Libro "Estrategia revolucionaria" de Mike Macnair

ñángara
ñángara
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 432
Reputación : 735
Fecha de inscripción : 18/02/2010
Localización : Venezuela

Libro "Estrategia revolucionaria" de Mike Macnair Empty Libro "Estrategia revolucionaria" de Mike Macnair

Mensaje por ñángara el Lun Sep 13, 2010 1:20 am

Libro "Estrategia revolucionaria" de Mike Macnair Revolutionary%20Strategy

Revolutionary Strategy: Marxism and the Challenge of Left Unity

Mike Macnair
Líder y teórico del Partido Comunista de Gran Bretaña


El marxismo como una estrategia política

La esencia de la estrategia revolucionaria es su carácter a largo plazo: es el marco en el que pensamos acerca de cómo lograr nuestros objetivos en el transcurso de una serie de actividades o luchas, cada uno de ellos tiene sus propias tácticas.

Debemos comenzar nuestro examen de los debates estratégicos importanes con los de Marx y Engels y sus compañeros pensadores tempranos, y de la II Internacional hasta la crisis de 1914-18. Hay dos razones para ello. La primera es que en algunos aspectos, nuestros tiempos están más cerca de ellos que "al reciente siglo 20".

Por un lado, a fines del 19 y principios del siglo 20 había más "globalización" y más dominio por capitales financieros que en el período de los bloques y las guerras imperiales, y la guerra fría, que dominó el siglo 20. Por otra parte, la primera parte del período fue una de fuerzas dispersas del movimiento de los trabajadores que empiezan a recobrar el ánimo, ya sea desde un comienzo bajo, o después de la derrota de la Comuna de París y de la Primera Internacional, y esto, de nuevo, es más parecido a nuestro propio tiempo que el período de los partidos socialista y comunista masivamente dominantes.

En segundo lugar, 1918-21 vio la derrota de la concepción estratégica histórica del bolchevismo ( "dictadura democrática del proletariado y el campesinado"), así como las de Trotsky ( "gobierno de los trabajadores con el apoyo de los campesinos pobres") y Luxemburgo (que el el movimiento de los trabajadores, puesto en libertad por la crisis revolucionaria, resolverá sus propios problemas). La forma concreta de la derrota fue que quedaron aislados en Rusia.

Lo qué sucedió en cambio fue, para hacer concretas las advertencias de 1850 de Marx y Engels en contra de la toma prematura del poder en Alemania, que constituyó la base de la precaución de Kautsky en 1890 y 1900. Al elegir para representar a los campesinos y otros pequeños propietarios (sobre todo los burócratas estatales), el partido de los trabajadores se discapacitó de ser la propia representación de la clase obrera y se convirtió en una especie de Bonaparte colectivo.

Los dirigentes bolcheviques podían ver y sentir que les sucedía a sí mismos y en 1919-1923 la Internacional Comunista se agitaba en torno a una sucesión de corta duración de los conceptos estratégicos, cada uno de los cuales -se esperaba- romperían el aislamiento de la revolución.

Estos conceptos estratégicos se volverían simplemente obsoletos debido a la caída de la URSS en 1991. El destino de los demás países "socialistas" también demuestra que son un callejón estratégico sin salida.

Cuando usted está radicalmente perdido, se hace necesario volver sobre sus pasos. En el presente caso, esto significa volver sobre nuestros pasos a los debates estratégicos del movimiento obrero a principios de siglo y la Segunda Internacional, que definen las opciones estratégicas disponibles para los socialistas en el siglo 20, y en este sentido llevaron al callejón sin salida de 1918 -91.

"Marxismo" como plataforma política

El marxismo como una posición política hace algunas afirmaciones muy simples, que son muy concisamente expresada en el preámbulo del Programa de 1880 del Partido Obrero, redactado por Marx:

"Que la emancipación de la clase productiva es la de todos los seres humanos sin distinción de sexo o raza;
"Que los productores sólo pueden ser libres cuando estén en posesión de los medios de producción (tierras, fábricas, buques, los bancos, crédito);
"Que sólo hay dos formas en las que los medios de producción pueden pertenecer a ellos:
(1) La forma individual que no ha existido nunca en un estado general y que es cada vez más eliminado por el progreso industrial;
(2) La forma colectiva, los elementos materiales e intelectuales de la cual están constituidos por el desarrollo de la sociedad capitalista;
"... Que esta apropiación colectiva sólo puede surgir de la acción revolucionaria de la clase productiva - o proletariado - organizada en un partido político distinto;
"De que una organización tal debe ser seguida por todos los medios que el proletariado tiene a su disposición, incluyendo el sufragio universal, que por lo tanto se transforma en el instrumento del engaño de que ha sido hasta ahora en un instrumento de emancipación ..."

Esta línea puede ser vista como una estrategia desde dos ángulos diferentes. Es una estrategia para la emancipación de la clase obrera, a través de la acción colectiva por el comunismo. Es una estrategia para la emancipación de todos los seres humanos sin distinción de sexo o raza ", o por el comunismo, a través de la emancipación de la clase obrera.

Este simple / doble estrategia es la meta a largo plazo perseguida por Marx y Engels desde el el tiempo del Manifiesto Comunista. El resto de su trabajo - la crítica de Marx de la economía política, el desarrollo de "materialismo histórico", etc - consisten en argumentos a favor de esta estrategia.

El Programa del Partido Obrero contiene un elemento adicional única: que el proletariado debe estar "organizado en un partido político distinto".

Un Partido marxista, entonces, consiste en principio en nada más que un partido que está comprometido con las ideas de que la clase obrera sólo puede emanciparse - y a la humanidad - a través de la lucha por el comunismo, y que la lucha por el comunismo sólo puede ser victoriosa a través de la acción de la clase obrera.

Yo uso [la palabra] «comunismo» aquí no en el sentido de las ideas de comunismo "oficial" o incluso de la Internacional Comunista temprana, sino la contraposición hecha mucho antes por Marx y Engels en el Manifiesto Comunista: el comunismo implica la superación del estado, la nacionalidad y la familia como una institución económica, por oposición al «socialismo», que es estatista y nacionalista y puede ser feudal-reaccionario.

Para llamar a un partido "marxista" por lo mínimo, debería ser, por ejemplo, un partido kautskista. Un partido que sostenga la línea estratégica de Kautsky en [su libro] "El camino al poder" (sin las conclusiones políticas del estatismo teórico de Kautsky y el nacionalismo, que floreció con más detalle en su obra posterior) seguiría siendo un partido marxista.


    Fecha y hora actual: Mar Feb 25, 2020 8:58 pm