Entrevista a Iniciativa Comunista [Insurgente]

Comparte
avatar
Agitación
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2079
Reputación : 2384
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Entrevista a Iniciativa Comunista [Insurgente]

Mensaje por Agitación el Lun Jul 26, 2010 2:02 pm

http://www.insurgente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=3823:entrevista-a-iniciativa-comunista&catid=139:estado-espanol&Itemid=338

Entrevista a Iniciativa Comunista

InSurGente sigue acercándose a las organizaciones de la izquierda anticapitalista. Tras las entrevistas a los representantes de Corriente Roja y el PCPE, en esta ocasión lo hacemos con Francisco Garcá Cediel, de Inicaitiva Comunista.





1. ¿Cómo surge Iniciativa Comunista (IC)?



IC es la confluencia de algunos pequeños grupos radicados fundamentalmente en Madrid y Guadalajara con determinados planteamientos comunes. Con independencia de nuestras organizaciones de origen, todos partimos del marxismo. Un marxismo muy fiel a los principios revolucionarios, y no a la convivencia con el sistema o al reformismo. Pero planteando una visión del marxismo actualizada. Recogiendo todas las experiencias que existen y, en cierta medida, combinándolas. Planteando que nosotros estamos radical y claramente en contra de la propiedad privada de los medios de producción. Somos radicales en el internacionalismo proletario, en el papel de la clase trabajadora y en la necesidad de su emancipación. Asumimos críticamente toda la experiencia histórica de los países del socialismo real, es decir, no planteamos un modelo acrítico, y hacemos un análisis de todas esas experiencias para intentar plantear un proyecto de transformación de la sociedad aquí, en la Europa Occidental.



Desde ese punto de vista, esta confluencia que se da en el año 2006-2007, con un proceso de convergencia, ha dado lugar a lo que hoy es IC. Una organización comunista-revolucionaria, antipatricarcal, antiimperialista, que lucha por la toma del poder por parte de la clase trabajadora y por una sociedad sin clases.



2. ¿Cómo fue la ruptura con Corriente Roja?



Gran parte de IC estuvimos en Corriente Roja (CR). CR fue una propuesta que políticamente era interesante, en cuanto suponía una ruptura con el reformismo y la configuración de una organización revolucionaria al margen de IU. Suponía también la idea de construir un frente de izquierdas que aglutinara a todos los sectores que apostaban por una sociedad distinta, al margen del reformismo y al margen del parlamentarismo. CR en un momento determinado tiene dos problemas, que, analizados, para la gente que allí estábamos fueron: la cuestión del internacionalismo proletario, ya que existían algunas discrepancias respecto a la defensa de la Revolución Cubana, del proceso bolivariano de Venezuela y de los movimientos emergentes, fundamentalmente en América Latina; y por otro lado, una cuestión estratégica, para nosotros, que es la siguiente: consideramos que la configuración de una organización revolucionaria que sea capaz de transformar el estado español, no se basa en el autodesarrollo de ninguna de las organizaciones ya existentes. Sino en la confluencia y la convergencia de distintas organizaciones en un proyecto común. Evidentemente, no significa la negación de la existencia de una organización. Pero atañe a cómo la configuras, a cómo muchas creen que están en posesión de la verdad y los demás están equivocados. Se puede dar el caso de que apuestes por el autodesarrollo, o bien puedes confluir en un trabajo práctico para intentar crear un sujeto revolucionario. Nosotros consideramos que la confluencia de las gentes revolucionarias en el estado español se basa en el trabajo común y en el análisis de la realidad para crear un sujeto revolucionario, una organización revolucionaria y, por supuesto, un frente de izquierdas.



3. Sobre la propuesta de un Frente de Izquierdas (FI), ¿Hay un proceso en marcha?



Nosotros no tenemos ningún problema en trabajar con quien sea, siempre que esté dentro de unos parámetros mínimos. Pero somos muy radicales entendiendo que el FI se debe construir desde abajo hacia arriba, y no al revés. Es decir, creemos que iniciativas como por ejemplo, las que están surgiendo a raíz de las luchas obreras, como la Plataforma "Hay que pararles los pies", la Plataforma en defensa de los servicios públicos y otras. Son las partes sobre las que se tiene que basar una confluencia hacia un FI. Creemos menos en una reunión de cúpulas que establezcan un programa que envíen luego por Internet, o por los medios de comunicación. Lo cual no significa que nos neguemos a llegar a un acuerdo de trabajo con todas las organizaciones que estén por ese criterio. Con independencia de las diferencias coyunturales. Nosotros creemos en el método científico, es decir, experimentar en la realidad social, plantear unas propuestas, recoger los resultados e ir construyendo una propuesta. En este sentido somos muy claros, ya que creemos en el trabajo de base. Consideramos que el FI se construye a través del trabajo de base, de la confluencia no sólo de organizaciones, sino también de personas individuales. Y creemos que hay muchas personas en movimientos sociales, en movimientos de solidaridad, movimiento sindical, movimiento feminista, que podrían perfectamente ser sujetos activos de ese FI.



No creemos en una estructura cupular. En que se reúnan unas personas en una habitación, y emanen ideas sobre la gente. Creemos que las cosas tienen que fluir de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, evidentemente. Las organizaciones tienen un papel, eso nadie lo niega. Porque son parte de una reflexión colectiva, no porque estén en posesión de la verdad. Porque son colectivos que elaboran y analizan. Nosotros hemos considerado siempre, y lo hemos intentado llevar a la práctica desde el principio, desde el año 2007, que confluyan las personas y que todas participen en plena igualdad, estén o no organizadas.



4. ¿Cual sería el contenido de un programa de mínimos?



El programa de un FI debería asumir las reivindicaciones de los trabajadores, de la mujer, de los pueblos del estado español, del derecho a la autodeterminación, la superación de la Constitución de 1978, la reforma política, y los derechos ecológicos, sociales y políticos de todas las personas.



Frente a este déficit democrático que emana del franquismo y de la derrota de la transición. Se apostó por una reforma en la que los torturadores y los torturados estaban en pie de igualdad, cuando eso no es cierto. Los descendientes de los torturadores son los que siguen teniendo los resortes del poder. Debemos asumir un proceso de ruptura hacia una sociedad distinta en la que se supere la opresión. Para nosotros, como organización comunista, nuestro objetivo a largo plazo es el socialismo. Socialismo entendido como la propiedad colectiva de los medios de producción por parte de la clase trabajadora y las clases populares, ya que consideramos que beneficiaría objetivamente al 95% de la población de este país.



A nivel concreto, en estos momentos la crisis económica viene a denotar que lo que decían los clásicos era cierto. Como cuando se planteaba por parte de Fukuyama que estábamos en el fin de la historia. Del mismo modo, las tesis de Marx y Lenin están perfectamente vigentes. Hay una crisis estructural del propio sistema capitalista, no creemos que sea una crisis meramente financiera. Lo financiero es la punta del iceberg. Hay una crisis que es consustancial al propio sistema, y desde ese punto de vista, la salida que propone el propio sistema capitalista es la de siempre: aumentar la explotación y la precariedad de la clase trabajadora y las clases populares, o declarar la guerra. Lo que han hecho siempre que se han encontrado con este tipo de problemas.



Nosotros, en esta situación, creemos que todos en la izquierda nos hemos equivocado al pensar que, dadas las condiciones objetivas, de crisis y precariedad, el movimiento popular iba a tener un auge muy importante. Y en estos momentos nos encontramos con un desarme derivado de que no hay organizaciones revolucionarias con suficiente presencia como para plantear alternativas creíbles a la población.



A la gente le preocupa el sistema, incluso intuye que la crisis es profunda, pero no ve salidas. Esta situación determina la línea política. Por eso creemos que una tarea, paralela a la tarea de enfrentarse a la crisis económica, es la construcción de sujetos revolucionarios. De plataformas que sean capaces de revertir esta situación. Planteando una salida de izquierdas a la crisis, no en el terreno electoral. Luchando por otro modelo de sociedad, de desarrollo y de mundo.






5. ¿Cuál es la posición de IC ante la Reforma Laboral?




La reforma laboral viene a ser más de lo mismo: así es el propio sistema capitalista. Hace un tiempo fue publicado en un periódico un artículo muy interesante, que decía que en un momento determinado se nos ha cambiado la imagen de la realidad. Es decir, si hace unos meses todos y todas sabíamos que la crisis estaba provocada por unos responsables: el capitalismo, la especulación, el monopolio, la banca… ahora, parece ser que se nos cambia el plano. Se nos exigen, a las clases populares, unos sacrificios. Como si hubiéramos sido los culpables. Así, los verdaderos responsables de esta crisis, son los que están imponiendo a los trabajadores, jubilados, dependientes, mujeres con niños (utilizando un símil cinematográfico) que paguen la crisis. Vía Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central Europeo, Gobierno de la UE, Gobiernos Locales, etc. Se ha cambiado el plano: "aquí están los culpables", dicen, y nos enfocan a nosotros.



Parece que nos están haciendo un ejercicio. Si no aceptamos pagar la crisis, que no hemos provocado, no somos solidarios con la sociedad (entendiendo la sociedad de una manera abstracta, como los intereses de una minoría privilegiada). Pero la solidaridad debe ser entendida con la mayoría de los trabajadores y sus familiares. Ellos son la mayoría, y los que realmente generan la riqueza: el trabajo humano, como siempre, y no la especulación. Por otro, están intentando buscar la división, con el debate que existe con respecto a los funcionarios, esa imagen caricaturesca de que son unos privilegiados porque tienen un salario fijo. Hace unos años, se decía que los trabajadores públicos eran estúpidos, porque el sistema capitalista ofrecía muchas más oportunidades en el sector privado. Al final, la gente se sentía bien porque ganaba un determinado dinero a costa de su sobreexplotación y tenía la mayor parte de las oportunidades. Era toda esa estructura de trabajar horas extraordinarias a destajo y la idea del capitalismo popular. Una idea ilusoria que existía hasta hace muy poquitos años. Una idea típica del capitalismo, que planteaba que trabajando honradamente puedes llegar a ser rico. Decía Émile Zola, escritor francés, que detrás de cada gran fortuna, existe un gran crimen.



El sistema les engaña, ya que incluso en los momentos de expansión tampoco consigue hacerles felices. Además, no hemos de olvidar que esto ocurre en Europa Occidental. Un 15% de la población del planeta. Ese bienestar relativo que hubo antaño en las clases trabajadoras de Europa Occidental, se basaba en la explotación del 85% de la población mundial. Existen más de mil millones de niños subalimentados y una miseria espantosa. Es el eurocentrismo. El sistema capitalista ha establecido determinados sectores del planeta donde hay una determinada riqueza relativa, simplemente por el flujo de capitales, que se basa en la sobreexplotación del Tercer Mundo.



Tendríamos que hacer también un análisis comparativo de qué es lo que ha pasado con la población del planeta. Como internacionalistas, tampoco podremos ser libres rodeados de esclavos. No puedes ser feliz, si existe la miseria en la mayoría del planeta. Esto también es un problema de responsabilidad revolucionaria.



6. ¿Cuál es la opinión de IC sobre la Huelga General anunciada para el día 29 de Septiembre?




Nosotros llevábamos bastante tiempo considerando que era necesaria una Huelga General. Era muy importante calentar los motores. Entender que, desgraciadamente, el modelo de relaciones laborales que ha existido en el estado español ha llevado a los sindicatos a la integración. No han sido representativos de amplios sectores de las capas trabajadoras. Por ejemplo los jóvenes, que hoy tienen la precariedad como mecanismo. Incluso los licenciados tienen este mecanismo para toda la vida. Desde ese punto de vista, ha habido un proceso como consecuencia de la transición. Donde los sindicatos mayoritarios están integrados en el sistema y tienen intereses que no tienen por qué coincidir globalmente con la mayoría de los intereses de la clase. Eso determina que desde los sindicatos mayoritarios se haya procedido, a cambio de determinadas prebendas para sus propias estructuras sindicales, a desmovilizar históricamente a los trabajadores. Los sindicatos mayoritarios se encuentran, en estos momentos, con un problema tremendo. Porque no es sólo que las medidas sean contrarias a los intereses de la clase trabajadora, lo que les puede preocupar hasta cierto punto. Sino que además corren el riesgo de quedarse fuera de juego en ese papel institucional que se les ha dado. No tienen más remedio que convocar una Huelga y, evidentemente, nosotros no podemos estar en desacuerdo con esto, porque las medidas objetivamente van en contra de los intereses de los trabajadores, van a fomentar la sobreexplotación de los trabajadores. No obstante, nosotros no tenemos demasiada confianza en las cúpulas sindicales, ni en la burocracia sindical.



Es muy sencillo: cuanto más barato sea el despido, más sensible es un trabajador a las presiones de la empresa. Así, si te dicen que te quedes hasta más tarde sin cobrar, admitirás peores condiciones de trabajo, una movilidad peor, etc… Ya que la necesidad de comer y de vivir la tienes siempre. Todas estas medidas, a las que se denomina “flexibilizar el empleo”, implican abaratar el despido y aumentar la explotación de los trabajadores. De hecho, en el estado español, estamos a la vanguardia de siniestralidad laboral, debido precisamente a esa situación. Toda la precariedad laboral, la temporalidad, hace que la gente se vea obligada a trabajar un montón de horas extraordinarias que generan una mayor posibilidad de accidente de trabajo. Porque cuando llevas una semana trabajando, en la hora 59 ó 60 de trabajo, es mucho más fácil que eso ocurra. Incluso sin pensar que haya una falta de medidas de seguridad por parte de la empresa. De hecho, la M-30 está plagada de cadáveres de trabajadores. En las torres de la antigua ciudad deportiva de Madrid murió un trabajador peruano. Cada día hay un trabajador que muere en este país víctima de los accidentes laborales.



Por otro lado, está la práctica mafiosa que tienen las empresas y la falta de control por parte del estado hacia las medidas de seguridad y salud previstas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Además de la precariedad, las horas extraordinarias, prolongar la jornada… Para cualquier ser humano, cuando estás cansado es más fácil que te equivoques, y una equivocación te puede suponer la muerte o quedarte inválido. Ese es el modelo de relaciones laborales en el estado español. El abaratamiento del despido de esta llamada “flexibilidad” ocasionará más despidos. Más gente que se va al paro, mientras que los que trabajan, estarán en peores condiciones, puesto que es una situación de mercado. No es que la gente concurra al mercado laboral y sea libre para elegir sus condiciones laborales. Sino que se ve obligada a aceptar unas condiciones, porque tiene que comer todos los meses.



7. ¿Cuál crees que es la relación entre las medidas impuestas por el Gobierno y el imperialismo a nivel internacional?



Existe un hecho en lo económico, en lo político y en lo militar, que es la falta de soberanía de los estados. Cuando se planteaba la cuestión de la globalización capitalista, ya Lenin dijo a principios del siglo XX que eso era el imperialismo. La globalización viene a ser eso, un desarrollo o una expresión moderna para definir algo muy clásico, el imperialismo, que denota una cada vez mayor falta de soberanía de los estados.



A partir del 11 de Septiembre se refuerza el papel represivo de los estados con la doctrina "antiterrorista". A nivel de soberanía económica, todas estas estructuras significan una pérdida por parte de estos países. Antiguamente, dentro del esquema capitalista, un estado de Europa Occidental tenía la posibilidad de intentar buscar un cierto consenso social con determinadas medidas económicas, como: levantar barreras arancelarias; devaluar la moneda; establecer medidas de protección de tu propia economía, etc. Pero, con las estructuras multinacionales (no sólo la UE, sino el neoliberalismo económico) pierdes esa soberanía. El tipo de interés, que significa si vas a poder pagar tu casa, lo decide el Banco Central Europeo. Las medidas las impone la UE o el Banco Mundial.



Así se va extinguiendo la política económica y social del mal llamado “estado de bienestar” que existía en Europa del Norte. Una vez dentro de las dinámicas de los mercados, no puedes adoptar medidas así. Existe un capital transnacional que marca la política económica. Así, el capitalismo transnacional impone la política económica, social y militar. Por eso permanece el estado español en la OTAN, con las consecuencias que eso tiene, participa de la invasión de Afganistán, en la ocupación de Haití contra el gobierno progresista de Aristide, tiene relaciones con el Estado de Israel (con el portaviones de los EE.UU en Oriente Medio), etc. Esta es la línea política en las que el estado español y otros muchos estados, desgraciadamente, tienen una gran falta de soberanía.



Los dueños de las multinacionales son los que, a través de esos mecanismos interpuestos y sin haber sido elegidos por nadie, marcan la línea política, económica y militar a seguir. Desde este punto de vista, las elecciones son cada vez una mayor pantomima. Un mecanismo de legitimación de un poder basado en un dominio y un bombardeo mediático sobre la población. En las que eligen entre opciones muy similares. Y se establece no como un mecanismo de decisión, sino como un mecanismo de legitimación de las decisiones que ya están adoptadas.



En el estado español, consideramos que tanto el PSOE como el PP son dos caras de la misma moneda en defensa de los intereses de los capitalistas, aunque quizás de sectores distintos. Aunque el estado español tiene unas características históricas diferentes a las de Francia o Alemania, existen los mismos mecanismos de defensa de los intereses de la burguesía. El objetivo es asegurar que nos gobiernan dos caras de la misma moneda, como se hizo históricamente durante la Restauración, con la alternancia entre Cánovas y Sagasta. No existe ninguna diferencia sustancial de política económica. El PP, ahora mismo, no está apoyando formalmente las medidas adoptadas por el gobierno, pero desde una óptica meramente electoral. Los intereses de la banca y de las multinacionales están perfectamente reflejados en las medidas que está adoptando el gobierno o que el PP adoptaría de forma similar.



8. ¿Cual es la opinión de IC respecto a Iniciativa Internacionalista y la Ley de Partidos?



Nosotros apostamos por el derecho a la autodeterminación de los pueblos, ya que lo consideramos una cuestión democrática. Esto implica, también, el derecho a la independencia. Si el pueblo opta por la independencia, nosotros vamos a apoyarla. Somos una organización socialista, estamos por el socialismo aquí, y en cualquier otra parte del mundo. Pero básicamente, antes estamos por el derecho a la autodeterminación.



Cuando se crea el proyecto de II, nosotros apostamos firmemente por apoyar este proyecto por dos razones:



Solidaridad internacionalista, por la misma razón que apoyamos todas las luchas que existen en todos los pueblos: la lucha del pueblo colombiano, la lucha del pueblo venezolano, la lucha del pueblo palestino, la de todos los pueblos que luchan... Las apoyamos, sin ningún género de duda. Y, lógicamente, la lucha del pueblo vasco por sus derechos la apoyamos sin ningún género de dudas. Es una razón muy poderosa para apoyar y votar II.
Tratar de superar la división entre las llamadas izquierdas soberanistas de las nacionalidades del estado español y de otras organizaciones de izquierdas que, sin ser abiertamente soberanistas, reconocen el derecho a la libre autodeterminación de los pueblos y que ponen más énfasis en lo social. Buscamos la unidad entre las organizaciones estatales y las que ponen en primer plano los derechos de los pueblos. Converger en un proyecto contra el régimen de la reforma, que se configura como una cárcel de pueblos y como la sacralización de un modo de producción injusto para las clases populares.


Esta segunda parte, creemos que no ha cuajado tanto. Nosotros sacamos una lectura positiva de la idea de apoyar II, aunque sólo hubiera servido para dar apoyo solidario internacionalista. Aunque también nos parece importante establecer relaciones con organizaciones en diferentes sitios, y con distintas nacionalidades. Para intentar confluir en un proyecto, contra el sistema que nos oprime a todos, con independencia de que hayamos nacido en Madrid, Bilbao, Vigo o Barcelona.



Desde ese punto de vista, nos parece también doblemente positivo, aunque habría sido deseable que no se hubiera ceñido sólo a lo electoral, sino que hubiera ido más allá en la configuración del llamado FI.



Sobre la Ley de Partidos, nosotros lo consideramos efectivamente un derivado de la doctrina antiterrorista que se impuso tras el derribo de las torres gemelas. Una aplicación al orden público de la teoría de la guerra preventiva de Reagan y Bush. Existe un recorte de las libertades civiles al calor de esa doctrina antiterrorista que no sólo afecta a la gente que empuña las armas o a la gente que hace resistencia armada, sino que afecta a todos los derechos civiles. Por lo cual, te afecta cuando vas a un aeropuerto, e igualmente afecta a todas las organizaciones políticas que se establecen. En el estado español es paradigmático que digan que sus fines, no sus medios, son contrarios a los intereses del estado. Esta es la doctrina de la Audiencia Nacional, tribunal de excepción heredado del TOP de Franco, que va en contra de todos los principios del derecho a un juez natural predeterminado por la ley. Viene a levantar el umbral diciendo: “Te juzgamos porque tu ideología, tu pensamiento, tu manera de comportarte va en contra de los intereses del estado”. El mismo criterio del estado fascista-nazi que planteaba el Tercer Reich.



9. ¿Qué le dirías a los trabajadores y trabajadoras que piensan que esta crisis es pasajera?




Pienso que esto no es pasajero, y que la gente se va dando cuenta. Inicialmente se nos planteó como algo pasajero, periódico, como una gripe política. Una gripe económica que uno pasa, está un tiempo enfermo, y luego se cura. Creo que la gente se va dando cuenta, cuando llevamos tres años de crisis económica, una crisis que es muy profunda.



El problema que existe en el estado español es que éste es peculiar, es muy parecido a otros países del marco europeo, pero a la vez muy diferente. Porque nosotros venimos de dos derrotas: la guerra civil y la transición. Hay otros países que tienen otras tradiciones. Francia derrotó a los nazis. Los grandes dirigentes fascistas colaboracionistas fueron procesados, fusilados, encarcelados…. Es una concepción distinta.



Nosotros tenemos el peso de dos derrotas, a pesar de la rebeldía innata que existe en el estado español, en todos los pueblos del estado. Hay una excepción, y es la experiencia de Euskal Herria, donde la transición no triunfó. De hecho, aún no ha sido capaz de triunfar y por eso la lucha del pueblo vasco es tan ejemplar, al ser el único territorio del estado español donde por diversas circunstancias la transición no triunfó.



En el estado español la gente es consciente del problema, pero tiene una gran falta de confianza en las posibilidades de alcanzar objetivos mediante la lucha. Impera una suerte de resignación, de fatalismo, y a esto se une la falta de organizaciones populares con suficiente peso para encabezar las luchas e intentar cambiar esta situación.



Consideramos que en un momento determinado, por la tradición del estado español y de Europa, esto puede revertir. Creo que en un momento determinado pueden cambiar las cosas, aunque eso depende mucho de la responsabilidad de las organizaciones de izquierda de plantear una respuesta común, cabal y de izquierdas, que plantee a la gente la necesidad de la lucha. Una condición no suficiente, pero sí necesaria.



Estamos por un Frente de Izquierdas que movilice a la base todo cuanto sea posible. De incidir en la sociedad y de intentar revertir esta situación. No tanto con un planteamiento cupular electoral, sino desde la creación de tejido social, en el seno del pueblo y con el fin de plantear este tipo de movilizaciones.


Entrevista realizada por Amira Cheick Ali
avatar
Admin
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 5403
Reputación : 7669
Fecha de inscripción : 01/08/2009

Re: Entrevista a Iniciativa Comunista [Insurgente]

Mensaje por Admin el Lun Jul 26, 2010 2:30 pm

¿Iniciativa comunista no se deja ver mucho ultimamente por manifestaciones no?
Hace tiempecito queno los veo en reportes ni nada

---------------------------------
Lo muevo a movimientos y comunicados.
Dejemos actualidad solo para las noticias Smile
Muchas gracias por postearlo.


------------------------------
avatar
Agitación
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2079
Reputación : 2384
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: Entrevista a Iniciativa Comunista [Insurgente]

Mensaje por Agitación el Lun Jul 26, 2010 4:50 pm

IC va a todas las manifestaciones de Madrid, ya sea con cortejo propio o en cortejos unitarios.

De la misma forma acudirá como todos los 26 de Julio a la manifestación de hoy por Cuba.

Otra cosa es que la saquen en los reportajes, ya que por regla general no solemos hacer autoreportajes.

Un saludo.
avatar
sorge
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 4983
Reputación : 5716
Fecha de inscripción : 15/12/2009

Re: Entrevista a Iniciativa Comunista [Insurgente]

Mensaje por sorge el Lun Ago 02, 2010 10:38 am

Estoy de acuerdo con vuestra teoria del Frente de Izquierda, aunque desgraciadamente hoy en dia se abusa demasiado de crear plataformas de captación controladas por un determinado partido, autenticos chiringuitos donde quien no sirva a las directrices del comite central caen desgracia, quien se mueva no sale en la foto.

Aunque para desarrollar el frente se necesitan organizaciones fuertes que haga posiblen extenderlo por todo el País, no estoy hablando de autodesarrollo, sino de proyecto de unidad organica, he echado de menos una pregunta sobre vuestra postura respecto a la unidad de los comunistas.

Contenido patrocinado

Re: Entrevista a Iniciativa Comunista [Insurgente]

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom Nov 19, 2017 4:08 am