abolirla pero la espiritualidad... Las creencias se han de respetar por la libertad individual... No voy a entrar a saco en una crítica que hace hincapie en la libertad individual frente a lo colectivo, esto sería comparar el liberalismo burgues con el anarquismo  pirat Laughing 

     lol! 

    Tanto ateos como cristianos, musulmanes, etc... Tenemos creencias no demostrables empíricamente... Por ejemplo los marxistas creemos que después del Estado Socialista o dictadura del proletariado vendrá el comunismo ¿Como lo podemos demostrar? ¿Se ha dado a lo largo de la historia de la humanidad alguna vez?
    Y sin embargo movidos por estos ideales se tomó el palacio de invierno.
    Por ejemplo he visto en manifestaciones gente que lleva cuadro de Lenin o Stalin como si fueran imágenes religiosas de santos...

    Creo que los marxistas deberíamos ser más científicos y no tener tantos prejuicios con las masas que en la mayoría de las veces están alienadas. La espiritualidad puede ser un catalizador de sinergias, Hugo Chávez lo entendió.  :chavez: 

    Contenido patrocinado

    Re: Teología de la Liberación

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:26 pm


      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 1:26 pm