Sobre la izquierda bolchevique

    Comparte

    inmundo
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 459
    Reputación : 487
    Fecha de inscripción : 29/07/2011
    Localización : Argentina

    Sobre la izquierda bolchevique

    Mensaje por inmundo el Sáb Feb 28, 2015 11:43 am

    Sobre la izquierda bolchevique

    Michel Olivier
    LA IZQUIERDA BOLCHEVIQUE Y EL PODER OBRERO
    1919-1927


    Presentación
    Léonard Schapiro comienza su libro Les bolcheviks et l’opposition1 escribiendo: “es sorprendente que, por lo que yo sé, la historia de la oposición política a Lenin jamás ha sido objeto de un estudio completo y detallado”2. Es cierto. Él comenzó este trabajo, pero ¿por qué se queda en 1922? De hecho, se detiene cuando cree que el poder ya no puede ser puesto en tela de juicio por las oposiciones, especialmente después de una medida que pesa fuertemente y más que otras, la prohibición de las fracciones internas en el Xº Congreso del partido comunista (marzo de 1921) y en un momento en que el poder también ahogará en sangre la rebelión de Cronstadt. Es una cierta visión institucional de la historia, la de los que tienen el poder y que han conseguido imponer el suyo. Por lo demás, él lo escribe en su conclusión: “Muchos de ellos (los dirigentes bolcheviques) aún debían rebelarse en 19233 cuando descubrieron que, en realidad, se había tratado de consolidar el dominio del aparato central del Partido. Pero entonces, como otras veces, era demasiado tarde.”4 Desde nuestro punto de vista, la historia no la hacen únicamente los vencedores. Hay victorias que revelan ser derrotas. Para el movimiento obrero, que sólo ha conocido una lista impresionante de derrotas, lo que siguió a la revolución en Rusia, a saber, la constitución de un Estado imperialista considerado generalmente como una victoria, se analiza como una terrible derrota. Por el contrario, la lucha de la izquierda bolchevique, así como sus ideas, revelan ser hoy muy fecundas a pesar de la sucesión de derrotas en aquella época: fracaso de la revolución en Alemania, en Hungría, masacre de la revuelta de los obreros de Cronstadt, etc. Queda, pues, por escribir su historia.

    Así, este desconocimiento no se detiene en el período de la vida de Lenin. Para muchos protagonistas comunistas de la época, los debates en el partido ruso comienzan con la “Declaración de los cuarenta y seis ‘viejos bolcheviques’” del 15 de octubre de 1923, entregada al buró político del partido. En este documento estos últimos critican severamente la política económica, pero con más firmeza aún el régimen interior del partido.

    “El partido ha dejado de ser en una medida considerable una colectividad independiente viva (...) Se observa una división creciente entre una jerarquía de secretarios (...), los funcionarios del partido reclutados por arriba, y la masa del partido que no participa en su vida común.” (Boletín comunista, nº 32-33, 1933)

    Este desconocimiento, a escala internacional, por parte de los miembros de los partidos comunistas nacionales es extraordinario en aquella época; no era costumbre discutir sobre la situación del partido ruso en el interior de la Internacional comunista (IC). ¡Extraño en internacionalistas! ¡Los asuntos rusos son el coto privado de los rusos! Así, Bordiga5 se levantó fuertemente contra esta regla en el transcurso de una disputa política muy seria con Stalin el 22 de febrero de 1926 (en el 6º Ejecutivo ampliado de la IC) sobre el derecho de la Internacional a discutir la cuestión rusa. En este Ejecutivo, Bordiga se opone a, y critica asimismo de modo vehemente, la teoría del “socialismo en un solo país”.

    Como consecuencia de la regla que exige que no se discuta la cuestión rusa, se comprende fácilmente que los miembros de la Internacional no hayan tenido conocimiento de las disensiones en el interior del partido comunista ruso sino cuando Trotsky comenzó su combate. Por esta razón, las fracciones y las corrientes en el interior del partido ruso siguen siendo aún hoy, para buen número de observadores e historiadores de Rusia, un asunto que se reduce a la Oposición trotskista.

    Trotsky mismo ha contribuido a esta interpretación al calificar la Declaración de los cuarenta y seis ‘viejos bolcheviques’ del 15 de octubre como la declaración de “la Oposición de 1923”. Nada es más simplista. Esta declaración es independiente de la carta que Trotsky escribió el 8 de octubre de 1923 al buró político, aun cuando un gran número de amigos políticos de este último la suscribieron.

    Mientras que la mayoría de los cuarenta y seis firmantes son antiguos comunistas de izquierda de la fracción de 1919 que, en su mayoría, habían reanudado el combate político desde diciembre de 1919 dentro del grupo del “centralismo democrático”, es decir, al menos 16 por lo que conocemos y muy frecuentemente, en aquella época, contra las posiciones de Trotsky.

    El trabajo que presentamos es continuación del libro publicado por los editores del Colectivo Smolny que trata de la fracción de los comunistas de izquierda en Rusia en 1918 y, más especialmente, del debate sobre las medidas económicas y sociales del período de transición. Con esta publicación de documentos de los comunistas de izquierda de 1921 a 1929 aportamos al lector la materia bruta poco o nada conocida aún hoy sobre las divergencias y las luchas en el interior del PC ruso.

    Somos conscientes de que nuestro trabajo es todavía incompleto y esperamos que hará surgir émulos. Hemos querido reagrupar los textos importantes que han sido publicados en francés, en su mayoría de forma dispersa y en diferentes épocas, en numerosas publicaciones frecuentemente confidenciales.

    Seguir leyendo:
    http://www.edicionesespartaco.com/libros/izquierdabolquevique.pdf

    Danny_MP
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 32
    Reputación : 34
    Fecha de inscripción : 25/02/2015
    Localización : Madrid

    Re: Sobre la izquierda bolchevique

    Mensaje por Danny_MP el Sáb Feb 28, 2015 12:12 pm

    Que penita todo...

    inmundo
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 459
    Reputación : 487
    Fecha de inscripción : 29/07/2011
    Localización : Argentina

    Re: Sobre la izquierda bolchevique

    Mensaje por inmundo el Mar Mar 03, 2015 10:20 pm

    Extracto:
    "Durante todo el año de 1918 las disensiones incubaron. Lenin se había pronunciado en mayo-junio de 1918, en el Primer Congreso de los Consejos económicos, a favor de la disciplina en el trabajo” y la “gestión por un solo hombre” y la necesidad de emplear especialistas burgueses en las empresas. Ossinsky y Smirnov, apoyados por numerosos delegados de provincia, exigían “una administración obrera... no sólo desde arriba, sino también desde abajo”. Una subcomisión del congreso aceptó una resolución para que los dos tercios de los representantes que tomasen asiento en el consejo de administración de las empresas industriales fuesen elegidos entre los obreros8, lo que puso furioso a Lenin. En sesión plenaria hizo “corregir” la resolución decidiendo que, como máximo, fuese elegido un tercio del personal dirigente. En ese momento se produjo una escisión en el seno de los comunistas de izquierda. Radek estaba dispuesto a aceptar “la gestión por uno solo” a cambio de los decretos de nacionalización de junio de 1918 que, a sus ojos, garantizaba el régimen e inauguraba el “comunismo de guerra”. Bujarin también dejó el grupo. Las ideas del grupo continúan teniendo eco y debían resurgir con el nuevo grupo de los Demócratas centralistas. En efecto, el Centralismo democrático se forma de nuevo en torno a Ossinsky, Sapronov, Smirnov, Massimovsky, Kossior, etc., sobre las mismas cuestiones de la defensa de la democracia obrera contra la creciente militarización del régimen. Además, continúan protestando contra el principio de “la dirección única” en la industria y defendiendo el principio colectivo o colegial como “el arma más eficaz contra la división en compartimientos y la asfixia burocrática del aparato de Estado”. (Tesis sobre el principio colegial y la autoridad individual). Al tiempo que reconocen, como ya lo habían hecho en su periódico Kommunist de 1918, la necesidad de utilizar especialistas burgueses en la industria y en el ejército, ponen el acento sobre todo en la necesidad de poner a estos especialistas bajo el control de la base: “Nadie discute la necesidad de emplear especialistas; la discusión es: ¿cómo se los emplea?” (Sapronov, citado por Daniels, The Conscience of the Revolution, p. 109).
    Vuelven a repetir también, como lo habían afirmado desde 1918, la necesidad de volver a dar vida a los consejos obreros (soviets). Se rebelan contra la pérdida de iniciativa de los consejos obreros locales y sugieren reformas que tienen como objetivo revitalizarlos como órganos efectivos de la democracia obrera. Así, en el transcurso de una conferencia del P. C. que se había reunido en diciembre de 1919 y que se preocupaba de la estructura del Estado, Sapronov consiguió, a pesar de la oposición de Vladimirsky9, que era el portavoz oficial del partido, hacer que se adoptase su proyecto de resolución que preveía modificaciones en la composición del Comité ejecutivo central a fin de hacerlo más representativo, así como reformas destinadas a devolver un poder efectivo a los comités ejecutivos de los soviets locales. Igualmente tuvo lugar un largo debate a propósito de los proyectos respectivos de Vladimirsky y Sapronov en el seno de una comisión del VIIº congreso de los soviets reunido inmediatamente después de la conferencia del Partido comunista; la resolución adoptada estaba basada en el proyecto de Sapronov y contenía la mayoría de sus mismas propuestas. Finalmente, la resolución se quedará en letra muerta.
    El VIIIº congreso del partido reunido en marzo de 1919 reorganizó su funcionamiento, con un buró político y un comité central así como con la creación de un buró de organización al tiempo que la política del “comunismo de guerra” conllevaba la movilización y el control de todos los recursos del país. En diciembre de 1919 Trotsky propone la militarización del trabajo, y es en este ambiente cuando se manifiesta la lucha de los Centralistas democráticos.
    En marzo-abril de 1920, el IXº congreso del P. C. está marcado especialmente por el debate con el Centralismo democrático10. El grupo denuncia la centralización y los métodos autoritarios del Comité Central que califica de “centralismo burocrático” y de “centralismo autoritario” y que relaciona con la gestión administrativa y económica del Estado11. Los centralistas democráticos condenan también la organización “tecnócrata” del trabajo con el principio, proclamado por Lenin, de la “dirección por una persona”, la edinonachal’ie. Reprochan a Lenin haber desviado el sentido de la fórmula centralismo-democrático desarrollando el autoritarismo jerárquico aprovechándose de la guerra civil y de los nuevos órganos creados. El IXº congreso les opondrá el principio superior de unidad al tiempo que decidía la creación de una Comisión de control para tener a raya los abusos de poder y el burocratismo."

    Contenido patrocinado

    Re: Sobre la izquierda bolchevique

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:15 pm


      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 11:15 pm