Sobre Dios nuevamente

    Comparte

    JOSÉ RAMÓN
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 53
    Reputación : 101
    Fecha de inscripción : 25/10/2010

    Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por JOSÉ RAMÓN el Miér Nov 03, 2010 10:37 pm

    ¡Oh cuántos crímenes violentos se han cometido en la humanidad por causa de la religión!,decía un afamado poeta romano,poniendo como ejemplo el sacrificio que ofreció Agamenón de su propia hija Ifigenia a los dioses,inducido por una casta sacerdotal asesina,portavoces de los dioses en la tierra,porque decían que así ganaría la contienda a los troyanos.Mito o realidad,lo cierto es que a lo largo de la historia,las religiones han provocado muchas muertes.Y este ejemplo,es claramente ilustrativo de su irracionalidad.Aún así sigue habiendo gente que muestra su apoyo incondicional a la Iglesia Católica,no menos asesina que otras religiones,de una forma irracional y fanática.Y es que todavía en España no hemos pasado la época de la Contrarreforma,y no tiene pinta de que vaya a pasar.
    No lo puedo remediar ,es que me sale la vena.


    Última edición por JOSÉ RAMÓN el Jue Nov 04, 2010 2:24 am, editado 1 vez

    Dimitri Kalashnikov
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2226
    Reputación : 2555
    Fecha de inscripción : 04/06/2010
    Edad : 23
    Localización : Stalingrado

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Dimitri Kalashnikov el Miér Nov 03, 2010 10:57 pm

    JOSÉ RAMÓN escribió:¡Oh cuántos crímenes violentos,se han cometido en la humanidad,por causa de la religión!,decía un afamado poeta romano,poniendo como ejemplo el sacrificio que ofreció Agamenón de su propia hija Ifigenia a los dioses,inducido por una casta sacerdotal asesina,portavoces de los dioses en la tierra,porque decían que así ganaría la contienda a los troyanos.Mito o realidad,lo cierto es que a lo largo de la historia,las religiones han provocado muchas muertes.Y este ejemplo,es claramente ilustrativo de su irracionalidad.Aún así sigue habiendo gente que muestra su apoyo incondicional a la Iglesia Católica,no menos asesina que otras religiones,de una forma irracional y fanática.Y es que todavía en España no hemos pasado la época de la Contrarreforma,y no tiene pinta de que vaya a pasar.
    No lo puedo remediar ,es que me sale la vena.

    LOs cristianos son personas que cuando se les intenta demostrar que esatan equivocados se encierran en si mismas y prefieren no escuchar por temor a que les convenzca lo que escuchan.

    Es el eterno enfrentamiento entre el idealismo y el materialismo , la única diferencia es que este ultimo se basa en la razón.


    Zonder_Cobain
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 37
    Reputación : 39
    Fecha de inscripción : 03/11/2010
    Edad : 23
    Localización : Madrid (España)

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Zonder_Cobain el Jue Nov 04, 2010 10:08 am

    Pfff... El problema de España no es que sea un país cristiano, sino que es un país católico. Es una diferencia pequeña, pero significativa, ya que mientras que los protestantes podemos leer e interpretar la Biblia, sacando nuestras propias conclusiones, los católicos deben obedecer a la Iglesia en todos sus dictámenes, ya que esa es la base de su fe; y, por desgracia, la propia Iglesia no es sino un instrumento del fascismo más reacionario y del capitalismo desmedido (véase Bush)

    Yo soy protestante luterano, no lo niego, y también soy un comunista con cierta tendencia al anarkismo. Y eso no es tan contradictorio como puede parecer a simple vista, pues yo interpreto en la Biblia que el deber de todo cristiano es apoyar al trabajador, al pobre, al proletario, al que menos tiene. Todo buen cristiano debe ser comunista y anticapitalista, pues la idea de las grandes empresas, de la explotación en fábricas y campos y de crecer a costa del tercer mundo es totalmente anti-cristiana.

    ¿O no dijo acaso Cristo "es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico alcance la salvación? ¿No dijo acaso que para ser el primero, el más poderoso, el más pleno, había que ser el último, el de abajo? Y, ¿qué estrato social es más bajo que el proletariado?

    La Biblia, al fin y al cabo, no es un libro histórico. Creo que todos sabemos que en las nubes no hay un señor con barba blanca que se cargó a todos los niños de un país u ordenó ejecutar a una ciudad entera. La Biblia es, en realidad, un libro de moral, incluso de filosofía y, como tal, hay que interpretarlo. (Joder, el AT se creó hace tres mil y pico años para gente que no sabía ni leer, ni escribir ni contar, no se puede esperar mucho.)

    Y la filosofía que se saca es, que el dogma cristiano, más allá de conceptos abstractos de dioses, enviados y salvaciones, es la moral cristiana (pero la real eh? No la que predica la Iglesia católica...) moral que obliga a cualquier cristiano a compartir todo lo que tiene, a estar siempre del lado proletario y apoyar a toda revolución por los pobres y los oprimidos. De hecho, incluso desde un punto de vista ateo, la moral propuesta en el Nuevo Testamento es intachable y muy superior a la de cualquiera de los presentes (algo reconocido incluso por anti-cristianos como Nietsche) quién admiraba a Cristo como una persona capaz de crear su propio código moral, muy diferente del que tenía el resto del mundo en la época, y lograr que la gente le siguiese.

    Es una desgracia que hoy en día los representantes mayoritarios de esta ideología sean unos viejos fascistas y reacionarios. Penoso.

    Saludos.

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15298
    Reputación : 19730
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por SS-18 el Vie Nov 05, 2010 6:45 pm



    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Erazmo el Jue Dic 30, 2010 2:07 am

    Antisistema, os pregunto directamente ¡soís un naztroll!, porque la sarta de obnubilidades escritas así lo demuestran.

    Nadie ha matado en nombre del comunismo, propaganda yanqui y de fascistas descerebrados solamente.
    Mao no hizo tener actos sexuales a ninguna monja en el tibet.


    Creo soís un simple naztroll y mejor os baneen, así no dejaís fétida la virtualidad del foro con vuestro hedor a ignorancia.


    Saludos Revolucionarios y dejad las drogas muchachín antes que os hagan más daño.

    kosolapov
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1460
    Reputación : 1910
    Fecha de inscripción : 17/12/2010
    Localización : Aunque no estuviese en la oficina nadie lo notaría

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por kosolapov el Jue Dic 30, 2010 12:54 pm

    antisistema escribió:DECIS BIEN VUESTRA MERCED DE QUE EN NOMBRE DE DIOS SE HA MATADO SIEMPRE MAS NO ES MENOS CIERTO QUE NO FUE DIOS QUIEN MATO SI NO LOS HOMBRES EN SU NOMBRE. HOMBRES CORRUCTOS QUE CORROMPIERON LO QUE UN TAL JESUS LES DIJO.PUES QUE YO SEPA ESTE LES DIJO AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS Y NO HAGAIS A LOS DEMAS LO NO QUERAIS QUE OS HAGAN A VOSOTROS. TAMBIEN OS DIGO QUE VUESTRA ENQUINA PARA LOS CRISTIANOS NO LA ENTIENDO PUES AUNQUE ASESINOS ESTOS NO OS LO NIEGO NO ME SON SIMPATICOS.TAMBIEN OS DIGO QUE UN TAL MAO FUE AL TIBET A INVADIR Y EDUCAR SEGUN EL A LOS TIBETANOS.OBLIGANDOLOS A HACER EL ACTO SEXUAL CON LAS MONJAS TIBETANAS DADO QUE ESTOS MONJES Y MONJAS ERAN CELIBES POR PROPIA ELECCION Y QUE LO HACIAN POR DEDICACION ENTERA AL BUDISMO RELIGION NADA VIOLENTA COMO TODO EL MUNDO SABE.A QUIEN SE NEGABA ERA ASESINADO EN EL ACTO DE UN TIRO EN LA CABEZA.TAMBIEN SI CONOCEIS ALGO DE LA HISTORIA DE CHINA Y SU REVOLUCION SABREIS TAMBIEN DE COMO LOS HIJOS DENUNCIABAN A SUS PROPIOS PADRES A LA GUARDIA ROJA QUE ESTABA FORMADA POR UNA JAURIA DE NIÑOS LOCOS ENTRE 16 Y 20 AÑOS Y QUE ESTOS MISMOS HIJOS PARTICIPABAN EN EL ASESINATO DE SUS PADRES.Y ESTO DE QUIEN ES CULPA DEL COMUNISMO O DE LOS QUE LO ENTENDIERON AL REVES.FUE CULPA DE MAO O DE LOS HIJOS DE PERRA QUE MATABAN A DIESTRO Y SINIESTRO PORQUE HABIA QUE ACABAR CON EL SISTEMA QUE GOBERNABA PARA DAR NACIMIENTO A LA CHINA ROJA COMUNISTA?

    Y DE RUSIA NO QUIERO HABLAR PORQUE CLARO ESO DE LOS 100 MILLONES DE MUERTOS ES MENTIRA COMO LO DE LOS 6 MILLONES DE JUDIOS DE LOS NAZIS.
    Y K MAS DA MILLON ARRIBA MILLON ABAJO MATARON ALGUNO QUE OTRO VERDAD PUES TAN MALO ES MATAR EN NOMBRE DE DIOS COMO MATAR EN NOMBRE DEL COMUNISMO.
    Joder, que día, primero el nazi y ahora esto... y aún encima lo dice gritando.

    Proletario-salamantino
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 415
    Reputación : 635
    Fecha de inscripción : 21/11/2010

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Proletario-salamantino el Jue Dic 30, 2010 1:50 pm

    antisistema escribió:DECIS BIEN VUESTRA MERCED DE QUE EN NOMBRE DE DIOS SE HA MATADO SIEMPRE MAS NO ES MENOS CIERTO QUE NO FUE DIOS QUIEN MATO SI NO LOS HOMBRES EN SU NOMBRE. HOMBRES CORRUCTOS QUE CORROMPIERON LO QUE UN TAL JESUS LES DIJO.PUES QUE YO SEPA ESTE LES DIJO AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS Y NO HAGAIS A LOS DEMAS LO NO QUERAIS QUE OS HAGAN A VOSOTROS. TAMBIEN OS DIGO QUE VUESTRA ENQUINA PARA LOS CRISTIANOS NO LA ENTIENDO PUES AUNQUE ASESINOS ESTOS NO OS LO NIEGO NO ME SON SIMPATICOS.TAMBIEN OS DIGO QUE UN TAL MAO FUE AL TIBET A INVADIR Y EDUCAR SEGUN EL A LOS TIBETANOS.OBLIGANDOLOS A HACER EL ACTO SEXUAL CON LAS MONJAS TIBETANAS DADO QUE ESTOS MONJES Y MONJAS ERAN CELIBES POR PROPIA ELECCION Y QUE LO HACIAN POR DEDICACION ENTERA AL BUDISMO RELIGION NADA VIOLENTA COMO TODO EL MUNDO SABE.A QUIEN SE NEGABA ERA ASESINADO EN EL ACTO DE UN TIRO EN LA CABEZA.TAMBIEN SI CONOCEIS ALGO DE LA HISTORIA DE CHINA Y SU REVOLUCION SABREIS TAMBIEN DE COMO LOS HIJOS DENUNCIABAN A SUS PROPIOS PADRES A LA GUARDIA ROJA QUE ESTABA FORMADA POR UNA JAURIA DE NIÑOS LOCOS ENTRE 16 Y 20 AÑOS Y QUE ESTOS MISMOS HIJOS PARTICIPABAN EN EL ASESINATO DE SUS PADRES.Y ESTO DE QUIEN ES CULPA DEL COMUNISMO O DE LOS QUE LO ENTENDIERON AL REVES.FUE CULPA DE MAO O DE LOS HIJOS DE PERRA QUE MATABAN A DIESTRO Y SINIESTRO PORQUE HABIA QUE ACABAR CON EL SISTEMA QUE GOBERNABA PARA DAR NACIMIENTO A LA CHINA ROJA COMUNISTA?

    Y DE RUSIA NO QUIERO HABLAR PORQUE CLARO ESO DE LOS 100 MILLONES DE MUERTOS ES MENTIRA COMO LO DE LOS 6 MILLONES DE JUDIOS DE LOS NAZIS.
    Y K MAS DA MILLON ARRIBA MILLON ABAJO MATARON ALGUNO QUE OTRO VERDAD PUES TAN MALO ES MATAR EN NOMBRE DE DIOS COMO MATAR EN NOMBRE DEL COMUNISMO.
    mira, te voy a decir la verdad, TU VIDA ES UNA MENTIRA, todas esas ideas que te han metido en la cabeza son falsas

    Proletario-salamantino
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 415
    Reputación : 635
    Fecha de inscripción : 21/11/2010

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Proletario-salamantino el Jue Dic 30, 2010 1:58 pm

    una pregunta, escribir en mayúsculas todo ¿a qué viene? ¿para que la gente no pueda leer esas barbaridades?

    Proletario-salamantino
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 415
    Reputación : 635
    Fecha de inscripción : 21/11/2010

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Proletario-salamantino el Jue Dic 30, 2010 2:03 pm

    Zonder_Cobain escribió:Pfff... El problema de España no es que sea un país cristiano, sino que es un país católico. Es una diferencia pequeña, pero significativa, ya que mientras que los protestantes podemos leer e interpretar la Biblia, sacando nuestras propias conclusiones, los católicos deben obedecer a la Iglesia en todos sus dictámenes, ya que esa es la base de su fe; y, por desgracia, la propia Iglesia no es sino un instrumento del fascismo más reacionario y del capitalismo desmedido (véase Bush)

    Yo soy protestante luterano, no lo niego, y también soy un comunista con cierta tendencia al anarkismo. Y eso no es tan contradictorio como puede parecer a simple vista, pues yo interpreto en la Biblia que el deber de todo cristiano es apoyar al trabajador, al pobre, al proletario, al que menos tiene. Todo buen cristiano debe ser comunista y anticapitalista, pues la idea de las grandes empresas, de la explotación en fábricas y campos y de crecer a costa del tercer mundo es totalmente anti-cristiana.

    ¿O no dijo acaso Cristo "es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico alcance la salvación? ¿No dijo acaso que para ser el primero, el más poderoso, el más pleno, había que ser el último, el de abajo? Y, ¿qué estrato social es más bajo que el proletariado?

    La Biblia, al fin y al cabo, no es un libro histórico. Creo que todos sabemos que en las nubes no hay un señor con barba blanca que se cargó a todos los niños de un país u ordenó ejecutar a una ciudad entera. La Biblia es, en realidad, un libro de moral, incluso de filosofía y, como tal, hay que interpretarlo. (Joder, el AT se creó hace tres mil y pico años para gente que no sabía ni leer, ni escribir ni contar, no se puede esperar mucho.)

    Y la filosofía que se saca es, que el dogma cristiano, más allá de conceptos abstractos de dioses, enviados y salvaciones, es la moral cristiana (pero la real eh? No la que predica la Iglesia católica...) moral que obliga a cualquier cristiano a compartir todo lo que tiene, a estar siempre del lado proletario y apoyar a toda revolución por los pobres y los oprimidos. De hecho, incluso desde un punto de vista ateo, la moral propuesta en el Nuevo Testamento es intachable y muy superior a la de cualquiera de los presentes (algo reconocido incluso por anti-cristianos como Nietsche) quién admiraba a Cristo como una persona capaz de crear su propio código moral, muy diferente del que tenía el resto del mundo en la época, y lograr que la gente le siguiese.

    Es una desgracia que hoy en día los representantes mayoritarios de esta ideología sean unos viejos fascistas y reacionarios. Penoso.

    Saludos.
    tremenda y cierta idea Smile

    Phobosky
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 50
    Reputación : 56
    Fecha de inscripción : 17/12/2010
    Edad : 21
    Localización : Yecla (Murcia)

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Phobosky el Jue Dic 30, 2010 2:29 pm

    Escribir en mayúsculas solo sirve para dos cosas:

    1ª: Recalcar algo importante, aunque lo demás se escriba en minúscula.

    2ª: Para que los Gilipollas Analfabetos se crean que tienen razón escribiendo más alto.

    Proletario-salamantino
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 415
    Reputación : 635
    Fecha de inscripción : 21/11/2010

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Proletario-salamantino el Jue Dic 30, 2010 2:46 pm

    pues en este caso yo opto por que ha sido la 2ª opción Laughing

    kosolapov
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1460
    Reputación : 1910
    Fecha de inscripción : 17/12/2010
    Localización : Aunque no estuviese en la oficina nadie lo notaría

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por kosolapov el Jue Dic 30, 2010 3:03 pm

    Yo por la tercera, que es la segunda añadiendo que el que lo escribe es un troll.

    Proletario-salamantino
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 415
    Reputación : 635
    Fecha de inscripción : 21/11/2010

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Proletario-salamantino el Jue Dic 30, 2010 3:05 pm

    Laughing

    kosolapov
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1460
    Reputación : 1910
    Fecha de inscripción : 17/12/2010
    Localización : Aunque no estuviese en la oficina nadie lo notaría

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por kosolapov el Vie Dic 31, 2010 2:19 am

    antisistema escribió:ME GUSTARIA SABER QUE COÑO ES UN NAZTROLL LA VERDAD. RESPECTO A LO DE MI IGNORANCIA ME PARECE QUE EL IGNORANTE ERES TU NEGAR LOS ASESINATOS DE LA GUARDIA ROJA ES COMO NEGAR EL OLOCAUSTO NAZI.ADEMAS YO NO LE HECHO LA CULPA AL COMUNISMO SINO A LOS QUE LO ENTENDIERON MAL,AL IGUAL QUE EN LA REVOLUCION FRANCESA SE LES FUE LA MANO Y ACABARON MATANDO INCLUSO A MUCHOS QUE LA IMPULSARON Y APOLLARON.

    quito mayusculas no me di cuenta esque asi leia mejor pero bueno sigamos es muy facil insultar a los demas lo cual es signo de estrechez mental y de como tu dices de ignorancia pues en vez de rebatir insultas a alguien que no tienes delante que tambien es de cobardes.

    las barbaridades se cometen tanto en revoluciones como en guerras por ambas partes si te molestaras en leer mi comentario te habrias dado cuenta de que pregunto si la culpa fue de mao o de los que le entendieron al reves al igual que las culpas del cristianismo no hay que hacerlas recaer sobre jesus que para nada dijo que fueran quemando a la gente para sacarle el diablo ni que mataran a todo aquel que no fuera cristiano.

    asi que antes de insultar aprende a leer ignorante.
    Consejo: Cuando uses la segunda persona y no estés contestando al mensaje anterior especifica a quien te refieres, más que nada para que esa persona sepa que le hablas a ella y te conteste.

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Ereshkigal el Vie Dic 31, 2010 3:59 am

    Zonder_Cobain escribió:Pfff... El problema de España no es que sea un país cristiano, sino que es un país católico. Es una diferencia pequeña, pero significativa, ya que mientras que los protestantes podemos leer e interpretar la Biblia, sacando nuestras propias conclusiones, los católicos deben obedecer a la Iglesia en todos sus dictámenes, ya que esa es la base de su fe; y, por desgracia, la propia Iglesia no es sino un instrumento del fascismo más reacionario y del capitalismo desmedido (véase Bush)

    Yo soy protestante luterano, no lo niego, y también soy un comunista con cierta tendencia al anarkismo. Y eso no es tan contradictorio como puede parecer a simple vista, pues yo interpreto en la Biblia que el deber de todo cristiano es apoyar al trabajador, al pobre, al proletario, al que menos tiene. Todo buen cristiano debe ser comunista y anticapitalista, pues la idea de las grandes empresas, de la explotación en fábricas y campos y de crecer a costa del tercer mundo es totalmente anti-cristiana.

    ¿O no dijo acaso Cristo "es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico alcance la salvación? ¿No dijo acaso que para ser el primero, el más poderoso, el más pleno, había que ser el último, el de abajo? Y, ¿qué estrato social es más bajo que el proletariado?

    La Biblia, al fin y al cabo, no es un libro histórico. Creo que todos sabemos que en las nubes no hay un señor con barba blanca que se cargó a todos los niños de un país u ordenó ejecutar a una ciudad entera. La Biblia es, en realidad, un libro de moral, incluso de filosofía y, como tal, hay que interpretarlo. (Joder, el AT se creó hace tres mil y pico años para gente que no sabía ni leer, ni escribir ni contar, no se puede esperar mucho.)

    Y la filosofía que se saca es, que el dogma cristiano, más allá de conceptos abstractos de dioses, enviados y salvaciones, es la moral cristiana (pero la real eh? No la que predica la Iglesia católica...) moral que obliga a cualquier cristiano a compartir todo lo que tiene, a estar siempre del lado proletario y apoyar a toda revolución por los pobres y los oprimidos. De hecho, incluso desde un punto de vista ateo, la moral propuesta en el Nuevo Testamento es intachable y muy superior a la de cualquiera de los presentes (algo reconocido incluso por anti-cristianos como Nietsche) quién admiraba a Cristo como una persona capaz de crear su propio código moral, muy diferente del que tenía el resto del mundo en la época, y lograr que la gente le siguiese.

    Es una desgracia que hoy en día los representantes mayoritarios de esta ideología sean unos viejos fascistas y reacionarios. Penoso.

    Saludos.

    Pues yo soy atea pero si fuera creyente( es decir, si recupero algún día la fe que yo no me levanté un día y me dije. : " A partir de hoy no creo más en Dios", por lo menos para mí no fue tan fácil, sería antes católica que protestante.

    La interpretación personal de la Biblia está claro que cualquiera que la lea la puede hacer pero lo que yo me pregunto es si los protestantes comparáis la Biblia con las fuentes en las que se basó, porque está claro que los hebreos tomaron elementos de otras religiones como la sumeria y la acadia, que se basaron en los códigos legales de la época, etc. No inventaron nada.

    ¿Acaso los nazis no eran protestantes? A ver, yo soy atea y no se me ocurre defender a la Iglesia pero estoy un poco cansada de leer tantas críticas a la Iglesia Católica y ninguna a la Iglesia Protestante. Durante el Tercer Reich la Iglesia Protestante también fue aliada del nazismo. Pocas confesiones tan religiosas hay tan racistas como el Puritanismo que no es más que una rama del Protentastismo.




    http://unkilo.blogspot.com/2010/03/el-nazismo-y-las-iglesias.html La persecución de las Iglesias

    La relación entre el Estado nacionalsocialista y las confesiones religiosas parecía determinada al principio por la supuesta tolerancia de Hitler. Durante la primavera de 1933 envió al vicecanciller, Von Papen, como católico y antiguo político del centro, a Roma con objeto de negociar un concordato con la Santa Sede. Dicho concordato fue firmado el 20 de julio de 1933, haciéndolo por el Vaticano el papa Pío XI y el cardenal secretario de Estado, monseñor Pacelli, más tarde el papa Pío XII. La Iglesia Católica dio este paso, hoy difícilmente comprensible, con la esperanza de “dar a los católicos alemanes una base legal de defensa en la que pudieran escudarse contra la creciente marea de las persecuciones religiosas”. A pesar de todo, Von Papen había ganado en Roma una batalla para Hitler. La firma del concordato repercutió en el interior y en el extranjero como un reconocimiento moral del régimen nacionalsocialista, y así privó ampliamente de su fuerza y capacidad de resistencia a los sindicatos cristianos y el partido del centro de Alemania.

    Extracto del acta de una sesión celebrada por el Gobierno del Reich el 14 de julio de 1933

    17. Concordato del Reich.

    El enviado especial del canciller del Reich hizo referencia a los puntos particularmente dignos de atención del concordato, según los cuales la Iglesia se encuentra dispuesta a confiar al Estado (Reich) la tutela de todas las asociaciones, con excepción de las que tienen fines religiosos y caritativos. Disposiciones del concordato que merecerían particular atención serían la despolitización de los religiosos; el establecimiento de un juramente de fidelidad por los obispos y de una plegaria por el Estado; el establecimiento de una cura de almas militar independiente, con un obispo castrense; la referencia a un posible servicio militar obligatorio general y el tratamiento a dar a los derechos de las minorías alemanas.

    El canciller del Reich rehusó el debate sobre los detalles del concordato del Reich. Sostuvo la opinión de que este concordato solo podía ser considerado como un gran éxito. Este entendimiento con la Iglesia suponía para Alemania una gran oportunidad y le había creado una atmósfera de confianza que sería de importancia fundamental en la urgente lucha contra el judaísmo internacional. Las posibles deficiencias del concordato podrían ser corregidas más tarde, una vez mejorado el clima de la situación política exterior.

    El canciller del Reich vio tres grandes ventajas en el establecimiento del concordato:

    1. A fin de cuentas, el Vaticano había dejado de considerar al nacionalsocialismo un movimiento anticristiano y enemigo de la Iglesia; esta postura sería utilizada particularmente en Austria.

    2. El Vaticano podía ser impulsado a establecer unas buenas relaciones con un Estado Nacional alemán, el nuestro en este caso. El canciller del Reich no hubiera creído posible, muy poco tiempo atrás, que la Iglesia se manifestara dispuesta a que los obispos guardaran obediencia a este Estado. Dado que esto sería una realidad de ahora en adelante, ello supondría una aprobación sin reservas del régimen actual.

    3. Al firmar el concordato, la Iglesia se mantiene al margen de asociaciones y partidos; por ejemplo, abandona también los sindicatos cristianos. Tampoco el canciller hubiera creído posible esto unos meses atrás. También la disolución del partido del centro podría considerarse definitiva en el momento de la firma del concordato, dado que el Vaticano habría dado ya la orden de que los religiosos se mantuvieran alejados de la política de partidos. El hecho de que este entendimiento con la Iglesia se lograra con mucha más rapidez de lo que hubiera supuesto el canciller, el 30 de enero suponía un éxito tan indescriptible que cualquier reparo crítico tenía que ser dado de lado ante estas ventajas.

    Ludwig Müller, primado del Reich y miembro de los “Cristianos Alemanes”, la rama protestante aliada al régimen

    Después de este éxito comenzó el ataque contra la Iglesia Protestante, ya desunida. Una parte de sus pastores creía poder conciliar a Lutero con Hitler. Este movimiento se llamaba “Cristianos Alemanes”, y, bajo la consigna “Una Nación, un Dios, un Riech, una Iglesia”, pretendía crear una “Iglesia Nacional Cristiana Alemana” que abarcase toda la nación. En las elecciones eclesiásticas de la primavera de 1933, los “Cristianos Alemanes” obtuvieron una tercera parte de los votos; las iglesias luteranas habían logrado, aproximadamente, los dos tercios restantes. Con ayuda de una nueva Ley de Cultos, Hitler impuso como primado del Reich a un “cristiano alemán”, el antiguo capellán castrense Ludwig Müller. Las iglesias luteranas, en respuesta y como resistencia a esta dirección sumisa a Hitler, proclamaron el “estado de necesidad eclesiástico”. Martin Niemöller, pastor de Berlín-Dahlem, fundó la “Liga Presbiteral de Socorro”, a la que pronto se adhirió más de una tercera parte de los religiosos protestantes. De esta semilla brotó la llamada “Iglesia Confesional”, que en el famoso “Sínodo de Barmen”, celebrado en junio de 1934, expuso categóricamente la oposición de sus creencias: “Rechazamos la doctrina errónea según la cual el Estado debe y puede, por encima de su cometido especial, llevar a cabo la única y total ordenación de la vida humana y, por tanto, cumplir los fines para los que fue fundada la Iglesia”. La respuesta fue la destitución, en septiembre de 1934, del obispo de Württemberg, Theophil Wurm, y del de Baviera, Hans Meiser, que fueron arrestados en sus domicilios. Después de esto, en octubre de 1934, el Sínodo Confesional, reunido en Berlín-Dahlem, renegó abiertamente de la iglesia estatal del “primado del Reich”.

    Theophil Wurm y Hans Meiser, obispos protestantes opuestos al régimen que fueron destituidos y apresados

    Parte del mensaje del Sínodo Confesional de la Iglesia Protestante

    19-20 de octubre de 1934

    Utilizando la fuerza policíaca, la jerarquía eclesiástica del Reich ha dejado sin dirección a la Iglesia de Kurhessen, después de haber hecho otro tanto con las de Württemberg y Baviera. Con ello ha llegado a un punto culminante la descomposición latente desde tiempo atrás en la Iglesia Protestante, patente desde el verano de 1933, lo que nos obliga a publicar las declaraciones siguientes:

    I

    2. La Iglesia Nacional que pretende el primado del Reich con la consiga “Una Nación, Un Estado, una Iglesia”, significa que el Evangelio ya no tienen razón de ser en la Iglesia Protestante Alemana, y que el mensaje de la Iglesia es entregado en la manos de las potencias terrenas.

    3. La soberanía absoluta del primado del Reich y de sus administrados en materia de derecho ha creado en el seno de la Iglesia Protestante un papado imposible.

    4. Llevado por un espíritu equivocado, contrario a la Biblia, el régimen de la Iglesia castiga como indisciplina la obediencia a las Escrituras y a la profesión de fe.

    5. La introducción en la Iglesia del principio de un jefe terreno, principio contrario a las escrituras, y la exigencia, fundamentada en tal principio, de una obediencia incondicional, hace depender a los dignatarios eclesiásticos del régimen de la Iglesia en lugar de depender de Cristo.

    6. La eliminación de los sínodos ha obligado a cerrar la boca y privado de derechos a las comunidades, en contradicción con las enseñanzas bíblicas y reformadoras del sacerdocio de todos los creyentes.

    II

    2. Mediante la violencia ejercida sobre la Iglesia de Alemania del Sur se nos ha privado de la última posibilidad de renovar la Iglesia partiendo del estado actual de la misma.

    3. Por consiguiente, se hace necesario el estado de necesidad eclesiástico, a cuya proclamación nos vemos hoy obligados.

    III

    1. Declaramos: Ha sido destruida la constitución de la Iglesia Protestante Alemana, cuyos órganos legales han dejado de existir. Con su modo de obrar, los que se apoderaron de la dirección de la Iglesia en el Reich y en los estados confederados se han apartado de la iglesia cristiana.

    2. En razón del estado de necesidad eclesiástico por que se rigen las iglesias, comunidades y dignatarios eclesiásticos que profesan la fe contenida en las Sagradas Escrituras, el Sínodo Confesional de las Iglesias Protestantes Alemanas crea nuevos órganos directos. Nombra para la dirección y representación de las iglesias protestantes alemanas, como federación de iglesias de confesiones definidas, el Consejo de Hermanos de las Iglesias Protestantes Alemanas, del cual saldrá el Consejo de la Iglesia Protestante Alemana, que dirigirá los asuntos de la Iglesia. Ambos órganos están constituidos de acuerdo con el confesionalismo.

    3. Exigimos a las comunidades cristianos, a sus pastores y a sus ancianos, que no admitan indicaciones del régimen actual de la Iglesia y de las autoridades que lo representan y que retiren la colaboración a todos aquellos que quieran seguir prestando obediencia a este régimen. Los alentamos a que se mantengan fieles a las disposiciones del Sínodo Confesional de la Iglesia Protestante Alemana y de los organismos reconocidos por ella.

    IV

    Entregamos esta declaración al Gobierno del Reich, rogándole tome nota de la decisión adoptada y pidiéndole que sea reconocido que en asuntos de la Iglesia, de sus doctrinas y su jerarquía, ella es la única llamada a juzgar y decidir, sin perjuicio del derecho de tutela que posee el Estado.

    Friedrich Weissler, corredactor de la Memoria protestante de 1935 contra el régimen, asesinado poco después en el campo de concentración de Sachsenhausen

    A fin de terminar por completo con la resistencia ofrecida por la Iglesia Confesional, Hitler nombró en 1935 un “ministro de Asuntos eclesiásticos del Reich”, Hans Kerrl, con plenos poderes para legislar. Cuanto más dura fue la presión del Estado, tanto más viva fue la protesta de dicha Iglesia, cuya Jefatura publicó una Memoria sobre la libertad de expresión, el desprecio del derecho, la persecución del cristianismo, la Gestapo y los campos de concentración. Esta Memoria, difundida ilegalmente y que traspasó las fronteras, costó la vida a Weissler, miembro de la Jefatura de la Iglesia. Por fin, el 1 de julio de 1937 fue detenido el más acérrimo enemigo de Hitler, el pastor Niemöller. Aunque fue absuelto por el tribunal que lo juzgó, la Gestapo volvió a detenerlo en el momento en que salía del edificio de la Audiencia y lo condujo al campo de concentración de Dachau, donde permaneció hasta 1945, siendo liberado por los estadounidenses.

    Todo esto sucedía a pesar de que Hitler había declarado, en 1934, que el Estado nacionalsocialista profesaba un “cristianismo positivo”, y que él en persona protegería los derechos de las dos grandes confesiones religiosas. Pero en la práctica no fue así. Las buenas relaciones mantenidas con la Iglesia Católica, de las cuales Hitler, con razón o injustamente, se había jactado en la época del concordato, sufrieron un pronto empeoramiento. También fueron apresados sacerdotes católicos, prohibido el ejercicio de la enseñanza a teólogos de la misma confesión y confiscadas hojas religiosas. Pero, sobre todo, se produjeron las primeras tensiones y choques serios entre las Juventudes Hitlerianas y las agrupaciones juveniles católicas, cuyas reuniones fueron suspendidas, además de serles prohibidos los uniformes.

    Orden secreta del jefe de la Sección 306 de las Juventudes Hitlerianas

    Asunto: Tropas juveniles. Tal como expuse en la asamblea de jefes del 4 y 5 de julio, las tropas juveniles han de ser reorganizadas a fin de que puedan desarrollar con más eficacia la lucha defensiva contra la labor derrotista de la Acción Católica. Dado que en este aspecto se ha de proceder con suma precaución no hay que descuidar en la elección de los jefes medida precautoria alguna. Sólo se deben emplear en este trabajo los jefes aprobados por el SD y, cuando se trate de profesores, los considerados aptos por la Federación de Profesores Nacionalsocialistas.

    La tarea que realizarán comprende:

    1. Vigilancia cautelosa de las clases de religión y de las llamadas horas de Biblia, respectivamente, tomando buena nota de la tendencia diaria en cada caso.

    2. Formación de los llamados círculos de narradores con objeto de captar las edades (7 a 9 años) más amenazadas con el aspecto ideológico por el trabajo del enemigo. (Cuanto mejor sea el narrador, tanto mayor será el número de sus oyentes).

    3. Contrarrestar la sensación de inferioridad producto de las horas de Biblia matutinas con el relato durante la tarde, de anécdotas, leyendas, historias cortas del Movimiento y de la historia de Alemania. Todos estos relatos han de tener el mismo fondo ideológico de heroísmo.

    4. A esto irá unido: juegos, trabajos manuales, canciones, etc.

    5. Desempeñar el papel de personas de autoridad frente a los padres para contrarrestar la influencia de nuestro enemigo. Por tal motivo, se observará una conducta intachable que sirva de modelo a los niños, habida cuenta de la gran responsabilidad que se contrae. No se deben emplear en modo alguno medios coercitivos.

    Los encargados de esta misión buscarán en derredor suyo personas apropiadas y solicitarán información confidencial de ellas en los departamentos arriba indicados. Ninguna otra autoridad ni departamento ha de tener conocimiento de este asunto bajo ningún concepto.

    Aprovechando esta ocasión, quisiera añadir que todas las observaciones, incluso las más nimias, relacionadas con el trabajo de la Acción Católica han de serme comunicadas personalmente por todos los jefes, sin necesidad de seguir el conducto oficial. Después de reunir estas informaciones, las cursaré personalmente a los departamentos pertinentes.

    Sólo se tomarán en consideración las informaciones comprobadas.

    Esta circular tiene un carácter absolutamente reservado.

    El jefe de la sección 306 de las J. H.
    Fdo: Otto Würschinger.

    En enero de 1937 fueron llamados a Roma los cardenales Bertram, Schulte, y Von Faulhaber, así como los obispos Von Galen y Von Preysing, a fin de informar al papa Pío XI sobre la situación real de los católicos en Alemania. El 23 de marzo de 1937 apareció la encíclica papal Con ardiente preocupación, una acusación enérgica contra el nacionalsocialismo.

    Extracto de la encíclica Con ardiente preocupación del papa Pío XI

    Pío XI, que en 1933 firmó un concordato con el Reich y en 1937 publicó la encíclica antinazi Con ardiente preocupación

    23 de marzo de 1937

    Con ardiente preocupación y creciente sorpresa observamos desde hace algún tiempo el camino de aflicciones de la Iglesia, el aumento de tribulaciones de las personas de ambos sexos que en cuerpo y alma permanecen fieles a ella en la nación y el pueblo a los que San Bonifacio trajera antaño el mensaje de luz y paz de Cristo y del Reino de Dios.

    Cuando en el verano de 1933 aceptamos llevar adelante las negociaciones para el establecimiento de un concordato con el gobierno del Reich, reanudando a instancias suyas la realización de un proyecto concebido muchos años atrás y concluimos solemnemente dichas negociaciones a plena satisfacción suya, nos guiaba el deber de preocuparnos por la libertad de la misión salvadora de la Iglesia en Alemania y la salvación de las almas a ella confiadas. Pero al mismo tiempo nos guiaba también el sincero deseo de prestar un servicio importante al desarrollo pacífico y al bienestar de la nación alemana.

    Por consiguiente, y a pesar de muchos y graves reparos, adoptamos en aquella época la decisión de no denegar nuestro asentimiento. Pretendíamos ahorrar a nuestros fieles hijos de Alemania, dentro del marco de las humanas posibilidades, las tensiones y sufrimientos que de otro modo, dadas las circunstancias de entonces, hubieran sido ciertamente de esperar. Con este hecho queríamos demostrar a todos que Nos, buscando únicamente a Cristo y lo que pertenece a Cristo, no rehusábamos tender la mano de la Madre Iglesia a quien no rechaza la paz.

    Si el árbol de la paz que plantamos en tierra alemana con tan buena intención no ha dado los frutos que anhelábamos en interés de vuestro pueblo, no habrá en todo el mundo nadie que tenga ojos para ver y oídos para escuchar que pueda decir hoy que la culpa es de la Iglesia y de su cabeza visible. La enseñanza objetiva de los pasados años clarifica las responsabilidades, pone al descubierto maquinaciones que desde el principio no tenían otro objetivo que la lucha destructiva. No nos hemos cansado de señalar a los forjadores del destino de vuestro país las consecuencias que forzosamente habrían de surgir del consentimiento, e incluso del favorecimiento, de tales corrientes. Hemos hecho todo lo posible por defender el carácter sagrado de la palabra solemnemente dada, la inquebrantabilidad de las obligaciones contraídas voluntariamente frente a teorías y prácticas que, en caso de ser oficialmente autorizadas, destruyen toda confianza y han de hacer perder en el fuero interno de las personas el valor de cualquier palabra dada en el futuro. Cuando llegue el momento en que el mundo tenga pleno conocimiento de los esfuerzos realizados por Nos, todas las personas de buena voluntad sabrán dónde buscar a quienes velan por la paz y a quienes tratan de destruirla. Todo aquel en cuyo espíritu aliente la verdad, todo aquel en cuyo corazón anide todavía el más mínimo sentimiento de justicia habrá de reconocer que en estos difíciles años posteriores al concordato, años fecundos en acontecimientos, todas nuestras palabras y acciones estuvieron presididas por el respeto a los convenios. Y con sorpresa y el más hondo repudio habrá de comprobar cómo la otra parte dio interpretaciones distintas al tratado, escapó a sus cláusulas dando rodeos, extendió su alcance arbitrariamente y, finalmente, lo quebrantó más o menos abiertamente, convirtiendo estas maquinaciones en la ley no escrita de su modo de proceder.

    El papa Pío XI demostraba en la encíclica un considerable número de quebrantamientos del concordato por parte del gobierno alemán y calificaba la ideología nacionalsocialista de anticristiana y de paganismo moderno. Sus afirmaciones fundamentales decían:

    El que desvincula la raza, o el pueblo, o el Estado, o la forma de gobierno o cualesquiera otros valores básicos de la configuración social humana —valores que dentro del orden terreno ocupan un puesto fundamental digno de todo respeto— de la escala de valores terrenos inherente a estos conceptos y los convierte en la norma máxima de todos los valores, incluidos los religiosos, deificándolos con un culto idólatra, invierte y falsea el orden de las cosas tal como fue creado y mandado por Dios.

    Hitler prohibió la difusión de la encíclica y desencadenó una sistemática y despiadada campaña de difamación contra la Iglesia Católica. En incontables procesos públicos fueron juzgados centenares de sacerdotes y miembros de órdenes religiosas. El ministro Kerrl habló, en 1937, de siete mil denuncias contra religiosos de las confesiones católica y protestante por “trabajo político de zapa”. Según sus manifestaciones, con ocasión de los “procesos por faltas a la moral” fueron condenados 244 sacerdotes y miembros de órdenes religiosas, había pendientes todavía 955 procesos, habían sido sobreseídos o terminados con la absolución otros 188, y del número total de unos 16.200 miembros masculinos de órdenes religiosas existentes en Alemania, unos ocho mil fueron sometidos a proceso por faltas a la moral, delitos de contrabando de divisas y atentados contra la “Ley contra la Traición”. En el curso de esta acción contra la Iglesia Católica fueron clausurados y confiscados conventos, prohibidas revistas confesionales juveniles y retirado el crucifijo de las escuelas para que en su lugar se colocara el retrato del Führer.

    Relato de la confiscación del convento de los dominicos en Retz, distrito de Hollabrunn (Bajo Danubio)

    El jueves 12 de septiembre de 1940 vino durante la tarde, dirigida por el señor jefe del distrito de Hollabrunn, Schuster, una comisión formada por cinco personas (entre ellas el alcalde de la localidad de Retz, Fenk, y el jefe del grupo local del partido, Diwisch), la cual exigió inspeccionar los locales libres del edificio conventual. Después de registrar a fondo todo el convento, dichas personas se marcharon sin dar explicación alguna del motivo de su proceder.

    El viernes por la mañana, entre las diez y las once, llegó al convento el inspector de la gendarmería, señor Thalhammer, con la noticia de haberle sido ordenado por el jefe del distrito de Hollabrunn que el convento habría de ser desalojado antes de las seis de la tarde; a esta hora se haría cargo de las llaves. Mientras tanto, los moradores del convento podrían buscar alojamiento y llevarse sus pertenencias. Con esta orden fueron puestas sin más ni más en la calle diez personas, entre ellas un anciano de ochenta y dos años y un enfermo grave de tuberculosis galopante. Dos hermanos de la Orden que se encontraban prestando servicio militar también hubieron de desalojar sus celdas.

    (Según el obispo auxiliar Neuhäusler: Cruz y cruz gamada, Munich, 1946).


    En una conferencia ofrecida dentro de las jornadas de la Asociación de Hispanismo Filosófico que se celebraron en Oviedo en la primavera de 1998, Gustavo Bueno dijo que el catolicismo supera al protestantismo, atrapado en la conciencia subjetiva que conduce al pietismo y al nihilismo, y que de Lutero se va a Hegel, Nietzsche y Hitler (pasando por Lessing, Herder, Fichte, Bismarck y su lucha por la Cultura contra los católicos...).

    Por lo que hace a lo primero, es decir, la polémica entre católicos y protestantes, es algo que viene de lejos: se trata de la cuestión sobre la libertad humana, que ya San Agustín removiera frente a Pelagio (y recuérdese, para el asunto que nos ocupa, que Lutero fue un monje agustino), como siglos después hará el dominico Báñez (al tomar parte en las controversias de auxiliis sobre la Gracia, o sobre la Cultura) frente al jesuita Luis de Molina, cuando éste trate de conciliar la presencia divina y la eficacia de la Gracia con la libertad humana –y recuérdese, para el asunto que nos ocupa, que Hitler se formó con los dominicos{1}–.

    Así las cosas, conviene precisar que los historiadores de la Teología suelen clasificar las doctrinas de los teólogos orientadas a ofrecer esquemas de conexión entre el Reino de la Naturaleza y el Reino de la Gracia, en dos grupos: doctrinas naturalistas y doctrinas sobre-naturalistas. Mientras el naturalismo radical se habría abierto paso en el siglo IV, en la forma del pelagianismo, la doctrina sobre-naturalista de la Gracia habría tenido una versión radical (la ya apuntada doctrina de San Agustín contra Pelagio, o la doctrina de Calvino según la cual la naturaleza humana no puede acercarse a la Gracia, que es una asistencia que viene de lo alto) y una versión moderada, cuya expresión más madura tomaría forma en la doctrina de Santo Tomás de Aquino. Con lo cual la posición freudiana puede considerarse sin duda como una versión radical de la doctrina sobre-naturalista de la Cultura (incluso en el punto que establece que la Cultura es represión de los instintos naturales, que necesitan de una rigurosa disciplina sobrenatural), mientras que la posición de Skinner puede considerarse como una versión moderada de esa misma doctrina.{2} Lo que nos lleva de nuevo al principio, pues como Bueno sostiene, la terapia de la conducta de Skinner es, efectivamente, una disciplina católica: es decir, que el individuo, si quiere ser perdonado, tiene que hacer buenas obras y no basta con la iluminación de la conciencia, como hace el psicoanálisis de Freud, que es luteranismo puro.

    De ahí que Bueno mantenga que la idea de un Reino de la Cultura es la secularización de la idea del Reino cristiano de la Gracia, que es también medicinal y santificante; sólo que ahora, la dignidad del hombre podrá fundarse, no ya tanto en su divinidad, cuanto en su humanidad. Por esa razón, la secularización en la que hacemos consistir el proceso de constitución de un Reino de Cultura, implica un eclipse de la Fe católica en el Espíritu Santo como transmisor de la Gracia; e implica el eclipse de un Espíritu que, a través de la reforma de Lutero, habría comenzado a soplar, no ya a través de Roma, sino a través del fuero interno de cada hombre. Esto, y no otra cosa, es el pietismo: sentimentalismo religioso contrario a toda institución eclesiástica.{3} En otras palabras: la subversión que, al emancipar de la autoridad papal a la Cristiandad, puso en marcha el proceso de disolución de la propia Iglesia, es la misma subversión que invirtió la relación del complejo Ciencia-Filosofía con la religión positiva revelada, pues la Ilustración no fue meramente la emancipación absoluta de la Razón, sino la emancipación de la Iglesia Romana y de lo que a ella iba adherido. Aunque Hegel interpretó este proceso atribuyendo a Lutero el papel de héroe de la Razón. Nada más desafortunado, por cuanto que Lutero llegó a llamar prostituta a la Razón.{4}

    Es decir, que el pietista Bismarck lanzó su batalla en pro de la Cultura humana (ahora que la dignidad del hombre pudo fundarse en su humanidad) contra la Iglesia Romana, pero también contra la filosofía racionalista heredera del cartesianismo, de manera que el ideal de Cultura significará ahora el ideal de una cultura laica, así como el ideal de una cultura artística y literaria.{5}

    Ante todo, la Cultura será tratada ahora como el atributo del Género Humano. (El Género Humano en cuanto tal, dará para esto y para mucho más, como se verá más adelante.) En realidad, esta idea de Cultura humanística bien pudiera desempeñar funciones prácticas reivindicativas frente a las tendencias a fundar la dignidad humana en la condición de romano, de judío o de griego. De hecho, una de las funciones prácticas más positivas que ha podido desempeñar el mito de la Cultura es su función reivindicatoria contra las concepciones racistas de la humanidad. Esas virtualidades antirracistas del mito de la Cultura serían las que estuvieron presentes en la conocida expresión atribuida a Goebbels: cuando oigo pronunciar la palabra «cultura» echo mano a la pistola. Sin embargo, la frase de Goebbels no debe hacernos olvidar que los nazis también enarbolaron como bandera de su partido el mito de la Cultura en cuanto expresión de la Raza aria, a través de la cual la naturaleza humana quedaba reivindicada y dignificada.{6}

    Así las cosas, el nuevo cauce por donde el soplo del Espíritu llegará a los hombres (aprovechando que ahora sopla a través del fuero interno de cada uno de ellos), será el cauce de las asambleas constituidas por los hombres de los pueblos más diversos: verbigracia, el pueblo alemán. Es decir, que el Espíritu Santo se transformará en el Espíritu de ese pueblo. Será ahora cuando podremos hablar de una evolución convergente de la idea del Reino de la Cultura, y de la idea de un Pueblo o Nación dotados de un Espíritu y una Raza propios: verbigracia, la Santa Alemania, dotada de una Raza, la aria, pretendidamente superior.{7}

    Ahora bien, éste es el ejemplo más famoso y siniestro de mito oscurantista que es posible aducir hoy (el que Alfredo Rosenberg formuló como el mito del siglo XX) y se trata, en definitiva, de eso: del mito de la Raza aria como dispensadora de la Cultura más auténtica.{8}

    Pero, más concretamente, se trata de un mito que corresponde a la Nematología (o Teología) mixta de la nebulosa ideológica del III Reich, resultante de la confluencia de la Nematología llevada a efecto por la mediación del darwinismo social, la mencionada teoría de la Raza aria y el panteísmo de, por ejemplo, Lessing y de la Nematología dogmática –que partiría ya de la declaración de los principios de la Fe en Alemania.{9}

    Además, en este nebuloso contexto (constitutivo de la ideología del III Reich) también se llevará a cabo el programa de incorporación sistemática de contenidos masivos de la filosofía hegeliana o nietzscheana a la esfera de esa misma Teología (o Nematología) dogmática. Es decir, que se tratará de bautizar a Hegel y a Nietzsche, pues aunque el Espíritu de Hegel y el Ateísmo de Nietzsche debieran desaparecer literalmente cuando se mantiene el Dios trascendente, no obstante, siempre será posible jugar a dos barajas reclamando, para la causa nazi, el ateísmo nietzscheano y, a la vez, el fideísmo protestante.{10}

    En lo que concierne al fideísmo protestante, los primeros años de Hitler en el poder se caracterizaron precisamente por sus intentos de reconciliar las treinta facciones protestantes opuestas entre sí y de reunirlas bajo una misma autoridad. Es muy cierto que una facción hostil se había formado en un ala de la Iglesia: se trató de la Iglesia Confesional del pastor Martín Niemöller. Pero la principal ambición de éste no era sino la de convertirse en Obispo del Reich nombrado por los nazis para la Iglesia Protestante de Alemania.{11} De modo que el nombre de Niemöller en absoluto brilló como activo defensor de la oposición al nazismo: Eso es completamente ideológico y completamente mentira. Aún el 28 de julio de 1943, el mariscal de campo Wólfram von Richthofen anotó en su diario la reflexión de Göring acerca de que el Führer lo había intentado casi todo para establecer una Iglesia del Reich dentro de la tradición luterana.{12}

    Incluso un teólogo alemán como Dietrich Bonhoeffer llegó a convencerse de que la combinación de, por un lado, el pietismo luterano (típico de personas como el mencionado Bismarck, lector compulsivo de la Biblia y portaestandarte de una Iglesia de sacristía) y, por otro, la desesperación (con ecos de la filosofía de Schopenhauer) del protestante Barth ante el mundo, había hecho que el protestantismo alemán fuese incapaz de contener el auge del nazismo.{13} Pero, ¿no hubiera sido mejor decir que hubo connivencia del protestantismo con el nazismo o, mejor aún, que el protestantismo y el nazismo eran el complemento perfecto lo uno de lo otro?

    De hecho, ya hacia el final de la República de Weimar, los elementos más radicales de la Iglesia protestante apoyaban abiertamente al nacionalismo völkisch de estilo nazi, como vehículo para la unidad y la revitalización religiosa y política del pueblo alemán. La esvástica en el pecho y la cruz en el corazón, rezaba el eslogan de los Cristianos Alemanes de la Iglesia protestante.{14} Pero también los sectores principales del protestantismo vieron en el alzamiento nacional que se proclamó con la toma del poder, la esperanza de una renovación moral que conduciría al renacimiento nacional. Además, su ferviente antimarxismo, su autoritarismo enérgico y la creencia en el Führer estaban entre los factores que terminaban de unir, indisolublemente, a la Iglesia protestante con el régimen de Hitler.{15}

    Por lo que hace a la mencionada incorporación de la filosofía nietzscheana a la esfera de la Nematología de la nebulosa ideológica del III Reich, habría que decir que resultó muy significativo para Hitler el anuncio de su estimado Nietzsche en orden a la llegada del Übermensch (el Superhombre), así como el anuncio, hecho también por Nietzsche en su obra La Voluntad de poder, de que una Raza superior (Herrenvolk) se estaba configurando.{16} En particular, el odio de Hitler hacia el judaísmo llegó a su punto culminante cuando leyó el desdeñoso torrente de palabras de Nietzsche acerca de la doma de las tribus de la antigua Germania.{17} Además, de lo que Nietzsche escupía con tanto desprecio acerca de la destrucción de la virilidad de las tribus germánicas por parte del judaísmo corrosivo y disfrazado de cristianismo, Hitler encontraba confirmación una y otra vez en las palabras de su tercer gran héroe (el primero era Schopenhauer, nihilista, como Nietzsche): Me refiero a Ricardo Wagner, el cual adoraba a un Cristo exclusivamente ario.{18} De Wagner, Hitler había escuchado Die Meistersinger von Nürnberg unas cuarenta veces. Julius Schaub, ayudante de Hitler durante 20 años, decía que era su obra favorita, porque constituía un himno a la capacidad artística alemana.{19} De igual manera, Herder tuvo buen cuidado de subrayar que Cristo casi no fue educado por los judíos, y que fue con los germanos como el cristianismo alcanzó su universalidad y ésta es la idea antes apuntada que reprodujo Hegel, desde la secta de su germanismo protestante, en el momento de reivindicar a Lutero como el héroe alemán que liberó al cristianismo, aprisionado dentro de rejas romanas.{20}

    También el ensayo La educación del género humano, de Lessing (inspirador, no por casualidad, de la filosofía idealista alemana), había impresionado profundamente a Hitler. Podía citar de memoria largos pasajes de la obra.{21} Pues a Bueno le asiste la razón cuando sostiene que el mito de la Cultura incorpora, a través del nacional-socialismo, las funciones que el mencionado mito de la Raza desempeñó en la primera mitad del siglo XX. La misma Raza humana que Lessing pretendía que se educara con arreglo a sus incoherentes ideas. Además, existe un nexo entre el luteranismo subyacente en el nazismo y el idealismo alemán inspirado por Lessing, y es el subjetivismo hegeliano (que entiende que la conciencia pura, o el sujeto trascendental en sentido kantiano, es nada menos que principio de realidad): es decir, el que cada uno haga lo que le dicte su conciencia transmisora de la Gracia, como si se trata de matar judíos o gitanos, por poner dos ejemplos. Además, fue el propio Fichte quien sostuvo que, gracias a los fines del más perfecto Estado (la Santa Alemania, se entiende), la Cultura se difundirá universalmente hasta que la especie entera se haya fundido en una sola república de los pueblos cultos. De ahí que los nazis entendieran la antes apuntada lucha de la Cultura de Bismarck como la lucha del pueblo alemán, cuyo objetivo último sería el elevar a la Humanidad a la condición de discípula de la cultura alemana; y de ahí que los nazis entendieran esa lucha por la Cultura como orientada hacia la extirpación de la cultura judía, de la cultura romana o de la cultura asiática, encarnada a la sazón por el comunismo estalinista.{22}

    Asimismo, Hegel sostuvo que en cada época sólo una de entre las culturas existentes es universal, y que la guerra es la única relación posible entre los estados soberanos –y los alemanes, por guerras, que no quede: montaron dos mundiales para luego perder las dos–. De hecho, la Filosofía de la Historia de Hegel tuvo como objetivo mostrar el curso según el cual habrían tenido lugar los relevos de las culturas que portan la antorcha de la Universalidad, para sugerir que a la sazón le había llegado la hora a Alemania.{23} Pues Hegel supone, como San Agustín, que la Historia Universal es la Historia del Género Humano –el mismo Género Humano que Lessing pretendía que se educara en conformidad con unas ideas que, según se ha dicho, habrían de impresionar profundamente a Hitler–. En otras palabras: La Filosofía de la Historia de Hegel está prefigurada por la obra La ciudad de Dios, con la que San Agustín funda la tesis de la unidad del Género Humano como la unidad del Paraíso terrenal, que queda disuelta por la escisión de la humanidad en santos y pecadores (la misma escisión que a través del calvinismo volverá a teñirse con coloraciones racistas, como dijo Toynbee, cuando los desafortunados se consideren dejados de la mano de Dios), pero que favorece una totalización espacial o geográfica del Género Humano que recuerda muy de cerca la del profesor Karl Haushofer, es decir, la concepción de la primera teoría de los dos bloques en la Historia de las Ideas geopolíticas.{24}

    Ahora bien, la Historia Universal no la hace todo el Género Humano sino una parte que es un Imperio, en cuyo caso el Imperio luterano no puede ser universal, porque es depredador –como el nazismo tampoco puede ser universal porque es racista, es decir, particularista–. En particular, la norma del imperialismo depredador de la Alemania nazi del III Reich propuso a Alemania como modelo soberano al que habrían de plegarse las demás sociedades políticas, que sólo existirían para Alemania a título de colonias, susceptibles de ser explotadas. Sin embargo, todas las partes de la sociedad son imprescindibles en un proceso de transformación histórico, y ninguna puede ser universal si no muestra su capacidad para absorber a las otras. Ésta es la idea que ejerció el Imperio español en cuanto que católico y generador, lo que nos retrotrae a la polémica antes apuntada, entre católicos y protestantes: por eso dijimos entonces que se trataba de la cuestión capital sobre la libertad humana.{25}

    Así las cosas, no cabe descartar la reminiscencia de la consolidación de una Unión Europea (como un Estado federal) ligada a un nacionalismo alemán de nuevo cuño, habida cuenta de la trayectoria que ha seguido Alemania una vez transcurridas las décadas de su recuperación (después de su derrota y fragmentación en la II guerra mundial), a saber: reunificación de Alemania, política unilateral de reconocimiento de Croacia y Eslovenia y apertura hacia el Este, pues también se trataría, por parte de Alemania, de incluir a Polonia, Hungría y Bohemia en el campo de la influencia dominante del IV Reich en formación.{26}

    No quisiera terminar sin añadir que, a decir de Walter Johannes Stein (asesor personal de sir Winston Churchill en lo referente a las motivaciones del Führer), las lecturas del joven Hitler en Viena no fueron otras (y no hubieran podido serlo, añadimos nosotros) que las obras de los mencionados Fichte, Hegel, Schopenhauer y Nietzsche, así como el Fausto de Goethe (reconocido antisemita, como todos los demás, y nihilista, como Schopenhauer y Nietzsche) y La educación del género humano de Lessing, antes dicha.{27}

    No hace falta que recuerde los lodos que vinieron de estos polvos. Y aunque sé que mucho nietzscheano se sentirá ofendido por todo esto que he dicho, pues qué quiere que le haga: las cosas son así y no las he descubierto yo. Pero, en fin, considero que ya he dado cumplida cuenta de las razones que movieron a Bueno a decir lo que dijimos que dijo, a saber: que el protestantismo está atrapado en la conciencia subjetiva que conduce al pietismo y al nihilismo, y que de Lutero se va a Hegel, Nietzsche y Hitler. Es decir, que la filosofía idealista alemana, el protestantismo, el mito de la Cultura en cuanto expresión de la Raza aria de la Santa Alemania, el imperialismo depredador anglosajón y el III Reich es todo la misma cosa. Y a quien se le llene la boca cada vez que diga «cultura», que recuerde lo mucho que de cultural tuvo el nazismo. El que tiene oídos, escuche.

    Notas

    {1} Estas disputas están en el origen del enfrentamiento de la doctrina jansenista (que estaba próxima a los hugonotes calvinistas) con los jesuitas. Así se comprende que Pascal entrara en contacto con el jansenismo pues, como se verá más adelante, el protestante Bismarck lanzó su batalla en pro de la Cultura contra la filosofía racionalista, y Pascal estaría ocupando aquí la posición que efectivamente le corresponde, a saber: la de un filósofo poco racionalista en el terreno de la teología y la moral. Lo que no se comprende es eso tantas veces dicho que los dominicos destacaron en la defensa de la Fe católica o eso otro de que el jansenismo, al contrario que el jesuitismo, influyó extensamente en la espiritualidad católica pues, en lo que hace a la doctrina de la Gracia, fue justo al revés.

    {2} Gustavo Bueno, El mito de la cultura, Editorial Prensa Ibérica, Barcelona 1996, págs. 128-129. En definitiva, Lutero y los jansenistas afirmaron la necesidad de una Gracia irresistible como don que viene de Dios (según San Agustín, gratuito, pues ya San Pablo dejara dicho que a Dios vayan las gracias por su indescriptible don gratuito), frente a los humanistas y los pelagianos, que afirmaron que la Gracia se halla infundida en la naturaleza. De ahí que Lutero afirmara, con San Agustín, que el albedrío es siervo (pues según Lutero, nadie puede ser salvado si confía sólo en el libre albedrío) frente a los humanistas, que sostuvieron la tesis de la completa libertad. Si bien es cierto que el mencionado Luis de Molina rechazó, no sólo las tesis de San Agustín, sino también las de Santo Tomás, al no adherirse a la premoción física de éste, pues según de Molina, la intervención divina es un concurso simultáneo por el cual Dios coopera con el hombre, proporcionándole un movimiento que puede usar bien o mal. Pero, al menos, Santo Tomás negó que el albedrío fuese siervo -al contrario que San Agustín-. Ésa es la cuestión.

    {3} Gustavo Bueno, El mito de la cultura, págs. 129-130.

    {4} Gustavo Bueno, Cuestiones cuodlibetales sobre Dios y la Religión, Mondadori, Madrid 1989, pág. 71. Es sabido que el Sacro imperio romano germánico (o Primer Reich) vio rota su unidad por la Reforma protestante y que, pasados dos siglos, los Hohenzollern obtuvieron el título de reyes de Prusia (en un bando protestante frente a los católicos Habsburgos, centrados en Austria) y dominaron Alemania durante el reinado de Federico II, mecenas de la Ilustración representada por dos autores nada racionales, pero sí muy sentimentales, Lessing y Herder, de los que trataremos más adelante. Finalmente, Prusia eliminó a Austria, ya con el mencionado Bismarck –el mismo que pocos años después haría proclamar el II Reich.

    {5} Véase, a modo de ejemplo de este ideal de Cultura artística, la nota 19.

    {6} Gustavo Bueno, El mito de la cultura, págs. 106-107.

    {7} Gustavo Bueno, op. cit., pág. 130. Este proceso dialéctico es el mismo que se advierte en Hegel, a saber: que lo Universal que en el Estado se destaca, constituye la Cultura de una Nación, pero el contenido que se halla en el Estado constituye el Espíritu de ese mismo Pueblo o Nación. Ahora bien, el precursor de esta forma de entender la Cultura como esencia de los pueblos (como segunda naturaleza del hombre, en palabras del mencionado Herder), es Fichte, del que trataremos más adelante, y será al comienzo de la mencionada lucha de la Cultura de Bismarck cuando se dé el reconocimiento, por parte de las constituciones políticas de los Estados, del ideal de Cultura como norma constitucional. (María Pilar García Alonso, «La idea fichteana de Cultura», El Basilisco, nº 29, Segunda Época, Oviedo 2001, pág. 82.) Véase la nota 22.

    {8} Gustavo Bueno, op. cit., pág. 26. A mediados del siglo XIX ya sostuvo Arturo de Gobineau (cuya filosofía era de corte idealista, como la de todo buen germanófilo) que la Raza germánica era la más alta variedad del más alto tipo (el blanco, claro) y que su superioridad era, no sólo física, sino también cultural. En consonancia con esta teoría del conde de Gobineau, Guillermo II añadió a su política colonial pretensiones pangermanistas.

    {9} Gustavo Bueno, Cuestiones cuodlibetales sobre Dios y la Religión, pág. 100.

    {10} Gustavo Bueno, op. cit., págs. 194-195.

    {11} David Irving, El camino de la guerra, Editorial Planeta, 1990 Barcelona, pág. 256.

    {12} David Irving, op. cit., pág. 324.

    {13} Alan Richardson, El debate contemporáneo sobre la religión, Editorial Mensajero, Bilbao 1968, pág. 26. Habría que aclarar, para que no quepa lugar a suspicacias, que este autor citado, Alan Richardson, ni siquiera es católico, y el propio introductor de la versión española de la obra enseguida aclaró, pues corrían tiempos nacional-católicos, que Richardson era un autor no católico.

    {14} Bajo la consigna Una nación - un Dios - un Reich - una Iglesia, este movimiento pretendía crear una Iglesia protestante alemana que abarcase toda la nación. Así las cosas, cuando en marzo de 1937 el Papa Pío XI promulga la encíclica Con ardiente preocupación, Hitler prohíbe su difusión y desencadena una sistemática y despiadada campaña de difamación contra la Iglesia católica. Fueron condenados 244 sacerdotes y miembros de órdenes religiosas; en 1937 había pendientes 955 procesos y del total de 16.200 miembros de órdenes religiosas existentes en Alemania, unos 8.000 fueron sometidos a proceso por faltas a la moral –o mejor traducido, por faltas a la eticidad o sittlichkeit hegeliana–. En el curso de esta acción contra la Iglesia católica fueron clausurados y confiscados conventos y prohibidas revistas confesionales juveniles. (Heinz Huber & Arturo Müller, El Tercer Reich, Plaza & Janés Editores, Barcelona 1976, págs. 217 y 222.)

    {15} Ian Kershaw, Hitler, Editorial Biblioteca Nueva, Madrid 2000, pág. 122.

    {16} Trevor Ravenscroft, Hitler: la conspiración de las tinieblas, Editorial América Ibérica, Madrid 1994, págs. 55-56. Véase también la nota 24.

    {17} Trevor Ravenscroft, op. cit., pág. 53.

    {18} Trevor Ravenscroft, op. cit., pág. 54. A su vez, Wagner y Nietzsche fueron apasionados partidarios de Schopenhauer, precisamente.

    {19} David Irving, El camino de la guerra, pág. 262. Hitler era uno de los más grandes admiradores de Ricardo Wagner, en cuyas obras veía una manifestación del misticismo germánico de la Raza. Sigfrido y El crepúsculo de los dioses eran obras y conceptos que ejercieron en Hitler una gran fascinación durante toda su vida. (Heinz Huber & Arturo Müller, El Tercer Reich, pág. 223.) Es más, Hitler dijo que era preciso conocer a Wagner para comprender la Alemania nazi, y esta afirmación no se explica sino por la evocación de la mitología germánica en las obras del compositor alemán. De hecho, en la tetralogía El anillo de los nibelungos, Wagner no hace otra cosa sino exaltar las antiguas leyendas teutonas y el mundo bárbaro de los nibelungos, irracional, místico, dominado por la violencia y por la venganza sangrienta. (Franco Sarcinelli, Vida y muerte en los campos de concentración y de exterminio, Editorial de Vecchi, Barcelona 1979, pág. 14.)

    {20} Gustavo Bueno, El mito de la cultura, pág. 60.

    {21} Trevor Ravenscroft, Hitler: la conspiración de las tinieblas, pág. 113.

    {22} Gustavo Bueno, El mito de la cultura, pág. 63. Habría que añadir que la filosofía idealista alemana no sólo está inspirada por Lessing sino que, además, recupera la tradición conceptual sugerida por la obra de Johannes Eckhart, un místico del siglo XIII, dominico precisamente.

    {23} Gustavo Bueno, op. cit., pág. 65.

    {24} Gustavo Bueno, Cuestiones cuodlibetales sobre Dios y la Religión, págs. 287 y 328-329. Haushofer (que también era discípulo incondicional de Schopenhauer y a quien su propio hijo Albrecht Haushofer acusó de instigar a la Bestia del Apocalipsis contra la humanidad) dijo a su primer grupo de estudiantes, entre los cuales se encontraba Rudolf Hess, que el espacio es poder en sí mismo y que tenía la intención de impartir la asignatura de geografía política como un arma para resucitar a Alemania, a fin de que pudiera alcanzar la grandeza para la que estaba destinada. Por lo que no es de extrañar que el III Reich estuviese basado en una política anexionista, aplicada en nombre del espacio vital. Finalmente, Haushofer adoptó el rol de Mefistófeles cuando inició a Hitler en el papel que desempeñarían los ritos de sangre en la delirante creación de una mutación que produciría el nacimiento del Superhombre. La clave de este potencial humano sería descubierta sólo a través de la calidad de la sangre aria. Haushofer entendía que la Raza aria era la única verdadera, entre otras cosas porque sus orígenes se remontaban nada menos que a la Era de la Atlántida. Pero conviene recordar que unos secesionistas del Norte de España, también nacional-socialistas, sostienen esa misma Era atlántica como la época de la que procede su prehistórica Raza, una Raza corta de antígenos D. Lógicamente, los judíos serían excluidos de este proceso de evolución humana; de ellos, Karl Haushofer dirá que imitan a los hombres, pero que no pertenecen a su especie, y Hitler concluirá que están más alejados de los animales de lo que lo estamos nosotros y que no constituye crimen alguno eliminarlos, porque no pertenecen a la humanidad. (Trevor Ravenscroft, Hitler: la conspiración de las tinieblas, págs. 268, 273 y 296.) Entonces, como diría Calvino, los judíos bien pudieran considerarse dejados de la mano de Dios.

    {25} Véase Gustavo Bueno, España frente a Europa, Alba Editorial, Barcelona 1999, páginas 16, 35, 203-204, 210-211, 349-350 y 465.

    {26} Gustavo Bueno, op. cit., pág. 419.

    {27} Trevor Ravenscroft, Hitler: la conspiración de las tinieblas, págs. 13 y 85.


    Yo soy atea porque me resulta imposible creer en la existencia de un ente superior, las religiones antiguas se basaban en el miedo a la muerte y en el culto a la fertildad, principalmente. El clero cristiano ( ortodoxo, católico y diría que hasta protestante), no hizo más que seguir una vieja costumbre que se remonta a las primeras ciudades estado de Sumer y Akkad, ponerse de parte de la élite gobernante o convertirse ellos mismos en la élite gobernante y exigir el oago de impuestos. Hay tablillas de más de tres mil quinientos años que contienen de forma detallada los pagos que se debían realizar a los templos.

    La religión es un instrumento de poder, lo era hace cuatro mil años y lo sigue siendo ahora porque todas las religiones tocan los puntos débiles de las personas. Además cumplen una función, la del rito. La gente necesita ritos, por eso muchas personas ateas o agnósticas acceden a casarse por la iglesia ( además de la presión familiar, claro) pero eso es otro tema.

    ¿Cómo no va a a ver crímenes a causa de la religión? La religión es la otra cara del capitalismo.




    Contenido patrocinado

    Re: Sobre Dios nuevamente

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:53 am


      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 10:53 am