El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Comparte
avatar
najibulah
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 96
Reputación : 143
Fecha de inscripción : 14/02/2013

El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por najibulah el Jue Mayo 28, 2015 4:59 pm

Documento para el debate.
Tomado del Blog Bitácora Marxista Leninista.

El siguiente artículo es una breve pero correctísima crítica del Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas al revisionismo del Partido Comunista de Venezuela en su artículo: «El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución» del 14 de mayo de 2015.

Dicho estudio desmonta en especial dos concepciones de los revisionistas venezolanos: Primero: su falsa posición antiimperialista que en verdad niega y oculta sobretodo el papel de imperialismos como el ruso o chino en Venezuela; Segundo: la necia teoría de la «profundización del proceso» chavista sin exponer ni romper con el chavismo mismo. En realidad el primer concepto está unido al segundo y están interconectados, esto lo vemos mejor si observamos que:

1) No se puede mantener una política antiimperialista si se niegan los vínculos dependientes del imperialismo estadounidense con el gobierno venezolano de Nicolás Maduro y a la vez se santifica las relaciones con otros rivales imperialistas del imperialismo estadounidense como algo positivo. Cuando se habla de «unidad popular antiimperialista» en torno a un gobierno que está en las antípodas de garantizar tal cosa y lo demuestra con la entrada masiva de capital extranjero. Es decir, no se puede uno autocalificar de antiimperialista cuando se brinda por la unión con el imperialismo y sus tentáculos que no son otros que sus monopolios.

2) No se puede reivindicar un partido como «revolucionario», como «antiimperialista», como garante de los intereses anticapitalistas de toda las clases trabajadoras, ni mucho menos como destacamento armado y vanguardia del proletariado: cuando se celebra la unión de las clases explotadas nacionales con las clases explotadoras internacionales, y la unión de las clases explotadoras nacionales con las internacionales, como viene haciendo el Partido Comunista de Venezuela.

3) No se puede profundizar ninguna revolución de ningún tipo –antimonopolística, antifeudal, antifascista, anticolonial o socialista– sino se comprende los desarrollos históricos de nuestra época, eso incluye conocer y dominar la teoría leninista del imperialismo como fase superior del capitalismo, y cuando hablamos de comprensión significa albergar una comprensión total de sus puntos cardinales –y no una visión de imperialismo de la época medieval o esclavista como hacen muchos de los actuales revisionistas modernos–. Resolver el saber en qué época estamos es el nudo gordiano para determinar la estrategia y táctica de cualquier partido que se diga comunista marxista-leninista.

4) No puede realizarse una pretendida profundización del proceso «revolucionario» porque este movimiento jamás ha tenido el cariz revolucionario que pintan los revisionistas venezolanos: el movimiento del chavismo jamás salido de los marcos del sistema capitalista y burgués con todo lo que eso incluye en su caso particular: continuación del sistema parlamentarista burgués, promoción y defensa de la propiedad privada nacional y extranjera, no solución de la dependencia de los imperialismos extranjeros, y reforzamiento de la cultura burguesa y revisionista.

Por último añadir que el Partido Comunista de Venezuela pese a sus peroratas no puede liderar ningún proceso en su país –de carácter antifeudal, anticolonial, antiimperialista, ni mucho menos socialista– debido en lo fundamental a que:

5) El Partido Comunista de Venezuela que lleva desde 1998 hablando de «profundizar» el proceso «bolivariano-chavista» para abrir la «vía», «crear las condiciones» o la «perspectiva» para el socialismo. Plantear que un trabajo político de reforma del actual sistema abriría la perspectiva del socialismo desde las entrañas de un régimen demócrata-burgués venezolano es lo más burdo que se podría escuchar de un supuesto partido comunista, sobre todo cuando varios de sus dirigentes lo han afirmado diciendo que se debe respetar la legalidad burguesa de la constitución de 1999 –como hace el chavismo al hablar de construir su «socialismo del siglo XXI»–. Pero bueno podríamos creer tales pamplinas de «crear la perspectiva socialista» si de verdad actuaran como comunistas y estuvieran trabajando para «crear una próxima perspectiva socialista», pero señores es imposible crear la «vía», «crear las condiciones» o la «perspectiva» al socialismo cuando se evita criticar TODAS las teorizaciones y prácticas del «socialismo del siglo XXI»; con lo que lejos de pasar a crear tal profundización revolucionaria, se sujeta entre las masas trabajadoras el misticismo acerca del actual gobierno revisionista y su carácter. Eso nos lleva al siguiente punto.

6) Desde el PCV jamás se ha roto ideologicamente con el actual gobierno del «revisionismo del siglo XXI», de hecho sus tesis han sido y son: «con el liderazgo indiscutible del Comandante Presidente Hugo Chávez Frías, para avanzar victoriosamente rumbo al socialismo» o «¡Profundizar la revolución con Maduro!», diciendo que es el: «sujeto histórico principal de las transformaciones profundas de la sociedad en la vía hacia la construcción del socialismo». A eso se le suman los ruegos para que el PSUV se libere de sus dubitaciones en vez de luchar por atraerse a sus revolucionarios honestos cansados de sus vacilaciones y conciliaciones. Aunque por supuesto el PCV mantiene un lenguaje más a la izquierda que el PSUV –¡solo faltaría!–, no es menos cierto que aún así las tesis del PSUV y del PCV son calcadas en muchos puntos –no nos pararemos a especificar esta vez–. La prueba simple está en que para conformar el aspecto ecléctico y contradictorio de sus teorías revisionistas acuden tanto uno como el otro a famosos ideólogos de la burguesía: es el caso de Manuel Sutherland –quién niega el leninismo y en especial la tesis del imperialismo– que forma tanto a las juventudes de un partido como de otro, o el revisionista español –carrillista, titoista, maoísta y jruschovista– José Antonio Egido, que también ha sido acogido por las dos bancadas para sus teorizaciones. Recordemos que el propio Pedro Eusse celebró la propuesta chavista de crear una V Internacional, donde Eusse añadió que debía «unir el mayor número de partidos, progresistas, de izquierda y revolucionarios», o lo que es lo mismo suspiraba de alivio que en tal organización se pudiera unir a ella cualquiera bajo tan amplias etiquetas.

7) Su influencia en el panorama venezolano tras más de una década de «revolución bolivariana» ha sido ínfimo, y lejos de crecer ha mermado, descomponiéndose como partido debido a que las masas ven que no aporta nada diferente del partido chavista y no deja de ser su palmero incluso en sus políticas más antipopulares por miedo a que el PSUV de un codazo y sin su apoyo le mande al ostracismo político del panorama político venezolano. Esto hace que seguramente el futuro del PCV haga que acabe siendo absorbido por el Partido Socialista Unificado de Venezuela o que en el caso de un hipotético caída del gobierno de Maduro continué su posición de organización sucursal del PSUV con nula influencia en la sociedad y nula personalidad. Este cambio cualitativo no puede ocurrir cuando el PCV solo se limita a criticar a la oposición más derechista y contentarse con comprar los argumentos del PSUV para no «profundizar la revolución» –incluso apoyando los actos más descaradamente en contra del proletariado venezolano, pero siguen apoyando pese a ello al gobierno en TODO «por el bien de la profundización del proceso»–. Esta es la causa que desde el 1998 este partido siga estancado y las masas populares no se fijen en su trabajo; ¿por qué iba a crecer en influencia en Venezuela? ¿en base a qué? ¿que propone diferente del PSUV? ¿que hace para lograrlo? Nada reseñable. Como decimos, se ha llegado a apoyar incluso las medidas más reaccionarias del gobierno por no molestar al PSUV; dicho partido –el PCV– carece de la personalidad que un partido comunista debe tener, y las masas populares no van a aceptar su programa y van a enfilar su partido sin más.

Cool El propio Partido Comunista de Venezuela jamás ha hecho autocrítica de los orígenes de su fundación y su evolución, siendo conocidos sus postulados browderistas y sus marcados rasgos jruschovistas-brezhnevistas conforme avanzaban los años. De hecho actualmente sigue venerando como dioses a las figuras revisionistas que llevaron a tal atolladero al partido como son por ejemplo Gustavo Machado. Esto en su política de relaciones nacionales, en la política de relaciones internacionales dicho partido reivindica a cualquier revisionismo pasado: como el revisionismo yugoslavo o chino pero también los actuales como el revisionismo cubano o coreano. Vemos como se interrelaciona un frente con el otro: como arengado las teorías y prácticas de otros revisionismos –en política internacional– reafirma su revisionismo –que ya practica en política nacional– y confirma más si cabe que este partido en el caso de una hipotética situación de toma de poder –pedimos al lector que haga esfuerzos imaginativos–, está claro que con dichos desarrollos ideológicos se está incapacitado para construir el socialismo, donde construiría más bien un pseudosocialismo parecido al del actual gobierno o al de los revisionismo extranjeros que saluda y defiende con fervor.

No queremos extendernos demasiado en una introducción a otro documento. Pero ya que este mediocre partido es notablemente alabado por los revisionistas modernos de varios países –en su naturaleza está además solidarizarse con cualquier movimiento que se diga comunista y que no critique su organización–, por tanto, este análisis será ampliado en breve por Bitácora (M-L) en forma de críticas más amplias y extensas para que el lector resuelva sus dudas sino ha comprendido algún punto:

El documento:
avatar
najibulah
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 96
Reputación : 143
Fecha de inscripción : 14/02/2013

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por najibulah el Jue Mayo 28, 2015 5:01 pm

Analizando lo expuesto por Pedro Eusse Secretario Nacional del Movimiento Obrero y Sindical del P”C”V en el artículo sobre el 1 de Mayo publicado en Tribuna Popular (1), podemos apreciar lo siguiente:

Según el:

“El hecho más resaltante y determinante es el desarrollo del plan estratégico del imperialismo (EEUU y UE) como imperialistas en su empeño por imponer su hegemonía unipolar, derrotando a las potencias emergentes –particularmente China y Rusia– y a sus bloques de influencia (BRICS)”.

Aquí se puede ver que el imperialismo estadounidense como actor principal es el malo que derrota a China y Rusia. No se hace referencia a China y Rusia como países imperialistas sino como víctimas de EEUU y dice:

“En nuestro caso se pone de relieve, como nunca, la contradicción entre la nación venezolana y el imperialismo, encabezado por la potencia estadounidense. Nunca ha estado tan clara la necesidad de la más amplia unidad de la clase obrera y de todo el pueblo trabajador para vencer la arremetida del enemigo principal de nuestra soberanía nacional y de nuestras posibilidades de avance libertario”.

“Imperialismo encabezado por la potencia estadounidense”. Sabemos que la hegemonía la tienen los Estados Unidos, país que muestra descaradamente su política violenta que obedece a los intereses económicos de la oligarquía financiera, pero las demás potencias capitalistas que de manera demagógica hablan de “paz” de “ayuda” de “defensa de los pueblos” ¿que significan para este partido estos países?. Debemos partir por realizarnos la pregunta ¿Qué es para el PCV el imperialismo? ¿Qué es para el PCV el anti-imperialismo?

¿Se referirá Eusse a la tesis imperialista combatida por Lenin del renegado Kautsky que pretende hacer pasar al imperialismo como una forma de política belicista, de anexión a colonias, una política violenta, o la tesis Leninista del imperialismo como “fase de desarrollo en la que ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido señalada importancia la exportación de capitales, ha empezado el reparto del mundo por los trust internacionales, y ha terminado el reparto de toda la tierra entre los países capitalistas más importantes”.(Lenin, El Imperialismo fase superior del capitalismo, 1918). Pues este “Comunista” no se esfuerza en exponer la tesis leninista del imperialismo sino de repetir la tesis Kautskiana de su homologo PSUV y hacer ver como el único peligroso para el proletariado a los Estados Unidos y no a las potencias imperialistas que mantienen a Venezuela bajo su dominación como lo son Rusia y China.

Lenin en su tesis enseña que:

“De este modo se disimulan, se velan las contradicciones más importantes de la fase actual del capitalismo, en vez de ponerlas al descubierto en toda su profundidad, resulta reformismo burgués en lugar de Marxismo” y más adelante habla de que “Suplantar el contenido de la lucha de las transacciones entre los grupos capitalistas por la forma de esta lucha y de estas transacciones (hoy pacifica, mañana no pacifica, pasado mañana otra vez no pacifica) significa descender hasta el papel de sofisma”. (Lenin, El Imperialismo fase superior del capitalismo, 1918) (Continúa)
avatar
najibulah
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 96
Reputación : 143
Fecha de inscripción : 14/02/2013

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por najibulah el Jue Mayo 28, 2015 5:02 pm

De igual forma nos muestra que en la época del capital financiero

“Son típicos no sólo los dos grupos fundamentales de países – los que poseen colonias y las colonias sino también las formas variadas de países dependientes que desde un punto de vista formal, político, gozan de independencia, pero que en realidad se hallan envueltos en las redes de la dependencia financiera y diplomática (…) este género de relaciones entre grandes y pequeños Estados han existido siempre, pero en la época del imperialismo capitalista se convierte en sistema general, entran, como uno de tantos elementos, a formar el conjunto de relaciones que rigen el reparto del mundo, pasan a ser eslabones en la cadena de operaciones del capital financiero mundial”. (Lenin, El Imperialismo fase superior del capitalismo, 1918)

En Venezuela, por ejemplo, la oligarquía financiera China y Rusa sacan provecho de ese supuesto “anti-EEUU” a través de convenios con PDVSA por medio de empresas Mixtas donde cuentan con el 40 % de las acciones, a través de créditos, de creación de Áreas Económicas Especiales donde los capitalistas gozan de la exoneración del 100% del Impuesto Sobre la Renta (ISLR).

Entonces llamar al proletariado a la “defensa de la patria bolivariana” a la “amplia unidad para derrotar las amenazas imperialistas, preservar las conquistas populares y profundizar el proceso” ¿Es educar con conciencia de clase al proletariado sobre las teoría Leninista del imperialismo? ¿Esto acaso no es pregonar ideas burguesas en el seno del movimiento obrero? ¿Por qué no se denuncia la dominación de otros imperialismos en nuestro país? ¿Por qué no conceptualizar la tesis Leninista del Imperialismo y brindar al proletariado de su arma para la emancipación?. Para más descaro el P”C”V en su periódico Tribuna Popular de Marzo del 2015 se refiere al partido que gobierna a la China imperialista como partido que:

“Tiene una larga tradición de hermandad y solidaridad con Venezuela y su Partido Comunista, el PCV, por lo que la presencia de una delegación de PCCh en tierras bolivarianas naturalmente incluyó la visita a la sede nacional del PCV en Caracas. (…) Fue recibida por Carolus Wimmer, Yul Jabour y Josmel Mesa. (…) Finalmente el PCCh y el PCV ratificaron el compromiso de seguir trabajando y articulando en los diferentes espacios internacionales”.

Es decir este partido “comunista” le da la bienvenida en su casa a un partido que busca posicionarse en la hegemonía por la explotación de los pueblos del mundo. Vemos pues que para estos “comunistas” China no es un país imperialista sino un país que se compromete a trabajar de manera solidaria con Venezuela.

Pero volvamos al artículo sobre el 1 de Mayo, Eusse en su artículo, más adelante plantea:

“Dotar a nuestra clase y a las masas populares, en general, de elementos que le permitan elevar el nivel de sus luchas, desarrollar su conciencia revolucionaria, producir una sostenida y acelerada acumulación de fortalezas que le permitan crear la correlación de fuerzas favorable para ponerse al frente de la amplia alianza antiimperialista, tomar en sus manos laboriosas el timón del proceso de cambios y llevarlo a buen puerto: el inicio de las profundas transformaciones revolucionarias –políticas, económicas, sociales, culturales– que concluyan en la edificación del Socialismo, en la perspectiva de la sociedad Comunista.”

Sobre estas “profundas transformaciones revolucionarias” se refiere a la “PROFUNDIZACIÓN DE LA REVOLUCIÓN” de la cual hablaremos más adelante.

¿Tomar el timón del proceso de cambios?, querrá decir este “comunista” el proceso de reformas que emprendió Chávez desde el triunfo en las elecciones del 98 a la cual hacen referencia en sus documentos de partido donde definen ese “proceso actual” en su línea política aprobada en 14° congreso del 2011 como:

“Gobierno democrático, progresista, de orientación patriótica, antioligárquica y antimonopólica, inscrito en un proceso de liberación nacional que se desarrolla pese a grandes dificultades, que promueve una distribución más equitativa de la riqueza, y que avanza en la ruptura de la dominación imperialista que todavía atenaza a nuestro país; b) condiciones propicias para abrir cauces a la perspectiva socialista en dependencia de que construyamos una nueva correlación de fuerzas favorable a la clase obrera y al pueblo trabajador en general”.

¿Antioligárquica?, ¿Antimonopólico?, ¿Liberación nacional?, ¿Ruptura de la dominación imperialista? ¿Condiciones propicias para abrir cauces a la perspectiva socialista?

Según lo expuesto por el PCV, se pudiera pensar que, los convenios realizados entre Venezuela y países imperialistas como EEUU, España, Francia, China, Rusia, etc.; forman parte de ese “anti imperialismo” y según él estamos inscritos en un proceso de “liberación nacional”. Pero vemos acuerdos entre PDVSA y multinacionales capitalistas, como la AVHI (Asociación Venezolana de Hidrocarburos) donde existe la participación de más de 21 monopolios que esperaban invertir más de 19 Billones US$ en un período de 2003-2008 (2). Entre estos monopolios se encuentran ExxonMobil, Mitsubishi, Chevron, Shell, China National Petroleum Company y Repsol. Así pues, vemos como la burguesía mediante la empresa estadounidense Chevron cuenta con participación en proyectos como: Petroindependiente, Petroboscan, Petropiar, la empresa Española Repsol en los proyectos Petroquiriquire, Petrocarabobo, la empresa Brasileña Petrobras en los proyectos Petrowayu, Petrokariña, Petroven-bras, Petroritupano la empresa Rusa Rosneft en el proyectos Petrovictoria, el Banco Ruso Gazprombank en el proyecto Petrozamora, la empresa China SINOPEC en el proyecto Petrolera Paria, la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) en los proyectos Petrolera Sino-venezolana, Petrourica, Petrolera Sinovensa, Petrozumano, y un largo etcétera de monopolios cuyas acciones en la mayoría de los casos es de 40 % en áreas estratégicas de nuestro país para la explotación del crudo y el gas.(3)

Este Gobierno “anti-imperialista”, inscrito en un proceso de “liberación nacional” otorga concesiones a China a través de préstamos de hasta 5000 millones de dólares para financiar proyectos de “desarrollo en Venezuela” operando como la principal fuente de financiamiento en Venezuela. Vemos la participación cada vez mayor de empresas Chinas como por ejemplo la China Sany Group encargada de construir 20.000 viviendas(4). El presidente de esta empresa Xiang Wenbo en el 2013 ocupaba el puesto #305 de los más ricos en China y el puesto #1342 de los más ricos del mundo.

En el fondo binacional entre China y Venezuela el país asiático ha otorgado prestamos por más de 45.000 millones de dólares que Venezuela paga con envió de petróleo en los que actualmente se envían hacia esa potencia imperialista más de 500.000 barriles diarios de crudo. Entonces, se puede hablar de ¿Liberación nacional?, ¿anti-monopolios? Entonces a que se deben estos convenios como como por ejemplo, PETROVICTORIA empresa mixta entre PDVSA y la empresa estatal Rusa Rosneft – la cual aparece en la revista Forbes como uno de los monopolios más grandes del mundo y es propiedad del Russian Regional Development Bank – que cancelará un bono de 1.100 millones de dólares para la explotación de crudo y gas en la faja petrolífera del Orinoco (5).

Después de mencionar esto debemos realizar nuevamente la pregunta ¿“gobierno democrático, progresista, de orientación patriótica, antioligárquica y antimonopólica, inscrito en un proceso de liberación nacional”?. Pues para los que conciben el Imperialismo – como es el caso del PCV y su hermano PSUV – como una política de violencia, de anexión a colonias y de injerencia, es natural que se realice este tipo de caracterización cuyo fin es ocultar la naturaleza del imperialismo, su base económica.

Continuemos, más adelante dice:

“El PCV, instrumento revolucionario de lucha política de la clase obrera y del pueblo trabajador de la ciudad y el campo, ha generado un conjunto de iniciativas y políticas orientadas a dotar a nuestra clase y a las masas populares, en general, de elementos que le permitan elevar el nivel de sus luchas, desarrollar su conciencia revolucionaria, producir una sostenida y acelerada acumulación de fortalezas que le permitan crear la correlación de fuerzas favorable para ponerse al frente de la amplia alianza antiimperialista, tomar en sus manos laboriosas el timón del proceso de cambios y llevarlo a buen puerto: el inicio de las profundas transformaciones revolucionarias –políticas, económicas, sociales, culturales– que concluyan en la edificación del Socialismo, en la perspectiva de la sociedad Comunista”.

A ver, “elementos que permitan elevar sus luchas”. Entonces uno de los elementos según ellos sería el FNLCT. “Desarrollar conciencia revolucionaria, producir acumulación de fortalezas para crear correlación de fuerzas para ponerse al frente de la “alianza anti-imperialista”. El PCV habla de “desarrollar conciencia revolucionaria” pero ni siquiera cuenta con un plan de formación activo para sus militantes.

Producir acumulación de fuerzas para ¿crear correlación de fuerza? ¿Qué han hecho, por lo menos, los últimos 15 años?, ¿con que correlación de fuerzas cuentan hoy? ¿Cómo es que después de tantos años, por lo menos del 99 para acá, ahora si forman un frente de trabajadores? ¿Persigue el FNLCT los intereses cardinales del proletariado?, ¿Se amolda el FNLCT al marco del estado burgués pese a sus exigencias? ¿Educa el PCV en el seno del FNLCT sobre la necesidad de alcanzar la revolución socialista, la dictadura del proletariado, sobre el imperialismo? O simplemente se conforma con una política economista, electorera, de culto a la espontaneidad.

Para el PCV su forma de “desarrollar conciencia revolucionaria” es su política Tradeunista de salir en una marcha contra la tercerización, contra las políticas anti sindicales, contra la “guerra económica”, contra el “imperialismo”, por la nacionalización del comercio exterior, por los consejos de trabajadores, etc. Es decir, limita su actividad a ciertas reformas bajo el capitalismo – que en parte son necesarias pues significan un avance pero que la actitud de un partido realmente comunista no se debe limitar a esto – y para ello “organiza” a los obreros para decirle al gobierno que lo está haciendo mal, que promulgue determinadas leyes y que la clase obrera debe tomar el timón de este “proceso revolucionario de la revolución” para “dar al traste con la burguesía y el estado burgués” bajo la “PROFUNDIZACIÓN DEL PROCESO, DE LA REVOLUCIÓN”.

Como partido revisionista que busca esconder sus verdaderas intenciones y sus verdaderos intereses burgueses, este partido plantea en el artículo de Eusse que “el movimiento obrero y sindical clasista no sólo lucha por preservar y conquistar mejores condiciones de vida y trabajo, es decir, no nos conformamos con alcanzar las mejores condiciones en la venta de la fuerza de trabajo, sino que nos proponemos aniquilar el sistema de explotación capitalista, romper las cadenas de opresión que imponen el capital y el Estado burgués a las y los trabajadores y al pueblo en general.” ¡Vaya que saben cacarear!, luego dice: “En función de ello nos planteamos la “profundización del proceso de cambios progresistas que se desarrolla en Venezuela, pero bajo la conducción revolucionaria de la clase obrera y el pueblo trabajador de la ciudad y el campo.” “En función de ello, el PCV, la CCT-CV y el FNLCT le han propuesto a las masas trabajadoras luchar por la aplicación de una nueva y revolucionaria política económica que haga posible romperle el espinazo al modelo económico rentista y dependiente que caracteriza al capitalismo en Venezuela, avanzando en la construcción de un modelo económico productivo con el protagonismo esencial de la clase obrera y de todo nuestro pueblo trabajador.” (Continúa)
avatar
najibulah
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 96
Reputación : 143
Fecha de inscripción : 14/02/2013

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por najibulah el Jue Mayo 28, 2015 5:03 pm

He aquí el quid de la línea del PCV. Para ellos el proletariado alcanzará la aniquilación del Estado burgués, del capitalismo, la construcción del socialismo mediante la “PROFUNDIZACIÓN DE LA REVOLUCIÓN”, veamos como lo plantea el Buró político en la página Tribuna Popular en una publicación con fecha 9 de Junio del 2014: “El Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV), informó hoy que en la reunión con el Presidente Nicolás Maduro y el Gran Polo Patriótico (GPP) desarrollada el pasado jueves 29 de mayo, propuso avanzar a profundos cambios en la política económica y laboral del gobierno nacional, con el objetivo de derrotar las intentonas golpistas y abrir cause a una verdadera transición al socialismo.”

Pero una muestra más descarada que revela aún más su revisionismo son las Declaración de Pedro Eusse publicadas en Tribuna Popular el 10 de Junio de 2014 “Es necesario un cambio profundo en la política laboral del gobierno, si nosotros queremos de verdad profundizar este proceso y reorientarlo hacia la construcción del Socialismo, tenemos que desarrollar una política laboral que permita fortalecer la capacidad de lucha de la clase trabajadora contra el capital y contra el Estado burgués”.

Esto quiere decir que para el P”C”V aún hay esperanzas de “reorientar” el “proceso revolucionario” hacia la construcción del socialismo, hacia una verdadera “transición” pacífica “al socialismo”. Todo esto pues, sin revolución proletaria, sin dictadura del proletariado, sin abolición de la propiedad privada y expropiación de los capitalistas, sin la ruptura real con los monopolios que dominan nuestro país, sin la eliminación de la burguesía como clase, sin la expropiación de los terratenientes, es decir, como diría el camarada Lenin:

“En una palabra: lo que pretende Kautsky es revolución sin revolución, sin lucha enconada, sin violencias. Es como pedir que hubiera huelgas sin apasionada lucha entre obreros y patronos. ¡A ver quién distingue entre semejante “socialista” y un adocenado burócrata liberal!”. (Lenin, La Revolución proletaria y el renegado de Kautsky, 1918)

A veces suelen negar que no se habla de “profundización de la Revolución” pero luego sale su secretario general Oscar Figuera y dice en sus declaraciones publicadas el 16 de Julio del 2014 en Tribuna Popular, “el país se debate entre la reforma y la profundización de la Revolución (…) ante la amenaza del fascismo y del reformismo es perentorio profundizar los procesos revolucionarios” Preguntamos nosotros ¿Cual revolución?, ¿Se puede alcanzar el socialismo mediante reformas?, pues para el PCV si, y según este partido en Venezuela hubo una revolución y debe ser profundizada para acabar con el capitalismo.

El PCV centra su actividad, su horizonte en que el proletariado debe luchar por esas reformas (profundización). Es querer hacerle entender al proletariado que el PSUV – partido burgués que defiende abiertamente la propiedad privada y niega el papel revolucionario del proletariado en la construcción del socialismo – se encuentra en la posibilidad de construir el socialismo pero, como no se reforma adecuadamente, como no realiza “un profundo cambio en la política laboral” pues ellos tomaran la batuta, tomaran el timón – suponemos que por la vía electoral burguesa ya que esto de por si es abandonar la tesis Marxista de la necesidad de la revolución proletaria y de la dictadura revolucionaria del proletariado – y lograrán alcanzar esas reformas (profundización) dando pie a la destrucción del Estado Burgués y se podrá avanzar “de verdad verdad” en la construcción del socialismo.

Pretender que puede existir una transición al socialismo sin antes haber organizado y llevado a cabo una revolución proletaria capaz de establecer la dictadura revolucionaria del proletariado que garantice el ascenso del proletariado como clase dominante capaz de aplastar violentamente la resistencia de la burguesía, que le arranque a la misma la maquina estatal para destruirla y construir desde sus cimientos una nueva sociedad socialista, es taparse los ojos frente a la realidad, es interpretar metafísicamente los hechos de la sociedad y no con el método Marxista del materialismo dialéctico, es desviar la lucha revolucionaria del proletariado y condenarla a la explotación del trabajo asalariado.

Esto deja en evidencia pues lo que hemos expuesto en nuestro comunicado sobre el 1 de Mayo de que “En Venezuela no existe partido que represente los intereses del proletariado, que luche por la revolución proletaria, por el socialismo y el comunismo. La clase obrera debe luchar abnegada y tenazmete por la construcción de su propio partido, por la defensa del Marxismo Leninismo frente a los reformistas y revisionistas”.

De tal forma desde el Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas (MVTC) lucharemos incansablemente por desenmascarar el revisionismo, por denunciar estos embaucadores de la clase obrera que aspiran mantener al proletariado y demás sectores oprimidos bajo la explotación, bajo la dominación de los imperialistas, que con su praxis defienden directamente los intereses de la burguesía mellando el filo revolucionario del Marxismo-Leninismo. Por lo que trabajaremos incansablemente, por la construcción de un verdadero partido comunista que represente los intereses de la clase obrera y demás sectores explotados, que luche tenazmente por la revolución proletaria, por el socialismo y el comunismo.
Heison Montes
Secretario Político del Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas.
avatar
najibulah
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 96
Reputación : 143
Fecha de inscripción : 14/02/2013

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por najibulah el Jue Mayo 28, 2015 5:07 pm

Hago la aclaración que esta no es mi opinión personal, sino por falta de conocimientos de lo que sucede en Venezuela me gustaría ver opiniones al respecto.
avatar
현욱한
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 873
Reputación : 1011
Fecha de inscripción : 08/01/2015
Edad : 21
Localización : Madrid

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por 현욱한 el Jue Mayo 28, 2015 5:16 pm

¿No te dejó meter todo el texto en un mensaje, camarada? Interesante análisis.

Algo parecido está pasando aquí en España con eso de Podemos y, personas que surgen de por allá hablando de España como si YouTube fuese un referente a la experiencia objetiva. Pero claro, como dirán: necesitan la socialdemocracia para llegar al poder y caminar al socialismo: puras boludeces, para que nos entendamos. Mi partido hizo un vídeo de propaganda con algunos matices de los movimientos de Podemos:



Y este el discurso entero:

En el programa electoral de estos, te viene con cosas tales como:

Podemos escribió:(...) Durante los primeros cien días de gobierno se puede y se debe atender esta emergencia social indigna, dolorosa, vergonzosa, impropia de nuestro país. Porque hay que recuperar la vivienda, la salud, curar la herida de la deuda privada y de la pública, rescatar a las pequeñas y medianas empresas, recuperar y mejorar los salarios.

Programa electoral, pág. 12 - http://podemos.info/wp content/uploads/2015/05/prog_marco_12.pdf

¿Cómo vas a ver a una vanguardia que lo único que busca es fomentar el modelo neokeynesiano? ¿Es esto el camino al socialismo? ¡Fomentan la competividad y el fortalecimiento del capitalismo a través de reformas, inversamente proporcionales: beneficio para el empresario, mayor productividad para el empresario!

O también:

Podemos escribió:El proceso de reestructuración bancaria ha tenido como consecuencia indeseada, pero esperable, un proceso de concentración bancaria y, con ello, el incremento del poder de las instituciones financieras frente a los ciudadanos y las pequeñas y medianas empresas, que deben acudir a dichas instituciones para cubrir sus necesidades de financiación. Las comunidades autónomas deben apostar por impulsar instituciones bancarias públicas que favorezcan el acceso a la financiación en condiciones asequibles, contribuyendo así a la cobertura de las principales necesidades productivas y sociales.

avatar
CarlosMarx
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1423
Reputación : 1606
Fecha de inscripción : 05/08/2014
Edad : 21
Localización : Argentina

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por CarlosMarx el Jue Mayo 28, 2015 5:22 pm

Típica crítica izquierdista que idealiza "dogmas" marxistas en vez de entender que en Venezuela no es factible una revolución aunque así se quisiera.

Luego, piensan que por acordar con gobiernos imperialistas ventas de recursos un país es más o menos digno, como si la URSS no hubiera comerciado con dictaduras.

Claramente el PSUV ha aumentado las condiciones de vida, ha fomentado una unión antiimperialista real junto a China, Rusia y otros países, y ha democratizado la política. Negarlo es negar la realidad.

현욱한 escribió:¿Cómo vas a ver a una vanguardia que lo único que busca es fomentar el modelo neokeynesiano? ¿Es esto el camino al socialismo? ¡Fomentan la competividad y el fortalecimiento del capitalismo a través de reformas, inversamente proporcionales: beneficio para el empresario, mayor productividad para el empresario!

A usted no le queda claro aún que PODEMOS es la vanguardia porque es lo que conecta con las masas, y lo que de forma real y material hace avanzar las condiciones del pueblo español. Si avanza hacia el socialismo o no, como en Venezuela, dependerá del contexto.

Deje los dogmas marxistas del folclore soviético de hace 100 años, y pase a un nuevo entendimiento, actual, pragmático.
avatar
ñángara
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 432
Reputación : 735
Fecha de inscripción : 18/02/2010
Localización : Venezuela

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por ñángara el Jue Mayo 28, 2015 9:41 pm

Algo que llama la atención es ese deslinde del Movimiento venezolano de trabajadores comunistas (MVTC) del tradicional Partido Comunista de Venezuela.

Por un lado, ¿El MVTC está adscrito al CIPOLM (una conferencia internacional de partidos comunistas marxistas-leninistas)? Por otro lado, el PCV no "comulga" ni con los hoxaístas y maoístas del CIPOLM?  ¿Cuál es la estancia ideológica del PCV entonces, sigue con el antiguo "comunismo soviético"?

En todo caso, el texto del MVTC es ambiguo: tiene una definición de anti-imperialismo y de liberación nacional que no se compadece con la teoría estalinista clásica de la revolución socialista en países atrasados en las 2 etapas: liberación nacional / socialismo.

Los comunistas chinos fueron los primeros en declarar abiertamente que buscaban la participación de la burguesía "nacionalista" en la revolución.

Y se puede ser anti-imperialista sin siquiera ser de izquierda...

En fin, habría que conseguir documentos fundacionales del MVTC para ver alguna declaración de principios.
avatar
najibulah
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 96
Reputación : 143
Fecha de inscripción : 14/02/2013

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por najibulah el Jue Mayo 28, 2015 11:00 pm

¿Alguna otra información acerca de este partido?
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9295
Reputación : 11012
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Partido Comunist Venezolanooo

Mensaje por ajuan el Jue Mayo 28, 2015 11:03 pm

Elimine mi respuesta para no desvirtuar.

Este hilo es para hablar del Partido en cuestion, sobre PODEMOS o Venezuela en si existen multiples hilos no desvirtuen, cualquier posteo con informacion considerada fuera de lugar sera eliminada

Saludos


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
biodumb
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 58
Reputación : 78
Fecha de inscripción : 10/04/2013
Edad : 35
Localización : Caracas, Venezuela

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por biodumb el Dom Mayo 31, 2015 5:43 am

NO tengo información de ese "movimiento". Lo que si puedo decirles es que en Venezuela abundan los profetas del "verdadero" marxismo. Se reunen tres personas, abren una página de internet, reparten tres panfletos y ya se consideran un movimiento o partido. Lo que no entiendo es por qué si consideran que la línea política del PCV es errada ¿por qué no se integran a él y tratan de ganar la dirección? Lo que hacen es atomizar la lucha obrera. Por más diferencias que tengamos entre marxistas, siempre vamos a tener más coincidencias que con el PSUV o la derecha, entonces ¿por qué no luchar unidos? o es que ¿les conviene tener una camarilla aparte para capitalizar lo que puedan sacarle a los camaradas que capten? Si de verdad fuera una critica seria al menos se hubieran molestado en evaluar la linea politica, el documento que guia la accion del PCV y ver si es coherente o no. No importa lo que hayan declarado algunos personajes aislados del partido. En ese documento están claramente expuestas muchas de las mismas ideas que esta gente dice haber descubierto
avatar
illdiego
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 32
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 12/01/2010
Edad : 33
Localización : Venezuela

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por illdiego el Lun Jun 01, 2015 9:30 pm

Nadie puede considerar una página de facebook como un movimiento o un Partido, esta declaración del movimiento virtual MVTC contra el PCV simplemente es una declaración sin ningun tipo de sustento e izquierdista, con afirmaciones totalmente falsas, que pareciera que se la tiran tan puros que tal cual como la página Bitacora "ML" no hay más marxistas-leninistas que ellos mismos.

La Declaración Política del XXI Pleno del PCV desmonta las falacias que se dicen en ese Panfleto creado `por un movimiento virtuial que no tiene ningun tipo de ligazón con las masas ni presencia en más ningún otro lado que en Facebook... el camarada Hoxha estuviera decepcionado de estos izquierdistas virtuales que lo que hacen es calumniar y pareciera que el enemigo principal de ellos es el PCV no la burguesía y/o el imperialismo, como se puede ver en su página que ni siquiera es actualizada a tiempo...

DECLARACIÓN POLÍTICA –

ANTE LA BURGUESÍA PRO-IMPERIALISTA Y EL REFORMISMO: ACUMULACIÓN REVOLUCIONARIA DE FUERZA OBRERO-POPULAR

Venezuela –así como la región de América Latina y el Caribe–, está inmersa en el desarrollo de un cuadro internacional de disputas geoestratégicas por el control de materias primas, capitales y mercados, entre el imperialismo estadounidense, el imperialismo europeo y potencias económicas como Rusia y China.

La confrontación Nación-Imperialismo y la confrontación Capital-Trabajo, siguen siendo las contradicciones básicas en la lucha de clases internacional, y actualmente ésta tiene sus expresiones más claras, por una parte, en la ofensiva del imperialismo por su reposicionamiento global –a través de guerras de dominación– y, por otra parte, en el desarrollo de la multipolaridad mediante el surgimiento y articulación de bloques emergentes del capital –como el BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica)–.

Dentro del propio sistema imperialista hay un proceso dialéctico de contradicciones no antagónicas. Por ejemplo, el accionar de las fuerzas más reaccionarias y fundamentalistas del imperialismo y el sionismo se expresa en el incremento de la política criminal y genocida del gobierno sionista de Israel contra el pueblo palestino, y en el estímulo y apoyo de la Unión Europea al derrocamiento de gobiernos capitalistas (pero no sumisos) –como en Ucrania y Siria–. Mientras que otros sectores del capital internacional, para mantener mecanismos de dominación de los pueblos, estimulan que el Gobierno de EEUU y decenas de transnacionales lancen puentes para mejorar las relaciones y los negocios con nuestros países –sin abandonar los planes de desestabilización político-económica–.

Las fuerzas de orientación progresista que en Latinoamérica, durante los últimos 15 años, ganaron elecciones presidenciales con un discurso de “Revolución democrática” y protagonismo del pueblo, implementaron importantes medidas y reformas populares en lo político y económico, pero sin trascender el Estado burgués y están llegando a los límites que les permite el sistema capitalista, evidenciándose que el verdadero Poder lo siguen ostentando diversas capas de la burguesía y la pequeña burguesía.

Cada vez más se corroboran las tesis marxistas-leninistas de que no se construye el Socialismo por la “vía evolutiva” de reformas sociales, ni que las instituciones del Estado burgués se transforman por la mera voluntad o discursos o cambios de nombre, y que “transferir Poder al pueblo” es una quimera. El Poder debe ser conquistado por el pueblo trabajador consciente, organizado y movilizado, con la clase obrera revolucionaria en la vanguardia como clase hegemónica, para generar una ruptura de quiebre del sistema capitalista, sus instituciones y valores, para iniciar la fase histórica del tránsito al Socialismo.

Ese es el contexto en el que se encuentra la actual coyuntura del proceso de cambios en Venezuela, con un cuadro interno cada vez más complejo en lo político, económico y social, con una multifacética ofensiva del capital. Por una parte, tenemos a la tradicional burguesía asociada y subordinada a los monopolios imperialistas –que antes ejercía el dominio del Estado y hoy aun parasita de la renta petrolera– y, por otra parte, segmentos de la burguesía, y fundamentalmente de la pequeña burguesía y las capas medias, asociados a ciertos grupos e individualidades civiles y militares, que administran la renta petrolera bajo monopolio estatal, “preservando el modelo económico rentista tradicional y el tipo de Estado burgués que corresponde a tal modelo, altamente burocratizado, elitesco, ineficiente, corrupto, populista y asistencialista” (Línea Política. 14º Congreso del PCV, agosto 2011).

La lucha por el control estatal de la distribución de la renta petrolera, se produce entre estos dos grandes grupos, pero también a lo interno del segundo –con especial influencia de la capa social que hemos denominado de los “nuevos ricos parasitarios” y de sectores de capas medias que representan intereses internacionales reformistas y revisionistas–. En esta expresión de la lucha de clases internacional y a lo interno de las “fuerzas del proceso”, se producen las definiciones de las políticas del gobierno, por ejemplo, en lo económico y en lo laboral (con el peligro de una tendencia a la regresión de conquistas populares tanto históricas como de los últimos 15 años), con directo y significativo impacto en el pueblo trabajador, quien hoy continúa cargando gran parte de los problemas derivados de la situación económica.

El PCV ha hecho llamados al Gobierno Nacional y a las consecuentes fuerzas políticas y sociales que impulsamos el proceso revolucionario venezolano, para iniciar un amplio y autocrítico proceso de debates, para rectificar los errores y deficiencias, a través de espacios colectivos y unitarios para la construcción de políticas que apunten a la acumulación revolucionaria de fuerza obrero-popular, para combatir tanto a las fuerzas pro-imperialistas y neofascistas, como a las reformistas dentro del proceso de cambios.

En muchas ocasiones –incluso resistiendo y superando injustificados e injustos ataques–, el PCV ha señalado públicamente que a partir de 2007 se inició un peligroso debilitamiento relativo del apoyo popular al Gobierno Nacional, el cual ha tenido sus puntuales repuntes; pero se evidencia la actualidad de la alerta que hicimos en 2010 sobre este desgaste: “de no revertirse a tiempo, pudiera causar enormes dificultades para mantener el ritmo actual de cambios e, incluso, un retroceso histórico” (Declaración Política. 39º Pleno del Comité Central, noviembre 2010).

El PCV, a lo largo de sus 83 años de vida combativa, nunca ha centrado su accionar ni su política en la búsqueda de cargos o prebendas. La razón de ser del PCV no es ocupar Ministerios o puestos en instituciones del Estado burgués, sino constituirnos legítimamente en fuerza concientizadora, organizadora y movilizadora de la clase obrera y el pueblo trabajador de la ciudad y el campo, para la lucha antiimperialista, la defensa de la independencia, el impulso del desarrollo soberano y la conquista del Poder para la construcción de la sociedad socialista. Cada espacio y escenario que han asumido, asumen y asumirán las y los comunistas, es para estos objetivos estratégicos; representados hoy en el necesario cambio en la correlación de fuerzas mediante un sólido y poderoso bloque obrero-popular revolucionario.

Con esta orientación, el PCV seguirá fortaleciéndose como organización revolucionaria de la clase obrera y el pueblo trabajador, autónoma, crítica y propositiva; y, en el marco de la próxima XIII Conferencia Nacional “Pedro Ortega Díaz”, que se llevará a cabo del 8 al 10 de agosto, dará a conocer un conjunto de Propuestas al pueblo trabajador para la Revolución venezolana.

XXI Pleno del Comité Central

PARTIDO COMUNISTA de VENEZUELA – PCV

Caracas, 11 de julio de 2014.
avatar
IvanBabushkin
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 5
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2015

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por IvanBabushkin el Lun Jun 01, 2015 9:34 pm

Un partido débil no es objeto de ataque..

Entiendo que el Partido venezolano no es, por momentos y esperemos que en algún futuro lo sea, quien detenta la hegemonía en el proceso bolivariano, pero sin duda es quien mejor perspectiva y análisis tiene sobre la realidad concreta tiene de ese proceso. La claridad en la linea asegura que sus posturas calen en el seno del proletariado, lo que sin duda es la táctica a seguir; y es sin duda lo que mayor resquemor causa al imperialismo, a la burguesía local, la socialdemocracia, los revisionistas de "izquierdas" y derechas. Estos movimientos "comunistas" disgregantes, que coinciden mas con el trotskismo que con otra corriente pequeño-burguesa, son tontos útiles del imperialismo; y aunque son muy pocos, como así parece ser, hay que detenerlos oportunamente.
avatar
illdiego
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 32
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 12/01/2010
Edad : 33
Localización : Venezuela

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por illdiego el Lun Jun 01, 2015 9:55 pm

Además que todas las calumnias, mentiras y difamaciones expuestas en este panfleto de esta ciber-organización de "ultra revisionistas" virtuales es fácilmente desmontable con los documentos expuestos en la XIII Conferencia Nacional:

http://issuu.com/tribuna_popular/docs/tp-conferencia-web

Ahora lo que genera dudas, es por que una página de facebook como es la página MVTC es aupadfa y patrocinada por otra página/blog de internet como "Bitacora M-L" para quienes tambien todo el mundo es revisionista menos ellos mismos, parecen más bien sectas!
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9295
Reputación : 11012
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por ajuan el Lun Jun 01, 2015 10:07 pm

idildiego, me parece que estas confundido, aca estabamos debatiendo el contenido del articulo, poco nos importa si el que lo publica es un tipo solitario o un partido debil. Tu argumento termina siendo mas destructivo para vos mismo que para el articulo.

No entiendo porque tenes tanta bronca contra ese blog, no es la primera vez que leo tus comentarios tan agresivos. Te recomiendo que si no estas de acuerdo expongas tus ideas en vez de insultar.

Saludos


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
IvanBabushkin
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 5
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2015

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por IvanBabushkin el Lun Jun 01, 2015 11:26 pm

Camarada Ajuan, creo que quien está fuera de orden es usted. El camarada ildiego ha rebatido el articulo en cuestión con varias citas.. Si el camarada ildiego se ha puesto pasional, pues con ello no ha contradicho de ninguna manera lo anteriormente expuesto, al menos no lo leo así.
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9295
Reputación : 11012
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por ajuan el Lun Jun 01, 2015 11:59 pm

¿Que consideras rebatir? ¿Copiar y pegar otro texto e insultar a los que escribieron el articulo? Estoy intentando que este foro no se convierta en chicanas e insultos baratos sino en debates ordenados y serios. No puede ser que lo unico que hacen es insultar por debil al que puso el articulo.

De los 5 parrafos que el escribio, 4 son insultos o estupideces consideradas troll o spam en este foro. El resto nadie lo critica

Si tenes alguna queja al respeto podemos seguir en replicas al comisariado (para no desvirtuar aun mas esto).


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
illdiego
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 32
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 12/01/2010
Edad : 33
Localización : Venezuela

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por illdiego el Mar Jun 02, 2015 12:28 am

Camarada ajuan Los que escribieron esto lo hicieron claramente con la intención de difamar o engañar decir que de cada 5 parrafos son 4 insultos creo que no es onjetivo, no he insultado a nadie! y si lo hice dime donde y em retracto... el Artículo si es un insultoya que puede engañar a cualquiera que nop conozca ni la historia del PCV, ahora causa suspicacia las intenciones del artículo, que un supuesto movimieto que no se conoce fuera de facebook 4 de sus 5 publicaciones en su página sean dedicadas al PCV? es un movimiento obreto de trabajadores, comunistas? o es una página de facebook Anti-PCV? yo no critico el uso de redes sociales, yo las uso...

Yamar al PCV jruchevista es ignorar por completo la historia dkle PCV que nunca se plegó a ninguna de las potencias autodenominadas socialistas, y cuyos dirigentes y Partido se fueron a la lucha armada en contra de la opinion del PCUS y de los dirigentes sovieticos! y cuando fueron derrotados se pacificaron en contra de la opinión de los cubanos, el PCV siempre ha sido un Partido independiente, y gracias su prestigio fue uno de los meduiadores junto a otros Partidos en el conflicto chino-soovietico, dicho conflicto solo tenioa un beneficiario que era El Imperialismo estadounidense... El PCV siempre ha actuado bajo el precepto de el internacionalismo proletario con una linea independiente mandando combatientes a Vietnam, Republica Dominicana, Nicaragua, El Salvador o Colombia... mantuvo buuenas relaciones con el PT de Albania y sus dirigentes iban a sus congresos y viceversa, desde la embajada de Albania en Venezuela se enviaba Literatura al PCv para que la distribuyera, el PCV no es un partido perfecto para nada, ha incurrido en desviaciones de izquierda y derecha que asume autocíticamente... no hay partido Perfecto.

Los revisinómetros fueron lo que fracturaron y atomizaron el Movimiento Comunista Internacional! llamar "ultras-revisionistas" virtuales a calumniadores es un insulto? es un insulto más bien a los que si estamos organizados en Partidos, movimietos, sindicatos bajo las banderas del Marxismo-Leninismo, que se cree virtualmente por facebook algo que en la práctica no existe y se la quieran dar de Vanguardia, que se organicen, que monten celyulas en gran parte del territorio nacional, y despues se constituyan como movimiento... no 3 o 4 personas escribiendo calumnias, difamaciones y chismes desde la comodidad de sus habitaciones! que se la suden y den el ejemplo para tenerles un mínimo de respeto aunque no compartamos lo que dicen!

Ahora no veo que tiene de malo copiar y pegar un texto para refutar lo que dice el artículo, esta prohibdo acaso eso?
avatar
Fuego de Kursk
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 23
Reputación : 36
Fecha de inscripción : 31/05/2015
Edad : 23

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por Fuego de Kursk el Mar Jun 02, 2015 12:33 am

¿Este partido esta en la CIPOML?
avatar
illdiego
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 32
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 12/01/2010
Edad : 33
Localización : Venezuela

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por illdiego el Mar Jun 02, 2015 12:37 am

Fuego de Kursk No el único Partido en Venezuela inscrito en el CIPOML es el PCMLV que es otro Partido no organizado en Venezuuwela que tiene una cuenta en Blogspot, mucho más respetables y coherentes en sus afirmaciones y analisis, y no andan preocupados que hace o que no hace el PCV... son más serios, aunque sus dirigentes estan sumidos en la institucionaliodad burguesa y se escudan bajo la supuesta clandestinidad del PCMLV, pero no esta organizado más que en 2 o 3 estados de los 23 que tiene Vwenezuekla, hasta que esos dirigentes no abandonen las instituciones del gobierno y no se dediquen a constrir Partido no existirá organizado...
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9295
Reputación : 11012
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por ajuan el Mar Jun 02, 2015 2:02 am

Es que no se puede atacar el articulo por quien lo escribio o el peso que tienen. Por eso se mezcla en tus opiniones, criticas que no sirven pero realmente ya esta no vale la pena discutir esto. Sigan con el debate.


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
illdiego
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 32
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 12/01/2010
Edad : 33
Localización : Venezuela

LA LUCHA DEL PCV CONTRA EL OPORTUNISMO

Mensaje por illdiego el Mar Jun 02, 2015 11:43 pm

La lucha del PCV contra el oportunismo


En sus más de 80 años de existencia, el Partido Comunista de Venezuela (PCV), como muchos otros partidos comunistas y obreros del mundo, ha debido enfrentar en más de una ocasión tanto el oportunismo de derecha como a su hermano de izquierda. La celebración de nuestra Primera Conferencia Nacional en agosto de 1937 ya estuvo signada por esta lucha, que se manifestó en aquella oportunidad como el conflicto entre quienes defendían la necesidad de dotar al Partido de estructura orgánica propia y «dar la cara» ante el país como organización proletaria con independencia de programa y acción, y quienes propusieron sin éxito, desde una posición oportunista de derecha, abortar la formación del Partido y disolverlo dentro del seno de las organizaciones políticas liberal-burguesas y pequeño-burguesas de la época.

De 1941 a 1945, los comunistas venezolanos sufrimos una nueva desviación oportunista de derecha que propugnaba el colaboracionismo de clase, y que se vio fortalecida en 1943 con la adopción de la doctrina liquidacionista conocida internacionalmente como «browderismo». La influencia y difusión de esta doctrina, de muy graves repercusiones en diversos países de Latinoamérica, resultó favorecida en Venezuela por el acercamiento que habían tenido desde 1942 diversos sectores progresistas y revolucionarios al gobierno de la época (presidencia de Isaías Medina), y por la situación de división que existía entonces en las filas comunistas. Tal cuadro fue resuelto en lo esencial con la celebración en diciembre de 1946 de nuestro Primer Congreso, llamado «de la Unidad», que logró unificar a la mayor parte de los grupos comunistas de la época bajo el nombre que nuestro Partido ha mantenido desde entonces, y emitió una severa censura al «browderismo» y el colaboracionismo de clase.

El oportunismo, en su sentido más general, puede ser definido como cualquier alteración de la política, el programa o las concepciones teóricas de los partidos revolucionarios o movimientos obreros, surgida del influjo de los eventos y circunstancias del momento, que los aleje objetivamente de los intereses históricos y necesidades estratégicas propias de la clase obrera y los lleve a coincidir en cambio con los intereses y necesidades de capas y clases no proletarias de la sociedad (particularmente de la burguesía y la pequeña burguesía). Como ha sido señalado ya por varios autores, las diferentes variedades del oportunismo se diferencian unas de otras, fundamentalmente, en razón de las capas y sectores de la burguesía o pequeña burguesía de las que emana cada una y detrás de las que pretende arrastrar al movimiento obrero y revolucionario.

En el caso venezolano, este precepto se ha cumplido con regularidad, y puesto que a lo largo de los años diversos sectores pequeño-burgueses, intelectuales y profesionales han tenido muy fuerte presencia en la composición de las filas de nuestro Partido, no debe sorprender que hayamos experimentado reiterados brotes de oportunismo, tanto de derecha como de izquierda. El más agudo y dañino de los de izquierda, ocurrido a lo largo de la década de 1960, concluyó con la división de nuestro Partido que dio lugar a la aparición del llamado Movimiento al Socialismo (MAS), al que dedicaremos algunos párrafos.

Pero también el oportunismo de derecha ha hecho su aparición en nuestra organización y en su periferia, no sólo, como ya vimos, en la Conferencia de 1937 y en la década de 1940, sino igualmente en otras ocasiones, la más reciente en 2006-2007, cuando enfrentamos y derrotamos un nuevo brote de liquidacionismo que pretendía de nuevo disolver el Partido y sumarlo a otra organización de perfil poli-clasista y orientación pequeño-burguesa, pero logró apenas causarnos un desprendimiento relativamente menor. También a este episodio todavía reciente dedicaremos especial atención, no tanto por su peso cuantitativo como por su importancia en la interpretación y análisis de la actualidad política nacional.

Discutiremos asimismo, aunque brevemente, algunas otras manifestaciones de oportunismo que hemos combatido y continuamos combatiendo en otras organizaciones pretendidamente «revolucionarias» o «progresistas», y cuya denuncia y desenmascara­miento son necesarios para evitar la confusión ideológica y la desorientación política de la clase trabajadora y del pueblo en general.

II

La década de 1960 se inició para nuestro país en un clima cargado de posibilidades y amenazas. Tras el derrocamiento de la dictadura militar en enero de 1958 como resultado de la acertada y audaz política de alianzas del PCV que condujo a una auténtica insurrección popular, la situación política se fue descomponiendo rápidamente. Las esperanzas que había despertado el triunfo popular sobre la dictadura, fueron traicionadas casi de inmediato por el llamado «pacto de Punto Fijo», por medio del cual los partidos de la derecha (el social-demócrata AD y el demócrata-cristiano COPEI, con la complicidad de URD como socio menor), acordaron la exclusión de los comunistas y otras fuerzas progresistas y populares de la composición del nuevo gobierno, acuerdo que más tarde resultó en la conformación de un sistema bi-partidista para la preservación de los intereses del imperialismo y de la burguesía local asociada a éste.

Entre 1962 y 1967, el PCV desarrolló la táctica de la lucha armada como respuesta a los gobiernos antipatrióticos y antipopulares que surgieron de ese pacto. […] para 1965 ya era absolutamente evidente que en el país no había condiciones para el desarrollo exitoso de tal táctica, y de ello estaba consciente buena parte de nuestro Comité Central. Se debatían entonces las posibilidades para un repliegue militar ordenado y la reinserción de nuestro Partido en la vida política nacional.

Pero este debate fue obstaculizado por el surgimiento en nuestras filas de un brote fraccionalista que procuraba la autonomía del aparato militar y la supremacía de éste sobre la dirección política colectiva. Las ambiciones personales de mando de algunos de los comandantes militares (especialmente Douglas Bravo), alimentadas por las posiciones aventureras de izquierda de algunos otros que insistían en la viabilidad de una victoria militar (Teodoro Petkoff, Freddy Muñoz), crearon una situación muy compleja en nuestro Partido, que demoró por más de dos años la decisión final del repliegue militar.

Desde posiciones pequeño-burguesas de izquierda, típicas de una intelectualidad radicalizada, los oportunistas de la época promovían en nuestras filas el culto de la experiencia guerrillera cubana como ejemplo a seguir, pero en abstracto, sin tomar en cuenta las condiciones concretas existentes en Venezuela, y lo más grave, sin conexión orgánica con el amplio pueblo y en especial con la clase trabajadora. Es sintomático que simultáneamente con la desviación militarista, se desarrolló también un proceso de abandono casi completo del trabajo del Partido en el frente sindical, y de menosprecio por el trabajo de organización campesina en todo lo que no tuviera que ver directamente con la actividad militar.

[…]

Lo peor de la desviación militarista fue zanjado con la expulsión de Bravo y otros, quienes fundaron entonces el llamado Partido Revolucionario Venezolano (PRV), ya desaparecido. No obstante, algunos elementos continuaron alimentando en nuestras filas el aventurerismo de izquierda y atentando contra la unidad de nuestra organización. La prolongación de ese estado de cosas creó las condiciones para el desarrollo del nuevo fraccionalismo que habrá de emerger a fines de la década.

La decisión de repliegue militar fue tomada al fin por el 8o Pleno de nuestro Comité Central de Emergencia en abril de 1967, en que se fijaron las orientaciones generales del PCV acerca de la lucha armada, ratificadas desde entonces una y otra vez, incorporadas desde 1980 al Programa del Partido, y vigentes hasta hoy: reivindicamos y honramos el heroico sacrificio de los cientos de militantes que ofrendaron sus vidas en esos años y de los miles más que sufrieron prisiones, torturas y persecuciones, y reconocemos la legitimidad del uso de la táctica armada por los pueblos cuando las condiciones lo ameriten, pero procuraremos siempre impulsar el desarrollo de nuestros objetivos estratégicos por las vías menos traumáticas posibles y ganándonos para ello el más amplio apoyo popular.

[…]

A lo largo de 1969, cuando comenzaba el proceso de preparación y debates del 4o Congreso Nacional del Partido, quienes habían alentado con mayor fuerza las posiciones oportunistas en los años anteriores finalmente hicieron pública su ruptura con el PCV. Los «disidentes», en lugar de exponer y defender sus puntos de vista en los organismos correspondientes durante el proceso de debates que apenas se iniciaba, lanzaron una campaña pública de ataques contra el Partido, contra la Unión Soviética y otros países socialistas, contra el leninismo.

Para el momento culminante del 4o Congreso en enero de 1971, ya hacía varias semanas que Pompeyo Márquez, Petkoff, Eloy Torres, Muñoz y Alfredo Maneiro, entre otros, habían abandonado nuestras filas y habían iniciado la organización de un nuevo Partido, el MAS, que se presentó inicialmente como defensor de las genuinas posiciones comunistas, y hasta reclamó para sí el apelativo de «Fuerza Comunista Venezolana». Debido al prestigio que estos dirigentes habían alcanzado, especial­mente entre nuestros militantes más jóvenes o menos experimentados, el daño que esta deserción nos causó fue muy cuantioso, particularmente en las filas de la Juventud Comunista de Venezuela (JCV), que resultaron significativamente disminuidas, y entre los sectores intelectuales y profesionales.

El propio 4o Congreso y el Comité Central que resultó elegido en ese evento, desataron de inmediato una contraofensiva que buscaba exponer el verdadero carácter de la nueva organización, cuyas vacilaciones ideológicas, composición, estructura y dinámica interna, la condenaban inexorablemente a derivar y alejarse cada vez más de sus pretendidas posiciones de izquierda.

[…]

El desarrollo posterior de los eventos ha dado la razón a nuestro Partido: a lo largo de los años, los supuestos «nuevos comunistas» censuraron primero al «socialismo real», casi de inmediato renunciaron al leninismo (y al sobrenombre de «Fuerza Comunista»), luego a lo que ellos calificaban de «marxismo ortodoxo», más tarde a todo el marxismo, y por último a cualquier forma de socialismo genuino. Hoy queda del antiguo MAS apenas su nombre, cada vez más incongruente con su práctica política concreta que hasta los ha llevado en años recientes a aliarse con la derecha fascista en su empeño por descarrilar el proceso de liberación nacional en curso en nuestro país desde 1999.

Durante el resto de la década de 1970 y en la primera mitad de la de 1980, nuestro Partido debió enfrentar varios otros brotes de oportunismo, aunque ninguno tan grave y dañino como los ya reseñados. Entre 1971 y 1974, los remanentes de los grupos fraccionales que habían quedado rezagados en nuestras filas, así como otros elementos que coincidían en la práctica con aquellos, se toparon con un ambiente interno de mayor disciplina, una vida orgánica fortalecida y un Partido francamente decidido a enmendarse y a re-proletarizarse, en cumplimiento de lo acordado por el 4o Congreso.

[…]

Ante tales condiciones internas que dificultaban la posibilidad de perturbar de nuevo la vida de la organización, los rezagados se fueron apartando individualmente o en pequeños grupos, con consecuencias relativamente leves. Otros grupos más pequeños abandonaron nuestro Partido y Juventud a mediados de la década de 1980 (inmediatamente antes e inmediatamente después de nuestro 7o Congreso Nacional, de 1985), con consecuencias todavía menos relevantes.

III

Fueron principalmente causas externas a nuestro Partido y a nuestro país las que provocaron el debilitamiento y largo declive del PCV desde 1988 hasta 1998. Eran los años de la crisis y posterior derrumbe del campo socialista en Europa Central y Eurasia, y particularmente de la Unión Soviética, principal referencia para nuestro Partido desde el propio momento de su fundación en 1931.

Sin embargo, el PCV mantuvo su actividad y enarboló las banderas del marxismo-leninismo incluso en los momentos más oscuros de esa crisis, cuando había gran presión de fuerzas oportunistas nacionales e internacionales para transformar nuestro Partido en una organización «post-comunista» al estilo de las que efectivamente aparecieron en esos años en otros países. Aunque cada vez más reducidos y acorralados, lanzamos con gran audacia y convicción, en nuestro 9o Congreso Nacional de 1992, la consigna «¡El socialismo sigue siendo la esperanza de los pueblos!», en momentos en que los teóricos del capitalismo mundial celebraban el «fin de la historia» y el supuesto triunfo definitivo del sistema de explotación.

De ese declive nos sacó la quiebra del sistema bi-partidista y del modelo económico neo-liberal en nuestro país. El desarrollo de la historia nacional había demostrado después de todo que nuestras advertencias contra el neo-liberalismo y nuestra férrea oposición al bi-partidismo a lo largo de cuatro décadas habían sido correctas. Se inicia así en 1999 el proceso de liberación nacional liderado por Hugo Chávez, a la par que la progresiva recuperación de nuestro Partido. Pero en ese momento se inicia también una nueva ronda de nuestros enfrentamientos contra las desviaciones de izquierda y derecha, tanto dentro como fuera de nuestras filas.

El PCV fue, por decisión de nuestra 10a Conferencia Nacional de 1998, el primer partido que apoyó oficialmente la candidatura presidencial de Chávez, y es hoy el único miembro de la alianza original (en la que se contaban el MAS y otras individualidades y organizaciones de ex-comunistas) que continúa apoyándolo. Pero este apoyo no es ni ha sido acrítico ni mecánico: desde el comienzo del gobierno del Presidente Chávez, nuestro Partido ha expuesto, con prudencia y cordialidad pero también con firmeza, las desviaciones políticas e ideológicas del propio Presidente y de quienes lo rodean.

Inicialmente propulsor de un nacionalismo genérico y poco preciso, el Presidente ha oscilado en estos años entre la supuesta «tercera vía», un equívoco bolivarianismo, algunos elementos de socialcristianismo, la socialdemocracia de izquierda y diversas otras variedades de reformismo, hasta llegar en 2005 (y siempre, a partir de entonces), a coincidir con nuestro Partido en cuanto a que el socialismo es la única vía hacia el futuro de la humanidad. No obstante, continúan hasta hoy las confusiones conceptuales y políticas que dificultan el avance eficaz por esa vía.

En este sentido, el 14o Congreso Nacional del PCV, en agosto de 2011, ratificó el diagnóstico que ya había hecho nuestro Comité Central en diversas oportunidades, al menos desde 2007, acerca del carácter y contenido del proceso que dirige el Presidente Chávez, [señalando que «… predomina una heterogénea mezcla de concepciones idealistas y pequeño-burguesas acerca de la nueva sociedad y las vías para avanzar hacia su construcción», debido a la naturaleza de clase de los núcleos dirigentes del proceso, que «… corresponde a un perfil clasista de sectores medios y pequeña burguesía, no de clase obrera, que es el verdadero sujeto social históricamente llamado a construir el socialismo»].

IV

La confrontación ideológica cordial pero firme que hemos mantenido a lo largo de estos años con el Presidente Chávez y su entorno, alcanzó un momento de clímax en 2006-2007, cuando el propio Presidente, de manera unilateral e inconsulta, dio a todos los partidos y organizaciones que entonces lo apoyaban instrucciones de que se disolvieran para unirse a la nueva organización política que él estaba construyendo, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Esta circunstancia agudizó algunas tensiones que habían venido desarrollándose en el seno de nuestro Partido entre una mayoría que proponía profundizar y fortalecer el perfil propio e independiente del PCV como organización clasista aliada pero no sometida al Presidente, y una minoría que había venido mostrando desviaciones impropias de los partidos proletarios tanto en el lenguaje y las ideas como en la práctica política y los métodos de trabajo. El Comité Central tomó la acertada decisión de convocar un Congreso Nacional con carácter extraordinario, a apenas ocho meses de la celebración de nuestro anterior Congreso, a fin de que fuera esta máxima instancia de dirección de nuestra organización la que debatiera y resolviera la situación planteada por la orden presidencial.

Titular de postada de Últimas Noticias el 5 de marzo de 2007
Titular de postada de Últimas Noticias el 5 de marzo de 2007
Se celebró así nuestro 13o Congreso (extraordinario) entre enero y marzo de 2007, a resultas del cual se aprobó la Tesis sobre el Partido de la Revolución, documento que expone con precisión la concepción del Partido que sostenemos los revolucionarios del mundo: un Partido con clara definición clasista, con la ideología y el programa propios de la clase trabajadora, con vocación internacionalista, con una dirección colectiva y una vida interna emanadas de los principios del centralismo democrático, y con independencia absoluta frente a la burguesía y su instrumento, el Estado burgués.

Esta definición del Partido revolucionario era y es incompatible con las propuestas que se habían hecho para la construcción del PSUV, el cual se prefiguraba desde el principio como una organización poli-clasista, con fuerte influencia de la pequeña burguesía y los funcionarios del Estado, y sin perfil ideológico definido, por lo cual la vasta mayoría del PCV rechazó las instrucciones que había emitido el Presidente Chávez. El 13o Congreso aprobó además la Resolución Política, que distinguía entre la necesidad de avanzar, junto al Presidente Chávez y su nuevo Partido y otras fuerzas, en la construcción de un frente amplio para desarrollar la lucha antiimperialista actualmente en curso en nuestro país, y la necesidad paralela de fortalecer y desarrollar un Partido sólida y genuinamente clasista como instrumento para la futura tarea de construcción socialista.

[…]

De tal manera fue derrotado rápida y decisivamente este brote de liquidacionismo. No obstante, algo más de un tercio de los miembros de nuestro Comité Central, así como grupos importantes aunque aislados de dirigentes regionales, locales y militantes de base en Caracas y en varias otras regiones del país, desobedecieron las decisiones del 13o Congreso y «migraron» al nuevo Partido del Presidente. Tal «migración» fue el resultado, en algunos casos, de presiones desleales ejercidas desde el gobierno contra comunistas empleados del Estado que se vieron virtualmente obligados a renunciar a nuestras filas o a sus puestos de trabajo; en otros casos, militantes jóvenes o poco experimentados cedieron confundidos por el liderazgo indiscutible del Presidente y el afecto que su figura despierta en nuestro Partido y en amplias capas del pueblo venezolano; en otros más, fue producto de ambiciones personales de mando y protagonismo que no encontraban satisfacción en nuestra organización y buscaron otros espacios de realización; y finalmente, en algunos casos claves, fue consecuencia de las tentaciones oportunistas de derecha nacidas de la cercanía que había venido creándose entre las posiciones de ciertos dirigentes de nuestro Partido y las de los sectores pequeño-burgueses que dominan el proceso de cambios actualmente en curso en Venezuela.

En este último sentido, es sintomático que, ya desde varios años antes del episodio relatado, algunos de nuestros dirigentes habían venido adoptando en sus análisis y discursos el uso de ciertas categorías y fórmulas ajenas al marxismo-leninismo y muy características de la confusa amalgama de ideas propia de los sectores pequeño-burgueses en el gobierno. Ejemplos notables de esto son, entre otros, el uso equívoco y anti-científico de la categoría «imperio» en sustitución de «imperialismo», lo que mistifica la naturaleza propia de la fase superior del capitalismo y dificulta su correcta comprensión y análisis; la adopción de las frases «Cuarta República» y «Quinta República» para referirse a los gobiernos anteriores y posteriores a 1999, haciendo caso omiso del hecho de que la esencia de clase (burguesa) del aparato estatal venezolano no ha sido alterada, y en consecuencia, desde el punto de vista materialista-histórico ha habido continuidad en lo fundamental; o el uso excesivamente optimista de los términos «revolución» y «gobierno revolucionario» para referirse al proceso de cambios liderado por el Presidente Chávez, cuyo carácter genuinamente revolucionario está aún bajo observación. Debemos admitir autocríticamente que trazas de este estilo de análisis y lenguaje lograron filtrarse incluso en algunos de los documentos que aprobamos en nuestro 12o Congreso Nacional de 2006, lo que revela la profundidad y gravedad que había alcanzado esta desviación.

Apenas seis meses después de la culminación del 13o Congreso (extraordinario), llevamos a cabo nuestra 11a Conferencia Nacional, con el propósito de completar la restauración de nuestros órganos de dirección y dar por definitivamente superadas las secuelas de la crisis iniciada el año anterior. Esta Conferencia estableció los principios que habrían de regir (y continúan rigiendo) las relaciones entre nuestro Partido y el PSUV como aliados en la construcción del frente amplio antiimperialista, en un marco de respeto mutuo y no-injerencia en los asuntos de la vida interna de cada organización; asimismo, se establecieron algunas guías para las relaciones del PCV con nuestros antiguos militantes que habían «migrado» al Partido aliado.

[…]

Aunque algo debilitado numéricamente por tales «migraciones», nuestro Partido emergió de este episodio depurado y revigorizado en el plano ideológico. Hemos procurado desde entonces ejercer mayor cuidado en el rigor científico de nuestros análisis y en el uso correcto y preciso de las categorías propias del marxismo-leninismo.

Y al mismo tiempo, hemos presenciado cómo antiguos comunistas que habían iniciado su degeneración ideológica en los años 2005-2007, han continuado ya fuera de nuestro Partido su deslizamiento por la senda del oportunismo hacia posiciones cada vez más alejadas de la ciencia revolucionaria, hasta llegar en los últimos tiempos a distorsionar postulados fundamentales de la economía política marxista o cuestionar el carácter de la clase obrera como fuerza motriz fundamental de la futura revolución socialista.

V

Atención especial merece el caso de los partidos y organizaciones que, aunque objetivamente colaboran en la actualidad con la derecha nacional y transnacional en sus esfuerzos por restaurar el estado de cosas anterior a 1999, insisten en hacerse llamar «progresistas» o de «izquierda». Nos referimos en particular a los remanentes degenerados de viejas organizaciones que alcanzaron en décadas anteriores su momento de auge con un discurso y un estilo progresistas y hasta revolucionarios, pero que han sido desenmascarados por la historia como productos de brotes oportunistas sin verdadera sustancia revolucionaria.

El más trágico de ellos, aunque seguramente no el más importante por sus números o su influencia, es el llamado Bandera Roja (BR). Este es un grupo con raíces en los movimientos que persistieron en la táctica de la lucha armada tras el repliegue militar del PCV en 1967, y es producto de las sucesivas escisiones y recombinaciones del extinto Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR, resultado a su vez de una división del socialdemócrata AD), más diversos grupos aventureros de origen heterogéneo que se le fueron sumando a lo largo de los años. En su composición ideológica podían identificarse elementos de maoísmo y guevarismo (doctrina del llamado «foquismo»).

Desde mediados de la década de 1970, aislado de la clase obrera y virtualmente sin conexiones con ningún movimiento importante de masas, el principal escenario de acción política de BR era el movimiento estudiantil universitario, en el que gozaba de cierta influencia y del que reclutaba la gran mayoría de sus cuadros. Nuestro Partido y nuestra Juventud censuraron reiteradamente el oportunismo y el aventurerismo de las acciones de BR, y procuraron siempre que fue posible entablar un debate político con sus dirigentes.

[…]

Del oportunismo de ultra-izquierda, BR pasó al de ultra-derecha a fines de los años 90, ante la inminencia del triunfo electoral del Presidente Chávez. Algunos de sus cuadros rompieron entonces con la organización y se sumaron al proyecto político del Presidente (y hoy ocupan puestos de importancia en el PSUV y en el gobierno), mientras que los demás se declararon en oposición al nuevo gobierno y se convirtieron, en la práctica, en banda de choque al servicio de quienes los habían perseguido y asesinado a ellos en las décadas anteriores.

Debemos considerar también el caso de la organización llamada La Causa Radical (La Causa-R ó LCR). Fundada alrededor de 1972 como resultado de los desacuerdos y las pugnas de liderazgo entre los renegados expulsados de nuestras filas en 1971 (especialmente entre Maneiro por un lado, y Petkoff, Márquez y Muñoz por el otro), LCR fue durante sus primeros años una organización a la sombra del MAS, que era mucho mayor.

Aprovechando el vacío que los comunistas habíamos dejado en el movimiento obrero durante la lucha armada (error del que todavía no hemos logrado recuperarnos por completo), LCR creció rápidamente en los medios sindicales durante las décadas de 1970 y 1980, y logró alcanzar influencia importante especialmente entre los obreros de las grandes industrias metalúrgicas de la región de Guayana. Allí se hizo notar el carácter oportunista de LCR, y quedó en evidencia el que habría de ser su destino político: su práctica concreta al frente del movimiento sindical se mostró cada vez más obrerista y reivindicativa, y cada vez más alejada del genuino sindicalismo clasista.

[…] Formó parte de la alianza que apoyó la candidatura presidencial de Hugo Chávez en 1998, pero en los años iniciales del nuevo gobierno rompió con el Presidente y se sumó a la oposición, donde permanece hasta hoy.

Un grupo importante de sus dirigentes eligió mantenerse junto al Presidente Chávez y formó una nueva organización, el Partido Patria Para Todos (PPT), el cual, tras subdividirse en al menos dos ocasiones, fue controlado por su ala derecha y llegó a coincidir con LCR en las filas de la oposición. Algunos de quienes formaron parte del PPT decidieron en 2007 sumarse al PSUV y hoy siguen al lado del Presidente.

El MAS y sus derivados, junto a BR y a LCR y sus descendientes, hoy pretenden aprovechar su remoto pasado de izquierda para izar banderas supuestamente «progresistas» y hacerse pasar como el «ala izquierda» de la oposición al Presidente Chávez. Esta maniobra, nueva demostración del carácter oportunista y la naturaleza desclasada de tales elementos, busca confundir a algunos sectores de la clase trabajadora y del ancho pueblo, y por ello debe ser denunciada y desenmascarada.

VI

Es hora de cerrar con algunas conclusiones y enseñanzas que se desprenden de nuestra historia de luchas contra el oportunismo. La primera y principal es la confirmación en nuestra propia experiencia de lo afirmado por Lenin en cuanto al origen y naturaleza del oportunismo como expresión de la presencia ineludible en las filas de los partidos revolucionarios de capas pequeño-burguesas, con sus concepciones y tendencias propias.

[…]

Cada capa pequeño-burguesa que se haga presente con fuerza suficiente en nuestro Partido, tenderá automáticamente, a menos que sea detenida a tiempo, a desarrollar su propia variedad de oportunismo, en correspondencia con sus características, intereses y perfiles. La intelectualidad universitaria radicalizada tenderá al oportunismo de izquierda, mientras los funcionarios, profesionales y otros relativamente establecidos y prósperos, tenderán a la variedad de derecha.

De aquí, de este diagnóstico, se desprende sin demasiado esfuerzo la medicina y la profilaxis para este mal: la proletarización integral de nuestro Partido. No nos referimos solamente a la asimilación profunda de los puntos de vista y la ideología proletaria por los miembros del Partido que no provengan originalmente de la clase obrera, sino sobre todo a la presencia efectiva y dominante de cuadros obreros en los órganos de dirección del Partido en tan alta proporción como las circunstancias lo permitan.

[…]

Como ya vimos, esa fue precisamente la medicina que se recetó a sí mismo el PCV en el 4o Congreso Nacional de 1971. En este mismo sentido, nuestros Congresos 13o y 14o, así como nuestra 11a Conferencia, han insistido en los últimos años en la necesidad de incrementar la presencia proletaria en las filas de nuestro Partido, y han priorizado el trabajo entre y con la clase trabajadora como primera tarea del PCV. Pero debemos reconocer que, aunque recientemente hemos tenido algunos éxitos importantes en este sentido, hoy nuestro Partido todavía no está en condiciones de cumplir a cabalidad con ese principio.

La segunda gran enseñanza que se desprende de nuestra experiencia es que la dialéctica implacable de la historia, tarde o temprano, se impone sobre todos los oportunistas, incluso en contra de su voluntad, y acaba por empujarlos al campo de la burguesía; o sea, que todos los oportunismos siempre terminan siendo de derecha, independientemente de las formas y consignas que adopten inicialmente. Y esto se debe a que todos ellos tienen en común un elemento central: su rechazo o desconocimiento del punto de vista de clase del proletariado, lo que les impide apreciar la perspectiva histórica del desarrollo general de las sociedades.

En efecto, como dice el propio Lenin, todo oportunismo, por una vía o por otra, con mayor o menor énfasis teorizante, con mayor o menor sutileza, siempre «falsifica el marxismo amputándole todo aquello que la burguesía no puede aceptar». Y desde luego, lo primero que debe ser mutilado de nuestra doctrina para ganar la aceptación de la burguesía, es precisamente el análisis de clase, centro y pieza fundamental de todo el marxismo.

Se hace por lo tanto imprescindible ejercer la mayor vigilancia en cuanto al rigor teórico y conceptual en nuestros análisis, y en cuanto al uso preciso de las categorías científicas del marxismo-leninismo. La experiencia nos indica que los brotes oportunistas suelen anunciarse con desviaciones o «innovaciones» en el plano del discurso y el análisis, incluso antes de que se vuelvan visibles en el campo de la acción práctica.

Esto no significa de ninguna manera que deberemos resistirnos dogmáticamente al legítimo y necesario desarrollo de la ciencia revolucionaria, o que tengamos que cerrarnos al sano debate y la natural confrontación de ideas tanto dentro como fuera de nuestras filas; antes por el contrario, significa que debemos abordar todo debate y todo potencial desarrollo doctrinario, pero debemos hacerlo con la mayor seriedad y rigor. La ciencia puede y debe crecer y desarrollarse, pero es nuestra obligación ejercer la vigilancia crítica para que, entre las innovaciones legítimas, no se infiltre el contrabando ideológico que desnaturalice los fundamentos probados del marxismo-leninismo, especialmente en todo lo que tenga que ver con el análisis de clase.

Por último, queremos señalar que nuestras batallas contra el liquidacionismo nos han reafirmado en la importancia de mantener la independencia y la autonomía orgánica y programática del partido político de la clase trabajadora. Como ha demostrado el desarrollo posterior de los eventos, ceder a las presiones liquidacionistas, por muy poderosas y seductoras que éstas fueran en su momento, hubiera sido un error de consecuencias catastróficas, que habría dejado a la clase obrera políticamente desarmada, y en un nivel todavía mayor de desamparo y desorganización ante las fuerzas y posiciones pequeño-burguesas y burguesas.

[…]

Hoy, derrotadas las posiciones que pretendían liquidar a nuestro Partido, y sometidas las influencias que aspiraban a diluir o deformar nuestro perfil de clase y alejarnos de la ideología marxista-leninista, el PCV crece y se fortalece con nuevas energías, y con la brújula apuntando firmemente hacia la perspectiva de la revolución socialista y el futuro comunista.


avatar
biodumb
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 58
Reputación : 78
Fecha de inscripción : 10/04/2013
Edad : 35
Localización : Caracas, Venezuela

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por biodumb el Miér Jun 03, 2015 3:58 pm

Amigo cual es la fuente del texto? Supongo que será un artículo de Tribuna Popular (el periodico oficial del PCV, para aquellos fuera de Venezuela), pero dime la fecha y número...Está muy bueno el artículo. Define de forma bastante clara la posición del partido. No creo que haya dudas después de leerlo que es la posición correcta que debe adoptar un comunista en Venezuela
avatar
illdiego
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 32
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 12/01/2010
Edad : 33
Localización : Venezuela

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por illdiego el Miér Jun 03, 2015 11:04 pm

Camarada biodumb Ese artículo fue sacado en el Cuarto Numero de la "Revista Comunista Internacional" una revista de artículos de Organizaciones comunistas a nivel mundial... hay excelentes artículos te la recomiendo...

Te dejo el enlace: www.iccr.gr/es
avatar
IvanBabushkin
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 5
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 11/05/2015

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por IvanBabushkin el Sáb Jun 06, 2015 1:33 am

Aclarado el punto..

Contenido patrocinado

Re: El Partido «Comunista» de Venezuela, su falso anti-imperialismo y la profundización de la «revolución»; Movimiento Venezolano de Trabajadores Comunistas, 2015

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 8:37 am