"España se ha hecho muy anticapitalista con la crisis"

Comparte
avatar
sorge
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 4983
Reputación : 5716
Fecha de inscripción : 15/12/2009

"España se ha hecho muy anticapitalista con la crisis"

Mensaje por sorge el Dom Jun 11, 2017 8:59 pm


La expresidenta del CIS Belén Barreiro publica 'La sociedad que seremos', un libro en el que describe las "cuatro Españas" en la que está dividido el país
"Lo que marca el comportamiento no es la edad, sino estar en internet"
"España es el país que pierde más felicidad en Europa con los años de la crisis. Es un país en el que aumentan las depresiones, particularmente entre las personas en paro"
Ana Requena Aguilar
10/06/2017 - 19:31h
Belén Barreiro. FOTO: Daniel Merino
Fue presidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y ahora sigue radiografiando la sociedad desde su empresa MyWord. Belén Barreiro publica ahora La sociedad que seremos (Editorial Planeta), un libro en el que describe la nueva sociedad española después de un tiempo convulso como ha sido la crisis.

Barreiro asegura que España ha sufrido un empobrecimiento masivo y que las desigualdades se han agudizado. Acuña cuatro categorías, cuatro tipos de "Españas" como ella las llama que conviven: digitales acomodados, digitales empobrecidos, analógicos acomodados y analógicos empobrecidos. Digitalización y brecha social se entremezclan para explicar qué tipo de sociedad somos.



Una de las ideas que lanza es que la crisis ha afectado a toda la sociedad, en mayor o menor medida. ¿Cuáles son los tres cambios más significativos de estos años y que nos caracterizan ahora como sociedad?

La crisis produce daños materiales clarísimos, que se ven en los datos económicos de empleo, de salarios, de deterioro de las condiciones laborales, y que se ven también en los estudios de MyWord sobre estilos de vida. Ahí se reflejan daños como que la gente ha tenido que renunciar al ocio, que una cuarta parte ha tenido que cambiar sus hábitos de alimentación, renuncias a tratamientos médicos, poner menos la calefacción en casa... A eso se suman unos daños emocionales. España es el país que pierde más felicidad en Europa con los años de la crisis. Junto a eso es un país en el que aumentan las depresiones, particularmente entre las personas en paro, y también crece el número de suicidios. Esa es la parte negativa.

Como en todas las crisis también se generan oportunidades y se introducen cambios positivos. La ciudadanía española se reactiva, se interesa más por los asuntos públicos y se vuelve más solidaria. España es el país de Europa donde más crece la solidaridad. En vez de resignarse, las personas deciden que tienen que tomar las riendas de su vida e interesarse más por la política. Como consumidores, deciden que van a aprovechar las oportunidades que dan las nuevas tecnologías para consumir de manera distinta.

¿Hasta qué punto esos cambios son generalizados?

Hay diferencias muy importantes en la reacción entre aquellos empobrecidos pero que son digitales y aquellos analógicos empobrecidos: los primeros tienen la reacción de rearme ciudadano frente a esa España analógica empobrecida que reacciona con miedo y con una cierta parálisis. De esa rebelión surgen fenómenos como el de Podemos, que es el del votante rebelde, pero también el del consumidor que se rebela contra las grandes corporaciones y contra la banca, que valora peor las marcas y que muestra intenciones mayores de cambiarse de compañías telefónicas o de seguros.

Esas cuatro divisiones que marca –la de analógicos empobrecidos, analógicos acomodados, digitales empobrecidos y digitales acomodados–, ¿no se corresponden estrictamente con la división generacional entre jóvenes, que están digitalizados y en peores condiciones tras la crisis, y mayores?

Esto muestra que la edad no es suficiente para explicar la fractura, lo que está sucediendo en España. Efectivamente, los jóvenes están en malas condiciones económicas, pero muchos de ellos son digitales, y sabemos que los digitales son más ganadores que los analógicos de la revolución tecnológica. Durante este tiempo se ha dicho que había un problema de fractura generacional en el voto, y también que hay una fractura entre lo rural y lo urbano. Mi tesis es que ni lo generacional ni lo rural y urbano son factores explicativos. Lo que hace al joven diferente es estar digitalizado, eso es lo que le hace buscar nuevos partidos y nuevas formas de consumo, no ser joven.

Lo que marca el comportamiento no es la edad, sino estar en internet. Si vives sin internet es eso lo que te hace diferente. ¿Por qué? Porque vives con las puertas abiertas al mundo, mientras que si vives sin internet lo haces desde un cascarón, miras con un cierto miedo sin contagiarte de nuevas ideas. El mundo analógico es un mundo encapsulado y el digital, poroso. De ahí se derivan muchas características diferentes: las personas digitales son más imaginativas, curiosas, están renovando sus ideas, frente a la España analógica, mucho más resistente a revisar sus ideas, votante y consumidora tradicional.

Hasta tal punto es la fractura que subraya que si no fuera por los jóvenes no se hubiera roto el bipartidismo.

El impulso para romperlo viene de la crisis y de la interacción con la revolución tecnológica. Sin la crisis no hubiera habido empobrecimiento ni daños materiales y emocionales, y sin las nuevas tecnologías dudo que se hubiera podido crear un partido nuevo en tan poco tiempo y llegar a tanta gente. Sin las nuevas tecnologías el consumidor empobrecido digital no existiría y no hubiera podido compensar su empobrecimiento con nuevas formas de consumo, como compartir un coche para ir de viaje. Eso hace que tu vida sea más amena y hace que tengas grados de felicidad más amena. Los empobrecidos que están en internet son más felices que los que están fuera.

Se ha hablado de mucho de lo que ha pasado con la clase media estos años. ¿Hay hoy menos clase media que antes de la crisis?

La clase media se ha visto afectada por la crisis, otra cosa es que los más vulnerables hayan sido los más afectados. Desde el punto de vista subjetivo, hay menos clase media, desde la percepción de cómo se considera la gente. España es más parecida a como era en los años 90.

¿En qué situación quedan las mujeres en esta fractura generacional y digital?

Las mujeres quedan mal paradas. De las cuatro Españas que yo dibujo quien representa a los acomodados digitales y analógicos son dos hombres, Miguel y Sabino, y a la España empobrecida digital y analógica la representan Alicia y Josefa. No es casual: en la España empobrecida, digital o analógica, es más probable ser mujer y en la acomodada, ser hombre.

¿Eso hace que también haya una brecha en el comportamiento político y de consumo de mujeres y hombres?

Las mujeres curiosamente han sido más reacias a juntarse a los partidos emergentes probablemente porque en cierto sentido tienen más miedos, son más vulnerables y tienden a arriesgar menos. Esa es mi explicación pero puede haber más interpretaciones. Como consumidoras, lo que se ve claramente es que las mujeres siguen cargando con las tareas del hogar y son las grandes decisoras de las compras de los hogares. Es increíble lo poco que han cambiado algunas cosas. Si vamos al análisis del reparto de tareas entre las parejas jóvenes, se ve que es desigual, no tanto como entre las mayores pero sigue siéndolo.

España es uno de los países donde más ha aumentado la desigualdad, pero también donde más ha crecido la solidaridad, hasta el punto de que no ha habido espacio para partidos con fuertes reclamos xenófobos. ¿Por qué?

Sí, la desigualdad ha aumentado más que en otros países y crece en un contexto en el que las injusticias sociales se toleran mal por cómo somos los españoles. En un conjunto de países con niveles distintos de desarrollo, la preocupación de los españoles por este asunto es más de la que le correspondería por su nivel de desigualdad, frente a las ciudadanías de otros países menos sensibilizadas, como en EEUU o Reino Unido. Los españoles son de los ciudadanos europeos más progresistas, hay más socialdemócratas. Incluso los ciudadanos de derechas son muy sensibles a la igualdad. Todos estos factores se mezclan para que haya un consenso sobre el modelo de sociedad en el que queremos vivir. Nos duelen las injusticias.

En los estudios en los que se mide la reacción de la ciudadanía a las políticas de austeridad, España aparece entre las más defensoras de sus derechos y contrarias a las políticas de austeridad. Ese es el contexto en el que actúas, seas un partido o seas una marca. Si no se respetan esas señales es cuando aparecen las fisuras y las fracturas.

Entonces, si hay un consenso contra la desigualdad y a favor de medida solidarias, ¿podemos decir que algunas medidas no se toman por falta de voluntad política y no por falta de apoyo ciudadano?

Y eso es lo que crea la desafección. Las políticas de austeridad no recibían apoyo. España era de los países más dispuestos a proteger su Estado de bienestar. ¿Lo saben los políticos? No lo sé. ¿Es posible tomar todas las medidas necesarias para construir una sociedad más justa? Algunas serán posibles y otras no, no me meto, pero si actúas yendo en contra del sentir mayoritario en algo como esto, la consecuencia es la desafección. España se ha hecho muy anticapitalista con la crisis.

Hay mayoría progresista y socialdemócrata, pero el hecho es que sigue gobernando el Partido Popular.

Sí, porque la rebelión ha sido tan relevante como para romper el sistema de partidos, pero no tan relevante como para producir un cambio real en términos de alternativa. El problema no está en que los ciudadanos emitan señales contradictorias, sino en la gestión política que se ha hecho de los resultados electorales porque en las elecciones de 2015 había más votantes que optaron por candidaturas progresistas que por las conservadoras.

¿Cómo cree que van a evolucionar estas cuatro Españas?

Vivimos esta doble brecha de lo social y lo digital. La brecha social se ha profundizado y nada apunta a que se vaya a corregir, y la digital está ahondando en esas diferencias sociales. El libro demuestra que la revolución tecnológica, pese a los muchos prejuicios que hay, no produce incomunicación ni infelicidad ni relaciones de peor calidad. Todo indica que la audiencia digital es menos manipulable que la analógica. Los más tecnológicos son más creativos, están más a la vanguardia, leen igual, escriben más, tocan más instrumentos...

Es importante poner en su lugar qué es lo que está ocurriendo con la revolución tecnológica y cómo está cambiando la vida de la gente, porque curiosamente no cambia en la dirección que a veces nos dicen. También con la compra online, porque en algunos sectores la digitalización va muy veloz, como en el entretenimiento, y en otros, como alimentación y finanzas, va muy lento, porque nos sigue gustando ir a comprar y elegir los tomates o a la hora de ir a pedir una hipoteca aún queremos que nos la expliquen cara a cara.
avatar
Flashy
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 221
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 09/05/2014

Re: "España se ha hecho muy anticapitalista con la crisis"

Mensaje por Flashy el Dom Jun 11, 2017 10:59 pm

No lo creo. Incluso en este foro se ven un montón de liberales.
avatar
sorge
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 4983
Reputación : 5716
Fecha de inscripción : 15/12/2009

Re: "España se ha hecho muy anticapitalista con la crisis"

Mensaje por sorge el Lun Jun 12, 2017 7:12 pm

La entrevista demuestra que en España hay base para el desarrollo de conciencia de clase revolucionaria, pero como la vanguardia de esas masas es socialdemocrata, no sobrepasan el antineoliberalismo.
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9295
Reputación : 11012
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Re: "España se ha hecho muy anticapitalista con la crisis"

Mensaje por ajuan el Lun Jun 12, 2017 7:33 pm

sorge escribió:La entrevista demuestra que en España hay base para el desarrollo de conciencia de clase revolucionaria, pero como la vanguardia de esas masas es socialdemocrata, no sobrepasan el antineoliberalismo.

Bien dicho


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/

Contenido patrocinado

Re: "España se ha hecho muy anticapitalista con la crisis"

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom Nov 19, 2017 6:35 pm