Los resabios de la CNU siguen actuando

    Comparte

    pablo13
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 810
    Reputación : 968
    Fecha de inscripción : 07/06/2014
    Edad : 25
    Localización : Argentina

    Los resabios de la CNU siguen actuando

    Mensaje por pablo13 el Mar Abr 14, 2015 4:27 am

    Raúl Campañaro, distribuidor del libro sobre los crímenes impunes de la Concentración Nacional Universitaria, denuncia ataques y una causa policial armada en su contra. Aunque los veteranos de esa patota de la derecha peronista se camuflaron e incluso algunos hoy trabajan con el kirchnerismo, la vieja CNU no pierde las mañas.

    La Concentración Nacional Universitaria (CNU) fue una patota parapolicial de la derecha peronista que, en los años previos a la dictadura, asesinó a decenas de militantes obreros y populares especialmente en La Plata y Mar del Plata. Muchos de sus miembros, después del 24 de marzo del 76, se integraron a los grupos de tareas genocidas. Terminada la dictadura muchos siguieron trabajando para el Estado, bajo todos los gobiernos, y otros se transformaron en prestigiosos profesionales.

    El número de torturadores y asesinos que integraron la CNU supera ampliamente el centenar. Pero a más de cuarenta años de sus crímenes sólo hay trece procesados que serán juzgados próximamente. Salvo unos pocos muertos, el resto siguen vivos y coleando con impunidad.

    Los periodistas Daniel Cecchini y Alberto Elizalde Leal militaron durante los 70 en el PRT, una de las organizaciones blanco de la CNU. Llevan años investigando y ya lograron reconstruir muchos de los crímenes de la banda e identificaron a varios de sus miembros. Tras publicar decenas de crónicas en el semanario Miradas al Sur, a fines de 2013 las compilaron y publicaron el libro “La CNU, el terrorismo de Estado antes del golpe”, que hoy forma parte del expediente.

    La editorial y librería platense De La Campana distribuye ese libro en todo el país. Por eso su dueño, Raúl Campañaro, su librería y sus amigos de “Como la Cigarra” de Mar del Plata sufrieron ataques y aprietes constantes. La Izquierda Diario habló con Campañaro sobre los atentados a las librerías, sobre una bizarra causa policial armada en su contra y sobre otras provocaciones de la derecha recibidas en estos años.

    - ¿Cómo fueron los ataques a las librerías?

    - Nosotros habíamos presentado el libro el 10 de diciembre de 2013 en La Plata y el 23 de marzo de 2014 en Mar del Plata, junto a la librería Como la Cigarra que organizó todo allá. Sin dudas a modo de advertencia entre diciembre del año pasado y febrero de éste nos rompieron las vidrieras de ambas librerías, lo que dista de ser meros actos de vandalismo ya que no robaron ni un libro ni nada de valor pese a haber podido hacerlo.
    En De La Campana fue un ataque un tanto elaborado, ya que fue en la madrugada del 7 al 8 de febrero y se las ingeniaron para meter un brazo de costado por un intersticio entre la persiana y la puerta vidriada, y con una baldosa romper el vidrio.
    Cuando hicimos la denuncia tuvo mucha repercusión en los medios. Hasta el Diario El Día publicó la noticia, siendo que está denunciado en el libro. Y bueno, la CNU era un grupo antisemita que se proponía matar a todos los judíos posibles, así que aunque sea por eso Kkaiselburd (dueño del diario) lo sacó. Es que a esta altura nadie quiere quedar pegado a CNU. Ni siquiera quienes tejieron alianzas con ellos.
    Y recibimos mucha solidaridad, tanto institucional como de clientes y de compañeros de militancia.



    Foto: Vidrieras rotas de De La Campana y Como la Cigarra

    Y a los pocos días apareció la Bonaerense en tu casa

    Sí. Yo vivo en el barrio El Rincón de Villa Elisa. El domingo 25 de febrero, a partir de un caso real de una chica de 16 años que se había perdido, me arman una causa en la Comisaría Décima. Supuestamente alguien hizo una denuncia acusándome de haber intentado secuestrar a esta chica, que es vecina, en una camioneta que casualmente tiene mi patente y con un cómplice. Pero no hay nada que pueda demostrar eso, yo no estaba en ese lugar a esa hora ni hay elementos de prueba posibles.

    ¿Quién hizo la denuncia?

    Todavía no tuvimos acceso al expediente para saber bien cómo se armó. Estamos esperando que la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, que recibió mi denuncia y designó a una persona para seguir el caso, acceda a todos los elementos y así nosotros poder saber más.

    ¿Cómo fueron los hechos que derivaron en el armado de esa causa?

    Yo ese domingo había ido a hacer ejercicios a un campo de la zona. Ahí encontré a una señora que me preguntó si no había visto a una chica de 16 años con tales características, a lo que le respondí que no. Me dijo que la policía no andaba por el lugar pero le contesté que yo había visto un patrullero pasar para los fondos, que si esperaba seguro iban a volver. Ahí nos despedimos y yo volví a mi camioneta, que la había dejado cerca.
    A eso de las 22, mientras cocinaba, aparecieron cuatro patrulleros frente a mi casa y me golpearon la puerta al grito de “¡salga!”. Salí, desorientado, y un tipo enseguida me encandiló con una linterna (después vi que además me apuntaba con el arma). Preguntaron si había alguien más en la casa, les dije que vivo solo y me repiten si estaba seguro de que no había nadie más. Entonces les dije que si querían pasar pasaran, aunque no fuera la manera. Mientras esperaban que apareciera alguien de testigo, por radio el jefe de calle que estaba ahí recibió la información de que habían encontrado a la chica perdida, que “está bien, que no la subieron a ningún auto, se había perdido y no le pasó nada”, según él mismo repitió en voz alta. Me pidieron millones de disculpas y se fueron.
    A los quince minutos cayó otro patrullero con la orden de llevarme a la comisaría, “para no tener problemas”. Les dije que el jefe de calle un rato antes había dicho que estaba todo aclarado. Al insistir en que los acompañe porque había una orden, busqué mis documentos y, por la hora, sólo se me ocurrió llamar a un amigo abogado para que me acompañe. Cuando llegamos dijeron que las cosas habían sido de otra manera, que había una denuncia donde se menciona a una persona con mis características físicas y a una camioneta igual a la mía y con mi patente. Que a la chica la quisieron secuestrar en esa camioneta y que uno de sus ocupantes le dijo que quería llevarla a vivir con él.
    Además de lo frágil la historia, quisieron que firme un acta sin darme copia, a lo que obviamente me negué. Nos tuvieron cuatro horas y media en la comisaría. Evidentemente quisieron usar a la piba para redirigir la acusación contra mí.

    ¿Y al otro día volvieron?

    El lunes a las 20 cayeron dos policías a informarme, verbalmente, que tenían otra denuncia contra mí por intentar secuestrar a un nene de entre cuatro y seis años que “era testigo del hecho del día anterior”. Asombrado por el disparate, los increpé preguntando qué me estaban diciendo y uno de ellos sólo agregó “no sé, me dijeron que le diga”. Antes de que se fueran, sacado, les dije que ellos venían a poner la cara pero que quienes lo mandaban son los “porongas” que se llevan la guita. Les dije que esto es político ya que edité un libro sobre el terrorismo de Estado donde participó la Bonaerense y la banda de delincuentes de uniforme que la dirige ahora los mandaban a apretarme. Y que los íbamos a denunciar. Ahí el cana me mira como diciendo “yo no tengo nada que ver, a mí me mandan”.

    Para Campañaro esa causa armada no tiene futuro, pero al mismo tiempo sabe que no puede descuidarse. “Esta chapucería se va a caer -afirma-, pero debe quedar claro que la comisaría Décima es capaz de armar causas. Acá intentaron tergiversar algo que existió, pero mañana pueden armarla bien (son expertos) y me plantan drogas o armas, o directamente me mandan a asaltar.”
    Y no lo dice hipotéticamente. Hace diez años, junto a varios vecinos hicieron desplazar al anterior comisario, Carlos Gómez, al comprobar que trabajaba en connivencia con una familia del barrio que le robó prácticamente a todo El Rincón.

    - A mí me vaciaron dos veces la casa. A tal punto era la impunidad que los mismos ladrones (una familia del barrio) te amenazaba con la policía. El padre de los que robaban era cuatrero y a su vez le domaba los caballos al comisario. Al final Gómez fue pasado a disponibilidad, no lo echaron. Y ahora sabemos que hay un grupo que se instaló hace unos tres años cerca de las vías del viejo ferrocarril y roba en el barrio con total impunidad, obviamente en arreglo con la seccional.

    Sin embargo esta causa armada parece tener un fin político

    Sí, por supuesto. Pero yo creo que, al tener tanta repercusión los ataques en las librerías, decidieron usar sus métodos habituales para que lo siguiente fuera algo más parecido a una causa de delito común. El armado de causas no es algo que decide un simple sargento por su cuenta, es algo que se define más arriba. Por eso hice la denuncia en la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia juntando los ataques a las librerías y esta causa falsa.



    Foto: Raúl Campañaro

    Los otros “setentistas”

    Los ladrones, torturadores y asesinos de la CNU, en su gran mayoría, siguen caminando por la calle y haciendo sus compras cotidianas. Algunos trabajan en el Estado y otros son profesionales de renombre. Casi todos tienen uno y mil lazos con el Partido Justicialista. Seguramente son dignos padres de familia y van a misa cada domingo a decirle a Dios que ellos se merecen el cielo y mucho más.

    El caso de Juan José Pomares es paradigmático. El “Pipi” (ése es su alias) fue uno de los más pesados de la patota. En su investigación, Cecchini y Elizalde Leal lo ubican en prácticamente todos los secuestros y crímenes comprobados. Sin embargo, hasta no hace mucho Pomares era un empleado privilegiado de la Legislatura bonaerense al servicio del Frente Para la Victoria.

    Varios años después de perpetrar crímenes atroces en sociedad con la Triple A y las fuerzas represivas estatales, a principios de los 90 el “Pipi” Pomares fue convocado para trabajar en el área de Desarrollo Social de la Municipalidad de La Plata. El dirigente Alberto “El Cabezón” Delgado, a pedido del intendente recién asumido, buscaba dotarse de gente “pesada” para lidiar con los punteros de la región. El intendente no era otro que el actual ministro de Justicia y Derechos Humanos kirchnerista, Julio César Alak, quien gobernó La Plata entre 1991 y 2007.

    Tras más de una década de integrar la guardia pretoriana del municipio platense, el “Pipi” se mudó a la Legislatura provincial y las pocas cuadras que separan un edificio del otro las recorrió de la mano del Frente Para la Victoria. En su nuevo refugio se convirtió en “asesor” del bloque se senadores kirchneristas, cargo que conservó hasta un año después de ser detenido y alojado en el penal de Marcos Paz.
    Hoy, junto a su secuaz Carlos “El Indio” Castillo, son los únicos dos detenidos y procesados por los delitos perpetrados por la CNU en La Plata.

    Pomares cayó en desgracia en julio de 2011, luego de que Cecchini y Elizalde Leal lo mencionaran reiteradamente en Miradas al Sur como partícipe directo en varios operativos. Sin embargo Gabriel Mariotto, presidente del Senado y vicegobernador de Daniel Scioli, se tomó un año para decidir si dar de baja o no. Finalmente en julio de 2012 Pomares dejó de “asesorar” (al menos formalmente) a la bancada kirchnerista.

    Raúl Campañaro lleva años editando documentos e investigaciones sobre las luchas populares de los años 60 y 70 y sobre las respuestas contrarrevolucionarias de las clases dominantes. De La Campana hoy es una referencia en la materia y por eso no es de extrañar que los “otros” setentistas, nostálgicos de la picana y los vuelos de la muerte, elijan a esta editorial como blanco de ataques.

    Vos atendés tu propio negocio, así que viviste en carne propia algunas de esas provocaciones

    Tuvimos muchas. Hace unos cuatro años vino un hombre pidiendo un libro que había sido escrito por el jefe de Prensa de la estación de la CIA en Buenos Aires en 1975. Después de decirle que estaba descatalogado y que quizás lo puede conseguir de saldo me dijo “no sabe lo importante que es para mí conseguir ese libro”. Antes de irse sacó una especie de carnet y dijo que tenía veinte años de inteligencia en la Federal.
    Unos años antes había entrado un tipo de unos setenta y pico de años. Me contó que solía jugar al ajedrez con Rodolfo Walsh en el Bar Rivadavia de La Plata. Y agregó como al pasar que en sus tiempos de personal de seguridad en Petroquímica Sudamericana jugaba con gente de Inteligencia de la Bonaerense y con el ingeniero Jasalik. Éste último era gerente de esa empresa y fue ejecutado por las Fuerzas Armadas Peronistas. Yo milité en el Peronismo de Base, que tuvo afinidad política con las FAP, así que esa visita fue como para decir “estamos acá”.

    Y hasta hubo gente de derecha que te propuso editarle libros. ¿Es cierto que Ceferino Reato quiso publicar Operación Traviata por De La Campana?

    Eso es más que una simple provocación. Ahí hay una operación de inteligencia más sutil y cuidada.
    En 2006 Reato todavía trabajaba en Télam y nos mandó el original de una biografía de Lula, con críticas por izquierda. Parecía más bien escrito por alguien del PSOL. Le preguntamos a quien nos había contactado con él y nos dijo que estaba bastante ligado a la Iglesia Católica. Y enseguida descubrimos que había sido vocero nada menos que de Esteban Caselli, el embajador de Menem en el Vaticano. Al final le devolvimos el original y lo publicó por su lado.
    Tres años después nos mandó Operación Traviata, que es sobre el asesinato de José Ignacio Rucci. Yo ni me imaginaba que era una maniobra funcional a la campaña del “Momo” Venegas y Claudia Rucci (hija de José Ignacio, NdR). Hábilmente el tipo nos mandó sólo dos capítulos, sobre la operación en sí y sin sus fundamentos políticos para restaurar la teoría de los Dos Demonios, que es lo que finalmente plantea en el libro que le publicó Sudamericana con una tirada de 50 mil ejemplares.

    También la hija de un coronel y hermana de un exagente de la SIDE

    Eso fue a fines de 2013. Soledad San Emeterio, una mujer de unos 40 años que escribe obras de teatro nos llama interesada en publicar una novela con nosotros, lo que nos resultó extraño porque no editamos literatura. La novela estaba bien escrita, era la historia (autobiográfica) de una familia de padre e hijo militares donde el coronel mayor es bruto y autoritario y falto de afecto y el hijo es algo más sensible. Eso sí, ambos militares quedan “salvados” por su honor y su servicio.
    Googleando consigo relacionar a esta mujer con otro San Emeterio, Eduardo Sinforiano, hijo del coronel Eduardo Romeo San Emeterio, quien fuera entrenado por los franceses en su Escuela Superior de Guerra y después hiciera el curso de contrainsurgencia en la Escuela de las Américas. Y a su vez Sinforiano, según denuncian organismos de derechos humanos, trabajó en la SIDE en la dictadura y después se recibió de abogado en la Universidad Católica. Hoy defiende a generales del Ejército procesados.
    Todo esto sucedía mientras estábamos terminando la traducción de “Escuadrones de la muerte, la escuela francesa”, de Marie-Monique Robin… Uno trata de no pensar conspirativamente y ser siempre realista. Pero el tipo de maniobras que realizaron contra nosotros son obvias.

    - ¿Qué otros reconocidos miembros de la CNU que están libres podés mencionar?

    - Y, uno es el prestigioso psiquiatra Miguel Ángel Maldonado, quien muy seguido es invitado a dar sus opiniones en programas de televisión. También están los dos hermanos y reconocidos abogados de La Plata, Jacek y Cristóbal Piechocki.
    En el Estado hay varios, además de Pomares. Uno trabaja en el Archivo General de la Nación. Hasta hay uno que, como estuvo acusado por los mismos militares por robo, tuvo la caradurez de tramitar una indemnización como si hubiera sido víctima de la dictadura.
    A mediados del 76 los militares obligan a la CNU a dejar de actuar por su cuenta e integrarse a los grupos de tareas. Ahí algunos miembros, más de clase media profesional, se fueron alejando y se integraron a la sociedad platense.

    Tan integrados están en La Plata (donde funcionaba el núcleo más numeroso de la CNU con unos 80 miembros operativos y una sólida periferia intelectual) que tras largos años y pese a toda evidencia investigativa, sólo hay dos detenidos: Castillo y Pomares.
    En Mar del Plata los presos son once, diez civiles y un exmilitar. Y tal vez por la cantidad de imputados y porque allí el juicio debe realizarse este año, se aceleraron los esfuerzos para dilatar los trámites. Lo último fue la recusación del fiscal federal Daniel Adler por parte del imputado Gustavo Demarchi. Recusación que hace pocos días rechazó el Tribunal Oral Federal.
    Desde la fiscalía de Adler le avisaron a Raúl Campañaro que lo citarán para dar testimonio sobre los ataques recibidos por “De La Campana” y “Como la Cigarra”, a esta altura sin dudas relacionados con los resabios de esas viejas patotas de la derecha peronista.

    http://www.laizquierdadiario.com/Los-resabios-de-la-CNU-siguen-actuando

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Los resabios de la CNU siguen actuando

    Mensaje por Razion el Mar Abr 14, 2015 4:55 am

    A Campañaro no lo están persiguiendo, él tiene delirios persecutorios y persigue a los militantes de izquierda, que los raja de su propia librería con acusaciones falsas y jodidas. Hay varios pibes que se lo fumaron, incluso un par de militantes del PO por si alguno quiere conocer más. Lo que fueron a la casa, posiblemente sea verdad, pero no por un hecho de persecución (lo mismo que el supuesto ataque). A los militantes trotkistas los acusa de ladrones, a los del PCR de servicios, a los del PRT de cagadores. La tiene contra cualquiera que no sea K. Un tipo verdaderamente conflictivo.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    pablo13
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 810
    Reputación : 968
    Fecha de inscripción : 07/06/2014
    Edad : 25
    Localización : Argentina

    Re: Los resabios de la CNU siguen actuando

    Mensaje por pablo13 el Mar Abr 14, 2015 5:28 am

    Bueno, pero mas allá de su posición critica a los troskos y demás sectores de izquierda (vaya paradoja que la nota se la hacen desde un medio trotkista) me parece que la denuncia es grave, mucho mas cuando lo quieren meter en una causa armada y lo asechan desde la propia policía. Yo me centro en el foco de la denuncia, sinceramente no puedo dar fe si es tan así como lo plantea o si exageró en algún aspecto, pero mínimo hay que prestar atención a este y a cualquier otro caso similar (que seguro los hay y muchos mas graves). Minimizar esta denuncia porque el tipo es crítico con algunos sectores de la izquierda (que tendrá sus motivos) es erróneo.(Al menos a mi criterio) ...

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Los resabios de la CNU siguen actuando

    Mensaje por Razion el Mar Abr 14, 2015 12:14 pm

    pablo13 escribió:Bueno, pero mas allá de su posición critica a los troskos y demás sectores de izquierda (vaya paradoja que la nota se la hacen desde un medio trotkista) me parece que la denuncia es grave, mucho mas cuando lo quieren meter en una causa armada y lo asechan desde la propia policía. Yo me centro en el foco de la denuncia, sinceramente no puedo dar fe si es tan así como lo plantea o si exageró en algún aspecto, pero mínimo hay que prestar atención a este y a cualquier otro caso similar (que seguro los hay y muchos mas graves). Minimizar esta denuncia porque el tipo es crítico con algunos sectores de la izquierda (que tendrá sus motivos) es erróneo.(Al menos a mi criterio) ...

    No entendés, no la minimizo por que es crítico con ... sino porque es chamuyo (la ventana no se la rompieron, la cana no lo está persiguiendo). No se puede permitir que cualquiera haga denuncias de persecución para vender más. Si no te diste cuenta, lo sé por cercanía.

    Cuando vos rajás a alguien por pertenecer a una corriente política no estás siendo crítico sino ejerciendo como un explotador más. ¿Además donde dije que era crítico con algún sector de la izquierda? La palabra crítica no se aplica a lo que mencioné (el tipo denuncia y agrede militantes simplemente por su condición, no es que lleva a cabo discusiones políticas al respecto).


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    gatopardo2015
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 774
    Reputación : 789
    Fecha de inscripción : 26/12/2014

    Re: Los resabios de la CNU siguen actuando

    Mensaje por gatopardo2015 el Mar Abr 14, 2015 1:32 pm

    Fuera Milani

    Contenido patrocinado

    Re: Los resabios de la CNU siguen actuando

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:16 am


      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 11:16 am