¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Comparte

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Lun Sep 28, 2015 2:46 pm

    Panycirco escribió:Vaya parece que todo lo despachamos con misandria y feminazismo (utilizando los mismos términos que la ultraderecha).

    El texto que me dices que está refutado, no dice por ningún lado que no exista el patriarcado.

    La noticia que enlazas del país está basada en suposiciones y opiniones, también argumenta que una denuncia de malos tratos no tiene porque acelerar el proceso.

    Que los varones maltratados estén desprotegidos no es excusa para desproteger a las mujeres, lo que hay que hacer es desarrollar métodos de prevención y lucha contra la violencia doméstica.
    Vaya, estabamos tardando en tirar de descalificaciones ad hominem. El término misandria no sé que tiene que ver con la ultraderecha, existe la misandria como existe la misoginia y la misantropía, y en este hilo nadie ha utilizado el término feminazismo.

    Ahora colgaré un artículo sobre lo que es el patriarcado.

    Solo digo que esas denuncias no eran casos aislados, y que tenñian un motivo. Y claro, no todos los casos finalizarán igual.

    Si yo lo único que pido es igualdad ante la ley, ¿es mucho pedir?


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Lun Sep 28, 2015 2:52 pm

    https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/05/21/razones-para-abandonar-los-terminos-patriarcado-y-machismo-con-10-ejemplos/
    Razones para abandonar los términos “patriarcado” y “machismo” (con 10 ejemplos)

    Publicado el mayo 21, 2015 por Carlos Rodríguez

    Actualización 08/29/15. Como mucha gente ha criticado el artículo sin leer hasta el final, he decidido cambiar de lugar lo dicho allí y ponerlo al principio. Veamos:

    En esta entrada he rechazado utilizar la palabra “patriarcado” para definir un sistema de valores de que oprime a las mujeres en beneficio de los hombres. Sin embargo, sí considero adecuado el término para definir el papel desempeñado por ciertos líderes religiosos, o para referirse a un sistema de organización familiar centrado en el padre que es apoyado por la ley,

    Del mismo modo, “machismo” considero que puede ser utilizado para hablar de actitudes de superioridad o desprecio hacia la mujer, pero no lo considero acertado para describir sistemas de valores que también discriminan al hombre y son apoyados por ambos sexos, pues deposita toda la culpa en el varón e invisibiliza el papel de la mujer en su construcción. Papel que examinaremos en el artículo con algunos ejemplos.

    Y ahora sí, comienza el artículo.

    Uno de los comentarios más frecuentes que he recibido en el artículo “La discriminación masculina en 31 memes“, ha sido que el sufrimiento del varón se debe al patriarcado y al machismo, o a los valores machistas y patriarcales. En esta entrada explicaré por qué no considero apropiado utilizar dicha terminología, y por qué conceptos como “sistema de género” o “sexismo” son más correctos, además de conciliadores.

    El argumento principal que voy a sustentar con fuentes y ejemplos es que tanto hombres como mujeres comparten los mismos valores a un nivel prácticamente idéntico y además la mujer juega un papel crucial en la transmisión de dichos valores a los hijos. Después abordaremos el tema del poder masculino, como ya lo hice en el apartado de “Contraargumentos” de la entrada anterior. Utilizar términos como machismo o patriarcado depositan toda la responsabilidad en el varón (o al menos, la mayor parte), y teniendo en cuenta los datos y ejemplos que voy a presentar, veremos que es a todas luces injusto.

    Sin más dilación procedo a justificar por qué los valores de hombres y mujeres no son tan diferentes como para justificar los términos “patriarcado” o “machismo”.

    EJEMPLO 1: INDIA

    En esta tabla, extraída de un artículo de BBC sobre violencia doméstica en India, podemos ver los resultados de una encuesta donde se preguntó a hombres y mujeres del país si la violencia contra la mujer era justificable en determinados escenarios. Las mujeres superaron a los varones en respuestas afirmativas en todas las categorías.



    EJEMPLO 2. ESPAÑA

    Estas tablas provienen del estudio Percepción de la violencia de género por la adolescencia y la juventud (p. 49). En ella se preguntó a chicos y chicas sobre los comportamientos adecuados o no en las relaciones de pareja, y como podrán ver, los resultados fueron prácticamente idénticos.



    EJEMPLO 3. ESTADOS UNIDOS

    Aquí les muestro una encuesta de Gallup de 2011 sobre el aborto en Estados Unidos. Una vez más, comprobarán que los resultados son casi idénticos. Si bien las mujeres superan en cinco puntos a los hombres en la categoría “legal en cualquier circunstancia”, también los superan con la misma cantidad de puntos en la categoría “ilegal en cualquier circunstancia”.



    EJEMPLO 4. OTRAS REGIONES

    Estos gráficos pertenecen al estudio de Unicef Hidden in Plain Sight (p. 151). Muestran nuevamente que las mujeres justifican la violencia hacia la mujer en mayor proporción que los hombres en la mayor parte del mundo.





    Esto no significa, obviamente, que la violencia en la pareja excluya al varón, como podemos ver en este otro gráfico del mismo documento (p. 144), donde de hecho los chicos documentan más incidentes de violencia a manos de sus parejas. Lo que ocurre es que rara vez se pregunta específicamente sobre lo justificable o no de ejercer la violencia contra el varón.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Lun Sep 28, 2015 2:56 pm

    2º parte:
    https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/05/21/razones-para-abandonar-los-terminos-patriarcado-y-machismo-con-10-ejemplos/



    EJEMPLO 5. EL LUGAR DE LOS HOMBRES EN LA GUERRA

    Fotografía: Manifestación de adhesión al pueblo madrileño, formada por mujeres valencianas, el 1 de noviembre de 1936. ARCHIVO ABC



    Aquí podemos ver que no sólo los hombres consideraban que la guerra era su lugar, sino que las mujeres también apoyaban esta idea.

    Como imagino que una sola fotografía no se va a considerar prueba suficiente, recomiendo leer el artículo “La incitadora: el papel de la mujer en la guerra y las deudas de sangre”, donde presento múltiples ejemplos sustentados con fuentes externas, además de estudios que muestran la preferencia femenina por el varón guerrero y otros artículos de interés.

    EJEMPLO 6. MUJER Y RELIGIÓN

    En su obra El sometimiento de la mujer John Stuart Mill señaló:

    Las mujeres concurrieron poderosamente a difundir entre los conquistadores bárbaros la religión cristiana, religión mucho más favorable a la mujer que todas cuantas la habían precedido. Puede decirse que las mujeres de Edelberto y de Clodoveo fueron las iniciadoras de la conversión de los anglo-sajones y de los francos.

    Si realmente el cristianismo era mejor que otras religiones para la mujer es un tema que no pertenece a esta discusión. Mi objetivo es señalar la contribución femenina en este sentido. También hubo episodios históricos donde las mujeres defendieron activamente la religión cristiana, como en el caso de la Guerra de los Cristeros (también tratada en esta página). Actualmente en Estados Unidos un 27% de los hombres se considera sin afiliación religiosa, frente a un 19% de las mujeres.

    Vaya por delante que soy ateo, y es imposible determinar si este episodio de la Biblia ocurrió o no, pero desde luego muestra la percepción masculina del poder femenino y su influencia en la crianza de los hijos. En Nehemías 13:23-27 podemos leer:

    23 Vi también en aquellos días a judíos que se habían casado con mujeres asdoditas, amonitas y moabitas. 24 De sus hijos, la mitad hablaban la lengua de Asdod, y ninguno de ellos podía hablar la lengua de Judá, sino la lengua de su propio pueblo. 25 Y contendí con ellos y los maldije, herí a algunos de ellos y les arranqué el cabello, y les hice jurar por Dios, diciendo: No daréis vuestras hijas a sus hijos; tampoco tomaréis de sus hijas para vuestros hijos ni para vosotros mismos. 26 ¿No pecó por esto Salomón, rey de Israel? Sin embargo, entre tantas naciones no hubo rey como él, y era amado por su Dios, y Dios le había hecho rey sobre todo Israel; pero aún a él le hicieron pecar las mujeres extranjeras.


    Resumiendo, en tiempos de Nehemías parece que había judíos casados con mujeres extranjeras. Imagino que serían más de unos pocos, o el problema no habría sido recogido en la Biblia. Resulta interesante comprobar, sin embargo, que pese a la posición del padre como cabeza de familia en la tradición judía (y la autoridad que conlleva), sus esposas extranjeras tuvieron tal influencia que impusieran su lengua y su cultura a los hijos. El papel de la mujer en la transmisión de valores a la siguiente generación es de una indudable importancia.

    EJEMPLO 8. HOMBRES Y SUFRAGIO FEMENINO

    En esta foto de 1911 podemos ver a hombres desfilando en las calles de Nueva York para pedir el sufragio femenino.



    La Liga Nacional de Hombres por el Sufragio Femenino tuvo hasta 20.000 miembros, aunque desde luego hubo muchos más partidarios fuera de ella. Cito del artículo perteneciente al Museo Nacional de Historia de la Mujer:

    Entre la década de 1910 y 1920, los legisladores varones acordaron medidas para implementar el sufragio femenino en los Estados. Millones de votantes varones votaron para aprobar dichas medidas. Los sindicalistas en particular, eran con frecuencia partidarios del sufragio femenino.

    Al mismo tiempo, la Asociación Nacional contra el Sufragio Femenino, contaba con unas 41.000 mujeres opuestas al voto femenino (p. 3), y se cree que pudo llegar hasta las 600.000, aunque esta última cifra parece un tanto exagerada.

    EJEMPLO 9. VOTANTES DEL PARTIDO NAZI

    Helen L. Boak en su artículo “Our Last Hope: Women’s Votes for Hitler” (Nuestra última esperanza: los votos de las mujeres para Hitler), publicado por la revista German Studies Review, explora el voto femenino a este partido. Sus investigaciones prueban que hubo más mujeres que dieron su voto a este grupo que hombres. Esto no era muy difícil puesto que había más mujeres que hombres en Alemania, pero cuando se observan los votos en proporción a la población, encontramos que el porcentaje de hombres y mujeres que votaron al partido nazi era muy similar (p. 296-297), con una ligera superioridad femenina.

    Helen L. Boak explica la razón (el subrayado es mío):

    Hemos visto que el partido nazi había ganado proporcionalmente más apoyo entre las mujeres que entre los hombres desde 1928 en adelante, no por un esfuerzo concertado de su parte ni por el carisma de su líder, ni [tampoco] por un elemento particular de su propaganda. Las mujeres escogieron votar al partido nazi por las mismas razones que los hombres escogieron votar por el [mismo] partido: por propio interés, por la creencia de que el partido era el que mejor representaba su idea de cómo debería ser la sociedad alemana, incluso cuando podían no estar de acuerdo con el partido en temas particulares (p. 303).

    Para bien o para mal (en este caso, para mal), hombres y mujeres no eran tan diferentes.

    EJEMPLO 10. LOS ASESINATOS DE HONOR Y EL HOMBRE COMO EJECUTOR

    Cuando hablamos de que el hombre es casi siempre el agresor, tendemos a perder de vista cómo muchas veces el hombre ejerce la violencia no necesariamente por iniciativa propia, sino como ejecutor de una orden o un código moral aprobado por la comunidad. Tenemos un ejemplo en la historia de los hombres keniatas circuncidados a la fuerza. Sus esposas exigieron que fueran cortados y los hombres de la comunidad ejecutaron esa atrocidad.

    También dediqué un artículo a la instrumentalización de la violencia masculina por parte de la mujer en la Historia (tengo dos más pendientes), incluyendo la guerra. Sin ir más lejos, en el genocidio ruandés Pauline Nyiramasuhuko ordenó la violación de mujeres y niñas. Los hombres ejecutaron, pero la orden fue de una mujer.

    Con esto no quiero que se me malinterprete: no estoy diciendo que toda violencia masculina tenga que ver con las mujeres. No faltan hombres que cometen actos violentos sin que nadie les apremie. Lo que intento decir aquí es que no perdamos de vista que el hombre muchas veces es el ejecutor, pero no iniciador de la violencia, porque ése ha sido su papel a lo largo de la Historia debido a su mayor fortaleza y al no experimentar el embarazo o la lactancia (físicamente hablando).

    Pasando a un ejemplo más reciente, en India dos madres musulmanas se ayudaron entre sí para matar a sus respectivas hijas por haberse relacionado románticamente con hindúes (una tercera mujer les ayudó). Tras la condena dijeron:

    Las matamos porque trajeron vergüenza a la familia. ¿Cómo podían haberse involucrado con Hindúes? Merecían morir. No sentimos remordimiento.

    Si ellas salieron en las noticias por asesinar a sus hijas, es porque eran viudas y aparentemente sin hijos varones. De lo contrario, es más que probable que el marido o el hijo hubiera cometido el crimen, porque ése es “su papel”. Como no había un varón a mano, sin embargo, estas mujeres se involucraron personalmente como guardianas de la moral para restaurar el “honor” familiar.

    Desde luego los musulmanes no son los únicos: en otra noticia encontramos a una chica hindú que murió asesinada por su madre y su abuela por “deshonrar” a la familia involucrándose con un hombre de otra casta.

    En las enemistades femeninas también hubo mujeres que propagaron rumores de índole sexual sobre otras para que los hombres “hicieran algo”, como también ocurrió con la caza de brujas, sobre la que hablé en el pasado.

    Los varones, por su parte, experimentan la contrapartida de los asesinatos de honor en las deudas de sangre, tema del que pueden informarse más siguiendo el hipervínculo.

    Concluyendo, pensar que las mujeres desaprobaban al brazo ejecutor de la opresión masculina (y femenina) más que los hombres es una afirmación basada en la creencia de que las mujeres son naturalmente más bondadosas y justas que los hombres, algo que muchos no se atreven a decir abiertamente porque sería sexista, pero de lo que parecen estar convencidos de forma consciente o inconsciente.

    SOBRE EL PODER MASCULINO

    En este punto alguien argüirá que el hombre tiene más responsabilidad por haber estado en el poder con más frecuencia, pero no contamos con ejemplos históricos de que las mujeres reinantes o gobernantes hayan hecho las cosas de forma diferente. Al fin y al cabo se trata de los valores, no del sexo, y en lo primero se diferenciaban poco. De todas formas vuelvo a repetir del artículo anterior un punto que me parece fundamental en cuanto al poder masculino:

    Recordemos que en 2004 un presidente tan beligerante como George Bush fue reelegido con un electorado mayoritariamente femenino. El poder del ciudadano de a pie para influir en la política de un país suele ser el mismo que el de la mujer: votar. En la mayoría de los países las mujeres superan la mitad de la población, y por ende tienden a ser mayoría en el electorado. Si hablamos ya de dictaduras, el hombre (o mujer) de a pie tiene incluso menos posibilidades de influir en la política.

    En resumen: el hombre corriente no tiene más poder para cambiar la política de un país que la mujer corriente, y es injusto acusarlo de lo contrario.

    CONCLUSIONES

    Como pueden comprobar, mi rechazo por los términos “machismo” y “patriarcado” se encuentra justificada. Puede que no estén de acuerdo, pero espero que al menos comprendan que no se trata de una opinión que he tomado a la ligera. Por supuesto hay otros argumentos que también se podrían presentar, como por ejemplo el hecho de que la palabra “patriarcado” significa “el gobierno de los padres”, y en la mayoría de los países industrializados los hombres pierden rutinariamente la custodia de los hijos, además de que la figura del padre se encuentra bastante desprestigiada. Patriarcado puede ser un término útil para hablar de un sistema de organización familiar, pero ese tema lo dejo para una futura entrada.

    En cualquier caso, si están de acuerdo conmigo en que hombres y mujeres por lo general comparten los mismos valores, ¿por qué emplear palabras que sólo apuntan hacia los hombres y terminan alienándolos cuando se podrían utilizar otras alternativas? Personalmente estoy convencido de que “sistema de género” (en lugar de patriarcado) y “sexismo” (en lugar de machismo) constituyen una elección más correcta, justa y conciliadora. La elección de palabras es importante, porque considero que quien usa términos que sólo señalan al varón como único responsable de los valores de género, ignora la contribución femenina al fenómeno, provocando que se minimice o descarte el sufrimiento masculino, pues al fin y al cabo estos valores de género “los crearon ellos, y sólo ellos”.



    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5817
    Reputación : 7117
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por Duende Rojo el Lun Sep 28, 2015 6:34 pm

    Panycirco escribió:

    ¿Cuántos de vosotros habéis tenido miedo de volver a casa solos por la noche por lo que pudiera pasar? Que si vas provocando, que si eres una "calientapollas"... Tener que aguantar que echen la culpa a una mujer cuando es asesinada... Son cosas a tener en cuenta.

    Argumento absurdo basado en el victimismo feminista.

    Yo he vivido en el pánico en los años 90 cuando volvía a casa solo de noche... Los chavales que apalizaban y mataban cada fin de semana, ya fueran skins, bakalas, yonkis, moros... Eran prácticamente siempre varones. Los muertos en violencia callejera los seguimos poniendo los "privilegiados".


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15278
    Reputación : 19710
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por SS-18 el Lun Sep 28, 2015 10:19 pm

    Es obvio que una mujer esta expuesta a ser mas abusada y mas violentada que un hombre. De la misma forma, un niño pequeño lo es aun mas. En eso creo que no puede haber discusion. Algo diferente, es que no se tenga en cuenta el aspecto cultural machista, en el que hombres y mujeres proyectan y son parte protagonista de conductas abusivas sobre los demas, indiferentemente de su genero. Es un problema de subdesarrollo cultural, no de genero. Mujeres y hombres proyectan conductas machistas y abusivas. Mujeres y hombres son victimas de otros mujeres y hombres que los someten culturalmente a ese orden social primitivo machista.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7469
    Reputación : 7879
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por PequeñoBurgués el Lun Sep 28, 2015 11:59 pm

    Vean lo que le sucede a un hombre cuando va vestido de "calientapollas" , fijarse en las mujeres:




    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Jue Oct 01, 2015 8:14 pm


    Cómo la prensa distorsionó los resultados de un estudio de género

    Publicado el enero 30, 2015 por Carlos Rodríguez

    Hace unos días se publicaron los resultados del estudio Percepción de la violencia de género por la adolescencia y la juventud, realizado por Verónica de Miguel Luken y publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El diario El País plasmó su interpretación en el siguiente titular: “Una de cada tres jóvenes considera aceptable que su pareja la controle”, mientras que El Mundo publicó otro diferente: “Uno de cada tres jóvenes considera inevitable controlar a su pareja”. Pese al neutro “jóvenes”, el cuerpo de este último artículo aludía específicamente a los varones.

    Guiándonos sólo por lo que afirman estos diarios, pensaríamos que el estudio preguntó a los hombres sobre lo aceptable de controlar a sus parejas y a las mujeres sobre lo aceptable de ser controladas. Independientemente de a quién preguntaran, el control sería unidireccional del hombre hacia la mujer. El problema, sin embargo, es que no fue así.

    Veamos la pregunta que hizo el estudio:


    Como pueden comprobar, no se especifica la unidireccionalidad del control. Tal y como está planteada la pregunta, cualquier miembro de la pareja puede ejercer el control y cualquiera sufrirlo.

    Por si a alguien le quedaran dudas, los propios autores lo aclaran (p. 48, el subrayado es mío):




    Teniendo en cuenta, por tanto, que la pregunta es bidireccional y que los resultados son prácticamente idénticos para ambos sexos, repasemos una vez más lo que escribieron estos diarios, empezando por El País:



    Con estos datos también se podría haber llegado a la conclusión de que uno de cada tres varones jóvenes acepta el control de su pareja, pero ello no contribuiría a la narrativa de género que nos llevan queriendo imponer por tanto tiempo.

    Veamos ahora lo que dijo la noticia en El Mundo. Atención al último párrafo (el resaltado rojo es mío):



    Nuevamente, también se podría haber dicho que una de cada tres chicas considera aceptable algunos tipos de control sobre la pareja. Pero otra vez esto rompería con la narrativa de género que los medios nos llevan imponiendo desde hace años.

    Por otra parte, si las iniciativas que menciona el diario en su último párrafo llegaran a concretarse, el gobierno también estaría realizando una interpretación sesgada de las conclusiones para a su vez imponer una política igualmente sesgada. Las campañas reforzarían aún más esta narrativa donde el varón es el único agresor y la mujer la única víctima.

    Además de una manifiesta tergiversación de los resultados del estudio, lo que hemos podido comprobar es la incapacidad absoluta de los medios y las instituciones para examinar los resultados como les fueron ofrecidos. Al parecer ya no importa lo que digan los encuestados. Saben las conclusiones que buscan y lo que planean hacer con ellas.

    Por último, se trata de una gran oportunidad perdida para el debate científico. Quienes están familiarizados con la literatura sobre violencia en la pareja saben que hay dos grandes corrientes: la que sostiene que el varón constituye el principal agresor y la que afirma que existe una simetría en las agresiones (incluyendo la iniciación de la violencia).

    La corriente “simétrica” señala que la diferencia en cuanto a heridas graves y muertes femeninas se debería a la mayor fuerza física del varón, y no a una distinta predisposición a la hora de ejercer la violencia contra la pareja. Dicha corriente no es ni mucho menos minoritaria. En esta página de la Universidad Estatal de California pueden encontrar una revisión de la literatura que sumando todos los estudios alcanzaría las 371.600 personas encuestadas (y aquí una referencia similar en español). De hecho incluso el Manual de la Universidad de Oxford sobre perspectivas evolutivas para la violencia, el homicidio y la guerra (página 207 en adelante) ofrece una explicación desde el punto de vista biológico-evolutivo a la alta agresividad femenina en las relaciones de pareja, y por qué esta agresividad (física) no suele extenderse a otros contextos.

    Mencioné que se trataba de una oportunidad perdida porque las conclusiones del estudio del ministerio sobre el control de la pareja se alinean perfectamente con la corriente simétrica, reflejando que ambos sexos tienen la misma predisposición (siendo la mayor fuerza del varón la que explicara la diferencia en cuanto a heridas graves y muertes). Esta conclusión no minimiza en ningún caso la problemática de la violencia contra la mujer, pues seguiría representando los casos más graves en el contexto de la pareja. Sin embargo, cambiaría el discurso sobre la inferioridad moral masculina que se imbuye en estas tragedias al etiquetarlas de “violencia machista”.

    Lo que habría sido un excelente punto de partida para el debate científico y académico sobre la violencia en la pareja, ha sido aplastado por los medios de comunicación. Aparentemente no podemos tener ese debate, porque no se trata de averiguar la verdad para idear soluciones. Se trata de hacer política. Y si los resultados de los estudios no se ajustan a ella, habrá que cambiar o reinterpretar sus conclusiones. Porque los informes ya no se hacen para tomar medidas, sino para justificarlas.

    https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/01/30/como-la-prensa-distorsiono-los-resultados-de-un-estudio-de-genero/

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Jue Oct 01, 2015 8:25 pm

    El tuit de la Guardia Civil sobre la violencia en la pareja. ¿Hay razones para su retirada?



    Hace unos días este tuit de la Guardia Civil encendió el debate sobre la violencia en la pareja. El cartel derecho, que hacía referencia a las agresiones sufridas por los hombres a manos de sus parejas femeninas, al contrario que el izquierdo, no era oficial. Sin embargo, al margen de los logotipos, su mensaje era el mismo con los roles de género invertidos. La Guardia Civil acompañó la imagen con un texto que animaba a denunciar todo tipo de maltrato, independientemente del sexo de la víctima o el agresor. Fue esto último, y no la falsedad en sí, lo que molestó tanto al colectivo feminista como a sus medios y políticos simpatizantes.

    La mayoría de los medios se adhirieron al discurso de género imperante y criticaron el tuit, tanto en las columnas de opinión como en la propia redacción de la noticia, donde decidieron publicar las reacciones negativas al cartel y no las de apoyo. Sus secciones de comentarios, cuya mayoría de participantes apoyaba el mensaje del cartel, mostraban una falta de sintonía entre periodistas y lectores. También hubo políticos, particularmente en el Partido Socialista, que aprovecharon la ocasión para hacer populismo con el asunto.

    ¿Pero por qué estos sectores ofrecen tanta resistencia para hablar de la violencia en la pareja sufrida por el hombre? Es habitual entre los estudios, informes y encuestas, que la experiencia masculina sea ignorada para concentrarse únicamente en la femenina, pero la reacción al tuit de la Guardia Civil llegaba más lejos, al considerar frívolo y perverso un cartel que denunciaba ambas por igual. ¿A qué se debe esta resistencia?

    Antes de considerar motivos ocultos (como por ejemplo los financieros), creo que es oportuno escuchar las razones que los propios feministas nos indican, para debatir su mérito o demérito. Dividiremos los argumentos en tres tipos:

    Estadísticos
    Ideológicos
    Legales o de autoridad
    Un buen resumen de estas ideas lo pueden encontrar en el artículo de ElDiario.es “Falacias Machistas (vol. II)”, aunque el tercero no se trabaja demasiado.

    El argumento estadístico
    Una de las razones por las que el feminismo no considera comparable ambos tipos de violencia en la pareja se debe al número de personas maltratadas en cada sexo, y particularmente la cantidad de asesinatos. Sencillamente, como mueren muchas más mujeres que hombres, ambos tipos de violencia no son comparables.

    El problema del argumento estadístico es que podría hacerse a la inversa con otras lacras sociales que afectan desproporcionadamente a los varones, como el suicidio (78%), las muertes en el lugar de trabajo (96%) o la indigencia (82%). Que un fenómeno afecte mayoritariamente a un sexo no hace que la inclusión del sexo opuesto sea frívola o perversa.

    Por supuesto nos dirán que no es igual porque la violencia contra la mujer es un fenómeno estructural, resultado del patriarcado, que viene de la desigualdad de poder sexual, etc. Paciencia. Abordaremos dicha perspectiva en el segundo apartado. Mientras tanto, vamos a seguir discutiendo los méritos argumento estadístico.


    La Dra. María de la Paz Toldos Romero, en su obra Hombres víctimas y mujeres agresoras. La cara oculta de la violencia entre los sexos, señala las dificultades encontradas a la hora de obtener datos estadísticos sobre la violencia en la pareja sufrida por los varones, incluso cuando se trata de hombres asesinados. Muchas instituciones no recogen los datos, y aquellas que lo hacen no son tan diligentes como en el caso de las mujeres.

    El Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, dependiente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), para los años 2010 y 2011 cifró en siete los varones asesinados a manos de sus parejas (14 en total), frente a las 73 y 62 mujeres que perdieron la vida en iguales circunstancias. Sin embargo, realizando una revisión de las noticias en las que se informaba sobre hombres asesinados a manos de sus parejas femeninas, llegó a recoger casi el doble de casos que los reportados por las instituciones (p. 77-84).

    Claro que este tipo de investigación tiene sus limitaciones, por lo que podrían ser incluso más hombres, pero la conclusión que podemos extraer es que no existen datos fiables para comparar ambos tipos de violencia. Y aunque es difícil imaginar que superarían los casos mujeres muertas a manos de sus parejas, no podemos afirmar que se trate de una cantidad ínfima. Lo cierto es que es imposible conocer los números con certeza porque el Estado no lo investiga, o lo hace de forma muy deficiente. La última macroencuesta sobre la violencia de género, por ejemplo, no preguntó a los varones por su experiencia, ya que el propio concepto de “violencia de género” excluye a los varones de la conversación. No sabemos si constituyen el 7% o el 35%. Para realizar un argumento estadístico deberíamos contar con mejores datos, y a día de hoy no los tenemos.

    En cualquier caso, y como dije al inicio de este punto, que un fenómeno afecte desproporcionadamente a un sexo no significa que sea “perverso” situar al otro en la misma conversación. No creo que las mujeres deban estar excluidas de conversaciones sobre suicidio, indigencia o muertes laborales. Y desde luego su inclusión no me resultaría frívola o perversa.

    El argumento ideológico
    El argumento estadístico suele ir acompañado de un argumento ideológico. El mayor número de muertes femeninas no se debería al azar, sino que formaría parte del sistema patriarcal, que privilegia al varón. Éste emplearía su mayor posición de poder para ejercer la violencia contra la mujer. El maltrato formaría parte de una narrativa mayor que incluiría las violaciones, el feminicidio y cualquier mal que afecte a las mujeres como grupo. Se trataría, según el feminismo, de un fenómeno estructural y sistemático, mientras que la violencia contra el varón no tendría el mismo origen y por tanto no debería abordarse de la misma manera o situarse en el mismo contexto. Esta es la razón por la que el término “violencia de género” no es equivalente al de “violencia en la pareja”. La violencia de género sólo puede ejercerla un hombre hacia una mujer.

    Todo este argumento, sin embargo, es una teoría. Y como todas las teorías, cuenta con sus méritos y sus problemas, además de ser una forma incompleta de analizar la realidad. El feminismo de género adopta ideas del Marxismo, y particularmente de los escritos de Engels, quien considera que hombres y mujeres reproducen la dinámica de opresor y oprimido visible en otras relaciones sociales, como la de burgués y obrero, noble y siervo, amo y esclavo, etc. En las últimas décadas a estas comparaciones se añadieron otras, como la racial. Y aunque se pueden establecer paralelismos, la equivalencia nunca terminó de cuajar.

    Pensemos por ejemplo en el sacrificio de los hombres para salvar a las mujeres, desde el hundimiento del Titanic hasta el tiroteo en el cine Aurora. Difícilmente podríamos imaginar a burgueses, nobles, amos o blancos dando su vida por obreros, siervos, esclavos o negros. Menos aún que este sacrificio estuviera asociado de alguna manera con expectativas sociales sobre el vínculo que los une.

    De hecho, si atendemos a datos que he presentado anteriormente, encontramos que en España (entre otros países), los varones muestran síntomas generalmente asociados con las clases bajas, no con la clase dominante. Por ejemplo constituyen:

    El 96% de los fallecidos en accidentes laborales (fuente, página 39).
    El 61,6% de los fallecidos en accidentes domésticos (fuente, página 13)
    El 78% de los suicidios (fuente, página 3)
    El 63% de las víctimas de homicidios (fuente)
    El 82.7% de los vagabundos o sin techo (fuente)
    El 98% de los soldados muertos en Afganistán (fuente)
    El 92,5% de la población reclusa (fuente)
    La mayor parte de los consumidores de drogas ilícitas duras (cocaína, crack, heroína, etc.), cuadriplicando a las mujeres (fuente, página 304). También triplican a las mujeres como bebedores (de alcohol) de alta frecuencia (fuente, página 137)
    Además, en 2009 el 31% de los chicos abandonó sus estudios de secundaria, frente 20% de las chicas. El fracaso escolar es un fenómeno principalmente masculino (fuente)
    Además, me cuesta hablar de patriarcado (gobierno de los padres) en países donde los padres pierden rutinariamente las custodia de los hijos, y donde la atención mediática hacia el sufrimiento femenino es infinitamente superior a la del masculino (sí, lo he cuantificado).

    Visto así, también podríamos crear una narrativa paralela en la que el varón también sufre poderosamente como resultado de los roles de género, y donde el sistema oprime y privilegia tanto a hombres como a mujeres en distintas áreas. Otro prisma para analizar la realidad tan legítimo como el feminista, y a mi juicio más acertado.

    Hablando específicamente de la violencia en la pareja, la mayoría de los estudios apuntan a que se trata de un fenómeno bidireccional. El mayor número de mujeres muertas, así como de heridas de gravedad, se debería a la diferencia de fuerza entre los sexos, no a un distinto grado de intencionalidad.

    Finalmente, también es cuestionable que todo asesinato por parte de un hombre a su pareja o expareja se atribuya el 100% de las veces a razones de género, cuando pueden existir numerosos factores.

    D.G. Dutton y T. Nichols, entre otros investigadores, afirman que hay diversas causas de la violencia en la pareja que son comunes a hombres y mujeres, por ejemplo: psicopatologías, dependencia emocional, incapacidad para controlar la agresividad, alcoholismo, déficit de habilidades sociales, lesiones en la cabeza, correlatos bioquímicos, disposición mental, sensación de impotencia, falta de recursos, estrés, historial familiar (violencia experimentada en la infancia, por ejemplo). Y a todas ellas yo añadiría una más: depresión, que puede desembocar en comportamientos abusivos e incluso violencia, y donde el alcoholismo suele ser un síntoma y no una causa.

    Dutton, D.G. & Nicholls, T. (2005) The gender paradigm in domestic violence research and theory: The conflict of theory and data. Aggression and Violent Behavior, 10 , (6), 680 – 714. [Full Text Version]

    Esto no quiere decir que no pueda haber asesinatos motivados por razones sexistas, pero catalogarlos todos sistemáticamente de esta manera constituye una visión simplista del fenómeno.

    En fin, cada uno tiene derecho a su propia visión del mundo. A lo que no tiene derecho es a emplearla para vulnerar la igualdad de los sexos ante la ley o censurar a quienes tengan ideas distintas, que es lo que se lleva haciendo desde hace años con la complicidad de medios y políticos. Al contrario que en otras áreas como la economía, donde se pueden sostener distintas ideologías como liberalismo, socialismo y otras, en el ámbito de género se nos presenta un único camino posible. Pero no sólo eso, sino que toda persona en desacuerdo corre el riesgo de ser desacreditada personal y profesionalmente.

    Como ya critiqué el concepto de violencia de género en una entrada anterior no quiero extenderme más, pero resumiendo, la teoría feminista es una interpretación de la realidad, no la realidad. Una diferencia que al parecer se le escapa a medios de comunicación y partidos políticos. Deberíamos poder estar en desacuerdo con sus postulados sin que ello resultara escandaloso, ya que actualmente el intercambio de ideas se ha silenciado en favor de un dogmatismo ideológico que roza lo religioso.

    3. El argumento legal o de autoridad

    Finalmente llegamos al último recurso: la autoridad. Cuando escribí a la Comunidad de Madrid para preguntar por qué no se extendía la protección del programa “No te cortes” a los varones o las parejas homosexuales, me respondieron que la definición de violencia de género la habían aplicado “de forma coherente a como lo hacían los organismos internacionales”. La principal fuente de autoridad en este caso sería Naciones Unidas.

    La base de este argumento es que la ONU ha adoptado la teoría de género, y como ciudadano de a pie es más probable que yo esté equivocado a que lo estén ellos. Claro que en el caso de los hombres Naciones Unidas y sus agencias especializadas tiene un historial problemático que cualquiera puede comprobar siguiendo los enlaces que muestro a continuación, por ejemplo:

    La Organización Internacional del Trabajo (agencia especializada de la ONU) prohibió el trabajo forzado femenino en la convención de 1930, ratificada por 177 países. El masculino ha sido prohibido en 2014, y todavía dicha prohibición no la ha ratificado gobierno alguno.
    La ONU no ha reconocido a los varones como víctimas de la violencia sexual en conflictos armados hasta el año 2013, pese a su alta prevalencia en numerosas guerras.
    Cuando la Organización Mundial de la Salud (también dependiente de la ONU) examina la salud de poblaciones como Cerro Rico en Bolivia, ignora patologías masculinas, incluyendo el suicidio, provocando que no sean reconocidas y no se invierta en programas para erradicarlas.
    La ONU ha discriminado a los hombres en sus políticas microfinancieras, excluyéndolos en la mayoría de los casos por razón de sexo.
    La OMS promueve la circuncisión masculina en África para prevenir el SIDA, pese a que existen métodos más baratos y efectivos con los que combatir su propagación.
    Al igual que muchas otras instituciones, sus sondeos ignoran a los hombres en temas como la violencia en la pareja o la agresión sexual.
    Pueden entender, pues, que este argumento de autoridad no funcione para muchos de nosotros. La ONU no es un organismo neutral que esté por encima del bien y del mal, sino una institución política que como muchas otras a lo largo de la Historia también comete errores. Y uno de ellos es precisamente adoptar los aspectos más perniciosos de la ideología de género sin atender a argumentos que puedan arrojar dudas sobre sus premisas.

    Conclusión

    No hay razones ni estadísticas, ni ideológicas, ni de autoridad para concluir que el tuit de la Guardia Civil constituye un acto frívolo o perverso. Lo único criticable es que haya empleado un cartel falso, ya que los hombres mereceríamos también uno oficial. Al margen de esto, la Guardia Civil no ha hecho nada reprochable, más allá de violar dogmas ideológicos que no tiene por qué adoptar como propios. Mientras se sostenga la igualdad de los sexos ante la ley, debería existir una pluralidad de opiniones sobre cómo abordar este tipo de problemas, y no una tiranía incapaz de aceptar cualquier desviación de sus planteamientos teóricos. Un rasgo que no es propio de las democracias, sino de los regímenes que frecuentemente critican.

    https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/04/05/el-tuit-de-la-guardia-civil-sobre-la-violencia-en-la-pareja-hay-razones-para-su-retirada/


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Mar Oct 06, 2015 2:48 pm

    Ríos alerta de las denuncias falsas


    SÁBADO, 2 DE ENERO DE 2010 07:33

    D. M., S/C de Tenerife
    Félix Ríos, criminólogo y experto en cuestiones de violencia de género, manifestó a este periódico que en los últimos años, “la comunidad científica que estudia el comportamiento criminal ha visto cómo hemos pasado del reconocimiento cero de la víctima de violencia de género al extremo opuesto”.

    En su opinión, “no son pocas las mujeres que intentan sacar ventaja de una separación por la custodia de sus hijos, mediante la denuncia falsa, siendo conocedoras del enorme aparato administrativo las respalda”.

    Para el experto, “las medidas de alejamiento -debido a la enorme cantidad de trabajo que soportan los juzgados- se aceptan de manera cuasi sistemática, sobre todo tras la presión social que supone cuando una verdadera víctima de violencia de género es asesinada a manos de algún desgraciado que cree que la vida humana le pertenece. Nadie habla de ello, pero abogados, jueces, procuradores, policías o forenses, comentamos cada día la enorme cantidad de denuncias falsas que se presentan y la poca base que tienen la mayoría”.

    Recalca que prestigiosos profesionales, como Ignacio Bolaños (psicólogo forense del Tribunal Superior de Justicia de Madrid), Mari Paz Ruiz Tejedor (Psicóloga de la Clínica Médico-forense de Madrid), Eugenio Garrido (Catedrático de Psicología Social de la Universidad de Salamanca) han confirmado que las denuncias falsas de abusos a menores en casos de separación y divorcio oscilan entre el 35% y el 75%. Félix Ríos recalca que no se posiciona “en ningún bando”. Defiende “que es un error hablar de que la violencia intrafamiliar está polarizada, y que es una guerra de hombres a mujeres o viceversa”. Para él, “sólo hay unos sujetos que atacan a otros, independientemente del sexo o condición y nadie habla de los malos tratos a ancianos, a disminuidos psíquicos, entre parejas del mismo sexo, de hijos a padres”.

    Por este motivo, el criminólogo invita a la reflexión.

    “Igual que conocemos a alguna mujer que ha sufrido la lacra del maltrato, también admitamos que cada vez más, algunas madres, hermanas, o parejas han conocido el sufrimiento de sus hijos, hermanos o maridos, bajo la presión de una denuncia falsa”, asevera.

    http://eldia.es/canarias/2010-01-02/8-Rios-alerta-denuncias-falsas.htm

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Jue Oct 15, 2015 9:35 pm

    Protéjannos, malditos machistas

    Publicado el marzo 7, 2014 por Carlos Rodríguez

    La guerra mediática contra el varón sigue su curso, esta vez a cargo de un estudio de la Agencia por los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. El informe señala que un 33% de las mujeres ha experimentado violencia a partir de los 15 años: el 22% dentro de una relación de pareja y el 11% por parte de otra persona. Como era de esperar, numerosos medios de comunicación no han tardado en hacerse eco de la noticia, de forma irresponsable como ya ocurrió con el informe de ONU Mujeres.

    Nadie parece haber reparado, sin embargo, en que los resultados de este informe se basan en una muestra altamente cuestionable. Los investigadores entrevistaron a mujeres de los 28 países de la Unión Europea. Cada país contó con entre 1.500 y 1.600 entrevistas completas, siendo la excepción Luxemburgo, donde se entrevistaron a 908 mujeres (p. 16, 174). Uno podría pensar, por tanto, que los porcentajes de violencia presentados por el estudio y los medios de comunicación se basan en las respuestas de las 42.023 mujeres entrevistadas, lo que constituye una muestra aceptable. Sin embargo, la realidad ha terminado siendo otra.



    Cuando se trata de la violencia experimentada en los últimos 12 meses, como el propio estudio indica, los porcentajes entre paréntesis se basan en resultados donde menos de 30 mujeres respondieron a la pregunta (p. 34). Veamos con un ejemplo a lo que me refiero.


    En el caso de España, 1.520 mujeres fueron entrevistadas. Cuando se les preguntó si habían sufrido violencia a manos de su pareja actual, menos de 30 mujeres ofrecieron respuesta alguna a la pregunta. Es decir, desconocemos el estado de al menos 1.490 mujeres que decidieron no responder, pese a que participaron en el estudio. Cuando se trata de violencia a manos de compañeros que la mujer tuvo en el pasado, la situación es similar: menos de 30 mujeres respondieron. Por tanto, lo que sabemos de esta violencia proviene de una muestra estadísticamente descartable (menos del 2% del total). Y además en ella la inmensa mayoría de las mujeres niega haber experimentado violencia por parte de su pareja o ex-pareja.

    El caso de violencia por parte de la ex-pareja es especialmente llamativo, pues en 21 de los 28 países investigados menos de 30 mujeres decidieron responder. Por otra parte, donde los porcentajes aparecen sin paréntesis, no sabemos cuál es el número de mujeres participantes, sólo que fueron al menos 30. Es decir, la muestra podría basarse en 30 mujeres o en 1.500, un margen que va del 2% al 100% de las entrevistadas. No sabemos, y por tanto los datos también son cuestionables.

    ¿Por qué hubo tantas mujeres que decidieron no responder? ¿Qué nos dicen estos datos? Tampoco lo sabemos. Lo que sí sabemos es que la investigación podría haber calculado los porcentajes en base al total de mujeres entrevistadas, y no en base a las que decidieron responder dicha pregunta. Si hubieran hecho eso los resultados mostrarían un porcentaje confirmado de mujeres que experimentaron violencia, un porcentaje confirmado de mujeres que no la experimentaron, y un porcentaje de mujeres cuya experiencia es desconocida (“no contesta”). Eso habría sido lo honesto.

    Por supuesto alguien podría objetar que quizá un gran número no respondió este cuestionario anónimo porque mantienen la visión (supuestamente) tradicional de que se trata de un asunto privado y no tienen que compartirlo. A lo que yo podría objetar que en ese caso podrían haber decidido no ser entrevistadas en absoluto si el tema les molestaba. También podría añadir que quizá muchas no respondieron porque el problema investigado no les afectaba personalmente y no tomaron el cuestionario demasiado en serio. Como dije, no lo sabemos. Lo que está claro es que los investigadores no iban a volver con las manos vacías. Necesitaban mostrar, como de costumbre, datos escandalosos para continuar recibiendo subvenciones.

    Cuando se trata de la violencia a partir de los 15 años (p. 28), en lugar de los últimos doce meses, no encontramos números entre paréntesis. Sin embargo, dudo que eso signifique que hubo más de 30 mujeres en cada país que decidieron responder. ¿En qué me baso para decir esto? En que esta tabla es anterior a la de violencia en los últimos 12 meses, cuando por primera vez se aplica la regla de los paréntesis.

    Alguien podría afirmar que eso se debe a que sólo en la tabla de violencia en los últimos 12 meses encontraron ese problema (pocas mujeres contestando), y que por ello la regla aparece aquí por primera vez para atajar dicho problema. Esto sería lógico si no fuera porque también aplican otra regla donde aquellas observaciones con menos de cinco respuestas aparecerán representadas con un guion, y sin embargo dicho problema no se encuentra en la tabla. Es decir, no aplicaron las reglas para abordar un problema que habían encontrado por primera vez. En cualquier caso, los investigadores podrían habernos dado el número total de respuestas por país en cada tabla para sacarnos de dudas, pero no lo hicieron. Resumiendo, y aunque suene cómico, se desconoce el número de mujeres cuya experiencia se desconoce.

    A esta baja participación habría que añadir otros problemas, como que un empujón cuente estadísticamente igual que una paliza o una violación para calcular este 33% de mujeres afectadas (p. 27), o que al igual que ONU Mujeres se incluyan casos donde la violencia sexual fue presentada de forma críptica, como por ejemplo cuando se pregunta si la mujer consintió a la actividad sexual porque temía lo que podría pasar si se negaba (p. 27). Hay mujeres que podrían haber marcado esta casilla porque “lo que podría pasar” es que su hombre la dejara, algo que no creo deba considerarse violencia sexual. El estudio podría haber hablado de “represalias violentas”, por ejemplo, para aclarar las consecuencias a las qué se refería, pero tampoco lo hizo.

    Por otra parte, no son únicamente datos lo que me hace cuestionar la fiabilidad del estudio. La propia perspectiva adoptada por los investigadores también pone en tela de juicio la imparcialidad del producto. Veamos qué se dice al inicio del documento (p. 7):

    La violencia contra las mujeres puede abordarse a través de la óptica de los derechos fundamentales. Es una violación de la dignidad humana y, en su peor forma, una violación del derecho de la vida. Es también una expresión de extrema desigualdad por razón de sexo.

    Hay instituciones y medios de comunicación que hablan de proporciones epidémicas cuando se refieren a la violencia contra las mujeres. Y sin embargo ignoran quiénes son las principales víctimas de lo que el estudio definió como “violación de la dignidad humana en su peor forma”.



    Esto también debería constituir una expresión de extrema desigualdad por razón de sexo. Yo diría más, el hecho de que los estudios de género no discutan la violencia experimentada por el varón para poner la sufrida por la mujer en perspectiva me parece que habla volúmenes. En esta línea, el estudio continúa hablando como si la violencia afectara únicamente a las mujeres (p. Cool:

    La violencia contra las mujeres está cada vez más reconocida como un abuso de los derechos fundamentales.

    Así debe ser. Por desgracia, falta que se haga lo mismo con la violencia contra los varones. Digo esto porque el estudio también señala cuál es la definición de violencia de género por parte de Naciones Unidas (p. 9):

    La violencia que se dirige contra una mujer porque es mujer, o que afecta a las mujeres de forma desproporcionada.

    Como ven, sólo la violencia que afecta a la mujer puede ser definida como violencia de género. Aquella que afecta al hombre por ser hombre (el reclutamiento forzado para la guerra, por ejemplo) o que afecta al hombre de forma desproporcionada (casi cualquier tipo de violencia) no forman parte de esta categoría. Por tanto no hace falta realizar estudios ni condenarla como una violación de los derechos humanos fundamentales. La violencia contra los hombres forma parte de los problemas sociales (aquí el enunciado siempre será neutral en cuanto a género) o dicho de otra manera son “cosas que pasan”.

    Por supuesto alguien dirá que no es lo mismo, porque la violencia hacia el varón es perpetrada generalmente por otros varones. Es decir, que aunque seas inocente o buena persona, como tienes pene igual que quien te ha asesinado, en cierto modo es también culpa tuya y no mereces la misma atención.

    El estudio también concluye que (p.7):

    Muchas formas de violencia contra las mujeres todavía no han sido tratadas de forma explícita a través de la ley de la Unión Europea.

    El mensaje de éste y otro tipo de informes está claro: la mujer tiene derecho a llevar una vida libre de violencia, y el hombre tiene la obligación proporcionársela. Quizá no se haga referencia directa al hombre, pero cuando se habla de que la Unión Europea establezca nuevas leyes, eso es lo único que podemos entender. Al fin y al cabo, la mayoría de quienes pasan las leyes (políticos), las aplican (fuerzas policiales), las sufren (caso de la LIVG) y financian mediante impuestos el sistema que permite su funcionamiento, así como la investigación de estudios para proponerlas, son hombres.

    Simultáneamente, se nos dice que la culpa de la violencia es del género masculino en general, como quedó señalado en ElDiario:

    Uno de los desafíos a los que nos enfrentamos son los cambios en la masculinidad. Hay que hablar de por qué pegan los hombres, las mujeres ya hemos cambiado mucho, hacen falta cambios en las masculinidad.

    Como ven aquí, el problema no son los hombres que cometen el crimen, sino todos los hombres, y por ello es necesario cambiar nuestra cultura (porque afecta a la mujer, no porque nos afecte a nosotros). Por una parte se nos responsabiliza de la violencia y por otra se nos dice que no estamos haciendo lo suficiente. O como titulé en esta entrada “protéjannos, malditos machistas”. Porque somos odiosos, pero eso sí, unos odiosos útiles.

    https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2014/03/07/protejannos-malditos-machistas/

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Sáb Oct 17, 2015 2:18 pm

    No sé de donde saca RTVE esa estadística tan baja, sí antes de Zapatero era ésta.


    https://www.facebook.com/quiensebeneficiadetuhombriaweb
    Cuando intentan disimular para hacer ver que se preocupan por los problemas del varón también meten la pata. Dicen que en las mujeres se dan más casos de haber sido maltratadas previamente y que no es lo mismo que la "violencia de género".
    Los hombres suicidados por denuncias falsas sí que se pueden contar como muertos a manos de sus parejas, pero de esas cifras no se hablan.
    Cuando una mujer usa su vulnerabilidad como poder y hace que el padre o el hermano de ella le partan la cara a su novio o ex, podría también considerarse violencia de género, concepto engañoso que no quiere englobar a los hombres.
    Cuando una mujer le pega a un hombre porque sabe que al ser ella mujer, él no se defenderá, también podríamos llamarlo así.
    Lo malo es que no hay voluntad por visibilizar a los hombres como víctimas:


    El maltrato a hombres, una violencia invisible

    En  2011 siete hombres murieron a manos de sus parejas o exparejas
    La vergüenza hace que la mayoría no se atreva a denunciar
    "No podía creer que mi mujer me hiciera tanto daño", dice uno de ellos

    “Mi novio se ha intentado suicidar”, dijo ella al avisar a la Policía. A las pocas horas, tras varias contradicciones y ver los resultados de la autopsia, la mujer, de 34 años, fue detenida por matar a su pareja. Ocurrió en Madrid el pasado mes de junio y es uno de los pocos casos que se han conocido este año de hombres asesinados a manos de mujeres con las que mantenían una relación. Son pocos, pero también víctimas.

    En 2011 siete hombres murieron a manos de sus parejas o exparejas, según los datos del informe sobre violencia doméstica del Consejo General del Poder Judicial. Los agresores fueron cinco mujeres y dos hombres.

    Esta violencia no es comparable a la violencia de género ni en cifras ni en cuanto al origen y trasfondo social y cultural. En ese mismo periodo 62 mujeres murieron asesinadas por sus parejas. Apenas supone un mínimo porcentaje de esta dramática estadística y tal vez esa sea una de las razones que explica la ausencia de estudios específicos sobre las víctimas masculinas.


    Este tipo de maltrato se engloba dentro de la llamada violencia doméstica. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística casi un 25% de las denuncias de violencia doméstica de 2011 corresponde a hombres maltratados por sus parejas. Del total de 5.632 personas denunciadas por violencia doméstica, el 76,2% fueron hombres y un 23,8% mujeres.

    “Muchas de las mujeres que maltratan han sufrido violencia previamente"

    "Muchas de las mujeres que maltratan a sus parejas han sufrido violencia a lo largo de su infancia y/o por parte de sus parejas. El número de casos de mujeres que ejercen la violencia sin haberla recibido previamente es menor al de los hombres", explica Iñaki Lajud, psicólogo de la Fundación Aspacia, dedicada a eliminar la violencia, proteger a las víctimas y promover la igualdad.

    "No podía creer que mi mujer me hiciera tanto daño"
    Rafael es madrileño, tiene 51 años y estuvo casado durante más de 18 con la que creía la mujer de su vida. Es el único que ha querido contar abiertamente su caso a RTVE.es. "Al poco tiempo de casarme, todo cambió", empieza su relato.

    Cuenta su historia entre el llanto y la rabia y reconoce que no era consciente de ser un hombre maltratado ya que no podía imaginar que la mujer de la que se enamoró fuera capaz de hacerle tanto daño.

    “Llegó a pegarme y me arañó la cara“

    "Yo he sido maltratado psicológicamente y también fisícamente. Mi mujer me hacía responsable de todos sus problemas, me hacía sentir culpable e incluso llegó a pegarme un par de veces, de lo cual yo no me defendí, claro", explica Rafael a RTVE.es. "Me gritaba delante de los vecinos en plena calle, me humillaba en público y yo no sabía cómo reaccionar", reconoce.

    "Un día ella me empezó a arañar la cara y yo le dije a mi cuñado -que vivía con nosotros- que bajara rápido porque no sabía en qué iba a acabar eso. Puso a mi familia en mi contra y me anuló como persona", explica.

    “He llorado muchísimo, así no se puede vivir"

    Rafael no tuvo la valentía de denunciar a su mujer hasta que se separó. Ahora se arrepiente de no haberse dado cuenta antes. "Estoy con problemas psicológicos y de ansiedad. He llorado muchísimo, así no se puede vivir", concluye su testimonio.

    Una violencia más silenciosa
    Del informe del CGPJ sobre violencia doméstica se desprenden algunos datos sobre el perfil del hombre maltratado. Ninguno de los asesinados por sus parejas puso denuncia, tenían una edad media de 44 años (en 2010 fue de 42 años). Solo cinco de ellos mantenían la convivencia en el momento de la muerte (un 71% frente al 100% del año 2010) y todos ellos eran de nacionalidad española.

    Se trata de una violencia más invisible, silenciosa y enmascarada. A un hombre le cuesta más admitirlo, la mayoría no es capaz de denunciarlo y tiene que ser su entorno quien dé ese primer paso.

    "La mayor parte de las denuncias que nos llegan son llamadas de auxilio de mujeres del entorno de la víctima, la hermana, la madre o alguna amiga. Hay muchos que lo niegan, no lo asumen y acaban viendo el maltrato como algo normal", explica Víctor Martínez Patón, abogado especialista en estos casos.

    El hecho de que los hombres maltratados sean pocos en comparación con las mujeres hace que la sociedad no esté tan concienciada como sí lo está con el drama de la violencia de género. Esto, junto al golpe a la autoestima que supone para ellos, la falta de atención de los medios e incluso una menor ayuda ante su tragedia, tampoco ayuda a que el hombre denuncie el maltrato. La vergüenza se apodera de ellos.

    “Se interpreta como una señal de debilidad, cuestiona su virilidad y masculinidad“

    "Aquí interviene el factor género, en donde socialmente al hombre se le pide fortaleza, dinero y producción. Admitir y manifestar que está siendo agredido por su pareja se interpreta como una señal de debilidad, que cuestiona su virilidad y masculinidad", explica el psicólogo Iñaki Lajud. "En ocasiones los hombres nos han hecho comentarios del tipo: yo no fui a la Policía porque seguro que se iban a reír de mí", apunta Lajud.

    Por todos estos motivos las víctimas se muestran reticentes a contar su historia y es su abogado quien narra sus denuncias en tercera persona.

    "Tenía un cliente que me contaba que cuando llegaba a casa de trabajar su mujer le rompía una botella de cristal en la cabeza. Él siempre decía que no le pegaba todos los días y que ella tenía problemas psicológicos”. Es, sin diferencia de sexo, la justificación de una víctima ante su maltratador.

    Maltrato psicológico y físico
    La historia de Rafael es solo una de las que llega hasta este buffete de abogados especializado en maltrato masculino. Un despacho que recibe unas 100 denuncias de este tipo al año. Patón explica que se dan más casos de maltrato psicológico pero que -aunque a la gente le cueste creerlo- también hay muchos físicos. "Yo he visto casos de costillas rotas, pies rotos a golpes y caras magulladas", explica Martínez Patón a RTVE.es.

    Este letrado cuenta un caso en el que la mujer finalmente fue condenada por maltrato y en la actualidad está a punto de entrar en prisión. Él recibía agresiones constantes. Paradójicamente era un hombre grande, un guardia de seguridad que nunca se defendió de los golpes de su mujer, de complexión menuda. Al principio él no quería denunciar, "pero al final accedió".

    Finalmente el juez la condenó a un año de prisión por agresiones físicas. "Al no querer pagar la responsabilidad civil, está a punto de entrar en prisión. Fue una sentencia justa", opina el abogado de la víctima.

    Martínez Patón cree que hay diferencias legales cuando la víctima es un hombre y opina que "no se trata de igual manera". "La violencia de género tiene una pena superior a la violencia doméstica. Las amenazas y coacciones en caso de que la víctima sea mujer son delito y si la víctima es un hombre se trata de una falta, lo que supone solo una multa", pone de ejemplo este letrado.

    Aunque se trata de problemas con un origen diferente, Patón considera la legislación "totalmente injusta" ya que “se protege más a la mujer”. “No hace falta diferenciar, hay que proteger a las víctimas pero a todas por igual, hombres incluidos”, concluye este abogado.

    "Empezó a pegarle en plena calle a puñetazo limpio"
    Otro de los casos que se le quedó grabado a este abogado ocurrió hace un año. Él era un hombre español, de estatura normal y ella, una mujer deportista muy corpulenta. De origen extranjero y muy violenta, contaba que vino a España huyendo de la policía de su país por haber matado a dos de sus novios. Algo que, con el paso del tiempo y los acontecimientos, su marido acabó creyendo.

    "Sufría agresiones permanentes y le llegó a partir un pie a golpes. La última vez que la detuvieron fue porque empezó a pegarle en plena calle a puñetazo limpio", recuerda Patón.

    Su abogado cuenta que le costó asumirlo, tardó en contarlo porque tenía miedo de que fuera a por él. Tras muchos golpes y varias amenazas huyó de casa y pidió una orden de alejamiento con un parte de lesiones en la mano. "El juez que nos tocó no le dio la orden de alejamiento porque le parecía increíble que una mujer pudiera hacer eso", cuenta indignado el letrado.

    Tras cuatro meses de infierno, se divorció. Ahora está deprimido, de baja y necesita ayuda psicológica.

    http://www.rtve.es/noticias/20130811/hombres-maltratados/729222.shtml

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Sáb Nov 07, 2015 12:40 pm

    Ya sabéis, si sois varones sois cómplices de la violencia "de género" solo por el hecho de ser varones.

    http://www.eldiario.es/sociedad/Hombres-suman-marcha-violencia-machista_0_448655383.html

    Los hombres también van al 7N contra la violencia machista: "Nosotros las matamos"

    http://www.eldiario.es/sociedad/hombres-seguimos-viendo-violencia-genero_0_419608538.html

    "Los hombres seguimos viendo la violencia de género como algo ajeno, que no va con nosotros"

    http://blogs.publico.es/david-bollero/2015/11/06/7n-igualdad-feminismo/

    "¿Cómo no ponerme a su lado [el de las mujeres] si han demostrado mucha más inteligencia, honestidad e integridad que nosotros, que los hombres, que en muchos casos seguimos comportándonos como auténticos animales?"

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5817
    Reputación : 7117
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por Duende Rojo el Dom Nov 08, 2015 1:45 pm

    Si realmente eres un hombre, esa expresión que en sí misma es machismo destilado...


    Pagafantismo extremo. Freud habló de la envidia del pene... Ahora estamos en la vergüenza del pene.

    También hemos pasado del complejo de comunista al complejo de hombre.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Sáb Nov 14, 2015 1:07 pm

    Hablemos mejor de esto aquí.
    http://www.forocomunista.com/t35409p90-am-de-la-casa-bajo-escaner#409775
    Máquina escribió:No, no cuentan todos, hasta en los telediarios más sensacionalistas se dice : " a la espera de que se determine si es un nuevo caso de violencia de género"  porque no se parte de esa hipótesis sino que se llega a esa conclusión después de tener suficientes indicios y uno de ellos es si hay denuncias previas por malos tratos.

    No, la justicia no es hembrista, los hombres ganan casos, se quedan con custodias y si sus abogados son buenos arruinan a la otra parte.

    No existe una presunción de que el hombre sea machista en el juicio, eso es un catastrofismo de los blogs que frecuentas.

    Tu mismo has dicho que el sexismo institucional no existe y la Justicia es una institución.

    nunca escribió:

    No, no cuentan todos, hasta en los telediarios más sensacionalistas se dice : " a la espera de que se determine si es un nuevo caso de violencia de género" porque no se parte de esa hipótesis sino que se llega a esa conclusión después de tener suficientes indicios y uno de ellos es si hay denuncias previas por malos tratos.
    ¿Qué me estás diciendo? ¿qué solo cuenta como violencia machista si hubo denuncia previamente?


    No, la justicia no es hembrista, los hombres ganan casos, se quedan con custodias y si sus abogados son buenos arruinan a la otra parte.

    En igualdad de condiciones en recursos hay hombres que les cuesta mucho obtener la custodia compartida, por no decir directamente que no la obtienen.
    No existe una presunción de que el hombre sea machista en el juicio, eso es un catastrofismo de los blogs que frecuentas.

    Me refiero al prólogo de la ley, que rompe con la igualdad entre sexos.


    Tu mismo has dicho que el sexismo institucional no existe y la Justicia es una institución.
    Me refería a la inversa, que la mujer por ser mujer no sale perjudicada.

    Y se agradecería que habláramos de esto en sus hilos correspondientes. Hagamos copiapega de nuestros posts y ya está.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Sáb Nov 14, 2015 1:46 pm

    http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/el-hombre-que-mato-a-su-mujer-en-sanlucar-sufria-problemas-psiquiatricos-pero-tenia-licencia-de-armas/

    El hombre que mató a su mujer en Sanlúcar sufría problemas psiquiátricos, pero tenía licencia de armas
    Pues ya había dicho toda la prensa que fue violencia machista.

    http://politica.elpais.com/politica/2015/11/12/actualidad/1447315973_432022.html

    Juan. G. L. L., de 46 años, ha asesinado a tiros la madrugada de este jueves a su esposa, María del Carmen A. D., de 45 años, en Sanlúcar la Mayor (Sevilla-13.466 habitantes), una localidad situada a 15 kilómetros de la capital andaluza. Todas las instituciones han condenado este nuevo caso de violencia machista, el segundo de similares características en Andalucía en tan solo cinco días y el quinto asesinato de este tipo desde el sábado, cuando se celebró la multitudinaria marcha en Madrid contra la violencia que sufren las mujeres.

    http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-iam-confirma-caso-violencia-genero-muerte-mujer-sanlucar-mayor-20151112100122.html

    El IAM confirma como caso de violencia de género la muerte de una mujer en Sanlúcar la Mayor

    http://www.eldiario.es/andalucia/fallecimiento-matrimonio-Sanlucar-Mayor-violencia_0_451454954.html

    Un hombre ha asesinado supuestamente a su mujer tras dispararle con una escopeta de caza que luego habría empleado para suicidarse este jueves en Sanlúcar la Mayor (Sevilla), según las investigaciones de la Guardia Civil. En el momento del suceso, se encontraba en la casa el hijo de 15 años de la pareja. De confirmarse los hechos sería la quinta mujer asesinada en un caso de violencia de género en una semana en España y la número 45 en lo que va de año.

    http://cadenaser.com/emisora/2015/11/12/radio_sevilla/1447311265_040549.html
    LUTO EN SANLÚCAR LA MAYOR
    Carmen, la última víctima de la violencia machista
    En presencia de su hijo de 14 años, su marido le disparó y luego se quitó la vida


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Dom Nov 15, 2015 10:05 pm

    Es muy largo, solo cuelgo el enlace.
    http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/11/historia-del-25-de-noviembre-de-un-acto.html
    El artículo trata temas muy interesantes. Me llamó la atención descubrir que el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres se basa en el asesinato político, no de género, de tres mujeres (las hermanas Mirabal) y un hombre que estaba con ellas al que rara vez se menciona (Rufino de la Cruz).

    Pero quizá lo más interesante es que estas tres mujeres no eran feministas. Las feministas estaban trabajando junto al Dictador Leónidas Trujillo, asesino de las hermanas Mirabal. De esto la ONU no dice una sola palabra, pese a ser la organización que instuaró el día.



    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Mar Nov 24, 2015 6:38 pm

    Esto es generalmente lo que pasa cuando haces las mismas preguntas a ambos sexos. Cito:

    "Los datos preocupan mucho. La investigación de las últimas décadas revela que cada vez con mayor frecuencia el maltrato está presente en los noviazgos entre adolescentes y jóvenes. En concreto, el 95,3% de las chicas y el 92,8% de los chicos admiten haber ejercido violencia psicológica sobre sus parejas. Nueve de cada 10. A conciencia y con todas las consecuencias."



    Nueve de cada 10 adolescentes admiten que han ejercido violencia psicológica sobre su pareja

    -Según los datos del INE, 499 menores de 18 años fueron maltratadas en 2013 y requirieron medidas cautelares o una orden de protección
    -Los expertos insisten en la importancia de revisar la eficacia de los programas de prevención a esas edades


    ACTUALIZADO 23/11/201516:28

    Los datos preocupan mucho. La investigación de las últimas décadas revela que cada vez con mayor frecuencia el maltrato está presente en los noviazgos entre adolescentes y jóvenes. En concreto, el 95,3% de las chicas y el 92,8% de los chicos admiten haber ejercido violencia psicológica sobre sus parejas. Nueve de cada 10. A conciencia y con todas las consecuencias.

    Lo que no dicen las cifras preocupa todavía más. Esto es, el tipo de insultos que utilizan, las humillaciones en privado y en público, el control del móvil ajeno y, sobre todo, el malestar físico y psicológico que deja esta situación a largo plazo. Aunque ambos sexos se comportan así, la diferencia principal está en que "ellas suelen minimizar estas conductas y verlas como normales mientras que ellos las toleran algo menos", explica a EL MUNDO María Jesús Hernández, psicóloga de la Universidad Internacional de Valencia (UIV) y autora del informe 'La importancia de la prevención en la violencia de pareja'.

    "No es común pensar que los adolescentes sufren maltrato por parte de sus parejas, ya que se asocia más con personas adultas con más tiempo de relación y cargas familiares. Pero las amenazas, los menosprecios... están en el día a día de muchos novios jóvenes", añade la investigadora, para quien el problema principal es que la violencia en estas parejas no ha recibido la misma atención que la desarrollada en parejas casadas o con convivencia estable.

    "Muchos jóvenes piensan que los insultos son algo normal dentro de una relación porque, según ellos, forma parte de lo que es amar. Al igual que los celos: Creen erróneamente que si sientes celos de tu pareja es porque realmente la amas", explica Marina Muñoz-Rivas, profesora de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid y coautora del libro publicado recientemente 'Violencia en el noviazgo: realidad y prevención' (Pirámide), de donde proceden los porcentajes citados. Se han normalizado ciertos insultos y muchos adolescentes los justifican porque ocurren en un contexto que consideran de 'juego' o 'broma'.

    "La violencia, por desgracia, existe desde siempre. Pero los datos constatan ahora un rejuvenecimiento del maltrato. La cuestión es que los adolescentes tienen unas características psicológicas propias. Tienen un temperamento difícil, se les empiezan a despertar sentimientos que a veces no gestionan bien, tienen emociones más intensas y no saben cómo resolver los conflictos. Si no actuamos ahí para enseñarles, para demostrarles valores de igualdad y el poder del diálogo, derivará en conductas inadecuadas", añade Hernández.

    Por eso reclama "revisar los programas de prevención, para que hagan partícipe a los jóvenes dentro de grupos heterogéneos, porque a esas edades es muy importante el grupo de iguales. No es que falten programas, pero sí hay que revisar su eficacia". Y asegura que "es posible cambiar las actitudes del alumnado adolescente, pero para eso es necesario saber qué es lo que demandan los jóvenes hoy a sus parejas, qué esperan y qué no".

    Los celos y el maltrato difícil de detectar

    La violencia psicológica, la más frecuente dentro de las parejas jóvenes, se puede clasificar en tres subtipos: agresión verbal, comportamientos dominantes y comportamientos celosos. En un un estudio elaborado por Muñoz-Rivas en el año 2007, "se encontraron porcentajes de hasta el 80% para algunos tipos de agresión verbal (gritar e insultar y decir algo para enfadar o molestar a la pareja); un 40% de comportamientos dominantes (por ejemplo, amenazar con terminar la relación cuando no se está de acuerdo con los deseos de la pareja) y un 65% de actitudes celosas".

    Otros estudios internacionales señalan que son precisamente los celos uno de los principales motivos por los que los adolescentes actúan de forma violenta para resolver sus conflictos.La adolescencia es una de las etapas más importantes, sensibles y vulnerables de la vida. Empiezan a formarse las creencias, se afianzan los valores y los aprendizajes, se abre la puerta de la curiosidad por el placer y el amor se se idealiza.


    "Se banalizan y se normalizan este tipo de conductas violentas entre ellos y dan por hecho que son inevitables. Que en el amor -por su forma de idealizarlo- vale todo", explica Diana Díaz, psicóloga y subdirectora del teléfono de la Fundación ANAR.

    Las principales consecuencias recaen, sobre todo, en su autoestima y en su desarrollo vital, lo que puede dar lugar a trastornos de alimentación o de ansiedad, entre otros. Pero también puede influir en su futuro, en la forma de vivir sus relaciones de adultos. Lo que está claro, apunta Muñoz-Rivas, es que si los jóvenes aprenden a interactuar en sus primeras experiencias de pareja con insultos, con gritos o mediante cualquier otro acto violento y a interpretarlos como normales, tenderán a repetirse en sus futuras relaciones de adulto.

    Las principales consecuencias recaen, sobre todo, en su autoestima y en su desarrollo vital, lo que puede dar lugar a trastornos de alimentación o de ansiedad, entre otros. Pero también puede influir en su futuro, en la forma de vivir sus relaciones de adultos. Lo que está claro, apunta Muñoz-Rivas, es que si los jóvenes aprenden a interactuar en sus primeras experiencias de pareja con insultos, con gritos o mediante cualquier otro acto violento y a interpretarlos como normales, tenderán a repetirse en sus futuras relaciones de adulto.

    Cuando se pasa a la agresión

    El informe presentado por la Universidad Internacional de Valencia recoge los últimos datos disponibles (del año 2013) del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre violencia doméstica y violencia de género. Estos dicen que 499 mujeres menores de 18 años fueron maltratadas, cifra que responde sólo a las que requirieron una orden de protección y medidas cautelares. En mujeres de entre 18 y 19 años la cifra sube a 856.

    El estudio de Muñoz-Rivas habla de que un 4,6% de los chicos y el 2% de las chicas han agredido físicamente de forma severa a sus parejas. Otra investigación, de Sánchez, Ortega-Rivera, Ortega y Viejo (2008) indica que el 48% de ellos y el 55% de ellas declara haber ejercido violencia física de algún tipo hacia su pareja. Para los expertos, todos los indicadores apuntan a que "es en el noviazgo cuando va forjándose una relación que se transformará en dramática años más tarde, ya que gran parte de los casos de malos tratos comienzan en los primeros años de matrimonio e incluso durante el noviazgo. Por ello, la existencia de algún episodio de agresión psicológica en los primeros meses de relación es un claro predictor de futuros episodios de maltrato físico".



    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Mar Nov 24, 2015 10:56 pm


    Imaginen un artículo sobre un hombre que intenta asesinar a una mujer redactado de la misma manera. Altero algunos fragmentos aquí:

    "La venganza es un plato que se sirve frío y cuando una esposa le es infiel a su marido, éste es capaz de hacer cualquier cosa para vengarse, como impactar sobre su coche en repetidas ocasiones." (...) [hablando de las posibles penas] Incluso, el marido podría permanecer cuatro años alejado de su esposa. (...) [Después de los hechos] Un día antes de llamarla tuvo una fuerte discusión con la esposa por las llaves del coche y para asustarla llegó a coger un cuchillo de cocina y lo esgrimió hacia ella. Desde ese mes, no puede acercarse a la víctima."

    Al parecer, que lo intentara matar con el auto no era suficiente para alejarla.

    «Mira, mamá, papá va en ese coche dándole besos a una señora»

    Una mujer persiguió en Lugo a su marido y chocó con él cuatro veces como venganza por su infidelidad que fue descubierta en directo

    La venganza es un plato que se sirve frío y cuando un marido le es infiel a su mujer, esta es capaz de hacer cualquier cosa para vengarse, como impactar sobre su coche en repetidas ocasiones. Esto es lo que ha ocurrido en la localidad de Lugo, cuando una señora iba conduciendo por la A-6 en dirección a Rábade, y su hijo de seis años advirtió: «Mamá, mira a papá que va en ese coche dándole besos a una señora».

    La mujer reaccionó con agresividad y decidió perseguir con el coche a gran velocidad a su marido, según ha publicado 'La Voz de Galicia'. La perseguidora llegó a impactar su vehículo contra el de la pareja hasta en cuatro ocasiones diferentes.

    Según ha informado el fiscal, la mujer se enfrenta a cuatro delitos: conducción temeraria, por el que el fiscal pide año y medio de cárcel y retirada del carné durante tres años; coacciones, que podría suponerle una condena de nueve meses de cárcel y por último, amenazas, por el que le reclaman once meses de prisión. Incluso, la mujer podría permanecer cuatro años alejada de su esposo.

    Los hechos ocurrieron el pasado 24 de julio de 2010, cuando la acusada iba con su hijo en el coche por la Ronda de Paradai para hacer unas compras. El pequeño se percató de que su padre iba con otra en el coche y desde ese momento la mujer inició la persecución temeraria, poniendo en peligro su vida, la de su hijo y la de otras dos personas.

    Pero la historia no termina aquí. El 3 de agosto de 2010, cuando ya la acusada se encontraba en trámites de separación de su marido, para «intentar torcer su voluntad y disuadirlo» lo llamó insistentemente por teléfono diciéndole que si no le daba otra oportunidad iba a suicidarse con el hijo, según aseguró el fiscal. Un día antes de llamarlo tuvo una fuerte discusión con el esposo por las llaves del coche y para asustarlo llegó a coger un cuchillo de cocina y lo esgrimió hacia él. Desde ese mes, no puede acercarse a la víctima.

    «No sabía que salía con otra. Iba de compras con mi hijo y me dijo: mira a papá con una señora dándose besos. Fui detrás pitándoles para que pararan», dijo la mujer en su defensa. También negó que les embistiera intencionadamente con el coche. Según la acusada, ellos frenaron y no pudo parar a tiempo y chocaron.

    http://www.ideal.es/nacional/201511/22/mira-mama-papa-coche-20151122181212.html


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Mar Nov 24, 2015 11:35 pm


    Líder Feminista Sueca Admite: La Violencia Doméstica no es una Cuestión de Género

    julio 10, 2015 By Eva Solberg

    Nota del traductor: Durante décadas, incluso la sugerencia de que las mujeres en realidad puede ser responsable a veces por la violencia doméstica era tabú. El viento de cambio sopla ahora con toda su fuerza en Suecia como una feminista que lleva la lleva a un foro público para romper el tabú y proponer soluciones. Estamos trayendo su artículo aquí para AVFM, un artículo que tiene más del 80% de tasa de aprobación en la plataforma original. LV

    La violencia doméstica no es una cuestión de género.

    La violencia del compañero íntimo (IPV) no es una cuestión de género – es el momento para la paz familiar.

    En los últimos días los resultados de la investigación del gobierno del IPV Me han sido presentados por el ministro responsable. Después de leerlos me veo obligada por la realidad de presentar una nota desaprobando tanto a los investigadores y el gobierno que todavía parece ser de la opinión de que el sexismo es la solución al problema de la violencia doméstica.

    El tono y la división que ya se definió desde el título – “La Estrategia Nacional de Lucha contra la Violencia de los hombres en contra de las Mujeres” – infiere que tenemos un sexo culpable y un sexo inocente. Pero gracias a una extensa investigación en el campo, tanto en el plano nacional e internacional, ahora sabemos con gran certeza que este desglose por sexo simplemente no es verdad. También sabemos a través de una amplia práctica y la experiencia que los intentos de resolver el problema a través de este tipo de análisis han fracasado. Y fracasaron precisamente porque la violencia no es, ni ha sido nunca, una cuestión de género.

    En Suecia, sin embargo, ni el más mínimo cuestionamiento del modelo actual ha sido considerada como jurar en una iglesia de otra manera tranquila y haciendo eco. Pocos son los que se han atrevido a cuestionar abiertamente el modelo actual, pero es hora de empezar a hacerlo. Suecia es, o debería, en cualquier caso esforzarse por ser, una sociedad bien informada. Esta sociedad se caracteriza sobre todo por su voluntad de ser guiado por la investigación libre y políticamente independiente a la hora de tomar decisiones que afectan a todos nosotros. Como tal, el análisis cuidadoso y lecciones de la experiencia acumulada debería ser un criterio importante en la toma de decisiones.

    Los esfuerzos realizados hasta ahora con el objetivo de poner fin a la IPV no han estado funcionado. Esto también es reconocido por el gobierno. La razón de esto obviamente debe analizarse cuidadosamente. Y, cualesquiera que sean las razones para el análisis, podemos estar seguros de una cosa. El camino hacia una solución para este problema social no es continuar obstinadamente alimentando al paciente con más de la misma medicina que ya ha sido tratado sin éxito durante décadas. Es el momento de hacer un cambio.

    El conocimiento disponible por ahí no carece de sustancia. En lo que ha llegado a ser conocido como el Proyecto del Conocimiento de la Violencia Intima (PASK), que es la base de datos de investigación más grande del mundo en IPV, se resumen a no menos de 1.700 artículos científicos sobre el tema. Prácticamente todos difieren en sus conclusiones a partir del desgastado análisis de género de que el Gobierno ha introducido una vez más.

    Cuando se evalúa una cantidad tan considerable de la investigación, algunos patrones claros e interesantes emergen. Uno de estos patrones es que la violencia en la familia, en lugar de estar atado al género, que parece más bien ser un problema generacional heredada. Para saber esto y luego seguir ignorando el daño causado a los niños que están hoy sometidos a la violencia es una gran traición social. Condenamos a estos niños así a repetir los patrones que han aprendido de sus padres y al hacerlo nos condenamos en última instancia a nuestra sociedad para continuar perpetuando el problema con enormes costos en dinero y sufrimiento personal.

    Los moderados Enskede Årsta, donde soy la presidenta de la Alianza de la oposición en el distrito, ha tomado una responsabilidad clara y continua para dar prioridad a los trabajos sobre la violencia doméstica en la dirección de la prevención. En nuestros esfuerzos, damos prioridad a los métodos para ser más jurídicamente seguros. También somos el primer distrito de Estocolmo de haber introducido el FRIDSAM programa anti-DV en combinación con el tratamiento de los hombres y las mujeres. Al hacerlo, hemos demostrado la importancia de ver el panorama general cuando la violencia se produce en familias sin prejuicios e ideas preconcebidas. Teníamos la esperanza de que nuestro enfoque único se extendiera a otros lugares, pero por desgracia esto no ha sido el caso.

    Otro objetivo de la nuestra era proporcionar una mejor atención a los niños y aumentar la calidad de los servicios sociales. Esto, sin embargo, nunca nos aplicado plenamente.

    Muy a menudo, yo, como un político, hablo con los padres que no llegan a satisfacer sus hijos. También he oído a muchos niños a hablar de la forma en que fueron testigos de las principales vulnerabilidades en los procesos que tienen la intención de protegerlos. Esto es, por supuesto, completamente inaceptable. También estoy profundamente preocupada por el enfoque unilateral en los hombres que se ven sólo como perpetradores en los casos de abuso doméstico. Me he reunido y hablado con muchos padres y niños que han presenciado y experimentado una realidad muy diferente. La investigación también provee evidencia a sus historias que, sí, las mujeres también utilizan la violencia dentro de las familias. Tanto los compañeros y los niños pueden ser víctimas. Si consideramos que las mujeres sólo como víctimas, ¿no están destinados estos hombres y sus hijos a estar en una posición de desventaja? Si nosotros, como las mujeres no defendemos a estos hombres, ¿quien lo hará? Cualquier forma de violencia es ilegal y debe ser combatida.

    Por lo tanto, como la presidenta de las Mujeres del Partido Moderado en Estocolmo, tengo la intención de iniciar un proceso en el que debo reunirme y escuchar a todos los que de alguna manera tienen experiencia con la violencia doméstica. También doy la bienvenida a los representantes de las autoridades, como los trabajadores sociales, policías y otros para ponerse en contacto con nosotros y aportar su experiencia a la discusión. Y, sobre todo, quiero ver a las personas expuestas a o sometidas a sanciones legales injustas que golpean a los niños debido al mal uso de la autoridad, los prejuicios, la visión de túnel ideológico o lo que sea la causa que sea. Por supuesto, esto se aplica tanto a hombres y mujeres.

    Sin una mayor transparencia y apertura en cuanto a la vulnerabilidad de los que tienen derecho a la protección de una vida familiar que ha sido amenazada o destruida, nunca vamos a llegar a crear una sociedad mejor. Ahora nos enteramos por el Instituto Nacional de Salud Pública de que el riesgo de padecer una enfermedad mental, abuso de sustancias y otras condiciones que conducen a la vulnerabilidad social es dos veces más alta para los niños que se ven privados de uno o ambos de sus padres. También sabemos que cada día los niños están siendo llevados por uno de sus padres, tanto en Suecia y desde Suecia hasta el exterior, y la desconfianza de los padres hacia las autoridades encargadas está creciendo a un ritmo alarmante.

    Tenemos que empezar a atrevernos a ver y hablar acerca de este problema difícil y complicado. Y hay que empezar a reconocer el hecho de que la violencia doméstica, en al menos la mitad de su aparición, se lleva a cabo por los autores de sexo femenino. De lo contrario, nuestros esfuerzos para proteger a los más vulnerables entre nosotros, los niños, nunca convertido en algo más que una aspiración. Seguiremos fracasando en el intento de ayudar a las familias a romper el patrón destructivo.

    Debemos ahora mantenernos unidos, no divididos por sexo, y ayudar a los demás con el trabajo que ahora, de una vez por todas, comencemos a romper los patrones destructivos dondequiera que ocurran. ¿Quieres ayudarnos con eso?

    http://spa.avoiceformen.com/violencia-domestica/lider-feminista-sueca-admite-la-violencia-domestica-no-es-una-cuestion-de-genero/

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Dom Nov 29, 2015 10:09 pm


    Por qué en EE.UU. la violencia doméstica es más común entre parejas gay

    Cuando se aborda el problema de violencia doméstica, la imagen general que se tiene es la de un hombre siendo física y emocionalmente violento con una mujer.

    Sin embargo, un estudio en Estados Unidos indica que las relaciones entre parejas del mismo sexo sufren niveles mucho más altos de violencia doméstica que sus contrapartes heterosexuales.
    Es un problema que, hasta hace poco tiempo, ni la sociedad en general ni la misma comunidad LGBT (a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) querían afrontar muy abiertamente.

    La nueva realidad de uniones civiles y matrimonios gay en EE.UU. ha cambiado la percepción de este problema y varias instituciones desde el ámbito gubernamental hasta el comunitario están tomando cartas en el asunto.


    Hace 20 años, en la ciudad de Cambridge, Massachusetts, el compañero sentimental de Curt Rogers lo mantuvo prisionero en su apartamento durante tres horas y media y amenazó con matarlo con un cuchillo y una pistola.

    Tras horas de conversación, Rogers logró escapar y encontrar un refugio donde esconderse. Aunque para él fue una horrorosa experiencia, en su momento no pensó que había sido víctima de un crimen.
    "No lo identifiqué como violencia doméstica debido a la imagen pública que se tiene sobre la violencia doméstica de ser un problema de mujeres heterosexuales", explicó.

    "Existe una creencia que la violencia doméstica es cosa de sexismo, pero no lo es"
    Curt Rogers, víctima de su pareja gay



    Durante años, los servicios de salud pública en EE.UU. han compartido esa visión, concentrándose casi exclusivamente en asistir a las mujeres abusadas por sus compañeros, aunque los matrimonios y las uniones civiles entre parejas del mismo sexo ya han recibido reconocimiento legal en la mayoría del territorio nacional.
    El año pasado, los Centros de Prevención y Control de la Enfermedad en EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron cifras que indican que las personas en relaciones homosexuales sufren niveles de violencia doméstica tan frecuentemente como los que están en relaciones heterosexuales.

    "Doble armario"
    Sin embargo, otro estudio realizado en 2014 por la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, en Chicago, que analizó los datos de cuatro informes anteriores en los que participaron 30.000 personas, llegó conclusiones que van mucho más allá.
    "Uno de nuestros sorprendentes descubrimientos fue que las tasas de violencia doméstica entre parejas del mismo sexo son consistentemente más altas que las de parejas heterosexuales", afirmó Richard Carroll, psicólogo y coautor del informe.

    "Las víctimas de la violencia doméstica entre parejas del mismo sexo creen, de alguna manera, que merecen esa violencia por un sentimiento negativo sobre ellos mismos que han interiorizado"
    Richard Carroll, psicólogo y coautor del nuevo estudio

    "Doble armario"
    Sin embargo, otro estudio realizado en 2014 por la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, en Chicago, que analizó los datos de cuatro informes anteriores en los que participaron 30.000 personas, llegó conclusiones que van mucho más allá.
    "Uno de nuestros sorprendentes descubrimientos fue que las tasas de violencia doméstica entre parejas del mismo sexo son consistentemente más altas que las de parejas heterosexuales", afirmó Richard Carroll, psicólogo y coautor del informe.

    Intrigados por sus hallazgos, el equipo de Carroll empezó a investigar las razones detrás del problema.
    "Encontramos evidencia que respalda el modelo del estrés entre minorías, la idea de que ser parte de una comunidad minoritaria genera estrés adicional", explicó.
    "Hay factores externos de estrés, como la discriminación y la violencia contra los gays, y hay factores internos, como la actitud negativa interiorizada sobre la homosexualidad".

    Los factores exteriores de estrés sobre las relaciones homosexuales incluyen lo que Carroll describe como "el fenómeno del doble armario", cuando las víctimas son renuentes a reportar el abuso porque no quiere ser revelados como homosexuales antes las autoridades.

    Lea: Asumir públicamente la homosexualidad es bueno para la salud
    http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/01/130129_salud_homosexual_salir_closet_gtg.shtml

    No obstante, es el estrés interno el que causa más daño, añade Carroll.

    "Algunas veces los homosexuales proyectan sus sentimientos y autoestima negativa sobre sus parejas".

    "A la inversa, pensamos que las víctimas de la violencia doméstica entre parejas del mismo sexo creen, de alguna manera, que merecen esa violencia por un sentimiento negativo sobre ellos mismos que han interiorizado", completa.

    Hombre vs. hombre

    Fue precisamente así como se sintió Curt Rogers después de su experiencia.


    La Red empezó como un servicio de asistencia para lesbianas que ahora se extiende a toda la comunidad LGBT.

    Durante años, antes de ser amenazado de muerte, se acusó a sí mismo de la violencia a la que era sometido por su pareja, asistiendo a una serie de reuniones de autoayuda para mejorar la relación y evolucionar como persona.

    Pero cuando finalmente reconoció que estaba siendo abusado, tuvo dificultades en encontrar ayuda para poder liberarse de la situación.

    "Si tú eras un hombre llamando a una línea de violencia doméstica te colgaban el teléfono o te referían a un programa de intervención para abusadores", recalcó. "La presunción era que debías ser un abusador que necesitaba ayuda".

    "Existe una creencia de que la violencia doméstica es cosa de sexismo, pero no lo es", aseguró Rogers.

    Después de vivir en una sociedad que lleva 10 años reconociendo el matrimonio homosexual, cuando la policía enfrenta a dos hombres discutiendo en la calle, lo primero que piensan no es que están en una pelea de taberna
    Curt Rogers

    "Una mujer la puede perpetrar contra un hombre, un hombre la puede perpetrar contra una mujer y también puede suceder entre parejas del mismo sexo".
    Esta experiencia motivó a Rogers a formar su propia organización en Boston, Massachusetts, para ofrecer asistencia, educación y apoyo a los miembros de la comunidad lesbiana, gay y transexual (LGBT) que enfrentan abuso doméstico.
    Pero cuando empezó se enfrentó al argumento entre la comunidad homosexual que hablar de abuso doméstico era "sacar los trapos al aire".
    "Al principio, la comunidad LGBT estaba todavía muy concentrada en combatir el VIH y sida", comentó.
    "Era una época en la que estábamos luchando por no ser demonizados por la comunidad heterosexual y algunas personas veían esto como darles más munición a los que describían nuestras relaciones como 'enfermas'".

    Cambio de perspectiva

    Al otro lado de Boston, la organización La Red -que empezó a trabajar con lesbianas abusadas, pero ahora incluye personas de las comunidades gay, bisexual y transexual- enfrentaba el mismo problema.

    "Cuando La Red empezó, el abuso entre parejas no fue un tema del que queríamos hablar", dijo Katie Atkins, la organizadora de programas comunitarios.
    "La gente sintió que no reflejaría bien en nosotras. Creo que se quería proyectar esta imagen de la gente LGBT y sus relaciones como no tan malas o, inclusive, mejores que otras relaciones".
    Pero ahora muchas cosas han cambiado. Rogers dice que la situación empezó a mejorar rápidamente cuando, en 2004, Massachusetts se convirtió en el primer estado en reconocer el matrimonio de parejas homosexuales.

    "Tuvo un efecto de reacción en cadena a través de varias instituciones; el sistema de justicia criminal, los tribunales la policía y servicios de salud", explicó.

    En los años 90, la policía solía no tomar en serio el abuso doméstico entre los hombres gay. Si llegaban a hacer algún arresto, arrestaban a ambos hombres.

    "Ahora, después de vivir en una sociedad que lleva 10 años reconociendo el matrimonio homosexual, cuando la policía enfrenta a dos hombres discutiendo en la calle, lo primero que piensan no es que están en una pelea de taberna", afirmó.

    El actual comandante de la Unidad de Violencia Doméstica de la Policía de Boston está de acuerdo y describe su unidad como una "punta de lanza" para otros estados menos progresistas.
    "Boston tiene una numerosa población gay y lesbiana y no tratamos a nadie de manera diferente. Estamos orgullosos de eso", manifestó el teniente dectective Mark Harrington.

    "La academia de policía de Boston es muy sensible frente a otras culturas y otros estilos de vida".
    Nuevas leyes

    Pero Katie Atkins, de La Red, señala que algunas personas todavía no entienden que el abuso es un problema de poder y control y no necesariamente relacionado a las ideas tradicionales de fuerza física.

    "A una percepción equivocada respecto a la violencia doméstica LGBT, que si alguien es abusador, tiene que ser la persona que asume el rol masculino la que es culpable y eso es definitivamente falso", afirmó.

    Los activistas dicen que una mayor conciencia sobre la violencia en las relaciones gay aumentará con la aprobación de una nueva versión del Acta sobre la Violencia contra la Mujer, que ahora incluye cláusulas de no discriminación.

    Esto significa que los fondos que llegan a través del acta, aun en estados que no reconocen las uniones civiles o matrimonios gay, pueden ahora ser destinados a cualquiera, sin importar su orientación sexual o identidad de género.

    Además de beneficiar a la comunidad homosexual, estas nuevas cláusulas significan que los hombres abusados por mujeres en una relación heterosexual también tendrán acceso a mejores servicios.
    "No se apretará un botón y de repente todos estarán incluidos", concluyó Rogers, "pero es una sólida base legal que puede llevar las cosas a un escaño más alto".

    Hasta ahora, es en los estados liberales como Massachusetts donde se le presta mayor apoyo a las víctimas gay de la violencia doméstica, aunque hay señales de un lento cambio en el resto del país.

    http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/11/141120_cultura_violencia_domestica_parejas_homosexuales_wbm

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Sáb Dic 05, 2015 4:54 pm

    Esperate que IU todavía va a más, quiere invertir la carga de la prueba en él. Esta imagen me imagino que se acabará borrando dentro de unas semanas en este hilo ya que es de una cuenta de facebook.


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por nunca el Sáb Dic 05, 2015 8:59 pm

    Es increíble el poder que tiene el lobby feminista que es capaz de presionar al poder judicial para manipular cifras de la violencia doméstica a favor de sus interses.
    http://www.forocomunista.com/t36394p60-existe-la-violencia-de-genero-tal-como-nos-la-cuentan#407850

    Dentro del blog del enlace que cuelgo hay más información, cuelgo solo la más importante.

    https://chefyc.wordpress.com/2014/10/16/espana-unico-pais-en-el-mundo-sin-varones-muertos-en-ambito-domestico-desde-hace-pocos-anos/
    España: único país en el mundo sin varones muertos en ámbito doméstico desde hace pocos años.

    Publicado el 16 octubre, 2014 por #MerecesSaberlo

    A pesar de que pagamos un Observatorio de VDyG desde el año 2003, España es el único país en el mundo sin varones muertos y sin mujeres homicidas en ámbito doméstico (VD) desde hace 4 años. (ver actualización al pie de este artículo tras publicación oficial del 6 de noviembre 2015)
    Quienes son manipulados con estadísticas oficiales sobre VG y sobre denuncias falsas, también lo son con las que desprecian a los varones muertos por violencia doméstica.

    Estas son las cifras oficiales que desde distintos organismos nos informan para su posterior estudio y lucha por erradicarlas (se entiende):



    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5817
    Reputación : 7117
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por Duende Rojo el Lun Dic 07, 2015 5:37 pm

    nunca escribió:Esperate que IU todavía va a más, quiere invertir la carga de la prueba en él. Esta imagen me imagino que se acabará borrando dentro de unas semanas en este hilo ya que es de una cuenta de facebook.


    Creo que han dicho que eso es de un programa antiguo de IU. En el nuevo no está.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7469
    Reputación : 7879
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por PequeñoBurgués el Lun Dic 07, 2015 5:51 pm

    Ahí pone "programa de unidad popular" y está en su programa oficial: http://cdn.20m.es/adj/2015/12/03/3435.pdf que por cierto, no saben lo que significa ese término, es decir, "Unidad Popular". Es un insulto a la unidad popular hacer lo que están haciendo.

    Máquina
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1087
    Reputación : 1169
    Fecha de inscripción : 04/08/2014
    Localización : Asturies

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por Máquina el Lun Dic 07, 2015 7:34 pm

    nunca escribió:Esperate que IU todavía va a más, quiere invertir la carga de la prueba en él. Esta imagen me imagino que se acabará borrando dentro de unas semanas en este hilo ya que es de una cuenta de facebook.

    Ahí está el que comenté el otro día. Voto de hombres medianamente listos perdido y de mujeres también.

    Contenido patrocinado

    Re: ¿Existe la Violencia de Género tal como nos la cuentan?

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:23 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 1:23 am