INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Comparte

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por nunca el Miér Dic 30, 2015 10:16 pm

    En cualquier caso no sabemos si la Sharia se prohibió solo y exclusivamente por la presión de esos comunistas que mencionas, aparte que no me un logro demasiado importante, si es que de verdad se logró.

    Gadaffi recibió apoyo de África,en el mundo árabe no se movio ni un dedo.

    Muy bien, pero todo esto vino porque tú insinuaste o diste a entender que esos gobiernos se derribaron gracias a la colaboración de los comunistas, y yo te digo que no, que los comunistas como mucho pusieron un grano de areno en una montaña, nada más.

    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4772
    Reputación : 5467
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por sorge el Miér Dic 30, 2015 10:30 pm

    Dije que los comunistas apoyaron al ejercito no que los lideraran,si lo apoyan será porque habrá avance,otra cuestion es en que se ha concretado el avance y cuanto se ha avanzado que cada cual saque sus conclusiones,en principio ha tenido una reunion con el partido socialista de yemen en el cairó lo cual demuestra que no esta clandestino.

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por Argala82 el Dom Abr 03, 2016 3:21 pm

    Nikola Tesla escribió:Quiza sea mejor a la vista de como esta el mundo que, en vez de auspiciar y fomentar el desarrollo de un concepto revolucionario, tal idea, cuando hecha a andar, solo encuentre obstaculos e impedimentos, por falta de medios, por intereses encontrados, por pedanteria, estupidez e ignorancia; que reciba ataques y todo sean pegas; que haya de soportar duras y amargas pruebas, que pelee por abrirse paso en el mercado; porque solo asi saldra a la luz. Igual que en el pasado cuando se ridiculizaba, condenaba, combatia o eliminaba cualquier idea grandiosa que, al cabo del tiempo y finalizada la polemica, volvia a resurgir con mas fuerza, con mas brio.

    La izquierda posmoderna y el éxito del neoliberalismo

    Nota de los editores del blog:

    Uno de los argumentos más utilizados por aquellos en la izquierda que dicen adherirse a la “nueva” política es que ellos, a diferencia de aquellos a los que según afirman solo nos importa la pureza ideológica, están luchando en la calle, que ellos están con la gente. Que ese algo que andan haciendo en el mejor de los casos tenga un impacto nulo, y en el peor, y más frecuente, ayude a reproducir el sistema de explotación que genera esos mismos males contra los que dicen luchar, es algo que ni se plantean. Resulta llamativo que quienes andan en ese lugar tan perfectamente cómodo que es el de hacer y decir lo que se lleve en cada momento, nos acusen a quienes vamos a contracorriente de ser unos cómodos que no queremos enfrentarnos al mundo real de la calle. Curioso también que quienes siempre están con la postura dominante y con quién manda en todas partes acusen a los que van a contracorriente de estar en una posición muy cómoda. Tan prácticos, curiosamente jamás se preguntan cuáles son las consecuencias prácticas de sus acciones en el mundo real, de darse alguna. Esto es llamativo pero perfectamente explicable, la izquierda posmoderna no piensa, solo siente. Lo que es más, la única batalla en la que está realmente metida es la de la autopromoción, por lo tanto cualquier análisis de sus acciones lo hará bajo esa luz. El artículo que hemos traducido analiza estos aspectos mostrando que no hay nada menos real que el mundo en el que habita esta izquierda posmoderna y nada más ilusorio que sus luchas. El texto es muy útil para quienes se plantean cuáles pueden ser realmente las luchas de una Izquierda que en lo único que no ha fracasado es en la promoción de oportunistas.

    El autor muestra, como han mostrado otros, que no es la clase trabajadora la que ha fallado, que ésta da muestras de estar cuando se la convoca, que la que ha fallada es esta izquierda que en su pretensión de lucha (postureo) todo lo que toca lo vacía de contenido; frente a fuerzas materiales poderosas no se puede vencer con luchas imaginarias. Esta izquierda no tiene nada de nueva, pero quizás lo peor actualmente es su omnipresencia. Entre quienes apoyan los sucesivos productos de moda en la izquierda, y se adhieren a esta forma de activismo cuyo único resultado práctico es la autopromoción de individuos y organizaciones, no encontramos solo a lo más descafeinado de la “clase media” sino también a autodenominados socialistas y marxistas. Esta izquierda “a lo ONG”, todo espectáculo y nada de sustancia, ha penetrado profundamente incluso en los espacios considerados más radicales, convirtiendo cualquier ideología, cualquier lucha y sus símbolos tradicionales, en un simple postureo, producto de marketing y consumo para quienes buscan el sentirse bien, el momento excitante (“histórico”). Numerosos son los ejemplos de esto. Organizaciones con el nombre de Rosa Luxemburgo que representan todo aquello contra lo que ella luchó, críticas vacías al capitalismo en convenciones financiadas por el capital, sindicatos pagando a empresas de relaciones públicas de dudosas conexiones para hacer pasar por movimiento de masas una campaña por el salario mínimo que se acaba usando para apoyar a Hillary Clinton. Un candidato “socialista” dentro de uno de las herramientas más fieles del capital como es el Partido Demócrata estadounidense, y que tiene entre sus principales fans en ese país a una clase media blanca universitaria que saldría gritando despavorida si pensara que de verdad viene el socialismo. Esta Izquierda posmoderna, que no planta ninguna batalla real contra el capital, no tiene utilidad alguna como instrumento de la clase trabajadora. Como afirma Scott Jay, si los movimientos sociales no hacen daño real a la gente en el poder – y no simplemente los avergüenzan ligeramente – o dan poder a los explotados y oprimidos – y no simplemente los movilizan temporalmente – entonces puede que no sea una estrategia que merezca la pena. Puede que simplemente se sienta como que lo es.

    Es crítico, como hace el autor de este texto, desenmascarar esta simulación de enfrentamiento, ya que al no poder generar ningún resultado visible de avance en las luchas de la clase trabajadora, si lo confundimos con el enfrentamiento real al capitalismo concluiremos erróneamente que el sistema capitalista es todopoderoso y nuestra lucha contra el mismo absolutamente inútil. En las palabras del propio Scott Jay:

    Si no podemos distinguir la simulación de la realidad, nos arriesgamos a descender de un pesimismo sano al estado actual en que creemos que las luchas de la clase trabajadora no pueden tener ningún impacto simplemente porque de manera engañosa parece que no lo tienen.

    Nos gustaría aclarar, para evitar confusiones en el lector potencial, que el texto es profundamente crítico y el autor no usa el término neoliberalismo como se hace con frecuencia para ocultar que estamos hablando del sistema capitalista. Más bien pretende destacar que ni siquiera una forma tan burda y agresiva de capitalismo ha generado una oposición real al mismo en la Izquierda internacional. A la hora del uso que hace de algunos términos debemos tener en cuenta que en mundo anglosajón algunos de ellos pueden tener unas connotaciones algo distintas a las que tienen para nosotros.



    Por Scott Jay

    @Libcomorg Traducido por Mariola García Pedrajas para Agenda Roja / A las barricadas.org

    La Izquierda internacional se dedica más a promover su propia imagen que a involucrarse en la amarga realidad de la resistencia contra el neoliberalismo. No necesita creer en el posmodernismo, es posmodernismo.


    El ascenso del neoliberalismo en todo el globo durante décadas, y su adaptación constante desde la crisis financiera de 2007-2008 en particular, nos fuerza a preguntarnos por qué no ha habido una resistencia más satisfactoria contra el mismo.

    Podríamos empezar por el cambio en la estructura de la clase trabajadora, especialmente en Occidente, y ese sería un factor a destacar, pero no es como si el neoliberalismo hubiera abolido por completo la resistencia de la clase trabajadora. No es como si no hubiera habido múltiples huelgas generales en Grecia, por ejemplo. Además, Estados Unidos fue testigo recientemente de una serie de rebeliones urbanas contra los asesinatos de negros por parte de la policía, con quema de edificios y coches de policía destruidos en la revuelta contra las condiciones que el estado les imponía. Muchos de los participantes han sido condenados por incendio provocado y otros delitos y se encuentran ahora cumpliendo largas penas de prisión.

    El problema no es que la militancia no sea posible o incluso en algunos momentos inminente. La gente de clase trabajadora en los EE.UU. ha mostrado gran valentía frente al terrorismo policial, y en Grecia rehusó aceptar otra ronda más de medidas de austeridad incluso con su economía mantenida como rehén por el capital europeo.

    La cuestión alternativa que hay que preguntarse es, pues, ¿por qué ha fallado la Izquierda específicamente, a la hora de oponer resistencia al neoliberalismo?

    Podríamos contestar esta pregunta de docenas de formas, una por cada izquierda que exista. Pero la incapacidad de SYRIZA en Grecia para resistir una oleada más de medidas de austeridad – de hecho su aceptación de la política de austeridad – centra y aclara el problema, planteando verdades incómodas.

    A saber, que quizás la Izquierda no ha fracasado a la hora de oponer resistencia al neoliberalismo. Quizás ni siquiera lo ha intentado.

    ¿No fue SYRIZA el proyecto de una década para construir una alianza de radicales en respuesta al colapso de la socialdemocracia frente al neoliberalismo? Ciertamente parecía eso en su momento, probablemente a sus participantes sobre todo. Y a pesar de ello el proyecto colapsó de manera tan rápida y tan espectacular, pasando de ser lo más innovador de la Izquierda internacional a un símbolo de todo lo que va mal en la misma, en menos de una semana.

    El momento de la verdad para SYRIZA y para la Izquierda internacional de la actual generación se dio en las primeras horas de la mañana del 11 de julio de 2015. Muchas historias olvidarán este detalle considerando que fue una más de las sesiones parlamentarias, sin embargo fue con mucho la más significativa. En este momento, solo días después del espectacular voto del pueblo griego por el “Oxi” que rechazaba la política de austeridad, sus representantes en el parlamento eligieron recibirla con los brazos abiertos. Con 149 diputados en el parlamento, solo dos miembros de la coalición radical de la Izquierda dedicada a acabar con la austeridad acabaron votando “Oxi” junto con la gente que dicen representar. Fue un momento asombroso que ningún radical debería olvidar mientras viva, a menos que quiera repetir estos emocionantes fracasos una y otra vez indefinidamente.

    Es cierto que los votos [por el no] mejoraron más adelante ese mes, pero el colapso del 11 de julio no debería ser olvidado fácilmente. Durante un breve instante vimos el elemento crucial – o uno de los elementos cruciales – del problema de la Izquierda internacional.

    En pocas palabras, estos miembros de SYRIZA estaban más comprometidos con la imagen de SYRIZA como una coalición de la izquierda radical donde imperaba la unidad que con oponerse de verdad a la austeridad cuando tenían la oportunidad de hacerlo justo delante de ellos. Le dieron la espalda a la realidad y sus consecuencias prefiriendo agarrarse a la imagen de lo que habían construido. Esto es la Izquierda posmoderna en la práctica.

    Frente al neoliberalismo implacable, la Izquierda internacional ha abrazado el posmodernismo, no en teoría sino en la práctica, dando más importancia al estilo que a la sustancia y a los momentos que hacen sentir bien y a los líderes llamativos que a la realidad brutal de oponer resistencia a la explotación capitalista. La Izquierda posmoderna no rechaza metanarrativas o la realidad objetiva en la teoría. De hecho interioriza la metanarrativa de su propia centralidad para alterar el curso de la historia, pero cuando se encuentra a sí misma en el centro de desarrollos históricos, trata a la historia como a algo etéreo, una masa amorfa que no puede ser comprendida. Algo que sencillamente pasa, y no hay ninguna posibilidad de disponer de opciones que puedan moldear los acontecimientos. Una vez que se coloca a la Izquierda en el asiento del conductor, no hay más alternativa que participar de forma pasiva en las maquinaciones del sistema. Cualquier otra cosa es sencillamente demasiado difícil.

    La Izquierda posmoderna evita construir un movimiento con verdadero poder entre los pobres y oprimidos, en vez de ello se centra en espectáculos de autopromoción que se viven como lucha y poder pero que están completamente vacíos.

    La Izquierda posmoderna habla de “sindicalismo de clase” para después llevar a cabo una reforma de las pensiones justificada por la necesidad de equilibrar los presupuestos y a continuación insistir en que nunca apoyaron tal cosa porque las palabras no significan nada y no tienen ninguna relación con la realidad objetiva. La Izquierda posmoderna está desconectada de la realidad porque crea su propia realidad.

    La Izquierda posmoderna no cree en el posmodernismo. La Izquierda Posmoderna es posmodernismo.

    Las raíces materiales del izquierdismo posmoderno

    La Izquierda posmoderna no es el resultado de un declive en la relevancia de la realidad objetiva. Al contrario, posee una base material sólida de la que surge, y a la que está encadenada, concretamente en la forma de Organización No Gubernamental (ONG). Bajo el neoliberalismo, los desaparecidos programas de prestaciones sociales y otras fuentes de estabilidad para las personas de clase trabajadora han sido reemplazados por servicios prestados por las ONGs, financiadas por fundaciones y gobiernos a la vez que directamente por las corporaciones. Esta forma organizativa se ha extendido más allá del sector que ofrece servicios a la propia Izquierda, donde las organizaciones de los movimientos de protesta pueden construir una infraestructura de personal que trabaja para ellas a tiempo completo accediendo al mismo tipo de financiación. El problema para las ONGs es, pues, cómo cuestionar el estatus quo sin cuestionar las fuentes de la élite que financian sus operaciones. Esto se ha mostrado un problema imposible de resolver, como consecuencia de ello las ONGs han servido para reproducir el neoliberalismo más que para cuestionarlo.

    Unos cuantos ejemplos ilustrarán este punto.

    La Rosa Luxemburg Stiftung es una red global de organizaciones con sede en Berlín y Nueva York que rinde homenaje a la vida de Rosa Luxemburgo, una revolucionaria polaca mejor conocida por su papel en el movimiento socialista alemán como crítica del apoyo de éste al reformismo electoral y al imperialismo. Fue después asesinada por sus camaradas reformistas cuando llegaron al poder. En esto, la Rosa Luxemburg Stiftung ha adoptado su nombre a la vez que apoya a las Naciones Unidas y celebra la victoria electoral de Alexis Tsipras después que éste adoptara las políticas de austeridad. Su nombre se ha convertido en poco más que una herramienta para conseguir financiación.

    DeRay McKesson es un activista que alcanzó protagonismo durante el ascenso del movimiento Black Lives Matter, especialmente en Ferguson, Missouri. Aunque es conocido como un activista, pocos pueden apuntar qué es lo que ha conseguido más allá de una masa de seguidores en Twitter y el elogio de los medios de las grandes corporaciones de la comunicación. McKesson fue también un director de escuela ligado a Teach For America, una organización que apoya una “reforma” de la enseñanza a favor de los intereses privados que debilita los sindicatos de profesores proporcionando a las escuelas profesores temporales sin experiencia recién salidos de la universidad a bajo coste. Más recientemente, McKesson dejó su trabajo para convertirse en un “activista a tiempo completo” trabajando para los partidos Demócrata y Republicano, Twitter y otros patrocinadores de las corporaciones en la organización de debates presidenciales. En resumen, DeRay McKesson no es en realidad un militante de izquierda, pero a veces seguro que lo parece. El problema es que hay tantos DeRay McKesson en el escenario del activismo, normalmente con muchos menos lazos con los intereses corporativos que él, que puede ser difícil discernir entre un militante “real” y uno “falso”.

    Un grupo de organizaciones sin ánimo de lucro celebraron recientemente una convención sobre vivienda y derechos de los inquilinos en Oakland, California. Esta es una ciudad donde los apartamentos de dos dormitorios normalmente se alquilan por 2000 dólares o más y la población negra y latina está siendo desplazada rápidamente. Una de las organizaciones patrocinadoras del evento andaba recientemente negociando con las autoridades locales de Oakland un contrato de 320.000 dólares para supervisar el Day Laborer Program de Oakland, el cual suministra fuerza de trabajo inmigrante con bajos salarios a varios empleadores. En esto, uno de los conferenciantes en la sesión plenaria declaró que el enemigo era nada menos que el propio sistema capitalista. La recientemente destituida alcaldesa Jean Quan, que formaba parte de la audiencia y mantiene una estrecha alianza con muchos de los organizadores, ni pestañeó ante tal afirmación, ni lo hará nadie en el Ayuntamiento de Oakland, porque todo esto no es más que un escaparate para crear la ilusión de radicalismo. Nadie que recibe 320.000 dólares de la ciudad va a amenazar las alianzas políticas que le ayudaron a conseguirlos, por muy alto que proclame su oposición al capitalismo.

    El entorno general del activismo de ONG creado por estas organizaciones es el hábitat de la Izquierda. Es decir, no todos los radicales tienen que sucumbir a la forma de ONG, simplemente necesitan adaptarse al tipo de activismo liderado por las ONGs, que es la apariencia de militancia, para construir una base de apoyos y conseguir reformas, sin la sustancia de la militancia, para evitar molestar a importantes fuentes de financiación y aliados. En resumen, la imagen de algo que parece en esencia revolucionario – Rosa Luxemburgo, y la rebelión urbana contra el terror policial – puede ser usado por personas cuyos objetivos son totalmente compatibles con el neoliberalismo.

    No hace falta que la Izquierda posmoderna reciba dinero de las autoridades locales de Oakland, o incluso que tenga un estatus que le permita no pagar impuestos. Solo hace falta que confunda este tipo de activismo con un desafío real al sistema sin identificar sus severas limitaciones ¿Y por qué haría eso nadie? Porque esta forma de activismo, ¡es tan excitante! Y todos los demás lo hacen. Y ser el único tipo en la habitación que dice que algo está mal aquí es un lugar terriblemente solitario en el que estar, especialmente cuando estás intentado construir una base o reclutar gente o simplemente movilizar gente en torno a cualquier cosa con la esperanza de que ese algo será la base para luchas futuras. Pero en vez de lucha lo que obtenemos es una representación de lucha.

    Cualquiera que asistiera a una de las grandes reuniones del Partido Socialista de los Trabajadores británico en el pasado será consciente de los aspectos de puesta en escena de esta organización. Al haber fracasado en la construcción de un partido de los trabajadores durante sus décadas de existencia, tiene que crear un ambiente como si fuera un partido de los trabajadores, de otra manera los trabajadores no se unirán, culminado con cánticos “!Los trabajadores unidos jamás serán vencidos!” A quien le están cantando no está claro. No hay jefes en las cercanías, por lo tanto va dirigido más probablemente a los trabajadores asistentes, o quizás simplemente a los fieles al partido para recordase a sí mismos su compromiso con la clase trabajadora. No es que no estén comprometidos – ciertamente creen que lo están – el problema es más bien que su compromiso es una actuación. Más que construir un partido de los trabajadores, simulan serlo con la esperanza de que los trabajadores se unan.

    La Izquierda posmoderna es el simulacro de una izquierda, con todos los cánticos, pancartas y demás parafernalia de una izquierda militante, con pocos o ninguno de sus actos de resistencia. Finge luchar, se da un baño con la imaginería gloriosa, después se pregunta por qué nunca consigue la victoria, lo que es imposible a menos que haya una batalla real. La mayoría de las veces estas batallas acabarán en derrota, por lo tanto la Izquierda posmoderna prefiere la ilusión feliz a la triste realidad. Por supuesto, las personas de clase trabajadora no pueden ignorar la amargura de su propia realidad vital, pero la Izquierda posmoderna generalmente no habita ese mundo por lo que esto no es un problema para ella.

    Por un lado, la Izquierda posmoderna ha fracasado totalmente a la hora de enfrentarse a las medidas de austeridad neoliberales. Por otro lado, podemos ver que el personal que trabaja a tiempo completo en la Izquierda posmoderna ha hecho un trabajo espectacular manteniendo la austeridad a raya en cuanto nos damos cuenta que los únicos empleos a cuya defensa están totalmente entregados son los suyos propios.

    Movimientos sociales posmodernos

    Arun Gupta analizó el método posmoderno tras muchos movimientos sociales en su descripción de las marchas populares por el clima de 2014 las cuales supusieron un triunfo espectacular en lo que se refiere a situar el estilo por encima de la sustancia. Gupta hizo notar que no había en las mismas “ni exigencias, ni objetivos, ni enemigos. La admisión por parte de los organizadores de que animaban a los banqueros a participar en las marchas es como decir que los mercenarios de Blackwater deberían unirse a la protesta antiguerra. No hay más unidad que el dinero.”

    ¿Cómo pudo una manifestación de cientos de miles de personas convertirse en algo sin ningún poder? Porque estaba dirigida por ONGs comprometidas sobre todo con mantener su flujo de ingresos. Todo lo que hacía falta era la imagen de una manifestación de masas, el sentimiento de que estábamos haciendo algo. Que ese algo fuera completamente inadecuado para el problema que teníamos entre manos –salvar al planeta de la destrucción por parte del capitalismo – no es un gran problema si tu verdadero objetivo es conseguir donaciones, vender libros y organizar charlas. En otras palabras, esto no es una lucha sino simplemente marketing en la forma de lucha. Es simplemente una simulación.

    O, como Gupta describe su lógica:

    Estilo. Esa es la forma en que se va a resolver la crisis climática. Estamos en la era de los movimientos sociales posmodernos. La imagen (no la ideología) es lo primero y moldea la realidad. Las relaciones públicas y el marketing determinan las tácticas, el mensaje, la organización y la estrategia.

    Uno de los ejemplos actuales más descarados de lucha ilusoria es la campaña Fight for Fifteen , particularmente a nivel nacional, que ha llevado a la huelga a miles de trabajadores con bajos salarios contra sus empresas de comida rápida. ¿O no? Una participante describe su experiencia: “En Miami asistí a manifestaciones de Fight for $15 en las que la inmensa mayoría de los manifestantes eran activistas pagados, empleados de ONGs, organizaciones comunitarias, y personal de sindicatos buscando miembros potenciales.” De hecho, muchos que han asistido a estas acciones mirarán a su alrededor y se preguntarán, ¿quién está realmente en huelga aquí? Habrá ciertamente gente que arriesga sus trabajos para participar, pero en muchos casos los cientos de personas que asisten a una de estas “huelgas” son simplemente gente que apoya la idea de que los trabajadores con bajos salarios se pongan en huelga. Los trabajadores en huelga son muy pocos y aislados, con unos cuantos designados como portavoces en los medios de comunicación y el resto sin identificar.

    Jane Macalevy es una antigua empleada del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU, por sus siglas en inglés), el sindicato que dirige la campaña Fight for Fifteen en el fondo, pero discretamente para mantener la imagen de que se trata de una campaña liderada por los trabajadores. Macalevy describe como de ilusoria es realmente esta campaña: “La llamamos la campaña Berlin Rosen: unos figuras entre las empresas de la comunicación que obtuvo algo así como entre 50 y 70 millones de dólares de SEIU para dar la imagen, a través de las redes sociales, de un gran movimiento.

    Berlin Rosen es una agencia de relaciones públicas empleada no solo por SEIU sino también por el actual alcalde de Nueva York y que estuvo implicada en la bancarrota de Detroit, el corazón de la bestia del neoliberalismo. Los líderes del sindicato del automóvil (United Auto Workers) también contrataron sus servicios para que convencieran a los empleados de Chrysler de que aceptaran un contrato después de que estos mismos empleados rechazaran uno anterior que no llegaba lo suficientemente lejos en las cancelación del sistema salarial en dos niveles. En este caso, el activismo posmoderno y el neoliberalismo son uno y lo mismo. Berlin Rosen prueba, cuando menos, que hay un buen dinero que ganar en los movimientos sociales posmodernos.

    Después SEIU ha respaldado la candidatura de Hillary Clinton, quien no apoya el salario mínimo de 15 dólares la hora. Mientras tanto, la huelga más reciente de la campaña Fight for Fifteen ha terminada con llamados a salir y votar en 2016 –nos podemos imaginar por quien – y ha cambiado el eslogan de campaña a “Come Get My Vote” (Ven Consigue Mi Voto). Es decir, el movimiento se ha posicionado abiertamente para ser cooptado por el Partido Demócrata. Esta no es la evolución habitual de una rebelión nacional de trabajadores, pero puede que sea como se puede hacer evolucionar a una simulada.

    Richard Seymour describe el activismo vacío, de hacernos sentir bien, en el cual los buenos sentimientos de la gente que finalmente puede expresar su oposición a los horrores del neoliberalismo sobrepasan a la cuestión de qué podemos hacer realmente para parar estas cosas. ¿Por qué hacerse estas preguntas difíciles cuando se siente tan bien andar simplemente en una marcha de protesta por fin?

    Fue, sin lugar a dudas, una ocasión gozosa [escribe Seymour sobre una marcha de protesta contra las políticas de austeridad]. La gente llenaba las calles apenas suficientemente grandes para contenerla, y coreaba eslóganes y cantaba con notas de alegre desafío. Aquellos que afirman que este tipo de eventos son ‘aburridos’ están de hecho equivocados, y dan la impresión de búsqueda de emoción política. Todos lo pasamos muy bien. Y ese era precisamente el problema.

    Una condición mínima para adquirir conciencia en la izquierda es comprender que esta protesta es en sí misma prueba de al menos cinco años de fracaso catastrófico. Hay algo elocuente e increíblemente incongruente en la subjetividad de una izquierda manifestándose como si fuera un pasatiempo, cuando sabemos que también estamos de duelo por las víctimas y los muertos. Sugiere que realmente no vamos en serio. Sugiere que, más que querer hacer temblar los muros y pilares de la tierra, lo que queremos es tomarnos un helado y marcharnos a casa.

    Lo que describe Seymour es el problema planteado desde el 15 de febrero de 2003, el punto álgido del activismo posmoderno, cuando millones de personas en todo el planeta se manifestaron contra la guerra en Irak en lo que fue posiblemente el día más grande de manifestaciones en la historia mundial. Millones de personas inundaron las calles y muchos tuvieron la mayor sensación de poder de sus vidas, y a pesar de ello qué poco poder teníamos realmente. Por supuesto, millones de personas tienen un poder enorme, pero no si simplemente están ahí de pie en la calle, incluso aunque porten pancartas y lleven camisetas con mensajes políticos. Se puede oír a la Izquierda posmoderna todavía, de vez en cuando, diciendo lo cerca que estuvimos de parar la guerra en Irak. Nada podría estar más lejos de la realidad, pero la realidad no perturba a la Izquierda posmoderna.

    “La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos,” escribió Marx en el 18 Brumario de Luis Bonaparte. En este caso, es más como soñar despierto, una fantasía de lucha con toda la imaginería de la resistencia y nada de su sustancia. Si esto es todo lo que podemos hacer, y nada más, entonces estamos totalmente perdidos.

    Algunos han estado peleando por entender el problema planteado por [la ausencia de resultados de las grandes manifestaciones que tuvieron lugar] el 15 de febrero [de 2003] durante la última década. Otros están perfectamente contentos repitiendo el mismo proceso una y otra vez, ya que les permite vender libros, ser llamados a dar charlas, reclutar gente y financiar sus organizaciones sin ánimo de lucro. Estas maquinaciones pueden continuar indefinidamente y son totalmente compatibles con el sistema capitalista. Uno puede tener una carrera y un estilo de vida bastante satisfactorios como una especie de revolucionario, siempre que todo quede dentro de los confines de la Izquierda posmoderna.

    El neoliberalismo posmoderno de SYRIZA

    Si esta es la era de las ilusiones, entonces el ascenso de SYRIZA en Grecia debe ser la penúltima ilusión. Desgraciadamente, pero como era de esperar, la burbuja SYRIZA ha sido explotada y todos nos hemos visto forzados a volver a la realidad. Desde que SYRIZA aceptó la política de austeridad, el antiguo miembro de su Comité Central Stathis Kouvelakis ha escrito una serie de autopsias sobre lo que fue una vez el sueño de SYRIZA. En una declaración especialmente reveladora, hace notar como muchas de las acciones de SYRIZA eran totalmente contrarias a lo que cualquier izquierdista radical aceptaría.

    Por ejemplo, destaca la pronta aceptación de un acuerdo el 20 de febrero de 2015 para extender el rescate financiero, mucho antes de la capitulación de julio:

    Su primera y más inmediata consecuencia fue paralizar la movilización y destruir el optimismo y la militancia que prevalecían en las primeras semanas tras la victoria electoral del 25 de enero. Por supuesto, este descenso de la movilización popular no es algo que empezó el 25 de enero o el 20 de febrero, como consecuencia de una táctica gubernamental particular. Es algo que preexistía en la estrategia de Syriza.

    Esto es exactamente lo contrario de lo que se supone que pasó, pero había que mantener las apariencias. A continuación Kouvelakis destaca el rápido declive de la democracia interna en SYRIZA en los últimos años:

    Lo que vimos que se estaba construyendo tras junio de 2012 – paso a paso pero de manera sistemática – era una forma de partido cada vez más centrado en el líder, centralizado, y desconectado de las acciones y la voluntad de sus miembros. El proceso estaba completamente fuera de control cuando Syriza llegó al gobierno.

    Nada de esto debería ser inesperado. Estas son las consecuencias familiares de estrategias electorales, de las que los marxistas han sido conscientes durante un siglo, desde la capitulación de la socialdemocracia europea en la Primea Guerra Mundial, repetida muchas veces desde entonces. A pesar de ello, marxistas entusiastas en todo el mundo veían en SYRIZA algo diferente, pero era meramente la ilusión de algo diferente. Al final, fue exactamente la misma clase de estrategias electorales radicales del pasado, pero el atractivo de que estos intrépidos intelectuales marxistas y activistas pudieran asumir los poderes europeos era demasiado tentador. En SYRIZA, la Izquierda internacional se veía a sí misma, y no podía imaginar que ella misma, también, podría colapsar de la misma manera bajo circunstancias similares.

    El problema es que este tipo de estrategias atraen a un cierto tipo de izquierdista que ocupa una cierta posición social – específicamente, intelectuales y líderes de ONG – incluyendo aquellos que han dedicado sus carreras a explicar las limitaciones del electoralismo. El atractivo de la gloria electoral es sencillamente tan grande para esta gente que es capaz de imponerse a una crítica del reformismo sólida como una roca.

    Tras el 11 de julio, ningún izquierdista serio podrá jamás, durante el resto de su vida, mirar a los ojos a prominentes figuras de la izquierda y darle ningún valor a sus promesas. Simplemente no podemos tomarnos a nosotros mismos en serio si seguimos pretendiendo que podemos confiar en las nobles promesas de presumidos líderes autoseleccionados. Y a pesar de ello, esto es exactamente lo que la Izquierda posmoderna seguirá haciendo, asegurar a todo el mundo que no, que cada próximo proyecto no es otra SYRIZA, aunque casi con total seguridad dijeron el mismo tipo de cosas sobre la propia SYRIZA.

    Grecia ha vivido docenas de huelgas generales durante los últimos años y algunos incluso predijeron que la clase trabajadora podría alzarse en respuesta a la capitulación de SYRIZA. Hubo incluso una huelga general de los trabajadores del sector público el mismo día que se firmó la primera ronda de medidas de austeridad en el parlamento griego el 15 de julio. Sorprendentemente, esta huelga general pareció no tener el más mínimo impacto en el parlamento. “La lucha está en marcha,” pregonó una crónica entusiasta anunciando la huelga inminente. “No ha acabado: es el tiempo del combate contra un contrincante imaginario lo que ha acabado.” La huelga llegó y pasó, pero el simple combate contra un contrincante imaginario continuó.

    Nos queda preguntarnos si la gente trabajadora tiene la capacidad o no de desafiar a sus gobiernos cuando incluso una huelga general no puede alterar el curso de la historia. Hay, por supuesto, una explicación alternativa, la cual es que al menos algunas de ellas pueden haber sido simples simulaciones de huelgas generales, iniciadas y después desalentadas por los líderes de los sindicatos, con poca amenaza de perturbar nada más allá de parar un día de trabajo, tras lo cual el orden se restablecía completamente, si es que en algún momento estuvo amenazado.

    Si no podemos distinguir la simulación de la realidad, nos arriesgamos a descender de un pesimismo sano al estado actual en que creemos que las luchas de la clase trabajadora no pueden tener ningún impacto simplemente porque de manera engañosa parece que no lo tienen.

    La simulación se da de bruces con la realidad

    SYRIZA resultó ser una simulación de teoría marxista. El colapso de la socialdemocracia requería una nueva fuerza electoral que tomara su lugar. Apareció SYRIZA, una alianza electoral que le aseguró a todo el mundo que iban de verdad a enfrentarse a los poderes financieros en Europa. Marxistas en todo el mundo que han documentado en detalle como la socialdemocracia ha fracasado y se ha ido descomponiendo durante décadas de pronto creyeron que sí, que este proyecto de reforma electoral tendría éxito, y no, no había nada que lo hiciera diferente de los fracasos del pasado. Sin una izquierda marxista “falsa” – los estalinistas, reformistas y otros revisionistas del pasado – la izquierda marxista “real” llegó para tomar su lugar, pregonando el alba de una nueva era en Europa, al menos durante unos cuantos meses excitantes.

    Puede parecer imposible en ocasiones distinguir lo real de lo falso, la simulación de la realidad, pero al fin de cuentas no vivimos en un mundo posmoderno. Simplemente vivimos en un mundo donde tantos en la izquierda actúan como si lo fuera. Sin embargo, todas estas simulaciones al final tienen que enfrentarse con las fuerzas materiales brutas de la realidad, y de pronto la total incompetencia de la izquierda simulada – no solo SYRZA sino de manera general – queda al descubierto a la vista de todos. Al final, una revuelta en Ferguson o en Baltimore y la irrelevancia de la Izquierda posmoderna para el proyecto de organizar a la clase trabajadora queda completamente clara.

    Si hay alguna forma de salir de este círculo, es rechazar el espectáculo y la simulación en favor de la resistencia material real. Los momentos de sentirse bien con triunfos sin ninguna base real, las reuniones exuberantes y los cánticos que la gente recuerda durante el resto de sus vidas, pueden que sean un obstáculo en la construcción de algo con poder de verdad. La imagen de la revuelta, e incluso el hablar de socialismo y – ¡agárrense a sus asientos! –“revolución política” cuando procede de la campaña para presidente de Bernie Sanders no llegará a ningún sitio. Es el valeroso acto de resistencia, y el control del terror al que debe enfrentarse ante la respuesta del estado neoliberal a dicha resistencia, lo que transforma a una clase en una fuerza de rebelión.

    En resumen, si los movimientos sociales no hacen daño real a la gente en el poder – y no simplemente los avergüenzan ligeramente – o dan poder a los explotados y oprimidos – y no simplemente los movilizan temporalmente –entonces puede que no sea una estrategia que merezca la pena. Puede que simplemente se sienta como que lo es.

    En otras palabras, si se siente bien, no lo hagas.

    Podemos luchar para ver más allá de las ilusiones desde nuestra actual posición con vistas privilegiadas. Sin duda, nos encontraremos a nosotros mismos en las trincheras de la lucha de clases, solo para mirar fuera y darnos cuenta que todo el espectáculo ha sido construido por un charlatán. Esto seguirá pasando, mientras el capitalismo siga ofreciendo oportunidades profesionales para los charlatanes, como sin duda seguirá haciendo.

    Hay una gran necesidad, pues, de derribar la fachada, de no seguir permitiendo las imágenes falsas de resistencia que de manera subrepticia permite el liberalismo y que desvían la atención del proyecto esencial de resistencia. Las SYRIZAs de este mundo insistirán que eso es contraproducente para sus proyectos. Y precisamente de eso se trata.

    (1)Se refiere a una campaña para subir el salario mínimo en EE.UU. a 15 dólares la hora

    http://agendacomunistavalencia.blogspot.com.es/2016/02/la-izquierda-posmoderna-y-el-exito-del.html?m=1


    현욱한
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 809
    Reputación : 941
    Fecha de inscripción : 08/01/2015
    Edad : 20
    Localización : Madrid

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por 현욱한 el Dom Abr 10, 2016 2:22 am

    NacionalComunista escribió:de qué alba rico o la trepa tania sánchez estén en podemos qué opinan los podemitas del foro? Lo de estar a favor del Euromaidan, Hong Kong o la oposición venezolana no sé a que viene. A no ser que el argumento sea "si esos fueron manejados por la CIA, también lo son 15M y OWS".


    La cosa es más compleja de lo que parece. Si aquí el problema no es la exteriorización de los movimientos de Podemos; aquí el problema es la propia identidad de este; para ello, necesita mutar constantemente en sus relaciones y su proceder para así hacerse un hueco -de hecho, los 5 millones de votantes, de por sí, representa al amplio social de podemos, de los cuales, muy pocos con conciencia política-. 

    sorge escribió:

    Estos circulonquios lo unico que sirve es para mostrar reproches y lamentos, no sirve para nada mas, porque no aportan nada nuevo a lo que se ha debatido en sus hilo respectivo respecto a lo que es Podemos.
    Tania Sanchez gano unas primarias en Izquierda Unida, entienda que los trepas son gente que sin meritos llegan a la cuspide.

    Los vídeos son preciosos, casi tanto, que se han quedado en las épocas anteriores de Podemos. Podemos en sí misma es una formación que, como le anoté a NacionalComunista, muta constantemente su identidad, y la actitud revolucionaria de un pasado, solo queda planos atrás ante la campaña electoral -tanto la anterior como la que viene-; no deja de ser puro oportunismo.

    Walking escribió:eso que llaman " izquierda globalista "(15m,Occupy Wall Street,primavera arabe)  no es mas que los movimientos espontaneos de las masas que no han sabido encausar hacia posiciones mas revolucionarias:

    citando a lenin: [...]

    es decir el socialismo cientifico nace de la burguesia porque son ellos quienes tenian los medios para entender el metodo cientifico(gracias al  mayor acceso a la literatura y comprension de la sociedad resultado de una mejor educacion y herramientas para desarrollarla) y claro marx y engels eran burgueses, pero una vez creada se transmitio al proletariado

    entonces el papel del pártido comunista (en ese entonces se le llamaba socialdemocrata) era transmitir el socialismo cientifico y levar los movimientos que surgen de forma espontanea a algo mas.



    Decir que el socialismo científico nace de la burguesía no tiene sentido, a no ser que representes a la burguesía en la figura de K. Marx y F. Engels -que lo fueron, pero no su totalidad-. El problema principal es un problema de formulación. El socialismo científico es la teoría de la que emanaría el análisis de la sociedad a través de las corrientes economistas, el la historia y cómo no, el socialismo francés -el que verdaderamente es romántico- o utópico.

    El fin de las vanguardias -porque supongo te refieres a las vanguardias- es el de dar conciencia de clase al proletariado. El asunto por lo que gira esto es la conciencia de clase del proletariado; Marx parte de la dialéctica para dar a entender que el proletariado, ante las contradicciones del capitalismo, daría lugar a una lucha entre explotadores y explotados, los cuales, venciendo los últimos a los primeros, se llegaría a la dictadura del proletariado -época de transición- y de ahí, al socialismo y/o comunismo.

    El manifiesto comunista es el nombre resumido de su original en alemán: Manifiesto del Partido Comunista. Igualmente, K. Marx diferencia claramente en el manifiesto los distintos tipos de socialismo; y aunque es verdad que Marx perteneció -junto a Lenin en el futuro- a una organización autodenominada socialdemócrata, esta denominación pasaría a ser la vanguardia del revisionismo, el marxismo heterodoxo o simplemente, el comunismo de izquierda y otras tendencias de corte trotskista. 

    Walking escribió:por la limitaciones mencionadas anteriormente en que la burguesia es quien posee los medios para desarrollar el metodo cientifico , el movimiento que es espontaneo dntro de la clase trabajadora suele pedir cosas que cubran las necesidades inmediatas de la protesta: alimentos,mejor salud pensiones o si no es asi dentro de la ideologia imperante(pedir democracia capitalista) pero si no se lleva mas alla entonces se queda en eso y por esto manteniendose en el capitalismo


    Los movimientos sociales en la época pretérita y posterior a K. Marx para nada fueron breves, de hecho, fueron concisas y alargadas en el tiempo. A esto, me gustaría añadir el comportamiento sociológico de las personas en aquella época, la época de la ilustración, de ideas fijas y sólidas, donde todo se podía ganar y realmente las masas no estaban tan alienadas como lo están ahora. El ahora es la época posmoderna -como diría el compañero Argala- y de él su correspondiente izquierda; el ahora implica el desarrollo de las élites capitalistas hacia una alienación más profunda del colectivo a través de los medios de comunicación y mil herramientas más para intentar absorber la totalidad del sujeto y efectivamente, reiterando: alienando al sujeto hasta convertirlo en mercancia consumista.

    nunca escribió:En el caso de la primaver árabe de espontánea tenía poco, era una revolución de colores versión magrebí.
    Walking escribió:si hubo influencia de eeuu y compañia pero simplemente usaron el descontento popular de los gobiernos para transformarlo en lo que ellos deseaban
    descontento que si que era real y muchos con exigencias validas

    pero de ahi a demonizar estos movimientos de masas como hace el articulo

    Yo me atrevería a decir que esos terroristas que ahora atacan el territorio europeo, no son más que creación absoluta de los Estados Unidos como ya lo fue Al-Qaeda o como lo serán otros movimientos que fomenten, al fin y al cabo, la falsa bandera. El fenómeno de la Primavera Árabe es complejo y, bajo un análisis marxista, uno deduce que, es más el interés por demo-capitalizar las sociedades árabes -para así hacerlas colonias eficientes y lugares a los que acudir y posicionar tropas- que de una propia consciencia del pueblo árabe para su emancipación.

    Imperialismo circular, sin lugar a dudas.

    sorge escribió:Librarse de la sharia que quería imponer los hermanos musulmanes y dejar a la cladestinidad,tal vez te parecerá poco,pero hay que verlo en perpectiva.
    Los baazistas y naseristas no hicieron nada por gadaffi,tal vez sus pactos con irán,hamas y hezbola le limitan en su autonomía.


    La shari'a no es el problema de nadie, pero desde lejos -ahí tienes Arabia Saudí y demás países del Golfo-

    nunca escribió:Mapa en inglés de países y su utilización de la sharia: en azul, sharia estatal; en verde oscuro, sharia estatal con otros sistemas judiciales; verde claro, sharia a nivel regional; verde muy claro, sharia como ley familiar.

    Voy a tener que discrepar con tu foto, nunca. El magreb en sí no aplica la shari'a ni tampoco está interiorizado socialmente como tal, pese a quien le pese; las estadísticas no han hecho más que dar serrín a algo que se desconoce completamente.

    1. En todos los países del magreb noroccidental, la venta de alcohol es lícito. (Acto en contra de la ley islámica)
    2. Tales países cuentan con una constitución determinada, estableciendo de iure, al islam como religión oficial del país. Pese a esto, las mujeres no tienen porque ir cubiertas y cada vez, son más las que se destapan, ante la natural influencia occidental.
    3. La mujer  puede viajar sola perfectamente (acto no permitido según la tradición islámica mahometana -o hadiz-)
    4. La mujer -dentro de lo que cabe- es más independiente a lo que pudo serlo hace unas décadas y tal, ha repercutido en mujeres independientes enriquecidas.

    Un caso que me viene muy cerca, es el caso de Marruecos -en donde he estado bastantes veces-, donde, la shari'a, para nada está interiorizada, y la religión -como es en España- se toma de forma hipócrita, a la par que el miedo a las represalias de las autoridades ante las decisiones de apertura del país por parte de Mohamed VI.

    nunca escribió:En cualquier caso no sabemos si la Sharia se prohibió solo y exclusivamente por la presión de esos comunistas que mencionas, aparte que no me un logro demasiado importante, si es que de verdad se logró.

    La shari'a en Egipto es también de iure, y de lo que menos se conoce a Egipto desde el mundo árabe es por su islamismo fundamentalista. Egipto, desde la época de Mubarak hasta nuestros días ha destacado por ser una cultura abierta, multicultural y me atrevo a decir: cosmopolita; relativamente pobre, eso si. 


    Rara vez, de hecho, verás a una mujer con el velo en la televisión egipcia, desde tiempos atrás a día de hoy.

    militiano
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 712
    Reputación : 766
    Fecha de inscripción : 03/01/2015

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por militiano el Dom Abr 10, 2016 3:15 am

    algunos recién descubren al revisionismo, el revisionismo no tiene ideología, son mercenarios agrupados en organizaciones políticas y pagados por ongs al servicio del imperialismo de turno o en guerra en las zonas de influencia, siempre ha sido así, las ongs corrompen, compran las luchas sociales para sus propios intereses, algunos "revolucionarios" es su trabajo de 24 horas bien pagado, y finalmente la suma de las organizaciones marca la agenda, siempre ha sido eso, la linea revolucionaria v/s la reformista cercana a intereses económicos, finalmente el pueblo pìerde en todos lados

    현욱한
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 809
    Reputación : 941
    Fecha de inscripción : 08/01/2015
    Edad : 20
    Localización : Madrid

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por 현욱한 el Dom Abr 10, 2016 3:30 am

    militiano escribió:algunos recién descubren al revisionismo, el revisionismo no tiene ideología, son mercenarios agrupados en organizaciones políticas y pagados por ongs al servicio del imperialismo de turno o en guerra en las zonas de influencia, siempre ha sido así, las ongs corrompen, compran las luchas sociales para sus propios intereses, algunos "revolucionarios" es su trabajo de 24 horas bien pagado, y finalmente la suma de las organizaciones marca la agenda, siempre ha sido eso, la linea revolucionaria v/s la reformista cercana a intereses económicos, finalmente el pueblo pìerde en todos lados

    Yo diría que las ONGs son más famosas proporcionalmente a la financiación de empresarios e intereses de globalización de los intereses del burgués. 

    El revisionismo -y su consecuente reformismo- no es más que el movimiento reaccionario que, al fin y al cabo, no nos lleva a ninguna parte como bien analizas. Muchos denominan a Podemos el progreso, pero. ¿Hacia dónde avanzamos? ¿Al gobierno de pacto y la socialdemocracia domesticada? ¿Será Podemos la excepción a Syriza? ¿Caerá Podemos en las próximas elecciones en pos de Ciudadanos? Son muchas cuestiones que solo se responden con el devenir, pero que..., no pinta nada bien.

    Como bien dijiste, no seremos más que una provincia del imperio y mientras tanto, no seremos más que la ovejita del BCE y el FMI.

    militiano
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 712
    Reputación : 766
    Fecha de inscripción : 03/01/2015

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por militiano el Dom Abr 10, 2016 3:55 am

    현욱한 escribió:
    militiano escribió:algunos recién descubren al revisionismo, el revisionismo no tiene ideología, son mercenarios agrupados en organizaciones políticas y pagados por ongs al servicio del imperialismo de turno o en guerra en las zonas de influencia, siempre ha sido así, las ongs corrompen, compran las luchas sociales para sus propios intereses, algunos "revolucionarios" es su trabajo de 24 horas bien pagado, y finalmente la suma de las organizaciones marca la agenda, siempre ha sido eso, la linea revolucionaria v/s la reformista cercana a intereses económicos, finalmente el pueblo pìerde en todos lados

    Yo diría que las ONGs son más famosas proporcionalmente a la financiación de empresarios e intereses de globalización de los intereses del burgués. 

    El revisionismo -y su consecuente reformismo- no es más que el movimiento reaccionario que, al fin y al cabo, no nos lleva a ninguna parte como bien analizas. Muchos denominan a Podemos el progreso, pero. ¿Hacia dónde avanzamos? ¿Al gobierno de pacto y la socialdemocracia domesticada? ¿Será Podemos la excepción a Syriza? ¿Caerá Podemos en las próximas elecciones en pos de Ciudadanos? Son muchas cuestiones que solo se responden con el devenir, pero que..., no pinta nada bien.

    Como bien dijiste, no seremos más que una provincia del imperio y mientras tanto, no seremos más que la ovejita del BCE y el FMI.

    pues no concuerdo , lo mismo pensaba yo antes, que el revisionismo era gente equivocada que buscaba a través de los medios legales de producir "cambios en favor de los trabajadores" pues eso es falso, el revisionismo es parte del estado contrainsurgente, son verdaderos manipuladores políticos de las luchas sociales, su misión siempre ha sido la misma, ser la especie de colchon de los conflictos sociales, y evitar por todos los medios que las luchas se transformen en luchas armadas, en latinoamerica, la mayoria de los partidos de la llamada "izquierda extraparlamentaria" son sostenidos por ongs ligadas al imperialismo europeo, su misión es molestar a los intereses ligados a estados unidos, a empresarios que apoyan a la burocracia de la derecha , pero apoyar los gobiernos populistas , de bolivia y venezuela, sus ideologías bastante eclécticas van desde el guevarismo, hoxhismo , troskismo, anarquismo, y cualquier ideología que este de moda, , la verdad es que no creo en coincidencias, al falso partido comunista de chile, fue puesta nuevamente contra la pared sus actuales empleadores, (europa) "o se unen (concertación) o no hay dinero,, curiosamente por lo que he averiguado, el experimento podemos, debe ser exactamente igual a la fórmula ocupada en estas regiones, y eso no es coincidencia, es simplemente corrupción , todos saben que las constituciones están hecha para la explotación y jamás existirán cambios desde el estado en favor de los trabajadores, lo que si es seguro es que el bolsillo de muchos dirigentes aumentara considerablemente en estas coaliciones que actuan mas como agencia de empleo, que como vanguardia revolucionaria

    현욱한
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 809
    Reputación : 941
    Fecha de inscripción : 08/01/2015
    Edad : 20
    Localización : Madrid

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por 현욱한 el Dom Abr 10, 2016 4:14 am

    militiano escribió:pues no concuerdo , lo mismo pensaba yo antes, que el revisionismo era gente equivocada que buscaba a través de los medios legales de producir "cambios en favor de los trabajadores" pues eso es falso, el revisionismo es parte del estado contrainsurgente, son verdaderos manipuladores políticos de las luchas sociales, su misión siempre ha sido la misma, ser la especie de colchon de los conflictos sociales, y evitar por todos los medios que las luchas se transformen en luchas armadas, en latinoamerica, la mayoria de los partidos de la llamada "izquierda extraparlamentaria" son sostenidos por ongs ligadas al imperialismo europeo, su misión es molestar a los intereses ligados a estados unidos, a empresarios que apoyan a la burocracia de la derecha , pero apoyar los gobiernos populistas , de bolivia y venezuela, sus ideologías bastante eclécticas van desde el guevarismo, hoxhismo , troskismo, anarquismo, y cualquier ideología que este de moda, , la verdad es que no creo en coincidencias, al falso partido comunista de chile, fue puesta nuevamente contra la pared sus actuales empleadores, (europa) "o se unen (concertación) o no hay dinero,, curiosamente por lo que he averiguado, el experimento podemos, debe ser exactamente igual a la fórmula ocupada en estas regiones, y eso no es coincidencia, es simplemente corrupción , todos saben que las constituciones están hecha para la explotación y jamás existirán cambios desde el estado en favor de los trabajadores, lo que si es seguro es que el bolsillo de muchos dirigentes aumentara considerablemente en estas coaliciones que actuan mas como agencia de empleo, que como vanguardia revolucionaria

    El revisionismo es reformismo, y el reformismo, no lleva a ninguna parte. Por lo que, no difiero contigo en lo que has definido como "revisionismo".

    Podemos no deja de ser deriva reformista, la cual ha sabido muy bien utilizar los elementos de ciencia política y de comunicación para llevarse 5 millones de votantes que, seguramente, pocos de ellos, tendrán base marxista o, al menos, conciencia de clase. Es evidente que está la mayoría del: "los políticos son unos chorizos, debería haber alguien que entre y los ponga en su sitio"; pero ya está, eso no va más allá, y la mayoría, son personas que creen que la lucha y el progreso es echar una papeleta e irte al sofá a jugar a la play o pasar las horas en Facebook, Twitter o a la promiscuidad enfermiza. Los votantes de Podemos, están alienados, no tienen culpa. Lo malo es ver a supuestos -que en verdad, ni ellos mismos tienen cultura marxista- que se hacen llamar "marxistas" y luego, defienden a muerte el reformismo y sus figuras clave.

    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4772
    Reputación : 5467
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por sorge el Dom Abr 10, 2016 1:33 pm

    La mayoria de los votantes del PCPE pueden ser tambien del mismo tipo, la diferencia es que a lo mejor juegan en la play ser soldados sovieticos, o miran por facebook el perfil del gobierno cubano,pero de ahi no pasan, entonces no sirven para nada ese tipo de apoyo no alienado ya que tampoco se activa.
    Hay otro sector de Podemos son gente que participan en las consultas y primarias, que no tienen tiempo para participar en circulos o no tienen habitos de no participacion por determinada circunstancias,pero que hacen politica hablando con los vecinos,ya que se siente parte de un proyecto que quiere contar con su opinión.

    militiano
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 712
    Reputación : 766
    Fecha de inscripción : 03/01/2015

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por militiano el Dom Abr 10, 2016 2:05 pm

    hace tiempo hubo un post sobre el revisionismo conciente y el inconciente, yo estoy seguro que el problema no es el revisionismo inconciente, los que realmente creen que es mejor recibir migajas con reformas del estado a tratar de hacer una revolución, el problema es el revisionismo conciente, estoy seguro que los autodenominados "comunistas" dentro de esta coaliciones, estan claro que el parlamentarismo burgués no sirve de nada, pero que si no lo hacen no hay mas recursos en sus bolsillos, o al menos asi sucede acá, el imperialismo maneja las contradicciones a sus intereses, acepta todo tipo de organizaciones "revolucionarias" siempre y cuando sigan la línea de todos, si quieren protestar , marchar, agitar contra todo, lo pueden hacer y hasta lo van a financiar , siempre y cuando sigan utilizando los canales legales, y que se hagan parte de las luchas que ellos consideren importante , muchas veces en determinados conflictos (ejemplo medioambientales) aparecen todas estas organizaciones juntas , incluyendo las que se odian, lleno de volantes por el conflicto en cuestión, ahi podemos observar la orden general para estas organizaciones que se debe hacer parte de esa lucha, ¿cómo se rompe las dos falsas alternativas de lucha del pueblo , votar o ser ser utilizado en luchas sin sentido?

    현욱한
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 809
    Reputación : 941
    Fecha de inscripción : 08/01/2015
    Edad : 20
    Localización : Madrid

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por 현욱한 el Dom Abr 10, 2016 7:27 pm

    sorge escribió:La mayoria de los votantes del PCPE pueden ser tambien del mismo tipo, la diferencia es que a lo mejor juegan en la play ser soldados sovieticos, o miran por facebook el perfil del gobierno cubano,pero de ahi no pasan, entonces no sirven para nada ese tipo de apoyo no alienado ya que tampoco se activa.

    La diferencia entre un partido sin identidad y uno comunista, es que el primero no pide formación a sus militantes mientras el segundo, sí. Y lo de Facebook y la PlayStation es al revés. En las razones sociales, el colectivo podemita no es más que una masa alienada que más que tener conciencia, solo buscan ser parte de algo para mitigar los efectos de la soledad de su patética individualidad posmoderna.

    Porque, el éxito, al fin y al cabo, es la base del engaño en este sistema parlamentarista burgués. Y lo sabes.

    sorge escribió:Hay otro sector de Podemos son gente que participan en las consultas y primarias, que no tienen tiempo para participar en circulos o no tienen habitos de no participacion por determinada circunstancias,pero que hacen politica hablando con los vecinos,ya que se siente parte de un proyecto que quiere contar con su opinión

    De los 5 millones, habrá de todo; desde renegados -como pasó con los chaqueteros del 89- hasta desahuaciados que creían tener alguna esperanza en el votar a Podemos. ¿Te niego las buenas intenciones de muchos? ¡No, hombre no! ¡No voy a satanizarlos! Pero la deriva reformista, domesticada y contra-poder, más que ser una solución, forma parte del gran problema. 

    Y con el tiempo, o caerá en el olvido, o será el sustituto natural de PSOE e IU como Ciudadanos lo será del PP.

    현욱한
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 809
    Reputación : 941
    Fecha de inscripción : 08/01/2015
    Edad : 20
    Localización : Madrid

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por 현욱한 el Dom Abr 10, 2016 7:49 pm

    Militiano escribió:votar o ser ser utilizado en luchas sin sentido?

    El problema es el trauma post-Unión Soviética: el triunfo del bloque capitalista, que, definitivamente, ya no tenía enemigo contra el que luchar y tuvo via libre para globalizar su ideología: la ideología internacionalista neoliberal. Votar para una alcaldía, una provincia, una autonomía o un país es inútil si el propio país no toma su independencia de los poderes fácticos, como el económico o el militar -BCE, FMI, OTAN.- se muestra completamente inútil, porque, ante el devenir económico, el partido emergente -si llega a gobernar- tiene los días contados de la misma forma que su éxito depende del bienestar económico...

    Por lo que, sin revolución no hay cambio, y sin cambio..., seguimos en el reformismo.

    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4772
    Reputación : 5467
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por sorge el Lun Abr 11, 2016 12:34 am

    Un PC que se digne llamarse de tal forma, que sea un instrumento realmente revolucionario tiene que ganarse en primer orden a las masas obreras y luego las masas trabajadoras no proletarias es decir el pequeño propietario que ve empeorar sensiblemente sus condiciones de vida, en este ultimo caso esa masa alienada que acaba despertar del sueño consumista debido a la crisis que por si solo no van encontrar la orientacion adecuada si no se le ayuda,para eso hace falta paciencia revolucionaria en el sentido de concienciar, no con darle gorrazos diciendole los reformistas que son la dirección,va a ser mas facil que se gane para principios revolucionarios.
    Precisamente Lenin decia sobre los populistas rusos del siglo 20 los siguiente:
    Las tareas de los socialdemocratas rusos escribió:Si en el partido de los narodopravtsi no hay realmente mas que ex-socialistas que ocultan su bandera socialista con fines tacticos, que se colocan la mascara de politicos no-socialistas (como supone P.L.Lavrov, pag 20,col.2)entonces, ciertamente,este partido no tiene porvenir alguno. Pero si hay en el politicos no-socialistas,democratas no socialistas, verdaderos, y no de mascaradas,entonces este partido puede aportar bastante beneficio,tratando de acercarse a los elementos politicos oposicionistas de nuestra burguesia,tratando de despertar la conciencia politica de clase de nuestra pequeña burguesia,de pequeños comerciantes, pequeños artesanos,etc,etc(...)
    Que no solamente hablen de un programa politico de no-socialistas, sino que actuen de acuerdo con semejante programa, despertando y desarrollando la conciencia de clase de aquellos grupos y clases sociales para los que el socialismo en general no es necesario, pero que mientras mas avanza el tiempo, mas sentiran la opresión del absolutismo y la necesidad de libertades politicas
    Por eso no ser parte de la solución, no significa que no traiga beneficios PODEMOS, todo lo contrario, teniendo en cuenta los intentos de criminalización frente a quienes juran aceptar las reglas del juego, haciendole ver a esas masas bienintencionada pero ingenuas,los limites de reforma progresista que tiene el regimen.
    Frente a esas luchas sin sentido que menciona Militiano, tiene que haber respuesta para hacerle ver a las masas precisamente eso, y en las que tiene sentido que ellos lideran las protestas, hace falta darle un analisis de clase y no ser el furgon de cola lo cual sucede demasiado.

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por Argala82 el Lun Abr 11, 2016 10:55 am

    Camarada Militiano, ya que hablas de esa "izquierda heterodoxa" latinoamericana, y mas o menos ves como son estos partidos o agrupaciones europeas, con sus peculiaridades ya que se dirigen a un publico "europeo", ¿que parecidos encuentras con los llamados "partidos mamertos" como dicen en Colombia y otros sitios? Estos partidos "emergentes", les llaman, tanto de "izquierda" como de derecha, les gusta mucho la telepolitica, el espectaculo mediatico, los gestos, a "radicalidad" de boquita pero que se queda en la nada en la practica, los significantes vacios, su enemigo: la casta (con la que llega a pactos sin avergonzarse,... ¿Que habeis hecho los comunistas latinoamericanos a la hora de enfrentaros a esta gente?. Te dejo un pequeño articulo sobre uno de los idolos de la progresia del estado español, incluido el lider de Podemos,

    ¡Hasta Carlos Marx era europeo!

    No los tenemos merecido,el eurocentrismo se desató, y es que tenemos que empezar por el nombre de la cumbre en cuestión ,"Cumbre Ibero-Americana", y ni siquiera Americana-íbera, y permitimos que a nuestro idioma se le denomine "español", pero, ¿hablamos español?,o a estas alturas del tiempo hablamos, venezolano, colombiano, argentino, boliviano, ecuatoriano, chileno o suramericano, y es fácil de comprobar, la Real Academia de la lengua ante la progresiva muerte de ese idioma que ell@s hablan en su península, ha tenido que incorporar todos "los modismo" que día a día creamos en nuestro continente.

    Siendo el lenguaje el instrumento o arma primordial para la creación del pensamiento, la arquitectura mental, la conciencia, la ética, los valores, el poder, la religión y por tanto de la posterior construcción de las sociedades, aun seguimos dejando que prevalezca en nuestro lenguaje la semilla dormida del colonialismo y la sumisión al merecidamente muerto, imperio español.

    Zapatero nos lo restregó en nuestras caras, con prepotencia, con soberbia, con cierto desprecio, a media sonrisita de ironía y cinismo, porque aun l@s más "progresistas revolucionari@s" insisten en mantener el eurocentrismo como base de sus teorías, haceres y escritos.

    El lenguaje es poderoso, no es casual que en nuestra época las empresas de comunicación privadas sean el botín más preciado de los imperios y sus socios alrededor del planeta, saben perfectamente del valor de la palabra, del lenguaje, y saben que puede ser el mas mortífero instrumento para ganar y mantener el poder mundial, y reconozcámoslo, están teniendo mucho éxito.

    Dominados por el lenguaje del imperio español, vueltos a dominar por el lenguaje del imperio gringo, antes si no hablaba español era un paria, ahora si no habla ingles es un paria, en el futuro si no hablamos mandarín (chino) o brasileño ¿seremos parias?.

    La dominación desde y por el lenguaje, y siempre pienso en mi ejemplo predilecto, en como la mujer ha sido sometida, disminuida, alienada e invisibilizada usando el lenguaje, para hablar de la humanidad no se dice mujer, se dice "el hombre", y se supone que ahí, en alguna parte estamos, si buscamos la palabra "humano" (del latín humanus, de homo, hombre), vemos que nosotras no existimos, pues bien, así es para el eurocentrismo, nosotr@s no existimos, nuestr@s sociedades mestizas, mezcladas no existen, y como Zapatero dice "hasta Marx es europeo", convencido de su superioridad cultural, donde ni por error reconocería que destruyeron toda la cultura de lo que ellos denominaron como América, al llegar como plagas destructoras , imponiendo a partir de una religión y un dios, con sangre, tortura y genocidio la suya, nosotr@s insistimos en mantener ese esquema eurocentrista y dominador, y seguimos despreciando a nuestros ancestros originarios y a su cultura, y seguimos tratando de copiarlos, a los europeos y a los gringos, sin querer reconocer que nos desprecian, y que solo nos respetaran cuando como el presidente Chávez, les plantemos cara.

    http://www.aporrea.org/movil/actualidad/a44485.html



    Y aunque no este relacionado con el hilo, sobre Peru, ¿que tal las elecciones?¿estan siendo entretenidas...? Y ¿conoces al sociologo Enrique Muñoz Gamarra?

    militiano
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 712
    Reputación : 766
    Fecha de inscripción : 03/01/2015

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por militiano el Vie Abr 15, 2016 4:00 am

    primero , no conozco a esos partidos llamados mamertos" mmm son de izquierda?? alternativa? critican todo y no hacen nada? no se si son los mismos que actuan en chile o en otros países , pero en realidad son otra basura legalista burguesa, pero en fin .. por otro lado no entiendo muy bien el texto que colgaste, suena algo así como etnocaceristas , pero no creo que el problema sea la dominación cultural, sino que la dominación económica y después la cultural

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por Argala82 el Lun Mayo 30, 2016 2:10 pm

    LA INUTILIDAD DE LA PSEUDO-"IZQUIERDA"

    (o porque sus DECENAS, y pronto centenares, de programas económicos sociales, son INVIABLES)

    Aurora Despierta escribió:Podéis lamentaros, lloriquear y patalear como críos; podéis montar cuantos Podemos queráis; podéis “ganar” elecciones todas las que gustéis, levantar planes de rescate ciudadanos como castillos en el aire, pero si, como mínimo, no hay un cuestionamiento total de la LOEPSF y del TSCG de la UE, ya podéis ir olvidándoos no solo de las futuras pensiones, sino de la sanidad, educación, dependencia, prestaciones por desempleo, etc., mínimamente dignos. La vuestra será la generación de la que yo tenga conciencia, más autoderrotada desde el siglo XIX, la más resignada antes incluso de plantear un combate mínimamente serio, lo que haría sonrojar de vergüenza ajena a otras viejas generaciones.

    Carta de Rajoy a Juncker. Nadie comenta ¡lo principal!


    Todos denuncian las intenciones de más recortes de Rajoy en su carta a la Comisión Europea, pero nadie destaca que se harán con el arsenal de la super-ley LOEPSF, aunque la carta ya lo dice. Podéis conocer lo fundamental de la noticia aquí http://kaosenlared.net/el-26-j-hay-que-echarlos-rajoy-promete-a-bruselas-nuevos-recortes-si-gana-las-elecciones/ En internet, en varios medios de prensa, os podéis descargar la carta.

    Al no resaltar la mención que el mismo Rajoy hace de la LOEPSF, que tiene un marcado cariz austericida en su complejo arsenal al priorizar el pago de la deuda en base a la contención del gasto (recortes sociales), se facilita que desde el PP salgan con que en la carta no se dice que se harán recortes, sino que se tomarán “medidas” para ajustar el déficit. Y Pedro Sánchez tiene la ocasión de atacar el “programa oculto” del PP para las elecciones, aunque el PSOE también esté por aplicar la LOEPSF. A la vez, se sigue con la campaña de silencio sobre la LOEPSF para que la gente no se dé cuenta de que la lucha contra el austericio pasa ante todo por su derogación.

    Es muy fácil criticar los recortes (¡hasta el ministro de Exteriores, J.M. García-Margallo, ha dicho que se han pasado varios pueblos!; aunque añade que, si tienen que hacerse, se harán), pero luchar de verdad contra ellos es otra cosa muy distinta.

    En la imagen tenéis la parte de la carta (fechada el 5 de mayo) en la que Rajoy reconoce cómo su arma para imponer los recortes sociales para bajar el déficit y la ratio deuda pública/PIB, no es otra que la LOEPSF; cómo la está utilizando (en vigor desde mayo 2012) y, sobra añadir, que sería con ella con la que aplicarían los futuros recortes, pero TANTO ÉL como CUALQUIER OTRO GOBIERNO que NO DEROGUE la LOEPSF, pues obliga a recortar, como os mostraré.

    Dice la carta: “haciendo uso pleno de la Ley de Estabilidad Presupuestaria [LOEPSF], para que los gobiernos autonómicos puedan contribuir en 2016, de forma decidida, a la consolidación fiscal” (página 3).

    La LOEPSF no sólo sirve para imponer los recortes a las Comunidades Autónomas, sino también a las administraciones locales (ayuntamientos, diputaciones…) y al propio Gobierno de España (sueldos de los funcionarios, pensiones, prestaciones y subsidios de desempleo…).

    Daos cuenta de que Rajoy no dice “aplicaré con más rigor el artículo 135 de la CE” sino que se refiere a la LOEPSF, porque es la que de verdad concreta y da los instrumentos para hacer efectivo el 135 e ir más allá incluso. Lo contrario sería como hablar de que la Constitución recoge el derecho de manifestación, etc., pero no considerar la existencia de la “ley mordaza” que es la que de verdad manda.

    En contra de quienes nos dicen que la culpa la tiene la reforma del 135 y que habría que empezar por derogarla, pero como la cosa es muy difícil, “ajo y agua”, hay que decir bien alto que la lucha contra los recortes sociales en realidad pasa primero por privar al Estado de su actual “caja de herramientas” para el austericidio, que no es el denunciado (con razón) artículo 135 de la CE, sino su “hija psicópata de las tijeras”, fruto del “matrimonio” de la reforma del 135 con el tratado europeo TSCG (Treaty on Stability, Coordination and Governance; en español TECG: Tratado de Estabilidad…; y más conocido como Fiscal Compact, o Pacto Fiscal Europeo, y a veces como Pacto Presupuestario Europeo). Y esta “hija” “manos-tijeras” se llama LOEPSF (acrónimo de Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera; más conocida como Ley de Estabilidad Presupuestaria).

    En cuanto se conoce bien el contenido de la reforma del artículo 135 y de su plasmación, concreción y desarrollo en su hija, la super-ley LOEPSF, se comprende que la derogación de la LOEPSF sería como arrancarle los dientes al 135, dejarlo en poco más que papel mojado. Además, la LOEPSF va más allá de lo que obliga el 135. Y es mucho más fácil derogar una ley orgánica como es ésta, que hacer la reforma de un artículo de la Constitución como el 135.

    Por eso, es fundamental DEROGAR la LOEPSF, no hacerle una reforma lifting o “retoque de maquillaje” como propone ahora el PSOE, ni una reforma imprecisa y tramposa como proponen ahora PODEMOS e Izquierda Unida en su acuerdo electoral para facilitar así un acercamiento y pacto (con rebaja) con el PSOE, como he demostrado en mi artículo “PODEMOS e IU ¿contra la austeridad?. Empezó mal y terminará peor” (17-5-2016), con enlace al final.

    Aunque no quiero extenderme demasiado, y para eso os remito a mi artículo-guía sobre la LOEPSF, titulado “PSOE & Ciudadanos y el plazo 1-1-2020 para bajar la deuda al 60% PIB” (26-2-2016), con enlace al final, os expongo muy escuetamente cuáles son las “herramientas” austericidas de la “caja” de la LOEPSF:

    La LOEPSF nos IMPONE:

    1.- Plazo hasta el 1 de enero de 2020 para bajar a cero el déficit estructural (todo menos el atribuido a las prestaciones por desempleo a causa de la crisis, no del paro estructural que es muy elevado). El TSCG habría permitido poco más, un déficit estructural del 0,5% [Esto lo incumple el plan económico de Podemos, como he demostrado en mis análisis, y por tanto la LOEPSF impediría su ejecución]. Sobre el déficit estructural, es muy importante que conozcáis la Nota 1 y comentario en mi artículo “PODEMOS sabe pero, cómplice, calla. La prueba del video” (22-4-2016), enlace al final.

    2.- Plazo hasta el 1-1-2020 para bajar la deuda pública al 60% del PIB desde el actual superado 100%; cuando el tratado TSCG de la UE habría permitido hasta 2033-40 (en principio, reducir el exceso en una veinteava parte anual desde 2013). Este plazo de 1-1-2020 no lo fija el artículo 135 [Por supuesto también lo incumple el plan de Podemos, porque es imposible].

    3.- “Regla” de la obligación de disminuir la ratio deuda pública /PIB en un 2% anual si el PIB real anual aumenta un 2% anual o el empleo lo hace en un 2% neto anual. Esto tampoco lo fija el 135 [También lo incumple el plan de Podemos].

    4.- “Regla de gasto” que pone tal limite al mismo que deberá de hecho reducirse más incluso de lo que sería exigible con la obligación del déficit cero. Su sentido es obtener superávits para destinarlos al pago neto de la deuda. Es a partir de ahora cuando de verdad nos hará sentir el filo de sus tijeras de podar. Esto tampoco lo estable el artículo 135. Leed sin falta mi artículo “Izquierda Unida y PODEMOS. Ahora fingís que no existe, pero la AIReF insiste” (5-12-2015), y la crítica a su “reforma” en el programa de gobierno del PSOE (posterior al electoral del 20-D y previo y diferente al acuerdo con C´s), en el artículo “Frenazo económico: nuestra respuesta y las de PODEMOS y PSOE” (23-2-2016), enlace al final [el plan de Podemos ni siquiera se pregunta si incumple esto].

    5.- Eliminado el déficit estructural y todo el déficit observado, gracias a todo lo anterior, conseguir superávits y destinarlos a la reducción neta (o sea, de la masa, no solo % con respecto al PIB) de la deuda, es decir, mediante su pago puro y duro, no “refinanciación” de la deuda pagando deuda vieja vencida con emisión de nueva deuda (pagar préstamos pidiendo prestado). Esto tampoco lo fija el 135 [El plan de Podemos “no tiene” todavía este problema porque no consigue superávit, sino un déficit superior al del plan de estabilidad del gobierno del PP]

    6.- Para el cumplimiento de todo lo anterior, control de las administraciones públicas y régimen de sanciones que pueden llegar a la intervención de una Comunidad Autónoma y a la disolución de un Ayuntamiento. En esos términos concretos tampoco lo establece el 135 [En este problema podría incurrirse con el plan de Podemos]

    Podéis consultar la ley aquí http://noticias.juridicas.com/base_datos/Fiscal/lo2-2012.html

    En cuanto al plazo 1-1-2020 para bajar la deuda al 60% del PIB, dice la LOEPSF: “Disposición final séptima. Entrada en vigor (…) los límites previstos en los artículos 11 [déficit estructural cero] y 13 [dejar la deuda pública al 60% del PIB] de esta Ley entrarán en vigor el 1 de enero de 2020.”.

    O sea, que para el 1-1-2020, el déficit estructural debe ser cero, y la deuda pública haber bajado del actual superior al 100% del PIB al 60%.

    Como he mostrado un montón de veces, la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal; organismo encargado de velar por el cumplimiento del artículo 135 y de la LOEPSF), insiste en que, como es imposible el plazo 1-1-2020 para bajar la deuda al 60% del PIB, habría que adecuarlo a uno que en la práctica vendría a ser el del TSCG. Podéis conocer las últimas pruebas en este artículo que deja además en evidencia total a Podemos por su complicidad y cobardía: “PODEMOS sabe pero, cómplice, calla. La prueba del video” (22-4-2016), con enlace al final.

    No encontraréis en las webs de Izquierda Unida, de Podemos, ni de ninguna organización, y menos de modo fácilmente accesible y como denuncia permanente, una explicación como la que os estoy dando (salvo que me la hayan copiado o inspirado en ella, que estaría bien).

    La Comisión Europea conoce todo esto, y viene exigiendo que se cumpla a rajatabla con la LOEPSF. Pero nada dice del plazo 1-1-2020 para bajar la deuda al 60% del PIB. No quiere poner en evidencia las pretensiones austericidas del Estado español (no sólo del PP, sino de todos los demás que desde 2012 no han denunciado este plazo alucinante, incluidos Podemos e Izquierda Unida). Porque según el TSCG podía haber sido el de 2033 o algo más. No digo “tranquilamente podía haber sido” porque un estudio del FMI (del que he aportado datos muchas veces) reconoce que incluso ese plazo es imposible. Es el mismo tipo de “favor” que hace ahora la Unión Europea retrasando al mes de julio el inicio del procedimiento sancionador (multa de tal vez unos 2.000 millones de euros) por incumplimiento del objetivo de déficit. Lo hacen para no fastidiarle la campaña electoral al PP, y para utilizar la amenaza de multa como medio de presión al nuevo gobierno que salga de las elecciones del 26-J, según esté o no dispuesto a hacer rápidamente la política de “ajustes” que requiere la Unión Europea y nuestros propios capitalistas.

    Lo ha dejado clarísimo, el viernes 20 de mayo, Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo: “no vamos a imponer sanciones ahora, pero las tenemos listas y si el nuevo Gobierno no corrige los problemas fiscales se impondrán sanciones”.

    Al nuevo Gobierno también le servirá de coartada para aplicar más recortes: “hay que hacerlos si no queremos que la UE nos multe”, y servirse para ello de la “caja de herramientas” de la LOEPSF.

    Sólo se hará frente a esto, si se dejan las cosas muy claras ante la gente para ayudarla a movilizarse contra esas agresiones. Y esto pasa por denunciar a tope la LOEPSF. Y lo tenemos muy fácil. Empecemos por la impresentable pretensión austericida del plazo 1-1-2020 deuda al 60% PIB, al que ni siquiera obligaba ni el art. 135, ni el TSCG de la U.E., y que todos (incluidos Podemos e Izquierda Unida) siguen encubriendo.

    Si los capitalistas, gracias al arsenal de la LOEPSF, tienen abierta la vía del recorte del gasto público (social), nunca admitirán la vía del aumento de los ingresos fiscales con una reforma progresista que les perjudicaría en sus beneficios. Por tanto, incluso para poder hacer una reforma fiscal progresista, lo prioritario es derogar la LOEPSF, unificando la resistencia contra los recortes sociales con ese objetivo común: ¡Derogación de la LOEPSF!.

    Pero no podemos contar para esto con Podemos e Izquierda Unida, pues han demostrado de sobra su voluntad cómplice y cobarde. No os perdáis mi artículo “PODEMOS e IU ¿contra la austeridad?. Empezó mal y terminará peor” (17-5-2016), enlace al final.

    Hace menos de una semana, ha salido publicado en la web de Podemos, un artículo sin fecha (la manía de Podemos de no ponerla) y sin firma, por lo que se entiende que es la posición oficial de Podemos. Está en la web, en Actualidad, Sala de prensa, abajo en “Política exterior” (¿qué hace ahí?).

    El artículo es posterior a la firma del acuerdo con Izquierda Unida (9 de mayo, y documento “50 pasos” del 11 de mayo). Se titula “España no necesita más recortes, sino abandonar definitivamente la austeridad para reducir el desempleo y la desigualdad y trasformar la economía” http://podemos.info/espan%CC%83a-no-necesita-mas-recortes-sino-abandonar-definitivamente-la-austeridad-para-reducir-el-desempleo-y-la-desigualdad-y-trasformar-la-economia/

    No encontraréis en él la menor referencia al TSCG ni a la LOEPSF, ni a los límites (déficit estructural cero o casi, deuda al 60% PIB), ni a los plazos (2033 tscg; 1-1-2020 loepsf), y por tanto, la necesidad de echar abajo estos obstáculos, derogando la LOEPSF (no reformando detalles), rompiendo con el TSCG (y el Pacto de Estabilidad y Crecimiento), que impiden una política económica mínimamente progresista. Ni siquiera aprovecha para plantear la reforma de la LOEPSF como recoge el acuerdo con IU. Y por supuesto, ninguna explicación de por qué después del 20-D en un momento plantearon la derogación, pero nada para las elecciones del 20-D, tampoco desde su fundación. ¡Esta es la seriedad, coherencia, compromiso, amor a la verdad de Podemos!

    Si para colmo tenemos que tragar con una multa de 2.000 millones, la culpa no será solo de la Unión Europea o del PP (por sus despilfarros y el descenso de ingresos por su reforma fiscal favorable sobre todo a los ricos), sino también de Podemos, Izquierda Unida, sindicatos, etc., por haber contribuido tanto (con su silencio cómplice y cobarde desde mayo de 2012) a que no hayamos luchado como es debido contra la estrategia austericida española-europea, esto es, contra la LOEPSF y el TSCG.

    Y por supuesto, que todo esto no se denuncie, evita un mayor castigo electoral al PP, Ciudadanos y PSOE, y otros. Callar sobre la LOEPSF es hacer campaña electoral a favor de quienes la aplicarán contra nosotras.

    No me extiendo más. Sólo quería hacer un artículo de urgencia y lo más breve posible. Todas las explicaciones, pruebas sobradas, argumentos sólidos, etc., que necesitáis, los tenéis en mis artículos.

    Contra la desorientación y la derrota, para romper el pacto de silencio, PASA este ARTÍCULO y hazte agitador/a y propagandista contra la LOEPSF-LEP y el TSCG de la U.E.

    http://kaosenlared.net/carta-de-rajoy-a-juncker-nadie-comenta-lo-principal/

    Si queréis mas información sobre la pseudo-izquierda y lo inviable de tanta palabrería y postureo:

    http://www.forocomunista.com/t37358p25-donde-estabamos-los-comunistas-en-el-15m#423400

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por Argala82 el Mar Mayo 31, 2016 2:22 pm

    LOS HIJOS DE LACLAU

    "...combinan la forma de lucha hablada con la escrita."

    Revolucionarismo pequeño burgués, anarquismo, trotskismo, maoismo - Boris Leibzon

    http://www.forocomunista.com/t37336-revolucionarismo-pequeno-burgues-anarquismo-trotskismo-maoismo-boris-leibzon


    La influencia de Laclau y Mouffe en Podemos: hegemonía sin revolución


    La influencia del populismo de izquierdas de Laclau y Mouffe en el núcleo impulsor de Podemos resulta evidente. En este artículo desgranamos los elementos que configuran este pensamiento y lo contrastamos precisamente con el del revolucionario italiano que los inspiró, Antonio Gramsci.

    Por Miguel Sanz Alcántara

    La propuesta política de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe es claramente el principal asidero teórico del núcleo fundador de Podemos: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero y Carolina Bescansa. Parece ser que con diferentes matices, todos ellos se mueven en un acuerdo de orientación práctica con referencia en la teoría Laclau-Mouffe.

    Laclau, nacido en 1934, militó en el marxismo nacionalista argentino desde los años 60. Su evolución a partir del golpe de Estado de marzo de 1976 (ya afincado en la Universidad de Essex, Inglaterra) le condujo a un alejamiento progresivo de sus anteriores posiciones hasta dar nacimiento, junto a Chantal Mouffe, a lo que se ha denominado “postmarxismo”1. Uno de los motivos que impulsó el surgimiento del postmarxismo fue la búsqueda de una adaptación de la izquierda a los nuevos movimientos sociales surgidos tras 1968 (feminismo, ecologismo, liberación gay y lesbiana, antimilitarismo, etc.)2. Se trataba de teorizar una estrategia política que rompiera con el viejo esquema marxista de una transformación revolucionaria de la sociedad apoyada en la actividad consciente de la clase obrera.

    La obra Hegemonía y Estrategia Socialista: hacia una radicalización de la democracia de 1985 es, quizás, el trabajo más conocido del postmarxismo. Los planteamientos de Laclau y Mouffe —abstractos, oscuros y poco accesibles para los y las lectoras no familiarizadas con el lenguaje del posmodernismo— encajaban bien en el ambiente intelectual de los años 80. El panorama político europeo y norteamericano giraba hacia la derecha (con Reagan y Tatcher en su cénit) y la clase trabajadora y los sindicatos de occidente se batían en retirada. Como veremos, la crítica de Laclau y Mouffe al marxismo es más bien una crítica a una caricatura de las ideas de Marx y Engels, popularizada primero por los teóricos de la Segunda Internacional y después por el estalinismo. El mismo Laclau, antes de su transición hacia el postmarxismo, estuvo influenciado por esta forma de interpretación de las ideas de Marx y Engels, si bien adaptadas a la compleja situación de la Argentina de los años anteriores al golpe de 1976, donde el peronismo era con diferencia la corriente política dominante3.

    El populismo de izquierdas —que viene a ser la síntesis práctica actual de la teoría Laclau-Mouffe asumida por la dirección de Podemos— tiene, como se explicará a continuación, bases muy cuestionables desde el punto de vista de la construcción de un sujeto político transformador, y consecuencias prácticas que conducen inevitablemente al campo de lo electoral a expensas de las luchas sociales. La apropiación sesgada que estos dos autores han hecho del revolucionario italiano Antonio Gramsci, como se explicará al final del artículo, ofrece algunas de las claves para encontrar una respuesta alternativa y transformadora al populismo de izquierdas.

    Distanciamiento del marxismo

    Las posiciones desarrolladas por Laclau y Mouffe en los años 80 extendían la propuesta de Althusser4 de “autonomización” o independencia de las diferentes estructuras que conforman la realidad social. Para Althusser no existía una “totalidad” sino que percibía la sociedad dividida en diferentes estructuras, entre las que se encontrarían las estructuras económica, política e ideológica. Estas estructuras se desarrollarían de forma independiente y se relacionarían sólo de forma coyuntural5.

    Laclau y Mouffe asumen este planteamiento y llevan al extremo el concepto de “autonomización”: las relaciones sociales no forman parte de un sistema unitario en lo económico y lo político, sino de un campo entrecruzado de antagonismos que pueden o no relacionarse pero que requiere la autonomización de las esferas de lucha: “no hay, por ejemplo, vínculos necesarios entre antisexismo y anticapitalismo […]. Sólo es posible construir esta articulación a partir de luchas separadas, que sólo ejercen sus efectos equivalenciales y sobredeterminantes en ciertas esferas de lo social”6.

    En este esquema, las luchas de los y las trabajadoras (piedra angular de la transformación social en el marxismo) no juegan ningún tipo de papel central. La lucha de clases es un punto más, entre otros, de la articulación de antagonismos. Es más, si las esferas ideológica y económica de la sociedad son autónomas, los conflictos surgidos en ellos son también independientes. Las identidades de grupos sociales surgidas de estas esferas (identidad de género, de raza, de clase, etc.) y sus respectivos conflictos no pueden explicarse desde la existencia objetiva de una fuente primaria de opresión. Queda descartada así la explotación de la clase trabajadora en el sistema capitalista (y las relaciones de producción que conllevan) como elemento configurador del conjunto de las relaciones sociales. Y queda sacralizada la expresión de la lucha a través de identidades sociales independientes, en esferas de acción que sólo encuentran su lugar común en lo cultural, lo ideológico y lo discursivo.

    Para estos autores, el capitalismo moderno ha deshecho las grandes identidades comunes (en especial la de pertenencia a una clase social concreta) y heterogeneizado los conflictos, produciendo multitud de identidades colectivas diferenciadas. Si bien esto es hasta cierto punto cierto, existe una gran diferencia entre entenderlo como un efecto del capitalismo que, bajo las condiciones adecuadas, puede ser revertido, y el considerarlo una característica intrínseca del capitalismo contemporáneo, como consideran los autores del posmodernismo.

    En las obras posteriores de ambos autores y, por ejemplo, en La Razón Populista (penúltimo libro publicado en vida por Laclau), podemos encontrar numerosos ejemplos de la proposición de que la lucha es siempre de naturaleza discursiva, ideológica, y que ésta es la esfera realmente totalizante donde deben desplegarse los esfuerzos de acción política. Para Laclau, Mouffe y los autores y autoras del postmarxismo, “no hay nada fuera del texto” (o del discurso). Éste incluye lo ideológico y lo material: “Hablamos de los discursos como totalidades estructuradas que articulan elementos tanto lingüísticos como no lingüísticos”7. Una de las consecuencias directas de este planteamiento es el papel central que otorga a los intelectuales en la lucha política, algo que encaja como un guante con el núcleo de la dirección de Podemos. Como ha señalado Ellen Meiksins Wood, este planteamiento: “necesariamente adscribe a los intelectuales un rol predominante en el proyecto político, en tanto que descarga en ellos no menos que la tarea de la construcción de ‘agentes sociales’ por medio de la ideología y el discurso”8.

    La separación de las esferas económica e ideológica en el análisis de la sociedad debe ser entendida como una rebelión —ya abierta por Althusser y otros pensadores y pensadoras— contra el mecanicismo marxista generalizado por el estalinismo y sus intelectuales, dominante desde los años 30 en el panorama comunista internacional, y del que parcialmente el mismo Laclau procedía. Laclau y Mouffe centran en Hegemonía y estrategia socialista gran parte de su crítica contra un marxismo caricaturizado, donde existe una relación de determinación cercana a lo absoluto entre la realidad material y la evolución ideológica de la sociedad. Valga como ejemplo la obra de Stalin Acerca del Marxismo en la lingüística. En ella se insiste una y otra vez en que la superestructura ideológica, política y jurídica reflejan meramente los cambios en la base de la sociedad (las relaciones de producción) que a su vez reflejan los cambios en las “fuerzas productivas”. Esto le lleva a concluir que “la esfera de acción de la superestructura es estrecha y limitada”9.

    Laclau, Mouffe y muchos otros autores y autoras10 reaccionan a este planteamiento mecanicista con una independización de la superestructura ideológica, donde encuentran el verdadero campo de acción política, un campo tan amplio que acaba abarcando a la realidad material misma. Sin embargo, las ideas de Marx, Engels o pensadores como Gramsci distaban mucho de este mecanicismo crudo criticado por Laclau y Mouffe. Interpretaban esta relación de forma dialéctica, entendiendo que si bien ambos campos de la realidad no estaban separados y la base material de la sociedad ejerce en algunos momentos de forma determinante, la superestructura ideológica de la sociedad puede adquirir una enorme autonomía. De ahí que la batalla política o ideológica sea también determinante para el marxismo.

    El punto paralizante de la propuesta Laclau-Mouffe es que relega la acción política al campo discursivo, cultural o de construcción de identidades. De esta forma sus planteamientos no ofrecen ningún tipo de proposición coherente acerca de la construcción de sujetos políticos que no sean efímeros o actúen, directa o indirectamente, en el campo de la realidad material.

    El populismo de izquierda

    El esquema de Laclau y Mouffe sirvió durante los años 80 y 90 para respaldar las políticas de identidad, que frente al retroceso de las luchas obreras provocaron una atomización de los diferentes movimientos sociales11. Sin embargo, estos autores fueron decantándose más y más hacia la definición de un proyecto político que hoy día Chantal Mouffe llama “el populismo de izquierdas”. En La Razón Populista, Ernesto Laclau expone cómo las diferentes demandas surgidas de los diferentes campos de la sociedad pueden llegar a converger para dar lugar al nacimiento de un sujeto político (“el pueblo”) con capacidad para poner en marcha una nueva época más democrática. Con la ayuda de conceptos y proposiciones procedentes de la lingüística y el psicoanálisis, el autor traza un modelo de análisis del populismo en clave positiva. El populismo no es una ideología ni una carencia de ideología. Es una lógica política que atraviesa ideologías y propuestas políticas. Veamos cómo funciona.

    Laclau parte de la existencia de demandas democráticas que emanan de diferentes grupos sociales. El primer paso para la construcción de “el pueblo” es la creación de una frontera política que consiga agrupar todas estas demandas (o una parte considerable de ellas) en un campo común, y definir al mismo tiempo un enemigo que se encuentra al otro lado de la frontera política. Es la labor realizada por el concepto de “casta” repetido una y otra vez en el discurso público de Podemos.

    Como se ha dicho anteriormente, el papel del discurso para Laclau y Mouffe no es sólo instrumental (la movilización a través de un mensaje político) sino también constitutivo. Es la lectura correcta de la situación y la elección de un discurso por parte de un liderazgo fuerte y carismático lo que hace posible el reconocimiento de una “cadena equivalencial” entre diferentes demandas y la constitución de un frente político común que partía de demandas dispersas.

    El segundo paso es el proceso hegemónico a través de los significantes vacíos. Para Laclau y Mouffe el proceso hegemónico del conjunto de su teoría dista mucho del elaborado por Gramsci (como veremos al final de este artículo). Consiste fundamentalmente en que una de las demandas democráticas contenida en esa cadena se erige como contenedora de todas las demás. Pero esto sólo puede ocurrir si la demanda que va a convertirse en el signo de todo el movimiento es vehiculada a través de un significante —una palabra o conjunto de ellas— cuyo contenido —significado— está vacío. El concepto de vacío hace referencia a una demanda cuya plenitud nunca puede ser alcanzada y cuyo significado está abierto. Un ejemplo de significante vacío podría ser la demanda de “paz, pan y tierra” de la revolución rusa. Esta demanda, en su particularidad, agrupaba al mismo tiempo todo una carga de exigencias particulares contra el zarismo. Por eso al mismo tiempo constituía un significante con capacidad para hegemonizar el proceso y vehicular muchas otras demandas.

    La construcción del pueblo según Laclau implica la consolidación de este campo político, con otros ingredientes como un liderazgo que simbolice al sujeto político en su conjunto y movilice los anhelos y pasiones del público (“la unificación simbólica de un grupo en torno a una individualidad es inherente a la formación de un pueblo”12).

    Dos aspectos problemáticos de la cuadratura del círculo populista

    En primer lugar Laclau admite que el populismo es, por definición, un ejercicio de unión de multitud de elementos heterogéneos. Da por hecho que la cadena equivalencial de demandas que darán lugar al sujeto político debe agrupar a diferentes clases y sectores sociales. De aquí se deduce que el discurso del populismo debe ser, por definición, ambiguo, destinado a abarcar al mayor número posible de sectores sociales en diverso grado de conflicto con la autoridad.

    El seguimiento de esta noción por parte de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón es evidente. Podemos ha ido diluyendo sus posiciones políticas de izquierdas para hacer más y más habitable la opinión favorable del mayor número de sectores sociales, incluso si sus intereses se encuentran enfrentados. Es difícilmente compatible la unificación del núcleo de gente trabajadora procedente del 15M (que gritaba que nuestra solución es mandar a los banqueros a prisión) con los “empresarios honestos” que el Secretario General de Podemos Madrid, Jesús Montero, nombraba en alusión a la familia Botín13.

    Igualmente resulta incompatible casar aquellas demandas que requerirán de una mayor imposición fiscal y los intereses de las clases medias (pequeños empresarios y profesionales) que no tienen interés en pagar más impuestos. El resultado es que demandas como la renta básica, ya de por sí poco ambiciosa, acaban cayendo del programa para mantener la cohesión de la cadena equivalencial (o de las perspectivas electorales). La elaboración del último programa electoral de Podemos para las elecciones autonómicas y municipales es un esfuerzo más para visualizar esta unión heterogénea e inestable de intereses sociales.

    Una intervención clarificadora en este sentido fue la de Carolina Bescansa hace ya meses, cuando en el proceso de primarias de la Comunidad de Madrid, para desacreditar al sector crítico de Podemos, esgrimió frente a la prensa que “existe un Podemos para protestar y otro para ganar”14.

    Efectivamente, con un sujeto político que contiene intereses sociales no definidos que pueden llegar a ser contradictorios no es posible poner en marcha un frente común con objetivos claros destinado a la movilización y la conquista popular de derechos. Lo que se puede hacer con un sujeto político así es lo que la dirección estatal de Podemos está haciendo: apelar a nuestro voto o a todo lo que sirva para captar más votos, pero nada más. El proceso de desmantelamiento de los círculos como espacios de organización social está también relacionado con las consecuencias colaterales de la estrategia populista. Ésta no puede desarrollarse con espacios vivos y activos de base donde se produce una clarificación política y programática de los intereses de la formación. Lo que cuadra con un espacio político populista es la indefinición, la ambigüedad del discurso y la reducción de los antagonismos de clase en su seno.

    La heterogeneidad e indefinición planteadas por Laclau, si bien parecían indiscutibles en su utilidad en el ámbito electoral, le han jugado una mala pasada: un partido claramente liberal y conservador como Ciudadanos está siendo capaz de usar los mismos mecanismos discursivos para comerle una buena parte del apoyo electoral (el de las clases medias que hasta ahora habían apoyado, de mala gana, a Podemos).

    Siguiendo a Laclau, los elementos en torno a los que está construyendo Ciudadanos su discurso (regeneración democrática, lucha contra la corrupción, fin del despilafarro económico…) representarían significantes que han pasado de ser “vacíos” a “flotantes”. Por decirlo de alguna forma, están en disputa entre “diversos procesos hegemónicos”15. Sea como fuere, la situación con Ciudadanos ha mostrado la debilidad de la teoría del populismo de izquierdas en el campo de la construcción simbólica del discurso (que parecía ser su fuerte), o al menos ha mostrado la incapacidad para reformularse de forma precisa hacia la izquierda y evitar que la derecha haga uso de las herramientas discursivas que el mismo Podemos ha construido en el último año y medio. La construcción del populismo tiene ese riesgo (como Chantal Mouffe ha insinuado más de una vez16): que arma un sujeto político impreciso, espoleado por las emociones, pero que puede oscilar de izquierda a derecha si no se efectúa un cambio cualitativo de conciencia en su interior. Cambio que, por otra parte, no es posible conseguir en el marco limitado y superficial de la movilización electoral.

    En segundo lugar, si la estrategia populista intenta poner en pie un sujeto cuya relevancia debe ser máxima hasta la conquista electoral, ¿qué podría ocurrir después? El populismo de izquierdas no tiene otro objetivo que hacerse con la maquinaria del Estado para dar un giro en las políticas del neoliberalismo, como ha expresado Chantal Mouffe mucho más explícitamente que Laclau en multitud de artículos y entrevistas17. Esta creencia en la posibilidad de “usar” el Estado contra la minoría dirigente (la casta) procede del planteamiento de autonomía de las estructuras de la sociedad, cuya naturaleza no está definida y son sólo un producto “relacional” de la articulación de diferentes elementos.

    Pero, a la luz de la experiencia de Syriza y otras casos históricos de la llegada al poder político de partidos de izquierda18, realmente cabe preguntarse si es suficiente con la conquista del gobierno para poder imponer un nuevo programa de medidas enfrentado al neoliberalismo. La respuesta a esta pregunta queda fuera del objetivo de este artículo. Lo que sí sabemos es que el populismo de izquierdas de Iglesias y Errejón no está especialmente interesado en el escenario interno de Podemos en la post-victoria electoral. No hay ni una sola propuesta definitoria de cómo debe articularse una organización con presencia en el Gobierno y fuera de él. Sin embargo, lo que está ocurriendo en Grecia o experiencias como la de Chile en 1970-1973 muestran que la relación entre la organización política, los movimientos, el gobierno y otros elementos del “Estado profundo”19 puede ser crítica para el avance o no de un proceso de transformación social.

    Gramsci sin Gramsci

    Para Gramsci, la esencia última de la instancia articuladora —o la voluntad colectiva— es siempre lo que él llama una clase fundamental de la sociedad, y la identidad de esta clase no es considerada como el resultado de prácticas articulatorias. Esto es lo que, en Hegemonía y estrategia socialista, hemos denominado el último resabio de esencialismo en Gramsci. Si lo eliminamos, el pueblo como instancia articuladora sólo puede ser el resultado de la sobredeterminación hegemónica de una demanda democrática particular que funciona como significante vacío.20
    La mayor diferencia en la apropiación sesgada de Gramsci que Laclau y Mouffe realizan en su trabajo respecto a la que realizó el eurocomunismo entre el final de los años 50 y 70 es que Laclau y Mouffe son bastante honestos cuando admiten la supresión que realizan del planteamiento de clase en Gramsci. Por decirlo de alguna forma, para poder utilizar a Gramsci necesitan vaciarlo al completo de las aspiraciones socialistas revolucionarias, a las que consagró su vida, su obra y su muerte. No es una apropiación metodológica como la que pudo haber realizado Marx de la dialéctica de Hegel, sino más bien una apropiación de su pensamiento casi al completo para dirigirlo a objetivos diametralmente opuestos a los de Gramsci. Tres son los elementos que Laclau y Mouffe deben desechar o reformular en su esencia para poder utilizar a Gramsci: su concepto de hegemonía socialista, la “guerra de posiciones” y la noción de conciencia contradictoria. Estas tres reinterpretaciones se fundamentan en la negación de la clase trabajadora como agente principal del cambio social y como portadora potencial de una propuesta global para la sustitución del capitalismo por un sistema más justo.

    La hegemonía que plantea Gramsci, como contraposición a la hegemonía ejercida por el sistema capitalista, es la búsqueda de una extensión de la ideología de liberación de la clase trabajadora al conjunto de clases y sectores sociales oprimidos. Sin embargo, para Laclau y Mouffe la hegemonía resulta un ejercicio discursivo de unificación de clases y grupos sociales en sí mismo, sin importar qué intereses son los dominantes en esta alianza. El concepto de significante vacío que agrupa las

    demandas democráticas de diferentes grupos sociales no busca la extensión de una propuesta ideológica de liberación global del sistema capitalista al conjunto de las y los oprimidos, sino meramente la constitución de un sujeto político fuerte con capacidad para impulsar a sus líderes a hacerse con el control del aparato estatal capitalista. Ya hemos hablado de que esto, en la práctica, supone una unificación contradictoria de diferentes intereses de clase que paraliza la acción y las conquistas sociales en pos del apoyo electoral.

    Frente a la alianza de clase por el mero hecho de la alianza, Gramsci desarrolla el concepto —ya utilizado en experiencias revolucionarias anteriores— de frente único. Este consiste en la alianza en la lucha —no en lo electoral— entre los sectores con aspiraciones de transformación profunda de la sociedad —que siempre mantienen su independencia— y sectores más moderados de la clase trabajadora y la clase media. A través del proceso de movilización por demandas comunes, el frente único debe servir para extender la influencia de los sectores combativos minoritarios a los más moderados y agrandar así la base social de la movilización por una transformación profunda de la sociedad.

    Gramsci era muy consciente de que la solidez ideológica del capitalismo —la hegemonía— en occidente era muy superior a la de otros países con sistemas capitalistas menos desarrollados (como la Rusia de 1917). Por eso plantea que la toma del poder por parte de la clase trabajadora debe seguir un itinerario mucho más complejo y enrevesado que en los países capitalistas atrasados. Procedente del campo militar, extrapola el concepto de guerra de posiciones a la política. Este viene a explicar que, en lugar de realizar un asalto directo al poder del Estado para destruirlo (“guerra de maniobra”, como había pasado en el proceso revolucionario ruso y se había intentado en Alemania a partir de 1918), era necesario ir ganando batallas en el ámbito político, cultural y económico, que erosionaran la hegemonía ideológica del sistema capitalista y levantaran una contra-hegemonía de carácter socialista. La construcción de frentes únicos tenía este propósito, pero siempre con el objetivo de crear una coyuntura favorable para la toma revolucionaria del poder21. Laclau y Mouffe simplemente descartan la posibilidad de la guerra de maniobra. Liberan la guerra de posiciones de su objetivo de toma del poder real, y pretenden, una vez alcanzado el poder político —el gobierno— seguir haciendo una guerra de posiciones desde el Estado para abrir perspectivas democratizadoras (en sentido liberal, no socialista). Pero este proyecto no tenía nada que ver con el de Gramsci.

    El último concepto, que no es reinterpretado por Laclau y Mouffe sino simplemente negado, es el de conciencia contradictoria. La separación de la esfera económica e ideológica de la sociedad conduce inevitablemente a esta negación. Para Gramsci el sistema capitalista, fundamentado en la extracción de plusvalía de la clase trabajadora por parte de la clase dirigente, sólo podía funcionar creando una conciencia “falsa” entre la misma clase trabajadora. Esta conciencia permite que la gente asuma un régimen injusto de explotación como normal o invencible.

    La creación de una falsa conciencia está directamente relacionado con el concepto de hegemonía del sistema capitalista. Para desarticular esta falsa conciencia es necesario contraponer la realidad material a la ideología dominante. Y este proceso de contraposición sólo puede asegurarse a través de la lucha en diferentes ámbitos y el aprendizaje colectivo de sus resultados. Poniendo el énfasis en la importancia de la lucha política para debilitar la hegemonía ideológica del capitalismo, Gramsci consideraba sin embargo que la lucha en el punto de producción —en los centros de trabajo— era un lugar privilegiado para “destapar” la realidad del régimen de explotación capitalista, pues en él se producen constantemente conflictos que contraponen lo que dicta la ideología oficial y la realidad. Esta visión fue desarrollada por su experiencia participativa y de liderazgo en la ocupación de fábricas en Turín en 1920.

    Además partía del hecho de que era la clase trabajadora, con su trabajo día a día, la que permitía el funcionamiento del orden capitalista y el florecimiento de todo su aparato de generación de consensos ideológicos. Por eso sólo la clase trabajadora podía usar su posición privilegiada en el orden capitalista para construir un sistema diferente. Pero esto requería del “descubrimiento“ de este horizonte por parte de los mismos trabajadores y trabajadoras: sin las luchas no había victorias; sin ellas no había reconocimiento de su poder colectivo; y sin el reconocimiento de este poder colectivo no podía existir una propuesta para organizar la sociedad de un modo distinto al capitalista. Esto significa romper con la falsa conciencia y adquirir una propia que reconozca su verdadero lugar y poder dentro del sistema.

    Laclau y Mouffe asumen que el capitalismo contemporáneo ha conseguido diversificar la situación de la gente trabajadora hasta tal extremo que es imposible generar una conciencia colectiva global de sí misma. En realidad, esta premisa parte de la imbatibilidad del sistema capitalista y por eso resulta tan asumible por todas aquellas personas que coinciden en el objetivo de la transformación del sistema desde dentro, en lugar de su sustitución global por otro diferente. Es especialmente adecuada para las personas que tienen una esperanza en transformar la realidad a través de los procesos electorales y la conquista de posiciones institucionales.

    Pero Laclau y Mouffe no ofrecen ningún mecanismo efectivo para la transformación de la conciencia colectiva. Sí lo ofrecen para la identificación simbólica de grupos sociales que convergen en un asalto electoral. La tradición marxista originaria plantea la lucha a diferentes niveles como herramienta para la ruptura con la ideología dominante y la adquisición de conciencia, proceso que hemos visto en numerosas ocasiones, desde el impacto de las movilizaciones del 15M a las revoluciones del siglo XX y XXI. Por eso resulta imprescindible recuperar al Gramsci original hoy día frente al Gramsci del postmarxismo: para contraponer una alternativa revolucionaria a un proyecto, el del reformismo de izquierdas, que ya ha fallado demasiadas veces a lo largo de la historia.

    http://lahiedra.info/la-influencia-de-laclau/

    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4772
    Reputación : 5467
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por sorge el Mar Mayo 31, 2016 8:02 pm

    Miguel Sanz se columpia cuando habla del
    núcleo de gente trabajadora procedente del 15M
    negar que el 15-M era precisamente la unidad de multitud de elementos heteregoneos es hacerse trampas al solitario, teniendo en cuenta que la propuesta programatica de Podemos respecto a los bancos es calcada de lo que originariamente revindico la asamblea sol:
    Medidas plurales con respecto a la banca y los mercados financieros en cumplimiento del artículo 128 de la Constitución, que determina que “toda la riqueza del país en sus diferentes formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”. Reducción del poder del FMI y del BCE. Nacionalización inmediata de todas aquellas entidades bancarias que hayan tenido que ser rescatadas por el Estado. Endurecimiento de los controles sobre entidades y operaciones financieras para evitar posibles abusos en cualquiera de sus formas.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_15-M
    No me quedo ni con el populismo izquerdista ni con el gramcismo movimientista de Miguel , me queda con el gramscismo leninista,pero que se debe aprovechar las contradicciones que genera el populismo con la oligarquia como via para trabajar con las masas que le siguen, como vemos estan desarrollando partidos comunistas en america latina.Otra forma es quedarte en el ostracismo indefinido.
    Según Gramsci, para la conformación de un nuevo bloque histórico serían condiciones necesarias dos cuestiones elementales, la primera de ellas sería la irrupción de una crisis orgánica en el bloque histórico; y la segunda condición, la creación de un sistema hegemónico que agrupe a las clases subalternas. De esta manera, estarían dadas las condiciones fundamentales para que el bloque histórico pueda fracturarse y terminar con la llegada de uno nuevo, así como sólo puede servir como una forma de dañar momentáneamente al mismo.

    Aquí es donde entran en juego las crisis orgánicas. Éstas son la manifestación por excelencia de la fragilidad en la que pueden encontrarse las clases dominantes. Las crisis orgánicas pueden ser suscitadas por las clases subalternas (organizadas o no); o por el fracaso político de la clase dirigente. Si la crisis es “espontánea” y las clases subalternas no están organizadas, la clase dominante retomará el poder, y es en base a esto por una de las principales cuestiones por las que Gramsci cargará las tintas en la conformación de un partido (comunista) fuerte y organizado.
    http://www.pcr.org.ar/nota/aportes-de-antonio-gramsci-la-teor%C3%AD-marxista

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por Argala82 el Miér Jun 01, 2016 1:28 pm

    Con lo que dices no demuestras que lo que dice Miguel es mentira

    La influencia del populismo de izquierdas de Laclau y Mouffe en el núcleo impulsor de Podemos resulta evidente. En este artículo desgranamos los elementos que configuran este pensamiento y lo contrastamos precisamente con el del revolucionario italiano que los inspiró, Antonio Gramsci.

    La propuesta política de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe es claramente el principal asidero teórico del núcleo fundador de Podemos: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero y Carolina Bescansa. Parece ser que con diferentes matices, todos ellos se mueven en un acuerdo de orientación práctica con referencia en la teoría Laclau-Mouffe.

    Si eso es en lo que se basan el núcleo de Podemos, poco importa lo que piense alguno de sus miembros, igual hay incluso algunos marxistas, hablamos de populismo, yo no diría como Miguel, que es de izquierda, sino populismo a secas, "ni izquierdas ni derechas" como dijo Pablo.

    Y el "gramscismo" del que hablan no es mas que su interpretación de Gramsci, a su manera, y no son los únicos (eurocomunismo,...). El gramscismo leninista se podría decir si se tuviese movilizaciones y presión en la calle, como uniendo todas las que están en contra de los recortes con la derogación de la loegsc y romper con el tscg, como explica AD en el articulo, sino se va a desmantelar el gasto social del estado y todos los programas y propuestas algo progresistas serán inviables. Cuando apareció el partido ya había un retroceso pero ahora se han "vaciado" las calles para rellenar algunas urnas y así no hay presión a la oligarquía para que mueva un dedo, un ejemplo distinto son las movilizaciones en Francia y Bélgica contra la reforma laboral.

    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4772
    Reputación : 5467
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por sorge el Miér Jun 01, 2016 6:34 pm

    Yo no he dicho que mienta sobre Podemos, del cual formo parte de una candidatura a consejo autonomico por cierto.
    Donde no dice la verdad es sobre el 15-M, no solo ya porque utiliza una consigna como analisis global del movimiento que no se corresponde con sus planteamientos de base, no solo porque su organización en lucha no lideraba del movimiento, sino porque oculta que cuando el movimiento se disperso por asamblea de distritos termino diviendo al 15-M,ni tan siquiera tenian una estrategia unitaria para luchar contra el paro.
    Las marchas de la dignidad tenian el fin de desgastar al PP, se señalaba que habia que crear una frente politico que representaba a esas masas a nivel electoral,pero nadie de la vanguardia tomaba la iniciativa, hasta que aparecio PODEMOS.

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por Argala82 el Jue Jun 02, 2016 9:42 am

    Me parece bien que se quiera representar a esas personas y sus demandas, por la razón que sea, pero cuando les vais a decir que todos los programas, medidas, demandas, no se pueden hacer por leyes como la LOEGSC o tratados como el TSCG? Y que conoce todos los partidos incluido Podemos y IU.

    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4772
    Reputación : 5467
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por sorge el Jue Jun 02, 2016 6:15 pm

    Ha quedado claro que en el programa electoral se plantea cambios importantes de esa normativa,no hay que olvidar para cambios o derogación de las leyes organicas se necesita tener mayoria absoluta del congreso,ahora si tiene una alternativa concreta.mas alla de repetir las verdades puras, pues digala.

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15298
    Reputación : 19730
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por SS-18 el Jue Jun 02, 2016 7:41 pm

    Argala escribió:
    Si eso es en lo que se basan el núcleo de Podemos, poco importa lo que piense alguno de sus miembros, igual hay incluso algunos marxistas, hablamos de populismo, yo no diría como Miguel, que es de izquierda, sino populismo a secas, "ni izquierdas ni derechas" como dijo Pablo.

    Nuevamente seguimos en los niveles que no son capaces de posicionar una fuerza de la materia de forma objetiva independientemente de lo que declaren que son o no son sus voceros politicos en las elecciones.

    El usuario Argala, junto al resto de ciertos sectores que se consideran "Marxistas", no son capaces de posicionar a PODEMOS respecto a la Materia en la relación "izquierda o derecha" segun ellos, porque PODEMOS no se posicion a si mismos en sus discursos electorales. De la misma forma seguramente no son capaces de posicionar en la izquierda o derecha a la Falange, a Ciudadanos, al Nacional Sindicalismo, al Nacional Socialismo, o al Nacional Catolicismo. Supongo que esperaran una declaracion firmada de alguno de los voceros politicos de cualquier fuerza politica para lograr posicionarla respecto a la izquierda derecha economica politica. ¿ No era la exigencia de cietos "comunistas" de IU para que PODEMOS aclarara que son ? Es que claro, si no lo aclaran, parece ser que estos "comunistas" no son capaces de entender el como y porque una fuerza es de Derechas o de Izquiedas independientemente de lo que diga que es, se considere o pretenda ser.

    Vaya nivel maribel. Seguimos en los mismos bucles de hace dos años en los mismas concepciones sin que sean capaces de salir del lodazal ideologico.

    El Populismo no es ninguna categoría politica si no un rasgo de unas formas politicas y el populismo lo usan absolutamente todos en la politica , incluido Fidel Castro. Por lo tanto, populista puede ser los comunistas, los socialdemocratas, las fuerzas de izquierda y las fuerzas de derecha.<

    El discurso de trasversalidad , la retorica politica de masas usado habilmente por PODEMOS no es mas que la necesaria concepción de una linea politica para que la izquierda salga de su marginalidad y sus luchas marginales para darle un valor de uso politico real en representacion de los niveles politicos y de clase de las masas , de las mayorias sociales.

    El discurso de las fuerzas progresistas deben de pretender alinear a las mayorias sociales, no a individuos que se supone deberian de ser la puletera vanguardia y sin embargo exigen discursos de niveles de masas para estar a gusto o no en sus analisis.

    Lo que si que es una definición de orden marxista sobre las fuerzas politicas de izquierda y derecha es la definición del folclorismo de izquierda dentro del marxismo.

    Para el usuario Argala existe una nueva clase social que no pertenece ni a la fuerza de la corriente historica que representa la izquierda, ni a la derecha si no una nueva que esta detras de una tal fuerza nueva llamada Populista... ¿ nos puede explicar que tipo de fuerza de la materia, que clase social representa esta nueva definición de las politicas de la materia ?

    Si esto no es patear y pisotear el Marxismo, no se yo exactamente que es.

    Una fuerza de la materia se posicioan respecto a ésta de forma objetiva, ante una realidad y un contexto, y esta realidad es independiente a lo que quiera ser,  a lo que pretenda ser, a lo que diga que es , a las banderas que use o a las ideologías que diga que pertenece.

    Los comunistas deben de aprender a representar todas las fuerzas progresistas que sean capaces de influenciar y trasformar un contexto para usarlos de vehiculo civilizador para llegar a niveles mas avanzados para cada vez, desarrollarse y desarrollar mas la materia.


    PODEMOS ha demostrado ser el único vehiculo de influencia para la izquierda mas eficaz , mas desarrollado y mas avanzado para implicar a las masas y crear puentes de implicacion y comunicación, por lo tanto, diga lo que diga que es, defienda lo que defienda, estas fuerzas tienen un valor objetivo sobre la materia que es esta medición la que nos interesa a los comunistas y la que nos sirve en los analisis.


    Si el Gobierno de NuevaRusia, es gran Ruso, imperial ruso, defiende lso simbolos conservadores y derechistas de Rusia , es tradicionalista ruso , reinvindica los heroes imperial zaristas antibolcheviques de la Revolución , y sus milicias han estado motivadas por el voluntariado de organizaciones derechistas y ultranacionalistas rusas ¿ Que tipo de fluctuación de la materia representa ante su contexto enfrentando a la ofensiva neoliberal armada con el gobierno nazi de la junta de Kiev ? ¿ El gobierno de resistencia de NuevaRusia representa la derecha o izquierda ante su contexto ?

    Saludos.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7474
    Reputación : 7884
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por PequeñoBurgués el Jue Jun 02, 2016 8:33 pm



    Si el Gobierno de NuevaRusia, es gran Ruso, imperial ruso, defiende lso simbolos conservadores y derechistas de Rusia , es tradicionalista ruso , reinvindica los heroes imperial zaristas antibolcheviques de la Revolución , y sus milicias han estado motivadas por el voluntariado de organizaciones derechistas y ultranacionalistas rusas ¿ Que tipo de fluctuación de la materia representa ante su contexto enfrentando a la ofensiva neoliberal armada con el gobierno nazi de la junta de Kiev ? ¿ El gobierno de resistencia de NuevaRusia representa la derecha o izquierda ante su contexto ?

    Esto es fundamental.

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por Argala82 el Vie Jun 03, 2016 9:28 am

    sorge escribió:Ha quedado claro que en el programa electoral se plantea cambios importantes de esa normativa,no hay que olvidar para cambios o derogación de las leyes organicas se necesita tener mayoria absoluta del congreso,ahora si tiene una alternativa concreta.mas alla de repetir las verdades puras, pues digala.

    Ese es el problema: que no bastan los cambios o refor!mas, "radicales" o "moderados" sino su derogación y no tramposa como fugazmente amago Podemos, derogarla para a continuación sacar otra muy similar o que se ajuste mas al tratado TSCG, sobre todo el tema del plazo, aunque no se pueda cumplir en ninguno de los casos. La alternativa concreta ya esta dicha: derogación de la LOEPSF, ruptura con el TSCG (y eso si provocaría la solidaridad de los trabajadores europeos) y unir todas las movilizaciones contra los recortes pidiendo esto. Para derogarla se necesita el 51% de los diputados en el Congreso y mucho mas complicado e inútil es pretender derogar el arte. 135 que al fin y al cabo, te metes con la sacrosanta constitución.

    La LOEPSF nos IMPONE:

    1.- Plazo hasta el 1 de enero de 2020 para bajar a cero el déficit estructural (todo menos el atribuido a las prestaciones por desempleo a causa de la crisis, no del paro estructural que es muy elevado). El TSCG habría permitido poco más, un déficit estructural del 0,5% [Esto lo incumple el plan económico de Podemos, como he demostrado en mis análisis, y por tanto la LOEPSF impediría su ejecución]. Sobre el déficit estructural, es muy importante que conozcáis la Nota 1 y comentario en mi artículo “PODEMOS sabe pero, cómplice, calla. La prueba del video” (22-4-2016), enlace al final.

    2.- Plazo hasta el 1-1-2020 para bajar la deuda pública al 60% del PIB desde el actual superado 100%; cuando el tratado TSCG de la UE habría permitido hasta 2033-40 (en principio, reducir el exceso en una veinteava parte anual desde 2013). Este plazo de 1-1-2020 no lo fija el artículo 135 [Por supuesto también lo incumple el plan de Podemos, porque es imposible].

    3.- “Regla” de la obligación de disminuir la ratio deuda pública /PIB en un 2% anual si el PIB real anual aumenta un 2% anual o el empleo lo hace en un 2% neto anual. Esto tampoco lo fija el 135 [También lo incumple el plan de Podemos].

    4.- “Regla de gasto” que pone tal limite al mismo que deberá de hecho reducirse más incluso de lo que sería exigible con la obligación del déficit cero. Su sentido es obtener superávits para destinarlos al pago neto de la deuda. Es a partir de ahora cuando de verdad nos hará sentir el filo de sus tijeras de podar. Esto tampoco lo estable el artículo 135. Leed sin falta mi artículo “Izquierda Unida y PODEMOS. Ahora fingís que no existe, pero la AIReF insiste” (5-12-2015), y la crítica a su “reforma” en el programa de gobierno del PSOE (posterior al electoral del 20-D y previo y diferente al acuerdo con C´s), en el artículo “Frenazo económico: nuestra respuesta y las de PODEMOS y PSOE” (23-2-2016), enlace al final [el plan de Podemos ni siquiera se pregunta si incumple esto].

    5.- Eliminado el déficit estructural y todo el déficit observado, gracias a todo lo anterior, conseguir superávits y destinarlos a la reducción neta (o sea, de la masa, no solo % con respecto al PIB) de la deuda, es decir, mediante su pago puro y duro, no “refinanciación” de la deuda pagando deuda vieja vencida con emisión de nueva deuda (pagar préstamos pidiendo prestado). Esto tampoco lo fija el 135 [El plan de Podemos “no tiene” todavía este problema porque no consigue superávit, sino un déficit superior al del plan de estabilidad del gobierno del PP]

    6.- Para el cumplimiento de todo lo anterior, control de las administraciones públicas y régimen de sanciones que pueden llegar a la intervención de una Comunidad Autónoma y a la disolución de un Ayuntamiento. En esos términos concretos tampoco lo establece el 135 [En este problema podría incurrirse con el plan de Podemos]

    Podéis consultar la ley aquí http://noticias.juridicas.com/base_datos/Fiscal/lo2-2012.html

    Y el mismo padre de Iñigo Errejon ha hablado del tema, Podemos sabe todo esto perfectamente y hablar de cambios o reformas, es querer tomarnos el pelo, pero así es la política aquí, palos y prepotencia con el débil y un servilismo que da nauseas con el fuerte. No van a hacer nada, y esta legislatura, gane quien gane, va a ser la peor para los trabajadores desde la muerte del genocida, y ya nos podremos despedir no ya del "estado de bienestar" sino del gasto social del estado. Y no estamos hablando de poner la bandera roja ni socializar los medios de producción sino de tener un margen para poder aplicar un programa "progresista".

    nos puede explicar que tipo de fuerza de la materia, que clase social representa esta nueva definición de las politicas de la materia ?

    A la clase media, pequeña burguesía, algunos intelectuales, jóvenes sin conciencia de clase pero "indignados"...

    Y tendrías que explicar de donde vas a sacar los recursos para llevar a cabo una política de izquierda. O va a ser como Grecía, donde se aplica la política del bipartidismo, con un bipartidismo hundido electoralmente? A quien le va a hechar la culpa? A los folklóricos, a la troika, o como prefiere decir el PPSOE, a la herencia?

    Contenido patrocinado

    Re: INFILTRADOS: DESENMASCARANDO A LA IZQUIERDA GLOBALISTA

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:43 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 3:43 pm