El reconocimiento de las instituciones monopolistas llega a la izquierda alternativa

    Comparte

    CMLX
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 67
    Reputación : 77
    Fecha de inscripción : 16/05/2013

    El reconocimiento de las instituciones monopolistas llega a la izquierda alternativa

    Mensaje por CMLX el Jue Abr 30, 2015 8:14 pm


    Corte de la Meridiana a la altura del Nudo de la Trinitat el 14 de mayo de 1993 de la
    Asociación de Vecinos Trinitat Vella. Sería el principio de múltiples corte de tráfico incluso
    dentro del mismo Nudo de la Trinitat durante la la década de los 90.

    29-04-2.015


    El espejismo del cambio y la realidad

    Parece que la "estrategia" de convocar elecciones en Andalucía fue idea de Felipe González, pues sólo un personaje tan experimentado como él en las manobras electoralistas estaba capacitado para conseguir varias cosas a la vez: 1) Frenar el deterioro del PSOE, en Andalucía bajo el estigma del soborno generalizado de los ERES, con una presidenta no electa y designada por uno de los presuntos líderes corruptos, su antecesor Griñán; 2) Condicionar con un triunfo del PSOE en la primera cita electoral del año 2015, los resultados de las restantes autonómicas, locales y parlamentarias; 3) Impedir, mediante la convocatoria electoral anticipada, un resultado aún mayor de Podemos en proceso de formación en Andalucía; 4) Contribuir como "política de estado" a que todas las formaciones políticas, incluidas las "alternativas" se planteen como actividad esencial la múltiple "lucha electoral", dejando en segundo plano la lucha de clases; 5) Crear las condiciones para conseguir frenar el "desafío catalán" con una alianza estatal PSOE-PP para después de las elecciones parlamentarias.

    Las experiencias de los partidos comunistas demuestran que solo un programa revolucionario adecuado a la realidad puede permitir a las masas avanzar, tomar el poder y derrocar el estado capitalista, y para ello, la definición de las clases en lucha, sus partidos políticos y el enemigo principal en cada momento, es la base esencial. No se trata solo de definir las clases, sino de concretar los partidos que las representan en cada momento.

    Cuando se yerra en esa concreción básica se pierde el norte, puede ocurrir que al enemigo se le transforme en aliado y viceversa, y se termina siendo títere del poder establecido. Para concretar el carácter de clase de los partidos es necesario haberse enfrentado junto a las masas a los diferentes partidos burgueses y sus instituciones representativas, solo así se llega a un conocimiento real de a qué clase representa cada partido y las instituciones del régimen.

    En España, la definición de "socialdemocracia" representada por el PSOE llevó al soborno generalizado de individuos y fuerzas "revolucionarias" y "alternativas" en ayuntamientos, ONGs, entidades "públicas", liberados sindicales, etc. Ello ha ocultado durante decenios el carácter monopolista e imperialista del PSOE, que cuando gobierna comete los mayores atropellos y crímenes contra el pueblo y cuando está en la oposición, en determinadas ocasiones, muestra una verborrea aparentemente "radical".

    En la actualidad, las formaciones "alternativas", creen que pueden convertir las instituciones monopolistas en "instituciones abiertas a la ciudadanía", consiguiendo así el cambio social mediante el cambio de correlación de fuerzas electorales. Sin embargo, mientras, impiden que las Asociaciones de Vecinos, que podrían jugar el papel de órganos unitarios de poder popular, elijan a sus representantes de forma abierta en cada barrio, utilizando el sufragio universal para crear desde ahí el contra-poder popular. En realidad, ellos también se dejan deslumbrar por el malabarismo del PSOE.

    Recientemente, Ada Colau, alcaldable de la coalición Barcelona en Comú y activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), declaró que "Maragall ha sido el mejor alcalde que ha tenido Barcelona".

    Igualmente Alfred Bosch, alcaldable de ERC manifestó que "Ernest Maragall ha trabajado durante años por la transformación de Barcelona". Ernest Maragall ha sido siempre el "cerebro gris" de su hermano Pascual que ahora se presenta con el MES en las listas de ERC.

    Tal desconocimiento político, de clase, de quienes han sido verdaderos representantes del capital monopolista español, llega al ridículo en el representante de Podemos Madrid, Jesús Montero, que no tiene problemas en declarar sin ser contradicho por su partido que "la familia Botín quiere contribuir al bienestar social" contraponiéndola a lo que ellos llaman "la casta".

    Ante tales consideraciones, la heredera el imperio, Ana Botín, hace un guiño a Podemos declarando: "Todos tenemos un interés común".

    Pero los hechos reales de la lucha de clases dicen lo contrario.

    Las transformaciones del "mejor alcalde" Pascual Maragall

    Pascual Maragall, hizo transformaciones de infraestructuras en Barcelona convenientes para el capital monopolista español, y la distribución de tráfico europeo desde Europa al resto de España, como fueron las Olimpiadas y el estratégico Nudo de la Trinitat, vigilado éste nudo de autopistas clave desde una macro comisaria zonal en la calle Aiguablava de la Trinitat, con estructura maciza de hormigón armado calculada para soportar movimientos sísmicos, según las especificaciones técnicas, decidida durante el gobierno de Felipe González y terminada de construir a mediados de los 90.

    Dicha macro comisaría comenzó a ser construida inmediatamente después de los primeros cortes de tráfico en la Meridiana y en el mismo Nudo de la Trinitat de los vecinos del barrio Trinitat Vella, convocados por su entonces combativa A.VV. después de que ganáramos en elecciones a junta, mediante sufragio universal del barrio, a los dependientes del "ayuntamiento de izquierdas" del PSC-PSOE e IC. La esquina edificada en forma de flecha de la gran comisaria señala precisamente el sitio donde tenían lugar la mayor parte de los cortes de tráfico (salida de la Ronda de Dalt en Via Favencia/Carrer Andreu i Abelló).



    Diseño en forma de flecha de la macro comisaría zonal
    Aiguablava que marca la dirección exacta en línea recta
    los cortes de tráfico de los vecinos en el Nudo.


    Pascual Maragall también elevó a un nivel superior la especulación heredada de su compañero de partido, Narcis Serra. Éste fue coautor del Plan de la Ribera franquista de los grandes propietarios en 1976, echado atrás por las luchas de las AA.VV. y ascendido después de ser alcalde a ministro de Defensa (de la Guerra) y últimamente impune saqueador de capitales en Caixa Catalunya rescatada con 22.000 millones de euros de nuestros impuestos.

    Narcis Serra, a diferencia de Rodrigo Rato con Bankia, ha sido protegido hasta ahora por haber sido colaborador necesario junto a Felipe González del GAL en los años 80 y de la impunidad de las violaciones, mutilaciones y asesinatos de las niñas de Alcàsser en 1.992 por poderosos criminales monopolistas, siendo Serra vicepresidente del Gobierno.

    Pascual Maragall consiguió a través de sus sobornos a muchos dirigentes vecinales, doblegar la resistencia popular a múltiples recalificaciones en connivencia con el poder de los bancos y sus empresas de tasación, origen de la actual estafa-crisis en España. Todo ello con la colaboración del PSUC, posteriormente ICV-EUiA, y ERC.

    Ada Colau además de activista de PAH, también ha sido miembro de la junta de la FAVB (Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona) que significativamente prohíbe el sufragio universal en los barrios para votar a las juntas en las Asociaciones de Vecinos, "porque no es legal al ir en contra de los Estatutos" en palabras de dirigentes y "asesores legales" de la FAVB, compañeros de Ada Colau como Pep Ortiz, coordinador de Nou Barris.

    En contraposición a sus elogios a Pascual Maragall, Ada Colau definía a Trías, actual alcalde de CiU "el peor alcalde". De esa manera establecía como enemigos principales a CiU y PP y dejaba implícitamente como posible aliado al PSC-PSOE. Y lo que es peor, rodeaba con una aureola a uno de los principales representantes políticos monopolistas del estado.

    Pascual Maragall, como dirigente del PSC-PSOE, fue el artífice en Catalunya del descabezamiento pacífico mediante el soborno del movimiento de lucha popular en los barrios que representaban desde los años 70 las Asociaciones de Vecinos. Aprovechando las primeras elecciones a ayuntamientos y la ilusión de que la "izquierda" a través de ellas podía promover el cambio social, Pascual Maragall, desde que asumió la alcaldía de Barcelona en 1.982, estableció pagos a determinados presidentes de las Asociaciones de Vecinos, con pasado más "conflictivo", designación de puestos de trabajo en organismos "públicos", pisos de protección oficial para los "conversos" y sus familias, etc.

    A ello le ayudó bastante su pasado político y el de su hermano Ernest, durante la última etapa del franquismo, como miembros del Front Obrer de Catalunya (FOC) organización perteneciente al FLP, llamado popularmente Felipe. En tal organización militaban los que serían posteriormente dirigentes del PSC-PSOE como Pascual Maragall, su hermano Ernest e Isidre Molas, futuros dirigentes de CDC como Miquel Roca i Junyent, y futuros dirigentes de la izquierda revolucionaria como Manuel Gracia y Daniel Cando que después dirigirían el Partit del Treball de Catalunya (organización catalana del Partido del Trabajo de España, la organización marxista leninista con más influencia en el movimiento obrero de la Europa occidental durante los años 70). Todos ellos cambiaron de trinchera en la lucha de clases por la buena vida que el estado reformado del franquismo les ofrecía.

    La desactivación mediante el soborno del movimiento popular de las Asociaciones de Vecinos fue parejo al que se realizó con el movimiento sindical. Pero en los barrios, el gran capital no puede amenazar con el despido, su principal arma represiva, y por tanto, no tenía tan fácil organizar la división y el control del pueblo, como en las fábricas con la división de diversos sindicatos. Por ello, en las AA.VV. establecieron estatutos dotando a los socios del poder exclusivo a decidir especialmente la elección de las juntas directivas, para poder impedir los procesos asamblearios plenamente abiertos que habían sido la norma en los inicios de la lucha popular de las AA.VV., en los casos en que elementos revolucionarios participaran en las juntas de las AA.VV., como así sucedió en diversos barrios.

    Este aletargamiento mediante el control y el soborno de las AA.VV., donde anteriormente participaban todos los sectores populares con iniciativas sectoriales reivindicativas y de lucha, posibilitó que el estado impulsara miles de entidades "autónomas" unas de otras, con la importante colaboración del movimiento anarquista debido a su consideración de que las Asociaciones de Vecinos habían sido una creación del "estalinismo".

    Los dirigentes y militantes del PSC-PSOE que no pudieron acceder a cargo político remunerado y muchos otros que anteriormente habían sido militantes del PSUC, PTE, ORT, MC o BR, tuvieron inmediato acceso a puestos de trabajo en empresas como Renfe, Correos, Telefónica, Mercabarna, Adigsa, multiples ONG's y Fundaciones, o en los propios distritos municipales. Estos nuevos Padrinos del Poder captaron a individuos de las siguientes generaciones, creando la continuidad histórica de la Mafia del Estado hasta nuestros días, en la que juegan un papel importante como liberados sindicales partidos como el PCC e ICV y adaptando la lucha reivindicativa para que esta no rompa el marco y los instrumentos que son pilares esenciales del sistema monopolista: Aparato del Estado, incluidos sus instituciones y medios de comunicación, el sistema de poder absoluto del oligopolio financiero y la política internacional pro imperialista.

    Las organizaciones monotemáticas impiden conocer a los partidos que representan al enemigo principal

    Pascual Maragall, fue uno de los artífices principales de ese trabajo de la clase monopolista que hizo retroceder durante decenios el conjunto de la lucha popular en una ciudad tan importante como Barcelona. La dirigente de Barcelona en Comú, al igual que Podemos o la ERC de Oriol Junqueras y otros muchos líderes, desconocen realmente el carácter de clase del PSC-PSOE porque no han tenido hasta ahora conocimiento empírico propio de luchas en las que las masas dirigidos por ellos se hayan tenido que enfrentar a dicho partido, ni se han planteado nunca o incluso han boicoteado la transformación de las Asociaciones de Vecinos en embriones del Poder Popular.

    La lucha en V de Vivienda, la PAH o la de los okupas, incluso muchas luchas laborales meramente reivindicativas en el marco de la empresa, son luchas dirigidas por organizaciones monotemáticas, al igual que lo fueron la lucha contra la globalización, o la de los insumisos al servicio militar obligatorio. Incluso el enfrentamiento con los bancos para conseguir la alternativa de la Dacción en pago (borrar la deuda hipotecaria mediante entrega del piso), a pesar de su justa lucha, no puede permitir conocer el papel de un partido tan esencial en el mantenimiento del poder monopolista y sus instituciones como el PSC-PSOE.

    Solo una organización de masas unitaria en cada barrio que asuma la lucha múltiple y unitaria por todos los problemas que afectan al pueblo, donde esté la presencia del Movimiento Obrero, es decir, sólo una organización de masas unitaria que aspire a transformarse en embriones de poder popular en lucha contra las instituciones monopolistas, y en la que no se exija un carnet para decidir, como fueron en sus comienzos las AA.VV., permite conocer el verdadero carácter, maniobras y guerra sucia del PSC-PSOE u otros partidos de recambio, ante las exigencias populares. Solo ello puede articular una verdadera Unidad Popular que sirva como alternativa enfrentada a las Instituciones monopolista y sus representantes políticos, pues mientras las organizaciones de masas en lucha estén parceladas, serán derrotadas.

    Hoy, sin embargo la inmensa mayoría de las AA.VV. se limitan a acciones testimoniales siempre con permiso de la Guardia Urbana, sin plantearse jamás acciones como cortar junto a las masas el Nudo de la Trinitat y otras ocupaciones masivas, realizadas hace algunos años. Y las Federaciones como la FAVB están convertida en gendarmes para impedir que los revolucionarios subviertan a las juntas dependientes del sistema y conviertan las Asambleas Populares en cada barrio en el embrión del poder popular.

    Quienes nos hemos enfrentado junto a los vecinos tanto a las instituciones controladas por el PSC-PSOE como por CiU, sabemos que el PSOE es hoy junto el PP representante del poder monopolista más reaccionario, capaz de utilizar el terrorismo de estado y el boicot de sobornados del barrio, como algunos hemos sufrido durante 5 meses durante el año 2.000 en la A.VV Trinitat Vella, bajo el mandato del PSC-PSOE, en la figura del alcalde y posteriormente ministro, Joan Clos, al que Pascual Maragall cedió n 1997 la alcaldía como sucesor.

    La confusión acerca del enemigo principal tiene más consecuencias, como es la actitud de Barcelona en Comú (donde participan Podemos, ICV-EUiA y Proceso Constituyente) sobre el proceso soberanista de Catalunya, oponiéndose a él y dejando la puerta abierta a una reedición de gobierno municipal al estilo "tripartito" con el apoyo de los monopolistas del PSC-PSOE. Ello les convertiría en títeres de los representantes de los monopolios PP-PSOE-Ciudadanos y del aparato del estado, al transformar el derecho de autodeterminación, que algunos de ellos proclaman, en algo testimonial, en un simple cuadro colgado en la pared.

    No hay cambio social mientras el poder real lo detente el capital monopolista

    La izquierda alternativa plantea una serie de reivindicaciones que en esencia suponen el reparto de la riqueza y del trabajo. Colocar como aspecto central de los objetivos estratégicos una política de confiscación y reparto igualitario de lo requisado puede ser muy atractivo en un primer momento, pero no puede garantizar el bienestar del conjunto de la población de forma sostenida.

    En primer lugar, la izquierda alternativa debiera responder cómo podrá aplicar medidas de cambio sustancial manteniendo al mismo tiempo el poder financiero, oligopólico, el aparato del estado represivo, la sumisión a la OTAN y poderes imperialistas, etc. Algunos aluden a la experiencia venezolana, sin embargo ¿dónde está en España un sector militar revolucionario como el que hizo posible los gobiernos de Hugo Chaves y Maduro? Habría que responder también a cómo puede ser que donde hay una burguesía nacional catalana incluso más potente que la venezolana enfrentada al estado, se pueda conseguir el proceso de cambio boicoteando al mismo tiempo la posible independencia de Catalunya, la nación de España donde hay una burguesía nacional incorporada al único proceso actual de carácter progresista que puede romper con el estado neofranquista español actual.

    En segundo lugar, el desarrollo económico y social no puede centrarse únicamente en las primeras medidas de redistribución de la riqueza y reparto del trabajo, sino que debe orientarse esencialmente a la investigación y desarrollo durante largo tiempo para disminuir progresivamente la absoluta dependencia actual. ¿Cómo hacerlo sin quitar a los bancos privados el poder de la financiación necesaria para ello?.

    También debe aplicarse el criterio de distribución marxista de "a cada cual según su trabajo". Los trabajadores que en el pasado han trabajado obligatoriamente para enriquecer a una minoría, entenderán perfectamente que con mucha mayor razón lo habrán de hacer con mayor dedicación en beneficio de sí mismo y del conjunto de la sociedad.

    Es más cómodo depender de un padre que emanciparse. Pero tal comodidad es la propia negación del progreso humano. Cuando un pueblo, una vez liberado de los explotadores, se ha dejado llevar por la apatía laboral con el pretexto del "apoyo internacionalista" de otro país, cuando éste ha faltado, ha debido afrontar grave crisis debido a no estar acostumbrada su población al esfuerzo e iniciativa diarios.

    No se puede inculcar en las masas la idea de que con un nuevo poder popular estarán cubiertas todas las necesidades populares, sin explicitar claramente las condiciones prácticas y reales. Y estas pasan en primer lugar por el entusiasmo y dedicación de las masas en la producción de su trabajo, que es la base esencial e imprescindible de un nuevo estado popular. Si es bien cierto que los bienes no caen nunca del cielo, ello es más cierto aún en una situación de combate contra las fuerzas reaccionarias internas, de España, de la UE y EEUU.

    En tercer lugar, la izquierda alternativa, después de un tortuoso proceso de unidad de acción en luchas concretas, hoy día se ha aglutinado principalmente mediante ofertas electorales y su participación en tertulias de los medios de comunicación monopolistas, sin embargo, la experiencia actual demuestra que los mismos que tienen el poder de erigir iconos pueden echarlos abajo cuando mejor les interese.

    La fuerza popular solo puede ganar si en cada barrio si hay una base organizada estable de la población normal y corriente en las AA.VV. abiertas, combativas y unitarias y no solo una base organizada de su vanguardia duplicada en "círculos", "plataformas", "colectivos", "frentes" de cada partido y cada ideología.

    En los años 30 del siglo pasado, en España, las fuerzas populares unieron sus fuerzas en torno a una candidatura electoral. El Frente Popular se planteó medidas antioligárquicas que atentaban contra el corazón de los intereses de clase del capitalismo español y su alianza histórica con el feudalismo nacional-católico. Sin embargo, el Frente Popular a nivel de base prácticamente no existía. Incluso el propio Ejército Popular republicano solo se constituyó tres meses después del alzamiento fascista, cuando un tercio del territorio español ya estaba en manos del fascismo.

    Hoy, ese mismo fascismo, no se manifiesta como hace 80 años, cubierto como está con la máscara del parlamentarismo constitucional del 78, pero sigue detentando el poder absoluto y gracias a sus jueces, policías y medios de comunicación, utiliza como marionetas, ascendiendo y descendiendo a las fuerzas políticas que creen haber inventado el Mediterráneo haciendo tabla rasa del pasado revolucionario de las masas en Catalunya y España.

    Hay que aprender de los errores y limitaciones del pasado porque quien desconoce el pasado no puede construir el futuro. No se puede proponer un objetivo, si no se tienen claros los medios para hacerlo posible. El sentimentalismo, el romanticismo y el pacifismo burgués son lacras que el sistema capitalista imbuye en las mentes de los ciudadanos para hacer posible que solo sea aceptada como normal la falta de escrúpulos, la atrocidad y la violencia del gran capital.

    La "horizontalidad", es decir, el funcionamiento asambleario de democracia directa, debe ser norma en las organizaciones de masas, como siempre fue en la lucha antifranquista, pero no puede excluir el centralismo democrático en la existencia del Partido Comunista como partido de vanguardia en su seno.

    Tarde o temprano la vanguardia revolucionaria si quiere cambiar la sociedad habrá de hacerlo desde los cimientos. El edificio estatal del capital monopolista ha de ser demolido y han de ser construidos nuevos cimientos y esa firme base, en España y Catalunya, no pueden ser inventos duplicados de cada partido o personajes del momento, sino las Asambleas Populares unitarias y abiertas de las Asociaciones de Vecinos en los barrios, una vez eliminados de las direcciones de éstas y sus Federaciones los residuos de aristocracia obrera sobornada que impiden el derecho a decidir de cada barrio en la elección abierta de sus representantes y sus luchas.

    Ese poder popular ha de ser construido desde ahora, precisamente para deslegitimar en vez de fortalecer en cada acción de masas, las instituciones y aparato coercitivo del poder monopolista y sus partidos. Quien sueñe en dirigir el proceso de cambio, dejando intactas sus instituciones y su aparato estatal, dependiendo de sus medios de comunicación, de su justicia, de su policía y de su ejército, llevará al pueblo a un nuevo fracaso.

    Para impedir y transformar el fracaso en éxito, la construcción de un Partido Comunista que hoy no existe como tal, unido a la construcción de los embriones del poder popular en las Asambleas Populares de las Asociaciones de Vecinos de cada barrio, son la condición indispensable.

    http://www.socialismocientifico.com/el-reconocimiento-de-las-instituciones-monopolistas-llega-a-la-izquierda-alternativa.html

      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 5:40 pm