Emancipación del Pueblo Oriental

Comparte
avatar
stalingrado en la memoria
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2261
Reputación : 2555
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 23
Localización : Uruguay

Emancipación del Pueblo Oriental

Mensaje por stalingrado en la memoria el Sáb Mar 18, 2017 5:49 pm

Camaradas, abro este particular hilo titulado "Emancipación del Pueblo Oriental", con el objetivo de recopilar datos sobre el proceso de independencia, llevado a cabo en la Banda Oriental (actual República Oriental del Uruguay). *Toda la información publicada de ahora en más, se remontara en el período comprendido entre el 28 de febrero de 1811. Inicio de la Revolución Oriental. y el 18 de julio de 1830. Jura de la Constitución de la República Oriental del Uruguay.


"Batalla de Las Piedras" 1er victoria de la revolución oriental. 18 de mayo de 1811.
Rendición del comandante español José Posadas, ante las fuerzas revolucionarias de Artigas en la localidad de Las Piedras, óleo de Juan Manuel Blanes.

* El contenido de este hilo puede ser editado, en caso de que alguien quiera publicar datos acerca de los procesos de independencia de su país Latinoamericano. De ser así, el presente hilo, se pasaria a llamar: "Emancipación Latinoamericana" Salú camaradas!
avatar
stalingrado en la memoria
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2261
Reputación : 2555
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 23
Localización : Uruguay

Re: Emancipación del Pueblo Oriental

Mensaje por stalingrado en la memoria el Sáb Mar 18, 2017 7:35 pm

La Liga Federal Artiguista



A partir de 1814, las ideas federalistas de Artigas se extendieron hacia Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe y Córdoba aprovechando la oposición al gobierno centralista de Buenos Aires. La aceptación de las ideas federalistas respondía a intereses políticos y económicos.

Intereses Políticos: el gobierno de Buenos Aires había aumentado la subordinación y dependencia de los gobiernos provinciales a sus intereses. Los grupos dirigentes de las provincias estaban a favor de que las decisiones fueran tomadas por ellos mismos de acuerdo a sus necesidades, considerando que eran los más apropiados para encontrar las soluciones a sus problemas.

Intereses Económicos: Junto al interés político, los comerciantes y productores aspiraban a una política económica que estuviera de acuerdo con las necesidades de cada una de las provincias, las que no eran iguales en cada región. Sin embargo, no se trataba de dejar de lado a Buenos Aires, sino integrarla en un pie de igualdad.

Las Provincias del Interior: Como por ejemplo Córdoba, eran partidarias de una política proteccionista que defendiera su producción de la competencia extranjera, sobre todo inglesa, que proporcionaba productos más abundantes y baratos debido a la revolución industrial. Por ejemplo, un poncho inglés se vendía a $ 3 y uno hecho en Córdoba, a $ 7.

Las Provincias del Litoral: Como Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe basaban su producción en la ganadería y vivían de la comercialización de cueros, sebos, cerda y astas. Pero no comercializaban su producción directamente con el extranjero, sino a través de la intermediación de Buenos Aires, que se quedaba con las rentas aduaneras. Para liberarse de la política centralista porteña debían buscar otra salida directa al mar. Esta posibilidad se las ofrecía Artigas con la Provincia Oriental ya que ésta era la única geográfica y económicamente independiente de Buenos Aires, por tener los puertos de Montevideo, Colonia y Maldonado con salida directa al Océano y a Europa.

La Liga Federal daba a las Provincias la posibilidad de ejercer su soberanía y era, a la vez, una forma de integración útil y práctica. Artigas les ofrecía salida al mar, libertad comercial, igualdad provincial y reparto de las rentas aduaneras.



Las ideas artiguistas con respecto a la organización de las Provincias, se llevaron a la práctica en parte; sólo se alcanzó la etapa de la confederación o de pactos interprovinciales, cuando se integraron las provincias a la Liga Federal, en 1814-1815. La Liga quedó integrada por la Provincia Oriental (actualmente Uruguay), Corrientes, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe y Misiones.Funcionó hasta 1820. Les permitió a las provincias liberarse del centralismo porteño y de su política económica. Fue un verdadero «sistema de pueblos libres» y Artigas fue designado como su Protector.

“Ciudadanos, Pueblo de Buenos Aires, vuestros hermanos los Orientales no dudan que sus votos serán correspondidos, y abandonados al transporte de una perspectiva tan encantadora, olvidan sus quebrantos, y hacen sacrificios al Dios tutelar de la amistad de los pueblos, para que al recibir las felicitaciones que a su nombre tengo el honor de dirigiros, nada sea capaz de contradecir nuestra unión, y en lo sucesivo solo vea entre nosotros a una sola y grande familia de hermanos".

Cuartel General, 29 de abril de 1815. José Artigas.

La Organización del Protectorado



Purificación: Era el centro político. Se trataba de un lugar estratégico por su proximidad con el litoral de los ríos Paraná y Uruguay, a la vez que era de fácil defensa, por encontrarse sobre una meseta a 45 metros de altura sobre el nivel del mar. Desde allí, Artigas daba las orientaciones políticas y administrativas, pero manteniendo siempre un gran respeto por las autoridades provinciales.

Comercio Interprovincial: Se establecía en las Instrucciones del año XIII, que los productos que circulaban entre las provincias, no debían recargarse con impuestos y que todas tenían igualdad en el plano comercial. Los barcos no podían ser obligados a entrar, anclar o pagar impuestos en ningún puerto de las provincias. De este modo, se eliminaba el abuso que, tradicionalmente, había realizado Buenos Aires al obligarlos a entrar en su puerto y pagar derechos de aduana.

Comercio Exterior: Artigas también se preocupó por organizar el comercio exterior de las provincias de la Liga Federal, a través de un reglamento de aranceles: «Reglamento provisional de derechos aduaneros para las provincias confederadas de la Banda Oriental del Paraná». Éste estimulaba la introducción de mercaderías necesarias a las provincias, mediante el cobro de bajos impuestos; a su vez, buscaba evitar la competencia de los productos extranjeros que arruinaban la producción local debido a su bajo costo, gravándolos con impuestos caros (de hasta un 40%). Se exoneraba del pago de impuestos a aquellos productos que la industria local no podía proveer, así como todo aquello que estimulara la educación y la salud.

El siguiente diagrama explica el funcionamiento del reglamento de aranceles del 9 de setiembre de 1815:


La Zona Norte: Misiones vinculaba a la Liga con Paraguay, el que podría usar sus puertos para su comercio exterior, liberándose del puerto de Buenos Aires. -

La Zona del Interior: ntegrada por Santa Fe y Córdoba, la vinculaba con las regiones de Tucumán, Cuyo y Alto Perú y les ofrecía el puerto fluvial de Santa Fe, sobre el Paraná. -

La Zona del Litoral: integrada por Corrientes, Entre Ríos y la Provincia Oriental, ofrecía a la Liga y a la región de Río Grande en el sur de Brasil, los puertos atlánticos de Montevideo y Maldonado.



¿Por qué fracasó la Liga Federal?

1) La imposibilidad de extender el sistema a más territorios. Al no integrarse Paraguay (encerrado en si mismo y sin querer tener relaciones con el resto de los territorios del ex-virreinato), Alto Perú (territorio donde aún estaban peleando con los españoles), Cuyo (San Martín estaba allí preparando el ejército para cruzar los Andes y no estaba interesado en los problemas internos de las provincias), la integración económica era débil. Además, la participación de Córdoba y Santa Fe en la Liga fue escasa.


2) La guerra permanente que le hizo Buenos Aires. El federalismo artiguista socavaba la base económica del dominio porteño al impedir a este seguir teniendo la llave para el ingreso y salida de las mercaderías. Si las exportaciones no se realizaban desde Buenos Aires, los exportadores se perdían el negocio y además no se cobraban los aranceles aduaneros que se obtenían con las ventas al exterior de los productos de las provincias (dinero que las provincias nunca recibían). Las autoridades porteñas habilmente generaron la desconfianza de las burguesías de las ciudades provinciales (Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Montevideo) hacia el artiguismo, al que mostraron como un movimiento popular, de ascenso de las clases bajas, la temida “chusma” que podía hacerles perder los privilegios de clase social. Eso explica que importantes personajes de las provincias que en su momento fueron artiguistas, fueron cambiando de bando uniéndose a Buenos Aires y abandonando a Artigas. En cambio, “la chusma” se mantuvo con Artigas hasta el final.

3) La invasión portuguesa, con el estímulo y apoyo de Buenos Aires, y la caída de Montevideo en poder del jefe portugués Carlos Federico Lecor, quitaron a la Liga el único puerto que podía ser usado para evitar a Buenos Aires. Finalmente el triunfo portugués en la Provincia Oriental privó a Artigas de la base de sus recursos económicos, la ganadería, para mantener la guerra y la organización del sistema. Los caudillos artiguistas de las provincias, al ver la derrota de Artigas en la Provincia Oriental, decidieron salvar sus intereses personales y los de sus provincias, separándose del Protector. Francisco Pancho Ramírez, caudillo entrerriano, y Estanislao López, caudillo santafecino, firmaron el Pacto del Pilar (febrero de 1820) con Buenos Aires sin consultar a Artigas desconociendo la autoridad de éste. Artigas reprochó a Ramírez el acuerdo y finalmente se produce la lucha entre ambos que termina con la derrota de Artigas y su internación en territorio paraguayo. Con el alejamiento de Artigas del escenario rioplatense, el patriciado porteño tenía las manos libres para proseguir con su política centralista y el proyecto federal integrador de las provincias desapareció.

    Fecha y hora actual: Dom Nov 19, 2017 7:54 am