[JCE(m-l)]Perspectivas para el nuevo curso: los retos del movimiento estudiantil

Comparte
avatar
Bostezos
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 666
Reputación : 953
Fecha de inscripción : 01/02/2010

[JCE(m-l)]Perspectivas para el nuevo curso: los retos del movimiento estudiantil

Mensaje por Bostezos el Mar Oct 26, 2010 4:45 pm



Artículo perspectivas para el nuevo curso 2010-2011



Fran Hidalgo

La crisis económica que padecemos a día de hoy coincide con la profunda desorientación del movimiento estudiantil de dos años para acá. Esta vez nos centraremos en los problemas y soluciones que acontecen al mundo de la enseñanza para el curso entrante.
De la crisis a la reorganización.
De sobra es conocido por todos que la implicación de los estudiantes en España ha sido en muchos casos un elemento sustancial en las decisiones políticas en materia de enseñanza. El último gran ejemplo de movilización de masas fue la lucha contra Bolonia y los planes europeos de privatización de la educación universitaria. Sin embargo, para este caso la victoria no fue contundente, siquiera podemos hablar de una resistencia temporal. Lo cierto es que estamos observando cómo durante este nuevo curso se están poniendo en práctica las medidas contra las que en su día nos manifestamos.
La valoración que realizamos sobre la problemática en el frente estudiantil nos conduce a abordar los siguientes claves: unidad, organización, programa y vinculación popular. A continuación explicamos con más detalle estos puntos.
Unidad.
El estado español, como integrante de la UE, proyecta las políticas y ofensivas contra la enseñanza pública con igual método (ya sea a base de leyes o cargas policiales) sobre el territorio, sin distinción de región o nacionalidad, abarcando cada vez más nuevos sectores de la educación, pues ya no solo está amenazada la universidad, los recortes de gastos afectan a la escuela y al instituto en un país donde la inversión pública destinada a la formación es de las más bajas de Europa. ¿Qué impide que los estudiantes de una vez alcancen la unidad de acción, tanto si son secundarios como sin son gallegos, universitarios o andaluces? Hacer fracasar el desmantelamiento de un preciado bien como es la educación pública es obra de todos.
Organización.
Los estudiantes estamos huérfanos de referentes desde la lucha contra Bolonia. Entonces las asambleas, plataformas, coordinadoras y sindicatos se contaban por decenas. Ahora campa el desierto asociativo, a excepción de marginales grupúsculos, en la mayoría de los casos alejados de los estudiantes por un discurso equivocado o unos métodos que distancian a los unos de los otros, fomentando incluso que la mayoría repudie cualquier forma de organizarse (todos conocemos la típica salida de yo no me meto en política). Con esto no decimos, ni mucho menos, que la lucha y organización de los estudiantes esté desvinculada de la política (nosotros los comunistas señalamos el problema como de tipo político). Sin embargo se peca de ceguera estratégica. ¿Conocemos realmente la realidad de los estudiantes? En definitiva, la organización de estos será obra de los mismos, y su funcionamiento será marcado por todos en conjunto. Por ello, apostamos por la implicación y trabajo entre las asociaciones existentes con objeto de modificar el rumbo hacia la unidad frente a la dispersión. Ahora es el momento de la construcción de la gran organización de los estudiantes, de la que todos nos sintamos partícipes y sea el organismo que legitime nuestras posiciones y reivindicaciones.
Programa.
Son inseparables la movilización y organización de los estudiantes y la tarea de detallar unos objetivos, unas líneas, una acción a seguir en consonancia con los valores de la izquierda transformadora. El programa será una guía básica que oriente nuestra lucha a los siguientes mínimos:
1. Educación pública y de calidad
2. Educación gratuita para toda la población
3. Educación laica, científica e integral
4. Educación democrática y popular
Ahora toca poner en valor, discutir y enriquecer el programa, puliendo sus contenidos en pro de hacerlo más atractivo a los estudiantes, y estos sientan suyas las justas reclamaciones.
Vinculación popular.
Una constante en la movilización y lucha estudiantil en los últimos tiempos ha sido la completa “dejadez” para con el movimiento popular (entiéndase sindical, vecinal, solidaridad internacional,…) y de la misma forma, las organizaciones populares y de izquierda mantienen una seria tendencia excluyente hacia los jóvenes y estudiantes. Los jóvenes y estudiantes formamos parte de los sectores populares de este país, nuestras luchas son parte de los mismos, y el progreso de nuestro movimiento alimenta por tanto la lucha del pueblo. Como tarea más inmediata empecemos por tender lazos y establecer vínculos con nuestros más allegados, trabajadores de la enseñanza y asociaciones de madres y padres (AMPAs) en los centros de estudio,.
Estas breves orientaciones no serán nada si no logramos la masiva participación de jóvenes y estudiantes. Es nuestra hora, y la JCE (m-l) invita a continuar el trabajo unitario de los comunistas entre la juventud con honestidad, honradez y constancia.


http://www.jovenguardia.es/web/component/content/article/39-portada/327-articulo-perspectivas-para-el-nuevo-curso-2010-2011.html

    Fecha y hora actual: Sáb Nov 25, 2017 2:50 am