Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Comparte

    verdadyreconciliacion
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 919
    Reputación : 1090
    Fecha de inscripción : 31/01/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por verdadyreconciliacion el Miér Oct 27, 2010 9:03 pm

    AsturCOn, ¿Crees que no me he leído el argumento de Nielsen?. Lo he hecho,trato de leer lo que todos dicen, no solamente lo que quiero oir.

    Me lo he leído además por intermedio del revisionista de Holstrom. Son parte del debate que llevamos, los he mencionado, los he acusado tb. Asi como tb me he leído a Duranty, a Pritt, a Davies, a Stalin, a los acusados, a Trotsky, a la comision Dewey.

    No había ninguna puerta que conectara al vestibulo, cosa que el mismo Holstrom (Nielsen moderno) declara, precisamente. En este caso, tenemos una mentira más de los comunistas.

    El hotel "Bristol" fue derruido en 1917, Golstman y no Piatakov, (te recuerdo que Piatakov fue el que viajo en el avion "fantasma"), declara haberse reunido en ese hotel, suponiendo que sea el cafe Bristol, este no conecta al vestibulo del Grand Hotel, por la puerta "fantasma" de Nielsen. Averigualo si quieres.

    Luego si quieres discutimos la cuestión. Porque yo tb creí haber sido engañado... hasta que uno ata cabos.

    Luego, los textos que has puesto, que quieres que te diga... si nos pusieran quien escribe eso, podríamos hablar desde el conocimiento mínimo del autor, pero no aporta ninguna prueba.

    Otra vez me pones entre la espada y "la prueba diabólica", que parecia ironicamente ser parte de la filosofia del derecho sovietico, y en sus aberraciones jurídicas se ejemplifica.

    ¿Dime tu? ¿COMO QUIERES QUE TE PRUEBE QUE SEDOV NO SE REUNIO CON PIATAKOV?. NO SERIAS TU QUIEN TUVIERA QUE DEMOSTRARNOS FEHACIENTEMENTE ESTE HECHO?; CON PRUEBAS FISICAS, Y DECLARACIONES VERDADERAS?- ¿PORQUE DEBO DEMOSTRAR "LA NO EXISTENCIA DE ALGO O DE UNA SITUACIÓN"?, ¿PORQUE SE CAMBIA CONSTANTEMENTE EL PESO DE LA PRUEBA?

    ¿Porque siempre en los hilos termino defendiendo a Trotsky? Primero porque soy comunista, y me gusta ir con la verdad por delante, y en esta Trotsky dice menos mentiras.

    Segundo, porque siempre en los hilos lo insultan a el, se olvidan de todos los demas, que para mi, son crimines mas importantes (percepcion personal, claro).

    Estoy hablando de Sphyalnikov, de Smirnov ,de Sapronov, de Orlov, de Myasnikov, de MEDVEDEV, de Tomski, y cientos mas. Fue todo quien se opusiera al partido, revolucionarios probados, convertidos en contrarevolucionarios, y con blancos como Vichisnky juzgandolos, y blancos encapuchados como Kruschev pidiendo sus ejecuciones.

    ¿Podriamos esperar algo mas?, ese partido donde los aduladores, eran de la calaña de Kruschev, Vichinsky, Malenkov, etc.?

    Hay bastante bibliografía por allí, desde luego no hay que quedarse con solamente la propaganda, hay que analizar la situación desde varios aspectos, con posicion de clase, con las interrelaciones que posee, y su relacion con el desarrollo de los acontecimientos.

    Por cierto, yo en NINGÚN momento he dicho que el Marxismo Leninismo, conduzca al revisionismo, es el revisionismo el que tergiversa al Marxismo Leninismo. Lo tergiversa, y lo practica mal. Y no solamente los revisionistas, también hay los revolucionarios que erran. Y algunos erran bastante mal.

    SS 18, ¿Porque crees que caigo pesado?. Por constantemente recordar que en realidad fue Stalin y el partido, quienes firmaron un pacto con los nazis, pero que los defensores de este pacto, acusan a Trotsky de fascista, nazi, y demás epitetos por pactar con los alemanes para alcanzar un fin? (que resulta siendo falso, por cierto).

    No te parece que para criticar algo, tendriamos que tener las manos limpias de polvo y paja?.

    Y si al final, en algun momento de la historia se llega a descubrir que Trotsky pacto con los alemanes para derrocar a lo que el llamaba la "burocracia", eso lo hace contrarevolucionario?.

    Pactar con los nazis te hace contrarevolucionario? Esa explicacion deberían decirla los que apoyan el pacto Ribbentrop Molotov. Yo no creo que un pacto con los fascistas te haga un contrarevolucionario porque si, depende del contexto, no te hace alguien al que haya que destruir, pero si me parece una táctica oportunista, fuera de los principios. Lo critico.

    Pero lo voy a dejar allí, tal vez lo este machacando demasiado.










    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4771
    Reputación : 5466
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por sorge el Jue Oct 28, 2010 1:34 pm

    Es un documento con imagenes y esquemas, menciona la comisión dewey... Se ve que Nielsen lo analiza a fondo, creo que al menos, Verdad y Revolución, se merece respeto y el beneficio de la duda.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por AsturcOn el Jue Oct 28, 2010 4:09 pm

    Ninguno de nosotros ha estado en el hotel Bristol para saber si hay o no una puerta que da a un café. Tu opinas que no hay puerta y yo opino que no lo se, pero si tengo que creer a una de las dos versiones, me cuesta mucho trabajo confiar en la versión Trotskista porque precisamente en todos los enfrentamientos provocados por Trotsky ha demostrado su estilo reaccionario luchando contra Lenin y Stalin, poniendo en peligro la corta vida de la revolución, oponiéndose a todas las decisiones políticas del estado soviético. No me puedo fiar de un tipo que soñó que los ejércitos alemanes destruirían a la Unión Soviética como una apisonadora, aventurando una derrota militar soviética. No tengo porque creer a este ser repugnante que deseó la destrucción completa de su propio país con tal de tener razón. En eso es en lo que se convirtió tu amado Trotsky, en un ser sin escrúpulos marcado por la envidia absoluta, un ser acomplejado que lejos de reconocer una derrota se adentraba en muchas mas.

    llevas atando cabos en todos los hilos en los que te metes, pero curiosamente tu única excusa es el hotel Bristol, da igual el tema que se trate porque tus participaciones terminan en el mismo punto. Estas demostrando que a ti cueste lo que cueste no te interesa defender la honestidad de los procesos de Moscu, aun cuando pocos juicios de tal importancia se hacen públicos en los países capitalistas. Si las autoridades soviéticas tuvieran algo que esconder, no se habría hecho publico nada y menos unos juicios. Dices que es aberrante el juicio y sobre ese valor que tu le das, tus palabras lo dicen todo de ti.

    Eres tu el que esta tratando de demostrar que las declaraciones de 16 inculpados son todas mentira y manipulación del gobierno soviético. Bueno, tienes un gran camino por delante, ya estas aclarando en que te basas para denominar aberrante a la justicia soviética.

    Lo que antes llamabas alianza ahora es para ti un pacto, pero le sigues dando un toque capitalista al asunto insinuando que dicho pacto es comparable a un supuesto pacto de Leon ignorando el interés de Trotsky por hacerse con una fuente económica para mantener sus teorías aliándose con todo aquello que lucho contra el bolchevismo y el proletariado, desestabilizar al gobierno soviético con rupturas entre las filas, desacreditar a Lenin y Stalin y en definitiva a todo el comité central a todo lo que ellos defendían, vaticinar tormentas en la NEP y posteriormente en el plan quinquenal, y preparar las bases de una oposición tanto interna como externa, con el único fin de derrocar al marxismo-leninismo. Sobre el pacto Ribbentrop-Molotov no hay nada que discutir a no ser que tu tengas una base argumental que demuestre que ese pacto no era necesario. Si es así, dilo y lo discutiremos tranquilamente, sino, mejor no compares una cosa con la otra porque eso solo lo suelen hacer los fascistas y los capitalistas.

    La única burocracia que vivió a cuerpo de rey en la Unión Soviética fue de la época de Kruschev en adelante y Stalin lucho todo lo que pudo por impedir que eso sucediera. Trotsky en el momento en el que perdió contra Stalin frente al comité central ya lo tenia muy claro. Haría su propio partido organizando una oposición ilegal rompiendo con la promesa de no abrir fisuras en un partido unido, siendo consciente de que eso crearía una crisis interna en un momento en el que la Unión Soviética se estaba organizando a marchas forzadas por dotar al país de una defensa ante futuras invasiones y ese país mas que divisiones, necesitaba la unidad de todo el pueblo y de todo el partido. No era el momento de crear divisiones y menos con asuntos que resultaban un obstáculo para el desarrollo del pais. En realidad Trotsky era una perdida de tiempo que sembraba discordia en momentos delicados para una Unión Soviética en pañales.

    Ni siquiera Trotsky se entendía a si mismo haciendo continuos gestos demasiado infantiles para un revolucionario con las ideas claras. Era un chaquetero que no cuajaba en ningún partido porque su ego se lo impedía. Solo hay que mirar su pasado para darse cuenta de ello. Lenin dijo de Trotsky:

    "Trotsky representa únicamente sus vacilaciones personales, y nada más. En 1903 fue menchevique, abandonó el menchevismo en 1904, volvió al menchevismo en 1905, haciendo gala de una fraseología ultrarrevolucionaria; en 1906 se apartó de nuevo; a fines de 1906 defendió los acuerdos electorales con los Kadetes (es decir, de hecho estuvo de nuevo con los mencheviques). Y en la primavera de 1907, dijo en el Congreso de Londres que divergía de Rosa Luxemburgo más sobre ´matices individuales de las ideas que sobre tendencias políticas´. Trotsky plagia hoy los bagajes ideológicos de una fracción, mañana de otra y como consecuencia, se proclama ubicado por encima de ambas fracciones. En teoría Trotsky no está de acuerdo en ningún punto con los liquidadores y otzovistas, pero en la práctica está en un todo de acuerdo con ellos".

    Al final y después de tantos cambios de bando Trotsky terminó ingresando en el partido bolchevique en 1917 lo que significa un nuevo y misterioso cambio ideológico que sirvió de poco, porque dentro de su nuevo partido continuaría con sus discrepancias separando en la medida de sus posibilidades al partido.

    Ya hace rato que me gustaría saber de donde sacaba el dinero para mantener a toda esa gente, guardias, criados, perros…

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por gazte el Jue Oct 28, 2010 5:05 pm

    ya ves, y lenin en esa epoca decia que la revolucion se tendria que dar primero en un pais capitalista avanzado y que en rusia no se podria pasar de la revolucion democratico burguesa, trotsky decia que la revolucion si era posible.

    y tanta fidelidad a lenin para que? para acabar traicionando a sus ideales y acabar defendiendo lo mismo que los mencheviques (vease teoria de las 2 etapas).

    verdadyreconciliacion
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 919
    Reputación : 1090
    Fecha de inscripción : 31/01/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por verdadyreconciliacion el Jue Oct 28, 2010 7:54 pm

    AsturCon dices que mi argumento se basa solamente en el hotel Bristol, pero te equivocas, voy a dar una cantidad considerable.

    Primero, el que tu mencionas, el hotel derruido en 1917.

    Segundo, el avión fantasma de Oslo.

    (Con estas dos pruebas, se refuta el encuentro de los "conspiradores" con Trtosky).

    Tercero, la milagrosa honestidad de Krestinsky, al día siguiente de negarlo todo.

    Cuarto, la involucracion del hijo menor de Trotsky y su posterior condena, ya había sido reprimido anteriormente, una persona que nunca participo en la política soviética.

    Quinto, Las ejecuciones sumarias de Trotsky, Myasnikov, y varios otros que Trotsky menciona, allí los he puesto, sin juicio público.

    Sexto, La política oportunista de alianzas con Bujarin, con Rikov, con Zinoviev, con Kamenev.

    Séptimo, La actuación del fiscal, su historia, y su falta de asertividad en el juicio.

    Octavo, las pruebas del juicio, que no son mas que autoconfesiones.

    Noveno, la falta de "presunción de inocencia" con Trotsky.

    Décimo, las imprecisión con la fechas, o la misma negación de ellas.

    etc.

    Eso desde el punto de vista solamente jurídico político, y prefiero mantenerlo allí, aunque podrías ir mas allá.

    No amo a Trotsky, ni Stalin, ni siquiera a Mao, yo creo que todo comunista debe ser crítico con ellos. Eso es lo que intento.

    Es un documento con imagenes y esquemas, menciona la comisión dewey... Se ve que Nielsen lo analiza a fondo, creo que al menos, Verdad y Revolución, se merece respeto y el beneficio de la duda.

    Y reconciliacion estimado jorge, yo le doy el beneficio de la duda, al acusado, no al acusador. ¿Se entiende?. El acusador que me lo explaye todo. Y sobretodo que me lo pruebe, sin mentiras como Nielsen.










    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15292
    Reputación : 19724
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por SS-18 el Jue Oct 28, 2010 11:48 pm

    de RDC en el hilo de este mismo foro:

    Georgian Times: Dr. Furr, buenos días. Me gustaría empezar pidiéndole que describa el enfoque que utiliza para investigar la historia de la URSS.

    Grover Furr: Gracias.

    Quisiera empezar diciendo que me esfuerzo, sobre todo, por ser objetivo en todas mis investigaciones. Lucho por descubrir la verdad, siguiendo las evidencias disponibles y su mejor interpretación.

    Como medievalista, fui educado por buenos profesores para ser objetivo. Como los estudiantes de ciencias físicas, aprendemos a recoger todas las pruebas relevantes sobre un tema para, después, basar nuestras deducciones y conclusiones sobre estas pruebas. Supe de lo importante que es cuestionar mis propios prejuicios y decidir la verdad o falsedad de algo sobre la base de las pruebas, en vez de intentar confirmar mis ideas preconcebidas u repetir lo que académica o políticamente está “de moda”.

    Cuando preparaba el doctorado, la guerra de Vietnam estaba en pleno apogeo. Poco a poco, fui descubriendo que lo que me enseñaran sobre el movimiento comunista no era objetivo, no era cierto. En cambio, era propaganda anticomunista disfrazada de investigación. Las pruebas fueron falsificadas o ignoradas.

    En el transcurso de la Guerra Fría, todas las investigaciones sobre el comunismo, de la Unión Soviética y de Stalin eran terriblemente parciales, absolutamente carentes de objetividad. Esto continúa a ser así, a pesar del fin de la Guerra Fría. Las pruebas demuestran que lo que escriben casi todos los “respetables” y “principales” académicos es aún propaganda comunista disfrazada de erudición.

    En mi primer libro, Antistalinskaia Podlost -La infamia anti-Stalinista- (Moscú: Algoritm, 2007), pude demostrar que prácticamente todas las llamadas 'revelaciones' sobre Stalin y Lavrentii Beria, otro georgiano, son falsas. Publique todas las pruebas, ya fuera en el libro o en Internet, en la página web que aparece en el libro.

    Actualmente continúo en la misma batalla: descubrir la verdad, basándome en las mejores pruebas, independientemente de estas ser “aceptable” o “políticamente correcta”. Es agradable, incluso divertido. Y proporciona resultados sorprendentes.

    GT: Muchos políticos y académicos, incluso muchos en Georgia, afirman que con la firma del Pacto Ribbentrop-Molotov, el 23 de agosto de 1939, la URSS acordó con la Alemania de Hitler invadir Polonia y, por tanto, consideran a la URSS agresora. ¿Es así?

    GF: No. En 1939 ningún país en el mundo consideraba a la URSS como un agresor. Todos los Aliados, y la Liga de las Naciones, aceptaban las alegaciones soviéticas, que eran la defensa de sus fronteras y permanecer neutral en la guerra germano-polaca. Polonia y su pueblo fueron abandonados por sus dirigentes políticos y militares.

    La posición del gobierno soviético era que el estado polaco había colapsado. Incluso rechazando esta alegación concreta, los argumentos soviéticos siguen a ser correctos. En 1958, en plena Guerra Fría, un experto estadounidense en Derecho Internacional, George Ginsburgs, persona poco amiga de la URSS pero un estudioso objetivo -algo poco común en esa época y actualmente- determinó que las acciones de los soviéticos respetaban el derecho internacional (American Journal of International Law, enero de 1958).

    Los que afirman que la URSS no tenía derecho a enviar tropas a Polonia están diciendo que los soviéticos tenían que permitir el avance del ejército alemán hasta las fronteras anteriores a 1939. Ningún estado en el mundo actuaría de ese modo. Ni lo demandó la legislación internacional.

    Repito: no existió agresión soviética contra Polonia. Los lectores interesados pueden leer el articulo que escribí en 2009 “¿Invadió la Unión Soviética Polonia en septiembre de 1939?”, disponible en www.tinyurl.com/furr-mlg09 .

    GT: ¿Que sucede con los Juicios de Moscú? Casi todas las autoridades políticas y académicas opinan que Stalin inventó los cargos contra inocentes acusados en los Juicios de Moscú y en el “Asunto Tukhachevsky”.

    GF: Todas las pruebas existentes apoyan la posición contraria: que los acusados eran culpables, como mínimo, de lo que confesaron. No “la mayoría de las pruebas”, TODAS apuntan a su culpabilidad.

    Los “principales” académicos, incluyendo a los trotskistas, dan por hecho que los acusados eran inocentes. Pero esto es así porque imponen sus prejuicios políticos sobre las investigaciones. Sus conclusiones no son producto de las pruebas.

    Las autoridades rusas siguen manteniendo todos los informes sobre los acusados en los Juicios de Moscú como “alto secreto”. De todas formas, con el tiempo, mucho material fue filtrado. Tenemos suficientes pruebas contra Nikolai Bukharin, principal acusado en los Juicios de Moscú, y sobre el llamado “Asunto Tukhachevsky”, que implicaba a altos mandos militares, para estar convencidos de su culpabilidad.

    En el transcurso del año que viene, mi colega Vladimir L. Brovov, residente en Moscú, y yo publicaremos un trabajo en el que mostramos que el informe “rehabilitador” de febrero de 1988, en el que se declara inocente a Bukharin, fue falsificado deliberadamente por las autoridades soviéticas en la época de Gorbachov. Este trabajo reproduce suficientes pruebas, secretas en aquella época pero disponibles ahora, que muestran que Bukharin era culpable y que las autoridades soviéticas lo sabían, pero prefirieron encubrirlo.

    Por ahora, los lectores pueden consultar nuestro artículo de 2007 en la revista rusa Klio (St. Petersburgo) en www.tinyurl.com/bukharin [Nota: Este es el enlace de la versión rusa. Para una versión en inglés: www.clogic.eserver.org/2007/Furr_Bobrov.pdf ].

    Trotski fue un acusado ausente en los Juicios de Moscú. Fue acusado de “terrorismo” -conspiración para el asesinato de Stalin y otros líderes soviéticos- y de colaborar con la Alemania nazi y con el Japón militarista para tomar el poder en la URSS.

    En abril de 2010 publiqué “Evidence of Leon Trotsky's collaboration with Germany and Japan”.

    Con las pruebas delante solo existe una conclusión: Trotski era culpable.

    GT: ¿Pero que tiene que decir al respecto del asesinato del líder del Partido en Leningrado, Sergei Kirov, en diciembre de 1934? Sin duda, o fue el propio Stalin quien lo planificó o usó cínicamente la teoría de un pistolero enloquecido y solitario para deshacerse de sus enemigos políticos.

    GF: Khrushchev quería “probar” que Stalin asesinara a Kirov. Cuando incluso sus deshonestos investigadores no fueron quien de conseguirlo, ideó la teoría del “pistolero solitario” para afirmar que Stalin “usó” cínicamente el asesinato de Kirov para “incriminar” -acusación falsa- y ejecutar sus enemigos.

    Todo esto es falso. Las evidencias que tenemos solo son compatibles con la hipótesis de que Kirov fue asesinado precisamente por los opositores clandestinos, como ellos confesaron en el juicio y en los interrogatorios preliminares, algunos de ellos ya disponibles.

    GT: Casi 700.000 personas fueron ejecutadas en el período del “Gran Terror” entre 1937 y 1938. ¿Todos eran “culpables” de algo? ¿Y de no ser así, como se explica una masacre así?

    GF: En el año 2005 publiqué un ensayo en dos partes: “Stalin e a Loita pola Reforma Democrática”

    Desde entonces, tenemos más pruebas da “Ezhovshchina” (a veces llamado el “Gran Terror”, desde que esta expresión tituló un libro deshonesto, pero influyente, de Robert Conquest).

    Ahora puedo enseñar a los lectores un resumen de estas conclusiones con enlaces a las pruebas (en la traducción inglesa) en www.tinyurl.com/ezhovshchina .

    Las recientes evidencias confirman que Nikolai Ezhov, jefe del NKVD de 1936 hasta finales de 1938, conspiró también con los alemanes. Como los derechistas y los trotskistas, Ezhov y sus principales colaboradores en el NKVD contaban con una invasión de Alemania, Japón y otros países capitalistas. Torturaron a mucha gente inocente para que confesasen crímenes capitales por los que serían fusilados. Ejecutaron a muchas personas por motivos falsos o sin motivos.

    Ezhov pensaba que con estos asesinatos masivos de inocentes levantarían a buena parte de la población soviética contra el gobierno. Creando así las condiciones para rebeliones internas contra el gobierno soviético cuando Alemania y Japón atacaran.

    Ezhov mintió a Stalin, al Partido y a los líderes gubernamentales sobre todo esto. Las realmente terroríficas ejecuciones masivas, de casi 680.000 personas entre 1937 y 1938, eran, la mayoría, injustificables ejecuciones de inocentes cometidas deliberadamente por Ezhov y sus colaboradores con el objetivo de sementar el descontento entre la población soviética.

    GT: Última pregunta. Guste o no, Stalin es el georgiano más famoso de la historia. Brevemente, ¿cual es su opinión sobre Stalin?

    GF: Propongo que juzguemos a Stalin con una norma que él mismo aceptó. Stalin estudió a Lenin. Quería construir el socialismo, y después una sociedad comunista dirigida por y para los trabajadores, libre de explotación. ¿Como lo conseguiría?

    En mi opinión, Stalin era un fiel seguidor de Lenin. Era una persona de principios, muy inteligente, un esforzado trabajador. Stalin tenía las mejores cualidades de los bolcheviques. Pero Stalin, y todos los que lucharon y trabajaron con él, no consiguieron construir esa sociedad comunista por la que tanto lucharon.

    Pienso que el resultado sería muy poco diferente de vivir Lenin, o de que Trotski, Zinoviev u otros dirigiesen la URSS. El fallo no fue que Stalin, los bolcheviques y el pueblo trabajador soviético no se esforzaran lo suficiente. ¿Que fallaba en su concepto de construir el socialismo y después continuar hacia el comunismo?

    La presente generación, o la siguiente, debe ser capaz de aprender de los aciertos y errores de los bolcheviques, incluido Stalin, y de caminar más lejos hacia los objetivos por los que tan heroicamente lucharon.

    GT: Muchas gracias, Dr. Grover Furr.


    GF:
    Le doy las gracias a usted y a los editores del Georgian Times.

    Entrevista original: http://chss.montclair.edu/english/furr/georgiantimesinterv0910_ge.pdf (en georgiano)

    Entrevista desde la cual hice la traducción: http://estoutrasnotaspoliticas.blogspot.com/2010/09/georgian-times-entrevista-grover-furr.html (en gallego)


    Creo que todas las preguntas quedan mas que respondidas.

    Eso si, las mias siguen sin responderse.


    1.
    Como sabían los supuestos "guionistas" de las confesiones , que habia una trama urdida para tirar el estado y sobre todo , que estaban en colaboracion con Alemania y Japon, probablemente para colaborar desde dentro con la invasión de las potencias fascistas en el momento del ataque que se produciria ya, sin este frente interno, años mas tarde.

    2.
    Si se juzgo y ejecuto a inocentes ¿ Quienes eran los culpables? ¿Donde quedaron?

    3.
    Si quedaron los culpables sueltos en el estado, ya que se ejecuto a inocentes ¿ Donde estaba ese frente interno para desestabilizar la URSS y tirarla cuando los japoneses y alemanes despues , invadieron la URSS?(Claramente las purgas cambiaron la estrategia de los fascistas para la guerra, pero aun asi lo intentaron) ¿ Vlasov ?


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por Demofilo el Vie Oct 29, 2010 12:11 am

    La entrevista en Oslo entre Trotski y Piatakov que el reconciliador presenta como el asunto del avión "fantasma" (punto 2):

    El 10 de noviembre de 1935 llegó en misión oficial a Berlín, la capital de la Alemania nazi, Piatakov, militante del Partido bolchevique y alto funcionario del Ministerio de Industria Pesada de la URSS. Al aterrizar, el corresponsal de Izvestia, Dimitri Bujartsev le comentó que un tal "Stirner" quería hablar con él para transmitirle un mensaje de Trotski, que entonces vivía en Oslo (Noruega). Junto con Bujartsev, Piatakov fue al Tiergarten, donde les esperaba "Stirner" con una nota de Trostki en la que le decía que quería verle y que fuera a Oslo.
    Pero ese viaje no era nada sencillo, sobre todo si se quería mantener en secreto. ¿Cómo desplazarse? ¿Con qué medios? ¿Con qué documentación? No había problemas: todo estaba previsto y muy bien organizado. Para el viaje "Stirner" le dijo que fuera al día siguiente al aeropuerto del Tempelhof. Así lo hizo. Al llegar Piatakov a Tempelhof ya le estaba esperando "Stirner", quien le enseñó una pasaporte falso para entrar en Noruega. También había un avión con los motores en marcha.
    En la aduana de Oslo el pasaporte falso no levantó sospechas y a la salida del aeropuerto a Piatakov y "Stirner" les esperaba un coche con el motor también en marcha. Por la tarde ya estaba en un despoblado cerca de Oslo hablando con su jefe. La entrevista que mantuvieron en Oslo Trotski y Piatakov se celebró en una casa que había en un suburbio rural a las afueras. Trotski hizo salir a todo el mundo de ella para quedarse a solas con Piatakov.
    No perdieron el tiempo en saludarse y empezó hablando Piatakov, informando de la marcha de los acontecimientos en el interior de la URSS, en medio de las interrupciones de Trotski con comentarios y sarcasmos. Le decía Trotski a Piatakov que los del interior seguían unidos a Stalin por un cordón umbilical, que no acababan de enfrentarse con él definitivamente, que hablaban mucho y no hacían nada.
    Luego le dijo que en lo que concernía a los asuntos internacionales él (Trotski) sabía mucho más. Según Trotski la URSS se encaminaba hacia un colapso inevitable y que el fascismo no iba a permitir por más tiempo el fortalecimiento del poder soviético.
    Por lo tanto, dijo Trotski, la oposición en el interior estaba ante un dilema: o sucumbir en las ruinas del stalinismo o galvanizar sus energías en un esfuerzo para derribar al régimen. En esta segunda opción no había que vacilar en aceptar la ayuda del Estado Mayor alemán y japonés. Luego dijo que el choque entre la URSS y las potencias fascistas era inevitable e inminente. Literalmente dijo: “Ya ha sido fijada la fecha en que estallará la guerra. Será en 1937”.
    Entonces Trotski sacó a relucir su “extensa negociación” con Rudolf Hess, el lugarteniente de Hitler, que le sirvió para respaldar ante Piatakov que sus fuentes respecto a la fecha de inicio de la guerra eran fiables. Es más, le llegó a asegurar a Piatakov que había llegado a un acuerdo “absolutamente definido” con el III Reich por medio del cual los nazis iban a ayudar a los trotskistas a tomar el poder en la URSS. Esto -añadió- no se debe a que los nazis tengan un afecto particular hacia la oposición de izquierda en el interior sino a sus propios intereses en la zona. Trotski le resumió el acuerdo en cinco puntos:

    1. Apoyar la política alemana en la esfera internacional
    2. Concesiones territoriales sobre Ucrania
    3. Concesiones y derechos de explotacioón a los capitalistas alemanes sobre recursos en suelo soviético
    4. Crear condiciones favorables en la URSS para las empresas alemanas
    5. En época de guerra, desplegar maniobras de diversión en las industrias estratégicas soviéticas así como en el frente

    Piatakov le dijo entonces que iba a ser muy difícil explicar eso a los miembros de la oposición en el interior, a lo que Trotski le replicó que no todas las cuestiones concretas del acuerdo se debían pregonar a todo el mundo porque “eso sólo serviría para asustarlos”; sólo se podía contar a “los miembros de fila”.
    Luego Trotski insistió en la premura, en la necesidad de acelerar los planes porque cabía la posibilidad de que la represión se adelantara y los eliminara a todos. El tiempo –añadió Trotski- le favorece a Stalin por los éxitos económicos que había experimentado y el surgimiento de nuevos núcleos de militantes jóvenes que le apoyaban, identificándole con el socialismo y no concibiendo ningún otro tipo de socialismo.
    Al final Piatakov volvió a tomar la palabra para decir que su lucha actual era una continuación de la lucha que siempre habían mantenido contra el capitalismo.
    Al despedirse, la rutina fue la misma: vehículo hasta el aeropuerto, pasaporte falso, avión "particular", aterrizaje en el Berlín nazi sin problemas. Eran los nazis quienes le llevaban y traían de un sitio para otro.
    En su alegato final en el segundo de los procesos de Moscú el 28 de enero de 1937 Vichinski dijo algo a lo que hay que prestar atención: "Los individuos que durante su labor de espionaje, supervisada por Trotski y por Piatakov, entablaron relaciones con los servicios secretos alemán y japonés, trataron de llegar a resultados que pudieran haber afectado gravemente los intereses no sólo de nuestro Estado sino también la de muchos otros Estados que, al igual que nosotros, únicamente desean la paz, que están luchando por ella junto con nosotros ... A nosotros nos interesa mucho que el gobierno de cada uno de esos países que desea la paz y se encuentra luchando por la misma tome las medidas más enérgicas para poner fin a cada intento criminal, a todas esas actividades de espionaje, diversionistas y terroristas, organizadas por los enemigos de la paz, por los enemigos de la democracia, por las sombrías fuerzas fascistas que ya se están preparando para la guerra, para destruir la causa de la paz y, por consiguiente, la causa de la totalidad de la humanidad avanzada y progresista".
    En todos los países del mundo la estrategia hitleriana fue la misma: hacerse con el poder desde el interior mismo del Estado, aprovechando la complicidad de los traidores dispuestos a aliarse con las potencias del Eje. Es el caso de Nedic en Serbia, Degrelle en Bélgica, Mussert en Holanda, el más conocido de Quisling en Noruega y, sobre todo, el de Petain en Francia, donde la burguesía casi en bloque y la burocracia traicionaron a su país abriendo las puertas a los ocupantes nazis.
    Por lo tanto, si las potencias occidentales querían poner freno a Hitler debían liquidar también a sus propios traidores, y es lo que hicieron Churchill en Gran Bretaña y Roosvelt en Estados Unidos. En los propios países occidentales también se abrieron procesos contra la quinta columna fascista, se promulgaron leyes condenando la traición con la pena de muerte, la policía organizó redadas contra los fascistas, registró sus sedes, incautó armas y documentos comprometedores y detuvo a miles de fascistas dispuestos a asaltar el poder.
    En Gran Bretaña se estableció por ley la pena de muerte contra los traidores y fueron detenidos el jefe del partido fascista Oswald Mosley (padre del actual presidente de la Fórmula 1), el diputado John Beckett, el capitán Ramsay y muchos otros quintacolumnistas. No sólo en la Unión Soviética sino en todo el mundo, los hechos demostraban que no era posible hacer frente al fascismo sin aplastar previamente a la quinta columna, que los fascistas contaban con sólidos apoyos dentro de las instituciones de cada país, dispuestos a dar un golpe de mano en cualquier momento.

    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por Demofilo el Vie Oct 29, 2010 12:28 am

    El aspecto más extraordinario de este juicio, mirado desde un punto de vista occidental, es que el mismo haya tenido lugar. Todos los acusados se habían reconocido culpables. En consecuencia, lo único que podía hacer el tribunal era escuchar los alegatos de clemencia, juzgar el hecho y dictar las sentencias. Pero un juicio como el habido, que duró seis días y durante el cual el fiscal presentó todas las pruebas que presumiblemente podía, suponía -a nuestra manera de ver- un procedimiento inútil. Probablemente las autoridades obraron de ese modo persiguiendo dos propósitos.
    De ambos, uno fue admitido, a saber: que los hechos fueron dramatizados con fines de propaganda. Estaba destinado: primero, a servir de advertencia a todos los complotados y conspiradores existentes en la Unión Soviética; segundo, a desacreditar a Trotsky en el exterior; y tercero, a solidificar el sentimiento popular nacional en apoyo del gobierno contra sus enemigos externos: Alemania y Japón. Mientras se desarrollaba el juicio fueron empleados todos los medios de propaganda para llevar a todo el país los horrores de estas confesiones. Los periódicos llenaban sus columnas no sólo con informaciones sobre los testimonios sino también con comentarios del tono más violento y censurable con respecto a los acusados. La radio también tuvo un papel destacado en ese aspecto.
    El otro tendía probablemente a señalar a la gente por medio del juicio público, la legitimidad de las confesiones de los acusados. Si estas confesiones se hubieran hecho “en las cámaras”, o se hubieran dado a conocer bajo la firma de los acusados, su autenticidad podría haber sido negada. En cambio, de este modo nadie podría poner en duda confesiones hechas, frente a las propias acusaciones orales, en juicio público.
    De acuerdo con las informaciones que se poseían de los juicios anteriores, en la opinión de muchos observadores, el caso actual difería de aquéllos en que ahora existía prácticamente unanimidad en las confesiones, también mayor confirmación y una opinión más general entre los observadores desinteresados de que se trataba de una conspiración real contra el gobierno soviético.
    Con un intérprete a mi lado, seguí cuidadosamente la prueba. Naturalmente debo confesar que estaba predispuesto a desconfiar del testimonio de estos acusados. La unanimidad de su confesión; la circunstancia de haber permanecido encerrados e incomunicados durante largo tiempo, junto con la posibilidad de que se ejerciera violencia con ellos o sus familias, originaron en mí serias dudas con respecto al grado de veracidad que debía asignar a sus declaraciones.
    Sin embargo, analizando objetivamente y en base a la experiencia en los juicios y las pruebas de fe que en otros casos anteriores me habían proporcionado, llegué a la obligada conclusión de que el estado había resuelto el caso, al menos en lo que se refiere a probar la existencia de una vasta conspiración y complot entre los dirigentes políticos, contra el gobierno soviético, lo cual confirmaba el crimen alegado por la acusación. En mi mente, no obstante, quedan aún algunas reservas basadas sobre los hechos de que tanto el sistema de aplicación de penas por violación de la ley como la psicología de esta gente son tan diferentes a nuestras costumbres que tal vez las pruebas que yo aplicaría no resultarían exactas aquí. Admitiendo, sin embargo, que la naturaleza humana es la misma en todas partes, estoy aún impresionado por las muchas señales de crédito que obtuvieron en el curso de la prueba. Suponer que el procedimiento había sido inventado y representado como un ensayo de ficción política dramática, era presuponer el genio creativo de Shakespeare y el genio de Belasco en la producción teatral. La perspectiva histórica y las circunstancias que rodeaban el caso prestaban también fe al testimonio. El razonamiento que aplicaron Sokolnikov y Radek en la justificación de sus distintas actividades y su confianza en los resultados eran bien fundados y enteramente plausibles. El detalle minucioso, que sorprendió aparentemente por momentos tanto al fiscal como a los otros acusados, utilizado por los reos, corroboró involuntariamente los fundamentos de los cargos. La forma de declarar de algunos acusados y la firmeza con que se pararon tuvieron también efecto sobre mí. La declaración desapasionada, lógica y detallada denotaba convicción. Lo mismo cabía decir de Sokolnikov. El viejo general, Muralov, fue particularmente impresionante. Se comportó con fina dignidad y con la gallardía de un viejo soldado. En su “último alegato” dijo:
    “Rehúso abogado y rehúso hablar en mi defensa, porque estoy acostumbrado a defenderme y atacar con buenas armas. En este momento no cuento con buenas armas para defenderme... No culpo a nadie por ello, yo mismo soy culpable. Esta es mi dificultad. Esta es mi desgracia“.
    Los acusados menores, que habían sido solamente instrumentos, ampliaron en forma sumamente detallada el relato de su crimen y en muchos momentos dieron la impresión de que lo que estaban diciendo salía de sus labios por primera vez. Estos y otros hechos que vi, arrojaron la creencia de que podía haber muchos adornos redundantes en el testimonio, pero que del mismo surgía la evidencia respecto de la existencia de una definida conspiración política contra el gobierno actual.
    De acuerdo con los anales, me sería difícil concebir en este caso que un tribunal, de cualquier jurisdicción, hiciera otra cosa que juzgar a los acusados culpables de haber violado la ley, como lo señalaba la acusación y lo definían los estatutos.
    He hablado con muchos, si no con todos los miembros del Cuerpo Diplomático de ésta y, con posiblemente una sola excepción, todos eran de opinión que las actuaciones establecían claramente la existencia de un complot y conspiración política para derribar al gobierno.
    En el Cuerpo Diplomático no existe unanimidad de opinión con respecto al testimonio cuando se refería al alegado acuerdo de Trotsky con Japón y Alemania. La argumentación de dicho plan, tan calmosamente discutido y defendido por Sokolnikov y también por Radek, era aceptada por algunos, que señalaban que el mismo estaba de acuerdo con la conducta de Lenin al conquistar el poder mediante el uso del militarismo germano en 1917 y la ascensión de los socialdemócratas en Alemania de las cenizas de la guerra. Para otros, esa parte de la prueba había que descartarla. Pero todos convenían en que el Estado había probado un caso de conspiración contra el actual gobierno.
    La impresión que me causó el juicio fue tan horrible como la que me inspiraba la Convención Constitucional.
    Con posterioridad al juicio han circulado constantemente rumores acerca de arrestos en masa de intelectuales y dirigentes políticos en todas partes de Rusia, acusados todos de formar parte del plan de Trotsky.
    Además de ello se afirma insistentemente que la viuda de Lenin, un mariscal de la Revolución y Comisario de Defensa en servicio y otras personas ubicadas en esferas elevadas fueron detenidas. También se han recibido noticias del exterior afirmando que Voroshilov, Comisario de la Defensa partió para Moscú y que el Comisario de Relaciones Exteriores, Litvinov, ha sido arrestado y otras cosas por el estilo. Según informes, estos dos últimos son infundados. Otros pueden ser exagerados.
    Es interesante señalar que, en los comienzos de esta revolución, Lenin y los demás revolucionarios intelectuales convinieron (según la opinión pública) en que aprovecharían la lección de la Revolución Francesa y no permitirían que se introdujera la lucha interna entre ellos para alimentar contrarrevoluciones. Prácticamente, los únicos dirigentes bolcheviques de la primera hora que quedan son Stalin, Kalinin y Voroshilov. Todos los demás han sido confinados o fallecieron y muchos fueron “eliminados” o fusilados. A pesar de reconocer el peligro de que su ideal fuera destruido por la ambición de los hombres, la naturaleza humana se afirmó aquí nuevamente, como en la Revolución Francesa, con la única diferencia que su acción ha sido más lenta.
    En el Cuerpo Diplomático de ésta y entre los periodistas norteamericanos, prevalece la impresión de que el gobierno de Stalin está consolidado completamente en el poder y, en ausencia de una guerra exterior, conservará esa posición por mucho tiempo.
    En conclusión, quiero decir que el juicio entero y las circunstancias que lo rodeaban chocaron a nuestra mentalidad. Ha sido, sin embargo, la más poderosa demostración de los beneficios que brinda la protección constitucional de la libertad personal. El derecho de los acusados a ser defendidos ante el tribunal, el derecho a rehusarse a declarar contra sí mismos y, especialmente, la presunción de inocencia y la aplicación del antiguo principio jurídico de que es mejor que se escapen mil hombres culpables antes de ser injustamente condenado un inocente, cobran un verdadero significado frente a un juicio como éste.
    Tengo el honor de ser, Señor, respetuosamente vuestro,

    JOSEPH E. DAVIES, embajador de Estados Unidos en Moscú

    TomStalin
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 4
    Reputación : 4
    Fecha de inscripción : 19/10/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por TomStalin el Vie Oct 29, 2010 12:49 am

    Ante todo, un saludo cordial a todos los camaradas de este foro, como verán soy un nuevo miembro, y en este artículo deseo hacer mi primer aporte.

    Debe tenerse contemplado, que luego de la disolución oficial de la URSS, suscitada por todos los genocidas de la elitesca derecha oligárquica formada por las inservibles y degradantes e indebidas formas del señor Gorbachov salen a la luz cientos y cientos de desorganizadas versiones acerca de la historia soviética. Recuerden, que el Comité para la seguridad del Estado (KGB) tanto como otros servicios de resguardo gubernamental en su poder tuvo archivos (como ha de corresponder) para uso del estado en sus operaciones y debidas realizaciones. Por lo tanto, al ultimar recientemente y sacar a la luz distintos de éstos archivos por parte del señor Medvedev se ha formado una incipiente controversia acerca de muchos de los datos que forman parte de la denominada "oficial" historia de la URSS. Corresponde saber, que datos como las transacciones entre Moscú y Berlín suscitadas por Stalin y manipuladas por los capitalistas luego de la disolución de la Unión hacen parte en todo este adulteramiento conjunto. Y, ¿Qué termina ocurriendo?, un desastre total con las referencias obtenidas, mas todo aquel centenar de anécdotas e información familiar que muchos soviéticos heredaron a sus descendientes. Por otro lado, se presenta también la MEDIÁTICA campaña de desprestigio absoluto por parte de Estados Unidos de manera secreta hacia algunas repúblicas, estados socialistas, para justificarse en el desacuerdo del seguimiento de la libre voluntad de las masas. Son tantas versiones de hechos que vinculan la manipulación efectiva de la historia soviética que ya, hasta el día de hoy con tantas versiones, mentiras y dudas no se conoce con precisión todos los datos que en un tiempo pasado pudieron ser conocidos como únicos. Gente como, Robert Gates, que asimila ser un "experto" titulado en Historia soviética perfora y desequilibra el respeto a la memoria de todos los camaradas que en tal ilustre nación residieron.

    Es mi primer y corto aporte a este foro, Un saludo:

    Thomás
    Venezuela

    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por Demofilo el Vie Oct 29, 2010 12:50 am

    Extractos de una carta del corresponsal francés René Marchand al Presidente de la República Francesa, Poincaré:

    "Tuve ocasión de asistir hace poco tiempo a un reunión oficiosa que me reveló de la manera más inesperada una actividad inmensa, secreta y, a mi juicio, sumamente peligrosa ... Me refiero a la reunión a puerta cerrada que tuvo lugar en el Consulado General de Estados Unidos ... Asistieron a la misma el señor Poole, cónsul general de los Estados Unidos, y nuestro cónsul general. Estuvieron los agentes aliados ... Por casualidad, al oir lo que decían los agentes presentes quedé al tanto de lo que se tramaba. Así supe que un agente inglés preparaba la destrucción de un puente ferroviario sobre el río Voljov, cerca de Zvanka. Basta echar una mirada al mapa geográfico para ver que la destrucción del puente equivale a condenar al hambre total a la ciudad de Petrogrado; en tal caso la urbe se vería prácticamente sin la menor comunicación con el este, de donde proceden todos los cereales, ya de por sí insuficientes para la subsistencia ... Un agente francés añadió que ya había intentado volar el puente de Cherepovets, lo que hubiera causado tan funestas consecuencias para los abastos de Petrogrado como la destrucción del puente Zvenka ya que Cherepovets se halla en la línea que une Petrogrado con las provincias orientales. Luego se habló de la destrucción de rieles en disintos ferrocarriles ... No me extiendo más, suponiendo que he dicho lo suficiente para aclarar sobre la base de los hechos inequívocos, los graves temores que acabo de formular. Estoy profundamente convencido de que no se trata de iniciativas aisladas de unos u otros agentes. Aunque semejantes iniciativas particulares pueden tener sólo un resultado funesto: arrojar a Rusia a una lucha más política e interminable más y más sangrienta, condenándola a sufrimientos inhumanos causados por el hambre".

    (Esta carta fue capturada por la Cheka y reproducida en el periódico Izvestia)

    verdadyreconciliacion
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 919
    Reputación : 1090
    Fecha de inscripción : 31/01/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por verdadyreconciliacion el Vie Oct 29, 2010 2:03 am

    Demófilo, los aviones nazis eran invisibles?. O trotsky se había inventado algo.

    Por cierto, como casi todo el caso, esa defensa endeble que ha colgado Demófilo, no presenta la mínima validez jurídica, sin pronunciar fecha ni hora, sin datos adicionales como de que avión se trataba, color, rasgos, modelo, sin pruebas físicas (decir que avión y consultarlo con el archivo Noruego), sin ningun dato que pueda comprometer la ya alícaida estrategia, y el fiscal ni lo pregunta.

    Como se ve se sigue mintiendo sin ningún escrúpulo, pero claro, cuando se cuelgan afiches propagandísticos que acusas de colaboracion nazi a Trotsky, ¿Quién pide fuente, quién pide datos?. El que lo pide es un trotskista?. Porque yo no puedo exigir la fuente, y estos datos que sean esclarecedores.

    Kamenev insistió ante el tribunal en que mientras Trotsky estuviera en el extranjero los terroristas seguirían infiltrándose en la URSS. Este Kamenev, quien hasta el momento de su derrumbe definitivo fue un “político astuto”, trató de promover el objetivo princi­pal de Stalin: imposibilitar mi permanencia en los países capitalistas. ¿Trotsky en el extranjero? ¡Terro­rismo en la URSS!. Kamenev evadió el problema de cuáles podrían ser los círculos sociales entre los cuales yo reclutaría mis agentes. Los rusos en el exterior se dividen en dos categorías: emigrados blancos y funcio­narios soviéticos. Tras exiliarme a Turquía. la GPU tra­tó, por intermedio de las secciones de la Comintern, de crear vínculos entre los “trotskistas” extranjeros. espe­cialmente los checos, y la emigración blanca. Mis primeros artículos pusieron fin a esas maniobras. Los grupos de emigrados blancos, por grande que sea su hostilidad hacia Stalin, se sienten muchísimo más cerca de él que de mí, y no lo ocultan. Por otra parte, los círculos soviéticos en el exterior son tan pequeños y están tan estrechamente vigilados que debe descartarse toda posibilidad de realizar alguna actividad organi­zada en su seno. Baste recordar que Blumkin fue asesi­nado por haberme visitado una vez, a poco de mi arribo a Constantinopla: fue el único ciudadano soviético a quien vi en todos los años de exilio.[6]

    ¿Quiénes son, pues, los cinco “terroristas” que yo supuestamente envié a la URSS y que revelaron sus intenciones ante el tribunal? Son intelectuales judíos, nacidos no en la URSS sino en países vecinos, integran­tes del imperio (Lituania, Letonia). Sus familias huye­ron de la revolución bolchevique, pero los jóvenes, gracias a su capacidad de adaptación, sus conoci­mientos de idiomas y sobre todo del ruso, pudieron encontrar un cómodo nicho en las oficinas de la Interna­cional Comunista. Estos funcionarios de la Comintern provienen de la pequeña burguesía, no tienen vínculos con la clase obrera, ni experiencia revolucionaria, ni preparación teórica seria; siempre listos para aplicar la última directiva de la burocracia, son una verdadera plaga para el movimiento obrero. Algunos de ellos coquetearon con la Oposición cuando fracasó su carre­ra. En muchas cartas y artículos he advertido a mis camaradas contra esa gente. Y es precisamente a estos plumíferos de la Comintern -desconocidos para mí- a quienes habría confiado mis proyectos terroristas más reservados y, justamente por ello, mis vínculos con la Gestapo. ¿Es absurdo? Pero la GPU no pudo encon­trar otro medio social donde yo hubiera podido reclutar “terroristas” desde el extranjero. Y si yo no hubiera enviado emisarios a la URSS, mi participación en la conjura hubiera tenido un carácter demasiado abs­tracto.

    Una idiotez conduce a otra: ¡resulta que cinco inte­lectuales judíos (Olberg, David, los hermanos Lurie, Berman) son agentes de la Gestapo! Es sabido que los intelectuales judíos, sobre todo los alemanes, suelen acudir a la Tercera Internacional, no por ser marxistas, ni comunistas, sino para que esta los proteja de los antisemitas. Eso es lógico. Pero no se entiende qué motivos políticos o psicológicos pudieron llevar a cinco intelectuales judíos a embarcarse en el camino del terrorismo contra Stalin... en alianza con Hitler. Los propios acusados evadieron ese enigma con todo cui­dado. Vishinski no mostró interés. Pero el problema merece atención. Reconozcamos por un instante que yo actué movido por la “sed de poder”. ¿Qué movía a los cinco extraños? Ponían en juego sus cabezas. ¿Para qué?, ¿Para la gloria de Hitler?

    Además, los motivos de Trotsky no resultan tan claros como pretenden los señores Rosenmark, Pritt y otros exégetas del fiscal soviético. Diríase que mi odio hacia Stalin me condujo a hacer exactamente lo que Stalin más necesitaba. A partir de 1927 he escrito centenares de artículos para advertir que la lógica del bonapartismo obligaría a Stalin a acusar a la Oposición de preparar una conjura militar, o un atentado terro­rista. Repetí y fundamenté esta advertencia en repetidas ocasiones a través de la prensa. Sabiendo que Stalin no podía prescindir de los ataques a su “sacra” persona, yo debía proporcionárselos. Debía reclutar agentes casuales y evidentemente dudosos; debía aliarme con Hitler y reclutar judíos para la Gestapo(jajaja...); para que la colaboración no fuera secreta -¡no lo quiera Dios!- debía mencionarla a cualquier fulano, zutano y mengano que se me cruzara por el camino. En otras palabras, mi comportamiento debía ser... ¡precisamente el que puede concebir cualquier provocador de la GPU!


    Los recursos financieros de la Conspiración[1]


    26 de enero de 1937



    Piatakov declara que mi hijo Sedov le instó enérgicamente a malversar los fondos de dos empresas indus­triales para financiar el movimiento trotskista. Sin embargo, Piatakov se olvidó de especificar cuanto robó, de qué fábricas y a quién entregó el dinero. Todas las confesiones de los acusados se caracterizan por su imprecisión deliberada, como si cualquier referencia especifica a hechos sucedidos en el extranje­ro corriera el riesgo de ser terminantemente refutada.

    Pero el caso presenta un aspecto todavía más impor­tante: tanto Piatakov como los demás acusados habla­ron de una alianza trotskista con Alemania y Japón, lo cual sugiere que, al concertarse la susodicha alianza, ambas naciones debieron proporcionar fondos a los trotskistas. En vista del carácter de los “aliados”, y de la magnitud de sus propósitos, los trotskistas deben haber recibido millones. Sin embargo, Piatakov tuvo la desgracia de afirmar que la conspiración fue financiada mediante los dividendos malversados de ciertas fá­bricas y entregados a mi hijo, quien en 1932 estudiaba en Berlín.

    Señalo al pasar que los únicos ingresos del movimiento trotskista provienen de sus militantes, quienes se hallan en continua crisis económica. El Biulleten Oppozitsii se publica con el dinero que gano con mi trabajo literario, y todas las organizaciones trotskistas están en condiciones de someter sus finanzas al escrutinio de una comisión investigadora internacional. ¿Pueden hacer lo mismo las secciones de la Comin­tern?

    Parece que ni el magistrado ni el fiscal se dignaron hacerle a Piatakov la siguiente pregunta: ¿en qué consiste, concretamente, la alianza con la Gestapo? ¿Quién estableció los contactos? ¿Qué clase de ayuda financiera y técnica dio la Gestapo, y a quién? Basta plantear estas preguntas para pulverizar el mito de la Gestapo. Precisamente por eso ni el magistrado ni el fiscal se tomaron la molestia de plantear estas pregun­tas inoportunas. El proceso de Moscú es una conspiración de silencio cuyo objetivo es ocultar las mentiras.

    verdadyreconciliacion
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 919
    Reputación : 1090
    Fecha de inscripción : 31/01/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por verdadyreconciliacion el Vie Oct 29, 2010 2:04 am

    El proceso de los trotskistas de Danzig[1]

    29 de abril de 1937



    Doce días antes del proceso de los falsos “trotskistas” en Moscú - Piatakov, Radek y compañía -, los fascistas de Danzig procesaron a un grupo de trotskistas auténticos: el doctor Jakubowski y nueve de sus compañeros.[2] Naturalmente, el gigantesco proceso de Moscú acaparó toda la atención, de modo que el juicio de Danzig pasó inadvertido. La gran prensa mundial no dijo casi nada acerca de cómo la Gestapo eliminó jurídicamente a los revolucionarios. A pesar de eso, vale la pena estudiar el proceso de Danzig, tanto por su interés intrínseco como por la luz que echa o, mejor dicho, la forma espectacular en que desenmascara el proceso de Moscú.

    Hace unos días mis amigos me enviaron el ejemplar del periódico fascista Der Danziger Vorposten, que trae la crónica del juicio; asimismo, enviaron diversas ediciones del periódico clandestino de los “trotskistas” de Danzig - llamado Spartakus - y varias proclamas del grupo.

    En Der Danziger Vorposten del 9 de diciembre de 1936 leemos lo siguiente: “Gracias a su cuidadosa vigilancia y preparativos, la policía política pudo descubrir hace pocos días a una organización comunista secreta, llamada Spartakus, y arrestar a la mayoría de sus miembros”. Arrestaron a unos sesenta individuos. De acuerdo con la policía, estos criminales trataron de “hacer de su organización el centro de reunión de todos los enemigos del estado. Trabajaron intensamente, publicaron proclamas, difundieron literatura secreta, introducida clandestinamente desde el exterior, recolectaron fondos, etcétera. Inclusive uno de los dirigentes de la organización visitó a Trotsky en Noruega en el verano de este año (1936). Hasta el momento de su arresto, la organización secreta mantuvo una nutrida correspondencia con Trotsky, probablemente a través del correo polaco”.

    Basta leer estas breves líneas para encontrar los temas conocidos: tenemos una organización trotskista que es “el centro de reunión de todos los enemigos del estado” (en este caso, el fascista); tenemos que uno de los dirigentes viajó donde Trotsky... lo que nos recuerda el “vuelo” de Piatakov a Oslo; una nutrida correspondencia entre los acusados y Trotsky, quien les envía “instrucciones”... Diríase que el acta de acusación de Vishinski, formulada un mes y medio más tarde, fue confeccionada siguiendo el modelo de Danzig.

    De los sesenta arrestados, sólo diez – cuyas edades varían entre los veintitrés y los cincuenta y siete años – llegaron al banquillo. No sabemos que hicieron los nazis con los cincuenta restantes. El doctor Franz Jakubowski, ciudadano alemán, fue sindicado como dirigente de la organización y principal acusado. Los demás son ciudadanos de Danzig. En las actas del juicio leemos que el “dirigente de la pandilla trotskista” dio un breve resumen de su actividad revolucionaria.

    En Danzig utilizan la misma terminología que en Moscú: la organización de oposición es siempre una “pandilla”. Jakubowski, de veinticinco años de edad, entró al movimiento marxista en 1930, al comunista en 1932 y al trotskista en 1935. Era íntimo amigo de otro joven marxista, el doctor Siegfried Kissin, de quien dice la acusación que visitó a Trotsky en Oslo.

    Según las palabras de la acusación, las proclamas y el periódico de los trotskistas de Danzig “enlodan todo lo que sea alemán y exaltan a la Rusia soviética”.

    Al ser arrestado, el doctor Jakubowski estaba en posesión “no sólo de materiales impresos, sino también de dólares norteamericanos y libras esterlinas británicas”. Esta parte de la acusación de la Gestapo parece un modelo en miniatura de las acusaciones de la GPU, con una diferencia: los “trotskistas” de Moscú enlodan todo lo que sea soviético y exaltan el fascismo, mientras que los trotskistas de Danzig hacen exactamente lo contrario. Si Piatakov recibió marcos de firmas alemanas, Jakubowski estaba en posesión de dólares y libras.

    El Vorposten del 12 de enero publica una fotografía de la sala del tribunal en momentos en que el fiscal, cuyo nombre no es Vishinski, sino Hoffman, pronuncia su alegato. Dice el periódico que la sala estaba abarrotada de espectadores. Las acusaciones eran: calumnias contra el gobierno, perturbación de la paz, difusión de información falsa, violación de las leyes de prensa y posesión ilegal de armas.

    Si es cierto que los trotskistas de Danzig “exaltaron a la Unión Soviética”, evidentemente exceptuaron a la justicia soviética. Pues se le echó en cara a Jakubowski un artículo suyo “donde se compara a la farsa judicial de Moscú con el proceso de los incendiarios del Reichtag”. Esta “asombrosa analogía” suscitó la viva indignación del procurador fiscal (Hoffman, no Vishinski). No se publicaron los alegatos de los acusados. Estos no se retractaron, ni cantaron alabanzas a Hitler, pero sí proclamaron sus posiciones revolucionarias.

    Los diez acusados, entre los cuales hay dos mujeres, recibieron un total de trece años de prisión: a Jakubowski - para quien el fiscal había pedido cinco años de trabajos forzados - le corresponden tres años y tres meses. El veredicto del tribunal dice al pasar que “Debe considerarse a la liga trotskista como un grupo comunista. Es cierto que existen diferencias entre los trotskistas y los demás comunistas. Pero dichas diferencias no hacen a su visión del mundo, sino a cuestiones de táctica partidaria”.

    Al concluir, el magistrado se lamentó de que el criminal más importante, doctor Kissin, se encontrara en Copenhague y no en el banquillo con los demás acusados. Desde luego que el gobierno de Danzig tuvo la suficiente inteligencia como para no exigir su extradición.

    Las publicaciones de la Liga Espartaco poseen un gran interés, porque nos retratan la fisonomía política de la organización. La Gestapo nos dice que los conspiradores recurrieron al “correo polaco” para difundir materiales en los que se insultaba a “todo lo que sea alemán”. En el primer párrafo del manifiesto sobre España, leemos: “los gobiernos fascistas de Alemania y Polonia han proclamado una neutralidad hipócrita en la guerra civil española. En realidad, son los mejores proveedores de armas de los fascistas españoles”.

    Una circular que llama a los obreros portuarios a hacer todo lo posible por evitar los envíos de materiales de guerra, lleva la rúbrica “Comunistas Internacionalistas de Alemania, grupo de Danzig (trotskistas)”. Es decir que la Liga Espartaco se considera parte de la organización nacional alemana de los trotskistas, la misma organización que, según Vishinski, ya estaba en alianza con la Gestapo en 1932. La alianza de los trotskistas con la Gestapo se forjó, como es bien sabido, antes de la fundación de la propia Gestapo.

    En un manifiesto referido al derrumbe de los viejos partidos obreros, encontramos las siguientes líneas: “Su propia política preparó su caída. Mientras pudieron, siguieron sembrando ilusiones entre sus partidarios, y con ello frenaron la lucha contra los nazis”. Los dirigentes de la Liga Espartaco no siembran ilusiones: “Sabemos que la liquidación del fascismo no es cosa fácil. Para preparar su caída es necesario llevar a cabo una labor dura y peligrosa, larga y persistente... Ayúdennos a construir un nuevo partido comunista, que le proporcione una dirección revolucionaria al proletariado. Ayúdennos a construir la Cuarta Internacional, que conducirá a la revolución mundial hasta la victoria”.

    Los fascistas de Danzig tienen una consigna que dice: “Danzig debe convertirse en la fortaleza antibolchevique de la frontera oriental de Alemania”. Si hemos de creer a Vishinski, los trotskistas debían formar parte de la guarnición de esa fortaleza. Sin embargo, éstos se niegan a cumplir el papel asignado. En su periódico leemos: “Nada de colaboración con la burguesía; derrocar al fascismo con el poder armado del proletariado: he aquí la tarea de los antifascistas de Danzig. Organizar a los trabajadores en las empresas industriales, en las oficinas de desocupados y en los campos de trabajos forzados para resistir y combatir activamente al nacionalsocialismo: he aquí el único medio para derrocar al fascismo”.

    ¿Cuál es la posición de los trotskistas de Danzig con respecto a la defensa de la URSS? “Hitler se ofrece para el papel de super-Wrangel - dice el órgano de la Liga Espartaco - en la cruzada imperialista contra la Unión Soviética...3 Stalin y su burocracia constituyen el mayor peligro para la existencia del poder soviético. En la política interior, el régimen de la burocracia ha suplantado al régimen del proletariado: en la política exterior han sacrificado el apoyo al proletariado en aras de la alianza con la burguesía. Pero hasta ahora no han podido destruir las conquistas sociales más importantes de la Revolución de Octubre. La propiedad privada de los medios de producción sigue abolida en Rusia. Por lo tanto, la defensa de la URSS sigue siendo el deber incondicional del proletariado”. No olvidemos que estas líneas fueron publicadas en territorio de Hitler.

    En agosto de 1936, pocos días antes del juicio de Zinoviev y Kamenev, los stalinistas de Danzig le propusieron un frente único a la Liga Espartaco. Pero tan pronto como se iniciaron las negociaciones tuvo lugar el proceso. Al día siguiente, el periódico de los stalinistas de Danzig dijo: “La alianza con la Gestapo no nos sorprende. Después de todo, la confraternidad trotskista de Danzig es, desde hace tiempo, el centro de espionaje y provocación de la Gestapo de Danzig.” Este episodio es un ejemplo en pequeña escala de la corrupción que introduce la GPU en las filas del movimiento obrero en el mundo entero... Los trotskistas de Danzig respondieron despectivamente: “Si hubiéramos mantenido una alianza con la Gestapo, ustedes estarían en la cárcel desde hace tiempo, por negociar con nosotros”.

    Y, poco después, ¡¡los militantes de la Liga Espartaco fueron a parar a la cárcel!!

    De todas maneras, estos rasgos de semejanza entre los procesos de Danzig y de Moscú no nos impiden ver las diferencias fundamentales. La acusación de Danzig fue, en lo esencial, genuina; el proceso de Moscú fue un fraude del principio al fin. En Danzig se presentaron pruebas materiales irrefutables, encontradas en los allanamientos. Ninguna organización revolucionaria puede existir y funcionar sin un programa y una imprenta. Los trotskistas de Danzig mantenían sus vínculos con las masas mediante un modesto mimeógrafo. En el juicio no se retractaron de sus ideas, ni de sus publicaciones. Reconocieron su solidaridad conmigo, tanto en su prensa como en el tribunal. La palabra “retractación” no aparece una sola vez en las actas del juicio. En el banquillo de Danzig estaban mis auténticos compañeros, no enemigos que se pusieron la máscara de la amistad en cumplimiento de órdenes policiales.

    El tribunal mencionó el viaje de Kissin a Oslo. Yo mismo lo mencioné al refutar a Piatakov v su “vuelo”. El hecho es que Kissin sí me visitó, en julio de 1936, cuando estaba en tránsito de Danzig a Dinamarca. La prensa noruega informó de la visita. Mis condiciones de vida excluyen toda posibilidad de visitas clandestinas.

    La acusación de que yo envié “instrucciones” a Danzig es ficción pura. Fue Kissin quien me informó sobre la existencia del grupo de Danzig, algunos días antes de mi internamiento. Jamás mantuve correspondencia con ese grupo. Pero, en lo esencial, eso no modifica las cosas. Existe entre nosotros un estrecho vínculo de solidaridad. Como demuestran elocuentemente las publicaciones, los jóvenes dirigentes de la Liga Espartaco pudieron orientarse acerca de cuestiones políticas sin “instrucciones” mías.

    El fiscal fascista no acusó a los trotskistas de Danzig de terrorismo, sabotaje, ni espionaje, tampoco pidió sus cabezas. Ello se debe a que el régimen totalitario de Danzig es joven aún, y la opinión pública del propio partido dominante no está preparada todavía para esa clase de medidas. Stalin está cumpliendo el papel de pedagogo del fascismo. La GPU le da lecciones a la Gestapo. Cuando la posición de Hitler se vuelva más difícil, los vishinskis alemanes decapitarán a los obreros revolucionarios, acusados de terrorismo, sabotaje y espionaje. No nos quepa duda de que las semillas de los fraudes de Moscú no caerán en tierra yerma. Pero las semillas sembradas por el grupo Espartaco también darán su fruto cuando llegue el momento.


    Esta era la clase de colaboración de los troskistas con la GESTAPO?, En la mente mitómana de algunos cualquier cosa puede ser.

    insurrection
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 2
    Reputación : 2
    Fecha de inscripción : 27/07/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por insurrection el Vie Oct 29, 2010 6:24 pm

    SS-18 escribió:
    GT: Casi 700.000 personas fueron ejecutadas en el período del “Gran Terror” entre 1937 y 1938. ¿Todos eran “culpables” de algo? ¿Y de no ser así, como se explica una masacre así?

    GF: En el año 2005 publiqué un ensayo en dos partes: “Stalin e a Loita pola Reforma Democrática”

    Desde entonces, tenemos más pruebas da “Ezhovshchina” (a veces llamado el “Gran Terror”, desde que esta expresión tituló un libro deshonesto, pero influyente, de Robert Conquest).

    Ahora puedo enseñar a los lectores un resumen de estas conclusiones con enlaces a las pruebas (en la traducción inglesa) en www.tinyurl.com/ezhovshchina .

    Las recientes evidencias confirman que Nikolai Ezhov, jefe del NKVD de 1936 hasta finales de 1938, conspiró también con los alemanes. Como los derechistas y los trotskistas, Ezhov y sus principales colaboradores en el NKVD contaban con una invasión de Alemania, Japón y otros países capitalistas. Torturaron a mucha gente inocente para que confesasen crímenes capitales por los que serían fusilados. Ejecutaron a muchas personas por motivos falsos o sin motivos.

    Ezhov pensaba que con estos asesinatos masivos de inocentes levantarían a buena parte de la población soviética contra el gobierno. Creando así las condiciones para rebeliones internas contra el gobierno soviético cuando Alemania y Japón atacaran.

    Ezhov mintió a Stalin, al Partido y a los líderes gubernamentales sobre todo esto. Las realmente terroríficas ejecuciones masivas, de casi 680.000 personas entre 1937 y 1938, eran, la mayoría, injustificables ejecuciones de inocentes cometidas deliberadamente por Ezhov y sus colaboradores con el objetivo de sementar el descontento entre la población soviética.


    No soy trosko como alguno que veo por aqui, pero al ver esto de que murieron y torturaron a inocentes por culpa del gusano de Ezhov me pregunto: ¿por que Stalin no hizo nada? ¿sabia Stalin algo acerca de esto?

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por AsturcOn el Sáb Oct 30, 2010 9:22 pm

    Trotsky y el juicio paralelo

    VYR se nota claramente que estas influenciado por Pierre Broue un trotskista militante que usa la manipulación de Trotsky para defenderlo de las acusaciones en los procesos de Moscu.

    Pierre Broue:

    A partir del primer proceso, predice las líneas generales que seguirán los siguientes, anuncia con un año de antelación que Iagoda va a ser acusado de asesinato utilizando veneno“.

    El autor de esta pequeña muestra trotskista dice en su libro “Los procesos de Moscu” que Trotsky un año antes de los juicios ya sabia que Lagoda seria acusado de usar veneno asesinando a una de sus victimas. Por consiguiente uno se pregunta si un hombre que no fue capaz de entender las etapas de la revolución , que no comprendió el sentido de la NEP y el plan quinquenal y que tuvo el valor de predecir que la Unión Soviética seria derrotada militarmente por la Alemania nazi, de repente sabia que Lagoda terminaría acusado de envenenar a sus victimas. Solo Trotsky podía saber con antelación lo que iba a suceder en los procesos de Moscu. Pierre Broue no ve en su propio argumento la posibilidad de que Trotsky solo podía saber eso estando dentro de la conspiración contra el estado soviético y en vez de defenderlo como un fiel trotskista, lo ataca inconscientemente presumiendo del la ingeniosa predicción de Trotsky. Trotsky bien podía haber vaticinado que Lagoda usaría un cable de teléfono, un cuchillo en la espalda, un accidente cotidiano o cualquier otro tipo de muerte, pero Lagoda era un experto en venenos y ese seria el estilo. La mente prodigiosa de Trotsky bien podría haber dedicado su arte al cine negro en Hollywood, habríamos tenido a un gran director, un consagrado guionista, y no un loco y confabulador de conspiraciones contrarrevolucionarias.

    La única alternativa para la defensa de Trotsky era abrir una comisión de investigación sobre las acusaciones hechas contra él en los procesos de Moscú y para ello, los personajes mas influyentes del momento entre los que se encontraban Trotskistas, anarquistas, personajes académicos de la burguesía gringa, se ofrecieron para investigar los procesos de Moscu con métodos fieles al engaño y la manipulación característica del capitalismo.

    Trotsky sabia demasiadas cosas en relación al desarrollo de los juicios, pero la sutileza de este iba demasiado lejos intentando confundir con su mascara de ironía, que todo lo que el sabia era solo fruto de una mente prodigiosa, capaz de intuir cada uno de los pasos que Stalin y el fiscal daban. En realidad no se trataba de eso, era pues una buena manera de hacer creer al mundo que el no tenia nada que ver, que solo era una victima del estado soviético, al que conocía muy bien para adelantarse a sus previsibles pasos. La planificada defensa de Trotsky ante las acusaciones que los procesados hacía él, eran motivo de solidaridad de la burguesía mundial e incluso Hitler en una ocasión se refirió a él alabándolo cuando mal metía contra Stalin.

    Toda esa camada de acreditados trotskistas, burgueses y presuntos académicos formaron su propio escenario judicial para intentar contrarrestar los resultados del veredicto final en los juicios de Moscu, eliminar la legitimidad de los procesos, demonizarlos, ridiculizarlos y sobre todo limpiar el sucio nombre del trotskismo de cara a la galería mundial. Para ello la trama se centra en las confesiones de Piatakov y Radek como si estas fueran las únicas, desestimando al resto de procesados como sino existieran, ignorando las confesiones sumamente aclaratorias de Bujarin y el general blanco Tujachevski.

    En los procesos de Moscu hay dos declaraciones que son realmente estremecedoras y naturales, por un lado tenemos la confesión de Bujarin que se da el placer de confesarlo todo con pelos y señales bajo una tranquilidad pasmosa, en la que se nota cierto aire de resignación y sobre todo mucho arrepentimiento. Esto esta fielmente reflejado en su confesión, confesión que mas parecía un discurso reflexivo, reconociendo que no merecía la pena entregar la vida por algo que no tiene ni honor, ni ética, ni dignidad y menos cuando el veía claramente que las cosas en Rusia habían mejorado sorprendentemente, que todo simplemente brillaba como nunca se había visto antes.

    Por parte de Tujachevski este tubo una intervención de estilo diferente, resignado pero no sin rematar su declaración con gestos amenazantes, en los que deja caer que no dispone de suficientes armas (pruebas) para defenderse. En este caso bien podríamos pensar que si Tujachevski hubiera sido presionado con el mínimo átomo de tortura o le hubieran intentado persuadir de seguir algún tipo de directriz teatral, lo habría denunciado valientemente con la elegancia de un oficial del ejercito, es coherente pensar que habría aprovechado el tiempo de su declaración para denunciarlo todo sin importarle nada de lo que después pudiera sucederle, dadas además las circunstancias de que en esa misma sala se encontraban los ojos del mundo representado por delegaciones extranjeras. Pero ninguno de los acusados dijo nada de torturas, ni de directrices teatrales y no fue así por una sencilla razón que se le escapa curiosamente a la versión trotskista:

    Todos los acusados vieron que ya no se podía hacer nada. Las evidencias eran muy grandes. Habían demasiadas pruebas que los sentenciaban directamente y ellos lo sabían,. Es por este motivo por el cual ninguno de los acusados negó las acusaciones. Las delegaciones y observadores internacionales que acudieron a los procesos, afirmaban que eran muchas las pruebas que habían contra los acusados. En este asunto alguien que no ha estado allí podría llegar a conclusiones de confianza y desconfianza, pero en aquellos momentos los que fueron buscando pruebas las encontraron demasiado claras, como para que años mas tarde un puñado de periodistas y escritores decidan sacar unos dólares por publicar las supuestas farsas de los juicios beneficiándose ellos mismos y como no, beneficiando a la burguesía y al capitalismo en difundir los procesos de Moscu como una opera en la que todo estaba planificado al milímetro por el estado soviético.

    Algunos detalles de Trotsky

    Mucha gente pasa por alto un detalle que demuestra lo perverso que era Trotsky con todos los que le rodeaban y especialmente con Stalin. Perverso porque no se mordió la lengua acusando a Stalin de envenenar a Lenin sin ningún tipo de prueba o fundamento, una acusación que demuestra hasta donde se puede llegar con tal de saborear el poder, una acusación motivada por una nube de derrotas políticas que le nublaban la vista y donde solo veía la sombra de su eterno y odiado enemigo.

    Supongamos que esto fue cierto y que Stalin enveneno con alguna sustancia a Lenin. Trotsky “sabiendo” que su compañero y enemigo de partido había asesinado a Lenin se lo callo y no hizo ninguna denuncia de ello esperando quizás un buen momento y ese momento lo encontró años mas tarde escribiendo la biografía de Stalin. Este punto es la culminación de ese acumulado odio. La válvula de los deseos reventó en Trotski escupiendo sus negras fantasías acusando de asesinato por envenenamiento al hombre que lo derroto en demasiadas ocasiones.

    La biografía que se molesto en escribir sobre Stalin en si, demuestra el desmedido odio de Trotsky hacia el líder de la Unión Soviética:

    En 1890, seguramente poco después de morir su padre, Soso, que entonces tenía once años, entró con una cartera de percal bajo el brazo en la escuela teológica. Según sus condiscípulos, el chiquillo puso gran empeño en aprender su catecismo y sus oraciones

    Trotsky insinúa que a Stalin le costo gran trabajo aprenderse el catecismo y las oraciones, que lo hacia con “gran empeño” y mete la punzada diciendo:

    Gogojiya hace observar que gracias a "su extraordinaria memoria", Soso recordaba las lecciones literalmente de oírlas al maestro, sin necesidad de repasarlas. En realidad, la memoria de Stalin (al menos su memoria para retener teorías) es francamente mediocre. Pero, de todos modos, para recordar en clase no era necesario prestar excesiva atención. Por entonces, el orden sacerdotal era, sin duda alguna, la ambición suprema del mismo Soso

    Una de las traumáticas envidias de Trotsky es la de ver como los biógrafos no cesaban en adulaciones hacia Stalin. Esto le hierve tanto la cabeza que investigando con su elocuente tenacidad dice:

    En otros testimonios hay, no obstante, importantes zonas oscuras. "Durante los primeros años, en los grados preparatorios -dice Glurdzhidze-, José estudió soberbiamente, y con el tiempo, al revelar aptitudes brillantes cada vez mayores, llegó a ser uno de los mejores alumnos." En este artículo, que presenta todas las señales de un panegírico escrito por orden superior, la circunspecta frase "uno de los mejores", indica claramente que José no era el mejor, ni superior al resto de la clase, ni extraordinario. De idéntica naturaleza son los recuerdos de otro condiscípulo, Elisabedashvili. José -dice- era uno de los más inteligentes y uno de los más listos." En una palabra, no era el más listo. Así nos vemos inclinados a sospechar que, o bien varió su posición escolar en los diversos grados o cursos, o bien algunos de los autores de memorias, pertenecientes por su parte a la retaguardia de la instrucción, no eran duchos en seleccionar a los mejores alumnos”.

    La verdad esque esta biografía escrita en 1940 enfoca parte de su atención en el aprendizaje, intentando demostrar que Stalin era un zoquete y que las alabanzas de sus antiguos profesores estaban ceñidas al partido.

    Trotsky no era un hombre serio que defendiera nada serio, mas bien era un sicópata de papel y tinta que no sabia defender ideas porque no tubo tiempo para ello, dedicándose exclusivamente a atacar todo, atacando con la violencia de sus palabras a las ideas de otros y a estos por idearlas.

    Una buena muestra de su indecisión la encontramos en las palabras de Lenin que lo calo de la siguiente manera:

    "Trotsky representa únicamente sus vacilaciones personales, y nada más. En 1903 fue menchevique, abandonó el menchevismo en 1904, volvió al menchevismo en 1905, haciendo gala de una fraseología ultrarrevolucionaria; en 1906 se apartó de nuevo; a fines de 1906 defendió los acuerdos electorales con los Kadetes (es decir, de hecho estuvo de nuevo con los mencheviques). Y en la primavera de 1907, dijo en el Congreso de Londres que divergía de Rosa Luxemburgo más sobre ´matices individuales de las ideas que sobre tendencias políticas´. Trotsky plagia hoy los bagajes ideológicos de una fracción, mañana de otra y como consecuencia, se proclama ubicado por encima de ambas fracciones. En teoría Trotsky no está de acuerdo en ningún punto con los liquidadores y otzovistas, pero en la práctica está en un todo de acuerdo con ellos".

    Así era Trotsky, un océano de contradicciones que solo entendía el, un revolucionario de la vieja guardia que entro en el partido bolchevique justo en el ultimo momento (1917) y después de haber estado navegando fuera y dentro del partido menchevique mareando a todo el mundo con sus incompletas reflexiones.

    Todas las corrientes oficiales del movimiento comunista ya fuera estalinismo, maoismo, castrismo, etc- han declarado al trotskismo como un enemigo a tener en cuenta por el peligro de la doble cara. La cara que no quiere mostrarse porque su realidad dista mucho de las necesidades de los trabajadores.

    El mundo fascista y capitalista llego a pensar que el movimiento obrero se había unido sin que ya nadie (solo las futuras guerras) los pudiera separar, hasta que un hombre llamado Trotsky decidió separar lo que tanto había costado unir y lo hacia ante los deseosos ojos de ese mundo nazi y burgués que ahora tendría la necesidad de separarlos mas apoyando como es lógico a aquello que representaba menor peligro para el capitalismo y el fascismo, para mayor gloria de ellos se decantaron por trotskismo porque su proyección ideológica carece de eficacia en la realidad.

    La industrialización de la Unión Soviética y la victoria en la segunda guerra mundial le quitaron a Trotsky la razón en tus teorías de la revolución permanente que se saltaban las etapas leninistas del desarrollo del socialismo hasta llegar a la etapa del comunismo.

    Hay cosas que son demasiado evidentes, como lo es el hecho de que en esta lucha entre Trotsky y Stalin la burguesía se decante por el menos peligroso para sus intereses, en este caso para el capitalismo Trotsky solo se trata de un mal menor que hay que defender para terminar con el verdadero látigo del sistema capitalista

    La decisión del mundo burgués y fascista fue la de apoyar al menos dañino para sus intereses y así lo demuestran y lo demostraron durante todo este tiempo.

    Así de sencillo un niño también lo entendería, Trotski fundo su propio partido en la antesala de una nueva guerra mundial, cuando todos los esfuerzos podían ser pocos, Trotsky haciéndose el sordo, ignoro la llamada a la unidad para la construcción del socialismo frente al peligro constante y la amenaza diaria de una nueva y devastadora guerra.

    Si la nueva política económica era una medida burguesa para Trotski, el plan quinquenal era aun peor y vaticinando una crisis económica seguida de otra, el país doblaba la producción cada año, pero para Trotsky todo era al revés de lo que veía tanto el pueblo, como el partido.

    Una gran prueba que demuestra lo equivocado de Trotsky es que precisamente y gracias a estas medidas se consiguió industrializar al país para hacer frente a la segunda guerra mundial.

    Todo las tesis revolucionarias de Trotsky encontraron en el capitalismo su mayor benefactor. De hecho los escritos de Trotski fueron mucho mas agresivos fuera del país que dentro. Estaba claro que no se iba a quedar con los brazos cruzados.

    En todos los países en los que hizo escala hasta llegar a México Trotski fue recibido con los brazos abiertos hasta que le pedían que por favor se fuera del país por uno u otro motivo. Lo mismo le sucedió en 1929 cuando comienza para él un auténtico peregrinaje por diferentes países. León Trotsky llega a México, tras una serie de gestiones realizadas por Diego Rivera en 1938. Vivió en la casa azul, morada de Frida y Diego en Coyoacán. Cuando Diego se entera de los amoríos entre Trotsky y Frida lo echa de su casa”.

    La verdad esque le sobraba tiempo para cortejar con las mujer de su invitado y lejos de agradecer como es decente la hospitalidad de sus amigos, los traicionaba vilmente.

    Estas son solo algunas de las muchas anécdotas que Trotsky ha dejado de su vida para que las valoremos todas y resumamos el perfil humano e ideológico que le definía como u revolucionario en unos momentos y un contrarrevolucionario en otros.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por gazte el Sáb Oct 30, 2010 9:38 pm

    y esto que es? un texto que se basa en que "tortsky no habia entendido las etapas de la revolucion" es tendencioso, engañoso y muchas mas cosas, de las que ninguna es buena, antes de hacer semejantes afirmaciones no estaria de mas demostrarlas, y mas viendo como, efectivamente, la burocracia acabo con la URSS.

    el resto son 4 citas sueltas sacadas de contexto, dios, con tantas pruebas y tan poca manipulacion delante no se como estoy tan ciego.

    verdadyreconciliacion
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 919
    Reputación : 1090
    Fecha de inscripción : 31/01/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por verdadyreconciliacion el Sáb Oct 30, 2010 10:10 pm

    He leído a Pierre Broure, pero no acabe de leer el libro aquel de los juicios. Y no, lo ultimo que faltaria es que me digas que Trotsky mando a mentir a los acusados en el juicio, para que el juicio no parezca real, sino inventado, pero en fin. Trotsky en realidad predijo algunas cosas, pero Stalin tb lo ha hecho, Bordiga, Mao, si uno utiliza el análisis dialéctico, con conocimientos específicos puede resolver muchas cosas.

    Ya dije todo lo que tenía que decir en este hilo, seguir sería repetirme.

    Un saludo.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por AsturcOn el Sáb Oct 30, 2010 11:22 pm

    verdadyreconciliacion escribió:He leído a Pierre Broure, pero no acabe de leer el libro aquel de los juicios. Y no, lo ultimo que faltaria es que me digas que Trotsky mando a mentir a los acusados en el juicio, para que el juicio no parezca real, sino inventado, pero en fin. Trotsky en realidad predijo algunas cosas, pero Stalin tb lo ha hecho, Bordiga, Mao, si uno utiliza el análisis dialéctico, con conocimientos específicos puede resolver muchas cosas.

    Ya dije todo lo que tenía que decir en este hilo, seguir sería repetirme.

    Un saludo.

    Yo jamas he dicho o pensado que "Trotsky mando a mentir a los acusados en el juicio".

    Sañudos


    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4771
    Reputación : 5466
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por sorge el Lun Nov 15, 2010 11:45 am

    Verdad y Reconciliación: el documento de Nielsen puede ser aceptado en un juicio como prueba porque no se ha demostrado su falsedad, lo unico que haces es repetir lo que escribi Trotsky que es parte interesada como acusado con lo cual su argumentación es parcial.

    verdadyreconciliacion
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 919
    Reputación : 1090
    Fecha de inscripción : 31/01/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por verdadyreconciliacion el Lun Nov 15, 2010 6:24 pm

    Prueba de que? De que trotsky se reunio en el Hotel Bristol conspiratoriamente?, o de que existe un café llamado Bristol que tiene una puerta que no conduce al lugar que dice Nielsen que conduce?.

    En fin, este tema ya dije lo que quería decir.

    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4771
    Reputación : 5466
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por sorge el Mar Nov 16, 2010 2:07 pm

    ¿estan publicado el interrogatorio sobre bristol? tal vez en este largo hilo este, no me he dado cuenta, como si se pone otro interrogatorio, pero debemos debatir sobre lo publicado, no sobre lo que supuestamente dijo o dejo decir.

    VASILI ZAITSEV
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 207
    Reputación : 263
    Fecha de inscripción : 29/09/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por VASILI ZAITSEV el Dom Feb 13, 2011 3:19 am

    verdadyreconciliacion escribió:

    1. No hay pruebas de que Trotsky fuera agente de la gestapo, ni de alianza, colaboracion, ayuda, agitacion, propaganda, etc, etc, de Trotsky con la Alemania Nazi. Y si alguien afirma tener pruebas fisicas, concretas, reales. ¿Donde estan?.

    NO HAY NINGUNA, y si alguien afirma poder demostrar lo contrario, ¿Donde estan las pruebas?. De una buena vez donde estan. Resuelvan las interrogantes que se plantean, esas confesiones de reuniones en hoteles derruidos, magicas autoconfesiones y clamores de perdon despues de un dia de negarlo todo, reuniones con personas sin ninguna evidencia fisica de ellas, estando los involucrados separados por miles de kms., paranoicas acusaciones de tratar de restaurar el capitalismo, contra unos revolucionarios que habian estado en contra de politicas prokulaks, que habian formado parte de los revolucionarios que se las jugaron en las calles en Octubre, ironicamente acusados por un fiscal que habia sido un reaccionario.

    2.Furr habla de 700 000 ejecutados en 2 años, no de "condenados", y habla de que Stalin y el CC habian sido "engañados". Esa es una informacion falsa, fraguada, ¿y quieres que me crea sus devaneos sobre la historia de Trotsky?.

    Lei el libro sobre la reforma democratica, me gusto, despues que lei esa entrevista donde se le muestra como un pseudohistoriador no pretendo leer las tonterias que traten de asociar a Trotsky con los alemanes. Furr tiene de historiador, lo mismo que Conquest. Los dos son mentirosos y revisionistas, ajenos a la verdad, reaccionarios.

    3. Yo en ningun momento he comparado la alianza de trotsky con los alemanes con el pacto ribbentrop molotov, simple y sencillamente porque no puedo comparar algo que no es cierto. Trotsky no se alio con los alemanes y japoneses, ni hay pruebas que lo corroboren. En cambio la Union Sovietica si se alio con la Alemania Nazi, yo lo que hacia notar, era que me parece paradojico, que se acuse a Trotsky de aliarse con los alemanes, para conseguir unos objetivos, sin mirar que Stalin lo hizo despues, o sea acusan a la oposicion de alianza con los nazis, cuando son ellos las que la hacen. Stalin si se alio con los alemanes, a diferencia de Trotsky. Contradictorio.

    4. En las purgas no murieron Trotsky, su vecino y su perro. Murieron miles de revolucionarios, miles de comunistas que habian participado de la revolucion de octubre, muchos de ellos sin un juicio, otros con juicios amañados, y otros siendo juzgados por un fiscal reaccionario.. No todos eran de la "oposicion de izquierda", habia muchisimos otros, incluyendo algunos como
    Sphlyanikov o Medvedev que nunca confesaron nada, igual Trotsky, y muchisimos de la vieja guardia.

    Por eso a mi no me sorprende que Kruschev haya alcanzado el poder, era una consecuencia natural de lo que paso.




    Vaya, este vato me interpreta plenamente.

    Suscribo vuestra posición, ante todo en aquella arista de que el ascenso de Kruschev de debió al mutilamiento de la dirección llevada durante la generación precedente. Dicha extirpación no solo afectó a elementos efectivamente contrarrevolucionarios sino, ante todo llevo (y esto es lo cuestionable) a la persecución y silenciamiento de toda oposición a la oscilante línea oficial del Partido. Ante semejantes oscilaciones políticas que "corrigen" los males de una política oficial errónea a punta de una lección de empirismo, en ese marco se da el misterio de que Bujarin pase de ser el "niño mimado del partido" a un "terrorista derechista" confeso, ante la Inquisición del oportunista menchevique Vishinsky.

    Bajo semejantes condiciones el monolitismo en el partido, defendido en forma abstracta, a la vez que silencia el debate es una apuesta que contiene, en germen, consecuencias peligrosísimas para un régimen que dice fundar su poder en la dictadura proletaria, que no es otra cosa que la más completa democracia obrera.


    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por Erazmo el Dom Feb 13, 2011 4:43 pm

    La historia soviética está muerta y sepultada bajo una montaña de heces producidas por quiénes de una manera u otra ayudaron a destruirla.

    A casi 94 años de la gesta bolchevique se puede dar un repaso desapasionado y sereno, más que de su génesis y victoria, de los álgidos años posteriores, los que captan la atención del foro y de la mayor parte de los hilos.

    Personalmente no dudo, sin Lenin la revolución habría sido imposible de lograr, los dirigentes que trás Lenin estaban eran o yoístas, o sectarios, o arrogantes; es espectral que una revolución que debe ser del colectivo de la vanguardia revolucionaria deba al final ser casi la imposición de un solo hombre, visionario como Lenin pero solo un humano.

    Desde esa perspectiva y al pasar los años la revolución bolchevique se aprecia tremendamente frágil y débil, Lenin pudo imponer sus tésis y ponencias gracias a su intelecto y porque los otros dirigentes no tenían argumentación o fundamentación en contrario, pero Lenin pese a su intelecto era solo un humano.

    La creciente enfermedad y debilitamiento de Lenin le permitió a los yoístas, sectarios, arrogantes hacer un pacto de silenciosa confabulación para aislarlo y recluírlo, en virtual arresto domiciliario, hasta que murió y después denigrarlo embalsamando su cadáver como un vulgar ídolo de superchería.

    Después vino lo único que les interesaba a los que trás Lenin estuvieron por tantos años ¡el poder! la revolución era secundaria el poder era la finalidad lo demás era imaginario.

    Y unos ganaron y otros perdieron, los vencedores fueron implacables y los vencidos hicieron todo lo que pudieron para cobrarse la revancha ¿eso era revolución y sobretodo moral revolucionaria?

    Que al final todos se traicionasen unos a otros, y traicionaran todos la revolución no es de extrañar para nada, la historia trás Lenin es la historia de las traiciones personales.

    Las falsificaciones de la historia soviética, una total pérdida de tiempo ¿cuáles falsificaciones? sí la peor falsificación fué cambiar la revolución y sus ideales morales y humanistas por el poder y su abyecto disfrute para encontrar inmortalidad.


    A 94 años de la gesta heroica de octubre de 1917, al menos a mí solo mencionar a Lenin me basta, porque estoy cada vez más convencido que Lenin y un puñado de revolucionarios más fueron los únicos de verdad.

    Y al resto que estaban y estuvieron totalmente equivocados es mejor que descansen en paz y que la hierba del olvido se pose sobre sus tumbas para que tengan lo que se merecen, ¡el perenne olvido!




    Saludos Revolucionarios


    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por Shenin el Lun Feb 14, 2011 5:37 pm

    Personalmente no dudo, sin Lenin la revolución habría sido imposible de lograr, los dirigentes que trás Lenin estaban eran o yoístas, o sectarios, o arrogantes; es espectral que una revolución que debe ser del colectivo de la vanguardia revolucionaria deba al final ser casi la imposición de un solo hombre, visionario como Lenin pero solo un humano.

    ¿Y cómo se llegó a esa trágica situación en la que solo Lenin era válido para la revolución? ¿Qué fuerzas históricas y sociales motivaron esa tragedia? ¿Por qué el Partido dependía de la voluntad de un solo individuo? ¿Cómo podemos evitar estos errores en el futuro?

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por Erazmo el Mar Feb 15, 2011 2:50 am

    Camarada Shenin, no lo sé, y me gustaría que otros su opinión diésen, sí la revolución es del colectivo que el colectivo del foro ayude a desentrañar las mejores razones.

    Quizá todo fué muy apresurado, y la vorágine de las decisiones no permitió muchos análisis, quizá lo que sucedió fué lo mejor o quizá lo único que se podía hacer, quizá, quizá y quizá.

    Pero sí faltó humildad, puedo y quizá pretendo estar equivocado en esto pero al leer, leer y leer la historia de la revolución de muchos autores o los recuerdos de los protagonistas no puedo de dejar de leer la secreta arrogancia contenida que embarga a muchos de sus protagonistas.

    No puedo dejar de observar que con Lenin, todavía algo saludable y con algo de fuerza para aparecer y continuar las cosas no sucedían como después acontecieron, sé que no estareís de acuerdo conmigo, pero sin pretender juzgar ni condenar, ni menos exculpar con Lenin fue una cosa y algo pasó después.

    Espectral que todos estuviésen esperando el desenlace de la muerte de Lenin para mostrar no su verdero rostro porque pretendo creer que siempre mostraron uno solo, sino fué como plantearse, como mostrarse, como proyectarse, uno es el discurso antes y con unos pequeños cambios otro es después.

    Más no sé, y en virtud de la objetividad espero que otros camaradas opinen y su visión den.


    Saludos Revolucionarios

    Rodimtsev
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 994
    Reputación : 1256
    Fecha de inscripción : 28/01/2010
    Edad : 35

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por Rodimtsev el Mar Feb 15, 2011 12:33 pm

    Demasiadas cábalas, demasiados personalismos, demasiadas teorías... Denoto un cierto carácter burgués en la forma de tratar la historia y los "personajes" de la misma. Desde mi punto de vista Lenin fué el gran nexo de unión de muchos esfuerzos, pero... ¿qué era Lenin? Análisis y teoría. Un maestro con un genial sentido práctico de la Lucha de Clases. No hay más.

    La traición se consumó (después de grandes esfuerzos de todo tipo) con el cuestionamiento mismo de la base de la Revolución. La misma Lucha de Clases que había permitido a campesinos y obreros acceder a cuotas de formación nunca antes vistas era cuestionada por ellos mismos en su delegación de deberes revolucionarios. La eliminación de los soviets y la no implantación de mejoras en el sistema representativo popular en las instituciones teóricamente revolucionarias fueron el primer tiro a los sueños de millones de personas. No sólo en la URSS...

    Melancólicos saludos.

    Contenido patrocinado

    Re: Es imprescindible poner fin a las falsificaciones de la historia soviética

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:49 am


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 6:49 am