El coche eléctrico ya está preparado

Comparte
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: El coche eléctrico ya está preparado

Mensaje por Demofilo el Dom Oct 03, 2010 9:29 pm

¿Es ENAP una empresa estratégica?
Área Energía & Medio Ambiente, Instituto Igualdad de Chile
9 de diciembre de 2009


Para una gran mayoría de los chilenos, con un mínimo de conocimiento de la situación energética mundial y del petróleo en particular, la respuesta a la pregunta que da título a este artículo no merecería mayores disquisiciones y la respuesta sería afirmativa.

Pero, no lo es así para todos, como queda reflejado en una editorial del Mercurio del 29 de noviembre llamada “Reforma y capitalización de ENAP” en la cual se puede leer lo siguiente, y en cual se insiste en que dicha empresa no tendría para el país un carácter estratégico: “...esta última (se refiere a ENAP), no produce petróleo y su negocio principal es la refinería, que no tiene carácter estratégico alguno (tampoco lo tiene necesariamente la producción de petróleo)...” . Si cabe alguna duda sobre las intenciones finales hacia adonde se enrumba la editorial basta leer el siguiente párrafo: “...Si en el futuro la empresa requiriese nuevos aportes de capital, el Estado podría evaluar si contribuye a ello o diluye su participación.”

La editorial se centra en la necesidad de la reforma del gobierno corporativo de ENAP y propicia que el financiamiento adicional de la empresa debiera obtenerlo mediante la emisión de acciones, constituyéndose de esta manera una sociedad anónima, en que el Estado tendría, por ahora, el control de la empresa (no necesariamente así a futuro).

Volviendo a la pregunta inicial, lo primero que vale la pena recordar es el papel estratégico que cumplió ENAP cuando lideró el proyecto GNL y cuando frente al corte del gas argentino, tomó la responsabilidad de proveer, a todo evento, todo el diesel que se requería para abastecer las centrales térmicas. Claro que esto tuvo un costo para ENAP y el país, el que fue alto pero mucho menor que la interrupción del suministro eléctrico. Al costo económico se debe agregar las críticas injustas a que fue sometida y sigue siendo sometida ENAP, por el déficit financiero producido, sin consideración a las circunstancias en que este ocurrió.

Hasta aquí dos ejemplos recientes que muestran la importancia estratégica de ENAP.

Veamos que sucede en el terreno internacional con las empresa petrolera estatales (NOC, National Oil Companies, como se designan en inglés). Dice el experto en geopolítica de la energía, Michael T. KLare, en el libro “Países Sedientos Recursos Menguantes” (1), página 34: Una expresión impresionante de esta reordenación mundial es el grado en que la propiedad de las reservas vírgenes de petróleo se concentra en manos de las empresas petroleras nacionales (NOC). Algunos ejemplos destacados incluyen las empresas titánicas como Saudi Aramco, la National Iranian Oil Company y Petróleos de Venezuela S. A. (PdVSA), que son propiedad exclusiva o casi absoluta de sus Gobiernos. Hasta hace poco, la mayoría de las reservas petrolíferas mundiales estaban controladas por grandes compañías energéticas occidentales, como Exxon Mobil, Chevron, British Petroleum (ahora llamada BP), Royal Dutch Shell y TotalFinaElf (hoy llamada Total S. A.), francesa. Hoy día, esas empresas cada vez están más a la sombra de las NOC, que incluyen nueve de los diez máximos poseedores de reservas petrolíferas del mundo. Juntas, las compañías petroleras nacionales (incluyendo las empresas controladas por el Estado ruso que permiten cierta participación de empresas de energía occidentales) supervisan un 81 por ciento aproximado de todas las reservas conocidas de petróleo; esto constituye una enorme fuente de poder latente para los Estados que las controlen".

De las 15 compañías petroleras más importantes sólo dos no son estatales. Según la magnitud de sus reservas, la primera empresa no estatal que aparece en el lugar 9, es Lukoil de Rusia, que tiene fuerte influencia gubernamental y en el lugar 15 aparece Chevron de EE.UU. En este sentido, ha surgido un nuevo orden internacional en el negocio del petróleo, en que ya no es indispensable tener abundantes reservas en su propio territorio, para ser una empresa petrolera. Así lo pensaron quienes en 1990 crearon SIPETROL, la filial internacional de ENAP.

Esta filial fue fundada, con el propósito de desarrollar actividades de exploración y producción de hidrocarburos fuera de Chile, aprovechando el know how de sus equipos de profesionales y técnicos, en la búsqueda de nuevas oportunidades de negocios en el exterior.

Actualmente esta filial realiza actividades productivas en Argentina, Ecuador y Egipto. Además controla la concesión de un bloque petrolero (Mehr) en Irán. La misma idea pero en una escala inmensamente mayor es la que desarrollan las empresas chinas, Petrochina, Sinopec y CNOOC.

China entendió que los hidrocarburos tienen un valor estratégico. Richard Spencer en de The Daily Telegraph (22.2.09), señalaba que “en una conferencia de funcionarios de la Administración Nacional de Energía, acordó considerar el establecimiento de un fondo especial de compañías estatales de China con el fin de comprar empresas de petróleo y gas en el extranjero“.

Pero, la historia comienza mucho antes. Baste recordar el intento de CNOOC (China National Ofshore Oil company), de comprar UNOCAL de EE.UU, en junio de 2005. En esa oportunidad la empresa china hizo una oferta de 18.500 millones de dólares, por esta empresa, que poseía importantes reservas de petróleo y gas natural en EE.UU. y Asia. Por razones estratégicas la oferta fue desestimada en favor de Chevron (aún cuando contradecía los principios de la libre competencia).

Al revés de lo que se plantea en la editorial citada al comienzo, lo que se debería hacer es fortalecer la filial internacional de ENAP, SIPETROL para ir a buscar el petróleo donde este se encuentre, solo o asociados con otras NOC, como ya lo ha venido haciendo. En este sentido cabe destacar las operaciones que ENAP/SIPETROL tienen en el Atlántico sur (Argentina) y en Ecuador.

Frente a la crisis petrolera que se avecina, cuando la economía mundial se recupere y se produzca el desfase, anunciado por muchos expertos, entre la producción y la demanda, es importante el papel que podría jugar ENAP para enfrentarla. Yendo más allá, esta empresa podría impulsar la formación de una “Comunidad del Petróleo y el Gas”, en Sudamérica, como lo fue en el pasado la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), que como se sabe fue la base para la posterior unidad política de Europa.

El objetivo de este Tratado es contribuir, gracias al mercado común del carbón y el acero, a la expansión económica, al desarrollo del empleo y a la mejora del nivel de vida... Las instituciones deben velar por el abastecimiento regular del mercado común garantizando un acceso equitativo a los medios de producción, velando por el establecimiento de los precios más bajos y por la mejora de las condiciones laborales. A todo ello debe unirse el desarrollo de los intercambios internacionales y la modernización de la producción.

De cara al establecimiento del mercado común, el Tratado instaura la libre circulación de productos, sin derechos de aduana ni impuestos. Prohíbe las medidas o prácticas discriminatorias, las subvenciones, las ayudas o las cargas especiales del Estado y las prácticas restrictivas.

Emular la experiencia europea con un esfuerzo de integración sudamericano a través del petróleo y el gas, podría ser un importante motor para luego plantearse perspectivas de integración económica y política más amplia en la región.

(1) Klare Michael T., Planeta Sediento Recursos Menguantes. La Nueva Geopolítica de la Energía, Ediciones Urano SA, Barcelona, España, 2008.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: El coche eléctrico ya está preparado

Mensaje por Demofilo el Dom Oct 03, 2010 11:09 pm

Política de conducciones
Petroleo, gas natural y los intereses de EE.UU. en Afghanistan
Richard Tanter

Ocho años después de publicarse por primera vez, reproducimos este artículo, escrito en noviembre de 2001
http://www.redcientifica.com/doc/doc200111300001.html

El petroleo y el gas no son el motivo por el cual EE.UU. ha atacado Afganistan, pero Afganistan ha sido un sitio estratégico en los planes de los EE.UU. por asegurarse el control de las enormes y apartadas reservas de gas y petróleo del Asia central. Aunque la primera intención de los EE.UU. es destruir el santuario de Osama Bin Laden en Afganistán, hay otro objetivo bastante más pecuniario en la agenda de EE.UU. en búsqueda de un gobierno alternativo en Kabul. Con los talibán fuera de Kabul y la búsqueda de un nuevo gobierno para Afganistán, uno de los criterios que residen en la mente de Washington será cómo hacer de Afganistan el lugar lo más seguro posible para la inversión de un par de billones de dólares destinados a la construcción de un gaseoducto.

La situación actual

En el caso de la enorme reserva de gas natural y petroleo de Turkmenistán, inmediatamente al norte de Afganistán, el gobierno de EE.UU. lleva apoyando fuertemente planes de empresas norteamericanas para ambos, un oleducto desde Turkmenistán hasta el mar arábigo y un gaseoducto desde Turkmenistán a través de Afganistán hasta Pakistán. Dichas conducciones servirían intereses de los EE.UU. por diversos motivos:

- Desviar los países ricos en petróleo y gas del centro de Asia de la esfera de influencia rusa y estableciendo la fundación de una posición fuerte para los EE.UU.

- Minimizar la influencia limitando las conexiones del gas entre Turkmenistán e Iran. También intentarían que no se lleve a cabo el plan de establecimiento de un oleoducto de Turkmenistan a Iran hacia el mar arábigo

- Diversificar las fuentes de petróleo y gas para los EE.UU. y aumentar las fuentes de producción, esto ayudaría a mantener los precios bajos. Beneficiaría a las compañías petroleras estadounidenses que tienen muchos intereses en la región

- Proveer la base de una prosperidad económica en la región la cual generaría estabilidad política.

Durante gran parte de los años noventa, los Estados Unidos apoyaron la subida de los talibán al poder, animando la implicación de las petroleras estadounidenses e implicitamente tolerando a Pakistan y Arabia Saudí, dos de sus aliados regionales, que dieran apoyo financiero y militar a los talibán. Los talibán, que están entregados a una particular visión primitiva del Islam Suní, tenían a su favor la hostilidad profunda que los EE.UU. sentían por los musulmanes Shia de la vecina Iran (así como los de Afganistan).

La llave política en el centro de Asia está en el desarrollo económico de Azerbaijan, Kazakhstan, Turmenistan, Uzbekistan y Kyrgyzstan, los cuales figuran entre las partes más pobres de la antigua Unión Soviética. La mayoría son unas dictaduras totalitarias de la peor calaña. Durante los últimos 10 años los EE.UU. han estado apoyando esos gobiernos y abriendo las puertas para inversiones provechosas de compañias de los EE.UU.

Turkmenistan, Uzbekistan, Tajikistan y Kazakhstan constituyen la costa este del Mar Caspio, bajo éste hay reservas de petróleo que pueden competir con Arabia Saudi y también se pueden encontrar las reservas de gas natural más ricas. Si lees los periódicos financieros y los websites del mundo de la industria petrolera, palabras como "fabuloso", "enorme" fluyen por su páginas para describir los yacimientos de petroleo y gas que hay bajo el fondo marino del mar Caspio. Pero, más importante, esas palabras van asociadas a términos como "subdesarrollado", "aislado", "políticamente inestable". Se pueden obtener millones de dólares, pero la posibilidad de obtener estos beneficios se basa en un punto crucial: ¿Como conseguir que el gas y el petroleo llegue a sus mercados potenciales?

Mientras los paises del centro de Asia pueden estar flotando sobre un "mar de hidrocarburos", están aún lejos del mar abierto y de los centro industriales, además se encuentran en el corazón del Islam. En el pasado las repúblicas del Caspio exportaban la mayor parte de su petroleo y gas a una red de canalizaciones integradas en el resto de la Unión Soviética / Rusia. Pero con el colapso de la Unión Soviética, los términos del comercio se volvieron muy difíciles. En los noventa los antiguos consumidores soviéticos de los hidrocarburos del Caspio no podían enfrentarse a los precios del mercado mundial. Y Gazprom, la antigua compañía del gas soviética que controla todas las conducciones, vendía su propio petróleo en competencia con el de las repúblicas del Caspio. En 1997, Gazprom negó a Turkmenistan el acceso a sus conducciones de gas y petroleo por una disputa sobre un pago, resultó en un devastador descenso del PIB en un 25%. La red de conducciones de la Rusia post soviética está anticuada, y necesitaría de billones de dolares para su renovación.

Un número pequeño de nuevas conducciones ha sido construido, pero varias más están, como dicen "en conducto". Pero todas cuestan billones, y cada ruta posible desde el fondo del Mar Caspio -oeste, sur, sureste y este - se encuentra con dificultades políticas muy serias.

La ruta del norte: Desde el mar Caspio a través de Rusia

Una conducción ya existente rusa a la gigantesca terminal petrolera del gran puerto sobre el Mar Negro de Novorosiisk podría ser conectado con los nuevos yacimientos en Azerbaián y más tarde a Kazajstán. Un plan para esta "ruta del norte" que inplica al consorcio de conducciones de corporaciones rusas y extranjeras está intentando salir adelante, pero se encuentra con obstáculos severos. El primero es la guerra de Chechenia, a través de donde pasa el primer plan de las conducciones. El segundo es que los EE.UU. están opuestos por los mismos motivos a los que le gusta a Rusia: Sería bueno para Rusia. El tercero es que Turquía pone dificultades sobre el incremento del tráfico de barcos petroleros y de gas a través de los ya masificados estrechos sobre el Bósforo de 23 kilómetros de largo que conecta el Mar Negro con el Mediterráneo y que por los que hoy circulan 1.7 millones de barriles por día.

La ruta del oeste: Via Georgia hacia Turquia

A finales de septiembre de este año, Azerbaiyan y Georgia se pusieron de acuerdo sobre los derechos de pasaje a través de Georgia de un gaseoducto desde Azerbaiyan hacia Turquia para empezar exportaciones para el 2004. En total, el Oleoducto Trans-Caspio costará cerca de 1 billón de dólares, pero abriría el camino para que el gas Azerí alcance los mercados domésticos Kurdos e incluso los Europeos. Esto encajaría los planes de la UE de crear una red de conducciones entre el Mar Caspio y el Atlántico. Georgia es todavía inestable políticamente, pero mucho más importante, esta ruta no es especialmente adecuada para los estados del este del mar Caspio - Uzbekistan, Tajikistan, Turkmenistan y Kazakhstan. Cualquier cosa que inplique el Mar Caspio está observado como extremamente sensible para las compañías petroleras debido al caos dejado producido pro la ruptura de la Unión Soviética, no hay un estatus legal acordado para el mar Caspio. Los EE.UU. han estado presionando para que el proyecto se ponga en marcha lo antes posible, porque empezaría un flujo de inversiones y porque fortalecería a su "sheriff" regional: Turquía, en contra de su antiguo favorito, Iran.

La ruta del este: China

Otra posibilidad de considerable importancia para el este de Asia y Japón podría ser una conducción desde Turkmenistan a Xinjiang en China, y de ahí a la red China para servir el costa este industrializada - y posiblemente Japón. El problema de todos modos reside en la gran distancia - 7000 km - y un recorrido muy accidentado. De acuerdo con un estudio preparado conjuntamente por Mitsubishi, Exxon y China National Petroleum, esta conducción costaría 10 billones de dolares. Existe también un pequeño problema de proporcionar a grupos separatistas de un instrumento vulnerable y de fácil acceso en las provincias occidentales Chinas. China National Petroleum abandonó un acuerdo reciente con Kazakhstan para construir un oleoducto debido a desacuerdos sobre el costo. De todos modos, China está muy seriamente interesada en los recursos de hidrocarburos del mar Caspio, ha mostrado también su interés en una conducción al mar Arábico, con vistas a importar gas y oil en barco.

La ruta del sur: Iran

Turkmenistan comparte una ruta muy larga con Iran, y ahí hay un oleoducto que le conecta con la frontera norte de Iran, lugar donde se encuentra la mayor parte de la industria Iraní. Iran, por supuesto, goza de grandes reservas de petróleo y gas, pero estas se encuentran al sur del país, cerca del Golfo pérsico. Un fortalecimiento de las relaciones Turkmenistan - Iran podría beneficiar a ambos estados. Y lo más importante, proporcionaría una nueva ruta hacia Turquia, y por lo tanto a Europa, o al oceano Indio. De todos modos, la prosperidad de Iran no es algo visto con gran agrado por Washington. Dejando de lado la estúpida idea de estados desobedientes, la preocupación principal de Washington sobre Iran es su papel como el poder dominante natural sobre el golfo pérsico. Cuando el Shah estaba en el poder, esto era apoyado, cuando triunfó la revolución islámica, esto es aborrecido. Mientras las compañías Francesas, Japonesas, Italianas, Chinas, Malayas y Rusas han vuelto a un Iran cambiante en lo político, las empresas petroleras y de construcción estadounidenses llevan un tiempo rogando a Washington un suavecimento en su postura frente a Iran, y en particular el abandono de la "Iran and Libya Sanctions Act de 1996. Pero hasta que Washington está segura de poder controlar la seguridad de sus propios intereses petroleros en Arabia Saudí y otros estados conservadores del Golfo, hay poca opción a que Washington apoye una conducción Iraní de gas del fondo del mar Caspio.

La ruta del sureste: por Afganistan hacia Pakistan

Para los exportadores de gas,el coste se incrementa con la longitud del gaseoducto. La ruta más corta y barata para la ruta de exportación del petroleo y gas Turkmeno pasa por Afganistán, y hace ya tiempo que hay planes serios de compañías de los EE.UU. en ese sentido. Turkmenistan, Uzbekistan, Afganistán y Pakistán acordaron en 1997 la construcción de una gigantesca conducción del Asia Central atravesando las regiones menos montañosas del sur de Afganistan hacia Pakistan, y posiblemente hacia los mercados crecientes de la India. El Consorcio del Gaseoducto del Asia Central se creó con Unocal (47% de participación, EE.UU.), Delta Oil (15% de participación, Arabia Saudi), Gobierno de Turkmenistan (7%), Itochu Oil Exploration (Japón, 6.5%), Indonesia Petroleum [INPEX] (6.5%, Japón), Hyundai Engineering and Construction (5%, Corea) y The Crescent Group (3,5%, Pakistan). Unocal lideraba el desarrollo, con todo el apoyo del gobierno de los EE.UU.. En diciembre 1997, oficiales senior del departamento de Energía se reunieron en Washington con ministros Talibanes para bendecir la empresa.

La conducción Centgas valorada en 1,9 billones de dólares tendrá 120 cm de diámetro, y recorrerá 1271 km desde la frontera Afgano-Turkmena, que se dirige hacia el sur y luego hacia el este, generalmente siguiendo la carretera Herat - Kandahar, luego cruzan la frontera del Pakistan hacia Quetta, y terminando en Mulat. El gobierno de Turkmenistan ha acordado ceder 708 billones de metro cúbicos de gas al consorcio, equivalente a la totalidad de sus reservas de Dauletabad.

El cuanto obtendrá el consorcio dependerá de varios factores, especialmente las fluctuaciones del precio y la demanda de gas natural en los mercados del Este y el Sureste asiático. Pero está claro que hay grandes beneficios a ser hechos. Y para Pakistan y Turkmenistan, también como Afganistan, el proyecto sería sumamente beneficioso. Para Afganistan se convertiría en la primera gran inversión extranjera tras la invasión soviética de 1979. Para Pakistan sería un paso hacia el próximo estado de industrialización. Se desconoce cuanto ha pagado el consorcio a los taliban por los derechos de paso. Pero el competidor de Unocal en la carrera para construir un oleducto desde Turkmenistan a través del oeste de Afganistan hacia la costa del mar Arabe de Pakistan (la compañía Argentina Bridas) había ofrecido a los taliban 1 billón de dólares como peaje de paso, más una cantidad considerable de vias de ferrocarril, construcciones de carreteras y un puesto de policía cada 20 kilómetros a lo largo de la conducción controlada por tropas taliban.

El gobierno de los EE.UU. presionó Turkmenistan a dar preferencia al consorcio Centgas liderado por Unocal en contra de Bridas. En 1997, Centgas consiguió el contrato del gaseoducto, pero para cuando el trabajo estaba preparado a empezar, la situación política de Afganistan que parecía prometedora a los ojos de EE.UU. a mediados de los noventa yá se había deteriorado. La guerra civil continuaba, el extremismo cultural y la hostilidad hacia las mujeres había explotado en los media mundiales, y Afganistan se había convertido en una base terrorista. En agosto de 1998, los EE.UU. atacaron los campos que Bin Laden tiene en Afganistan y cuatro meses mas tarde, Unocal se salió de Centgas.

La combinación de inestabilidad, presión del gobierno EE.UU. y ataques desde los accionistas y grupos de mujeres en los EE.UU. era demasiado.

Con Afganistan en guerra consigo mismo y los EE.UU., el proyecto de Centgas se queda detenido, pese a los repetidos esfuerzos de resucitarlo por parte de los gobiernos de Pakistan, Turkmenistan y Afganistan. Con tan grandes beneficios potenciales, Unocal estaba intentando regresar sobre este proyecto el año pasado. Añadido a sus problemas en Afganistan, Unocal esta siendo denunciado en un juzgado de EE.UU. por su uso de mano de obra forzada en su proyecto Tailandia- Birmania (Si este caso sale adelante, será la primera vez que una corte de EE.UU. hace legalmente responsable a una corporación estadounidense de violaciones de derechos humanos en el extranjero en relación con actividades lucrativas; Unocal se podría enfrentar a millones en concepto de pagos de indemnizaciones).

Y el gobierno de EE.UU. ha impuesto sanciones económicas sobre Myanmar, censurando nuevas inversiones, especialmente por la reacción doméstica contra la explotación por parte de Unocal de mano de obra Birmana obligada y organizada por la dictadura de Myanmar.

Mientras tanto, Unocal permanece lider en el desarrollo del consorcio para construir un oleoducto de 105 cm de diámetro y largo de 1700 km desde el norte de Turkmenistan hacia Afghanistan y a un puerto Pakistaní sobre el mar Arábico. Un portavoz de Unocal explicó al congreso que sería comparable al gigante (y medioambientalmente peligroso) proyecto de la conducción Trans-Alaska. Ejecutivos de Unocal -y Japoneses - ven este plan de 2.5 billones de dólares por mucho como el más barato y menos dificultoso para llevar petroleo al mar, desde donde se podrá cargar sobre barcos hacia Japón, Corea y posiblemente China.

Petroleo y Gas no son las causas directas de la guerra en Afganistan, pero comprendiendo los motivos de las políticas a largo plazo de los EE.UU. hacia ese país es importante. La persecución de los intereses de hidrocarburos ha sido una constante en los intereses de los EE.UU. en la región durante más de medio siglo. Habiendo creado la resistencia Mujahadin para luchar a los soviéticos durante la guerra fria, los EE.UU. perdieron interés sobre el país, y permitieron a sus antiguos clientes destruirlo. Para recuperar la estabilidad necesaria para las operaciones sobre petroleo y Gas, flirteo con los Taliban, hasta que al final el huracan que se creo con su apoyo inicial a los Mujahidin les devolvió el golpe en forma de ataque terrorista.

Enlaces de interés

En http://www.eia.doe.gov/emeu/cabs/caspgrph.html#TAB2 hay un gran mapa de las conduciones del centro de Asia
http://www.american.edu/projects/mandala/TED/turkmen.htm
Central Asia Newsnet http://www.centralasianews.net
Departamento de energia de los EE.UU., Página sobre Afganistan http://www.eia.doe.gov/emeu/cabs/afghan.html
Departamento de energía de los EE.UU., Página sobre la región del mar Caspio
http://www.eia.doe.gov/emeu/cabs/caspian.html
Página personal de Michael Ratner, para información sobre la denuncia a Unocal sobre la mano de obra forzada en
Birmania http://www.humanrightsnow.org
Instituto de Guerra y Paz, informes sobre Asia Central http://www.iwpr.net/index.pl?centasia_index.html

    Fecha y hora actual: Sáb Nov 25, 2017 6:55 am