¿Que piensan del sionismo socialista?

Comparte
avatar
anticapital
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 25
Reputación : 36
Fecha de inscripción : 22/05/2010

¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por anticapital el Sáb Mayo 22, 2010 11:20 pm

Me gustaria saber cuales son sus opiniones, y así armar un debate
avatar
Català-internacionalista
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 497
Reputación : 669
Fecha de inscripción : 19/05/2010
Localización : Barcelona, Catalunya

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Català-internacionalista el Sáb Mayo 22, 2010 11:21 pm

No sabía ni que existiese, pero ese sionismo socialista violaría uno de los principales fundamentos de nuestra ideología, que es el respeto a la autodeterminación de los pueblos.


Última edición por Català-internacionalista el Sáb Mayo 22, 2010 11:23 pm, editado 1 vez
avatar
anticapital
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 25
Reputación : 36
Fecha de inscripción : 22/05/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por anticapital el Sáb Mayo 22, 2010 11:22 pm

gracias hermano, pienso lo mismo

Invitado
Invitado

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 22, 2010 11:24 pm

Pero esto os lo habeis inventado o que? vaya estupidez, sionismo socialista... Crying or Very sad alguna gilipollez mas como los NB o las SCUM esas...
avatar
anticapital
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 25
Reputación : 36
Fecha de inscripción : 22/05/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por anticapital el Sáb Mayo 22, 2010 11:26 pm

que cosa una estupidez? yo no lo invente, leí sobre eso y quiero saber que piensan Saludos
avatar
Rodimtsev
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1032
Reputación : 1293
Fecha de inscripción : 28/01/2010
Edad : 36

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Rodimtsev el Dom Mayo 23, 2010 2:26 am

NACIONAL-SOCIALISMO
SIONISMO-SOCIALISMO

¿diferencias? que se las pregunten a los palestinos...
avatar
verdadyreconciliacion
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 919
Reputación : 1090
Fecha de inscripción : 31/01/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por verdadyreconciliacion el Dom Mayo 23, 2010 2:49 am

No todo socialismo es marxista.

El sionismo de izquierda, es una corriente nacionalista que es mas que todo socialdemocrata, aunque algunos mas socialistas que otros, defienden la autodeterminacion del pueblo palestino, y una tendencia "progresista" .

Pero, es reformista, no es nada revolucionario.

La mayoria de los kibbutz, del movimiento kibbutziano, intengran esta corriente.

Saludos
avatar
Rodimtsev
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1032
Reputación : 1293
Fecha de inscripción : 28/01/2010
Edad : 36

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Rodimtsev el Dom Mayo 23, 2010 3:29 am

verdadyreconciliacion escribió:No todo socialismo es marxista.

El sionismo de izquierda, es una corriente nacionalista que es mas que todo socialdemocrata, aunque algunos mas socialistas que otros, defienden la autodeterminacion del pueblo palestino, y una tendencia "progresista" .

Pero, es reformista, no es nada revolucionario.

La mayoria de los kibbutz, del movimiento kibbutziano, intengran esta corriente.

Saludos

Colonias judías muy "progres"... Basta ya de colonialismo.

Saludos.
avatar
Erazmo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1305
Reputación : 1446
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Erazmo el Dom Mayo 23, 2010 11:27 pm

¿Sionismo Socialista?, ¡obvio! el formato nuevo del nacional-socialismo.

Los israelìes son los nuevos nazis, por tanto no es nada novedoso lo insertado, hoy matan palestinos a destajo, ya armaran un holocausto ¡de verdad! y no el bluff con el cuàl le han robado por 60 años a los alemanes.

Es cosa de esperar un poco y ver como evolucionarà la agresiòn contra Iràn, Lìbano y Siria.

Invitado
Invitado

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 24, 2010 12:28 am

Erazmo , leete las reglas del foro, insinuar que el holocausto es un invento es de como minimo , basura nazi.

Los tuvimos en el este a esa basura y sabemos lo que son y intentaron hacer.

El que los numeros no cuadren , o la parte judia los haya hinchado no singnifica que la escoria NAZI no tubiese esa intencionalidad.

Robado en absoluto, deberian de estar pagando de por existencia lo que hicieron , no vaya a ser que a alguien se le olvida lo que son los nazis y el fascismo y le de por renmemorar glorias pasadas.

Es más , deberian de estar pagando el triple a rusia de lo que pagan a judios.

No hay que alucinar para saber de que va un estado, ni exajerando crimenes ni extrapolando intenciones. Es una falacia comparar a ISRAEL o los Judios con los NAZIS. Estos últimos son la mayor escoria y involucion humana jamas creada.
avatar
Erazmo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1305
Reputación : 1446
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Erazmo el Lun Mayo 24, 2010 12:50 am

SS-18 escribió:Erazmo , leete las reglas del foro, insinuar que el holocausto es un invento es de como minimo , basura nazi.

Los tuvimos en el este a esa basura y sabemos lo que son y intentaron hacer.

El que los numeros no cuadren , o la parte judia los haya hinchado no singnifica que la escoria NAZI no tubiese esa intencionalidad.

Robado en absoluto, deberian de estar pagando de por existencia lo que hicieron , no vaya a ser que a alguien se le olvida lo que son los nazis y el fascismo y le de por renmemorar glorias pasadas.

Es más , deberian de estar pagando el triple a rusia de lo que pagan a judios.

No hay que alucinar para saber de que va un estado, ni exajerando crimenes ni extrapolando intenciones. Es una falacia comparar a ISRAEL o los Judios con los NAZIS. Estos últimos son la mayor escoria y involucion humana jamas creada.

Hinchar los nùmeros y falsear la informaciòn para cobrar ¿que es?

Porque a los israelìes adinerados, como el padre de henry kissinger que saliò de alemania en 1936, no les ocurriò nada.

Que los nazis asesinaron a millones de personas en la URSS, destruyeron lidice, que masacraron gitanos o yugoeslavos (serbios-montenegrinos-macedonios) y albaneses es ¡absoluta verdad! pero que de todos los cadàveres se apropio la màquina mediàtica israelì es tambièn verdad.

Hoy incluso en europa quièn sostenga una duda termina en prisiòn ¿porque? es que la verdad debe amenzar para ser creìda.

Lo que sostengo es que el holocausto tal cuàl ha sido presentado por 65 años, es una tergiversaciòn.

Y eso no tiene nada que ver con basura nazi que desconoce todo, es simplemente plantear las mismas dudas respecto de los "crìmenes de stalin" que son un vulgar invento de los mismos que crearon el holocausto.

Saludos Revolucionarios
avatar
Roland
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 647
Reputación : 814
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Localización : Venezuela

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Roland el Lun Mayo 24, 2010 4:15 am

No se apresuren a confundir al "Sionismo Socialista" con el "Sionismo expansionista e inhumano" que conocemos y que tanto repudiamos.

Les recomiendo leer a Moses Hess -sionista socialista- , amigo de Marx y Engels.

Igual, eso de sionismo socialista no me cuadra.

Invitado
Invitado

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 24, 2010 6:47 pm

Erazmo escribió:

Hinchar los nùmeros y falsear la informaciòn para cobrar ¿que es?

Porque a los israelìes adinerados, como el padre de henry kissinger que saliò de alemania en 1936, no les ocurriò nada.

Que los nazis asesinaron a millones de personas en la URSS, destruyeron lidice, que masacraron gitanos o yugoeslavos (serbios-montenegrinos-macedonios) y albaneses es ¡absoluta verdad! pero que de todos los cadàveres se apropio la màquina mediàtica israelì es tambièn verdad.

Hoy incluso en europa quièn sostenga una duda termina en prisiòn ¿porque? es que la verdad debe amenzar para ser creìda.

Lo que sostengo es que el holocausto tal cuàl ha sido presentado por 65 años, es una tergiversaciòn.

Y eso no tiene nada que ver con basura nazi que desconoce todo, es simplemente plantear las mismas dudas respecto de los "crìmenes de stalin" que son un vulgar invento de los mismos que crearon el holocausto.

Saludos Revolucionarios


Vamos a ver, que se haya hechado morro, pues seguro , que se han hinchado cifras pues seguro, que se jodan los ALEMANES y los NAZIS, por listos es asi de simple para que se lo piensen tres veces la proxima vez.

Tu discurso no se como tomarmelo, o si lo ahces aproposito o mantienes una postura por cabezoneria. Que parte de , Los nazis practicaban exterminio con razas "inferiores" no entiendes? ¿Que mas te da que matasen a 6 millones de judios como si matasen a 4 ? ERA SU INTENCION ELIMINARLOS DEL MUNDO a ver si se entiende.

¿Que ahora me vas a negar los campos de concetración? ¿las camaras de gas? ¿los crematorios? ¿los experimentos con humanos? ¿ esclavitud ? Pues no amigote, es que ahi eran victimas tanto judios como Sovieticos por lo tanto no solo tienes la parte judia que habla del tema.


y bueno, los judios no tienen tanta culpa de la propaganda massmedia, si no el propio capitalismo , los Yankes , que han usado ese victimismo para anular el genocidio sobre el pueblo sovietico ante la opinion de las masas, le han hecho el juego a los judios para ocultar lo maximo posible cualquier tipo de simpatia por el sistema sovietico. Bombardeaban con el victimismo Judio, y despues por la noche te bombardeaban a paliculas poniendo a los Sovieticos como ordas asesinas y barbaras, asi tienes el resultado en continentes como America del sur y europa del este, donde hay una influencia de la proapganda tan grande que ante el rechazo al capitalismo por su propia experiencia adoptan el nazismo gracias a la propagnada anticomunsita creada por esa mierda.

Ten cuidado que tu discurso es el tipico de los NAZIS sobre todo en sudamerica para exculpar a la mierda facista. Ya que no mataron tantos judios, es que no eran ni genocidas ni racistas ni supremacistas, todo un invento judio. hay que tener cuidado con esto por que es el razonamiento tipico de esa mierda.

Me da igual que fuesen 3 o 6 millones, genocidio fue si o si , la intencion y los hechos estaban ahi, a mi pintar a los alemanes como pobres victimas , por ahi no paso.
avatar
Erazmo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1305
Reputación : 1446
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Erazmo el Lun Mayo 24, 2010 8:55 pm

SS-18 escribió:
Vamos a ver, que se haya hechado morro, pues seguro , que se han hinchado cifras pues seguro, que se jodan los ALEMANES y los NAZIS, por listos es asi de simple para que se lo piensen tres veces la proxima vez.
.

De acuerdo, pero el problema es que cuàndo empezaìs a falsear, tràs 65 años la verdad resulta contaminada, la mentira no. Y eso a sabièndas de campos de concentraciòn, càmaras de gases y otros.

SS-18 escribió:Tu discurso no se como tomarmelo, o si lo ahces aproposito o mantienes una postura por cabezoneria. Que parte de , Los nazis practicaban exterminio con razas "inferiores" no entiendes? ¿Que mas te da que matasen a 6 millones de judios como si matasen a 4 ? ERA SU INTENCION ELIMINARLOS DEL MUNDO a ver si se entiende.
.

Los nazis habrìan eliminado a todos de haber ganado, se entiende perfectamente y nadie lo està negando.

SS-18 escribió:¿Que ahora me vas a negar los campos de concetración? ¿las camaras de gas? ¿los crematorios? ¿los experimentos con humanos? ¿ esclavitud ? Pues no amigote, es que ahi eran victimas tanto judios como Sovieticos por lo tanto no solo tienes la parte judia que habla del tema
.

Nadie niega nada, no sè a que viene ese comentario.


SS-18 escribió:y bueno, los judios no tienen tanta culpa de la propaganda massmedia, si no el propio capitalismo , los Yankes , que han usado ese victimismo para anular el genocidio sobre el pueblo sovietico ante la opinion de las masas, le han hecho el juego a los judios para ocultar lo maximo posible cualquier tipo de simpatia por el sistema sovietico. Bombardeaban con el victimismo Judio, y despues por la noche te bombardeaban a paliculas poniendo a los Sovieticos como ordas asesinas y barbaras, asi tienes el resultado en continentes como America del sur y europa del este, donde hay una influencia de la proapganda tan grande que ante el rechazo al capitalismo por su propia experiencia adoptan el nazismo gracias a la propagnada anticomunsita creada por esa mierda
.

La culpa es del capitalismo ¡SÌ! pero ¿quièns son sus sostenedores? yanquilandia, israel-nazi, europa occidental, ahì està la basura capitalista que miente en la falsimedia, y usa exactamente las polìticas propagandìsticas del nazismo; no hay diferencias hitler-truman-sharon-meir-dayan-hess-nixon.

SS-18 escribió:Ten cuidado que tu discurso es el tipico de los NAZIS sobre todo en sudamerica para exculpar a la mierda facista. Ya que no mataron tantos judios, es que no eran ni genocidas ni racistas ni supremacistas, todo un invento judio. hay que tener cuidado con esto por que es el razonamiento tipico de esa mierda
.

Me da igual que fuesen 3 o 6 millones, genocidio fue si o si , la intencion y los hechos estaban ahi, a mi pintar a los alemanes como pobres victimas , por ahi no paso.[/quote]

¿Mi discurso es nazista? eso es un insulto que no viene al caso, sì hay problemas por las amenazas a pensar sobre estos temas en europa y la pàgina podrìa ser sancionada, puès no habraìs estos temas porque sì se debe pensar de una manera determinada para opinar eso es la negaciòn a la crìtica y a la esencia revolucionaria de la cuàl humildemente me considero parte.
Por sudamèrica y estos temas, desde la perspectiva socialista, estamos por plantearnos todo tipo de crìticas, en la oleada de dictaduraS fascistas pitiyanquis que asolaron sudamèrica los cuerpos represivos que torturaron y asesinaron a miles de personas de izquierda, esos paracos fueron entrenados por la mossad y esos criminales aprendieron bièn de sus profesores la SS y Gestapo, luego en sudamèrica nos plantearemos siempre la busqueda de esa verdad. Y por los alemanes tuvieron lo que buscaron una aplastante derrota pero la savia nazista todavìa ahì està, rfa, y eso que la han mangoneado yanquis-britànicos-franceses e israelìes ¿porquè serà?, por los paìses de europa del este yendo al fascismo otro tema debièra de ser y la propaganda no es la ùnica explicaciòn.
avatar
RDC
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2541
Reputación : 3027
Fecha de inscripción : 19/08/2009
Edad : 26
Localización : Galicia

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por RDC el Jue Jun 03, 2010 8:59 pm

Un texto sobre el sionismo socialista:

El mensaje de salvación humana universal, inherente al socialismo, atrajo bajo estas banderas a enormes cantidades jóvenes intelectuales judíos que habían abandonado el tradicional modo de vida del ghetto, pero que encontraron las puertas de la sociedad cerradas ante ellos. El unirse a uno de los distintos movimientos revolucionarios clandestinos se convirtió para muchos de estos jóvenes hombres y mujeres en el único camino para la emancipación social y espiritual. Sintieron que a través de la revolución socialista se derrumbaría toda la opresiva estructura de la sociedad zarista y con ello también el antisemitismo, resolviéndose el problema judío a través de la integración de la joven intelectualidad judía dentro de los marcos de la redención universal. Este sector había roto conscientemente sus lazos con la cultura judía tradicional Después de haber sido rechazados por la cultura rusa dominante, la frase de Marx "Los proletarios no tienen patria" representó en cierta manera su existencia social y sus esperanzas mesiánicas, quizás en mucho mayor medida que en lo que respecta al proletariado ruso de entonces, el cual —después de todo—estaba firmemente arraigado en la cultura nacional e histórica del pueblo ruso.

Mas aún, la organización socialista más grande y mejor organizada del imperio zarista hacia fines del siglo XIX era la Asociación de Trabajadores Judíos (Bund). Durante muchos años la cantidad de sus miembros fue mayor que la de cualquier otra organización socialista de Rusia, y la calidad de sus actividades intelectuales era realmente impresionante. El Bund reconocía la singularidad del problema judío en el marco económico y cultural general de Europa Oriental y al mismo tiempo afirmaba que la emancipación de las masas judías de Rusia tendría lugar de acuerdo con estructuras socioculturales específicamente referidas a la historia social judía. Por esta razón el Bund abogó por el desarrollo de la cultura en yídish, idioma al que veía como la lengua cotidiana de la vida judía, parte integrante de la lucha social de las masas judías y claro eco de las tradiciones populistas rusas. En esta concepción, el yídish como idioma de las masas trabajadoras fue adoptado en oposición a los idiomas ruso y polaco usados por la burguesía asimilacionista judía, y también en oposición al hebreo, que era considerado como un idioma clerical del pasado y del viejo establishment religioso. Los teóricos del Bund aspiraban a la integración del proletariado judío, consciente de su propio legado cultural, dentro del movimiento del proletario revolucionario. En la futura sociedad socialista se preservaría el legado cultural y linguístico de las masas judías, así como los idiomas ruso, polaco y ucraniano seguirían constituyendo el centro de la identidad del proletariado gentil dentro del concierto de la revolución universal.

Al mismo tiempo, el nacionalismo cultural del Bund, en sí mismo una de las expresiones de la búsqueda judía de una identidad nacional en los tiempos modernos, se opuso radicalmente a todo intento de vivificar la nación judía en Palestina: la inmigración hacia allí, el renacimiento del idioma hebreo, el establecimiento de una sociedad judía en la Tierra de Israel, era considerado por el Bund como nacionalismo estrecho y reaccionario que aislaba al problema judío del conjunto de las soluciones universales y empujaba a los judíos a su propio pasado y a un nuevo ghetto mesoriental. Según el Bund, los judíos —al igual que el proletariado en su totalidad— tenían solamente una patria: la Revolución
Sobre este trasfondo es que debe entenderse el derrotero intelectual de los escritos políticos de Ber Bórojov. Nacido en Poltava, Ucrania, en el hogar de un maskil simpatizante del movimiento de los Jovevei Tzion, Bórojov (1881-1917) creció cercano al movimiento socialista revolucionario ruso y a sus numerosas ramas, pletóricas de activistas judíos. Sobre este panorama de aspiraciones conflictivas entre una visión nacional y el socialismo revolucionario, desarrolló un programa sistemático que devendría posteriormente en una singular síntesis: la integración del nacionalismo judío con la doctrina marxista ortodoxa. De tal manera, el sionismo marxista (o marxismo sionista) se desarrolló y se convirtió en el basamento ideológico de los Poalei Tzión (Obreros de Sión), que se destacó -Primero en Rusia y luego en Palestina- como el movimiento sionista obrero más influyente.

Intelectualmente, tal síntesis entre marxismo y sionismo no fue una tarea fácil. El marxismo clásico y ortodoxo consideraba al nacionalismo como a un mero fenómeno "superestructural". En la doctrina marxista, tal como fuera desarrollada por Engels, Kautski y y Plejanov, los intereses puestos de manifiesto en la lucha de clases son los factores determinantes del progreso histórico, y la idea nacional no es más que una "ideología" confeccionada por la burguesía para legitimar por vías de una falsa generalidad sus intereses de clase particulares y estrechos. Según este punto de vista, el proletariado debe descubrir esta verdad que se esconde detrás de la verborragia nacional para desenmascarar su naturaleza burguesa, y forjar —a través de la solidaridad proletaria internacional—la base para el universalismo redentor de la revolución mundial.

El marxismo clásico establece que la sociedad se divide horizontalmente en clases sociales que luchan entre sí por mejorar sus condiciones materiales una en desmedro de la otra. Bajo la división de la sociedad en burguesía y proletariado, el burgués es el dueño de los medios de producción y el proletario le vende su fuerza de trabajo. La fuerza de trabajo es la capacidad de producir bienes. La burguesía entonces pasa a ser dueña de los medios de producción, de la fuerza de trabajo que le compra al proletariado y de los bienes que ellos producen. La explotación del proletariado consiste en que el burgués le paga al proletario mucho menos de lo que valen los bienes que ellos producen, lo cual crea un círculo vicioso de enriquecimiento de la burguesía y miseria del proletariado.

El materialismo dialéctico planteado por Marx postula que la historia avanza a “saltos” en los cuales la lucha entre la clase social dominante (tesis) y la dominada (antítesis), en lugar de generar una clase vencedora, genera una síntesis, es decir, una nueva clase social que va de la mano con un nuevo sistema de organización de la sociedad. Esta síntesis con el tiempo se transforma en la clase dominante que lucha contra una nueva clase emergente y así sucesivamente hasta llegar al sistema social del capitalismo.

Marx plantea que bajo el capitalismo este proceso del materialismo dialéctico llegará a su fin ya que debido a la enorme concentración del capital y a las terribles desigualdades sociales que habrán, la síntesis entre la burguesía y el proletariado será una única clase y el sistema social resultante será el comunismo, donde no haya propiedad privada y el estado sea el dueño de los medios de producción y el encargado de la distribución de los bienes. Marx plantea que la propiedad privada enajena al hombre deshumanizándolo y transformándolo en un ente egoísta y fácilmente manipulable. En el comunismo esto desaparecerá, por lo que el hombre alcanzará un estado de libertad e igualdad.

Los marxistas en general fomentaban la lucha de clases y sostenían que mientras más fuerte esta sea, más rápido se produciría el “salto” en la historia y se llegaría al comunismo. Bajo éste contexto Bórojov postula que la organización socioeconómica de los judíos es una pirámide invertida, en la cual hay una gran masa de pequeños burgueses y un reducido número de proletarios, debido a las características histórico-culturales del pueblo judío. Según Borojov, esta estructura social nunca evolucionará al comunismo y más aún, entorpece la lucha de clases en las sociedades donde existe. Borojov postula que los procesos socioeconómicos están muy ligados a los aspectos geográficos y culturales del lugar donde ocurren ya que cada pueblo posee un ritmo de desarrollo y de evolución socioeconómica diferente. Borojov, aparte de considerar la división horizontal de la humanidad en clases también la divide en forma vertical, en naciones. Los judíos de diferentes clases sociales solidarizan entre sí al ser considerados ambos como “judíos extranjeros” debilitando su antagonismo social, lo que entorpece la lucha de clases. El proletario judío no sólo debe luchar contra la burguesía, si no también contra los sentimientos anti-judíos del lugar donde habita por lo que su situación es, en algunos casos, insostenible (por ejemplo en Europa oriental a principios de siglo).

La solución al problema judío, dice Borojov, radica en formar una sociedad socioeconómicamente sana para los judíos, a través de la creación de un estado judío en Palestina, ya que allí prácticamente no había ningún tipo de desarrollo industrial, por lo que todos los inmigrantes que llegaran comenzarían como proletarios y a medida que se desarrollaran la reclamación y el asentamiento, se produciría una pirámide social similar al de las demás naciones. Bórojov sostiene que la única clase social que emigrará a Palestina para crear los cimientos del estado judío será el proletariado.

"La burguesía media, al carecer de una base firme para su lucha por el mercado, se halla inclinada hacia una existencia política independiente y hacia un Estado Judío, dentro del cual podrá desempeñar una función directiva. Pero, en la medida en que logra conservar intactas sus posiciones económicas, y en la medida en que el antisemitismo aun no ha socavado su bienestar material, el centro de gravedad de los intereses de la burguesía media sigue centrado en la diáspora. Es verdad que éste continúa siendo causa de algunas molestias, pero todavía no ha alcanzado un grado de gravedad suficiente como para despertar en ella la voluntad de modificar substancialmente sus condiciones de vida."

La alta burguesía judía se remite a la cuestión judía solamente de manera filantrópica, mientras que la clase media judía desarrolla un Salon-Zionismus (sionismo de salón) cultural e intelectual, aunque inefectivo. Desde el punto de vista de la teoría borojovista, estas clases no pueden convertirse en la vanguardia del movimiento de liberación nacional, ya que su base económica, a pesar de su ambivalencia, su precariedad y su aislamiento, se apoya aún en la infraestructura económica de la diáspora.

Según Bórojov existe solamente una clase en la sociedad judía cuya miseria es tan radical que no puede continuar existiendo bajo las condiciones prevalecientes en la diáspora y esta compelida a buscar una nueva base económica. Se trata de la clase obrera judía acompañada por las clases medias bajas judías cuya existencia social esta siendo pulverizada por el desarrollo económico por lo cual se ve arrojada a las filas del proletariado. Para Bórojov, estas dos clases conforman una sola entidad social que no puede continuar existiendo en Europa Oriental. La emigración a América es la respuesta pasiva de estas clases a su conflicto, porque acepta como un hecho la existencia misma de una sociedad burguesa como Estados Unidos y busca una solución dentro de la estructura socioeconómica existente. La emigración a Palestina será, de acuerdo con Bórojov, la respuesta activa a la encrucijada en la que se encuentran. Esta respuesta es activa en tanto va necesariamente combinada con la creación de un nuevo sistema social, una infraestructura completamente nueva que dará lugar al surgimiento de una sociedad revolucionaria. El proletariado judío y las clases medias proletarizantes, que no tienen ni lugar ni futuro en la sociedad europeo-oriental, se convierten de esta forma en el sujeto social radical de la transformación nacional del pueblo judío.
avatar
RDC
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2541
Reputación : 3027
Fecha de inscripción : 19/08/2009
Edad : 26
Localización : Galicia

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por RDC el Jue Jun 03, 2010 10:21 pm

Texto de Borojov, El nacionalismo del proletariado judío:

http://www.marxistsfr.org/espanol/borojov/1906/001.htm
avatar
Zakhal
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 883
Reputación : 1106
Fecha de inscripción : 03/01/2011
Localización : Espiando a contrarrevolucionarios.

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Zakhal el Miér Mar 16, 2011 7:11 pm

No se puede admitir un Socialismo que predica la segregación étnica y religiosa..Me recuerda a los Nazbol.
avatar
carlos3
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2793
Reputación : 3012
Fecha de inscripción : 30/09/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por carlos3 el Vie Mar 18, 2011 3:28 pm

y que opinan del partido comunista de israel?? ... sinceramente despues de años de observación de este conflicto, creo que tanto en el sionismo de israel, como la reaccion musulmana de hammas tiene tanto a palestinos como israelitas sometidos a una guerra de reacción , con interses burgueses de ambos lados, algunos reaccionarios fasistas musulmanes pretenden que desaparezca israel y establecer una republica palestina teocràtica reaccionaria , por otro lado israel se esfuerza en mantener una guerra en los territorios ocupados,,, finalmente la posicion de ambos lados es contrarevolucionaria, ya que si bien los territorios ocupados son de los palestinos, no pueden exigir que desaparezca como nación a israel, pero tampoco pueden los israelitas seguir ocupando territorios,,, asi por ejemplo es mucho mas coherente la posición del partido comunista de israel, que la mayoría de las organizaciones reformistas de palestina, que siguen traficando con la lucha de su pueblo,, luchar por un nueva nación democràtica popular , laica, sin religiones oficiales , luchando por el socialismo , asi de simple,,, el partido comunista de israel (marxista leninista) siempre ha llamado a que el proletariado palestino y el proletariado de israel , a luchar por una república socialista , laica derrotando a los gobiernops sionistas , el fascismo musulman
avatar
Zakhal
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 883
Reputación : 1106
Fecha de inscripción : 03/01/2011
Localización : Espiando a contrarrevolucionarios.

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Zakhal el Vie Mar 18, 2011 3:45 pm

El partido comunista israelí y el FDLP tienen grandes cosas que hacer juntos.
avatar
Erazmo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1305
Reputación : 1446
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Erazmo el Vie Mar 18, 2011 4:07 pm

El PC de israel no representa a nadie ¿para que negarlo? la entidad sionista es idéntica a la alemania nazi, el pueblo con "la peste", parafraseando a albert camus, quiere aniquilar a los palestinos y libaneses para crear su gran israel que incluiría hasta el sur de iraq, de donde dicen que salió el pueblo israelí, pamplinas para imbéciles pero que los sionistasjudíos asimilan bien.

En las actuales condiciones el PC israelí ni en mil años puede influir en algo.

Al igual que ocurrió con la alemania de hitler solo una contundente derrota militar puede quebrar el nazisionismo arraigado hasta la médula en la población de la entidad.

Y respecto del FDLP o del FPLP son dos agrupaciones minúsculas y desprestigiadas, es cosa de seguir el derrotero histórico de ambos conglomerados y su nefasto pasado como aliados de la organización oportunista-mercenaria de al fatah, soñar no cuesta nada pero esas entelequias de organizaciones no pueden influir en la actual situación del pueblo palestino.

La organización que tiene credibilidad hoy entre el pueblo palestino es Hamas y ¿porqué? simplemente por ser coherente y consistente en el discurso y la acción, el reavivamiento del islamismo popular es inversamente proporcional al cúmulo de errores cometidos por las organizaciones que se definieron como populares y cayeron en todo tipo de oportunismos.

La gente del pueblo podrá parecer tonta e ignorante pero no lo es tanto como parecen creer los "eternos embaucadores del pueblo".


Lamento el offtopic, por el sionismo socialista, para volver al hilo, una total estupides moses hess era un sionista que hoy sería un fascista, y el socialismo del bund (en la rusia revolucionaria) solo apoyó a los bolcheviques para lograr cuotas de poder para su etnia porque al pueblo ruso siempre lo despreciaron, los bolcheviques sin embargo le entregaron importantes cuotas de poder a esos bund, las luchas de trotsky y stalin los tuvo participando en ambos bandos, en especial del lado de trotsky.

Pero los "stalinistas" no lo hacían nada de mal de hecho la esposa de molotov era amiga de la nazi golda meir.

En las guerras que podrían venirse en el MO por efecto del caso "Libio" la entidad sionista espero encuentre su final.


Saludos Revolucionarios
avatar
magoya
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 973
Reputación : 1189
Fecha de inscripción : 24/11/2010
Localización : Argentina

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por magoya el Vie Mar 18, 2011 6:01 pm

"Los movimientos nacionales de contenido burgués capitulan ante el imperialismo, desde Chiang Kai Sek hasta Perón, cuando pierden o están por perder el control de los trabajadores y su capacidad para contenerlos."

Jorge Altamira/"Galasso reincide"/18 de enero de 2011




Transcribo un párrafo del libro "Historia Oculta del Sionismo" del autor Ralph Schoenman.

Libro que está digitalizado y puede bajarse en formato.PDF.



Los planes sionistas para el pueblo palestino

Desde el principio, el movimiento sionista buscó la “armenización” del pueblo palestino. Como los nativos americanos, los palestinos eran considerados como “un pueblo que sobra”. La lógica era eliminarlo. Tenía que dar lugar a un genocidio.

Esto vale también para el movimiento obrero sionista, que trató de dar una “pátina” socialista a la empresa colonial.

Aaron David Gordon fue uno de los principales teóricos del sionismo laborista, fundador del partido sionista Ha'Poel Ha Tzair (El joven Obrero) y partidario de Poale Zion (Trabajadores de Sion).


- 10 -


Walter Laqueur reconoce en su “Historia del Sionismo” que“A D. Gordon y sus compañeros querían que cada árbol y cada matorral fuese plantado por expedicionarios judíos”.13 Gordon acuñó la consigna “conquista del trabajo(“Kibbush avodah”).

Llamó a los capitalistas judíos, y a los directivos de la plantación de Rotschild, que habían conseguido tierra de los terratenientes turcos absentistas pasando por encima del pueblo palestino, a “contratar a judíos y sólo a judíos”.

Organizó boicots a las empresas sionistas que no contrataban exclusivamente a judíos y organizó huelgas contra los colonos de Rotschild que permitían que campesinos árabes fuesen aparceros o trabajasen, incluso como mano de obra barata.

De este modo, los “sionistas obreros” utilizaron los métodos del movimiento obrero para impedir la contratación de árabes; su objetivo no era explotar, sino usurpar.

"HISTORIA OCULTA DEL SIONISMO" Ralph Schoenman



Saludos.
avatar
yiyxrojo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 371
Reputación : 637
Fecha de inscripción : 09/05/2010

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por yiyxrojo el Lun Mar 21, 2011 3:02 am

Esto quiza no tiene que ver, pero en internet pululan unos individuos que aseguran que el comunismo fue financiado por el sionismo. Neutral
avatar
Zakhal
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 883
Reputación : 1106
Fecha de inscripción : 03/01/2011
Localización : Espiando a contrarrevolucionarios.

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Zakhal el Lun Mar 21, 2011 6:28 pm

Los mismos conspiraparanoicos de siempre.Ni caso a esos.
avatar
Alexyevich
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1814
Reputación : 2062
Fecha de inscripción : 25/07/2010
Localización : México

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Alexyevich el Sáb Abr 16, 2011 9:22 pm

Pues la verdad que el sionismo actual es igual al fascismo alemán, sólo que justificado en "leyes divinas".
Mientras el Likud siga dominando Israel la cosa será peor. Israel es un títere de Occidente y su pueblo jamás tendrá paz mientras dependa del apoyo internacional para mantenerse salva.
avatar
Alexyevich
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1814
Reputación : 2062
Fecha de inscripción : 25/07/2010
Localización : México

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Alexyevich el Dom Mar 11, 2012 8:02 am

El Sionismo Socialista

El proceso que iniciara Nachman Syrkin al confrontar las ideas socialistas con el pensamiento sionista alcanzó mayor vigencia con el auge del movimiento socialista revolucionario de Europa Oriental en las primeras décadas del siglo XX. Muchos de los activistas y teóricos del movimiento revolucionario del imperio zarista eran de origen judío.

El mensaje de salvación humana universal, inherente al socialismo, atrajo bajo estas banderas a enormes cantidades jóvenes intelectuales judíos que habían abandonado el tradicional modo de vida del ghetto, pero que encontraron las puertas de la sociedad cerradas ante ellos. El unirse a uno de los distintos movimientos revolucionarios clandestinos se convirtió para muchos de estos jóvenes hombres y mujeres en el único camino para la emancipación social y espiritual. Sintieron que a través de la revolución socialista se derrumbaría toda la opresiva estructura de la sociedad zarista y con ello también el antisemitismo, resolviéndose el problema judío a través de la integración de la joven intelectualidad judía dentro de los marcos de la redención universal. Este sector había roto conscientemente sus lazos con la cultura judía tradicional Después de haber sido rechazados por la cultura rusa dominante, la frase de Marx “Los proletarios no tienen patria” representó en cierta manera su existencia social y sus esperanzas mesiánicas, quizás en mucho mayor medida que en lo que respecta al proletariado ruso de entonces, el cual —después de todo—estaba firmemente arraigado en la cultura nacional e histórica del pueblo ruso.

Más aún, la organización socialista más grande y mejor organizada del imperio zarista hacia fines del siglo XIX era la Asociación de Trabajadores Judíos (Bund). Durante muchos años la cantidad de sus miembros fue mayor que la de cualquier otra organización socialista de Rusia, y la calidad de sus actividades intelectuales era realmente impresionante. El Bund reconocía la singularidad del problema judío en el marco económico y cultural general de Europa Oriental y al mismo tiempo afirmaba que la emancipación de las masas judías de Rusia tendría lugar de acuerdo con estructuras socioculturales específicamente referidas a la historia social judía. Por esta razón el Bund abogó por el desarrollo de la cultura en ídish, idioma al que veía como la lengua cotidiana de la vida judía, parte integrante de la lucha social de las masas judías y claro eco de las tradiciones populistas rusas. En esta concepción, el ídish como idioma de las masas trabajadoras fue adoptado en oposición a los idiomas ruso y polaco usados por la burguesía asimilacionista judía, y también en oposición al hebreo, que era considerado como un idioma clerical del pasado y del viejo establishment religioso. Los teóricos del Bund aspiraban a la integración del proletariado judío, consciente de su propio legado cultural, dentro del movimiento del proletario revolucionario. En la futura sociedad socialista se preservaría el legado cultural y lingüístico de las masas judías, así como los idiomas ruso, polaco y ucraniano seguirían constituyendo el centro de la identidad del proletariado gentil dentro del concierto de la revolución universal.

A1 mismo tiempo, el nacionalismo cultural del Bund, en sí mismo una de las expresiones de la búsqueda judía de una identidad nacional en los tiempos modernos, se opuso radicalmente a todo intento de vivificar la nación judía en Palestina: la inmigración hacia allí, el renacimiento del idioma hebreo, el establecimiento de una sociedad judía en la Tierra de Israel, era considerado por el Bund como nacionalismo estrecho y reaccionario que aislaba al problema judío del conjunto de las soluciones universales y empujaba a los judíos a su propio pasado y a un nuevo ghetto mesoriental.
Según el Bund, los judíos —al igual que el proletariado en su totalidad— tenían solamente una patria: la Revolución

Sobre este trasfondo es que debe entenderse el derrotero intelectual de los escritos políticos de Ber Bórojov. Nacido en Poltava, Ucrania, en el hogar de un maskil simpatizante del movimiento de los Jovevei Tzion, Bórojov (1881-1917) creció cercano al movimiento socialista revolucionario ruso y a sus numerosas ramas, pletóricas de activistas judíos. Sobre este panorama de aspiraciones conflictivas entre una visión nacional y el socialismo revolucionario, desarrolló un programa sistemático que devendría posteriormente en una singular síntesis: la integración del nacionalismo judío con la doctrina marxista ortodoxa. De tal manera, el sionismo marxista (o marxismo sionista) se desarrollo y se convirtió en el basamento ideológico de los Poalei Tzi6n (Obreros de Sión), que se destacó -Primero en Rusia y luego en Palestina- como el movimiento sionista obrero más influyente.

Intelectualmente, tal síntesis entre marxismo y sionismo no fue una tarea fácil. El marxismo clásico y ortodoxo consideraba al nacionalismo como a un mero fenómeno “superestructural”. En la doctrina marxista, tal como fuera desarrollada por Engels, Kautsky y Plejanov, los intereses puestos de manifiesto en la lucha de clases son los factores determinantes del progreso histórico, y la idea nacional no es más que una “ideología” confeccionada por la burguesía para legitimar por vías de una falsa generalidad sus intereses de clase particulares y estrechos. Según este punto de vista, el proletariado debe descubrir esta verdad que se esconde detrás de la verborragia nacional para desenmascarar su naturaleza burguesa, y forjar —a través de la solidaridad proletaria internacional—la base para el universalismo redentor de la revolución mundial.

No caben dudas de que esta posición no facilitaba las cosas al movimiento socialista en zonas como Europa Oriental, donde los conflictos nacionales, lingüísticos y culturales estaban situados en el centro mismo de la conciencia política de comienzos del siglo XX. Por lo menos un movimiento socialista marxista —el surgiente partido socialista del multiétnico Imperio Austro-Húngaro — trató de conformar una actitud más diferenciada y menos simplista hacia la cuestión nacional.

El intento de Bórojov de hallar una legitimación coherente con el marxismo para el sionismo socialista debe mucho a su ímpetu hacia los estudios sociológicos de escritores austromarxistas como Otto Bauer, Max Adler y Karl Renner, cuyo argumento básico era que en el marco de sociedades multinacionales, la emancipación de la clase proletaria deberá ir de la mano con la emancipación nacional, ya que su opresión social deviene también a causa de su nacionalidad. De tal manera, la nacionalidad esta enclavada en la estructura social de tales sociedades, y no es meramente “superestructural”.


Grupo de HaShomer HaTzair en Polonia

Bórojov sigue una línea similar. En el primero de sus grandes trabajos La Cuestión Nacional y la Lucha de Clases (1905), trata de sugerir que los propios escritos de Marx sobre la cuestión nacional son un poco más amplios de lo que se percibe a simple vista. Como doctrina, afirma, el marxismo se remite a la cuestión de la lucha de clases, pero numerosas observaciones de Marx y Engels contienen los ingredientes básicos del conflicto nacional. Citando un artículo de Engels y algunas notas de Marx en el tercer volumen de El Capital, Bórojov señala que los fundadores del marxismo eran conscientes de cierto pluralismo que se registra como resultado de la influencia de las condiciones de producción sobre las diferentes conformaciones históricas. Para explicar las razones de este pluralismo, Bórojov cita la sentencia de Marx sobre que:
“Una misma base económica (que es “una sola y la misma” según sus principales condiciones) puede desarrollarse de distintas maneras, puede tener diversas modificaciones por distintas condiciones reales, condiciones naturales, relaciones raciales e influencia histórica que presionan sobre ella desde el exterior”.

El hecho de destacar estos elementos pluralistas en el seno mismo de la doctrina marxista atenúa el determinismo económico mecanicista que estaba comenzando a ser asociado con el marxismo por culpa de la influencia de Kautsky y Plejánov. Ello permitió a Bórojov opinar que, junto con la división vertical de la humanidad en clases, existe también una división horizontal:

“Los grupos en que la humanidad se divide según la diferencia en las condiciones de la relativamente separada producción, reciben el nombre de sociedades, organismos social económicos (estados, familias, pueblos, naciones).”

La lucha de clases siempre tiene lugar, según Bórojov, dentro de este grupo socionacional. De allí que la lucha de clases tiene en todos los contextos históricos un carácter específico, determinado por la historia particular de aquella sociedad nacional.

Donde quiera que surja la lucha de clases, esta se integra a la lucha nacional y por lo tanto Bórojov ve el conflicto clasista desarrollando características específicas. Cuando la totalidad de un grupo étnico ha sido conquistado y sojuzgado por otro, el conquistador trata de imponer su propia estructura de clase. El proletariado de la sociedad sojuzgada se halla bajo una doble servidumbre: como clase, por la burguesía de la nación conquistadora; y lingüística y nacionalmente por la totalidad de la nación opresora. Los austromarxistas se dieron cuenta que el sojuzgamiento a las naciones dominadas — como los checos — ha sido exacerbado por el hecho que la totalidad de su estructura social quedo fragmentada por la desaparición de las clases dominantes checas y su sustitución por una clase dominante germano parlante. De esta manera, la opresión significa mantener a la nación conquistada bajo una estructura social distorsionada. Igualmente, Bórojov sostiene que:

“ Con mucha mas claridad se advierte el nacionalismo en los pueblos oprimidos. Ellos, los pueblos oprimidos, siempre se encuentran en su vida de producción sufriendo condiciones anormales, como lo hemos señalado más arriba, en el caso cuando faltan o están reducidos el territorio y sus formas de protección: soberanía política, libertad de lenguas y de desarrollo cultural. Esas condiciones anormales tornan armónicos los intereses para los integrantes de la nación. Debido a la presión exterior, que dificulta y desorganiza la influencia de las condiciones de producción, estas condiciones y la propia lucha de clases son trabadas en su desarrollo, porque se ve dificultado el camino correcto de la forma de producción. Los antagonismos de clase se ven anormalmente atemperados, y la solidaridad nacional adquiere una fuerza cada vez mayor.”

Bajo tales condiciones, la lucha nacional se transforma en una lucha social de las clases explotadas contra las clases explotadoras de la sociedad nacional dominante:

“Aparte de que los intereses particulares de cada clase individual se vean dificultados por la presión exterior; aparte de que la burguesía se ve presionada en el mercado y al proletariado le falta la libertad de dominar su lugar, la presión se deja sentir para todos sus individuos de la nación, y todos sienten y comprenden que la presión es nacional, que provienen de una nación foránea y que está dirigida contra su nacionalidad, como tal. La lengua, por ejemplo, adquiere en ese caso un significado muy superior al valor de un simple medio de defensa del mercado. Cuando la libertad idiomática es avasallada, el oprimido se aferra cada vez más al idioma. En resumen: para un pueblo oprimido su problema nacional se desvía grandemente de la vinculación que tiene con su base, con las condiciones materiales de la vida de producción. Las necesidades culturales obtienen un valor independiente y todos los miembros de la nación están interesados en la libertad de autodeterminación nacional.”

En tales situaciones, continua Bórojov, aparecen varias corrientes y tendencias dentro del movimiento nacional mismo. Los grupos tradicionales de la nación sojuzgada (la pequeña burguesía, los círculos clericales, las clases instruidas) asocian su nacionalismo con ideas tradicionales, conservadoras y democráticas. Pero los productos históricos genuinos del movimiento nacional son los elementos progresistas de la nación oprimida: la intelectualidad y la clase obrera. Solamente ellas pueden evitar que el movimiento nacionalista se convierta en chovinista y etnocéntrico, otorgándole significación universal y verdaderos objetivos internacionalistas. Porque para estos grupos:

“El proceso de liberación no es nacionalista, sino nacional. Y entre los elementos progresistas de una nación oprimida se desenvuelve el nacionalismo real: no sueña con la conservación de las tradiciones, no las añora, no se engaña con la supuesta unidad de la nación, comprende claramente la estructura de clases de la sociedad y no esconde ni ignora los intereses reales de nadie. Su meta es la liberación real, la normalización de sus condiciones y relaciones de producción.

El nacionalismo real, por consiguiente, es el que no oculta la conciencia de clase; se encuentra sólo entre los elementos progresistas de las naciones oprimidas. En la clase más progresista, en el proletariado organizado y revolucionario de una nación oprimida, su nacionalismo real se expresa en las exigencias claramente formuladas en su programa mínimo, y que tienen la meta explícitamente señalada de conseguir, con el restablecimiento de la nación en condiciones normales de producción, un lugar normal de trabajo y lucha para el proletariado.

Según esta concepción, solamente después de emanciparse de la dominación extranjera, el proletariado de una nación oprimida podrá llevar adelante una verdadera lucha de clases dentro de su propia sociedad. Mientras que la sociedad nacional siga siendo oprimida, la lucha de clases seguirá estando distorsionada, y de aquí la necesidad de la liberación nacional a fin de poder librar una lucha de clase exitosa.

Después de haber desarrollado Bórojov en “La lucha de clases y la cuestión nacional” una teoría general acerca de los lazos entre la opresión y la liberación nacional y la lucha de clases, puede Bórojov criticar a los “marxistas dogmáticos y ortodoxos” el no haber reconocido la influencia de las diferencias nacionales en la creación de variantes en la estructura de las sociedades burguesas capitalistas.

Bórojov distingue también entre formas distintas del nacionalismo: el de los grandes terratenientes, de la gran burguesía, de la pequeña burguesía y del proletariado, clasificándolos como nacionalismos “reaccionarios” y “progresistas”. Aquellos que consideran al nacionalismo como solamente un resabio del pasado, no solamente se equivocan, sino que también pasan por alto el papel concreto y material del nacionalismo en el modo de producción:

“El nacionalismo no tiene, desde sus orígenes, la más mínima conexión con la tradición . . . Quienes subestiman al nacionalismo en general como algo obsoleto, reaccionario y tradicionalista, son totalmente superficiales e ignorantes. El nacionalismo es un producto de la sociedad burguesa . . . y debe dársele la misma consideración que se presta a cualquier otro fenómeno de esta sociedad…”

Para Bórojov conceder al nacionalismo un puesto en el desarrollo histórico no constituye una desviación de la teoría marxista, sino más bien la aplicación de la interpretación materialista marxista de la historia a uno de los fenómenos más poderosos de la sociedad moderna.

En La cuestión nacional y la lucha de clases, Bórojov presenta una teoría general de la relación entre el nacionalismo y la estructura clasista. Un año después, en 1906, publicó Nuestra Plataforma, donde trató de aplicar estos principios generales al problema judío.

Su punto de partida lo constituyen las conclusiones aparecidas en su primer ensayo.

“El problema nacional y los movimientos nacionales no se elevan por encima de las clases sociales, sino que son propios de una o de algunas de ellas. El conflicto nacional se produce para ésta o aquella clase, no porque las fuerzas productivas de todo el pueblo han entrado en contradicción con las condiciones de producción imperantes, sino porque el desarrollo de las fuerzas productivas de tal o cual clase entran en contradicción con las condiciones de producción de todo su grupo nacional. De aquí la gran variedad de tipos clasistas del problema nacional, de la ideología nacional, y de los movimientos nacionales.”

En el pueblo judío Bórojov distingue a tres grupos sociales importantes, cada uno de los cuales ha desarrollado su propia actitud hacia el nacionalismo: (1) la alta burguesía; (2) la clase media, que incluye a la intelectualidad; y (3) la clase obrera, con las clases medias bajas en proceso de proletarización.

La alta burguesía judía, escribe Bórojov, tiende generalmente a la asimilación.

Estos grupos cercanos a la asimilación son los estratos acomodados de la sociedad judía, y existe una marcada relación entre la clase social y las tendencias asimilacionistas. A causa de que la movilidad social hacia arriba es más fácil para los judíos de Occidente que para los judíos de Europa Occidental, la asimilación es más común entre la judería occidental, “y si no fuera por los pobres 0st Juden’, el problema judío no afectaría a la alta burguesía judía. La continua corriente inmigratoria de judíos europeo-orientales y los frecuentes pogroms, recuerdan muy frecuentemente a la alta burguesía judía el miserable destino de sus hermanos”. Para si, la alta burguesía ha conseguido solucionar sus problemas materiales a través del éxito económico y la integración dentro de la sociedad capitalista. Sin embargo, el antisemitismo constituye una seria amenaza a la asimilación de la alta burguesía judía porque recuerda a todos la identidad y las conexiones judías de los estratos más asimilados de la sociedad judía.

En consecuencia, a pesar de su riqueza y status económico, los miembros de la alta burguesía judía no se sienten seguros. En última instancia, el antisemitismo la amenaza tanto como a las clases más pobres. Esto prueba a Bórojov que la subestimación del aspecto nacional al analizar la posición social de la alta burguesía judía es ilusorio. De otra manera, ¿cómo se puede explicar la precaria situación de esta clase? Los capitalistas judíos son vistos por la sociedad no solamente como capitalistas sino también como judíos, y es por esta razón que un mero análisis económico de su posición, como abogarían algunos marxistas dogmáticos, no contribuye a una comprensión adecuada de su situación.

El antisemitismo trasciende las clases sociales a pesar de sus distintos orígenes sociales y económicos. Fiel a su interpretación marxista de la historia, Bórojov sostiene que las raíces del antisemitismo son económicas.

La judeofobia se alimenta de la competencia nacional entre la pequeña burguesía y las masas desocupadas judías, por un lado, y las no judías, por el otro. Su veneno alcanza tanto al judío pobre y desamparado, como al poderoso Rotschild . . .
¡Pobre gran burgués judío!: “Zwei Seelen wohnen, ach, in seiner Brust”—”Dos almas moran, ¡ay!, en su pecho “—: el alma de un orgulloso europeo, y el alma de un tutor obligado de sus desgraciados hermanos orientales. De no ser por el antisemitismo imperante en el mundo, fácil le seria desentenderse de la creciente ola de dolor judío que fluye desde el Este europeo . . .

No le queda, pues, más remedio que interesarse, aún cuando de mal grado, en el problema judío, convertirse en filántropo, y juntar limosnas para los “pobres hermanos necesitados”. La gran burguesía judía se interesa en el problema judío, como solución para los demás pero no para sí misma. Ella desconoce este problema y lo comprende muy poco. Su relación hacia el mismo es semejante a la relación de un tutor obligado hacia parientes indeseables. Su aspiración máxima: librarse cuanto antes de este problema y de los parientes indeseables.

En contraste con esta manera externa y meramente filantrópica en que se manifiesta el problema judío de la alta burguesía, el antisemitismo es un problema mucho más cercano a las clases medias y la intelectualidad judías. Son estas clases las que en cada sociedad constituyen los adalides de los movimientos nacionales; en el contexto del pueblo judío estas clases se encuentran en el centro del conflicto entre dos tendencias contradictorias: la democratización creciente y el igualmente creciente nacionalismo.

Cuanto más se desarrolle una sociedad hacia el capitalismo, cuanto más democrática y abierta se vaya haciendo, más crecerá en su seno el nacionalismo haciéndose cada vez más poderoso. De esta manera, las clases medias judías son impulsadas por el liberalismo y la democratización de la sociedad, hacia posiciones claves mientras simultáneamente crece su conflicto con la clase media no judía. A causa de la movilidad social, cada vez más judíos son médicos, abogados, ingenieros, periodistas y empresarios, y ello lleva a que sus colegas de la sociedad gentil los vean como intrusos y extraños. Esta separación del estrato paralelo de la sociedad no judía tiende a despertar fuertes sentimientos de nacionalismo cultural judío entre estos grupos. Buscan expresar su identidad diferenciada a través de un vínculo con la historia, el idioma y la conciencia judía:

“La burguesía media, al carecer de una base firme para su lucha por el mercado, se halla inclinada hacia una existencia política independiente y hacia un Estado Judío, dentro del cual podrá desempeñar una función directiva. Pero, en la medida en que logra conservar intactas sus posiciones económicas, y en la medida en que el boicot aún no ha socavado su bienestar material, el centro de gravedad de los intereses de la burguesía media sigue centrado en la diáspora. Es verdad que éste continúa siendo causa de algunas molestias, pero todavía no ha alcanzado un grado de gravedad suficiente como para despertar en ella la voluntad de modificar substancialmente sus condiciones de vida.”

La alta burguesía judía se remite a la cuestión judía solamente de manera filantrópica, mientras que la clase media judía desarrolla un Salon-Zionismus (sionismo de salón) cultural e intelectual, aunque inefectivo. Desde el punto de vista de la teoría borojovista, estas clases no pueden convertirse en la vanguardia del movimiento de liberación nacional, ya que su base económica, a pesar de su ambivalencia, su precariedad y su aislamiento, se apoya aún en la infraestructura económica de la Diáspora.

Según Bórojov existe solamente una clase en la sociedad judía cuya miseria es tan radical que no puede continuar existiendo bajo las condiciones prevalecientes en la diáspora y está compelida a buscar una nueva base económica. Se trata de la clase obrera judía acompañada por las clases medias bajas judías cuya existencia social esta siendo pulverizada por el desarrollo económico por lo cual se ve arrojada a las filas del proletariado. Para Bórojov, estas dos clases conforman una sola entidad social que no puede continuar existiendo en Europa Oriental. La emigración a América es la respuesta pasiva de estas clases a su conflicto, porque acepta como un hecho la existencia misma de una sociedad burguesa como Estados Unidos y busca una solución dentro de la estructura socioeconómica existente. La emigración a Palestina será, de acuerdo con Bórojov, la respuesta activa a la encrucijada en la que se encuentran. Esta respuesta es activa en tanto va necesariamente combinada con la creación de un nuevo sistema social, una infraestructura completamente nueva que dará lugar al surgimiento de una sociedad revolucionaria. El proletariado judío y las clases medias proletarizantes, que no tienen ni lugar ni futuro en la sociedad europeo-oriental, se convierten de esta forma en el sujeto social radical de la transformación nacional del pueblo judío.

Bórojov detalla una cantidad de razones por las cuales la emigración a América no resolverá las penurias del proletariado y de las masas proletarizantes judías. El proceso de proletarización atrapará a estos grupos en América y los convertirá en parte de la fuerza de trabajo inmigrante. Dado que los inmigrantes judíos están concentrados en una cantidad de centros urbanos (Nueva York, Filadelfia, Chicago) surgirá un nuevo antagonismo entre este proletariado inmigrante judío, tan identificable, y otros grupos de inmigrantes obreros. Las masas de inmigrantes judíos llevarán de este modo el problema judío a países y continentes que no lo conocían anteriormente. Por ello, el espectro del antisemitismo se difundirá abarcando nuevas zonas y clases. Los intentos de los inmigrantes judíos de integrarse dentro de una fuerza de trabajo productiva fracasaran igualmente, situándose nuevamente en ocupaciones marginales. La pirámide invertida de la estructura social judía —una estrecha base productiva con una recargada cúspide de clases medias e intelectualidad— se volverá a repetir en el Nuevo Mundo.

Lo que exige el problema judío, visto como un conflicto nacional, es una solución territorial:

“La contradicción entre la necesidad de penetrar en los estadios de producción superiores y la imposibilidad de satisfacerla en los países de adelantado desarrollo capitalista por medio de la concentración, hace nacer la necesidad de una inmigración concentrada a un país económicamente atrasado donde los judíos puedan ocupar, de inmediato, una posición dominante. En una palabra: aparece la necesidad de transformar al peregrinaje judío de un movimiento exclusivamente inmigratorio, en un movimiento colonizador . . . o sea, surge la necesidad de solucionar territorialmente el problema judío.”

Después de analizar varias posibilidades para una solución territorial, Bórojov arriba a la conclusión de que solamente Palestina sería viable. Pues solamente allí sería posible crear una sociedad judía desde sus cimientos y donde podría estructurarse y mantenerse un campesinado y una clase obrera judía. Tal tarea se llevara adelante tanto a través de un proceso espontaneo (styjta) de las masas judías oprimidas de Europa Oriental, como por el esfuerzo consciente del proletariado judío orientado a transformar radicalmente las estructuras de la sociedad judía. Un pueblo no puede ser independiente en tanto no controle su propia infraestructura económica. Por ende, la independencia económica judía es posible solamente en el marco territorial en el cual los judíos constituyan la base de la pirámide social. Esto solamente sería posible en Palestina, pudiendo ser logrado únicamente a través de la actividad consciente del proletariado judío en aras de la creación de una infraestructura productiva en la Tierra de Israel. La burguesía judía, al trasladar sus negocios desde Europa al Medio Oriente, no sería capaz de crear una transformación tal, y por ello Bórojov afirma que “La liberación del pueblo judío será la obra del proletariado judío, o no será realizada del todo”.

Según Bórojov, el proletariado judío necesita una transformación social revolucionaria así mucho más que cualquiera de las otras clases, ya que su miseria es más aguda, tanto en comparación con la de otros proletariados como con otras clases de la sociedad judía. Por esta razón, el proletariado judío se transformara en el sujeto de la revolución social judía, que deberá ser igualmente una revolución nacional. Solamente la victoria del proletariado emancipará a toda la sociedad judía de su dependencia de estructuras económicas no judías, y solamente aquellos que controlen la infraestructura económica alcanzarán la independencia nacional.

El país al cual inmigrarán los judíos no tendrá un alto nivel industrial ni un carácter predominantemente agrícola, sino una economía de transición de carácter semi-agrícola. Este país será el único abierto a los judíos, y se encontrará en la línea de mayor resistencia con respecto a todos los países abiertos a la inmigración de los demás pueblos. Será un país donde, debido a su bajo nivel político y cultural, no podrá prosperar el gran capital, en tanto que el pequeño capital y el capital medio encontraran en el un mercado apropiado para sus productos. El país de la inmigración judía inmanente será: Palestina.

De acuerdo a Bórojov, es la anomalía de la existencia judía en la diáspora la que no permite al desarrollo socioeconómico judío seguir el patrón general del desarrollo universal. En su polémica con aquellos socialistas judíos que veían a la revolución mundial pura y simple como solución al problema judío, Bórojov no escapa de lo universal a lo particular. Por el contrario, él sostiene que solamente a través del establecimiento de una sociedad judía en Palestina, la lucha de clases judía se integrará dentro de la lucha universal del proletariado mundial. Un intento de llevar a cabo esta lucha mientras los judíos —todos ellos, burgueses y proletarios por igual— constituyen grupos minoritarios dentro de sociedades no judías, está destinado a la distorsión y al fracaso precisamente porque despierta antagonismos dentro de las clases sociales mismas: entre proletarios judíos y gentiles y entre burgueses judíos y gentiles.

Por ello, Bórojov no se ve a sí mismo como traicionando una visión universal al abogar por una sociedad judía en Palestina. Solamente a través del establecimiento de una sociedad judía que controle su propia infraestructura económica, los judíos podrán integrarse en el proceso revolucionario universal. En el idioma de Bórojov, “La autonomía política territorial es el objetivo del movimiento sionista… Para el sionismo proletario, sólo una etapa en su camino hacia el socialismo”. El internacionalismo auténtico pasa por el nacionalismo, no por encima de él.

http://grietaenelmuro.wordpress.com/2011/02/03/sionismo-socialista-hashomer-hatzair/

Contenido patrocinado

Re: ¿Que piensan del sionismo socialista?

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 8:43 am