Julius Cæsar y la "democracia dirigida"

    Comparte

    ñángara
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 432
    Reputación : 735
    Fecha de inscripción : 18/02/2010
    Localización : Venezuela

    Julius Cæsar y la "democracia dirigida"

    Mensaje por ñángara el Sáb Oct 02, 2010 8:48 pm

    Michael Parenti escribió:
    "Sin extralimitarnos demasiado, podríamos decir que el reinado de [Julio César] se puede llamar una dictadura de los proletarii [los ciudadanos pobres desposeídos de Roma], una instancia de decisión autocrática contra la plutocracia en nombre de los intereses sustantivos de la ciudadanía."

    En 2003, Michael Parenti iluminó mucho la verdad detrás de la presentación tradicional de Julio César como un tirano y un demagogo. En "El asesinato de Julio César: Historia de una gente de la antigua Roma", Parenti rompe la presentación tradicional establecida por la nobleza rica de la República romana y más allá, al igual que la burguesía de hoy consideraba a los comuneros con desprecio y dignos de poco más que pan y circo. Sólo unos pocos fueron reformadores sociales, a partir de Tiberio Graco. La línea de los reformadores sociales fue una tragedia, una línea en la que casi todos fueron asesinados.

    Introduzca un joven Julio César, un oficial del ejército con un programa de reforma social, si no revolución social: la reforma agraria, las subvenciones directas a los pobres, obras públicas y otros programas de empleo para llevar a los plebeyos al trabajo productivo, los impuestos al lujo, el alivio parcial de la deuda, el reconocimiento de las religiones minoritarias como el judaísmo como legítimo, y hasta un máximo admisible en el Patrimonio de 15.000 dracmas (pero no una que estaba sujeta a ajustes populista por la masa de medios democráticos). Incluso a pesar de sus éxitos militares, él también fue víctima de una conspiración del Senado y fue asesinado.

    A pesar de los participantes limitados en la lucha de clases de la antigua Roma - los ricos libres y los pobres libres (ni los esclavos ni los agricultores de provincia) - es lamentable que la representación tradicional establecida por la nobleza rica filtrada en las cuentas revolucionarias de de Guillermo Liebknecht y el propio Karl Marx, y de allí en más relatos de la época revolucionaria como la de Jack Conrad:

    Julio César, en particular, debido a su identificación juvenil con la causa popular, el programa de reforma agraria y sorprendentes éxitos militares y el saqueo de Galia y Egipto, fue capaz de ofrecer regalos a una masa ciudadana que le daba apoyo, pero no crítica. A través de sus votos - y manifestaciones de calle semi-autónomas - Julio César fue capaz de maniobrar con habilidad y con el tiempo aporrear a sus rivales aristocráticos hasta la sumisión. La presencia atemorizadora de sus legiones le ayudó también.

    Se puso a sí mismo el nombre de dictador perpétuo, o sea el títular de toda la vida de los poderes de emergencia. Una dominación bonapartista que con ningún esfuerzo de la imaginación es igual a lo que Michael Parenti - un apologista del "comunismo oficial" - llama "la dictadura de los proletarii a una instancia de decisión autocrática contra la plutocracia en nombre de los intereses sustantivos de la ciudadanía." Tal descripción es similar a la proyección en el tiempo contemporáneo de Stalin, Mao, Castro, y los mitos de Chávez.


    Sobre el tema de los oficiales del ejército, la historia de los pueblos encuentran a otro oficial del ejército en el presidente venezolano Hugo Chávez. Al menos parte de su programa es en realidad una combinación de los programas de tres figuras políticas del siglo 19 con políticas muy diferentes:

      el anarquista Pierre-Joseph Proudhon, por su énfasis en las cooperativas de trabajadores y el poder comunal,

      democrático-socialista-sin embargo-centralista como Fernando Lassalle por su énfasis en la "ayuda estatal", en la transformación social como un medio para agitar a la acción política,

      y la estatista política del Canciller de Hierro Otto von Bismarck para sus misiones de "justicia social" de bienestar y un toque o dos de conservadurismo social (como en la promulgación de medidas en contra de los videojuegos y los juguetes que promueven la violencia).



    Por lo menos retóricamente, Chávez se ha elevado sobre las cuestiones de la lucha de clases a la talla de Mao y hasta Ho Chi Minh, descartando el conciliador e ilusorio bloque de cuatro clases (trabajadores, campesinos, pequeños de pequeñas empresas- burguesía, y la llamada "burguesía nacional" o "burguesía patriótica") del Gran Timonel:

    Chávez escribió:
    La burguesía sigue conspirando para matarme. Si me matan, escúchenme, ¡no pierdan la cabeza! Tenemos líderes, el partido, mis generales, mi milicias, mi pueblo. Ustedes saben qué hacer. ¡Simplemente tomen el poder en toda Venezuela, absolutamente todo, barran a la burguesía de todos los espacios políticos y económicos y profundicen la revolución!
    Al hacerlo, sin querer tropezó con la posición de la Segunda Internacional sobre el cambio político y social (no el tipo de revolución social que se describe en este trabajo) en los países menos desarrollados, una posición que evita la colaboración con los liberales burgueses evitando al mismo tiempo un desprecio tipo "revolución permanente" fuera de lugar hacia los gustos de los pequeños agricultores arrendatarios y aparceros (es decir, Engels y Trotsky), que de hecho puede ser políticamente revolucionario si no revolucionario social. A los efectos de este trabajo, esta posición revolucionaria sobre el cambio político y social en los países menos desarrollados se llamará el bloque de clases desposeídas y la Pequeña Burguesía Nacional.

    ¿Cuáles son las ideas clave detrás del bloque de clases desposeídas y la pequeña burguesía nacional, una estrategia que, a diferencia de la revolución permanente centrada en los obreros, conlleva profunda relevancia en los países menos desarrollados, incluso hoy en día? Considere la coalición de clases siguiente, que es más grande que la coalición liderada por la clase proletaria en una potencia imperialista:

      1) Proletarios cuyas organizaciones de clase deben lograr y mantener la independencia político-ideológica, independientemente de si lideran o no esta coalición;

      2) Elementos desposeídos que, sin embargo, realizan un trabajo productivo y tal vez se pueden llamar los modernos proletarii (como mayordomos, sirvientas, asistentes legales, todos los que trabajan exclusivamente en la producción y la venta de bienes de lujo, y quizás todos los que trabajan exclusivamente en la producción de armas no-civiles y comerciales );

      3) el propio lumpenproletariado que prefiera el trabajo legal al trabajo ilegal (como las prostitutas donde sean ilegales y los delincuentes de abajo);

      4) los coordinadores, una clase desposeída, aparte de la llamada clases "proletaria" (como los administradores de nivel medio, profesores titulares con un personal subordinado, los médicos sin empresas de medicina general, especialistas burocrática), y

      5) pequeña-burguesa nacionalista o pan-nacionalista de las zonas urbanas (como los propietarios de tiendas pequeñas) y las rurales (como los granjeros pequeños más numerosos y aparceros), además de los que se acomodan a los caprichos de los capitalistas extranjeros, pero también parte de una clase propietaria que, en una potencia imperialista, pertenecen a "una masa reaccionaria" (para citar a Lassalle) de coaliciones de las clases burguesa y pequeño-burguesa.


    Dado que la lealtad "nacional" o incluso "pan-nacional" se lleva a cabo por parte de la pequeña burguesía y no la burguesía según la ilusión de Mao, todos los elementos burgueses son excluidos antes, durante y después de de que el Bloque se dedique a su lucha de clase, que a su vez podría incluir la Guerra Popular y el tipo de huelgas políticas o de huelgas de masas en las ciudades que ayudaron a Fidel Castro y al Che Guevara a derrocar pacotilla al tirano de pacotilla Fulgencio Batista respaldado por Estados Unidos. Entonces, ¿cómo podría el Bloque lograr la exclusión de la burguesía durante y después de la lucha de clases, teniendo en cuenta el papel de liderazgo de alguien que sigue los pasos de Julio César de la historia de los pueblos? La respuesta es, irónicamente, viene del moderno Kremlin, un ejemplo de autoritarismo burgués que se opone programáticamente a lo anterior.

    Según Ivan Krastev del Centro de Estrategias Liberales de Bulgaria:

      No puede explicar lo que distingue el concepto de Putin de la democracia soberana y el concepto de Hugo Chávez de la democracia soberana.

      Lo que falta en los intentos de Occidente por dar sentido a la Rusia de Putin es una idea en el imaginario político de la élite política actual en Moscú. Lo que falta es un interés en los argumentos con los que el régimen reclama la legitimidad. Carl Schmitt, podría estar en lo cierto cuando hace unos cincuenta años señaló que "el vencedor no siente curiosidad".

      Soberanía, un volumen recientemente publicado de escritos ideológicos editado por Nikita Garadya presenta una oportunidad prometedora para vislumbrar en el imaginario político de la élite de Putin.

      El volumen es un compendio de extractos de los discursos del presidente sobre el estado de las uniones sindicales, entrevistas de prensa con uno de sus posibles "sucesores" (viceprimer ministro Dmitri Medvédev), las legendarias tesis de febrero del ideólogo en jefe del Kremlin, Vladislav Surkov entregado delante de los activistas de "Rusia Unida", y una docena de ensayos y entrevistas en la tradición de la lealtad iluminada.

      La ambición del libro es definir y desarrollar el concepto maestro de la ideología recién refundada del Kremlin: el concepto de democracia soberana. Los colaboradores - filósofos, periodistas y los estrategas militares - son considerados como los principales miembros de las fuerzas especiales ideológicas de Putin.

      [...]

      La nacionalización de la élite tomó la forma de nacionalización de facto del sector de la energía, el control total de los medios de comunicación, la criminalización de facto de las ONGs financiadas por Occidente, la construcción del partido patrocinado por el Kremlin, la persecución penal de los opositores del Kremlin (el caso de Mijaíl Jodorkovsky) y la creación de estructuras que pueden asegurar el apoyo activo para el régimen en el momento de crisis (como el movimiento Nashi [lo nuestro]).


    Como se ha indicado antes, es preciso señalar de forma más explícita que una des-liberalizado, radicalizado, sustancialmente populista y muy orientado a la izquierda implementación de la "democracia dirigida" que apela a la "soberanía" está lejos de ser todo el programa mínimo para el Estado Libre Demárquico, la forma de la llamada "dictadura del proletariado" (en contraposición al bloque de clases desposeídas y la Pequeña Burguesía Nacional), y que, por extensión, la conclusión de Perenti sobre la "dictadura de los proletarii" fue de verdad "extralimitada". Por ejemplo, ¿dónde está el componente de gestión en la eliminación de los jueces a favor de los jurados plebeyos soberano? ¿En selecciones al azar para un cargo público en lugar de las elecciones, debilitando así el carisma de un líder supremo Nacional / Pan-Nacional? ¿En los gobiernos soberanos socioeconómicos directamente representativos de la gente común, poniendo al aspirante a líder en una posición de tener que elegir entre los asuntos socioeconómicos y temas como la alta política? ¿En que dicho aspirante a líder tenga un estándar de vida igual o ligeramente inferior a la media equivalente de trabajadores calificados profesionales y otros, así en gran medida humillando el prestigio personal? ¿En revocabilidad popular según los plebeyos jurados soberanos sancionando representantes que violen la legislación popular, bajos órganos de representación, los partidos políticos mismos, y otros medios - poniendo al aspirante a líder en una situación muy precaria? ¿En la plena libertad de reunión de los luchadores de clase y asociación de la clase obrera, como en la formación de milicias obreras, así poniendo de nuevo al aspirante a líder en una situación muy precaria?

    Sin embargo, la mencionada "democracia dirigida" puede ser compatible con la sección política de un programa mínimo más ortodoxo, que va desde la oposición dinámica con el umbral al punto por el que la clase obrera debe expropiar el poder político de la clase gobernante. Tenga en cuenta estos puntos, por ejemplo:

      1) La reducción de la semana laboral normal (incluso para trabajar en diferentes lugares) - incluyendo el tiempo para la democracia en el trabajo, la auto-gestión los trabajadores, amplia democracia industrial, etc., a través de comités de trabajo y asambleas - hasta un máximo de participación democrática de 32 horas o menos, sin pérdida de salario o beneficios lo que tiene un componente ecológico, lo que implica algún tipo de gestión. Otras reducciones correspondientes a un aumaento de la productividad del trabajo, además de la planificación y la política de normalización relativas a la reducción de la semana de trabajo normal por debajo del umbral de participación democrática y aumentos relacionados con la productividad laboral, también implican una cierta forma de gestión.

      2) La ampliación de la autonomía local para el desarrollo local a través de igual presupuesto participativo y la supervisión por las asambleas locales, así como mediante la asistencia económica incondicional (tanto técnica como financiera) para las localidades que buscan establecer alternativas en moneda local con el dinero del gobierno, puede aumentar el prestigio de la mencionada "democracia dirigida", y el poder comunal completa una sustitución de todo el ámbito de poder municipal - desde el nivel de barrio al nivel metropolitano para igualar el nivel "megapolitano", por lo que en realidad sustituye a provincias enteras, las prefecturas y los estados federados por completo - altera la estructura del gobierno federal y se asemeja a un reloj de arena, aumentando tanto la función de los niveles más bajos de la energía y el poder del gobierno central, todo ello a expensas de los niveles de poder en el medio.

      3) Democracia del lugar de trabajo sobre el balance mandatorio del contenido de las noticias y la producción mediática, gsran apropiación de la renta económica en el espectro de transmisión, y la ayuda económica incondicional (tanto técnica como financiera) para el arranque de cooperativas de medios de comunicación independientes que recorran el largo camino hacia la eliminación de la desigualdad en el acceso y distribución de la libertad de expresión que resulta de los medios de comunicación como RCTV y Globovisión por no ser totalmente independiente de la concentración de la propiedad privada y el control (no sólo de la propiedad privada y el control por los magnates de los medios de comunicación o coloquialmente llamados magnates de los medios de comunicación, como Rupert Murdoch ).

      4) Lo más importante es una lista cerrada de representación proporcional que tanto logra proporcionalidad total o casi total y permite a los partidos, incluso los más pequeños a nombrar arbitrariamente y retirar de los lobbies del poder que tienen afiliación política (incluso por medio de la selección al azar que se institucionalice internamente) no tiene en cuenta cuales partidos se les permita la representación en primer lugar, a menos que se considere que la libertad de la clase trabajadora sobre la privación de derechos políticos formales, debido a la asamblea y asociación de los luchadores de la clase. Antes de ser marginado de la política, Lenin dijo una vez a un periodista extranjero, "Sin embargo, con el tiempo vamos a tener un sistema de dos partidos, como los británicos - un partido de izquierda y un partido de derecha -. Pero dos partidos bolcheviques, por supuesto", insistió Stalin para los gobiernos oficiales del Frente Popular en todos los gobiernos de Europa del Este, integrado por funcionarios de partidos comunistas en predeterminados papeles principales y los partidos agrarios, católicos, de la izquierda nacionalista y los de menor importancia en papeles secundarios predeterminados. En resumen, un sistema gestionado multipartidista comprometido en substancia en una orientación des-liberalizada, radicalizada, sustancialmente populista, y de orientación muy de izquierda puede ser compatible con un programa ortodoxo mínimo (e incluso más).


    Bajo la dirección de uno de los siguientes pasos del Julio César de la historia de los pueblos, un bloque de clases desposeídas y de pequeña burguesía Nacional que llegó al poder en un país de menor desarrollo, con exclusión de todos los sectores de la burguesía del proceso político -por medio de una des-liberalizado, radicalizada, sustancialmente populista y muy orientado a la izquierda implementación de la "democracia dirigida" que apela a la "soberanía" - sería una recreación de Alea iacta est ("la suerte está echada"), de cometer traición al Senado romano por no disolver un ejército en el camino a Roma, de cruzar el Rubicón, y de la original y verdadera Marcha a Roma (no la farasa del golpe de estado fascista de Mussolini).

    Dentro de esta "democracia dirigida" el elemento más obvio es el Líder Nacional o equivalente pan-nacional, incluso si no hay un énfasis de organización aquí. Este papel puede entrar y salir de la presidencia como Putin. La propia presidencia podría tener poder de veto semi-fuerte, más débil que el fuerte poder de veto en manos de EE.UU. y de las presidencias de Ucrania (sólo se reemplaza por una mayoría parlamentaria de dos tercios en todas las cámaras legislativas), pero más fuerte que la mera capacidad de una sola vez de pedir que legisladores reconsideren algunas legislaciones, como en Hungría, Italia y Portugal. Por ejemplo, preguntas sobre la guerra y la paz que son tratadas por las legislaturas podrían ser sometidas a referéndum después de un veto presidencial. Mientras tanto, "la reorganización judicial" o el menos eufemista presidencial "paquete legal" específicamente de los tribunales constitucionales - aparte del sistema judicial nominalmente independientes pero regular - facilitaría las reformas sociales más radicales. Por otra parte, la transición al poder comunal completo puede ver la influencia obvia del Líder Nacional en el poder de desarrollo comunal como un baluarte contra los gobiernos de oposición en los municipios, provincias, las prefecturas y los estados federados. A pesar de todo este poder, el presidente debería ser objeto del voto de confianza legislativa, y un líder nacional fuera de la presidencia debería ser también el miembro líder de un partido (tanto más como presidente).

    Una vez más, el elemento más importante de esta "democracia dirigida" no es el Líder Nacional o equivalente pan-nacional, sino el sistema de gestión de múltiples partidos. Tillman Clark señaló la importancia de la política de masas, incluso dentro de esta "democracia dirigida":

      Una tradición de liderazgo política dictatorial en América Latina que se caracteriza mejor por la imagen del caudillo - un líder militar autoritario, pero popular - puede parecer apropiado para el populismo. Pero lo que separa al líder populista del caudillo es que el populismo opera en un contexto de política de masas en lugar de poder dictatorial, singular. En este sentido, los líderes populistas deben tener una forma democrática de apoyo popular a su gobierno - ya sea a través de manifestaciones callejeras y mítines o a través de constantes llamadas a la cabina de votación. La movilización populista, por lo tanto, es un proceso inherentemente de arriba hacia abajo que a menudo se alimenta de una relación directa entre un líder y una masa inicialmente no organizados de seguidores. Pero esto no es suficiente, ya que casi cualquier movimiento original se puede ver de esta manera.

      [...]

      Chávez aplica el discurso populista primario de "elementos extraños" - los políticos corruptos, las elites oligárquicas, los agentes del imperialismo, etc - para justificar la elusión de procedimientos tradicionales y de las instituciones democráticas a través del ropaje que manifesta la "voluntad popular", según lo determinado por los mandatos de la cabina de votación.

      Esta tendencia está mejor ejemplificada por el método a través del cual la Constitución de 1999 entró en vigor; promesa de Chávez en la campaña para elegir una asamblea constituyente y la reforma de las instituciones democráticas de la nación. Controlado por un 92% de la mayoría chavista, gracias en gran parte a un boicot de las elecciones de los miembros de oposición, la Asamblea Constituyente se movió rápidamente para reclamar la autoridad fuera de la ley para refundar la democracia venezolana. Se procedió a aumentar el tamaño del poder judicial para incluir más jueces (que simpatizan con Chávez) y cerró el congreso con el fin de convocar a nuevas elecciones para "relegitimar" los funcionarios públicos en todos los niveles del sistema político. Por lo tanto, al tener más de una mayoría de dos tercios en el Congreso, los chavistas tenían la capacidad para llevar a cabo una reestructuración amplia del sistema político. Con un congreso de mayoría de dos tercios, un poder judicial simpático y reformado, y la falta de oposición manifestada en cualquier institución democrática, había poco bloqueando el cambio radical que muchos chavistas esperaban para Venezuela y con esta dominación más o menos de todos los aspectos de gobierno, una amplia variedad de cambios importantes se hicieron a la sociedad venezolana durante la primera etapa de la presidencia de Chávez, todo lo cual no puede ser observado aquí, que han continuado y ampliado en el segundo.

      [...]

      Un aspecto positivo del populismo radica en la forma en que a menudo se introduce una nueva democracia de masas que trasciende la vieja política, tradicional y oligárquica, proporcionando un nuevo sentido de dignidad y respeto a sí mismo para los sectores de la clase baja de la sociedad, que se anima a reconocer que poseen derechos sociales y políticos. El aspecto negativo del populismo tradicional fue su efecto sobre la ciudadanía democrática. El populismo requiere de la "relación privilegiada" entre las masas a través de las funciones electorales y aclamaciones, pero una vez en el poder, el liderazgo provee pocos medios institucionales en los que los ciudadanos pueden participar en el funcionamiento del gobierno o exigir responsabilidades. Las elecciones fueron las formalidades de lo meramente delegativo, donde las masas eligen a quien dan autoridad y luego se retiran a una posición paternalista. Es en este sentido que la naturaleza única del populismo chavismo tiene esperanza.



    Referencias:

    Dictator of the Proletarii? by Paul D’Amato [http://www.isreview.org/issues/36/rev-caesar.shtml]

    The Assassination Of Julius Caesar: A People’s History of Ancient Rome (abstract) by Michael Parenti [http://www.michaelparenti.org/Caesar.html]

    “Caesarism”: was Marx wrong? [http://www.revleft.com/vb/caesarism-marx-wrongi-t112185/index.html]

    Fantastic Reality: Marxism and the Politics of Religion by Jack Conrad [http://books.google.com/books?id=Ehfd4BZollsC&printsec=frontcover]

    Venezuela to Outlaw Violent Video Games, Toys by Christopher Toothaker, The Associated Press [http://abcnews.go.com/Technology/wireStory?id=8748510]

    Chávez: "If I am killed, sweep away the bourgeoisie" by María Lilibeth Da Corte, El Universal [http://english.eluniversal.com/2010/04/14/en_pol_esp_chavez:-if-i-am-kil_14A3737731.shtml]

    A question on Third World struggles [http://wcrforum.com/showthread.php?tid=326]

    Permanent Revolution: Myths and Reconsiderations (video) by Mike Macnair [http://vimeo.com/14808875]

    “Sovereign democracy”, Russian-style by Ivan Krastev [http://www.opendemocracy.net/globalization-institutions_government/sovereign_democracy_4104.jsp]

    Does Venezuela need "Managed" or "Sovereign" Democracy? [http://www.revleft.com/vb/does-venezuela-need-t141876/index.html]

    Human Rights and Radical Social Change: Liberalism, Marxism and Progressive Populism in Venezuela by Tillman Clark [http://www.studentpulse.com/articles/218/5/human-rights-and-radical-social-change-liberalism-marxism-and-progressive-populism-in-venezuela]

    Program of the Left Party (First Draft) by Oskar Lafontaine and Lothar Bisky [http://die-linke.de/fileadmin/download/programmdebatte/100426_draft_programme_en.pdf]

    Parte de un artículo enviado por DNZ de RevLeft

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 12:40 pm