Lavrenti Beria

    Comparte

    Gagarín
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1282
    Reputación : 1582
    Fecha de inscripción : 05/01/2010

    Lavrenti Beria

    Mensaje por Gagarín el Lun Mayo 17, 2010 2:16 pm

    En relación a los que piensan que Beria, dirigente soviético de los años 40 y 50, fue un fiel colaborador de Stalin, la excelente investigación de Ludo Martens Otra mirada sobre Stalin evidencia lo contrario: que Beria fue un conspirador ambicioso y sin principios que luchó contra Stalin. Varios indicadores señalan que impulsaba una corriente derechista que quería legalizar la iniciativa en la agricultura y la industria ligera. El bolchevique Vyacheslav Molotov indica que Beria estaba a la derecha de Krushev y que Stalin "a veces parecía tener miedo de Beria". Estima que este sujeto carecía de principios. Es mucho el daño que hizo al Partido. Kruschev le acusa de haber ejecutado en 1949 a los hombres de confianza de Zdanov: Kuznetsov, secretario del C.C., Mijail Rodonov, primer ministro de Rusia y Nikolai Voznessensky, presidente del Plan. Parece que desmanteló la seguridad personal de Stalin y,tras la muerte de éste, detuvo a su secretario personal Proskrebychev. Stalin intentó destituirle de su cargo en el pleno que siguió al XIX Congreso y ordenó una depuración de sus seguidores en el CC del PC de Georgia. Beria se apoderó de la escena política soviética tras la muerte de Stalin pero el clan emergente de Kruschev lo liquidó. El 23 de junio de 1953 once mariscales y generales a las órdenes de Zhukov detuvieron a Beria quién fue fusilado junto a sus colaboradores el 23 de diciembre de 1953 bajo la acusación de trabajar para los servicios secretos imperialistas.

    La acción de este burócrata antiestalinista contribuyó a debilitar el Partido y el Estado.


    Fuente: Civilización socialista


    En "Civilización Socialista" se lleva a cabo un balance muy superficial y equivocado sobre el papel de Beria en la época que rodea la muerte de Stalin, cuya fuente inspiradora es la obra "Otra mirada sobre Stalin" escrita por el belga Ludo Martens. Dicho balance aporta muy pocos elementos de juicio para dar una opinión acerca del papel que Beria desempeñó dentro de los debates internos del PCUS y de la URSS en aquel momento. Además no considero que el criterio de Ludo Martens, en este y en otros aspectos, tenga un solvencia suficiente como para valorar su destitución y posterior ejecución. Más bien al contrario, creo que Martens defenfoca ésta y otras cuestiones cuya importancia para el movimiento comunista internacional es difícil ignorar, ya que conciernen al ascenso del revisionismo a la dirección del PCUS y, por consiguiente, a su destrucción y posterior desmantelamiento del socialismo en la URSS.

    Para trazar un cuadro general es necesario aportar al debate los elementos claves de aquel momento, ninguno de los cuales aparecen en el artículo de "Civilización Socialista", que se desliza hacia el idealismo por el camino fácil de las "ambiciones" y las "conspiraciones" tan famosas cuando se habla de la URSS. Pero dichas "conspiraciones" tendrán un motivo, que no puede ser otro que el desacuerdo con la línea que se estaba a punto de imponer dentro del PCUS y que, en realidad, fue la auténtica "conspiración" : la del "clan emergente" de Kruschev.

    Lo primero que debe quedar claro, en consecuencia, es que previamente existía una batalla ideológica interna dentro del PCUS, que no existía el manoseado "monolitismo" de la época de Stalin, hasta tal punto que durante muchos años, hasta 1952, no se convocó un Congreso del partido, algo que la guerra mundial sólo justifica parcialmente. El partido bolchevique estuvo siempre muy lejos de la unidad, como no podía ser de otra forma, dados los siguiente factores:

    - la juventud del movimiento comunista internacional y la falta de experiencias previas de construcción del socialismo

    - la intensa lucha de clases desplegada desde el mismo momento de la revolución de 1917

    - el cerco imperialista, que a partir de 1945 se teje con la amenaza de la bomba atómica

    La estupidez del "culto a la personalidad" de Stalin después de la victoria de la URSS en la guerra, lo mismo que el amparo bajo la figura de Lenin en 1924, fueron los paraguas que disimulaban esa falta de unidad interna. Fueron los revisionistas como Kruschev los que pusieron a Stalin en un pedestal lo suficientemente alto como para que, muy pocos años después, su caída fuera más estrepitosa. Antes de 1956 todo lo malo fue culpa de Stalin, mientras que lo bueno se logró a pesar de él. Es la reencarnación del idealismo histórico, cuyo alcance explicativo es nulo.

    Por lo tanto, si no podemos prestar ninguna solvencia al Informe Secreto de Kruschev en lo que a la figura de Stalin se refiere, ¿por qué se la hemos de prestar en lo que a Beria concierne?

    Pero sucede que, además, inmediatamente después de la muerte de Stalin, la batalla interna dentro del PCUS estuvo planteada entre Beria y Kruschev, por lo que tampoco podemos tener a éste como fuente argumental en una polémica en la que había sido parte interesada.

    Hay otro aspecto que conviene poner de manifiesto: es totalmente contrario a la experiencia del movimiento comunista internacional la supuesta afirmación de Molotov según la cual Beria estaba "a la derecha de Krushev". Parece que estar "a la derecha" es siempre malo, cuando lo cierto es que eso depende de dónde estuviera entonces Kruschev. En los debates internos, las líneas políticas se condicionan unas a otras y se definen las unas por las otras, normalmente en planos simétricos, es decir, las posiciones derechistas con las izquierdistas. Sería verdaderamente sorprendente -aunque nada debemos descartar- que una línea oportunista de derechas estuviera enfrentada a otra más derechista todavía, como dice Molotov.

    Una vez que queda clara la falta de unidad interna del PCUS queda conocer sobre qué aspectos basculaban las divergencias y, en efecto, la cuestión de la agricultura y la industria ligera es uno de ellos, calificando como "derechistas" propuestas, como las de Beria, favorables al desarrollo de ese tipo de sectores económicos, aparentemente en contradicción con la línea que se venía manteniendo desde el I Plan Quinquenal de desarrollo de la industria pesada y las infraestructuras. Si eso es cierto, también lo es que en 1956, después del XX Congreso, ese debate seguía pendiente, y es mucho más cierto aún que una de las cuestiones que llevaron a la caída de la "camarilla antipartido" , es decir, de Malenkov, Molotov y Kaganovich, fue precisamente que eran partidarios de lo mismo que Beria, frente a la postura de Kruschev en ese momento, que era favorable al desarrollo de la industria pesada. Por lo tanto, curiosamente, el revisionismo se abrió camino dentro del PCUS con el inmovilismo, con una aparente defensa a ultranza de la planificación económica que hasta ese momento había sido tradicional en la URSS.

    Naturalmente, que eso hubiera sido un error, es decir, que en 1956 era erróneo lo que en 1930 era correcto. Por eso, Kruschev se apoderó de las riendas del PCUS con una política económica errónea cuyo fracaso le iba a servir de justificación de la batería de reformas económicas con la que se inició la destrucción del socialismo en la URSS. Si esta argumentación es correcta, las posiciones "derechistas" de Beria en 1953 también lo serían y dejarían claro que en la posguerra la política económica soviética debía cambiar y que había una amplia corriente interna dentro del PCUS favorable a ese cambio que, por lo demás, suponía una relajación de las fuertes tensiones económicas vividas en la URSS en la etapa anterior a la guerra y como consecuencia de ella. En 1953 la guerra seguía, pero se trataba "sólo" de una guerra fría.

    Otro aspecto a tener en cuenta es la presencia en los ministerios económicos de la URSS de los viejos militantes mencheviques así como los seguidores de Bujarin, es decir, de los oportunistas de derechas, que no fueron suficientemente depurados en los procesos de Moscú, manteniendo sus cargos buena parte de ellos, como se demuestra por dos detalles importantes. El primero es que en 1952 Stalin tuvo que redactar su libro "Problemas de la construcción del socialismo", una obra clave que surge como conclusión -provisional y genérica- de un debate interno dentro del PCUS. El segundo es que durante 30 años no se pudo alcanzar un acuerdo para acabar de redactar el "Manual de Economía Política", cuya publicación se postergó hasta después del XX Congreso. Las posiciones derechistas (mencheviques, bujarinistas y luego kruschevistas) dentro de la dirección económica de la URSS consistieron en hacer de la NEP, que era una fase excepcional, en una política general. Esa posición hizo de la colectivizació n y la planificación socialista su caballo de batalla, imponiéndose a partir de 1956 al convertir la necesidad de un cambio en las prioridades económicas que era correcto, en una liquidación progresiva del socialismo.

    No obstante, el capítulo económico sólo representaba una parte de lo que en la URSS debía cambiar a partir de 1945. Hay otras consideraciones que tienen que aparecer para adoptar un posicionamiento claro en la caída de Beria y en el rumbo posterior que el movimiento comunista internacional adoptó aquellos años. Con la victoria en la guerra, la URSS había dejado de ser el único país socialista, lo que debería haber contribuido a replantear de manera radical las relaciones del PCUS con los demás partidos comunistas del mundo. También aquí lo que había sido correcto a partir de 1919, cuando se fundó la III Internacional, no lo era en 1945, pero ni hubo un debate público acerca de aquella experiencia, ni se explicaron las causas de su disolución, ni el retardo de la misma, ni tampoco los motivos de la creación de la Kominform, ni por qué en dicha organización entraron unas organizaciones pero no otras. Es muy posible que, lo mismo que sucedió con la falta de convocatoria del Congreso del partido bolchevique, tampoco ese debate internacional trascendiera por la falta de acuerdo interno. Desde luego los revisionistas, tan amantes ellos de la democracia interna, fueron -una vez más- los máximos beneficiarios de esa situación, procediendo a disolver la Kominform en cuanto las cosas se les pusieron feas para sus intereses. Sin más explicaciones, con ese peculiar estilo suyo que luego imputan a los comunistas.

    Para terminar, hay otro elemento en la caída de Beria que me parece necesario tomar en consideración porque, sin duda, fue decisivo: Beria era el responsable del programa nuclear soviético, por lo que, si tenemos en cuenta la amenaza imperialista, que había lanzado dos bombas nucleares contra la población civil de Japón, es más que evidente que existe alguna relación entre ambos acontecimientos. El debate sobre la guerra nuclear se extiende -dentro y fuera del PCUS- a lo largo de varias décadas y reaparece en la polémica chino-soviética de los años sesenta, en donde ambos partidos adoptan posturas muy divergentes sobre la guerra nuclear, el rearme y la lucha por la coexistencia pacífica. ¿Qué es lo que estaba discutiendo el movimiento comunista internacional a partir de 1945? A mi modo de ver, nada más y nada menos que la relación entre la revolución y la guerra, algo que, a pesar de su importancia, el marxismo-leninismo estaba lejos de haber aclarado. De hecho así continúa hoy mismo, cuando las cuestiones militares están muy lejos del horizonte de los comunistas de muchos países.

    Para demostrarlo no hay más que recurrir a la polémica de Stalin con el coronel Ramzin en la posguerra acerca de Clausewitz. Aunque Stalin había dirigido de forma magistral las operaciones militares de la II Guerra Mundial, las conclusiones que obtuvo de aquellos acontecimientos fueron equivocadas, lo cual a vez indica que los principios militares dominantes en la etapa de la III Internacional también eran erróneos y, por consiguiente, que el coronel Ramzin tenía razón y Stalin estaba equivocado: los fundamentos del marxismo-leninismo en materia militar sí están en Clausewitz y correspondió a Mao el mérito de recordarlo, estableciendo un análisis correcto de las relaciones entre la revolución y la guerra con su concepto de "guerra popular prolongada".

    Por consiguiente, en la polémica chino-soviética de los años sesenta las posciones correctas en el terreno militar fueron las defendidas por el Partido Comunista de China. La coexistencia pacífica fue y sigue siendo una consigna justa del movimiento comunista internacional, máxime en la era nuclear que padecemos. Pero los revisionistas soviéticos volvieron a aprovecharse de una política justa para hacer de ella algo distinto, una capitulación en toda regla ante el imperialismo, materializada en el Tratado de No Proliferación de 1963, un acto vergonzoso si los revisionistas hubiera tenido vergüenza alguna vez.

    Con los elementos de juicio que he dejado planteados, los lectores de "Civilización Socialista" deben comprender que ésta es la auténtica situación del movimiento comunista internacional, no muy diferente hoy de la de 1956, es decir, en donde hay muchas preguntas y pocas respuestas. Que toda esta confusión interna la ha introducido el revisionismo, a pesar de su confesada afición por los debates, me parece evidente. La experiencia debe servir para tener en cuenta que la lucha contra el revisionismo está a la orden del día, hoy como entonces. Lo extraño es que si los revisionistas, y Kruschev en particular, cargaron contra Beria en 1953 cuando se aprestaban a asestar una puñalada por la espalda al movimiento comunista internacional, las víctimas de los revisionistas, y Beria en particular, no tuvieran ni siquiera una parte de razón en sus propuestas.


    Texto de Juan Manuel Olarieta

    Saco el debate a raíz que tuvimos RDC,Asturcom y yo sobre la figura de Beria y en la cuál contrastamos las referencias históricas que daban sobre Beria los historiadores Ludo Martens y Grover Furr.

    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2541
    Reputación : 3027
    Fecha de inscripción : 19/08/2009
    Edad : 25
    Localización : Galicia

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por RDC el Lun Mayo 17, 2010 2:21 pm

    Saco el debate a raíz que tuvimos RDC,Asturcom y yo sobre la figura de Beria y en la cuál contrastamos las referencias históricas que daban sobre Beria los historiadores Ludo Martens y Grover Furr.

    Vaya casualidad, estaba buscando yo ahora mismo esa discusión y no la encuentro. ¿Sabes en que hilo fuera?

    Gagarín
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1282
    Reputación : 1582
    Fecha de inscripción : 05/01/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Gagarín el Lun Mayo 17, 2010 2:25 pm

    RDC escribió:
    Saco el debate a raíz que tuvimos RDC,Asturcom y yo sobre la figura de Beria y en la cuál contrastamos las referencias históricas que daban sobre Beria los historiadores Ludo Martens y Grover Furr.

    Vaya casualidad, estaba buscando yo ahora mismo esa discusión y no la encuentro. ¿Sabes en que hilo fuera?
    Aquí lo tienes:

    http://www.forocomunista.com/union-de-republicas-socialistas-sovieticas-urss-f63/cual-fue-el-mejor-momento-de-la-urss-t156-40.htm

    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2541
    Reputación : 3027
    Fecha de inscripción : 19/08/2009
    Edad : 25
    Localización : Galicia

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por RDC el Lun Mayo 17, 2010 8:51 pm

    Estoy de acuerdo con Olarieta. Aunque les podia haber metido más caña a los de Civilización Socialista que esta frase tiene tela:

    La acción de este burócrata antiestalinista contribuyó a debilitar el Partido y el Estado.

    Gagarín escribió:
    RDC escribió:
    Saco el debate a raíz que tuvimos RDC,Asturcom y yo sobre la figura de Beria y en la cuál contrastamos las referencias históricas que daban sobre Beria los historiadores Ludo Martens y Grover Furr.

    Vaya casualidad, estaba buscando yo ahora mismo esa discusión y no la encuentro. ¿Sabes en que hilo fuera?
    Aquí lo tienes:

    http://www.forocomunista.com/union-de-republicas-socialistas-sovieticas-urss-f63/cual-fue-el-mejor-momento-de-la-urss-t156-40.htm

    Gracias.


    Última edición por RDC el Lun Mayo 17, 2010 9:23 pm, editado 1 vez

    Agitación
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2079
    Reputación : 2384
    Fecha de inscripción : 10/03/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Agitación el Lun Mayo 17, 2010 9:05 pm

    Haya metido más caña o no, la respuesta al artículo está publicada en el blog de CS, lo cual muestra bastante aceptación de la crítica que falta en muchos otros espacios.

    La verdad es que venía a publicar los dos textos, pero veo que se me han adelantado jeje.

    Un saludo.

    carlos
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3019
    Reputación : 3421
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por carlos el Lun Mayo 17, 2010 10:14 pm

    A mi CS no me gusta nada ultimamente lleno de declaraciones pomposos más que de análisis serios , apoyo a todo lo que parezca rojo (y ni eso porque en el caso de África llegan a apoyar hasta estados pro-imperialistas) , contradicciones , apoyo al revisionismo chino , calumnias contra mao (al que llaman senil) , paridas como las de los fascistas mao pol pot , apoyo a Rusia capitalista etc...

    De vez en cuando si que se salva algún artículo que defiende los logros del socialismo , o los de olarieta pero vaya que aun con esas ...

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Shenin el Mar Mayo 18, 2010 12:22 am

    Dejo aquí un fragmento del texto Stalin y la lucha por la reforma democrática en el que se exponen algunas cuestiones relativas a Beria:



    Lavrenty Beria

    Beria es el personaje más calumniado en la historia soviética. Por tanto, el reverso del juicio histórico sobre la carrera de Beria, juicio que empezó repentinamente tras el fin de la Unión Soviética, ha sido incluso más intenso que la reevaluación académica del papel de Stalin, que es el tema principal de estos artículos.

    Los "cien días" de Beria (exactamente 112 días, desde la muerte de Stalin el 5 de Marzo de 1953 hasta su destitución el 26 de junio) fueron testigos del inicio de profundas reformas. Si la dirección soviética hubiera permitido que estas reformas se hubieran desarrollado totalmente la historia de la Unión Soviética, del Movimiento Comunista Internacional, de la Guerra Fría, y, en resumen, de la última mitad del Siglo XX, hubiera sido radicalmente diferente.

    Las iniciativas de reforma de Beria incluían, como mínimo, las siguientes. Todas merecen ser destacadas, y algunas de ellas están teniendo ahora un especial estudio, incluso a pesar de que el Gobierno Ruso mantiene las fuentes primarias más importantes vetadas incluso a historiadores de confianza:

    - La reunificación de Alemania como un estado no-socialista, neutral, paso que hubiera sido terriblemente popular entre los alemanes, y notablemente desagradable para los aliados de la OTAN, incluyendo a Estados Unidos.

    - La normalización de relaciones con Yugoslavia, que prometía volver de su tácita alianza con Occidente hacia el Kominform.

    - Una política sobre las nacionalidades que se oponía a la "rusificación" en las áreas recientemente anexadas del Oeste Ucraniano y los Estados Bálticos, junto al objetivo de recuperar, al menos, a algunos de los grupos nacionalistas en la emigración. Una política reformada de nacionalidades en otras áreas no rusas, incluyendo Georgia y Bielorrusia.

    - Rehabilitaciones y compensaciones para aquellos injustamente condenados por los cuerpos jurídicos especiales (las "troikas" y las "Comisiones Especiales" del NKVD) durante los años 30 y 40. Bajo Beria este proceso se hubiera llevado a cabo de manera muy distinta de cómo se llevó a cabo bajo Jruschov, que rehabilitó a muchos que eran incuestionablemente culpables.

    Algunas de las otras reformas de Beria fueron llevadas ampliamente a la práctica, incluyendo:

    - Amnistía para un millón de prisioneros por crímenes contra el Estado.

    - Poner término a la investigación del "Complot de Médicos", junto al reconocimiento de que las acusaciones habían sido injustas, y el castigo a los funcionarios del NKVD involucrados, incluyendo la destitución de Kruglov, antiguo director del NKVD, del Comité Central. (11)

    - Poner término a la autoridad de la "Comisión Especial" del NKVD para sentenciar a muerte o a largas penas de cárcel.

    - En un movimiento no sólo contra el culto a Stalin, sino contra todo culto a todos los líderes en general, prohibir la exhibición de retratos de líderes en los grandes mítines festivos. Esto fue anulado por los líderes del Partido poco después de la destitución de Beria.



    Las actividades de Beria en pro de una reforma democrática

    Oficialmente, Beria fue arrestado por los otros miembros del Politburó más algunos generales el 26 de junio de 1953. Pero los detalles de esta supuesta detención son oscuros, y hay versiones contradictorias. (12) En cualquier caso, durante el pleno del Comité Central de junio de 1953 dedicado a acusar a Beria de varios crímenes, Mikoyan declaraba:

    “Cuando [Beria] hizo su presentación en la Plaza Roja sobre la tumba del camarada Stalin, le dije: “En tu discurso hay un párrafo en el que garantizas a cada ciudadano los derechos y libertades contemplados en la Constitución. Si en el discurso de un simple orador no hay frases vacías, en el discurso de un ministro político del interior, que es un programa de acción, deberás cumplirlo”. Él me respondió: “Y lo cumpliré’’.” (Beria 308-9, Mujin 178).

    Beria había dicho algo que alarmó a Mikoyan. Aparentemente, era el hecho de que en ese crucial discurso en la Plaza Roja, y haciendo referencia a la Constitución, Beria omitió toda referencia al Partido Comunista, hablando sólo sobre el Gobierno Soviético. Beria habló en segundo lugar, después de Malenkov, una demostración pública de que ahora era la segunda persona en el rango del Estado Soviético. Sus palabras habían sido éstas:

    “Los trabajadores, los campesinos koljosianos, la intelligentsia puede trabajar pacíficamente y en confianza, sabiendo que el Gobierno Soviético garantizará diligente e incansablemente sus derechos, tal y como figuran en la Constitución de Stalin… De ahora en adelante la política del Gobierno Soviético será la política leninista y estalinista de mantenimiento y refuerzo de la paz…” (Beria, Discurso)

    Mujin sugiere posibles interpretaciones para este párrafo. La gente de la calle difícilmente entendería lo que Beria decía, pero para la nomenklatura del Partido esto era un buen navajazo. Beria pretendía llevar adelante el país sin Partido; por lo tanto, sin ellos. Prometía salvaguardar los derechos del pueblo, que no les concedía el Partido, sino... ¡una Constitución! (Mujin, 179).

    En este mismo Pleno de junio de 1953 Jrushchov dijo:

    “Recordemos como Rákosi [líder comunista húngaro] dijo “Me gustaría saber qué es lo que se decide en el Consejo de Ministros y qué es lo que se decide en el Comité Central, qué tipo de división debería existir…” Y Beria dijo tranquilamente: “¿Qué Comité Central? Que decida el Consejo de Ministros, y dejemos que el Comité Central se dedique a sus temas de cuadros y propaganda”.” (Beria 91).

    Más tarde, en el mismo pleno Lazar Kaganóvich abundó sobre el punto de Jruschov:

    “El Partido es para nosotros lo más elevado. No debe permitirse a nadie hablar como lo hizo este sinvergüenza [Beria]: “el Comité Central [para] cuadros y propaganda, no para dirigir políticamente, no para dirigir toda la vida, como nosotros los bolcheviques la entendemos”.” (Beria 138)

    Estos hombres parece que creyeron que Beria proyectaba sacar al Partido de su función de dirigir directamente el país. Era muy parecido a aquello por lo que Stalin y los suyos habían luchado durante las discusiones del borrador constitucional en los años 1935 a 1937. Se puede distinguir en el borrador del Programa del Partido de 1947 y en la reestructuración del Partido Bolchevique por parte de Stalin en el 19º Congreso y el subsiguiente Pleno del Comité Central unos pocos meses antes.

    El hijo de Beria, Sergo, afirma que su padre y Stalin estaban de acuerdo en la necesidad de sacar al Partido de la dirección directa de la sociedad soviética:

    “Las relaciones de mi padre con el Partido fueron complejas… Nunca ocultó sus relaciones con el aparato del Partido. Por ejemplo, directamente dijo a Jruschov y a Malenkov que el aparato del Partido corrompía a la gente. Era apropiado para los primeros tiempos, cuando el Estado Soviético acababa de formarse. Pero mi padre les preguntaba: “¿Quién necesita hoy a estos controladores?”

    Tenía la misma clase de conversaciones con los directores de industrias y factorías a quienes, naturalmente, no les interesaban en absoluto los inútiles del Comité Central.

    Mi padre era igual de sincero con Stalin. Iósif Vissariónovich estaba de acuerdo en que el aparato del Partido se había liberado a sí mismo de responsabilidad en materias concretas y no hacía nada sino charlar. Un año antes de su muerte, cuando Stalin presentó el nuevo diseño del Presidium del Comité Central, dio un discurso cuyo punto principal giraba en torno a la necesidad de encontrar nuevas formas de dirigir el país, dado que los antiguos modos no eran los mejores. Tuvo lugar una seria discusión, en torno a la actividad del Partido.” (Sergo Beria Moy Otets Lavrentii Beria).

    La planeada reestructuración de Beria de las relaciones entre el Estado y el Partido hubiera sido probablemente muy popular entre los comunistas de base, por no hablar de la mayoría de ciudadanos soviéticos no militantes. Pero era una grave amenaza para la nomenklatura.

    Mujin lo explica de esta manera:

    “Beria no renunció a meter en la cabeza de la gente la idea de que el país debiera ser dirigido, en el centro y en la periferia, por los soviets, tal y como la Constitución señalaba, y que el Partido debiera ser un órgano ideológico, que garantizara, a través de la propaganda, que con su ayuda, los diputados a los Soviets a todos los niveles serían comunistas. Beria propuso recuperar el espíritu de la Constitución en el pleno sentido del slogan “¡Todo el poder a los soviets!”. Mientras Beria hubiera operado exclusivamente en la esfera ideológica, hubiera sido desagradable para la nomenklatura, pero nada espantoso. Dado su poder, hubieran seleccionado delegados al Soviet Supremo, instruyéndoles a fin de que las ideas de Beria no se hubieran llevado a efecto. Pero si Beria no permitía a los Secretarios y al Comité Central las elecciones y la sesión del Soviet Supremo, ¿Qué tipo de decisiones podrían los diputados alcanzar?” (Ubiystvo 363-4).

    Lógicamente, ésto enfrentaba a Beria con la mayoría de la nomenklatura del Partido. (Ubyistvo 380). Jruschov era el representante de los intereses de ese grupo, o, por lo menos, de su fracción más grande y activa. Y Jruschov tenía un concepto muy diferente de la “democracia”. El famoso director de cine Mijaíl Romm recordaba las palabras de Jruschov en un encuentro con intelectuales:

    “Desde luego, todos nosotros os hemos escuchado, y hemos hablado con vosotros. Pero, ¿quién decidirá? En nuestro país decide el pueblo. Y, ¿qué es el pueblo? Es el Partido. Y, ¿quién es el Partido? Pues nosotros. Nosotros somos el Partido. Esto significa que nosotros decidiremos. Yo decidiré. ¿Comprendido?” (Alijanov).

    Como Mukhin indica:

    “El Partido en tanto que organización de millones de comunistas, estaba acabado. El grupo de personas en la cumbre se convirtió en el Partido.” (Mujin. Ubiystvo 494)



    Las muertes de Stalin y Beria… y otras muertes

    Junto a las misteriosas circunstancias de la muerte de Beria hay que sumar el considerable número de pruebas de que o bien se dejó que Stalin muriera en el suelo de su dacha tras sufrir una trombosis, o tal vez, fue envenenado. No tenemos tiempo ni espacio para resumir aquí esta cuestión

    Sin embargo, no es necesario para nuestros propósitos. La amplia circulación y credibilidad entre rusos de toda orientación política demuestra que tanto la muerte de Stalin como la de Beria fueron muy beneficiosas para la nomenklatura. Las pruebas son que tanto Beria como Stalin querían una perestroika comunista, una "reestrucuración" del poder político, y no del económico. Nada que ver con la superexplotación capitalista y el despellejamiento que el país ha sufrido bajo el nombre de "perestroika" desde los últimos años 80. Esas pruebas son independientes de otras que puedan demostrar que fueron asesinados.

    El resultado inmediato de los fracasos de Stalin y Beria en sus intentos democratizadores fue dejar a la URSS en manos de la dirección del Partido. No llegó ninguna democracia obrera a la Unión Soviética. Los principales líderes del Partido continuaron monopolizando puestos importantes del estado y de la economía, convirtiéndose en un estrato parasitario, explotador, con marcado parecido a sus semejantes de las economías capitalistas.

    En su sentido literal, este estrato disfruta hoy del poder, Gorbachov, Yeltsin, Putin y el resto de dirigentes de Rusia y los estados post-soviéticos son todos los antiguos miembros de la dirección del Partido. Durante largo tiempo explotaron a la ciudadanía soviética en su papel de super privilegiados funcionarios. Después, bajo Gorbachov, controlaron el proceso de privatización de la propiedad colectiva que pertenecía a la clase obrera de la URSS, empobreciendo de paso no sólo a los trabajadores, sino a la amplia clase media. Se le ha considerado la mayor expropiación de la historia (13). La nomenklatura del Partido destruyó la Unión Soviética. (Bivens & Bernstein; O’Meara; Williamson).

    Para esconder su papel en las ejecuciones masivas de los años 30, su éxito en hacer fracasar los intentos estalinistas de democratización, su rechazo para llevar a cabo las reformas de Stalin y de Beria, y en resumen, su rechazo a democratizar la Unión Soviética. Jruschov y los principales líderes del Partido culparon a Stalin de todo, mintiendo sobre la existencia de serias conspiraciones en la URSS en los años 30, y tapando sus papeles protagonistas en las ejecuciones que siguieron.

    El "discurso secreto" de Jruschov en 1956 fue el mayor golpe al movimiento comunista mundial de la historia. Dio alas a los anticomunistas de todo el mundo, que decidieron que por una vez había un líder comunista en quien confiar. Los documentos publicados desde el fin de la Unión Soviética afirman que cada una de las acusaciones contra Stalin eran mentiras. Esa evidencia nos lleva, a su vez, a preguntarnos por los motivos reales que llevaron a Jruschov a atacar a Stalin de esa manera. Los investigadores han demostrado ya que las acusaciones “oficiales” contra Beria citadas por Jruschov y los suyos o bien son falsas, o no se basan en ninguna prueba. Los muros de mentiras que rodean estos sucesos nos obligan a preguntarnos: ¿Qué estaba sucediendo en realidad? El presente ensayo sugiere una respuesta.


    También dejo este otro artículo de un tal Philip Panaggio acerca de Beria y crítico con la posición de Ludo Martens:



    Sobre Lavrenti Beria

    Una Crítica a "Otra Visión de Stalin" de Ludo Martens

    Philip E. Panaggio




    Los paradigmas totalitarios pueden demonizar a una cultura entera (como en el caso de la Unión Soviética), y/o exculpar a las masas populares dentro de una cultura (como en el caso de los Nazis).

    El presente artículo ('Sobre Lavrenti Beria') hace referencia al libro de Ludo Martens "Otra Visión de Stalin". Es una crítica de la valoración que Martens hace sobre Beria. El resto del libro de Martens se apoya en los hechos empíricos conocidos. ¡Sin embargo, en el análisis de Lavrenti Beria, Ludo Martens no cuenta con hechos sino tan sólo con teorías y/o rumores o chismes, que es el tipo de material con el que los Kremlinológos han creado el paradigma totalitario de toda la sociedad soviética! ¿Por qué en este caso creyó Martens en dicho paradigma, y en concreto por qué creyó a Jruschov?

    Curiosamente, Martens da por buenas todas las cosas que se "sabían" en Occidente acerca del "poder" que Beria detentaba -y luego Martens afirma que, hasta 4 meses después de que Stalin muriese, Beria no intentó hacerse con todo el poder. La "razón" de esto, según una inferencia bastante ilógica, fue la arrogancia de Beria. ¡Absurdo! Lo anterior sólo tiene sentido si se acepta el paradigma totalitario de la sociedad soviética, que ha demostrado ser un paradigma falso. Una deducción más lógica sería que Beria nunca consideró que hubiese ningún poder que tomar, y que no existía ningún desacuerdo importante entre él y sus compañeros. Consideremos esto: Beria tenía bajo su mando tanto el NKGB como el NKVD. Con todos los rumores y sospechas sobre la muerte de Stalin, fácilmente Beria podía haber hecho detener y ejecutar a sus "rivales". ¡Por lo tanto, también hay que preguntarse si hubo algún rumor o sospecha inmediatamente después de la muerte de Stalin! Indudablemente, si hubiera existido alguna sospecha hubiera llegado al NKVD, y el NKVD habría actuado en consecuencia; al menos, hubiera arrestado a las personas que encontraron a Stalin tendido en el suelo de su habitación, antes de su muerte.

    Ahora bien, ¿realmente Stalin fue encontrado tendido en el suelo? ¿O se trata de otro rumor a posteriori? ¿Y por qué no eliminó Beria a sus rivales, aun 4 meses después de la muerte de Stalin? Porque al parecer no eran sus rivales, al contrario de lo que sugieren los paradigmistas totalitarios.

    No puedo estar de acuerdo con los argumentos de Martens en contra de Beria, ya que eran los enemigos los que consideraban a Beria un enemigo, los enemigos que de hecho eran capitalistas y no comunistas, y que así lo demostraron. En cambio, sólo existen teorías y calumnias contra Beria a este respecto, basadas principalmente en el deseo expreso de Beria de volver durante un tiempo a un sistema tipo NEP después de la Segunda Guerra Mundial --por los mismos motivos que tuvo Lenin después de la Guerra Civil--, y también debido al deseo de Beria de mantener una relación amistosa con Occidente --el cual, después de todo, había sido un aliado en la Segunda Guerra Mundial.

    Al dar por verdadera la imagen oficial de Beria, Martens cae de lleno en el mismo paradigma totalitario que su libro entero intenta desmontar.

    Beria hizo un buen trabajo para Stalin; de hecho, un trabajo excelente, magnífico. Lejos de querer asesinar a Stalin, Beria hizo todo lo que estaba en sus manos --en contra de las órdenes de Stalin-- para tratar de impedir que Stalin anduviese por las zonas de tierra minadas durante el tiempo en que Stalin insistió en permanecer en Moscú durante la guerra. Stalin fácilmente podría haber sido asesinado: era esto lo que Beria trataba de prevenir. ¡Beria también tuvo muchas ocasiones para asesinar a Stalin y escapar del castigo!

    Martens cita a Thaddeus Wittlin como fuente de datos sobre Beria. Ahora bien, ¿sabe Martens en qué medida Wittlin ha inventado escenas enteras en su libro sobre Beria? Wittlin sacó sus historias sobre Beria directamente de libros pornográficos; sus detalles sobre las actividades de Beria son tan escabrosos y espeluznantes, además de totalmente infundados, que sorprende mucho toparse con ellos en mitad de su enorme libro. Según Wittlin, Beria era un violador pederasta y un psicópata asesino de niñas, que recorría las calles de Moscú en un coche de cristales tintados a la caza y captura de víctimas. Esta historia de terror sobre Beria, el "vampiro del Kremlin", llegaría a ser ampliamente aceptada por los paradigmistas totalitarios. Pero no es más que pura invención, gráfica y espeluznante, y también pornografía pura. ¡Fantasía! Si Martens va a creer lo que Wittlin dice sobre Beria, ¿por qué no va a creer también lo que Robert Conquest dice sobre Stalin? [Ver Amy Knight, para una biografía objetiva de Beria escrita por un capitalista].

    Los datos que Martens maneja sobre Abakumov y Beria no son correctos en este caso. Desde la creación de dos grupos, el MGB y el MVD, siendo el MVD el antiguo NKVD, hubo hostilidad entre ambos grupos. Ignatiev y Ryumen eran los hombres de Jruschev. Es posible, como Martens y todos los demás parecen creer, que Beria fuese "la única persona" capaz de eliminar a la guardia personal de Stalin poco antes de la muerte de éste, pero otros podrían haberlo hecho también. También es posible que Stalin dejara de confiar en su guardia personal y que ordenara su sustitución; ello estaría de acuerdo con la escuela de pensamiento de las "órdenes desde arriba". Pero en este caso se trataba de los guardias personales de Stalin, y éste estaba en su pleno derecho si los sustituía por otros. ¡Es imposible creer que Stalin no supiera que sus guardias de seguridad eran nuevos! ¡Stalin estaba bien de la vista!

    El paradigma totalitario presenta una imagen dualista de Stalin: o bien es un genio diabólico, o bien es un idiota con muy pocas luces. Las personas que escriben con un fuerte deseo (emoción) de defender a Stalin y de desmontar el paradigma totalitario, a menudo caen de nuevo en el paradigma cuando intentan presentar a Stalin como un Santo y un Genio, o como una Víctima Engañada carente de toda culpabilidad. ¡Y éste es el tipo de personas que no quieren caer en un nuevo "culto a la personalidad" de Stalin! Pues eso es exactamente lo que consiguen con dicha actitud.

    Pienso que nunca podremos saber qué ocurrió realmente al final, en la hora de la muerte de Stalin. Es posible que las personas más cercanas a Stalin pensaran que éste dormía cuando yacía enfermo o inconsciente. (Yo estaba en estado de coma, o inconsciente al menos, incapaz de ser despertado tras varias tentativas, y mi amigo más querido, alguien más cercano a mí de lo que nadie estaba de Stalin, pensó que yo 'dormía' y no quiso molestarme': ¡y esto fue un día después de que yo fuera arrollado por un coche que iba a 30 millas por hora, mientras esperaba ante un semáforo, helado de frío! ¡Mi amigo pensó que yo dormía! Trató de despertarme sólo unas veces y luego me dejó seguir "durmiendo". - Luego entonces es posible. Bueno, yo no estaba en el suelo. Estaba en mi propia cama.) Ahora bien, una vez más debemos preguntarnos: ¿realmente Stalin fue encontrado tendido en el suelo? ¿O, como se dijo antes, no será otro rumor a posteriori, diseñado para hacer que una muerte natural pareciera sospechosa? ¿Parecía Stalin tan enfermo como nos dicen? ¿O simplemente parecía dormido?

    Pero he aquí el rompecabezas que ningún experto parece poder ver con claridad: que, de hecho, ninguno quiere ver. ¡¡La imagen presentada por todas las fuentes, tanto a favor como en contra, muestra a los empleados más cercanos, veteranos y de más confianza de Stalin, con miedo a entrar en su habitación!! ¿¿POR QUÉ?? El relato de Rybin ("Al lado de Stalin") no es mejor, en la medida en que considera a Stalin como a San José, a la vez que es incapaz de entender que sus inferencias conducen a pensar que el personal de Stalin estaba tan aterrorizado que ni siquiera se atrevían a llamar a la puerta de Stalin cuando tenían que hacerlo. ¿Esperaron durante horas, aunque todos pensaron que algo iba mal cuando Stalin no salió de su habitación a la hora acostumbrada? ¿O es que retrospectivamente "se acordaron" de haber pensado que algo iba mal después de que realmente supieran que algo iba mal, y después de que ellos mismos se convirtieran en sospechosos?

    ¿Por qué no llamaron los criados, y por qué no entraron en el cuarto de Stalin? Nadie ha parecido tener en cuenta estos datos iniciales durante el día fatal. Mucho antes de que Beria se presentara en la dacha y viera a Stalin durmiendo en un sofá (algo muy habitual en Stalin), ¿por qué no llamaron al médico? ¡Supuestamente, los criados lo encontraron en el suelo! ¡Pero más tarde Beria no vio a Stalin tendido en el suelo, sino que lo vio sobre un sofá, y además parecía dormido! ¡Lo anterior, en cualquier investigación realizada en los EEUU, aun en el municipio más provinciano, incriminaría a las personas que se encontraban en el lugar de los hechos mucho antes de que Beria o los demás fueran llamados, si hubiera existido alguna sospecha!

    No me gusta --y por lo tanto soy muy crítico al respecto-- la tendencia de la gente a descalificar a sus propios jefes de policía electos (aunque descalifiquen a J. E. Hoover por "hacer un buen trabajo" contra los comunistas -¡él fue nombrado para hacer eso! ¿De qué lo culpan?¡) [*] El desplazamiento de la culpa, la tendencia a crear chivos expiatorios, y la mentalidad de que "quien lo nombró no es el responsable", es la misma vieja exculpación característica del culto a la personalidad que autores como Martens afirman que no existe! ¡Que las personas allí presentes, que conocían a la perfección los hábitos de Stalin, no entrasen en su habitación cuando pensaban que algo "iba mal", resulta sumamente sospechoso. ¡Stalin no era conocido por ser rudo o déspota con sus empleados y con la gente en general, sino todo lo contrario! (De hecho, agradecía mucho las visitas de amigos y familiares, como dan fe muchos informes, y como escribió su hija Svetlana). Supuestamente, ¿los criados no podían llamar a su puerta? ¿POR QUÉ NO?

    ¡Si hay algo que huela mal en el asunto de la muerte de Stalin, dudo que la respuesta se encuentre centrándose en "los sospechosos obvios" y utilizando las teorías que los convierten en "sospechosos obvios" a posteriori, sobre todo empleando el mismo anticuado paradigma totalitario! ¡A este respecto, todos parecen tener una agenda política para inventarse a los sospechosos, cuando de hecho los verdaderos sospechosos están justo allí, estuvieron allí todo el tiempo, y se olvidaron de hacer una maldita cosa, como era llamar a un médico cuando encontraron a Stalin tendido en el suelo! En cualquier tribunal de justicia de los EEUU, los criados o las personas presentes en aquel momento habrían sido acusados, al menos, de una negligencia grave o de una "indiferencia criminal" ante la muerte de Stalin. (Según la ley estadounidense, si encuentro a una persona con la que vivo tendida en una cama, y esa persona aparentemente no respira y yo soy incapaz de despertarla, entonces, si tengo una sospecha razonable de que la persona necesita asistencia médica y no hago nada, puedo ser acusado de homicidio).

    Leyendo la obra de Martens, y aquí pienso que Martens también se equivoca por completo, parece como si nadie hubiese muerto nunca en la URSS excepto por alguna intriga política. ¡En la URSS también existía la muerte natural! ¡Injuriar a Beria de la manera en que lo hace Martens, después de tantos años de servicio leal, no es diferente de lo que Trotsky dijo contra Stalin, extendiendo el rumor de que Stalin había envenenado a Lenin! Pienso que el análisis de Beria desentona completamente del resto del libro de Martens; no se trata de un análisis político, sino de una teoría sin fundamento y casi de una difamación. También es muy posible que Stalin hubiera fallecido independientemente de lo que se hubiera hecho por él. ¡Después de todo, la hemorragia cerebral no es un resfriado común!

    En cuanto a las personas que llegaron a los EEUU procedentes de la Unión Soviética, ¿qué podemos esperar que dijeran? ¿Que la URSS era una maravilla? Todo lo que conseguimos leer al respecto son cosas escritas por enemigos o por espías desertores (algunos de los cuales eran agentes dobles, para empezar). El hecho es que Jruschov impuso un régimen autoritario, y que las cosas empeoraron mucho para la economía y el bienestar del pueblo después de que Jruschov llegara al poder. En cambio, muchas personas (que no escriben libros sobre esto) a las que conocí personalmente y que vivieron/trabajaron en los años 1930 en la URSS de Stalin, y que luego acabaron viviendo/trabajando en los EEUU durante los años 1950, decían que en todos los aspectos se sentían exactamente igual en la URSS de Stalin que en los EEUU, salvando algunas diferencias menores acerca de cómo se despachaban los asuntos económicos.

    EL MODELO TOTALITARIO sobre la era soviética de Stalin es notablemente insidioso y muy difícil de superar. Incluso los "revisionistas" lo usan, ambos bandos lo usan y ni siquiera se dan cuenta de que lo emplean: por ejemplo, cuando afirman que los criados estaban demasiado asustados para llamar a la puerta de Stalin, aunque Stalin fuera un tipo muy amable y correcto con sus empleados; o cuando sostienen que Beria deseaba obviamente dominar el país, pero no lo hizo --cuando estaba en la cumbre de su poder-- por alguna razón inexplicada y misteriosa. Todo esto forma aún parte del paradigma totalitario.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Erazmo el Mar Mayo 18, 2010 3:54 am

    Leì el trabajo de ludo martens y grover furr, y ninguno me gustò personalistas y confusos, sin respeto por el lector y su capacidad de comprender y tener conocimientos de historia.

    Lo de Martens es casi un chiste, ¿porque?, simplemente porque pareciera que el camarada Stalin era un tarado asì como lo presenta, ¿asustado de beria?, ¿lo quizo destituir pero no pudo?, eso es ser poco serio e incomprensible ademàs porque sì Stalin era un pelmazo, ¿subliminal martens? ¿descuidado al escribir? o ¿malintencionado?, entonces ¿quièn dirigiò la URSS de 1924-1953 e incluso desde 1922 en que se incrementò el poder de Stalin al crearse la URSS.

    Beria no dirigiò nada hasta 1939 en que fuè designado encargado del NKVD, por mucho poder que tuvièse en el gobierno de georgia, Stalin era el dirigente màximo con su cuerpo colegiado negarlo no tiene sentido.

    Trotsky derrotado en la pugna por el poder tambièn asì lo sintiò y por eso lo atacò.

    Sì martens tuvièse razòn, todos estaban equivocados y habìa un "oscuro poder que dirigìa desde las sombras", de ahì a comenzar con "iluminati-masones-idioteces" hay solo un paso, parece que martens querìa ser guionista de pelìculas de "cine negro" y escribiò esa sandez.

    El problema de este tema es exactamente igual al tema "Los fallos de la URSS", donde sostuvimos un muy interesante debate con el camarada schenin que ahora insertò dos apreciaciones muy buenas.

    Stalin era el encargado y Beria lo apoyò lealmente.
    Construir el desarrollo en una gigantesca naciòn multinacional y llevarla del bajo feudalismo e incluso de la esclavitud en algunas àreas, a conquistar el àtomo, el espacio y ganar una guerra brutal, ademàs de los siniestros cercos mundiales a los que se viò aquejada, como todo aquello era muy difìcil Stalin no podìa tener demasiada oposiciòn y por eso tuvo que liquidar el Partido bolchevique transformàndolo en un partido de aduladores oportunistas sin moral ni conciencia, vulnerando asì los principios revolucionarios de un partido de revolucionarios honestos, concientes e ideologicamente competentes e instruìdos.
    En un partido bolchevique como era el que dirigìa Lenin en 1917, individuos ruines como kruschev-brezhnev-suslov jamàs podrìan haber llegado al comitè central, la propia vigilancia revolucionaria los habrìa detectado como aprovechadores y oportunistas.

    Ser jefe de la NKVD implicaba confianza, y beria quizà era el ùnico de confianza para Stalin ese mes de febrero de 1953, es seguro que beria tambièn tenìa sus apetitos de poder y por eso arruinò a ponomarenko, pero al final eran todos unos sinverguenzas inconcientes y aprovechadores, no dudaron en caer como perros rabiosos sobre las mortajas del camarada Stalin y beria simplemente perdiò, asì como perdiò trotsky 29 años antes.

    Al final estamos otra vez en el hilo "Los fallos de la URSS".

    Para el camarada schenin, recordè que en ese hilo vos señalasteìs que yagoda era trotskista ¿en que basaìs tamaña noticia? porque entonces todo habrìa sido una soberana estupides.

    Saludos Revolucionarios

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Shenin el Mar Mayo 18, 2010 11:51 am

    Para el camarada schenin, recordè que en ese hilo vos señalasteìs que yagoda era trotskista ¿en que basaìs tamaña noticia? porque entonces todo habrìa sido una soberana estupides.

    Saludos Revolucionarios

    Pues hombre, aprovechó su posición en el NKVD para encubrir a quintacolumnistas, encarcelando y ejecutando a inocentes para desviar la atención. Además, no encuentro otro motivo para su depuración. Si realmente era leal al Partido y a Stalin, ¿por qué en ninguno de los procesos de rectificación y rehabilitación se le tiene en cuenta? ¿Por qué Beria no plantea su rehabilitación?

    Además, Stalin no tiene control sobre el NKVD hasta que Beria lo dirige. La tesis de que ser jefe del NKVD implica confianza es válida en el caso de Beria, pero no en todos. Una de las labores de Beria es precisamente la de limpiar el aparato del NKVD anterior a su llegada.

    Pero, vamos, no voy a seguir discutiendo este tema, ya que difícilmente nos pongamos de acuerdo. Y, además, no dispongo de tiempo.

    Saludos socialistas

    tartesico
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 443
    Reputación : 887
    Fecha de inscripción : 26/03/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por tartesico el Mar Mayo 18, 2010 12:12 pm

    sinceramente y al igual que dice agitacion, es de agradecer que CS haya tenido el gesto de publicar el articulo de critica al que ellos mismos hicieron. Yo no soy ni tan de uno ni tan de otro, si no que probablemente la ubicacion este en un termino medio entre ambos, termino que desde luego se encuentra en el debate sano que ejemplifica CS, a diferencia de otros espacios en la red, autodenominados de izquierdas o incluso comunistas, que censuran lo que no les viene bien o lo que les contradice. Enhorabuena tanto a CS como a Olarieta por un buen ejemplo de debate.

    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Demofilo el Miér Mayo 19, 2010 7:30 am

    Muy interesantes los escritos aportados aquí, pero tengo que decir que Yagoda no era trotskista sino bujarinista, es decir, derechista.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Shenin el Miér Mayo 19, 2010 3:46 pm

    Demofilo escribió:Muy interesantes los escritos aportados aquí, pero tengo que decir que Yagoda no era trotskista sino bujarinista, es decir, derechista.

    Tomo nota.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Erazmo el Jue Mayo 20, 2010 8:42 pm

    Yagoda, bujarinista y no trotskista, ¿derechista? no la derecha a la clàsica usanza ideològica.
    Y realmente lo serìa, yagoda nunca se pudo defender ya que fuè ejecutado al igual que yeshov su sucesor y el hombre que aportò las pruebas de culpabilidad.
    Dicen que asesinò a Gorky, a Kirov y a muchos màs, nada de eso se sabe.
    ¿Cuàl serìa el rol de Bulganin? miembro del NKVD y que con kruschev ya jugaban a los oportunistas aduladores para escender, yagoda tambièn era un oportunista que podrìa haber estado involucrado en el supuesto asesinato de Lenin.
    Al final un grupo de aprovechadores tratando de morder el "pastel" casi como vulgares hampònes, que làstima por Lenin y ver como se perdìa la revoluciòn, aislado y cuasi prisionero por instrucciòn del CC, por maquinaciòn de zinoviev, y con trotsky y stalin hacièndose los desentendidos.
    Un final predecible el de la URSS, Stalin administrador genial pero ideològicamente nulo; Trotsky un ideòlogo genial pero la arrogancia siempre es un lastre; zinoviev un polìtico brillante pero su ambiciòn descarada era perder al final, bujarin màs escolàstico que dialèctico pero polìticamente vacilante y zigzageante.

    Al final era solo Lenin y su muerte definiò la muerte de la revoluciòn.

    beria-yagoda-yeshov-uritsky-andropov simples administradores sin capacidad polìtica.

    molotov-brezhnev-bulganin-chernenko

    simples oportunistas aduladores sin conciencia y moral.

    kruschev-gorbachev-yeltsin simples rufianes y traidores.

    Sin Lenin, la revoluciòn bolchevique habrìa sido imposible de lograr.

    Demofilo
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 1354
    Reputación : 1653
    Fecha de inscripción : 23/04/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Demofilo el Vie Mayo 21, 2010 6:19 am

    Erazmo: Acabas de dar la mejor versión burguesa de la revolución. Si ese es tu punto de vista, no tiene nada que ver con el de la clase obrera. No hablas más que de muertes y asesinatos, como si la revolución hubiera sido una carnicería.
    "Yagoda nunca se pudo defender". Mentira. Yagoda tuvo su juicio, dijo lo que quiso en su defensa.
    "Dicen que asesinò a Gorky, a Kirov y a muchos màs, nada de eso se sabe". ¿Quién dice? ¿Es que se puede hablar en esos términos? Se dice, se comenta, se rumorea... Acabaremos como una tertulia de cotilleos. Si nada de eso se sabe, ¿por qué hablamos de ellos? ¿Por qué hablamos de lo que no sabemos? ¿Por qué dejamos caer las cosas? La insinuación es una manera vergonzante de exponer las cosas, de decir algo como no diciendo nada.
    Mira bien lo que dices: "Yagoda tambièn era un oportunista que podrìa haber estado involucrado en el supuesto asesinato de Lenin". ¿O sea que Lenin fue asesinado? Yo es la primera noticia que tengo. ¿Y cómo lo mató? ¿Le estranguló?
    Fíjate qué désvergüenza la tuya: "Lenin ... aislado y cuasi prisionero por instrucciòn del CC, por maquinaciòn de zinoviev, y con trotsky y stalin hacièndose los desentendidos". Es la primera leo una estupidez de ese tamaño.
    "Un grupo de aprovechadores tratando de morder el 'pastel' casi como vulgares hampones". ¿Te refieres a tu familia o a quién? ¿A la mafia? ¿Eran mafiosos los bolcheviques? ¿Eso es lo que quieres decir? Creo que tu sitio no es este foro...
    "Stalin ideològicamente nulo". Ya veo que tu nivel ideológico es tan elevado que el de Stalin te parece muy inferior
    "Trotsky un ideòlogo genial". Sí: está a tu nivel, que eres otro genio... como el de la lámpara. NO hay más que leer cómo eres capaz de resumir en una palabra las biografías de los personajes de la URSS. Delirante.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Erazmo el Vie Mayo 21, 2010 6:58 am

    Para Demòfilo

    ¿Y como es que puedo saber?, si quiènes debièron ser transparentes con la informaciòn y las formas todo lo deformaron, imaginaos que ni siquiera se sabe sì tràs el discurso de la traiciòn, XX congreso del pcus, el pueblo, una parte, en algùn lugar de la URSS saliò a defender a Stalin.
    Vos mismos insertasteìs que en tibilisi, los revisionistas para sacar un par de estatuas engañaron a la poblaciòn con un "supuesto ataque nuclear" creo que eso sì es convertir la rumurologìa en un panegìrico, no lo sabeìs demòfilo, nada sabemos que pasò despuès que se supo del discurso (54 años solamente), como no hay pruebas es posible que no haya pasado nada.

    Y eso es lo triste, con Lenin la transparencia era lo usual, russell-wells-duncan-recabarren y muchos otros pudieron ir y formar su juicio, ni siquiera es claro como se daban los nombramientos de la jefatura de la NKVD (un puesto de confianza y vital en la URSS o en cualesquier naciòn) solo Dzershinsky nombrado por el CC por sugerencia de Lenin, quièn tambièn habìa sugerido su formaciòn.

    El fin de la URSS no es una explicaciòn, el camarada schenin en otro hilo señalaba acertadamente combinaciones externas-internas pero y las que se produjeron dentro del propio pcus, cuàndo kruschev comienza a rehabilitar el fiscal de los procesos vishinsky estaba vivo, y era embajador de la URSS en la ONU y no se opuso e incluso apoyò a kruschev, y eso es un descaro, una inmoralidad estamos hablando de la revoluciòn bolchevique no de la convenciòn de los fascistas yanquis.

    En otro hilo se insertò un tema de beria, y el historiador martens "alegremente" señala que ¿Stalin le tenìa miedo a beria? y en otro hilo shamir replicàndo a woods y hart señala que en la URSS se diò una lucha entre los judìos y los rusos, shamir un comunista afìn a stalin y que coincide desde òtro àngulo con los divulgadores de la cia.

    Todo eso ocurre porque transparencia ni hubo, y no estamos hablando de temas trascendentes como la fòrmula de armas nuevas o silos atòmicos, simplemente como se desgna al jefe del servicio secreto y cuàl va a ser su permanencia en el cargo.

    El tema molesta, sì, pero es porque hay tantas explicaciones como rumores.

    Y no es una explicaciòn burguesa ni nada, es solo una explicaciòn desde una perspectiva de un socialista cientìfico, por stalin-trotsky y los otros al menos yo aspiro a que tengan el lugar històrico que deben tener y no otro, ni àngeles ni demonios.

    Saludos Revolucionarios

    Mecagoendios
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4200
    Reputación : 5097
    Fecha de inscripción : 10/01/2010
    Edad : 22
    Localización : En la basura que abonará un gran futuro.

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Mecagoendios el Vie Mayo 21, 2010 2:06 pm

    A mi me parece que a revolucion la hace el pueblo, y por tanto ninguna muerte debería truncar el rumbo de la revolución.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Erazmo el Vie Mayo 21, 2010 5:15 pm

    Mecagoendios escribió:A mi me parece que a revolucion la hace el pueblo, y por tanto ninguna muerte debería truncar el rumbo de la revolución.


    Teneìs razòn camarada, lo ideal serìa lo que vos planteaìs pero en el caso bolchevique todo parece indicar que no fuè asì, personalmente creo que Lenin fuè indispensable, y eso es lo màs lamentable que un individuo tuvièse ese grado de importancia, como un profesor en un curso de niños inquietos, se fuè el profesor y el curso de desbandò.

    Saludos Revolucionarios

    Mecagoendios
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4200
    Reputación : 5097
    Fecha de inscripción : 10/01/2010
    Edad : 22
    Localización : En la basura que abonará un gran futuro.

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Mecagoendios el Vie Mayo 21, 2010 5:54 pm

    Pues sí, probablemente uno de los puntos más negativos de la revolución bolchevique, pero inevitable por otra parte.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Shenin el Vie Mayo 21, 2010 7:36 pm

    "Stalin ideològicamente nulo". Ya veo que tu nivel ideológico es tan elevado que el de Stalin te parece muy inferior
    En fin. Los 15 tomos de las Obras Completas de Stalin hablan por sí mismos.

    Y eso es lo triste, con Lenin la transparencia era lo usual, russell-wells-duncan-recabarren y muchos otros pudieron ir y formar su juicio
    Pues Joseph Davies, Roy Howard, H.G. Wells, etc., hicieron exactamente lo mismo que Russell y compañía. Y Davies, Howard y Wells visitan la URSS en los años 30.

    ¿Y como es que puedo saber?, si quiènes debièron ser transparentes con la informaciòn y las formas todo lo deformaron, imaginaos que ni siquiera se sabe sì tràs el discurso de la traiciòn, XX congreso del pcus, el pueblo, una parte, en algùn lugar de la URSS saliò a defender a Stalin.
    Vos mismos insertasteìs que en tibilisi, los revisionistas para sacar un par de estatuas engañaron a la poblaciòn con un "supuesto ataque nuclear" creo que eso sì es convertir la rumurologìa en un panegìrico, no lo sabeìs demòfilo, nada sabemos que pasò despuès que se supo del discurso (54 años solamente), como no hay pruebas es posible que no haya pasado nada.
    Pero, señor mío, la OTAN amenazaba con la guerra nuclear. ¿Qué hubiera implicado en ese contexto internacional una guerra civil abierta en la URSS con motivo del XX Congreso? Los soviéticos difícilmente podían olvidar esto, a pesar del XX Congreso. No obstante, sí que existen pruebas de oposición soterrada a la nueva dirección revisionista surgida del XX Congreso. Cosa que no me cansé de ilustrar en anteriores posts y temas, por otra parte.

    Al final era solo Lenin y su muerte definiò la muerte de la revoluciòn.

    beria-yagoda-yeshov-uritsky-andropov simples administradores sin capacidad polìtica.

    molotov-brezhnev-bulganin-chernenko

    simples oportunistas aduladores sin conciencia y moral.

    kruschev-gorbachev-yeltsin simples rufianes y traidores.

    Sin Lenin, la revoluciòn bolchevique habrìa sido imposible de lograr.
    ¡Eso es! ¡Pulvericemos el materialismo histórico sobredimensionando el papel del individuo en la historia! No cuentan las masas, no cuenta el contexto histórico y social, solo la idiosincracia de un puñado de personas o de una sola. Y luego dices que intentas explicar las cosas desde el socialismo científico. Lo que hay que leer.

    Por esa regla de tres, ¿por qué no criticas a Lenin por no haber dejado todo atado y bien atado antes de morir? Si tan relevante era su figura, si a su muerte solo quedaban administradores sin capacidad política e ideológicamente nulos y buenos ideólogos pero arrogantes, ¿acaso no tiene Lenin su gran parte de responsabilidad por no haber sabido promocionar cuadros bolcheviques a tiempo para reemplazarle?

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Erazmo el Vie Mayo 21, 2010 10:40 pm

    Camarada Schenin

    Es verdad lo que vos grafiaìs respecto de Lenin, y que no formò cuadros responsables de recambio, pero en la voràgine que fuè la Revoluciòn Bolchevique ¿quièn dispuso de tiempo para algo?, un hecho muy llamativo es que la bolchevique es la revoluciòn màs instantànea de la historia, no hay otra ni remotamente parecida.

    Faltò tiempo camarada, para que Stalin y Trotsky se conocieran bièn, compartieran un tè con limòn y una brizna de pan, discutieran de polìtica-futuro-mujeres, cosas filosòficas y mundanas.

    A Lenin le faltò conocer mejor el Partido que durante 10 años se estuvo formando y crecièndo en su ausecncia, ademàs los dirigentes màs componedores (que siempre son indispensables) murieron pronto como Sverdlov.

    La guerra continua moldeo caràcteres, y ello tambièn requiere un tiempo para acostumbrarse y complementarse con el camarada de al lado.

    Camarada Schenin, por lo ocurrido tràl el XX Congreso, ¿creeìs que pudo una guerra civil acontecer, lo creeìs realmente? cuàndo todo los mandos del ejèrcito y la armada estaban tràs de kruschev quièn incluso hizo arrestar y ejecutar a beria, no creo una guerra civil no tengo tampoco como demostrar lo opuesto y lo contrario tampoco nadie puede afirmarlo, sè que hablasteìs de protestas en favor de Stalin pero no hay pruebas de nada, ¡no hay datos corroborables! ni siquiera molotov-kaganovitch-malenkov los aportan! ni siquiera vischinsky el fiscal de los procesos de moscù dice nada.

    El tema es molesto, lo sè, pero se puede discutir, al menos yo he aprendido mucho de vuestros escritos pero al tratar de ir a los datos estos no existen.

    Pero un ataque nuclear para sacar un par de estatuas, camarada con todo respeto eso sì es imposible de creer.

    En todo caso este tema creo està agotado.

    Saludos Revolucionarios

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Shenin el Sáb Mayo 22, 2010 12:57 pm

    Yo solo digo que toda la responsabilidad que se intenta hacer recaer sobre Stalin por la falta de "cambio de mentalidad" Lenin también la tiene y no se le echa sobre sus hombros. El tiempo no es una excusa. Stalin probablemente tampoco dispusiera de él, debido a las grandes tareas que tenía que dirigir (industrialización, colectivización, luchas internas del Partido, la Gran Guerra Patria) y, en cambio, no se duda en echar sobre sus hombros toda la responsabilidad que he citado. ¿Por qué con Lenin no se hace lo mismo? Muy sencillo: CULTO A LA PERSONALIDAD

    Los datos sí existen. Otra cosa es que no existan por internet. En la Revista NorthStar Compass publicaron algo al respecto de las revueltas en Georgia. Pero este artículo está en formato papel, no está por la red. Pero que no esté por la red no quiere decir que no exista. Al igual que lo que no sale por la televisión no quiere decir que no exista. Tampoco quiere decir nada que estos datos no aparezcan en las memorias de Zhukov o Molotov. ¿Dónde son publicadas? ¿Acaso estos dos sujetos no se verían empujados a esquivar la censura brezhneviana para poder publicarlas? Hay muchas explicaciones posibles.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Erazmo el Sáb Mayo 22, 2010 6:21 pm

    Camarada Schenin

    De acuerdo con vuestro escrito, Lenin tambièn tiene responsabilidades.

    Lo importante es que quizà coincidìs conmigo, faltò tiempo o quizà hacèrselo, la revoluciòn la hacen los humanos y el conocerse es fundamental.

    Dado vuestros conocimientos de la historia del movimiento revolucionario mundial, creo que notaìs que todos los equipos revolucionarios en todas las latitudes se conocen entre ellos muy bièn, y los que menos se conocìan entre ellos eran los bolcheviques.

    Y solo sostengo que una explicaciòn por ahì puede haber respecto del final que se tuvo.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Shenin el Sáb Mayo 22, 2010 9:29 pm

    Erazmo escribió:Camarada Schenin

    De acuerdo con vuestro escrito, Lenin tambièn tiene responsabilidades.

    Lo importante es que quizà coincidìs conmigo, faltò tiempo o quizà hacèrselo, la revoluciòn la hacen los humanos y el conocerse es fundamental.

    Dado vuestros conocimientos de la historia del movimiento revolucionario mundial, creo que notaìs que todos los equipos revolucionarios en todas las latitudes se conocen entre ellos muy bièn, y los que menos se conocìan entre ellos eran los bolcheviques.

    Y solo sostengo que una explicaciòn por ahì puede haber respecto del final que se tuvo.

    Lo que faltó realmente fue experiencia, dado que estaban haciendo algo que nunca se había hecho.

    jlkontra
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 15
    Reputación : 15
    Fecha de inscripción : 21/02/2010

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por jlkontra el Dom Mayo 23, 2010 12:00 am

    No se cual seria la verdad sobre Beria, pero lo cierto es que en comparación con los traidores que llegaron al poder tras la muerte de Stalin, y sabiendo que era el hombre de confianza de Stalin, la cosa parece bastante clara: su asesinato fue una gran perdida para la URSS

    Rodimtsev
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 994
    Reputación : 1256
    Fecha de inscripción : 28/01/2010
    Edad : 35

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Rodimtsev el Dom Mayo 23, 2010 1:41 am

    jlkontra escribió:No se cual seria la verdad sobre Beria, pero lo cierto es que en comparación con los traidores que llegaron al poder tras la muerte de Stalin, y sabiendo que era el hombre de confianza de Stalin, la cosa parece bastante clara: su asesinato fue una gran perdida para la URSS

    Suscribo.

    Saludos.

    Contenido patrocinado

    Re: Lavrenti Beria

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:46 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 2:46 pm