"Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Comparte

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Shenin el Jue Mar 03, 2011 9:15 pm

    Ahora mismo no lo tengo a mano, pero lo puedo buscar para traerlo aquí posteriormente.

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Yeremenko el Vie Mar 04, 2011 1:08 am

    He encontrado un interesante crítica de Jan Patula a la obra de Gorbachov "MIJAIL GORBACHOV, PERESTROIKA. NUEVAS IDEAS PARA MI PAIS Y PARA EL MUNDO"
    En mi opinión, no existen diferencias de fondo entre los estudiosos occidentales y el mismo secretario general del PCUS en cuanto al deterioro constante de la situación económica en la Unión Soviética a partir de la segunda mitad de los años setenta, en la llamada era brejneviana. Pero la explicación que ofrece el máximo dirigente soviético de dicha situación se detiene en la apariencia de los fenómenos negativos, sin indagar las causas profundas del problema; a saber, por qué ha ocurrido este estancamiento en los principales indicadores económicos. No me parece convincente su explicación al decir, "la riqueza de nuestro país, en términos de recursos naturales y mano de obra, nos ha echado a perder; incluso podría decirse que nos ha corrompido, Esa es, de he cho, la principal razón por la cual fue posible para nuestra economía desarrollarse extensamente durante décadas" (p. 18). Es acertado atribuir al desarrollo económico extensivo durante tanto tiempo los frenos estructurales para el crecimiento dinámico y con menores costos materiales y humanos. Pero se olvida o, mejor dicho, prefiere callar la responsabilidad política por tal estado de cosas, haciendo creer que el desarrollo económico extensivo fue el fruto natural del desenvolvimiento de las fuerzas productivas per se y no una medida política mantenida desde finales de los años veinte por la cúpula dirigente del partido y el Estado.

    Motivos pragmáticos, como mejorar la condición económica, asegurar un alto crecimiento en las principales ramas industriales, agrícolas, culturales y de servicios, elevar el nivel de vida de la población, se sitúan en el centro de las preocupaciones del secretario general del partido. Pero no se limitan exclusivamente a ellos, ya que abarcan también motivos de orden ideológico. En palabras de Gorbachov -altisonantes como pocas en el texto- esta razón ideológica está impulsada por "nuestra conciencia preocupada. por el indomable compromiso con los ideales que heredamos de la Revolución y como resultado de una búsqueda teórica que nos dio un mejor conocimiento de la sociedad y reforzó nuestra determinación de seguir adelante" (p. 25). En concreto, Gorbachov encuentra la fuente de inspiración en las obras de Lenin y sus ideales socialistas, de los cuales habla con términos cuasi-religiosos (cfr. p. 25). Cabe preguntarse en este contexto, ¿no fueron acaso las interminables referencias a Lenin y sus ideas una constante de los discursos de todos los dirigentes soviéticos, empezando por Stalin? No hay que olvidar que fue precisamente Stalin quien modificó la obra del dirigente bolchevique en un cuerpo cerrado de doctrina y que él mismo se erigió en su discípulo más fiel e intérprete más autorizado de su obra. La recurrencia a Lenin no es una medida táctica, calculada a calmar los celos de los guardianes de la ortodoxia, sino que proviene de un hecho obvio que Gorbachov no esconde en ningún momento, a saber: que a la cabeza del programa de la perestroika se sitúa el partido comunista y sólo a él le corresponde impulsar, dirigir y responsabilizarse por los resultados finales de la restructuración. Sería extraño que Gorbachov, máximo dirigente del partido y formado por él, pudiera concebir un programa radical de reformas estructurales del sistema de otra manera, pensando en excluir o relegar al partido.
    http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras12/rese1/sec_1.html

    Saludos.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Shenin el Vie Mar 04, 2011 4:50 pm

    Ya encontré la información. Aparece en los capítulos finales de "La URSS y la contrarrevolución de terciopelo", cuando se trata concretamente el colapso de la URSS.

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15278
    Reputación : 19710
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por SS-18 el Vie Mar 04, 2011 5:13 pm

    Yo lo que no me cuadra.

    El tipo este, hace declaraciones como que la URSS esta en quiebra o en proceso de destrucción logicamente para justificar sus reformas. Tambien esta claro que hizo movimientos politicos para deshacerse de la oposicion dentro del estado que impedia la libre reforma que el pretendia.

    Por ejemplo, el asunto de la avioneta que aterrizo en la Plaza Roja. Se arguyo de que el sistema sovietico era tan decrepito que no era capaz de defenderse ni siquiera ante una avioneta. Propaganda emitida desde el rpopio Kremlin para radicalizar las reformas.

    A dia de hoy sabemos que fue detectada desde el principio y interceptada por Migs que pedían la orden de abrir fuego, pero desde el Kremlin fue negado en todo momento.

    Este "escandalo" sirvio para deshacerse de generales incomodos para Gorby que tenian fuerza politica por su "incompetencia".

    Despues, este hijo de /&%& dice que su intención no era tirar la URSS. Osea, que algo no cuadra.

    Se le pone como autor del fin de la Guerra Fria, NO TE JODE, rindiendo a la URSS. Tambien dice que las Republicas tenian que tner libertad para estar o no estar en la URSS. ¿ Alguien coño respeto el referendum del pueblo sovietico sobre la permanencia de la URSS ?? Ahi votaron casi todas las Republicas al SI, menos unas cuentas que directamente los presidentes negaron tal referendum. ¿ Quien decide el camino de una republica ? Jodido Gorby ?¿ el Pueblo o la elite Politica ? No se supone que representaban los intereses del pueblo ? Entonces donde cabe ese ramarazo Burgues de "democracia".

    Llenarse la boca de ello y de libertad y después hacer lo que le da la gana...

    No sé si lo hizo a proposito pero a mi ciertas actitudes, escusas, y acciones de este engendro no las entiendo, por que no me cuadra con despues las intenciones que dice que tenia.

    Habla de la URSS como si no existiese el Imperialismo!!! Como si la Guerra Fria dependia si o no de la URSS, lo que se me hace un discruso patetico, y encima citando a Lenin constantemente ? Dberia de citar menos el sapo este y leerse más sus analisis sobre el imperialismo pro que aprece ser que hay algo que no le ha quedado claro.

    Esta claro que el jodido sapo se justifica y ni mención a la debacle que vivío el pueblo de la exURSS en los 90.

    No pararía de insultarle pero por respeto a vosotros no lo voy a hacer. Lo que me extraña es que siga vivo.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Erazmo el Vie Mar 04, 2011 5:33 pm

    Camarada SS-18, vuestro escrito y el del post Nª77 (camarada yeremenko) deben ir en el hilo "¿gorbachev un traidor?", no acá.

    Respecto de las rehabilitaciones hechas por kruschev los 1ª fueron dos militares Blücher (galen como lo conocían en china) y tukhachevsky, en 1957 y estando zhukov como ministro de defensa, zhukov y konev estuvieron bajo permanente control de la milicia en julio de 1953 cuándo es arrestado beria.

    Lo anterior lo narra el propio zhukov, y lo reafirma konev, en sus memorias.

    Consulto a quién tuviese información, ¿las rehabilitaciones eran cosa juzgada?, ¿lo serían por un acuerdo previo?, ¿rehabilitar fue idea de kruschev o también Bulganin y zhukov participaron?, ¿Molotov-Malenkov y los otros se constituyeron contra kruschev por lo del discurso o por las rehabilitaciones? esto último lo escribo porque en 1957 y trás rehabilitar a los militares es que molotov y malenkov acusan a kruschev son expulsados y enviados lejos de moscú, algo no cuadra en todo esto, ¿cuándo se anunciaron las rehabilitaciones?

    Sería el discurso de kruschev parte de un gran acuerdo donde unos lograban lo que querían y otros lograban otras cosas que les interesaran.


    Agradecido sí me pueden brindar información.


    Saludos Revolucionarios

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15278
    Reputación : 19710
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por SS-18 el Vie Mar 04, 2011 5:35 pm

    Upss Si es verdad, se me piro el OffTopic. Lo siento.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    javicho II
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 650
    Reputación : 905
    Fecha de inscripción : 30/07/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por javicho II el Dom Mar 06, 2011 8:37 pm

    Camarada Erazmo aquí doy respuesta a mi mensaje Nº 63 del hilo “El triunfo de Stalin (escrito de Trotski)” ya que como le dije debe corresponder al presente hilo de el “XX Congreso”. Y que era sobre que el pueblo soviético sí protestó ante “el infame informe del gordinflón” ante el XX Congreso. Sobre todo fue el pueblo de Georgia que sufrió una represión sangrienta por oponerse a dicho “informe secreto”. Sólo pido disculpas por utilizar "citas" muy largas. No es mi intención ser citero.



    ¿ Por qué el camarada Stalin fue condenado en el XX Congreso sin que los otros partidos comunistas y obreros del mundo fueran consultados previamente? ¿Por qué ante los partidos comunistas y obreros del mundo se lanzó súbitamente el anatema contra Stalin, y muchos partidos hermanos se enteraron de esto sólo cuando el imperialismo hizo imprimir en gran cantidad el informe secreto del camarada Jruschov?
    Al mundo comunista y al mundo progresista se le impuso ¬por el camarada Jruschov¬ la condena del camarada Stalin. ¿Qué podían hacer nuestros partìdos en estas condiciones, cuando súbitamente, empleando la gran autoridad de la Unión Soviética, se les imponía así, en bloque, semejante cuestión?

    Enver Hoxha


    Al finalizar el XX Congreso de febrero de 1956, se pide a los delegados regresar al gran salón de actos del Kremlin, donde se iba a realizar una sesión suplementaria a “puertas cerradas” y se “entregaron pases especiales para aquellos que tenían permitida la entrada”. Kruschev les pronunciaría su famoso discurso secreto que en el fondo no era tan secreto.

    Existe la hipótesis que la muerte de Stalin fue provocada, parece, por envenenamiento, porque todas las circunstancias que ocurrieron después que Stalin se retira a descansar, son extrañas. Enver Hoxha en su defensa de Stalin, dice en su libro “Los Jruschovistas”:

    “La forma en que fue notificada la muerte de Stalin y el modo cómo se procedió a organizar la ceremonia de su entierro, crearon en nosotros, los comunistas y el pueblo albanés, y en otros como nosotros, la impresión de que esta muerte había sido esperada con impaciencia por muchos de los miembros del Presidium del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética.
    Al día siguiente de la muerte de Stalin, el 6 de marzo de 1953, el Comité Central del Partido, el Consejo de Ministros y el Presidium del Soviet Supremo de la URSS celebraron súbitamente una reunión conjunta. En caso de grandes pérdidas, como era la de Stalin, tales reuniones urgentes son necesarias e indispensables. Pero los numerosos e importantes cambios que fueron comunicando por la prensa un día después, mostraban que esa reunión urgente no había sido convocada con otro fin que el de... ¡distribuir los puestos! Stalin acababa de morir, sus restos mortales aún no habían sido trasladados a la sala donde se le rendirían los últimos honores, no había sido elaborado siquiera el programa de la organización de las honras y la ceremonia fúnebre, los comunistas y el pueblo soviético lloraba esta gran pérdida, ¡mientras que la lata dirección soviética encontraba el momento para repartirse las carteras! Malenkov fue desigando primer ministro; Beria primer viceprimer ministro y ministro del interior, y en este orden fueron repartidos los demás puestos entre Bulganin, Kaganovich, Mikoyan, Molotov. En ese día se realizaron importantes cambios en todos los órganos supremos del partido y del Poder. El Presidium y el Buró del Presidium del Comité Central del Partido se fusionaron en un organismo único, fueron elegidos nuevos secretarios del Comité Central del Partido, se disolvieron algunos ministerios y pasaron a fusionarse otros, hubo cambios en el Presidium del Soviet Supremo, etc.
    Estos hechos no podían dejar de causarnos una profunda y nada buena impresión. Nos surgían preguntas espontáneas y conmovedoras: ¡¿Cómo estos importantes cambios se han hecho tan inesperadamente, en su solo día, y no en un día cualquiera, sino en el primer día de luto?! Toda lógica te lleva a pensar y creer que todo había sido preparado de antemano. La lista de dichos cambios había sido elaborada con tiempo, silenciosa y furtivamente, y sólo se esperaba el momento de poder hacer públicos aquellos para satisfacer a uno y a otro, a éste y a aquél...
    En el espacio de unas horas, aunque fuese un día de trabajo totalmente normal, es del todo imposible poder tomar decisiones de tal importancia.
    Si en un comienzo eran únicamente interrogantes que nos inquietaban y nos sorprendían, la evolución de los acontecimientos, los sucesos y los hechos que más tarde íbamos a conocer, nos convencerían aún más de que manos secretas habían preparado con tiempo el complot y esperaban el momento para dar curso al proceso de destrucción del Partido Bolchevique y del socialismo en la Unión Soviética.
    También en las exequias de Stalin se observó claramente la falta de unidad en el Presidium del Comité Central, en donde cada uno de sus miembros trataba de tomar la delantera, de ser el primero en hablar. En vez de mostrar a los pueblos de la Unión Soviética, a todos los comunistas del mundo, profundamente conmovidos e inmensamente consternados por el inesperado fallecimiento de Stalin, su unidad en la desgracia los “camaradas” competían por ver quién se hacía notar más. Jruschov abrió la ceremonia fúnebre, Malenkov, Beria y Molotov hicieron uso de la palabra ante el mausoleo de Lenin. Jruschov y sus cómplices en el complot se comportaron hipócritamente ante los restos mortales de Stalin, esperando que terminase la ceremonia para correr a encerrarse nuevamente en el Kremlin, y continuar el proceso de distribución de cargos.
    Nosotros, y muchos como nosotros, pensábamos que la elección de Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética recaería sobre Molotov, el más íntimo colaborador de Stalin, el bolchevique más antiguo, más maduro, con mayor experiencia y más conocido dentro y fuera de la Unión Soviética. Pero nada de esto sucedió. Malenkov fue colocado a la cabeza y Beria subía después de él. Tras ellos, esos días, un poco más a la sombra, permanecía una “pantera”, que se preparaba a devorar y liquidar a los dos primeros. Era Nikita Jruschov.
    La forma de su ascenso era verdaderamente sorprendente y sospechosa: había sido designado únicamente presidente de la comisión central para la organización de los funerales de Stalin y, cuando el 7 de marzo se dio a conocer la distribución de los cargos, aél no le correspondió ninguno , sólo fue dispensado de su tarea como primer secretario del comité del partido de Moscú dado que ahora “sus funciones se concentrarían en el Comité Central del Partido”. Apenas transcurrieron unos días cuando el 14 de marzo de 1953 Malenkov fue exonerado “a instancia propia” de su cargo de secretario del Comité Central del Partido(!)y en la composición del nuevo Secretariado. Elegido ese mismo día, Nikita Jruschov pasó a ocupar el lugar principal.
    Estos actos, aunque no eran de nuestra incumbencia, no nos agradaban en absoluto. Sufrimos una desilusión en la idea que nos habíamos forjado sobre la estabilidad de la alta dirección soviética, aunque admitíamos no estar en absoluto al corriente de las situaciones en el interior del partido y en la dirección de la Unión Soviética. En los contactos que habíamos tenido con el propio Stalin, con Malenkov, Molotov, Jruschov, Beria, Mikoyan, Suslov, Vorochilov, Kaganovich y otros dirigentes principales, no había observado entre ellos la más mínima fisura o discordia.
    Stalin ha luchado de manera consecuente por la unidad marxista-leninista del Partido Comunista de la Unión Soviética y era uno de los factores determinantes de la misma. Esta unidad del partido por la que Stalin trabajaba, no se había conseguido a través del terror, como más tarde pretendieron Jruschov y los jruschovistas, avanzando las calumnias de los imperialistas y la burguesía capitalista mundial en su afán de derrocar y destruir la dictadura del proletariado en la Unión Soviética, sino sobre la base de las victorias del socialismo, de la línea y la ideología marxista-leninista del Partido Bolchevique, de la eminente e indiscutible personalidad de Stalin. La confianza que todos tenían en Stalin, era basada en la justeza y capacidad que demostró por defender la Unión Soviética y el leninismo. Stalin desarrolló correctamente la lucha de clases, golpeó inexorablemente (e hizo muy bien) a los enemigos del socialismo. Esto lo prueba con creces la lucha concreta y diaria de Stalin, del Partido Bolchevique, de todo el pueblo soviético; lo prueban los escritos políticos e ideológiocs de Stalin, los documentos y las decisiones del Paartido Comunista de la Unión Soviética; lo prueban la prensa y la propaganda masiva de aquel entonces en contra de los trotskistas, los bujarinistas, los zinovietistas, los tukachevski y todos los demás traidores. Se trataba de una encarnizada lucha de clases política e ideológica en defensa del socialismo, de la dictadura del proletariado, del partido y de lso principios del marxismo-leninismo. Grandes son aquí los méritos de Stalin.
    Stalin se mostró un marxista-leninista eminente, de principios claros, de gran audacia y serenidad, dotado de madurez y perspicacia propias de revolucionario marxista. Sólo si tenemos en cuenta la fuerza del enemigo externo e interno de la Unión Soviética, sus astucias y la desenfrenada propaganda que desplegaba, las tácticas diabólicas que utilizaba, podremos valorar debidamente los principios y acciones correctas de Stalin a la cabeza del Partido Comunista de la Unión Soviética. Y así en toda esta justa lucha, en esta lucha de titanes, hubo algunos excesos, no fue Stalin quien lo hizo, sino Jruschov, Beria y compañía, quienes persiguiendo negros y ocultos designios, cuando todavía no eran tan poderosos, fueron entre los que más celo mostraron en las depuraciones. Esto lo hicieron para sentar crédito como “ardientes defensores” de la dictadura del proletariado, como “implacables con los enemigos”, a fin de escalar peldaños para usurpar más tarde el Poder. Los hechos demuestran que cuando Stalin descubrió la actividad hostil de un tal Yagoda o Yezhov, el tribunal de la revolución los condenó sin vacilación. Estos elementos, así como Jruschov, Mikoyan, Beria y sus aparatchiks (funcionarios burócratas) ocultaban la verdad a Stalin. De una u otra manera recurrían al blufs, a engaños. Stalin no confiaba en ellos, por eso les había dicho a la cara: “...cuando yo no esté, ustedes van a vender la Unión Soviética”. Esto lo ha admitido el propio Jruschov. Y como preveía Stalin, así sucedió. Mientras Stalin estuvo en vida, hasta estos enemigos hablaban de unidad, mas una vez muerto, fueron ellos quienes promovieron la escisión. Este proceso fue contínuamente en aumento.”


    Ese es el país que encuentra Enver Hoxha al visitar la Unión Soviética unos meses después de la muerte de Stalin. En ese entonces estaba Malenkov aparentemente en el Poder, y Kruschev estaba sólo a la espera, esperando su oportunidad para dar el golpe y tomar el Poder completamente.

    En el libro de Zhores y Roy Medvedev “El Stalin desconocido” en el capítulo dedicado al XX Congreso los autores mencionan, a pesar de ser enemigos políticos de Stalin, la reacción del pueblo soviético y sobre todo del pueblo de Georgia, ante el Discurso siniestro de Kruschev. Entonces iré citando a estos autores. Todo golpe de Estado siempre tiene que tener organización y haber sido preparado con anterioridad y planificación para así no fracasar y poder contrarrestar las posibles reacciones internas y externas. Los jruschovistas ya tenían un plan desarrollado para acallar a todo seguidor de Stalin dentro del partido y al pueblo soviético, que quería a Stalin, y acepte a toda costa y sin discusión el informe del XX Congreso; y ese plan tuvo que ser militar y psicológico. Antes del XX Congreso Kruschev en todo momento decía que jamás se iban a apartar del camino de Stalin; hablaba así porque estaba preparando su golpe. Para 1955 muchos enemigos acérrimos de Stalin, habían sido rehabilitados. “Jruschchov aprobó personalmente la lista de alrededor de cien antiguos activistas del Partido, rehabilitados y liberados poco antes y a los que se invitó a acudir”; Kruschev quería que estén presentes en el famosos XX Congreso, es decir Kruschev los sacó de prisión para que estén presentes y en el momento oportuno comiencen hacer su teatro. Conforme Kruschev leía su discurso fanfarronezco “en un silencio sepulcral” pero lleno de mentiras y falsedades, derrepente fue “interrumpido” porque “hubo varias personas que se sintieron indispuestas y tuvieron que ser sacadas o escoltadas fuera de la sala”. En otros momentos del discurso también “se oía ensordecedores gritos de indignación”,de parte de ciertos delegados invitados especialmente para esta ceremonia teatral.
    Terminando el discurso de Kruschev, no hubo debate, todos se marcharon pero unos cuantos salieron lloriqueando para darle más teatralidad y justificación al golpe de Estado revisionista.
    Ahora el siniestro discurso tenía que leerse en todo el país y tenía que ser aceptado sin discusión ni debate alguno:
    “La imprenta del Comité Central estampó de inmediato varios de miles de copias del informe, en forma de panfleto y con la cubierta roja, que luego se distribuirían a todos los comités del Partido tanto regionales como de ciudades, distritos, a lo largo y ancho de la Unión Soviética. De conformidad con la recomendación del Comité Central, el informe se leyó en miles de reuniones celebradas por todo el país por las organizaciones del Partido y el Komsomol, que incluía tanto a activistas que no pertenecían al Partido como a sus miembros.” De esa forma el discurso se leyó en fábricas, granjas colectivas, escuelas y en cada parte del territorio de la Unión Soviética, y la orden era leer el informe y al final no habría ni debate ni turno de preguntas y por último todos tenía que marcharse. Eso se impuso de manera prevista y psicológica; el pueblo se marchaba confundida no sabían cómo reaccionar, pero en determinados lugares de la Unión Soviética el pueblo comenzó a protestar contra ese siniestro discurso:

    “Hubo lugares en los que la reacción que provocó el discurso no fue tan sosegada. En unas cuantas reuniones se exigió un debate. En diversas zonas del país, la gente volvió a sus casas y se suicidó”

    En Georgia la reacción del pueblo contra el discurso siniestro fue más fuerte pero fue acallada violentamente y nunca se sabrá la cifra de los muertos:

    “En Georgia, el informe se leyó el día 6 de marzo a un grupo escogido de la cúpula del Partido y del gobierno. Sin embargo los rumores sobre su existencia ya se había extendido ampliamente, especialmente entre la gente joven, enfadando e indignando a algunos sectores de la sociedad georgiana. El 5 de marzo tuvo lugar una manifestación alrededor del monumento a Stalin, en la ribera del río Kura, en el centro de Tbilisi, para conmemorar el tercer aniversario de su muerte. La manifestación continuó los días 6 y 7 de marzo y, a medida que crecía la tensión, se extendieron absurdos rumores por la ciudad y el número de manifestantes aumentó hasta los setenta mil. El 8 de marzo muchas empresas e instituciones dejaron de funcionar y para el día 9, la ciudad parecía descontrolada. Pudieron oírse abiertamente llamamientos al nacionalismo georgiano entre los eslóganes tradicionales que rendían tributo a Lenin y Stalin. La noche del 10 de marzo, durante un intento de tomar la oficina central de correos, se oyeron disparos por primera vez. Se formaron barricadas en el centro de la ciudad y hubo enfrentamientos con los soldados y la policía frente a la Casa del Gobierno de la plaza Lenin, al igual que en otras zonas del ciudad. El ejército la policía y el KGB retomaron el control total poco después, aunque aún hubo esporádicos rebrotes de los altercados. Según los datos oficiales, del MVD georgiano, murieron quince personas y 54 resultaron heridas en Tbilisi, la noche del 10 de marzo. Sin embargo extraoficialmente, se piensa que la cifra de fallecidos alcanzó los docientos cincuenta o trescientos mientras que se habrían producido no menos de mil heridos. Se detuvo a unos cuantos centenares de manifestantes. En la práctica es imposible comprobar los datos dado que muchos de los heridos y probablemente también los fallecidos fueron recogidos por familiares para luego cuidarlos o enterrarlos en secreto.”

    De esa manera fueron acallados y sofocados todos aquellos que se opusieran al “informe secreto” de Kruschev, nadies debía oponerse y el que se opusiera ya sabría cual era su destino. El golpe de Estado revisionista fue bien organizado y no fracasó, pero los destinos de la Unión Soviética estaban contados y para 1991 la Unión Soviética desaparece gracias al "siniestro discurso de Kruschev"






    Última edición por javicho II el Lun Mar 07, 2011 8:14 am, editado 1 vez

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Erazmo el Dom Mar 06, 2011 9:53 pm

    Camarada Javicho II, primero que nada alabo que repliqueís, un revolucionario y comunista siempre debe replicar, y sí no sabe hará una saludable transición, mientras estudia el o los temas y después a replicar.

    Por tanto haré comentarios a lo que exponeís;

    Lo de Enver Hoxa es una visión del exterior, dice cosas interesantes pero solo apreciaciones personales, por tanto son comentarios tan válidos como los de cualquiera, lo extraño es que no pudiese dar un solo ejemplo de "manifestaciones de oposición de la población" revelador que al final no ocurrió nada.

    Lo de los hermanos medvedev es parecido, dicen esto y lo otro pero nada fotográfico y estamos en 1956 en adelante ¿porqué habrá sido?, pero sí hay documentos fílmicos de los funerales multitudinarios de Stalin, donde el público expresa profundas muestras de dolor ¿que pasó con esas personas cuando apenas tres años después stalin y su obra son rabiosamente linchados?, ¿porqué no hay documentos fílmicos de esa oposición? y lo más decidor ¡todos los secundarios de Stalin y toda la cúpulña militar eran traidores por cuanto no hubo nadie que se opusiese a kruschev y su grupo.

    De hecho hoxa menciona a beria como parte de la conspiración.


    Es decir estimado camarada javicho II, ¿Stalin estaba absolutamente solo?, incluso Hoxa prácticamente asegura que fué asesinado ¿habrá sido así? o quizá a los colegiados de stalin la revolución y el socialismo les importaban bien poco y solo querían el poder.

    Sin embargo kruschev fue destituido en 1964 por Brezhnev y la "desestalinización cesó" no se rehabilitó a nadie bajo Brezhnev pero stalin siguió estando en el vertedero, donde lo dejó kruschev, y Brezhnev jamás permitió a investigadores independientes accesar a los documentos del pcus para saber como fué todo ese periodo de 1945 a 1956 donde el destino de la URSS se selló.

    Aún cuando el final ideológico de la revolución murió ese 21-01-1924.


    Saludos Revolucionarios

    javicho II
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 650
    Reputación : 905
    Fecha de inscripción : 30/07/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por javicho II el Lun Mar 07, 2011 1:14 am

    Camarada Erazmo usted dice:"Lo de Enver Hoxa es una visión del exterior, dice cosas interesantes pero solo apreciaciones personales, por tanto son comentarios tan válidos como los de cualquiera, lo extraño es que no pudiese dar un solo ejemplo de "manifestaciones de oposición de la población" revelador que al final no ocurrió nada."

    -Lo de Enver Hoxha no es su visión desde el exterior así por así, lo que está viendo y analizando es un golpe de Estado revisionista.
    -Creo que ud. no quiere ver lo que ocurrió en Georgia. Y no son opiniones desde el exterior de los Medvedev.
    -Porque hubo fotografías y filmaciones de los funerales de Stalin, cree ud., que los golpistas revisionistas ¿van a permitir que se filme las represiones contra el pueblo? ¿No se da cuenta qué es un golpe de Estado bien organizado y planificado? Comprenderá ud ¿qué es un golpe de Estado revisionista para retaurar el capitalismo?
    -Creo que el "problema del poder" el camarada Thiago se lo explicó bien claro y en forma contundente.
    -La llamada era del terror fue una ardorosa lucha de clases entre restauración y contrarrestauración. Por lo tanto no se trata de buscar el Poder por el Poder en sentido abstracto, los revisionistas bucaban el Poder para restaurar el capitalismo.
    -Con Brezhnev se profundizará la restauración capitalista y la Unión Soviética se convertirá en socialimperialista.

    Y al final ud. dice: "Aún cuando el final ideológico de la revolución murió ese 21-01-1924."
    Para usted todo terminó en esa fecha porque no puede aceptar que Stalin haya sido un digno sucesor de Lenin y en un corto periodo de tiempo, con enormes sacrificios, haya transformado a Rusia de un país atrasado y analfabeto a una gran potencia industrial. Su frase también es una bonita forma de manifestar su odio al camarada Stalin.
    Saludos




    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Erazmo el Lun Mar 07, 2011 1:29 am

    Camarada Javicho II, no señaleís juicios que no se desprenden del escrito de erazmo.

    ¿Odio al camarada stalin? nada hay de eso ¿para que?, solo quiero ver a Stalin el hombre y su tiempo, no al ídolo "fabricado por la sinrazón del dogmatismo".

    Respecto de fotografías de las "protestas" en georgia o en cualquier parte, ¿porque no hay?, hay regístros fílmicos del derrocamiento de arbenz en guatemala en 1954, del derrocamiento de mossadegh en Irán en 1953, del derrocamiento de perón en 1955, de los funerales de stalin en 1953, de los sucesos de Hungría y Polonia en 1956, de las acciones francesas en 1956.

    Porque no de las protestas del pueblo soviético contra la traición de kruschev y sus secuaces, según yo no hay porque nada hubo, el pueblo soviético consumido por la apatía no le importaba nada lo que acontecía.

    Stalin fué un constructor increíble, pura técnica y poca política, sobretodo análisis político.

    Así se escribió la historia, en esta nueva oleada revolucionaria los errores de ese periodo no volverán a ser cometidos.


    Saludos Revolucionarios

    javicho II
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 650
    Reputación : 905
    Fecha de inscripción : 30/07/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por javicho II el Lun Mar 07, 2011 9:23 am

    Camarada Erazmo: Era lógico que se filmara los funerales de Stalin, no tenía por qué ser secreto ni por qué ocultarse. La verdad que no sé sí existirán o no imágenes de los sucesos, principalmente, en Georgia tras el XX Congreso. Así no existieran imágenes fotográficas o fílmicas, eso no significa que no haya sucedido ese levantamiento del pueblo georgiano en respuesta a el siniestro discurso de Kruschev. Y lo que manifiestan los Medvedev no son opiniones, ellos han sido testigos directos e indirectos de esos levantamientos populares en defensa de Stalin. Los sucesos en Guatemala, Irán o en Hungría y Polonia no pueden tener comparación a lo que sucedió en la Unión Soviética, sin quitarles la importancia política que haya tenido en esos países sobre todo los de Centro América y Sudamérica.¿Usted sigue creyendo que la KGB de Kruschev va a cometer el infantil error de que una filmación, donde se esté reprimiendo al pueblo, salga a conocerse al interior de todo el país y luego al exterior? ¿Los cree tontos? El discurso de Kruschev iba a tener enormes repercusiones en el movimiento comunista internacional; el discurso de Kruschev generó un enorme retroceso en el avance del comunismo a nivel mundial, el discurso de Kruschev generó el rompimiento y la división del comunismo internacional y por lo tanto retrasó el avance del comunismo; el discurso de Kruschev generó el revisionismo contemporáneo; EL Discurso de Kruschev restauró el capitalismo en la URSS destruyendo la dictadura del proletariado y un largo excétera.
    Particularmente veo las cosas así porque eso es lo que sucedió y eso es lo objetivo, no creo que sea dogmatismo de mi parte sino sólo es amor al comunismo. Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao nos dijeron que la meta final es el comunismo y desviarnos de esa meta es revisionismo. Todas las falsedades, mentiras y tergiversaciones que se dice de Stalin es propaganda imperialista, fascista, reaccionaria que tiene como base el discurso siniestro de Kruschev. Kruschev les hizo un enorme favor a la propaganda imperialistas norteamericana en su ayuda para denigrar a manchar totalmente de negro al camarada Stalin. Ese sinietro informe de Kruschev puso las bases para el posterior desmoronamiento de la Unión Soviética.Y me quedo con el análisis de los chinos sobre los aciertos y errores de Stalin: Stalin tuvo setenta porciento de aciertos y treinta por ciento de errores y los errores sólo fueron secundarios.
    Saludos cordiales

    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Dzerjinskii el Lun Mar 21, 2011 8:28 am

    "Javicho II", un gusto gracias por el aporte.

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Ereshkigal el Miér Abr 06, 2011 8:07 pm

    He estado (releyendo el hilo y no he encontrado los siguientes textos sobre Jruschov y el XX Congreso del PCUS.

    El informe secreto de Jruschov
     
    Texto publicado por el PCE (r)

    La leyenda negra sobre Stalin no sólo no terminó con su muerte en 1953 sino que fue justamente entonces cuando se infló con las más groseras falsificaciones históricas. Y de nuevo fueron quienes habían aparentado ser sus más próximos colaboradores los que, como buitres, se lanzaron a devorar su memoria.
     
    No habían pasado tres años de su muerte cuando en febrero de 1956, en una sesión nocturna del XX Congreso del PCUS, Jruschov pronuncia por sorpresa un discurso conteniendo un balance de la etapa soviética anterior. Para pronunciar ese discurso, Jruschov obligó a salir a los delegados de otros partidos comunistas, aunque a algunos de ellos les dio una copia unos momentos antes de pronunciarlo, con ruego de no difundir su contenido. El informe jamás se aprobó previamente por ningún órgano de dirección del PCUS, ni tampoco fue luego sometido a votación. Ni siquiera fue publicado dentro de la URSS con posterioridad. El informe que denunciaba el culto a la personalidad fue una decisión personal de Jruschov.
     

    Sin duda, constituye un caso único en la historia del movimiento comunista internacional; muchos comunistas del mundo entero se enteraron de su contenido por la prensa burguesa y quedaron desagradablemente sorprendidos. El informe no se divulgó jamás en el interior de la URSS porque hubiera chocado con la arraigada simpatía de los obreros y campesinos soviéticos hacia Stalin.
     
    Naturalmente que el secreto lo explica Jruschov de una manera bien distinta: "Especialmente la prensa no debe estar informada. Por esta razón examinamos esta cuestión aquí, en sesión del Congreso a puerta cerrada. Hay límites para todo. No debemos proporcionar municiones al enemigo; no debemos lavar nuestra ropa sucia ante sus ojos". Sucedió todo lo contrario: los comunistas del mundo entero se enteraron de un informe del Secretario General del PCUS al Congreso gracias al New York Times. Era la primera vez que la prensa imperialista reproducía documentos de esa trascendencia para los comunistas.
     
    Nunca se quiso mantener secreto el informe, sino dosificar bien su mensaje. De ahí que se leyera su contenido en organizaciones de base del PCUS y que se entregara una copia a algunos dirigentes de otros partidos comunistas. Había que ir preparando el terreno, dejar correr el rumor. Las consecuencias son bien evidentes: el informe desarmó al proletariado y rearmó a la burguesía precisamente en un momento delicado presidido por la guerra fría, por el maccarthiysmo, en donde la guerra psicológica era imprescindible para destruir el prestigio que la URSS gozaba en todo el mundo. Por eso, a pesar de su secreto, fue divulgado por todos los medios occidentales a los cuatro vientos hasta el punto de convertirse en uno de los documentos históricos más mencionados, un verdadero punto de referencia para analizar Stalin y toda su etapa al frente de la URSS.
     
    El origen del informe proviene de un acuerdo del Buró Político que encomendó a una comisión bajo la dirección de Pierre Pospelov la redacción de un informe sobre la etapa de Stalin al frente del Partido. Parece importante consignar aquí que Pospelov había presidido otra comisión que redactó una Biografía Resumida de Stalin que se publicó poco antes de su muerte y Jruschov afirma en su informe que esa Biografía fue retocada por el mismo Stalin para auto-halagarse. En cualquier caso, en el transcurso de muy pocos años, Pospelov redacta una biografía de Stalin hagiográfica y luego un informe totalmente opuesto, insultante y despectivo incluso en el aspecto personal. Pasa de un extremo al otro sin paradas intermedias, como quien escribe al dictado; no importa el contenido porque tanto se puede afirmar una tesis como su opuesta.
     
    En 1956 la comisión presidida por Pospelov no había llegado a ninguna conclusión o, si lo hizo, nunca se publicó y, en realidad, el informe de Jruschov tampoco parece existir porque lo que conocemos son las actas taquigráficas del discurso de Jruschov, quien parece no leer un texto escrito, sino improvisar sobre la marcha sobre la base de unas anotaciones previas y, conociendo la proverbial locuacidad y la frivolidad intelectual de Jruschov, su contenido debe tomarse con una cautela extraordinaria. Esa precaución es tanto más necesaria en cuanto que algunas de las versiones publicadas, por ejemplo las estadounidenses, han sido mutiladas parcialmente.
     
    Así que no puede analizarse su contenido sin tener todo eso en cuenta y, además, sin dejar constancia de las groseras falsificaciones que contiene. La primera de ellas es una falsedad formal: Jruschov dice hablar en nombre del Comité Central, lo que no es cierto, pues ni siquiera tenía autorización del Buró Político. Habla en nombre personal y no tiene otra legitimidad que la que le otorga su condición de Secretario General improvisando una intervención fuera del orden del día del Congreso.
     
    Además, Jruschov lanza un ataque que, en definitiva, es una ofensa personal dirigida contra Stalin que, por su misma subjetividad (suspicaz, desconfiado, caprichoso, irritable, loco, arrogante, megalómano), lo inutiliza como fuente veraz para reconstruir los sucesos históricos. Lo mismo dice de otros personajes, como el juez Rodos, a los que califica de viles o de degenerados moralmente. Ese tipo de calificativos se los permite emitir alguien como Jruschov que critica la depuración, por ejemplo, de un dirigente del Partido como Kossior --al que por cierto se refiere en numerosas ocasiones-- al tiempo que calla que fue él quien ocupó su lugar sin emitir protesta alguna.
     
    Otro dato importante que demuestra hasta qué punto Jruschov no es un observador ajeno e imparcial de los hechos, es la versión que ofrece de la batalla de Jarkov durante la guerra mundial.
     
    Pero los marxistas nunca hemos creído que esas enemistades fuesen en ningún caso de tipo personal, sino que se trataba de una verdadera lucha de clases, y cuando Jruschov (y tras él todos los revisionistas y la misma burguesía) aluden a "cuestiones personales" lo que tratan es de encubrir la lucha de clases que allí subyace. Esto conduce naturalmente a reconocer que cuando esos "ataques personales" eran tan duros es porque la misma lucha de clases revestía la forma de un choque intenso, es decir, todo lo contrario del punto de partida de Jruschov, según el cual, la lucha de clases se atenuaba con el desarrollo de la sociedad socialista.
     
    Por otro lado, es también evidente que esa lucha de clases se había trasladado al interior mismo del Partido Comunista. Ya no se trataba de combatir al zarismo, ni a los kulaks, ni a los mencheviques, ni a los trotskistas. El enemigo estaba al lado mismo, en el asiento contiguo, y el propio informe reconoce que poco antes de morir Stalin preparaba una nueva depuración en la dirección del PCUS, que quería acabar con todos los miembros del Buró Político y nombrar en su lugar a "personas menos experimentadas". Es posible que Jruschov atisbara entonces su reemplazo, aunque no se menciona a sí mismo sino a sus enemigos dentro de la dirección, entre ellos Molotov, Kaganovich y Voroshilov. Aquí parece indudable que Jruschov desvía la atención hacia terceras personas a las que trata de atraer en su crítica contra Stalin y, por tanto, ganar para su propia causa. Exponente de unas determinadas posiciones políticas vencidas en anteriores purgas, Jruschov no pudo imponer esas mismas posiciones sin proceder, a su vez, a depurar la dirección de los verdaderos comunistas y rehabilitar a sus predecesores.
     
    La experiencia del derrumbe de los países socialistas ha demostrado la exactitud de la "fórmula Stalin": quienes han restaurado el capitalismo han sido los propios "comunistas". Ni el socialismo se ha venido abajo por sí mismo, ni lo derribó el imperialismo por más guerras que desató. En todos los países la caída del socialismo ha sido obra de la quinta columna, del caballo de Troya, lo que confirma plenamente la tesis de Stalin y desmiente a Jruschov.
     
    No es la única coincidencia, porque el tratamiento que Jruschov ofrece sobre el conflicto con la Yugoslavia de Tito, "inflado artificialmente", proporciona la clave sobre la naturaleza de las pretensiones revisionistas, que eran las mismas de Tito, a saber, la restauración capitalista en la URSS. Por eso tampoco es coincidencia que Tito fuera uno de los primeros en disponer de una copia del informe.
     
    Sin embargo, ni el informe ni los Recuerdos de Jruschov son en absoluto veraces, por más que coincidan los relatos ideológicos aparentemente alejados. Eso sólo demuestra que las leyendas, por fantásticas que sean, no son sólo propias de la prehistoria sino de acontecimientos bien cercanos. En el caso de los Recuerdos, publicados en 1970 en Estados Unidos, el propio Jruschov jamás los reconoció como propios, lo que no ha sido óbice para que se extraiga de ellos buena parte de la leyenda negra que persigue a Stalin.
     
    Pero el informe de 1956 no es apócrifo y, en consecuencia, hay que analizarlo como una episodio más de la lucha de clases en la URSS, desenvuelto en el interior mismo del Partido que se salda esta vez con la derrota de las posiciones revolucionarias. Por eso mismo el informe no es veraz, porque la verdad es siempre revolucionaria y los revisionistas hubieron de recurrir a la calumnia para imponerse.
     
    Curiosamente el informe comienza reconociendo los méritos de Stalin, que es justamente la parte del informe mutilada en algunas ediciones estadounidenses. Pero esa parte de la biografía de Stalin es muy conocida y no interesa --dice Jruschov-- porque quiere centrarse en el "culto a la personalidad". E inmediatamente rechaza, con diversas citas de Marx, Engels y Lenin, dicha práctica, de la que responsabiliza exclusivamente al propio Stalin. Pero esto es obviamente falso porque es conocido que Stalin repudió tanto el halago hacia sí mismo como los halagos provenientes de terceros. El culto a la personalidad fue practicado por quienes le rodearon, especialmente el propio Jruschov. Por sí mismo esto demuestra la doblez de este personaje. Pero es que, además, en aquella época era muy frecuente que ciudades, fábricas, koljoses o escuelas llevasen el nombre no solamente de Stalin sino el de cualquier otro dirigente del Partido en activo. Por lo demás, fue muy característico el empleo de todo tipo de menciones honoríficas, como condecoraciones, medallas, insignias y distinciones de lo más diversas que ostentaban millones de personas. No era una falta de modestia, como dice Jruschov, sino una forma de promocionar determinadas actitudes, los estímulos morales, de dar ejemplo, de agitar y movilizar en definitiva. Desde luego, un sistema preferible a los estímulos materiales que Jruschov comenzó a introducir en el sistema económico soviético y que se convirtieron en otros tantos factores de disgregación capitalista. Desde luego, es un gesto demagógico y grotesco afirmar, como hace el informe, que poner el nombre de Stalin a un sovjós, por ejemplo, sea una forma de regresar a la propiedad privada.
     
    Además, Jruschov desgrana otras supuestas cualidades de Stalin que resultan de utilidad para sus propios fines: omnipotencia, violaciones de la legalidad, despotismo unipersonal, facultades ilimitadas, etc. El objetivo es responsabilizar a Stalin de todos los problemas, hasta el punto de sostener que en realidad el problema era el mismo Stalin, no solamente como dirigente comunista sino incluso personalmente. Stalin era brutal, no consultaba con nadie, exigía sumisión absoluta: "él solo decidía sobre todos los asuntos".
     
    La demostración de todo ello es volver sobre el "testamento de Lenin" que Jruschov difundió junto con su informe a los delegados del XX Congreso. Lo que Jruschov dice es lo siguiente: si en vida de Lenin Stalin se permitió tratar de manera tan poco delicada a su mujer, podemos imaginarnos cómo trataba a todos los demás y cómo con el tiempo ese carácter suyo se agravó aún más. El mismo Jruschov que coincidió con él desde que ingresó en 1934 en el Comité Central, no pone más ejemplos de brutalidad que ése, de manera que basta un solo supuesto para endosar un rasgo sicológico a una persona para todo el resto de su vida y extender ese rasgo personal y privado a su actuación pública. Es muy chocante porque, además, Jruschov afirma que inicialmente Stalin acertó al combatir las diversas desviaciones dentro del Partido, pero que a partir del XVII Congreso celebrado en 1934, el problema se agravó. Por tanto, justamente en el momento en el que Jruschov es elegido miembro de la dirección es cuando se agrava el problema, si bien él no tiene responsabilidad alguna en ello, ni pone ejemplo ninguno de abuso o intolerancia, ni siquiera su propia experiencia como dirigente.
     
    En esto, como en otros extremos, las afirmaciones de Jruschov no coinciden con las memorias de otras personas que trabajaron junto a Stalin, memorias incluso publicadas con posterioridad al informe secreto y que ofrecen un retrato personal de Stalin bien diferente al que dibuja Jruschov.
     
    Las falsedades y olvidos comienzan cuando el informe dice que a lo largo de toda la guerra mundial no se reunió nunca el Comité Central, lo cual no es cierto porque se celebró al menos una el 27 de enero de 1944. Otro tipo de falsedades muestran bien a las claras el tipo de calumnias vertidas por Jruschov, como la que afirma que Stalin analizaba las batallas de la guerra mundial en un globo terráqueo o mapamundi como los que utilizan los niños en la escuela primaria. Otra afirmación del mismo carácter es aquella que dice que Stalin se informaba sobre la situación de la agricultura a través del cine. Este tipo de falsedades prueba que lo que pretendía Jruschov no era tanto convencer intelectualmente como denigrar emocionalmente la figura de Stalin, de ridiculizar, quebrar la imagen de que entonces gozaba Stalin en todo el mundo, extremo éste en el que coincide puntualmente con el maccarthysmo imperante entonces en los Estados Unidos, del que es un complemento imprescindible. El informe falsea también la realidad cuando afirma que Stalin "nunca admitió haber cometido ni un solo error", pues en sus obras constan numerosas rectificaciones y autocríticas.
     
    Para rematar todo el cúmulo de contradicciones, Jruschov introduce una última, que constituye un halago hacia Stalin que choca con todo lo anteriormente expuesto y vuelve sobre la apología expresada al comienzo: "Stalin estaba convencido que eso era necesario para la defensa de los intereses de la clase obrera contra las intrigas de los enemigos y contra los ataques del campo imperialista [...] No podemos decir que sus actos fueran los de un déspota lleno de vértigo. Esta convencido de que eso era necesario en interés del Partido, de las masas trabajadoras, para defender las conquistas de la revolución. ¡Ahí es donde reside la tragedia!"
     
    Ni aquellos insultos ni estos halagos son creíbles. Su objeto es tratar de suavizar el ataque para que el mensaje de fondo penetrara con mayor fuerza. Es frecuente que alguien cometa errores con una intención opuesta a la que realmente consigue, pero es imposible cometer errores de la naturaleza de los que Jruschov denuncia con el propósito de defender a la revolución, al Partido Comunista y a la clase obrera. Los errores que el informe consigna sólo se pueden cometer deliberada e intencionadamente; si no existe esa mala intención, como dice Jruschov, no son posibles esos errores. No es posible defender al Partido depurando a los comunistas honestos; o los comunistas no eran tan honestos o Stalin no tenía esa intención.
     
    El informe secreto fue desmentido bien pronto por las propias resoluciones del PCUS, la principal de las cuales es la de 30 de junio de aquel mismo año, que decía:
     
    "Sus enemigos enviaron a la URSS un gran número de espías y de agentes provocadores esforzándose por todos los medios por dislocar el primer estado socialista del mundo [...]
     
    "Los manejos de la reacción internacional eran tanto más peligrosos cuanto que en el interior del país una cruel lucha de clases proseguía hacía mucho tiempo para resolver la cuestión de saber 'quién vencerá'.
     
    "Tras la muerte de Lenin, se manifestaron tendencias aún más sediciosas en el Partido: los trotskistas, oportunistas de derecha, nacionalistas burgueses que reprobaban la teoría leninista según la cual el socialismo podía nacer en un solo país, reprobación que de hecho habría conducido a la restauración del capitalismo en la URSS. El Partido llevó una lucha sin descanso contra esos enemigos del leninismo [...]
     
    "Esas circunstancias interiores y exteriores complejas exigían una disciplina de hierro y una vigilancia reforzada, la centralización más rigurosa de la dirección, lo que forzosamente debía tener consecuencias negativas en el desarrollo de ciertas formas de democracia [...]
     
    "Todas esas dificultades sobre la vía de la edificación del socialismo fueron superadas por el pueblo, bajo la dirección del Partido Comunista y de su Comité Central que han seguido constantemente la línea general trazada por Lenin [...]
     
    "Stalin ocupó mucho tiempo el puesto de secretario general del Comité Central del Partido y, con otras dirigentes, luchó por realizar los preceptos de Lenin. Se consagró al marxismo-leninismo y, en tanto que teórico y gran organizador, tomó la dirección de la lucha del Partido contra los trotskistas, los oportunistas de derecha, los nacionalistas burgueses, contra los manejos de los países capitalistas que cercaban a la URSS.
     
    "En esta lucha política e ideológica, Stalin adquirió una gran autoridad y una gran popularidad".
     
    Todo esto indica que en la dirección del PCUS se estaba desatando una sorda batalla entre dos líneas irreconciliables. En el XX Congreso Jruschov expulsó al 70 por ciento de los miembros del Comité Central y en el XII Congreso, celebrado cinco años después, al 50 por ciento. Además de la lectura del informe secreto, el PCUS introdujo enel Congreso de 1956 toda una batería de concepciones extrañas al marxismo-leninismo, a saber:
     
     
    -  La posibilidad de una transición pacífica al socialismo.
    -  La negación de la inevitabilidad de las guerras bajo el imperialismo.
    -  La desaparición de la lucha de clases bajo el socialismo.
    -  La sustitución de la dictadura del proletariado por el "Estado de todo el pueblo".
    -  El cambio en la concepción de la coexistencia pacífica.
    -  La absolutización de la contradicción entre el capitalismo y el socialismo.
    -  El cambio en la concepción del internacionalismo proletario.
    -  La introducción de los incentivos materiales en el sistema económico como elemento de corrupción de la clase obrera.
    -  La emulación socialista según la cual la URSS adelantaría a los países capitalistas hacia 1970 en tecnología y bienestar.
     
    Así que no es de extrañar que Jruschov se reconciliara con los revisionistas yugoslavos: ambos sustentaban las mismas posiciones ideológicas. Entre Tito y Stalin, los nuevos dirigentes del PCUS optaban por el primero. También Tito había sido injustamente perseguido. De ese modo los revisionistas de todos los partidos levantaron cabeza e incluso en Hungría intentaron un golpe de Estado aquel mismo año.
     
    Es indudable que después de la guerra la situación internacional había cambiado sustancialmente y que existían condiciones muy favorables para el desarrollo del socialismo, la superación de las deficiencias existentes. Pero todo ello debía hacerse sobre la base del marxismo-leninismo. Sin embargo, lo que hizo Jruschov fue liquidar el marxismo-leninismo y sustituirlo por el revisionismo.
     
    El imperialismo aupó a Jruschov, como antes había hecho con Tito y luego haría con Gorbachov. Para los propagandistas del imperialismo, Stalin había sido muy perverso, pero Jruschov era totalmente diferente. Así como con Stalin era imposible entenderse, Jruschov aparecía como alguien dialogante y sensato. En primer lugar, a diferencia de Stalin, Jruschov nos fue presentado como un pacifista auténtico, porque mientras el primero preconizaba la lucha anti-imperialista, el segundo comenzó a viajar por Estados Unidos (septiembre de 1959) y otros países con un discurso bien diferente.
     
    Naturalmente que también aquí la presentación del problema no tiene nada que ver con el contenido real. Stalin fue un consecuente defensor de la paz mundial, antes y después de la guerra. Pero él siempre señaló dónde radicaba el riesgo para la paz, en el imperialismo, de manera que sin combatir al imperialismo no se puede garantizar la paz y que la paz universal sólo se logrará con la derrota del imperialismo. Según los comunistas, las guerras son guerras imperialistas y, en consecuencia, sólo hay una forma de luchar contra ellas que es luchar contra el imperialismo. Los países socialistas no pueden exportar la revolución, que es un asunto interno del proletariado de cada país; deben practicar una política de paz, lo que no significa nunca una política de claudicación frente al imperialismo. Por lo demás, es evidente que el principio de coexistencia pacífica en una norma que concierne sólo al Estado, porque los partidos comunistas nos guiamos por el principio del internacionalismo proletario, que Lenin definió de la forma siguiente: "Sólo hay un internacionalismo efectivo que consiste en entregarse al desarrollo del movimiento revolucionario y de la lucha revolucionaria dentro del propio país y en apoyar (por medio de la propaganda, con la ayuda moral y material) esta lucha, esta línea de conducta y sólo ésta en todos los países sin excepción" [52].
     
    Por el contrario, Jruschov entendía que la paz mundial era posible como consecuencia del acuerdo entre los Estados Unidos y la URSS y entendía la coexistencia pacífica como una política de conciliación, de compromisos y de concesiones con el imperialismo que, además, no concernía sólo a los países socialistas, sino también al proletariado de los países capitalistas y a los pueblos oprimidos por el imperialismo.
     
    Los revisionistas crearon la ilusión de que el peligro de guerra provenía del desacuerdo con los Estados Unidos, de que como consecuencia de ello se había desatado una carrera de armamentos y que era eso lo que ponía a la humanidad ante el riesgo de una nueva guerra. Para alcanzar la paz había que lograr el desarme total. El rearme o era un problema técnico (la armas de destrucción masiva) o era una problema voluntarista: los halcones de Washington, el complejo militar-industrial, etc., que están interesados en el rearme. De ahí a exponer que todas las guerras eran iguales y, por tanto, que todas ellas eran malas, no había más que un paso, que también recorrieron los revisionistas.
     
     
     
    -----------------------------------------------
     
    [52] Las tareas del proletariado en nuestra revolución.

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Ereshkigal el Miér Abr 06, 2011 8:11 pm

    EL TERMIDOR DE JRUSCHEV
     
    Una contribución al análisis crítico del retorno de la URSS al capitalismo[1]
     
    Uvaldo Buttafava

    (Organización para la Construcción del Partido Comunista del Proletariado de Italia)

     
     Lenin: “El objetivo de una revolución victoriosa consiste en hacer todo lo posible en un país para alimentar, apoyar y despertar la revolución en todos los países”.
     
     
     
    El retorno del capitalismo a la URSS, un problema muy real, enorme y acuciante, se encuentra abierto a distintas interpretaciones por parte de las diversas clases, partidos políticos e ideologías, que lo analizan según sus intereses y concepciones. Es importante para los comunistas y progresistas entender este fenómeno regresivo, de cara a futuras experiencias revolucionarias que se produzcan en un estadio más avanzado.
     
    Pasaremos por alto en este estudio el análisis del Jruschevismo llevado a cabo por los elementos burgueses y reaccionarios, así como el análisis realizado en los decenios siguientes a Jruschev por los pequeñoburgueses agrícolas y urbanos 'revolucionarios' --todos ellos enemigos del progreso social y de la ideología del proletariado, y acérrimos detractores de las luchas heroicas de la clase trabajadora, luchas que eventualmente conducirán al comunismo. No intentaremos una reconstrucción histórica del Jruschevismo ni una negación detallada de sus teorías, puestas en práctica más adelante de manera patética por Gorbachov, teorías y prácticas que llevaron a la conclusión de que el comunismo es una utopía.
     
    Empezaremos con un hecho concreto, el más decisivo de todos: la burguesía ha detentado el poder en la URSS durante los últimos decenios. El Movimiento Comunista Internacional ha intentado, en los últimos cuarenta años, explicar por qué tuvo lugar el Termidor de Kruschev, pero, como ha demostrado el derrumbe del socialismo en China y Albania, tales explicaciones no han sido suficientes. Sobre la base de estas experiencias negativas hemos intentado realizar un examen más detallado de los debates teóricos y de la lucha política (de clases) existentes en la URSS de la época. Nuestra conclusión es la siguiente: la lucha de la clase burguesa contra la dictadura del proletariado alcanza su forma más sofisticada en el nivel teórico. Éste es el auténtico 'talón de Aquiles' del socialismo como fase de transición. Se ha dicho con propiedad que el burocratismo es un factor coadyuvante de la restauración capitalista, pero el burocratismo es sólo un producto de la degeneración burguesa. La división entre el trabajo manual y la actividad intelectual, así como la difusión de la ideología burguesa entre las masas, pueden conducir en ciertos casos a una involución. Es una de las tareas del socialismo resolver estos problemas. Los peligros del imperialismo han sido enfatizados a menudo, pero a pesar de ello las presiones imperialistas han resultado finalmente victoriosas.
     
    Sabemos que una de las tareas primordiales de la dictadura del proletariado es la eliminación de la base económica de la burguesía --la base sobre la que ésta pervive--: la propiedad privada de los medios de producción.
     
    Las tareas, no obstante, que el socialismo se impone a sí mismo no constituyen la totalidad del problema.
     
    ¿Dónde está la burguesía? ¿Por qué continúa existiendo incluso cuando ya no cuenta con su base económica? ¿En qué radica su fuerza y su peligro potencial? ¿Cómo se las arregla para obtener poder en el mismo corazón del partido comunista? Una cosa es cierta: los más célebres representantes de la ideología anti-socialista (Trotsky y Bujarin) no eran burócratas y ellos mismos se consideraban comunistas. Igual que Jruschev y Brezhnev, etc.
     
    Leyendo el Informe de Malenkov presentado en el XIX Congreso del Partido Comunista Soviético (1952), y teniendo en mente la Gran Revolución Cultural y el proceso revolucionario de Albania, encontramos que la cuestión central radica en el mismo problema: la lucha contra el peligro de restauración capitalista. La pregunta que se repite una y otra vez es: ¿dónde está la burguesía? ¿Dónde y cómo actúa?
     
    El hecho es que la burguesía, con su ideología basada en la propiedad privada de los medios de producción, ha mantenido su influencia durante generaciones en el campo teórico y especialmente en la filosofía.
     
    Lenin siempre subrayó la importancia de la lucha contra la ideología pequeño-burguesa y contra el revisionismo moderno como producto del imperialismo internacional. Nosotros creemos, en esta línea, que debe concederse una importancia central a la eliminación de la ideología burguesa.
     
    Desde su mismo origen, el Partido Socialdemócrata Obrero Ruso contó con una facción (los mencheviques) que sostuvo que sólo podría existir una fase socialista en Rusia después de que el capitalismo se hubiera desarrollado plenamente. ¿Qué era esto sino un intento de la burguesía para afianzar su poder? Esta teoría era defendida por Bogdanov, Trotsky y Bujarin, y fue la base de las políticas económicas de Yaroshenko y Jruschev y de sus seguidores. Naturalmente, cada uno de ellos tenía motivaciones políticas diferentes, pero todos estaban convencidos de ser marxistas, aunque la historia se encargara posteriormente de desmentirles. ¿Qué se hallaba en la raíz de sus desviaciones? Su base teórica. Habían abrazado aparentemente la ideología comunista, pero eran 'portadores' de la ideología de la vieja era de la explotación.
     
    ¿Cuándo se produjo la primera señal de debilidad del Partido Comunista Soviético frente a la ofensiva burguesa? Como es bien sabido, en el Pleno del Comité Central del Partido Soviético de 1937, Stalin perfiló una serie de teorías sobre la restauración del capitalismo. Socialismo e imperialismo son fenómenos interdependientes que se condicionan de manera recíproca --el imperialismo no es meramente un factor externo. La lucha de clases contra la burguesía continúa en la fase socialista, y de forma más aguda en el terreno teórico y político --el socialismo puede crear nuevas formas políticas y sociales, pero éstas pueden llegar a vaciarse de su contenido de clase.
     
    Empirismo, idealismo, metafísica, etc.: cada una de estas concepciones actúa en circunstancias diferentes, pero todas ellas conducen al capitalismo. Quienes defienden esas posturas son, consciente o inconscientemente, agentes de la burguesía, e incapaces como tales de hacer suyas las teorías del proletariado, es decir, el materialismo dialéctico e histórico.
     
    La historia nos enseña que la revolución proletaria resulta victoriosa cuando la clase trabajadora afirma su hegemonía en el frente teórico, y en cambio pierde su poder cuando pierde su hegemonía teórica en el Partido. Véase la diferencia entre Lenin y Stalin, por un lado, y los Jruschevistas, por el otro: la revolución coincide con un período de alta tensión teórica que genera sus propios teóricos, sus líderes. No fue una coincidencia que la pequeña burguesía y los enemigos de clase centrasen sus ataques en estos líderes.
     
    Como veremos más adelante, la crítica del 'culto a la personalidad' de Stalin tenía como objetivo un ataque directo contra su teoría del socialismo. Es interesante preguntarnos por qué la burguesía defiende con fuerza su postura en lo que concierne a la teoría: su concepción del mundo, la sociedad, el pensamiento y la filosofía. La respuesta es que la burguesía es muy consciente de que la pérdida de su primacía teórica conduciría a su derrumbe final. Es consciente de que la metafísica y el idealismo le proporcionan formas de pensamiento, leyes y definiciones que cuando se aplican a la política y la economía pueden impedir la revolución y conducir realmente a una restauración del capitalismo en los regímenes socialistas. La historia de las clases en declive muestra cómo éstas defienden con uñas y dientes sus ideales.
     
    El pensamiento es una forma de sustancia que puede convertirse en una fuerza política enorme, algo tangible que puede cambiar el estado de las cosas. La burguesía es muy consciente de que una transformación contrarrevolucionaria de la superestructura puede conducir a una alteración de la base económica.
     
    Una amarga lucha teórica se halla implicada en el principio del carácter agudo de la lucha de clases bajo el socialismo. La oposición cobra fuerza y las teorías son ocultadas y manipuladas. J. Stalin fue tan lejos como para declarar durante la SGM:
     
    “Sé que tras mi muerte habrá muchos retrocesos, pero el viento de la Historia los barrerá tarde o temprano sin misericordia. Yo no creo, sin embargo, que esto vaya a suceder pronto: es muy probable que, en un futuro cercano, fervientes anti-comunistas se hagan con el poder en este país”. (Molotov, Memorias).
     
    La ideología burguesa no queda relegada a una categoría de mero interés académico. Es activamente utilizada en la lucha de clases, dentro del campo de batalla fundamental de la economía.
     
    ¿Por qué la ideología burguesa es tan influyente en la economía y no en la física, en la biología y en otras ciencias? Porque la burguesía entiende que es en el frente económico y político donde sus ideas pueden actuar como estorbos y como elementos desviacionistas.
     
     
    La burguesía se apoya en el imperialismo y se aprovecha de las limitaciones del socialismo, se alía con los tecnócratas y con el aparato del estado en que ha sobrevenido la burocratización. La burguesía rusa nunca cejó en su lucha contra la dictadura del proletariado -- se opuso al asalto del Palacio de Invierno (Kamenev y Zinoviev), se opuso a la teoría leninista del socialismo en un solo país (Trotsky), dudó de la posibilidad de edificar una sociedad socialista y de la derrota del fascismo nazi (Bujarin, Radek), y prosiguió su labor de oposición al socialismo incluso tras la derrota de estas ideas y de sus agentes.
     
    Las purgas de 1936-38, la victoria sobre el nazifascismo, la creación del bloque socialista y las grandes victorias del socialismo en la URSS no interrumpieron la labor de zapa de la burguesía, sino que sencillamente la llevaron a cambiar de táctica y de formas. Derrotada por las políticas de Stalin, la burguesía se disfrazó de leninista y actuó en el terreno de la teoría, en el mismo centro neurálgico de la dictadura del proletariado, con el fin de recobrar el poder. Un cuidadoso análisis de los debates teóricos y políticos inmediatamente posteriores a la SGM, en los años 1946-55 y siguientes, muestra la existencia de dos tendencias separadas dentro del Partido Comunista Soviético. La de Stalin, que ponía el énfasis en la lucha de clases, y otra línea que daba gran importancia a la unidad política, ideológica y moral de la URSS. Estas tensiones internas evidenciaban las presiones ideológicas ejercidas por el imperialismo, la existencia de una burocracia desarrollada, y unos intentos muy serios de socavar la democracia proletaria. La tendencia más reciente se oponía al hecho de que la lucha de clases fuera la condición central para la construcción del comunismo. Las teorías de Stalin fueron ocultadas gradualmente tras una pantalla de humo: personas que se decían 'estalinistas' enfatizaban la necesidad de que el partido permaneciera vigilante, el papel de la crítica y la naturaleza fundamental de la ideología, pero no mencionaban jamás el asunto de la lucha de clases. Estas figuras incluían a académicos como F.V. Konstantinov, K.V. Ostrovityanov, M.M. Rozenthal (entre otros) y a economistas como N. U. Voznesensky y L.D. Yaroshenko.
     
    En su informe al XIX Congreso del Partido Soviético, G.M. Malenkov escribe:
     
     “El trabajo ideológico es un deber prioritario del Partido, y subestimar su importancia puede causar un deterioro irreparable a los intereses del Partido y del estado. Debemos recordar siempre que, si la influencia de la ideología socialista se debilita, el efecto será el fortalecimiento de la influencia de la ideología burguesa”.
     
     “No hay fundamento de clase, no puede haber fundamento de clase para la dominación de la ideología burguesa en nuestra sociedad soviética. Es la ideología socialista la que domina en nuestro país, y el Marxismo-Leninismo constituye su fundamento indestructible. Pero todavía existen vestigios de la ideología burguesa, reliquias de la mentalidad de la propiedad privada. Estas reliquias se resisten a desaparecer; son muy tenaces y pueden fortalecer su posición, por lo que se necesita una lucha decidida contra ellas... elementos extranjeros, los restos de grupos anti-leninistas disueltos por el Partido, intentarán... propagar todo tipo de 'opiniones' y 'concepciones' no marxistas”. (G. Malenkov: Informe al 19 Congreso del PCUS, Moscu, 1952, pp. 126-127.)
     
    Tres meses después de la muerte de Stalin, un extenso artículo apareció en el No. 8 (mayo de 1953) del periódico teórico Kommunist, lleno de referencias a Lenin y Stalin y contrario a  las 'teorías reaccionarias' que ponen el énfasis en las 'personalidades' y en su papel decisivo en el curso de la historia. El artículo se declaraba por principio en contra del 'culto a la personalidad' --un principio encomiable que había sido siempre el punto de vista de Marx, Engels, Lenin y Stalin.
     
    Pero debemos preguntarnos cuál era el objetivo del artículo: ¿era poner fin al culto de la burocracia que se ocultaba tras la figura de Stalin, o era otro? ¡Naturalmente, era otro! El artículo continúa diciendo:
     
    “En el estado actual de nuestra sociedad, en el que no hay enemigos de clase y en el que existe una completa unidad moral y política, no hay base social para las desviaciones dentro del Partido”.
     
    ¡Aquí está la esencia de las críticas a Stalin! Cientos de otros artículos en la misma línea concluyen con el Informe secreto de Jruschov al XX Congreso, dirigido contra Stalin. La traición al socialismo y al Marxismo-Leninismo tuvo lugar con la adopción de las teorías del estado y del partido de todo el pueblo, así como de la transición pacífica al socialismo.
     
    De nuevo, en Fundamentos de Filosofia Marxista, escrita por los 'ex-estalinistas' Konstantinov y Rozenthal, la conclusion es: “Estas diferencias radicales (entre la fase primera del socialismo y una segunda fase caracterizada por la unidad social, política e ideológica) fueron ignoradas por la teoría de Stalin, según la cual la lucha de clases se intensificaba a medida que las fuerzas del socialismo crecían. Esta teoría, inconsistente y contraria al marxismo (sigue diciendo el libro) deteriora gravemente el edificio del socialismo... En el país ya no hay más base para la lucha de clases...”
     
    La línea divisoria entre la perspectiva de Stalin y la de sus sucesores es meridiana. Unos pocos meses antes de morir, Stalin escribía:
     
    “No es cierto... que la producción, i.e., las relaciones económicas pierdan su rol independiente bajo el socialismo. El marxismo considera la producción social como un todo integral que presenta dos aspectos inseparables: las fuerzas productivas de la sociedad... y las relaciones de producción...” (J. Stalin, Problemas Económicos del Socialismo en la USSR,  Peking, 1976, p.64.)
     
    “El camarada Yaroshenko se equivoca cuando afirma que no hay contradicción entre las relaciones de producción y las fuerzas productivas de la sociedad bajo el socialismo... Ciertamente, hay y habrá contradicciones. Dada una política correcta por parte de los grupos dirigentes, estas contradicciones no podrán convertirse en antagonismos, y no habrá posibilidad de que se produzca un conflicto entre las relaciones y las fuerzas productivas de la sociedad. Sería un asunto diferente si defendiéramos una conducta política equivocada, tal como la que el camarada Yaroshenko recomienda. En este caso el conflicto sería inevitable, y nuestras relaciones de producción podrían convertirse en un serio freno para el ulterior desarrollo de las fuerzas productivas' (Ibid., p. 69).
     
    “...Sería una ceguera imperdonable no ver, al mismo tiempo, que estos factores ya están empezando a lastrar el poderoso desarrollo de nuestras fuerzas productivas...” (Ibid., p. 70).
     
    Puede considerarse que la obra maestra de Stalin es su contribución fundamental al desarrollo futuro de la teoría y la práctica revolucionarias.
     Stalin era muy consciente de que los enemigos de clase eran activos en la manipulación de la superestructura. Claramente señaló la continuidad de pensamiento entre Bogdanov, Bujarin y Yaroshenko.
     
    Las críticas que nuestro movimiento ha lanzado contra el revisionismo moderno se han centrado en las ideas de los sucesores de Stalin. No ha habido una utilización eficaz de la teoría estalinista, y donde ésta tenía lugar --en Albania y en China-- era más bien superficial o bien degeneraba en tendencias nacionalistas, anárquicas y/o subjetivas.
     
    Es por estos motivos que a los comunistas se nos culpa del fracaso: fuimos incapaces de hacer un análisis adecuado de lo que estaba ocurriendo, y no pudimos responder a la acusación de que el socialismo en un país era imposible ni de que el derrumbe final era debido al modelo estalinista. Por esta razón, se afirma que la teoría no fue capaz de resistir a las presiones del imperialismo.
     
    Jruschev utilizó el ataque y la calumnia contra Stalin para impedir el retorno a sus teorías -- los críticos actuales de Stalin se sirven de la crítica de Jruschev para atacar directamente al Marxismo-Leninismo. Verdaderamente, aquí nos hallamos con una dificultad para llevar a cabo una aplicación rigurosa del materialismo histórico y dialéctico. A este respecto, las memorias de L. Kaganovich y V. Molotov resultan particularmente interesantes. Cuatro decenios de revisionismo han creado graves confusiones y retrasos en el desarrollo de la teoría económica y filosófica, que han conducido a nuestra derrota.
     
    El Movimiento Comunista es todavía joven, históricamente hablando, y nuestra tarea principal es promover una revolución en el pensamiento con el fin de demoler la primacía cultural burguesa. Tal vez hayamos sobrestimado los cambios que conducen a la creación del Hombre Socialista --estos cambios son mucho más lentos que los cambios en la estructura económica. Además, los componentes nacionalistas que se unieron a los movimientos comunistas en las grandes revoluciones contaban con una fuerte presencia de tendencias revolucionarias pequeñoburguesas. En ocasiones, estas ideas derrotaron finalmente a las ideas proletarias (marxistas-leninistas).
     
    Es importante apuntar que varios de los principales compañeros de armas de Lenin y Stalin se convirtieron en los promotores principales de la restauración de Jruschev. Con este último en el poder, entre el XX y XXII Congresos, el Partido Comunista Soviético expulsó a más de un millón y medio de militantes del partido.
     
    Los límites objetivos de una revolución (v.g., la presencia de una masa considerable de pequeños propietarios agrícolas, una pequeña burguesía urbana, la ideología de la superioridad del trabajo mental sobre el trabajo físico, la ideología de la explotación heredada de las sociedades anteriores, y la actividad feroz de la contrarrevolución) constituyen serios obstáculos en el camino hacia el socialismo y el comunismo. El factor decisivo es la presencia de un Partido que sea capaz de conducir a la clase trabajadora a través de un terreno inexplorado hacia la revolución; un Partido que sea capaz no sólo de derribar las relaciones de propiedad burguesas, sino también de superar el vasto bagaje teórico de la ideología burguesa. El potencial de regeneración de la burguesía sigue existiendo en la sociedad socialista, y es por esta razón que Stalin siempre enfatizó la importancia de la lucha de clases como componente fundamental en la lucha por el socialismo --en el frente económico e ideológico. La contrarrevolución comenzó desde arriba con la continuación del punto de vista de Bogdanov y Bujarin en la teoría, la ideología y la política. La nueva burguesía se hizo con el control de la base económica gracias a la política de planificación y gestión de los medios de producción y distribución llevada a cabo por Jruschev.
     
    Las teorías de Bogdanov, Trotsky, Bujarin, Yaroshenko y Jruschev --positivistas, idealistas y anti-dialécticas-- condujeron al caos, el estancamiento y la restauración del capitalismo. Dogmas tales como que la lucha de clases había finalizado, o que la propiedad estatal equivalía al Socialismo, llevaron en el caso de la URSS a la conclusión de que no podían existir relaciones de propiedad burguesas. La forma se percibía como el contenido, y no se decía nada sobre las relaciones económicas reales que constituyen la esencia de un régimen político socialista.
     
    Y de este modo la burguesía reconquistó el poder. Esto fue lo que dijo Bujarin durante su juicio:
     
    “Si hubiera que sintetizar mi 'programa', sería el siguiente: capitalismo de estado, reducción de los koljoses, concesiones a los extranjeros, abandono del monopolio sobre el comercio extranjero: en otras palabras, la restauración del capitalismo en nuestro país... Nuestro programa era --muy clara y llanamente-- el preludio de la democracia liberal burguesa”.
     
    La conclusión es que una serie de causas objetivas hacen que el revisionismo sea posible en una sociedad socialista, siendo la presencia de factores subjetivos lo que convierte esta posibilidad en realidad.
     
    Los factores subjetivos están determinados por la capacidad del partido y de sus dirigentes para identificar las desviaciones revisionistas y reaccionar ante ellas --en otras palabras, por su habilidad para detentar la primacía ideológica.
     
    Todas las experiencias revolucionarias del siglo XX se han caracterizado por una mayor o menor presencia de la ideología pequeñoburguesa como contrapunto al leninismo. El caso mas reciente es el de la ideología burguesa que ha precipitado finalmente el derrumbe de la URSS.
     
    El proletariado se ha encontrado en tiempos pretéritos --y siempre se encontrará-- rodeado por la producción a pequeña escala que da lugar al capitalismo y a la burguesía. Siempre se enfrentará con el peligro de que la pequeña burguesía y la aristocracia obrera se hagan con el control de la lucha de los trabajadores. Es por esta razón que el proletariado debe demoler todas las relaciones sociales que correspondan a tales formas de producción de tipo capitalista... “así como a subvertir todas las ideas que broten de esas relaciones sociales”. (K. Marx - La Guerra Civil en Francia).
     
    Con Lenin y Stalin el proletariado salió victorioso. Con el titismo, el Jruschevismo, etc. nuestro movimiento fue derrotado --éstos son los hechos. Hemos mencionado ya cómo la burguesía centra su ataque especialmente en el terreno de la teoría económica, y cómo la obra de Stalin nos proporciona una guía fundamental para entender el modo en que la burguesía actúa para bloquear la dialéctica revolucionaria y paralizar el proceso revolucionario. La burguesía reintroduce la metafísica para reforzar el idealismo y el subjetivismo en la política.
     
     
    En este punto, es interesante examinar el debate que rodeó a la publicación del Manual de Economía Política. Éste no fue solamente un debate académico, sino un debate crucial para el futuro del socialismo en la URSS. En cualquier análisis debemos tomar como referencia el punto de vista de Engels, quien consideraba que la estructura económica es la base, el fundamento de toda sociedad, pero que la superestructura desempeña un importante papel en los procesos históricos.
     
    La burguesía, el gran enemigo del socialismo, impidió la construcción del comunismo en la URSS, un proceso que debió haberse completado desde 1941 en adelante en un máximo de 15 años. La burguesía actuaba dentro el Partido, enfatizando el hecho de que ya no había ninguna necesidad de la revolución, que el socialismo daría paso de forma espontánea al comunismo gracias exclusivamente al crecimiento de las fuerzas productivas. La 'teoría de las fuerzas productivas' seguía el oportunismo idealista de la Segunda Internacional, avanzadilla del positivismo burgués.
     
    El positivismo niega la dialéctica y las contradicciones sociales, y de esta forma rechaza la existencia de las leyes de la transformación revolucionaria. Trotsky y Bujarin son dos ejemplos clásicos de pensamiento positivista. Esta corriente del pensamiento burgués no examina en su totalidad los procesos reales --véase la teoría de Trotsky de la revolución mundial, que considera que la voluntad es capaz de imponerse sobre la realidad, así como la teoría de Bujarin, según la cual la política económica del socialismo había llegado a su culminación y ninguna política podía dar lugar ya a deterioro alguno en la construcción del socialismo y el comunismo. Durante su juicio, Bujarin admitiría las consecuencias de tales puntos de vista.
     
    Sus teorías fueron transmitidas por otros y alcanzaron su efecto máximo con Jruschev. Jruschev sería acusado por sus camaradas y conciudadanos de ser el exclusivo responsable del caos económico y político que acabaría sepultando a la URSS.
     
    Como había señalado Stalin, los partidarios de Bujarin no sólo negaban las leyes de una economía socialista, sino que al hacerlo aceptaban categorías y teorías económicas burguesas, mientras al mismo tiempo afirmaban que éstas darían paso gradualmente a nuevas leyes económicas socialistas y, en consecuencia, al comunismo.
     
    ¡Este es el problema real! De esta base deriva sus ideas el Jruschevismo. Las tácticas burguesas eran sencillas: esconderse tras la máscara de etéreos ideales de ultra-izquierda y de este modo no ser identificados como oportunistas burgueses, para poder actuar libremente dentro del partido.
     
    El amplio debate que tuvo lugar en la URSS antes y después del XIX Congreso del Partido Soviético se centró en la obra de Stalin Problemas Económicos del Socialismo en la URSS. La ofensiva leninista cubrió todos los frentes: filosofía, economía política, ley, historia etc., pero desde el comienzo la vitalidad de la ideología burguesa fue evidente. La muerte de Stalin y la debilidad en la jefatura del partido llevaron a la emergencia de los principales defectos de la revolución bolchevique. Treinta y cinco años de conflicto externo e interno y los esfuerzos sobrehumanos para crear la base material y cultural del socialismo, a través de la lucha política, no consiguieron que el Marxismo-Leninismo tuviera un arraigo firme y suficiente. En el momento crucial --en el que el empujón final hacia comunismo era una posibilidad--, la burguesía lanzó otra ofensiva, como Stalin había pronosticado.
     
    Podemos afirmar que el defecto principal de la dirección del Partido Comunista Soviético consistió en creer que las desviaciones políticas y teóricas serían derrotadas gracias al desarrollo de la sociedad soviética. Las desviaciones eran vistas como una amenaza seria y en consecuencia criticadas, pero no se preveía que tales desviaciones llegaran a ser una fuerza política capaz de retomar el poder. Aunque no existía ningún precedente histórico, las advertencias de Stalin eran claras. El núcleo duro de los 'estalinistas' siguió estando, sin embargo, en minoría. Las tendencias anti-leninistas eran una realidad en la década de 1930. Bujarin intentó debilitar las posiciones de Lenin y Stalin dentro del Partido.
     
    La revolución socialista, por lo tanto, se enfrenta a un enemigo real: las ideas de la vieja sociedad. Esto es especialmente cierto en una nación como la URSS, donde el feudalismo era una experiencia reciente y donde la intelligentsia se hallaba en una situación de debilidad y atraso.
     
    Con el idealismo lo que es objetivo se transforma en subjetivo (y viceversa), y así se da la vuelta al principio materialista. En las diversas ciencias, las leyes objetivas se consideraban derivadas de la conciencia. Muchos tenían dificultades en discernir la apariencia de la realidad, y de este modo se creyó que durante la fase socialista la burguesía no podía actuar. De estas ideas surge el punto de vista de que las leyes y las categorías pueden ser cambiadas por la mera voluntad, un formalismo extremo que hace que las características reales de la sociedad en desarrollo no sean examinadas. Stalin demostró que lo viejo conserva su forma y se sirve de lo nuevo para camuflarse, como había demostrado ya en la economía política:
     
    “Las nuevas relaciones productivas son los factores decisivos para el ulterior desarrollo de las fuerzas productivas. Éste es uno de los elementos principales del materialismo dialéctico marxista” (Stalin).
     
    Diversos errores y una interpretación hecha a la ligera de las indicaciones de Lenin condujeron al aventurerismo económico de figuras tales como L.D. Yaroshenko y, como Stalin señala, a “la primacía de la ideología burguesa sobre la ideología marxista”. Verdaderamente el idealismo subjetivo, confundiendo lo objetivo con lo espontáneo, llevó a la identificación del capitalismo con el socialismo, que a su vez condujo al deterioro perpetuo de la causa revolucionaria. Con Jruschev esta tendencia alcanzó su grado máximo y el resultado fue el caos teórico. La investigación y el estudio filosófico se fosilizaron. En la economía política la separación de la filosofía y la economía condujo a la metafísica --a la idea de que hay una correspondencia directa entre las fuerzas productivas y las relaciones productivas; ¡a la teoría según la cual la economía mercantil y la ley del valor determinan la producción y la utilización de la mano de obra! A las teorías de que el trabajo es una mercancía (Merzenev y Mikalenko), de que el capital tiene su lugar en una economía socialista (Yakovlev), de que la tasa de beneficio existe, etc.
     
    La presencia de estas teorías, especialmente durante el período 1945-1952, fue criticada (en particular durante 1952-53), pero se creyó de manera generalizada que no podía existir ninguna oposición o resistencia eficaz frente al socialismo; éste fue el mayor error estratégico.
     
    La ofensiva ideológica burguesa se extendió a otras ciencias --derecho (Polianski y Strogovich), historia (con Pokrovski), arqueología (Marra) etc.
     
    Nuestros enemigos, especialmente los trotskistas, se equivocan cuando concluyen que el socialismo fue derrotado y que no se alcanzó el comunismo porque no se siguió al pie de la letra un modelo preconcebido. Un modelo que Marx, Engels y Lenin nunca soñaron en aplicar --porque un modo similar de pensamiento se sitúa en el reino del socialismo utópico.
     
    “En Marx no hay un intento de crear utopías para adivinar lo que es imposible de comprender”. (Lenin - Obras, vol. 25.)
     
    Volviendo a la economía, el debate, especialmente durante los años de guerra (un debate ansiosamente seguido por la prensa especializada de los USA) se centraba en la teoría burguesa del 'socialismo de mercado', teoría que está actualmente en boga en China. El Manual de Economía Política publicado en 1954 ignoraba los principios básicos de Stalin --la teoría de las relaciones de producción y el principio de la introducción gradual del intercambio de productos en lugar del intercambio de mercancías. En los meses transcurridos entre la muerte de Stalin y el mes de agosto de 1954, la teoría de Yaroshenko (que era la de Bujarin y Preobrazhensky, 1925-26) ganó la partida a la de Stalin. Es decir, que el valor, el intercambio de mercancías, el crédito, el dinero, etc. cambiaban fundamentalmente su naturaleza en una economía socialista y, por lo tanto, podían ser utilizados con total libertad sin que se deteriorase la base socialista. En mayo de 1953 se extendió la circulación del dinero y, en abril del mismo año, el papel de la planificación central (Gosplan) fue reducido drásticamente, concediéndose más poderes a los ministerios económicos. En el pleno del Comité Central de Septiembre de 1953, los bienes suministrados por los koljoses al estado aumentaron de precio, el número total de bienes que iban a ser producidos se redujo, y en general los koljoses desempeñaron un papel muy reducido en la planificación central.
     
    Las presiones de la ideología burguesa en la teoría económica, ya presentes durante toda la vida de Stalin, aumentaron tras su muerte. En mayo de 1953 se decidió expandir el 'comercio soviético', se aumentaron los poderes de los gerentes de empresa, y su papel e influencia sobre la economía y la fuerza de trabajo volvió a ser predominante. Tras la eliminación de los últimos núcleos de resistencia --Molotov, Kaganovich y Saburov--, en julio de 1957 la maquinaria agrícola fue vendida a los koljoses, y en septiembre de 1957 se introdujo el principio por el cual las empresas del estado estaban obligadas a obtener beneficios.
     
    La esencia de la ofensiva burguesa se apoya en la teoría del valor --es aquí donde las leyes burguesas encuentran su base. El valor es el principio cardinal de la producción de mercancías: al situarlo en el centro de la política económica, el estado soviético dio un paso atrás en el progreso hacia el comunismo.
     
    Cambiar la forma no significa necesariamente cambiar el contenido: la burguesía prolongaba su control sobre la economía y las ciencias sociales. Con Stalin el proletariado había llegado a dominar las leyes objetivas que operan en la fase de transición --el socialismo--; con Jruschev la utilización de las viejas leyes reconstruyó la base económica para la burguesía. La expansión de la producción de mercancías llevó a la reintroducción del trabajo asalariado y del capital. El programa de Jruschev (1961) condujo en primer lugar a un capitalismo de estado, y en última instancia al retorno del capitalismo clásico.
     En conclusión, ¿qué queda ahora de las ideas de Stalin en un eventual regreso del comunismo a la URSS?
     
    El partido debe crear una relación nueva entre el trabajo y las masas, dado que el Socialismo se desarrolla directamente a partir del capitalismo (Lenin); el partido debe trabajar en pro de la eliminación de las clases y del contraste entre el trabajo intelectual y el manual.
     
    Stalin subrayó muchas veces que la transición al comunismo es compleja y difícil, y previno contra el intento de alcanzar apresuradamente los objetivos finales sin una debida consideración de las realidades concretas. Es importante educar a las masas, ya que el comunismo es el resultado final de los esfuerzos creativos de las masas guiadas por un partido plenamente consciente de las leyes económicas que dictan el desarrollo del socialismo.
     
    Stalin señala tres condiciones para que el comunismo pueda alcanzarse: (1) un crecimiento ininterrumpido de la producción, especialmente de los medios de producción; (2) el reemplazo gradual del intercambio de mercancías por el intercambio de productos; (3) el pleno desarrollo físico y mental de cada miembro de la sociedad --lo que se logra reduciendo el tiempo de trabajo, e introduciendo la libertad de elección en lo que al trabajo respecta.
     
    El objetivo del socialismo, en orden a la transición hacia el comunismo, debe ser la satisfacción máxima de toda necesidad cultural y material. Ello presupone una alta productividad con el fin de asegurar la disponibilidad gratuita de bienes para los consumidores. Esta disponibilidad gratuita conducirá a la desaparición de las teorías capitalistas y, en alianza con el estudio científico y cultural, abrirá nuevas puertas a la humanidad.
     
    Stalin señaló que el estado desaparecería en la URSS únicamente después de que el socialismo hubiera triunfado. Sostenía que el principio del intercambio de productos era el embrión a partir del cual se desarrollaría el comunismo. (Daba por supuesto que los medios de producción serían propiedad colectiva de la sociedad).
     
    Para superar el contraste entre el trabajo intelectual y el manual, Stalin señaló la necesidad de una mayor educación para todos --así como para permitir a cada ciudadano la posibilidad de elegir su trabajo. Para conseguir dicho objetivo, la jornada laboral debía ser reducida a 5 horas. La productividad laboral incrementada y una creciente reserva de bienes conducirían a la disminución de los precios y al aumento de los salarios reales.
     
    Nuestro movimiento tiene hoy en día nuevos objetivos muy importantes. La I Guerra Mundial condujo a la creación del primer gran Estado Socialista; la II Guerra Mundial llevó a la formación del bloque socialista. La próxima crisis del imperialismo capitalista podría conducir a su derrumbamiento. Las palabras de Stalin resultan muy pertinentes en este punto. Hoy en día podemos hablar de la existencia de condiciones para la revolución en la totalidad del sistema capitalista mundial, dado que es una totalidad... como sistema ya se encuentra listo para la revolución.
     
    ¡Adelante entonces hacia un futuro comunista guiado por el Marxismo-Leninismo!
     
    ----------

    [1] Título original: ‘Khrushchev's Thermidor. A contribution to the critical analysis concerning the USSR's return to capitalism’.
         Traducción: EDML (www.leninismo.org)
         <http://www.revolutionarydemocracy.org/rdv3n1/khrnl.htm>

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Erazmo el Jue Abr 07, 2011 3:26 am

    La Señorita Ereshkigal, hace copy&paste, bastante árido y aburrido, lo curioso es que son opiniones tan válidas como cualquiera y quizá sí la señorita podría redactar y argumentar mucho mejor, pero el copy&paste gana.

    Por el texto del PCE, es lo mismo de tantos artículos referidos al XX Congreso de la traición, es parecido en la extensión y en el tratamiento del tema pero son superficiales todos ellos, al menos Erazmo no ha podido leer uno que exponga a todos los que ayudaron al gordinflón a leer el panfleto e iniciar la demolición de Stalin.

    Solo se menciona al obeso, ¿y mikoyan?, o gromyko, zhukov, konev, andropov, brezhnev; nunca he podido encontrar un texto donde se indique con claridad como se movieron ponomarev y suslov, y este par de aventureros si que eran importantes.

    Boris Ponomarev, su biografía está en la red, pero señalaré que era subsecretario bajo ordenes del presidium en el XIX Congreso, escribía artículos para molotov-malenkov, Luís Corvalán (secretario del PC de chile) escribió que redactó el discurso leído por beria en el funeral de stalin, es decir era el clásico funcionario del PC y producto de como estructuró el partido stalin (supeditandolo al centralismo) este ponomarev tenía los resortes del poder, este individuo era una "eminencia gris", análogo a mazarino con richelieu (disculpadme no encontre un ejémplo más clásico).

    El otro "eminencia gris" era Víctor Suslov, este era el jefe de ponomarev; era suplente del presidium y del CC en el XIX Congreso, otro funcionario del Partido, y muy importante, tanto que escribía discursos para Stalin y zhdanov; en 1964 fue el gestionador de la destitución de kruschev y "bendijo" el ascenso de brezhnev; tanto kruschev como brezhnev ponían la cara pero el "pensante" era suslov y su ayudante ponomarev.

    Esto es solo una idea personal, pero el panfleto del XX Congreso no tengo dudas que lo escribió suslov, como Director de la academia de ciencias de la URSS suslov era un verdadero "intocable".

    Si se buscan diarios y revistas de enero de 1982 (ese mes y año suslov murió) se podrá apreciar el poder enorme que dejaba de respirar, hubo un informe elaborado por la organización rand (que publica siempre en exclusiva el nyt) que señala que con suslov moría la carta de navegación de la URSS, y no estaban errados.

    Suslov-Ponomarev esos eran los titiriteros, kruschev-brezhnev eran solo los títeres, la pregunta incontestable y que escribo con altura de miras y con el máximo de respeto para que nadie se enoje y/o ofenda.

    Antes de 1953 ¿habrá sido también así?, e incluso yendo más atrás ¿lo habrá sido?, la vieja teoría de la conspiración ¿tendrá algún asidero?


    Por el texto del italiano buttafava, solo una expresión "slógan fácil, análisis enrevesado".



    Saludos Revolucionarios

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Ereshkigal el Jue Abr 07, 2011 7:29 am

    Erazmo escribió:La Señorita Ereshkigal, hace copy&paste, bastante árido y aburrido, lo curioso es que son opiniones tan válidas como cualquiera y quizá sí la señorita podría redactar y argumentar mucho mejor, pero el copy&paste gana.


    ¿Le aburren los textos que pongo en el foro, señorito Erazmo? Entonces, empezaré a creer que existe la justicia poética porque a mí todos sus post me parecen superficiales, cortados por el mismo patrón, anticomunistas, aburridos y soporíferos, lo único que usted hace es marear la perdiz.

    No había dejado mi opinión personal sobre el tema porque primero, coincido por lo escrito por la mayor parte de los camaradas, segundo, no he tenido tiempo (ya sabe, Erazmo: Sed fugit interea fugit irreparabile tempus, ¿no era así? Bueno, es lo mismo) y demás razones que ni a usted ni a nadie le importan.

    ¿No lo cree? Cada vez que leo un post suyo sufro una especie de déjà lu, como dirían los franceses


    Erazmo escribió:Camarada Javicho II, no señaleís juicios que no se desprenden del escrito de erazmo.

    ¿Odio al camarada stalin? nada hay de eso ¿para que?, solo quiero ver a Stalin el hombre y su tiempo, no al ídolo "fabricado por la sinrazón del dogmatismo".

    Respecto de fotografías de las "protestas" en georgia o en cualquier parte, ¿porque no hay?, hay regístros fílmicos del derrocamiento de arbenz en guatemala en 1954, del derrocamiento de mossadegh en Irán en 1953, del derrocamiento de perón en 1955, de los funerales de stalin en 1953, de los sucesos de Hungría y Polonia en 1956, de las acciones francesas en 1956.

    Porque no de las protestas del pueblo soviético contra la traición de kruschev y sus secuaces, según yo no hay porque nada hubo, el pueblo soviético consumido por la apatía no le importaba nada lo que acontecía.

    Stalin fué un constructor increíble, pura técnica y poca política, sobretodo análisis político.

    Así se escribió la historia, en esta nueva oleada revolucionaria los errores de ese periodo no volverán a ser cometidos.


    Saludos Revolucionarios

    El informe secreto del XX Congreso del PCUS ha sido una excelente carnaza de la que se han nutrido durante décadas los anticomunistas y supone la piedra angular de la caída de la Unión Soviética y de la restauración del capitalismo. De hecho, a partir de este momento se empieza a implantar poco a poco el sistema burgués y las ideas capitalistas y en realidad, sólo es la punta del icerberg de un proceso que comenzó paralelamente a la Revolución de Octubre. Desde el mismo inicio de la Revolución el único interés del capitalismo fue aniquilarla y Jruschov y sus compinches con su giro revisionista y su demonización de Stalin se lo sirvieron en bandeja.

    ¿Por qué la demonización e Stalin? Claramente, por todo lo que representa: la constatación de que la construcción del socialismo es posible y la defensa a ultranza de la dictadura del proletario y del marxismo-leninismo. Atacar a Lenin o a Marx hubiera sido impensable, un verdadero suicidio, aunque claro está que quien critica a Stalin hace lo propio con Lenin. Claro que en ese tiempo los revisionistas proclamaban que había que volver a Lenin, como si fuera Stalin el que se hubiera desviado del marxismo-leninismo

    El cambio pacífico del capitalismo al socialismo me parecería de chiste si no fuera una de las “ideas” que acabaron con la URSS. En la Guerra Fría a Jruschov no se le ocurre nada mejor que asegurar que en el futuro ya no habría guerras y que la transición pacífica estaba asegurada. Ahí tenemos los ejemplos pacíficos de los conflictos del conflicto del Vietnam, por poner un ejemplo cualquiera o las crisis de Berlín y Cuba.

    La desaparición de la lucha de clases al sustituirse la dictadura del proletariado por el Estado de Todo el Pueblo, los incentivos económicos, etcétera nunca se habrían podido llevar a cabo si no fuera mediante un ataque sistemático y cobarde a Stalin.


    Etcétera... está claro que el "informe seceto" aunque fue una decisión personal del propio Jruschov llevaba tiempo gestándose, un golpe como ese no se idea de la noche a la mañana si no que es algo sopesado. Sin embargo en varios textos he leído que improvisó la mayor parte del discurso. No sé si es cierto pero tampoco me extrañaría, los revisionistas se tienen el guión muy bien aprendido.

    Erazmo escribió:Suslov-Ponomarev esos eran los titiriteros, kruschev-brezhnev eran solo los títeres, la pregunta incontestable y que escribo con altura de miras y con el máximo de respeto para que nadie se enoje y/o ofenda.


    Sin que sirva de precedentes, he de reconocer que pienso lo mismo que usted en este punto, no son más que títeres, las cabezas de turco a las que tan aficcionado es el capitalismo.

    Pero en otro de sus mensajes usted escribió:

    Erazmo escribió:Internamente creo que la población soviética estaba sumida en la apatía el acontecer político poco y nada le importaba, después de todo stalin estaba muerto y ya nada le dolía o podría dolerle.

    Trás el congreso el público soviético fué informado de varias maneras pero lo más sintomático fué que las estatuas de stalin, el nombre de calles y ciudades, como stalingrado, fueron abrogados incluso de los textos de historia el nombre de stalin fué desapareciendo y solo quedaba para criticarlo y culparlo de todo, ¡y nadie en la URSS dijo nada a nadie le importó un ápice!

    Stalin fué arrojado al vertedero y ahí ha permanecido.


    Y ahí si que no pudo estar de acuerdo con usted, el pueblo soviético desconocía el informe como ya le han indicado otros camaradas en otras ocasiones. La "desestalinización" nunca se hizo a cara descubierta porque sabían que el pueblo no lo hubiera permitido.

    Incluso hoy en día, transcurridos más de cincuenta años del inciio del revisionismo en la URSS, de la campaña mediática anti-Stalin que comenzó en los años veinte, de todas las mentiras y tergiversaciones de los hechos históricos y demás, la figura de Stalin y su obra permanecen vigentes.

    A usted parece gustarle pensar que el pueblo soviético estuvo de acuerdo con la traición a Stalin y a su obra cuando eso es falso.



    http://es.scribd.com/doc/12156773/LA-CAIDA-DE-LA-UNION-SOVIETICA-Armando-Liwanag-Defender-el-Socialismo-contra-el-Revisionismo-Moderno



    Última edición por Ereshkigal el Vie Abr 08, 2011 4:32 pm, editado 3 veces

    Rojo y Furioso
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 511
    Reputación : 793
    Fecha de inscripción : 08/03/2011
    Localización : En un barrio muy chungo.

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Rojo y Furioso el Jue Abr 07, 2011 9:47 pm

    SS-18 escribió:
    Lenin tenía razón. escribió:
    SovietML escribió:Es cierto alomejor un poco eso del culto,es algo que debería solucionarse,pero es casi inevitable...¿a que lider político no se le ha hecho?

    Saludos!:lenin :urss: :escudourss:

    Lenin no necesitó culto a su personalidad (mientras estaba vivo).

    El culto a la personalidad solo es tolerado cúando la humanidad esta atascada en una mentalidad semi-feudal, hoy en día no solo es evitable, sino que también sería considerado ridículo, y cualquier lider que se precie de sí mismo no estableceriá un culto a su personalidad.

    Ya si, diselo a Britney Spears , a lso ganadores de Gran Hermano y a lso futbolistas, jajaja


    Prefiero considerar en estima como ejemplo a alguien como Stalin o Lenin que haya hecho algo por la humanidad y la sociedad a que alguno que se idolatra por chupar p%$%$s

    ¿Maradona? por ejemplo y otros tantos de centos de ejmplos que tienes de idolatrar...
    Chéééé no te metas con Maradona que es amigo de Fidel Castro.


    Última edición por Rojo y Furioso el Vie Abr 08, 2011 11:01 am, editado 1 vez

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Ereshkigal el Jue Abr 07, 2011 11:22 pm

    En realidad, aunque no se puede negar la importancia del XX Congreso del PCUS como “ Comienzo del Fin” creo que el terreno estaba allanado desde mucho tiempo atrás por Jruschov y sus compinches. ¿ De qué otra manera se explica la liberación de criminales de guerra nazi en 1955 tras el acuerdo llegado con Adenauer? En vida de Stalin tal hecho hubiera sido impensable. El 28 de septiembre de 1955 se liberaron a más de ocho mil criminales alemanes que habían sido juzgados y condenados por los crímenes cometidos contra el pueblo. Eso sólo es un ejemplo de que el golpe silencioso de los revisionistas no surgió de un día para otro.

    Se trata de una lucha de clases encubierta aunque en este foro algunos que se dicen así mismos comunistas, lo niegan de forma sistemática.

    SS-18 comentaba en uno de los primeros mensajes que bajo "Jrushov y Breshnev, la URSS alcanzo topes nunca antes vistos y supero a USA en muchos aspectos" pero no podemos negar que si eso es así se debe a los sólidos cimientos de los treinta años anteriores, los que se corresponden con Stalin que son los únicos ( corregidme si me equivoco) en que se aplica con éxito el marxismo-leninismo, todo eso después de salir de una guerra civil y de la Segunda Guerra Mundial que no era más que una máscara para del fascismo para combatir el comunismo. ¿Acaso no estaban preparando las potencias extranjeras una tercera guerra mundial con el objeto de destruir la Unión Soviética y el marxismo-leninismo? La única causa que los detuvo fue que en 1947 la URSS se hizo con la bomba atómica.

    Si la URSS vivió su época dorara después de Stalin fue gracias a las bases que éste había dejado: un estado socialista fuerte. Todas las ideas de "competencia pacífica", etc, son una muestra de lo retorcida que puede ser la psicología imperialista porque está claro que los ciudadanos soviéticos después de sufrir la Segunda Guerra Mundial, de liberar al mundo del nazismo y de las fuerzas fascistas ( al menos en apariencia porque el fascismo es la carta que el capitalismo siempre se guarda bajo la manga) querían una existencia pacífica. Es más, se la ganaron a pulso.

    Los revisionistas son los lacayos del imperialismo y la práctica del revisionismo supone el ataque sistemático y encubierto a los proletarios y a los fundamentos del marxismo-leninismo. Personalmente, cada vez estoy más convencida de que si la URSS no cayó antes fue porque la sombra de Stalin era demasiado alargada.

    ¿Y los incentivos de tipo material? Como he recibido una educación capitalista reconozco que me resultan tentadores, en parte me recuerda a cuando yo era pequeña y los padres premiaban a sus hijos por sacar buenas notas y me daban envidia ( sí, envidia sin más que eso de envidia sana es un invento de los españoles para lavar nuestra conciencia). Bueno, es lo mismo, lo que quiero decir, ¿ los incentivos materiales no se alejan de la máxima socialista de “de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo."?

    La dictadura del proletariado no surge sobre la base del orden de cosas burgués, sino en el proceso de su destrucción, después del derrocamiento de la burguesía, en el curso de la expropiación de los terratenientes y los capitalistas, en el curso de la socialización de los instrumentos y los medios de producción fundamentales, en el curso de la revolución violenta del proletariado. La dictadura del proletariado es un Poder revolucionario que se basa en la violencia contra la burguesía. ( J. Stalin, Los Fundamentos del Leninismo)

    Hoy en día no creo que nadie pueda poner en duda de que el verdadero ataque de Jruschov ( de los revisionistas) no es contra Stalin si no contra Lenin.

    Aquí hay links con todos los partidos y asociaciones anti-revisionistas del mundo, aunque la página es del 2005 por lo que no sé si están todos los que son ni si son todos los que están:

    http://www.broadleft.org/antirevi.htm

    Y aquí hay diversos textos anti revisionistas.

    http://www.marxists.org/history/erol/erol.htm


    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Shenin el Vie Abr 08, 2011 8:14 pm

    ¿Y los incentivos de tipo material? Como he recibido una educación capitalista reconozco que me resultan tentadores, en parte me recuerda a cuando yo era pequeña y los padres premiaban a sus hijos por sacar buenas notas y me daban envidia ( sí, envidia sin más que eso de envidia sana es un invento de los españoles para lavar nuestra conciencia). Bueno, es lo mismo, lo que quiero decir, ¿ los incentivos materiales no se alejan de la máxima socialista de “de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo."?

    El problema no está en que existan incentivos materiales. Estos existían en la época de Lenin y en la de Stalin también. El problema está cuando no van acompañados de incentivos morales e ideológicos. Ya dicen Marx y Lenin que distribuir "a cada uno según su trabajo" sigue llevando implícito un principio burgués, porque es el mismo principio que el del intercambio de mercancías (yo doy una proporción de trabajo a la comunidad y ésta me devuelve la misma proporción de bienes de consumo).

    El trabajo según la capacidad ya es una característica de la sociedad comunista: de cada uno según su capacidad; a cada uno según su necesidad

    La cuestión está en que, mientras no exista conciencia comunista que haga que todos trabajemos según nuestras capacidades sin que medie la lógica del beneficio personal, es necesario el incentivo material para que la gente trabaje. Pero esto, sin control, sin incentivos morales e ideológicos, lo que hace es crear conciencia individualista y burguesa. Los incentivos ideológicos y morales hay que irlos desarrollando para crear la conciencia comunista ante el trabajo.

    Todo esto lo explica Marx a la perfección: http://www.marxists.org/espanol/m-e/1870s/gotha/gotha.htm

    Y Lenin también: http://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/estyrev/hoja6.htm

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Ereshkigal el Sáb Abr 09, 2011 11:36 pm

    Muchísimas gracias, camarada Shenin, desde luego que crear una conciencia comunista es algo de vital importancia pero creo que es muy díficil desterrar la corrompida moral burguesa.

    Os dejo un documento de la CIA sobre el XX congreso del PCUS, no me fío de ellos para nada pero no deja de ser curioso e interesante leerlo.

    http://www.megaupload.com/?d=ILM2H36P

    Saludos.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Erazmo el Sáb Abr 09, 2011 11:46 pm

    Camarada Shenin, coincidimos plenamente, una sociedad socialista solo puede serlo sí hay una nueva mentalidad, una conciencia realmente diferente, solo así se puede lograr materializar una sociedad socialista.

    No comparto lo que expresa la señorita ereshkigal, eso es derrotismo, una revolución triunfante para perdurar debe esforzarse por educar y crear una mentalidad nueva y una conciencia solidaria y socialista.

    Eso es un imperativo categórico de una revolución triunfante, y sí no se consigue todo se desplomará ¿y cuándo?, simple cuando la generación que hizo la revolución muere.

    Y por eso al morir stalin los traidores tomaron el poder, no había conciencia ni mentalidad.


    Saludos Revolucionarios

    Ereshkigal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 835
    Reputación : 1295
    Fecha de inscripción : 01/12/2010
    Localización : En mi mundo No-Feliz

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Ereshkigal el Dom Abr 10, 2011 12:02 am

    Erazmo, yo siempre digo que la educación lo es todo, cuando escribí eso no estaba pensando en una "revolución triunfante" si no en la situación actual. Si no recuerdo mal ya que lo leí hace muchos años, en su Poema Pedagógico, Makarenko hablaba sobre la educación de muchachos conflictivos, muchos de los cuales habían pertenecido a la élite social. Pero no quiero crear otro off topic hablando de educación en este hilo.

    Saludos.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Erazmo el Sáb Mayo 14, 2011 8:38 pm

    Que tienen que ver "Los Fundamentos del Leninismo" escrito por Stalin en 1924, con este hilo, pués mucho, según yo, para llegar al "informe de marras" fue necesario pavimentar un camino;

    Errores-desaciertos-equivocaciones-fallas-provocaciones-sabotaje-zapa-mentiras-tergiversaciones-manipulaciones-falsificaciones-suplantaciones el etcétera es largo pero esas acciones aún siendo mínimas contribuyeron al inicio del desastre.

    Parafraseando al autor de "Acto y Representación", la puesta en escena del drama da inicio el 21-01-1924 a las 6:30 AM muere en su encierro de gorky Lenin.

    El cielo se oscurece y presagia la tormenta que ya no abandonará las estepas, frío-lluvias-nieve y huracánes se ensoñeararán de la naciente URSS y solo se disiparan en medio de la oscuridad total cuando un cuerpo ya curiosamente muerto quede hecho jirones en el camino de la historia.

    El actor principal sale al foro y muestra su 1° obra "Los fundamentos del Leninismo", no es un teatro de estos tiempos, es parecido al de aristófanes con el final de esquilo y los actores llevan máscaras.

    Que la función entonces comience:

    I Acto, "La raíz histórica del Leninismo"

    Lenin llamó al imperialismo "capitalismo agonizante". ¿Por qué? Porque el imperialismo lleva las contradicciones del capitalismo a su último límite, a su grado extremo, más allá del cual empieza la revolución. Entre estas contradicciones, hay tres que deben ser consideradas como las más importantes.

    Esta es solo una apreciación antojadiza de stalin, Lenin llamó capitalismo agonizante a imperialismos como el ruso pero no lo hizo con imperialismos como el anglo-yanqui o el francés, sí pensaba que ese "capitalismo agonizante" era preludio revolucionario, pero trás el início de la 1° gm y el colapso de la solidaridad de clases, y trás percatarse de la imposibilidad de la revolución europea sus concepciones variaron, y de ese importante viraje stalin no dice nada.

    La primera contradicción es la existente entre el trabajo y el capital. El imperialismo es la omnipotencia de los trusts y de los sindicatos monopolistas, de los bancos y de la oligarquía financiera de los países industriales. En la lucha contra esta fuerza omnipotente, los métodos habituales de la clase obrera -los sindicatos y las cooperativas, los partidos parlamentarios y la lucha parlamentaria resultan absolutamente insuficientes. Una de dos: u os entregáis a merced del capital, vegetáis a la antigua y os hundís cada vez más, o empuñáis un arma nueva: así plantea la cuestión el imperialismo a las masas de millones de proletarios. El imperialismo lleva a la clase obrera al umbral de la revolución.

    Este planteo no es leninista, es cosa de seguir el derrotero del partido bolchevique y percatarse, el método de lucha siempre fue el de "la lucha de masas", el imperialismo ¿plantea cosas?, el imperialismo clásico solo plantea sumisión y división, la receta de dominación clásica, es el proletariado y sus organizaciones las que plntean la lucha y los bolcheviques plantearon desde siempre la lucha de masas.

    Sin embargo en esta 1° sentencia de stalin se ve la tendencia ineludible a dar respuestas mecánicas a los temas sociales, la 3° ley de newton funciona para el mundo físico no para el mundo social, el mecanicismo es la respuesta técnica a problemas ideológicos y políticos, el tema técnico sirve para las fresadoras en línea no para plantear la lucha social.

    La segunda contradicción es la existente entre los distintos grupos financieros y las distintas potencias imperialistas en su lucha por las fuentes de materias primas, por territorios ajenos. El imperialismo es la exportación de capitales a las fuentes de materias primas, la lucha furiosa por la posesión monopolista de estas fuentes, la lucha por un nuevo reparto del mundo ya repartido, lucha mantenida con particular encarnizamiento por los nuevos grupos financieros y por las nuevas potencias, que buscan "un lugar bajo el sol", contra los viejos grupos y las viejas potencias, tenazmente aferrados a sus conquistas. La particularidad de esta lucha furiosa entre los distintos grupos de capitalistas es que entraña como elemento inevitable las guerras imperialistas, guerras por la conquista de territorios ajenos. Esta circunstancia tiene, a su vez, la particularidad de que lleva al mutuo debilitamiento de los imperialistas, quebranta las posiciones del capitalismo en general, aproxima el momento de la revolución proletaria y hace de esta revolución una necesidad práctica.

    Estamos en 1924 y el razonamiento de stalin es ya un error mayúsculo, en la 1° contradicción se define acertadamente el imperialismo como la conjunción de trust a nivel planetario, entonces el razonamiento lógico es "sí el capital forma trust, los imperialismos pueden también formar un trust armado? y en la historia stalin tenía la prueba, en 1900 los imperialistas europeos y yanquis arremetieron contra china y la revuelta nacionalista de los boxers ¿que fue eso sino imperialistas coligados en un trust?, luego creer que los choques imperialistas provocarían situaciones revolucionarias es un error y una respuesta defensiva a la situación mundial, temor a luchar ideologicamente ya plantea stalin, el sello de su gobierno actitudes defensivas y un ahogo permanente que llevará al ahogo final.

    La tercera contradicción es la existente entre un puñado de naciones "civilizadas" dominantes y centenares de millones de hombres de las colonias y de los países dependientes. El imperialismo es la explotación más descarada y la opresión más inhumana de centenares de millones de habitantes de las inmensas colonias y países dependientes. Extraer superbeneficios: tal es el objetivo de esta explotación y de esta opresión. Pero, al explotar a esos países, el imperialismo se ve obligado a construir en ellos ferrocarriles, fábricas, centros industriales y comerciales. La aparición de la clase de los proletarios, la formación de una intelectualidad del país, el despertar de la conciencia nacional y el incremento del movimiento de liberación son resultados inevitables de esta "política". El incremento del movimiento revolucionario en todas las colonias y en todos los países dependientes, sin excepción, lo evidencia de modo palmario. Esta circunstancia es importante para el proletariado, porque mina de raíz las posiciones del capitalismo, convirtiendo a las colonias y a los países dependientes, de reservas del imperialismo, en reservas de la revolución proletaria.

    La explotación mundial genera la rebelión mundial,obvio, pero no todos en el mismo tiempo e instante, luego ¿a que se refiere stalin con esta 3° contradicción?, ¿que leninismo hay en esta explicación? será que subliminalmente se indica la inutilidad de la 3° internacional, y lógico sí los pueblos caminan en tiempos y ritmos diferentes la revolución es una secuencia mundial separada por periodos, y es de avances y retrocesos, lenin en su "Imperialismo fase superior del capitalismo" así lo entiende y lo explica; los pueblos del africa o sudamérica van rezagados respecto de los de europa pero ya Lenin vislumbra que no necesariamente el proletariado industrial crea las condiciones revolucionarias también otros segmentos pueden crearla, Lenin se percata que la revolución es producto de la explotación pero que la revolución en sí no tiene manuales, ni procedimientos, ni métodos únicos y de allí que sabiamente razonara "cada pueblo hace su revolución", pero y stalin en que estaría pensando.

    Bien dejemos al viejo georgiano que vaya al camerino a tomar un respiro, porque en estos laberintos yace el secreto del informe de marras.

    Acá está el libreto en comento, por sí alguien se interesa en leerlo.
    http://www.marxists.org/espanol/stalin/1920s/fundam/

    Saludos Revolucionarios




    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Shenin el Mar Mayo 17, 2011 10:19 pm

    Lenin llamó al imperialismo "capitalismo agonizante". ¿Por qué? Porque el imperialismo lleva las contradicciones del capitalismo a su último límite, a su grado extremo, más allá del cual empieza la revolución. Entre estas contradicciones, hay tres que deben ser consideradas como las más importantes.

    Esta es solo una apreciación antojadiza de stalin, Lenin llamó capitalismo agonizante a imperialismos como el ruso pero no lo hizo con imperialismos como el anglo-yanqui o el francés, sí pensaba que ese "capitalismo agonizante" era preludio revolucionario, pero trás el início de la 1° gm y el colapso de la solidaridad de clases, y trás percatarse de la imposibilidad de la revolución europea sus concepciones variaron, y de ese importante viraje stalin no dice nada.

    Hay que empezar por definir, del modo más exacto completo y posible, qué es el imperialismo. El imperialismo es una fase histórica especial del capitalismo. Su carácter específico tiene tres peculiaridades: el imperialismo es 1) capitalismo monopolista; 2) capitalismo parasitario o en descomposición; 3) capitalismo agonizante.

    [...]

    Queda claro por qué el imperialismo es un capitalismo agonizante, en transición hacia el socialismo: el monopolio, que nace del capitalismo, es ya capitalismo agonizante, el comienzo de su tránsito al socialismo. La misma significación tiene la gigantesca socialización del trabajo realizada por el imperialismo (lo que sus apologistas, los economistas burgueses, llaman "entrelazamiento").
    Lenin, El imperialismo y la escisión del socialismo

    Es indudable que la teoría universal del triunfo simultáneo de la revolución en los principales países de Europa, la teoría de la imposibilidad de la victoria del socialismo en un solo país ha resultado ser una teoría artificial, una teoría no viable. La historia de siete años de revolución proletaria en Rusia no habla en favor, sino en contra de esa teoría. Esa teoría no sólo es inaceptable como esquema del desarrollo de la revolución mundial, ya que está en contradicción con hechos evidentes. Es todavía más inaceptable como consigna, porque no libera, sino que encadena la iniciativa de los distintos países que, en virtud de ciertas condiciones históricas, adquieren la posibilidad de romper ellos solos el frente del capital; porque no estimula a los distintos países a emprender una arremetida enérgica contra el capital, sino a mantenerse pasivamente a la expectativa, en espera del momento de "desenlace general"; porque no fomenta en los proletarios de los distintos países el espíritu de decisión revolucionaria, sino el espíritu de las dudas a lo Hamlet: "¿y si los demás no nos apoyan?". Lenin tiene completa razón al decir que la victoria del proletariado en un solo país es un "caso típico", que "la revolución simultánea en varios países" sólo puede darse como una "excepción rara" (v. t. XXIII, pág. 354).
    Stalin, apartado IV, La revolución de Octubre y la táctica de los comunistas rusos



    La primera contradicción es la existente entre el trabajo y el capital. El imperialismo es la omnipotencia de los trusts y de los sindicatos monopolistas, de los bancos y de la oligarquía financiera de los países industriales. En la lucha contra esta fuerza omnipotente, los métodos habituales de la clase obrera -los sindicatos y las cooperativas, los partidos parlamentarios y la lucha parlamentaria resultan absolutamente insuficientes. Una de dos: u os entregáis a merced del capital, vegetáis a la antigua y os hundís cada vez más, o empuñáis un arma nueva: así plantea la cuestión el imperialismo a las masas de millones de proletarios. El imperialismo lleva a la clase obrera al umbral de la revolución.

    Este planteo no es leninista, es cosa de seguir el derrotero del partido bolchevique y percatarse, el método de lucha siempre fue el de "la lucha de masas", el imperialismo ¿plantea cosas?, el imperialismo clásico solo plantea sumisión y división, la receta de dominación clásica, es el proletariado y sus organizaciones las que plntean la lucha y los bolcheviques plantearon desde siempre la lucha de masas.

    Sin embargo en esta 1° sentencia de stalin se ve la tendencia ineludible a dar respuestas mecánicas a los temas sociales, la 3° ley de newton funciona para el mundo físico no para el mundo social, el mecanicismo es la respuesta técnica a problemas ideológicos y políticos, el tema técnico sirve para las fresadoras en línea no para plantear la lucha social.

    Esto es lo que se llama irse por los cerros de Úbeda. Claro que los imperialistas no acuden a nuestros debates ideológicos a plantearnos la táctica de la revolución. Pero no es a eso a lo que Stalin se refiere, sino a que el imperialismo, al agudizar las contradicciones del capitalismo lleva a la clase obrera al umbral de la revolución. Por tanto, no solo basta con defenderse de los capitalistas mediante sindicatos, cooperativas y lucha en las instituciones burguesas, sino que hay que plantearse el derrocamiento del capitalismo. Si se lee el texto de "Los fundamentos" entero se puede ver claramente:

    1) La estrategia y la táctica como la ciencia de dirigir la lucha de clase del proletariado. El período en que dominó la II Internacional fue, principalmente, un período de formación y de instrucción de los ejércitos políticos proletarios en unas condiciones de desarrollo más o menos pacífico. Fue el período del parlamentarismo como forma preponderante de la lucha de clases. Las cuestiones de los grandes choques de clases, de la preparación del proletariado para las batallas revolucionarias, de las vías para llegar a la conquista de la dictadura del proletariado, no estaban entonces -así lo parecía- a la orden del día. La tarea reducíase a utilizar todas las vías de desarrollo legal para formar e instruir a los ejércitos proletarios, a utilizar el parlamentarismo adaptándose a las condiciones dadas, en las cuales el proletariado asumía y debía asumir -así lo parecía- el papel de oposición. No creo que sea necesario demostrar que, en ese período y con semejante concepción de las tareas del proletariado, no podía haber ni una estrategia coherente ni una táctica bien elaborada. Había pensamientos fragmentarios, ideas aisladas sobre táctica y estrategia, pero no había ni táctica ni estrategia.

    El pecado mortal de la II Internacional no consiste en haber practicado en su tiempo la táctica de utilizar las formas parlamentarias de lucha, sino en haber sobreestimado la importancia de estas formas, considerándolas casi las únicas; y cuando llegó el período de las batallas revolucionarias abiertas y el problema de las formas extraparlamentarias de lucha pasó a primer plano, los partidos de la II Internacional volvieron la espalda a las nuevas tareas, renunciaron a ellas.

    Una estrategia coherente y una táctica bien elaborada de la lucha del proletariado sólo pudieron trazarse en el período siguiente, en el período de las acciones abiertas del proletariado, en el período de la revolución proletaria, cuando la cuestión del derrocamiento de la burguesía pasó a ser una cuestión de la actividad práctica inmediata, cuando la cuestión de las reservas del proletariado (estrategia) pasó a ser una de las cuestiones más palpitantes, cuando todas las formas de lucha y de organización -tanto parlamentarias como extraparlamentarias (táctica)- se revelaron con toda nitidez. Fue precisamente en este período cuando Lenin sacó a la luz las geniales ideas de Marx y Engels sobre táctica y estrategia, emparedadas por los oportunistas de la II Internacional. Pero Lenin no se limitó a restaurar las distintas tesis tácticas de Marx y Engels. Las desarrolló y las completó con nuevas ideas y principios, compendiándolas en un sistema de reglas y principios de orientación para dirigir la lucha de clase del proletariado. Obras de Lenin como "¿Qué hacer?", "Dos tácticas", "El imperialismo", "El Estado y la revolución", "La revolución proletaria y el renegado Kautsky" y "La enfermedad infantil" serán, indiscutiblemente, una valiosísima aportación al tesoro general del marxismo, a su arsenal revolucionario. La estrategia y la táctica del leninismo son la ciencia de la dirección de la lucha revolucionaria del proletariado.
    Además, Stalin no niega sino que afirma y presupone la ligazón del Partido con las masas:

    Pero el Partido no puede ser tan sólo un destacamento de vanguardia, sino que tiene que ser, al mismo tiempo, un destacamento de la clase, una parte de la clase, íntimamente vinculada a ésta con todas las raíces de su existencia. La diferencia entre el destacamento de vanguardia y el resto de la masa de la clase obrera, entre los afiliados al Partido y los sin-partido, no puede desaparecer mientras no desaparezcan las clases, mientras el proletariado vea engrosar sus filas con elementos procedentes de otras clases, mientras la clase obrera, en su conjunto, no pueda elevarse hasta el nivel del destacamento de vanguardia. Pero el Partido dejaría de ser el Partido si esta diferencia se convirtiera en divorcio, si el Partido se encerrara en sí mismo y se apartase de las masas sin-partido. El Partido no puede dirigir a la clase si no está ligado a las masas sin-partido, si no hay vínculos entre el Partido y las masas sin-partido, si estas masas no aceptan su dirección, si el Partido no goza de crédito moral y político entre las masas.

    Erazmo recurre a piruetas retóricas para inventarse fallos teóricos. Lo cual le desenmascara como un auténtico charlatán.



    La segunda contradicción es la existente entre los distintos grupos financieros y las distintas potencias imperialistas en su lucha por las fuentes de materias primas, por territorios ajenos. El imperialismo es la exportación de capitales a las fuentes de materias primas, la lucha furiosa por la posesión monopolista de estas fuentes, la lucha por un nuevo reparto del mundo ya repartido, lucha mantenida con particular encarnizamiento por los nuevos grupos financieros y por las nuevas potencias, que buscan "un lugar bajo el sol", contra los viejos grupos y las viejas potencias, tenazmente aferrados a sus conquistas. La particularidad de esta lucha furiosa entre los distintos grupos de capitalistas es que entraña como elemento inevitable las guerras imperialistas, guerras por la conquista de territorios ajenos. Esta circunstancia tiene, a su vez, la particularidad de que lleva al mutuo debilitamiento de los imperialistas, quebranta las posiciones del capitalismo en general, aproxima el momento de la revolución proletaria y hace de esta revolución una necesidad práctica.

    Estamos en 1924 y el razonamiento de stalin es ya un error mayúsculo, en la 1° contradicción se define acertadamente el imperialismo como la conjunción de trust a nivel planetario, entonces el razonamiento lógico es "sí el capital forma trust, los imperialismos pueden también formar un trust armado? y en la historia stalin tenía la prueba, en 1900 los imperialistas europeos y yanquis arremetieron contra china y la revuelta nacionalista de los boxers ¿que fue eso sino imperialistas coligados en un trust?, luego creer que los choques imperialistas provocarían situaciones revolucionarias es un error y una respuesta defensiva a la situación mundial, temor a luchar ideologicamente ya plantea stalin, el sello de su gobierno actitudes defensivas y un ahogo permanente que llevará al ahogo final.

    El capitalismo es la propiedad privada de los medios de producción y la anarquía de la producción. Predicar una distribución "justa" de la renta sobre semejante base es proudhonismo, necedad de pequeño burgués y de filisteo. No puede haber más reparto que en proporción "a la fuerza". Y la fuerza cambia en el curso del desarrollo económico. Después de 1871, Alemania se ha fortalecido tres o cuatro veces más rápidamente que Inglaterra y Francia. El Japón, unas diez veces más rápidamente que Rusia. No hay ni puede haber otro medio que la guerra para comprobar la verdadera potencia de un Estado capitalista. La guerra no está en contradicción con los fundamentos de la propiedad privada, sino que es el desarrollo directo e inevitable de tales fundamentos. Bajo el capitalismo es imposible el crecimiento económico parejo de cada empresa y de cada Estado. Bajo el capitalismo, para restablecer de cuando en cuando el equilibrio roto, no hay otro medio posible más que las crisis en la industria y las guerras en la política.
    Lenin, La consigna de los Estados Unidos de Europa

    Es indudable que la guerra ha creado la más grave de las crisis y acentuado increíblemente las calamidades de las masas. El carácter reaccionario de esta guerra, las mentiras desvergonzadas de la burguesía de todos los países, que disimula sus objetivos de rapiña con una ideología "nacional", suscitan ineludiblemente, en la situación revolucionaria objetiva que se ha creado, un espíritu revolucionario entre las masas.
    Lenin, capítulo I, El socialismo y la guerra



    La tercera contradicción es la existente entre un puñado de naciones "civilizadas" dominantes y centenares de millones de hombres de las colonias y de los países dependientes. El imperialismo es la explotación más descarada y la opresión más inhumana de centenares de millones de habitantes de las inmensas colonias y países dependientes. Extraer superbeneficios: tal es el objetivo de esta explotación y de esta opresión. Pero, al explotar a esos países, el imperialismo se ve obligado a construir en ellos ferrocarriles, fábricas, centros industriales y comerciales. La aparición de la clase de los proletarios, la formación de una intelectualidad del país, el despertar de la conciencia nacional y el incremento del movimiento de liberación son resultados inevitables de esta "política". El incremento del movimiento revolucionario en todas las colonias y en todos los países dependientes, sin excepción, lo evidencia de modo palmario. Esta circunstancia es importante para el proletariado, porque mina de raíz las posiciones del capitalismo, convirtiendo a las colonias y a los países dependientes, de reservas del imperialismo, en reservas de la revolución proletaria.

    La explotación mundial genera la rebelión mundial,obvio, pero no todos en el mismo tiempo e instante, luego ¿a que se refiere stalin con esta 3° contradicción?, ¿que leninismo hay en esta explicación? será que subliminalmente se indica la inutilidad de la 3° internacional, y lógico sí los pueblos caminan en tiempos y ritmos diferentes la revolución es una secuencia mundial separada por periodos, y es de avances y retrocesos, lenin en su "Imperialismo fase superior del capitalismo" así lo entiende y lo explica; los pueblos del africa o sudamérica van rezagados respecto de los de europa pero ya Lenin vislumbra que no necesariamente el proletariado industrial crea las condiciones revolucionarias también otros segmentos pueden crearla, Lenin se percata que la revolución es producto de la explotación pero que la revolución en sí no tiene manuales, ni procedimientos, ni métodos únicos y de allí que sabiamente razonara "cada pueblo hace su revolución", pero y stalin en que estaría pensando.

    ¿Dónde empezará la revolución?, ¿dónde podrá romperse, en primer lugar, el frente del capital?, ¿en qué país?

    Allí donde la industria esté más desarrollada, donde el proletariado forme la mayoría, donde haya más cultura, donde hay más democracia, solían contestar antes.

    No, objeta la teoría leninista de la revolución, no es obligatorio que sea allí donde la industria esté más desarrollada, etc. El frente del capital se romperá allí donde la cadena del imperialismo sea más débil, pues la revolución proletaria es resultado de la ruptura de la cadena del frente mundial imperialista por su punto más débil; y bien puede ocurrir que el país que haya empezado la revolución, el país que haya roto el frente del capital, esté menos desarrollado en el sentido capitalista que otros países, los cuales, pese a su mayor desarrollo, todavía permanezcan dentro del marco del capitalismo.

    En 1917, la cadena del frente imperialista mundial resultó ser más débil en Rusia que en los demás países. Fue aquí donde se rompió, dando paso a la revolución proletaria. ¿Por qué? Porque en Rusia se desarrollaba una gran revolución popular, a cuya cabeza marchaba el proletariado revolucionario, que contaba con un aliado tan importante como los millones y millones de campesinos oprimidos y explotados por los terratenientes. Porque frente a la revolución se alzaba aquí un representante tan repulsivo del imperialismo como el zarismo, falto de todo ascendiente moral y que se había ganado el odio general de la población. En Rusia, la cadena resultó ser más débil, aunque este país estaba menos desarrollado en el sentido capitalista que Francia o Alemania, Inglaterra o los Estados Unidos, pongamos por caso.

    ¿Dónde se romperá la cadena en el próximo futuro? Volverá a romperse allí donde sea más débil. No está excluido que la cadena pueda romperse, por ejemplo, en la India. ¿Por qué? Porque en la India hay un proletariado joven, combativo y revolucionario, que cuenta con un aliado como el movimiento de liberación nacional, aliado indudablemente fuerte, indudablemente importante. Porque frente a la revolución se alza allí un enemigo de todos conocido, el imperialismo extranjero, privado de crédito moral y que se ha ganado el odio general de las masas oprimidas y explotadas de la India.

    También es perfectamente posible que la cadena se rompa en Alemania. ¿Por qué? Porque los factores que actúan, por ejemplo, en la India, empiezan a actuar también en Alemania; y se comprende que la inmensa diferencia entre el nivel de desarrollo de la India y el de Alemania no puede dejar de imprimir su sello a la marcha y al desenlace de la revolución en Alemania.
    Stalin, capítulo III, Los fundamentos del leninismo

    Solo una clase determinada, a saber, los obreros urbanos y en general los obreros fabriles, los obreros industriales, están en condiciones de dirigir a toda la masa de trabajadores y explotados en la lucha por derrocar el yugo del capital, en el proceso mismo de su derrocamiento, en la lucha por mantener y consolidar el triunfo, en la creación del nuevo régimen social, del régimen socialista, en toda la lucha por la supresión completa de las clases.
    Lenin, Una gran iniciativa



    Erazmo, ¿realmente es necesario tergiversar a Lenin y a Stalin para criticar a este último? Deja de hacer trolling, por favor.


    Última edición por Shenin el Mar Mayo 17, 2011 11:04 pm, editado 1 vez

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Erazmo el Mar Mayo 17, 2011 11:04 pm

    Shenin escribió: ¿Erazmo, ¿realmente es necesario tergiversar a Lenin y a Stalin para criticar a este último? Deja de hacer trolling, por favor.?

    R; ¿tergiversar?, ¿donde?, dejé el link del texto para quién quisiera leerlo lo hiciése; tomé las tres contradicciones, del 1ª capítulo sobre los orígenes históricos del leninismo (según stalin), y las sometí a crítica, y para ello no hice alusiones a otros textos de stalin o lenin, así como vos lo haceís.

    A partir del propio texto, que debièra sustentarse por sí mismo, hice la crítica y bastante objetiva pretendo:

    1) Stalin no reconoce hechos históricos como el comienzo de la revolución china, a partir de la rebelión boxer hechos contemporáneos a este texto, luego ¿cual es la tergiversación?
    2) No menciona que Lenin hace un distingo entre imperialismos desarrollados como el anglo-yanqui y el ruso ¿donde está el trolling?
    3) No hace alusión que la explotación planetaria del capitalismo genera rebelión, pero que esta no se materializa en todos los lugares al mismo tiempo e instante, observación hecha incluso por Marx planteada en el texto "La comuna de parís", y del propio Lenin en su folleto "Imperialismo, fase superior del capitalismo", ¿donde estoy tergiversando?.

    Luego quién hace trolling Shenin, vos o Erazmo.

    Y lo más lamentable es caer en el insulto fácil, ¿charlatán? ¿porque? por tener una óptica diferente me debeís insultar. Así no defendereís mejor a Stalin.


    Saludos Revolucionarios


    Última edición por Erazmo el Mar Mayo 17, 2011 11:10 pm, editado 1 vez

    Contenido patrocinado

    Re: "Informe Secreto" de Kruschev al XX Congreso del PCUS

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:38 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 12:38 pm