Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Comparte
    avatar
    Lolindir
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 1013
    Fecha de inscripción : 01/06/2013

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por Lolindir el Lun Mar 07, 2016 12:23 am

    Si le das cocaína a un vampiro como quedarían sus stats ?
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Lun Mar 07, 2016 12:31 am

    igual, no cambiara en nada. Lo que si seguramente entra en un Frenzy o algo así raro.
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Lun Mar 07, 2016 12:35 am

    avatar
    scribe of grey matter
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 21
    Reputación : 238
    Fecha de inscripción : 07/03/2016

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por scribe of grey matter el Lun Mar 07, 2016 6:12 am

    alfin tengo mi cuenta, la anterior me la eliminaron por inactividad antes de aceptarmela :V
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Lun Mar 07, 2016 6:21 am

    Ok. Escribi una descripciond e tu pj. Mañana por la tarde empezamos
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Mar Mar 08, 2016 10:33 pm

    Posiciones del sabbat bien explicadas y detalladas
    http://es.v20mastercontrol.wikia.com/wiki/Cargos_Sabbat
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Vie Mar 11, 2016 3:18 am

    Notas sobre los hunters:

    Cree mi propia cosmologia de Hunters, inspirandome solo parcialmente en el suplemente "Hunted Hunted" y me gustaria compartir por aca lo que casi la mayoria saben

    En primer lugar existen 4 tipos de hunters mortales: Los imbuidos, los afiliados a sociedades secretas, los que trabajan para agencias gubernamentales e independientes.

    Los imbuidos son los hunters de Hunter the Reckoning. Diferenciados de los otros por tener poderes especiales otorgados por quien sabe que cosa. En la toma ya hicimos una campaña con ellos.

    Las sociedades son sociedades secretas antiguas màs o menos grandes. El principal ejemplo es la sociedad de Leopoldo. Tendrà 1500 miembros y muy fuertes raices en el mundo catolico (el cual se achica y de hecho no la pasan tambièn reclutando gente como en otras epocas donde eran LA SOCIEDAD de hunters, que implicaba adentro de ella varias mini sociedades. Hablamos de edad media, cuando la sociedad de leopoldo se llamaba "la inquisiciòn" y tenìa gente como Torquemada adentro). La Tol Barad creada por Lolindir serìa un ejemplo más chico de esto

    Despues estan las agencias gubernamentales. La que màs se palpo aquì fue el GRU. Pero el FBI, el NSA, el SI:7, japon con su fuerza de ataque zero, las avispas negras cubanas, son organizaciònes gubernamentales que hacen lo mismo. Algunos paises como Argentina o Turquia no tienen nada así. Otros como España siguen usando viejos metodos (La Inquisiciòn). Por lo general las agencias gubernamentales no son tan del gobierno como paresca. Como siempre, son grupos de inteligencia ultra secretos y muchas veces el presidente ni sabe que hacen. Estan enquistados en su posiciòn hace tiempo, ellos mismos reclutan "su gente".

    El tipico ejemplo de eso es el GRU. Desde que lo fundo Lenin posiblemente por consejo de algun Brujah que peleaba con el en la revoluciòn Rusa permanece inalterable. Ni la caida de la URSS modifico realmente el panorama para ellos. Agentes como Boris van a estar y seguir estando así gobierno Gorvachov, Putin, Yeltsin o tu vieja en tanga. A menos que se meta alguien en el gobierno que los quiera barrer  y sea groso(Como baba Yaga), van a seguir estando.

    Tampoco son tan grandes, el FBI segun Hunter Hunted tiene una unidad de 20 personas destinadas a lo sobrenatural, y en la NSA sòlo 3 agentes saben de vampiros. Yo agrando bastante màs los numeros, pero hagan de cuenta que como mucho seran 10 veces màs. 300 en organizaciones tan viejas y dedicadas como el GRU o la fuerza de ataque zero. a proposito, la KGB tambien tiene su pequeña unidad de agentes, que aun con cambios de nombre y todos siempre siguio operando, y Yuri pertenecia a la misma. (No era GRU sino ex-KGB)

    Luego estan los hunters independientes, perejiles sin rango ni titulo que salieron a cazar demonios/vampiros/chupacabras/gitanos por allí con el palo de amazar de mama y la el rifle para soft combat de papa. Algunos pueden ser bastante exitosos de hecho. Boris cuando era bien verde ayudo a un grupo compuesto por un pequeño empresario, un exsacerdote streaper, una enfermera, un "falso" médium y un detective privado a cargarse a toda una sub secta de magos adoradores de la muerte (el culto a Shibalba), y finalmente recuperaron un arma perteneciente a Wotan/Odin. (Como todos saben, el nazi murio poco antes de que entrara Boris al grupo, asì que realmente nunca hubo pelea entre el rojo y el pardo, ni se conocieron). Los legionarios rojos de la primera campaña del foro son otro caso de Hunters independientes que se metian en estos temas sin tener ni puta idea a donde entraban.

    Ese es más o menos el panorama en mi juego de "Hunters"
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Vie Mar 11, 2016 3:29 am

    Y si, lo del GRU es invento mio. 
    -Por un lado Lenin declarando que no queria que otras organizaciones se metieran con el GRU, cita apocrifa seguramente aunque para efectos de mundos de tinieblas no interesa
    -Los Brujah idealistas querian como hacen siempre "Reconstruir Cartago", con humanos conviviendo en armonia con vampiros....y sin lucha de clases...y eso

    Notese que la mayorìa de los Brujah de menos de 500 años o incluso màs viejos que estan afiliados tienen una versiòn super distorcionada de lo que paso en cartago. Era un supuesto cuento de Disney donde vampiros y humanos vivian en plena armonia, como en que Caine gobernaba. Todo era fantastico con Troile gobernando, hasta que vinieron los Ventrue, y por que sì reventaron la ciudad màgica llena de paz, amor y tranquilidad tras 3 guerras, y rompieron todo. Niegan rotundamente que haya habido baalis, infernalistas, o cualquier otra porqueria allí. "Eso es propaganda del enemigo". Quizàs el problema sea que todas las veces siguen cometiendo el mismo error los muchachos. Digo, cuando uno no aprende de los errores que viene cometiendo desde hace 2500 años...asì todo se repite, asì nunca se lo aprende.

    Y si, en mi juego de rol universo ficticio, tuvo mucho que ver la caida de la URSS con corrupciòn interna sobrenatural y los que venian realmente bancando las cosas relajandose demasiado y dejando muchas veces que gobierne "gente" que deberìa estar màs bien bajo vigilancia estricta, explicaciones metafisicas pero divertidas para Mundo de Tinieblas.Obvio que esa corrupciòn tocaba temas mortales, todo se entretejia de forma muy compleja. Pero desde el 53-60 la facciòn de los Brujah idealista perdio muchisimo poder frente a otros grupos, como Nosferatu, Tzimisce, Gangrels e incluso infernalistas. El despertar de Baba Yaga termino por cortar el arbol
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Sáb Mar 12, 2016 8:59 pm


    Facciones del Sabbat


    LA MANO NEGRA
    La Mano Negra puede describirse como una secta dentro de una secta, un grupo único de vampiros distintos a los demás. Sin embargo, esta facción (también conocida como la Mano o con menor frecuencia manus nigrum no es totalmente independiente, ya que todos sus miembros son leales al Sabbat.
    La Mano Negra consta de vampiros de muchos clanes distintos, pero principalmente se nutre de los Assamita y los Gangrel antitribu. También incluye a muchos otros para los que su clan es un asunto secundario, y que persiguen los ideales de libertad de la organización. Los miembros de la Mano Negra no suelen crear manadas cpropias, sino que se dispersan entre los demás vampiros de la secta. Existen algunas manadas compuestas exclusivamente por agentes de la Mano, pero no suele vérselas nunca si no es en los acontecimientos más importantes, como los asedios o las cruzadas.
    Esta facción, concebida como milicia especial, se puede describir de forma sencilla como una fuerza militar a disposición de los líderes del Sabbat. Como un auténtico ejército, la Mano se especializa en numerosos aspectos de la guerra, desde la intriga y el espionaje hasta el asesinato y el combate directo. La Mano Negra no suele permanecer activa durante largos períodos, prefiriendo enviar pequeñas unidades o manadas concentradas para atender asuntos específicos. Son muy pocos los vampiros que pueden recordar una ocasión en la que toda la Mano haya actuado de forma simultánea. Los antiguos del Sabbat parecen preferirlo así, pues algunos temen en secreto que la facción intenrara dar un golpe si se mantuviera activa durante demasiado tiempo. Sin embargo, a lo largo de su historia la Mano Negra siempre ha servido con intachable lealtad.
    Los dirigentes de la organización suelen activar unidades de la facción para liderar asaltos contra ciudades de la Camarilla o asedios en curso. En el grupo se encuentran muchos de los Cainitas más mortales de la Tierra, especializados en tácticas terroríficas y en la ruptura de la Mascarada. Sin embargo, llamar a la Mano Negra sin ser necesario suele marcar negativamente una reputación; la presencia de la secta es un asunto serio y no necesariamente sutil, y pedir su ayuda es, literalmente, sacar los cañones a la calle. Cualquier vampiro con el título de obispo o superior puede recurrir a ella, y casi todos los miembros de la Mano son capaces de contactar con la facción para solicitar ayuda.
    Los principales dirigentes de la Mano seleccionan a sus posibles miembros de forma individual. La pertenencia a este grupo es un gran prestigio en el Sabbat, similar a la entrada en una fuerza militar de élite (de hecho, es precisamente eso). El conocimiento de esta práctica se ha extendido por toda la organización, por lo que los vampiros que quieren llamar la atención de la Mano Negra suelen hacer grandes demostraciones de sus habilidades, a menudo llevando a cabo Cacerías Salvajes en solitario, asumiendo graves responsabilidades en los asedios o incluso retando a duelo a otros miembros de la Mano.
    La facción pone a prueba a los candidatos mediante rigurosos exámenes diseñados para comprobar la resistencia, la fuerza, la voluntad, la astucia y la habilidad marcial de un vampiro. Suele exigirse caminar sobre carbones encendidos, despistar a manadas de la Mano o superar pruebas a gran escala de "capacidad para la violencia", que suelen terminar con grandes grupos de mortales mutilados preguntándose qué les ha ocurrido. Si el candidato es aceptado se le asigna a un mentor para instruirle en el funcionamiento de la facción y en el combate avanzado.
    Los miembros de la Mano Negra tienen una marca particular, un símbolo místico indeleble que se lleva en la palma de la mano derecha. Una vez se recibe esta marca, el vampiro se convierte en un verdadero miembro del grupo y debe responder sun falta a su llamada.
    Aunque es posible ocultar la señal o pintar encima de ella (los espías suelen hacerlo para no revelar su afiliación), es imposible eliminarla. Se pertenece a la Mano Negra hasta la Muerte Definitiva.
    Un grupo de vampiros conocidos como Serafines actúa como alto consejo militar de la facción, como generales y líderes. Estos cuatro Cainitas responden directamente ante el regente, y se sabe que se unen al consistorio cuando la guerra es inminente. Bajo ellos están los dominios, líderes de menor rango que organizan a los regimientos de guerreros. A sus órdenes se encuentran los tenientes, sargentos y soldados (si puede llamarse así a estos combatientes de elite), que llevan a cabo la mayoría de las operaciones.

    Muchos Sabbat atribuyen a la Mano Negra la unidad de la secta en los tiempos difíciles. De hecho, la facción se mantivo operativa durante las dos primeras Guerras Civiles, permitiendo a la organización mantener su influencia en ciudades que de otro modo hubieran caído en manos de la Camarilla al iniciarse el conflicto.

    LA INQUISICION DEL SABBAT
    Imitando a la Inquisición de los mortales españoles, la del Sabbat es una facción política encargada de purgar a los herejes y los infernalistas, Creada en principio para combatir a los seguidores de la Senda de las Revelaciones Perversas que se habían ocultado dentro de la secta, ha logrado tremendos éxitos en los últimos años con notables actuaciones en Detroit y Montreal (así como entre varias manadas nómadas). Por supuesto, la facción también recuerda a la Inquisición mortal en otros aspectos; si acusa a alguien de infernalismo es muy difícil defenderse, y tiene la costumbre de emplear tácticas tan tortuosas y terribles $ocmo su contrapartida histórica.
    La Inquisición del Sabbat ha doblado recientemente su tamaó, pasando de quince a treinta miembros, principalmente gracias a su éxito. Todos sus componentes son respetados (y poderosos...)miembros del Sabbat de lealtad intachable. Los grupos de Inquisidores viajan a los territorios de la organización para presidir e impartir castigos entre los acusados. A pesar de sus éxitos descubriendo infernalistas, han desarrollado una reputación por la crueldad de los métodos empleados en los interrogatorios y en los castigos. Un Sabbat acusado de infernalismo puede ser marcado, quemado, desmembrado y apaleado, mientras que uno que lo admita (o que sea hallado culpable) recibe una Muerte Definitiva lenta y prolongada, complicada por dolorosos tormentos que, aunque en sí mismos no son capaces de matar, sí hacen insoportable el proceso. Muchos inquisidores disfrutan firmando estas sentencias (conocidas como autos de fe), amputando a las víctimas, introduciendo insectos bajo la puel o propinando latigazos. Casi todos los demás les permiten estas excentricidades para no arriesgarse a ser acusados.
    Esta facción es también una entidad política, ya que posee poder para deponer a obispos, arzobispos, jefes de manada y ducti. Está a punto de convertirse en una herramienta política, pero aún no lo es porque sus miembros están dedicados a sus responsabilidades, y no aceptan de buen grado los intentos de manipulación.
    La Inquisición tiene un poder sin precedentes, ya que es capaz de investigar y acusar a voluntad. Los Inquisidores Nómadas suelen viajar en grupos de cinco, acompañados por un par de templarios. Aunque los éxitos comepnsan las interferencias, no han hecho demasiados amigos en el resto de la organización. Muchos obispos y arzobispos no desean su presencia, ya que suelen inmiscuirse en el funcionamiento normal de la secta para sacarle los trapos sucios a todos los Cainitas de una ciudad dada.
    Los Inquisidores prefieren aparecer sin anunciarse, ya que el conocimiento de su llegada permite a aquellos que tienen algo que ocultar escapar de su ira. Al visitar una ciudad interrogan a todo el mundo, desde los miembros a prueba hasta los arzobispos y cardenales. Consideran las pruebas contra todos los Cainitas y aceptan acusaciones de cualquier miembrode la secta. Por supuesto, de las acusaciones sin fundamento no suelen obtenerse pruebas. En estos casos, la Inquisición prefiere dejar a los falsos acusadores, avergonzados, en manos de aquéllos encausados injustamente.
    Suelen comportarse de forma brusca, y no dudan a la hora de usar la intimidación en sus investigaciónes. A pesar del bien que hacen a la secta, a los Inquisidores suele tratárseles con miedo respetuoso, pues todos saben que sus no-vidas están en sus manos.
    Se rumorea que existe antagonismo entre la Mano Negra y la Inquisición. Los miembros de una facción tienen prohibido expresamente pertenecer a la otra, y algunos sospechan que esta rivalidad es resultado de los éxitos de los Inquisidores y las recientes quejas a la impotencia de la Mano.

    LA FACCION LEALISTA
    Esta facción asegura ser el legado de los Sabbat "auténticos", aquellos vampiros que se sacudieron el yugo de los antiguos para lograr la libertad. Los demás suelen considerar a los Lealistas anarquistas, sociópatas y niños malcriados que quieren beneficiarse de la Maldición de Caín sin aceptar las responsabilidades.
    La filosofía Lealista es sencilla: cada vampiro es su propio amo. Todos los vampiros tienen libertad para hacer lo que deseen, ya sea destruir a los Antediluvianos u organizar una carnicería en un centro comercial. En la práctica, pocos actúan de ese modo, ya que saben que las autoridades los acosarían y destruirían, a menudo por orden de otros vampiros que valoran su intimidad.
    Evidentemente, los Lealistas carecen ce organización, y se considera una facción solo por tratares de un conjunto de personas que apoya una ideología. La mayoría de los Sabbat no les tiene mucho respeto, ya que tienden a actuar contra sus dirigentes por puro placer (o porque es su obligación, como diría un Lealista). Por supuesto, esta oposición indiscriminada crea problemas, complica las misiones y genera conflictos innecesarios. Sin embargo, los Lealistas persisten en su actitud.
    Estos vampiros creen realmente en su causa, Ven a un antiguo estancado y decadente y se quejan de que la secta haya abandonado sus verdaderos ideales. Están convencidos de que la noche ya no pertenece al Sabbat, y creen que la secta es irrelevante visto el actual estado de las cosas. Las manadas son tan impotentes como los neonatos de la Camarilla o los anarquistas, y todo por culpa de la apatía y el antagonismo de los antiguos. Los lealistas hacen lo que hacen porque es su deber, como lo hicieron los anarquistas y antitribu originales en las noches de la Revuelta Anarquista.
    Aceptan a cualquiera en sus filas y no tienen códigos o rituales secretos para identificarse los unos a os otros. La secta no tiene jerarquía de responsabilidades, y está compuesta principalmente por jóvenes Sabbat (aunque muchos antiguos apoyaban su causa, poco a poco la fueron abandonando). La posición dentro de la facción la determinan las historias de antiguos humillados o burlados, así como otras hazañas resultado de la actitud "punk-rock" definitiva.
    Es evidente que dentro del Sabbat los Lealistas no tienen mucho poder, pero su número no deja de crecer. Muchos antiguos cometen el error de despreciarlos, pero los Cainitas más cautos ven el potencial (o la amenaza) que representan, y señalan a los Panders como un ejemplo reciente de lo que los jóvenes son capaces de lograr.

    El STATUS QUO
    Como su nombre sugiere, para el Status Quo las cosas están bien como están. Están compuestos en su mayoría por importantes Lasombra, Tzimisce y miembros clave de la Mano Negra, aceptan la naturaleza de los vampiros y saben que el cambio es relativamente imposible. La Gran yihad prosigue para bien o para mal, y sacudir los cimientos del Sabbat no sirve más que para distraerle de su objetivo final.
    El Status Quo apoya el liderazgo de los Lasombra y la estabilidad interna que les permite presentar una fachada severa ante la Camarilla. El grupo señala los recientes éxitos de la organización como prueba de que las cosas van como deberían, y consideran innecesario cualquier cambio radical.
    El Status Quo no quiere aumentar el autoritarismo general de la secta, y sus miembros no desean acumular todo el poder para ellos solos (aunque lo tengan en su mayor parte), pues eso fomenta la rebelión entre las masas. Al mismo tiempo, las exigencias cada vez más ilógicas de los Lealistas vociferantes o de los preocupados Moderados solo sirven para agitar y calentar al resto de la secta, por lo que es necesario llegar a compromisos.
    Muchos líderes del Sabbat pertenecen a este grupo (es coherente), pero no son los locos tiranos ni los megalomaníacos. Suele tratarse de dirigentes que han demostrado su capacidad, que han logrado sus puestos mediante el mérito, que expresas sus órdenes como peticiones y que respetan los derechos de sus subordinados (o al menos que lo pretenden, sabiendo que así obtienen resultados).

    MODERADOS
    Los Moderados se oponen a lo que consideran una rigidez cada vez mayor de la secta. Edictos como el Pacto de la Compra y el Código revisado de Milán limitan los derechos de todos los Sabbat en beneficio de unos pocos.
    Aunque no son tan vehementes como los Lealistas, se oponen a la promulgación de "reglas y guías que no tienen cabida entre criaturas como los vampiros". La facción se encuentra entre el dogma Lealista y el conservadurismo del Status Quo, reconociendo la necesidad del orden y la estructura, pero sin adherirse a códigos arbitrarios que no ofrecen beneficios que compensen su inconveniencia. Suelen oponerse a los asedios y cruzadas (aunque normalmente cumplan las órdenes), y no dudan a la hora de poner en cuestión a aquellos que gobiernan si sus actos parecen insensatos o temerarios.
    Si todos los miembros de la secta tuvieran que decantarse, la mayoría caería apática en las filas de los Moderados: las cosas están bien, pero podrían ir mejor. Esta facción es de las más diversas de la secta, y contiene miembros de todos los clanes y líneas de sangre. Dispone de una cierta influencia política, pero las alianzas cambiantes de sus miembros (que a menudo desaparecen cuando encuentran algo más interesante que la diatriba política) mantienen a la facción como una potencia relativamente menor.

    ULTRACONSERVADORES
    Evidentemente compuestos por los miembros más antiguos del Sabbat (la mayoría de los clanes Lasombra y Tzimsice), los Ultraconservadores predican la centralización y el autoritarismo, esperando convertir al Sabbat en una fuerza militar contra los Antediluvianos y la Camarilla.
    Aseguran que el tiempo de la libertad a terminado. La Gehena espera a la vuelta de la esquina y ha llegado la hora de estabilizar a la secta para evitar su derrota total. Los Yltraconservadores apoyan irónicamente la aceptación de los Panders, esperando poder contar con ello en el apocalipsis que se avecina.
    Los jóvenes Cainias ven a este grupo como a viejos bastardos acomodados que quieren emplear a la secta más para llevar a cabo sus venganzas personales que para impedir la llegada de la inminente Gehena. Otros los consideran chiflados milenaristas cuya senilidad les hace librar una guerra contra enemigos invisibles. Sin embargo, cuando se les enfreta a argumentos opuestos, los Ultraconservadores citan rápidamente El libro de Nod, identificando a su alrededor los presagios y profecías que predicen el despertar de los Antediluvianos.

    TZIMISCE DEL VIEJO MUNDO
    No todos los Demonios prestan su apoyo encarecido al Sabbat. En realidad, muy pocos de los místicos Tzimisce del Viejo Mundo le brindan ayuda alguna. Por supuesto, alinearse contra la organización es un buen modo de terminar enfrentado a una manada en busca de fama dispuesta a eliminar a una antiguo por el bien de la secta, por lo que a menudo es más sencillo unirse a la sociedad pero ausentarse discretamente de sus reuniones.
    Los Tzimisce activos no sienten mucho aprecio por sus primos apáticos, que parecen contentarse con dormir en sus castillos putrefactos y destripar de cuando en cuando a un campesino por deporte. Sin embargo, creen los Tzimisce del Sabbat, al menos se dedican a sus asuntos y a no maquinar y a obrar la voluntad de los Antediluvianos. Hay peores crímenes que ser un antiguo, y debido a la dificultad de aniquilar a estos poderosos Demonios, es mucho más fácil concentrarse en esos otros delitos...

    LA ORDEN DE SAN BLAISE
    En Europa, durante el siglo XIV, la Iglesia estableció un cuerpo de catorce santos para proteger a las masas enfermas. Uno de ellos, San Blaise, era conocido por su habilidad en la curación de los males de garganta. Se convirtió en práctica habitual que el tres de febrero los devotos bendijeran sus gargantas con un par de velas cruzadas. Los Cainitas dentro de la Iglesia encontraban especialmente irónico que esos mismos cuellos vendecidos les proporcionaran su alimento sagrado.
    Al Sabbat también le chocaba que la fiesta de San Blaise fuera el tres de febrero, el día posterior a la fiesta pagana de la Misa de las Velas, un antiguo festival del fuego. Muchos creían que esta coincidencia representaba una irónica sincronía, por lo que formaron una sociedad secreta y su contrapartida monástica, ya desaparecida (en el momento de la creación de la orden, el monasterio demostró ser increíblemente útil para proteger a los vampiros de la Inquisición).
    Estos Cainitas llevan no-vidas peligroasas, integrándose en la jerarquía de la Iglesia Católica Romana. Mediante la cuidadosa manipulación de los recursos y de las "buenas obras" realizadas en la comunidad, sus miembros influyen en aspectos de sus ciudades que la mayoría de los Sabbat siempre han ignorado, Estableciendo rebaños en centrode comida de beneficencia y eximiendo a determinados edificios de sus tasas, la Orden de San Blaise expande el poder de la secta en el ámbito local. De hecho, casi todas las ciudades del Sabbat, donde abundan los asesinatos, las violaciones y los demás crímenes, ven un aumento en la asistencia a las iglesias, ya que los mortales desesperados tratan de encontrar la salvación en el Mundo de Tinieblas.
    Últimamente la orden ha establecido pequeños monasterios enclaustrados alrededor del mundo. Los vampiros de la secta mantienen un contacto mínimo con los altos escalafones de la Iglesia, prefiriendo ocultarse en los niveles inferiores. El día de la fiesta de San Blaise aún se celebran servicios, normalmente en una gran iglesia.

    HIJOS DEL DRAGÓN
    Los Hijos del Dragón, una extraña orden caballeresca de vampiros Tzimisce, muestran rasgos más helénicos de o que sugiere la procedencia eslava del clan. Parecen ser una división cultural, casi como una línea de sangre, pero esta distinción es más artificial que la provocada por una desviación de la vitae.
    Los objetivos exactos de los Hijos del Dragón son desconocidos, pero poarecen estar enfrentados de forma intelectual con los demás Tzimisce, Quizá e deba a alguna transgresión pasada o a una diferencia en su procedencia. Sea com osea, no se oponen al resto del clan tanto como actúan de abogados del Diablo. Si los Tzimisce puden un asedio, los Hijos mostrarán los valores de la contención; si los Demonios apoyan a la Inquisición, los Hijos dirán que no hay que dar demasiado poder a un solo grupo.
    Aunque puede parecer aribtrario, se ven casi como guardianes de sus hermanos. Al parecer, en algún moment ode la historia los Tzimisce tomaron una decisión que afectó a todo el clan (quizá provocando su extraña debilidad). Los Hijos del Dragón han jurado que harán reconsiderar a sus hermanos la gravedad de sus acciones...o quizá intenten que expíen sus culpas.
    Los Tzimisce aseguran que ningún Hijo a ostentado nunca el título de vaivoda y que son incapaces de aprender la magia koldúnica(o bien se niegan terminantemente a hacerlo). Esta distinción no tiene mucha importancia fuera del clan, y los demás lo consideran un curioso asunto familiar.


    INFERNALISTAS
    Los infernalistas(adoradores del diablo, satanistas, aseguidores de la senda de las Revelaciones Perversas) no son realmente una facción dentro del Sabbat, sino una enfermedad que lo infecta. Un infernalista se sirve ante todo a sí mismo, o eso cree. La realidad es mucho menos atractiva.
    No disponen de estructura forman, y raramente se asocian entre ellos. El negocio del tráfico con los demonioes es totalmente medieval: se trata de conjuradores solitarios que negocian con los diablos solo por su conocimiento prohibido.
    Esta práctica es contraria a todas las creencias del Sabbat. Aunque la mayoría de los infernalistas cree haber tomado un atajo hacia el poder, la verdad es que se venden a la servidumbre demoníaca. Antes o después, el Diablo llegará literalmente para cobrarse su deuda: el alma. Para el Sabbat, esta servidumbre aniquila la libertad que ha buscado desde hace tanto tiempo, A pesar de todo, la secta ya ha tenido enormes problemas en el pasado, por lo que ha creado una Inquisición para protegerse. El gran éxito de este grupo, aunque motivo de alegría, también señala un siniestro problema; que se haya encontrado y castigo a tantos infernalistas indica que, para empezar, había muchos
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Sáb Mar 12, 2016 11:53 pm

    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Lun Mar 14, 2016 1:10 am

    Fuerza: Es lo más importante. Hay que hacerse poderoso para hacer frente a los Antediluvianos. Por eso todo sabbat debe buscar y adquirir más y más poder, incansablemente (contrario a la Camarilla, que se esfuerza por mantener débiles a los vampiros). 

           Libertad: Es el medio indispensable para alcanzar la Fuerza. El vampiro sabbat es ante todo libre, dueño de sus propias acciones (mientras que los camarillas son obligados a seguir estrictas leyes). 

           Unidad: Sólo mediante la unidad, es posible alcanzar la auténtica libertad. Sin ella, cada vampiro estorbaría a los demás. Por eso, la unidad básica de organización sabbat es la Manada. Existe un ritual, la Vaulderie, que ayuda tremendamente a conseguir esta unidad. 

           Valentía: el auténtico sabbat no teme a la Muerte Final, pues no es nada negativo: supone la liberación del alma. Por eso no se debe temer a ella en el camino para conseguir poder para el individuo o para la secta, puesto que sin el poder, todos morirán igualmente, antes o después. Al igual que la posición en la Camarilla está en función de la antigüedad y generación, en la posición Sabbat se mide por la Fuerza y la Valentía del cainita. 

           Lealtad y fidelidad: hacia la Secta y hacia tus hermanos. El vampiro debe ser un ser de Honor: debe cumplir su palabra, aquello que prometió. La deslealtad es una ofensa a la secta y a los miembros de la manada, y el crimen más grave, y está castigada con la Muerte Final. 
    avatar
    cpablo
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4513
    Reputación : 5008
    Fecha de inscripción : 13/12/2011
    Edad : 26

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por cpablo el Jue Mar 17, 2016 3:31 am

    Kyasid que lleva desde la edad media dedicandose a las matematicas

    Contenido patrocinado

    Re: Vampiro La Masacarada: El Sabbat

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Oct 23, 2017 3:31 pm