No a los friki-nacionalismos

    Comparte

    Ifkeys
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 903
    Reputación : 1102
    Fecha de inscripción : 31/05/2014
    Edad : 21
    Localización : Galiza, fogar de Breogán.

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Ifkeys el Dom Jul 26, 2015 10:18 pm

    Puedo decir madrileño, como puedo decir gallego. Quizás me ensañe casi siempre con éstos. También hay gallegos con lo estereotipos culturales de siempre.

    Dudo mucho que el vasco hubiese proliferado con la burguesía. Más bien, todo lo contrario. Con la entrada de la revolución industrial, quedó en un segundo plano respecto al castellano. Hasta que llegó ETA, la gente y el nacionalismo vasco no despertó en sí.
    En el catalán, te doy la razón. Siempre se ha tratado el catalán como algo "noble" por así decirlo, y bien aprovechado por esta clase.
    Y, sí, durante el período pre-República, las distintas lenguas en España, estaban censuradas en el estudio, y después de la República, también. Hablar gallego o vasco siempre fue trato de ignorancia. Se dice, que cuando se aceptó la constitución del 75, un 25% de los catalanes sabían escribir catalán. Y precisamente contra eso es lo que se lucha, por el trato indistintivo de clases.
    En Galiza, se puede decir con sinceridad, que prácticamente todos los movimientos de nacionalistas, son todo lo contrario a la teoría marxista. El concepto de burguesía-nacionalismo es inaplicable, básicamente porque es una región pobre y sin unos medios de producción nacionalizados de los que apropiarse.

    Todos los movimientos izquierdistas, de izquierdas, o socialdemócratas usan el patriotismo gallego como hegemonía, como movimiento de masas, como herramienta de conciencia de clase. Un ejemplo;

    farodevigo escribió:Podemos Galicia aboga por celebrar los "tiempos de cambio" en el Día de la Patria

    La formación que encabeza Breogán Riobóo, a través de un comunicado de prensa, remarca que es necesario realizar un "esfuerzo por reconocer la pluralidad de sentimientos, perspectivas e identidades que conforman la sociedad gallega" para, de este modo, "construir espacios confortables y fértiles para acoger esta diversidad".

    "Es tiempo de articular, sin que Galicia pueda ser ya patrimonio ideológico de nadie, ni del poder, ni de ninguna parte concreta del tejido político o social; un cambio más allá de identidades fijas", apunta Podemos Galicia.

    http://www.farodevigo.es/galicia/2015/07/24/galicia-aboga-celebrar-tiempos-cambio/1284151.html

    Con esas palabras, se ha follado a los nacionalistas ortodoxos, los lusistas, y a los que están en contra del nacionalismo, y, a la vez, se ha ganado el apoyo del patriotismo gallego. Por ende, promuevo esas iniciativas, que se asocian más a una pequeña victoria y un pequeño paso para la hegemonía gallega hacia un territorio más socializado, antes que promover la teoría marxista al pie de la letra, sin ser aplicada a distinción de territorios.

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Duende Rojo el Lun Jul 27, 2015 4:02 am

    Ifkeys escribió:Puedo decir madrileño, como puedo decir gallego. Quizás me ensañe casi siempre con éstos. También hay gallegos con lo estereotipos culturales de siempre.

    Tú y mucha gente, y lo sabes. No pasa nada, lo entiendo. Los estereotipos no son malos, siempre y cuando no se use como insulto ni como victimismo. Y yo te aseguro que jamás en mi vida he oído a nadie decir nada malo de los gallegos, al contrario.

    Dudo mucho que el vasco hubiese proliferado con la burguesía. Más bien, todo lo contrario. Con la entrada de la revolución industrial, quedó en un segundo plano respecto al castellano. Hasta que llegó ETA, la gente y el nacionalismo vasco no despertó en sí.
    En el catalán, te doy la razón. Siempre se ha tratado el catalán como algo "noble" por así decirlo, y bien aprovechado por esta clase.

    El nacionalismo vasco nace con Sabino Arana, ultraconservador y egoista, no nació de ningún movimiento popular. ETA fue una rama radical que surgió en el franquismo de ese nacionalismo conservador, y no despertó el nacionalismo, más bien lo ha limitado. El nacionalismo vasco conservador siempre ha tenido más fuerza que el progresista.

    El caso catalán es similar al vasco en ese sentido. Ambos han sido creados y utilizados por la burguesía.

    Y, sí, durante el período pre-República, las distintas lenguas en España, estaban censuradas en el estudio, y después de la República, también. Hablar gallego o vasco siempre fue trato de ignorancia. Se dice, que cuando se aceptó la constitución del 75, un 25% de los catalanes sabían escribir catalán. Y precisamente contra eso es lo que se lucha, por el trato indistintivo de clases.

    Hablas de épocas dónde apenas existían las escuelas... De todos modos, la Real Academia de la Lengua Vasca se crea a principios del siglo XX inaugurada por Alfonso XIII, y en esa misma época la literatura en gallego era ya una realidad. No obstante si nos ceñimos a la realidad y la actualidad, a día de hoy carece absolutamente de sentido hablar de represiones lingüisticas y demás chufas. Si opr ago se considera reaccionario al nacionalismo es por el empeño de crear o reavivar viejos conflictos.


    En Galiza, se puede decir con sinceridad, que prácticamente todos los movimientos de nacionalistas, son todo lo contrario a la teoría marxista. El concepto de burguesía-nacionalismo es inaplicable, básicamente porque es una región pobre y sin unos medios de producción nacionalizados de los que apropiarse.

    Todos los movimientos izquierdistas, de izquierdas, o socialdemócratas usan el patriotismo gallego como hegemonía, como movimiento de masas, como herramienta de conciencia de clase. Un ejemplo;

    farodevigo escribió:Podemos Galicia aboga por celebrar los "tiempos de cambio" en el Día de la Patria

    La formación que encabeza Breogán Riobóo, a través de un comunicado de prensa, remarca que es necesario realizar un "esfuerzo por reconocer la pluralidad de sentimientos, perspectivas e identidades que conforman la sociedad gallega" para, de este modo, "construir espacios confortables y fértiles para acoger esta diversidad".

    "Es tiempo de articular, sin que Galicia pueda ser ya patrimonio ideológico de nadie, ni del poder, ni de ninguna parte concreta del tejido político o social; un cambio más allá de identidades fijas", apunta Podemos Galicia.

    http://www.farodevigo.es/galicia/2015/07/24/galicia-aboga-celebrar-tiempos-cambio/1284151.html

    Con esas palabras, se ha follado a los nacionalistas ortodoxos, los lusistas, y a los que están en contra del nacionalismo, y, a la vez, se ha ganado el apoyo del patriotismo gallego. Por ende, promuevo esas iniciativas, que se asocian más a una pequeña victoria y un pequeño paso para la hegemonía gallega hacia un territorio más socializado, antes que promover la teoría marxista al pie de la letra, sin ser aplicada a distinción de territorios.

    Pero a ver, camarada... Si los más galleguistas en galicia son el PP. En qué lugar y qué gobierno no utiliza la identidad local para su rédito? Lo que comentas y me parece bien, es hacerlo sin hacer de ello un conflicto, un arma arrojadiza o crearte un bando o una ideología per sé, de esa identidad, y eso no es nacionalismo, eso no tiene nada de malo a menos que seas un cansino. En Cataluña te venden la catalanidad de forma inherente a la no-españolidad, es decir, de forma excluyente, intrínsieca en un conflicto que es contínuamente enardecido, como un bando, una raza superior, una víctima... Es decir, es nacionalismo con todas sus letras, y eso es lo que se debe de evitar, por reaccionario.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Duende Rojo el Lun Jul 27, 2015 4:13 am

    Argala82 escribió:Que poquito los conoces, la realidad no es la de los periodicos, TV, versiones policiales... y sobre todo prejuicios.

    Me gustaria ver una reflexion mas seria por parte de la izquierda española incluida los comumistas sobre la cuestion nacional en el estado español y no meras etiquetas como friki, farsante, que le compra hasta los billetes de carton a a burguesia,etc,etc, por el bien de todos, sino ese vacio lo va a llenar la reaccion..

    La conozco bastante. La realidad y la teoría comunista. He vivido además varios años, he vivido varios años en una de esas "naciones oprimidas" y suelo viajar bastante a "otra".

    Respecto a lo que dices que te gutaría ver, te remito a diferentes hilos en este foro donde se debate y se aporta material sobre este tema. Donde estás invitado a participar si no estás de acuerdo con algo o quieres aportar:


    Nacionalismo en España y el proletariado - Hilo con mucho material marxista sobre la estafa nacional-separatista en España. Te aconsejo fervientemente este hilo, donde hay mucho material y escritos marxistas sobre esto. También artículos más actuales.

    ¿Qué opináis del independentismo? Opiniones y debate sobre el separatismo.

    Camaradas, ¿que pensais del independentismo catalanista? Opinión y debate sobre el independentismo catalán.

    Yo lo siento mucho, porque sé que choca con los sentimientos y eso duele... Pero el tema del indepedentismo en España y demás, no solo tiene nada que ver con nuestro ideal comunista, si no que además constituye una ideología y unos fines altamente reaccionarios y anti-marxistas, y quienes quieren mantenerse en él, deben de evitar hacerlo desde esta ideología, porque la teoría de la misma es bastante clara con este tema.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Argala82 el Lun Jul 27, 2015 9:12 am

    [Yo tengo familia gallega y se del desprecii por sus señas de identidad,como el uso del gallego,considerado de gente rural y atrasada. Ahora se usa (queda politicamente correcto y es el fruto de la lucha de muchos) e incluso por la derecha para su burdo y zafio regionalismo y folklorismo. Muchos gallegos tuvieron que emigrar (a todos los españoles les llaman "gallegos" en LatinoAmerica, que no hayas escuchado ningun desprecio a lo gallego es dificil de creer pero de lo que se trata no es de lo que haga o no el español comun sino la maquinaria estatal y las fuerzas represoras, economicas, culturales,... para borrar toda disidencia que ponga en peligro el molde español, unos cuantos lo estan pagando con la carcel.]

    No tienes ni idea y mezclas churras con meninas,te has quedado ya muy anticuado. Lo que dices es falso pero por no extenderme,tengo que trabajar te dejo el resumen de un libro que sin ser definitivo ayuda a hacerse una idea mas alla de prejuocios y escuchado campanas y no se donde:

    ETA, 1958-2008, Medio siglo de historia

    Gari Mujica Gara

    Cincuenta son los años que en 2008 cumplirá la organización armada Euskadi Ta Askatasuna. Medio siglo en el que, inevitablemente, ha sido un elemento clave para comprender tanto el devenir del país como la misma estructuración de la vida política de Euskal Herria. La editorial Txalaparta acaba de editar un nuevo libro que recoge cronológicamente la historia de ETA, desde su nacimiento en diciembre de 1958, hasta el fin del fallido proceso negociador el pasado junio. Coincidiendo con el aniversario de 2008, Iker Casanova ha elaborado este libro que, además de relatar los hechos tal y como han ocurrido, ofrece al lector una perspectiva histórica necesaria para comprender el desarrollo de este fenómeno y, en paralelo, de la vida política de este país.

    «El hecho de que una organización de sus características haya pervivido durante tanto tiempo en el seno de una sociedad altamente desarrollada, encontrando de forma sostenida personas dispuestas a incorporarse a ella y a apoyar sus acciones, es un dato suficientemente significativo como para constatar las grandes dimensiones de las razones políticas que subyacen en este fenómeno», afirma Casanova en el prólogo del texto, en el que da cuenta de que la existencia de la organización armada vasca ha estado siempre ligada y engarzada a la propia vida política y social de Euskal Herria. Pero «ésta es una historia aún inacabada», recuerda. Al igual que lo era para los italianos Giovanni Giacopuzzi y Luigi Bruni, que anteriormente elaboraron también respectivos libros sobre la historia de ETA. Casanova, en este caso, ha incluido el último tramo histórico que quedaba pendiente de ser recogido en un trabajo de este tipo: desde el arranque del proceso soberanista de Lizarra-Garazi hasta el más inmediato proceso negociador, cancelado en junio.

    Desde «una subjetividad lo más transparente posible», Casanova relata cómo nació ETA en diciembre de 1958, después de una reunión celebrada en Deba. Pero ofrece, además, todo el contexto necesario -internacional, nacional, social, económico y político-para comprender en su conjunto la verdadera repercusión del surgimiento de este fenómeno político que pervive iniciado ya el siglo XXI.

    El desencanto de la juventud abertzale por la actividad y la praxis del PNV en pro de la liberación del país fue uno de los aspectos más importantes que desencadenaría el nacimiento de ETA. Aquel incipiente grupo llamado Ekin, que poco después se fusionaría con EGI por un tiempo, fue el germen para la constitución de una Resistencia Vasca que, por su magnitud y repercusión política e histórica, no contaba con parangón alguno en la memoria reciente del país.

    Argel, Lizarra-Garazi, Anoeta...

    El autor no ignora la ingente actividad política que enel plano teórico ha llevado a cabo ETA en estas cinco décadas. Tampoco su acción armada, o el propio proceso de debates internos hasta la conformación de la personalidad de una Euskadi Ta Askatasuna que fija como objetivos la independencia y el socialismo.

    Junto al recorrido histórico, el lector recibe, además, la visión sobre los diferentes esquemas negociadores utilizados a lo largo del tiempo. Desde las conversaciones de Argel, pasando por el intento de proceso de Lizarra-Garazi, hasta el último proceso fallido que pivotaba sobre los raíles colocados en noviembre de 2004 en el Velódromo de Anoeta.

    En el último capítulo del libro, se concatenan todos los acontecimientos políticos y acciones armadas desde el arranque del intento de proceso de Lizarra-Garazi hasta la actualidad. Sólo empleando datos y hechos ya recogidos de antemano, pero presentándolos en su conjunto, el lector cuenta con una perspectiva que la frenética vida política de Euskal Herria a veces llega a hacer desaparecer.

    Así, se destaca que la alianza sindical en clave soberanista rubricada por LAB y ELA fue uno de los elementos más importantes para que en 1998 se llevara a cabo un nuevo intento de superación del conflicto político en unos parámetros nuevos que supondrían un jalón fundamental: un proceso soberanista. Un contexto en el que ETA decretó unilateralmente y sin contrapartidas de Madrid un alto el fuego, y selló con EA y PNV un pacto en favor de la construcción nacional del país. Un acuerdo que Sabin Etxea dejaría en papel mojado tras comprobar el auge político y electoral de una izquierda abertzale que hizo peligrar el poder jeltzale.

    Los atentados del 11 de setiembre de 2001, la ocupación de Irak, el proceso de ilegalizaciones contra la izquierda abertzale, la inclusión de sus organizaciones en las listas negras de la UE, la apuesta por un proyecto autonomista del PNV dando la espalda al soberanismo, el acelerón represivo del Gobierno de Aznar, las reformas judiciales ad hoc para los vascos, la batalla por Ajuria-Enea entre PNV y PP, el atentado del 11-M y sus efectos políticos, las reuniones secretas entre Batasuna y PSE o los acuerdos con ETA incumplidos por el Gobierno de Rodríguez Zapatero son algunos de los elementos recogidos en este apartado.

    Secciones de un libro que en su conjunto dota al lector de una perspectiva esencial para comprender la Euskal Herria actual y conocer la propia personalidad de ETA.

    http://www.gureliburuak.com/cgi-perl/swas.pl


    la mayoria de la gente lo que quiere es paz y eso no es la represion, uno no reaviva o se saca de la chistera conflictos con ganas de emponzoñar, en Nafarroa esta la ley del vascuence condenada incluso por la "democratica" UE, no se ha construido una Universidad integramente en euskera pero si tus amigos tolerantes construyeron una del Opus Dei,metiendonos su eclesiastez pero los clericales somos nosotros. Un par de ejemplos pero tengo para llenar el foro y ya te explixare lo que comentas.

    [lo mas excluyente es la españolidad aunque mas de uno/a no sea consciente, tambien a muchos yanquis les parece sinceramente y sin maldad,que su pais no es imperialista. Si tan comprensivo es que problema tiene en que un pueblo quiera ser un pais independiente(y por gente como yo,socialista)?]

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Argala82 el Lun Jul 27, 2015 9:41 am

    Duende Rojo escribió:
    Argala82 escribió:Que poquito los conoces, la realidad no es la de los periodicos, TV, versiones policiales... y sobre todo prejuicios.

    Me gustaria ver una reflexion mas seria por parte de la izquierda española incluida los comumistas sobre la cuestion nacional en el estado español y no meras etiquetas como friki, farsante, que le compra hasta los billetes de carton a a burguesia,etc,etc, por el bien de todos, sino ese vacio lo va a llenar la reaccion..

    La conozco bastante. La realidad y la teoría comunista. He vivido además varios años, he vivido varios años en una de esas "naciones oprimidas" y suelo viajar bastante a "otra".

    Respecto a lo que dices que te gutaría ver, te remito a diferentes hilos en este foro donde se debate y se aporta material sobre este tema. Donde estás invitado a participar si no estás de acuerdo con algo o quieres aportar:


    Nacionalismo en España y el proletariado - Hilo con mucho material marxista sobre la estafa nacional-separatista en España. Te aconsejo fervientemente este hilo, donde hay mucho material y escritos marxistas sobre esto. También artículos más actuales.

    ¿Qué opináis del independentismo? Opiniones y debate sobre el separatismo.

    Camaradas, ¿que pensais del independentismo catalanista? Opinión y debate sobre el independentismo catalán.

    Yo lo siento mucho, porque sé que choca con los sentimientos y eso duele... Pero el tema del indepedentismo en España y demás, no solo tiene nada que ver con nuestro ideal comunista, si no que además constituye una ideología y unos fines altamente reaccionarios y anti-marxistas, y quienes quieren mantenerse en él, deben de evitar hacerlo desde esta ideología, porque la teoría de la misma es bastante clara con este tema.

    Eso te lo crees tu pero no intentes disfrazarlo con posturas marxistas, lo que es Marxista-Leninista y nada reaccionario es el Derecho de Autodeterminacion y despues de los miles de camaradas torturados,asesinados,expulsados... me hables que son cosas sentimentales da la risa por no cabrearse. Y si las conclusiones que se sacan de esos hilos son las que comentas no se si tengo ganas de hacerme mala sangre, espero ese analisis cientifico sobre la cuestion nacional en el estado español.yo lo que espero es que.si se critica cualquier nacionalismo se haga con el español y no se intente hacer pasar como si no existiera o fuera algo exclusivo de falangistas.

    Pongo una propuesta de las muchas que hay y sin necesidad de prejuicios y tipicos topicos.

    Sobre españolismo y jacobinismo disfrazados de comunistas- Moldizgin Gorria

    Una mirada general

    “Se nos dice que Rusia se disgregará en repúblicas aisladas, pero no debemos temerlo. Por muchas que sean las repúblicas independientes no tendremos miedo a eso. Lo importante para nosotros no es por dónde pasa la frontera del Estado, sino mantener la alianza de los trabajadores de todas las naciones para luchar contra la burguesía, cualquiera que sea la nación a la que pertenezca.” LENIN

    Hablar de la emancipación social es constatar una realidad, que hoy más que nunca, las condiciones objetivas, económicas y sociales, para la revolución están dadas y que el mundo ha entrado en su madurez para su caminar hacia el Socialismo. Sin embargo, esta situación de la crisis general e histórica del capitalismo (imperialismo) no se ve acompañada actualmente de un correlato equivalente en el nivel político, sino que está marcada en las últimas décadas por la desaparición del campo socialista y el retroceso del movimiento revolucionario mundial, incapaz de perseverar en esa revolución que se anuncia machaconamente pero que no acaba de cuajar.

    Partiendo de la distinción que hizo Lenin entre el plano histórico y el político, consideramos que nos encontramos en la era del imperialismo neoliberal pero que, dentro de este amplio periodo histórico, nos colocamos en un interregno político, un tiempo de transición más o menos prolongado, de ofensiva reaccionaria general y que se sitúa entre dos grandes ciclos revolucionarios históricos, el Ciclo de Octubre ya casi cerrado, y el nuevo que está por despertar.

    La duración de este interregno depende en gran medida de la actuación subjetiva de la clase trabajadora y de sus organizaciones revolucionarias, de que sean capaces de ubicarse en el momento histórico y sepan engarzar las tareas que impone el momento con el horizonte de la emancipación.

    Tradición comunista y luchas de liberación nacional

    Hoy, que no existe Internacional Comunista, esta transición de vacio revolucionario redunda negativamente sobre nosotros y nosotras, sobre todo cuando comprobamos cómo muchos de los destacamentos, organizaciones y partidos comunistas (entre ellos los españoles y franceses) aplican, ciegamente y sin ningún aprecio ni análisis serio, la repetición de tesis generales marxistas olvidando la diversidad de contextos y de situaciones históricas.

    Así pues, ¿qué ejemplo de anti-dogmatismo nos da el que sólo es capaz de realizar el análisis concreto de la peculiar época que nos ha tocado vivir desde la repetición de los principios generales de nuestra ideología y se atreve a pontificar sobre una lucha de clases en abstracto, independiente de la situación de los trabajadores y sus bases materiales en las distintas zonas del globo?

    La lucha de clases no puede ser concebida como un mecanismo impersonal externo de la actividad del sujeto o de su entorno como pueblo o nación rompiendo con las bases materiales del marxismo y llevando al absurdo al hablar de que la revolución es la tendencia política principal siempre y en cualquier circunstancia, independientemente del estado de la clase, es decir, independientemente de la lucha de clases real y viva… ¿No es esto el “recitado de mantras que sustituye al marxismo vivo”?

    Tratamiento de la cuestión nacional

    “Los trabajadores vascos no somos españoles ni franceses, sino única y exclusivamente vascos, y que lo que nos une con ellos no es la pertenencia a una misma nación sino a una misma clase” ARGALA

    Como se sabe, las bases marxistas de tratamiento de la cuestión nacional terminaron de asentarse y sistematizarse en los debates en el seno de la socialdemocracia, especialmente la rusa, en los años inmediatamente anteriores a la Primera Guerra Mundial, siendo los bolcheviques los que más contribuyeron a esta labor. Vladímir Ilitch llegará a afirmar que como elemento central para el reconocimiento de la nación era necesaria:“La voluntad y, en consecuencia, la existencia de un sujeto político que construye la nación”. A través de la lucha ideológica y política, en el marxismo se asumió el carácter de la cuestión nacional y la consecuente perspectiva comunista del mismo, así como la dialéctica que se debe manejar a la hora de encararlo. En síntesis, esta dialéctica aplicada tiene en cuenta los dos aspectos del problema nacional: por un lado, el democrático (la efectiva y real división de los trabajadores en territorios, la forma inmediata que éste adopta, en compartimentos nacionales, fruto del desarrollo y desenvolvimiento histórico del capitalismo y que es la base de partida que debe considerar toda posición materialista), que se concreta en la firme propugnación del derecho a la autodeterminación y la igualdad nacionales. Y, por otro, el revolucionario-socialista (el contenido esencial de los trabajadores como clase universal con intereses fundamentalmente idénticos en todo el mundo), expresado en la defensa de la unidad internacional de su lucha de clase. Aunque, evidentemente hay, como en toda contradicción, una relación de mutua interpenetración, en líneas generales, la primera es la condición, la base (el reconocimiento de las naciones existentes y su tratamiento democrático) que permite el despliegue de la segunda y su potenciación. De este modo, se estableció que la cuestión nacional es un problema de carácter fundamentalmente democrático-burgués, resoluble en las condiciones del capitalismo con la aplicación consecuente de los principios democráticos.

    Comunistas españoles y franceses

    Esta dialéctica se expresa en que la democracia, la inequívoca defensa de la autodeterminación e igualdad de todas las naciones, permite atenuar, limar y desactivar los roces y desconfianzas nacionales, allanando y permitiendo la implementación práctica de la unidad internacionalista esencial de la clase trabajadora en su lucha revolucionaria, pudiendo recuperar, en las actuales circunstancias, la confianza entre los trabajadores de las distintas naciones, aumentando la comprensión entre ellos y cerrar el paso a las posiciones reaccionarias que se atrincheran en posturas nacionalistas que con la crisis vuelven a reaperecer con fuerza.

    Por tanto, es necesario materializar el compromiso de defensa de las naciones sin estado con un decidido posicionamiento político específico que restaure y sustancie el contenido del concepto de autodeterminación (derecho a la independencia política), demostrando a los trabajadores de naciones oprimidas que la unidad internacional de la clase trabajadora empieza más allá de las fronteras establecidas por el statu quo. Asimismo, es necesaria una posición que sirva como el revulsivo más eficaz posible, como auténtica “terapia de choque”, para una población educada por la burguesía y el comunismo hispano-galo en la naturalidad y complacencia con los privilegios nacionales.

    Todo esto es una confirmación de la idea marxista que señala que es el nacionalismo imperialista de la nación opresora y su apego por los privilegios, el que atiza principalmente el conflicto nacional y nutre el nacionalismo reaccionario de la nación oprimida. Se inicia así una espiral que alimenta a ambos nacionalismos, para beneficio de la burguesía en su conjunto. Es clave entender que el sojuzgamiento de las naciones es uno de los principales alimentos y puntos de apoyo de la reacción española y el centralismo jacobino francés. En este sentido, al igual que sucedía en la Inglaterra de tiempos de Marx, no está de más recordar la recomendación de Lenin de estudiar la posición de Marx respecto a Irlanda y usar su enseñanza para los países avanzados en los que existe opresión nacional o dirigir las miradas a los posicionamientos vergonzantes del Partido Comunista Francés cuya doctrina respecto a la guerra de Argelia, entre otras, presuponía que la independencia de los argelinos se conquistaría en Francia, ya que si el socialismo vencía en el país galo el “problema argelino” dejaría de existir.

    Por desgracia, los comunistas españoles y franceses han vaciado de contenido el derecho de autodeterminación trastocando su posición específica en la dialéctica que el marxismo establece para el tratamiento coherente de la cuestión nacional. Por ello entendemos que no vale con la proclamación del derecho de autodeterminación, reducido a elemento abstracto, y la inhibición cuando no la oposición, en el momento en que la cuestión de la secesión estatal de una nación oprimida se plantea en el orden del día como tema candente de la agenda política en el caso actual de Catalunya.

    Hoy, que no hay ningún movimiento revolucionario que pueda subordinar la lucha de liberación nacional vasca o catalana a una estrategia revolucionaria general, en la línea de lo que hemos prefigurado, no hay motivo razonable para que los comunistas españoles y franceses nieguen su apoyo decidido a la causa de la independencia vasca y catalana.

    Desde EHK, denunciamos repetidamente todos esos argumentos que aluden al carácter burgués de un virtual Estado vasco o catalán independiente o que la independencia nacional divide a la clase trabajadora y, sin embargo, se ignora interesadamente el verdadero contenido de la autodeterminación como derecho a la independencia política, lo que en realidad dejan entrever un chovinismo de gran-nación española o francesa apenas disimulado de muchos comunistas.

    En Euskal Herria el movimiento revolucionario ya fijó cual era la contradicción principal a la que se enfrenta el pueblo vasco. El enemigo de clase acaba siendo enemigo nacional y el enemigo nacional acaba siendo enemigo de clase. La lucha de clases toma forma de liberación nacional en Euskal Herria y por tanto los intereses del capital pasan por la opresión nacional vasca y por el bloqueo a la independencia, siendo la independencia y el socialismo las dos caras de la misma moneda y el proyecto antagónico del españolismo y del jacobinismo que se sostienen en un modelo económico capitalista, que a su vez son las dos caras de la misma moneda reaccionaria.

    La negación de Euskal Herria como marco autónomo de la lucha de clases, la subordinación al marco estatal español y francés, la negación de realidades objetivas y concretas como la opresión cultural, la injerencia política obviando el internacionalismo y el sucursalismo son algunas de sus características que además no siguen ningún baremo ideológico del marxismo-leninismo. La prueba definitiva y que siempre ha estado latente es la profusa utilización del sucursalismo, plagando nuestros territorios con estructuras políticas dependientes del marco estatal español y también francés, siendo esto una de las prácticas más visibles de la negación del derecho de autodeterminación y de la injerencia política en lugar del internacionalismo.

    La independencia política no nos liberará a los catalanes o vascos de las garras del capital financiero, es cierto, como no es menos cierto que tampoco nos liberará la permanencia y unidad forzada con los actuales Estados burgués español y francés en las actuales circunstancias. Sí nos liberaría, al menos, de la opresión política y cultural nacional y dejaría a la burguesía regionalista vasco-navarra (que rehulle de la independencia por mantener su posición económica como clase hegemónica) con un elemento menos con el que canalizar el sentimiento nacional y el malestar social y nos facilitaría a los comunistas vascos la implementación de una lucha de clases más dura y abierta, y todo esto sin tener en cuenta además las implicaciones de carácer militar que ello tendría.

    Además, en los propios estados español y francés, todo este proceso emancipatorio podría ser un duro golpe para la reacción que se alimenta de esta opresión con la aceptación de privilegios nacionales y minimiza, como hemos visto, el carácter de los estados español y francés como cárceles de naciones.

    Por lo que respecta a los abertzales comunistas, insistimos en que la defensa a ultranza del binomio independencia y socialismo no nos hace someternos a los estrechos marcos donde gustaría de enclaustrarnos la burguesía regionalista de PNV-UPN. Los trabajadores conscientes tenemos tareas propias a las que encomendarnos, como son la lucha por el socialismo en Euskal Herria y en el ámbito internacional. Sólo a partir de ahí, podremos avanzar de nuevo resueltamente hacia la erradicación de todas las lacras que supone el capitalismo y hacia la superación consecuente de todas las limitaciones que éste impone al desarrollo integral del género humano.

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Duende Rojo el Lun Jul 27, 2015 2:35 pm

    Yo también te haré un resumen: Esos textos son basura. Hablar de derecho de autodeterimación y de naciones en cuanto a Cataluña y País Vasco, es partir ya de no tener ni puta idea de marxismo. Lo siento, Argala no sabía ni donde tenía la mano derecha respecto a ese tema.

    Te resumo un poco:

    Derecho de autodeterminación, desde le punto de vista marxista, es un derecho que reconocemos los comunistas para naciones oprimidas dentro de las garantías democráticas del socialismo. Y por un lado, ni Cataluña ni País Vasco ni ninguna región española son naciones, puesto que las naciones se forman por el desarrollo del capitalismo y todos los territorios españoles nos desarrollamos a la par. Por otro, nos son oprimidas, puesto que no han sido nunca subyugadas por la fuerza, ni expoliados sus recursos, ni relegados a un segundo plano ni negads derechos de ningún tipo, y menos el País Vasco que conserva sus fueros y Cataluña donde se ha instalado toda la industria estatal, es decir, encima son las regiones con más pasta (por eso ha triunfado el nacionalismo). Y por último, la celebración de un referéndum de autodeterminación sostenido por teoría marxista solo podría darse con las garantías democráticas del estado socialista, puesto que ahora mismo se trataría de un proceso absolutamente controlado por la burguesía y los poderes económicos. Estas cosas se aprenden leyendo a Lenin, Marx, Stalin, Luxemburgo, Castro... no a etarras.

    Por tanto, lo que proponéis y apoyáis algunos respecto al separatismo en España, me temo que es mero nacionalismo , no solo no es marxista, si no que no es ni de izquierdas.

    Te dejo unos textos ilustrativos:

    "Falacia de la Nación de naciones": http://www.cronicapopular.es/2015/02/sabino-de-sabinos/

    "El nacionalismo romántico etnicista": http://www.nodulo.org/ec/2008/n072p12.htm

    "El materialismo histórico y la cuestión nacional española": http://www.nodulo.org/ec/2011/n109p10.htm

    " Apuntes sobre Lenin y la autodeterminación de las naciones" http://criticamarxista-leninista.blogspot.com.es/2014/11/Apuntes-sobre-Lenin-y-la-Autodeterminacion-de-las-Naciones.html

    Mucho material y citas, repito, en este hilo: http://criticamarxista-leninista.blogspot.com.es/2014/11/Apuntes-sobre-Lenin-y-la-Autodeterminacion-de-las-Naciones.html

    Te pego un fragmento que me gusta mucho que viene a explicar brevemente la estupidez de la izquierda española apoyando estas chorradas nacionalistas:

    En España, la crisis ha vuelto a despertar con fuerza las reivindicaciones de autonomía regional en particular en Cataluña y el País Vasco, incluso con apoyo de sectores de la izquierda. ¿Existen elementos progresivos para la clase obrera en esa lucha?

    La cuestión nacional es una de las particularidades de España y la izquierda política, que posiblemente sea de lo más difícil de entender desde fuera. Y una de las razones radica en el posicionamiento de la izquierda transformadora, que demuestra a su vez su derrota intelectual y la ausencia de capacidad para realizar ahora mismo una propuesta anticapitalista. El discurso de los revolucionarios, mayoritariamente, defiende el derecho a la autodeterminación de lo que considera nacionalidades históricas, en algunos casos abogando abiertamente por la independencia en dicha elección. La justificación se basa en una oposición al discurso nacionalista español tradicional que ha manejado la derecha, como sucedió durante la dictadura franquista y la consideración de que es un derecho democrático. Es una auténtica paranoia, en la que no se analiza en términos de clase.

    Estos nacionalismos son profundamente regresivos, pues emanan de las regiones históricamente más avanzadas y contribuyen a dividir y quebrar la unidad del sujeto social transformador. En términos democráticos, se arrogan la soberanía para decidir, excluyendo el resto de españoles, y falsifican la historia para crear artificialmente una propia que no existe más que en las mentes de los promotores de los nacionalismos vasco y catalán, por otra parte profundamente reaccionarios. En la coyuntura actual, el nacionalismo es funcional al sistema ya que cumple el papel de canalizar el descontento de manera “adecuada”, como también lo cumple el discurso antipolítico que se dice eso de “que se vayan todos” y habla de la clase de los políticos y de que son todos iguales. En este sentido, hablar en Cataluña del expolio que supone la mayor contribución fiscal de esta comunidad permite culpar a Madrid de todos los males. Y lo que resulta asombroso es que todavía la izquierda hable de derechos y opresión de los pueblos, curiosamente, de los que tienen el mayor PIB per cápita, lo que constituye un discurso muy insolidario con las regiones menos avanzadas.

    Por ello, la posición de los comunistas, que son internacionalistas, debe ser la defensa de la unidad y la soberanía nacional, que es la unidad de la clase trabajadora, la inmensa mayoría de la población, para denunciar que la dominación del capital exige vaciar de contenido esta soberanía tanto por abajo, mediante la descentralización y el localismo, lamentablemente impulsado por la izquierda, como por arriba, delegando marcos de decisión en instituciones supranacionales sin legitimidad democrática, como la Unión Europea. Sin embargo, la izquierda en España tiene alergia a pronunciar siquiera la propia palabra España, prefiere eso del “Estado español y los pueblos que la componen”, lo que constituyen divagaciones abstractas, propias de una izquierda premarxista, peor que los socialistas utópicos y reaccionarios que ya denunciara Marx en el Manifiesto. Por tanto, no creo que la fragmentación del país sea un paso adelante para los trabajadores, como tampoco lo ha sido en el Este de Europa, sino una ocasión para que los países más poderosos se beneficien de esta atomización de la clase obrera.
    [/quote]

    El téxto íntegro AQUÍ


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Argala82 el Lun Jul 27, 2015 4:10 pm

    Que desconocimiento total del socialismo vasco y la Izquierda Abertzale. Por ejemplo se identifica el nacionalismo español n con la derecha cuando leyendo estos articulos termino por convencerme de que esta presemte en la izquierda (su version "progresista") e incluso en organizaciones y militantes comunistas.

    Los que han llevado a cabo la lucha por el Socialismo ha sido el pueblo trabajador vasco incluyendo gente procedente del estado español. Y con el marxismo-leninismo, movimiento libertario,comunistas de distintas escuelas,... Y ahora me viene uno, escribe un articulo, con su vision esquematica pensando que es un experto politologo y el caso que conozco, la trayectoria politica de las ultimas decadas en EH lo refuta. Que material ! Asi son los resultados. A mi me parece que se tiene un paradigma y todo lo que se pueda usar o manipular y que encaje es valido. Entre ello que esto esta motivado por un arrebato aldeano con el cerebro comido por la burguesia.

    Ya solo lo que ha hecho la juventud vasca combativa borra todas esas historietas mentales.

    Dejalo,ya he tenido bastante dosis de naciinalismo español disfrazado de izquierdas y hasta con vocabulario marxista.

    Este pueblo trabajador lograra la independencia y el socialismo a pesar del nacionalismo español y la burguesia tambien la autoctona que lo alimenta y saca provecho, como toda LatinoAmerica, Filipinas, parte de Africa y algun que otro lugar.

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15287
    Reputación : 19719
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por SS-18 el Lun Jul 27, 2015 5:32 pm

    Si seguro que quien manipula el marxismo son otros.

    Yo creo que aqui lo que ha pasado en este pais es que gracias a la gran influencia anarquista y sus formas de pensamiento en torno al idealismo, romanticismo, sentimentalismo, etc se han "inventado" una especie de marxismo para justificar posiciones politicas ajenas al analissi cientifico y al pragmatismo revolucionario que lucha por los cambios cualitativos, no por los sueños romanticos de ciertos sectores.

    El marxismo es culturalista y lucha por el progreso de la civilización humana, cueste esto lo que cueste, y se deje en el museo a quien se deje.  Es cruel para el romanticismo, pero mas cruel es engañar al proletariado y quemarlo en luchas alienigenas para los intereses de la clase trabajadora.


    Se nombra el "Derecho de autodeterminación" como un dogma, como un concepto romantico e idealista , que ni siquiera han pretendido entender o desarrollar desde el marxismo , y nuevamente se pretende equiparar contextos y circusntancias de explotación con Africa, Latino America, y Asia.

    A los sectores que se autodefinen marxistas en este pais, les sobra el 90% de ideologías anarquistas con sus formas de pensamiento idealista sobre la materia.

    El pragmatismo y la ciencia es fria, y debe de analizar las paginas de la historia desde ese sentido para dotar de un adecuado camino y una adecuada praxis para obtener resultados , avance y victorias.

    El que un movimiento solo recoja fracasos , inoperancia, inutilidad, ineficacia solo puede significar que no desarrolla correctos analisis que secunden correctas tacticas y eso solo se explica por la ausencia de un analisis metodologico cientifico y pragmatico que lo abandonan simplemente para justificar pasiones, sentimientos y visiones utopicas , idealistas, infantiles y romanticas del mundo que les rodea.

    Se abandona la ciencia y el marxismo por romanticismo y poesia.

    El proceso que encontramos son desde posiciones idealsitas anarquistas e individualistas , que pretenden hacer de las pasiones de uno, la representabilidad de las masas, aunque a estas, le simporte una mierda estas luchas ni se idnetifiquen con ellas. En vez de buscar vehiculos comunicativos con la causa de la clase trabajadora, se hace el trabajo al reves, de la lucha de uno, se pretende que sea la bandea de las masas. En vez de adaptar los intereses de las masas, su interes por el bienestar, por el desarrollo material de sus familias y desarrollarlo hacia estadios superiores al poder, se pretenden meter de refilón la carga que a uno le da la gana.
    para el pueblo, pero sin el pueblo vamos.


    Claro que es friki y muy friki ocupar un edificio medico contra su privatizacion, para luego chillar proclamas independnetistas con las cuales vicnular a las masas interesadas en proteger su patrimonio metiendoles de "gratis" la lucha por la independencia de Castilla contra el Imperialismo Castellano español.




    Creo que hay muchos hilos abiertos con estos temas, pero este texto, dada su longitud -y que me ha costado mi tiempo recopilarlo y redactarlo-, bien se merece un apartado, jeje. En realidad es un pot-pourri de intervenciones estelares mías.

    Últimamente leo en este foro (con agrado) que por fin hay gente con paciencia y buenos argumentos que rebaten con soltura a los nacionalistas que se habían adueñado del foro, o al menos de algunas parcelas del mismo, donde campaban a sus anchas sin que casi nadie se atreviese a discutirles sus paridas (por miedo a ser insultados) sacadas casi siempre de esos medios tan raritos y reaccionarios como «Gara» o «Kaos» para avalar sus «tesis». Así que me he animado a hacer una recopilación de textos breves donde podemos observar la realidad sobre el particular de la pluma de los propios protagonistas.

    Creo que este tema, está, sobre todo en España, envuelto en cierta nebulosa confusionista, que hace más daño al socialismo que todos los demás enemigos juntos. Me refiero a los llamados nacionalismos «periféricos» y disgregadores que dividen a los trabajadores en función de su origen. Se miran egoístamente al ombligo sin pararse a pensar que los mismos o parecidos problemas los tienen todas las regiones de España y de todos los países de Europa, y que sería la negación de nuestra lucha el asumir esos planteamientos que nos enfangarían eternamente y no nos llevarían además a ninguna parte.

    A todos aquellos que opinan que primero hay que redibujar el mapa político español o europeo antes de ponerse manos a la obra con la tarea socialista, o como mucho llevar pareja la lucha de liberación nacional, con la lucha por la liberación del yugo capitalista, evidentemente no les aprieta el hambre ni las penurias económicas propias de cualquier obrero, ni tienen la más mínima intención de bregar por la causa socialista.

    Con tal propósito distorsionan la realidad política y llenan de discordia y odios viscerales la que debería ser concordia y hermandad proletaria, enfrentandonos incesantemente con cualquier excusa por burda que esta sea. Hasta el punto de que quien no sea partidario de sus tesis , es, automáticamente, tildado de «anticomunista», «fascista», «españolista», etc. Y algunos incluso añaden al tema -ya de por si espinoso-, descabelladas reivindicaciones territoriales a sus vecinos tensando aun más la cuerda de la discordia. Solo hay que ojear cual es la correlación de fuerzas políticas de hoy y de antaño en esas comunidades, para darse cuenta de que no somos los comunistas ni los proletarios quienes lideramos, o hayamos liderado nunca esas reivindicaciones. Ni quienes tenemos siquiera implantación o presencia allí -que por otra parte tampoco existe en el resto de España-.
    Por lo tanto, quienes alegan hipócritamente (diciendose comunistas) que primero hay que conseguir la independencia, la partición de España en minúsculos y ridículos nuevos estados (que serían estados irremediablemente «tutelados», «protegidos» -más aún de lo que ya lo somos ahora, que ya es difícil de imaginar-, por alguna de las grandes potencias imperialistas), y luego «que el pueblo soberano decida cómo se quiere gobernar», evidentemente no son socialistas, pues ya sabemos que seguirían gobernado los de siempre -que son la abrumadora mayoría-, solo cambiarían las fronteras, reforzando y blindando aun más sus feudos burgueses, y seguirían siendo los mismos carteles financieros internacionales y demás plutocráticas mafias criminales los que nos continuarían exprimiendo a placer.
    La labor de los comunistas, no es ir de la mano de las burguesías a parte alguna, sino aplastarlas, tomar el poder, desposeerlas de todos los privilegios, prebendas y riquezas robadas al pueblo y reprimirlas sin contemplaciones hasta que asimilen su nueva condición de ciudadanos iguales.
    Quienes pretenden llevarnos a los comunistas por la senda del nacionalismo -sea este español o periférico-, cuando es ésta, evidentemente una reivindicación burguesa, hacen la misma labor de zapa y derribo contra el movimiento comunista que los grupúsculos trotskistas, eurocomunistas u otras organizaciones igualmente contrarevolucionarias.

    Pongo aquí algunos ejemplos de lo que opinaban Stalin, Lenin, Engels o Marx al respecto. Evidentemente son pasajes sacados de contexto como no podía ser de otro modo, pero que son a pesar de todo muy concretos y concisos.
    Por un lado, cuando Lenin se refiere a los países opresores de Europa occidental, delimita y desmenuza cuidadosamente, cuales son los territorios oprimidos, y cuales no.
    Habla de Irlanda reconociendo que allí existe un «dominio por las armas», un «sojuzgamiento», una «esclavización» del país por parte de los británicos, y añade que además «allí aún no está terminada la revolución burguesa». Por lo que critica a los socialistas británicos que no exijan a su gobierno la libertad para las colonias e Irlanda.
    En términos parecidos habla del caso polaco, de los países anexionados por los imperios alemán y ruso (entre otros).

    Por otro lado, sitúa a los grandes estados nacionales occidentales europeos, cuyas revoluciones burguesas habían delimitado -ya entonces-, unas fronteras más o menos estables.
    Dice esto:
    «No hacer esta distinción es señal de la más criticable ignorancia» «Solo perfectos ignorantes pueden comparar»
    «En la Europa continental de Occidente, la época de las revoluciones democrático-burguesas, abarca un lapso bastante determinado, aproximadamente de 1789 a 1871. Esta fue precisamente la época de los movimientos nacionales y de la creación de los estados nacionales. Terminada esta época, Europa Occidental había cristalizado en un sistema de estados burgueses que, además, eran como norma, Estados unidos en el aspecto nacional. Por eso buscar ahora el derecho a la autodeterminación en los programas de los socialistas de Europa Occidental significa no conocer el abecé del marxismo»

    Lenin. «SOBRE EL DERECHO DE LAS NACIONES A LA AUTODETERMINACIÓN»

    También nos dice que se deben distinguir nítidamente dos épocas del capitalismo totalmente diferentes, por un lado «la época de la bancarrota del feudalismo y del absolutismo, y por otra parte la época en que los Estados capitalistas tienen ya su estructura acabada»
    Lenin. «SOBRE EL DERECHO DE LAS NACIONES A LA AUTODETERMINACIÓN»

    En ambos ejemplos deja claro que en el primer caso es progresista la lucha de la burguesía contra el antiguo régimen, y en el segundo caso, es una lucha reaccionaria y contraria a los intereses de los trabajadores el tratar de dividir las unidades nacionales, sino tomarlas como punto de partida en la lucha contra el poder de la burguesía, por la emancipación proletaria y el internacionalismo.

    Lenin, en ningún caso defiende el derecho indiscriminado a la autodeterminación como algunos pretender hacernos creer. Y mucho menos priorizar ese derecho por parte de los comunistas, sino siempre supeditado a la lucha de clases.
    Del mismo modo que se ha de tener en cuenta la ley del desarrollo desigual de los diferentes países a la hora de aplicar la táctica revolucionaria, se ha de abordar la aplicación del derecho de autodeterminación a según qué casos y teniendo en cuenta distintos factores.


    Por otra parte Engels, critica el principio de las nacionalidades que abogan por la independencia de las pequeñas naciones (de Europa) que hayan sido, en menor o mayor grado, asimiladas por otras naciones más pujantes y vitales. Porque ello acarrearía un enorme problema de fronteras que dificultaría aun más la lucha de los proletarios al atomizarlos en miniestados.

    «No hay ningún país en Europa, que no conserve en algún rincón una o varias ruinas de naciones, restos de un antiguo pueblo desplazado o conquistado por una nación convertida más tarde en estandarte del desarrollo histórico. Estos restos de naciones pisoteados implacablemente por la historia, todas estas sobras nacionales, se convertirán y seguirán siendo, hasta su exterminación o desnaturalización final, partidarios fanáticos de la contrarevolución, dado que su entera existencia es, en general, una protesta contra la gran revolución histórica. Por ejemplo, en Escocia, los gaélicos fueron el principal soporte de los Estuardo desde 1640 hasta 1745; en Francia, los bretones apoyaron a los Borbones desde 1792 hasta 1800; en España, los vascos apoyaron a Don Carlos. En Austria, los eslavos paneslavistas del sur, no son más que el residuo nacional de un confuso desarrollo milenario»
    Engels. ( «Hungría y el paneslavismo» Enero 1849. Publicado en la revista Neue Rheinische Zeitung (Nueva Gaceta Renana).

    Ni siquiera en el caso de que existiese una opresión de una parte de la nación sobre la otra, justificaría necesariamente desviar la lucha del proletariado en pro de ayudar a las burguesías regionales a obtener sus parcelas de poder para obtener el derecho a separarse ateniendonos al razonamiento m.l..

    Lenin no tenía ningún motivo para desear el bienestar de la Francia imperialista, mirad, esto lo decía sobre el particular:

    "Marx cubría con crueles sarcasmos «la humanidad » del ciudadano Ruge, mostrándole, según el ejemplo de la opresión del Sur de la Francia por el Norte, que toda opresión nacional no siempre entraña, desde el punto de vista de la democracia y del proletariado, una aspiración legitima a la independencia."
    (Lénine. "La question national dans notre programme"Publié le 15 juillet 1903dans le n° 44 de l'Iskra Œuvres, t. 6, pp. 475-485 - 1903)

    Y abundando sobre lo mismo, Engels:
    Aquí describe un claro ejemplo de lo que él considera un derrotero contrarevolucionario.
    Veamos lo que dice Engels en «Revolución y contrarevolución»:
    «Pero, ¿donde reside la diferencia entre los polacos y los franceses del Sur? ¿Por qué la Francia meridional hubo de ser llevada a remolque por los franceses del Norte como un peso muerto hasta su destrucción final, mientras que Polonia, por el contrario, tiene ante sí, todas las perspectivas de llegar a encontrarse perfectamente a la cabeza?
    Como consecuencia de relaciones sociales que no podemos explicar más ampliamente aquí, la Francia meridional era la parte reaccionaria de toda la nación. Su contraposición a la Francia del Norte, se transformó muy pronto en contraposición a las clases progresistas de todo el país. Fue ella, la Francia meridional, el principal sostén del feudalismo, y ha seguido siendo hasta hoy, la fuerza de la contra revolución en Francia»

    Engels. «Revolución y contrarevolución» Nº 93 de la Nueva Gaceta Renana, publicado el 3 de Septiembre de 1848.

    Aquí algunos ejemplos del denostado centralismo marxista.
    «Marx discrepa de Proudhon y de Bakunin precisamente en la cuestión del federalismo (para no hablar siquiera de la dictadura del proletariado). El federalismo es una derivación de principio de las concepciones pequeñoburguesas del anarquismo. Marx es centralista. En los pasajes suyos citados más arriba no se contiene la menor desviación del centralismo. ¡Sólo quienes se hallen poseídos de la fe supersticiosa del filiesteo en el Estado pueden confundir la destrucción de la máquina del Estado burgués con la destrucción del centralismo! Y bien, si el proletariado y los campesinos pobres toman en sus manos el poder del Estado, se organizan de un modo absolutamente libre en comunas y unifican la acción de todas las comunas para dirigir los golpes contra el capital, para aplastar la resistencia de los capitalistas, para entregar a toda la nación, a toda la sociedad, la propiedad privada sobre los ferrocarriles, las fábricas, la tierra, &c., ¿acaso esto no será el centralismo? ¿Acaso esto no será el más consecuente centralismo democrático, y además un centralismo proletario?»
    Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, «El Estado y la Revolución»Alianza Editorial, Madrid 2006, páginas 97-98.

    «Engels, como Marx, defiende, desde el punto de vista del proletariado y de la revolución proletaria, el centralismo democrático, la república única e indivisible. Considera la república federativa, bien como excepción y como obstáculo para el desarrollo, bien como transición de la monarquía a la república centralista, como un progreso, en determinadas circunstancias especiales. Y entre estas circunstancias especiales se destaca la cuestión nacional. En Engels, como en Marx, a pesar de su crítica implacable del carácter reaccionario de los pequeños Estados y del encubrimiento de este carácter reaccionario por la cuestión nacional en determinados casos concretos, no se encuentra en ninguna de sus obras ni rastro de tendencia a eludir la cuestión nacional, tendencia de que suelen pecar frecuentemente los marxistas holandeses y polacos al partir de la lucha legítima contra el nacionalismo filisteamente estrecho de sus pequeños Estados. [...] no hay ni rastro de renuncia a la crítica de los defectos de la república federativa ni a la propaganda y a la lucha más decidida en pro de la república unitaria, centralista-democrática. Pero Engels no concibe en modo alguno el centralismo democrático en el sentido burocrático con que emplean éste concepto los ideólogos burgueses y pequeñoburgueses, incluyendo entre éstos a los anarquistas. Para Engels, el centralismo no excluye, ni mucho menos, esa amplia autonomía local que, en la defensa voluntaria de la unidad del Estado por las comunas y las regiones, elimina en absoluto todo burocratismo y toda manía de ordenar desde arriba.»
    Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, «El Estado y la Revolución»
    Alianza Editorial, Madrid 2006, páginas 120-121.


    Cuando Lenin envía a Viena a Stalin para recopilar información sobre el tema nacional y lee el trabajo de Stalin , comentó en una carta enviada a Gorki: «Tenemos aquí un maravilloso georgiano, que después de haber reunido todos los materiales austriacos y otros, se ha puesto a elaborar un gran artículo para Prosvetchenie»
    Pues bien, en este escrito -su libro más difundido-, («El marxismo y la cuestión nacional»), Stalin deja también las cosas meridianamente claras. Aludiendo al concepto «baueriano» sobre el particular, escribe:
    «Y no hablemos ya de ese «principio socialista de la nacionalidad» ensalzado por Bauer y que es, a nuestro juicio, la sustitución del principio socialista de la lucha de clases por un principio burgués, -por el principio de la nacionalidad-. Si la autonomía nacional arranca de un principio tan dudoso, necesario es reconocer que solo puede inferir daño al movimiento obrero.
    «Es cierto que este nacionalismo no se transparenta tanto, pues se enmascara hábilmente con frases socialistas; por eso es más dañoso para el proletariado. Al nacionalismo franco siempre se le puede batir: no es difícil discernirlo. Es mucho más difícil luchar contra un nacionalismo enmascarado y no identificable bajo su careta. Protegido con la coraza del socialismo, es menos vulnerable y más vivaz. Como vive entre los obreros, emponzoña la atmósfera, sembrando ideas dañinas de desconfianza mutua y de aislamiento entre los obreros de distintas nacionalidades».

    Stalin. «El marxismo y la cuestión nacional»

    « Bauer, evidentemente confunde la nación, que es una categoría histórica, con la tribu, que es una categoría étnica».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «...bajo el capitalismo ascensional, la lucha nacional es una lucha entre las clases burguesas. A veces, la burguesía intenta arrastrar al proletariado al movimiento nacional, y entonces exteriormente parece que en la lucha nacional participa «todo el pueblo», pero eso solo exteriormente. En su esencia esta lucha sigue siendo siempre una lucha burguesa, conveniente y grata únicamente para la burguesía».
    Stalin. «El marxismo y la cuestión nacional»

    «En este momento difícil, incumbía a la socialdemocrácia una alta misión: hacer frente al nacionalismo, proteger a las masas contra la «epidemia» general . Pues la socialdemocracia, y solamente ella, podía hacerlo contraponiendo al nacionalismo el arma probada del internacionalismo, la unidad, y la indivisibilidad de la lucha de clases. Y cuanto más fuerte fuese la oleada de nacionalismo, más potente debía resonar, la voz de la socialdemocracia en pro de la fraternidad y de la unidad de los proletarios de todas las nacionalidades de Rusia. En estas circunstancias, se requería una firmeza especial por parte de los socialdemocatas de las regiones periféricas, que chocaban directamente con el movimiento nacionalista».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero las naciones postergadas que se despiertan a una vida propia, ya no se constituyen en Estados nacionales independientes: tropiezan con la poderosísima resistencia que les oponen las capas dirigentes de las naciones dominantes, las cuales se hallan desde hace largo tiempo a la cabeza del Estado. ¡Han llegado tarde!».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Los destinos de un movimiento nacional, que es en sustancia un gobierno burgués, están naturalmente vinculados a los destinos de la burguesía. Sólo cuando reine el socialismo, se podrá instaurar la paz completa».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «No cabe duda de que en las primeras fases del capitalismo las naciones se cohesionan. Pero asimismo es indudable que en las primeras fases superiores del capitalismo comienza un proceso de dispersión de las naciones, un proceso en el que se separa de las naciones toda una serie de grupos que salen a ganarse el pan y acaban asentandose definitivamente en otros territorios del estado. De este modo, los grupos que cambian de residencia pierden los viejos vínculos y que adquieren otros nuevos en los nuevos sitios, asimilan, de generación en generación, nuevos hábitos y nuevos gustos, y tal vez, también un nuevo idioma».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «En las primeras fases del capitalismo aún podía hablarse de la «comunidad cultural» del proletariado y la burguesía. Pero, con el desarrollo de la gran industria y con la agudización de la lucha de clases, esta «comunidad» empieza a esfumarse. No es posible hablar seriamente de «comunidad cultural» de una nación, cuando los patronos y los obreros de la misma nación dejan de entenderse unos a otros. ¿De qué «comunidad de destinos» puede hablarse cuando la burguesía está sedienta de guerra y el proletariado declara la «guerra a la guerra»? ¿Se puede, con estos elementos antagónicos, organizar una unión nacional única y común a todas las clases?»
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero admitamos por un momento que la consigna de «¡organizad una nación!» sea una consigna viable. Todavía podría uno comprender a los parlamentarios nacionalistas burgueses, que se esfuerzan en «organizar» la nación con objeto de obtener más votos. Pero ¿desde cuándo los socialdemócratas se dedican a «organizar» naciones, a «constituir» naciones, a «crear» naciones?
    ¿Qué socialdemócratas son esos que, en una época de la más intensa agudización de la lucha de clases, se ponen a organizar uniones nacionales comunes a todas las clases?»

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Las barreras nacionales, lejos de reforzarse se desmoronan y caen. Ya en la década del 40, Marx decía que «el aislamiento nacional y los antagonismos entre los pueblos desaparecen de día en día» y que «el dominio del proletariado los hará desaparecer más deprisa todavía». El desarrollo ulterior de la humanidad, con el crecimiento gigantesco de la producción capitalista, con la mezcolanza de nacionalidades y unificación de los individuos en territorios cada vez más vastos, confirma rotundamente la idea de Marx».
    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Pero el daño que causa la autonomía nacional no se reduce a esto. No solo prepara el terreno al aislamiento de las naciones, sino también a la fragmentación del movimiento obrero unido. La idea de la autonomía nacional, sienta las premisas psicologicas para
    la división del partido obrero unido en diversos partidos organizados por nacionalidades. Tras los partidos, se fraccionan los sindicatos, y el resultado es un completo aislamiento. Y así, un movimiento de clase unido se desparrama en diversos riachuelos nacionales aislado».

    «De lo expuesto se desprende que la autonomía nacional-cultural no resuelve la cuestión nacional. Lejos de ello, la exacerba y la embrolla, abonando el terreno para escindir la unidad del movimiento obrero, para aislar a los obreros por nacionalidades, para acentuar las fricciones entre ellos.
    Tales son los frutos de la autonomía nacional».

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «La nación tiene derecho incluso a volver al viejo orden de cosas, pero eso no significa que la socialdemocracia haya de suscribir este acuerdo de tal o cual institución de una nación dada. El deber de la socialdemocracia, que defiende los intereses del proletariado, y los derechos de la nación, integrada por diversas clases, son dos cosas distintas».
    «Por eso, precisamente, el proletariado consciente no puede colocarse bajo la bandera «nacional» de la burguesía».

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «La cuestión nacional del Cáucaso solo puede resolverse en el sentido de llevar a las naciones y pueblos rezagados al cauce común de la cultura superior. Sólo esta solución puede ser progresista y aceptable en la socialdemocracia. La autonomía regional del Cáucaso es aceptable, precisamente, porque incorpora a las naciones rezagadas al desarrollo cultural común, les ayuda a romper el cascarón del aislamiento propio de las pequeñas nacionalidades, las impulsa a marchar hacia adelante y les facilita el acceso a los valores de una cultura superior. En cambio, la autonomía cultural-nacional actúa en un sentido diametralmente opuesto, pues recluye a las naciones en sus viejo cascarones, los mantiene en los grados inferiores del desarrollo de la cultura y les impide elevarse a los grados más altos de la misma».

    «De este modo, la autonomía nacional-cultural, inservible en general, se convertiría, en el Cáucaso, en una empresa reaccionaria absurda».

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.

    «Hemos visto que la autonomía cultural-nacional es inservible. En primer lugar, es artificial y no viable, pues supone agrupar artificialmente en una sola nación a gentes a quienes la vida , la vida real, desune y dispersa por los diversos confines del Estado. En segundo lugar impulsa hacia el nacionalismo, pues lleva al punto de vista del «deslindamiento» de los hombres por curias nacionales, al punto de vista de la «organización» de las naciones, al punto de vista de la «conservación» ya cultivo de las «particularidades nacionales", cosa que no cuadra en absoluto a la socialdemocracia».

    «¿Donde está la salida?
    La única solución es la autonomía regional, la autonomía de unidades tan definidas como Polonia, Lituania, Ucrania, el Cáucaso, etc.
    La ventaja de la autonomía regional consiste, ante todo, en que aquí no tenemos que habérnoslas con una ficción sin territorio, sino con una población determinada, que vive en un territorio determinado. Además no deslinda a los hombres por naciones, no refuerza las barreras nacionales, sino que, por el contrario, rompe estas barreras y agrupa a la población para abrir el camino a un deslindamiento de otro género: al deslindamiento por clases».
    «Tenemos, pues, la autonomía regional como punto indispensable para resolver la cuestión nacional».
    «Sabemos a qué conduce el deslindamiento de los obreros por nacionalidades. Desintegración del Partido obrero único, división de los sindicatos por nacionalidades, exacerbación de las fricciones nacionales, rompehuelgas nacionales, , completa desmoralización dentro de las filas de la socialdemocracia: he ahí los frutos del federalismo en el terreno de la organización. La historia de la socialdemocracia en Austria y la actuación del Bund en Rusia, lo atestiguan elocuentemente.
    El único medio contra esto es la organización basada en los principios del internacionalismo.
    La unión de los obreros de todas las nacionalidades de Rusia en colectividades «únicas e íntegras» en cada localidad y la unión de estas colectividades en un partido único: he ahí la tarea»
    «No ocurre así con la organización por nacionalidades.
    Organizados sobre la base de la nacionalidad, los obreros se encierran en sus cascarones nacionales, separándose unos de otros en el terreno de la organización. No se subraya lo que es común a los obreros, sino lo que diferencia a unos de otros. Aquí el obrero es, ante todo, miembro de su nación: judío, polaco, etc. No es de extrañar que el federalismo nacional en una organización inculque a los obreros el espíritu del aislamiento nacional.
    Por eso, el tipo nacional de organización es una escuela de estrechez nacional y de rutina.
    Tenemos, pues, ante nosotros, dos tipos de organización distintos por principio:
    el tipo de la unión internacional y el del deslindamiento de los obreros por nacionalidades».

    Stalin. El marxismo y la cuestión nacional.
    ------------------------------

    «En el aislamiento es donde reside la existencia nacional»
    VIII conferencia del Bund.

    «El marxismo y la cuestión nacional», Stalin.
    ----------------------------------

    También aquí, Stalin nos habla de las repúblicas alógenas, muchas de las cuales se convirtieron, tras Octubre, en trinchera de los ejércitos blancos, ejércitos invasores extranjeros y fortines de las burguesías y todo tipo de huestes zaristas y demás morralla. Donde evidentemente, con la falsa excusa del derecho a independizarse, establecieron unilateralmente, gobiernos independientes de facto donde las clases laboriosas no tenían nada que decir, ni nada de qué beneficiarse. Solo padecer las mismas penurias que hasta entonces, por lo que Stalin, en su cargo como comisario para las nacionalidades, tuvo que entablar una lucha titánica reforzando el poder proletario en esas naciones, a la vez que aplastaban a la coalición de fuerzas contrarevolucionarias y entregaban el poder al proletariado de esas naciones, que voluntariamente ingresaban en la nueva y flamante URSS.

    Esto es lo que escribía:
    «Aquí no se trata de los derechos de las naciones, que son indiscutibles, sino de los intereses de las masas populares, tanto del centro como de las regiones periféricas: se trata del carácter -determinado por estos intereses- de la agitación que está obligado a desplegar nuestro partido, si no quiere renegar de sí mismo, si quiere incidir en determinado sentido sobre la voluntad de las masas trabajadoras de las nacionalidades. Y los intereses de las masas populares dicen que la exigencia de la separación de las regiones periféricas es, en esta etapa de la revolución, algo profundamente contrarrevolucionario».
    Stalin: «La política del poder soviético sobre la cuestión nacional en Rusia». Obras escogidas, Madrid, 1977, tomo3, pg.
    -----------------------------------------------------

    Marx y Engels, en sus «Escritos sobre España» dicen lo siguiente:
    «La división de España en estados federales, con administración independiente, equivaldría a la reaccionaria destrucción de la unidad nacional».
    Marx y Engels. «Escritos sobre España" Pag.243
    Mas claro imposible, a ver quién me dice que está sacado de contexto, mutilado etc..
    ---------------------------------------------------------

    Y que decir de las firmas estampadas también por Marx y Engels en el manifiesto «Reivindicaciones del partido comunista de Alemania". Publicado en 1848. Que empezaba así:
    ¡Proletarios de todos los países, uníos!
    1. «Todo el territorio formará una república, una e indivisible»

    Reivindicaciones del partido comunista de Alemania. Publicado en 1848.

    También en su periplo parisien, durante su pertenencia al grupo llamado «La Legión" donde organizaron una incursión (dirigida por Herwegh) atravesando el Rhin y entrando en Alemania para ayudar militarmente a la sublevación, eran estas las principales reivindicaciones que portaban; «...sufragio universal, un ejercito popular, la abolición de las cargas fiscales, la separación de la Iglesia y el Estado, una república indivisible...etc. Es decir, las mismas que se plasman en el texto arriba indicado»

    «Curioso» que un partido comunista, el de Marx y Engels precisamente, haga suyo con tanto énfasis, la consigna de la unidad y el no desmenbramiento de Alemania en pequeños estados nacionales, que hablen siempre de «Alemania», en vez de «Estado» aleman como gusta llamarla a los acomplejados españolitos a España, que se refieran en todos sus textos sobre España como «Nación» española o «Pueblo» español». Y también «curioso» que haya tantos nacionalistas en España que se les llene la boca repitiendo como cacatúas y retorciendo puñeteramente la retórica hasta lo indecible, que la necesaria división de España en minúsculos estados independientes, está avalada por ellos, porque así lo dice la doctrina m.l., y que además es necesaria como paso previo al socialismo.

    El principio de las nacionalidades fue una invención de la Rusia imperial para justificar las anexiones con el pretexto «paneslavista» unas veces, y en otras ocasiones con la excusa de proteger regiones de sus malvados vecinos. Después hábilmente retomado por Luis Napoleon para justificar la «libertad y derecho» de las nacionalidades -pero siempre y cuando fuese para unirse a la gran patria francesa-, ¡faltaría plus! Y ya más tarde por los grandes estados nacionales que fueron surgiendo, con el afán de mantener la cohesión territorial, anexionarse nuevos territorios, o para simplemente, utilizar el exaltado fervor patriótico -previamente inculcado al populacho ignorante-, en sus guerras interimperialistas.
    La formación de los estados nacionales en Europa, tuvo su justificación en un momento determinado. Tras el cual, el imparable desarrollo de la sociedad nos llevará, sin duda, a la desaparición de todo Estado nacional y su sustitución por una sociedad sin estados y sin clases; a una sociedad comunista.
    El derecho de autodeterminación, ha de formar parte necesariamente del programa de mínimos de todo partido comunista. Pero entendiendo que queda supeditado a la lucha por la emancipación de las clases laboriosas y a la consecución del socialismo, con la salvedad de ejemplos similares a los aquí citados y de las colonias. Pero tampoco se trata de darle alas a los independentistas burgueses de esas colonias, allí deberemos apoyar y favorecer a la facción anticolonialista más cercana a nuestros fundamentos comunistas a alcanzar el poder, aquellos que mejor representen los intereses de las clases explotadas.
    Por lo tanto creo, que con estos y otros muchos ejemplos que se podrían extraer de la lectura de los escritos de Engels, Marx, Lenin o Stalin, nadie puede reivindicarse marxista o marxista-leninista, y compatibilizar -al menos en España-, comunismo, con nacionalismos-independentismos sin caer irremediablemente en insalvables contradicciones. Y que además nos hacen mucho más daño que el nacionalismo franco, ese al que aludía Stalin y al que se puede combatir con mayor facilidad por no camuflarse entre nuestras filas como hacen estas criaturitas.
    Se podrán alegar muchas razones legítimas y comprensibles para desear la independencia y separación de cualquier región de esta malparida, casposa y lamentable España actual, pero sin mezclar churras (comunismo) con merinas (nacionalismo).


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15287
    Reputación : 19719
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por SS-18 el Lun Jul 27, 2015 5:41 pm

    Lo unico que tiene para refutar textos, teoria y analisis son el mismo nivel de material didactico. La no se que experiencia de lucha que ha visto usted en la calle no se donde a titulo individual, no es una medición, ni un dato, ni un referente academico que pueda estructurar un analisis cientifico en el cual sostener posiciones politicas a titulo marxista.

    Si quiere enarbolar esa refutación en torno al romanticismo de no se que experiencia que ha visto individualmente y personalmente , hagalo desde el anarquismo, pero no desde el pragmatismo marxista ante el cual se exige la datación y las pruebas empiricas.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Duende Rojo el Lun Jul 27, 2015 7:14 pm

    Argala82 escribió:Que desconocimiento total del socialismo vasco y la Izquierda Abertzale. Por ejemplo se identifica el nacionalismo español n con la derecha cuando leyendo estos articulos termino por convencerme de que esta presemte en la izquierda (su version "progresista") e incluso en organizaciones y militantes comunistas.

    Los que han llevado a cabo la lucha por el Socialismo ha sido el pueblo trabajador vasco incluyendo gente procedente del estado español. Y con el marxismo-leninismo, movimiento libertario,comunistas de distintas escuelas,... Y ahora me viene uno, escribe un articulo, con su vision esquematica pensando que es un experto politologo y el caso que conozco, la trayectoria politica de las ultimas decadas en EH lo refuta. Que material ! Asi son los resultados. A mi me parece que se tiene un paradigma y todo lo que se pueda usar o manipular y que encaje es valido. Entre ello que esto esta motivado por un arrebato aldeano con el cerebro comido por la burguesia.

    Ya solo lo que ha hecho la juventud vasca combativa borra todas esas historietas mentales.

    Dejalo,ya he tenido bastante dosis de naciinalismo español disfrazado de izquierdas y hasta con vocabulario marxista.

    Este pueblo trabajador lograra la independencia y el socialismo a pesar del nacionalismo español y la burguesia tambien la autoctona que lo alimenta y saca provecho, como toda LatinoAmerica, Filipinas, parte de Africa y algun que otro lugar.

    Ay amigo... No has leído ni media letra de lo que te he puesto, vale que te engañes a ti mismo, pero a los demás no te va a resultar tan fácil.

    Ni la izquierda abertzale ni la ETA ha sido nunca ni comunista ni similar, y a día de hoy esas organizaciones están totalmente alejadas del ideal y políticas anticapitalistas, ya que para ello hace falta algo más que poner una imagen del Che en la herriko. Ser comunista es mucho más que eso, empezando por no trangredir con el nacionalismo, que es lo que ha hecho la IA toda la puta vida, y terminando por no trangredir tampoco con la derecha y el capitalismo, como hace ahora poniendo gobiernos al PNV y con muchísimas otras atrocidades.

    Un comunista tampoco va por la vida de supremacista creyendo que lo que hace la gente de su pueblo es lo más molón y revolucionario, desconociendo lo que pasa en el resto de su país. Quéhan hecho?? Poner bombas?? Violencia individual, concepto totalmente anti-leninista.

    Pero bueno, Lenin ya dijo que los conunistas más tontos eran los que cuando les criticaban su nacionalismo la única salida que encontraban era la de considerarles nacionalistas asimiladores. Tú mismo.

    Por cierto... Cuál es el porcentaje de vascos a favor de esa independencia maravillosa?? Un 20%??? Y de eso que llamáis Euskal Herria??? (nación cultural basada en irredentismo... concepción más reaccionaria no la hay). Vais a conseguir la independencia y el socialismo... En los Mundo de Yupi. Ni siquiera respetáis la voluntad de los trabajadores.

    Despertar es duro, amigo, sobretodo cuando uno ha basado parte de su vida e ideales en fantasías. Si te fijas, en este foro no hay abertzales, se han ido bajando todos del carro del comunismo en cuanto se han dado cuenta que los comunistas de verdad les ha aplicado la dialéctica y no carta blanca.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Argala82 el Lun Jul 27, 2015 8:10 pm

    ¿¿SS18 no has leido los articulos que he puesto? Pongo otro como ejemplo y poco romanticismo...

    PCE(R)

    Hay una página web que se hace llamar Euskal Herria Sozialista y en su parte frontal luce las fotografía de 5 militantes del MLNV que al parecer poco deben importarles pues todo lo que se dice en esa web va en sentido opuesto a sus trayectorias militantes.

    Ese es el único ligazón, estético, que tiene con cualquier teoría o práctica del MLNV pasada o presente, pues sus postulados, nunca han mostrado ninguno propio, ocultando conscientemente cual es su proyecto político centrado en el estado español (muy alejado del MLNV), si así pueden llamarse a una amalgama de insultos contra la izquierda abertzale de una línea y copy-pastear intoxicaciones policiales de la prensa fascista y artículos sobre ETA escritos por gente anti-ETA de toda la vida. Pese a alardear de estalinismo, para eso no hacen ascos con el trotskismo y el maoísmo , pues muchos están escritos por antiguos ex-MCE-LCR. Daría para largo y quizás para otro día.

    Pero hoy vamos a hablar de un texto publicado en esa web supuestamente escrito por el Partido comunista español ( r ) que tiene el título de “Comunismo o nacionalismo” .

    Vaya de entrada la máxima solidaridad anti-represiva e internacionalista con todos los represaliados y presos de ese movimiento, pero como una cosa no quita la otra, vamos a desmenuzarlo, y como diría Jack el destripador, por partes. Y es que un texto tan contrario al marxismo-leninismo y tan confuso y erróneo sobre la liberación nacional merece la pena. Además se añadirán varias citas del Camarada Arenas pues el texto no es solo contrario a los postulados básicos de Marx y Lenin, sino que en muchos puntos contrario a postulados históricos del propio PCE(r).

    El texto (se pondrá en cursiva) que cuenta con cierto tono paternalista y soberbio (o conmigo o contra mi), es una crítica realizada contra la organización comunista vasca Kimetz de la cual yo no comparto muchos de sus postulados, como lo expresé en un artículo anterior. Pero en realidad, la crítica a Kimetz es una excusa ya que el trasfondo es una pataleta contra el abertzalismo y el proyecto de liberación nacional y social vasco en su conjunto por unos motivos que se explicarán en la segunda parte de este artículo.

    Al grano.

    Sectarismo, mal compañero de

    viaje

    (Ante el despiste, la confusión y el no saber bien qué estaba ocurriendo y a dónde íbamos, dijimos retornemos al punto de partida, vamos a reconsiderar las cosas y empecemos a caminar de nuevo porque nos hemos perdido, lo que es una forma correcta de actuar. Se nos puede acusar de dogmáticos por apoyar a Mao de manera acrítica, sobre todo frente a Stalin. Yo asumiría sin ningún tipo de reserva la crítica de dogmatismo respecto al maoísmo, y nunca hemos sido maoístas. Pero respecto a Stalin sí que hemos aceptado muchas ideas y tesis de Mao que apuntan contra la etapa de socialismo en la Unión Soviética y contra Stalin, sin criterio propio, sin estudio, y la experiencia nos ha llevado a hacer ese estudio y a concluir que Mao no tenía razón. Y en eso estamos… Ahora somos dogmáticos estalinistas jajaja). Camarada Arenas.

    “Los comunistas no tenemos nada en contra de la pequeña burguesía nacionalista y hasta la consideramos un posible aliado desde el punto de vista de las tareas democráticas de la revolución en el Estado español. Sin embargo, lo que no podemos consentir bajo ningún concepto es que pretenda colarse por la puerta de atrás en el movimiento comunista y meter sus narices allí donde, sencillamente, no tiene nada que rascar. Éste es el caso de la “organización comunista vasca que lucha por la liberación nacional y social de Euskal Herria”, que se hace llamar, de forma más resumida y menos rimbombante, Kimetz.”

    El sectarismo en realidad refleja un miedo interno de carácter infantil. Viene dado del miedo a compartir e interactuar con otros. No existe una forma única de interpretar el comunismo y aun habiéndola eso no se traduciría en una forma única de estrategia y táctica. Desgraciadamente el sectarismo es algo que ha asolado a la izquierda y especialmente al comunismo. De ahí las expendedoras oficiales de carnet de comunista hay un paso y a la expansión de grupúsculos sin conexión con las masas otro.

    Eso, entre otras cosas, ha derivado en una miríada de ideologías-persona. Ni siquiera hemos tenido la inteligencia para no hacerlo así y las consecuencias han sido las previsibles. Las consecuencias han sido de tal calibre que incluso se ha llegado a un tipo de accionar que recuerda mas a la praxis clerical que a lo que un verdadero movimiento anti-capitalista podría desplegar. Del dogmatismo anti-dogmático también se podría escribir una enciclopedia.

    El PCE ( r ) en ese texto reproduce el mito españolista introducido por el PCE en la “transición” en el que la liberación nacional vasca es en esencia nacionalista pequeño-burguesa independientemente de cualquier otro factor y por esa razón y sin dar explicaciones de ningún tipo adjudica ese adjetivo a Kimetz y por extensión a cualquiera que defienda la liberación nacional. La historia del MLNV ya ha comprobado históricamente que eso es una falsedad pues la clase trabajadora es el principal bastión independentista en Euskal Herria mientras que el proyecto burgués pequeño u oligarca camina bajo la unidad de españa en torno al autonomismo.

    Socialismo acientífico y ahistórico

    (¿Cómo voy a entrar yo en la casa de alguien a disponer y decir lo que tienen que hacer?). Camarada Arenas.

    “Entre los objetivos que se ha marcado Kimetz está la creación de un “partido comunista de clase” vasco. No han sido pocas las organizaciones que se han planteado este mismo objetivo. Todas ellas han partido siempre de las mismas premisas: “clase trabajadora vasca”, “lucha de clases vasca”, “Estado vasco independiente” … Kimetz, por su parte, ha hecho su particular aportación al acerbo “marxonacionalista”, sacándose de la manga perlas como ésta: «Esta.doble opresión, nacional y de clase, (. .. ) configuran a Euskal Herria como un marco nacional autónomo de la lucha de clases. ¿ Marco nacional autónomo de la lucha de clases? El marxismo siempre ha defendido que la lucha de clases tiene un carácter internacional. Pero he aquí que, para Kimetz, Euskal Herria es tan particularísima y singularísima que hasta cuenta con su propia lucha de clases, enteramente “nacional y autónoma” y sin ninguna relación con la que se da, no sólo en el Estado español, sino en todo el resto del orbe.”

    A la hora de analizar desde un prisma marxista, el conocimiento de la realidad y la historia es fundamental. Es obvio que en el texto no se tiene ni una cosa ni la otra. Pues es una auténtica barbaridad histórica adjudicar a Kimetz una teorización del marco autónomo para la lucha de clases. Concepto que está presente en Euskal Herria desde hace cuatro décadas por lo menos y antes de la creación del PCE ( r).

    Estaba insertado en la Ponencia Otsagabia escrita por Pertur, era un concepto que Argala manejaba con asiduidad, en la V asamblea de ETA se habló de ello. Y en realidad simplemente es la aplicación directa de la autodeterminación vasca en la clase trabajadora. Sin dependencias ni injerencias dirigistas externas. No puede existir internacionalismo sin respeto al hecho nacional y las consecuencias que se derivan.

    En realidad en el texto del PCE ( r ) pese a que se dice defender el derecho de autodeterminación, lo niegan en la práctica ya que no aceptan que la clase trabajadora vasca se autodetermine y elija sus propias formas organizativas, caminos y estrategias.

    (VI Asamblea se declaraba internacionalista y tachaba a E.T.A. de nacionalista pequeño-burguesa. Pero, ¿qué es el internacionalismo obrero? ¿Ser internacionalista exige a los trabajadores de una nación dividida y oprimida renegar de sus derechos nacionales para de este modo confraternizar con los de la nación dominante? En mi opinión, no. Internacionalismo obrero significa la solidaridad de clase, expresada en el mutuo apoyo, entre los trabajadores de las diferentes naciones, pero respetándose en su peculiar forma de ser nacional. Si las relaciones entre las fuerzas obreras españolas y las patrióticas vascas no han sido mejores no se debe a las justas exigencias de estas últimas, sino a la incomprensión y actuación oportunista mostrada por aquéllas frente a la cuestión nacional vasca. ¿El internacionalismo obrero exige que los trabajadores de la nación políticamente más avanzada frenen su ritmo para ir de la mano de los de las más atrasadas? Si fuera así, la humanidad estaría aún estancada. Si determinadas revoluciones socialistas e innumerables luchas de liberación nacional, de indudable signo progresista, han podido alcanzar el éxito se debe de modo muy importante a la existencia de países que no entendieron de aquel modo el internacionalismo obrero. E incluso más, la experiencia demuestra que cada país que triunfa sobre el capitalismo sienta las premisas para la extensión de la revolución socialista mundial porque no hay consejo más eficaz que el ejemplo. La mejor forma de cultivar el internacionalismo es avanzar el proceso revolucionario social, allá donde haya condiciones para ello. (..) Hoy, frente a la doble solución –pequeño-burguesa vasca o socialista española– que se le presentaba al Pueblo Vasco en el primer tercio de siglo, un sector de la clase trabajadora está en condiciones de ofrecer una tercera vía: la revolución socialista vasca. ) Argala

    Anti-abertzale, anti-liberación

    nacional

    (Si Euskal Herria decide la independencia total, eso lo íbamos a celebrar tanto como vosotros, aunque sólo fuera por una cuestión fundamental: porque eso debilita a la reacción española, a nuestro mortal enemigo, y todo lo que sea un debilitamiento de nuestro enemigo, nos favorece en todos los sentidos). Camarada Arenas

    “Kimetz no defiende la autodeterminación, sino que contempla únicamente la independencia. Y esto, en sí mismo, ya sitúa a este colectivo con los dos pies fuera del marxismo. Su objetivo es “la consecución de un Estado socialista vasco, reunificado ‘” e independiente” con “un partido comunista de clase … , instrumento clave … para armar política y organizativamente a la clase trabajadora de Euskal Herria”. se pretende arrastrar al proletariado vasco a las filas del nacionalismo. Y esto no podemos dejar de denunciarlo. “

    El bueno de Karl Marx llegó a justificar la opresión nacional de la India a manos del imperio británico apoyando su colonialismo pese a rechazar “los métodos” en muchos casos brutales de las fuerzas de ocupación debido a que eso traía el “progreso histórico”. También cabe destacar el bochornoso escrito sobre Simón Bolivar realizado por Marx.

    Y es en ese punto donde se ha quedado momificada esa izquierda revolucionaria española.

    El marxismo sin embargo no se quedó momificado. Evolucionó. Los propios Marx y Engels dieron un viraje teórico radical a sus tristes postulados eurocéntricos, y a su cosmopaletismo de izquierda. Y llegaron a una mayor comprensión de la cuestión nacional.

    En el caso del análisis de Irlanda ese cambio radical ya era obvio. El proletariado inglés no liberará a Irlanda ; será Irlanda la que se liberé así misma y el proletariado del estado opresor debe apoyarles en su liberación nacional. Son los pueblos oprimidos el sujeto de su liberación, el marco autónomo para la lucha de clases enlazado mediante el internacionalismo y no el intervencionismo del proletariado del estado opresor.

    Sin embargo, tras Marx, la segunda internacional volvió en parte a los viejos vicios anti-pueblos. Casi la mitad del congreso celebrado en 1907 apoyó la versión de “no repudiar ni en principio ni para siempre toda forma de colonialismo, el cual, bajo un sistema socialista, podría cumplir una misión civilizadora”.

    Solo Lenin fue firme y contundente en rechazar semejante estupidez, apoyando la autodeterminación de las naciones sin excepción y en cualquier contexto, sin imperialismo ni colonialismo de ningún tipo, ni “humanitario”, ni “civilizado” ni siquiera “socialista”.

    A partir de ahí el marxismo ha estado dividido entre los que defienden la postura de Lenin y los que siguen negando procesos de emancipación nacional en nombre del socialismo, lo cual se tradujo en nacionalismo de estado frente a nacionalismo revolucionario de liberación nacional. No es casual que ese nacionalismo de estado encubierto sea prominente entre el proletariado de estados que oprimen nacionalmente, incapaces de desgajarse de ser apéndices de su burguesía estatal. Ese es el caso de gran parte de la izquierda española y francesa y del texto analizado.

    Argala fue clarividente en ello. “Si los partidos obreros españoles no lo comprendiesen así y buscasen frenar el proceso político vasco en un intento de integrarlo en el de sus respectivos estados, estarían haciendo un triste favor a los trabajadores vascos y a la clase obrera en general. La incomprensión que hasta el presente han demostrado a las peculiaridades de la lucha en Euskadi es consecuencia directa de su incomprensión de la existencia misma del Pueblo Vasco.”

    Argala82
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 730
    Reputación : 840
    Fecha de inscripción : 08/07/2015
    Localización : Euskal Herria

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Argala82 el Lun Jul 27, 2015 8:12 pm

    Nacionalismo español,

    nacionalismo de estado opresor

    (El pueblo vasco y su vanguardia en particular, la izquierda abertzale.) Camarada Arenas

    En lo que respecta a la cuestión de la organización comunista en las nacionalidades oprimidas, no negamos la posibilidad de que, en determinadas condiciones, se haga necesaria la creación de un Partido Comunista independiente. Esto ya sucedió, por ejemplo, en Catalunya, con la creación del PSUC, en 1936. Sin embargo, no encontramos en aquel PSUC nada parecido al reduccionismo nacional que observamos en Kímetz. El PSUC nunca habló de “lucha de clases catalana” o de cualquier otro absurdo similar. El PSUC tuvo siempre claro que la lucha del proletariado catalán estaba indisolublemente ligada a la lucha del proletariado del resto del Estado; y la línea política aplicada por el conjunto del movimiento comunista en España era una y la misma, asegurada ésta por la estrechísima relación entre el PCE y el PSUC y por la existencia de la Komintern.

    Este párrafo del supuesto texto del PCE ( r ) condensa a la perfección un españolismo recalcitrante sin sentido. Hasta en el mínimo detalle como se puede apreciar en el uso de “nacionalidad” en vez de nación. Tomando conceptos prestados de la constitución española. Que considera nacionalidades y no naciones a los pueblos bajo opresión nacional del estado español. Este centrismo españolista llega hasta el extremo de auto-eregirse en dar capacidad o no, a una nación para auto-organizarse como así lo desee, negando nuevamente el derecho de autodeterminación y dando a entender que una nación oprimida por fuerza debe ser dependiente y subsidiria del proletariado del estado opresor contradiciendo a toda base marxista y leninista y contradiciendo radicalmente a las posturas expresadas por Marx en el caso de Irlanda.

    En el colmo de un nacionalismo de estado opresor y en contra de todo internacionalismo se habla de que la lucha del “movimiento comunista en España era una y la misma” e “ indisolublemente ligada”. Lo cual recuerda a la “una, grande y libre” y a lo “indisoluble de la unidad española”, bases del franquismo que también la constitución española recoge.

    Sin embargo, La internacional en carta de Mayo del 31 firmada por Manuilski propone “el objetivo de los comunistas es crear sobre las ruinas del estado español las repúblicas obreras y campesinas de Cataluña, Euskadi, Galicia y Portugal”.… Y a raíz de una reunión de la Komitern en Durango (Bizkaia) se asumieron las posiciones independentistas y el rechazo del futuro estatuto de autonomía considerado como de la “claudicación”.

    Años antes de la creación del PSUC en Catalunya, ya existía en Euskal Herria una “plataforma revolucionaria del Partido Comunista para la liberación nacional y social de Euzkadi” (literal) llamada Federación comunista vasco-navarra y en 1933 declara la “lucha por la autodeterminación de la nación vasca hasta la separación del estado español”. Posteriormente surgiría el PC Euzkadi.

    Depués ya sabemos lo que pasó con el PC español y como durante la dictadura fueron asesinados el comité central del PC de Euzkadi, otros murieron en el exilio, otros en cárceles , y mas en el makis, y eso hizo que el PCE creara una sucursal del PCE en Euskal Herria sobre la tumba del PC Euzkadi.

    De esa tradición comunista, del abertzalismo de Aberri o Jagi-jagi, de la tradición abertzale de izquierda ya desde ANV, de los debates de finales de los 50 y 60 con el surgimiento de ETA, se iría conformando el MLNV o la izquierda abertzale, en palabras del Camarada Arenas, vanguardia del pueblo vasco.

    (Naturalmente, la clase obrera, para poder luchar, tiene que organizarse como clase en su propio país, ya que ésta es la palestra inmediata de su lucha.) Marx

    (De ahí que, frente a la tarea de evitar enfrentamientos y borrar suspicacias entre los trabajadores vascos y los españoles y franceses e iniciar un proceso de acercamiento y ayuda mutua, han de ser estos últimos quienes dejen de pensar en términos de imperio y comprendan de una vez que los trabajadores vascos no somos españoles ni franceses, sino única y exclusivamente vascos, y que lo que nos une con ellos no es la pertenencia a una misma nación sino a una misma clase.) Argala

    Internacionalismo frente a

    intervencionismo y sucursalismo

    (No tenemos la fuerza suficiente en Euskal Herria.) Camarada Arenas

    Kimetz, en cambio, nos sale con la cantinela del “marco nacional autónomo de la lucha de clases” y ni se plantea «la unión estrecha» entre el proletariado vasco, gallego, catalán, castellano, etc.(…) El nacionalismo haría muy bien en dedicarse a resolver sus propios asuntos (y no son pocos los problemas a los que se enfrenta). Y aún estaría mejor si ciertos nacionalistas dejaran de jugar a marxistas-leninistas en sus peleas internas; “zapatero a tus zapatos”, dice el refrán

    El internacionalismo, incluido el internacionalismo proletario, supone lisa y llanamente solidaridad activa con todos los procesos de liberación nacional. Supone creer en un mundo de pueblos libres y solidarios entre ellos descartando la competividad capitalista y esquemas de sumisión. Supone empatizar con la clase trabajadora de todo el planeta en un proyecto de liberación social emancipatorio mundial. Pueblos y personas libres.

    De entre los debates más absurdos que genera cabría destacar esa corriente de opinión especialmente originada en estados imperialistas donde se quiebran derechos nacionales como el de la autodeterminación donde algunas izquierdas han llegado incluso a contraponer el término internacionalista al nacionalismo. Eso sí, un nacionalismo metafísico que son incapaces de definir con claridad pero lo que realmente se traduce de ello es su negación de realidades nacionales y su posición contraria a proyectos de liberación nacional. Confunden inter(entre)-nacionalismo(s) con anti-nacionalismo, pero siempre desde la perspectiva del gran nacionalismo estatal del que se sienten apéndices, aunque sea en algunos casos de una forma involuntaria frente a un nacionalismo o patriotismo de liberación, frente a un nacionalismo revolucionario en muchos casos. No puede existir internacionalismo como el propio término indica sin nación, no puede haber solidaridad entre los pueblos si se niega la existencia de estos y si no se da cobertura a los procesos de liberación nacional de las naciones oprimidas.

    Y una nación a la que se le niega el derecho de autodeterminación es una nación oprimida. Eso es un axioma fundamental de la izquierda.

    El imperialismo no es tonto tampoco, en los últimos tiempos ha intentado reforzar ese concepto de nacionalismo haciéndolo sinónimo de “radicalidad”, “luchas étnicas”, “guerra”, “extremismo”… mientras que el nacionalismo de estado, el imperialista, era ocultado. Posiblemente el estado español es uno de los ejemplos mundiales más claros en ese sentido donde no verás prácticamente a ninguna persona declararse nacionalista español, cuando el nacionalismo español de carácter imperialista es el eje vertebrador del sistema español tanto para la derecha como para la socialdemocracia y desgraciadamente aún con mucha influencia en sectores de izquierda incluso en los comunistas y anarquistas.

    Otro punto de polémica ha sido el carácter que se le da a ese internacionalismo. Algunos sectores de izquierda creyéndose en posesión de la verdad pese a no ser partícipes de procesos y de las realidades nacionales de diferentes pueblos se creen con el derecho y el deber de hacer dirección política sobre esas realidades. Algo así como usar un mando a distancia esperando que tenga alguna incidencia en una realidad en la que no se es partícipe. O en su defecto utilizar las realidades de otros pueblos para potenciar su agenda particular en su propio contexto. La cuestión es que no existe realmente una sola verdad. Cada pueblo y movimiento tienen las suyas y están construidas en procesos largos y complejos. Verdades de las que se puede aprender, contrastar, compartir en mayor o menor medida pero muy difícilmente tener la capacidad de profundizar de tal manera en ellas como para dar autos de fe. Estas maneras peligrosas de enfocar el internacionalismo estarían encuadradas más bien en un posible dirigismo e injerencia de dudosa utilidad.

    Conclusión

    La negación de Euskal Herria como marco autónomo de la lucha de clases, la subordinación al marco estatal español, el anti-independentismo, la negación de realidades objetivas y concretas como la opresión cultural, la equiparación entre nacionalismos de liberación y nacionalismos imperialistas, la injerencia política obviando el internacionalismo y el sucursalismo son algunas de las características que expresa el supuesto texto de PCE ( r ) , además de no seguir ningún baremo marxista-leninista.

    Este españolismo de viejo cuño es una extensión del españolismo ya puesto en su lugar por Argala en su día.

    Desde los estertores del franquismo y durante la falsa transición democrática una miríada de siglas y grupúsculos se intentaron asentar en Euskal Herria a modo de sucursales de sus partidos españoles o franceses correspondientes. El objetivo era claro, teniendo en cuenta la auténtica cantera anti-sistémica existente y al ser la sociedad vasca punta de lanza en la lucha anti-franquista se dispusieron a lanzar las redes en ese ecosistema revolucionario para sus propios intereses y ver que podían pescar.

    En esencia es el impulso del sucursalismo español o francés (la creación o reforzamiento de agrupaciones no surgidas en Euskal Herria sino que actúan a modo de sucursal de movimientos estatales siendo España o Francia su marco autónomo de lucha en el que quieren incluir a Euskal Herria en grado de dependencia no internacionalista) y el intento de suplantar al movimiento revolucionario vasco autóctono aprovechando ilegalizaciones en su día y una coyuntura política especial determinada que ha traído hoy en día contradicciones no resueltas aún a la izquierda abertzale.

    Si este es verdaderamente el camino que ha escogido el PCE ( r ) no podríamos mas que estar ante la evidencia de un oportunismo que poco tiene que ver con los intereses de la clase trabajadora vasca y que retrotrae al PCE ( r) a un tiempo donde no existía la r aún y estaba el PCE a secas. Quiero pensar que el texto responde a algún relevo concreto de militancia despistada que poco sabe de Euskal Herria y de las luchas de este pueblo.

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Duende Rojo el Jue Jul 30, 2015 4:52 pm

    Pues ahí lo llevas... Hasta los más izquierdistas y ortodoxos como el PCE(r) niegan la chorrada nacionalista.

    Puedes leer todos los artículos abertzales y etarras que quieras, pero me temo que ni la teoría marxista va a cambiar ni la situación de las regiones de España tampoco como para encajar en la fantasía nacionalista-separatista con la que queréis hacer comulgar a los comunistas reales.

    Se te han dado explicaciones y razonamientos, se te ha aportado material científico, teoría y análisis desde el marxismo. Nuestros principales autores fueron muy claros con este tema, se escribieron muchas obras al respecto, y lo siento pero las reivindicaciones territoriales que se dan en regiones de España no son sostenidas por nuestra teoría. Y eso lo sabrías si la leyeras.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    julss
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1448
    Reputación : 1742
    Fecha de inscripción : 29/12/2009
    Edad : 23
    Localización : ningun lugar de ninguna parte

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por julss el Vie Ago 07, 2015 6:44 pm

    Duende Rojo escribió:Yo también te haré un resumen: Esos textos son basura. Hablar de derecho de autodeterimación y de naciones en cuanto a Cataluña y País Vasco, es partir ya de no tener ni puta idea de marxismo. Lo siento, Argala no sabía ni donde tenía la mano derecha respecto a ese tema.

    Te resumo un poco:

    Derecho de autodeterminación, desde le punto de vista marxista, es un derecho que reconocemos los comunistas para naciones oprimidas dentro de las garantías democráticas del socialismo. Y por un lado, ni Cataluña ni País Vasco ni ninguna región española son naciones, puesto que las naciones se forman por el desarrollo del capitalismo y todos los territorios españoles nos desarrollamos a la par. Por otro, nos son oprimidas, puesto que no han sido nunca subyugadas por la fuerza, ni expoliados sus recursos, ni relegados a un segundo plano ni negads derechos de ningún tipo, y menos el País Vasco que conserva sus fueros y Cataluña donde se ha instalado toda la industria estatal, es decir, encima son las regiones con más pasta (por eso ha triunfado el nacionalismo). Y por último, la celebración de un referéndum de autodeterminación sostenido por teoría marxista solo podría darse con las garantías democráticas del estado socialista, puesto que ahora mismo se trataría de un proceso absolutamente controlado por la burguesía y los poderes económicos. Estas cosas se aprenden leyendo a Lenin, Marx, Stalin, Luxemburgo, Castro... no a etarras.

    Por tanto, lo que proponéis y apoyáis algunos respecto al separatismo en España, me temo que es mero nacionalismo , no solo no es marxista, si no que no es ni de izquierdas.

    Te dejo unos textos ilustrativos:

    "Falacia de la Nación de naciones": http://www.cronicapopular.es/2015/02/sabino-de-sabinos/

    "El nacionalismo romántico etnicista": http://www.nodulo.org/ec/2008/n072p12.htm

    "El materialismo histórico y la cuestión nacional española": http://www.nodulo.org/ec/2011/n109p10.htm

    " Apuntes sobre Lenin y la autodeterminación de las naciones" http://criticamarxista-leninista.blogspot.com.es/2014/11/Apuntes-sobre-Lenin-y-la-Autodeterminacion-de-las-Naciones.html

    Mucho material y citas, repito, en este hilo: http://criticamarxista-leninista.blogspot.com.es/2014/11/Apuntes-sobre-Lenin-y-la-Autodeterminacion-de-las-Naciones.html

    Te pego un fragmento que me gusta mucho que viene a explicar brevemente la estupidez de la izquierda española apoyando estas chorradas nacionalistas:

    En España, la crisis ha vuelto a despertar con fuerza las reivindicaciones de autonomía regional en particular en Cataluña y el País Vasco, incluso con apoyo de sectores de la izquierda. ¿Existen elementos progresivos para la clase obrera en esa lucha?

    La cuestión nacional es una de las particularidades de España y la izquierda política, que posiblemente sea de lo más difícil de entender desde fuera. Y una de las razones radica en el posicionamiento de la izquierda transformadora, que demuestra a su vez su derrota intelectual y la ausencia de capacidad para realizar ahora mismo una propuesta anticapitalista. El discurso de los revolucionarios, mayoritariamente, defiende el derecho a la autodeterminación de lo que considera nacionalidades históricas, en algunos casos abogando abiertamente por la independencia en dicha elección. La justificación se basa en una oposición al discurso nacionalista español tradicional que ha manejado la derecha, como sucedió durante la dictadura franquista y la consideración de que es un derecho democrático. Es una auténtica paranoia, en la que no se analiza en términos de clase.

    Estos nacionalismos son profundamente regresivos, pues emanan de las regiones históricamente más avanzadas y contribuyen a dividir y quebrar la unidad del sujeto social transformador. En términos democráticos, se arrogan la soberanía para decidir, excluyendo el resto de españoles, y falsifican la historia para crear artificialmente una propia que no existe más que en las mentes de los promotores de los nacionalismos vasco y catalán, por otra parte profundamente reaccionarios. En la coyuntura actual, el nacionalismo es funcional al sistema ya que cumple el papel de canalizar el descontento de manera “adecuada”, como también lo cumple el discurso antipolítico que se dice eso de “que se vayan todos” y habla de la clase de los políticos y de que son todos iguales. En este sentido, hablar en Cataluña del expolio que supone la mayor contribución fiscal de esta comunidad permite culpar a Madrid de todos los males. Y lo que resulta asombroso es que todavía la izquierda hable de derechos y opresión de los pueblos, curiosamente, de los que tienen el mayor PIB per cápita, lo que constituye un discurso muy insolidario con las regiones menos avanzadas.

    Por ello, la posición de los comunistas, que son internacionalistas, debe ser la defensa de la unidad y la soberanía nacional, que es la unidad de la clase trabajadora, la inmensa mayoría de la población, para denunciar que la dominación del capital exige vaciar de contenido esta soberanía tanto por abajo, mediante la descentralización y el localismo, lamentablemente impulsado por la izquierda, como por arriba, delegando marcos de decisión en instituciones supranacionales sin legitimidad democrática, como la Unión Europea. Sin embargo, la izquierda en España tiene alergia a pronunciar siquiera la propia palabra España, prefiere eso del “Estado español y los pueblos que la componen”, lo que constituyen divagaciones abstractas, propias de una izquierda premarxista, peor que los socialistas utópicos y reaccionarios que ya denunciara Marx en el Manifiesto. Por tanto, no creo que la fragmentación del país sea un paso adelante para los trabajadores, como tampoco lo ha sido en el Este de Europa, sino una ocasión para que los países más poderosos se beneficien de esta atomización de la clase obrera.

    El téxto íntegro AQUÍ
    [/quote]
    Buena recopilación de artículos de discipulos de Gustavo Bueno

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Duende Rojo el Sáb Ago 08, 2015 2:01 pm

    Ah sí? Pues como se va a poner Don Gustavo cuando vea que sus discípulos se han pasado al leninismo...


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por nunca el Sáb Ago 08, 2015 2:08 pm

    En este sentido, al igual que sucedía en la Inglaterra de tiempos de Marx, no está de más recordar la recomendación de Lenin de estudiar la posición de Marx respecto a Irlanda y usar su enseñanza para los países avanzados en los que existe opresión nacional o dirigir las miradas a los posicionamientos vergonzantes del Partido Comunista Francés cuya doctrina respecto a la guerra de Argelia, entre otras, presuponía que la independencia de los argelinos se conquistaría en Francia, ya que si el socialismo vencía en el país galo el “problema argelino” dejaría de existir.

    Cuando he leído esto comparándolo con la situación de EH y Catalunya me he caído de la silla Shocked .

    julss
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1448
    Reputación : 1742
    Fecha de inscripción : 29/12/2009
    Edad : 23
    Localización : ningun lugar de ninguna parte

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por julss el Mar Ago 11, 2015 5:49 pm

    Duende Rojo escribió:Ah sí? Pues como se va a poner Don Gustavo cuando vea que sus discípulos se han pasado al leninismo...
    bueno, él mismo bebe de toda la filosofía soviética

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Duende Rojo el Miér Ago 12, 2015 1:28 pm

    Y alguno por aquí debería de leer también un poquito más de teoría comunista.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por nunca el Mar Nov 03, 2015 8:08 pm

    Ellos también quieren la independencia

    -IzCa reivindica la soberanía de Castilla, lo que incluye, según ellos, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Castilla-La Mancha y Madrid
    -Jesús Muñoz lidera un movimiento de almerienses que no se sienten andaluces y reclaman una comunidad autónoma propia

    "Luchamos por una Castilla unida, soberana y republicana donde exista justicia social y desaparezca la discriminación de las mujeres. En definitiva, por una Castilla libre y comunera, hasta la victoria final".El párrafo forma parte del programa político de IzCa (Izquierda Castellana), un partido fundado en 2002 que reivindica la soberanía de la "nación de Castilla", territorio que según su ideario comprende las actuales comunidades autónomas de Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Castilla-La Mancha e incluso Madrid. "Ancha es Castilla", presume el partido. No sólo una parte de Cataluña quiere la indepedencia. Una parte de Castilla también. "La soberanía debe residir en el pueblo castellano, fuente de todos los derechos individuales y colectivos, y constituido en nación soberana con derechos propios e inalienables, entre los que destacan el de la autodeterminación, la necesidad de una soberanía nacional para el pueblo castellano".La líder de IzCa es la abogada Doris Benegas, hermana del socialista Txiki Benegas, fallecido el pasado verano. Se la vinculó al entorno de ETA, fue imputada en 2012 como organizadora de la manifestación que rodeó el Congreso y ejerció de abogada de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. No ha aceptado hablar con EL MUNDO, aunque un portavoz del partido sí insiste en aclarar que Izquierda Castellana no es independentista, sino soberanista, de "oposición al proyecto imperial". "Nosotros sólo pedimos que se respete el derecho a decidir democráticamente, aunque nuestra filosofía choque con la filosofía hegemónica", explica.Asegura el miembro de IzCa que el suyo no es "un partido exótico" y se ríe del supuesto centralismo de España. "Una cosa es España y otra es Castilla y es evidente que el castellano es el pueblo más empobrecido de España. El centralismo no nos favorece".



    n Castilla y León se llegó a hablar también del "bercianismo", un movimiento político que reclamaba la autonomía de El Bierzo, una región a 120 kilómetros de León. "Ni Castilla ni León, Bierzo nación", se cantaba entonces. En los 70 se llegaron a crear partidos como Independientes del Bierzo, Asociación Vecinal Independiente y Partido de El Bierzo. Sólo este último sobrevive. Defiende la lengua gallega y una concepción de El Bierzo como región propia. Los otros independentistas vascosEl barrio donostiarra de Igeldo logró la independencia en diciembre de 2013 después de años reclamando la separación de San Sebastián. La Diputación foral, en manos de Bildu, aprobó la desanexión en virtud del "derecho a decidir" e Igeldo se convirtió en el municipio número 89 de Guipuzkoa. Sus más de mil habitantes aprobaron la decisión en consulta popular. El 61,38% votó a favor. El pasado mes de mayo el Tribunal Supremo suspendió de forma cautelar la independencia del barrio, que sigue a la espera de una sentencia definitiva.

    #AlmeríaNOESAndalucíaJesús Muñoz no se siente andaluz, sino de Almería. Es uno de los portavoces de una asociación que denuncia la marginación de la Junta hacia la provincia y reivindica "como objetivo irrenunciable el reconocimiento de la Región de Almería y la consecución de su autonomía provincial en el marco de la Organización Territorial del Estado".El colectivo asegura que Almería no pertenecía a Andalucía hasta 1980 y denuncian el "pucherazo" del referéndum de entonces, cuando los almerienses votaron contra el acceso a la autonomía. "Nosotros no somos nacionalistas, somos regionalistas, no dudamos de la pertenencia de Almería a España, pero no somos andaluces por razones culturales, históricas y etnográficas", explica Muñoz.En su asociación, Acción por Almería, no son más de un centenar de personas, aunque alardean de unos 7.000 amigos en Facebook. "Sólo reivindicamos la recuperación histórica de nuestra región, colonizada por Andalucía, y el derecho constitucional a formar una comunidad autónoma propia y uniprovincial, como Murcia o Madrid"

    Los almerienses no son los únicos "independentistas" andaluces. Hay decenas de municipios con las competencias limitadas que reivindican su segregación. Por ejemplo, San Pedro Alcántara, que lleva 30 años reclamando la emancipación respecto de Marbella. O Torre del Mar, que se quiere despedir de Vélez. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos llegó a pronunciarse al respecto en 2006 tras una demanda del entonces portavoz del Grupo Independiente Pro Municipio de Torre del Mar. "Quién no crea en la independencia de Torre del Mar, que se vaya a su casa", decía entonces. Estrasburgo dijo 'no' a la segregación y en 2013 el GIPMTM se rindió. "El objetivo del grupo siempre ha sido el nacimiento de un ayuntamiento. Pero sabemos donde estamos y no se puede insistir cuando hay 15.000 parados en el municipio".Cuando Cartagena quiso irse a EEUUEn Murcia hay varias asociaciones que llevan años recogiendo firmas para que La Palma y Pozo Estrecho se independicen de Cartagena y en Alicante hay gente de La Murada que no quiere seguir siendo de Orihuela. "A finales de 2010 o principios de 2011, La Murada será independiente", proclamó el presidente de los independentistas en 2008. Aún no lo es.Durante el verano de 1873 en la ciudad murciana de Cartagena se inició lo que se conoció como la "rebelión cantonal", un intento de proclamar un cantón dentro de la República Federal de España. El improvisado gobierno cantonal instauró leyes propias y llegó a solicitar la adhesión a los Estados Unidos, pero el Cantón se rindió ante las tropas centralistas antes de que los americanos tomaran una decisión. Cartagena fue arrasada y en la ciudad siempre quedó un sentimiento de identidad propia. Durante años, los cartageneros viajaban a Cádiz a matricular sus coches para lucir "CA" en sus placas, en lugar de "MU" de Murcia. En Valencia existe Iniciativa Porteña, un partido que se constituyó en 1996 como "comisión promotora de la segregación de El Puerto de Sagunto sobre Sagunto" y que promete su disolución inmediata cuando logre la independencia. Es el cuarto intento de separación de la historia de este núcleo urbano. IP aspira a conseguir la "mayoría de edad" de El Puerto, para que "porteños y saguntinos podamos decidir por nosotros mismos, sin injerir en las decisiones del otro".Dicen que la separación supondría una mejor gestión de los servicios municipales y garantizan que con la independencia El Puerto de Sagunto percibiría muchos más ingresos y subvenciones de las administraciones públicas. ¿Les suena? En las últimas elecciones municipales, Iniciativa Porteña logró tres concejales en Sagunto, los mismos que el PSOE y por detrás de Esquerra Unida, PP y Compromís.

    http://www.elmundo.es/espana/2015/10/28/5630c00246163f932a8b45ab.html?cid=MOTB23701

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15287
    Reputación : 19719
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por SS-18 el Miér Nov 04, 2015 12:54 am

    Si este ultimo articulo posteado por nunca no le parece a al movimiento comunista un ejemplo de absurda infestación acrata de las tesis marxistas, esta claro que tenemos mas que asumido que aqui no habrá avance en direccion al socialismo por parte de los comunistas, en siglos, al menos mientras que este tipo de elementos enajenados y degenerados que manipulan las tesis marxistas sigan siendo representantes cara a las masas de ejemplo de comunistas.

    A esta gente es para lapidarla y tiene la misma formación ideologica marxista que puede tener una marsopa. Es gente que por alguna cuestion sociologica cercana al lumpen se escuda en posicones marginales que les hacen sentir especiales, cuanto mas abducida sea la causa de la realidad de las masas y de la sociedad, mejor y mas especiales se siente esta gente, que no entiende el marxismo como una representabilidad y elevacion de los interses de las masas si no que pretenden que las masas adopten y acepten la cosmovisión marginalista hiperindividualista de esta gente.

    Esto son elementos reaccionarios, antimarxistas. Su destrucción es primordial, vamos es el principal enemigo a batir para poder reconstruir el movimiento comunista denunciando y destruyendo a todos los niveles a estas infestaciones que carecen de toda composicion cientifica y lo que proyectan es la simple y mas basica mentalidad lumpen del subdesarrollo social capitalista que disfrazan de retorica y postureo obrerista e izquierdista para hacer colar la cultura reaccionaria lastrando el movimiento comunista a estos niveles de inoperancia y marginalidad.

    El folclorismo, el izquierdismo como ya aviso Lenin, es el principal y mayor peligro para el Marxismo, es la reaccion, con el mejor de los disfrances.


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    Unsterblich
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 17
    Reputación : 19
    Fecha de inscripción : 04/05/2015
    Edad : 32
    Localización : Andalucía / País Valenciano

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Unsterblich el Miér Nov 04, 2015 3:05 pm

    "Los frikis de Jaleo en Andalucía"

    Me hace gracia esa frase, cuando los de Jaleo son una gente con unas ideas socialistas mucho más claras que muchas otras organizaciones juveniles que se vanaglorian de su pureza ideológica (Jaleo son juventudes, no se nos olvide), y además hacen una labor de agit-prop y de acción callejera mucho mayor.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por nunca el Jue Nov 05, 2015 1:32 pm

    Son "frikis" porque tienen un discurso erróneo y lejano a las masas.

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Duende Rojo el Jue Nov 05, 2015 7:44 pm

    Bueno, los del artículo ese no siempre se corresponde a asuntos nacionalistas o frikis... Hay muchos casos de barrios, pedanías, distritos y demás que quieren la "independencia" por la dejadez o el maltrato del ayuntamiento o administración al cual pertenecen, en algunos casos con bastante lógica.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Trabant el Jue Nov 05, 2015 8:12 pm

    El nacionalismo galopante, y la izquierda rupturista enfrascada en supuestos proyectos de " Unidad Popular ". Algo pasa en el Estado Español con algunos marxistas que siguen sin comprender que la contradicción principal es la de clases, y que la libre determinación no se va a dar con los Pactos de la Moncloa. En fin, a ver en que acaba la aventurita de la burguesía catalana con el apoyo de las CUP.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por nunca el Jue Nov 05, 2015 9:01 pm

    Duende Rojo escribió:Bueno, los del artículo ese no siempre se corresponde a asuntos nacionalistas o frikis... Hay muchos casos de barrios, pedanías, distritos y demás que quieren la "independencia" por la dejadez o el maltrato del ayuntamiento o administración al cual pertenecen, en algunos casos con bastante lógica.
    Sí, los metí todos en el msimo saco porque el artículo viene así.

    Contenido patrocinado

    Re: No a los friki-nacionalismos

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:55 pm


      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 8:55 pm