Frente a su plan de ajuste de menos salarios y derechos todos los trabajadores a la huelga general

Comparte
avatar
Agitación
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 2079
Reputación : 2384
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Frente a su plan de ajuste de menos salarios y derechos todos los trabajadores a la huelga general

Mensaje por Agitación el Jue Mayo 13, 2010 6:32 pm

http://www.iniciativacomunista.org/venceremos/spip.php?article747

Frente a su plan de ajuste de menos salarios y derechos...
... todos los trabajadores a la huelga general

Comunicado de Iniciativa Comunista


Después de ver los trabajadores griegos camino al matadero, parecía evidente que éramos los siguientes. Y así se ha cumplido.

Lo más novedoso ha sido la actitud cínica y lastimosa del presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que llegó afirmar en el congreso que ha sido un gobierno de los "menos favorecidos", que "son los mismos que nada han tenido que ver con el origen, el desarrollo y las fases de la crisis". "Son la columna que sujeta al país". "Son los que cargan con su peso". "Son, por el contrario, los que han sufrido sus consecuencias. Y son, ahora, los que mayoritariamente deben contribuir a los esfuerzos necesarios para corregir los efectos de la crisis". ¡Toma ya! El mundo al revés ¿Esa es la justicia social para una persona que se autodenomina de izquierdas? Sólo es la respuesta de una marioneta capitalista que dice ser de izquierdas pero que hace política de derechas.

En el año 2008 el capitalismo internacional tuvo su primer susto de colapso con la caída de Lehman Brothers, y ahora, su segundo susto ha venido de la mano de la posibilidad de ruptura en la unión monetaria europea. Lo que hay detrás de este segundo colapso es, en primer lugar, la enorme dificultad que están teniendo los países europeos en la recuperación económica y del empleo, especialmente en los países de la periferia.

El sobreendeudamiento público y privado de Grecia, Portugal o España es también un problema para Francia y Alemania, en la medida que pierde credibilidad la moneda europea, encarece los intereses de la deuda en la zona euro, y lo más importante: los bancos franceses y alemanes poseen grandes cantidades de deuda pública griega, portuguesa y española. Concretamente, según Citigroup, son 1,2 billones de euros los que la banca europea tiene expuestos a riesgo de impago en los países periféricos de la UE. Esa es la razón por la que el fondo de estabilización monetaria alcance los 750.000 millones de euros (un 33% proviene del FMI), cuya finalidad encubierta es el rescate de la banca francesa y alemana. Por lo tanto, es la oligarquía financiera francesa y alemana, junto al Fondo Monetario Internacional (cuyo economista jefe, Olivier Blanchard, está ahora en España) y los grandes fondos de inversión, los que imponen los planes de ajuste sobre el déficit público para evitar así una hipotética suspensión de pagos y un ulterior colapso financiero. El objetivo es un déficit del 3% para el 2013, cueste lo que cueste, para así cumplir los compromisos con la Unión Europea.

Este plan de ajuste convierte al Estado español en un protectorado económico de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Estas instituciones aplauden unas medidas que previamente han impuesto por debajo de la mesa y que, sin duda, están en la línea de los intereses de la patronal española y de la oligarquía financiera. La solución a la crisis para el capitalismo europeo está clara: reducción general de salarios y reforma del mercado laboral y las pensiones. La reducción de un 5% del salario del empleado público es, además de un sacrificio, una medida ejemplarizante para el sector privado. Un sector, que ya previamente se han venido produciéndose recortes en los tramos variables de la remuneración de los asalariados, así como una rebaja sustancial de las nóminas para los nuevos contratados. El ajuste del mercado y las nuevas regulaciones legislativas van en la misma dirección y se retroalimentan para que los trabajadores paguen la crisis.

La reducción del gasto público también implica por primera vez la congelación de las pensiones contributivas, lo que sumado a la subida del IVA y la reducción del gasto social, supone un ataque brutal a los segmentos más vulnerables de los trabajadores. También la reducción de gasto público implicará más precariedad en los servicios públicos, y un allanamiento del camino hacia su privatización. Incluso se prevé la disminución de la inversión pública estatal en un 43% para el año 2011.

Es cierto que ya no existe margen de maniobra dentro de este orden económico y financiero, pero no son objetivamente inevitables. No existe margen de maniobra dentro del capitalismo europeo, pero fuera, hay mucho margen político y económico. Es la hora de que la clase obrera con su lucha cambie el carácter de clase del Estado, obligándole así a realizar una política a favor de los intereses de los trabajadores: nacionalizando los sectores estratégicos, repartiendo el trabajo, expropiando a las grandes fortunas y dando instrumentos legales y financieros a los trabajadores para que se autoorganicen colectivamente en la producción frente al capital. Es la hora de no pagar la deuda a los grandes fondos de inversión, ni a los bancos franceses y alemanes.

Estos planes ultraliberales, que siempre vimos en los años noventa como algo lejano, hoy son nuestro presente y contra ellos debemos luchar hasta derrotarlos. Además, son medidas que sólo suponen una parte de un ajuste estructural mucho mayor. Habrá más paquetes de sacrificios, en particular en derechos laborales y en pensiones.

Lamentablemente llevamos dos años de crisis dónde la burguesía y los sindicatos del régimen ya han preparado el camino para la justificación del ajuste y para conformarse con lo que hay. Debemos derrotar a ese derrotismo.

El paro lleva al sufrimiento y la penuria a millones de personas, pero no sólo eso, sino que está siendo utilizado por los capitalistas para aumentar la explotación, haciendo trabajar más, por menos dinero, a los que sí tienen trabajo. Es la hora de que los trabajadores acabemos con la escasez ficticia que crea este sistema depredador capitalista, y construir un sistema económico donde el reparto tanto de los beneficios como en los sacrificios, sea equitativa.

Es la hora de iniciar un proceso de movilización social y política para crear un frente de lucha de los/as trabajadores/as cuyo programa se base en la expropiación a la burguesía y la construcción del socialismo. Los trabajadores griegos nos muestran el camino frente al capital: huelga general de toda la clase trabajadora, acción política en las calles y organización obrera en los puestos de trabajo.

Pueblos de Europa, alzaos.

Iniciativa Comunista, 13 de mayo de 2010

    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 3:01 am