Feminismo y siglo XXI

Comparte
avatar
Anxe_Elard
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 24
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 07/04/2018

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por Anxe_Elard el Sáb Mayo 12, 2018 10:21 pm

Hago una última intervención para aclarar el tema de Beauvoir, pues tienes razón en que hasta ahora no lo he abordado directamente. Ya reconocí y aclaré un error de expresión en un mensaje referido a SS-18, y vuelvo a hacerlo en lo concerniente a esto. Con "mujer se hace, no se nace" (edito la frase porque, como bien apunta IonaYakir, me había confundido, involuntariamente, con el orden de las palabras. Esta es la frase original, y la que da sentido a mi explicación posterior, de la que no he editado nada), Beauvoir no está diciendo que no existan diferencias biológicas o genéticas entre el hombre y la mujer, lo que está haciendo es decir, de una manera pretendidamente poética, que muchos de los comportamientos y actitudes que se le confieren a la mujer y la relegan a ser una "ciudadana de segunda" y a mantenerla oprimida son producto de un legado histórico y social, pero han sido objetivados hasta el punto de poseer una falsa apariencia de biológicos (que no quiere decir, una vez más, que no identifique diferencias biológicas).

Si Beauvoir hubiese profundizado aún más en su análisis, quizá hubiera descubierto el origen de este fenómeno, esto es, las relaciones de producción y la división social y sexual de trabajo.


Última edición por Anxe_Elard el Dom Mayo 13, 2018 1:03 pm, editado 1 vez
avatar
IonaYakir
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2394
Reputación : 2744
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Localización : Incierta

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por IonaYakir el Dom Mayo 13, 2018 4:02 am

Anxe_Elard escribió:Con "mujer se nace, no se hace", Beauvoir no está diciendo que no existan diferencias biológicas o genéticas entre el hombre y la mujer, lo que está haciendo es decir, de una manera pretendidamente poética, que muchos de los comportamientos y actitudes que se le confieren a la mujer y la relegan a ser una "ciudadana de segunda" y a mantenerla oprimida son producto de un legado histórico y social, pero han sido objetivados hasta el punto de poseer una falsa apariencia de biológicos (que no quiere decir, una vez más, que no identifique diferencias biológicas).

Si Beauvoir hubiese profundizado aún más en su análisis, quizá hubiera descubierto el origen de este fenómeno, esto es, las relaciones de producción y la división social y sexual de trabajo.

Tal vez no te des cuenta, pero estás admitiendo que el concepto de Beauvoir no es materialista ya que no posee ninguna profundización cientifica en lo que son las relaciones de producción. Sabes quien si lo hace? Federici. Lo hace bien o mal? Es materialista Federici? Las materialistas eran Luxemburgo, Kollontai, y no eran feministas eran comunistas, por eso eran materialistas. Esto es básico, pero a los defensores de la nueva izquierda hay que explicarles lo obvio. La frase de Beauvoir no es "mujer se nace, no se hace" como dice malintencionadamente alex, sino "mujer se hace, no se nace", se trata de una insistencia en cambiar de sentido totalmente el concepto para hacer encajar estos analisis con el marxismo. Lo mismo la "interpretación" propia que se hace de lo que "realmente" decia Beauvoir la abusadora de niños y defensora de la pedofilia. ¿Hay o no hay ideologia de genero en el concepto de Simone? Si no es materialista ¿que es? Esto es lo obvio, y hay que explicarlo, porque hay toda una marea de izquierdistas completamente perdidos con estos temas. El camarada "jose" dice que no es necesario refutar la ideologia queer, pero le da la razón a un sujeto que defiende esta ideologia y la trata de hacer pasar por materialismo. Es más, el mismo hilo defiende la idea de que "el sujeto de la revolucion es la mujer". Y se debate contra los que criticamos esto. Increíble. Y el problema con estas corrientes no es que "no coincidan" con el marxismo-leninismo. Hay muchas teorias anticientificas que no coinciden con el marxismo y a nadie le importa. La astrologia no coincide con el marxismo ¿y? La teoria del triangulo de las vermudas no coincide con el marxismo. ¿Cual es la diferencia con las ideologias de genero y el multiculturalismo? Es que es la ideologia dominante, son politicas publicas de los Estados, sus teorias oscurantistas se enseñan en todas las universidades de occidente, y rigen en todos los partidos politicos burgueses y de izquierda. Eso es hegemonia, contra eso se lucha, hay compañeros que están infestados de esta ideologia, y hay otros que están totalmente fuera del mapa, quedaron obsoletos o por lo menos no se preocupan en estudiar el contexto.

avatar
El diccionario rojo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 332
Reputación : 411
Fecha de inscripción : 25/04/2017

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por El diccionario rojo el Dom Mayo 13, 2018 9:49 am

Buenas a todos;

SlavaCCCP escribió:Cómo desde este foro se ha dado altavoz a opiniones totalmente reaccionarias, paleolíticas y conspiranoides, dando cabida a postulados absurdos, fantasiosos y conspiranoicos, rozando el nazismo (alguno sabrá de qué usuario hablo, honestamente ni me acuerdo de su nombre, pero da vergüenza ajena leerlo). Lo sé, muy poco marxista y elaborado este "análisis" (si es que se le puede llamar así) que estoy haciendo. La verdad es que no escribo con ánimo de abrir un debate sesudo, si no tal vez como una mera opinión propia, o lo que yo quisiera que fuese una llamada de atención, pero que como comunista que me considero no puedo dejar pasar, y es simplemente hacer una mera observación:

Esto es algo en el que me uno a varios camaradas al respecto y comparto contigo: creo que la derecha alternativa y posmodernista está comiendo terreno analítico a la izquierda y muchas veces, eso hace que los propios marxistas tomen su análisis y lo utilicen como herramienta de agitación propia mientras lo que se hace es inflar e inflar las filas del derechismo más reaccionario, ultra-conservador y bastante próximo al filo-fascismo. Ejemplos claros los encontramos en J. Dobbs, Esto no es normal TV, Un tio blanco hetero entre muchos otros:





SlavaCCCP escribió:La mujer es el sujeto revolucionario del siglo XXI.

El sexo en sí no representa ningún sujeto revolucionario, y como bien se ha dicho, el sujeto revolucionario, actualmente oprimido y que está dialécticamente destinado a derrocar a la burguesía es el proletariado, indistintamente del sexo. Decía Kollontai:

Extracto de A. Kollontai de su obra El día internacional de la mujer:
A. Kollontai en El Día Internacional de la Mujer:
Tras la experiencia de la Revolución de Octubre rusa, resulta claro para todas las mujeres trabajadoras de Francia, Inglaterra y otros países que solo la dictadura de la clase obrera, solo el poder de los soviets, puede garantizar la igualdad completa y absoluta. La victoria final del comunismo derribará las centenarias cadenas de represión y falta de derechos. Si la tarea del Día Internacional de la Mujer Trabajadora fue antes la lucha por el derecho al voto de la mujer frente a la supremacía de la burguesía en los parlamentos, la clase obrera tiene ahora una nueva tarea: organizar a las mujeres trabajadoras en torno a los eslóganes de lucha de la Tercera Internacional. En lugar de participar en el trabajo del parlamentarismo burgués, escuchad el llamado de Rusia:

“¡Mujeres trabajadoras de todos los países! ¡Organizad un frente proletario unido contra aquellos que saquean el mundo! ¡Abajo con el parlamentarismo de la burguesía! ¡Damos la bienvenida al poder soviético! ¡Fuera las desigualdades sufridas por los hombres y las mujeres trabajadoras! ¡Lucharemos con los trabajadores por el triunfo del comunismo mundial!”

Fuente: pincha aquí

Extracto de F. Engels en su obra Principios del comunismo:

F. Engels en Principios del Comunismo escribió:I. ¿Qué es el comunismo?

El comunismo es la doctrina de las condiciones de la liberación del proletariado.

II. ¿Qué es el proletariado?

El proletariado es la clase social que consigue sus medios de subsistencia exclusivamente de la venta de su trabajo, y no del rédito de algún capital; es la clase, cuyas dicha y pena, vida y muerte y toda la existencia dependen de la demanda de trabajo, es decir, de los períodos de crisis y de prosperidad de los negocios, de las fluctuaciones de una competencia desenfrenada. Dicho en pocas palabras, el proletariado, o la clase de los proletarios, es la clase trabajadora del siglo XIX.

Fuente: pincha aquí

Desde el marxismo, se nos instruye en materialismo dialéctico. Los sujetos revolucionarios están confinados en el juego material y dialéctico entre una clase opresora y oprimida, desde la antigüedad -salvando el Comunismo primitivo inicialmente- hasta día de hoy. La mujer, por el contrario, está presente en ambos sujetos dialécticos y puede representar tanto la opresión como un pilar destacado en la revolución y la lucha de clases.  

Se asocia a Lenin la frase: Sin ellas no habríamos ganado. Y lo que es cierto es que tanto fémina como varón son miembros y activos indispensables a lo largo de la historia y el proceder dialéctico.

Pablo13 escribió:Consignas con fraseología pequeñoburguesa y hueca de este tipo, y similares como "el empoderamiento de la mujer", exponen lo anteriormente dicho. Son solo eso, un eslogan sinsentido alguno, que repiten hasta el hartazgo, y apoyado con un marketing mediático 24/7.

Mas temprano que tarde, esta farsa del "empoderamiento" femenino, bajo el yugo capitalista, va a caer por su propio peso. Deberían darse cuenta en la marginalidad absoluta en la que están sumidos, totalmente aislados del pueblo. Todo para formar parte de una "lucha" ficticia, que no conduce a nada y que encima le sienta muy bien a la gran burguesia.

Decía el prócer Lenin:

Extractos de Lenin en El poder soviético y la posición de la mujer:

V. I. Uliánov (Lenin) en El poder soviético y la posición de la mujer escribió:

¡Abajo esas infames mentiras! No puede existir, no existe, ni existirá jamás “igualdad” entre opresores y oprimidos, entre explotadores y explotados. No puede existir, no existe, ni existirá jamás verdadera “libertad” mientras las mujeres se hallen trabadas por los privilegios legales de los hombres, mientras los obreros no se liberen del yugo del capital, mientras los campesinos trabajadores no se liberen del yugo del capitalista, del terrateniente y del comerciante.

Que los hipócritas y los mentirosos, los necios y los ciegos, los burgueses y sus secuaces, traten de engañar al pueblo con discursos sobre la libertad en general, la igualdad en general y la democracia en general.

Nosotros decimos a los obreros y a los campesinos: ¡arranquen la careta a esos mentirosos, abran los ojos de los ciegos!

Pregúntenles:

- ¿Existe igualdad entre un sexo y otro?

- ¿Entre una nación y otra nación?

- ¿Entre una clase y otra clase?

- ¿Libertad de qué yugo o del yugo de qué clase? ¿Libertad para qué clase?

Aquel que hable de política, de democracia y libertad, de igualdad, de socialismo, sin plantear estas cuestiones, sin darles prioridad, que no luche contra su ocultamiento, encubrimiento y disimulo, es el peor enemigo de los trabajadores, un lobo con piel de oveja, feroz adversario de los obreros y los campesinos, un lacayo de los terratenientes, de los zares y los capitalistas.

[...]

La República Soviética, la república de los obreros y campesinos, arrolló de un golpe con esas leyes y no dejó en pie ni una sola piedra de la torre de mentiras burguesas y de hipocresía burguesa.

¡Abajo esas mentiras! Abajo los mentirosos que hablan de libertad e igualdad para todos mientras existe un sexo oprimido, mientras existan clases opresoras, mientras existe la propiedad privada del capital y las acciones, mientras existe gente rica que utiliza sus excedentes de cereales para esclavizar al hambriento. Nada de libertad para todos, nada de igualdad para todos, sino lucha contra los opresores y los explotadores, eliminación de toda posibilidad de oprimir y explotar. ¡Esa es nuestra consigna!

¡Libertad e igualdad para el sexo oprimido!

¡Libertad e igualdad para los obreros y para los campesinos trabajadores!

¡Lucha contra los opresores, lucha contra los capitalistas, contra los kulaks especuladores!

Esa es nuestra consigna de lucha, esa es nuestra verdad proletaria, la verdad de la lucha contra el capital, la verdad que lanzamos a la cara del mundo del capital, con sus melosas, hipócritas y pomposas frases sobre libertad e igualdad en general, sobre libertad e igualdad para todos.

Fuente: pincha aquí


Lo cierto es que Lenin, como continuador declarado del marxismo y consciente de los privilegios del hombre que permanecen en el capitalismo tras la superación del feudalismo, reconoce y aclama abiertamente que el sexo oprimido -es decir, las mujeres- deben ser liberadas y empoderadas. Cuando se habla de empoderamiento no se puede hablar de posicionar a la mujer sobre el hombre como un objetivo a conseguir, sino dar poder -como su propio nombre indica- a la mujer que bajo el capitalismo vive las irregularidades sexistas que pueden permanecer hasta día de hoy. Empoderar al oprimido es concederle un estadio superior dialecticamente: eliminar las ventajas del varón en el capitalismo, de herencia feudal, y poner en igualdad a la mujer al hombre -burguesa o proletaria- es fundamental.

Si bien ambos sabemos que la división sexista dentro del proletariado puede dar lugar a desviaciones teórico-prácticas, se debe hablar claramente y sin tapujos del claro beneficio que vive el hombre sobre la mujer en la sociedad capitalista.

Por supuesto, uno podrá aludir que el capitalismo que vio y experimentó Lenin ha cambiado y que su óptica ya no sirve, que la mujer ahora es totalmente igual al hombre, que no hay que centrarse en denunciar la desigualdad entre sexos, sino que lo fundamental es empoderar al proletariado en su conjunto ya que la mujer ya no está tan oprimida como antes..., sin embargo, yo, por honestidad intelectual, debo diferir contigo y debo posicionarme a favor de las tesis de Lenin, que no es más que un análisis dialéctico dentro de las dinámicas sociales. Esto se explica muy bien citando a F. Engels en El origen de la familia y la propiedad privada:

Extractos de F. Engels en El origen de la familia y la propiedad :

F. Engels escribió:El estudio de la historia de la familia comienza en 1861, con el Derecho materno de Bachofen. El autor formula allí las siguientes tesis: 1) primitivamente los seres humanos vivieron en promiscuidad sexual, a la que Bachofen da, impropiamente, el nombre de heterismo; 2) tales relaciones excluyen toda posibilidad de establecer con certeza la paternidad, por lo que la filiación sólo podía contarse por línea femenina, según el derecho materno; esto se dio entre todos los pueblos antiguos; 3) a consecuencia de este hecho, las mujeres, como madres, como únicos progenitores conocidos de la joven generación, gozaban de un gran aprecio y respeto, que llegaba, según Bachofen, hasta el dominio femenino absoluto (ginecocracia); 4) el paso a la monogamia, en la que la mujer pertenece a un solo hombre, encerraba la transgresión de una antiquísima ley religiosa (es decir, el derecho inmemorial que los demás hombres tenían sobre aquella mujer), transgresión que debía ser castigada o cuya tolerancia se resarcía con la posesión de la mujer por otros durante determinado período

[...]

Así, pues, según Bachofen no fue el desarrollo de las condiciones reales de existencia de los hombres, sino el reflejo religioso
de esas condiciones en el cerebro de ellos, lo que determinó los cambios históricos en la situación social recíproca del hombre y de la mujer

[...]

No es mejor el Estado de cosas en cuanto a igualdad jurídica del hombre y de la mujer en el matrimonio. Su desigualdad legal, que hemos heredado de condiciones sociales anteriores, no es causa, sino efecto, de la opresión económica de la mujer. En el antiguo hogar comunista, que comprendía numerosas parejas conyugales con sus hijos, la dirección del hogar, confiada a las mujeres, era también una industria socialmente tan necesaria como el cuidado de proporcionar los víveres, cuidado que se confió a los hombres. Las cosas cambiaron con la familia patriarcal y aún más con la familia individual monogámica. El gobierno del hogar perdió su carácter social. La sociedad ya no tuvo nada que ver con ello. El gobierno del hogar se transformó en servicio privado; la mujer se convirtió en la criada principal, sin tomar ya parte en la producción social. Sólo la gran industria de nuestros días le ha abierto de nuevo —aunque sólo a la proletaria— el camino de la producción social. Pero esto se ha hecho de tal suerte, que si la mujer cumple con sus deberes en el servicio privado de la familia, queda excluida del trabajo social y no puede ganar nada; y si quiere tomar parte en la gran industria social y ganar por su cuenta, le es imposible cumplir con los deberes de la familia. Lo mismo que en la fábrica, le acontece a la mujer en todas las ramas del trabajo, incluidas la medicina y la abogacía. La familia individual moderna se funda en la esclavitud doméstica franca o más o menos disimulada de la mujer, y la sociedad moderna es una masa cuyas moléculas son las familias individuales. Hoy, en la mayoría de los casos, el hombre tiene que ganar los medios de vida, que alimentar a la familia, por lo menos en las clases poseedoras; y esto le da una posición preponderante que no necesita ser privilegiada de un modo especial por la ley. El hombre es en la familia el burgués; la mujer representa en ella al proletario. Pero en el mundo industrial el carácter específico de la opresión económica que pesa sobre el proletariado no se manifiesta en todo su rigor sino una vez suprimidos todos los privilegios legales de la clase de los capitalistas y jurídicamente establecida la plena igualdad de las dos clases. La república democrática no suprime el antagonismo entre las dos clases; por el contrario, no hace más que suministrar el terreno en que se lleva a su término la lucha por resolver este antagonismo. Y, de igual modo, el carácter particular del predominio del hombre sobre la mujer en la familia moderna, así como la necesidad y la manera de establecer una igualdad social efectiva de ambos, no se manifestarán con toda nitidez sino cuando el hombre y la mujer tengan, según la ley, derechos absolutamente iguales. Entonces se verá que la manumisión de la mujer exige, como condición primera, la reincorporación de todo el sexo femenino a la industria social, lo que a su vez requiere que se suprima la familia individual como unidad económica de la sociedad.

Fuente: pincha aquí

Por lo que, oficialmente, la mujer en el capitalismo es explotada doblemente: por el patrón y por el modelo de relación patriarcal heredado del feudalismo, dándose por tanto un doble antagonismo, dentro del modelo de producción, y dentro del modelo de familia; amasar al proletariado asecas es un error analítico, pues mientras se dé la superestructura sostenida por la infraestructura capitalista y no cambie el modelo de familia, la mujer siempre será el sexo oprimido como apuntaba Lenin y sus reivindicaciones deben ser visibles y paralelas a las reivindicaciones de la clase obrera: ergo, no se debe generalizar al proletariado cuando dentro del proletariado se da la opresión sexista. Leyendo entre líneas -y como Engels se refiere clarísimamente a relaciones heterosexuales- podemos declarar claramente que un punto a resaltar es el heteropatriarcado.

IonaYakir escribió:Vamos a ver, para la teoría revolucionaria lo que importa no es si un individuo es hombre o mujer, no importa su orientación sexual, su etnia ni nada de eso, lo que importa es su lugar en la producción material de la sociedad.

Esto es falso, y se ha demostrado anteriormente. Como no conozco toda la bibliografía marxista, te invito -y te lo agradecería enormemente- que me citaras alguna corrección o puntualización dentro de la teoría marxista que refute, corrija o puntualice lo anteriormente. El antagonismo entre sexos sigue vigente en el capitalismo, inclusive dentro del proletariado.

IonaYakir escribió:¿Por qué muchas personas de izquierda aceptan estas teorias sin cuestionar?

La izquierda no está tan unificada como la derecha y hay un abismo bastante claro entre socialdemócratas, marxistas-leninista o anarco-comunistas -por poner un ejemplo-. Incluso dentro del marxismo podemos encontrar a luxemburguistas, leninistas, revisionistas...; ¡es más! inclusive dentro del marxismo-leninismo soportes de Trotsky y Stalin se debaten sobre la legitimidad de las siglas y quién es el más próximo al leninismo.

Si debates con un socialdemócrata, verás que su método de análisis no es el que podría utilizar un marxista-leninista-hoxhaísta o un marxista-leninista-trotskista y ambos, pueden diferir desde el poco a llamarse "herejes entre sí". Si tú buscas, desde el marxismo, superar determinadas líneas, lo que debes hacer es acudir al marxismo, al marxismo teórico: el de Marx, Engels y Lenin, a su bibliografía, sus discursos y sus análisis. La caída de las tesis -o antítesis- de muchos fácilmente pueden ser dadas cuando acudimos a la bibliografía revolucionaria; como un dogma, uno puede decir: si cumples X, haces Y y piensas Z entonces perteneces a la Santísima Iglesia del Marxismo-Leninismo, sin embargo, sin juicio y de forma dogmática muchos se lanzan -no lo digo por ti especialmente- al yo soy marxista-leninista y tu pensamiento aparentemente es pequeñoburgués sin un juicio crítico en base a la teoría y a la práctica histórica. No creo que sea constructivo mezclar opiniones personales y darlas como análisis marxistas sin hablar de los teóricos del marxismo, y sin desarrollar el pensamiento de aquellos que criticas y por qué el marxismo estaría en contra de este u otro autor.

En definitiva, la base de la argumentación lógica va precedida de un conjunto de proposiciones que dan lugar a una conclusión. En la lógica informal, muchas veces se pueden caer en falacias, y estas falacias se dan no tanto por la conclusión, sino por el origen de las proposiciones en sí.

IonaYakir escribió:Marx entendió que las fuerzas revolucionarias de la historia son las clases sociales, como demostraron todas las revoluciones sociales en miles de años de civilización. En cambio el “post-modernismo” nos dice que la vanguardia revolucionaria son los intelectuales, las feministas, estudiantes, transexuales, gays, negros, islámicos, etc.  en fin, es un uso muy claro de lo que son las “minorías”, el problema es que lo presentan en oposición a las mayorías sociales que son dejadas inocentemente a la derecha. Y son dejadas a la derecha desde el momento en el que se acusa a las masas trabajadoras de “machistas”, “homofóbicas”, “transfobicas”, dicen que los obreros son “xenofogos”, los tratan de atrasados culturalmente, de falta de sofisticación intelectual, los acusan de explotar sus privilegios “cis genero” , etc. Son espantamasas y eso explica en buena parte el crecimiento cada vez mas imparable de la extrema derecha alternativa.

Supongo que aquí te refieres a la izquierda posmoderna, más que al posmodernismo como movimiento general asociado a ideologías políticas, especialmente porque la derecha alternativa rompe los métodos de acción de la derecha clásica y fascista para moverse hacia soluciones o bien centristas, o bien reformistas de carácter ultra-conservador, sin perder la esencia centrista que caracteriza los movimientos sociales del siglo XXI, o bien para llegar a las masas, o bien porque como muchos en la izquierda, han querido romper con los estadios más evolucionados de su ideología.

¿Podrías citar qué partido político/organización/colectivo/asociación/... dentro del marxismo, marxismo-leninismo o simplemente la izquierda llama a todas estas minorías como vanguardia en sí y no para sí? Realmente me provoca mucha curiosidad cómo formulan sus supuestas tesis al respecto y me gustaría leer más al respecto, especialmente con respecto a los musulmanes como "vanguardia".

Las minorías representan el poder real, o la aproximación real de muchos partidos transversales a lo largo del mundo especialmente en Europa, ya sea en la izquierda o la derecha hacia el poder. Esto no es nada nuevo.

Estoy de acuerdo que muchas personas están mirando hacia la derecha alternativa cada vez más, y en especial, como una ideología política que surge de internet y ha significado un antes y un después en países como Estados Unidos y la elección de Donald Trump como el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos. Empero, no estoy de acuerdo contigo en que la defensa de las minorías por parte de la izquierda más transversal sea el causante de este abultamiento. Yo identifico esta polarización en la inmigración, el terrorismo o la crisis del 2008, entre otros factores.

IonaYakir escribió:Con el materialismo todo marxista formado sabe y entiende que, por ejemplo en la naturaleza todos los cambios que se producen, son tales que todo lo que se le saca a un cuerpo se le agrega a otro. Si la materia disminuye en un lugar, aumenta en otro. Lo mismo pasa en la sociedad. Si se desplaza a una fuerza politica, otra fuerza ocupa su espacio. Si la izquierda abandona por completo a la clase trabajadora, ésta queda a merced de la derecha que va a ocupar ese espacio físico que deja la izquierda en lo que es el terreno de la acción y de las ideas para la proyección de fuerzas por parte de la reacción.

Creo que te olvidas del centrismo, el verdadero ganador tanto en la derecha como en la izquierda en los tiempos que corren:

Extracto de J. Stalin en Sobre algunas cuestiones de la historia del bolchevismo:

J. Stalin en Sobre algunas cuestiones de la historia del bolchevismo escribió:Estimados camaradas:

Protesto enérgicamente por la publicación, en la revista Proletárskaia Revolutsia[1](núm. 6, 1930), del artículo antipartido y semitrotskista de Slutski Los bolcheviques a pro pósito de la socialdemocracia alemana en el período de su crisis de anteguerra como artículo de discusión.

Slutski afirma que Lenin (los bolcheviques) menospreciaba el peligro del centrismo en la socialdemocracia alemana y, en general, en la socialdemocracia de anteguerra, es decir, menospreciaba el peligro del oportunismo encubierto, el pe ligro de conciliación con el oportunismo. Dicho de otra manera, resulta, según Slutski, que Lenin (los bolcheviques) no sostuvo una lucha implacable contra el oportunismo, puesto que menospreciar el centrismo significa, en el fondo, renun ciar a la lucha abierta contra el oportunismo. Resulta, de esta manera, que Lenin, en el período anterior a la guerra, no era todavía un auténtico bolchevique, que hasta el período de la guerra imperialista, más aún, hasta el fin de esta guerra, Lenin no se hizo un auténtico bolchevique.

Esto es lo que sostiene Slutski en su artículo. Y vosotros, en vez de condenar a este "historiador" de nuevo cuño como calumniador y falseador, os enzarzáis en una discusión con él, le dais tribuna. No puedo dejar de protestar por la publicación, en vuestra revista, del artículo de Slutski como artículo de discusión, puesto que el bolchevismo de Lenin, si Lenin sostuvo o no una lucha implacable de principios contra el centrismo como determinado aspecto del oportunismo, si Lenin fue o no un verdadero bolchevique, son cosas que no cabe someter a discusión.

[...]

Todo el mundo sabe que el leninismo nació, creció y se fortaleció en lucha implacable contra el oportunismo de toda laya, incluidos el centrismo en el Occidente (Kautsky) y el centrismo en nuestro país (Trotski y otros). Esto no lo pueden negar ni siquiera los enemigos declarados del bolchevismo

Fuente: pincha aquí

Anxe_Elard escribió:Ciertamente, SlavaCCCP, las posiciones de gran parte de los usuarios activos de este foro respecto del feminismo (y no únicamente respecto de él), distan mucho de ser las de un marxista consecuente y no hacen sino reflejar una profunda tara en las labores de crítica, autocrítica y análisis.

Hago un llamado a través del compañero Anxe a que me critique encarnizadamente -pero de buen rollo, entre camaradas, no me comáis, jaja-; que al fin y al cabo es la mejor forma que he encontrado de aprender.

Pablo13 escribió:El termino "hegemonico" refiere a la posición dominante del feminismo moderno. Es dominante, porque tiene una influencia directa e indirecta sobre el resto de las vertientes feministas. La estructura de la tercera ola feminista, es posmoderna.

No sé si te has dado cuenta, pero esto es una contradicción. O una corriente es moderna -inspirada en el modernismo iluminista- o ha superado las sólidas ideas del modernismo iluminista para dar lugar al posmodernismo. Supongo que con feminismo moderno te refieres al feminismo contemporáneo. El feminismo posmoderno o contemporáneo no deja de ser un desarrollo más completo y conciso del feminismo burgués. Dialecticamente no podemos hablar de dos feminismos emanados de la superestructura de la infraestructura capitalista, sino de uno evolucionado del mismo sistema económico: el capitalismo.  

La antítesis sin una síntesis no es dialéctico. La crítica sin una superación teórica objetiva lo único que refuerza es a la corrientes más conservadoras y reaccionarias del capitalismo que renegaron en un inicio del feminismo burgués. La antítesis sin otra negación es un paso intermedio y un camino incompleto que entrega la hegemonía analítica y resolutivo a la derecha más avispada hoy día. La crítica sin un desarrollo teórico-práctico emanado del materialismo dialéctico y la superación del feminismo burgués por uno marxista y de clase es empezar algo que aún no ha terminado. La crítica no resolutiva puede ser incluso perjudicial.  

El movimiento feminista es tan variado como lo es la izquierda. Lo curioso es que desde la derecha y la antedicha derecha alternativa, todo lo que sea mínimamente de izquierda o progresista, ya está influenciado o pertenece a los tentáculos del marxismo-leninismo bolchevique soviético estalinista -y alguno hasta añadiría "sionista" también-. Renegar del feminismo o del movimiento feminista porque se puede percibir una corriente mayoritaria -que yo me muestro escéptico- ni es la solución ni va a hacer que el problema persista.

No debemos extrañarnos que la inmensa mayoría que critican a las variantes contemporáneas del feminismo sean en su inmensa mayoría hombres, hombres que más que buscar refutar o superar estas corrientes, lo que tienen es una hinchazón en la boca porque se han picado comiendo ajos, porque les incomoda que se tambalee el actual sistema patriarcal y las costumbres con las que se han criado, generalmente judeocristianas, monógamas y de cosificación a la mujer. Al ejemplo: en el vídeo de J. Dobbs Preguntas de feministas a hombres (contestadas por una mujer) traducido de Shoe0nHead, lo normal es:







Supongo que si lo hubiese dicho una gorda, fea, baja, no maquillada, con voz de Darth Vader y calva -por añadir más al kit- no sería para tanto, no tendría la repercusión que tiene, o no se la querrían llevar a la cama. Más que indagar en la realidad de las cosas, lo que parezco ver es que la mayoría -hombres- que acuden a estos vídeos y estas críticas a un argumentario estúpido es para protegerse de una crítica a sus privilegios sexistas -ya nombrados por Lenin y Engels- en el capitalismo y el modelo de familia derivado de este por herencia feudal y que requiere de una más profunda reflexión que pueda erradicar al hombre como cabeza dominante de la familia y además, vaya en contra de sus intereses pequeñoburgueses, o el eterno onanismo de soñar con tener miles de millones y vivir, justamente, como vive un burgués -porque eliminado el poder, queda eliminada la oportunidad de imitación-.

SS-18 escribió:
Así pues, la familia es otra de las superestructuras a eliminar con el capitalismo.
Y esto es un decreto anarcotrosco ultrarevolucionario e izquierdista.

SS-18, me dejas de piedra: Lenin y Engels -y por lo general, el marxismo- son unos anarotroscos ultrarrevolucionarios e izquierdista y no me he enterado.

SS-18 escribió:Los Bolcheviques legalizaron la Homosexualidad y el Aborto, para luego ilegalizarlo. Quien marca los tiempos no son la comprensión del origen de la familia, si no el desarrollo cultural, psicologico y material de las mayorias sociales que son las que sustentan las fuerzas revolucionarias y el forzar la disociación con los intereses de las mayorías, envia a la izquierda y a las fuerzas revolucionarias directamente a la marginalidad, como reptiro, ocurre con los anarcotroscos y a la izquierda contaminada por ideologias pequeñoburguesas que precisamente evitan cualquier interes por desarrollar trabajo con la clase obrera.

Con bolcheviques que volvieron a ilegalizar la homosexualidad, te refieres a Stalin, y con Stalin, nos referimos a un sujeto histórico que acertó en algunas cuestiones y falló estrepitósamente en otras: la recriminación de los homosexuales fue, sin duda, una de ellas. Lo que si fue realmente interesante es que incluso tras la muerte de Stalin, la homofobia siguió presente en la Unión Soviética y a niveles educativos, permaneció como un tabú -ya que la homosexualidad de iure conllevaba penas de prisión- hasta la disolución de la Unión e incluso tras esta, se puede ver de forma clara una represión a los colectivos LGTB en Rusia.

Si bien puedo llegar a compartir contigo que la vanguardia revolucionaria debe acercarse a las masas obreras con terminología que puedan entender y acercarse más aún a sus problemas cotidianos, el desarrollo de la teoría es indispensable. Si bien Lenin era un excelente comunicador y el Partido Bolchevique hizo una gran labor de conciencia social, ni Lenin, ni muchos de sus compañeros dejaron de escribir sobre altas cuestiones intelectuales, y menos debatirlas.

SS-18 escribió:Si los Bolcheviques se hubiesen dedicado a atacar las concepciones culturales tradicionales de la clase obrera como hace el feminismo posmo, habrían sido arrasados por los NAZIS o antes durante las contrarevoluciones. Si los revolucionarios Cubanos se hubiesen dedicado a atacar las concepciones tradicionales con las que sentia implicación emocional la mayoria del pueblo cubano, no habrían llegado ni a la primera arboleda de la falda de Sierra Maestra.

Sin lugar a dudas, la lucha dialéctica dentro del partido: una locura, la base misma de la guerra. Por supuesto, lo sensato fue invadir territorio finlandés y mandar a centenares de miles a la muerte con estrategias medievales; supongo que en vez de invertir en educación durante las décadas del periodo de entreguerras y acercar la teoría marxista a los más jóvenes para construir una sociedad comunista, lo preferible fue enviar a gulags a homosexuales a picar piedra. Si con Lenin el pueblo ruso se levantó en armas. ¿Por qué justificar ese retroceso reaccionario de Stalin hacia la homofobia? ¿Acaso hubo una marea popular en contra de los homosexuales tras las tesis y muerte de Lenin o es que la educación cristiano-ortodoxa de Stalin tuvo algo que ver en sus sesgos?

SS-18 escribió:Luego, les queda pensar que Stalin era un cabron granruso homofobo , machista y dictador fascista que traiciono a la revolución y sus conquistas, pero bueno, no hace falta explicaros entonces en qué trinchera os encontraríais repitiendo el mismo discurso anticomunista del izquierdismo de la cuartainternacional ¿no ?-

Las cosas siempre pudieron haberse hecho de otra manera y como asumimos que Stalin cometió errores -y muy graves- lo normal es criticarlos, ponerlos a debates -no en este hilo precisamente, pero a colación, te respondo- y no repetir sus errores. La crítica es lo más sano que hay en el marxismo, y nada en la realidad material es estático ni inevitable.  

Denunciar las tropelías de Stalin no te hace cuarto-internacionalista, justificar o suavizar sus errores te hace sectareo; porque..., reconozcámoslo, nadie es perfecto. (((Espero que a nadie se le haya caído el mito)))

IonaYakir escribió:Darle la razón a una persona que apenas se creo un perfil en el foro y lo primero que hace es negar el postmodernismo hegemónico y decir que lo que se critica de Simone de Beauvoir es en realidad “materialista” es un atropello total a la razón.

Una falacia ad hóminem en toda regla. ¿Qué tiene que ver que se haya creado un perfil nuevo con su conocimiento del marxismo? Yo, me inicié en el foro tras haberme leído el Manifiesto Comunista, muchas lecturas al foro y vídeos de YouTube, pero eso no significa que por ser nuevo en el foro sea síntoma de imprecisión o falta de formación.

IonaYakir escribió:Yo creo que “Jose” no conoce el debate, porque un marxista “ortodoxo” que toma semejante postura demuestra que no tiene la mas remota idea de lo que se está discutiendo en realidad.

¿Qué significa ser marxista ortodoxo? ¿Seguir a pies juntillas como si fuese una religión los escritos de los clásicos, sea error o no o por el contrario es la afirmación de la autocrítica, la honestidad intelectual y que mientras avance la historia, la materia siempre será dinámica y exigirá de análisis de acuerdo a nuevos tiempos y nuevas circunstancias materiales? No hablo aquí de revisar o reformar al marxismo; simplemente quiero recalcar lo cómico de hablar de un marxismo ortodoxo y aún no he visto ninguna mención a Marx, Engels, Lenin, Stalin u otros teóricos del marxismo sobre estos temas.

IonaYakir escribió:Que los "marxistas" culturales rebatan el último comentario de SS18 al que no vi cuando redacté mi mensaje, que mi intervención sirva a modo de anexo de las ideas y pareceres de las escuelas de pensamiento que estamos atacando.

¿Sabes que el término "marxismo cultural" fue creado por la derecha, extrema y alternativa, para criticar los efectos perjudiciales que tenía la consciencia de clase y el materialismo dialéctico sobre la superestructura capitalista? ¿Sabías también que desde la misma Wikipedia se cita lo siguiente?:



¿Sabías que el término fue utilizado para ir a la contra de la Escuela de Fráncfort por parte de intelectuales de derecha y que últimamente está siendo utilizado por la extrema derecha para atacar a toda izquierda, tanto progresista como más marxista? Y... ¿Sabías que muchas veces se relaciona el "marxismo cultural" con el "bolchevismo cultural" y que ambos son términos reaccionarios utilizados por reaccionarios?

Pablo13 escribió:El marxismo sera elitista porque quizás, la "intelectualidad marxista" tampoco ha hecho demasiado para cambiar esa realidad. Probablemente ese "obrerismo de izquierda" haya hecho mucho mas por la clase trabajadora, que los cuatro intelectuales marxistas que debaten puertas adentro, abstrayéndose cada vez mas de las necesidades reales del proletariado.

El marxismo es elitista como cualquier rama de conocimiento en la que se desee profundizar. El marxismo es más complicado aún porque engloba filosofía, historia, economía, sociología, política, entre otros campos. A día de hoy, la mayoría de personas, tendrán una fuerte inclinación a creer que el comunismo o el marxismo es, en resumen, catolicismo altruista, donde lo mío es tuyo, lo tuyo es mío, del vecino y de su prima.

Al igual que tú, yo también me encuentro en un largo proceso de formación; sin embargo, una de las cosas que he aprendido es que para enseñar marxismo, hay que estudiar marxismo: no hay otra. Muchas cuestiones tienen raíz económica y atañen al derecho y la compresión de base de postulados de muchos filósofos, como Hegel, Demócrito y economistas como Adam Smith o David Ricardo para otras cuestiones. La formación es clave, es fundamental, es la mitad y complemente indispensable para la práctica: y esto se nota mucha veces en la militancia política.

Hoy día, con el gobierno de las tecnologías, el formato audiovisual se ha convertido en lo instantáneo, en lo efímero, dejándose muchas veces de lado la formación escrita. Se nos hace más fácil ir a YouTube que leer, formarnos, pensar, hacer autocrítica parece difícil, o así lo veo yo.

IonaYakir escribió:Señalame en que texto los clásicos del marxismo leninismo hayan dicho que el genero no es binario. Dale. Una cita. No existe? Entonces no me trollees. Que me disculpen los camaradas pero el compañero es un mentiroso y un sofista. No estamos debatiendo algo histórico, esto es importante y se está manchando el debate apropósito.

Esto es una falacia de autoridad. No todo lo que digan los clásicos del marxismo es verdad o todo lo que callan es falso. Hay muchas cosas que los clásicos no han hablado porque la variedad de temas y asuntos que pueden ser polémicos o puestos a debate son infinitos.

IonaYakir escribió:Los errores que pudo haber cometido Marx no se aproximan en nada a las aberraciones que se nombraron

Por supuesto, Marx es dios o su profeta. Marx comete cosas suaves, no se ha equivocado ni ha errado de tal manera que se ha podido arrepentir. Muchas intimidades de K. Marx no las conocemos y aunque las conociéramos. ¿Qué tiene que ver la razón de sus palabras con lo que haya hecho en sus intimidades o de forma aparente? Y esto se refiere a todo y a todos, desde los posmodernistas, a los heggelianos pasando por los subjetivistas. De Foucault o Sartre no nos debería interesar sus apetitos sexuales sino lo que dijo y cómo lo que dijo se relaciona con la realidad. De Marx tomamos su obra, no su gusto al beber y al fumar compulsivo; de Lenin tomamos su gran elocuencia y labor revolucionario, no sus affaires o predilección por los mininos.

Si buscáis a Lenin o a Marx, sabed que estos dos están muertos y que jamás podrán seguir pensando y cambiando el mundo con sus mentes predilectas; sin embargo sus ideas han sido eternizadas y estas son guías y objeto de debate para, en última instancia, la liberación del proletariado de las cadenas que lo sujetan.

IonaYakir escribió:Todavía pide que no se critique a los filósofos sino sus ideas, como si no estuviéramos haciendo eso


No se nota. De hecho, permíteme ser escéptico con respecto a tu formación sobre los autores que criticas. Aún no he visto que nos hayas iluminado con tu conocimiento sobre la bibliografía de estos.

IonaYakir escribió:Tal vez no te des cuenta, pero estás admitiendo que el concepto de Beauvoir no es materialista ya que no posee ninguna profundización cientifica en lo que son las relaciones de producción

Supongo también que la mecánica cuántica, al no estar relacionada con los medios y sus relaciones de producción no son científicas. También, hemos de suponer que la medicina, la farmacología y en definitiva,  casi la totalidad del saber científico no son ciencia porque no tratan específicamente las relaciones de producción.

IonaYakir escribió:Las materialistas eran Luxemburgo, Kollontai, y no eran feministas eran comunistas, por eso eran materialistas

Deberías saber -si no lo sabes- que Lenin carga duramente contra Rosa Luxemburgo. No es por nada en concreto, es simplemente porque al ser tú un marxista ortodoxo, sabrás que el leninismo y el luxemburguismo distan en aspectos importantes. Algún hoxhaísta diría que era revisionista y según la temática general del hilo, no habría ni que leerla.

Tanto A. Kolontái como Luxemburgo eran feministas. Entendemos feminismo como el movimiento que busca la igualdad entre hombres y mujeres. Entendemos también que el feminismo debe ser pensado de forma dual, una para liberar a las mujeres de las dos clases, explotada y explotadora, y la otra, como una linea de análisis de clase que siendo inherente al análisis marxista ponga en tela de juicio el patriarcado como una forma de dominación más sostenida por la superestructura del régimen capitalista.

Extractos de Lenin en Las tareas del movimiento obrero femenino en la República Soviética:

V. I. Uliánov en Las tareas del movimiento obrero femenino en la República Soviética escribió:

Querría decir algunas palabras acerca de las tareas generales del movimiento obrero femenino en la República Soviética, tanto de las que guardan relación con el paso al socialismo en general, como de las que ahora se destacan en primer plano con una fuerza especial. El problema de la situación de la mujer, camaradas, ha sido planteado por el poder soviético desde el primer momento. Me parece que la tarea de todo Estado obrero en su paso al socialismo tiene un doble carácter. La primera parte de esta tarea es relativamente fácil y sencilla. Se refiere a las viejas leyes que colocaban a la mujer en una situación de inferioridad jurídica con respecto al hombre.

[...]

El poder soviético, como poder de los trabajadores, implantó legislativamente, ya durante los primeros meses de su existencia, los cambios más radicales con respecto a la mujer. La República Soviética no dejó piedra sobre piedra de las leyes que colocaban a la mujer en una situación de sometimiento. Y al decir esto me refiero en particular a las leyes que aprovechaban especialmente la situación más débil de la mujer, para privarla de derechos y colocarla con frecuencia en condiciones humillantes; es decir, a las leyes sobre el divorcio, los hijos ilegítimos y el derecho de la mujer a demandar judicialmente al padre del niño para que asegure su sustento.

Es precisamente en este campo, hay que decirlo, donde la legislación burguesa, incluso en los países más adelantados, se aprovecha de la situación de mayor debilidad de la mujer, para privarla de derechos y humillarla. Pues bien, el poder soviético, en este terreno, no ha dejado ni la sombra de las viejas leyes, leyes injustas e intolerables para los representantes de las masas trabajadoras. Y hoy podemos afirmar con todo orgullo y sin ninguna clase de exageración, que fuera de la Rusia soviética no hay país alguno en el mundo en que la mujer goce de plenitud de derechos y se halle libre de esas condiciones humillantes que resaltan de modo particularmente sensible en la vida cotidiana y familiar. Ha sido esta una de las primeras y más importantes tareas que hemos abordado.

[...]

Todavía la situación de la mujer sigue siendo penosa debido a sus tareas domésticas. Para lograr la total emancipación de la mujer y su igualdad real y efectiva con el hombre, es necesario que la economía nacional sea socializada y que la mujer participe en el trabajo general de producción. Entonces sí la mujer ocupará el mismo lugar que el hombre.

Claro está que aquí no hablamos de igualar a la mujer con el hombre en lo que se refiere a la productividad del trabajo, la cantidad de trabajo, la duración de la jornada, las condiciones de trabajo, etc.; sostenemos que la mujer no debe, a diferencia del hombre, ser oprimida a causa de su posición en el hogar. Todas ustedes saben que incluso cuando las mujeres gozan de plenos derechos, en la práctica siguen esclavizadas, porque todas las tareas domésticas pesan sobre ellas. En la mayoría de los casos las tareas domésticas son el trabajo más improductivo, más embrutecedor y más arduo que pueda hacer una mujer. Es un trabajo extraordinariamente mezquino y no incluye nada que de algún modo pueda contribuir al desarrollo de la mujer.

En la búsqueda del ideal socialista, luchamos por la realización total del socialismo, y en este camino se abre un amplio campo de acción para la mujer. Nos disponemos ahora a emprender concretamente la tarea de desbrozar el terreno para la construcción del socialismo, y la edificación de la sociedad socialista solo comienza allí donde, después de haber logrado la igualdad completa de la mujer, abordamos las nuevas labores junto a ella, libre y de esas faenas mezquinas, embrutecedoras e improductivas. Y estas labores nos ocuparán durante muchos, muchísimos años.

[...]

Y en este punto se debe contar con la participación de las mujeres trabajadoras, no solo las del partido, las que tiene un grado elevado de conciencia, sino también las sin partido y las menos concientes. El poder soviético abre aquí un amplio campo de actividades para la mujer trabajadora.

Fuente: pincha aquí

Siendo más exactos aún:

El día internacional de las obreras:

V. I. Uliánov en El día internacional de las obreras escribió:

Y no es posible incorporar las incorporar a las mujeres. Porque, bajo el capitalismo, la mitad femenina del género humano esta doblemente oprimida. La obrera y la campesina son oprimidas por el capital, y además, incluso en las republicas burguesas más democráticas no tienen plenitud de derechos, ya que la ley les niega la igualdad con el hombre. Esto, en primer lugar, y en segundo lugar -lo que es más importante-, permanecen en la "esclavitud casera", son "esclavas del hogar", viven agobiadas por la labor más mezquina, más ingrata, más dura y más embrutecedora: la de la Cocina y, en general, la de la economía doméstica familiar in­dividual.

La revolución bolchevique, soviética, corta las raíces de la opresión y de la desigualdad de la mujer tan pro­fundamente como no osó cortarlas jamás un solo partido ni una sola revolución en el mundo. En nuestro país, en la Rusia Soviética, no han quedado ni rastros de la desi­gualdad de la mujer y el hombre ante la ley. Una desi­gualdad sobremanera repulsiva, vil e hipócrita en el dere­cho matrimonial y familiar, la desigualdad en lo referen­te al niño, ha sido eliminada totalmente por el Poder soviético.

Esto constituye tan sólo el primer paso hacia la eman­cipación de la mujer. Pero ninguna república burguesa, aun la más democrática, se atrevió jamás a dar ni siquiera este primer paso. No se atrevió por temor ante la sacrosanta propiedad privada".

Fuente: pincha aquí

Extractos de A. Kolontái en Los fundamentos sociales de la cuestión femenina:

A. Kolontai en Los fundamentos sociales de la cuestión femenina escribió:

La consigna de “acceso a las profesiones” ha dejado de ser suficiente, y sólo la participación directa en el gobierno del país promete contribuir a mejorar la situación económica de la mujer. De ahí el deseo apasionado de las mujeres de la mediana burguesía por obtener el derecho al voto, y por lo tanto, su hostilidad hacia el sistema burocrático moderno.

Sin embargo, en sus demandas de igualdad política nuestras feministas son como sus hermanas extranjeras, los amplios horizontes abiertos por el aprendizaje socialdemócrata permanecen ajenos e incomprensibles para ellas. Las feministas buscan la igualdad en el marco de la sociedad de clases existente, de ninguna manera atacan la base de esta sociedad. Luchan por privilegios para ellas mismas, sin poner en entredicho las prerrogativas y privilegios existentes. No acusamos a las representantes del movimiento de mujeres burgués de no entender el asunto, su visión de las cosas mana inevitablemente de su posición de clase…

Fuente: pincha aquí

Por tanto y a raíz de las evidencias, podemos decir que ser comunista y feminista no son opuestos, sino recíprocos.

El problema es el mismo de siempre y el que he denunciado reiteradas veces: creo que generalizar al feminismo como determinados segmentos es contraproducente y totalmente dispar con la realidad material. Ni todas las feministas son de FEMEN, ni el feminismo en sí, desde su esencia, es contrario al comunismo, siendo incluso parte de él en sus objetivos: la igualdad entre el hombre y la mujer conseguida a través de los cambios en las relaciones de producción aunque construida incluso antes del socialismo-comunismo. Por supuesto, se entiende que la lucha no debe ser sectarea y/o individualista sino que debe englobarse en un movimiento revolucionario y como parte fundamental del análisis de la sociedad capitalista para su posterior destrucción como régimen histórico.

Cabe decir que A. Kolontái defendió la independencia de los sindicatos con respecto al partido. Muchos sindicatos y colectivos feministas pueden albergar proposiciones muy interesantes en el plano teórico-práctico en la lucha por la emancipación de la mujer del hombre, y ambos, de la clase burguesa. Aunque esto, ya es otra historia.
avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Dom Mayo 13, 2018 11:45 am

Excelente aporte, en mi opinión, el del camarada El Diccionario Rojo. Es difícil añadir algo más de valor desde la cosmovisión marxista-leninista a esa intervención sobre el tema del hilo, que no sobre el que Iona Yakir quiere forzar, me da la impresión de que a cualquier precio y por cualquier medio, a que sea el tema del hilo.

Aparece así, en este hilo, otro nuevo ejemplo de refutación y crítica marxista, fundada en el Materialismo DIALÉCTICO (que es el del Marxismo, y no el "Materialismo" a secas o en general) del Feminismo del siglo XXI, así como del de otros siglos; es decir, de ese Feminismo entendido en sus aspectos generales y comunes que lo identifican como un Movimiento con muy diversas corrientes, que algún que otro forero se niega aceptar que existe, como si el Marxismo y la Realidad fueran nominalistas en vez de materialistas dialécticos.

Me gusta este análisis TEÓRICO crítico-refutador, porque es realizado desde las exigencias mínimas de la refutación dialéctica, de modo que presenta y desarrolla los dos aspectos contradictorios del objeto de refutación y concluye mostrando, una vez más, que el Comunismo, lejos de ser el "enemigo" del Feminismo (Queer, posmodernista o de cualquier otra variedad pasada, presente y futura) o su contraparte, es la única síntesis dialéctica superadora de la base material (con la Materia entendida como Dialéctica, que es lo propio del Marxismo) de todas las contradicciones materiales propias de las sociedades clasistas, entre las que se encuentra la de la división y opresión sociales sobre la base del sexo de las personas, como parte inseparable del sistema que, en su funcionamiento, debido a sus misma naturaleza clasista, reproduce bajo innumerables formas y crecientemente dichas división y explotación sociales de unas personas sobre otras.

En resumen: cumple todos los requisitos mínimos de la metodología de crítica y de refutación marxistas, sin saltarse a la torera una base tan fundamenteal como es el uso de la concepción dialéctica de la realidad, que es material y sólo material y, por ello, dialéctica.

Es lo que echo en falta en las críticas que he criticado y observo, con mayor o menor detalle y desarrollo, en las que apoyo y secundo, como ésta del compañero El Diccionario Rojo, aún siendo consciente que, incluso éstas, no están exentas de deficiencias, que pueden irse superando en un proceso de lucha de líneas entre camaradas.

Evidentemente, habrá quien se muestre de acuerdo, en desacuerdo (o le dé igual) con esta concepción de este tema de la enorme diferencia que hay en su potencial revolucionario entre un análisis crítico o una refutación hechos desde la base del Materialismo Dialéctico de verdad, el que de verdad defiende y forma parte intrínseca del Marxismo, y otro hecho desde otra base o desde el Materialismo entendido de otras maneras que se creen, bienintencionadamente o no, dialécticas y marxistas sin serlo realmente.

Pero eso, la verdad es que no me preocupa una vez que ya han quedado en este hilo expresados, a la vista de quienes se tomen la molestia de leer el hilo entero, varios ejemplos de análisis marxistas bastante correctos del tema del hilo, frente a otros llamativamente incorrectos por carecir de dicha base, aunque todos aquí estemos de acuerdo en que el Feminismo de cualquier clase, rama o corriente, como tal y por sí, como movimiento separado de la ideología y el movimiento político y de masas del Marxismo-leninimo, jamás conseguirá los fines de erradicación del Patriarcado y del Machismo que persigue, así como tampoco el de la liberación de las mujeres de la opresión extra que padecen bajo dichas taras, propias de las sociedades clasistas, que se suman a todas las demás opresiones comunes tanto a hombres como a mujeres.

No obstante, en mi opinión, el Feminismo aportará también, una vez fundido con el Movimiento Revolucionario del Proletariado, una vigilancia y una labor imprescindibles para evitar que en el seno mismo del Movimiento Revolucionario del Proletariado, puedan reproducirse, por el hecho de que el mismo MRP surge en la sociedad burguesa, las bases materiales que reproduzcan, bajo formas nuevas, divisiones sociales de base sexista. Es decir, que reforzará la Lucha de dos Líneas en el seno del Movimiento Comunista una vez reconstituido. Y una vez conquistado el Comunismo a nivel mundial, ya no habrá más Feminismo, por haberse erradicado todas las bases materiales (y, por ello, dialécticas) que le sirvieron de base para su existencia como tal.

Gracias sinceras por este nuevo aporte a este hilo, El Diccionario Rojo.
avatar
Gaijin
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 349
Fecha de inscripción : 21/04/2017

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por Gaijin el Dom Mayo 13, 2018 10:40 pm

El problema, me parece a mí, es que la formación social de ciertos usuarios es más reaccionaria que otras de otros compañeros, y dado que ellos mismos no sufren de los problemas de género o raciales los reducen a nimiedades y cosas sin importancia. Yo soy un hombre blanco, heterosexual, cisgénero y comparto las reivindicaciones de género de colectivos que no me representan directamente.

Llamo la atención, como El Diccionario Rojo, de los términos que se emplean, propios de la alt-right. Aquí hay muchos usuarios que piensan que como a la alt-right le va bien habría que imitarlos, rebajarse a su nivel o escucharlos porque pueden decir verdades. Parece que también se recolectaron las peores "verdades" como el "marxismo cultural" o la crítica sin fundamento teórico alguno al "feminimo posmoderno"; Lenin mismo, aquel que muchos aquí veneran, fue alguien que supo utilizar la retórica y comunicarse, pero no huyó a los debates y a buscar una igualdad de género aún cuando la sociedad soviética estuviese súpér atrasada en ese sentido. Creo que esta es una lección que debe servir como punta de lanza para pensar que no podemos prescindir de debates especialmente cuando el caldo está hirviendo y los que llevan la batuta no somos los de izquierda sino el liberalismo burgués. Y que toda la teleología política que se han armado en tanto "lo que sirve" y "lo que no sirve" goza de grandes influencias de sus propias visiones acerca del feminismo.

Ante esto, hay que debatir más que nunca e intentar evitar traer a colación recursos ridículos como los que compartió Diccionario (argumentos que se parecen a comentarios de Facebook o YouTube). Yo les pregunto a Pablo13, IonaYakir, SS-18, ¿cuál es la contradicción teórica para luchar por derechos de colectivos discriminados o minoritarios, especialmente siendo marxista y sabiendo que hay una faceta cultural?

Yo he dicho que las raíces del problema están en lo económico para evitar frases sin sentido como que la mujer o el lúmpen es per se el sujeto revolucionario, pero ahora añado que la cosa no acaba ahí. Hay que dar un debate político y social que nos muestre como la vanguardia de los derechos de las personas, y no como una pata más del conservadurismo o de un tiempo que ya no existe.
avatar
pablo13
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1757
Reputación : 1903
Fecha de inscripción : 07/06/2014
Localización : Argentina

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por pablo13 el Lun Mayo 14, 2018 12:05 am

Gaijin escribió:¿cuál es la contradicción teórica para luchar por derechos de colectivos discriminados o minoritarios, especialmente siendo marxista y sabiendo que hay una faceta cultural?

¿Cual es la contradicción teórica entre desarrollar una lucha cultural y marginal en contraposición con la lucha de clases? ... (No te lo pregunto de forma retorica, me gustaría que te explayes mejor en ese punto).

Desde mi punto de vista, creo que hace bastante tiempo la izquierda perdió el eje central, en lo que respecta a la lucha de clases, en esencia, combatir al sistema capitalista, ser la piedra en el zapato del capital financiero, de la gran burguesía, y toda la casta política al servicio de este sistema putrefacto. Y se olvidan que todas las contradicciones de clase, todas las desigualdades sociales, todo el atropello que se esta llevando puesta a la clase trabajadora, es producto del mismo sistema que hoy, por estar mas imbuidos en cuestiones ajenas de la realidad social del pueblo, no se combate.
En Argentina, se están vulnerando los derechos mas básicos de los trabajadores, se esta atentando contra nuestros jubilados, se esta empujando al abismo a millones de pobres, se esta asfixiando al pueblo en conjunto. Sin embargo, la izquierda liberal, viene hablar del "derecho" de las minorías identitarias, y de lo mucho que "sufren y padecen" la vida, los grupúsculos pertenecientes a los colectivos de las distintas diversidades sexuales. Si, esa misma "izquierda" que se preocupa mas por una mocosa que va a la escuela sin corpiño y la suspenden, en vez de luchar por esos chicos que ni siquiera pueden ir a la escuela por su situación socioeconómica.

Estos son los temas que nos tienen que importar y por los cuales tenemos que salir a las calles, Gaijin.

Casi la mitad de los niños y adolescentes de la Argentina son pobres

Un informe del Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales indicó que el 46% de los chicos de entre 0 y 17 años del país viven debajo del umbral de la pobreza. En provincias como Córdoba y San Juan, la cifra supera el 50%. Los detalles de cada región

https://www.infobae.com/sociedad/2017/05/18/casi-la-mitad-de-los-ninos-y-adolescentes-de-la-argentina-son-pobres/

Si vos queres salir a luchar, por algún "derecho" abstracto, que reclaman las comunidades tipo "LGTBI", hacelo. Desde mi perspectiva, el contexto de lucha, requiere un enfoque totalmente opuesto al de las minorías. Un enfoque de clases, de mayorías, del pueblo trabajador en su conjunto. Las luchas marginales y abstractas, no sirven, no le mueven el amperímetro a la burguesía.

Creo que de acuerdo al contexto, hay que saber distinguir las prioridades urgentes que aquejan al pueblo, y así encarar una lucha en la cual los trabajadores se sientan identificados. Para mi, la sexualidad, el color de piel, la religión, la etnia, son cuestiones secundarias. Todos, independientemente de las características particulares que mencione, formamos parte del pueblo trabajador, nuestro objetivo y la esencia de nuestra lucha son los trabajadores. El sistema capitalista, nuestro principal enemigo.

Igual me gustaría conocer mas a fondo tu postura. Lejos de polemizar, es positivo intercambiar distintos puntos de vista.

De paso comparto la reflexión de Altamira al respecto, a la cual adhiero 100%



Saludos ..
avatar
gatopardo2015
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1199
Reputación : 1232
Fecha de inscripción : 26/12/2014

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por gatopardo2015 el Lun Mayo 14, 2018 3:02 am

pablo13 & Iona Yakir escribió:
De paso comparto la reflexión de Altamira al respecto, a la cual adhiero 100%



Saludos ..

Ahora (aka Los Mellizos) adhiren
avatar
IonaYakir
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2394
Reputación : 2744
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Localización : Incierta

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por IonaYakir el Lun Mayo 14, 2018 7:53 am

Gaijin” sabes lo que significa “janzargari? Seguramente no, yo tampoco conocía el término hasta hace poco. Me lo enseño un conocido de Tehran. Es una palabra persa, se la utiliza para referirse a maniobras sociales, típicas del pueblo persa, donde dos aliados fingen una disputa para generar una reacción que los beneficie. Esto se aplica mucho al comercio, por ejemplo, en la antigüedad, cuando en las caravanas de comerciantes, dos vendedores se confabulaban para aumentar sus ganancias. Se instalaba cada uno en una punta del zoco (mercado árabe al aire libre) y crearían la sensación de estar compitiendo entre ellos, cuando en realidad eran socios. Los clientes iban de una a otra negociación, en sus mentes creían tener el mejor trato, y muchas veces se iban felices, cuando en realidad estaba todo arreglado y eran desplumados con una sonrisa en la cara.

Ahora que conoces un poco mejor a los persas, pasemos a la filosofía hegeliana. Según Hegel, como ya sabemos, las sociedades evolucionaban de manera dialéctica. Las ideas actuales “tesis” no cambian hasta que son desafiadas por ideas contradictorias “antítesis”. Esto crea un conflicto social. La contradicción es después resuelta por una tercera proposición “síntesis”. La síntesis se convierte de esa manera en la nueva tesis hasta que sea desafiada por una nueva antítesis y el proceso continua de esa manera sucesivamente.

La alternativa al desarrollo dialéctico sería atacar a las ideas nuevas y defender las viejas a través de la fuerza del Estado. Los países que gobiernan bajo las leyes islámicas siguen esta opción. Las leyes las baja Alá y nadie puede cambiarlas. De esta manera, Arabia Saudí por ejemplo, pareciera estar en el siglo IX hasta la eternidad.

Con este ejemplo, cualquiera, incluyendo a no marxistas, preferiría la dialéctica de Hegel, obviamente. La tesis es desafiada por una antítesis, y después de la lucha triunfal de las ideas nuevas sobre las viejas, la síntesis es en teoría, siempre mejor para toda la sociedad. Esto es verdad únicamente si el proceso no está arreglado. Las personas pueden ir al mercado (o “zoco”) y elegir la mejor oferta, pero si el negocio está arreglado, sería la sociedad la que se perjudicaría y un grupo el que se beneficiaría. Con esto quiero decir que el mercado de las ideologías también puede ser arreglado. Si los mismos que poseen la tesis, también poseen la antítesis, es evidente que controlan la síntesis. El feminismo, el lobby lgtb, prácticamente todos estos grupos undreground, incluyendo a la “derecha alternativa”, la Breitbart News, son todas distracciones. Los únicos que ganan son los que controlan la dialéctica y el discurso. En una vieja entrevista que le hicieron a George Soros, el magnate le tiraba flores al marxismo, como siempre, y elogiaba a la “dialéctica”. Estos detalles no se pueden pasar por alto… de estos la derecha y sus teorías de la “conspiración” no hablan, así que no vengan por ese lado. Yo pienso que a la “nueva izquierda” la están usando, les permitieron gobernar la cultura no solo para desplazar a los marxistas de la academia como plantea el documento oficial de la CIA que compartí paginas atrás, sino porque puede servir, por ejemplo, a una nueva estrategia de acumulación capitalista. Así como el fordismo, el toyotismo, etc. proponían acompañar su politica económica de formaciones culturales estables y bien estructuradas a largo plazo, el neoliberalismo, que desarrolla una acumulación de capital a corto plazo, traza una línea inversa al fordismo, con formaciones culturales inestables y destructuradas,  regidas por una lógica hiper individualizada incluso entre gentes de izquierda. En Suecia por ejemplo, donde se viene llevando un experimento social, el modelo de familia es completamente diferente al del resto de Occidente. Es un modelo atomizado, individualista. No por nada es uno de los países con mayor índice de suicidios. El individuo sueco más combativo parece estár mas sedado que Montgomery Burns drogado prometiendo traer paz. Cuando la deconstrucción de las masas, el proletariado, y de una izquierda que solo luche por tonterías esté servida, va a venir la “síntesis” de gente como por ejemplo Javier Milei.

Aproposito de Milei (para los que no lo conocen, es un economista anarco-capitalista argentino que instaló su discurso en los medios) y para ver como está el patio. Hace dos semanas, además de cumplirse 200 años del natalicio de Marx, se cumplieron 50 años del Mayo Frances. Las organizaciones de izquierda festejaron ambos aniversarios por igual! Incluso el articulo reivindicando el Mayo Frances, escrito por La Izquierda Diario del PTS, fue republicado en Telam que es la agencia de noticias del gobierno!

El 1 de Mayo, en el programa de Chiche Gelblung, mientras sus periodistas cubrían el acto por el dia del trabajador, en el programa, acompañado por un panel, entrevistaban a J. Milei. El canal donde se emitía el programa quedaba en medio del acto de la izquierda, por eso Milei contó que al bajar de su auto, tuvo que atravesar la marcha de “la izquierda” para llegar al programa, y que los militantes al verlo lo saludaron y le abrieron paso. Chiche hizo un gesto de asombro y le preguntó si no lo insultaron. “La izquierda está muerta” dice y agrega “…en los 70 te quemaban el auto y ahora te saludan”, el sociólogo Raul Aragon en el panel ratifica: “Si Milei, en los 70 eras boleta…”. No se Aragón, pero Gelblung en los 70 era director de la revista Gente que fue cómplice civil de la dictadura.

En este foro los defensores del post, se hacen los distraídos, pero te pregunto a vos "Gaijin", si en esa marcha por el dia del trabajador donde no habían obreros pero sí mucha izquierda caviar, en vez de aparecer un cuadro neoliberal, aparecía el machista Cacho Castaña, el recibimiento hubiera sido el mismo? habría sido mejor? Peor?... Hace un par de años, Dominique Strauss-Kahn fue más criticado desde la “izquierda”, por acosar a una camarera que por haber contribuido en el empobrecimiento de millones como director del FMI.
Chiche parece tener razón, y lo que queda son despojos corrompidos, partidarios del liberalismo burgues encubiertos en frases y retoricas izquierdistas.

Ese es el peligro que se incuba desde el post-modernismo. La alienación absoluta de las masas y la deconstrucción ideológica de la izquierda revolucionaria.


El diccionario rojo escribió:un punto a resaltar es el heteropatriarcado.

¿Sabías que el término “heteropatriarcado” es esgrimido por corrientes anarquistas modernas, postestructuralistas, postmodernas y hegemónicas? Te hago esta pregunta obvia no a modo de chicana, sino en relación a la explicación superflua que me haces sobre el “marxismo cultural” que obviamente no es marxismo y no voy a ser justo yo el que lo use a modo de ejemplo, sino de manera crítica.

El diccionario rojo escribió:
IonaYakir escribió:Vamos a ver, para la teoría revolucionaria lo que importa no es si un individuo es hombre o mujer, no importa su orientación sexual, su etnia ni nada de eso, lo que importa es su lugar en la producción material de la sociedad.

Esto es falso, y se ha demostrado anteriormente. Como no conozco toda la bibliografía marxista, te invito -y te lo agradecería enormemente- que me citaras alguna corrección o puntualización dentro de la teoría marxista que refute, corrija o puntualice lo anteriormente. El antagonismo entre sexos sigue vigente en el capitalismo, inclusive dentro del proletariado.

Estoy diciendo que lo determinante para considerar a un grupo social revolucionario es su Clase, en este caso el proletariado, que es determinado por su ubicación en la producción. Acordate que ese mensaje era en respuesta al que dijo que la clase revolucionaria era la mujer, y con eso no estabas de acuerdo, supuestamente, o no? Que pena que el ser humano tenga la capacidad de mentir.

El diccionario rojo escribió:Incluso dentro del marxismo podemos encontrar a luxemburguistas, leninistas, revisionistas...; ¡es más! inclusive dentro del marxismo-leninismo soportes de Trotsky y Stalin se debaten sobre la legitimidad de las siglas y quién es el más próximo al leninismo.

Los que actualmente se hacen llamar “luxemburgistas” tienen algo que ver con Rosa además del nombre? son marxistas? Y los revisionistas, son marxistas? Porqué tomas por separado Marxismo y Leninismo? Porque incluís dentro del Leninismo las corrientes trotkistas? No hay ningún debate en estos temas, solo usurpaciones y la forma en que abordas el tema delata tu línea, que claramente no es comunista.

El diccionario rojo escribió: marxista-leninista-trotskista.

Sí, o juchista, dengxiopingta, seguidores de Gorbachov, etc.

El diccionario rojo escribió:¿Podrías citar qué partido político/organización/colectivo/asociación/... dentro del marxismo, marxismo-leninismo o simplemente la izquierda llama a todas estas minorías como vanguardia en sí y no para sí?

Este mismo hilo es una demostración del extravío ideológico de la izquierda. Los dos primeros foreros que comentaron en el hilo, consideran que la “mujer” es el sujeto de la revolución en el siglo XXI, una opinión evidentemente sacada de su experiencia práctica en sus organizaciones politicas. Así como esos dos foreros dijeron lo que dijeron, otros salieron a defenderlos de los marxistas críticos, tal es el caso de alex, jose y vos, quienes vienen a debatir contra los que criticamos la idea del thead, en cambio apenas invirtieron una sola línea de “critica” contra los compañeros que abrieron el hilo. ¿Qué mejor ejemplo que esto?
Sé que en Europa están peor, pero en Argentina, el PC desde el año pasado que se concentra en hacer crecer su “frente de genero”, tanto de feministas como de LGTB “Furia Trava”, mientras dejan abandonado el frente sindical que está siendo ganado por el PCCE (la última escisión del PC argentino). El PCCE es un partido mas o menos critico de estas corrientes post-modernas de nueva izquierda. Mismo caso se da con el PTS trotkista, que es la organización que dirige la agrupación “Pan y Rosas” (el grupo feminista mas grande de Argentina). Mismos casos se dan en muchas otras organizaciones. Ahora hay una pugna dentro del “guevarismo” porque una escisión postmoderna de nueva izquierda denunció penalmente a Daniel DeSantis, que es un dirigente con historia, formo parte de la dirección del PRT-ERP que combatió a la dictadura, participó en la revolución sandinista, etc. ahora acosado por la policía porque activistas postmodernos expulsados de su organización, la Juventud Guevarista, no dejan de denunciarlo. Estos escindidos tienen la crítica postmoderna hacia la “violencia” de la “vieja izquierda” y de la sociedad en general. Su causa es por una discusión acalorada con DeSantis y como no, por la propiedad de un departamento. Los expulsados, conformaron una organización junto a otras agrupaciones que dice luchar contra el “hetero-patriarcado” (en eso coinciden con vos), la performance, y no sé que otras cosas más, pero la lucha contra el “capitalismo” (al imperialismo ni lo nombran) es la última de sus prioridades.

Quizá no se refleje en los programas (aun) pero la politica práctica que está llevando la nueva izquierda está orientada a captar a esas minorías conflictuadas, que además se rigen bajo una lógica empresarial, lo que sirve para analizar de que sectores sociales vienen estos elementos que forman a la nueva izquierda. Por dar algunos ejemplos, existen bares, cafes, restaurantes, comercios, y toda clase de merchandansing dedicados exclusivamente a satisfacer las demandas de estos grupos. Es sabido que el capitalismo tiende a dominarlo todo hasta convertirlo en mercancía, pero no se puede dejar de señalar que el material humano de la izquierda moderna es netamente burgues o pequeño burgues. El “lifestyle” de esta militancia postmoderna es identificado por la clase obrera y clases explotadas como proveniente de los barrios ricos. Estos análisis suelen poner nerviosas a las organizaciones, sobretodo por el lugar que ocupan dentro del conjunto de las relaciones sociales.

El diccionario rojo escribió:Estoy de acuerdo que muchas personas están mirando hacia la derecha alternativa cada vez más, y en especial, como una ideología política que surge de internet y ha significado un antes y un después en países como Estados Unidos y la elección de Donald Trump como el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos. Empero, no estoy de acuerdo contigo en que la defensa de las minorías por parte de la izquierda más transversal sea el causante de este abultamiento. Yo identifico esta polarización en la inmigración, el terrorismo o la crisis del 2008, entre otros factores.

¿Qué pasa cuando el marxismo no le explica las cosas a la sociedad y en cambio lo hace el fascismo? La izquierda en vez de explicar los motivos económicos del fenómeno de la inmigración, se dedica a desarrollar politicas de “puertas abiertas” y acusar de fascistas a todos los trabajadores que se oponen a estas politicas neoliberales. Y con las ideologías de genero, ni hablar. En ese contexto es obvio que la derecha va a ganar la partida, si monopolizan los sentimientos y aflicciones de las masas trabajadoras, mientras la izquierda se concentra en… las minorías.

El diccionario rojo escribió:¿Sabes que el término "marxismo cultural" fue creado por la derecha, extrema y alternativa, para criticar los efectos perjudiciales que tenía la consciencia de clase y el materialismo dialéctico sobre la superestructura capitalista? ¿Sabías también que desde la misma Wikipedia se cita lo siguiente?

¿Sabes entender la ironía cuando a un término se le agregan comillas? Le aclaré a “alex” el término, si hubieras entendido la ironia de las comillas y el mensaje en respuesta donde lo aclaro (porque tu amigo tampoco entendió) no harías esta aclaración falaz acompañada de un articulo de Wikipedia. El problema está en que se sienten ofendidos por el término, automáticamente, porque saben que está dirigido hacia posiciones que defienden. Por otro lado, hablar del impacto del marxismo en la conciencia de las masas y comparar esto con “marxismo cultural” como lo entiende la derecha actualmente, es una falacia, ellos se refieren como luego afirmas, a las teorías de la escuela de Frankfort y otros pensadores posteriores, que en realidad eran anti-marxistas.


El diccionario rojo escribió:
IonaYakir escribió:Señalame en que texto los clásicos del marxismo leninismo hayan dicho que el genero no es binario. Dale. Una cita. No existe? Entonces no me trollees. Que me disculpen los camaradas pero el compañero es un mentiroso y un sofista. No estamos debatiendo algo histórico, esto es importante y se está manchando el debate apropósito.

Esto es una falacia de autoridad. No todo lo que digan los clásicos del marxismo es verdad o todo lo que callan es falso. Hay muchas cosas que los clásicos no han hablado porque la variedad de temas y asuntos que pueden ser polémicos o puestos a debate son infinitos.

No es ninguna falacia de autoridad, es una pregunta directa y simple, los clásicos del marxismo veían el sexo de manera binaria. Los comunistas no tenían las perversiones aberrantes de los parafilicos filósofos postmodernos que pedían tolerancia para justificar sus depravaciones. En el texto de Lenin y Zetkin, se explica con el correspondiente desprecio, como ciertos grupos trataban de politizan sus perversiones sexuales. Ahora te pregunto a vos, conoces alguna cita de los clásicos donde tomaran una posición absolutamente degradante con respecto a estos temas? Si O NO?

El diccionario rojo escribió:
IonaYakir escribió:Los errores que pudo haber cometido Marx no se aproximan en nada a las aberraciones que se nombraron.

Por supuesto, Marx es dios o su profeta. Marx comete cosas suaves, no se ha equivocado ni ha errado de tal manera que se ha podido arrepentir.

¿Y esto? Son muchas las tergiversaciones que te tenemos que tolerar “diccionario”. Ese mensaje que citas, era en respuesta a tu amigo alex, quien intentaba aminorar las “intimidades” de los filósofos postmodernos, con los “errores” de Marx. Lo de Marx no fue un error, él era un militante político y se ocupo de lleno a desarrollar su teoría, así como otros revolucionarios que se dedicaron a la causa del socialismo y no a sus familias. Son elecciones. Las perversiones de los filósofos postmodernos no son simples “errores”, la violación sexual no es un “error de la intimidad”, la pedofilia no es un “desliz”. Tu llamado a ridiculizar y tratar de “dogmáticos” a los camaradas, atacar los aciertos y las victorias de Stalin, y en fin, defender todas estas posiciones liberales, no hacen ninguna gracia. Si vas a defender las parafilias de los subnormales Foucault y compañía, hacelo de frente.

El diccionario rojo escribió:No se nota. De hecho, permíteme ser escéptico con respecto a tu formación sobre los autores que criticas. Aún no he visto que nos hayas iluminado con tu conocimiento sobre la bibliografía de estos.

Diccionario Rojo defendiendo a la escuela de Frankfurt y al postestructuralismo francés. Bravo! El jubilado “jose” que le da la razón no entiende nada.

El diccionario rojo escribió:
IonaYakir escribió:Tal vez no te des cuenta, pero estás admitiendo que el concepto de Beauvoir no es materialista ya que no posee ninguna profundización cientifica en lo que son las relaciones de producción.

Supongo también que la mecánica cuántica, al no estar relacionada con los medios y sus relaciones de producción no son científicas. También, hemos de suponer que la medicina, la farmacología y en definitiva,  casi la totalidad del saber científico no son ciencia porque no tratan específicamente las relaciones de producción.

No me dejan de sorprender los cada vez más burdos intentos por defender a estos autores. Si “alex” describe la idea de Beauvoir que luego sirvió de pilar de la teoría Queer, como una idea que parte del materialismo histórico y luego admite que en realidad Beauvoir no es marxista ni su análisis parte del materialismo, como va a ser materialista? ¿Qué tiene que ver la mecánica cuántica con una teoría social que se le quiere adjudicar al materialismo?

El diccionario rojo escribió:Deberías saber -si no lo sabes- que Lenin carga duramente contra Rosa Luxemburgo. No es por nada en concreto, es simplemente porque al ser tú un marxista ortodoxo, sabrás que el leninismo y el luxemburguismo distan en aspectos importantes. Algún hoxhaísta diría que era revisionista y según la temática general del hilo, no habría ni que leerla.

A lo mejor no lo sabes, pero dentro del movimiento comunista existen y existieron debates. No hay diferencias también desde el leninismo con algunas de las teorías de Mao? El maoísmo entonces no forma parte del pensamiento comunista? Esto obviamente es una falacia. El problema es que “diccionario rojo” cree que los comunistas somos unos cuadrados. Las criticas que se le hacen a Luxemburgo se da en un ambiente de camaradería, no son criticas de principio como con Trotsky.

El diccionario rojo escribió:Tanto A. Kolontái como Luxemburgo eran feministas.

Te vas a rectificar por esta última mentira o tengo que citar a Lenin y Luxemburgo criticando al feminismo?
Admití que sos un mentiroso.

avatar
IonaYakir
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2394
Reputación : 2744
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Localización : Incierta

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por IonaYakir el Lun Mayo 14, 2018 8:43 am

Un aplauso para "jose", el compañero entendió todo. "diccionario" al igual que "alex" traen refutaciones marxistas y por tanto materialistas y por tanto dialécticas del feminismo postmoderno. El que crea que en realidad no están refutando nada sino que lo están defendiendo, seguramente están perdidos, o es al revés?

Y por favor, dejen de escribir rios de tinta, simplifiquen sus mensajes. Hay una intervención de SS-18 sobre la familia y porqué es ultra-izquierdista la estrategia que lleva adelante la nueva izquierda al respecto, mensaje que quedo sin responder, lo pasaron por alto y fue tapado por toneladas de basura.
Jose, es obvio que cuando alex y yo decimos "materialismo" nos estamos refiriendo al marxismo filosofico (sisisi el marxismo siempre es filosofico, daielctico y por tanto materialista, ya se, no aclares esto tambien que ya lo se por favor!). A veces se abrevian algunos términos porque uno, por sentido común, sobreentiende que el otro va a procesar de manera rapida lo que es fácil y obvio. Aclarar todo el tiempo que el marxismo es dialectico y por tanto materialista no es necesario. Y no creo que sea una cuestión de edad. Tus mensajes parecen una mala traducción del chino mandarin en clave comunista y todavía te pones histérico cuando los camaradas no redactan como vos, interpretando que se tratan de "errores de formación marxista", o cosas peores. Seriedad.



avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Lun Mayo 14, 2018 9:55 am

Tranquilo, Iona Yakir. Yo ya estoy satiscecho con lo conseguido con el desarrollo del hilo. No creo que siga con él. Siempre participo en cada hilo con un objetivo concreto. Y en éste ya está logrado. Por mi parte, este hilo está concluido.

A mí me basta con eso, no con tu opinión ni tus valoraciones, que no me importan lo más mínimo. No vine a "ganar" a nadie. Nunca vengo a eso al foro. Mis objetivos son otros aquí. Los he explicado numerosas veces en diversos hilos y ocasiones a lo largo de los años que llevo por este sitio.

Siempre habrá línea burguesa y línea proletaria, incluso en el seno del Movimiento Comunista, hasta el logro de la Sociedad Comunista mundial. No existe la unidad monolítica en la realidad, en la Materia, pues ésta es siempre dialéctica. Los lectores del hilo tienen ahora diferentes ejemplos de líneas ideológicas y de análisis de la cuestión ante sus ojos. Son mayorcitos para juzgar y decidir por sí mismos.

Un saludo comunista a todos y gracias a quienes han participado y participan de forma limpia, honesta y sin recursos sucios de "debate".

avatar
IonaYakir
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2394
Reputación : 2744
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Localización : Incierta

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por IonaYakir el Lun Mayo 14, 2018 10:55 am

La victimización y el complejo de inferioridad es una caracteristica de estas corrientes que se critican y que tus amigos defienden, a esos de los que decís que coinciden con la cosmovisión marxista y por tanto materialista y por tanto dialectica, porque decretas que cumplen "todos los requisitos minimos" de la metodologia de critica y refutacion marxista, por tanto materialista por tanto dialectica, sin saltearse la realidad dialectica que es siempre materialista y por ello marxista. Bravo! Seguro que no decís que nadie gana o pierde eh! Y seguro que con esas frases (que dicen mucho) demostras que linea es proletaria y que linea es burguesa... los que usan "recursos sucios de debate" son los otros, al margen de que tus amigos defiendan posiciones post-modernas, hablen del "hetero patriarcado" LITERAL como cualquier progre posmo liberal, mezclen trotkismo con leninismo, condenen a Stalin, digan "kollontai y luxemburgo eran feministas", "la teoria de Simone de Beauvoir era materialista (marxista)". Y el disparate que ya es histórico de comparar el sacrificio de los revolucionarios, de postergar sus vidas por las causas, haciendo un paralelo con las parafilias y enfermedades de los filosofos postmodernos como para pedir clemencia y respeto ante semejantes aberraciones.

avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Lun Mayo 14, 2018 11:45 am

Se demuestra, teóricamente y sobre la base objetiva de las categorías propias del Marxismo-leninismo, qué línea ideológica es proletaria y qué línea es burguesa. Efectivamente.

Y es en el desarrollo de la línea política y la línea de masas, sobre esa base ideológica, que se termina venciendo, al desarollar con esas tres líneas el proceso revolucionario, la línea y el orden social burgueses finalmente.

Evidentemente, las tres líneas que he mencionado (ideológica, política y de masas) se complementan, interpenetran, condicionan y desarrollan unas a las otras, en una unidad dinámica y en constante desarrollo, primando una u otra según el momento y las necesidades concretas del proceso revolucionario. No es difícil de entender.

Es finalmente en la realidad social concreta donde vence o gana una línea o la otra, no en un foro de Internet. Aunque la lucha de clases se REFLEJE en el foro, no es en el foro donde se REALIZA o se DIRIME, Iona Yakir. Es básico saber dónde se está en cada momento y qué se puede y corresponde hacer en cada escenario, momento, lugar y circunstancia, y para qué se usa y puede usar cada medio material a nuestro alcance en cada momento.

Y, para terminar, que un análisis sea verdaderamente dialécticomaterialista o no, no se define por lo que yo o cualquier otro diga, si no por el punto hasta el que refleja, comprende y usa la dialéctica del objeto material que analiza. Y cuán marxista y revolucionario es se demuestra usando esa base para mostrar y preparar el camino de la superación revolucionaria del objeto analizado de esa forma, bajo esa metodología verdaderamente marxista. Para mí está clarísimo que en tu análisis, toda dialéctica brilla por su ausencia a ojos vista, por mucho que repitas que también tu Materialismo es dialéctico. Pero lo cierto es que la Dialéctica del asunto que tratas, no aparece reflejada, al menos de forma perceptible e indiscutiblemente marxista, en parte alguna de tu análisis.

Pero dejo esto ya, que esto sí que es desviar el hilo. El hilo trata sobre Feminismo y siglo XXI. Y en este asunto, mis objetivos al participar en el hilo, los he cubierto. No voy a debatir más sobre este tema por el momento, y menos contigo, al menos mientras te niegues o no seas capaz de usar la dialéctica marxista en tu análisis. No me apetece hacerlo, porque me cansa (voy para viejo) y porque lo considero una pérdida de un tiempo y unas energías siempre limitados en mi caso.

Si quieres debatir conmigo o con quien sea sobre el Materialismo Dialéctico, abre otro hilo y, si me apetece y lo considero oportuno y provechoso para mis fines, quizás hasta participara en él, pero no desvirtuémos más éste, por favor.
avatar
Anxe_Elard
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 24
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 07/04/2018

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por Anxe_Elard el Lun Mayo 14, 2018 12:35 pm

IonaYakir escribió:Según Hegel, como ya sabemos, las sociedades evolucionaban de manera dialéctica. Las ideas actuales “tesis” no cambian hasta que son desafiadas por ideas contradictorias “antítesis”. Esto crea un conflicto social. La contradicción es después resuelta por una tercera proposición “síntesis”

Pues tampoco esto es verdad. La triada tesis-antítesis-síntesis es una fórmula acuñada a posteriori en un intento -infructuoso- de resumir la mucho más compleja e ilustrativa Aufheben y la posterior inversión que realiza Marx del sistema hegeliano. Fórmula que, por simplista, sorprende que tampoco entiendas (aunque visto lo visto ya debería estar curado de espanto).  Esta triada pretende explicar un proceso histórico y dialéctico que, partiendo de la negación de la negación deviene y se consuma en la superación de lo existente. Ya me dirás tú qué antítesis proponen los mercaderes del zoco aprovechándose y participando de las posibilidades que les ofrece el sistema mercantil o a qué síntesis (superación de lo existente) pretenden llegar (¡e incluso controlan!) ellos o un teórico de la escuela austríaca.

Por cierto, el índice de suicidios es mayor en Argentina que en Suecia, y en España es la primera causa de muerte no-natural. El modelo familiar sueco al que refieres (que se basa en que la familia consista íntegramente en los padres y los hijos; sin abuelos, tíos, etc.) no sólo no es imperante allí sino que además no altera en modo alguno el papel que desempeñan estos sujetos en el proceso de producción (por lo que tampoco es antítesis, síntesis ni nada).

Si te interesa la problemática del suicidio, harías bien en leer -harías bien en leer a secas, y no colmar tus mensaje de autores a los que obviamente no has leído- un breve ensayo de Marx titulado "Sobre el suicidio", que dejo aqui en PDF para todo lector interesado:

http://pdfhumanidades.com/sites/default/files/apuntes/73%20-%20Marx%20Acerca%20del%20Suicidio.pdf
avatar
IonaYakir
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2394
Reputación : 2744
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Localización : Incierta

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por IonaYakir el Lun Mayo 14, 2018 8:06 pm

Alex, paginas atrás, fiel a tu ideologia postmoderna, desprciabas la "falta de sofisticación intelectual" del otro, como decian los periodicos de nueva izquierda sobre las masas: "les ploucs illettrés". Pero acá hay un problema, porque no entendiste mi mensaje. Si no entendes, no opines por opinar. ¿Hace falta explicar mi mensaje punto por punto? Si vamos a hablar de la dialectica y el materialismo, hagamoslo con contenido, no de manera metafisica como hacen ustedes. En el mensaje n°27 del hilo hay un analisis y un desarrollo materialista sobre estos temas, curiosamente ignorado y tapado por basura metafisica. ¿Responde a los intereses de las masas el abolir en el siglo XXI a la familia y los roles de genero como pretende la nueva izquierda? ¿Se es más revolucionario por decir querer abolir el Estado y la iglesia? ¿La teoria de la deconstrucción (ayer metodo pero hoy TEORIA) de la cultura de las masas y del proletariado, es una teoria materialista? Su respuesta a esto, fue selectiva, responder mi mensaje detallando la biografia de Foucault y sus amigos, mucha seriedad, si.
El único que respondio algo del mensaje 27 de SS18, fue "diccionario" que critica a los sovieticos y a Stalin por haber prohibido el aborto y la homosexualidad para realinear a las masas contra los nazis. O sea, si faltaba un parametro para decir que posición el marxista leninista y que posición es anarquista, trotkista o ultra-izquierdista, con esto ultimo no quedan dudas.


Con respecto al zoco y los austriacos, no esperes que un militante de 26 años te venga a resolver dudas existenciales de la izquierda contemporánea. Si no tenes el suficiente desarrollo teorico para percibir el problema, está en vos. Seguramente tu respuesta a la intervención de Soros y las principales ONG de las megacorporaciones en realinear a la nueva izquierda, sea mera "filantropia", exactamente la misma respuesta que da Agustin Laje y otros derechistas sobre la relacion del capitalismo y esta izquierda posmo liberal. ¿Quienes son realmente los que se pegan con la "derecha alternativa"? ¿Como explicas de manera materialista la nueva ideologia que defiende la izquierda liberal de los partidos pretendidamente clasistas? Yo veo que por un lado se niega el desarrollo historico y la linea de continuidad de los pensadores de la escuela de frankfurt y los postestructuralistas franceces, relacionados con la nueva izquierda y por el otro lado se niega la relación (que es oficial) del capitalismo con este movimiento de nueva izquierda. En Argentina uno de los medios informaticos de izquierda mas famosos es "cosecharoja.org" que es visto en toda Latinoamerica y posiblemente en España también, el medio es de la "Open Society" la ONG de George Soros..."les iletres!" ja ja.

Tampoco pudiste responder nada de Beauvoir y su teoria "materialista-queer". Si no tiene nada que ver con un analisis materialista como vos mismo dijiste, que tiene que ver su ideologia de genero con el marxismo? Y porque caracterizaste mi mensaje sobre la genetica como "teoria de extrema derecha conspiracionista"? ahh, “la chienlit vacancière”...

Te sugiero que vuelvas a Hegel, porque no lo entendiste, volve a leerlo, después hace un curso sobre como entender metaforas, o sino dedicate a otra cosa.

Si, dale jose, segui con tu actitud TROLL, de afirmar y reafirmar la linea materialisto dialectica y por ello marxista, y blablablabla. Imaginate si cada vez que el compañero Pablo13 escribe un mensaje yo respondo un choclo con palabras bonitas pero que no dicen nada, solo para darle la razón en nombre de la "dialectica materialista marxista" ,es ridiculo. Vos no explicas porque tienen razón los postmodernos, no explicas porque es "materialista dialectico" condenar a Stalin, mezclar a Trotsky con LEnin, no decís porque es "materialista dialectico marxista correctisimo" poner al mismo nivel las parafilias de los filosofos franceces y de la escuela de frankfurt, con los sacrificios de los lideres comunistas, no estás demostrando nada, por mucho que hables de la dialectica materialista que por ello es.. marxista, etc, etc. Es inutil.

Pd. No es serio que axel diga orgulloso "no leíste a quienes criticas", quien no leyo a los postmodernos? En mi facultad nos los dan de leer desde el CBC (primer año) hasta que te recibís. Jajaja. Y si no los lees, es lo mismo porque sus ideas están en el movimiento de izquierda moderno y en la tv. Basta de payasadas.

avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Lun Mayo 14, 2018 8:29 pm

No te preocupes, Iona Yakir, no te vaya a subir la presión arterial, por favor. De todos modos, ya tenía pensado llegar al punto de ascender a lo concreto. Y, para ello, te voy a pedir que des un ejemplo del tipo de práctica política y de masas que propondrías respecto al Feminismo en el siglo XXI desde los postulados que defiendes.

A cambio, y tras ello, yo presentaré un ejemplo de unas posibles líneas política y de masas revolucionarias desde los postulados ideológicos que defiendo. Siempre desde las posibilidades que permite un ejercicio hecho desde la teoría, ya que en la práctica real, todos nos vemos imposibilitados a día de hoy de llevarla a cabo. ¿Te parece bien?

Sí aviso que nada de lo que hago, es para entablar polémicas con nadie, si no sólo para mostrar dos líneas muy diferentes que están ahora presentadas en este hilo, al abordar el tema del Feminismo. Y que cada quien saque sus propias conclusiones y decida por si mosmo lo que sea.
avatar
IonaYakir
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2394
Reputación : 2744
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Localización : Incierta

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por IonaYakir el Lun Mayo 14, 2018 8:48 pm

Si jose, son lineas diferentes, te invito a leer a tus compañeros, defienden la ideologia de genero, admiran a los filosofos postmodernos, dicen que la teoria queer es marxista, y un largo etcetera. O sea en los 50 hubieras estado con Kruchev, en los 80 con Deng Xioping, así como ahora te juntas con la nueva izquierda. Son lineas diferentes, es Marxismo frente a un revisionismo manchado de ideologia liberal.

Se nota mucho el extravío ideologico con las preguntas que hacen. Pensar que de acá puede salir la formula magica es una PAYASADA. Preguntarme a mi lo que "realmente tendrian que hacer" o mas ridiculo todavia, pretender vos sin estudiar ni conocer el contexto, desarrollar una "linea programatica" sobre estos temas, es lo mas estupido que escribiste hasta el momento y disculpame si ves que falto el respeto, pero vos me lo estás faltando a mi y a los lectores. Alex pretende que se le solucione en este hilo el problema cardinal de la izquierda, el mas importante de todos, desde los ultimos por lo menos 60 años, y vos lo mismo. ¿Por que la izquierda perdió al sujeto de la revolución? Bueno, dada la calidad ideologica ultra izquierdista y liberal de la izquierda contemporanea, no tendría que sorprender. En el hilo dos militantes "comunistas" dijeron EL SUJETO DE LA REVOLUCION ES LA MUJER. Ni siquiera Jruchev fue tan lejos!!! El nivel de destrucción ideologica está a 100°, y "jose" que se la da de materialisto dialectico correcto y por ello marxista, viene a debatir a quienes profundizamos en la critica... ahí se ve muy claro porque los doctrinarios no comprendieron el marxismo, al igual que los dogmaticos de bitacora ML, enfrascados en debates bizantinos que a las masas les interesa una mierda, mientras el siglo XXI los pasa por arriba.

La nueva izquierda lo primero que tendría que hacer es dejar de gritar "muerte al macho", no declararle la guerra a las masas y a los trabajadores por razones de genero, heterosexualidad, etnicos, etc. Esto solamente, y unicamente si esta izquierda realmente cree que el sujeto de la revolución es el proletariado. Los trabajadores, concientes de sus intereses o no, se horrorizan de un movimiento que grita por la eliminación fisica de su genero. Ser hombre para esta nueva izquierda significa ser una recreación de la "masculinidad toxica" y la cultura de la violación, en ese sentido no hay ningun camino que no sea el de fortalecer las posiciones de la derecha. Esto se puede desarrollar, pero no veo lineas de oposición que estén rebatiendo frontalmente los argumentos, sino comentarios troll metafisicos explicando lo correcto del materialismo dialecitoc y por ello marxista, sin saltearse la realidad que es dialectica, etc etc. Eso no es materialismo, es metafisica, y los mensajes que explican porque el feminismo moderno no va a acabar con el capitalismo son mensajes OBVIOS que no hacen falta ni siquiera explicarlos, el problema surge en la profundización de la critica, hay compañeros que hacen la critica dialectica materialista al feminismo por una cuestion de compromiso pero en la práctica lo defienden sin restricciones.

avatar
Anxe_Elard
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 24
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 07/04/2018

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por Anxe_Elard el Lun Mayo 14, 2018 9:49 pm

Voy a contestar por última vez a una serie de puntos que te empeñas en sacar una y otra vez, IonaYakir, y que una y otra vez han sido desmentidos, con la esperanza de poder finalizar estas cuestiones que sólo desvían el debate. Si las vuelves a sacar, no serán contestadas por esto mismo: porque ya lo han sido repetidas veces y porque no aportan nada.

IonaYakir escribió:Tampoco pudiste responder nada de Beauvoir y su teoria "materialista-queer". Si no tiene nada que ver con un analisis materialista como vos mismo dijiste, que tiene que ver su ideologia de genero con el marxismo? Y porque caracterizaste mi mensaje sobre la genetica como "teoria de extrema derecha conspiracionista"? ahh, “la chienlit vacancière”...

Para empezar, que no se profundice en un análisis no convierte a éste directamente en posmoderno. Si no he vuelto a contestar a lo de Beuvoir después de explicarte la frase ha sido porque ya lo ha hecho El diccionario rojo perfectamente. Tú preguntas (intuyo que para evitar responder) la relación entre la mecánica cuántica y la sociología. Yo respondo que ambas son estudios de lo existente y áreas del conocimiento humano que en el sistema capitalista no pueden más que encontrarse en esferas separadas y que el marxismo, como cosmovisión, unifica con todas las demás áreas de la vida.

Tampoco definí tu mensaje de "teoria de extrema derecha conspiracionista" por lo relativo al Proyecto Genoma Humano, sino porque, en lo que respecta a tus otras posiciones, éstas están fundadas sobre las mismas bases que utilizan estos sectores, empezando por el uso de los conceptos "Ideología de género" y "Marxismo cultural" (que, independientemente de cómo lo consideres, basta con presumir su existencia) y siguiendo con su desarrollo, que se diferencia más bien poco del que hacen ellos. El mismo Laje es uno de los estandartes en vincular el feminismo con la pedofilia y el incesto, citando a los mismos autores y de la misma manera en la que lo haces tú. También El diccionario rojo ha dado varios ejemplos.


IonaYakir escribió:Con respecto al zoco y los austriacos, no esperes que un militante de 26 años te venga a resolver dudas existenciales de la izquierda contemporánea. Si no tenes el suficiente desarrollo teórico para percibir el problema, está en vos.

De un militante de 26 años espero que, al enfrascarse en un debate, debata y no lance acusaciones que no tiene ánimo de argumentar. Si no tengo el suficiente desarrollo teórico (que es posible y me consta que tanto a ti como a mí nos sucede)  tu deber como marxista es señalarme el error en mis argumentaciones y no esquivar el debate pretendiendo que todos demos por obvia una acusación infundada.

IonaYakir escribió:Te sugiero que vuelvas a Hegel, porque no lo entendiste, volve a leerlo

Lo mismo sobre esto. ¿Qué de lo que he dicho sobre Hegel está mal? ¿Qué debería volver a leer concretamente?

IonaYakir escribió:Vos no explicas porque tienen razón los postmodernos, no explicas porque es "materialista dialectico" condenar a Stalin, mezclar a Trotsky con LEnin, no decís porque es "materialista dialectico marxista correctisimo" poner al mismo nivel las parafilias de los filosofos franceces y de la escuela de frankfurt

Tanto JoseKRK como yo hemos explicado por qué los posmodernos NO tienen razón, por mucho que sigas insistiendo en los defendemos.

Nadie ha condenado a Stalin; El diccionario rojo se ha dedicado a señalar que, a pesar de tener aciertos, también cometió errores. También yo mensajes atrás advertí de que la tarea de un marxista no consiste en apoyar u oponerse de manera dogmática a una figura histórica, sino en valorar errores y aciertos que nos permitan avanzar en nuestra lucha. Si yo condeno el obrerismo, la agudización de la división del trabajo intelectual-manual o enfocar el problema del capitalismo en la distribución de valores de cambio, y no en su misma producción, etc., no estoy condenando por entero a Stalin ni obviando sus aciertos.

También te he explicado repetidas veces que no he comparado la vida de nadie con la de Marx. Esto me parece de una evidencia clara a mí y a la mayoría de usuarios que han leído y participado en el hilo.


Repito: aclaro por última vez estas cuestiones para no continuar enturbiando el debate con ellas (ya has visto que incluso he rebajado el tono), pero eres perfectamente libre de abrir hilos en los que se puedan discutir. No volverán a ser rebatidas aquí. El camarada JoseKRK ha dado pautas para redirigir el debate a su tema principal.
avatar
El diccionario rojo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 332
Reputación : 411
Fecha de inscripción : 25/04/2017

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por El diccionario rojo el Mar Mayo 15, 2018 12:15 am

Buenas a todos;

IonaYakir escribió:¿Sabías que el término “heteropatriarcado” es esgrimido por corrientes anarquistas modernas, postestructuralistas, postmodernas y hegemónicas? Te hago esta pregunta obvia no a modo de chicana, sino en relación a la explicación superflua que me haces sobre el “marxismo cultural” que obviamente no es marxismo y no voy a ser justo yo el que lo use a modo de ejemplo, sino de manera crítica.

Hegemónicas al punto de dominar la subjetividad de todos y todas los y las activistas del movimiento femenina, no lo sé. Lo que sí sé es que a diferencia de ti, yo no estoy basando mi argumentario en los actuales movimientos actuales, sino que a través de la lectura de los clásicos del marxismo -de los cuales tú te consideras ortodoxo- he llegado a la conclusión del término heteropatriarcado. Como es tedioso -para ambas partes- que yo copie y pegue los mismos textos nuevamente, le explicaré punto por punto por qué he llegado a semejante conclusión a través de los textos marxistas y por qué mi razonamiento no está influenciado en movimientos posmodernos o contemporáneos, sino de la propia matriz del marxismo-leninismo.

1. El término patriarcado ya aduce por sí mismo que es el hombre el que domina la sociedad en la sociedad capitalista y burguesa. Domina de forma dual: desde la familia y es el que posee en su inmensa mayoría los medios de producción. En la época en la que vivieron K. Marx y F. Engels -y hasta día de hoy- el modelo predilecto es la familia nuclear heterosexual, donde el hombre sigue siendo la cabeza de la familia, el burgués familiar y la mujer la encargada del cuidado de los hijos, las tareas domésticas y además, se le suma la carga de estar explotada por doble partida si tiene trabajo en cualquier industria. Hablar de patriarcado es hablar de que definitivamente es el hombre el que domina la familia y la sociedad; hablar de heteropatriarcado es hablar de una sociedad donde es el hombre el que ejerce el poder sobre la familia y la sociedad y además, la heterosexualidad es el canon, lo común e incluso lo preferible en la sociedad.

Extractos de F. Engels en El origen de la familia y la propiedad privada:


F. Engels en El origen de la familia y la propiedad privada escribió:
Tal fue el origen de la monogamia, según hemos podido seguirla en el pueblo más culto y más desarrollado de la antigüedad. De ninguna manera fue fruto del amor sexual individual, con el que no tenía nada en común, siendo el cálculo, ahora como antes, el móvil de los matrimonios. Fue la primera forma de familia que no se basaba en condiciones naturales, sino económicas, y concretamente en el triunfo de la propiedad privada sobre la propiedad común primitiva, originada espontáneamente. Preponderancia del hombre en la familia y procreación de hijos que sólo pudieran ser de él y destinados a heredarle: tales fueron, abiertamente proclamados por los griegos, los únicos objetivos de la monogamia. Por lo demás, el matrimonio era para ellos una carga, un deber para con los dioses, el Estado y sus propios antecesores, deber que se veían obligados a cumplir. En Atenas, la ley no sólo imponía el matrimonio, sino que, además, obligaba al marido a cumplir un mínimum determinado de lo que se llama deberes conyugales. Por tanto, la monogamia no aparece de ninguna manera en la historia como una reconciliación entre el hombre y la mujer, y menos aún como la forma más elevada de matrimonio. Por el contrario, entra en escena bajo la forma del esclavizamiento de un sexo por el otro, como la proclamación de un conflicto entre los sexos, desconocido hasta entonces en la prehistoria [...]

En un viejo manuscrito inédito, redactado en 1846 por Marx y por mí, encuentro esta frase: «La primera división del trabajo es la que se hizo entre el hombre y la mujer para la procreación de hijos». Y hoy puedo añadir: el primer antagonismo de clases que apareció en la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer en la monogamia; y la primera opresión de clases, con la del sexo femenino por el masculino. La monogamia fue un gran progreso histórico, pero al mismo tiempo inaugura, juntamente con la esclavitud y con las riquezas privadas, aquella época que dura hasta nuestros días y en la cual cada progreso es al mismo tiempo un regreso relativo y el bienestar y el desarrollo de unos verifícanse a expensas del dolor y de la represión de otros. La monogamia es la forma celular de la sociedad civilizada, en la cual podemos estudiar ya la naturaleza de las contradicciones y de los antagonismos que alcanzan su pleno desarrollo en esta sociedad.

La antigua libertad relativa de comercio sexual no desapareció del todo con el triunfo del matrimonio sindiásmico, ni aún con el de la monogamia.

Fuente: ídem

2.Se entiende pues que el modelo monogámico trae consigo un modelo sexual eminentemente heterosexual destinado al mantenimiento de la riqueza y los medios de producción, ya arrastrado desde el principio de los tiempos y que su principal función es confinar los antedichos a un modelo familiar cerrado. Si bien el proletariado no tiene mucho que acumular salvo su propia miseria, el modelo social está basado en el patriarcado y es reforzado por el modelo utilitario de la heterosexualidad. Si bien la infraestructura cambia y la superestructura muta, hay factores que se han arrastrado a lo largo de los siglos, y uno de ellos es la influencia religiosa: religión que se organiza para intereses económicos y sociales concretos.

3. Dialécticamente, el patriarcado requiere de acciones reproductivas naturalmente encontradas en las relaciones heterosexuales para perpetuarse. La religión, como modelo fundamental en la superestructura y partícipe directo en los intereses de determinada clase social, condena la homosexualidad, condena el onanismo y condena las relaciones fuera del matrimonio. Si bien el matrimonio también es posible entre personas del mismo sexo, entre sí no pueden dar lugar a descendencia salvo procedimientos artificiales. El domino de la heterosexualidad es un valor utilitario, no necesariamente forzado, pero sí eficaz y relacionado con el actual sistema patriarcal ya existente en la época de Marx, Engels y Lenin.

4.Hablar de patriarcado y heteropatriarcado muchas veces, según el desarrollo histórico, es hablar de lo mismo, ya que el patriarcado no tendría sentido en relaciones homosexuales; y menos aún el matriarcado, que es minoritario tanto históricamente como en el mundo actual.

IonaYakir escribió:Estoy diciendo que lo determinante para considerar a un grupo social revolucionario es su Clase, en este caso el proletariado, que es determinado por su ubicación en la producción. Acordate que ese mensaje era en respuesta al que dijo que la clase revolucionaria era la mujer, y con eso no estabas de acuerdo, supuestamente, o no? Que pena que el ser humano tenga la capacidad de mentir.

Muchas veces me cuesta entenderte, posiblemente sea por mi culpa.

Aquí nadie ha negado que el motor de la historia es la lucha de clases. Empero, tanto F. Engels y N. Lenin denunciarían que pese a que la sociedad se articula en clases y que estas están enfrentadas en relaciones de explotación y desposesión, la mujer de forma paralela y dual, es explotada. No es posible realizar un análisis objetivo sin entender la explotación de la mujer de forma dual; tú lo que dijiste fue lo siguiente y de lo que leo, abro el debate:

IonaYakir escribió:Vamos a ver, para la teoría revolucionaria lo que importa no es si un individuo es hombre o mujer, no importa su orientación sexual, su etnia ni nada de eso, lo que importa es su lugar en la producción material de la sociedad.

Y esto es mentira o no del todo cierto, porque como ya he ilustrado anteriormente, en la teoría revolucionaria si que importa que el sujeto sea hombre o mujer, ya que si eres mujer, serás explotada por doble partida. La superioridad del hombre declarada dentro del marxismo y en la sociedad capitalista es innegable. Omitir o quitarle importancia al movimiento feminista es erróneo y da lugar a errores de análisis teórico-prácticos bastante notables.

Efectivamente los sexos no pueden ser sujetos históricos, sino las clases. Lo dije y sigo diciéndolo; lo que yo hago es puntualizar tus palabras según la perspectiva del marxismo-leninismo y lo que dices, no es del todo cierto.

Sobre los calificativos y/o adjetivos, permíteme decirte que no me voy a rebajar a tu nivel. Si fuese por mí, te hubiese ignorado como he ignorado a todos aquellos que basan su argumentario en calificativos en vez de demostrar sus puntos a través de la demostración y la dialéctica.

IonaYakir escribió:Los que actualmente se hacen llamar “luxemburgistas” tienen algo que ver con Rosa además del nombre? son marxistas? Y los revisionistas, son marxistas? Porqué tomas por separado Marxismo y Leninismo? Porque incluís dentro del Leninismo las corrientes trotkistas? No hay ningún debate en estos temas, solo usurpaciones y la forma en que abordas el tema delata tu línea, que claramente no es comunista.

1. Si son "luxemburguistas" lo normal es que hayan leído a Rosa de Luxemburgo y apoyan a sus ideas. Lo contrario es hipocresía y dejaría de tener sentido llamarles luxemburguistas.
2. Los revisionistas en esencia se desligan de los puntos más importantes del marxismo, ya no del marxismo-leninismo en sí, sino del marxismo más elemental, como la lucha de clases o el proceder violento de la revolución en favor del parlamentarismo eterno y reformista. Entendemos a los primeros revisionistas como padres del socialismo democrático y la socialdemocracia actual.
3. Por honestidad intelectual, aunque yo crea que el marxismo y el leninismo son ambos pares y el segundo es una continuación racional del primero, el leninismo no es, ni de lejos, la única tesis teórico-práctica propuesta para desarrollar las teorías de K. Marx y llevar al proletariado a su liberación. Así, los seguidores de Rosa de Luxemburgo discrepan íntrisecamente con Lenin y por eso, son llamados luxemburguistas, o si le quiere y para ser redundantes: marxistas-luxemburguistas; mientras que Rosa Luxemburgo estaba a favor de las tesis de Kautsky, Lenin las rechazaba meridianamente. También se dan movimientos de tercera vía que rompen directamente con el estatismo soviético como el eurocomunismo, por ejemplo.

Tras la muerte de Lenin, intelectualmente, surgieron muchos movimientos ideológicos que o bien se declararon herederos del leninismo, o bien aportaron su toque personal a la teoría y praxis revolucionaria, como los marxistas-leninistas-maoístas o los marxistas-leninistas-hoxhaístas, opuestos entre sí pero que encuentran un nexo más o menos estable en Stalin y que luego o bien se llamarían revisionistas -como el término "káfir" en árabe para nombrar al incrédulo o al infiel-. En oposición a estos dos, está Trotsky que conforrmaría el marxismo-leninismo-trotskismo, que cargaría contra el socialismo de un solo país.

Incluyo al trotskismo dentro del marxismo-leninismo porque es evidente -y por lo que  llevo leído de él, que es poco- que su parecer ideológico está eminentemente influido por el leninismo, al igual que lo está el maoísmo o el hoxhaísmo, independientemente del grado de acuerdo que se nos presente con estos.

Extractos de Trotsky en Lenin como tipo nacional:

León Trotsky escribió:Marx entero está contenido en el Manifiesto Comunis­ta, en el prólogo de su Crítica, en El Capital. Aun cuando no hubiese sido el fundador de la Primera Internacional, siempre hubiera sido lo que es. Lenin, en cambio, se dedica desde luego a la acción revolucionaria. Sus obras son simples ejercicios preparatorios de la acción. Aunque no hubiese publicado un solo libro hubiera aparecido en la historia como aparece hoy: como el jefe de la revolu­ción proletaria, el fundador de la Tercera Internacional.

Se necesitaba un sistema claro, erudito -dialéctica materialista-, para poder realizar el tipo de tareas que llevó a cabo Lenin; ello era necesario, pero no suficiente. Hacía falta aquel poder creador misterioso que se llama intuición: la habilidad de advertir las apariencias en seguida- de distinguir lo esencial e importante de lo insignificante y superfluo, de reconocer las partes equivo­cadas de una descripción, de medir bien los pensamientos de los demás y sobre todo el del enemigo, de unir todo esto en un todo, y en el momento en que la 'fórmula" se concrete en su pensamiento, dirigir el golpe. Esto es intuición en acción. Ella equivale por otra parte a lo que llamamos penetración.

Cuando Lenin, cerrado el ojo izquierdo, recibía por radio el discurso parlamentario de un jefe de prosapia imperialista o la nota diplomática esperada -un cierto tejido de reserva sanguinaria y de hipocresía política parecía un "mujik" de temple orgulloso, al que no hay manera de reducir. Un campesino terco y avisado que llega a los límites de la genialidad con las últimas adquisiciones de un pensamiento de estudioso.

El joven proletariado ruso está capacitado para llevar a cabo lo que solamente realiza quien ha arado el duro terruño de los campesinos hasta sus profundidades. Nues­tro pasado nacional ha preparado este hecho. Pero precisa­mente porque el proletariado vino al poder por el curso de los acontecimientos, nuestra revolución ha sido capaz de vencer repentina y radicalmente la torpeza limitada y provinciana; la Rusia del Soviet se convierte no sólo en el refugio del comunismo internacional, sino también en la personificación viva de su programa y de sus métodos.

Por caminos desconocidos no explicados aún por la ciencia, a través de los que se modela la personalidad del hombre, Lenín tomó de su nacionalismo todo lo que necesitó para la mayor acción revolucionaria que han visto los siglos. Precisamente porque la revolución social, que tiene desde hace tiempo su expresión teórica internacio­nal, encontró desde el primer momento su personificación en Lenin, éste resultó, en el verdadero sentido de la palabra, el jefe revolucionario del proletariado del mundo.

Fuente: pincha aquí

Si quieres hacernos creer que el marxismo-leninismo es la única vertiente teórica-práctica dada en la historia, debo decirte que incurres a imprecisiones históricas y teórico-prácticas bastante importantes. Otra cosa es que las variantes ajenas al marxismo-leninismo sean erradas y si fueren, deban ser o bien corregidas o debatidas.

Habría que definir qué es el comunismo y qué es un comunista. F. Engels y por extensión, sus compañero K. Marx en Principios del comunismo definen que el comunismo en esencia es la doctrina de las condiciones de la liberación del proletariado.. El diccionario soviético de filosofía lo definiría como:

Definición del diccionario soviético filosofía sobre el término "comunismo":


Diccionario soviético de filosofía escribió:
Formación económico-social que sustituye al capitalismo; segunda fase (estadio) superior de la sociedad comunista.

Los fundadores del marxismo C. Marx y F. Engels, al descubrir las leyes del surgimiento, desarrollo y muerte del capitalismo, demostraron la inevitabilidad de la victoria del comunismo y elaboraron los problemas cardinales de la teoría del comunismo.


Lenin desarrolló la teoría del comunismo científico en nuevas condiciones históricas y elaboró los planes de la construcción comunista en la URSS. Los problemas fundamentales de la doctrina del comunismo fueron desarrollados por Lenin en sus obras “El Estado y la Revolución”, “La economía y la política en la época de la dictadura del proletariado” y otras. La teoría del comunismo científico tuvo su desarrollo ulterior en las resoluciones de los órganos dirigentes del Partido Comunista de la Unión Soviética, de los partidos comunistas y obreros hermanos y en las obras de los científicos marxistas.

La sociedad comunista atraviesa en su desarrollo por dos fases: el socialismo, su primera fase, inferior, y el comunismo, la segunda fase, superior. El socialismo y el comunismo son dos estadios del desarrollo de un solo modo de producción, que se diferencian entre sí por el grado de madurez. La base económica del socialismo y del comunismo es la propiedad social sobre los medios de producción, la gran industria productora de máquinas organizada en base a un plan único de la economía nacional, que no conoce la competencia, la anarquía y la crisis. Las relaciones de producción se hallan en concordancia con el carácter de las fuerzas productivas y abren un amplio campo para su desarrollo. Tanto bajo el socialismo como bajo el comunismo, no hay clases explotadoras, se han liquidado la desigualdad nacional y el objetivo de la producción es el hombre con sus necesidades.

Al mismo tiempo, entre el socialismo y el comunismo existen diferencias sustanciales, condicionadas por el diverso grado de desarrollo de las fuerzas productivas así como por el de las relaciones de producción. Bajo el socialismo, la propiedad social sobre los medios de producción ofrece dos formas: la de todo el pueblo, estatal, y la cooperativo-koljosiana, persisten las diferencias entre la clase obrera y el campesinado, persisten las diferencias sustanciales entre la ciudad y el campo, entre el trabajo físico y el intelectual, la distribución de los bienes producidos se realiza de acuerdo con la calidad y cantidad del trabajo empleado. Uno de los rasgos característicos de la fase superior de la sociedad comunista es la existencia de una forma única de la propiedad comunista de todo el pueblo sobre los medios de producción. Bajo el comunismo la economía nacional descansará sobre bases técnicas más elevadas que bajo el socialismo, tanto en la industria como en la agricultura. En base a la técnica elevada, se logrará la más amplia mecanización del trabajo, la automatización total de la producción, la aplicación de la química a todas las ramas de la economía, el desarrollo máximo de la electrificación, la utilización de nuevos tipos de energía. La base técnico-material del comunismo aliviará al máximo el trabajo, modificará sustancialmente su carácter y brindará a los miembros de la sociedad comunista la posibilidad de desarrollar más ampliamente aun sus aptitudes.

“En la fase superior de la sociedad comunista –escribía C. Marx– después de que desaparezca la esclavizadora sujeción del hombre a la división del trabajo… cuando el trabajo deje de ser tan sólo un medio de vida para convertirse él mismo en la primera necesidad de la vida; cuando junto al desarrollo multifacético del individuo crezcan también las fuerzas productivas, y todas las fuentes de la riqueza social comiencen a fluir como un torrente, sólo entonces la sociedad podrá inscribir en sus banderas: ‘De cada uno según su capacidad, a cada uno según sus necesidades’.” Bajo el comunismo, cuando todas las ramas de la producción se basen en la propiedad única de todo el pueblo, desaparecerán totalmente las diferencias de clase entre la clase obrera y el campesinado, desaparecerá la diferencia esencial entre la ciudad y el campo, se llevará a cabo la forma única de distribución de acuerdo con las necesidades en sustitución de las dos formas fundamentales de distribución, propias del socialismo, de acuerdo con el trabajo (el salario en las empresas estatales y los “trudodniei” en los koljoses). A diferencia del socialismo, el comunismo significa la desaparición no sólo de la contradicción, sino también de la diferencia esencial entre el trabajo físico y el intelectual, un elevado nivel de desarrollo técnico y cultural de todos los trabajadores de la sociedad, el más amplio desarrollo de las aptitudes mentales y físicas de los hombres.

La transición del socialismo al comunismo se realiza paulatinamente, sin revolución política. El estadio superior de la sociedad comunista surge de su primer estadio (inferior) el socialismo. La condición más importante para la transición hacia el comunismo es el desarrollo multifacético de la industria pesada, la electrificación de todas las ramas de la economía nacional, la mecanización total y la automatización de la producción.

Una vez triunfante en escala mundial, el comunismo se diferenciará por toda una serie de rasgos y particularidades del comunismo construido en un solo país o en varios países. Bajo el comunismo plenamente desarrollado y definitivamente afirmado en escala mundial, no habrá Estado y desaparecerán paulatinamente las diferencias nacionales. Al mismo tiempo hay que decir que el camino hacia la extinción del Estado bajo el comunismo no supone su debilitamiento sino, por el contrario, su fortalecimiento por todos los medios. Del mismo modo, el camino de la fusión de las naciones y las culturas nacionales atraviesa por el desarrollo máximo de las naciones socialistas y de sus culturas, nacionales por su forma y socialistas por su contenido.

Fuente: pincha aquí

Ser comunista, por tanto, es adherirse a las tesis fundamentales elevadas al estatus de ley enunciadas por K. Marx y F. Engels a diferencia de otros movimientos entendidos o autodenominados como comunistas y que estarían englobados dentro del socialismo utópico, en contraposición al socialismo científico. El socialismo y el comunismo dentro del marxismo están unidos como etapa histórica conocida como socialismo-comunismo.

Si bien tú puedes hacer uso del takfirismo propio en el islam, yo no te voy a responder diciéndote que en verdad el comunista no eres tú, yo a lo que te llamo es que vuelvas a K. Marx, F. Engels o a Lenin para demostrar que o bien yo no soy comunista o bien mis tesis no lo son. Tú no puedes, o mejor dicho, no debes -y a modo de recomendación amistosa- decir que una persona es así o de otra manera y luego no demostrar porque dices lo que dices. Como marxistas declarados, tu obligación es demostrar lo que dices en base al criterio científico y no soltar calificativos.

A mí no me ofende que acuses mi argumentación de no ser comunista. Lo que realmente me ofende es que no te hayas remitido a K. Marx, F. Engels o Lenin ni una vez para demostrar que estoy equivocado, haciendo que muchas veces dude sobre la utillidad material de debatir contigo o si bien el debate se está atascando y desviando en debates de deslegitimación.

IonaYakir escribió:Este mismo hilo es una demostración del extravío ideológico de la izquierda. Los dos primeros foreros que comentaron en el hilo, consideran que la “mujer” es el sujeto de la revolución en el siglo XXI, una opinión evidentemente sacada de su experiencia práctica en sus organizaciones politicas. Así como esos dos foreros dijeron lo que dijeron, otros salieron a defenderlos de los marxistas críticos, tal es el caso de alex, jose y vos, quienes vienen a debatir contra los que criticamos la idea del thead, en cambio apenas invirtieron una sola línea de “critica” contra los compañeros que abrieron el hilo. ¿Qué mejor ejemplo que esto?

Vuelves a generalizar a la izquierda como si esta fuese homogénea, y esto es un error.

Es completamente falso que aquí alguien haya defendido que el sujeto revolucionario es el sexo y no la clase. Lo que se ha respondido es que la mujer no puede ser un sujeto revolucionario, y qué solo las clases a través de las distintas relaciones de producción lo pueden ser. Zanjada esta respuesta, los compañeros que nombras y yo hemos respondido y contradicho o bien tus afirmaciones, o la de otros compañeros afines a ti ideológicamente.  

Si te fijas bien, la mayor parte de mis argumentos surgen de la contradicción a través de los textos de los que tanto tú como yo consideramos autores esenciales o relevantes en el marxismo, incluido Stalin. Sin embargo, tú has tomado superficialmente lo que he dicho sin entender que la matriz de mi argumentario es criticar tus desviaciones ideológicas utilizando lo que tú consideras o más sagrado y ortodoxo: las escrituras de K. Marx, F. Engels, N. Lenin o Stalin. Por supuesto, me siento realmente triste y no sé muy bien por qué,  si es porque te autodenominas marxista pero luego no eres capaz de debatir sobre la teoría marxista -porque lógicamente no has acudido a consultar o formarte en teoría marxista- o porque en verdad solo te haces llamar marxista para mezclar al marxismo y tus opiniones personales.

El iniciador del hilo es SlavaCCCP y solo ha escrito su primer mensaje, sin desarrollar más sus ideas ni responder a las críticas; tampoco ha contraargumentado ni ha demostrado por qué lo que dice es cierto. Por tanto, se ha criticado su fallo teórico y lo que se ha hecho es profundizar a través de las nuevas ideas y declaraciones vertidas en el hilo.

Ergo, cuando el tema del debate se desvía o profundiza a través de lo dicho, lo normal es criticar o responder a aquellos con los que no se está de acuerdo, no volver al primer mensaje del que no se puede sacar más que darle al compañero una corrección cordial y sensata, entendiendo que todos estamos limitados e invitándole a que se forme al respecto. Al contrario de la camaradería, tú lo que haces es llamar infieles del marxismo a todo aquel con el que no estás de acuerdo, en vez de demostrar que los demás no-afines a ti estamos equivocados, y esto solo tiene una palabra: sectarismo.

IonaYakir escribió:Estos escindidos tienen la crítica postmoderna hacia la “violencia” de la “vieja izquierda” y de la sociedad en general. Su causa es por una discusión acalorada con DeSantis y como no, por la propiedad de un departamento. Los expulsados, conformaron una organización junto a otras agrupaciones que dice luchar contra el “hetero-patriarcado” (en eso coinciden con vos), la performance, y no sé que otras cosas más, pero la lucha contra el “capitalismo” (al imperialismo ni lo nombran) es la última de sus prioridades.

No los he leído, por lo que no puedo dar un juicio de valor ni tampoco refutarlos o apoyarlos ideológicamente. Tampoco sé si su argumentario con respecto al heteropatriarcado es coincidente con el que yo he expuesto y/o viene de una conclusión racional basada en el marxismo-leninismo.

Me cito sobre lo último que djiiste:

El diccionario rojo escribió:El problema es el mismo de siempre y el que he denunciado reiteradas veces: creo que generalizar al feminismo como determinados segmentos es contraproducente y totalmente dispar con la realidad material. Ni todas las feministas son de FEMEN, ni el feminismo en sí, desde su esencia, es contrario al comunismo, siendo incluso parte de él en sus objetivos: la igualdad entre el hombre y la mujer conseguida a través de los cambios en las relaciones de producción aunque construida incluso antes del socialismo-comunismo. Por supuesto, se entiende que la lucha no debe ser sectarea y/o individualista sino que debe englobarse en un movimiento revolucionario y como parte fundamental del análisis de la sociedad capitalista para su posterior destrucción como régimen histórico.

IonaYakir escribió:El “lifestyle” de esta militancia postmoderna es identificado por la clase obrera y clases explotadas como proveniente de los barrios ricos. Estos análisis suelen poner nerviosas a las organizaciones, sobretodo por el lugar que ocupan dentro del conjunto de las relaciones sociales.

Demuestra esto, por favor. Tus impresiones personales no constituyen cómo se mueve el mundo.

Vivir en un barrio rico como en un barrio pobre no hace que uno siga siendo un asalariado explotado. Tanto el piloto-aviador como el minero, o el jornalero son asalariados y aunque la diferencia de salario es muy diferente, ninguno de ellos recibe la plusvalía por su trabajo y siguen estando igualmente explotados.

Y criticar el life-style de uno es absurdo e irrelevante. Cada uno puede gastar su dinero en lo que le dé la gana:

K. Marx y F. Engels en el Manifiesto Comunista escribió:El comunismo no priva a nadie del poder de apropiarse productos sociales; lo único que no admite es el poder de usurpar por medio de esta apropiación el trabajo ajeno.

Fuente: pincha aquí

IonaYakir escribió:¿Qué pasa cuando el marxismo no le explica las cosas a la sociedad y en cambio lo hace el fascismo? La izquierda en vez de explicar los motivos económicos del fenómeno de la inmigración, se dedica a desarrollar politicas de “puertas abiertas” y acusar de fascistas a todos los trabajadores que se oponen a estas politicas neoliberales. Y con las ideologías de genero, ni hablar. En ese contexto es obvio que la derecha va a ganar la partida, si monopolizan los sentimientos y aflicciones de las masas trabajadoras, mientras la izquierda se concentra en… las minorías.

Vuelves a acusar de la izquierda de ser homogénea tanto ideológica como de forma sistémica.

Sobre el tema que nos atañe, que es el feminismo y siglo XXI ya se ha dado respuesta larga y extendida a través de la experiencia revolucionaria y la teoría marxista-leninista ya citada. Si quieres debatir sobre la inmigración o la ideología de género, puedes abrir un hilo o debatir si hay un existente.

IonaYakir escribió:¿Sabes entender la ironía cuando a un término se le agregan comillas? Le aclaré a “alex” el término, si hubieras entendido la ironia de las comillas y el mensaje en respuesta donde lo aclaro (porque tu amigo tampoco entendió) no harías esta aclaración falaz acompañada de un articulo de Wikipedia. El problema está en que se sienten ofendidos por el término, automáticamente, porque saben que está dirigido hacia posiciones que defienden. Por otro lado, hablar del impacto del marxismo en la conciencia de las masas y comparar esto con “marxismo cultural” como lo entiende la derecha actualmente, es una falacia, ellos se refieren como luego afirmas, a las teorías de la escuela de Frankfort y otros pensadores posteriores, que en realidad eran anti-marxistas.

1. No necesariamente debo entender tus ironías. ¿Existe alguna regla en el normamento que así lo establezca? Si quieres que se te entienda en un medio eminentemente escrito, lo normal es que facilites a los demás tal, y no que los demás tengamos que comarnos la cabeza averiguando qué querías decir.
2. Has acusado a todos los que no profesan tu ideología de ser marxistas culturales como antónimo del marxismo ortodoxo -del que tú te consideras correligionario-. El problema de utilizar terminología filo-fascista o simplemente derechista es que te alineas directamente con ellos, sus postulados y su terminología no basada ni en el análisis del marxismo sino en sus miedos y sus más acérrimos deseos de crear una sociedad estática, en contra de los puntos más básicos del marxismo. Puse la captura de Wikipedia para tomar la misma fuente de la que tú tomas la información aportada en este hilo con respecto a la ley del pudor. Si vas a tomar Wikipedia como referente bibliográfico, yo no tengo ningún  problema, pero que sepas que desde la misma fuente el término que utilizas de marxismo cultural tiene su base histórica en la derecha y que ha sido continuada por la derecha alternativa. Los nazis, por ejemplo, utilizarían el término bolchevique cultural.
3. Leyendo de Wikipedia:



Si esto es lo que defiende la Escuela de Fráncfort, entonces, su visión es eminentemente marxista y dialéctica. La infraestructura capitalista trae consigo una superestructura proporcional. La escuela de Fráncfort no hablo en sí de "marxismo cultural", sino que esgrimió los principios más básicos del marxismo, que son que a cada infraestructura, le sigue de forma proporcional una superestructura que determinará por ejemplo, la cultura -que también las leyes, la religión y todos elementos que condiciona ls intereses de la clase dominante-. Yo no he leído a la Escuela de Fráncfort, por lo que no puedo responder ellos. Sin embargo, el término "marxismo cultural" fue acuñado por la extrema derecha como una crítica al marxismo.

Las diferencias claras entre lo que es el marxismo y de lo que se acusa al marxismo con respecto a la cultura es que mientras el marxismo en realidad entiende que la cultura está relacionada a la superestructura por el propio desarrollo de la infraestructura de un sistema económico concreto, la extrema derecha entiende que el "marxismo cultural" es un movimiento cuasi-entrista que busca dominar la intelectualidad de forma oculta, con nocturnidad y alevosía, llegando incluso a hablar de que el marxismo en sí es una creación judía para dominar el mundo y acabar con los goyim.

Si bien desde sus inicios, la Escuela de Fráncfort fue criticada por su vinculación al marxismo, no sería hasta la disolución plena de la URSS cuando surgen de forma oficial estos teóricos de la conspiración.

Erich Fromm perteneció a la Escuela de Fráncfort y encabeza este foro con una frase mítica de su obra El arte de amar. ¿Es Erich Fromm o este foro en sí anti-marxista? Realmente acusas a todo el mundo de infidelidad con mucha infidelidad sin profundizar en tus análisis y/o explicaciones.

IonaYakir escribió:No es ninguna falacia de autoridad, es una pregunta directa y simple, los clásicos del marxismo veían el sexo de manera binaria. Los comunistas no tenían las perversiones aberrantes de los parafilicos filósofos postmodernos que pedían tolerancia para justificar sus depravaciones. En el texto de Lenin y Zetkin, se explica con el correspondiente desprecio, como ciertos grupos trataban de politizan sus perversiones sexuales. Ahora te pregunto a vos, conoces alguna cita de los clásicos donde tomaran una posición absolutamente degradante con respecto a estos temas? Si O NO?

Sí que lo es. Haz pedido que se te cite los clásicos del marxismo; luego asumes que no lo vamos a encontrar, por tanto como no lo vamos a encontrar, todo lo que no se encuentra en la obra marxista es falso. Si el marxismo no habla sobre si el género es binario, no significa que el género no sea binario, significa que el marxismo no habla de ellos. Ni todo lo que hablan los clásicos del marxismo es cierto ni todo lo que callan es igualmente falso.

IonaYakir escribió: Los comunistas no tenían las perversiones aberrantes de los parafilicos filósofos postmodernos que pedían tolerancia para justificar sus depravaciones.

Eso tú no lo sabes ni lo llegarás a saber, porque muchos aspectos de la vida de los clásicos son ocultos y no podemos ni conocer la vida ni los deseos de todos de forma absoluta. También, siendo justos, habría que definir qué son las perversiones aberrantes y en el caso de que alguno/s las cometieran, derimir si su vida personal es relevante a la verdad de su composición bibliográfica.

IonaYakir escribió:En el texto de Lenin y Zetkin, se explica con el correspondiente desprecio, como ciertos grupos trataban de politizan sus perversiones sexuales.

¿Cuál?

IonaYakir escribió:Ahora te pregunto a vos, conoces alguna cita de los clásicos donde tomaran una posición absolutamente degradante con respecto a estos temas? Si O NO?

Las opiniones, opiniones son. Una cosa son las opiniones, y otras son las demostraciones científicas. Si de K. Marx, F. Engels y J. Stalin se reporta que eran homófobos, yo estaría de en desacuerdo con su actitud por muy Marx, Engels o Stalin que fueran.

IonaYakir escribió:¿Y esto? Son muchas las tergiversaciones que te tenemos que tolerar “diccionario”. Ese mensaje que citas, era en respuesta a tu amigo alex, quien intentaba aminorar las “intimidades” de los filósofos postmodernos, con los “errores” de Marx. Lo de Marx no fue un error, él era un militante político y se ocupo de lleno a desarrollar su teoría, así como otros revolucionarios que se dedicaron a la causa del socialismo y no a sus familias. Son elecciones. Las perversiones de los filósofos postmodernos no son simples “errores”, la violación sexual no es un “error de la intimidad”, la pedofilia no es un “desliz”. Tu llamado a ridiculizar y tratar de “dogmáticos” a los camaradas, atacar los aciertos y las victorias de Stalin, y en fin, defender todas estas posiciones liberales, no hacen ninguna gracia. Si vas a defender las parafilias de los subnormales Foucault y compañía, hacelo de frente.

Eres tú el que suaviza los errores de los clásicos por el mero hecho de ser clásicos, como si fuesen infalibles.

Sí, era una respuesta a Anxe (ANXE!!) pero eso no me quita al derecho a citar, desmenuzar y responder a tus argumentos. Lo que has hecho es comparar a Marx con filósofos que criticas y suavizar su figura porque Marx es Marx y por supuesto, o es infalible o sus errores son niñerías. Dudo yo bastante que Anxe defienda la pedofilia u otras tergiversaciones que tú realmente le quieras asociar.

Ni todos los posmodernos son pedófilos ni violadores.

Llamo dogmáticos a todos aquellos que se hacen llamar así mismos marxistas-leninistas y caracterizan al marxismo-leninismo y sus dioses como infalibles y desprovistos de error.

Yo no he atacado los aciertos y las victorias de Stalin. He remarcado las victorias y aciertos de Stalin y he condenado sus fallos garrafales y autoritarios.

Yo no voy a defender las parafilias ni de Foucault, ni de ningún otro. A mí de Foucault y todos los demás me interesan por lo que pudieron aportar intelectualmente. Lo demás, me sobra.

IonaYakir escribió:
El diccionario rojo escribió:No se nota. De hecho, permíteme ser escéptico con respecto a tu formación sobre los autores que criticas. Aún no he visto que nos hayas iluminado con tu conocimiento sobre la bibliografía de estos.

Diccionario Rojo defendiendo a la escuela de Frankfurt y al postestructuralismo francés. Bravo! El jubilado “jose” que le da la razón no entiende nada.

No, para nada. No los he leído a todos ni tampoco poseo el conocimiento suficiente porque no he leído de primera mano todas sus tesis. Si pedirte bibliografía sobre los posmodernos y que me demuestres que los has leído y comprendes lo que dicen es apoyarlos, entonces, no pedírtela y quedar en la más absoluta ignorancia significa, seguir el ionayakirismo -con todos los respetos al difundo real.

IonaYakir escribió:No me dejan de sorprender los cada vez más burdos intentos por defender a estos autores. Si “alex” describe la idea de Beauvoir que luego sirvió de pilar de la teoría Queer, como una idea que parte del materialismo histórico y luego admite que en realidad Beauvoir no es marxista ni su análisis parte del materialismo, como va a ser materialista? ¿Qué tiene que ver la mecánica cuántica con una teoría social que se le quiere adjudicar al materialismo?

Has dicho literalmente:

IonaYakir escribió:no es materialista ya que no posee ninguna profundización cientifica en lo que son las relaciones de producción.

A lo que yo he respondido:

El diccionario rojo escribió:Supongo también que la mecánica cuántica, al no estar relacionada con los medios y sus relaciones de producción no son científicas. También, hemos de suponer que la medicina, la farmacología y en definitiva,  casi la totalidad del saber científico no son ciencia porque no tratan específicamente las relaciones de producción.

Simple y llanamente he criticado tus actividades calificativas. Si todo lo que no profundiza en las relaciones de producción no es científico, ya me podrás explicar qué es la mecánica cuántica, la medicina y la totalidad del saber científico.

IonaYakir escribió:A lo mejor no lo sabes, pero dentro del movimiento comunista existen y existieron debates. No hay diferencias también desde el leninismo con algunas de las teorías de Mao? El maoísmo entonces no forma parte del pensamiento comunista? Esto obviamente es una falacia. El problema es que “diccionario rojo” cree que los comunistas somos unos cuadrados. Las criticas que se le hacen a Luxemburgo se da en un ambiente de camaradería, no son criticas de principio como con Trotsky.

El hoxhaísmo en su segunda etapa acusa al maoísmo de revisionismo -por tanto, es anti-marxista, dentro del argumentario hoxhaísta-; Lenin y Rosa de Luxemburgo eran adversarios intelectuales; igualmente es cierto que cargó duramente con ella y contra su principal fuente de inspiració y autodenominado maestro intelectual: EL RENEGADO KAUTSKY.

Históricamente cada uno se ha posicionado según el crítico: unos con Trotsky, otros con Rosa, otros Mao, otros con Hoxha y muchas veces sus militantes se han llamado revisionistas entre sí. Por supuesto, entendemos revisionismo como la peor palabra que se le puede decir a un comunista, como el musulmán que llama a otro incrédulo o infiel.

El problema es que tú mismo te has llamado marxismo ortodoxo y has llamado a otros con todo tipo de calificativos para denotar que tú y solo tú junto a tus afiliados ideológicos sois los marxistas ortodoxos, los próceres del marxismo y de su comprensión teórico-dialéctica. No sé si los comunistas son unos cuadrados o no, lo que sí sé es que si con ortodoxia crees que tienes la batuta del análisis correcto, estás totalmente equivocado.

IonaYakir escribió:Te vas a rectificar por esta última mentira o tengo que citar a Lenin y Luxemburgo criticando al feminismo?
Admití que sos un mentiroso.

Yo no tengo problemas en rectificar si me he equivocado. Eres tú el que consideras una debilidad equivocarse y parece que dices que voy a rectificar como el que va a ir al urólogo a que le hagan un tacto rectal. Si tú me llamas mentiroso -término infundado- yo te llamaré ignorante de forma totalmente objetiva, ya que ignoras y cortas deliberadamente la definición originaria de feminismo y por qué digo que Kolontái y Luxemburgo son feministas:

El diccionario rojo escribió:Tanto A. Kolontái como Luxemburgo eran feministas. Entendemos feminismo como el movimiento que busca la igualdad entre hombres y mujeres. Entendemos también que el feminismo debe ser pensado de forma dual, una para liberar a las mujeres de las dos clases, explotada y explotadora, y la otra, como una linea de análisis de clase que siendo inherente al análisis marxista ponga en tela de juicio el patriarcado como una forma de dominación más sostenida por la superestructura del régimen capitalista.

Si esto es mentir, tú vives en un mundo distinto.

IonaYakir escribió:Y por favor, dejen de escribir rios de tinta, simplifiquen sus mensajes. Hay una intervención de SS-18 sobre la familia y porqué es ultra-izquierdista la estrategia que lleva adelante la nueva izquierda al respecto, mensaje que quedo sin responder, lo pasaron por alto y fue tapado por toneladas de basura.

Marxismo a la carta. Si quieres, puedes construirte una máquina del tiempo y decirle a K. Marx y F. Engels que simplifiquen a treinta páginas El Capital. No somos nosotros los que debemos simplificar, eres tú el que debes iniciarte en lo complejo.

Aquí nadie tapó nada ni se deslegitimó algunas apreciaciones de SS-18. Sin embargo, tú si lo haces y llamas a nuestros aportes basura. ¿Por qué no seguir tu actitud autoritaria y xenófoba y llamar tus mensajes y apreciaciones simplemente como basura en vez de perder el tiempo en escribir párrafos y párrafos para responderte? Sería todo más sencillo y el sentido de este foro dejaría de existir, motivado en esencia por el debate.

IonaYakir escribió:los que usan "recursos sucios de debate" son los otros, al margen de que tus amigos defiendan posiciones post-modernas, hablen del "hetero patriarcado" LITERAL como cualquier progre posmo liberal, mezclen trotkismo con leninismo, condenen a Stalin, digan "kollontai y luxemburgo eran feministas"

1. Eres tú el que utilizas recursos sucios de debates, como calificativos, falacias y otras lindezas que no prefiero mencionar.
2. El heteropatriarcado está demostrado. Que el movimiento posmoderno lo utilice en los mismos términos marxistas no lo hace incorrecto, sino redundante.
3. Claro que los comunistas debemos criticar todo aquello erróneo, abusivo y contrarrevolucionario, si no. ¿Qué clase de comunistas seríamos? Si Stalin cometió errores, se dicen junto a sus aciertos y punto.  
4. Si el trotskismo y el leninismo tienen puntos en común, ¿cómo no mezclarlos y reconocer que hay similaridades? Esto es un trabajo simple e intelectual, honesto y anti-sectareo, independientemente de lo que uno piense sobre Trotsky.
5. Kolontai y Luxemburgo eran feministas en el término absoluto de la palabra: igualdad entre hombres y mujeres. Lo que pasa es que tú asocias absolutamente el feminismo como una corriente eminentemente burguesa, que no es compatible con el comunismo y que todo el feminismo es FEMEN o derivados. Quieres separar artificial el feminismo del comunismo porque esencialmente quieres negar que dentro del proletariado en la fase actual del capitalismo la mujer está doblemente explotada; quieres separar de forma totalmente equívoca al feminismo del comunismo porque no se generaliza a la clase trabajadora y no quieres que se hable que incluso dentro de las clases trabajadoras hay asuntos que se deben de tratar de forma especial y más profunda: por eso, A. Kolontái se unió a la Oposición Obrera para defender la independencia de los sindicatos y por eso mismo, dentro de la URSS, se gesta el movimiento obrero femenino.

IonaYakir escribió:El único que respondio algo del mensaje 27 de SS18, fue "diccionario" que critica a los sovieticos y a Stalin por haber prohibido el aborto y la homosexualidad para realinear a las masas contra los nazis. O sea, si faltaba un parametro para decir que posición el marxista leninista y que posición es anarquista, trotkista o ultra-izquierdista, con esto ultimo no quedan dudas.

Sí. ¿Y qué tiene de malo que los critique? ¿Acaso tú defiendes que se persiga la homosexualidad y el derecho al aborto?

No digas tonterías y cosas sin sentido. El gobierno soviético tuvo más de 20 años para formar a la población soviética en este tipo de temas. J. Stalin no ilegalizó la homosexualidad y el aborto porque hubiesen masas y masas en las calles manifestándose porque se ilegalizase la homosexualidad y el aborto: J. Stalin ilegalizó la homosexualidad y el aborto porque él y sus soportes eran esencialmente homófobos y muy cercanos a los valores de la Iglesia Ortodoxa de la que casualmente, J. Stalin aprendió y mamó durante su infancia y adolescencia. En definitiva, decir que el gobierno soviético prohibió la homosexualidad y el aborto para que la población apoyase al Estado soviético en defensa de los nazis, no tiene base histórica.

Si la población soviético luchó, no fue porque les caían mal los homosexuales o las mujeres que abortan, sino porque se estaban muriendo por hambre, enfermedades, perdieron a sus familiares y muchos de los que lucharon con el Ejército Rojo eran prisioneros a los que se obligó a batallar. Por lo que, generalizar por generalizar..., es totalmente inverosímil con la realidad y el proceder material.

¿Quién niega los grandes aciertos de Stalin? ¿Quién va a negar que la aplicación de los planes quinquenales fue un éxito rotundo? ¿Quién va a negar el benefició que significó la industrialización masiva de la URSS? Tampoco se niega, sin duda, el muy importante peso que tuvo la constitución de 1936 en el proceder de la URSS con posterioridad. Pero de ahí a divinizar como entidad infalible..., pues no.

IonaYakir escribió:Pd. No es serio que axel diga orgulloso "no leíste a quienes criticas", quien no leyo a los postmodernos? En mi facultad nos los dan de leer desde el CBC (primer año) hasta que te recibís. Jajaja. Y si no los lees, es lo mismo porque sus ideas están en el movimiento de izquierda moderno y en la tv. Basta de payasadas.

Será un placer que tomes tus lecturas y las mostraras aquí, especialmente las relacionadas con el feminismo. Lo único que haces es utilizar calificativos y no demostrar absolutamente nada.

IonaYakir escribió:Ser hombre para esta nueva izquierda significa ser una recreación de la "masculinidad toxica" y la cultura de la violación, en ese sentido no hay ningun camino que no sea el de fortalecer las posiciones de la derecha.

¿Quién? ¿Qué organización de masas dice esto?
avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Mar Mayo 15, 2018 12:29 am

Lo cierto, Iona Yakir, es que no he entendido prácticamente nada de la retahíla que me has dedicado. Me hablas en un leguaje que ni entiendo, con unos conceptos que no reconozco para nada como del acerbo del Marxismo-leninismo. No tengo ni la más remota idea de qué es eso de "la nueva izquierda", de a qué llamas "posmodernismo", qué es el "Marxismo cultural", ni en qué te basas para decir que defiendo alguna corriente de algún tipo que pretende "la eliminación física del género masculino" o algo así que insinúas.

Vamos, que no me entero de lo que me dices. No entiendo los términos y conceptos que utilizas y jamás los he visto en texto o análisis marxista-leninista de ningún tipo, sinceramente.

Quizás sea porque jamás he ido a la Universidad y mi formación académica es sólo profesional y referente ante todo al desarrollo de las más de diez profesiones que me he visto en la necesidad de ejercitar en mi vida, y porque mi formación marxista es en parte autodidacta y en mucha mayor parte ha sido parte de la formación colectiva junto con otros camaradas comunistas, y siempre desde mi compromiso militante con el Comunismo, más que fruto del academicismo y de los estudios universitarios y reglados; pero lo cierto es que jamás hice uso de los conceptos y términos que utilizas como si fueran parte de las categorías y del acerbo de la Praxis Revolucionaria del Proletariado y que,con toda sinceridad te digo que, en consecuencia, no entiendo casi nada de lo que me quieres decir e imputar con ellos, Iona Yakir.

Por otro lado, te voy a expresar de otra manera lo que te he pedido, porque no te he pedido "soluciones mágicas" de ningún tipo, si no tan sólo que esboces tu propuesta de algún tipo de plan político grosso modo o de estrategia general para implementar las tareas que supongo consideras, como comunista, que los comunistas que piensan como tú habréis de realizar para enmendar esa situación tan dramática para "la izquierda" y para el género masculino que describes y criticas y recuperar para el Marxismo (tal como tú lo entiendas y veas) esa "izquierda" tan perdida y embarrada en el "posmodernismo queer".

Al fin y al cabo, eres tú quien me ha acusado repetidamente de no hacer más que abstracciones y de moverme en el terreno de la pura teorización. Justo es que te pida que ascendamos al terreno de lo concreto, en lo posible dedse este medio de Forocomunista. ¿No te parece? Yo estoy dispuesto a hacer ese ejercico, aún siendo plenamente consciente de las limitaciones que necesariamente ha de tener dadas las circunstancias.

Lo curioso es que cuando te hago tal propuesta, fundada en lo que me reprochas a mí, y de lo que se infiere por ello que tú no careces, en vez de ponerte manos a la obra, me dediques una retahíla de insinuaciones, calificativos y epítetos despectivos hasta de carácter personal y estilístico, en vez de dar tú ejemplo de concreciones de carácter práctico, de cuya ausencia me acusas a mí, de un camino general de práctica política para implementar los fines que dices defender, sobre la base de las tesis que defiendes, según tú, sobre una base irreprochablemente marxista, a diferencia de la mía que, según tú es "abstracta", "metafísica" y "posmoderna", como poco.

No sé, por ejemplo: campañas de conferencias en las plazas o los colegios; repartir folletos en las fábricas; quemar "posmodernos" en la plaza pública; llevar propuestas de debate a las agrupaciones feministas; hacer agitación y propaganda en "forocomunista" con vistas a crear un PC sobre algún programa general concreto; crear una revista periódica como forma de aglutinar personas en torno a esas ideas para luego ver qué hacer... Algunos tipos de medidas prácticas para ir avanzando en algún tipo de tareas y de estaregia concreta, por general que sea para abordar revolucionariamente, según tu visión del Marxismo-leninismo, esta lacra del "feminismo posmodermo queer pedófilo y castrahombres" que infesta a "la nueva izquierda" y se está ganando a "la izquierda".

Tengo claro que para ti los enemigos son "la nueva izquierda" (sea lo que sea a lo que te refieres con eso); el "posmodernismo queer" que infesta a la "izquierda" (que tampogo tengo claro a qué te refieres con "la izquierda", para serte sincero) en la actualidad; el "marxismo" cultural (que, una vez más, no tengo ni la más remota idea de qué coño es eso); las "feministas posmodernas queer" que, al parecer, quieren "castrar al género masculino" o quizás "exterminarlo", y los "posmodernos" en general, disfrazados de marxistas, como Anxe_Elard, El diccionario rojo y yo (según tu diagnostico y valoración sobre nosotros y nuestra ideología).

Eso me ha quedado super claro. Te lo aseguro, Iona Yakir. Todo eso, tal como lo presentas, sin duda que es malo, pero malo malísimo y yo estoy, según tú, entre todo eso tan malo malísimo y, además, digo payasadas. La verdad es que no me extrañaría que quisieras hasta estrangularme con tus propias manos si de veras me ves así.

Vale, te lo compro. Compro tus argumentos. Y ahora...

Ahora, sólo te pido que me ilumines sobre ¿Qué hacer al respecto?. ¿Tan difícil te resulta contestar esa sencilla pregunta?.

Imagínate que quiero ayudarte en esa tu cruzada por salvar a la "izquierda" de semejante desastre y no sé cómo hacerlo. ¿Qué me dirías? ¿Qué me propondrías hacer para avanzar en tan noble y ardua tarea, Iona Yakir?. Te lo imploro... ¡Ilumíname al respecto! Porque de tus análisis hasta ahora, no saco ni una sola consecuencia práctica y ni un solo plan de acción, por vago y general que sea. Sólo saco un cabreo de tres pares de pelotas contra "la nueva izquierda", el "posmodernismo", "las feministas castradoras-exterminadoras de hombres", etc; pero ni idea de cómo suoerar revolucionariamente la situación que describes y con la que, en realidad estoy sólo muy parcialmente de acuerdo, dentro de mi ignorancia de marxista deformado con el posmodernismo queer violador y pedófilo de la "nueva izquierda" a la que, según tú, pertenezco, aunque ni siquiera sepa qué carajo es ni haya leído jamás en mi vida a ninguno de los autores de dicha "nueva izquierda" (me he pasado tantísimas horas trabajando en mi vida -unas 63 semanales durante 22 años, hasta que caí enfermo crónico a causa del stress y la sobreexplotación laboral- que tenía que ser MUY selectivo con aquello en lo que decidía formarme). Así que, te pregunto desde mi ignoranica y mis ansias de comprender a fondo lo que defiendes...

¿Cómo canalizamos políticamente ese cabreo monumental y nos ponemos manos a la obra para cambiar ese panorama tan siniestro y desolador, camarada Iona Yakir? Y, por favor, ya puestos, si me lo fundamentas debidamente en el Marxismo-leninismo, en vez de en la "nueva izquierda", si puede ser, pues mejor aún.

Sólo te he pedido eso. Y a cambio, yo te diré qué propondría yo, derivado de mi análisis del tema del "Feminismo y siglo XXI" y su conexión potencial con la causa comunista, aunque sea en líneas muy generales. Te lo prometo. Palabrita de posmoderno-feminista-queer-pervertido-pedófilo-exterminador-de-machos disfrazado de Marxista-leninista.

Y si no sabes hacerlo, me lo dices y te lo perdono. Soy consciente de las limitaciones que todas las personas tenemos. Y así lo dejamos en empate de ignorancia supina en cuestiones prácticas y en paz.

Así nadie sale escaldado y humillado por extender con su boca cheques que su cuenta bancaria no puede pagar.

Pero vamos, conste que, en mi caso, sí tengo clara la táctica-plan general que encaminará las cosas hacia la reconstitución del Comunismo y, con él, a la superación dialéctica del Feminismo, al obtener la de las bases materiales que lo originan como algo inevitable y necesario en el Capitalismo y que refuerza al Imperialismo, aún por parte de aquellos y aquellas feminsitas que lo hagan sin desearlo y pretendiendo y deseando luchar, al menos en apariencia o sinceramente, contra el Patriarcado y el Capitalismo, en vez de desear ocultamente violar niños y niñas, castrar hombres blancos heterosexuales y dar alas a la extrema derecha en nombre del "marxismo" cultural, como lo escribiste en una ocasión en este hilo.

(Cuanto más profundizo en tus tesis, Iona Yakir y las repito, más me parecen un cúmulo de teorías de una supuesta conspiración hecha ocultamente por "la burguesía imperialista", probablemente judía, en forma de "marxismo cultural" de ese del que pareces hablar, y menos un análisis crítico y refutador-superador, desde la Dialéctica marxista, del Feminismo del siglo XXI visto como producto superestructural del Imperialismo y como respuesta antitética al Patriarcado que sustenta y ayuda a reproducirse al propio Imperialismo, del que brota inevitablemente. Te lo digo con absoluta sinceridad, desde mi ignorancia de no-universitario que jamás ha leído a los autores de "la nueva izquierda" a la que, según tú, pertenezco y represento en este hilo).

Sólo lo dejaría en empate como deferencia a ti, al que no quiero exterminar ni derrotar de manera alguna. No tengo nada contra ti. No te conozco en persona. Sólo conozco las ideas y personalidad virtuales que haces visibles como tuyas en este foro de Internet.

Y, así, con este ejercicio mutuo que te propongo, facilitaremos que nosotros dos mismos y quien quiera que lea este hilo, sepa de qué vamos cada uno y qué proponemos en concreto.

¿Lo harás, Iona Yakir. O saldrás otra vez con evasivas e insultos, insinuaciones y acusaciones de todo tipo contra mí y la línea ideológico-política que dices tú, que no yo, que defiendo?

Saludos, y ya continuaré a partir de mañana, que es muy tarde en España y mañana tengo que madrugar para ir a ganar la mierda de salario con el que sobrevivo, muy, pero que muy malamente.
avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Mar Mayo 15, 2018 8:29 pm

Pasando a otra faceta del asunto, tal como lo estamos desarrollando desde que intervinimos, ante todo Anxe_Elard y yo, y para ser coherente con mi petición de que los análisis crítico-refutadores de los asuntos que se vaya presentando en el transcurso del debate, se hagan con un uso lo mejor posible (según la capacidad de cada quien) de la Dialéctica, además de para ser justo con las tesis que estoy criticando, he de resaltar el aspecto positivo de dichas tesis.

En este sentido, entiendo perfectamente el lado progresista de esas tesis que presenta Iona Yakir de forma muy apasionada y SS-18, más Pablo13, creo que de forma menos apasionada. Lado que no he si no de alabar, pues lo que detecto es una preocupación, que creo genuina y sincera, por desarrollar posicionamientos ideológicos y políticos en esta cuestión del Feminismo, por parte del Proletariado (al que ellos, de manera errónea y machacona, vinculan directamente con "la izquierda", cosa con la que estoy en profundo y radical desacuerdo) totalmente independientes de cualquier sombra de influencia burguesa, abierta o solapada.

Sin duda, que sus análisis y tesis, destilan esa preocupación por la independencia política e ideológica de la "izquierda", que identifican con el "proletariado", como si la "izquierda" fuera por definición (o por algún otro motivo) la expresión o representación política del Proletariado, o al menos "debiera" serlo, según se infiere de su empeño en colocar el foco de atención en una, para ellos, muy clara "degeneración de la izquierda", que incluso Iona Yakir llega a llamar "Nueva Izquierda", a la que sitúa como un engendro artificial, elaborado a plena conciencia quizás por la Burguesía hegemónica, a través de diversos movimientos culturales y sociales disfrazados de "verdadera izquierda" y de "Marxismo", para desviar al Proletariado y a "su" "izquierda genuina" de las que deberían ser (según estos compañeros del foro, por lo que deduzco de sus intervenciones en casi todos los hilos del foro) sus verdaderas bases ideológico-política (el Marxismo) y social-clasista (el Proletariado).

En esta preocupación por la independencia ideológica, política y organizativa del Proletariado (que no de la "izquierda"), para alcanzar los fines últimos de la Revolución Proletaria (el Comunismo), no puedo si no estar de acuerdo, como Marxista-leninista que me considero. Seguramente coincidimos esos compañeros de foro y yo en que el mayor enemigo actual del Movimiento Comunista es el Revisionismo, la coexistencia de la ideología y las tesis políticas burguesas en el seno del corpus ideológico, político y organizativo del Proletariado Revolucionario junto a la ideología y las tesis políticas genuinamente revolucionarias y proletarias. Esto es, las consecuencias de negar la existencia de la lucha de clases en el seno del Movimiento Comunista, que es lo que hace que al final se imponga en el seno mismo del Movimiento Comunista la Línea burguesa que, cuando pasa o "cuela" por Marxismo-leninismo, se transforma en Revisionismo.

Ése es para mí el lado positivo y progresista, para la causa comunista, de sus tesis.

Lo malo es que ese lado progresista y positivo (para la Revolución Proletaria) está en unidad dialéctica (y, por ello, contradictoria, aún estando en unidad) con el sumamente reaccionario que se detecta en su tesis al realizar un análisis marxista mucho más riguroso y exigente con los principios del Materialismo Dialéctico y con lo que nos enseña la historia de la Parxis Revolucionaria del Proletariado, del que ellos realizan.

Por eso considero desde mi primera intervención en este hilo, que la raíz de su carácter reaccionario final, se debe, entre otros motivos, al insuficiente conocimiento y dominio de la Dialéctica Materialista por parte de quienes han desarrollado ese análisis crítico-refutador del tema del Feminismo del Siglo XXI. Carencia en la que incluyo, obviamente, al forero que abrió el hilo, Slava CCCP.

Su análisis falla, a mi entender, primero en identificar todos y cada uno de ellos correctamente al sujeto revolucionario, que la Praxis Revolucionaria de nuestra clase muestra claramente que no es ni la mujer, ni "el Proletariado" en general, ni "la izquierda", si no el sujeto material nuevo resultante de la fusión dialéctica del Marxismo-leninismo con el Movimiento Obrero, de masas; esto es, el Partido Comunista.

El Proletariado NO es el sujeto revolucionario, si no que es la única clase social de la que puede brotar o surgir dicho sujeto, a iniciativa de las capas más avanzadas en conciencia de Clase para sí del Proletariado, es decir, su Vanguardia, la Vanguardia del Proletariado. Sin tener esto meridianamente claro, erraremos en los objetivos tanto estratégicos, como tácticos a la hora de determinar las tareas que, como comunistas, como miembros de la Vanguardia del Proletariado, nos corresponden.

Así, ya tenemos dos deficiencias "sutiles", pero severas de base en ese análisis: una, de comprensión y asimilación de la Dialéctica Materialista y, la otra de comprensión y asimilación suficientes de las enseñanzas y conclusiones derivadas de la  Praxis histórica del Proletariado Revolucionario para permitirles identificar correctamente al único y verdadero sujeto revolucionario que pueda impulsar de principio a fin la Revolución Comunista.

Esto, en mi opinión, les lleva a una tercera deficiencia: la incapacidad de establecer correctamente las tareas que corresponden a los comunistas en la época actual, sea con respecto al Feminismo o con respecto a cualquier otra realidad social actualmente operativa, tras una oleada o ciclo revolucionario agotado y derrotado frente a la Burguesía, pero sobre todo por el propio Revisionismo intrínseco, interno en el Movimiento Comunista Mundial, a pesar de haberse desplegado desde el Marxismo-leninismo realmente existente y operante a nivel de masas entre los siglos XIX y XX, y la consiguiente desorientación, dispersión y paralización que esta derrota y agotamiento revolucionarios produjeron en el Movimiento Comunista Internacional que un día fue imponente y temible para la Burguesía mundial, pero del que ya sólo quedan escombros, ruinas y residuos de los que hay que sacar y rescatar lo que se pueda y merezca la pena, pero nada más.

Y, para no alargar más este breve análisis crítico de las tesis que estoy criticando en este hilo, considero que, sobre esas pocas deficiencias de base, es materialmente imposible para nadie realizar una crítica marxista mínimamente acertada o superior a la que han hecho estos compañeros de foro, en mi opinión muy bien intencionados, pero muy desorientados en lo que a la Praxis Revolucionaria de nuestra clase se refiere.

Si procede en el desarrollo del debate en adelante, profundizaría en el desarrollo de este análisis que he esbozado y lo iría enlazando con el tema del hilo, en un proceso de ir ascendiendo de lo general y abstracto a lo concreto (del hilo).

Ahora, me gustaría renovar la propuesta que le hice al compañero de foro Iona Yakir sobre ¿Qué HACER, en vez de sólo qué decir? a patir de sus tesis, para enmendar la desorientación que él detecta en "la izquierda" en el tema concreto del Feminismo hegemónico en el siglo XXI y, a cambio, hacer yo lo mismo por mi parte. Creo que sería un ejercicio muy enriquecedor y clarificador para todos realizar ese esfuerzo, que ya sabemos que tendría muchas limitaciones (la teoría siempre las tiene). No obstante, el compañero es libre de aceptar o no esa propuesta que le hago, lo cual también le retratará, para bien o para mal.

Saludos.
avatar
pablo13
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1757
Reputación : 1903
Fecha de inscripción : 07/06/2014
Localización : Argentina

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por pablo13 el Miér Mayo 16, 2018 12:17 am

Si, anteriormente en el debate, se deslizo el concepto de "potencial revolucionario", en referencia a la clase proletaria. Aunque ese concepto, lo utilizaron específicamente para referirse a los movimientos feministas actuales. Según mi perspectiva, y con mi deficiente formación dialéctica materialista, creo que en principio, se debe denunciar cualquier tipo de desviación ideológica que se quiera arraigar en las masas, bajo el ala del marxismo. Vos mismo me ayudas a desarrollar este punto:

JoseKRK escribió:Su análisis falla, a mi entender, primero en identificar todos y cada uno de ellos correctamente al sujeto revolucionario, que la Praxis Revolucionaria de nuestra clase muestra claramente que no es ni la mujer, ni "el Proletariado" en general, ni "la izquierda", si no el sujeto material nuevo resultante de la fusión dialéctica del Marxismo-leninismo con el Movimiento Obrero, de masas; esto es, el Partido Comunista.

Los partidos, en teoría comunistas, han abandonado la dialéctica del Marxismo - Leninismo, de la cual vos tanto haces hincapié en su importancia trascendental, respecto a la influencia concientizadora sobre el movimiento obrero. Esto es debido, en gran parte, a todas esas corrientes ideologías posmodernas, que han socavado muy profundamente, en todo el espectro izquierdista, clasista y combativo. Tanto la lucha, como la conciencia de clases, fueron desplazadas a un segundo plano y sustituidas por una lucha ficticia de géneros, de minorías identitarias, entre otras causas marginales como el ecologismo, indigenismo, etc. Pero sobre todo, las ideologías de género, que están de auge.

En este contexto, denunciar este tipo de ideologías, anti-marxistas, es lo mínimo que podemos hacer. Nosotros no atacamos a estos sectores porque no tengamos nada que hacer, y ni siquiera usaría la palabra "atacar". Simplemente, exponemos una clara desviación ideológica, que va por un camino muy distinto, al de los intereses de la clase obrera.

Es en lineas generales, mi opinión al respecto y que no varia demasiado de lo anteriormente dicho.

Cualquier corrección que te parezca hacer, Jose, te estaré leyendo.

Saludos.

De paso, dejo un articulo interesante al respecto.

Clases sociales o “clases sexuales”, una crítica marxista al “feminismo radical”:
Antoine Artous en su libro “Los orígenes de la opresión de la mujer” critica las tesis del “feminismo radical” de Christine Dupont. Ésta sostiene el siguiente razonamiento:

“Se observa la existencia de dos modos de producción en nuestra sociedad: 1) la mayoría de las mercancías se producen según el modo de producción industrial.

2) Los servicios domésticos, la crianza de los hijos y un determinado número de mercancías se producen según el modo de producción familiar.

El primer modo de producción da lugar a la explotación capitalista. El segundo da lugar a la explotación familiar, o exactamente, patriarcal. Y por tanto, coexistirían en cierto modo dos clases: la clase de los proletarios, surgida de la explotación capitalista, y la clase de las mujeres, surgida de la explotación patriarcal”.1

El error garrafal del feminismo de Christine Dupont –que ha sido sostenido también por la feminista radical Shulamith Firestone- es que separa de manera mecánica la familia patriarcal del modo de producción y los supone como dos realidades independientes. Esta separación mecánica y artificial le permite establecer la existencia de una “clase sexual” de mujeres explotadas por la “clase sexual” de los machos opresores –enfrentando a los trabajadores en líneas de género-, pero lo único que se demuestra es que no se entiende en absoluto ni el origen del patriarcado, ni qué es una clase social, ni la vinculación entre familia y modo de producción. El “radicalismo” aparente de este tipo de feminismo oculta una teoría reaccionaria.

Hemos tratado de demostrar, siguiendo a Engels, que la familia monogámica patriarcal responde a la necesidad de preservar la herencia centrada en el varón y, por tanto, está íntimamente relacionada con la propiedad privada [https://old.laizquierdasocialista.org/node/3842]. El patriarcado, por su parte, es resultado de la concentración de riquezas acumuladas por los varones de la clase dominante. A esto se debe que ni la familia monogámica ni el patriarcado sean exclusivos del capitalismo, sino más o menos transversales a todo modo de producción clasista –omitimos, por el momento, las infinitas variaciones de forma-. El origen de la opresión de clase tendió a centrar la riqueza en manos de los varones como una ruptura de la división primitiva del trabajo (mujeres predominantemente recolectoras y varones predominantemente cazadores) –misma que no implicaba, en los marcos del comunismo primitivo, opresión de género- en donde los rebaños recién domesticados y el excedente creciente no sólo generó la diferenciación y la desigualdad social, sino la subordinación de la mujer al hombre.

Por tanto, la familia y su evolución, desde el clan primitivo de cazadores recolectores comunistas, no puede separarse, como realidad con autonomía absoluta, con respecto al desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción que determinan la forma y el contenido de esta “célula” de la sociedad.

Por otra parte, la opresión y esclavización de la mujer en la esfera doméstica patriarcal no puede equipararse mecánicamente a la opresión de la mujer y hombre trabajadores en la producción capitalista -aun cuando ésta y aquélla se apoyen y determinen recíprocamente-. La existencia de una clase social se establece por las relaciones de producción, determinadas, a su vez, por la propiedad privada de los medios de producción fundamentales. La burguesía explota la fuerza de trabajo porque aquélla monopoliza los medios de producción y el obrero no tiene otra opción –al carecer de medios de producción propios- que vender su fuerza de trabajo. La opresión de la mujer en el hogar no convierte al obrero en una clase social –porque el obrero no detenta ningún medio de producción-. Expresa, sin embargo, a una sociedad dividida en clases que somete a la mujer trabajadora a una múltiple opresión (como trabajadora, como mujer, como indígena, etc). La opresión de la mujer obrera por su marido trabajador reproduce formalmente las relaciones patronales –el obrero machista se comporta como un patrón en su hogar- pero en estricto sentido no lo convierte en clase dominante. El obrero no tiene manera de “realizar” en el mercado de forma capitalista la opresión de “su” mujer en el hogar, tan es así que sin el salario la familia corre el riesgo inminente de morir de hambre. Por supuesto, esto no hace menos odiosa y nefasta la esclavitud doméstica de la mujer –cuyo trabajo no remunerado es funcional para el capital- pero es necesario ser muy precisos en los términos si queremos una lucha efectiva contra toda explotación y opresión, y no caer en la pendiente resbaladiza del pensamiento burgués.

Aunque la familia monogámica patriarcal ha existido mucho antes del surgimiento del capitalismo actualmente ambos son fenómenos que se determinan recíprocamente. Si bien es cierto que la extracción de plusvalía se da en la esfera de la producción, la burguesía no puede presidir de la esclavización de la mujer trabajadora en el hogar de la misma forma que no puede prescindir de otras esferas del capital que no están involucradas directamente con el capital productivo (por ejemplo, el transporte, el capital comercial, bancario, etc.). La burguesía requiere de la familia patriarcal porque sin el trabajo no remunerado de la mujer la clase dominante tendría que absorber los gastos que la familia monogámica absorbe con el salario y el trabajo doméstico: la burguesía tendría que invertir en casas cuna, guarderías, lavanderías, más escuelas, comedores públicos, etc. Además, la familia no sólo absorbe esos gastos –disminuyendo el salario absoluto y relativo del obrero, y, por tanto, aumentando la plusvalía- sino que reproduce la fuerza de trabajo y los valores de la clase dominante. Así pues, la familia tradicional es, en términos generales, indispensable para la perpetuación del capital.

Es verdad que la organización y lucha de los trabajadores ha obligado al estado burgués a invertir en el llamado “Estado de bienestar” pero en el capitalismo estas conquistas –que tienden a aflojar las cadenas de la esclavitud doméstica- son provisionales, frágiles, imperfectas, incompletas. Desde hace décadas, en prácticamente todo el mundo, estas conquistas han sido sistemáticamente desmanteladas y allí donde se mantienen por encima del promedio –como pasa en algunos países escandinavos- es sólo por excepción a la regla.

“Teorizar” sobre la existencia de “clases sexuales” no sólo es teóricamente equivocado, sino que sus consecuencias políticas son absolutamente reaccionarias: divide y confronta a las masas oprimidas en función del género dificultando la lucha por el socialismo. Esto es un crimen para el movimiento y es muy conveniente para una clase dominante (formada por hombres y mujeres) que está interesada en mantener a la familia tradicional (para explotar y oprimir a hombres y mujeres de la clase trabajadora). La familia monogámica y patriarcal no podrá ser desmontada sin liquidar la opresión de clase, lo que significa acabar con la última expresión de ésta: el capitalismo.

Se supone que Antoine Artous está en desacuerdo con Christine Dupont e intenta hacer un análisis marxista de la opresión de género, pero la verdad es que –como suele suceder con los mandelistas- claudica frente a los argumentos y las modas de la pequeña burguesía y termina sosteniendo las mismas tesis centrales del feminismo burgués: que la opresión de la mujer no tiene una relación directa con las relaciones de propiedad. Aunque aclara correctamente que entre el modo de producción y la familia monogámica existe una vinculación orgánica, y que la situación social de la mujer burguesa no es en nada parecida a la situación social de la mujer proletaria, al final afirma, aunque de manera insegura y pusilánime, que la opresión de la mujer ha existido siempre incluso en las sociedades que no están divididas en clases. Con esta claudicación expulsa el feminismo burgués por la puerta para dejarlo entrar por las ventanas. Con total ligereza se afirma que: “Engels seguramente se equivocaba cuando atribuía a la aparición de las sociedades de clase y de la propiedad privada el origen histórico de la opresión de la mujer”.2

Según Antoine Artous “lo importante […] es comprender que en estas sociedades [sociedades sin clases sociales] las formas de poder social no se organizan en torno al poder de una clase sobre otra sino en torno al poder del grupo de hombres sobre el grupo de mujeres, y que éstas, una vez más, e incluso cuando participan en la producción social, tienen como primera determinación el lugar que ocupan en las relaciones de parentesco”.3 Para sostener la existencia de opresión en sociedades que viven en bandas y aldeas Antoine señala que nadie ha probado la existencia del matriarcado y que incluso entre muchas sociedades matrilineales y matrilocales es en el hermano de la madre o los hermanos de ésta en dónde recae la autoridad en el hogar. También se señala la existencia de casas especiales para hombres y el rapto de mujeres como botín.

El error de Antoine Artous es que su método es formal y no dialéctico, razona en términos de “a” o “b”. Como no se ha probado la existencia del matriarcado, entonces sólo queda el patriarcado como forma omnipresente. Hemos tratado de demostrar [https://old.laizquierdasocialista.org/node/3842] que en las sociedades de cazadores y recolectores la relación entre los géneros tiende a ser equilibrada: aunque el producto carnívoro de la caza realizada, en términos generales, por los varones es muy codiciada no es menos cierto que el producto de la recolección, realizada normalmente por las mujeres, es la más recurrente y, por tanto, indispensable. Antoine cita a Godelier metiendo en un solo saco a sociedades horticultura, guerreras y otras de cazadores recolectores, pero es el mismo Godelier el que nos informa que entre los cazadores recolectores suele haber toda clase de formas de filiación y residencia. En el caso de los bosquimanos, por ejemplo, la relativa igualdad entre los géneros se manifiesta en los patrones de residencia ambilocalidad –es decir, no existe preferencia para que el varón se vaya a vivir al clan de la mujer o a la inversa- y la ambilinealidad –a veces la filiación se traza por la línea materna o paterna, sin preferencia aparente-. También hemos tratado de mostrar –incluso de forma estadística hasta donde nos ha sido posible [véase tabla en: https://old.laizquierdasocialista.org/node/3842]- que las sociedades no clasistas que se sustentan mediante la pequeña agricultura tienden a ser matirlineales y/o matrilocales lo que se relaciona con una participación destacada de la mujer en la obtención de los productos del campo y los simbolismos femeninos asociados a la horticultura, es decir, al papel de la mujer en la producción social. Pero la existencia de la matrilocalidad y la matrilinealidad no equivale a opresión alguna del género opuesto –a la existencia del algún matriarcado- sino simplemente una determinada división del trabajo y una alta valoración de la mujer.

Creemos que Antoine confunde en buena medida una división natural del trabajo con opresión de género. Es cierto que la división del trabajo en mujeres recolectoras y hombres cazadores es parte de un bajo desarrollo de las fuerzas productivas, especialmente de una tecnología de la edad de piedra, pero esta división espontánea del trabajo en las sociedades de cazadores recolectores no equivale a opresión de un género sobre otro. Ver en esto opresión de género es dar un salto al vacío injustificado y distorsionar una diferencia más allá de sus límites. Por lo demás, esa división del trabajo no tendrá ninguna razón de ser en un comunismo que se basará en fuerzas productivas modernas, en donde la fuerza del varón ya no juega ningún papel.

Los fenómenos contradictorios que Antoine Artous señala de forma genérica, dando apenas unos ejemplos sacados de contexto y realizando falsas generalizaciones, demuestran algo muy diferente: no que la opresión de la mujer ha existido siempre, sino que el formalismo es incapaz de entender los fenómenos de transición donde abundan elementos nuevos y viejos de forma simultánea. Hemos visto que la agricultura permite la acumulación y la acumulación la diferenciación social. Además, hemos señalado que en situaciones concretas la explotación de cotos de labranza –también de pesca, caza y recolección- puede provocar enfrentamientos por territorios limitados. La acumulación y la guerra promueven elementos embrionarios –más o menos desarrollados- de opresión de la mujer incluso antes de que esas desigualdades y privilegios de casta se consoliden en la forma de relaciones de clase. Así, sociedades fuertemente guerreras –por ejemplo, los Yanomano del Brasil- pueden llegar a ser fuertemente machistas y usar a las mujeres como botín de guerra. Hemos interpretado, por ejemplo, la ovunculocalidad (donde el poder tiende a recaer sobre el hermano de la madre) como el intento de sociedades guerreras, que aún no derriba ni la matrilinealidad y/o la matrilocalidad, de fijar el poder en manos del varón –incluso Marvin Harris ha sostenido esta hipótesis, aunque de manera diferente a la nuestra-. Pero aun en las sociedades tribales donde la guerra existe o existió –por ejemplo, en los iroqueses estudiados por Morgan- la mujer sigue teniendo un alto estatus social y, si bien los hombres suelen ocupar los cargos de jefes, las mujeres solían imponerse en las asambleas comunales.

Las “casas para hombres” de las sociedades tribales, donde los hombres viven solos durante cierto periodo como parte de ritos de iniciación, son un fenómeno relacionado, en nuestra opinión, con la fijación de roles específicos normalmente señalados por la diferenciación social y la división del trabajo que, en determinado momento, se traducen en la formación de castas. Las castas hindúes son un ejemplo extremo de este fenómeno. Es verdad que las “casas para hombres” suele acompañarse de la imposición de roles de género desventajosos para la mujer, pero una vez más hablamos de procesos de acumulación asociados con el surgimiento de clases sociales que el marxismo siempre ha señalado.

Estos casos contradictorios demuestran que la opresión de la mujer está relacionada con el surgimiento incipiente de la propiedad y la riqueza en pocas manos, normalmente en manos de un grupo de varones que están en proceso de convertirse en parte de una casta dominante –que oprime tanto a mujeres como a hombres-.

Estos elementos apoyan la tesis de Engels y demuestran que Antoine no ha entendido nada y se ha enredado en fenómenos transitorios y contradictorios que sólo se pueden interpretar de forma dialéctica. Al eternizar la opresión de la mujer- aún cuando Antoine Artous hable de la necesidad del socialismo- se claudica por completo frente a los prejuicios burgueses y se abona al feminismo burgués que insiste en que la opresión de la mujer nada tiene que ver con factores materiales sino con misteriosos fenómenos ideológicos cuyo origen es desconocido o, peor aún, son propios del diabólico género masculino como tal. Esto es feminismo burgués de la peor especie.
avatar
Anxe_Elard
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 24
Reputación : 24
Fecha de inscripción : 07/04/2018

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por Anxe_Elard el Miér Mayo 16, 2018 1:27 am

Estoy de acuerdo con casi todo lo que dices, Pablo13, salvo por algún matiz.

Una crítica desacertada y que no siga los dictados de la dialéctica, no sólo corre los riesgos de caer en terrenos para nada marxistas, sino también de alejar irremediablemente los trabajadores que dirigen y apoyan estás luchas del marxismo.

Como dices, los movimientos identitarios, y en especial el movimiento feminista (que no ideología de género), están en boga, y esto no es porque estén financiados por Soros o por cualquier otra entidad capitalista, sino porque, independientemente de que esto sea cierto o no, los sigue gran parte de la clase trabajadora, que se ve reflejada en ellos. Cuando un ama de casa, un inmigrante o cualquiera que apoye su causa se manifiesta de manera activa, no lo hace en favor de X o Y magnate millonario, sino que lo hace por unos reclamos con los que se siente identificado.

La pregunta que surge entonces es: ¿qué debe hacer el Movimiento Comunista con esta masa de clase trabajadora? ¿Despreciarla por seguir movimientos revisionistas y/o reformistas o emprender mecanismos que nos permitan atraerla al marxismo, única vía realmente emancipatoria? Y si apuestas por lo segundo, ¿yendo a la zaga del espontaneismo o llevando a cabo procesos que permitan elevar su conciencia?

Como bien has dicho, se debe criticar cualquier desviación ideológica, pero es que incluso esta crítica entraña un cómo y un para qué. Un para qué que puede ser arrasar a estos movimientos, fortalecer la línea ideológica, hacerles ver la necesidad del marxismo para llevar a cabo sus aspiraciones, etc.

Ahí es a dónde pretende llegar JoseKRK. ¿Qué harías vosotros con respecto a estos movimientos? ¿qué acciones tomaríais y con qué objetivos?
avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Miér Mayo 16, 2018 9:55 am

Por el momento, sólo quería secundar y hacer mía también la aportación del camarada Anxe_Elard en su último mensaje dirigido al compañero de foro pablo13. Eso incluye, por supuesto, el estar de acuerdo con la parte positiva que Anxe_Elard destaca de la intervención del compañero.

En cuanto tenga más tiempo (probablemente hoy mismo), sí añadiré alguna otra cosa respecto a la intervención que pablo13 me destina.

Sí quería resaltar también mi agrado por lo que parece ser un aumento cualitativo considerable del desarrollo del hilo últimamente y por observar que vamos avanzando en el proceso de ayudarnos mutua y colectivamente en este hilo a desarrollar una línea revolucionaria superior a la de partida en el hilo, en lo referente al Feminismo del siglo XXI.

El esfuerzo revolucionario es siempre colectivo, nunca individual, desde los orígenes del mismo hasta su finalización futura en la Sociedad Comunista mundial. Y siempre refleja, contiene y desarrolla en sí mismo la lucha de clases. En este caso, estamos ante un esfuerzo (colectivo) por un desarrollo teórico marxista en torno al tema del hilo. En un foro, sólo podemos hacer desarrollos teóricos y reflejar mediante palabras incluso los esbozos o desarrollos de las prácticas que, en principio, propondríamos desde nuestros postulados generales de base. Así es como veo yo el asunto, al menos. Y ésa es la intencionalidad consciente que me mueve aquí.

La Línea proletaria y, por ello, superior revolucionariamente y no burguesa, no es algo que venga dado o se "recupere" de algún momento, persona y lugar determinados, sea en el mundo de la ideas o en el mundo físico, a modo de una "verdad objetiva" que "está ahí" a disposición de quien la "descubra", si no que es fruto del desarrollo de la Praxis Revolucionaria del Proletariado sobre las bases de los principios y categorías básicos y de validez universal del Marxismo-leninismo, que también se van aislando, sintetizando, comprendiendo y AMPLIANDO a lo largo del proceso histórico y social real de la propia Praxis Revolucionaria. No es una "verdad fija" ni tampoco una especie de "verdad objetiva revelada" por tal o cual "maestro del Proletariado". Eso sí que sería "Metafísica" de la buena, de la de verdad, al estilo platónico y aristotélico y, por ello, sumamente errónea y nada revolucionaria ya, aunque en su día, hasta las tesis filosóficas de Platón y Aristóteles tuvieron un alto potencial revolucionario en sus campos. Dialéctica, siempre la jodida y complicada, pero maravillosamente revolucionaria, Dialéctica. Pero eso es harina de otro costal...

Un saludo y hasta pronto.
avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Miér Mayo 16, 2018 1:24 pm

Continúo al hilo del mensaje que me dirige el compañero pablo13.

Sin duda que hay que hacer crítica MARXISTA de los postulados ideológicos que se oponen o hacen a las personas "impermeables" a la Revolución , al Comunismo; sobre todo si esos postulados se quieren hacer pasar por Marxismo, que es precisamente eso el Revisionismo: la ideología, la cosmovisión burguesa que aparenta ser marxista, proletaria, revolucionaria. Eso diría que es un deber INELUDIBLE de la Vanguardia Comunista. Si bien insisto en que no vale, en esto tampoco, con que la crítica APARENTE ser marxista, entre otras cosas porque usa terminología propia del Marxismo, pero mal comprendido y mal utilizado, entre otras cosas, careciendo del debido reflejo de la Dialéctica material del objeto que critica.

Que contenga en ella términos y conceptos como "Lucha de clases", "proletariado", "Clase Obrera", "Burguesía", "Revolución", "Socialismo", "Comunismo", "reaccionario", "Plusvalía", "explotación", "Tasa de Benefico", "Partido Comunista", "Marxismo", "Marxismo-leninismo" o "Materialismo" y hasta "Dialéctica",  o incluso vaya acompañado de doctas, sabias y numerosas citas de obras de los clásicos del Marxismo-leninismo para "respaldar" y dar "carta de autenticidad m,arxista" a la crítica o el texto que sea, no hace a una crítica marxista por ello. Ante todo, ha de hacer un uso correcto, adecuado de las leyes fundamentales de la Dialéctica de la Materia y de las categorías fundamentales y los principios básicos de validez universal del Marxismo-leninismo, del acerbo de la Praxis Revolucionaria del Proletariado.

Y eso, compañero, pablo13, ya es algo bastante más complicado que salpicar una crítica de un objeto digno de tal crítica, con términos "marxistas", porque el Marxismo no es un léxico determinado ni una colección de conceptos políticos, económicos o filosóficos, por "obreristas" o "progresistas" que parezcan o sean en realidad, si no una cosmovisión totalizadora, nueva y revolucionaria que hunde sus raíces en la fusión de la Dialéctica Materalista, la Economía Política (marxista) y el Comunismo o Socialismo Científico, además de en la propia historia real de la Praxis Revolucionaria efectuada por el Proletariado Revolucionario, que es el dotado de la Cosmovisión mraxista-leninista. Y, con ello, eleva toda la cultura humana heredada a un nuevo nivel dialéctico superior. Le proporciona una base radicalmente nueva e integral, totalizadora.

Por tanto, criticar lo criticable desde la óptica revolucionaria, sí; SIEMPRE; pero usando debidamente la cosmovisión marxista, comunista, revolucionaria. De no hacerlo así, nuestra crítica, por brillante y secundada popularmente que sea, no será marxista ni revolucionaria, si no, en el mejor de los casos, reformista-radical y será incapaz de trazar u orientar una praxis verdaderamente revolucionaria, capaz de encaminar a la sociedad humana hacia su autoemancipación, autoconsciente y voluntaria, en el Comunismo.

El fracaso final de nuestro primer asalto internacinal al cielo, como clase constituida en revolucionaria y organizada revolucionariamente por primera vez en la Historia, da sobrado testimonio de este punto en el que insisto tanto. NO se logró superar el Capitalismo finalmente.

Y se fracasó DESDE DENTRO, no por la ofensiva burguesa externa, si no por los elementos objetivos y subjetivos burgueses que no se detectaron y superaron a tiempo en el interior del Movimiento Revolucionario del Proletariado, por motivos que merece la pena y es IMPRESCINDIBLE identificar. Y esos siguen aún presentes y lo estarán hasta el logro total y completo del Comunismo.

Y están presentes en este foro, y en todos y cada uno de nosotros también. Y hay que andar con ojo colectivo vigilante y desarrollar para ello la Lucha de Líneas también aquí; en bien de todos y de nuestras tareas como comunistas.

Pasando al tema de los "Partidos Comunistas" actuales, no puedo estar más de acuerdo contigo, salvo en un detalle: ni uno solo es Partido Comunista, de Nuevo Tipo, porque ni uno solo de ellos  es el resultado de la fusión del Marxismo-leninismo con el Movimiento Obrero, de masas. De serlo, no andarían a la búsqueda y captura de "masas" que "acumular" para la Revolución. ¿No te parece? Estarían en la tarea de ampliar la base popular del proceso revolucionario que ya habrían iniciado en el ámbito de su influencia.

En el menos malo de los casos, son organizaciones de miembros de la Vanguardia Proletaria, que están buscando la forma de dar el salto cualitativo, mediante la fusión del M-L con las masas, que de nacimiento al Sujeto Revolucionario, el verdaero Partido Comunista. Y que, en su ignorancia, se consideran erróneamente ya "Partido Comunista", porque así lo han decidio ellos, o bien porque así en su día lo decidió la extinta y fatalmente autodisuelta Komintern.

En el peor de los casos, se trata de partidos obreristas de caracterísitcas burguesas, en vez de leninistas, que "ofertan" al "proletariado" un programa pretendidamente "revolucionario" que "apunta al horizonte" del "Socialismo" o del "Comunismo", para que se unan a ellos, por vía parlamentearia o por una vía "revolucionaria" sin determinar. Triste y patético, en ambos casos.

En ambos casos, nada que ver con lo que de verdad la Praxis del Proletariado Revolucionario que sí llegó a alguna parte, al menos temporalmente, construyó e identificó como verdadero Partido Leninista de Nuevo Tipo, Partido Comunista.

Así pues, una vez más, de acuerdo parcialmente con tus tesis. Con lo que aportan o apuntan de progreso sobre la realidad social dada, existente ahora; pero echando en falta los elementos, genuinamente marxistas, de la cosmovisión del Marxismo, que hagan de esas tesis tuyas algo superior dialécticamente y revolucionariamente a la crítica que podría hacer cualquier burgués "progresista" hábil en utilizar terminología "marxista", o cuaquier comunista sincero que está sosteniendo su conciencia, sin saberlo, sobre una cosmovisión no marxista y revolucionaria.
avatar
JoseKRK
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2669
Reputación : 2836
Fecha de inscripción : 15/10/2011
Edad : 56
Localización : Sí, claro que tengo de eso.

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por JoseKRK el Miér Mayo 16, 2018 1:59 pm

Y, volviendo al tema central del hilo...

Yo no sé cómo será en Argentina el tema, pero en España, el Feminismo hegemónico ENTRE LAS MASAS POPULARES, no es ni de lejos ni en broma ese esperpento vomitivo del "Feminismo Queer, castrahombes y fomentador de la pedofilia" que tan obsesivamente estáis criticando algunos foreros argentinos en este foro y que, personalmente, dudo hasta de que exista en los términos, casi caricaturescos, que lo reflejáis aquí.

El Feminismo que está moviendo a las masas populares en España, que no es el que fomenta, evidentemente, la prensa y los maas-media "pijiprogres", ni la "nueva izquierda", que en España se come tanto los mocos como la "izquierda tradicional u ortodoxa", o aún más y no tiene calado alguno significativo a nivel de masas populares, es más bien éste que queda reflejado en un texto que una buena amiga mía, profesora de niños de "Educación Especial" (con problemas de desarrollo intelectual severo, parálisis cerebral, etc.); una persona que, sin ser Marxista ni por asomo, es una bellísima persona, atractiva física, mental y moralmente y con un alto sentido innato de la crítica social, y que, sin duda es Vanguardia Práctica en algunos sectores y movimientos sociales y culturales; queda reflejado, decía, en este texto, que trató de publicar anoche en "Facebook", y se lo censuraron "por ser Spam", y que me ha autorizado a difundir:

(Transcribo literalmente, sin alterar una sola palabra ni coma):

"Me retiro a dormir tocada emocionalmente y bastante reflexiva como ciudadana.
El hecho de revivir parte de la historia del feminismo (conste que a mí no me gusta el término, yo lo llamaría igualitarismo) una vez más me hace pensar que todavía tenemos mucho camino que  recorrer como sociedad. El mundo lo creamos y formamos las personas y ya va siendo hora de considerar nuestro empoderamiento, nuestro autoconocimiento, nuestra autoconciencia individual y colectiva. Somos agentes activos de cambio, de transformación. Sé que desde arriba no nos lo ponen fácil, priman el factor económico y desvalorizan la educación invirtiendo cada vez menos en ella, de esta forma resulta mucho más fácil manipularnos. Al contrario que sucede en otros países y sociedades más avanzadas que la española.
Creo y trabajo cada día por promover una verdadera igualdad de oportunidades básicamente porque para mí no existe otro punto de vista que el del género humano y la diversidad enriquecedora del mismo. Se han producido tantas y tantas injusticias a lo largo de la historia por el hecho de ser diferentes y dar mayor valor a unos atributos físicos, de procedencia o de raza que a otros, que la situación me parece irrisoria (blancos vs negros, hombres vs mujeres, nazis vs judíos, normales vs subnormales...).
Por ello y en relación a la parte que me toca, como ciudadana, agradezco a todas esas mujeres que lucharon y siguen luchando por conseguir la igualdad en derechos HUMANOS, pero en este preciso momento por derechos de la mujer.
Ya consiguieron el derecho a elegir casarnos con quien quisiéramos, el derecho a la obtención de títulos tras haber recibido una educación, el derecho al voto, el derecho a la Patria Potestad... pero todavía nos continúa faltando el derecho a ser únicas dueñas de nuestro cuerpo. El derecho a sentirnos tranquilas si salimos a la calle, vamos a un bar, entrenamos en el gimnasio, el derecho a recibir el mismo sueldo en todos los puestos de trabajo, el derecho a no cargar con la mayoría de las tareas del hogar aún trabajando también nosotras, el derecho a tener un hijo y conservar el puesto de trabajo, o el derecho a decidir no tenerlo y no te miren raro por ello, el derecho a no estar siempre guapas y perfectas como las de los anuncios... el derecho a vivir la vida que cada una elija con todos sus..."

(en este punto se corta lo que me ha autorizado a difundir públicamente)  



Si este es el feminismo, que me consta (porque estoy en contacto "con la calle" cada día) es el que está siendo apoyado mayoritariamente a nivel popular, al menos en España, aunque no sea el más visible y promovido en los "mass-media" (las masas populares no son gilipollas ni tontas del culo; simplemente, por sí mismas, jamás "llegarán" ni "descubrirán" el Marxismo ni se harán "revolucionarias"), y que tiene un indudable potencial de ser atraído en su día hacia las posiciones del Proletariado revolucionario... ¿Me queréis explicar para qué coño hemos de emplear tanto tiempo, energía y recursos en criticar ese feminismo marginal en la calle (que no en los medios de la alta burguesía) que tanto os obsesiona a algunos en este foro y en los de la extrema derecha?

¿Y además, para hacerlo con esos análisis críticos tan burdos, mal construidos y carentes de requisitos mínimos para considerarlos revolucionariamente superiores a los que hacen los naz-bol y la "Alt-Right", por mucho que vengan plagados de "terminología" pretendidamente "marxista" o "revolucionaria"?

Explicádmelo, porque yo no veo esa necesdidad, la verdad. Como Marxista-leninista, de verdad que no la veo. Lo veo hasta sumamente contraproducente para la causa comunista, dando una imagen pésima de lo que realmente somos y defendemos los comunistas, habiendo en el foro ya mucho mejores análisis críticos y refutadores del verdadero feminismo hegemónico entre las masas, al menos en España.

Contenido patrocinado

Re: Feminismo y siglo XXI

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue Ago 16, 2018 8:34 am