INFORME GLASIEV: Acerca de las amenazas externas e internas de la seguridad económica de Rusia bajo las condiciones de una agresión estadounidense.” Por S. Y. Glasiev

Comparte
avatar
Argala82
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 740
Reputación : 855
Fecha de inscripción : 08/07/2015
Localización : Euskal Herria

INFORME GLASIEV: Acerca de las amenazas externas e internas de la seguridad económica de Rusia bajo las condiciones de una agresión estadounidense.” Por S. Y. Glasiev

Mensaje por Argala82 el Sáb Abr 02, 2016 2:23 pm

INFORME GLASIEV:

Acerca de las amenazas externas e internas de la seguridad económica de Rusia bajo las condiciones de una agresión estadounidense

Por S. Y. Glasiev

Publico, junto a esta necesaria presentación para clarificar posiciones, el escrito titulado “Informe Glasiev: Acerca de las amenazas externas e internas de la seguridad económica de Rusia bajo las condiciones de una agresión estadounidense”, del académico Glasiev, avalado por la Academia de Ciencias Rusa, cuya traducción nos llega de la mano de Rusofilia.com. Contiene este informe de 2014, que anticipaba la histérica y execrable campaña rusófoba que hemos padecido, un importante volumen de información teórica que merece ser analizada, siquiera a vuela pluma, si es que queremos comprender el mundo en que vivimos y al emergente movimiento nacionalista, en el buen sentido de la palabra, ruso. Se cuenta este informe entre otra de las señales de renacimiento o despertar de Rusia tras haber logrado remontar el desastre del último cuarto del siglo XX. No es, desafortunadamente, un despertar plácido, pues Rusia, ciertamente y como bien afirma en su informe el académico Glasiev, se encuentra bajo la agresión de los EEUU, o mejor dicho, bajo la agresión de un sector de la oligarquia globoligopolista muy poderoso en los EEUU que, desquiciado por la crisis, se ha lanzado brutal, cuando no criminalmente, a la lucha por el saqueo y desmembramiento de Rusia en persecución del objetivo ilegitimo y erróneo de la obtención de la subordinación mundial a su soberanía, arrastrando consigo a la OTAN en ese inquietante y triste aventurerismo.

LOS MARCOS TEORICOS DEL INFORME GLASIEV

De otro lado, por supuesto, el sesgo burgués del Informe Glasiev es evidente, al igual que en el artículo de Otiyrba y Koviakov acerca de la lucha contra el colonialismo financiero, publicado en Irteen.net, cuando encontramos la consideración del dinero como una “energía”, en lugar de cómo una tecnología, como la tecnología facilitadora de la gestión de la organización de la producción del valor, y de la alienación del excedente, en el sistema mundial del valor-trabajo, el sistema mundial productor de mercancías y plusvalía. El punto de vista del dinero como energía es siempre un punto de vista idealista burgués, que distorsiona la representación del trabajo humano, que es función del dinero, hasta caracterizar al dinero mismo como “una energía”.

El marco teórico de Glasiev parte de la Teoría del Sistema-Mundo, de Arrighi, que en último análisis considera el motor o sujeto principal de esta fase de la historia a la lucha entre estados en lugar de a la lucha de clases. Bajo esa visión integra la crisis capitalista actual en el marco de la Teoría de los Ciclos de Kondratief, combinada al análisis de la sucesión de paradigmas tecnológicos. Por nuestra parte, lo que vemos es un superciclo de creciente insuficiencia de la producción de plusvalía, que confirma la teoría marxista de la crisis, en lo que si lo no es sin embargo se parece extraordinariamente a un capitalismo de final de ciclo.

EL IZQUIERDISMO DEL ESTE DE EUROPA


El Informe Glasiev es, sin embargo, un notable análisis izquierdista (en el sentido genealógico radical de pro igualitarista y no en el sentido reformado de izquierdismo como pro liberismo) sobre la situación de Rusia atacada por los grandes capitales concentrados de los países capitalistas centrales. En efecto, es incontrovertible que Rusia lucha ahora por su existencia como nación independiente, que lejos de estar bajo supuestamente legítimas maniobras de contención, como afirman los poderes predominantes en la OTAN, se encuentra bajo execrables e ilegitimas operaciones de presión, cuando no de ataque, acoso y derribo, orientadas a la destrucción y saqueo, y mucho de esto lo corroboran voces como las de Paul Craig Roberts y Michael Hudson, no precisamente sospechosas de marxistas:

Paul Craig Roberts y Michael Hudson: La privatización es la estrategia atlantista para atacar a Rusia

https://translate.googleusercontent.com/translate_c?depth=1&hl=es&ie=UTF8&nv=1&prev=_t&rurl=translate.google.es&sl=en&tl=es&u=http://thesaker.is/paul-craig-roberts-and-michael-hudson-privatization-is-the-atlanticist-strategy-to-attack-russia/&usg=ALkJrhg-7bSHERD5L_t4FXSk3pBFDnNagA

Sergei Glaziev: The full extend of economic manipulations in Russia

http://thesaker.is/sergei-glaziev-the-full-extend-of-economic-manipulations-in-russia/

EL POSICIONAMIENTO PRO REVOLUCIONARIO DESDE EUSKAL HERRIA

Desde la defensa de los principios antiimperialistas de la no agresión y de la lucha por la paz, pues quien está siendo atacada es Rusia no los países capitalistas centrales, y son por tanto estos países los que tienen que dejar de atacar y de constreñir a Rusia. Lo contrario equivaldría a posicionarse a favor del fomento del imperialismo, por mucho que se intente camuflar bajo la moralmente ruinosa consigna de que “se maten entre ellos”. Semejante posición nada tiene de defensa del proletariado mundial, y es cómplice del rumbo agresivo en curso y doblemente culpable de la impunidad de los ataques contra el proletariado mundial de la periferia, como en Siria, Irak, Libia, Yemen, entre otros, pues asimila a agresores y agredidos. Esto lo empeora todavía más cuando justifican esos posicionamientos pro agresión imperialista bajo la escusa de la existencia de regímenes autoritarios en los países agredidos, – de entre los que al menos Siria es agredido como paso preparatorio necesario para incrementar el ataque a Rusia -, ocultando que el desarrollo de una democracia burguesa es un proceso histórico largo, y no una fiesta de fin de semana.

EL COMUNISMO COMO SUPERACIÓN HISTÓRICA PROGRESIVA DE LA DEMOCRACIA EN LOS PAÍSES CAPITALISTAS CENTRALES


Al contrario de lo enfocado estratégicamente en el siglo XX por el marxismo-leninismo, sobre el principio de saltar los países de la periferia directamente al comunismo sin esperar a un desarrollo del capitalismo y del régimen político que le es más adecuado, la democracia burguesa (democracia=la subordinación de la minoría a la mayoría, con implementación de sistemas garantistas de respeto hacia la minoría) hoy tenemos que fomentar que en esas periferias surjan y se consoliden democracias lo más populares y pro igualitarias posibles, PERO A LA VEZ, los marxistas de los países capitalistas centrales tenemos que promover la lucha por alcanzar el comunismo en estas regiones centrales del capitalismo. El comunismo es la sociedad sin clases y el modo de producción social que supera la necesidad de la democracia, y de la subordinación de las minorías a las mayorías – y viceversa –propio del último periodo de la prehistoria humana.

Esto es, en los países capitalistas centrales la democracia es la puerta al totalitarismo puesto que la minoría de parados y subempleados que continuamente produce y reproduce el modo de producción capitalista también en los países con la acumulación de capital más desarrollada, no puede subordinarse a la mayoría sin a la vez autodestruirse en ese acto de subordinación. Esto es indefendible por estructuralmente criminal, embellecerlo o dejarlo como un asunto sin importancia o camuflarlo como problema secundario, cuando no son señales de impotencia son posiciones pro totalitarias. La verdad es que la democracia es funcional al genocidio estructural de la sobrepoblación relativa sobrante en los países capitalistas centrales, genocidio que produce y reproduce continuamente, insisto, el modo de producción capitalista. Por esto, la lucha más humana y éticamente superior y progresiva en nuestras formaciones sociales es la lucha por la superación de la democracia y contra su obligación de subordinación de las víctimas estructurales del modo de producción, minoritarias, en cualquier lugar pero también en el centro capitalista, a las mayorías establecidas y hasta bienestantes, estable y estructuralmente mayoritarias en las regiones centrales del capitalismo.

Esto significa que la revolución comunista en Europa la hace la minoría y se hace por la minoría local-regional, (aunque esta, no lo olvidemos, es parte de la mayoría internacional; el proletariado, y por tanto mayoritaria en términos globales), y por tanto tiene una doble dimensión como lucha global: En el movimiento comunista de los centros capitalistas, en lo internacional, es prodemocrático, mientras que en lo interno es procomunista, o lo que es lo mismo, luchador por una sociedad sin clases, no capitalista, sin el sempiterno y ominoso desempleo estructural ni la superexplotación del subempleo (o “trabajo remunerado por debajo de su valor de reproducción”) con que la lacra el capitalismo avanzado destruye en los países capitalistas centrales con toda normalidad a una parte minoritaria – pero creciente – de su población.

LA CONVERGENCIA INTERNACIONAL HACIA LA SUPERACIÓN PROGRESISTA DEL MODO DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA


Por todo esto, las posiciones sin duda reformistas que expresa Glasiev, igual que las que hemos visto, -criticables, sin duda, desde el proletariado de allí pero no desde el reformismo de aquí – en el boliviano García Linera (*), cobran una dimensión muy distinta, pues al contrario de lo que ocurre con los socialdemócratas y los reformistas de los países capitalistas desarrollados democráticos, no son contrarias a la revolución mundial siempre y cuando cumplan su compromiso de democratización consecuente amplia favorable a las masas mayoritarias de las periferias, aunque en determinada fase desarrollen relativamente al capital. La pelota está pues en nuestro lado, en el movimiento comunista de los países imperialistas en los que un tercio de la población simplemente es sobrante y/o únicamente empleada-cosificada para su superexplotación, y en cada generación y edad la muerte prematura, la miseria, la masacre y la ignominiosa infelicidad en la tragedia de sobrevivir en las ruinas del estercolero civilizacional capitalista desarrollado, se ensaña con ella. Nuestro reto es pues caracterizar el comunismo del siglo XXI en los países capitalistas centrales de la forma más científica y acertada posible en el marco de la crisis general del capitalismo, sin perder los principios por muy dialécticos que se seamos,convergiendo nuestros esfuerzos con los de los revolucionarios de la periferia capitalista que intentan lograr la mayor democratización posible en sus vastas y mayoritarias regiones, en el esfuerzo de desembocar en la nueva y superior fase de desarrollo de la humanidad.

PDF

    Fecha y hora actual: Sáb Nov 25, 2017 6:53 am