Pensamiento político de Augusto César Sandino - Sergio Ramírez - Biblioteca Ayacucho - formato pdf

avatar
RioLena
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 4724
Reputación : 9297
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Pensamiento político de Augusto César Sandino - Sergio Ramírez - Biblioteca Ayacucho - formato pdf Empty Pensamiento político de Augusto César Sandino - Sergio Ramírez - Biblioteca Ayacucho - formato pdf

Mensaje por RioLena el Jue Feb 21, 2019 7:24 pm

Pensamiento político de Augusto César Sandino

Selección, pròlogo, bibliografía y cronología de Sergio Ramírez

Biblioteca Ayacucho

formato pdf de gran calidad

https://mega.nz/#!lyw0QbqC!XSqFmp_qpHAUhcYv-DKeaS7xwBEqpUt95C7f2TUXN4M


ÍNDICE

INTRODUCCIÓN, por Sergio Ramírez

CRITERIO DE ESTA EDICIÓN

DOCUMENTOS:1921-1929

1921-1922

1.– “Amo la justicia y por ella voy al sacrificio”

2.– A María Sandino

3.– A don Gregorio Sandino

4.– A María Sandino

1926-1927

5.– El regreso a Nicaragua

6.– Me sentía herido en lo más hondo. Fragmento de entrevista

7.– La Guerra Constitucionalista

8.– Al general José María Moneada

9.– Todos menos uno

10.– La muchacha de San Rafael del Norte, Blanca Aráuz

11.– Cumpliremos con un deber sagrado. Circular a las autoridades de las Segovias

12.– Es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos. Circular a las autoridades locales de todos los departamentos

13.– Respuesta a una intimación de rendición del general Carlos Vargas

14.– Yo no me vendo ni me rindo. A José María Moncada

15.– El jefe de los montañeses

16.– Nota al jefe político de Ocotal

17.– Nota a Francisco Estrada

18.– Estoy listo en mis montañas. Carta a Benito López

19.– Mi espada defenderá el decoro nacional y dará redención a los oprimidos. Manifiesto

20.– Patria libre o morir. Nota al capitán Hatfield

21.– Mi martillo repercute en el yunque a gran distancia. A mis compatriotas nicaragüenses

22.– Informe de Sandino a sus hermanos de raza

23.– La soberbia que nos da el friunfo. El ataque a Ocotal

24.– Informe sobre el combate de Ocotal

25.– Batalla de San Fernando

26.– Combates de Ocotal, San Fernando y Los Calpules

27.– Tres clases de hombres. Carta al doctor Castillo

28.– Al verdadero patriota que pueda dar nuevas orientaciones. Manifiesto al pueblo nicaragüense

29.– No es un ejército docente el que anda conmigo. Carta a Adán Madariaga

30.– Todo nicaragüense verdaderamente patriota está obligado a defender voluntariamente el decoro de la Nación. Pauta para la organización del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua

31.– Pauta a la que debe ajustar su representación el delegado o delegados que traigan tal misión a este campamento

32.– Juramento de una columna sandinista

33.– Es preferible morir, antes que aceptar la humillante libertad del esclavo. Carta a Froylán Turcios

34.– La obstinación del presidente de los Estados Unidos. Combate de Telpaneca

35.– La gallina en forma de águila. Carta a Froylán Turcios

36.– Mi actitud no afecta a ningún gobierno de nuestras hermanas repúblicas. Carta a Froylán Turcios

37.– El amor a mi patria lo he puesto sobre todos los amores. Carta a Blanca de Sandino

38.– Manifiesto al pueblo de Nicaragua sobre las elecciones

39.– “La Chula” y el combate de Las Cruces

40.– Revolución es sinónimo de purificación. Carta a Francisco Paguaga y otros

41.– Al enemigo hay que arrojarlo a balazos del poder. Carta al coronel Félix Pedro Zeledón

42.– La redención de los obreros y artesanos nicaragüenses. Carta a Berta Munguía

43.– Ni vamos a poder andar de tantas flores. Carta al general Simón Montoya

44.– Los invasores y traidores han quedado destrozados por el estrago de la dinamita. Parte de guerra

45.– Acuerdo sobre los traidores a la patria

46.– Hay que ser, ante todo, nicaragüenses y no esclavos. Comentarios a las declaraciones dadas por William H. Spinks

47.– Luchamos por la libertad de nuestra patria. Modelo de carta de agradecimiento

48.– El aprecio de los humildes y no el oro corruptor de los judas. Carta al coronel Félix Pedro Zeledón

49.– Tiré la mirada atrás y vi la estela de cadáveres. Carta al coronel Pompilio Reyes

50.– Peleamos por salvar a la patria, pero menos por tener capital. Sentencia

51.– Circular para el ejército y vecinos pacíficos

52.– Defensor de un ideal, no comerciante disfrazado de soldado. Decreto

53.– Estamos dispuestos a no pedir ni dar cuartel. Tiroteos, escaramuzas, sorpresas y carreras, dadas al enemigo durante el mes de noviembre de 1927

54.– En cualquier caso, los hondureños son nuestros hermanos. Carta a José León Díaz

55.– No ambiciono nada para mí, sino ver a mi patria libre y soberana. Carta a Roy A. Johnson

56.– De todo habló, pero nada dijo del honor. Carta a Pompilio Reyes

57.– Acuerdo N° 7: se desconoce todo acto o contrato leonino

58.– Los bienes de la nación deben ser sagrados y deben respetarse. Carta al coronel Guadalupe Rivera

59.– Humillar la grandeza del poderoso. Carta a Berta Munguía

60.– No habrá poder humano que haga claudicar a Sandino. Carta a Froylán Turcios

61.– Esta es la civilización yanqui. Ciudad Antigua destruida por los yanquis

62.– El patriotismo y la buena fe deben estar alejados de todo interés y ambición. Carta a Froylán Turcios

1928

63.– Las armas libertarias se cubren de inmarcesibles glorias

64.– Las bestias asolan Quilalí

65.– Nuestro derecho a mantener la soberanía de nuestra patria. Carta a los concesionarios del gobierno de Díaz

66.– Acuerdo n° 20: confiscación de los bienes norteamericanos

67.– Que nuestras voces se oigan en La Habana. Mensaje

68.– Mensaje al Congreso Panamericano

69.– La vara con que son medidos el fuerte y el débil. Fragmento de carta

70.– Ventajas y desventajas del retén de Santa Rosa

71.– Peleles de zacate en El Chipote

72.– Nuestra misión es dar muerte al invasor en el lugar y forma que podamos. Carta a Froylán Turcios

73.– El oro corruptor ha carcomido las conciencias y minado las intelectualidades de la América Latina. Carta a Froylán Turcios

74.– Arrojar la invasión extranjera de mi país. Carta al contraalmirante Sellers

75.– Sandino en los reportajes de Carleton Beals

76.– Reclamo el retiro inmediato de las fuerzas invasoras. Mensaje al senador W illiam E. Borah

77.– Por primera vez sufren los yanquis en Centroamérica una matanza de esta naturaleza. Combate de El Bramadero

78.– Un gobierno nacional. Carta a Froylán Turcios

79.– El ejército libertador derriba tres aviones yanquis

80.– Protesta contra la intervención bélica de Estados Unidos

81.– No soy político profesional, sino un humilde artesano. Nota a Froylán Turcios

82.– La América Latina, unida, se salvará; desunida, perecerá. Carta a Oscar Sandoval y otros

83.– Las naciones sordas

84.– El combate de El Zapote

85.– Yo soy hijo de Bolívar. “Augusto C. Sandino, héroe de Hispanoamérica”, Max Grillo

86.– Sandino es indohispano y no tiene fronteras. Carta a Froylán Turcios

87.– Fines del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua

88.– La colonización yanqui avanza con rapidez sobre nuestros pueblos. Carta a los gobernantes de América

89.– Combate en el Río Coco

90.– Un niño hombre

91.– Convenio para formar la junta de gobierno

92.– Hacia una junta de gobierno

1929

93.– Toda intromisión extranjera en nuestros asuntos sólo trae la pérdida de la paz. Respuesta al general Feland y al contralmirante Sellers

94.– Carta a José María Moncada

95.- Hasta que no veamos a nuestra nación libre de invasores y vendepatrias. Manifiesto a los liberales nicaragüenses

96.– Bases del convenio que se propone al general José María Moncada para que se constitucionalice como presidente de la República de Nicaragua en el período de 1929 a 1932

97.– Carta al presidente de México, Emilio Portes Gil

98.– Los muñecos están en los bazares. Carta a Froylán Turcios

99.– Representación al Comité ‘Manos fuera de Nicaragua’

100.– Con tan brillante triunfo, ha iniciado su lucha este año nuestro ejército libertador. Combate del Guanacaste

101.– Dignos de la tierra en que nos tocó nacer. Carta a los generales Carlos Salgado y Miguel Angel Ortez

102.– También hay quienes les escupan y abofeteen el rostro. Mentís

103.– Esas cadenas serán leontinas para algunos que yo me sé. Sobre el asesinato de Girón Ruano

104.– Anécdotas segovianas

105.– Yo estoy representando, con mi ejército, el propio sentir de mis conciudadanos. Carta abierta al presidente Hoover

106.– Cuento segoviano

107.– Carta a los presidentes centroamericanos

108.– La maligna política de los gobiernos de Estados Unidos. Carta al general Pedro Altamirano

109.– Tomaremos la ofensiva y daremos nuevas lecciones a los asesinos de la libertad. Declaraciones a la prensa mundial

110.– Carta a los gobernantes de América: propuesta de una conferencia continental

111.- Plan de realización del supremo sueño de Bolívar

112.– Hacia una etapa superior de lucha

113.– Atestados de Farabundo Martí

114.– Sandino reconcentra a sus jefes

115.– El honor de un pueblo y el orgullo de una raza. Manifiesto al pueblo de Latinoamérica

116.– El espíritu radioso de Benito Juárez ha iluminado mis pasos por las montañas. Carta a Emilio Portes Gil

117.– Carta a sus lugartenientes sobre mando militar en ausencia

118.– Nuestro ejército continúa sosteniendo el principio de la soberanía absoluta. Mensaje al Segundo Congreso Mundial Antimperialista reunido en Franckfurt, Alemania

119.- Nada de cambiar de montura para ponerse aparejo. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

120.– Los eternos pesimistas y pequeños de espíritu. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

121.– Ni un cartucho de pistola. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

122.– Sandino ante el coloso. Reportaje de Emigdio Maraboto

123.– Mientras Nicaragua tenga hijos que la amen, Nicaragua será libre. Manifiesto a los nicaragüenses

124.– Frente único, es nuestro lema. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

125.– La glándula de latinoamericanitis aguda que tengo. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

126.– Por el dinero se siente el más profundo desprecio en los campamentos de nuestro ejército. Entrevista con El Dictamen, Veracruz, México

127.– Lindbergh ayudó a bajar de los aviones aquellos muertos y heridos. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

128.– Nada hay de cierto en lo de que se me trata como prisionero. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

129.– Sacasa el tonto y el traidor Moncada. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

130.– La ensangrentada Nicaragua

131.– El fruto de la indiferencia de los gobiernos latinoamericanos

132.– Hechos, no palabras. Carta a Emilio Portes Gil

DOCUMENTOS:1930-1934

1930

133.- La lucha de frente único contra el imperialismo tiene su cuartel general en las Segovias. Carta a Hernán Laborde

134.– Un instrumento de la justicia divina. Carta al general Pedro Altamirano.

135.– Esa calumnia con que villanamente se pretende manchar nuestro honor de hombres libres. Carta a Hernán Laborde

136.– Nuestras selvas segovianas, a despecho de la Casa Blanca, se inmortalizaron. Comunicado

137.– Rienda para muchos desenfrenados de degeneración incalificable y de los esclavizadores de pueblos. Carta a Max F. Viana

138.- ¿Seremos, efectivamente, víctimas de una traición? Carta a Pedro José Zepeda

139.– Creyeron que Sandino era un caudillo de patriotismo barato. Declaraciones del general Augusto César Sandino para el New York World

140.– Siempre han sido los Estados Unidos la sede de atracción favorita de los judas. Respuestas a un cuestionario de El Universal de México

141.– Dispuesto a viajar a Berlín. Carta a Willy Munsenberg

142.– Una firme acción revolucionaria de masas a escala continental y mundial. Carta a Henry Barbusse

143.– Las varias formas en que el imperialismo trata de infiltrarse en los centros educativos de nuestro continente. Mensaje al Séptimo Congreso Estudiantil mexicano reunido en Monterrey, Nuevo Laredo

144.– Sólo los obreros y campesinos irán hasta el fin. A los obreros de la ciudad y del campo de Nicaragua y de toda la América Latina

145.– Hemos adoptado las resoluciones del Congreso Mundial Antimperialista. Carta a Marcelino V. del Río

146.- Con todos los luchadores antimperialistas de éste y de los otros continentes. Carta a Pedro González

147.– Esperamos contar siempre con los alientos y entusiasmos de la juventud. Carta a Augusto Etore

148.– La salvación de nuestra nacionalidad latinoamericana está encomendada a la juventud, a los obreros y campesinos. Carta a Víctor Manuel Palomo

149.– Nicaragua tendrá que ser libre, pese a los incrédulos o cobardes. Carta a Ernestina de Müller

150.– Sobre México y Argentina. Carta a Rodolfo E. Ruiz

151.– Mi próximo regreso a las Segovias será mi más elocuente contestación. Carta a Simón Larrache

152.– La lucha en que nos hallamos empeñados es de vida o muerte para la dignidad de nuestros pueblos. Carta a Camilo J. Guillén

153.– El verdadero y el falso sindicalismo. Carta a Norberto Salinas de Aguilar

154.– Creándole dificultades al enemigo por todas partes. Carta a C. Segura

155.– No desperdiciar la oportunidad de fastidiar al enemigo, sea yanqui o traidor. Carta a Juan J. Colindres

156.- Las precipitaciones y los desalientos, los peores escollos. Carta a José Idiáquez

157.- En cualquier momento, decir las cosas con claridad. Carta a Hernán Laborde

158.- No podemos tolerar que los que se han agrupado bajo nuestras banderas, lo hagan para mixtificar nuestros ideales. Carta a Guillermo Ajuria

159.- Malabaristas de la lucha. Carta a Enrique Rivera Bertrand

160.- Combatir , combatir y sólo combatir. Carta a Epigtnenio Guzmán

161.- Continuamos movilizándonos hacia Centroamérica. Carta a Hernán Laborde

162.- Hemos apurado la última gota de la desilusión con personajes de gobierno… Carta a Pedro José Zepeda

163.- Venceremos cuanto obstáculo se oponga a nuestra marcha y llegaremos a nuestros amados campos de lucha de las Segovias. Carta a Esteban Pavietich

164.- De regreso a las Segovias. Carta a Pedro José Zepeda

165.- Los verdaderos bandoleros están en las cavernas de la Casa Blanca. A Gustavo Alemán Bolaños

166.- No han cesado ni cesarán nuestros disparos de protesta y alerta. Batalla de El Saraguazca.

167.- Regulaciones sobre el corte de madera

168.- Todas las gentes de estas regiones están dispuestas a morirse con el rifle en la mano. Carta a Pedro José Zepeda

169.- Cómo se combatió mientras Sandino no estuvo. Informe al jefe supremo del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional

170.- Tres generales han rendido su informe. Carta a Pedro José Zepeda

171.- ¿De qué manera, pues, podría yo ser traidor a un partido al que nunca he pertenecido? Carta a Pedro José Zepeda

172.- Estamos seguros de destruir los planes macabros que el enemigo pueda traer contra nuestro ejército. Carta a Pedro José Zepeda

173.- No hay quien quiera venir a comer mico asado sin sal. Carta a Pedro José Zepeda

174.- Operaciones militares en el mes de agosto de 1930

175.- La guerra de los opresores de pueblos libres será matada por la guerra de libertadores. Carta al coronel Abraham Rivera

176.- Los comerciantes cómplices del invasor. A los jefes expedicionarios

177.- El yanqui necesita de peleles para hacer de ellos presidentes en nuestros pueblos indohispanos. Carta a Enoc Aguado

178.- Hasta en el átomo más imperceptible del universo, existe allí su electrón de amor. Carta al coronel Abraham Rivera

179.- Porque nuestra causa es la causa de la justicia misma. A los generales Ismael Peralta y Pedro Blandón

1931

180.– Manifiesto Luz y Verdad

181.– Nuestra causa triunfará porque es la causa de la justicia, porque es la causa del amor. Carta al coronel Abraham Rivera

182.– En lo relativo a los hueviadores. Carta al coronel Abraham Rivera

183.– Tomaremos como campo de operaciones todo el territorio centroamericano para combatir a los ejércitos yanquis y a los aliados de ellos. Carta al general Pedro Altamirano

184.– El terremoto de Managua

185.– Completar la obra de aterrorizar a los terroristas. A todas las columnas sandinistas

186.– La caída del general Blandón. Circular

187.– Solamente los obreros y campesinos centroamericanos podremos, de manera limpia, restaurar nuestra federación. Carta a José Idiáquez

188.– Nuestra guerra, es guerra de libertadores, para matar la guerra de los opresores. Carta a José Hilario Chavarria

189.– Caída del general Miguel Angel Ortez. Carta al coronel Juan Pablo Umanzor y otros

190.– Como varita de cohete van a salir todos esos dentro de poco. Manifiesto

191.– El combate de El Embocadero. Carta a José Idiáquez

192.– El bandolerismo de Sandino en Nicaragua. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

193.– No tenemos más camino que vencer o morir. A los generales Pedro Altamirano y Pedro Antonio Irías

194.– Nuestro ejército es el más disciplinado, abnegado y desinteresado. Manifiesto

195.– En Nicaragua no hemos estado combatiendo la intervención yanqui para colocar a zutano o a fulano en la presidencia. Carta a Gustavo Alemán Bólaños

196.– Nuestro ejército no está dispuesto a pedir cacao al enemigo. Carta a José Idiáquez

197.– Los campos nos pertenecen a todos. Más combates en Nicaragua

198.- Quiénes serán responsables de la destrucción de Nicaragua. Carta a Pedro José Zepeda

199.– Nuestro Rubén Darío habló de nuestros veintiún cachorros de América Hispana. Manifiesto a los hombres de nuestro departamento leonés

200.– No es justo que anden en harapos los hombres que están fundando la libertad de Nicaragua. Comunicado

201.– No importa que se nos califique de bandidos. Manifiesto

202.– Saldrá solo usted con su pistola. Carta al general Francisco Estrada

203.– Las personas a quienes se ha ordenado capturar, es a las personas capitalistas, quienes están identificadas como enemigas de nuestro ejército. Carta a la familia Gutiérrez

204.– Que el general Portocarrero asuma la presidencia de la república. Al general Juan Pablo Umanzor y al coronel Santos López

205.– Instrucciones para el general Horacio Portocarrero

1932

206.– Lo que los gringos buscan es la humillación de nuestra patria, hasta para irse. Manifiesto

207.– Esos renegados… a los machos y a los perros de la Guardia Nacional los atienden como príncipes. Carta a Marcial Rivera Zeledón

208.– Sufran pues ustedes las consecuencias de su cobardía. Carta a José Zelaya

209.– Poderes a Estrada sobre el territorio del Atlántico. Al general Francisco Estrada

210.– Nuestro ejército hoy, como ayer, está convencido de que Nicaragua será libre solamente a balazos y a costa de nuestra propia sangre. Boletín de noticias del Ejército Defensor sobre operaciones en el mes de abril

211.– Aquí nadie está en un lecho de flores. Carta a los generales Francisco Estrada y Juan Santos Morales

212.– Que se adhieran al general Portocarrero. Carta al general Francisco Estrada

213.– Que acuerpen al general Portocarrero. Carta al general Pedro Altamirano

1933

214.- Toma del comisariato de la Vaccaro en Puerto Cabezas. Carta al general Pedro Altamirano

215.- Que se unifiquen con nuestro ejército y que apoyen a nuestro gobierno provisional. Al general Francisco Estrada

216.- La suerte que allí les espera a los norteamericanos es negra. Parte de guerra

217.- Hombres, quienes con nuevas orientaciones, harán de nuestro suelo una patria luz. Para la historia de Nicaragua

218.- Tomar las riendas del poder nacional, para entonces organizar grandes cooperativas de obreros y campesinos nicaragüenses. Circular a todas las autoridades civiles de las Segovias

219.- En estos momentos de tanta luz. Circular a todas nuestras autoridades civiles en las regiones de Jinotega, Matagalpa y Estelí

220.- La ocurrencia del general Juan Gregorio Colindres. Carta al general Pedro Altamirano

221.- Bases qué de ser aceptadas traerán la paz de Nicaragua

222.- Como cuestión de jugar al clavito. Carta a José Idiáquez y Alfonso Irías

223.- La obligación de ustedes es volar candela a diestra y siniestra. Carta a los generales Juan Pablo Umanzor y Juan Santos Morales

224.- Colindres vuelve arrepentido. Al general Pedro Altamirano

225.- Reconocimiento al gobierno libre. Al ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador

226.- Ya no hay aviones de guerra en Nicaragua. Carta al general Pedro Altamirano

227.- Nos asiste autoridad sobre el doctor Sacasa porque nos abandonó en momentos álgidos de nuestra historia nacional. Carta a Sofonías Salvatierra

228.- Circular de llamamiento patriótico

1933

229.- La paz que dignifica y no la del esclavo. Carta a Sofonías Salvatierra

230.- Estaremos listos a repeler cualquier agresión que quisiera hacérsele al gobierno constituido de Nicaragua. Protocolo de paz

231.- Ya hemos ordenado a nuestras fuerzas la suspensión de hostilidades. Carta a Sofonías Salvatierra

232.– No quiero ser víctima de traiciones. Telegrama

233.– Decide ir a Managua. Proclama

234.– Si no hay ninguna noticia mía, es señal segura de que estoy muerto. Ordenes al jefe supremo interino

235.– Cada uno de ustedes queda autorizado para escupirme la cara por traidor. Discurso a las tropas

236.– Convenio de paz

237.– Esa guerra había que hacerla como se hacen las guerras. Entrevista con Adolfo Calero Orozco

238.– Orden de reconcentración. Circular para todos los jefes

239.– Orden de marcha para los jefes superiores

240.– Acta de cumplimiento

241.– Nosotros no somos militares, somos del pueblo, somos ciudadanos armados. Conversaciones con Ramón de Belausteguigoitia

242.– Se dificulta soltar de la tarraya un nudo sin tener que ver con el otro nudo. Manifiesto a los pueblos de la tierra y en particular al de Nicaragua

243.– Los componentes de la parte militar del país, que operaran aliados con los invasores, continúan siendo nuestros enemigos. Carta a Lidia de Barahona

244.– No hay derecho a exigirnos de un solo tajo la independencia de Nicaragua. Carta a Gustavo Alemán Bolaños

245.– Estos días que yo permaneceré en San Rafael del Norte, esperando dar la feliz bienvenida a mi hijo. Circular a sus lugartenientes

246.– Segundo viaje a Managua: el Partido Autonomista. Declaraciones a la prensa nacional

247.– La Guardia Nacional es enemiga del gobierno y de nosotros mismos. Carta al general Francisco Estrada

248.– Mi programa está en pie y no liquidado. Carta a Humberto Barahona

249.– Ante el féretro de Blanca Aráuz

250.– Nicaragua tímida

251.– Quiero poner mi grano de arena en pro de la emancipación y el bienestar de la clase trabajadora. Carta a Rafael Ramírez Delgado

252.– Parque. . . que de quemarse serían en las costillas de nuestros enemigos y de la autonomía nacional de Nicaragua. Carta a Juan Bautista Sacasa

253.– Suprema proclama de unión centroamericana

254.– La suprema autoridad moral de Centroamérica. Pauta del Ejército Autonomista de Centroamérica

255.– Continuaré sorteando los peligros, mientras las cosas no lleguen a su punto en Nicaragua. Carta a Escolástico Lara y Norberto Salinas de Aguilar

256.– Nosotros estamos en negocio de ideales. Conversación en Niquinohomo, relatada por Nicolás Arrieta

257.– Representación a Pedro José Zepeda

1934

258.- Porque en mí sí creen. Conversación con Sofonías Salvatierra

259.- En Nicaragua hay tres poderes, y yo soy uno de ellos. Reportaje

260.- Hay el inconveniente de la existencia de dos ejércitos. Carta a Juan Bautista Sacasa

261.- “Aquí están estos muchachos”

DOCUMENTOS ANEXOS

Presentación

Blanca y sus verdugos

Orígenes de nuestra resistencia armada, iniciada el 4 de mayo de 1927, contra la invasión yanqui en nuestra república

EPILOGO:

Sandino: Clase e Ideología

CRONOLOGÍA

APÉNDICE BIOGRÁFICO

FUENTES DOCUMENTALES

    Fecha y hora actual: Dom Sep 15, 2019 9:26 am